SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 26
TIEMPO DE NAVIDAD
                CICLO B




CELEBRAMOS QUE…




   “No teman, les traigo la buena noticia, la gran alegría
         para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David,
          os ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor”.
                                            Lucas 2, 10-11
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)



                          INDICE

Introducción

La Natividad de Jesús
           Objetivo
           Idea principal
           Lecturas bíblicas
           Reflexión
           Parábola
           Oración

La Sagrada Familia
           Objetivo
           Idea principal
           Lecturas bíblicas
           Reflexión
           Parábola
           Oración

Santa María Madre de Dios
          Objetivo
          Idea principal
          Lecturas bíblicas
          Reflexión
          Parábola
          Oración

Epifanía
           Objetivo
           Idea principal
           Lecturas bíblicas
           Reflexión
           Parábola
           Oración

Bautismo
           Objetivo
           Idea principal
           Lecturas bíblicas
           Reflexión
           Parábola
                                                              1
           Oración




PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)




                                                              2




PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)




                                                              3




PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)



                       INTRODUCCIÓN


Después de la celebración anual del misterio pascual de la muerte y
resurrección de Cristo, la Iglesia venera con mayor devoción la memoria
de la Natividad del Señor y de sus primeras manifestaciones; esto es lo
que hace en el tiempo de Navidad.

Este tiempo encierra un conjunto de festividades que van desde las
primeras Vísperas de la Natividad del Señor hasta el domingo después
de Epifanía, en que se celebra la fiesta del Bautismo del Señor. A los
ocho días de Navidad se celebra la festividad de Santa María Madre de
Dios junto con la circuncisión e imposición del nombre de Jesús; dentro
de esta octava viene la fiesta de la Sagrada Familia. Todo este periodo
rememora la infancia y la vida oculta de Jesús, hasta su manifestación
al mundo en el Bautismo recibido e el Jordán en torno a la edad de
treinta años; vuelve así la figura de Juan el Precursor que en el
Adviento nos preparaba a recibir al Señor y que al final de su vida
escondida en Nazaret le apadrina y presenta como Mesías y Cordero
que quita el pecado del mundo.

Toda la festividad navideña es una continua epifanía: a los pastores, a
sus padres, a los magos y al pueblo de Israel, en la que Jesús de niño a
adulto va mostrando quién es:

   —   Hijo de David
   —   Príncipe de la paz
   —   Hombre como nosotros
   —   Salvador universal
   —   Hijo de Dios

En Navidad nos sentimos más hijos de Dios, más cercanos a aquel que
quiso hacerse partícipe de nuestra naturaleza mortal; y a ello ayuda la
lectura de la primera carta de san Juan que se hace en las misas
feriales. La caridad y la paz que Dios Padre nos muestra en el
nacimiento y la manifestación de su Hijo hacen también de estos días
un momento privilegiado para fomentar estos mismos sentimientos;
ninguna otra fiesta ha sufrido más un proceso de secularización que
ésta; todos celebran la Navidad, pero pocos saben por qué lo hacen.
Precisamente es la liturgia cristiana, con todo el conjunto de
celebraciones de estos días, la que puede dar cumplida respuesta a
tanto vacío moral.
                                                                           4
Al surgimiento de la celebración de Navidad han contribuido diversas
causas. El 25 de diciembre no es la fecha histórica del nacimiento de
Jesús, sino que fue elegido para suplantar en Roma la fiesta pagana del
   PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

«Nacimiento del sol invicto» con motivo del solsticio de invierno,
proponiendo a Cristo como luz que ilumina las naciones.

En estas fiestas navideñas del paso del 2011 al 2012 tienen una
motivación especial, cuando estamos celebrando el Año de la Familia
Hospitalaria San Juan de Dios. Para los cristianos, la familia es la
primera transmisora de la fe en el misterio de la Encarnación y del
Nacimiento del Hijo de Dios, que se renueva en la Iglesia cuando recibe
el Cuerpo y la Sangre de Cristo y la misma Iglesia Madre y Virgen da a
luz nuevos hijos por obra de la Palabra de Dios y del Espíritu Santo.




               LA NATIVIDAD DEL SEÑOR




Si en las misas de medianoche y
de la aurora se contemplaba
sobre todo el acontecimiento
mismo del nacimiento de Jesús,
en esta Misa del día se leen
textos que nos acercan a lo
profundo del misterio, a lo
invisible de la obra de Dios que
aquella historia manifiesta y vela
a la vez. De este modo, la
profecía y el salmo responsorial
proclaman la finalidad universal
de    la   Encarnación,     cuyos
beneficios no se restringen a un
solo pueblo. En el mismo tono
elevado, los prólogos de la carta
a los Hebreos y del Evangelio de
san Juan anuncian solemnemente las etapas de la salvación, que llegan
hasta el misterio del Verbo divino que «se hizo carne, y acampó entre
nosotros».


•   Objetivo

                     «CELEBRAMOS QUE…                                     5
          JESÚS HA NACIDO PARA TODOS LOS HOMBRES»



    PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

•   Idea principal

             ¿Qué nos quiere decir el evangelista san Lucas?
Jesús nació en Belén, muy lejos de Nazaret, aldea en que vivían María y
                                   José.
        No tuvo una cuna blanda, sino un pesebre lleno de paja.
  Jesús viene también para los más pobres, los enfermos, los que viven
lejos de su casa, los que son rechazados como los pastores en tiempo de
                                  Jesús.
 Hoy no hay muchos pastores, pero siempre hay muchas personas que
                            son rechazadas…


•   Lecturas bíblicas

       Isaías 52,7-10: Los confines de la tierra verán la victoria de
       nuestro Dios.
       Hebreos 1,1-6: Dios nos ha hablado por su Hijo.
       Juan 1,1-18: La Palabra se hizo carne, y acampó entre nosotros.


    LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 1, 1-18

En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y
la Palabra era Dios. La Palabra en el principio estaba junto a Dios. Por
medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se
ha hecho. En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres.
La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió. Surgió un hombre
enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para
dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él
la luz, sino testigo de la luz. La Palabra era la luz verdadera, que
alumbra a todo hombre. Al mundo vino, y en el mundo estaba; el
mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a su
casa, y los suyos no la recibieron. Pero a cuantos la recibieron, les da
poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre. Éstos no han
nacido de sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios.
Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos
contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de
gracia y de verdad. Juan da testimonio de él y grita diciendo:
«Este es de quien dije: "El que viene detrás de mí pasa delante de mí,
porque existía antes que yo"» Pues de su plenitud todos hemos recibido,
gracia tras gracia. Porque la Ley se dio por medio de Moisés, la gracia y
la verdad vinieron por medio de Jesucristo. A Dios nadie lo ha visto
jamás: el Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado
a conocer.                                                                      6
                                                            Palabra del Señor



     PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

•   Reflexión

Imagínate el nacimiento de un personaje importante: el hijo de un rey o
de una estrella de cine… ¿A quiénes se informa primero? Seguramente
que no a la gente sencilla y necesitada que «pasa la noche en el campo
para cuidar el ganado».

Aquí te das cuenta de que Dios piensa al revés que nosotros: él envió
sus mensajeros a los pastores que son los más humildes de la sociedad.
A ellos los rodeó de su gloria. Y esta pobre gente se queda asustada. Es
normal. ¡No comprenden nada de lo que les pasa!

A través de los textos bíblicos, se observa, con frecuencia, que el Señor
tiene una predilección especial por aquellos a quienes nadie quiere y
por los que son despreciados. Esto debería enseñarnos a mirar a
nuestro alrededor y a no interesarnos solamente por los privilegiados.

En el Evangelio no vemos a nadie más que a los pastores ponerse en
camino hacia el establo de Belén, la noche de Navidad. Sin embargo,
muchos belenes muestran cantidad de personajes que llegan de todas
partes a ver al Niño-Dios. Es una manera de decir que Jesús ha nacido
para todos los hombres, y esta es la imagen que queremos tener para
celebrar la Navidad. Si pudieses, ¿qué personajes añadirías tú a un
belén para mostrar que Jesús no rechaza a nadie?

Podemos estar alegres y esperanzados porque celebramos que Dios se
ha hecho hombre, se ha hecho débil, pobre, necesitado y al margen. Se
ha acercado a nosotros tanto que se ha hecho uno de los nuestros, «en
todo igual a nosotros menos en el pecado». Esto lo celebramos hoy,
especialmente, porque es Navidad, el día que recordamos que Dios se
reviste de entrañas de humanidad, de ternura, de humildad,…

La Palabra es medio de comunicación entre los hombres. Por medio de
ella entramos en diálogo con muchas personas. Ella nos posibilita a
acceder a conocimientos asombrosos, a sabidurías increíbles,
expresadas y vividas por hombres y mujeres de todos los tiempos. Por la
palabra nos revelamos a nosotros mismos y dejamos que otro revele
cuanto desea y quiera de sí. Por la palabra el mismo Dios entra en
diálogo con el hombre.

Juan dice que, en el origen del mundo, del cosmos, de la humanidad,
está la Palabra; es origen de todo; lo que dice hace. Para poder penetrar
en lo más íntimo del corazón del hombre, en su realidad más profunda,
esa Palabra se hizo hombre. El objetivo era rescatar al hombre
extraviado; volverlo a la comunión con Él, consolándolo y                   7
reconfortándolo en los momentos tristes, suscitando alegrías y gozos, ya
que para la felicidad los había creado.


    PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

La tienda de campaña de Dios entre los hombres se llamó Jesús de
Nazaret, que en una Navidad irrumpió con llanto de recién nacido en la
historia plagada de tinieblas que el mismo hombre se había construido.
Y su nacimiento fue luz para disipar esas tinieblas; fue vida nueva para
renovar ayer y hoy toda vida. Que este don y gracia nos humanice más,
para que el sueño de Dios lo hagamos, entre todos, realidad. Que
sepamos responder con prontitud, generosidad y fidelidad a su
propuesta.

¡Felicidades para todos!


•   Parábola

Carta de Jesús de Nazaret:

Querido amigo:

Como sabrás, nos acercamos nuevamente a la fecha de mi cumpleaños.
Todos los años, en cada casa, se hace una gran fiesta en mi honor y
posiblemente este año sucederá lo mismo.

Para esa noche, la gente hace muchas compras. La noche de mi
cumpleaños se dice en los anuncios, en la radio, en la televisión y en
todas partes... no se habla de otra cosa, y la gente se despide con el
deseo de que para todos sea una noche buena.

La verdad, que es agradable saber que, al menos un día del año, las
personas piensan un poco en mí. ¿A que a ti también te pasa con tu
cumple?

Lo que está ocurriendo últimamente es que hay gente que parece que
no saben ni lo que celebran. Se reúnen, se divierten mucho, pero no
saben de qué se trata.

Recuerdo por ejemplo el año pasado, estábamos en una casa en esta
noche de mi cumpleaños, había cosas muy deliciosas en la mesa, todo
estaba decorado, y recuerdo también que había muchos regalos. Yo
naturalmente estaba allí pero es que… ni me hacían caso. La fiesta era
para mí y me dejaron al margen... y yo quería compartir la mesa con
ellos.

Preferí estar sin hacer ruido, y me quedé en el rincón. Estaban todos
bebiendo, había algunos ebrios contando chistes, carcajeándose. Lo
estaban pasando en grande, menos mal.                                      8

Para colmo, llegó un gordo vestido de rojo, de barba blanca y gritando
¡jo-jo-jo-jo! Parecía que había bebido de más. Se dejó caer pesadamente

    PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

en un sillón y todos los niños corrieron hacia él, diciendo: Papá Noel,
Papá Noel... ¡Como si la fiesta fuese en su honor!

¿Qué sentirías si el día de tu cumpleaños se hicieran regalos unos a
otros y a ti no te regalaran nada? Comprendí entonces que yo sobraba
en esa fiesta, salí sin hacer ruido, cerré la puerta y me retiré.

Te digo que no sé si cada año que pasa esto va a peor; la gente sólo se
acuerda de la cena, de los regalos y de las ropas, y de mí nadie se
acuerda.

