SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 24
Radiactividad
De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde Desintegración radiactiva)
Saltar a navegación, búsqueda
El color indica el periodo de semidesintegración de los isótopos radiactivos conocidos,
también llamado semivida y vida media.
La radiactividad o radioactividad es un fenómeno físico natural, por el cual algunos
cuerpos o elementos químicos llamados radiactivos, emiten radiaciones que tienen la
propiedad de impresionar placas fotográficas, ionizar gases, producir fluorescencia,
atravesar cuerpos opacos a la luz ordinaria, etc. Debido a esa capacidad se les suele
denominar radiaciones ionizantes (en contraste con las no ionizantes). Las radiaciones
emitidas pueden ser electromagnéticas, en forma de rayos X o rayos gamma, o bien
corpusculares, como pueden ser núcleos de Helio, electrones o positrones, protones u otras.
La radiactividad es una propiedad de los isótopos que son "inestables". Es decir que se
mantienen en un estado excitado en sus capas electrónicas o nucleares, con lo que para
alcanzar su estado fundamental deben perder energía. Lo hacen en emisiones
electromagnéticas o en emisiones de partículas con una determinada energía cinética. Esto
se produce variando la energía de sus electrones (emitiendo rayos X), sus nucleones (rayo
gamma) o variando el isótopo (al emitir desde el núcleo electrones, positrones, neutrones,
protones o partículas más pesadas), y en varios pasos sucesivos, con lo que un isótopo
pesado puede terminar convirtiéndose en uno mucho más ligero, como el Uranio que con el
transcurrir de los siglos acaba convirtiéndose en plomo.
Es aprovechada para la obtención de energía, usada en medicina (radioterapia y
radiodiagnóstico) y en aplicaciones industriales (medidas de espesores y densidades entre
otras).
La radiactividad puede ser:
• Natural: manifestada por los isótopos que se encuentran en la naturaleza.
• Artificial o inducida: manifestada por los radioisótopos producidos en
transformaciones artificiales.
Contenido
• 1 Radiactividad natural
• 2 Radiactividad artificial
• 3 Clases y componentes de radiación
o 3.1 Causa de la radiactividad
• 4 Símbolo
o 4.1 Contador Geiger
• 5 Periodo de semidesintegración radiactiva
• 6 Velocidad de desintegración
• 7 Ley de la radiosensibilidad
• 8 Consecuencias para la salud de la exposición a las radiaciones ionizantes
• 9 Riesgos para la salud
o 9.1 Dosis aceptable de irradiación
o 9.2 Dosis efectiva permitida
• 10 Ejemplos de isótopos radiactivos naturales
• 11 Ejemplos de isótopos radiactivos artificiales
• 12 Referencias
• 13 Enlaces externos
Radiactividad natural
Véase también: Radiactividad natural, Rayos cósmicos, y Redradna
En 1896 Becquerel descubrió que ciertas sales de uranio emitían radiaciones
espontáneamente, al observar que velaban las placas fotográficas envueltas en papel negro.
Hizo ensayos con el mineral en caliente, en frío, pulverizado, disuelto en ácidos y la
intensidad de la misteriosa radiación era siempre la misma. Por tanto, esta nueva propiedad
de la materia, que recibió el nombre de radiactividad, no dependía de la forma física o
química en la que se encontraban los átomos del cuerpo radiactivo, sino que era una
propiedad que radicaba en el interior mismo del átomo.
El estudio del nuevo fenómeno y su desarrollo posterior se debe casi exclusivamente al
matrimonio Curie, quienes encontraron otras sustancias radiactivas como el torio, polonio y
radio. La intensidad de la radiación emitida era proporcional a la cantidad de uranio
presente, por lo que dedujo Marie Curie que la radiactividad era una propiedad atómica. El
fenómeno de la radiactividad se origina exclusivamente en el núcleo de los átomos
radiactivos. Se cree que la causa que lo origina es debida a la interacción neutrón-protón del
mismo. Al estudiar la radiación emitida por el radio se comprobó que era compleja, pues al
aplicarle un campo magnético parte de ella se desviaba de su trayectoria y otra parte no.
Pronto se vio que todas estas reacciones provenían del núcleo atómico que describió
Rutherford en 1911, quien también demostró que las radiaciones emitidas por las sales de
uranio eran capaces de ionizar el aire y de producir la descarga de cuerpos cargados
eléctricamente.
Con el uso del neutrino, partícula descrita en 1930 por Pauli pero no medida hasta 1956 por
Clyde Cowan y sus colaboradores, consiguió describirse la radiación beta.
En 1932 James Chadwick descubrió la existencia del neutrón que Wolfgang Pauli había
predicho en 1930, e inmediatamente después Enrico Fermi descubrió que ciertas
radiaciones emitidas en fenómenos no muy comunes de desintegración eran en realidad
neutrones.
Radiactividad artificial
Símbolo utilizado tradicionalmente para indicar la presencia de radiactividad
Se produce la radiactividad inducida cuando se bombardean ciertos núcleos estables con
partículas apropiadas. Si la energía de estas partículas tiene un valor adecuado penetran
dentro del núcleo bombardeado y forman un nuevo núcleo que, en caso de ser inestable, se
desintegra después radiactivamente. Fue descubierta por los esposos Jean Frédéric Joliot-
Curie e Irène Joliot-Curie, bombardeando núcleos de boro y aluminio con partículas alfa.
Observaron que las sustancias bombardeadas emitían radiaciones después de retirar el
cuerpo radiactivo emisor de las partículas de bombardeo.
En 1934 Fermi se encontraba en un experimento bombardeando núcleos de uranio con los
neutrones recién descubiertos. En 1938, en Alemania, Lise Meitner, Otto Hahn y Fritz
Strassmann verificaron los experimentos de Fermi. Es más, en 1939 demostraron que parte
de los productos que aparecían al llevar a cabo estos experimentos era bario. Muy pronto
confirmaron que era resultado de la división de los núcleos de uranio: la primera
observación experimental de la fisión. En Francia, Jean Frédéric Joliot-Curie descubrió que
además del bario, se emitían neutrones secundarios en esa reacción, haciendo factible la
reacción en cadena.
También en 1932 Mark Oliphant teorizó sobre la fusión de núcleos ligeros (de hidrógeno),
describiendo poco después Hans Bethe el funcionamiento de las estrellas en base a este
mecanismo.
El estudio de la radiactividad permitió un mayor conocimiento de la estructura del núcleo
atómico y de las partículas subatómicas. Se abre la posibilidad de convertir unos elementos
en otros. Incluso el sueño de los alquimistas de transformar otros elementos en oro se hace
realidad, aunque no resulte rentable.
Clases y componentes de radiación
Se comprobó que la radiación puede ser de tres clases diferentes:
1. Radiación alfa: son flujos de partículas cargadas positivamente compuestas por dos
neutrones y dos protones (núcleos de Helio). Son desviadas por campos eléctricos y
magnéticos. Son poco penetrantes aunque muy ionizantes. Y son muy energéticos.
2. Radiación beta: son flujos de electrones (beta negativas) o positrones (beta
positivas) resultantes de la desintegración de los neutrones o protones del núcleo
cuando este se encuentra en un estado excitado. Es desviada por campos
magnéticos. Es más penetrante aunque su poder de ionización no es tan elevado
como el de las partículas alfa. Por lo tanto cuando un átomo expulsa una partícula
beta aumenta o disminuye su número atómico una unidad (debido al protón ganado
o perdido).
3. Radiación gamma: son ondas electromagnéticas. Es el tipo más penetrante de
radiación. Al ser ondas electromagnéticas de longitud de onda corta, tienen mayor
penetración y se necesitan capas muy gruesas de plomo u hormigón para detenerlos.
Las leyes de desintegración radiactiva, descritas por Soddy y Fajans, son:
• Cuando un átomo radiactivo emite una partícula alfa, la masa del átomo (A)
resultante disminuye en 4 unidades y el número atómico (Z) en 2.
• Cuando un átomo radiactivo emite una partícula beta, el número atómico (Z)
aumenta o disminuye en una unidad y la masa atómica (A) se mantiene constante.
• Cuando un núcleo excitado emite radiación gamma no varía ni su masa ni su
número atómico, solo pierde una cantidad de energía hν (donde "h" es la constante
de Planck y "nu" es la frecuencia de la radiación emitida).
Las dos primeras leyes indican que cuando un átomo emite una radiación alfa o beta se
transforma en otro átomo de un elemento diferente. Este nuevo elemento puede ser
radiactivo, transformándose en otro, y así sucesivamente, dando lugar a las llamadas series
radiactivas.
Causa de la radiactividad
En general son radiactivas las sustancias que no presentan un balance correcto entre
protones o neutrones, tal como muestra el gráfico al inicio del artículo. Cuando el número
de neutrones es excesivo o demasiado pequeño respecto al número de protones se hace más
difícil que la fuerza nuclear fuerte debida al efecto del intercambio de piones pueda
mantenerlos unidos. Eventualmente el desequilibrio se corrige mediante la liberación del
exceso de neutrones o protones, en forma de partículas α que son realmente núcleos de
Helio, partículas ß que pueden ser electrones o positrones. Estas emisiones llevan a dos
tipos de radiactividad mencionados:
• Radiación α, que aligera los núcleos atómicos en 4 unidades másicas, y cambia el
número atómico en dos unidades.
• Radiación ß, que no cambia la masa del núcleo, ya que implica la conversión de un
protón en un neutrón o viceversa, y cambia el número atómico en una sola unidad
(positiva o negativa, según la partícula emitida sea un electrón o un positrón).
La radiación por su parte se debe a que el núcleo pasa de un estado excitado de mayor
energía a otro de menor energía, que puede seguir siendo inestable y dar lugar a la emisión
de más radiación de tipo α, β o γ. La radiación γ es por tanto un tipo de radiación
electromagnética muy penetrante ya que tiene una alta energía por fotón emitido.
Símbolo
El 15 de marzo de 1994, la Agencia Internacional de la Energía Atómica dio a conocer un
nuevo símbolo de advertencia de radiactividad con validez internacional. La imagen fue
probada en 11 paísespx|Nuevo símbolo de advertencia de radiactividad adoptado por la ISO
en 2007 para fuentes que puedan resultar peligrosas. Estandard ISO #21482
Contador Geiger
Contador Geiger
Cuando una partícula radiactiva se introduce en un contador Geiger, produce un breve
impulso de corriente eléctrica. La radiactividad de una muestra se calcula por el número de
estos impulsos.
Periodo de semidesintegración radiactiva
Se llama constante de desintegración radiactiva ( ) a la constante de proporcionalidad entre
el número de desintegraciones por segundo y el número de átomos radiactivos (
).
Se llama vida media de un radioisótopo al tiempo promedio de vida de un átomo radiactivo
antes de desintegrarse. Es igual a la inversa de la constante de desintegración radiactiva (
).
Al tiempo que transcurre hasta que la cantidad de núcleos radiactivos de un isótopo
radiactivo se reduzca a la mitad de la cantidad inicial, se lo llama periodo de
