• Me gusta
Quién es la persona humana
Próxima SlideShare
Cargando en...5
×

Quién es la persona humana

  • 11,521 reproducciones
Subido el

Presentación en power point del tema "¿Quién es la persona humana" del taller organizado por el Instituto de Pastoral Andina.

Presentación en power point del tema "¿Quién es la persona humana" del taller organizado por el Instituto de Pastoral Andina.

Más en: Espiritual , Turismo
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    ¿Está seguro?
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Sea el primero en comentar
Sin descargas

reproducciones

reproducciones totales
11,521
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2

Acciones

Compartido
Descargas
173
Comentarios
0
Me gusta
2

Insertados 0

No embeds

Denunciar contenido

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
    No notes for slide

Transcript

  • 1. FRANCIS ROBLES DANERI Instituto de Pastoral Andina
  • 2. LA PERSONA HUMANA ¿Cuál es, pues, el ser que va a venir a la existencia rodeado de semejante consideración? Es el hombre, grande y admirable figura viviente, más precioso a los ojos de Dios que la creación entera; es el hombre, para él existen el cielo y la tierra y el mar y la totalidad de la creación, y Dios ha dado tanta importancia a su salvación que no ha perdonado a su Hijo único por él. Porque Dios no ha cesado de hacer todo lo posible para que el hombre subiera hasta él y se sentara a su derecha (S. Juan Crisóstomo, In Gen. Sermo 2,1).
  • 3.
    • La creación del hombre.
    • La realidad del pecado en el hombre.
    • Jesucristo trae la reconciliación al hombre.
    LA PERSONA HUMANA
  • 4. La creación del hombre “ Y Dijo Dios: hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra… Creó, pues Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios lo creó, hombre y mujer los creó” (Gn 1,27).
    • El hombre creado por Dios a su imagen y semejanza, significa que en virtud de su alma espiritual y de sus facultades del entendimiento y la voluntad, está dotado con la capacidad de ser libre, de conocer y razonar, de buscar la verdad y el bien, de amar plenamente. Por eso, Dios ama al hombre por sí mismo y lo llama a compartir su vida divina, en el conocimiento y en el amor.
    • El hombre ha sido creado para vivir el amor que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo viven entre sí.
  • 5. La creación del hombre
    • El hombre al haber sido creado a imagen de Dios, tiene la dignidad de persona; no es algo sino alguien. Por eso, es capaz de conocerse, de tener un dominio sobre sí, de entregarse libremente y entrar en comunión con otras personas. Tiene la capacidad de servir y amar a Dios, y ofrecerle toda la creación.
    • El hombre es un ser a la vez corporal y espiritual. El relato bíblico (Gen. 2,7) expresa esta realidad con un lenguaje simbólico cuando afirma que Dios formó al hombre con polvo del suelo y sopló en sus narices aliento de vida y resultó el hombre un ser viviente.
  • 6. La creación del hombre
    • El hombre y la mujer han sido creados por Dios con igual dignidad en cuanto personas humanas y, al mismo tiempo, con una recíproca complementariedad en cuanto varón y mujer. Dios los ha querido el uno para el otro, para una comunión de personas. Juntos están también llamados a transmitir la vida humana, formando en el matrimonio «una sola carne» ( Gn 2, 24), y a dominar la tierra como «administradores» de Dios. (Compendio del Catecismo 71).
  • 7. LA CREACIÓN DEL HOMBRE El corazón del hombre ha sido creado para vivir el amor. Este amor lo vive en sus relaciones con: Dios El hombre ha sido creado para relacionarse con Dios, es su creador y no puede vivir alejado de Él. Por eso necesita de espacios de encuentro con Dios. Con uno mismo El hombre está llamado a relacionarse rectamente consigo mismo. Esto lo puede hacer si tiene una buena relación con Dios. Todo hombre necesita conocerse, saber quién es, cuál es su vocación. Con los demás El hombre está llamado a vivir el encuentro, el diálogo, la comunión, la amistad, la solidaridad, con el hermano. Con la creación La creación está puesta para que el hombre disfrute de ella. Por un lado el ser humano está invitado a disfrutar de la creación, pero también está llamado a cuidar de ella.
  • 8. La creación del hombre
    • Dios les había dado al hombre y a la mujer una especial participación de la vida divina, en un estado de santidad y justicia. En este proyecto el hombre no sufría ni iba a morir como muere ahora sumido muchas veces en la tristeza y el dolor al no saber a dónde irá después de morir . Reinaba en el hombre una armonía perfecta consigo mismo, con el Creador, entre hombre y mujer, así como entre la primera pareja humana y toda la Creación (cf. Compendio del Catecismo 72).
  • 9. La realidad del pecado en el hombre