Por eso te escribo, porque quisiera que esta Navidad me permitieras
entrar en tu vida. Como muchos no me hacen sitio en su fiesta, voy a
organizar la mía propia. Todavía estoy haciendo los últimos arreglos,
estoy enviando muchas invitaciones y quiero contar también contigo, tú
eres importante para mí; sólo quiero que me digas si piensas asistir, te
reservaré un lugar, y escribiré tu nombre con letras de oro en mi gran
libro de invitados. En esta fiesta no habrá más que invitados con tarjeta
de invitación, y se tendrán que quedar afuera aquellos que no contesten
a la invitación hecha.

Prepárate, quiero contar contigo. Hasta pronto...

Tu amigo,

Jesús de Nazaret


•   Oración

              Gracias, Padre, por el regalo de la Navidad.
                   Gracias por nacer entre nosotros.
             Gracias por quedarte para siempre en Jesús.
         Gracias por la noche en que la oscuridad se hizo luz.
        Gracias por la noche en que el egoísmo da paso al amor.
                      Queremos caminar en tu luz.
            Luz de Vida en medio de la cultura de muerte.
                  Luz de Amor entre tantos egoísmos.
                Luz de Paz entre divisiones y fronteras.
                 Que tu Espíritu de Amor nos ayude,
                        y sepamos dejarle nacer
                       siempre en nuestro hogar
                           como María y José.
                                 Amén
                                                                            9




    PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)



                   LA SAGRADA FAMILIA




                                       Esta fiesta nos lleva a la
                                       intimidad de aquella santa
                                       familia en que se desarrolló el
                                       Hijo de Dios hecho hombre; es
                                       una fiesta de reciente creación
                                       que tiene como finalidad evocar
                                       las virtudes domésticas que
                                       reinaban en el hogar de Jesús:
                                       fidelidad, trabajo, honradez,
                                       obediencia,   respeto    mutuo
                                       entre los padres y el hijo… y
                                       pedir que sigan teniendo
                                       vigencia en nuestras familias.

                                          No podemos decir que los
                                          valores familiares cristianos
                                          sean los que se promueven
como prioritarios por parte de muchos movimientos sociales
contemporáneos. Por todo ello es conveniente recordar en esta fiesta
algunas palabras del Hno. Donatus Forkan: «Sólo juntos podemos
entrar con un “NOSOTROS” en el corazón de la Hospitalidad
juandediana. El hecho de considerarnos una Familia y de trabajar
juntos como tal, nos abre una enorme cantidad de posibilidades para la
misión en la que estamos todos comprometidos. En lugar de luchar por
sí solos, los Hermanos, unidos con decenas de miles de Colaboradores
que comparten con ellos el sueño y la visión de Juan de Dios, tienen un
sinfín de posibilidades de hacer el bien. En nuestra misión nos
sostienen los miles de bienhechores, voluntarios y amigos que también
son miembros de nuestra Familia. Muchos de ellos aportan su tiempo,
otros donan una parte de sus ganancias, y otros rezan continuamente
por el éxito de la misión y por las personas a quienes está dirigida».

La Navidad es un momento privilegiado para que apliquemos estas
palabras Hno. Donatus y transmitamos y hagamos crecer nuestra
misión de hacer el bien como Familia hospitalaria, recordando juntos lo
que Dios ha hecho por nosotros, celebrando y rezando juntos para que      10
también nuestros centros se llenen de su luz y podamos atraer a
quienes necesitan la claridad de la fe y de la esperanza, a quienes no
ven claro el sentido y destino de sus vidas y de sus familias.

   PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)



•   Objetivo

                   «CELEBRAMOS QUE…
      ENCONTRAMOS UN LUGAR EN LA FAMILIA HOSPITALARIA»


•   Idea principal

                          La familia hospitalaria,
            es un lugar privilegiado del encuentro de caridad.
                               Un encuentro
       que genera felicidad y cuyo fruto es la vida nueva que surge.


•   Lecturas bíblicas

       Eclesiástico 3,2-6.12-14: El que teme al Señor honra a sus
       padres.
       Colosenses 3,12-21: La vida de familia vivida en el Señor.
       Lucas 2,22-40: El niño iba creciendo lleno de sabiduría


    LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 2, 22-40

Cuando llegó el tiempo de la purificación, según la ley de Moisés, los
padres de Jesús lo llevaron a Jerusalén, para presentarlo al Señor. (De
acuerdo con lo escrito en la ley del Señor: «Todo primogénito varón será
consagrado al Señor"), y para entregar la oblación, como dice la ley del
Señor: "un par de tórtolas o dos pichones. Vivía entonces en Jerusalén
un hombre llamado Simeón, hombre honrado y piadoso, que aguardaba
el Consuelo de Israel; y el Espíritu Santo moraba en él. Había recibido
un oráculo del Espíritu Santo: que no vería la muerte antes de ver al
Mesías del Señor. Impulsado por el Espíritu, fue al templo. Cuando
entraban con el niño Jesús sus padres para cumplir con él lo previsto
por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: «Ahora,
Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz. Porque
mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los
pueblos: luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel».
Su padre y su madre estaban admirados por lo que se decía del niño.
Simeón los bendijo, diciendo a María, su madre: «Mira, éste está puesto
para que muchos en Israel caigan y se levanten; será como una bandera
discutida: así quedará clara la actitud de muchos corazones. Y a ti, una
espada te traspasará el alma». Había también una profetisa, Ana, hija      11
de Fanuel, de la tribu de Aser. Era una mujer muy anciana; de
jovencita había vivido siete años casada, y luego viuda hasta los
ochenta y cuatro; no se apartaba del templo día y noche, sirviendo a

     PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

Dios con ayunos y oraciones. Acercándose en aquel momento, daba
gracias a Dios y hablaba del niño a todos los que aguardaban la
liberación de Jerusalén. Y cuando cumplieron todo lo que prescribía la
ley del Señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño iba
creciendo y robusteciéndose, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de
Dios lo acompañaba.
                                                        Palabra del Señor


•   Reflexión

La caridad en la relación entre hermanos, colaboradores, residentes,
trabajadores, familias, voluntarios, es el que nos inicia en tener
entrañas de compasión y actitud de perdón dentro y fuera de ella. Esta
compasión es la base de la misión, de la armonía en las dificultades y
de la superación continua de las dificultades que lleva consigo la
convivencia.

La familia es el mejor espejo de Dios, es su icono, su imagen. En la
Familia hospitalaria y en Dios hay una “comunidad” de vida entre
varias personas, animados por la caridad, que sirve de vínculo de
comunión y genera vida y amor entregado. Por ello en toda Familia que
pone en común su misión, hay una misteriosa presencia de Dios. Jesús
así lo vivió durante el mayor tiempo de su vida, y le permitió ir
«creciendo y llenándose de sabiduría»

En la familia, como en toda la sociedad, aunque cambien formas,
gustos, conceptos, preferencias, incluso valores, hay ciertos valores que
no pueden cambiar. Tales son, por ejemplo, el respeto a la persona,
prescindiendo de sus condiciones físicas o psicológicas; la caridad para
con los demás miembros de la familia.

¿Te sientes miembro de esta Familia hospitalaria? ¿Te ayuda la familia
hospitalaria a crecer en caridad y en valores humanos? ¿Qué aportas tú
a la familia hospitalaria?


•   Parábola

El 5 de octubre de 2000 vino al mundo nuestro hijo mayor, Leo, en
circunstancias difíciles. Siguieron días y meses, incluso años de
incertidumbre. El adverso diagnóstico médico (parálisis) nos planteó
serios problemas. No hace mucho, empezó Leo a actuar brillantemente
como mago en el proyecto de circo que inició la escuela para
minusválidos. Con una expresión alegre y radiante, Leo entusiasmó al         12
auditorio en la carpa del circo. Leo se ha convertido en un luchador,
con una fuerte personalidad. Su risa y su actitud positiva resultan
contagiosas y nos dan constantemente fuerza y apoyo. Leo nos ha

    PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

enseñado que podemos llevar adelante la vida a pesar de todos los
impedimentos.

Un niño minusválido puede suponer una bendición singular para la
familia. ¿No vemos aquí claramente el dedo de Dios? Dios mismo se
hizo niño para salvarnos. El Niño en la cuna nos muestra que esta vida
es digna de ser salvada a pesar de todas las dificultades y aunque
nuestra vida parezca que se desarrolla en un circo. Nosotros debemos
creer solamente en la bendición de la vida, como Leo. El resto lo hace el
Niño divino.


•   Oración

Credo de la Familia

Creemos en el Padre, el Hijo y el Espíritu,
Comunidad y hogar de amor caliente
que han puesto en nuestros corazones el Amor
y nos invitan a celebrarlo
como una sola familia.

Creemos en la Vida
y queremos prolongarla responsablemente,
acogerla en nuestras casas con cariño,
alimentarla en el pobre y en el hambriento,
defenderla en el marginado y rechazado
y cuidarla en el niño y el anciano...

Creemos en la Comunidad
y apostamos, sin reservas, por la puesta en común
del pan, el gozo, el corazón, la casa,
la fe, la vida, la oración, la libertad, la lucha,
y las manos abiertas, para hacer un corro de amistad...

Creemos en la Familia Hospitalaria
comunidad de fe, esperanza y fraternidad...
por eso la soñamos abierta y la queremos
capaz de dar cabida y acoger a otras personas,
y construida sobre el compartir
Porque el acaparar y disfrutar en solitario no es cristiano...

Creemos en el Amor, el Perdón, el Beso, la Caricia.
Creemos en los ojos que se miran limpiamente.
Creemos en el diálogo que sugiere y escucha                                 13
y en la fidelidad que construye el nosotros cada día.



    PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)



               SANTA MARÍA MADRE DE DIOS




                                         Cuando iniciamos el nuevo año
                                         2012, lo hacemos bajo la
                                         mirada maternal de Santa
                                         María, la Madre de Dios, para
                                         que no deje de interceder por
                                         nuestros centros y por todo el
                                         mundo, suplicando de su Hijo
                                         Jesucristo el don de la paz.


                                         •    Objetivo

                                               «CELEBRAMOS QUE…
                                             ENCONTRAMOS UN REGAZO
                                                    AMOROSO»


•    Idea principal

     Comenzamos el año civil poniéndolo bajo la protección de María, la
                     Madre del Salvador nacido en Belén.
    María es para nosotros un signo de bendición y de esperanza, porque
      hizo posible la Encarnación de Dios y porque fue su madre. Hoy
                 celebramos este misterio de su maternidad.
    Iniciamos el 2012 pidiendo por la paz del mundo, por el acuerdo y la
                         amistad entre las naciones.


•    Lecturas bíblicas

        Números 6,22-27: Invocarán mi nombre sobre los israelitas y yo
        los bendeciré.
        Gálatas 4,4-7: Dios envió a su Hijo nacido de una mujer.
        Lucas 2,16-21: Encontraron a María y a José y al Niño; al
        cumplirse los ocho días le pusieron por nombre Jesús.
                                                                           14




      PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

    LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 2, 16-21

En aquel tiempo los pastores fueron corriendo y encontraron a María y
a José y al Niño acostado en el pesebre. Al verlo, les contaron lo que les
había dicho de aquel niño. Todos los que lo oían se admiraban de lo que
decían los pastores. Y María conservaba todas estas cosas,
meditándolas en su corazón. Los pastores se volvieron dando gloria y
alabanza a Dios por lo que había visto y oído; todo como les había
dicho. Al cumplirse los ocho días tocaba circuncidar al niño y le
pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su
concepción.
                                                        Palabra del Señor


•   Reflexión

Hoy es una fiesta doble: primero, porque ya estamos en un año nuevo.
Por eso, feliz año y salud para todos. Después, porque es la fiesta de
María, la Madre de Dios.

Este es un día de inicios, inicio del año civil pero, sobre todo,
celebración del comienzo de nuestra salvación. El hecho de ser este día
el primero del año civil y el ambiente que rodea a la Navidad han hecho
que haya sido declarado Día de oración por la paz.

Así es, porque el culto cristiano mediante el sacerdocio de Cristo se
inicia en el acto mismo de su Encarnación en el seno de su Madre,
desde allí, como leíamos en el último domingo de Adviento, contempla
desde su comienzo toda su vida, y la ofrece en lugar de los sacrificios
antiguos ya sin valor. En la Encarnación y el Nacimiento comienza en
cierta manera la obra salvadora de Dios, pero ya se contiene
misteriosamente su plenitud.