semidesintegración, período, semiperiodo, semivida o vida media ( ). Al
fin de cada período la radiactividad se reduce a la mitad de la radiactividad inicial. Cada
radioisótopo tiene un semiperiodo característico, en general diferente del de otros isótopos.
Ejemplos:
Isótopo Periodo Emisión
Uranio-238 4510 millones de años Alfa
Carbono-14 5730 años Beta
Cobalto-60 5,271 años Gamma
Radón-222 3,82 días Alfa
Velocidad de desintegración
La velocidad de desintegración o actividad radiactiva se mide en Bq, en el SI. Un becquerel
vale 1 desintegración por segundo. También existen otras unidades como el rutherford, que
equivale a 106
desintegraciones por segundo, o el curio, que equivale idénticamente a
3,7·1010
desintegraciones por segundo (unidad basada en la actividad de 1 g de radio que es
cercana a esa cantidad).
La actividad radiactiva decrece exponencialmente de acuerdo con la siguiente ecuación:
Notación:
• es la actividad radiactiva en el instante
• es la actividad radiactiva inicial (cuando )
• es la base de los logaritmos neperianos
• es el tiempo transcurrido
• es la constante de desintegración radiactiva, que es propia de cada radioisótopo
Ley de la radiosensibilidad
La ley de la radiosensibilidad (también conocida como ley de Bergonie y Tribandeau) dice
que los tejidos y órganos más sensibles a las radiaciones son los menos diferenciados y los
que exhiben alta actividad reproductiva. Como ejemplo, tenemos:
1. Tejidos altamente radiosensibles: epitelio intestinal, órganos reproductivos
(ovarios, testículos), médula ósea, gláundula tiroides.
2. Tejidos medianamente radiosensibles: tejido conectivo.
3. Tejidos poco radiosensibles: neuronas, hueso.
Consecuencias para la salud de la exposición a las
radiaciones ionizantes
Los efectos de la radiactividad sobre la salud son complejos. Dependen de la dosis
absorbida por el organismo. Como no todas las radiaciones tienen la misma nocividad, se
multiplica cada radiación absorbida por un coeficiente de ponderación, para tener en cuenta
las diferencias. Esto se llama dosis equivalente, que se mide en sieverts, ya que el becquerel
mide mal la peligrosidad de un elemento puesto que considera como idénticas los tres tipos
de radiaciones (alfa, beta y gamma). Una radiación alfa o beta es relativamente poco
peligrosa fuera del cuerpo. En cambio, es extremadamente peligrosa cuando se inhala. Por
otro lado, las radiaciones gamma son siempre dañinas puesto que se les neutraliza con
dificultad.
Véase también: Radiación ionizante
Riesgos para la salud
El riesgo para la salud no sólo depende de la intensidad de la radiación y la duración de la
exposición, sino también del tipo de tejido afectado y de su capacidad de absorción, por
ejemplo, los órganos reproductores son 20 veces más sensibles que la piel.
Véase también: Contaminación radiactiva
Dosis aceptable de irradiación
Hasta cierto punto, las radiaciones naturales (emitidas por el medio ambiente) son
inofensivas. El promedio de tasa de dosis equivalente medida a nivel del mar es de 0,00012
mSv/h (0,012 mrem/h).
La dosis efectiva (suma de las dosis recibida desde el exterior del cuerpo y desde su
interior) que se considera que empieza a producir efectos en el organismo de forma
detectable es de 100 mSv (10 rem) en un periodo de 1 año.1
Los métodos de reducción de la dosis son: 1) Reducción del tiempo de exposición, 2)
aumento del blindaje y 3) aumento de la distancia a la fuente radiante.
A modo de ejemplo, se muestran las tasas de dosis en la actualidad utilizadas en una central
nuclear para establecer los límites de permanencia en cada zona, el personal que puede
acceder a ellas y su señalización:
Zona Dosis
Zona gris o azul de 0,0025 a 0,0075 mSv/h
Zona verde de 0,0075 a 0,025 mSv/h
Zona amarilla de 0,025 a 1 mSv/h
Zona naranja de 1 a 100 mSv/h
Zona roja > 100 mSv/h
Dosis efectiva permitida
La dosis efectiva es la suma ponderada de dosis equivalentes en los tejidos y órganos del
cuerpo procedentes de irradiaciones internas y externas. En la Unión Europea, la Directiva
96/29/EURATOM limita la dosis efectiva para trabajadores expuestos a 100 mSv durante
un período de cinco años consecutivos, con una dosis efectiva máxima de 50 mSv en
cualquier año, existiendo otros límites concretos de dosis equivalentes en determinadas
zonas del cuerpo, como el cristalino, la piel o las extremidades, además de límites concretos
para mujeres embarazadas o lactantes. Para miembros del público, el límite de dosis
efectiva es de 1 mSv por año, aunque en circunstancias especiales puede permitirse un
valor de dosis efectiva más elevado en un único año, siempre que no se sobrepasen 5 mSv
en cinco años consecutivos.2
En el caso de intervenciones (emergencias radiológicas), sin embargo, estos límites no son
aplicables. En su lugar se recomienda que, cuando pueden planificarse las acciones, se
utilicen unos niveles de referencia. En estos casos las actuaciones comienzan cuando la
dosis al público puede superar los 10 mSv en dos días (permanencia en edificios). En
cuanto a los trabajadores se intentará que la dosis que reciban sea siempre inferior al límite
anual, salvo en medidas urgentes (rescate de personas, situaciones que evitarían una dosis
elevada a un gran número de personas, impedir situaciones catastróficas). En estos casos se
intentará que no se supere el doble del límite de dosis en un solo año (100 mSv), excepto
cuando se trate de salvar vidas, donde se pondrá empeño en mantener las dosis por debajo
de 10 veces ese límite (500 mSv). Los trabajadores que participen en acciones que puedan
alcanzar este nivel de 500 mSv deberán ser oportunamente informados y ser voluntarios.3
La dosis efectiva es una dosis acumulada. La exposición continua a las radiaciones
ionizantes se considera a lo largo de un año, y tiene en cuenta factores de ponderación que
dependen del órgano irradiado y del tipo de radiación de la que se trate.
La dosis efectiva permitida para un trabajador que trabaje con radiaciones ionizantes (por
ejemplo en una central nuclear o en un centro médico) es de 100 mSv en un periodo de 5
años, no pudiendo superar en ningún caso los 50 mSv en un único año. Para las personas
que no trabajan con radiaciones ionizantes este límite se fija en 1 mSv al año. Estos valores
se establecen por encima del fondo natural (que en promedio es de 2,4 mSv al año en el
mundo).
Las diferencias en los límites establecidos entre trabajadores y otras personas se deben a
que los trabajadores reciben un beneficio directo por la existencia de la industria en la que
trabajan, y por tanto, asumen un mayor riesgo que las personas que no reciben un beneficio
directo.
Por ese motivo, se fijan para los estudiantes, unos límites algo superiores a los de las
personas que no trabajan con radiaciones ionizantes pero algo inferior a las personas que
trabajan con radiaciones ionizantes. Para ellos se fija un límite de 6 mSv en un año.
Además, esos límites se establecen en función de ciertas hipótesis, como es la del
comportamiento lineal sin umbral de los efectos a la salud de las radiaciones ionizantes (el
modelo LNT). A partir de este modelo, basado en medidas experimentales (de grandes
grupos de personas expuestas a las radiaciones, como los supervivientes de Hiroshima y
Nagasaki) de aparición de cánceres, se establecen límites de riesgo considerado aceptable
consensuados con los organismos internacionales como el OIT, y a partir de esos límites se
calcula la dosis efectiva resultante.
Véase también: Modelo lineal sin umbral
Ejemplos de isótopos radiactivos naturales
• Uranio 235
U y 238
U
• Torio 234
Th y 232
Th
• Radio 226
Ra y 228
Ra
• Carbono 14
C
• Tritio 3
H
• Radón 222
Rn
• Potasio 40
K
• Polonio 210
Po
Ejemplos de isótopos radiactivos artificiales
• Plutonio 239
Pu y 241
Pu
• Curio 242
Cm y 244
Cm
• Americio 241
Am
• Cesio 134
Cs, 135
Cs y 137
Cs
• Yodo 129
I, 131
I y 133
I
• Antimonio 125
Sb
• Rutenio 106
Ru
• Estroncio 90
Sr
• Criptón 85
Kr y 89
Kr
• Selenio 75
Se
• Cobalto 60
Co
• Cloro 36
Cl
Referencias [editar]
1. ↑ Resumen del informe del BEIR (en inglés)
2. ↑ Directiva 96/29/Euratom del Consejo de 13 de mayo de 1996 por la que se
establecen las normas básicas relativas a la protección sanitaria de los trabajadores y
de la población contra los riesgos que resultan de las radiaciones ionizantes, DO
L159 de 29-6-1996.
3. ↑ Normas Internacionales de Seguridad. SS Nº 115. (en inglés).
Enlaces externos [editar]
• Wikimedia Commons alberga contenido multimedia sobre Radiactividad.
• ATSDR en Español - ToxFAQs™: americio: Departamento de Salud y Servicios
Humanos de EE.UU. (dominio público)
• ATSDR en Español - ToxFAQs™: cesio: Departamento de Salud y Servicios
Humanos de EE.UU. (dominio público)
• ATSDR en Español - ToxFAQs™: plutonio: Departamento de Salud y Servicios
Humanos de EE.UU. (dominio público)
• ATSDR en Español - ToxFAQs™: uranio: Departamento de Salud y Servicios
Humanos de EE.UU. (dominio público)
Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Radiactividad"
Categorías: Radiactividad | Exponenciales
MANEJO DE DESECHOS
RADIACTIVOS
Los residuos líquidos y gaseosos son generalmente de mediana
intensidad y de mediana o baja vida media. En las plantas
nucleoeléctricas provienen, los primeros, de los drenajes del equipo
y del piso, mezclados con detergentes y agua. Los gaseosos
generalmente acompañan el vapor de agua y se separan de él
mediante un condensador
Los desechos sólidos son materiales que sufrieron contaminación
radiactiva durante la operación radiactiva, entre ellos se
encuentran herramientas, ropa o equipo de trabajo y,
principalmente, los ensambles de combustible que fueron extraídos
de los reactores (en las plantas nucleoeléctricas
fundamentalmente) al haber perdido su utilidad. Éstos últimos son
los que contienen mayor peligrosidad radiactiva ya que pueden
contener una gran cantidad de elementos radiactivos de elevada
intensidad.
Los líquidos son recogidos con cuidado, filtrados mediante filtros
de resinas e intercambio iónico y pueden ser descargados al
exterior previa revisión de peligrosidad tóxica.
Los gaseosos se extraen del condensador y se llevan a un equipo
donde se espera que decaiga su actividad hasta que puedan ser
diluidos y arrojados al exterior, previa verificación de su
peligrosidad.
Los desechos sólidos de baja intensidad se colocan en
recipientes de acero, mezclados con resinas (en Laguna Verde, Ver,
se utiliza asfalto); así, se almacenan en depósitos protegidos, hasta
que decaiga su actividad.
Actualmente se piensa que el mejor sitio para los desechos
radiactivos es bajo tierra, en los océanos o en el espacio. Pero es
necesario conocer las consecuencias de los radionúclidos en los
alrededores de los sitios de confinamiento y aumentar la capacidad
para hacer predicciones confiables con relación a los posibles daños
que causen los radionúclidos en su entorno.
Los modelos matemáticos con que se cuenta son insuficientes
