SlideShare una empresa de Scribd logo
OBEDIENCIA
REALIDAD O MITO
ible guardar los Mandamientos de
Dame entendimiento, y guardaré
tu ley,
Y la cumpliré de todo corazón.
Sl 119:34
i me amáis, guardad mis mandamientos
Juan 14:15
Pues este es el amor a Dios, que
guardemos sus mandamientos; y
sus mandamientos no son
gravosos.1Juan 5:3
El que tiene mis mandamientos, y los
guarda, ése es el que me ama; y el
que me ama, será amado por mi
Padre, y yo le amaré, y me
manifestaré a él.
Juan 14:21
Si guardareis mis mandamientos,
permaneceréis en mi amor; así como
yo he guardado los mandamientos de
mi Padre, y permanezco en su amor.
Juan 15:10
El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno?
Ninguno hay bueno sino uno: Dios.
Mas si quieres entrar en la vida,
guarda los mandamientos.
Mateo 19:17
La condición para alcanzar la vida eterna es
ahora exactamente la misma de siempre, tal
cual era en el paraíso antes de la caída de
nuestros primeros padres: la perfecta
obediencia a la ley de Dios, la perfecta justicia.
Si la vida eterna se concediera con alguna
condición inferior a ésta, peligraría la felicidad
de todo el universo. Se le abriría la puerta al
pecado con toda su secuela de dolor y miseria
para siempre. Camino a Cristo 62
La única pregunta que se hará en el
juicio será: “¿Fueron obedientes a
mis mandamientos?”
Obreros Evangélicos, 330.1
Es preciso considerar la ley de Dios por
encima de todo y obedecerla en el
espíritu y en la letra.
{Testimonios Vol.4 249.2}
Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la
tierra; si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis
consumidos a espada (Isaías 1:19, 20). Estas
palabras son verdaderas. Dios exige perfecta
obediencia, y aquellos que dicen que no es
posible vivir una vida perfecta lanzan sobre
Dios una acusación de injusticia y mentira.
Manuscritos Liberados Vol.1 369
Algunos consideran extraño que nuestra salvación
demande nuestra entera sumisión a la ley de Dios.
Pero el Señor no podría hacer una cosa más cruel
que salvar al hombre en su rebelión. Ningún
hombre puede ser salvo a menos que él se somete
a la ley de Cristo. La salvación significa para
nosotros una entrega completa de alma, cuerpo y
espíritu ... La única esperanza del pecador es
dejar de pecar…
Entonces su voluntad está en armonía con la
voluntad de Cristo. Su alma es traída en
comunión con Dios. Aquellos que se alistan en
el ejército de Cristo deben, en todas las cosas,
someterse a su autoridad y consultar su
voluntad. La obediencia implícita es la
condición de la salvación. La ley de Dios debe
ser obedecida en cada particular. Es nuestra
salvación hacer su ley nuestra regla …
{Signs of the Times, November 15, 1899 par. 8}
El gran don de la salvación se nos
ofrece gratuitamente, a través de
Jesucristo, con la condición de que
obedezcamos la ley de Dios; e
individualmente debemos aceptar los
términos de la vida con la más
profunda humillación y gratitud…
Nadie entrará jamás en la ciudad de
Dios que no reverencie los estatutos
de su gobierno; y ahora es el tiempo
asignado a nosotros para obtener la
victoria, por medio de la gracia divina,
sobre cada pensamiento y acción
rebelde; para operar nuestra propia
salvación, no con jactancia de
confianza en nosotros mismos, sino
con temor y temblor. {ST, December 15, 1887 par. 10}
Jesús compró la redención para
nosotros; es nuestra; pero nos
hallamos aquí a prueba, para ver si
resultamos dignos de la vida eterna.
{1 Testimonios 182.3}
Redimió la vergonzosa caída de Adán y salvó
al mundo... Vivió la ley de Dios y la honró en
este mundo de transgresiones, revelando al
universo celestial, a Satanás y a los perdidos
hijos de Adán, que por medio de su gracia la
humanidad puede guardar la ley de Dios.
{La Maravillosa Gracia de Dios 42.5}
Nadie que haya recibido la luz de la
verdad entrará en la ciudad de Dios como
transgresor de los mandamientos. Su ley
constituye el fundamento de su gobierno en
la tierra y en el cielo. Los que
conscientemente hayan pisoteado y
despreciado su ley en la tierra, no serán
llevados al cielo para que allí hagan la misma
obra; no se producirá un cambio de carácter
cuando Cristo venga.
{Fe y Obras 42.3}
La misericordia nos invita a entrar en la ciudad
de Dios a través de sus puertas, y la justicia se
complace en otorgar a toda alma obediente los
privilegios plenos que le corresponden como
miembro de la familia real e hijo del Rey del
cielo. Si tuviéramos defectos de carácter, no
podríamos franquear las puertas que la
misericordia ha abierto para los obedientes;
porque la justicia está en pie junto a la
entrada y requiere santidad de todos los que
quieran ver a Dios…
Si la justicia hubiera desaparecido y fuese posible
que la misericordia divina abriese sus puertas a
toda la humanidad sin tomar en cuenta su carácter,
habría en el cielo una situación de desafecto
y rebelión peor que la que se produjo
cuando Satanás fue expulsado. “Se romperían
la paz, la felicidad y la armonía del cielo. El traslado
de la tierra al cielo no cambiará el carácter de los
hombres. La felicidad de los redimidos en el cielo
será el resultado del carácter semejante al de
Cristo que hayan formado en esta vida. Los
santos del cielo habrán comenzado por ser
santos en la tierra...{Maranata 336.5}
Los que desobedecen los mandamientos de Dios, y
enseñan a otros a hacerlo, son condenados por
Cristo. La vida de obediencia del Salvador sostuvo
los derechos de la ley; probó que la ley puede ser
guardada en la humanidad, y reveló la excelencia
del carácter que la obediencia desarrollaría. Todos
los que obedecen como él obedeció, declaran
igualmente que el mandamiento de la ley “es santo,
y justo, y bueno.”…
Por otro lado, todos los que violan los mandamientos
de Dios, sostienen el aserto de Satanás de que la ley
es injusta y no puede ser obedecida. Así secundan
los engaños del gran adversario y deshonran a Dios.
Son hijos del maligno, que fué el primer rebelde
contra la ley de Dios. Admitirlos en el cielo sería
volver a introducir elementos de discordia y rebelión,
y hacer peligrar el bienestar del universo. Ningún
hombre que desprecia voluntariamente un principio
de la ley entrará en el reino de los cielos.
{El Deseado de Todas las Gentes 275.1}
Obedecer o desobedecer es votar por un u otro partido!
Hay muchos que se perderán, porque
dependen de la religión legal, o del
simple arrepentimiento por el pecado.
Pero el arrepentimiento por el pecado
por si solo no puede obrar la salvación
de ninguna alma…
El hombre no puede ser salvo por sus
propias obras. Sin Cristo, es imposible para
él rendir obediencia perfecta a la ley de Dios;
Y el cielo nunca puede ser obtenido por una
obediencia imperfecta; Pues eso pondría
todo el cielo en peligro y haría posible una
segunda rebelión.
{Signs of the Times, Dezembro 30, 1889 par. 4}
No es la magnitud del acto de
desobediencia lo que constituye el pecado,
sino el desacuerdo con la voluntad expresa
de Dios en el detalle más mínimo, porque
demuestra que todavía hay comunión entre
el alma y el pecado. El corazón está dividido
en su servicio. Niega realmente a Dios, y se
rebela contra las leyes de su gobierno…
Si los hombres estuviesen en libertad para
apartarse de lo que requiere el Señor y
pudieran fijarse una norma de deberes, habría
una variedad de normas que se ajustarían a
las diversas mentes y se quitaría el gobierno
de las manos de Dios. La voluntad de los
hombres se haría suprema, y la voluntad
santa y altísima de Dios, sus fines de amor
hacia sus criaturas, no serían honrados ni
respetados…
Siempre que los hombres escogen su propia
senda, se oponen a Dios. No tendrán lugar en
el reino de los cielos, porque guerrean contra
los mismos principios del cielo. Al despreciar
la voluntad de Dios, se sitúan en el partido de
Satanás, el enemigo de Dios y de los
hombres. No por una palabra, ni por muchas
palabras, sino por toda palabra que ha
hablado Dios, vivirá el hombre.
El Discurso Maestro de Jesucristo, 48.5
El unigénito Hijo de Dios vino a nuestro
mundo como un hombre, para revelar al
mundo que los seres humanos podían