Este es un día en el que la celebración del Año Nuevo puede dejar en un
segundo lugar el sentido religioso que le es propio, y por ello es una
ocasión para fomentar en familia la fe en Jesucristo, como verdadero
Dios y hombre, que nos llegó por medio de María Virgen, madre por ello
de Dios. La Iglesia no es una fría sociedad de adictos a una doctrina,
sino una familia que se acoge en el regazo amoroso de su Madre, María,
imagen de la Iglesia y asociada con Cristo a su obra redentora.

María, madre de Dios, alcanza los límites de la divinidad. Para ello fue
preparada desde su concepción. Divinamente capacitada para esta
misión. Pero no hubiera podido ser madre de Dios y de nada le hubiera
servido si no fuera antes hija de Dios. Como hija, escucha la Palabra;       15
como madre, la guarda en sus entrañas. Después nos la entrega hecha
carne de su carne.


     PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

No sólo nos entregó a su hijo, sino que nos lo sigue entregando. Ella no
se apropia de su hijo, sino que lo ofrece al Padre, porque es Don, y lo
ofrece al mundo como Salvador. Y su maternidad, ya sabemos, se
prolonga en todos nosotros. ¡Gracias Madre!

¿Sientes que María es como una madre que te cobija bajo su regazo?
¿Te sientes mimado/a por Ella? ¿En qué momentos lo notas?


•   Parábola

Cambiar con ella

Cuenta Anthony de Mello una fábula que, más o menos, dice así:

"Durante años fui un neurótico. Era introvertido y egoísta. Y todo el
mundo insistía en decirme que cambiara. Y yo me ofendía, aunque
estaba de acuerdo con ellos, y deseaba cambiar, pero no me convencía
la posibilidad de hacerlo por mucho que lo intentara.

Lo peor era que mi mejor amigo tampoco dejaba de recordarme lo
neurótico que yo estaba. Y también insistía en la necesidad de que yo
cambiara. Y también con él estaba de acuerdo. De manera que me
sentía impotente y como atrapado.

Pero un día mi amigo me dijo: no te preocupes si no consigues cambiar,
pues yo te quiero porque eres mi amigo, independientemente de cómo
seas.

Aquellas palabras sonaron en mis oídos, entonces me tranquilicé. Y me
sentí vivo. Y cambié".

"Cuánta razón se encierra aquí: nadie es capaz de cambiar si no se
siente querido, si no siente una fuerza interior suficiente para subirse
por encima de sus fallos", comenta un autor espiritual.

Tú no eres neurótico quizás, pero sí tendrás cosas que cambiar.
Cuéntaselas a la Virgen. Y que sepas que Ella te dice que te quiere
como eres y que cuentas con toda su ayuda, que es bastante, para
conseguir cambiar. Te quiere con tus defectos pero luchando por
vencerlos. Con Ella puedes, y... ¡qué fácil!

Madre mía, que me sienta amado por ti, acogido en tu regazo. Que sepa
y me dé cuenta de que me quieres, me conoces, me sigues, que sepa
que te importo, que estás pendiente de mí,... ¡Ah! y... gracias.           16




    PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

•   Oración

Súplicas a María, Madre nuestra

Dame tus ojos, Madre, para saber mirar;
si miro con tus ojos jamás podré pecar.

Dame tus labios, Madre, para poder rezar;
si rezo con tus labios Jesús me escuchará.

Dame tu lengua, Madre, para ir a comulgar;
es tu lengua patena de gracia y santidad.

Dame tus manos, Madre, que quiero trabajar;
entonces mi trabajo valdrá una eternidad.

Dame tu manto, Madre, que cubra mi maldad;
cubierta con tu manto al Cielo he de llegar.

Dame a Jesús, oh Madre, para poder amar;
esta será mi dicha por una eternidad.




                            EPIFANÍA




                                     Siguiendo el ejemplo de los
                                     Magos de Oriente, hemos entrado
                                     en la casa donde encontraremos
                                     a Jesús, con María y José; allí
                                     está el Rey de las naciones como
                                     un niño más del pueblo. Todos
                                     hemos recibido algún regalo en
                                     estos días de Navidad, y hoy le
                                     traeremos al Señor lo mejor de
                                     nosotros mismos: nuestra fe y
                                     nuestro    amor     vivido  como
                                     Familia hospitalaria.
                                                                        17




    PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

•   Objetivo

                       «CELEBRAMOS QUE…
               ENCONTRAMOS AL REY DE LAS NACIONES»


•   Idea principal

             ¿Qué nos quiere decir el evangelista san Mateo?
  Los Magos, que son personajes muy importantes y admirados en su
país, se postran ante un recién nacido. Postrados en el suelo, se hacen
 aún más pequeños que Jesús. Los Magos no saben nada del Ddios de
  Israel. Ellos que son sabios, no tienen necesidad de saber más: han
   descubierto su estrella y su Dios en el niño Jesús. Han cambiado
                      totalmente y se sienten felices.
 El misterio de la Epifanía: Epifanía significa "manifestación". Jesús se
da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a
   diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos:
                    Su Epifanía ante los Reyes Magos
              Su Epifanía a San Juan Bautista en el Jordán
   Su Epifanía a sus discípulos y comienzo de Su vida pública con el
                             milagro en Caná.
      El Señor se nos muestra. El Señor quiere mostrarse a toda la
                               humanidad.


•   Lecturas bíblicas

       Isaías 60,1-6: La gloria del Señor amanece sobre ti.
       Efesios 3,2-3a.5-6: Ahora ha sido revelado que también los
       gentiles son coherederos.
       Mateo 2,1-12: Venimos de Oriente para adorar al Rey.


    LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 2, 1-12

Jesús nació en Belén de Judá en tiempos del rey Herodes. Entonces,
unos Magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando:
«¿Dónde está el Rey de los Judíos que ha nacido? Porque hemos visto
salir su estrella y venimos a adorarlo». Al enterarse el rey Herodes, se
sobresaltó y todo Jerusalén con él; convocó a los sumos pontífices y a
los letrados del país, y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías.
Ellos le contestaron: «En Belén de Judá, porque así lo ha escrito el
Profeta: "Y tú. Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos la última
de las ciudades de Judá; Pues de ti saldrá un jefe que será el pastor de    18
mi pueblo Israel”». Entonces Herodes llamó en secreto a los Magos, para
que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los


     PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

mandó a Belén diciéndoles: «Id y averiguad cuidadosamente qué hay del
niño y, cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo».
Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y de pronto la
estrella que había visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a
pararse encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron
de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su
madre, y cayendo de rodillas, lo adoraron: después, abriendo sus cofres,
le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Y habiendo recibido en
sueños un oráculo, para que no volvieran a Herodes, se marcharon a su
tierra por otro camino.
                                                      Palabra del Señor


•   Reflexión

Los pastores han sido los primeros en recibir la Buena Noticia del
nacimiento del Salvador. Pero esta Noticia aún no ha llegado al palacio
del rey Herodes. La palabra de un pastor no se tenía en cuenta. Por
aquellas fechas, unos ilustres y misteriosos personajes siguen una
estrella que anuncia el nacimiento de un nuevo rey, del rey de las
naciones.

El misterio de la Epifanía

Este es el día en que todos los participantes en la sagrada liturgia
contemplamos «la Estrella», el divino Sol de la justicia. Este día vamos a
la Iglesia llevando con adoración nuestras humildes ofrendas al Rey de
las naciones. A pesar de nuestra indignidad, somos envueltos por la
gracia, recibida en la Palabra salvífica, en los misterios transformados y
transformantes del altar, en la Iglesia, Esposa santa.

La manifestación del Salvador

Hoy el servicio de la Palabra se abre con la visión grandiosa de Isaías
que verdaderamente abarca todo el tiempo de la manifestación del
Señor: Adviento, Navidad y Epifanía.

El profeta anuncia la novedad de la vida que llega a la ciudad santa, a
la Esposa. Ésta debe levantarse e iluminarse, porque en adelante el
Señor la alumbrará con su gracia. Esta luz atraerá a los pueblos
paganos a la Ciudad de Dios, y ésa será la Madre de los vivientes, la
Madre de los pueblos, con hijos e hijas sin número. El corazón maternal
de la Ciudad santa se conmoverá, los pueblos llegan, y traen ofrendas
preciosas: el oro de la realeza, el incienso del culto divino, y desde ahora
se hacen misioneros ellos mismos, para anunciar al mundo la alabanza           19
divina (Primera lectura, Isaías 60, 1-6).

Pero, en la visión del profeta, la luz del Señor brilla sólo sobre Jerusalén
y el pueblo elegido. Sin embargo, san Pablo proclama la manifestación
    PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

de la gracia de Dios y de su voluntad salvadora universal revelada
ahora directamente a todos los pueblos por el Evangelio de Jesucristo
(Segunda lectura, Efesios 3, 2-3a.5-6). Este es el gran tema de la
solemnidad de la Epifanía, que encuentra su mejor signo en la llegada
de los Magos de oriente.

El Señor se nos muestra

Nosotros, ahora, admirados por la grandeza y la cercanía del misterio,
no debemos envidiar a los Magos. Una vez más debemos recordar la
frase de San León Magno que repetiremos en las próximas homilías: Lo
que en Cristo era visible, ha pasado a los sacramentos de la Iglesia.
Nosotros entramos ahora en la casa, tocamos las manos y los pies del
Señor, sentimos su voz, su ternura y su calor, más profundamente que
ellos, y por eso, antes que nada, damos gracias porque la revelación del
misterio escondido de Dios se ha hecho realidad en nosotros, nacidos
en la gentilidad, nacidos del agua y del Espíritu.

Los pastores y los magos reconocieron a Jesús por los signos que les
habían revelado los ángeles y la inspiración divina: el niño en el
pesebre, la estrella… y a nosotros nos ha dicho Jesús cuales son los
signos por los que lo podemos reconocer, en la Palabra de Dios, en la
Eucaristía y los demás sacramentos, y en nuestros hermanos más
necesitados: los hambrientos, los sedientos de agua y de justicia, en los
necesitados de salvación, en los encarcelados y enfermos… En todos
ellos nos espera el Niño de Belén que es el Señor y Salvador.

El Señor quiere mostrarse a toda la humanidad

Y en segundo lugar, la Epifanía despierta en nosotros la urgencia por
dar a conocer a todos la dicha de este misterio revelado. De nada nos
sirve profundizar en el conocimiento y en la vivencia del misterio si nos
lo guardamos para nosotros. Hoy es un día misionero, de ayuda
espiritual y material a los catequistas de los países de misión. ¿Cómo
les vamos a ayudar? ¿Cómo vamos a ser nosotros mismos, aquí mismo,
misioneros? Que el Señor nos conceda su Espíritu de sabiduría y
discernimiento para ser fieles a su gracia, difusores de su Palabra e
imitadores de su amor.

Hoy, ¿puedes ser tú también Mago? ¿Cómo? ¿Dispones de una o varias
personas que te puedan guiar como las estrellas? ¿Quiénes son? ¿Qué
tesoros podrías ofrecer a Jesús para decirle quién es Él para ti?


                                                                            20




   PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

•   Parábola

LOS REYES MAGOS TAMBIÉN ESCRIBEN

Hemos leído todas las cartas de este año. Nos ha sorprendido y nos ha
conmovido ver que todos estáis pidiendo lo mismo. Y hemos decidido
que si, que lo tendréis. Os traemos la felicidad (puede ser la alegría, la
libertad, la esperanza, el amor, la amistad...).

¿Una felicidad plena y total? No, porque no existe felicidad plena y total:
cabe conquistarla un poco cada día e ir mejorándola siempre.

El año 2012 tendréis felicidad, pero id haciéndoos a la idea de que en la
situación alcanzada también encontraréis falta de felicidad.

Mirad también que la felicidad es un juguete muy caro y muy delicado.
Un juguete, podríamos decir, con el que no se puede jugar. Mejor: más
que un juguete es un instrumento, una herramienta, un estado del
espíritu, una forma de ser.

No quisiéramos que se os deshaga entre los dedos. Por eso, os
aconsejamos que os atengáis a este manual de instrucciones para que
podáis poner en funcionamiento la felicidad que os regalamos:

      No se os ocurra usarla para romperla en la cabeza de los demás.
      No la destripéis para ver que hay dentro.
      No le tengáis miedo, y por eso intentad usarla desde ahora.
      No os canséis de ella a los cuatro días, como ha ocurrido otras
      veces con otros juguetes que habéis tenido.
      No permitáis que nadie os la robe.
      Dejad que juegue con ella todo el que quiera.
      No estropeéis la que también llevaremos a otros.
      No la pongáis en manos de inexpertos.
      No pongáis dentro de su caja otras cosas que no sean la felicidad.
      No la confundáis.
      No la guardéis escondida, pensando que se desgasta al usarla.
      Haced que rinda lo más que podáis.
      No le quitéis ninguna pieza, ya que sólo funciona entera.
      Dadle buen trato y haced que os dure.

