La Conciencia Integral y el Mundo Académico




          Presentación en las VI Jornadas Integrales
                     ...
interconectado. Ofrece un modelo verdaderamente global que incluye, por
ejemplo, todas las visiones del mundo que mantiene...
liderazgo.


Finalmente, existen los foros online y presenciales en todo el mundo;
organizaciones   nacionales,   como    ...
años a un 25% hoy. Y solo podrá hacerlo si primero esta conciencia está
integrada en el mundo académico.


Como cualquier ...
investigación que antes eran rechazadas ahora están experimentando un
aumento grande de interés académico. Todas tratan de...
teoría y visión del mundo integral sean aceptados en el mundo académico, más
impacto tendrán en la cultura general – sobre...
tan radicalmente diferente como la visión integral pudiera haber sido creada
dentro del mundo académico, y que un iconocla...
de la filosofía integral’, y esboza una historia intelectual y evolutiva de la visión
del mundo integral, viendo el modelo...
[Nota: McIntosh también incluye al psicólogo de desarrollo Clare Graves (no
tanto por los datos que acumuló, que tenía sus...
mapa único que actúa como una verdadera filosofía global. Además, ha
extendido este mapa recientemente para abrazar todas ...
El segundo pilar es la creación de programas académicos acreditados.
Actualmente hay tres centros que ofrecen tales progra...
La versión integral de la investigación métodos mixtos es especialmente
interesante. Aunque ha habido un creciente número ...
Como ejemplo (Hargens, 2006), el investigador podría hacer un auto-
asesoramiento de su interior (primera persona) sobre s...
éxito son más grandes.


Otros obstáculos y avances


Quizás el obstáculo más grande para que lo integral gane respetabili...
Ronald Inglehart (2005) que ha acumulado un base de datos empíricos enorme
que demuestra la existencia de diferentes estad...
esta expansión gane fuerza también en Europa y facilite el aumento gradual de
la conciencia integral tanto dentro del mund...
Download from: http://www.integralworld.net/forman-hargens.html


Inglehart, R. (2005). Modernization, Cultural Change and...
En el marco de las VI JORNADAS INTEGRALES para la
difusión de la Visión Integral de Ken Wilber y otros.
             Barce...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La conciencia integral y el mundo académico

4.494 visualizaciones

Publicado el

Ponencia de Paul Marshall en las VI Jornadas Integrales, celebradas en octubre de 2008.
Para la difusión de la Visión Integral de Ken Wilber y otros.

Actualmente, el movimiento integral tiene muy poca fuerza dentro de la cultura dominante y el mundo académico. Dada su relativa juventud, no es de sorprender. Aunque el modelo integral de Wilber lleva desplegándose y refinándose desde hace ya más de treinta años, su primera versión madura, con la presentación de los cuadrantes, solo emergió en 1995 con la publicación de Sexo, Ecología y Espiritualidad. Y su versión más madura, que desarrolla una visión integral postmetafísica y el pluralismo metodológico integral, tiene apenas un lustro.

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
4.494
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
262
Acciones
Compartido
0
Descargas
116
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La conciencia integral y el mundo académico

  1. 1. La Conciencia Integral y el Mundo Académico Presentación en las VI Jornadas Integrales Barcelona, Octubre 2008 Paul Marshall (Paul2marshall@hotmail.com) Introducción Actualmente, el movimiento integral tiene muy poca fuerza dentro de la cultura dominante y el mundo académico. Dada su relativa juventud, no es de sorprender. Aunque el modelo integral de Wilber lleva desplegándose y refinándose desde hace ya más de treinta años, su primera versión madura, con la presentación de los cuadrantes, solo emergió en 1995 con la publicación de Sexo, Ecología y Espiritualidad. Y su versión más madura, que desarrolla una visión integral postmetafísica y el pluralismo metodológico integral, tiene apenas un lustro. No obstante, durante los últimos dos o tres años han habido progresos alentadores los cuales señalan que el movimiento integral está entrando en una nueva fase más amplia, expansiva y legitimadora. Tal expansión, tanto dentro de la cultura general como del mundo académico, es importante, opino, por varias razones. En primer lugar, ofrece a los individuos un mapa integral para entenderse uno mismo, a los demás y al mundo; además, ofrece una práctica integral para facilitar una integración más encarnada de la conciencia integral, para fomentar más libertad y más plenitud. En segundo lugar, ofrece a la sociedad, y a la humanidad en general, una teoría y un marco sofisticado para entender y ayudar a resolver los complejos problemas que han surgido junto con un mundo cada vez más globalizado e 1