para explicar el comportamiento de los residuos radiactivos a largo
plazo y la cuantificación de los daños que pueden causar en su
entorno. Hace comprender si la cantidad de radiación y de energía
calorífica que liberan los residuos almacenados pueden afectar la
geoquímica local como la mineralogía del suelo y la composición de
los materiales solubles en el agua subterránea.
La necesidad de poder hacer predicciones más confiables para el
futuro obliga a buscar otras maneras de manejar los residuos
radiactivos y de tener mejores mecanismos de acceso y de
observación de los depósitos que se utilicen, para que sea posible
conocer y controlar mejor los riesgos y sus consecuencias. También
es necesario tener los conocimientos suficientes y necesarios para
valorar adecuadamente las ventajas y los riesgos del uso de
materiales radiactivos.
Se producen residuos radiactivos desde que se inicia la
explotación de los yacimientos de uranio, durante los procesos de
excavación y molienda para extraer y concentrar el uranio, así
como, en el enriquecimiento y reprocesamiento que separa al uranio-
235 y el plutonio-239.
Al inicio de la era nuclear se pensó que no era problema
deshacerse de los residuos radiactivos, ya que los residuos de
escasa actividad radiactiva, como herramientas y guantes utilizados
en el manejo de los materiales radiactivos y otros desechos
radiactivos podrían ser enterrados en pozos profundos o cercados
en zonas desiertas. Los residuos de gran actividad radiactiva como
las varillas de combustible agotado, que periódicamente se deben
sacar del núcleo del reactor y aislarlas por miles de años, podrían
volver a ser procesadas para extraer el uranio no utilizado y el
valioso plutonio, que se usa para la fabricación de las bombas y
como combustible de un reactor generador.
Por el temor a que se desencadenara la proliferación de armas
nucleares, se decidió prohibir el reprocesamiento comercial de los
residuos nucleares. Pero ni esto podría eliminar el problema por
completo; ya que las técnicas de reprocesamiento separan sólo el
plutonio de los productos de fisión nuclear (cesio-137, estroncio-
90, yodo-131) que deben ser almacenados por unos 1000 años.
Además como no se pensó a tiempo en una manera de resolver los
problemas técnicos, los residuos se fueron acumulando. Se estima
que en Estados Unidos tienen más de 70 millones de galones de
residuos militares de gran radiactividad, más de 70 millones de pies
cúbicos de residuos radiactivos comerciales y militares de escasa
radiactividad están almacenados en fosas profundas, más de 140
millones de toneladas de desperdicios de uranio están apilados en
montañas en la zona suroeste y unas 7000 toneladas de combustible
agotado de reactores comerciales están almacenadas en recipientes
sumergidos en las piscinas refrigerantes situadas en cada planta
nuclear.
Después de aproximadamente un año de operación de un reactor
nuclear se retiran y sustituir unas 30 toneladas del núcleo de
combustible agotado, que contiene varios productos muy radiactivos
de la fisión nuclear como el cesio-137, el estroncio-90 y el yodo-
131(tienen una vida media de 30 años aproximadamente). Estos
deben ser refrigerados en grandes piscinas con agua durante un año
antes de que puedan ser enterrados. Se calcula que los residuos del
combustible procesados tardan unos 20000 años para
desintegrarse y llegar a concentraciones “seguras” para los seres
vivos y que los residuos no procesados requieren unas 100 veces
más tiempo de desintegración.
Cuando se coloca una varilla de combustible dentro del núcleo
del reactor, ésta no posee mucha radiactividad, el operador puede
manejarla sin correr grandes riesgos, Pero unos años más tarde
cuando se retira del núcleo tiene una radiación de 25000
rems/hora, suficiente para matar a cualquier persona y se debe
mantener aislada durante miles de años.
Los residuos producto de la fisión nuclear representan un
problema mayor. Éstos se almacenan temporalmente en grandes
albercas generalmente ubicadas dentro del mismo reactor atómico,
en espera de que decaiga su actividad radiactiva. Para algunos
materiales basta el almacenaje por 18 meses para reducir más del
90% su potencialidad. En Laguna Verde, Ver. se localizan varias
albercas de decaimiento, con capacidad para almacenar desechos
generados por más de 10 años de operación. En otras plantas del
mundo se dispone de un número mayor de albercas de decaimiento.
Alberca de decaimiento
Los
críticos de la industria nuclear consideran que la eliminación de los
residuos de bajo nivel radiactivo no representa ningún problema
técnico pero cuestionan que siga el desarrollo de la energía nuclear
sin que exista un depósito permanente para los residuos de gran
actividad radiactiva. Cada planta nuclear produce grandes
cantidades de residuos de alto nivel radiactivo y es su eliminación lo
que ha causado grandes problemas porque libera grandes
cantidades de calor y radiación.
Los productos de la fisión nuclear de vida corta se generan por
la descomposición de los núcleos de uranio y presentan peligro
durante los primeros 1000 años de aislamiento. Los transuránicos
de larga vida como el plutonio, el americio y el neptunio se forman
cuando los núcleos del uranio absorben neutrones y plantean un
problema durante cientos de miles de años. Cuando se reprocesa el
combustible agotado, se extraen cantidades importantes de
transuránicos, dejando el resto de transuránicos y los productos de
la fisión nuclear de vida corta como residuos.
La radiactividad de las varillas de combustible agotado
disminuye en un factor de 7000. En general, cuanto más grande es
el periodo de vida media menos radiactiva es la sustancia. Como
regla práctica, al multiplicar la vida media de un elemento radiactivo
por 20 se obtiene la cantidad aproximada de cuando la radiactividad
quedará reducida a niveles inocuos o disminuida en un factor de un
millón. Por ejemplo, el plutonio que tiene una vida media de 24000
años, requerirá medio millón de años para ser inocuo.
Una vez llegado el período de decaimiento esperado, los restos
pueden sufrir diferente manejo:
• Introducirlos en contenedores especiales diseñados para
permanecer cientos de años en depósitos subterráneos de
residuos radiactivos.
• Colocarlos dentro de contenedores especiales en depósitos
provisionales y posteriormente mandarlos a depósitos
subterráneos. En estos depósitos superficiales pueden tener
una pérdida significativa de su temperatura inicial y volverse
más manejables.
• <!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->Enviarlos a una planta de
reprocesamiento. Este proceso, si bien es muy costoso,
permite reutilizar los materiales radiactivos y generar algunos
subproductos (radioisótopos) útiles en medicina, industria y
agricultura. Por otra parte, los desechos finales después de la
recuperación, serían mucho menores y más manejables, para
ser enviados a un depósito final.
Depósito
superficial
Depósito subterráneo
<!--[
Como el agua subterránea podría llevar a los productos
radiactivos de nuevo al medio ambiente, los investigadores están
ideando múltiples barreras para evitar que las aguas subterráneas,
la corrosión, el calor, etc. interfieran con el emplazamiento de los
residuos radiactivos. Los residuos se fusionarán con vidrio,
cerámica o piedras sintéticas en grandes bloques cilíndricos para
encerrar a las sustancias químicas tóxicas y así retrasar la
disolución de los residuos en el agua. Los franceses son los pioneros
en el método del vidriado. Los bloques cilíndricos de vidrio quedarán
sellados dentro de unos botes de acero inoxidable y luego se les
enterrarán a 536 m debajo de la tierra, en un depósito geológico.
Estos dispositivos de seguridad no han pasado de la etapa de
laboratorio.
La radiación y el calor intensos generados por estos botes
podrían desintegrar el vidrio en unos cuantos siglos e incluso alterar
la estabilidad geológica de la cavidad rocosa o salina. El calor
emanado de estos botes de acero podría hacer que se expandiera y
fracturara provocando el escape de los residuos nucleares. Estos
depósitos de residuos de alto nivel están generalmente situados
cerca de depósitos de petróleo o potasa, lo que aumenta la
posibilidad de una excavación accidental que libere los desechos
radiactivos.
Por todo lo anterior, han aumentado las preocupaciones sobre el
volumen en constante aumento de los residuos radiactivos que
producen las plantas nucleares.
Al poner a disposición de la humanidad la energía nuclear, los
físicos y químicos, pusieron una nueva fuente de energía
aparentemente ilimitada pero que es opacada por un riesgo a largo
plazo que le resulta difícil de evaluar al hombre, pues está presente
Hiroshima y Nagasaki por un lado y Chernobil por otro, que han
mostrado con creces la necesidad de tener un mejor conocimiento y
control de la energía nuclear.
Se requiere tener mayor y mejor control de todas las fases de
la generación de la energía nuclear y del manejo subsecuente de los
desechos radiactivos. Es necesario cuidar desde los procesos de
localización de los minerales, las etapas de concentración de los
minerales para la producción del combustible de los reactores hasta
el reprocesamiento de los elementos combustibles de los reactores
nucleares, que aunque usen procesos altamente automatizados sigue
siendo un aspecto muy polémico.
Si los desechos radiactivos son almacenados bajo tierra es
indispensable desarrollar métodos de separación más eficientes de
los elementos radiactivos; construir recipientes más adecuados
para que no se extiendan los materiales peligrosos y encontrar
lugares que causen los menores daños posibles. Si se usan
contenedores temporales y recuperables se debe resolver el
problema de la corrosión o del
debilitamiento por la radiación. También se requiere investigar más
acerca de los procesos de seguridad y de control de las
consecuencias de los accidentes en los reactores.
Como puede verse, en cualquiera de los casos, habrá un desecho
peligroso final que deberá de ser confinado con seguridad para
evitar que dañe el medio ambiente. Lo que pone a prueba el ingenio y
la decisión de gobiernos y empresas, para administrar los procesos
y para generar acciones que eviten el deterioro ambiental a mediano
y largo plazo.
El transporte de desechos radiactivos supone un reto adicional
muy importante. En muchos países el traslado se desechos se hace
en la superficie a través de camiones y trenes, que atraviesan de un
lado a otro los territorios, exponiendo a la población y al ambiente a
cualquier derrame o fuga fruto de un simple accidente de tránsito.
En otros sitios el transporte es por vía marítima; grandes cargueros
transportan diariamente materiales de nucleoeléctricas a centros
de procesamiento ubicados en sitio lejanos como Japón, donde se
cuenta con las principales empresas de tratamiento de
recuperación. Los accidentes en estas vías también son un peligro
latente.
Radiactividad
Radiactividad