guardar la ley de Dios. Satanás, el ángel
caído, había declarado que ningún hombre
podía guardar la ley de Dios después de la
desobediencia de Adán. Y él afirmaba que
toda la raza humana estaba bajo su
dominio.
{3 Mensajes Selectos 153.3}
Después de la caída del hombre, Satanás declaró
que los seres humanos habían demostrado ser
incapaces de guardar la ley de Dios, y procuró
arrastrar consigo al universo en esa creencia. Las
palabras de Satanás parecían ser verdaderas, y
Cristo vino para desenmascarar al engañador. La
Majestad del cielo se hizo cargo de la causa del
hombre y con la misma ayuda que puede obtener el
hombre resistió las tentaciones de Satanás así como
el hombre debe resistirlas.
{1 Mensagens Escolhidas 295}
Cristo vino al mundo a contrarrestar la falsedad de
Satanás de que Dios había hecho una ley que los
hombres no podían cumplir. Tomando la humanidad
sobre sí, vino al mundo, y mediante una vida de
obediencia mostró que Dios no había hecho una ley
que los hombres no podían cumplir. Demostró que
era perfectamente posible que los hombres
obedezcan la ley. Los que aceptan a Cristo como su
Salvador, participando de su naturaleza divina,
pueden seguir su ejemplo, viviendo en obediencia a
cada precepto de la ley…
Mediante los méritos de Cristo, el hombre debe
mostrar por su obediencia que será digno de
confianza cuando esté en el cielo, que no se
rebelará. Cristo poseyó la misma naturaleza
del hombre. Fue tentado en todo tal como los
hombres. El mismo poder que le ayudó a
obedecer está a las órdenes del hombre.
{A Fin de Conocerlo 291.2}
Vino a este mundo a obedecer la ley
como un ser humano para demostrar la
falsedad de la acusación satánica que
sostenía que el ser humano no puede
guardar la ley de Dios.
{Cristo Triunfante 281.5}
Satanás declaró que era imposible para los hijos e
hijas de Adán guardar la ley de Dios, y por lo tanto
acusó a Dios de falta de sabiduría y amor. Si ellos
no pudieran guardar la ley, entonces habría un
fallo con el Legislador. Los hombres que están
bajo el control de Satanás repiten esas
acusaciones contra Dios, al afirmar que los
hombres no pueden guardar la ley de Dios.
Signs of the Times, enero 16, 1896.2
La naturaleza pecaminosa del hombre era débil,
y él era propenso a la transgresión de los
mandamientos de Dios. El hombre no tenía el
poder de obedecer las palabras de Dios; Es por
eso que Cristo vino a nuestro mundo, para que
Él le dé poder moral…
Dios envió a su Hijo en la semejanza de la
carne pecaminosa para condenar el pecado en
la carne y revelar el hecho al cielo, al mundo no
caído y al mundo caído, que a través del poder
de la gracia divina, a través de la participación
de la naturaleza divina, el hombre no necesita
más quedarse bajo la maldición de la ley o
permanecer en la transgresión.
{Manuscritos Liberados Tomo 14 82.3}
Era imposible que el pecador guardara la ley de
Dios, que era santa, justa y buena; pero esta
imposibilidad fue eliminada por la impartición de
la justicia de Cristo al alma arrepentida y
creyente. La vida y muerte de Cristo en
beneficio del hombre pecador tuvieron el
propósito de restaurarlo al favor de Dios,
impartiéndole la justicia que satisfaría los
requerimientos de la ley y hallaría aceptación
ante el Padre. {Fe y Obras 121.3}
Aparte de Cristo, el hombre no puede en
espíritu y en verdad guardar siquiera uno de
los mandamientos de Dios, pero en Cristo
Jesús las reivindicaciones de la ley se cumplen
porque transforma la naturaleza del hombre
por su gracia, crea en el corazón una nueva
vida espiritual, implanta una naturaleza
santa, y los hombres desarrollan un carácter
como el de Cristo.
{Manuscritos Liberados Vol.14 86.1}
No necesitamos retener una sola
tendencia pecaminosa... Al participar de la
naturaleza divina, las malas tendencias,
hereditarias y cultivadas, son eliminadas
del carácter y somos convertidos en un
poder viviente para el bien.
A Fin de Conocerle 96.2}
Y por medio de Ezequiel había sido hecha la
promesa: “Y os daré corazón nuevo, y pondré
espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de
vuestra carne el corazón de piedra, y os daré
corazón de carne. Y pondré dentro de
vosotros mi espíritu, y haré que andéis en mis
mandamientos.”…
Nicodemo había leído estos pasajes con
mente anublada; pero ahora empezaba a
comprender su significado. Veía que la más
rígida obediencia a la simple letra de la ley tal
como se aplicaba a la vida externa, no podía
dar a nadie derecho a entrar en el reino de los
cielos. En la estima de los hombres, su vida
había sido justa y honorable; pero en la
presencia de Cristo, sentía que su corazón era
impuro y su vida profana.
{El Deseado de Todas las Gentes 146.1}
Después de la caída, había sido imposible para el
hombre con su naturaleza pecaminosa prestar
obediencia a la ley de Dios, no tuviera a Cristo,
con la oferta de su propia vida, adquirido el
derecho de elevar la raza donde podrían vivir una
vez más en armonía con los demás sus requisitos.
{Review and Herald, Septiembre 27, 1881 par. 11}
Dios exige en la actualidad exactamente lo
que exigió a la santa pareja en el Edén:
obediencia perfecta a sus preceptos. Su ley
permanece inmutable en todas las edades.
La gran norma de justicia presentada en el
Antiguo Testamento no es rebajada en el
Nuevo. No es la función del Evangelio
debilitar las demandas de la santa ley de
Dios, sino elevar a los hombres para que
puedan guardar sus preceptos.
{Fé e Obras 52.2}
Por medio de todos los artificios posibles Satanás
ha procurado invalidar la eficacia del sacrificio del
Hijo de Dios, hacer que su expiación sea inútil y
su misión un fracaso. Ha sostenido que la muerte
de Cristo hizo innecesaria la obediencia a la ley y
permitió que el pecador obtuviera, sin abandonar
el pecado, el favor de un Dios santo. HA
DECLARADO QUE LA NORMA DEL ANTIGUO
TESTAMENTO FUE REBAJADA EN EL EVANGELIO Y
QUE LOS HOMBRES PUEDEN ACUDIR A CRISTO, NO
PARA SER SALVADOS DE SUS PECADOS SINO EN SUS
PECADOS.
{Fé e Obras 93.2}
Más que eso, él quitó todas las excusas del
hombre caído que podrían ser una razón para
no guardar la ley de Dios. ... Este testimonio
sobre Cristo muestra claramente que Él
condenó el pecado en la carne. Nadie puede
decir que está irremediablemente sujeto a la
esclavitud del pecado y Satanás.
(Signs of the Times, Enero 16, 1896).
Romanos 8:1-4
Dios ha puesto en nuestras manos un
estandarte sobre el cual está escrito: “Aquí está
la paciencia de los santos; aquí están los que
guardan los mandamientos de Dios, y la fe de
Jesús.” Apocalipsis 14:12. Este es un mensaje
distinto y separador, un mensaje que se dará en
forma certera.
{3 Joya de los Testimonios 151.2}
Cristo murió para hacer posible que
usted deje de pecar, y el pecado es
la transgresión de la ley.
{RH August 28, 1894, par. 4}
Todos aquellos que obedecem por fe
los mandamientos de Dios, alcanzaran
el estado de impecabilidad en que vivía
Adán antes de la caída.
{Maranata 232.2}
A Adán se le revelaron importantes
acontecimientos del futuro, desde su expulsión
del Edén hasta el diluvio y más allá, hasta la
primera venida de Cristo a la tierra; su amor
por Adán y su posteridad inducirían al Hijo de
Dios a condescender al punto de tomar la
naturaleza humana para elevar así, por medio
de su propia humillación, a todos los que
creyeran en él. Ese sacrificio sería de suficiente
valor como para salvar a todo el mundo; pero
sólo unos pocos aprovecharían la salvación
ofrecida por medio de un sacrificio tan
extraordinario….
La mayor parte no cumpliría las condiciones
requeridas para ser participantes de la gran
salvación de Dios. Preferirían el pecado y la
transgresión de la ley del Señor antes de
arrepentirse y obedecer, para descansar por fe
en los méritos y el sacrificio ofrecidos. Este
sacrificio era de un valor tan inmenso, como
para hacer más precioso que el oro fino, y que
el oro de Ofir, al hombre que lo aceptara.
{História da Redención 49.2}
Bienaventurados los que guardan sus
mandamientos, para que su potencia sea
en el árbol de la vida, y que entren por las
puertas en la ciudad. Apocalipsis 22:14,