  2. 2. interconectado. Ofrece un modelo verdaderamente global que incluye, por ejemplo, todas las visiones del mundo que mantienen individuos y comunidades diversas, reúne los insights y conocimiento de todas las culturas y épocas, y da lugar a todas las metodologías utilizadas para revelar la realidad. Esta visión global ha aparecido justo en el momento en que el mundo se mueve hacia una fase globalizada, y ofrece una nueva manera de hacer frente a los nuevos problemas que esta nueva fase trae conlleva. Una fase nueva para el movimiento integral y la conciencia integral Durante los últimos dos o tres años, la conciencia integral ha estado ganando terreno y credibilidad en varios ámbitos. Ha habido, por ejemplo, cambios positivos en el instituto integral que, después de varias fases, algunas por lo visto bastante difíciles, parece estar consolidándose como una organización robusta y realista. En lugar de ser su presidente, Wilber ya solo actúa como asesor, dedicando la mayor parte de su tiempo a escribir. Además, la dirección del Instituto acaba de lanzar Integral Life, que constituye una especie de comunidad virtual con el énfasis en la promoción tanto de la teoría de como de la práctica integral. En segundo lugar, además de los libros de Ken Wilber, hay un creciente número de escritos por parte de profesionales y académicos que están profundizando en sus campos específicos. Algunos ejemplos son el nuevo libro de Práctica Integral, los trabajos de André Marquis y Elliot Ingersol en psicoterapia integral, y el libro a punto de publicarse sobre Ecología Integral de Sean Hargens y Michael Zimmerman. Además, hay publicaciones de autores integrales que son críticos del modelo de Wilber (La Conciencia Integral de Steve McIntosh (2007) es el mejor ejemplo, hablaré más delante de ello). En tercer lugar, hay un creciente número de personas que están aplicando el modelo integral a nivel práctico en el mundo real. Algunos ejemplos son Gail Hochachka para el desarrollo internacional, Laura Divine y Joanne Hunt para el Coaching Integral, y, en organizaciones, la Holacracia de Brian Robertson, el Action Inquiry de William Torbert y varios modelos más relacionados con el 2
  3. 3. liderazgo. Finalmente, existen los foros online y presenciales en todo el mundo; organizaciones nacionales, como la Asociación Integral Española, y transnacionales, como Integral Europe que esta creando un punto central desde donde anunciar acontecimientos integrales y conectar a los interesados; centros integrales como el Boulder Centre for Integral Living y otro en Santa Mónica; y jornadas como ésta y congresos, como el de gran éxito sobre la teoría integral celebrado hace solo dos meses en San Francisco. Éste congreso forma parte del intento general de legitimar la teoría integral dentro del mundo académico, que será el enfoque del resto de esta presentación. Todos estos avances todavía están en sus fases iniciales, pero son buenas señales para la conciencia integral y apuntan a una nueva fase en su desarrollo general. En esta presentación me concentraré únicamente en los avances dentro del mundo académico. La conciencia Integral en el mundo académico En primer lugar, consideraré brevemente la importancia de establecer la conciencia integral y la teoría integral dentro del mundo académico y como su actual ambiente es ahora más favorable para su integración. Luego, señalaré a algunos de los obstáculos para su integración y aceptación, seguido por una mirada a los progresos que ya se han realizado. Finalmente, daré una breve explicación del nuevo método de investigación integral y consideraré algunos otros avances relacionados con la teoría integral y el mundo académico. En el mundo de hoy, solo se tomará en serio una idea si tiene aplicaciones prácticas que demuestren eficacia y/o si está apoyada por una abundancia de pruebas. Las universidades juegan un papel vital al proporcionar tales pruebas y al examinar con ojo crítico las ideas nuevas. Además, de suma importancia es lo que dijo ayer Ken Wilber como respuesta a una pregunta en la teleconferencia: que el único sistema capaz de impulsar la conciencia integral a gran escala es el sistema educativo. En gran parte ha sido el sistema educativo el que elevó, en el mundo occidental, la conciencia ‘verde’ de un 2% hace 30 3
