Imágenes de Cristo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Imágenes de Cristo

el

  • 1,231 reproducciones

 

Estadísticas

reproducciones

reproducciones totales
1,231
reproducciones en SlideShare
1,227
reproducciones incrustadas
4

Actions

Me gusta
0
Descargas
0
Comentarios
0

2 insertados 4

http://adunareaharulsuveran.wordpress.com 2
http://ovocebaptistainoltenia.wordpress.com 2

Accesibilidad

Categorias

Detalles de carga

Uploaded via as Microsoft Word

Derechos de uso

© Todos los derechos reservados

Report content

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    ¿Está seguro?
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
Publicar comentario
Edite su comentario

Imágenes de Cristo Document Transcript

  • 1. IMÁGENES DE CRISTO Por: J. Marcellus Kik Éxodo 20:4-64 “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos”.En este segundo mandamiento se nos prohíbe hacer cualquier imagen o semejanza delo que esté arriba en el cielo, abajo en la tierra o en las aguas debajo de la tierra. Senos prohíbe inclinarnos a ellas o darles honra.Ahora bien, la pregunta que se ha hecho es: ¿Prohíbe este mandamiento el uso deimágenes o dibujos de Cristo? ¿Sí, o no? Bueno, por seguro el mandamiento prohíbeinclinarse ante tales pinturas, dibujos y fotos, así como adorarlas. No puede haberninguna duda acerca de esto.En muchas Iglesias Evangélicas se usan las imágenes de Cristo para la enseñanza yen los hogares de los cristianos, estas son colgadas para recordarles de Cristo,supongo yo. ¿Es esto bíblico? ¿Recibe la aprobación de Dios, o es pecado? ¿No seráuna manera más de desobedecer el segundo mandamiento?Sin duda alguna, si yo digo que el uso de las imágenes de Cristo no es bíblico, queesto no recibe la aprobación de Dios, que es pecaminoso y que infringe el segundomandamiento; entonces yo seré visto como un fanático, un reaccionario y quizás unapersona no del todo normal. Pero antes de que tenga esos pensamientosdesagradables, por favor escúcheme hasta que termine. Si somos cristianos, nuestroservicio y adoración a Dios, deben ser regulados por la Palabra de Dios. La Biblia esnuestra guía infalible de fe y adoración.Ahora, aquí hay una cosa sorprendente. En ningún lugar de la Biblia, ni en el Antiguo nien el Nuevo Testamento, hay una descripción física de Cristo. ¿No es extraño que siDios quisiera que usáramos la imagen de Cristo para difundir el evangelio o para laadoración, que no se nos dijera cómo era Cristo, si era alto o bajo, de piel oscura oclara, de cabello rubio o negro, con ojos azules o café?Con todo el amor que le tenían al Señor, sería lógico esperar que Pedro o Juanhubieran dado una descripción de Él, a menos que, por supuesto, eso no les fuepermitido. Ellos escribieron bajo la inspiración del Espíritu Santo. Es claramentesignificante que ninguno de ellos, ni ninguna otra de las Escrituras, dio una descripciónfísica del Señor. Seguramente, si Dios deseaba el uso de imágenes de Cristo parapromover Su causa, El habría dado una descripción física de Su Hijo en Su Palabra.
  • 2. ¿Por qué debemos nosotros considerarnos más sabios que Dios y proveer lo que Éldeliberadamente omitió?El segundo hecho asombroso es que en los primeros cuatro siglos de la historia de laiglesia, no se usó ninguna fotografía de Cristo. Esos fueron los años en los cuales elcristianismo experimentó su mayor crecimiento; estos fueron los años en los cuales loscristianos conquistaron a la Roma pagana para el Señor. Frecuentemente se dice quenecesitamos imágenes de Cristo para enseñar el evangelio. El apóstol Pedro nonecesitó fotos de Cristo para instruir a los jóvenes, ni para llevar el evangelio a losadultos. El apóstol Juan no necesitó figuras de Cristo para convertir a los paganos, nipara instruir a la Iglesia; tampoco