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Radiactividad
RadiactividadRadiactividad
Radiactividad
pochito
 
Resumen radiactividad
Resumen radiactividadResumen radiactividad
Resumen radiactividad
Arturo Blanco
 
Radioactividad y radiación natural
Radioactividad y radiación naturalRadioactividad y radiación natural
Radioactividad y radiación natural
Arturo Blanco
 
Trabajo química radiactividad
Trabajo química radiactividad Trabajo química radiactividad
Trabajo química radiactividad
miguelvilla24
 
Radioactividad
RadioactividadRadioactividad
Radioactividad
gapatri
 

La actualidad más candente (20)

Radiactividad
RadiactividadRadiactividad
Radiactividad
 
Resumen radiactividad
Resumen radiactividadResumen radiactividad
Resumen radiactividad
 
Radiactividad 4to de secundaria
Radiactividad 4to de secundariaRadiactividad 4to de secundaria
Radiactividad 4to de secundaria
 
Radiactividad
RadiactividadRadiactividad
Radiactividad
 
Radiactividad
RadiactividadRadiactividad
Radiactividad
 
Trabajo sobre la radiactividad (fisica y quimica)
Trabajo sobre la radiactividad (fisica y quimica)Trabajo sobre la radiactividad (fisica y quimica)
Trabajo sobre la radiactividad (fisica y quimica)
 
RADIACTIVIDAD
RADIACTIVIDADRADIACTIVIDAD
RADIACTIVIDAD
 
Radiactividad
Radiactividad Radiactividad
Radiactividad
 
La radiactividad
La radiactividadLa radiactividad
La radiactividad
 
Radiactividad
RadiactividadRadiactividad
Radiactividad
 
RADIOACTIVIDAD
RADIOACTIVIDADRADIOACTIVIDAD
RADIOACTIVIDAD
 
Quimica 6 - Radioactividad
Quimica 6 - RadioactividadQuimica 6 - Radioactividad
Quimica 6 - Radioactividad
 
Radioactividad y radiación natural
Radioactividad y radiación naturalRadioactividad y radiación natural
Radioactividad y radiación natural
 
La Radioactividad
La RadioactividadLa Radioactividad
La Radioactividad
 
Radiactividad
RadiactividadRadiactividad
Radiactividad
 
Radiactividad 090710234323-phpapp01
Radiactividad 090710234323-phpapp01Radiactividad 090710234323-phpapp01
Radiactividad 090710234323-phpapp01
 
Trabajo química radiactividad
Trabajo química radiactividad Trabajo química radiactividad
Trabajo química radiactividad
 
La radiactividad
La radiactividadLa radiactividad
La radiactividad
 
Radioactividad 1em3
Radioactividad 1em3Radioactividad 1em3
Radioactividad 1em3
 
Radioactividad
RadioactividadRadioactividad
Radioactividad
 

Destacado (6)

S14C2
S14C2S14C2
S14C2
 
DESINTEGRACIONES RADIACTIVAS
DESINTEGRACIONES RADIACTIVASDESINTEGRACIONES RADIACTIVAS
DESINTEGRACIONES RADIACTIVAS
 
Desintegración radiactiva
Desintegración radiactivaDesintegración radiactiva
Desintegración radiactiva
 
Fenómenos nucleares
Fenómenos nuclearesFenómenos nucleares
Fenómenos nucleares
 
Radiactividad y Decaimiento radiactivo.
Radiactividad y Decaimiento radiactivo.Radiactividad y Decaimiento radiactivo.
Radiactividad y Decaimiento radiactivo.
 
Física2 bach 13.3 radiactividad
Física2 bach 13.3 radiactividadFísica2 bach 13.3 radiactividad
Física2 bach 13.3 radiactividad
 

Similar a Radiactividad

C:\fakepath\fisica nulear y el nucleo
C:\fakepath\fisica nulear y el nucleoC:\fakepath\fisica nulear y el nucleo
C:\fakepath\fisica nulear y el nucleo
pablo salas alarcon
 
Quimica unidad 1
Quimica unidad 1Quimica unidad 1
Quimica unidad 1
Jairo626
 
Trabajo de quimica
Trabajo de quimicaTrabajo de quimica
Trabajo de quimica
Andres Monge
 
Kimika
KimikaKimika
Kimika
DJ-CJ
 
Estructura nuclear
Estructura nuclear Estructura nuclear
Estructura nuclear
melodygar
 

Similar a Radiactividad (20)

Radiacion
RadiacionRadiacion
Radiacion
 
C:\fakepath\fisica nulear y el nucleo
C:\fakepath\fisica nulear y el nucleoC:\fakepath\fisica nulear y el nucleo
C:\fakepath\fisica nulear y el nucleo
 
La radioactividad
La radioactividadLa radioactividad
La radioactividad
 
Quimica unidad 1
Quimica unidad 1Quimica unidad 1
Quimica unidad 1
 
Radiactividad
RadiactividadRadiactividad
Radiactividad
 
Trabajo de quimica
Trabajo de quimicaTrabajo de quimica
Trabajo de quimica
 
Radiacion
RadiacionRadiacion
Radiacion
 
Trabajo de quimica
Trabajo de quimicaTrabajo de quimica
Trabajo de quimica
 
Kimika
KimikaKimika
Kimika
 
La Radioactividad
La RadioactividadLa Radioactividad
La Radioactividad
 
Emisiones Radiactivas Qc02
Emisiones Radiactivas Qc02Emisiones Radiactivas Qc02
Emisiones Radiactivas Qc02
 
Ernest rutherford
Ernest rutherfordErnest rutherford
Ernest rutherford
 
Estructura nuclear
Estructura nuclear Estructura nuclear
Estructura nuclear
 
Presentación Proyecto Trabajo Ciencias Química Doodle A mano Infantil Colorid...
Presentación Proyecto Trabajo Ciencias Química Doodle A mano Infantil Colorid...Presentación Proyecto Trabajo Ciencias Química Doodle A mano Infantil Colorid...
Presentación Proyecto Trabajo Ciencias Química Doodle A mano Infantil Colorid...
 
