1EL DOMINGO II(III) LA COMPRENSIÓN ACTUAL DEL DOMINGOCRISTIANOA través de los veinte siglos de la Iglesia, a partir del da...
2La Eucaristía no es la única característica del domingo cristiano, pero sí la másrepresentativa y la que encierra y expre...
3(IV) CUESTIONES PENDIENTES DESDE EL ÁNGULO DE LATEOLOGÍA Y DE LA PASTORALA) TEOLOGÍALa profundización del domingo es un c...
4La coincidencia ecuménica en el sentido del domingo como día de culto ha detenerse también en cuenta. Lutero que no se es...
5 Hay que ver al domingo, no solamente como un día de la semana, sino dentro delritmo más amplio, el anual. El curso del ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

EL DOMINGO II

6.279 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
6.279
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5.954
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

EL DOMINGO II

  1. 1. 1EL DOMINGO II(III) LA COMPRENSIÓN ACTUAL DEL DOMINGOCRISTIANOA través de los veinte siglos de la Iglesia, a partir del dato bíblico y de la ricasensibilidad de las primeras generaciones, con las influencias consiguientes de lasdiversas culturas y tiempos, llegamos a la comprensión y a la praxis actual sobre el díadel Señor.A) EL DOMINGO PASCUA SEMANALEl aspecto teológico fundamental del domingo es ver en él el memorial sacramentalde la pascua del Señor. Es verdad que el Señor resucitado le está siempre presente a sucomunidad, pero desde la primera generación aparece con particular énfasis la fuerza dela presencia el día domingo, que viene presentado como el día del encuentro de lacomunidad cristiana con su Señor. Esta es la perspectiva radical del domingo, de la quese derivan todas las demás: cada ocho días los cristianos celebramos el memorial de lavictoria pascual de Cristo. El memorial no es sólo un recuerdo aniversario sino quecomporta la presencia de lo que se conmemora: el Señor glorioso sigue estando presentecon la misma viveza con que lo hiciera los primeros días de la Pascua, influyendo ennuestra historia con la misma fuerza dinámica que al principio.Cada domingo es a la vez memoria de la Pascua inicial y la profecía de la pascuafutura. En cada domingo se actualiza la primera y se anticipa ya sacramentalmente ladefinitiva.B) EL DÍA DE LA COMUNIDADLa reunión dominical es una de las realidades más atestiguadas de la primerageneración. Es decir, que el domingo, además de poner de manifiesto nuestra comunióncon el Resucitado, es también el día que expresa más claramente la identidad de lapropia asamblea Iglesia, la comunidad reunida en torno al Señor y movida por suEspíritu.C) LA EUCARISTÍA DEL DOMINGOLa vivencia cristiana del domingo tiene su momento privilegiado en la celebraciónde la Eucaristía. En esta Eucaristía, además de la experiencia de comunidad reunida enel nombre y bajo la presencia misteriosa de su Señor, los cristianos nos alimentamosante todo con la palabra de Dios. La doble mesa a la que somos invitados es unprogresivo encuentro con el mismo Señor.La Eucaristía, memoria sacramental y participación en la pascua de Cristo tiene en eldomingo su máxima significación. La Eucaristía va edificando a la comunidad pascual.La comunidad reunida hace la eucaristía, pero la eucaristía hace a la Iglesia y la vamadurando como comunidad del Resucitado.Le Eucaristía dominical es una privilegiada realización histórica y visible de lo quees la Iglesia como pueblo sacerdotal de Dios. Pero además la eucaristía dominical noslanza a la misión que Cristo nos encomendara.
  2. 2. 2La Eucaristía no es la única característica del domingo cristiano, pero sí la másrepresentativa y la que encierra y expresa los valores más importantes de la comunidadcristiana.D) EL DESCANSO PASCUAL DEL DOMINGOSi los judíos descansan en sábado en memoria del descanso del Dios creador y de suliberación de Egipto, nosotros nos abstenemos de nuestros trabajos ordinarios eldomingo porque es el día de la celebración pascual, la memoria de la pascua de Cristo,nuestro día de fiesta por excelencia. Nos sentimos liberados por Cristo, redimidos por supascua, "resucitados" con él.El domingo en un signo de nuestra libertad humana y cristiana. Ser liberados porCristo en su pascua significa, entre otras cosas, que no somos esclavos del trabajo, de lamáquina, de la lucha continua por la vida, sino dueños de nosotros mismos.El descanso dominical es un gesto profético que hacemos cada semana paramanifestar nuestra dignidad humana y cristiana. Este día nos permite encontrarnos connosotros