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

07 victoria sobre pecado
07 victoria sobre pecado07 victoria sobre pecado
07 victoria sobre pecado
chucho1943
 
Nuevo Testamento: Cartas San Pablo
Nuevo Testamento: Cartas  San PabloNuevo Testamento: Cartas  San Pablo
Nuevo Testamento: Cartas San Pablo
e-spiritusanto
 
Sermón del monte parte 4: El Yo Interior
Sermón del monte parte 4: El Yo InteriorSermón del monte parte 4: El Yo Interior
Sermón del monte parte 4: El Yo Interior
Emmanuel Herrera
 
Mandamientos
MandamientosMandamientos
Mandamientos
antso
 
El amor cubre multitudes de pecados
El amor cubre multitudes de pecadosEl amor cubre multitudes de pecados
El amor cubre multitudes de pecados
Iglesia Cristiana Casa de Júbilo y Consagración
 
Sermón del monte parte 3: Oísteis que fue dicho mas yo os digo.
Sermón del monte parte 3: Oísteis que fue dicho mas yo os digo. Sermón del monte parte 3: Oísteis que fue dicho mas yo os digo.
Sermón del monte parte 3: Oísteis que fue dicho mas yo os digo.
Emmanuel Herrera
 
Romanos#13
Romanos#13Romanos#13
El hombre carnal y el espiritual
El hombre carnal y el espiritualEl hombre carnal y el espiritual
El hombre carnal y el espiritual
Euler Ruiz
 
El conflicto entre la carne y el espíritu
El conflicto entre la carne y el espírituEl conflicto entre la carne y el espíritu
El conflicto entre la carne y el espíritu
Iglesia Cristiana Casa de Júbilo y Consagración
 
Cristo el fin de la ley
Cristo el fin de la leyCristo el fin de la ley
Cristo el fin de la ley
https://gramadal.wordpress.com/
 
Notas de Elena - Lección 6
Notas de Elena  - Lección 6Notas de Elena  - Lección 6
Notas de Elena - Lección 6
jespadill
 