  4. 4. años a un 25% hoy. Y solo podrá hacerlo si primero esta conciencia está integrada en el mundo académico. Como cualquier otra organización, el mundo académico de las universidades está inmerso en la cultura dominante que, a su vez, opera dentro de las estructuras de unas visiones del mundo específicas. Estas visiones del mundo dominantes – que actualmente son la moderna y postmoderna - generalmente determinan qué preguntas se hacen, qué investigación se financia, y qué pruebas o métodos se consideran válidos. Para que algo como la visión del mundo integral, o por lo menos algunos aspectos de ella, sea aceptada, el momento o ambiente de conciencia tiene que ser favorable. Si, por ejemplo, el conductismo y empirismo lógico de los años 50 todavía dominaran en el mundo académico, no tendría ninguna posibilidad de ser aceptada. Sin embargo hay señales de que el momento es más propicio. La visión del mundo modernista y su enfoque metodológico puramente cuantitativo, objetivo y de cuadrantes exteriores, ha recibido unos duros golpes del postmodernismo durante los últimos treinta años, aproximadamente. En términos generales, al contrario del modernismo, el postmodernismo favorece una metodología cualitativa que se concentra más en los cuadrantes interiores. No obstante, treinta años han sido suficientes para revelar las limitaciones del postmodernismo - por ejemplo su relativismo radical. El movimiento natural del proceso dialéctico ha avanzado desde un choque de paradigma entre estas dos metodologías antagonistas hasta la aparición sólida en, literalmente, los últimos 4 ó 5 años, de una metodología mixta que incluye las dos y tiene como filosofía subyacente el pragmatismo. Este enfoque rechaza el dogmatismo y selecciona los métodos, sean cuantitativos o cualitativos, que mejor sirven para contestar la pregunta de investigación. El enfoque de método mixto y su filosofía de pragmatismo tiene mucho en común con el enfoque integral y la nueva metodología de investigación integral que nació hace apenas dos años. La investigación integral es una extensión del enfoque del método mixto y está fundamentada explícitamente en la teoría integral y el pluralismo metodológico integral. Como consecuencia de estos cambios de paradigma, algunas áreas de 4
  5. 5. investigación que antes eran rechazadas ahora están experimentando un aumento grande de interés académico. Todas tratan de la interioridad y experiencia subjetiva – el legado del enfoque cualitativo – e incluyen, por ejemplo, la espiritualidad (por ejemplo emociones espirituales como el temor reverencial, la elevación y la gratitud; estados de conciencia como el fluir), la naturaleza de la conciencia (que se ha convertido en un tema candente) y la meditación (donde numerosos estudios rigurosos la han convertido en pocos años en algo muy aceptado). Quedan unos conceptos muy polémicos como los niveles de desarrollo entre adultos que no se permiten generalmente fuera de la psicología de desarrollo – donde han sido criticados en las últimas décadas de ascendencia postmoderna – pero incluso ahí ha habido algunos avances en los últimos años. Además de estos cambios de paradigma dentro del mundo académico, la complejidad de vida cada vez más grande y rápida pide a gritos un enfoque y filosofía más global e integral. La conciencia integral en las universidades alternativas y establecidas Actualmente, existen dos vías a través de las cuales la teoría integral se está introduciendo en las universidades. Una vía es a través de las universidades alternativas como el CIIS, la JFK, Naropa o el Fielding Institute – todas en Estados Unidos. En estas universidades hay programas que incluyen teoría y práctica integral o que tienen programas dedicados exclusivamente a la teoría integral (por ejemplo, JFK y Fielding). La otra manera es a través de individuos que incluyen componentes de teoría integral en sus tesinas o tesis en universidades ortodoxas. En los Estados Unidos, entre 1987 y 2007, hubo 55 tesinas y tesis inspiradas en la teoría integral. No tengo cifras para el Reino Unido o para España o el resto de Europa, pero las hay y las ha habido y se supone que el número aumenta. Todo esto es importante porque es probable que cuantos más aspectos de la 5
  6. 6. teoría y visión del mundo integral sean aceptados en el mundo académico, más impacto tendrán en la cultura general – sobre todo a través de su futura integración en el sistema educativo. Los obstáculos para legitimar la teoría integral en el mundo académico Quizás el obstáculo más grande para legitimar lo integral en el mundo académico es la ecuación integral = Ken Wilber. En el congreso de Teoría Integral de agosto de este año en California, en una de las mesas redondas se habló de este mismo tema. Muchas personas seducidas por la visión integral hemos sentido que el movimiento integral ha sido demasiado dependiente de la figura de Ken Wilber y que ha habido poco debate crítico dentro del movimiento