EL PLANETA ENFERMO
Cuenta la leyenda que hubo una vez en que el planeta Tierra estuvotan enfermo que casi se muere.Desde el principio de los ...
Los primeros síntomas de enfermedad comenzaron enseguida, peroel planeta no supo reconocer que algo le sucedía.Las señales...
Empezaron entonces a oírse las primeras voces de aquellas personas nocontagiadas por el virus del egoísmo, que atacaba a s...
Pero no todos loshumanos reaccionaron igual.Algunos incluso, además delegoísmo                         eindividualidad,   ...
Mientras tanto, sus síntomas iban en aumento. Su temperaturacorporal comenzó a cambiar y las pocas plantas que sobrevivían...
Sus estornudos,cada vez más frecuentes,azotaban partes de sucuerpo    en   forma   dehuracanes,     tifones  ytornados de ...
Desde su trono en lasalturas, el Sol vigilaba constantementey en su observación decidió tomarpartido y llamó la atención d...
No funcionaba nada, nada teníasentido. El dinero, Unas piezas depapel y unos trozos de metal deforma redonda muy preciados...
Y empezaron a criar animales donde antes los compraban ya despedazados yenvasados, listos para consumir y a sembrar semill...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El planeta enfermo

1.751 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.751
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
107
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El planeta enfermo

  1. 1. EL PLANETA ENFERMO
  2. 2. Cuenta la leyenda que hubo una vez en que el planeta Tierra estuvotan enfermo que casi se muere.Desde el principio de los tiempos, siempre había sido la envidia de suscolegas. Situado a la distancia perfecta del Sol, fue el único capaz deconseguir desarrollar vida.Surgió en el agua; unos microorganismos minúsculos llamados bacterias,por casualidad comenzaron un buen día su primer aliento de vida y,muy poco a poco y sin prisa, crecieron y fueron cambiando de formadando paso a las diferentes especies que hoy cohabitan en el planeta.Cada una de las especies fue desarrollándose y adaptándose al mediode donde había surgido pero una de ellas, curiosamente la másreciente, fue capaz de amoldarse a casi todas las situaciones yrápidamente se fue extendiendo por todo el planeta como una plaga.Ya desde el principio, y con esta capacidad camaleónica, la especiehumana se autoproclamó dueña y señora absoluta del entorno y tantolas criaturas del reino animal como las vegetales debían rendirle culto.Estaban ahí para servirle.Al principio, el planeta Tierra estaba entusiasmado con su recientecreación. Era una obra realmente magistral y cual padre consentidor,no le ponía límites.
  3. 3. Los primeros síntomas de enfermedad comenzaron enseguida, peroel planeta no supo reconocer que algo le sucedía.Las señales visibles de anomalía comenzaron a alarmarle por la zona delpecho (la leyenda lo nombra Europa), siguiendo por debajo de la axila ybajando hacia la cintura. Estas zonas empezaron a brillar intensamente.Alguien le puso el nombre de contaminación lumínica. Los órganos de la tierra se fueron deteriorando, dándole elaspecto triste que últimamente mostraba:Las zonas terrestres empezaron a perder la vistosidad verde y lozana queantaño tanto le enorgullecía: Los tonos verdes y de bellos coloresproporcionados por toda clase de vegetales, se transformaron en marronesy negros como consecuencia de la tala indiscriminada de árboles, incendiosy construcciones desmedidas. Las aguas, que un día fueron fuente de vida, escupían a diariocadáveres de especies que no podían seguir viviendo en un ambientecontaminado.Y el aire, cada vez menos puro y más denso, rompió su impermeable, aquelque un día protegía el ambiente adecuado para mantener la vida en el interiordel planeta.Durante muchos años la Tierra aguantó estos síntomas pero su aspectodiariamente alertaba más de su enfermedad.
  4. 4. Empezaron entonces a oírse las primeras voces de aquellas personas nocontagiadas por el virus del egoísmo, que atacaba a sus congéneres. Eran pocos encomparación al resto y su gran desventaja era que estaban esparcidos aquí y alláy tan débiles que no fueron capaces de convencer enseguida al resto de su especiede que la cosa iba mal y que solo con la colaboración de todos podría salvarse laMadre Tierra. Algunas personas, poco afectadas por el egoísmo y la individualidad,empezaron a atenderles y seguir sus consejos. Interiorizaron el significado de laúnica regla básica y fundamental: “La regla de las 3 R” Empezaron por reducir elconsumo compulsivo e indiscriminado que agotaba los recursos naturales. Coningenio, llegaron a Reutilizar aquellas cosas que antaño usaban una sola vez.Llegaron incluso a usar enseres inservibles para otros menesteres y convertirlos enimprescindibles para una nueva utilidad. Por último, tomaron consciencia deldeshecho y separaban todos los materiales para reciclarlos y darles una nuevavida.
  5. 5. Pero no todos loshumanos reaccionaron igual.Algunos incluso, además delegoísmo eindividualidad, llegaron ainfectarse de hipocresía:dolencia tremenda y abobinablemuy extendida por aquelentonces. La Tierra, que en un principio solo estaba enferma, ahora estaba destrozada: No podía soportar peleas entre sus hijos.
  6. 6. Mientras tanto, sus síntomas iban en aumento. Su temperaturacorporal comenzó a cambiar y las pocas plantas que sobrevivían en losentornos, comenzaron a sucumbir, las aguas heladas contenidas en los casquetespolares, comenzaron a derretirse y fluir y, la agujereada capa de ozono dejabafiltrar unos rayos de sol tan intensos que cegaban a los simpáticos osos polares.
  7. 7. Sus estornudos,cada vez más frecuentes,azotaban partes de sucuerpo en forma dehuracanes, tifones ytornados de irreparablesconsecuencias y su tos,convertida en truenos,acompañaba unas lágrimastan intensas que setransformaban en lluviastorrenciales.
  8. 8. Desde su trono en lasalturas, el Sol vigilaba constantementey en su observación decidió tomarpartido y llamó la atención del serhumano a gritos. La onda expansiva delos gritos del Sol fundió todos y cadauno de los aparatos eléctricos quediariamente usaba el hombre y se
  9. 9. No funcionaba nada, nada teníasentido. El dinero, Unas piezas depapel y unos trozos de metal deforma redonda muy preciados poraquella sociedad, dejó de tenersentido. Desde un principio el dinerofue motivo de envidias y crímenesentre aquella sociedad; la gente loatesoraba porque le atribuíanfelicidad pero, tras la tormenta dejóde tener valor. Empezaron entonces adestruir construcciones inútiles:carreteras paralelas que llevaban almismo lugar, edificios fantasmas en
  10. 10. Y empezaron a criar animales donde antes los compraban ya despedazados yenvasados, listos para consumir y a sembrar semillas en estas zonas. Poco apoco, fue restableciéndose la calma. La humanidad usó la sabiduría adquiridapara crear y mantener vida.El planeta Tierra no tardó en recuperarse y volver a lucir lozano en elfirmamento. Esta leyenda se transmite desde aquel entonces de generación en generación para que nunca nos olvidemos de aquello que sucedió…

×