Si sabéis jugar con ella como se debe, el año que viene os traeremos
más.

Melchor, Gaspar y Baltasar
                                                                              21




    PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

•   Oración

Señor, esta fiesta de la Epifanía nos recuerda
que Tú eres un Dios abierto a todos,
que tu amor no tiene fronteras humanas
ni se detiene ante los países.

Tú eres la estrella que brilla en la noche,
para todos aquellos que quieren seguirte,
para todos aquellos que te buscan.

A los que ya te seguimos a tientas
y con susurros del corazón,
no nos dejes caer en la tentación
de velar la luz de tu Evangelio y de apagar la verdad,
que has manifestado en tu Hijo, nuestro Señor,
que vive por los siglos de los siglos. Amén.




                             BAUTISMO




                                      Hoy acaba el tiempo de Navidad y
                                      Epifanía, en esta fiesta del
                                      Bautismo del Señor. El Mesías, el
                                      «Ungido de Dios» anunciado por
                                      los profetas, se manifiesta en el
                                      Jordán como el siervo humilde de
                                      Dios que carga, siendo cordero
                                      inocente, con los pecados del
                                      mundo.


                                      •    Objetivo

                                             «CELEBRAMOS QUE…
                                          ENCONTRAMOS AL UNGIDO DE
                                                   DIOS»
                                                                          22




    PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

•   Idea principal

 El tiempo de Navidad termina en la fiesta del bautismo del Señor; este
  momento de la vida de Cristo indica el comienzo de su llamada «vida
      pública» y da final a unos treinta años de existencia sencilla y
trabajadora, después de los episodios más relevantes de la infancia que
   han sido celebrados en las fechas pasadas inmediatas. El bautismo
  administrado por Juan a Jesús es el Jordán es un momento esencial
 para comprender el Evangelio. Los apóstoles comenzabas la narración
    de los hechos y dichos del Señor a partir de este acontecimiento,
interpretándolo como la unción mesiánica del que sería llamado por eso
 «El Ungido» (Cristo) por el Espíritu Santo, consagrado para una misión
      predicha frecuentemente en los profetas, sobre todo en Isaías.


•   Lecturas bíblicas

       Isaías 42,1-4.6-7: Mirad a mi siervo, a quien prefiero.
       Hechos 10,34-38: Dios ungió a Jesús con la fuerza del Espíritu
       Santo.
       Marcos 1,7-11: Tú eres mi Hijo amado, mi preferido.


    LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 1, 7-11

En aquel tiempo proclamaba Juan: «Detrás de mí viene el que puede
más que yo, y yo no merezco ni agacharme para desatarle las sandalias.
Yo os he bautizado con agua, pero el os bautiza con Espíritu Santo». Por
entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara
en el Jordán. Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y al Espíritu
bajar hacia él como una paloma. Se oyó una voz del cielo: «Tú eres mi
hijo amado, mi predilecto».
                                                      Palabra del Señor


•   Reflexión

El comienzo de la vida pública de Jesús

La última festividad del tiempo de Navidad-Epifanía, el Bautismo del
Señor, ocupa el lugar del primer domingo del tiempo ordinario, que es el
extenso periodo de treinta y cuatro semanas repartidas antes y después
del ciclo Cuaresma-Pascua. Durante este tiempo acompañaremos a
Jesús a lo largo de su «vida pública», desde su comienzo al ser
bautizado por Juan en el Jordán hasta la víspera del comienzo de la        23
Pasión en Jerusalén. En este año nuestro guía será el Evangelio según
san Marcos, el cual, como lo hacen también los otros dos sinópticos
Mateo y Lucas, presentan el ministerio público de Jesús a través de una

     PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

primera etapa en Galilea, seguida de un largo viaje o «subida» a
Jerusalén, para concluir su obra. Todo ello tiene un prólogo en una
primera estancia de Jesús en tierras de Judea, donde es bautizado por
Juan y mantiene una lucha espiritual con Satanás en el desierto
(episodio este último que recordaremos en el primer domingo de
Cuaresma).

El bautismo del Señor en el Jordán

El bautismo administrado por Juan a Jesús en el río Jordán es un
momento esencial para comprender el Evangelio. Los apóstoles
comenzaban la narración de los hechos y dichos del Señor a partir de
este acontecimiento, como lo hacía Pedro en uno s de sus discursos:
Conocéis lo que sucedió en el país de los judíos, cuando Juan predicaba
el bautismo, aunque la cosa empezó en Galilea. Me refiero a Jesús de
Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que pasó
haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo, porque Dios
estaba con él (Hch 10, 37-38; Segunda lectura). De este modo los
primeros mensajeros del Evangelio de Jesús comprendían e
interpretaban aquel episodio como la unción mesiánica del que sería
llamado por eso «el Ungido» (Cristo) por el Espíritu Santo, consagrado
para una misión predicha frecuentemente en los profetas, sobre todo el
los cantos del Siervo de Yahwé de Isaías, como el que se proclama en
esta fiesta, cuando se aplican a Jesús estas palabras: Mirad a mi siervo,
a quien sostengo, mi elegido, a quien prefiero. Sobre él he puesto mi
espíritu (Is 42, 1; Primera lectura). Los cuatro evangelios relatan este
momento cargado de misterio, con pequeñas variantes que destacan
aspectos particulares del acontecimiento.

La epifanía de la Trinidad

Mientras que la Encarnación del Hijo de Dios es una obra trinitaria que
tiene su iniciativa en el Padre, y es realizada en la intimidad y el silencio
de María por la fuerza creadora del Espíritu Santo, el bautismo de
Jesús es una manifestación (epifanía) del misterio santísimo del Padre
que muestra al Hijo hecho hombre ante el mundo y lo unge y consagra
con el Espíritu para que sea el Mesías esperado por el pueblo de Dios.

En las raíces de nuestra vida cristiana

Este es un día para hacer memoria de nuestro propio bautismo. Aquél
fue el día más importante de nuestra vida, pues los efectos de aquella
gracia durarán para siempre, cualquiera que sea nuestra historia; todo
lo que nos ocurra es pasajero, pero la elevación a la dignidad de hijos de
Dios, injertados en Cristo y hechos miembros de la Iglesia por la unción        24
que recibimos, con la inhabitación del Espíritu Santo, destinados a la
vida eterna, es para siempre.


   PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B)

¿Qué significa   para   ti   estar   bautizado?   ¿Recuerdas cuándo   te
bautizaron?


•   Parábola

Jesús está presente

El sábado la iglesia estaba llena de gente elegantemente vestida. Se
habían concentrado los bautismos de todo el mes en ese día y padres,
padrinos, familiares y los propios bautizandos relucían en sus atuendos
de fiesta. En el último banco, sentado y tratando de pasar
desapercibido, un barbudo pordiosero ocultaba los harapos que apenas
lo cubrían. Los presentes miraban con desprecio hacia ese personaje
que desentonaba del conjunto. El sacerdote comenzó la homilía
diciendo que ese día Jesús estaba presente, ya que había prometido que
“allí donde dos o más se reunieran en su nombre, Él estaría en medio
de ellos”. Todos los presentes se miraron inquietos. Sin embargo, en el
último banco, alguien sonreía.


•   Oración

Es bueno darte gracias, Señor, de corazón
y cantarte con gozo cada día.
Es bueno proclamar por la mañana tu lealtad
y por la noche decirte de verdad que me has querido.
Es bueno decir que tus acciones, Señor,
son mi alegría y esperanza.

Te doy gracias y me alegro
por el don maravilloso de la vida.
Te doy gracias y me alegro
por el don entrañable del Bautismo.
Te doy gracias y me alegro
por el don precioso de tu Espíritu.

Muchos no te conocen, Señor, y me da pena
que pongan su vida en cosas que se acaban.
Muchos no saben que Tú eres Padre
y que nos quieres a todos con ternura.
Tú eres grande para siempre.
Tu amor me inunda y me hace FELIZ.

                                                                           25




    PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Tiempo Interior 1001a(Enero)
Tiempo Interior 1001a(Enero)Tiempo Interior 1001a(Enero)
Tiempo Interior 1001a(Enero)
guestba0f676
 
Dinámicas para niños: La Eucaristía...
Dinámicas para niños: La Eucaristía...Dinámicas para niños: La Eucaristía...
Dinámicas para niños: La Eucaristía...
Franciscanos Valladolid
 
Juego sobre que_es_la_eucaristia_para_mi
Juego sobre que_es_la_eucaristia_para_miJuego sobre que_es_la_eucaristia_para_mi
Juego sobre que_es_la_eucaristia_para_mi
cristinamoreubi
 
Taller vocacional completo
Taller vocacional completoTaller vocacional completo
Taller vocacional completo
HFIC
 
Nuestra iglesia 56
Nuestra iglesia 56Nuestra iglesia 56
Nuestra iglesia 56
EvaGP
 

La actualidad más candente (19)

Segundo domingo de adviento 2015
Segundo domingo de adviento 2015Segundo domingo de adviento 2015
Segundo domingo de adviento 2015
 
Tercer domingo de adviento
Tercer domingo de advientoTercer domingo de adviento
Tercer domingo de adviento
 
Congreso Eucaristico
Congreso EucaristicoCongreso Eucaristico
Congreso Eucaristico
 
Primer domingo de adviento 2015
Primer domingo de adviento 2015Primer domingo de adviento 2015
Primer domingo de adviento 2015
 
Tiempo Interior 1001a(Enero)
Tiempo Interior 1001a(Enero)Tiempo Interior 1001a(Enero)
Tiempo Interior 1001a(Enero)
 
Novena a san jose
Novena a san joseNovena a san jose
Novena a san jose
 
La novena de navidad 2017 - federico carrasquilla
La novena de navidad 2017 - federico carrasquillaLa novena de navidad 2017 - federico carrasquilla
La novena de navidad 2017 - federico carrasquilla
 
Dinámicas para niños: La Eucaristía...
Dinámicas para niños: La Eucaristía...Dinámicas para niños: La Eucaristía...
Dinámicas para niños: La Eucaristía...
 
Catequesis. Despertar en la fe
Catequesis. Despertar en la feCatequesis. Despertar en la fe
Catequesis. Despertar en la fe
 
Juego sobre que_es_la_eucaristia_para_mi
Juego sobre que_es_la_eucaristia_para_miJuego sobre que_es_la_eucaristia_para_mi
Juego sobre que_es_la_eucaristia_para_mi
 
Marzo19
Marzo19Marzo19
Marzo19
 
Jovenes 01: El evangelio llega a Tesalónica
Jovenes 01: El evangelio llega a TesalónicaJovenes 01: El evangelio llega a Tesalónica
Jovenes 01: El evangelio llega a Tesalónica
 
La virgen nuestra madre
La virgen nuestra madreLa virgen nuestra madre
La virgen nuestra madre
 
Virgen maria
Virgen mariaVirgen maria
Virgen maria
 
Apocalipsis de Elías - Sermonario
Apocalipsis de Elías - SermonarioApocalipsis de Elías - Sermonario
Apocalipsis de Elías - Sermonario
 
Taller vocacional completo
Taller vocacional completoTaller vocacional completo
Taller vocacional completo
 
Objetivos, contenidos...
Objetivos, contenidos...Objetivos, contenidos...
Objetivos, contenidos...
 
Nuestra iglesia 56
Nuestra iglesia 56Nuestra iglesia 56
Nuestra iglesia 56
 
Núcleos objetivos-contenidos
Núcleos objetivos-contenidosNúcleos objetivos-contenidos
Núcleos objetivos-contenidos
 

Similar a Navidad - Celebramos que...