para convertir a los bárbaros, ni a los griegos. LaIglesia Primitiva no necesitó imágenes de Cristo para conquistar al paganismo. Lolograron a través de la predicación de la Palabra de Dios, por el poder del EspírituSanto.Cuando las imágenes fueron introducidas por primera vez, recibieron oposición.Eusebio, un historiador de la iglesia que vivió en el Siglo IV, se expresó de la maneramás fuerte contra las imágenes de Cristo, en una carta dirigida a la EmperatrizConstantina, quien le pregunto por tal imagen. Entre otras cosas, Eusebio escribió: “¿Quién, por lo tanto, puede falsificar mediante los colores muertos e insensibles y por el vano pincel del artista, la brillante, radiante y resplandeciente gloria del Señor? Mientras que los santos discípulos no fueron capaces de contemplar la misma en la montaña, los cuales postrándose sobre sus rostros, reconocieron que no eran capaces de contemplar aquella visión”.Aquí, Eusebio mencionó una de las razones del por qué es imposible tener una imagenverdadera de Cristo. Si usted deseara una imagen de Cristo, ¿desearía una de cuándoÉl estuvo en la tierra o de cómo está ahora en el cielo? Si usted deseara una figura deÉl de cuando estuvo en la tierra, usted tendría un gran problema. No se pintó ningunaimagen autentica de Él. Todas las así llamadas “imágenes de Cristo”, las cuales estánpresentes hoy en día, vienen de la imaginación de los artistas. Esta es la razón por laque hay muchas imágenes diferentes de Él, y ninguna de ellas es una imagenverdadera. Así que, cada vez que usted dice, esta o aquella es una imagen de Cristo,usted está diciendo una mentira; y usted no puede enseñar una verdad a través de unamentira. Jesucristo es la Verdad y seguramente Él no desearía el uso de ese métodofalso para señalarlo a Él. Nuestro Señor aborrece la mentira y la falsedad.¿Qué le parecería, si alguien que nunca lo ha visto a usted, pintara un retrato y le dijeraa todo el mundo que es una fotografía suya? Seguramente usted lo tomaría a mal, yCristo también ha de tomar a mal todas aquellas representaciones falsas de su imagen.Pero suponiendo que usted deseara una imagen de Cristo, de cómo Él es ahora.Según la visión que tuvieron los discípulos en el monte de la transfiguración, leemos enMateo 17:2, “y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, ysus vestidos se hicieron blancos como la luz.” Así fue el aspecto del Cristo glorificado. 2
  • 3. Ningún artista podría darnos una imagen de Cristo, la cual pudiera mostrarnos elresplandor del rostro de Cristo como el del sol y su vestimenta tan blanca como la luz.Sólo robarían a la gloria de Cristo al fallar miserablemente y quedar cortos derepresentar una imagen real de Cristo en Su gloria actual.Pero quizás alguien declare que al menos podemos describir la humanidad de Cristoasí como Él se manifestó en la tierra. ¿Pero quiénes somos nosotros para separar Suhumanidad de Su divinidad?El apóstol Pablo dijo: “Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad”.(Colosenses 2:9)Y el apóstol Juan declaro en su Evangelio: “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitóentre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia yde verdad”. (Juan 1:14)Notemos que el apóstol Juan declaró que incluso cuando Cristo tomó forma humana,ellos vieron su divinidad así como su humanidad; así que, uno no debe contemplar suhumanidad como si fuera separada de su divinidad. Si se hace, se cae en el errorantiguo de Nestorio (monje y sacerdote católico, 380-451 D.C.) El declaró que Cristoconsistía de dos personas: una humana y la otra divina. Según Nestorio, en Cristo, hayuna separación entre la persona humana y la divina.El error de Nestorio fue la razón por la cual el Concilio llamado por Constantino Vcondenó las imágenes de Cristo. Note usted que este asunto