y dentro del I-I. Han habido debates críticos en la página web de Frank Visser, Integral World, pero no siempre han sido constructivos por parte de ambos lados. El debate crítico es uno de los requisitos esenciales del discurso académico, pero el nacimiento de la teoría integral fuera de la comunidad académica, junto con el estilo semi-académico y semi-popular de Wilber, a menudo sin el apoyo de pruebas suficientes, ha significado una falta de dicho debate. El congreso de teoría integral este año en California es un avance importante en la dirección adecuada, como lo son también los otros intentos para legitimar la teoria integral dentro del mundo académico que describiré más adelante. Mark Forman y Sean Hargens (2008), los organizadores del congreso, creen que es necesario diluir esta asociación tan fuerte entre Ken Wilber y la teoría integral, y afirman que este era una de los objetivos principales del congreso. El otro único congreso importante de estados Unidos, celebrado en 1997, trataba exclusivamente sobre la obra de Ken Wilber, mientras el Congreso de agosto trataba de la teoría integral (no de Ken Wilber). Incluyó muchas críticas constructivas de la obra de Wilber: Bill Torbert (que llama a los cuadrantes de Wilber los ‘Flat Four’ – a diferencia de los ‘Deep Four’ territorios de su Action Inquiry) -, Sean Kelly, Steve McIntosh, Bonnita Roy and Mark Edwards. Creo que la dilución de esta ecuación Wilber = Teoría Integral es importante por varias razones. Aunque es altamente improbable que una filosofía y visión 6
  7. 7. tan radicalmente diferente como la visión integral pudiera haber sido creada dentro del mundo académico, y que un iconoclasta creativo como Wilber era necesario para producir su enorme síntesis y modelo, para entrar en el mundo académico hay ciertas normas y requisitos básicos que no se pueden ignorar. En primer lugar, a los iconoclastas y, sobre todo, a personas percibidos como gurus, no se las ve con muy buenos ojos en el ámbito académico. Tampoco es probable que el mundo académico se abra a un movimiento que tiene un solo líder poco cuestionado. En segundo lugar, hace falta matices y pruebas abundantes que Wilber a menudo no las ofrece según las pautas académicas – aunque es comprensible, dado el enorme alcance de su modelo y es no es posible para una sola persona hacerlo en todos los diversos campos. Y finalmente, hay ciertas normas que hay que seguir. Mihaly Csikszentmihalyi (1999), autor de Flow (Fluir), en un análisis sistémico de la creatividad, explica los elementos necesarios para que una nueva idea creativa se acepte en el mundo académico. Algunos importantes son el acceso a un dominio de conocimiento, la disposición de actuar según las reglas y la capacidad de convencer a los ‘gatekeepers’, o “actores principales” del área, de la valía de la idea. Los esfuerzos de Sean Hargens, que detallaré más adelante, ya han avanzado varios pasos importantes en esta dirección. Lo que se necesita, dice Hargens (2008a), es encontrar una manera de “honrar nuestra gran deuda” a Wilber y a la vez “trascender e incluirle….situarle de una manera que de hecho facilite su propia visión”. Diluyendo la ecuación Integral = Ken Wilber (1) Una manera de lograr esto es aflojando la ecuación integral = Ken Wilber, situando a Wilber dentro de un contexto más amplio. Un intento reciente lo ha llevado a cabo uno de los críticos constructivos y presentadores del congreso, hace dos meses, sobre la teoría integral, Steve McIntosh. En su libro Conciencia Integral y el Futuro de la Evolución (2007), reúne a los ‘fundadores 7
  8. 8. de la filosofía integral’, y esboza una historia intelectual y evolutiva de la visión del mundo integral, viendo el modelo de Wilber como la última expresión de esta emergente visión del mundo. Creo que esto es una manera muy útil de ver la conciencia integral ya que demuestra como esta conciencia ha aparecido paulatinamente a través de muchos y diversos caminos. Michael Murphy (1998) describe una historia integral muy parecida, situando también a Wilber como su último, y más completo, representante. Llama a esta visión del mundo integral panenteísmo evolutivo. Panenteísmo - que no se debe confundir con el panteísmo que ve a Dios como inmanente en, o sinónimo con, la Naturaleza/ el universo - ve a Dios tanto inmanente como trascendente al universo. Esta nueva visión del mundo significa, en su esencia, “’la temporalización de la gran cadena de ser’ donde el mundo manifiesto con todas sus jerarquías se concibió ‘no como un inventario de la naturaleza sino el programa de la naturaleza’”. (Murphy, 1998, p. 56 – citando a Arthur Lovejoy). La visión integral de Wilber sigue esta visión del mundo, aunque en versión