Energia nuclear
Energia nuclearEnergia nuclear
Energia nuclear
 
Tema 4 QUIMICA NUCLEAR
Tema 4   QUIMICA NUCLEARTema 4   QUIMICA NUCLEAR
Tema 4 QUIMICA NUCLEAR
 
Radio
RadioRadio
Radio
 
quimica 1.pptx
quimica 1.pptxquimica 1.pptx
quimica 1.pptx
 
Radiactividadbueno
RadiactividadbuenoRadiactividadbueno
Radiactividadbueno
 
Radiactividadbueno
RadiactividadbuenoRadiactividadbueno
Radiactividadbueno
 

Más de 1991freaks

Más de 1991freaks (20)

TIPOS DE RIESGOS EN EL ÁREA DE TRABAJO
TIPOS DE RIESGOS EN EL ÁREA DE TRABAJO TIPOS DE RIESGOS EN EL ÁREA DE TRABAJO
TIPOS DE RIESGOS EN EL ÁREA DE TRABAJO
 
MONOGRAFÍAS DE SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO
MONOGRAFÍAS DE SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJOMONOGRAFÍAS DE SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO
MONOGRAFÍAS DE SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO
 
Ergonomia basica alumno
Ergonomia basica alumnoErgonomia basica alumno
Ergonomia basica alumno
 
Seguridad e higiene
Seguridad e higieneSeguridad e higiene
Seguridad e higiene
 
Riesgos electricos
Riesgos electricosRiesgos electricos
Riesgos electricos
 
Riesgos
RiesgosRiesgos
Riesgos
 
Riesgos electricos
Riesgos electricosRiesgos electricos
Riesgos electricos
 
RIESGOS ELECTRICOS
RIESGOS ELECTRICOSRIESGOS ELECTRICOS
RIESGOS ELECTRICOS
 
Riesgo electrico
Riesgo electricoRiesgo electrico
Riesgo electrico
 
Nom 02220
Nom 02220Nom 02220
Nom 02220
 
Folleto riesgoselectricos
Folleto riesgoselectricosFolleto riesgoselectricos
Folleto riesgoselectricos
 
Electrico
ElectricoElectrico
Electrico
 
Electricidad
ElectricidadElectricidad
Electricidad
 
RIESGOS ELECTRICOS
RIESGOS ELECTRICOSRIESGOS ELECTRICOS
RIESGOS ELECTRICOS
 
RIESGOS ELECTRICOS (CONTACTOS)
RIESGOS ELECTRICOS (CONTACTOS)RIESGOS ELECTRICOS (CONTACTOS)
RIESGOS ELECTRICOS (CONTACTOS)
 
Riesgo%20electrico
Riesgo%20electricoRiesgo%20electrico
Riesgo%20electrico
 
Riesgos electricos-courbis
Riesgos electricos-courbisRiesgos electricos-courbis
Riesgos electricos-courbis
 
Triptico residuos%20radiactivos
Triptico residuos%20radiactivosTriptico residuos%20radiactivos
Triptico residuos%20radiactivos
 
Nom 012 stps_1993
Nom 012 stps_1993Nom 012 stps_1993
Nom 012 stps_1993
 
Manejo de desechos radiactivos
Manejo de desechos radiactivosManejo de desechos radiactivos
Manejo de desechos radiactivos
 

Último

ANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdf
ANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdfANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdf
ANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdf
lvela1316
 

Último (20)

Power Point : Motivados por la esperanza
Power Point : Motivados por la esperanzaPower Point : Motivados por la esperanza
Power Point : Motivados por la esperanza
 
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Aplicación del resumen como estrategia de fuen...
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Aplicación del resumen como estrategia de fuen...📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Aplicación del resumen como estrategia de fuen...
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Aplicación del resumen como estrategia de fuen...
 
Tipologías de vínculos afectivos (grupo)
Tipologías de vínculos afectivos (grupo)Tipologías de vínculos afectivos (grupo)
Tipologías de vínculos afectivos (grupo)
 
CONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocx
CONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocxCONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocx
CONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocx
 
el poder del estado en el siglo XXI.pptx
el poder del estado en el siglo XXI.pptxel poder del estado en el siglo XXI.pptx
el poder del estado en el siglo XXI.pptx
 
DESCRIPCIÓN-LOS-DILEMAS-DEL-CONOCIMIENTO.pptx
DESCRIPCIÓN-LOS-DILEMAS-DEL-CONOCIMIENTO.pptxDESCRIPCIÓN-LOS-DILEMAS-DEL-CONOCIMIENTO.pptx
DESCRIPCIÓN-LOS-DILEMAS-DEL-CONOCIMIENTO.pptx
 
proyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fecha
proyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fechaproyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fecha
proyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fecha
 
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
 
LA ORALIDAD, DEFINICIÓN Y CARACTERÍSTICAS.pptx
LA ORALIDAD, DEFINICIÓN Y CARACTERÍSTICAS.pptxLA ORALIDAD, DEFINICIÓN Y CARACTERÍSTICAS.pptx
LA ORALIDAD, DEFINICIÓN Y CARACTERÍSTICAS.pptx
 
a propósito del estado su relevancia y definiciones
a propósito del estado su relevancia y definicionesa propósito del estado su relevancia y definiciones
a propósito del estado su relevancia y definiciones
 
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
 
cuadernillo_cuentos_de_los_valores_elprofe20 (1).docx
cuadernillo_cuentos_de_los_valores_elprofe20 (1).docxcuadernillo_cuentos_de_los_valores_elprofe20 (1).docx
cuadernillo_cuentos_de_los_valores_elprofe20 (1).docx
 
Análisis de los factores internos en una Organización
Análisis de los factores internos en una OrganizaciónAnálisis de los factores internos en una Organización
Análisis de los factores internos en una Organización
 
ANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdf
ANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdfANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdf
ANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdf
 
2.15. Calendario Civico Escolar 2024.docx
2.15. Calendario Civico Escolar 2024.docx2.15. Calendario Civico Escolar 2024.docx
2.15. Calendario Civico Escolar 2024.docx
 
LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL PARA NIÑOS.pdf
LA PRIMERA GUERRA  MUNDIAL PARA NIÑOS.pdfLA PRIMERA GUERRA  MUNDIAL PARA NIÑOS.pdf
LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL PARA NIÑOS.pdf
 
TRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOS
TRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOSTRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOS
TRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOS
 
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdfRESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
 
PATRONES DE REFERENCIA, CRITERIOS Y DIAGNOSTICO Angeles.pptx
PATRONES DE REFERENCIA, CRITERIOS Y DIAGNOSTICO Angeles.pptxPATRONES DE REFERENCIA, CRITERIOS Y DIAGNOSTICO Angeles.pptx
PATRONES DE REFERENCIA, CRITERIOS Y DIAGNOSTICO Angeles.pptx
 