Lección 7 - Victoria sobre el Pecado
Lección 7 - Victoria sobre el PecadoLección 7 - Victoria sobre el Pecado
Lección 7 - Victoria sobre el Pecado
sodycita
 
08 el hombre de rom 7
08 el hombre de rom 708 el hombre de rom 7
08 el hombre de rom 7
chucho1943
 
Romanos 6
Romanos 6Romanos 6
Caminando con Dios y creyendo a sus promesas
Caminando con Dios y creyendo a sus promesasCaminando con Dios y creyendo a sus promesas
Caminando con Dios y creyendo a sus promesas
Carlos Umanzor
 
Los creyentes pertenecen a un pacto nuevo
Los creyentes pertenecen a un pacto nuevoLos creyentes pertenecen a un pacto nuevo
Los creyentes pertenecen a un pacto nuevo
Iglesia Cristiana Casa de Júbilo y Consagración
 
Cartas de juan
Cartas de juan Cartas de juan
Cartas de juan
Arturo Padua Hernandez
 
Pablo refrena a sus colegas
Pablo refrena a sus colegasPablo refrena a sus colegas
Jl la ley del espiritu
Jl la ley del espirituJl la ley del espiritu
Jl la ley del espiritu
Yeshiva Torah
 
Vivir por fe 11
Vivir por fe 11 Vivir por fe 11
Vivir por fe 11
chucho1943
 

La actualidad más candente (20)

07 victoria sobre pecado
07 victoria sobre pecado07 victoria sobre pecado
07 victoria sobre pecado
 
Nuevo Testamento: Cartas San Pablo
Nuevo Testamento: Cartas  San PabloNuevo Testamento: Cartas  San Pablo
Nuevo Testamento: Cartas San Pablo
 
Sermón del monte parte 4: El Yo Interior
Sermón del monte parte 4: El Yo InteriorSermón del monte parte 4: El Yo Interior
Sermón del monte parte 4: El Yo Interior
 
Mandamientos
MandamientosMandamientos
Mandamientos
 
El amor cubre multitudes de pecados
El amor cubre multitudes de pecadosEl amor cubre multitudes de pecados
El amor cubre multitudes de pecados
 
Sermón del monte parte 3: Oísteis que fue dicho mas yo os digo.
Sermón del monte parte 3: Oísteis que fue dicho mas yo os digo. Sermón del monte parte 3: Oísteis que fue dicho mas yo os digo.
Sermón del monte parte 3: Oísteis que fue dicho mas yo os digo.
 
Romanos#13
Romanos#13Romanos#13
Romanos#13
 
El hombre carnal y el espiritual
El hombre carnal y el espiritualEl hombre carnal y el espiritual
El hombre carnal y el espiritual
 
El conflicto entre la carne y el espíritu
El conflicto entre la carne y el espírituEl conflicto entre la carne y el espíritu
El conflicto entre la carne y el espíritu
 
Cristo el fin de la ley
Cristo el fin de la leyCristo el fin de la ley
Cristo el fin de la ley
 
Notas de Elena - Lección 6
Notas de Elena  - Lección 6Notas de Elena  - Lección 6
Notas de Elena - Lección 6
 
Lección 7 - Victoria sobre el Pecado
Lección 7 - Victoria sobre el PecadoLección 7 - Victoria sobre el Pecado
Lección 7 - Victoria sobre el Pecado
 
08 el hombre de rom 7
08 el hombre de rom 708 el hombre de rom 7
08 el hombre de rom 7
 
Romanos 6
Romanos 6Romanos 6
Romanos 6
 
Caminando con Dios y creyendo a sus promesas
Caminando con Dios y creyendo a sus promesasCaminando con Dios y creyendo a sus promesas
Caminando con Dios y creyendo a sus promesas
 
Los creyentes pertenecen a un pacto nuevo
Los creyentes pertenecen a un pacto nuevoLos creyentes pertenecen a un pacto nuevo
Los creyentes pertenecen a un pacto nuevo
 
Cartas de juan
Cartas de juan Cartas de juan
Cartas de juan
 
Pablo refrena a sus colegas
Pablo refrena a sus colegasPablo refrena a sus colegas
Pablo refrena a sus colegas
 
Jl la ley del espiritu
Jl la ley del espirituJl la ley del espiritu
Jl la ley del espiritu
 
Vivir por fe 11
Vivir por fe 11 Vivir por fe 11
Vivir por fe 11
 

Similar a Obediencia

Rh 9 octubre 1984 español
Rh  9 octubre 1984 españolRh  9 octubre 1984 español
Rh 9 octubre 1984 español
Zafnat Panea
 
Hijos legitimos del Padre
Hijos legitimos del PadreHijos legitimos del Padre
Las obras del cristiano
Las obras del cristianoLas obras del cristiano
Las obras del cristiano
Pedro Santos
 
Notas de Elena - Lección 11 - Los Apóstoles y la Ley
Notas de Elena - Lección 11 - Los Apóstoles y la LeyNotas de Elena - Lección 11 - Los Apóstoles y la Ley
Notas de Elena - Lección 11 - Los Apóstoles y la Ley
jespadill
 
Lección 9 | Notas de Elena | Cristo. la ley y el evangelio
Lección 9 | Notas de Elena | Cristo. la ley y el evangelioLección 9 | Notas de Elena | Cristo. la ley y el evangelio
Lección 9 | Notas de Elena | Cristo. la ley y el evangelio
jespadill
 
Lección 1 - La Justicia de Cristo, Revelación de las Grandes Escenas Finales
Lección 1 - La Justicia de Cristo, Revelación de las Grandes Escenas FinalesLección 1 - La Justicia de Cristo, Revelación de las Grandes Escenas Finales
Lección 1 - La Justicia de Cristo, Revelación de las Grandes Escenas Finales
Smi Paraguay
 
Romanos 7
Romanos 7Romanos 7
ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...
ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...
ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...
CPV
 
ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...
ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...
ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...
CPV
 
El sermon del monte 2
El sermon del monte 2El sermon del monte 2
El sermon del monte 2
Zenny Danny
 
A quien pertenece el cuerpo “carnal” de una persona convertida a Jesucristo
A quien pertenece el cuerpo “carnal” de una persona convertida a JesucristoA quien pertenece el cuerpo “carnal” de una persona convertida a Jesucristo
A quien pertenece el cuerpo “carnal” de una persona convertida a Jesucristo
Iglesia Cristiana Casa de Júbilo y Consagración
 