postmetafísica. Tanto Murphy como McIntosh señalan a los mismos pioneros integrales filosóficos, cada uno con sus contribuciones únicas: Hegel (que observó que la conciencia se desarrolla a través de estadios y que explicó el proceso dialéctico a través del cual los conflictos ‘se niegan y preservan’ – el trascender e incluir de Wilber); Bergson (que describió la evolución como un proceso creativo y dio la primera interpretación espiritual de los descubrimientos de la ciencia y la evolución); Alfred North Whitehead (que sostuvo que todos los exteriores tienen un interior y que los dos evolucionan juntos; también veía a la evolución guiada por una ‘suave persuasión a través del amor’); Teilhard de Chardin (que veía la complejidad y la conciencia emergiendo simultáneamente como la expresión exterior e interior de la evolución; y además desarrolló la noción de las esferas o los umbrales de la evolución: la fisioesfera, la bioesfera y la nooesfera); Sri Aurobindo (que fue el primer contemplativo realizado que sintetizó los descubrimientos de la ciencia moderna de la evolución con la revelación atemporal de la iluminación y que también dio una fenomenología de las estructuras más altas de la conciencia); y finalmente Jean Gebser (que describió una serie de visiones del mundo jerárquicamente integradas desde la edad de piedra hasta la emergente visión del mundo integral. 8
  9. 9. [Nota: McIntosh también incluye al psicólogo de desarrollo Clare Graves (no tanto por los datos que acumuló, que tenía sus limitaciones, sino por su interpretación de los datos, especialmente su comprensión de la naturaleza sistémica y dialéctica de la evolución) y también a Jürgen Habermas y a James Mark Baldwin. Wilber también habla explícitamente de algunos pioneros integrales en Integral Psychology (Una Visión Integral de la Psicología en Español) (1999), destacando a estos dos últimos. Wilber considera a Baldwin el principal pionero moderno integral, el gran fundador de la psicología de desarrollo que describió la evolución de la conciencia a través de niveles universales y delineó estadios evolutivos en todos los cuadrantes y ¡casi todos los estadios! Habermas, aunque solo habla de tres estadios, lo ha hecho en todos los cuadrantes – los ‘mundos’ objetivo, subjetivo e intersubjetivo]. Esta amplia historia de los pioneros de la filosofía integral - que en su esencia habla de la unidad de la evolución y la espiritualidad y de la dirección que tiene la evolución – también se conecta a una red contemporánea de individuos y comunidades que abrazan alguna forma de espiritualidad evolutiva. Este red incluyen gente como, por ejemplo, Andrew Cohen y la revista WIE (que acaba de ser renombrada EnlightenNext) y Michael Dowd (2007). También están relacionados algunos ‘evolucionarios’ agnósticos y los que dan una interpretación menos explícitamente espiritual de la evolución, como por ejemplo Robert Wright (Non-Zero, 2000) y John Stewart (Evolution’s Arrow, 2000; Evolutionary Manifesto, 2008). Todos los mencionados enfatizan que el universo tiene una dirección, y por lo tanto un propósito, y subrayan la importancia del papel de la humanidad como co-creadores del proceso de la evolución. Aunque no están dentro del mundo académico, sí representan una creciente comunidad que ayudará a extender elementos de una visión del mundo más integral y positiva. Dentro de este contexto más amplio, el modelo de Wilber se puede ver como la última expresión de la conciencia integral. No obstante, su expresión es claramente la más amplia, la de más alcance y la más coherente hasta la fecha. No solo reúne todos los insights previos y pioneros sino también una enorme cantidad de otros conocimientos y descubrimientos premodernos, modernos y postmodernos. Ha conseguido hacer esto a través de su propio 9
  10. 10. mapa único que actúa como una verdadera filosofía global. Además, ha extendido este mapa recientemente para abrazar todas las metodologías existentes, un pluralismo integral metodológico que promete ser una puerta de entrada al mundo académico. Diluyendo la ecuación Integral = Ken Wilber (2) Junto con esta configuración más amplia de visiones pre- o non-AQAL, una segunda más específica manera de diluir esta ecuación es a través de la ‘democratación’ de la teoría integral y la creación de un linaje de ‘scholar- practitioners’ (‘eruditos-practicantes’). Esto es en lo que Sean Hargens (2008a, 2008b) se está concentrando. Si el movimiento integral quiere convertirse en un movimiento social, no lo puede crear una sola persona – tiene que haber una combinación de un movimiento más amplio dentro de la cultura general, junto con un cuerpo de conocimiento específico y una comunidad de ‘scholar- practitioners’ dentro del mundo académico. Ahora detallaré los avances concretos que se han hecho durante los últimos 3 ó 4 años, en los Estados Unidos, para legitimar lo integral, para crear, en otras palabras, un cuadrante derecho inferior dentro del mundo académico. Construyendo un cuadrante derecho inferior dentro del mundo académico Sean Hargens (2008b) habla de cuatro pilares principales que se necesitan para la construcción de una base sólida para que la conciencia integral, a través de AQAL, tenga credibilidad y respetabilidad dentro del mundo académico –, y ya se ha progresado mucho en los cuatro. El primero es la publicación de una revista académica sometida a la revisón de pares. El primer número del Journal of Integral Theory and Practice (Revista de teoría y práctica integral), originalmente llamado AQAL journal, se publicó en 2006. Hargens es el editor principal y esta ligado con el instituto integral. Lo complementa otra revista sometida a la revisión de pares, Integral Review, que es bianual y online y empezó en 2005. 10
  11. 11. El segundo pilar es la creación de programas académicos acreditados. Actualmente hay tres centros que ofrecen tales programes. En la universidad JFK hay actualmente un certificado de postgrado acreditado de un año en Teoría Integral (acreditado desde 2006) y un Masters en Teoría Integral (acreditado desde 2007). El primero sirve como el primer año del segundo. También hay un certificado de postgrado en Estudios Integrales y un Masters en Dirección y Desarrollo de Organizaciones con una concentración en estudios integrales ofrecido en el Fielding Graduate University. Finalmente, empezando este mes de octubre, habrá un componente integral dentro del doctorado de Estudios Transformativos en el California Institute of Integral Studies, que requiere que los estudiantes utilicen la teoría integral para guiar sus investigaciones de la tesis. El tercer pilar es la celebración de congresos académicos regulares. Como ya se sabe, el primer congreso académico sobre la teoría integral, se celebró hace dos meses en la universidad JFK y se concentró en la teoría integral y no en Ken Wilber. Acudieron unas 500 personas y había 120 ponentes. El congreso se repetirá cada dos años. El último pilar es la promoción de un enfoque integral hacia la investigación. Hace solo unos meses se inauguró el centro de investigación integral, otra vez por Sean Hargens y junto con el Instituto Integral. Su objetivo es apoyar a ‘scholar-practitioners’ de todo el mundo para utilizar el pluralismo metodológico integral y un nuevo enfoque multi-método de investigación. Como ya dije antes, este enfoque amplía el enfoque de método mixto, un método cada vez más popular que combina la investigación cualitativa y cuantitativa. Como se puede apreciar, los últimos dos años han sido testigo de un enorme paso hacia adelante para legitimar la teoría integral en el mundo académico, un paso que representa una fase nueva en el desarrollo del movimiento integral. La base del cuadrante inferior derecha en lo esencial ya está asentada y se espera que esta base facilite el crecimiento de contribuciones concretas a la teoría integral que se adhieren al discurso formal académico. La investigación integral multi-método 11
  12. 12. La versión integral de la investigación métodos mixtos es especialmente interesante. Aunque ha habido un creciente número de tesis y tesinas basado en la obra de Wilber – 55 entre 1987 y 2007 en los Estados Unidos – la mayoría han utilizado la teoría integral como un marco interpretativo, por ejemplo a través de los 4 cuadrantes, para entender datos y posturas (Hargens, 2008b). Con la metodología de investigación integral, basado en el pluralismo metodológico integral, los investigadores ahora tienen un medio para producir la investigación sobre cualquier tema que eligen. Gracias, otra vez, a Sean Hargens (2006), el pluralismo metodológico integral ha sido convertido en un método concreto de investigación, y el centro de investigación integral sirve como un centro de apoyo y recursos para los investigadores. Hargens enseña un curso específico en varios programas de postgrado. Básicamente, la investigación integral utiliza el pluralismo metodológico integral para crear un método de investigación que incluya dos metodologías, o como mínimo una, de cada una de las metodologías de primera, segunda y tercera persona (y hasta un máximo de 8). Esto representa la última expansión metodológica. Hace no tantos años dominaban la metodología cuantitativa y de tercera persona (básicamente los cuadrantes derechos). Luego ganó terreno lentamente la metodología cualitativa y de primera y segunda persona (básicamente los cuadrantes