mismos. El domingo mira al culto de Dios, a la alegría pascual, a la reunióncomunitaria y al descanso físico y psicológico del cristiano.E) LA ALEGRÍA DEL DOMINGOEl domingo es el día pascual, con todo lo que comporta de alegría y de victoria. Larazón profunda es que este Señor, Cristo Jesús, sigue vivo y que está presente en nuestraexistencia con toda su fuerza salvadora.Los cristianos hacemos de la alegría del domingo un gesto profético en medio de estemundo: es nuestro acto de fe en Cristo y en lo que nos quiere comunicar.El "día del Señor" no tiene por qué estar reñido con el "día del hombre". Loscristianos podemos evangelizar nuestra alegría en fin de semana, dándole sentidonuestro, pascual, cristocéntrico.F) OTROS ASPECTOS DEL DOMINGO* El domingo el día de los sacramentos. No sólo la eucaristía adquiere color especialeste día sino también el matrimonio o la unción comunitaria de los enfermos o losbautizos y las primeras comuniones.En particular se ve claramente la coherencia de los sacramentos de la iniciacióncristiana con la Pascua y por tanto del domingo.* Otras convocatorias para la oración: Ante todo la Liturgia de las horas, en sushoras básicas de Laudes y Vísperas, a las que invita particularmente a los fieles endomingo. También las celebraciones de la palabra, la adoración eucarística y lascelebraciones dominicales en ausencia de presbítero.* También las iniciativas de caridad pueden contribuir a dar al domingo cristiano suverdadera identidad. Prolongar la actitud de caridad fraterna fuera de la eucaristía es daral domingo la plenitud de lo que significa como día del Señor.
  3. 3. 3(IV) CUESTIONES PENDIENTES DESDE EL ÁNGULO DE LATEOLOGÍA Y DE LA PASTORALA) TEOLOGÍALa profundización del domingo es un campo abierto al quehacer teológico. Lareflexión teológica centra sus análisis en la vida de la iglesia bajo la autoridad de losapóstoles. La práctica del domingo en la Iglesia apostólica es la que revela susignificación.La relación domingo-Eucaristía hay que buscarla desde el interior. Sólo eldomingo, en el transcurrir de los días, puede significar el misterio esencial propio de lafe de la Iglesia.El domingo es para la Iglesia el contexto indispensable para la celebración delmisterio que la constituye y realiza, celebrando precisamente la Eucaristía dominical.Ella la edifica como Iglesia santa.No existe Iglesia al margen de la asamblea dominical. La Iglesia es misterio deconvocación y de reunión. Quienes son convocados se adhieren a Jesucristo y se reúnencon aquellos que son hermanos por el bautismo y la eucaristía. Con ello se puedeafirmar que el signo principal de la convocación evangélica del pueblo redimido es laasamblea dominical.Un sólo altar y una sola asamblea.- La iglesia jamás sintoniza con su nombre tanperfectamente como cuando, en un lugar establecido, el pueblo de Dios se estrecha entorno a su pastor para la celebración eucarística. La dimensión comunitaria de la vidacristiana se expresa difícilmente en asambleas fragmentadas y en pluralidad deasambleas que no disponen de medios suficientes para mantener su fuerza. Ladiversidad de dones de los reunidos reduce su capacidad de servicio al chocar el númerolimitado de personas. También se ve reducida como signo de comunión y de realizarsecomo comunidad misionera.A pesar de que con la lengua vulgar y el ritual más flexible se ha alcanzado un nivelsatisfactorio de participación, todavía sigue siendo un gran problema la función de laliturgia, en relación con la vida. Un ejemplo de ello se ve en el aspecto de laencarnación del Hijo de Dios que en la fe cristiana se mantiene más como una doctrinasin realización en lo histórico de cada día y sin la clara expresión en la liturgia.Preocupa la disminución de los fieles en la participación de la liturgia dominicalpuesto que por naturaleza la participación en la Eucaristía es un signo de identidadeclesial.La problemática del precepto hace ya tiempo es debatida entre los teólogos. Unos seinterrogan sobre el fundamento bíblico-teológico del mismo. Otros por la actualidad delprecepto. Otro ve difícil conciliar la naturaleza del culto cristiano con la obligatoriedad.La práctica formalista de celebrar el culto, por causa del precepto, es asunto pendiente.Hay que también aclarar si el domingo es el día del Señor en que la Iglesianormalmente celebra la Eucaristía o más bien el día de la Eucaristía, celebración de laResurrección.