    • ¿Por qué la persona comete actos malos si está llamado a vivir el amor de Dios y participar de su vida divina?
    • Porque, el hombre, tentado por el diablo, dejó apagarse en su corazón la confianza hacia su Creador y, desobedeciéndole, quiso «ser como Dios» ( Gn 3, 5), sin Dios, y no según Dios. Así Adán y Eva perdieron inmediatamente, para sí y para todos sus descendientes, la gracia de la santidad y de la justicia originales. (Compendio del Catecismo 75).
  • 10. La realidad del pecado en el hombre
    • Con este pecado la imagen queda oscurecida, pero no se pierde, es decir ya no puede manifestarse sin mancha. Mientras que la semejanza si se pierde porque el hombre expresa las cosas que son contrarias a la vivencia del amor, muestra en vez del bien el mal, en vez de un recto razonar un razonamiento erróneo.
    • El hombre al caer pecado produce un ruptura que lo aparta de Dios, de uno mismo, de los demás y de la creación.
  • 11. La realidad del pecado en el hombre
    • Como consecuencia del pecado original, la naturaleza humana, aun sin estar totalmente corrompida, se halla herida en sus propias fuerzas naturales, sometida a la ignorancia, al sufrimiento y al poder de la muerte, e inclinada al pecado. Esta inclinación se llama concupiscencia (Compendio del Catecismo 77).
    • Después del primer pecado, el mundo ha sido inundado de pecados, pero Dios no ha abandonado al hombre al poder de la muerte, antes al contrario, le predijo de modo misterioso que el mal sería vencido y el hombre levantado de la caída (Gn 3,15). Se trata del primer anuncio del Mesías Redentor, que se cumple con Jesucristo. (cf . Compendio del Catecismo 78).
  • 12. Jesucristo trae la reconciliación al hombre El misterio del hombre sólo se esclarece en el misterio del Hijo de Dios. Porque Adán, el primer hombre, era figura del que había de venir, es decir, Cristo nuestro Señor, el nuevo Adán. Él al revelar el misterio del Padre y de su amor, manifiesta plenamente el hombre al propio hombre y le descubre la sublimidad de su vocación. El que es imagen de Dios invisible (Col 1,15) es también el hombre perfecto, que ha devuelto a la descendencia de Adán la semejanza divina, deformada por el primer pecado.(cf. GS 22).
  • 13.
    • El Hijo de Dios se encarnó por nosotros los hombres y por nuestra salvación: es decir, para reconciliarnos a nosotros pecadores con Dios, darnos a conocer su amor infinito, ser nuestro modelo de santidad y hacernos «partícipes de la naturaleza divina» (2 P 1, 4). (cf. Compendio del Catecismo 85).
    • La reconciliación de Jesús significa que Él ha venido, por un lado a salvarnos del pecado y de la muerte; y por otro lado, devolvernos el camino al Padre. Nos ha reconciliado con:
    Jesucristo trae la reconciliación al hombre
  • 14. Jesucristo trae la reconciliación al hombre Dios Se restablece la semejanza con Él que habíamos perdido por el pecado. Jesús nos enseña que hemos sido creados para Dios, para servirlo y amarlo. Con uno mismo Jesús nos enseña el camino de la felicidad, nos muestra quiénes somos, para qué hemos sido creados. Él es el modelo del hombre nuevo. Con los demás Jesús nos enseña a amar al hermano. Él nos dice: “ámense unos a otros como Yo los he amado”. Con su vida nos muestra cómo debemos relacionarnos con los demás: con respeto, amor y solidaridad. Con la creación La naturaleza ha sido creada para estar al servicio del hombre. El hombre debe cuidarla y trabajarla. El Señor nos enseña a vivir en armonía con ella.
  • 15. Jesucristo trae la reconciliación al hombre
    • Por eso, debemos vivir como Jesús vivió para alcanzar nuestra plenitud como hombres. Ser como Él, para que crezcamos como hijos de Dios, y manifestemos en todo nuestro ser el amor que estamos llamados a encarnar, el amor de Dios.
  • 16. CUADRO RESUMEN Dios Amor creó al hombre a su imagen y semejanza para vivir el amor y participar de su vida divina. Tenga una vida de comunión con Dios, consigo mismo, con los demás y con todo lo creado. Pero el hombre al caer en pecado rompe esta vida armoniosa con Dios, consigo mismo, con los demás y con todo lo creado. Dios Padre en su sobreabundancia de amor envía su propio Hijo, para reconciliarlo con Él, consigo mismo, con los demás y con todo lo creado. Jesús es el modelo de hombre perfecto. Da a conocer el amor infinito de Dios, y nos hace «partícipes de la naturaleza divina» (2 P 1, 4). Debemos ser como él.
  • 17. PREGUNTAS
    • ¿Qué es lo que te enseña la Sagrada Escritura sobre Dios y sobre el hombre?
    • ¿Somos conscientes que nuestros actos malos, nuestras faltas, surgen de nuestra inclinación a cometer pecado? ¿Si somos conscientes porque lo hacemos?
    • ¿Tomamos verdadera importancia al acto del amor que Dios hacer por nosotros en su Hijo? ¿Con esta manifestación de Dios por nosotros , qué significamos para Dios? ¿Cuál debe ser nuestra respuesta?
  • 18. GRACIAS