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
 

Radiactividad

  • 1. Radiactividad De Wikipedia, la enciclopedia libre (Redirigido desde Desintegración radiactiva) Saltar a navegación, búsqueda El color indica el periodo de semidesintegración de los isótopos radiactivos conocidos, también llamado semivida y vida media. La radiactividad o radioactividad es un fenómeno físico natural, por el cual algunos cuerpos o elementos químicos llamados radiactivos, emiten radiaciones que tienen la propiedad de impresionar placas fotográficas, ionizar gases, producir fluorescencia, atravesar cuerpos opacos a la luz ordinaria, etc. Debido a esa capacidad se les suele denominar radiaciones ionizantes (en contraste con las no ionizantes). Las radiaciones emitidas pueden ser electromagnéticas, en forma de rayos X o rayos gamma, o bien corpusculares, como pueden ser núcleos de Helio, electrones o positrones, protones u otras. La radiactividad es una propiedad de los isótopos que son "inestables". Es decir que se mantienen en un estado excitado en sus capas electrónicas o nucleares, con lo que para alcanzar su estado fundamental deben perder energía. Lo hacen en emisiones electromagnéticas o en emisiones de partículas con una determinada energía cinética. Esto se produce variando la energía de sus electrones (emitiendo rayos X), sus nucleones (rayo gamma) o variando el isótopo (al emitir desde el núcleo electrones, positrones, neutrones,
  • 2. protones o partículas más pesadas), y en varios pasos sucesivos, con lo que un isótopo pesado puede terminar convirtiéndose en uno mucho más ligero, como el Uranio que con el transcurrir de los siglos acaba convirtiéndose en plomo. Es aprovechada para la obtención de energía, usada en medicina (radioterapia y radiodiagnóstico) y en aplicaciones industriales (medidas de espesores y densidades entre otras). La radiactividad puede ser: • Natural: manifestada por los isótopos que se encuentran en la naturaleza. • Artificial o inducida: manifestada por los radioisótopos producidos en transformaciones artificiales. Contenido • 1 Radiactividad natural • 2 Radiactividad artificial • 3 Clases y componentes de radiación o 3.1 Causa de la radiactividad • 4 Símbolo o 4.1 Contador Geiger • 5 Periodo de semidesintegración radiactiva • 6 Velocidad de desintegración • 7 Ley de la radiosensibilidad • 8 Consecuencias para la salud de la exposición a las radiaciones ionizantes • 9 Riesgos para la salud o 9.1 Dosis aceptable de irradiación o 9.2 Dosis efectiva permitida • 10 Ejemplos de isótopos radiactivos naturales • 11 Ejemplos de isótopos radiactivos artificiales • 12 Referencias • 13 Enlaces externos
  • 3. Radiactividad natural Véase también: Radiactividad natural, Rayos cósmicos, y Redradna En 1896 Becquerel descubrió que ciertas sales de uranio emitían radiaciones espontáneamente, al observar que velaban las placas fotográficas envueltas en papel negro. Hizo ensayos con el mineral en caliente, en frío, pulverizado, disuelto en ácidos y la intensidad de la misteriosa radiación era siempre la misma. Por tanto, esta nueva propiedad de la materia, que recibió el nombre de radiactividad, no dependía de la forma física o química en la que se encontraban los átomos del cuerpo radiactivo, sino que era una propiedad que radicaba en el interior mismo del átomo. El estudio del nuevo fenómeno y su desarrollo posterior se debe casi exclusivamente al matrimonio Curie, quienes encontraron otras sustancias radiactivas como el torio, polonio y radio. La intensidad de la radiación emitida era proporcional a la cantidad de uranio presente, por lo que dedujo Marie Curie que la radiactividad era una propiedad atómica. El fenómeno de la radiactividad se origina exclusivamente en el núcleo de los átomos radiactivos. Se cree que la causa que lo origina es debida a la interacción neutrón-protón del mismo. Al estudiar la radiación emitida por el radio se comprobó que era compleja, pues al aplicarle un campo magnético parte de ella se desviaba de su trayectoria y otra parte no. Pronto se vio que todas estas reacciones provenían del núcleo atómico que describió Rutherford en 1911, quien también demostró que las radiaciones emitidas por las sales de uranio eran capaces de ionizar el aire y de producir la descarga de cuerpos cargados eléctricamente. Con el uso del neutrino, partícula descrita en 1930 por Pauli pero no medida hasta 1956 por Clyde Cowan y sus colaboradores, consiguió describirse la radiación beta. En 1932 James Chadwick descubrió la existencia del neutrón que Wolfgang Pauli había predicho en 1930, e inmediatamente después Enrico Fermi descubrió que ciertas radiaciones emitidas en fenómenos no muy comunes de desintegración eran en realidad neutrones. Radiactividad artificial Símbolo utilizado tradicionalmente para indicar la presencia de radiactividad
  • 4. Se produce la radiactividad inducida cuando se bombardean ciertos núcleos estables con partículas apropiadas. Si la energía de estas partículas tiene un valor adecuado penetran dentro del núcleo bombardeado y forman un nuevo núcleo que, en caso de ser inestable, se desintegra después radiactivamente. Fue descubierta por los esposos Jean Frédéric Joliot- Curie e Irène Joliot-Curie, bombardeando núcleos de boro y aluminio con partículas alfa. Observaron que las sustancias bombardeadas emitían radiaciones después de retirar el cuerpo radiactivo emisor de las partículas de bombardeo. En 1934 Fermi se encontraba en un experimento bombardeando núcleos de uranio con los neutrones recién descubiertos. En 1938, en Alemania, Lise Meitner, Otto Hahn y Fritz Strassmann verificaron los experimentos de Fermi. Es más, en 1939 demostraron que parte de los productos que aparecían al llevar a cabo estos experimentos era bario. Muy pronto confirmaron que era resultado de la división de los núcleos de uranio: la primera observación experimental de la fisión. En Francia, Jean Frédéric Joliot-Curie descubrió que además del bario, se emitían neutrones secundarios en esa reacción, haciendo factible la reacción en cadena. También en 1932 Mark Oliphant teorizó sobre la fusión de núcleos ligeros (de hidrógeno), describiendo poco después Hans Bethe el funcionamiento de las estrellas en base a este mecanismo. El estudio de la radiactividad permitió un mayor conocimiento de la estructura del núcleo atómico y de las partículas subatómicas. Se abre la posibilidad de convertir unos elementos en otros. Incluso el sueño de los alquimistas de transformar otros elementos en oro se hace realidad, aunque no resulte rentable. Clases y componentes de radiación Se comprobó que la radiación puede ser de tres clases diferentes: 1. Radiación alfa: son flujos de partículas cargadas positivamente compuestas por dos neutrones y dos protones (núcleos de Helio). Son desviadas por campos eléctricos y magnéticos. Son poco penetrantes aunque muy ionizantes. Y son muy energéticos. 2. Radiación beta: son flujos de electrones (beta negativas) o positrones (beta positivas) resultantes de la desintegración de los neutrones o protones del núcleo cuando este se encuentra en un estado excitado. Es desviada por campos magnéticos. Es más penetrante aunque su poder de ionización no es tan elevado como el de las partículas alfa. Por lo tanto cuando un átomo expulsa una partícula beta aumenta o disminuye su número atómico una unidad (debido al protón ganado o perdido). 3. Radiación gamma: son ondas electromagnéticas. Es el tipo más penetrante de radiación. Al ser ondas electromagnéticas de longitud de onda corta, tienen mayor penetración y se necesitan capas muy gruesas de plomo u hormigón para detenerlos. Las leyes de desintegración radiactiva, descritas por Soddy y Fajans, son:
  • 5. • Cuando un átomo radiactivo emite una partícula alfa, la masa del átomo (A) resultante disminuye en 4 unidades y el número atómico (Z) en 2. • Cuando un átomo radiactivo emite una partícula beta, el número atómico (Z) aumenta o disminuye en una unidad y la masa atómica (A) se mantiene constante. • Cuando un núcleo excitado emite radiación gamma no varía ni su masa ni su número atómico, solo pierde una cantidad de energía hν (donde "h" es la constante de Planck y "nu" es la frecuencia de la radiación emitida). Las dos primeras leyes indican que cuando un átomo emite una radiación alfa o beta se transforma en otro átomo de un elemento diferente. Este nuevo elemento puede ser radiactivo, transformándose en otro, y así sucesivamente, dando lugar a las llamadas series radiactivas. Causa de la radiactividad En general son radiactivas las sustancias que no presentan un balance correcto entre protones o neutrones, tal como muestra el gráfico al inicio del artículo. Cuando el número de neutrones es excesivo o demasiado pequeño respecto al número de protones se hace más difícil que la fuerza nuclear fuerte debida al efecto del intercambio de piones pueda mantenerlos unidos. Eventualmente el desequilibrio se corrige mediante la liberación del exceso de neutrones o protones, en forma de partículas α que son realmente núcleos de Helio, partículas ß que pueden ser electrones o positrones. Estas emisiones llevan a dos tipos de radiactividad mencionados: • Radiación α, que aligera los núcleos atómicos en 4 unidades másicas, y cambia el número atómico en dos unidades. • Radiación ß, que no cambia la masa del núcleo, ya que implica la conversión de un protón en un neutrón o viceversa, y cambia el número atómico en una sola unidad (positiva o negativa, según la partícula emitida sea un electrón o un positrón). La radiación por su parte se debe a que el núcleo pasa de un estado excitado de mayor energía a otro de menor energía, que puede seguir siendo inestable y dar lugar a la emisión de más radiación de tipo α, β o γ. La radiación γ es por tanto un tipo de radiación electromagnética muy penetrante ya que tiene una alta energía por fotón emitido. Símbolo
  • 6. El 15 de marzo de 1994, la Agencia Internacional de la Energía Atómica dio a conocer un nuevo símbolo de advertencia de radiactividad con validez internacional. La imagen fue probada en 11 paísespx|Nuevo símbolo de advertencia de radiactividad adoptado por la ISO en 2007 para fuentes que puedan resultar peligrosas. Estandard ISO #21482 Contador Geiger Contador Geiger Cuando una partícula radiactiva se introduce en un contador Geiger, produce un breve impulso de corriente eléctrica. La radiactividad de una muestra se calcula por el número de estos impulsos. Periodo de semidesintegración radiactiva Se llama constante de desintegración radiactiva ( ) a la constante de proporcionalidad entre el número de desintegraciones por segundo y el número de átomos radiactivos ( ). Se llama vida media de un radioisótopo al tiempo promedio de vida de un átomo radiactivo antes de desintegrarse. Es igual a la inversa de la constante de desintegración radiactiva ( ). Al tiempo que transcurre hasta que la cantidad de núcleos radiactivos de un isótopo radiactivo se reduzca a la mitad de la cantidad inicial, se lo llama periodo de semidesintegración, período, semiperiodo, semivida o vida media ( ). Al fin de cada período la radiactividad se reduce a la mitad de la radiactividad inicial. Cada radioisótopo tiene un semiperiodo característico, en general diferente del de otros isótopos. Ejemplos:
  • 7. Isótopo Periodo Emisión Uranio-238 4510 millones de años Alfa Carbono-14 5730 años Beta Cobalto-60 5,271 años Gamma Radón-222 3,82 días Alfa Velocidad de desintegración La velocidad de desintegración o actividad radiactiva se mide en Bq, en el SI. Un becquerel vale 1 desintegración por segundo. También existen otras unidades como el rutherford, que equivale a 106 desintegraciones por segundo, o el curio, que equivale idénticamente a 3,7·1010 desintegraciones por segundo (unidad basada en la actividad de 1 g de radio que es cercana a esa cantidad). La actividad radiactiva decrece exponencialmente de acuerdo con la siguiente ecuación: Notación: • es la actividad radiactiva en el instante • es la actividad radiactiva inicial (cuando ) • es la base de los logaritmos neperianos • es el tiempo transcurrido • es la constante de desintegración radiactiva, que es propia de cada radioisótopo Ley de la radiosensibilidad La ley de la radiosensibilidad (también conocida como ley de Bergonie y Tribandeau) dice que los tejidos y órganos más sensibles a las radiaciones son los menos diferenciados y los que exhiben alta actividad reproductiva. Como ejemplo, tenemos: 1. Tejidos altamente radiosensibles: epitelio intestinal, órganos reproductivos (ovarios, testículos), médula ósea, gláundula tiroides. 2. Tejidos medianamente radiosensibles: tejido conectivo. 3. Tejidos poco radiosensibles: neuronas, hueso.
  • 8. Consecuencias para la salud de la exposición a las radiaciones ionizantes Los efectos de la radiactividad sobre la salud son complejos. Dependen de la dosis absorbida por el organismo. Como no todas las radiaciones tienen la misma nocividad, se multiplica cada radiación absorbida por un coeficiente de ponderación, para tener en cuenta las diferencias. Esto se llama dosis equivalente, que se mide en sieverts, ya que el becquerel mide mal la peligrosidad de un elemento puesto que considera como idénticas los tres tipos de radiaciones (alfa, beta y gamma). Una radiación alfa o beta es relativamente poco peligrosa fuera del cuerpo. En cambio, es extremadamente peligrosa cuando se inhala. Por otro lado, las radiaciones gamma son siempre dañinas puesto que se les neutraliza con dificultad. Véase también: Radiación ionizante Riesgos para la salud El riesgo para la salud no sólo depende de la intensidad de la radiación y la duración de la exposición, sino también del tipo de tejido afectado y de su capacidad de absorción, por ejemplo, los órganos reproductores son 20 veces más sensibles que la piel. Véase también: Contaminación radiactiva Dosis aceptable de irradiación Hasta cierto punto, las radiaciones naturales (emitidas por el medio ambiente) son inofensivas. El promedio de tasa de dosis equivalente medida a nivel del mar es de 0,00012 mSv/h (0,012 mrem/h). La dosis efectiva (suma de las dosis recibida desde el exterior del cuerpo y desde su interior) que se considera que empieza a producir efectos en el organismo de forma detectable es de 100 mSv (10 rem) en un periodo de 1 año.1 Los métodos de reducción de la dosis son: 1) Reducción del tiempo de exposición, 2) aumento del blindaje y 3) aumento de la distancia a la fuente radiante. A modo de ejemplo, se muestran las tasas de dosis en la actualidad utilizadas en una central nuclear para establecer los límites de permanencia en cada zona, el personal que puede acceder a ellas y su señalización: Zona Dosis
  • 9. Zona gris o azul de 0,0025 a 0,0075 mSv/h Zona verde de 0,0075 a 0,025 mSv/h Zona amarilla de 0,025 a 1 mSv/h Zona naranja de 1 a 100 mSv/h Zona roja > 100 mSv/h Dosis efectiva permitida La dosis efectiva es la suma ponderada de dosis equivalentes en los tejidos y órganos del cuerpo procedentes de irradiaciones internas y externas. En la Unión Europea, la Directiva 96/29/EURATOM limita la dosis efectiva para trabajadores expuestos a 100 mSv durante un período de cinco años consecutivos, con una dosis efectiva máxima de 50 mSv en cualquier año, existiendo otros límites concretos de dosis equivalentes en determinadas zonas del cuerpo, como el cristalino, la piel o las extremidades, además de límites concretos para mujeres embarazadas o lactantes. Para miembros del público, el límite de dosis efectiva es de 1 mSv por año, aunque en circunstancias especiales puede permitirse un valor de dosis efectiva más elevado en un único año, siempre que no se sobrepasen 5 mSv en cinco años consecutivos.2 En el caso de intervenciones (emergencias radiológicas), sin embargo, estos límites no son aplicables. En su lugar se recomienda que, cuando pueden planificarse las acciones, se utilicen unos niveles de referencia. En estos casos las actuaciones comienzan cuando la dosis al público puede superar los 10 mSv en dos días (permanencia en edificios). En cuanto a los trabajadores se intentará que la dosis que reciban sea siempre inferior al límite anual, salvo en medidas urgentes (rescate de personas, situaciones que evitarían una dosis elevada a un gran número de personas, impedir situaciones catastróficas). En estos casos se intentará que no se supere el doble del límite de dosis en un solo año (100 mSv), excepto cuando se trate de salvar vidas, donde se pondrá empeño en mantener las dosis por debajo de 10 veces ese límite (500 mSv). Los trabajadores que participen en acciones que puedan alcanzar este nivel de 500 mSv deberán ser oportunamente informados y ser voluntarios.3 La dosis efectiva es una dosis acumulada. La exposición continua a las radiaciones ionizantes se considera a lo largo de un año, y tiene en cuenta factores de ponderación que dependen del órgano irradiado y del tipo de radiación de la que se trate. La dosis efectiva permitida para un trabajador que trabaje con radiaciones ionizantes (por ejemplo en una central nuclear o en un centro médico) es de 100 mSv en un periodo de 5
  • 10. años, no pudiendo superar en ningún caso los 50 mSv en un único año. Para las personas que no trabajan con radiaciones ionizantes este límite se fija en 1 mSv al año. Estos valores se establecen por encima del fondo natural (que en promedio es de 2,4 mSv al año en el mundo). Las diferencias en los límites establecidos entre trabajadores y otras personas se deben a que los trabajadores reciben un beneficio directo por la existencia de la industria en la que trabajan, y por tanto, asumen un mayor riesgo que las personas que no reciben un beneficio directo. Por ese motivo, se fijan para los estudiantes, unos límites algo superiores a los de las personas que no trabajan con radiaciones ionizantes pero algo inferior a las personas que trabajan con radiaciones ionizantes. Para ellos se fija un límite de 6 mSv en un año. Además, esos límites se establecen en función de ciertas hipótesis, como es la del comportamiento lineal sin umbral de los efectos a la salud de las radiaciones ionizantes (el modelo LNT). A partir de este modelo, basado en medidas experimentales (de grandes grupos de personas expuestas a las radiaciones, como los supervivientes de Hiroshima y Nagasaki) de aparición de cánceres, se establecen límites de riesgo considerado aceptable consensuados con los organismos internacionales como el OIT, y a partir de esos límites se calcula la dosis efectiva resultante. Véase también: Modelo lineal sin umbral Ejemplos de isótopos radiactivos naturales • Uranio 235 U y 238 U • Torio 234 Th y 232 Th • Radio 226 Ra y 228 Ra • Carbono 14 C • Tritio 3 H • Radón 222 Rn • Potasio 40 K • Polonio 210 Po Ejemplos de isótopos radiactivos artificiales • Plutonio 239 Pu y 241 Pu • Curio 242 Cm y 244 Cm • Americio 241 Am
  • 11. • Cesio 134 Cs, 135 Cs y 137 Cs • Yodo 129 I, 131 I y 133 I • Antimonio 125 Sb • Rutenio 106 Ru • Estroncio 90 Sr • Criptón 85 Kr y 89 Kr • Selenio 75 Se • Cobalto 60 Co • Cloro 36 Cl Referencias [editar] 1. ↑ Resumen del informe del BEIR (en inglés) 2. ↑ Directiva 96/29/Euratom del Consejo de 13 de mayo de 1996 por la que se establecen las normas básicas relativas a la protección sanitaria de los trabajadores y de la población contra los riesgos que resultan de las radiaciones ionizantes, DO L159 de 29-6-1996. 3. ↑ Normas Internacionales de Seguridad. SS Nº 115. (en inglés). Enlaces externos [editar] • Wikimedia Commons alberga contenido multimedia sobre Radiactividad. • ATSDR en Español - ToxFAQs™: americio: Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (dominio público) • ATSDR en Español - ToxFAQs™: cesio: Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (dominio público) • ATSDR en Español - ToxFAQs™: plutonio: Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (dominio público) • ATSDR en Español - ToxFAQs™: uranio: Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (dominio público) Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Radiactividad" Categorías: Radiactividad | Exponenciales
  • 12. MANEJO DE DESECHOS RADIACTIVOS Los residuos líquidos y gaseosos son generalmente de mediana intensidad y de mediana o baja vida media. En las plantas nucleoeléctricas provienen, los primeros, de los drenajes del equipo y del piso, mezclados con detergentes y agua. Los gaseosos generalmente acompañan el vapor de agua y se separan de él mediante un condensador Los desechos sólidos son materiales que sufrieron contaminación radiactiva durante la operación radiactiva, entre ellos se encuentran herramientas, ropa o equipo de trabajo y, principalmente, los ensambles de combustible que fueron extraídos de los reactores (en las plantas nucleoeléctricas fundamentalmente) al haber perdido su utilidad. Éstos últimos son los que contienen mayor peligrosidad radiactiva ya que pueden contener una gran cantidad de elementos radiactivos de elevada intensidad. Los líquidos son recogidos con cuidado, filtrados mediante filtros de resinas e intercambio iónico y pueden ser descargados al exterior previa revisión de peligrosidad tóxica. Los gaseosos se extraen del condensador y se llevan a un equipo donde se espera que decaiga su actividad hasta que puedan ser