Tema Tercera temporada capitulo de los nochis
Tema Tercera temporada capitulo de los nochisTema Tercera temporada capitulo de los nochis
Tema Tercera temporada capitulo de los nochis
melendrezdarwin650
 
Ane domingo 4º de adviento-2
Ane domingo 4º de adviento-2Ane domingo 4º de adviento-2
Ane domingo 4º de adviento-2
Orlando Caicedo Q
 
El verdadero significado de la navidad
El verdadero significado de la navidadEl verdadero significado de la navidad
El verdadero significado de la navidad
Delgado Díaz
 
Publicaciones de following jesus inc. diciembre 2013
Publicaciones de following jesus inc. diciembre 2013Publicaciones de following jesus inc. diciembre 2013
Publicaciones de following jesus inc. diciembre 2013
Francisco Garcia Seijas
 
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARITÍA DEL DOMINDO 2º DE NAVIDAD. DIA 3 DE ENERO...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARITÍA DEL DOMINDO 2º DE NAVIDAD. DIA 3 DE ENERO...GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARITÍA DEL DOMINDO 2º DE NAVIDAD. DIA 3 DE ENERO...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARITÍA DEL DOMINDO 2º DE NAVIDAD. DIA 3 DE ENERO...
FEDERICO ALMENARA CHECA
 

Similar a Navidad - Celebramos que... (20)

Tema Tercera temporada capitulo de los nochis
Tema Tercera temporada capitulo de los nochisTema Tercera temporada capitulo de los nochis
Tema Tercera temporada capitulo de los nochis
 
Adviento ppt nuevo. 2020. 2
Adviento ppt nuevo. 2020.  2Adviento ppt nuevo. 2020.  2
Adviento ppt nuevo. 2020. 2
 
FELIZ NAVIDAD
FELIZ NAVIDADFELIZ NAVIDAD
FELIZ NAVIDAD
 
Adviento y Navidad
Adviento y NavidadAdviento y Navidad
Adviento y Navidad
 
Tema 1
Tema 1Tema 1
Tema 1
 
Dom ord 3 c
Dom ord 3 cDom ord 3 c
Dom ord 3 c
 
Oracion
OracionOracion
Oracion
 
SOLEMNIDAD DE MARIA MADRE DE DIOS
SOLEMNIDAD DE MARIA MADRE DE DIOSSOLEMNIDAD DE MARIA MADRE DE DIOS
SOLEMNIDAD DE MARIA MADRE DE DIOS
 
HOJA DOMINICAL SOLEMNIDAD DE SANTA MARIA MADRE DE DIOS
HOJA DOMINICAL SOLEMNIDAD DE SANTA MARIA MADRE DE DIOSHOJA DOMINICAL SOLEMNIDAD DE SANTA MARIA MADRE DE DIOS
HOJA DOMINICAL SOLEMNIDAD DE SANTA MARIA MADRE DE DIOS
 
Navidad
NavidadNavidad
Navidad
 
Ane domingo 4º de adviento-2
Ane domingo 4º de adviento-2Ane domingo 4º de adviento-2
Ane domingo 4º de adviento-2
 
Credo6
Credo6Credo6
Credo6
 
Simbolos de la Navidad
Simbolos de la NavidadSimbolos de la Navidad
Simbolos de la Navidad
 
Liturgia para el adviento
Liturgia para el advientoLiturgia para el adviento
Liturgia para el adviento
 
18/12/16
18/12/1618/12/16
18/12/16
 
Navidad
NavidadNavidad
Navidad
 
El verdadero significado de la navidad
El verdadero significado de la navidadEl verdadero significado de la navidad
El verdadero significado de la navidad
 
Publicaciones de following jesus inc. diciembre 2013
Publicaciones de following jesus inc. diciembre 2013Publicaciones de following jesus inc. diciembre 2013
Publicaciones de following jesus inc. diciembre 2013
 
Dom adv 2 c
Dom adv 2 cDom adv 2 c
Dom adv 2 c
 
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARITÍA DEL DOMINDO 2º DE NAVIDAD. DIA 3 DE ENERO...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARITÍA DEL DOMINDO 2º DE NAVIDAD. DIA 3 DE ENERO...GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARITÍA DEL DOMINDO 2º DE NAVIDAD. DIA 3 DE ENERO...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARITÍA DEL DOMINDO 2º DE NAVIDAD. DIA 3 DE ENERO...
 

Más de Norka C. Risso Espinoza

Más de Norka C. Risso Espinoza (20)

Mes de la biblia
Mes de la bibliaMes de la biblia
Mes de la biblia
 
Vitaminas para el alma. Pensamientos
Vitaminas para el alma. PensamientosVitaminas para el alma. Pensamientos
Vitaminas para el alma. Pensamientos
 
Vitaminas para el alma. Nutrientes
Vitaminas para el alma. NutrientesVitaminas para el alma. Nutrientes
Vitaminas para el alma. Nutrientes
 
Vitaminas para el alma. oraciones
Vitaminas para el alma. oracionesVitaminas para el alma. oraciones
Vitaminas para el alma. oraciones
 
Mes del Sgdo Corazón de Jesús
Mes del Sgdo Corazón de JesúsMes del Sgdo Corazón de Jesús
Mes del Sgdo Corazón de Jesús
 
Déjate sorprender por Dios
Déjate sorprender por DiosDéjate sorprender por Dios
Déjate sorprender por Dios
 
Mes de maría
Mes de maríaMes de maría
Mes de maría
 
Actitudes para trabajar el Año de la Misericordia
Actitudes para trabajar el Año de la MisericordiaActitudes para trabajar el Año de la Misericordia
Actitudes para trabajar el Año de la Misericordia
 
Abre tu corazon y acogelo. Adviento 2015 - Ciclo C
Abre tu corazon y acogelo. Adviento 2015 - Ciclo CAbre tu corazon y acogelo. Adviento 2015 - Ciclo C
Abre tu corazon y acogelo. Adviento 2015 - Ciclo C
 
Acoger a Dios Navidad 2015 - Ciclo C
Acoger a Dios Navidad 2015 - Ciclo CAcoger a Dios Navidad 2015 - Ciclo C
Acoger a Dios Navidad 2015 - Ciclo C
 
Desde el perdon hacia la pascua. Cuaresma 2016 - Ciclo C
Desde el perdon hacia la pascua. Cuaresma 2016 - Ciclo CDesde el perdon hacia la pascua. Cuaresma 2016 - Ciclo C
Desde el perdon hacia la pascua. Cuaresma 2016 - Ciclo C
 
Anunciar la alegría del evangelio. Pascua 2016 - Ciclo C
Anunciar la alegría del evangelio. Pascua 2016 - Ciclo CAnunciar la alegría del evangelio. Pascua 2016 - Ciclo C
Anunciar la alegría del evangelio. Pascua 2016 - Ciclo C
 
Enfermos curados en la biblia
Enfermos curados en la bibliaEnfermos curados en la biblia
Enfermos curados en la biblia
 
Imágenes para los evangelios del curso 2015-2016
Imágenes para los evangelios del curso 2015-2016Imágenes para los evangelios del curso 2015-2016
Imágenes para los evangelios del curso 2015-2016
 
Disposición para mejorar la esperanza según NNN
Disposición para mejorar la esperanza según NNNDisposición para mejorar la esperanza según NNN
Disposición para mejorar la esperanza según NNN
 
Sufrimiento moral según NNN
Sufrimiento moral según NNNSufrimiento moral según NNN
Sufrimiento moral según NNN
 
Sufrimiento espiritual según NNN
Sufrimiento espiritual según NNNSufrimiento espiritual según NNN
Sufrimiento espiritual según NNN
 
Disposición para mejorar el bienestar espiritual según NNN
Disposición para mejorar el bienestar espiritual según NNNDisposición para mejorar el bienestar espiritual según NNN
Disposición para mejorar el bienestar espiritual según NNN
 
Deterioro de la religiosidad según NNN
Deterioro de la religiosidad según NNNDeterioro de la religiosidad según NNN
Deterioro de la religiosidad según NNN
 
Disposición para mejorar la religiosidad según NNN
Disposición para mejorar la religiosidad según NNNDisposición para mejorar la religiosidad según NNN
Disposición para mejorar la religiosidad según NNN
 

Navidad - Celebramos que...