La Verdadera Santificación por Luis Avilés Betancourt
La Verdadera Santificación   por Luis Avilés BetancourtLa Verdadera Santificación   por Luis Avilés Betancourt
La Verdadera Santificación por Luis Avilés Betancourt
Jeffrey Mercado
 
05-25-PYR-ES EL HOMBRE INCAPAZ DE GUARDAR LA LEY.pdf
05-25-PYR-ES EL HOMBRE INCAPAZ DE GUARDAR LA LEY.pdf05-25-PYR-ES EL HOMBRE INCAPAZ DE GUARDAR LA LEY.pdf
05-25-PYR-ES EL HOMBRE INCAPAZ DE GUARDAR LA LEY.pdf
Regresando a las Raices de la Fe
 
Notas de Elena | Lección 11 | Vivir por fe | Escuela Sabática
Notas de Elena | Lección 11 | Vivir por fe | Escuela SabáticaNotas de Elena | Lección 11 | Vivir por fe | Escuela Sabática
Notas de Elena | Lección 11 | Vivir por fe | Escuela Sabática
jespadill
 
Obediencia
ObedienciaObediencia
Justicia
JusticiaJusticia
Justicia
Renel Padron
 
13 reino de cristo
13 reino de cristo13 reino de cristo
13 reino de cristo
chucho1943
 
La ley o la gracia
La ley o la graciaLa ley o la gracia
La ley o la gracia
luisx2015
 
Romanos 2 la benignidad que guía al arrepentimiento(2a.parte)
Romanos 2 la benignidad que guía al arrepentimiento(2a.parte)Romanos 2 la benignidad que guía al arrepentimiento(2a.parte)
Romanos 2 la benignidad que guía al arrepentimiento(2a.parte)
Humberto Rendon
 
Se pierde la salvacion
Se pierde la salvacionSe pierde la salvacion
Se pierde la salvacion
El Evangelio Olvidado
 

Similar a Obediencia (20)

Rh 9 octubre 1984 español
Rh  9 octubre 1984 españolRh  9 octubre 1984 español
Rh 9 octubre 1984 español
 
Hijos legitimos del Padre
Hijos legitimos del PadreHijos legitimos del Padre
Hijos legitimos del Padre
 
Las obras del cristiano
Las obras del cristianoLas obras del cristiano
Las obras del cristiano
 
Notas de Elena - Lección 11 - Los Apóstoles y la Ley
Notas de Elena - Lección 11 - Los Apóstoles y la LeyNotas de Elena - Lección 11 - Los Apóstoles y la Ley
Notas de Elena - Lección 11 - Los Apóstoles y la Ley
 
Lección 9 | Notas de Elena | Cristo. la ley y el evangelio
Lección 9 | Notas de Elena | Cristo. la ley y el evangelioLección 9 | Notas de Elena | Cristo. la ley y el evangelio
Lección 9 | Notas de Elena | Cristo. la ley y el evangelio
 
Lección 1 - La Justicia de Cristo, Revelación de las Grandes Escenas Finales
Lección 1 - La Justicia de Cristo, Revelación de las Grandes Escenas FinalesLección 1 - La Justicia de Cristo, Revelación de las Grandes Escenas Finales
Lección 1 - La Justicia de Cristo, Revelación de las Grandes Escenas Finales
 
Romanos 7
Romanos 7Romanos 7
Romanos 7
 
ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...
ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...
ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...
 
ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...
ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...
ESCRITO ESTAS EN ACCION. EL JUICIO DE DIOS. LOS JUDÍOS Y LA LEY. ROMANOS 2:1-...
 
El sermon del monte 2
El sermon del monte 2El sermon del monte 2
El sermon del monte 2
 
A quien pertenece el cuerpo “carnal” de una persona convertida a Jesucristo
A quien pertenece el cuerpo “carnal” de una persona convertida a JesucristoA quien pertenece el cuerpo “carnal” de una persona convertida a Jesucristo
A quien pertenece el cuerpo “carnal” de una persona convertida a Jesucristo
 
La Verdadera Santificación por Luis Avilés Betancourt
La Verdadera Santificación   por Luis Avilés BetancourtLa Verdadera Santificación   por Luis Avilés Betancourt
La Verdadera Santificación por Luis Avilés Betancourt
 
05-25-PYR-ES EL HOMBRE INCAPAZ DE GUARDAR LA LEY.pdf
05-25-PYR-ES EL HOMBRE INCAPAZ DE GUARDAR LA LEY.pdf05-25-PYR-ES EL HOMBRE INCAPAZ DE GUARDAR LA LEY.pdf
05-25-PYR-ES EL HOMBRE INCAPAZ DE GUARDAR LA LEY.pdf
 
Notas de Elena | Lección 11 | Vivir por fe | Escuela Sabática
Notas de Elena | Lección 11 | Vivir por fe | Escuela SabáticaNotas de Elena | Lección 11 | Vivir por fe | Escuela Sabática
Notas de Elena | Lección 11 | Vivir por fe | Escuela Sabática
 
Obediencia
ObedienciaObediencia
Obediencia
 
Justicia
JusticiaJusticia
Justicia
 
13 reino de cristo
13 reino de cristo13 reino de cristo
13 reino de cristo
 
La ley o la gracia
La ley o la graciaLa ley o la gracia
La ley o la gracia
 
Romanos 2 la benignidad que guía al arrepentimiento(2a.parte)
Romanos 2 la benignidad que guía al arrepentimiento(2a.parte)Romanos 2 la benignidad que guía al arrepentimiento(2a.parte)
Romanos 2 la benignidad que guía al arrepentimiento(2a.parte)
 
Se pierde la salvacion
Se pierde la salvacionSe pierde la salvacion
Se pierde la salvacion
 

Más de Sergio Schmidt

Participantes da natureza divina
Participantes da natureza divina Participantes da natureza divina
Participantes da natureza divina
Sergio Schmidt
 
Participantes de la natureza divina
Participantes de la natureza divina Participantes de la natureza divina
Participantes de la natureza divina
Sergio Schmidt
 
Importance of the_health_message
Importance of the_health_messageImportance of the_health_message
Importance of the_health_message
Sergio Schmidt
 
El sello de dios
El sello de diosEl sello de dios
El sello de dios
Sergio Schmidt
 
La gran semana de dios
La gran semana de diosLa gran semana de dios
La gran semana de dios
Sergio Schmidt
 
La naturaleza humana de jesus
La naturaleza humana de jesusLa naturaleza humana de jesus
La naturaleza humana de jesus
Sergio Schmidt
 