izquierdos) y, en la última década, aproximadamente, la investigación de métodos mixtos que combinan ambos apareció, ganando adeptos especialmente en los últimos años. La investigación integral es una nueva versión de métodos mixtos, basándose en la teoría integral y combinando el pluralismo metodológico integral con el Action Inquiry evolutivo de Torbert. El modelo y práctica de Torbert es una visión plenamente integral pero no AQAL que pone el énfasis en la praxis, mientras que el AQAL de Wilber pone el énfasis en la teoría. La combinación de los dos, por lo tanto, es muy rica. Abajo se ve las 8 perspectivas y metodologías primordiales del pluralismo metodológico integral. Estas 8 perspectivas y metodologías son la perspectiva interna y externa de los 4 cuadrantes: 12
  13. 13. Como ejemplo (Hargens, 2006), el investigador podría hacer un auto- asesoramiento de su interior (primera persona) sobre sus puntos fuertes y débiles como investigador, incluyendo un asesoramiento básico de su psicograma integral a través de varias líneas claves, su capacidad para diferentes estados de conciencia y su tipo de personalidad. Para la perspectiva de segunda persona, podría estudiar cómo conducir entrevistas y codificar los transcritos y luego realizar una entrevista y codificarlo. También podría utilizar técnicas para ‘participar’ con su tema de investigación. Y para la perspectiva de tercera persona, podría crear una encuesta a través de un cuestionario, repartirlo y luego analizarlo cuantitativamente. Esta perspectiva se podría complementar con un estudio de los análisis sistémicos relacionados con su tema. Así se habrán utilizado 6 de las 8 metodologías del pluralismo metodológico integral. Es una novedad y un progreso muy interesante que podría tener un impacto dentro del mundo académico y atraer a investigadores que quisieran utilizar una perspectiva más integral. Y como es una versión expandida de un método de investigación ya aceptado y cada vez más popular, las posibilidades de 13
  14. 14. éxito son más grandes. Otros obstáculos y avances Quizás el obstáculo más grande para que lo integral gane respetabilidad y aceptación es la noción de estadios o niveles de desarrollo. Esta noción es anatema al postmodernismo en especial pero también para el modernismo – o sea, las dos visiones del mundo que dominan en el mundo académico- . Fuera de la psicología de desarrollo, este punto es muy polémico, e incluso dentro de la psicología de desarrollo hay un campo importante que rechaza la evidencia empírica de los estadios o niveles. La psicología de desarrollo constructivista (con la noción de estadios jerárquicamente integrados como componente esencial) tuvo mucha influencia hasta alrededor de 1980, pero esta influencia iba menguando debido, en parte, al auge de la visión del mundo posmodernista y a su incapacidad de explicar la creciente evidencia de variabilidad que se veía en cada línea o dominio y en individuos. No se tomaba suficientemente en cuenta el contexto. Pero parece que otra vez empieza a cobrar más protagonismo con el incipiente desgaste del postmodernismo extremo y de teorías nuevas como, sobre todo, la teoría de habilidades dinámicas (Dynamic Skill Theory) y el modelo organísmico-contextualista de Kurt Fischer (Fischer y Bidell, 2006). Asimismo, nuevos tests para medir estadios y la complejidad jerárquica han aparecido, por ejemplo el sistema para medir la complejidad jerárquica de Michael Commons y el LAS (Lectical Assessment System) de Theo Dawson (Dawson et al, 2005), que sirven como reglas generales que miden aspectos de desarrollo que son comunes en muchas de las líneas de desarrollo. Zach Stein and Katie Hiekinnen (2008) recientemente afirmaron que el LAS de Dawson, que mide la complejidad de razonamiento conceptual en diferentes líneas de desarrollo y que se utiliza en el Master de Teoría Integral y en el Instituto Integral, conecta con aspectos de los niveles de altitud o estructuras básicas de Wilber. Es una novedad y un avance interesante ya que representa una ‘regla’ general y libre de contenido que mide la actuación sobre una tarea y no al individuo. Otro trabajo interesante y relevante, esta vez en las ciencias políticas, es el de 14