  • 1. TIEMPO DE NAVIDAD CICLO B CELEBRAMOS QUE… “No teman, les traigo la buena noticia, la gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor”. Lucas 2, 10-11
  • 2. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) INDICE Introducción La Natividad de Jesús Objetivo Idea principal Lecturas bíblicas Reflexión Parábola Oración La Sagrada Familia Objetivo Idea principal Lecturas bíblicas Reflexión Parábola Oración Santa María Madre de Dios Objetivo Idea principal Lecturas bíblicas Reflexión Parábola Oración Epifanía Objetivo Idea principal Lecturas bíblicas Reflexión Parábola Oración Bautismo Objetivo Idea principal Lecturas bíblicas Reflexión Parábola 1 Oración PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 3. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) 2 PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 4. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) 3 PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 5. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) INTRODUCCIÓN Después de la celebración anual del misterio pascual de la muerte y resurrección de Cristo, la Iglesia venera con mayor devoción la memoria de la Natividad del Señor y de sus primeras manifestaciones; esto es lo que hace en el tiempo de Navidad. Este tiempo encierra un conjunto de festividades que van desde las primeras Vísperas de la Natividad del Señor hasta el domingo después de Epifanía, en que se celebra la fiesta del Bautismo del Señor. A los ocho días de Navidad se celebra la festividad de Santa María Madre de Dios junto con la circuncisión e imposición del nombre de Jesús; dentro de esta octava viene la fiesta de la Sagrada Familia. Todo este periodo rememora la infancia y la vida oculta de Jesús, hasta su manifestación al mundo en el Bautismo recibido e el Jordán en torno a la edad de treinta años; vuelve así la figura de Juan el Precursor que en el Adviento nos preparaba a recibir al Señor y que al final de su vida escondida en Nazaret le apadrina y presenta como Mesías y Cordero que quita el pecado del mundo. Toda la festividad navideña es una continua epifanía: a los pastores, a sus padres, a los magos y al pueblo de Israel, en la que Jesús de niño a adulto va mostrando quién es: — Hijo de David — Príncipe de la paz — Hombre como nosotros — Salvador universal — Hijo de Dios En Navidad nos sentimos más hijos de Dios, más cercanos a aquel que quiso hacerse partícipe de nuestra naturaleza mortal; y a ello ayuda la lectura de la primera carta de san Juan que se hace en las misas feriales. La caridad y la paz que Dios Padre nos muestra en el nacimiento y la manifestación de su Hijo hacen también de estos días un momento privilegiado para fomentar estos mismos sentimientos; ninguna otra fiesta ha sufrido más un proceso de secularización que ésta; todos celebran la Navidad, pero pocos saben por qué lo hacen. Precisamente es la liturgia cristiana, con todo el conjunto de celebraciones de estos días, la que puede dar cumplida respuesta a tanto vacío moral. 4 Al surgimiento de la celebración de Navidad han contribuido diversas causas. El 25 de diciembre no es la fecha histórica del nacimiento de Jesús, sino que fue elegido para suplantar en Roma la fiesta pagana del PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 6. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) «Nacimiento del sol invicto» con motivo del solsticio de invierno, proponiendo a Cristo como luz que ilumina las naciones. En estas fiestas navideñas del paso del 2011 al 2012 tienen una motivación especial, cuando estamos celebrando el Año de la Familia Hospitalaria San Juan de Dios. Para los cristianos, la familia es la primera transmisora de la fe en el misterio de la Encarnación y del Nacimiento del Hijo de Dios, que se renueva en la Iglesia cuando recibe el Cuerpo y la Sangre de Cristo y la misma Iglesia Madre y Virgen da a luz nuevos hijos por obra de la Palabra de Dios y del Espíritu Santo. LA NATIVIDAD DEL SEÑOR Si en las misas de medianoche y de la aurora se contemplaba sobre todo el acontecimiento mismo del nacimiento de Jesús, en esta Misa del día se leen textos que nos acercan a lo profundo del misterio, a lo invisible de la obra de Dios que aquella historia manifiesta y vela a la vez. De este modo, la profecía y el salmo responsorial proclaman la finalidad universal de la Encarnación, cuyos beneficios no se restringen a un solo pueblo. En el mismo tono elevado, los prólogos de la carta a los Hebreos y del Evangelio de san Juan anuncian solemnemente las etapas de la salvación, que llegan hasta el misterio del Verbo divino que «se hizo carne, y acampó entre nosotros». • Objetivo «CELEBRAMOS QUE… 5 JESÚS HA NACIDO PARA TODOS LOS HOMBRES» PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 7. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) • Idea principal ¿Qué nos quiere decir el evangelista san Lucas? Jesús nació en Belén, muy lejos de Nazaret, aldea en que vivían María y José. No tuvo una cuna blanda, sino un pesebre lleno de paja. Jesús viene también para los más pobres, los enfermos, los que viven lejos de su casa, los que son rechazados como los pastores en tiempo de Jesús. Hoy no hay muchos pastores, pero siempre hay muchas personas que son rechazadas… • Lecturas bíblicas Isaías 52,7-10: Los confines de la tierra verán la victoria de nuestro Dios. Hebreos 1,1-6: Dios nos ha hablado por su Hijo. Juan 1,1-18: La Palabra se hizo carne, y acampó entre nosotros. LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 1, 1-18 En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. La Palabra en el principio estaba junto a Dios. Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho. En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió. Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz. La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre. Al mundo vino, y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron. Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre. Éstos no han nacido de sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios. Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad. Juan da testimonio de él y grita diciendo: «Este es de quien dije: "El que viene detrás de mí pasa delante de mí, porque existía antes que yo"» Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia. Porque la Ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. A Dios nadie lo ha visto jamás: el Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer. 6 Palabra del Señor PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 8. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) • Reflexión Imagínate el nacimiento de un personaje importante: el hijo de un rey o de una estrella de cine… ¿A quiénes se informa primero? Seguramente que no a la gente sencilla y necesitada que «pasa la noche en el campo para cuidar el ganado». Aquí te das cuenta de que Dios piensa al revés que nosotros: él envió sus mensajeros a los pastores que son los más humildes de la sociedad. A ellos los rodeó de su gloria. Y esta pobre gente se queda asustada. Es normal. ¡No comprenden nada de lo que les pasa! A través de los textos bíblicos, se observa, con frecuencia, que el Señor tiene una predilección especial por aquellos a quienes nadie quiere y por los que son despreciados. Esto debería enseñarnos a mirar a nuestro alrededor y a no interesarnos solamente por los privilegiados. En el Evangelio no vemos a nadie más que a los pastores ponerse en camino hacia el establo de Belén, la noche de Navidad. Sin embargo, muchos belenes muestran cantidad de personajes que llegan de todas partes a ver al Niño-Dios. Es una manera de decir que Jesús ha nacido para todos los hombres, y esta es la imagen que queremos tener para celebrar la Navidad. Si pudieses, ¿qué personajes añadirías tú a un belén para mostrar que Jesús no rechaza a nadie? Podemos estar alegres y esperanzados porque celebramos que Dios se ha hecho hombre, se ha hecho débil, pobre, necesitado y al margen. Se ha acercado a nosotros tanto que se ha hecho uno de los nuestros, «en todo igual a nosotros menos en el pecado». Esto lo celebramos hoy, especialmente, porque es Navidad, el día que recordamos que Dios se reviste de entrañas de humanidad, de ternura, de humildad,… La Palabra es medio de comunicación entre los hombres. Por medio de ella entramos en diálogo con muchas personas. Ella nos posibilita a acceder a conocimientos asombrosos, a sabidurías increíbles, expresadas y vividas por hombres y mujeres de todos los tiempos. Por la palabra nos revelamos a nosotros mismos y dejamos que otro revele cuanto desea y quiera de sí. Por la palabra el mismo Dios entra en diálogo con el hombre. Juan dice que, en el origen del mundo, del cosmos, de la humanidad, está la Palabra; es origen de todo; lo que dice hace. Para poder penetrar en lo más íntimo del corazón del hombre, en su realidad más profunda, esa Palabra se hizo hombre. El objetivo era rescatar al hombre extraviado; volverlo a la comunión con Él, consolándolo y 7 reconfortándolo en los momentos tristes, suscitando alegrías y gozos, ya que para la felicidad los había creado. PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 9. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) La tienda de campaña de Dios entre los hombres se llamó Jesús de Nazaret, que en una Navidad irrumpió con llanto de recién nacido en la historia plagada de tinieblas que el mismo hombre se había construido. Y su nacimiento fue luz para disipar esas tinieblas; fue vida nueva para renovar ayer y hoy toda vida. Que este don y gracia nos humanice más, para que el sueño de Dios lo hagamos, entre todos, realidad. Que sepamos responder con prontitud, generosidad y fidelidad a su propuesta. ¡Felicidades para todos! • Parábola Carta de Jesús de Nazaret: Querido amigo: Como sabrás, nos acercamos nuevamente a la fecha de mi cumpleaños. Todos los años, en cada casa, se hace una gran fiesta en mi honor y posiblemente este año sucederá lo mismo. Para esa noche, la gente hace muchas compras. La noche de mi cumpleaños se dice en los anuncios, en la radio, en la televisión y en todas partes... no se habla de otra cosa, y la gente se despide con el deseo de que para todos sea una noche buena. La verdad, que es agradable saber que, al menos un día del año, las personas piensan un poco en mí. ¿A que a ti también te pasa con tu cumple? Lo que está ocurriendo últimamente es que hay gente que parece que no saben ni lo que celebran. Se reúnen, se divierten mucho, pero no saben de qué se trata. Recuerdo por ejemplo el año pasado, estábamos en una casa en esta noche de mi cumpleaños, había cosas muy deliciosas en la mesa, todo estaba decorado, y recuerdo también que había muchos regalos. Yo naturalmente estaba allí pero es que… ni me hacían caso. La fiesta era para mí y me dejaron al margen... y yo quería compartir la mesa con ellos. Preferí estar sin hacer ruido, y me quedé en el rincón. Estaban todos bebiendo, había algunos ebrios contando chistes, carcajeándose. Lo estaban pasando en grande, menos mal. 8 Para colmo, llegó un gordo vestido de rojo, de barba blanca y gritando ¡jo-jo-jo-jo! Parecía que había bebido de más. Se dejó caer pesadamente PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 10. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) en un sillón y todos los niños corrieron hacia él, diciendo: Papá Noel, Papá Noel... ¡Como si la fiesta fuese en su honor! ¿Qué sentirías si el día de tu cumpleaños se hicieran regalos unos a otros y a ti no te regalaran nada? Comprendí entonces que yo sobraba en esa fiesta, salí sin hacer ruido, cerré la puerta y me retiré. Te digo que no sé si cada año que pasa esto va a peor; la gente sólo se acuerda de la cena, de los regalos y de las ropas, y de mí nadie se acuerda. Por eso te escribo, porque quisiera que esta Navidad me permitieras entrar en tu vida. Como muchos no me hacen sitio en su fiesta, voy a organizar la mía propia. Todavía estoy haciendo los últimos arreglos, estoy enviando muchas invitaciones y quiero contar también contigo, tú eres importante para mí; sólo quiero que me digas si piensas asistir, te reservaré un lugar, y escribiré tu nombre con letras de oro en mi gran libro de invitados. En esta fiesta no habrá más que invitados con tarjeta de invitación, y se tendrán que quedar afuera aquellos que no contesten a la invitación hecha. Prepárate, quiero contar contigo. Hasta pronto... Tu amigo, Jesús de Nazaret • Oración Gracias, Padre, por el regalo de la Navidad. Gracias por nacer entre nosotros. Gracias por quedarte para siempre en Jesús. Gracias por la noche en que la oscuridad se hizo luz. Gracias por la noche en que el egoísmo da paso al amor. Queremos caminar en tu luz. Luz de Vida en medio de la cultura de muerte. Luz de Amor entre tantos egoísmos. Luz de Paz entre divisiones y fronteras. Que tu Espíritu de Amor nos ayude, y sepamos dejarle nacer siempre en nuestro hogar como María y José. Amén 9 PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 11. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) LA SAGRADA FAMILIA Esta fiesta nos lleva a la intimidad de aquella santa familia en que se desarrolló el Hijo de Dios hecho hombre; es una fiesta de reciente creación que tiene como finalidad evocar las virtudes domésticas que reinaban en el hogar de Jesús: fidelidad, trabajo, honradez, obediencia, respeto mutuo entre los padres y el hijo… y pedir que sigan teniendo vigencia en nuestras familias. No podemos decir que los valores familiares cristianos sean los que se promueven como prioritarios por parte de muchos movimientos sociales contemporáneos. Por todo ello es conveniente recordar en esta fiesta algunas palabras del Hno. Donatus Forkan: «Sólo juntos podemos entrar con un “NOSOTROS” en el corazón de la Hospitalidad juandediana. El hecho de considerarnos una Familia y de trabajar juntos como tal, nos abre una enorme cantidad de posibilidades para la misión en la que estamos todos comprometidos. En lugar de luchar por sí solos, los Hermanos, unidos con decenas de miles de Colaboradores que comparten con ellos el sueño y la visión de Juan de Dios, tienen un sinfín de posibilidades de hacer el bien. En nuestra misión nos sostienen los miles de bienhechores, voluntarios y amigos que también son miembros de nuestra Familia. Muchos de ellos aportan su tiempo, otros donan una parte de sus ganancias, y otros rezan continuamente por el éxito de la misión y por las personas a quienes está dirigida». La Navidad es un momento privilegiado para que apliquemos estas palabras Hno. Donatus y transmitamos y hagamos crecer nuestra misión de hacer el bien como Familia hospitalaria, recordando juntos lo que Dios ha hecho por nosotros, celebrando y rezando juntos para que 10 también nuestros centros se llenen de su luz y podamos atraer a quienes necesitan la claridad de la fe y de la esperanza, a quienes no ven claro el sentido y destino de sus vidas y de sus familias. PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 12. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) • Objetivo «CELEBRAMOS QUE… ENCONTRAMOS UN LUGAR EN LA FAMILIA HOSPITALARIA» • Idea principal La familia hospitalaria, es un lugar privilegiado del encuentro de caridad. Un encuentro que genera felicidad y cuyo fruto es la vida nueva que surge. • Lecturas bíblicas Eclesiástico 3,2-6.12-14: El que teme al Señor honra a sus padres. Colosenses 3,12-21: La vida de familia vivida en el Señor. Lucas 2,22-40: El niño iba creciendo lleno de sabiduría LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 2, 22-40 Cuando llegó el tiempo de la purificación, según la ley de Moisés, los padres de Jesús lo llevaron a Jerusalén, para presentarlo al Señor. (De acuerdo con lo escrito en la ley del Señor: «Todo primogénito varón será consagrado al Señor"), y para entregar la oblación, como dice la ley del Señor: "un par de tórtolas o dos pichones. Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, hombre honrado y piadoso, que aguardaba el Consuelo de Israel; y el Espíritu Santo moraba en él. Había recibido un oráculo del Espíritu Santo: que no vería la muerte antes de ver al Mesías del Señor. Impulsado por el Espíritu, fue al templo. Cuando entraban con el niño Jesús sus padres para cumplir con él lo previsto por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: «Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz. Porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos: luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel». Su padre y su madre estaban admirados por lo que se decía del niño. Simeón los bendijo, diciendo a María, su madre: «Mira, éste está puesto para que muchos en Israel caigan y se levanten; será como una bandera discutida: así quedará clara la actitud de muchos corazones. Y a ti, una espada te traspasará el alma». Había también una profetisa, Ana, hija 11 de Fanuel, de la tribu de Aser. Era una mujer muy anciana; de jovencita había vivido siete años casada, y luego viuda hasta los ochenta y cuatro; no se apartaba del templo día y noche, sirviendo a PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 13. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) Dios con ayunos y oraciones. Acercándose en aquel momento, daba gracias a Dios y hablaba del niño a todos los que aguardaban la liberación de Jerusalén. Y cuando cumplieron todo lo que prescribía la ley del Señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño iba creciendo y robusteciéndose, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios lo acompañaba. Palabra del Señor • Reflexión La caridad en la relación entre hermanos, colaboradores, residentes, trabajadores, familias, voluntarios, es el que nos inicia en tener entrañas de compasión y actitud de perdón dentro y fuera de ella. Esta compasión es la base de la misión, de la armonía en las dificultades y de la superación continua de las dificultades que lleva consigo la convivencia. La familia es el mejor espejo de Dios, es su icono, su imagen. En la Familia hospitalaria y en Dios hay una “comunidad” de vida entre varias personas, animados por la caridad, que sirve de vínculo de comunión y genera vida y amor entregado. Por ello en toda Familia que pone en común su misión, hay una misteriosa presencia de Dios. Jesús así lo vivió durante el mayor tiempo de su vida, y le permitió ir «creciendo y llenándose de sabiduría» En la familia, como en toda la sociedad, aunque cambien formas, gustos, conceptos, preferencias, incluso valores, hay ciertos valores que no pueden cambiar. Tales son, por ejemplo, el respeto a la persona, prescindiendo de sus condiciones físicas o psicológicas; la caridad para con los demás miembros de la familia. ¿Te sientes miembro de esta Familia hospitalaria? ¿Te ayuda la familia hospitalaria a crecer en caridad y en valores humanos? ¿Qué aportas tú a la familia hospitalaria? • Parábola El 5 de octubre de 2000 vino al mundo nuestro hijo mayor, Leo, en circunstancias difíciles. Siguieron días y meses, incluso años de incertidumbre. El adverso diagnóstico médico (parálisis) nos planteó serios problemas. No hace mucho, empezó Leo a actuar brillantemente como mago en el proyecto de circo que inició la escuela para minusválidos. Con una expresión alegre y radiante, Leo entusiasmó al 12 auditorio en la carpa del circo. Leo se ha convertido en un luchador, con una fuerte personalidad. Su risa y su actitud positiva resultan contagiosas y nos dan constantemente fuerza y apoyo. Leo nos ha PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 14. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) enseñado que podemos llevar adelante la vida a pesar de todos los impedimentos. Un niño minusválido puede suponer una bendición singular para la familia. ¿No vemos aquí claramente el dedo de Dios? Dios mismo se hizo niño para salvarnos. El Niño en la cuna nos muestra que esta vida es digna de ser salvada a pesar de todas las dificultades y aunque nuestra vida parezca que se desarrolla en un circo. Nosotros debemos creer solamente en la bendición de la vida, como Leo. El resto lo hace el Niño divino. • Oración Credo de la Familia Creemos en el Padre, el Hijo y el Espíritu, Comunidad y hogar de amor caliente que han puesto en nuestros corazones el Amor y nos invitan a celebrarlo como una sola familia. Creemos en la Vida y queremos prolongarla responsablemente, acogerla en nuestras casas con cariño, alimentarla en el pobre y en el hambriento, defenderla en el marginado y rechazado y cuidarla en el niño y el anciano... Creemos en la Comunidad y apostamos, sin reservas, por la puesta en común del pan, el gozo, el corazón, la casa, la fe, la vida, la oración, la libertad, la lucha, y las manos abiertas, para hacer un corro de amistad... Creemos en la Familia Hospitalaria comunidad de fe, esperanza y fraternidad... por eso la soñamos abierta y la queremos capaz de dar cabida y acoger a otras personas, y construida sobre el compartir Porque el acaparar y disfrutar en solitario no es cristiano... Creemos en el Amor, el Perdón, el Beso, la Caricia. Creemos en los ojos que se miran limpiamente. Creemos en el diálogo que sugiere y escucha 13 y en la fidelidad que construye el nosotros cada día. PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 15. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) SANTA MARÍA MADRE DE DIOS Cuando iniciamos el nuevo año 2012, lo hacemos bajo la mirada maternal de Santa María, la Madre de Dios, para que no deje de interceder por nuestros centros y por todo el mundo, suplicando de su Hijo Jesucristo el don de la paz. • Objetivo «CELEBRAMOS QUE… ENCONTRAMOS UN REGAZO AMOROSO» • Idea principal Comenzamos el año civil poniéndolo bajo la protección de María, la Madre del Salvador nacido en Belén. María es para nosotros un signo de bendición y de esperanza, porque hizo posible la Encarnación de Dios y porque fue su madre. Hoy celebramos este misterio de su maternidad. Iniciamos el 2012 pidiendo por la paz del mundo, por el acuerdo y la amistad entre las naciones. • Lecturas bíblicas Números 6,22-27: Invocarán mi nombre sobre los israelitas y yo los bendeciré. Gálatas 4,4-7: Dios envió a su Hijo nacido de una mujer. Lucas 2,16-21: Encontraron a María y a José y al Niño; al cumplirse los ocho días le pusieron por nombre Jesús. 14 PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 16. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 2, 16-21 En aquel tiempo los pastores fueron corriendo y encontraron a María y a José y al Niño acostado en el pesebre. Al verlo, les contaron lo que les había dicho de aquel niño. Todos los que lo oían se admiraban de lo que decían los pastores. Y María conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. Los pastores se volvieron dando gloria y alabanza a Dios por lo que había visto y oído; todo como les había dicho. Al cumplirse los ocho días tocaba circuncidar al niño y le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción. Palabra del Señor • Reflexión Hoy es una fiesta doble: primero, porque ya estamos en un año nuevo. Por eso, feliz año y salud para todos. Después, porque es la fiesta de María, la Madre de Dios. Este es un día de inicios, inicio del año civil pero, sobre todo, celebración del comienzo de nuestra salvación. El hecho de ser este día el primero del año civil y el ambiente que rodea a la Navidad han hecho que haya sido declarado Día de oración por la paz. Así es, porque el culto cristiano mediante el sacerdocio de Cristo se inicia en el acto mismo de su Encarnación en el seno de su Madre, desde allí, como leíamos en el último domingo de Adviento, contempla desde su comienzo toda su vida, y la ofrece en lugar de los sacrificios antiguos ya sin valor. En la Encarnación y el Nacimiento comienza en cierta manera la obra salvadora de Dios, pero ya se contiene misteriosamente su plenitud. Este es un día en el que la celebración del Año Nuevo puede dejar en un segundo lugar el sentido religioso que le es propio, y por ello es una ocasión para fomentar en familia la fe en Jesucristo, como verdadero Dios y hombre, que nos llegó por medio de María Virgen, madre por ello de Dios. La Iglesia no es una fría sociedad de adictos a una doctrina, sino una familia que se acoge en el regazo amoroso de su Madre, María, imagen de la Iglesia y asociada con Cristo a su obra redentora. María, madre de Dios, alcanza los límites de la divinidad. Para ello fue preparada desde su concepción. Divinamente capacitada para esta misión. Pero no hubiera podido ser madre de Dios y de nada le hubiera servido si no fuera antes hija de Dios. Como hija, escucha la Palabra; 15 como madre, la guarda en sus entrañas. Después nos la entrega hecha carne de su carne. PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 17. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) No sólo nos entregó a su hijo, sino que nos lo sigue entregando. Ella no se apropia de su hijo, sino que lo ofrece al Padre, porque es Don, y lo ofrece al mundo como Salvador. Y su maternidad, ya sabemos, se prolonga en todos nosotros. ¡Gracias Madre! ¿Sientes que María es como una madre que te cobija bajo su regazo? ¿Te sientes mimado/a por Ella? ¿En qué momentos lo notas? • Parábola Cambiar con ella Cuenta Anthony de Mello una fábula que, más o menos, dice así: "Durante años fui un neurótico. Era introvertido y egoísta. Y todo el mundo insistía en decirme que cambiara. Y yo me ofendía, aunque estaba de acuerdo con ellos, y deseaba cambiar, pero no me convencía la posibilidad de hacerlo por mucho que lo intentara. Lo peor era que mi mejor amigo tampoco dejaba de recordarme lo neurótico que yo estaba. Y también insistía en la necesidad de que yo cambiara. Y también con él estaba de acuerdo. De manera que me sentía impotente y como atrapado. Pero un día mi amigo me dijo: no te preocupes si no consigues cambiar, pues yo te quiero porque eres mi amigo, independientemente de cómo seas. Aquellas palabras sonaron en mis oídos, entonces me tranquilicé. Y me sentí vivo. Y cambié". "Cuánta razón se encierra aquí: nadie es capaz de cambiar si no se siente querido, si no siente una fuerza interior suficiente para subirse por encima de sus fallos", comenta un autor espiritual. Tú no eres neurótico quizás, pero sí tendrás cosas que cambiar. Cuéntaselas a la Virgen. Y que sepas que Ella te dice que te quiere como eres y que cuentas con toda su ayuda, que es bastante, para conseguir cambiar. Te quiere con tus defectos pero luchando por vencerlos. Con Ella puedes, y... ¡qué fácil! Madre mía, que me sienta amado por ti, acogido en tu regazo. Que sepa y me dé cuenta de que me quieres, me conoces, me sigues, que sepa que te importo, que estás pendiente de mí,... ¡Ah! y... gracias. 16 PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 18. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) • Oración Súplicas a María, Madre nuestra Dame tus ojos, Madre, para saber mirar; si miro con tus ojos jamás podré pecar. Dame tus labios, Madre, para poder rezar; si rezo con tus labios Jesús me escuchará. Dame tu lengua, Madre, para ir a comulgar; es tu lengua patena de gracia y santidad. Dame tus manos, Madre, que quiero trabajar; entonces mi trabajo valdrá una eternidad. Dame tu manto, Madre, que cubra mi maldad; cubierta con tu manto al Cielo he de llegar. Dame a Jesús, oh Madre, para poder amar; esta será mi dicha por una eternidad. EPIFANÍA Siguiendo el ejemplo de los Magos de Oriente, hemos entrado en la casa donde encontraremos a Jesús, con María y José; allí está el Rey de las naciones como un niño más del pueblo. Todos hemos recibido algún regalo en estos días de Navidad, y hoy le traeremos al Señor lo mejor de nosotros mismos: nuestra fe y nuestro amor vivido como Familia hospitalaria. 17 PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 19. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) • Objetivo «CELEBRAMOS QUE… ENCONTRAMOS AL REY DE LAS NACIONES» • Idea principal ¿Qué nos quiere decir el evangelista san Mateo? Los Magos, que son personajes muy importantes y admirados en su país, se postran ante un recién nacido. Postrados en el suelo, se hacen aún más pequeños que Jesús. Los Magos no saben nada del Ddios de Israel. Ellos que son sabios, no tienen necesidad de saber más: han descubierto su estrella y su Dios en el niño Jesús. Han cambiado totalmente y se sienten felices. El misterio de la Epifanía: Epifanía significa "manifestación". Jesús se da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos: Su Epifanía ante los Reyes Magos Su Epifanía a San Juan Bautista en el Jordán Su Epifanía a sus discípulos y comienzo de Su vida pública con el milagro en Caná. El Señor se nos muestra. El Señor quiere mostrarse a toda la humanidad. • Lecturas bíblicas Isaías 60,1-6: La gloria del Señor amanece sobre ti. Efesios 3,2-3a.5-6: Ahora ha sido revelado que también los gentiles son coherederos. Mateo 2,1-12: Venimos de Oriente para adorar al Rey. LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 2, 1-12 Jesús nació en Belén de Judá en tiempos del rey Herodes. Entonces, unos Magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: «¿Dónde está el Rey de los Judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo». Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó y todo Jerusalén con él; convocó a los sumos pontífices y a los letrados del país, y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: «En Belén de Judá, porque así lo ha escrito el Profeta: "Y tú. Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judá; Pues de ti saldrá un jefe que será el pastor de 18 mi pueblo Israel”». Entonces Herodes llamó en secreto a los Magos, para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 20. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) mandó a Belén diciéndoles: «Id y averiguad cuidadosamente qué hay del niño y, cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo». Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y de pronto la estrella que había visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas, lo adoraron: después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Y habiendo recibido en sueños un oráculo, para que no volvieran a Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino. Palabra del Señor • Reflexión Los pastores han sido los primeros en recibir la Buena Noticia del nacimiento del Salvador. Pero esta Noticia aún no ha llegado al palacio del rey Herodes. La palabra de un pastor no se tenía en cuenta. Por aquellas fechas, unos ilustres y misteriosos personajes siguen una estrella que anuncia el nacimiento de un nuevo rey, del rey de las naciones. El misterio de la Epifanía Este es el día en que todos los participantes en la sagrada liturgia contemplamos «la Estrella», el divino Sol de la justicia. Este día vamos a la Iglesia llevando con adoración nuestras humildes ofrendas al Rey de las naciones. A pesar de nuestra indignidad, somos envueltos por la gracia, recibida en la Palabra salvífica, en los misterios transformados y transformantes del altar, en la Iglesia, Esposa santa. La manifestación del Salvador Hoy el servicio de la Palabra se abre con la visión grandiosa de Isaías que verdaderamente abarca todo el tiempo de la manifestación del Señor: Adviento, Navidad y Epifanía. El profeta anuncia la novedad de la vida que llega a la ciudad santa, a la Esposa. Ésta debe levantarse e iluminarse, porque en adelante el Señor la alumbrará con su gracia. Esta luz atraerá a los pueblos paganos a la Ciudad de Dios, y ésa será la Madre de los vivientes, la Madre de los pueblos, con hijos e hijas sin número. El corazón maternal de la Ciudad santa se conmoverá, los pueblos llegan, y traen ofrendas preciosas: el oro de la realeza, el incienso del culto divino, y desde ahora se hacen misioneros ellos mismos, para anunciar al mundo la alabanza 19 divina (Primera lectura, Isaías 60, 1-6). Pero, en la visión del profeta, la luz del Señor brilla sólo sobre Jerusalén y el pueblo elegido. Sin embargo, san Pablo proclama la manifestación PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 21. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) de la gracia de Dios y de su voluntad salvadora universal revelada ahora directamente a todos los pueblos por el Evangelio de Jesucristo (Segunda lectura, Efesios 3, 2-3a.5-6). Este es el gran tema de la solemnidad de la Epifanía, que encuentra su mejor signo en la llegada de los Magos de oriente. El Señor se nos muestra Nosotros, ahora, admirados por la grandeza y la cercanía del misterio, no debemos envidiar a los Magos. Una vez más debemos recordar la frase de San León Magno que repetiremos en las próximas homilías: Lo que en Cristo era visible, ha pasado a los sacramentos de la Iglesia. Nosotros entramos ahora en la casa, tocamos las manos y los pies del Señor, sentimos su voz, su ternura y su calor, más profundamente que ellos, y por eso, antes que nada, damos gracias porque la revelación del misterio escondido de Dios se ha hecho realidad en nosotros, nacidos en la gentilidad, nacidos del agua y del Espíritu. Los pastores y los magos reconocieron a Jesús por los signos que les habían revelado los ángeles y la inspiración divina: el niño en el pesebre, la estrella… y a nosotros nos ha dicho Jesús cuales son los signos por los que lo podemos reconocer, en la Palabra de Dios, en la Eucaristía y los demás sacramentos, y en nuestros hermanos más necesitados: los hambrientos, los sedientos de agua y de justicia, en los necesitados de salvación, en los encarcelados y enfermos… En todos ellos nos espera el Niño de Belén que es el Señor y Salvador. El Señor quiere mostrarse a toda la humanidad Y en segundo lugar, la Epifanía despierta en nosotros la urgencia por dar a conocer a todos la dicha de este misterio revelado. De nada nos sirve profundizar en el conocimiento y en la vivencia del misterio si nos lo guardamos para nosotros. Hoy es un día misionero, de ayuda espiritual y material a los catequistas de los países de misión. ¿Cómo les vamos a ayudar? ¿Cómo vamos a ser nosotros mismos, aquí mismo, misioneros? Que el Señor nos conceda su Espíritu de sabiduría y discernimiento para ser fieles a su gracia, difusores de su Palabra e imitadores de su amor. Hoy, ¿puedes ser tú también Mago? ¿Cómo? ¿Dispones de una o varias personas que te puedan guiar como las estrellas? ¿Quiénes son? ¿Qué tesoros podrías ofrecer a Jesús para decirle quién es Él para ti? 20 PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 22. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) • Parábola LOS REYES MAGOS TAMBIÉN ESCRIBEN Hemos leído todas las cartas de este año. Nos ha sorprendido y nos ha conmovido ver que todos estáis pidiendo lo mismo. Y hemos decidido que si, que lo tendréis. Os traemos la felicidad (puede ser la alegría, la libertad, la esperanza, el amor, la amistad...). ¿Una felicidad plena y total? No, porque no existe felicidad plena y total: cabe conquistarla un poco cada día e ir mejorándola siempre. El año 2012 tendréis felicidad, pero id haciéndoos a la idea de que en la situación alcanzada también encontraréis falta de felicidad. Mirad también que la felicidad es un juguete muy caro y muy delicado. Un juguete, podríamos decir, con el que no se puede jugar. Mejor: más que un juguete es un instrumento, una herramienta, un estado del espíritu, una forma de ser. No quisiéramos que se os deshaga entre los dedos. Por eso, os aconsejamos que os atengáis a este manual de instrucciones para que podáis poner en funcionamiento la felicidad que os regalamos: No se os ocurra usarla para romperla en la cabeza de los demás. No la destripéis para ver que hay dentro. No le tengáis miedo, y por eso intentad usarla desde ahora. No os canséis de ella a los cuatro días, como ha ocurrido otras veces con otros juguetes que habéis tenido. No permitáis que nadie os la robe. Dejad que juegue con ella todo el que quiera. No estropeéis la que también llevaremos a otros. No la pongáis en manos de inexpertos. No pongáis dentro de su caja otras cosas que no sean la felicidad. No la confundáis. No la guardéis escondida, pensando que se desgasta al usarla. Haced que rinda lo más que podáis. No le quitéis ninguna pieza, ya que sólo funciona entera. Dadle buen trato y haced que os dure. Si sabéis jugar con ella como se debe, el año que viene os traeremos más. Melchor, Gaspar y Baltasar 21 PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 23. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) • Oración Señor, esta fiesta de la Epifanía nos recuerda que Tú eres un Dios abierto a todos, que tu amor no tiene fronteras humanas ni se detiene ante los países. Tú eres la estrella que brilla en la noche, para todos aquellos que quieren seguirte, para todos aquellos que te buscan. A los que ya te seguimos a tientas y con susurros del corazón, no nos dejes caer en la tentación de velar la luz de tu Evangelio y de apagar la verdad, que has manifestado en tu Hijo, nuestro Señor, que vive por los siglos de los siglos. Amén. BAUTISMO Hoy acaba el tiempo de Navidad y Epifanía, en esta fiesta del Bautismo del Señor. El Mesías, el «Ungido de Dios» anunciado por los profetas, se manifiesta en el Jordán como el siervo humilde de Dios que carga, siendo cordero inocente, con los pecados del mundo. • Objetivo «CELEBRAMOS QUE… ENCONTRAMOS AL UNGIDO DE DIOS» 22 PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 24. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) • Idea principal El tiempo de Navidad termina en la fiesta del bautismo del Señor; este momento de la vida de Cristo indica el comienzo de su llamada «vida pública» y da final a unos treinta años de existencia sencilla y trabajadora, después de los episodios más relevantes de la infancia que han sido celebrados en las fechas pasadas inmediatas. El bautismo administrado por Juan a Jesús es el Jordán es un momento esencial para comprender el Evangelio. Los apóstoles comenzabas la narración de los hechos y dichos del Señor a partir de este acontecimiento, interpretándolo como la unción mesiánica del que sería llamado por eso «El Ungido» (Cristo) por el Espíritu Santo, consagrado para una misión predicha frecuentemente en los profetas, sobre todo en Isaías. • Lecturas bíblicas Isaías 42,1-4.6-7: Mirad a mi siervo, a quien prefiero. Hechos 10,34-38: Dios ungió a Jesús con la fuerza del Espíritu Santo. Marcos 1,7-11: Tú eres mi Hijo amado, mi preferido. LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS 1, 7-11 En aquel tiempo proclamaba Juan: «Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco ni agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero el os bautiza con Espíritu Santo». Por entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán. Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y al Espíritu bajar hacia él como una paloma. Se oyó una voz del cielo: «Tú eres mi hijo amado, mi predilecto». Palabra del Señor • Reflexión El comienzo de la vida pública de Jesús La última festividad del tiempo de Navidad-Epifanía, el Bautismo del Señor, ocupa el lugar del primer domingo del tiempo ordinario, que es el extenso periodo de treinta y cuatro semanas repartidas antes y después del ciclo Cuaresma-Pascua. Durante este tiempo acompañaremos a Jesús a lo largo de su «vida pública», desde su comienzo al ser bautizado por Juan en el Jordán hasta la víspera del comienzo de la 23 Pasión en Jerusalén. En este año nuestro guía será el Evangelio según san Marcos, el cual, como lo hacen también los otros dos sinópticos Mateo y Lucas, presentan el ministerio público de Jesús a través de una PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 25. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) primera etapa en Galilea, seguida de un largo viaje o «subida» a Jerusalén, para concluir su obra. Todo ello tiene un prólogo en una primera estancia de Jesús en tierras de Judea, donde es bautizado por Juan y mantiene una lucha espiritual con Satanás en el desierto (episodio este último que recordaremos en el primer domingo de Cuaresma). El bautismo del Señor en el Jordán El bautismo administrado por Juan a Jesús en el río Jordán es un momento esencial para comprender el Evangelio. Los apóstoles comenzaban la narración de los hechos y dichos del Señor a partir de este acontecimiento, como lo hacía Pedro en uno s de sus discursos: Conocéis lo que sucedió en el país de los judíos, cuando Juan predicaba el bautismo, aunque la cosa empezó en Galilea. Me refiero a Jesús de Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él (Hch 10, 37-38; Segunda lectura). De este modo los primeros mensajeros del Evangelio de Jesús comprendían e interpretaban aquel episodio como la unción mesiánica del que sería llamado por eso «el Ungido» (Cristo) por el Espíritu Santo, consagrado para una misión predicha frecuentemente en los profetas, sobre todo el los cantos del Siervo de Yahwé de Isaías, como el que se proclama en esta fiesta, cuando se aplican a Jesús estas palabras: Mirad a mi siervo, a quien sostengo, mi elegido, a quien prefiero. Sobre él he puesto mi espíritu (Is 42, 1; Primera lectura). Los cuatro evangelios relatan este momento cargado de misterio, con pequeñas variantes que destacan aspectos particulares del acontecimiento. La epifanía de la Trinidad Mientras que la Encarnación del Hijo de Dios es una obra trinitaria que tiene su iniciativa en el Padre, y es realizada en la intimidad y el silencio de María por la fuerza creadora del Espíritu Santo, el bautismo de Jesús es una manifestación (epifanía) del misterio santísimo del Padre que muestra al Hijo hecho hombre ante el mundo y lo unge y consagra con el Espíritu para que sea el Mesías esperado por el pueblo de Dios. En las raíces de nuestra vida cristiana Este es un día para hacer memoria de nuestro propio bautismo. Aquél fue el día más importante de nuestra vida, pues los efectos de aquella gracia durarán para siempre, cualquiera que sea nuestra historia; todo lo que nos ocurra es pasajero, pero la elevación a la dignidad de hijos de Dios, injertados en Cristo y hechos miembros de la Iglesia por la unción 24 que recibimos, con la inhabitación del Espíritu Santo, destinados a la vida eterna, es para siempre. PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza
  • 26. Tiempo de Navidad: CELEBRAMOS QUE… (Ciclo B) ¿Qué significa para ti estar bautizado? ¿Recuerdas cuándo te bautizaron? • Parábola Jesús está presente El sábado la iglesia estaba llena de gente elegantemente vestida. Se habían concentrado los bautismos de todo el mes en ese día y padres, padrinos, familiares y los propios bautizandos relucían en sus atuendos de fiesta. En el último banco, sentado y tratando de pasar desapercibido, un barbudo pordiosero ocultaba los harapos que apenas lo cubrían. Los presentes miraban con desprecio hacia ese personaje que desentonaba del conjunto. El sacerdote comenzó la homilía diciendo que ese día Jesús estaba presente, ya que había prometido que “allí donde dos o más se reunieran en su nombre, Él estaría en medio de ellos”. Todos los presentes se miraron inquietos. Sin embargo, en el último banco, alguien sonreía. • Oración Es bueno darte gracias, Señor, de corazón y cantarte con gozo cada día. Es bueno proclamar por la mañana tu lealtad y por la noche decirte de verdad que me has querido. Es bueno decir que tus acciones, Señor, son mi alegría y esperanza. Te doy gracias y me alegro por el don maravilloso de la vida. Te doy gracias y me alegro por el don entrañable del Bautismo. Te doy gracias y me alegro por el don precioso de tu Espíritu. Muchos no te conocen, Señor, y me da pena que pongan su vida en cosas que se acaban. Muchos no saben que Tú eres Padre y que nos quieres a todos con ternura. Tú eres grande para siempre. Tu amor me inunda y me hace FELIZ. 25 PASTORAL DE LA SALUD - CATEQUESIS | Norka C. Risso Espinoza