  • 13. diluidos y arrojados al exterior, previa verificación de su peligrosidad. Los desechos sólidos de baja intensidad se colocan en recipientes de acero, mezclados con resinas (en Laguna Verde, Ver, se utiliza asfalto); así, se almacenan en depósitos protegidos, hasta que decaiga su actividad. Actualmente se piensa que el mejor sitio para los desechos radiactivos es bajo tierra, en los océanos o en el espacio. Pero es necesario conocer las consecuencias de los radionúclidos en los alrededores de los sitios de confinamiento y aumentar la capacidad para hacer predicciones confiables con relación a los posibles daños que causen los radionúclidos en su entorno. Los modelos matemáticos con que se cuenta son insuficientes para explicar el comportamiento de los residuos radiactivos a largo plazo y la cuantificación de los daños que pueden causar en su entorno. Hace comprender si la cantidad de radiación y de energía calorífica que liberan los residuos almacenados pueden afectar la geoquímica local como la mineralogía del suelo y la composición de los materiales solubles en el agua subterránea. La necesidad de poder hacer predicciones más confiables para el futuro obliga a buscar otras maneras de manejar los residuos radiactivos y de tener mejores mecanismos de acceso y de observación de los depósitos que se utilicen, para que sea posible conocer y controlar mejor los riesgos y sus consecuencias. También es necesario tener los conocimientos suficientes y necesarios para
  • 14. valorar adecuadamente las ventajas y los riesgos del uso de materiales radiactivos. Se producen residuos radiactivos desde que se inicia la explotación de los yacimientos de uranio, durante los procesos de excavación y molienda para extraer y concentrar el uranio, así como, en el enriquecimiento y reprocesamiento que separa al uranio- 235 y el plutonio-239. Al inicio de la era nuclear se pensó que no era problema deshacerse de los residuos radiactivos, ya que los residuos de escasa actividad radiactiva, como herramientas y guantes utilizados en el manejo de los materiales radiactivos y otros desechos radiactivos podrían ser enterrados en pozos profundos o cercados en zonas desiertas. Los residuos de gran actividad radiactiva como las varillas de combustible agotado, que periódicamente se deben sacar del núcleo del reactor y aislarlas por miles de años, podrían volver a ser procesadas para extraer el uranio no utilizado y el valioso plutonio, que se usa para la fabricación de las bombas y como combustible de un reactor generador. Por el temor a que se desencadenara la proliferación de armas nucleares, se decidió prohibir el reprocesamiento comercial de los residuos nucleares. Pero ni esto podría eliminar el problema por completo; ya que las técnicas de reprocesamiento separan sólo el plutonio de los productos de fisión nuclear (cesio-137, estroncio- 90, yodo-131) que deben ser almacenados por unos 1000 años. Además como no se pensó a tiempo en una manera de resolver los problemas técnicos, los residuos se fueron acumulando. Se estima que en Estados Unidos tienen más de 70 millones de galones de residuos militares de gran radiactividad, más de 70 millones de pies
  • 15. cúbicos de residuos radiactivos comerciales y militares de escasa radiactividad están almacenados en fosas profundas, más de 140 millones de toneladas de desperdicios de uranio están apilados en montañas en la zona suroeste y unas 7000 toneladas de combustible agotado de reactores comerciales están almacenadas en recipientes sumergidos en las piscinas refrigerantes situadas en cada planta nuclear. Después de aproximadamente un año de operación de un reactor nuclear se retiran y sustituir unas 30 toneladas del núcleo de combustible agotado, que contiene varios productos muy radiactivos de la fisión nuclear como el cesio-137, el estroncio-90 y el yodo- 131(tienen una vida media de 30 años aproximadamente). Estos deben ser refrigerados en grandes piscinas con agua durante un año antes de que puedan ser enterrados. Se calcula que los residuos del combustible procesados tardan unos 20000 años para desintegrarse y llegar a concentraciones “seguras” para los seres vivos y que los residuos no procesados requieren unas 100 veces más tiempo de desintegración. Cuando se coloca una varilla de combustible dentro del núcleo del reactor, ésta no posee mucha radiactividad, el operador puede manejarla sin correr grandes riesgos, Pero unos años más tarde cuando se retira del núcleo tiene una radiación de 25000 rems/hora, suficiente para matar a cualquier persona y se debe mantener aislada durante miles de años. Los residuos producto de la fisión nuclear representan un problema mayor. Éstos se almacenan temporalmente en grandes albercas generalmente ubicadas dentro del mismo reactor atómico, en espera de que decaiga su actividad radiactiva. Para algunos materiales basta el almacenaje por 18 meses para reducir más del 90% su potencialidad. En Laguna Verde, Ver. se localizan varias
  • 16. albercas de decaimiento, con capacidad para almacenar desechos generados por más de 10 años de operación. En otras plantas del mundo se dispone de un número mayor de albercas de decaimiento. Alberca de decaimiento Los críticos de la industria nuclear consideran que la eliminación de los residuos de bajo nivel radiactivo no representa ningún problema técnico pero cuestionan que siga el desarrollo de la energía nuclear sin que exista un depósito permanente para los residuos de gran actividad radiactiva. Cada planta nuclear produce grandes
  • 17. cantidades de residuos de alto nivel radiactivo y es su eliminación lo que ha causado grandes problemas porque libera grandes cantidades de calor y radiación. Los productos de la fisión nuclear de vida corta se generan por la descomposición de los núcleos de uranio y presentan peligro durante los primeros 1000 años de aislamiento. Los transuránicos de larga vida como el plutonio, el americio y el neptunio se forman cuando los núcleos del uranio absorben neutrones y plantean un problema durante cientos de miles de años. Cuando se reprocesa el combustible agotado, se extraen cantidades importantes de transuránicos, dejando el resto de transuránicos y los productos de la fisión nuclear de vida corta como residuos. La radiactividad de las varillas de combustible agotado disminuye en un factor de 7000. En general, cuanto más grande es el periodo de vida media menos radiactiva es la sustancia. Como regla práctica, al multiplicar la vida media de un elemento radiactivo por 20 se obtiene la cantidad aproximada de cuando la radiactividad quedará reducida a niveles inocuos o disminuida en un factor de un millón. Por ejemplo, el plutonio que tiene una vida media de 24000 años, requerirá medio millón de años para ser inocuo. Una vez llegado el período de decaimiento esperado, los restos pueden sufrir diferente manejo: • Introducirlos en contenedores especiales diseñados para permanecer cientos de años en depósitos subterráneos de residuos radiactivos. • Colocarlos dentro de contenedores especiales en depósitos provisionales y posteriormente mandarlos a depósitos
  • 18. subterráneos. En estos depósitos superficiales pueden tener una pérdida significativa de su temperatura inicial y volverse más manejables. • <!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->Enviarlos a una planta de reprocesamiento. Este proceso, si bien es muy costoso, permite reutilizar los materiales radiactivos y generar algunos subproductos (radioisótopos) útiles en medicina, industria y agricultura. Por otra parte, los desechos finales después de la recuperación, serían mucho menores y más manejables, para ser enviados a un depósito final.
  • 19. Depósito superficial Depósito subterráneo <!--[ Como el agua subterránea podría llevar a los productos radiactivos de nuevo al medio ambiente, los investigadores están ideando múltiples barreras para evitar que las aguas subterráneas, la corrosión, el calor, etc. interfieran con el emplazamiento de los residuos radiactivos. Los residuos se fusionarán con vidrio, cerámica o piedras sintéticas en grandes bloques cilíndricos para
  • 20. encerrar a las sustancias químicas tóxicas y así retrasar la disolución de los residuos en el agua. Los franceses son los pioneros en el método del vidriado. Los bloques cilíndricos de vidrio quedarán sellados dentro de unos botes de acero inoxidable y luego se les enterrarán a 536 m debajo de la tierra, en un depósito geológico. Estos dispositivos de seguridad no han pasado de la etapa de laboratorio. La radiación y el calor intensos generados por estos botes podrían desintegrar el vidrio en unos cuantos siglos e incluso alterar la estabilidad geológica de la cavidad rocosa o salina. El calor emanado de estos botes de acero podría hacer que se expandiera y fracturara provocando el escape de los residuos nucleares. Estos depósitos de residuos de alto nivel están generalmente situados cerca de depósitos de petróleo o potasa, lo que aumenta la posibilidad de una excavación accidental que libere los desechos radiactivos. Por todo lo anterior, han aumentado las preocupaciones sobre el volumen en constante aumento de los residuos radiactivos que producen las plantas nucleares. Al poner a disposición de la humanidad la energía nuclear, los físicos y químicos, pusieron una nueva fuente de energía aparentemente ilimitada pero que es opacada por un riesgo a largo plazo que le resulta difícil de evaluar al hombre, pues está presente Hiroshima y Nagasaki por un lado y Chernobil por otro, que han mostrado con creces la necesidad de tener un mejor conocimiento y control de la energía nuclear. Se requiere tener mayor y mejor control de todas las fases de la generación de la energía nuclear y del manejo subsecuente de los
  • 21. desechos radiactivos. Es necesario cuidar desde los procesos de localización de los minerales, las etapas de concentración de los minerales para la producción del combustible de los reactores hasta el reprocesamiento de los elementos combustibles de los reactores nucleares, que aunque usen procesos altamente automatizados sigue siendo un aspecto muy polémico. Si los desechos radiactivos son almacenados bajo tierra es indispensable desarrollar métodos de separación más eficientes de los elementos radiactivos; construir recipientes más adecuados para que no se extiendan los materiales peligrosos y encontrar lugares que causen los menores daños posibles. Si se usan contenedores temporales y recuperables se debe resolver el problema de la corrosión o del debilitamiento por la radiación. También se requiere investigar más acerca de los procesos de seguridad y de control de las consecuencias de los accidentes en los reactores. Como puede verse, en cualquiera de los casos, habrá un desecho peligroso final que deberá de ser confinado con seguridad para evitar que dañe el medio ambiente. Lo que pone a prueba el ingenio y la decisión de gobiernos y empresas, para administrar los procesos y para generar acciones que eviten el deterioro ambiental a mediano y largo plazo.
  • 22. El transporte de desechos radiactivos supone un reto adicional muy importante. En muchos países el traslado se desechos se hace en la superficie a través de camiones y trenes, que atraviesan de un lado a otro los territorios, exponiendo a la población y al ambiente a cualquier derrame o fuga fruto de un simple accidente de tránsito. En otros sitios el transporte es por vía marítima; grandes cargueros transportan diariamente materiales de nucleoeléctricas a centros de procesamiento ubicados en sitio lejanos como Japón, donde se cuenta con las principales empresas de tratamiento de recuperación. Los accidentes en estas vías también son un peligro latente.