  4. 4. 4La coincidencia ecuménica en el sentido del domingo como día de culto ha detenerse también en cuenta. Lutero que no se esfuerza en buscar el fundamento teológicodel domingo hace la siguiente afirmación: "Deseamos insistir fuertemente en que elculto debe tener lugar necesariamente el domingo y no en otro día cualquiera de la se-mana. Entendemos que ello se deduce de los orígenes mismos de la observancia cris-tiana del domingo".C) PASTORALProbablemente una preocupación mayor para la pastoral de la Iglesia sea la prácticade la misa dominical como obligación. Aparte de lo que tiene como signo depertenencia a la Iglesia, conviene conjugar la obligación con el sentido individual de lalibertad. Habría que buscar la manera de presentar el domingo a los fieles no de manerageneral sino teniendo en cuenta que hay varios tipos de asamblea: de ciudad, parroquiasrurales, pequeños grupos, grupos homogéneos, etc.Otro aspecto a tener en cuenta, es que la misa del domingo, en la mayoría de loscasos, es el único contacto con la vida eclesial. Se habla fácilmente de la comunidadque celebra, pero el sentido de anonimato pesa en la mayoría de participantes.El lugar de reunión no es ajeno al sentimiento de los reunidos. La Iglesia edificio esla expresión de la Iglesia asamblea. El lugar influye precisamente en orden a matizar laconciencia de identidad de grupo que se reúne y del tipo de comunidad a que apunta.Asamblea y comunidad no coinciden en la mayoría de casos. Miembros de la asamblea,una vez ésta disuelta, no se sienten vinculados a aquel lugar, ni mucho menos a loscompromisos de la comunidad. La lectura frecuente del hecho se puede notar en lamovilidad y cambio de lugar de muchos cristianos que celebran el domingo.El valor del descanso dominical es también objeto de atención pastoral. Lo que hayque hacer es no fundamentarlo en el mandamiento sabático. Los primeros cristianosguardan al respecto la libertad concedida por Jesús.El carácter pascual de la celebración eucarística dominical exige orientar el domingohacia la Pascua anual. Analógicamente la misa de los días feriales, y toda la vida de lacomunidad cristiana, conviene orientarla hacia el domingo como a su fin natural.El domingo desde el punto de vista del nuevo Código de derecho canónico, es otropunto a relacionar con la pastoral. La tensión entre ley y vida a de resolverse a favor dela pastoral.(V) A MODO DE CONCLUSIÓN El domingo es el eje vertebrador del culto cristiano alrededor del año litúrgico. Losaspectos celebrativos del año litúrgico se desarrollan en el marco de las fiestas entorno a la Pascua.
  5. 5. 5 Hay que ver al domingo, no solamente como un día de la semana, sino dentro delritmo más amplio, el anual. El curso del ritmo semanal hace revivir el misterio deCristo, en sus diversos aspectos, relacionados con el Triduo pascual, como momentoculminante del año litúrgico. El domingo lleva en su propio nombre la memoria y el gozo de la presencia delSeñor Resucitado. Es el día del Señor porque El se hace presente. Es el día de laResurrección por la presencia del Resucitado. La sustancia del domingo estáprecisamente en esa presencia creída y celebrada; que hace la Resurrección no unaideología o una idea teológica, sino una experiencia de comunión con Cristo en la fe,mediante la Palabra, los Sacramentos, la Eucaristía. El domingo es el día octavo. Día de reposo escatológico. la espera y la esperanza deldomingo tiene como dos aspectos: el "ya" y el "todavía no". El "ya" gira en torno a lafiesta, al descanso, al compartir, el gozo de la celebración eucarística. El "todavía no"se centra precisamente en la intensificación de la referencia de Cristo que está en lagloria y a nosotros, peregrinos en la tierra. El domingo puede contemplarse bajo diferentes aspectos: día de la resurrección, díadel Señor, día de la asamblea, día de la eucaristía, día del hombre.BIBLIOGRAFÍA ALDAZABAL.- El Domingo, día del Señor, en La celebración en la Iglesia III,ritmos y tiempos de la celebración, Edic. Sígueme, Salamanca 1994, Pgs. 71-98 G. MARTIMORT.- El Domingo, en Phase 125, 1981, Pgs. 359-380. LATORRE.- Del sábado al domingo en la escritura, en Phase, 192, 1992,Pgs. 453-474. CASTELLANO.- Una espiritualidad del domingo, teología, mistagogía, com-promiso en Phase, 192, 1992, Pgs. 475-490. AA. .- Constitución de "Sacra liturgia" en Phase, 19, 1964, Pg. 81. BELLAVISTA.- El Domingo: valores e interrogantes, en Phase, 164, 1988,Pgs. 107-123 LLABRÉS.- La Celebración del Domingo a lo largo de la historia de la Iglesia,en El Domingo fiesta primordial de los cristianos, Edit. Edice, Madrid. Pgs. 37-92

×