El apetito y el caracter
El apetito y el caracterEl apetito y el caracter
El apetito y el caracter
Sergio Schmidt
 
El zarandeo
El zarandeoEl zarandeo
El zarandeo
Sergio Schmidt
 
El juicio investigador
El juicio investigadorEl juicio investigador
El juicio investigador
Sergio Schmidt
 
Reavivamiento y Reforma
Reavivamiento y ReformaReavivamiento y Reforma
Reavivamiento y Reforma
Sergio Schmidt
 
Son pocos los que se salvan?
Son pocos los que se salvan?Son pocos los que se salvan?
Son pocos los que se salvan?
Sergio Schmidt
 
Sed vosotros perfectos!
Sed vosotros perfectos!Sed vosotros perfectos!
Sed vosotros perfectos!
Sergio Schmidt
 
Pecado
PecadoPecado
Mansedumbre
MansedumbreMansedumbre
Mansedumbre
Sergio Schmidt
 

Más de Sergio Schmidt (14)

Participantes da natureza divina
Participantes da natureza divina Participantes da natureza divina
Participantes da natureza divina
 
Participantes de la natureza divina
Participantes de la natureza divina Participantes de la natureza divina
Participantes de la natureza divina
 
Importance of the_health_message
Importance of the_health_messageImportance of the_health_message
Importance of the_health_message
 
El sello de dios
El sello de diosEl sello de dios
El sello de dios
 
La gran semana de dios
La gran semana de diosLa gran semana de dios
La gran semana de dios
 
La naturaleza humana de jesus
La naturaleza humana de jesusLa naturaleza humana de jesus
La naturaleza humana de jesus
 
El apetito y el caracter
El apetito y el caracterEl apetito y el caracter
El apetito y el caracter
 
El zarandeo
El zarandeoEl zarandeo
El zarandeo
 
El juicio investigador
El juicio investigadorEl juicio investigador
El juicio investigador
 
Reavivamiento y Reforma
Reavivamiento y ReformaReavivamiento y Reforma
Reavivamiento y Reforma
 
Son pocos los que se salvan?
Son pocos los que se salvan?Son pocos los que se salvan?
Son pocos los que se salvan?
 
Sed vosotros perfectos!
Sed vosotros perfectos!Sed vosotros perfectos!
Sed vosotros perfectos!
 
Pecado
PecadoPecado
Pecado
 
Mansedumbre
MansedumbreMansedumbre
Mansedumbre
 

Último

Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docxFolleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
SantosGuidoRodrguez
 
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdfLa inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
adyesp
 
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.pptAntropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
FacundoRiquel
 
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptxVoces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
jenune
 
ASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNI
ASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNIASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNI
ASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNI
mathiasalonso201111
 
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidadla Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
FranciscoJoseFloresG1
 
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de MarillacEl Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdfTe costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
CRISTINAULLOA12
 

Último (8)

Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docxFolleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
 
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdfLa inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
 
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.pptAntropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
 
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptxVoces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
 
ASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNI
ASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNIASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNI
ASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNI
 
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidadla Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
 
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de MarillacEl Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
 
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdfTe costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
 