de las imágenes deCristo, era el tema de controversia durante el Siglo VIII. Constantino V llamó un conciliode 330 obispos en el año 753 D.C. La conclusión del concilio fue la siguiente: “Si alguna persona dividiera la naturaleza humana, unida a la Persona de Dios el Verbo; y teniendo esto sólo en la imaginación de su mente, intentara pintarla en una imagen, sea considerado anatema (maldito). Si alguna persona dividiera a Cristo, siendo sólo uno, en dos personas; poniendo en un lado al Hijo de Dios y en el otro lado al hijo de María; tampoco confiesa la unión continua de la divinidad y humanidad de Cristo Jesús. Y si por esa razón, pintara en una imagen al hijo de María, como una entidad aparte y distinta; sea anatema. Si alguna persona pintara en una imagen la naturaleza humana de Cristo, la cual se diviniza por la unión de la misma a Dios el Verbo; separando la misma como si fuera de la Divinidad asumida y deificada, sea considerado anatema”.Este concilio señala la dificultad y de hecho la imposibilidad de pintar un retrato deCristo. Cristo es más que un hombre. El es Dios-Hombre. Es imposible describirmediante el pincel de un pintor la omnipotencia de Cristo, la gloriosa majestad deCristo, el conocimiento infinito de Cristo; usted no puede representar en un solo lugar,mediante el pincel de un pintor, la omnipresencia de Cristo. Uno sólo puede logrardegradar a Cristo al hacer esto. Cuando uno considera la deidad de Cristo, no nossorprende que los apóstoles no intentaran dar una descripción física de su Señor ySalvador. 3
  • 4. Siempre hay, también, el peligro de adorar la imagen de Cristo y otorgarle poder a lamisma. Incluso una compañía publicadora protestante, declaró que hay poder en laimagen de Cristo. Afirma lo siguiente: “Cuando uno planta profunda y firmemente en su mente la imagen de Cristo, esta tiene una fuerte y poderosa influencia en su vida”.Así que, en lugar de atribuir esta influencia a Cristo y al Espíritu Santo, ellos se laatribuyen a la imagen de Cristo que están tratando de vender. Esto es una violación alsegundo mandamiento. “¿Pero no puede esto ayudar a salvar almas?”, se pregunta.¿Pero cómo? Ver una imagen de Cristo colgado en la cruz no me dice nada. Esto nome dice que Cristo Jesús fue crucificado allí en la cruz por el pecado; eso no nos diceque Jesús es el Hijo de Dios. ¡Sólo la Palabra de Dios nos lo dice! Y es la Palabra deDios la que nos ha sido dada para contar la historia de la salvación a través de lasangre de Cristo. No es a través de la locura de las imágenes que los pecadores sonconvertidos, sino mediante “la locura de la predicación”.Es increíble observar como las prácticas anti-bíblicas y mundanas entran lentamente ala Iglesia Cristiana. Debemos, en todo tiempo, regresar a las Escrituras. La Biblia esnuestra guía infalible, y si nuestras prácticas y doctrinas no se conforman a lasenseñanzas de las Escrituras, entonces debemos eliminarlas.La Biblia instruye a la Iglesia a no hacer ninguna semejanza de Cristo. Las imágenesde Cristo son falsas, y nadie puede hacer una afirmación seria, de que ellas se parecenal Cristo que anduvo en la tierra. Las imágenes pretenden separar la humanidad deCristo de Su deidad y de ninguna manera nos dan un vislumbre de Su gloria actual. Lasimágenes no reciben la aprobación de los apóstoles inspirados por Dios.Dios ha ordenado “la locura de la predicación” de su Palabra para evangelizar almundo.1 Corintios 1:21 “Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Diosmediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de lapredicación.”El ha prometido ayudar a la predicación de Su Palabra con el poder del Espíritu Santo.Las así llamadas “imágenes de Cristo” son un obstáculo y una tentación para caer en laidolatría.¡Limpiemos el templo de Dios de ellas! 4