LA ESCALERA DE COLORES 
Antoni Gutiérrez-Rubí 
@antonigr 
Historias de Internet
La escalera de colores 
El pasatiempo que se le ocurrió al 
jubilado Huseyin Cetinel en 
Estambul fue decorar las escalera...
La escalera de colores 
Lo que no se esperaba Cetinel es 
que su intervención iba a levantar 
tal polvareda en su país. Ta...
La escalera de colores 
Cetinel lo único que pretendía era 
que “la gente sonriera”. Su manera 
de tratar de lograrlo fue ...
La escalera de colores 
Y lo que consiguió fue que turistas y 
residentes (probablemente, 
después o mientras sonreían) 
c...
La escalera de colores 
Algunos adjuntaban la imagen junto 
a su propia versión sobre la 
intención de la acción de Cetine...
La escalera de colores 
Pero una mañana, la escalera 
apareció de nuevo con su color 
original: el gris.
La escalera de colores 
Tras negar la evidencia, el 
ayuntamiento de la ciudad tuvo que 
reconocer que sus servicios de 
l...
La escalera de colores 
Pero la ciudadanía no creía que la 
decisión de volver al gris se limitase 
a una cuestión estétic...
La escalera de colores 
Fue entonces que un grupo de 
activistas se organizó bajo el 
hashtag #DirenMerdiven (algo así 
co...
La escalera de colores 
La presión en la Red y la 
proliferación de escaleras de colores 
en toda la ciudad pudieron con l...
Artivismo: La escalera de colores
Artivismo: La escalera de colores
Artivismo: La escalera de colores
Artivismo: La escalera de colores
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Artivismo: La escalera de colores

1.941 visualizaciones

Publicado el

La escalera de colores, de la colección Artivistas

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.941
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1.284
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Artivismo: La escalera de colores

  1. 1. LA ESCALERA DE COLORES Antoni Gutiérrez-Rubí @antonigr Historias de Internet
  2. 2. La escalera de colores El pasatiempo que se le ocurrió al jubilado Huseyin Cetinel en Estambul fue decorar las escaleras de su barrio. La pintura le costó algo más de 800 dólares (unos 600 euros) y la labor le llevó 4 días.
  3. 3. La escalera de colores Lo que no se esperaba Cetinel es que su intervención iba a levantar tal polvareda en su país. Tanto como para que algunos hablen de la Revolución del Arco Iris.
  4. 4. La escalera de colores Cetinel lo único que pretendía era que “la gente sonriera”. Su manera de tratar de lograrlo fue pintar los peldaños de la escalinata que conecta los barrios de Findikli y Cihangir, en el distrito Beyoglu de la ciudad turca, con los colores del arco iris.
  5. 5. La escalera de colores Y lo que consiguió fue que turistas y residentes (probablemente, después o mientras sonreían) compartieran la nueva imagen de la escalera en sus redes sociales.
  6. 6. La escalera de colores Algunos adjuntaban la imagen junto a su propia versión sobre la intención de la acción de Cetinel, como en el que caso de los que no creían que el color de la escalera y el de la bandera LGBT coincidieran por casualidad.
  7. 7. La escalera de colores Pero una mañana, la escalera apareció de nuevo con su color original: el gris.
  8. 8. La escalera de colores Tras negar la evidencia, el ayuntamiento de la ciudad tuvo que reconocer que sus servicios de limpieza actuaron con nocturnidad para ‘normalizar’ el estado de la escalera.
  9. 9. La escalera de colores Pero la ciudadanía no creía que la decisión de volver al gris se limitase a una cuestión estética. El intenso verano plagado de protestas vivido en la ciudad daba pie a pensar que, de nuevo, las autoridades querían imponer su ‘normalidad’ en todos los estadios de la vida pública.
  10. 10. La escalera de colores Fue entonces que un grupo de activistas se organizó bajo el hashtag #DirenMerdiven (algo así como Resiste Escalera). Pero el hashgtag no solo admitía protestas. Quería hechos y esos los tuvo pronto a raudales. Fueron decenas las gentes de Estambul que sacaron sus botes de pintura y brochas para adornar otras muchas escalinatas de la ciudad. Antes incluso de que el alcalde mostrase su compromiso de devolverla de su estado ‘anormal’.
  11. 11. La escalera de colores La presión en la Red y la proliferación de escaleras de colores en toda la ciudad pudieron con la decisión del alcalde, que tuvo que comprometerse a devolver la escalera a su estado ‘anormal’. Fuente: Yorokobu

×