Obediencia

  • 2. ible guardar los Mandamientos de
  • 3. Dame entendimiento, y guardaré tu ley, Y la cumpliré de todo corazón. Sl 119:34
  • 4. i me amáis, guardad mis mandamientos Juan 14:15
  • 5. Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.1Juan 5:3
  • 6. El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. Juan 14:21
  • 7. Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. Juan 15:10
  • 8. El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. Mateo 19:17
  • 9. La condición para alcanzar la vida eterna es ahora exactamente la misma de siempre, tal cual era en el paraíso antes de la caída de nuestros primeros padres: la perfecta obediencia a la ley de Dios, la perfecta justicia. Si la vida eterna se concediera con alguna condición inferior a ésta, peligraría la felicidad de todo el universo. Se le abriría la puerta al pecado con toda su secuela de dolor y miseria para siempre. Camino a Cristo 62
  • 10. La única pregunta que se hará en el juicio será: “¿Fueron obedientes a mis mandamientos?” Obreros Evangélicos, 330.1
  • 11. Es preciso considerar la ley de Dios por encima de todo y obedecerla en el espíritu y en la letra. {Testimonios Vol.4 249.2}
  • 12. Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra; si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada (Isaías 1:19, 20). Estas palabras son verdaderas. Dios exige perfecta obediencia, y aquellos que dicen que no es posible vivir una vida perfecta lanzan sobre Dios una acusación de injusticia y mentira. Manuscritos Liberados Vol.1 369
  • 13. Algunos consideran extraño que nuestra salvación demande nuestra entera sumisión a la ley de Dios. Pero el Señor no podría hacer una cosa más cruel que salvar al hombre en su rebelión. Ningún hombre puede ser salvo a menos que él se somete a la ley de Cristo. La salvación significa para nosotros una entrega completa de alma, cuerpo y espíritu ... La única esperanza del pecador es dejar de pecar…
  • 14. Entonces su voluntad está en armonía con la voluntad de Cristo. Su alma es traída en comunión con Dios. Aquellos que se alistan en el ejército de Cristo deben, en todas las cosas, someterse a su autoridad y consultar su voluntad. La obediencia implícita es la condición de la salvación. La ley de Dios debe ser obedecida en cada particular. Es nuestra salvación hacer su ley nuestra regla … {Signs of the Times, November 15, 1899 par. 8}
  • 15. El gran don de la salvación se nos ofrece gratuitamente, a través de Jesucristo, con la condición de que obedezcamos la ley de Dios; e individualmente debemos aceptar los términos de la vida con la más profunda humillación y gratitud…
  • 16. Nadie entrará jamás en la ciudad de Dios que no reverencie los estatutos de su gobierno; y ahora es el tiempo asignado a nosotros para obtener la victoria, por medio de la gracia divina, sobre cada pensamiento y acción rebelde; para operar nuestra propia salvación, no con jactancia de confianza en nosotros mismos, sino con temor y temblor. {ST, December 15, 1887 par. 10}
  • 17. Jesús compró la redención para nosotros; es nuestra; pero nos hallamos aquí a prueba, para ver si resultamos dignos de la vida eterna. {1 Testimonios 182.3}
  • 18. Redimió la vergonzosa caída de Adán y salvó al mundo... Vivió la ley de Dios y la honró en este mundo de transgresiones, revelando al universo celestial, a Satanás y a los perdidos hijos de Adán, que por medio de su gracia la humanidad puede guardar la ley de Dios. {La Maravillosa Gracia de Dios 42.5}
  • 19. Nadie que haya recibido la luz de la verdad entrará en la ciudad de Dios como transgresor de los mandamientos. Su ley constituye el fundamento de su gobierno en la tierra y en el cielo. Los que conscientemente hayan pisoteado y despreciado su ley en la tierra, no serán llevados al cielo para que allí hagan la misma obra; no se producirá un cambio de carácter cuando Cristo venga. {Fe y Obras 42.3}
  • 20. La misericordia nos invita a entrar en la ciudad de Dios a través de sus puertas, y la justicia se complace en otorgar a toda alma obediente los privilegios plenos que le corresponden como miembro de la familia real e hijo del Rey del cielo. Si tuviéramos defectos de carácter, no podríamos franquear las puertas que la misericordia ha abierto para los obedientes; porque la justicia está en pie junto a la entrada y requiere santidad de todos los que quieran ver a Dios…
  • 21. Si la justicia hubiera desaparecido y fuese posible que la misericordia divina abriese sus puertas a toda la humanidad sin tomar en cuenta su carácter, habría en el cielo una situación de desafecto y rebelión peor que la que se produjo cuando Satanás fue expulsado. “Se romperían la paz, la felicidad y la armonía del cielo. El traslado de la tierra al cielo no cambiará el carácter de los hombres. La felicidad de los redimidos en el cielo será el resultado del carácter semejante al de Cristo que hayan formado en esta vida. Los santos del cielo habrán comenzado por ser santos en la tierra...{Maranata 336.5}
  • 22. Los que desobedecen los mandamientos de Dios, y enseñan a otros a hacerlo, son condenados por Cristo. La vida de obediencia del Salvador sostuvo los derechos de la ley; probó que la ley puede ser guardada en la humanidad, y reveló la excelencia del carácter que la obediencia desarrollaría. Todos los que obedecen como él obedeció, declaran igualmente que el mandamiento de la ley “es santo, y justo, y bueno.”…
  • 23. Por otro lado, todos los que violan los mandamientos de Dios, sostienen el aserto de Satanás de que la ley es injusta y no puede ser obedecida. Así secundan los engaños del gran adversario y deshonran a Dios. Son hijos del maligno, que fué el primer rebelde contra la ley de Dios. Admitirlos en el cielo sería volver a introducir elementos de discordia y rebelión, y hacer peligrar el bienestar del universo. Ningún hombre que desprecia voluntariamente un principio de la ley entrará en el reino de los cielos. {El Deseado de Todas las Gentes 275.1} Obedecer o desobedecer es votar por un u otro partido!
  • 24. Hay muchos que se perderán, porque dependen de la religión legal, o del simple arrepentimiento por el pecado. Pero el arrepentimiento por el pecado por si solo no puede obrar la salvación de ninguna alma…
  • 25. El hombre no puede ser salvo por sus propias obras. Sin Cristo, es imposible para él rendir obediencia perfecta a la ley de Dios; Y el cielo nunca puede ser obtenido por una obediencia imperfecta; Pues eso pondría todo el cielo en peligro y haría posible una segunda rebelión. {Signs of the Times, Dezembro 30, 1889 par. 4}
  • 26. No es la magnitud del acto de desobediencia lo que constituye el pecado, sino el desacuerdo con la voluntad expresa de Dios en el detalle más mínimo, porque demuestra que todavía hay comunión entre el alma y el pecado. El corazón está dividido en su servicio. Niega realmente a Dios, y se rebela contra las leyes de su gobierno…
  • 27. Si los hombres estuviesen en libertad para apartarse de lo que requiere el Señor y pudieran fijarse una norma de deberes, habría una variedad de normas que se ajustarían a las diversas mentes y se quitaría el gobierno de las manos de Dios. La voluntad de los hombres se haría suprema, y la voluntad santa y altísima de Dios, sus fines de amor hacia sus criaturas, no serían honrados ni respetados…
  • 28. Siempre que los hombres escogen su propia senda, se oponen a Dios. No tendrán lugar en el reino de los cielos, porque guerrean contra los mismos principios del cielo. Al despreciar la voluntad de Dios, se sitúan en el partido de Satanás, el enemigo de Dios y de los hombres. No por una palabra, ni por muchas palabras, sino por toda palabra que ha hablado Dios, vivirá el hombre. El Discurso Maestro de Jesucristo, 48.5
  • 29. El unigénito Hijo de Dios vino a nuestro mundo como un hombre, para revelar al mundo que los seres humanos podían guardar la ley de Dios. Satanás, el ángel caído, había declarado que ningún hombre podía guardar la ley de Dios después de la desobediencia de Adán. Y él afirmaba que toda la raza humana estaba bajo su dominio. {3 Mensajes Selectos 153.3}