  15. 15. Ronald Inglehart (2005) que ha acumulado un base de datos empíricos enorme que demuestra la existencia de diferentes estadios de valores y visiones del mundo y su correlación con el desarrollo socio-económico y político (o sea, los dos cuadrantes inferiores). Por alguna razón, Wilber no ha mencionado el trabajo impresionante de Inglehart. Respecto al estatus de los estados de conciencia dentro del mundo académico, todavía queda mucho que hacer. Sin embargo, el interés y la investigación sobre la meditación, sobre todo sus efectos psicológicos y físicos, es enorme en comparación con hace 10 años. Y hay estudios como los de Richard Davidson y Alan Wallace – ambos conectados con el Mind and Life Institute donde el Dalai Lama y Budistas trabajan con científicos de primer rango (ve por ejemplo, Begley, 2007) – que son muy rigurosos y han dado mucha respetabilidad académica a este tipo de investigación. En relación a esto último, hay un creciente interés en estudiar la conciencia, y se está poniendo en duda la noción de la ciencia materialista de que la mente es un mero epifenómeno o derivado del cerebro. Conclusión Hay varios cambios que señalan que el mundo académico es ahora más abierto a componentes importantes de la conciencia integral como son la espiritualidad, los estados de conciencia y los niveles de conciencia. Además, el esfuerzo en los últimos dos o tres años para crear la base de un cuadrante inferior derecho dentro del mundo académico representa una nueva fase en el movimiento integral y una democratización de la teoría integral. Añadiendo esto a una ampliación de la conciencia integral para incluir a pioneros pasados y partidarios presentes de una espiritualidad evolutiva no-AQAL, a la incorporación de la visión no-AQAL pero plenamente integral de Torbert, y el situar a la investigación integral dentro de la tradición de métodos mixtos y el pragmatismo Americano, sirve para suavizar la hasta ahora exclusiva asociación de lo integral con Ken Wilber. De esta forma podemos honrar su gran contribución a la vez que expandir y facilitar su visión. Esperemos que 15
  16. 16. esta expansión gane fuerza también en Europa y facilite el aumento gradual de la conciencia integral tanto dentro del mundo académico como en la cultura general. REFERENCIAS Begley, S. (2007). Train your mind, change your brain. New York: Ballantine Books. Csikszentmihalyi, M (2006). A systems perspective on creativity. In Jane Henry, (Ed.), Creative Management and Development, p-3-18. London: Sage Dawson-Tunik, T. L., Commons, M., Wilson, M., & Fischer, K. (2005). The shape of development. The European Journal of Developmental Psychology, 2, 163-196. Downloaded from: http://www.devtestservice.com/index-4.html Dowd, M. (2007). Thank God for evolution! Council Oak Books. Esbjörn-Hargens, S (2006). Integral Research: A multi-method approach to investigating phenomena. Constructivism in the human sciences, vol. 11 (1), pp. 79- 107. Esbjörn-Hargens, S (2008a). WIE interview: Taking the pulse of the integral movement. Download from: http://www.wie.org/unbound/media.asp?id=227 Esbjörn-Hargens, S (2008b). Editorial introduction, Journal of Integral Theory and Practice, vol 3, Nº 1, pp. v-xxii. Download from: http://www.integralresearchcenter.org/journal.html Fischer, K., W., & Bidell, T. R. (2006). Dynamic development of action, thought, and emotion. In W. Damon & R. M. Lerner (Eds.), Theoretical models of human development. Handbook of child psychology (6th ed., Vol. 1, pp. 313-399). New York: Wiley. Downloaded from: http://gseweb.harvard.edu/~ddl/publication.htm Forman, M. and Esbjörn-Hargens, S. (2008). The academic emergence of integral theory: Reflections on and clarifications of the first biennial integral theory conference. 16
  17. 17. Download from: http://www.integralworld.net/forman-hargens.html Inglehart, R. (2005). Modernization, Cultural Change and Democracy: The human development sequence. New York: Cambridge University Press. McIntosh, S. (2007). Integral Consciousness and the future of evolution. USA: Paragon House. Murphy, M. (1998). On evolution and transformative practice: In appreciation of Ken Wilber. In Rothberg, D and Kelly, S (Eds.): Ken Wilber in Dialogue: Conversations with leading transpersonal thinkers. Wheaton, Illinois: Quest Books. Stein, Z., & Heikkienen, K. (2008). On operationalizing aspects of altitude: An introduction the Lectical Assessment System for integral researchers. Journal of Integral Theory and Practice 3(1), 105-138. Downloaded from: http://www.devtestservice.com/index-4.html Stewart, J. (2000). Evolution’s arrow. Australia: Chapman Press. Downloadable free from: http://users.tpg.com.au/users/jes999/EvArrow.htm Stewart, J. (2008). Evolutionary manifesto. Downloadable from: http://www.evolutionarymanifesto.com/ Agradecimientos: a Montserrat Voltes por las correcciones lingüísticas. 17
  18. 18. En el marco de las VI JORNADAS INTEGRALES para la difusión de la Visión Integral de Ken Wilber y otros. Barcelona, octubre de 2008. Organizadas por www.asociacionintegral.es info@asociacionintegral.es Patrocinadas por http://www.fundacionananta.org http://www.editorialkairos.com http://www.olacoach.com 18

×