  • 30. Después de la caída del hombre, Satanás declaró que los seres humanos habían demostrado ser incapaces de guardar la ley de Dios, y procuró arrastrar consigo al universo en esa creencia. Las palabras de Satanás parecían ser verdaderas, y Cristo vino para desenmascarar al engañador. La Majestad del cielo se hizo cargo de la causa del hombre y con la misma ayuda que puede obtener el hombre resistió las tentaciones de Satanás así como el hombre debe resistirlas. {1 Mensagens Escolhidas 295}
  • 31. Cristo vino al mundo a contrarrestar la falsedad de Satanás de que Dios había hecho una ley que los hombres no podían cumplir. Tomando la humanidad sobre sí, vino al mundo, y mediante una vida de obediencia mostró que Dios no había hecho una ley que los hombres no podían cumplir. Demostró que era perfectamente posible que los hombres obedezcan la ley. Los que aceptan a Cristo como su Salvador, participando de su naturaleza divina, pueden seguir su ejemplo, viviendo en obediencia a cada precepto de la ley…
  • 32. Mediante los méritos de Cristo, el hombre debe mostrar por su obediencia que será digno de confianza cuando esté en el cielo, que no se rebelará. Cristo poseyó la misma naturaleza del hombre. Fue tentado en todo tal como los hombres. El mismo poder que le ayudó a obedecer está a las órdenes del hombre. {A Fin de Conocerlo 291.2}
  • 33. Vino a este mundo a obedecer la ley como un ser humano para demostrar la falsedad de la acusación satánica que sostenía que el ser humano no puede guardar la ley de Dios. {Cristo Triunfante 281.5}
  • 34. Satanás declaró que era imposible para los hijos e hijas de Adán guardar la ley de Dios, y por lo tanto acusó a Dios de falta de sabiduría y amor. Si ellos no pudieran guardar la ley, entonces habría un fallo con el Legislador. Los hombres que están bajo el control de Satanás repiten esas acusaciones contra Dios, al afirmar que los hombres no pueden guardar la ley de Dios. Signs of the Times, enero 16, 1896.2
  • 35. La naturaleza pecaminosa del hombre era débil, y él era propenso a la transgresión de los mandamientos de Dios. El hombre no tenía el poder de obedecer las palabras de Dios; Es por eso que Cristo vino a nuestro mundo, para que Él le dé poder moral…
  • 36. Dios envió a su Hijo en la semejanza de la carne pecaminosa para condenar el pecado en la carne y revelar el hecho al cielo, al mundo no caído y al mundo caído, que a través del poder de la gracia divina, a través de la participación de la naturaleza divina, el hombre no necesita más quedarse bajo la maldición de la ley o permanecer en la transgresión. {Manuscritos Liberados Tomo 14 82.3}
  • 37. Era imposible que el pecador guardara la ley de Dios, que era santa, justa y buena; pero esta imposibilidad fue eliminada por la impartición de la justicia de Cristo al alma arrepentida y creyente. La vida y muerte de Cristo en beneficio del hombre pecador tuvieron el propósito de restaurarlo al favor de Dios, impartiéndole la justicia que satisfaría los requerimientos de la ley y hallaría aceptación ante el Padre. {Fe y Obras 121.3}
  • 38. Aparte de Cristo, el hombre no puede en espíritu y en verdad guardar siquiera uno de los mandamientos de Dios, pero en Cristo Jesús las reivindicaciones de la ley se cumplen porque transforma la naturaleza del hombre por su gracia, crea en el corazón una nueva vida espiritual, implanta una naturaleza santa, y los hombres desarrollan un carácter como el de Cristo. {Manuscritos Liberados Vol.14 86.1}
  • 39. No necesitamos retener una sola tendencia pecaminosa... Al participar de la naturaleza divina, las malas tendencias, hereditarias y cultivadas, son eliminadas del carácter y somos convertidos en un poder viviente para el bien. A Fin de Conocerle 96.2}
  • 40. Y por medio de Ezequiel había sido hecha la promesa: “Y os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi espíritu, y haré que andéis en mis mandamientos.”…
  • 41. Nicodemo había leído estos pasajes con mente anublada; pero ahora empezaba a comprender su significado. Veía que la más rígida obediencia a la simple letra de la ley tal como se aplicaba a la vida externa, no podía dar a nadie derecho a entrar en el reino de los cielos. En la estima de los hombres, su vida había sido justa y honorable; pero en la presencia de Cristo, sentía que su corazón era impuro y su vida profana. {El Deseado de Todas las Gentes 146.1}
  • 42. Después de la caída, había sido imposible para el hombre con su naturaleza pecaminosa prestar obediencia a la ley de Dios, no tuviera a Cristo, con la oferta de su propia vida, adquirido el derecho de elevar la raza donde podrían vivir una vez más en armonía con los demás sus requisitos. {Review and Herald, Septiembre 27, 1881 par. 11}
  • 43. Dios exige en la actualidad exactamente lo que exigió a la santa pareja en el Edén: obediencia perfecta a sus preceptos. Su ley permanece inmutable en todas las edades. La gran norma de justicia presentada en el Antiguo Testamento no es rebajada en el Nuevo. No es la función del Evangelio debilitar las demandas de la santa ley de Dios, sino elevar a los hombres para que puedan guardar sus preceptos. {Fé e Obras 52.2}
  • 44. Por medio de todos los artificios posibles Satanás ha procurado invalidar la eficacia del sacrificio del Hijo de Dios, hacer que su expiación sea inútil y su misión un fracaso. Ha sostenido que la muerte de Cristo hizo innecesaria la obediencia a la ley y permitió que el pecador obtuviera, sin abandonar el pecado, el favor de un Dios santo. HA DECLARADO QUE LA NORMA DEL ANTIGUO TESTAMENTO FUE REBAJADA EN EL EVANGELIO Y QUE LOS HOMBRES PUEDEN ACUDIR A CRISTO, NO PARA SER SALVADOS DE SUS PECADOS SINO EN SUS PECADOS. {Fé e Obras 93.2}
  • 45. Más que eso, él quitó todas las excusas del hombre caído que podrían ser una razón para no guardar la ley de Dios. ... Este testimonio sobre Cristo muestra claramente que Él condenó el pecado en la carne. Nadie puede decir que está irremediablemente sujeto a la esclavitud del pecado y Satanás. (Signs of the Times, Enero 16, 1896).
  • 47. Dios ha puesto en nuestras manos un estandarte sobre el cual está escrito: “Aquí está la paciencia de los santos; aquí están los que guardan los mandamientos de Dios, y la fe de Jesús.” Apocalipsis 14:12. Este es un mensaje distinto y separador, un mensaje que se dará en forma certera. {3 Joya de los Testimonios 151.2}
  • 48. Cristo murió para hacer posible que usted deje de pecar, y el pecado es la transgresión de la ley. {RH August 28, 1894, par. 4}
  • 49. Todos aquellos que obedecem por fe los mandamientos de Dios, alcanzaran el estado de impecabilidad en que vivía Adán antes de la caída. {Maranata 232.2}
  • 50. A Adán se le revelaron importantes acontecimientos del futuro, desde su expulsión del Edén hasta el diluvio y más allá, hasta la primera venida de Cristo a la tierra; su amor por Adán y su posteridad inducirían al Hijo de Dios a condescender al punto de tomar la naturaleza humana para elevar así, por medio de su propia humillación, a todos los que creyeran en él. Ese sacrificio sería de suficiente valor como para salvar a todo el mundo; pero sólo unos pocos aprovecharían la salvación ofrecida por medio de un sacrificio tan extraordinario….
  • 51. La mayor parte no cumpliría las condiciones requeridas para ser participantes de la gran salvación de Dios. Preferirían el pecado y la transgresión de la ley del Señor antes de arrepentirse y obedecer, para descansar por fe en los méritos y el sacrificio ofrecidos. Este sacrificio era de un valor tan inmenso, como para hacer más precioso que el oro fino, y que el oro de Ofir, al hombre que lo aceptara. {História da Redención 49.2}
  • 52. Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que su potencia sea en el árbol de la vida, y que entren por las puertas en la ciudad. Apocalipsis 22:14,