Requisitos de formación en prevención de riesgos laborales

1.520 visualizaciones

Publicado el

El artículo 19 de la Ley de prevención de Riesgos Laborales obliga expresamente al empresario a garantizar que cada trabajador reciba una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia preventiva. Así pues, el legislador entiende la formación como una herramienta necesaria para evitar accidentes. Esta miniguía presenta, desde diferentes perspectivas, los requisitos de formación en PRL propios de una empresa.

www.prevencionempresas.es

Publicado en: PYMES y liderazgo
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.520
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
514
Acciones
Compartido
0
Descargas
13
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Requisitos de formación en prevención de riesgos laborales

  1. 1. AT-0165/2014 Requisitos de formación en prevención de riesgos laborales
  2. 2. Ficha técnica Justificación Contacto Colección de miniguías de PRL de COEPA número 5: Requisitos de formación en prevención de riesgos laborales Fecha de publicación: 04/15 Fecha de última revisión(versión): 04/15(v1.0) Contenido y diseño: Samuel Andreu Sevilla, Arturo Jiménez Rodríguez y Javier Soria Quiles - Área de Responsabilidad Social Empresarial de COEPA El artículo 19 de la Ley de prevención de Riesgos Laborales obliga expresamente al empresario a garantizar que cada trabajador reciba una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia preventiva. Así pues, el legislador entiende la formación como una herramienta necesaria para evitar accidentes. Esta miniguía presenta, desde diferentes perspectivas, los requisitos de formación en PRL propios de una empresa. Pregúntanos las dudas que tengas sobre esta publicación: @COEPA_PRL; prl@coepa.es
  3. 3. [1] Equipos de emergencia ¿Quién debe recibir formación en materia de prevención de riesgos laborales? Ver punto 02 Por el riesgo derivado de su puesto de trabajo: Trabajadores 1 Por ser una figura con funciones preventivas: Según la modalidad escogida para gestionar la PRL: Asunción por el empresario Designación de un trabajador Trabajador designado6b Servicio de prevención propio, ajeno o mancomunado Empresario6a Técnico de prevención6c Ver punto 03 Ver punto 04 Ver punto 05 Ver punto 07 Delegados de PRL 2 3 5Coordinadores actividad empresarial4 Recursos preventivos Ver punto 06
  4. 4. [2] En cumplimiento del deber de protección, el artículo 19 de la Ley de prevención de Riesgos Laborales establece que el empresario debe garantizar que cada trabajador reciba una formación teórica y práctica suficiente y adecuada en materia de PRL. La formación es considerada suficiente y adecuada cuando: Asegura el cumplimiento normativo Asegura el cumplimiento de los objetivos de PRL Es ajustada a los riesgos detectados para el puesto de trabajo a través de la evaluación de riesgos Por otro lado, la formación debe cumplir las siguientes condiciones: Centrada específicamente en el puesto de trabajo o función de cada trabajador Adaptada a la evolución de los riesgos y a la aparición de otros nuevos y repetirse periódicamente, si fuera necesario Debe impartirse, siempre que sea posible, dentro de la jornada de trabajo o, en su defecto, en otras horas pero con el descuento en aquélla del tiempo invertido Puede ser impartida por la empresa mediante medios propios o concertándola con servicios ajenos en función de la modalidad escogida para gestionar la prevención de riesgos laborales El coste nunca debe recaer sobre los trabajadores Los trabajos cuya realización exponga a los trabajadores a riesgos de especial gravedad para su seguridad y salud deben ser formados específicamente. La planificación de la actividad formativa en materia de PRL debe ser coherente con los riesgos detectados en la evaluación de riesgos. Además, deben ser observadas las posibles especificaciones indicadas tanto en la normativa sectorial o en los convenios colectivos que pudieran ser de aplicación como en la normativa publicada sobre determinados riesgos. Formación destinada a trabajadores ¿Qué? ¿Cuándo? ¿Quién? Formación teórica y práctica, suficiente y adecuada En el momento de la contratación, cuando se produzca un cambio de las funciones que desempeñen y cuando se introduzcan nuevas tecnologías o cambios en los equipos de trabajo Técnico medio o superior en PRL (Según modalidad escogida: el empresario, un trabajador designado o un técnico del servicio de prevención propio, ajeno o mancomunado).
  5. 5. 1 Anexo IV Parte A 14a); Parte C 6b); 7c) y 8b). 2 Arts. 4, 10 y Disposición adicional primera. 3 Arts. 4 y 12. 4 Arts.12, 25.3f); Libro II, Título III, Capítulos III y IV. 5 Las referencias a la formación en PRL aparecen tanto en el propio Acuerdo como en sus modificaciones posteriores [3] Señalización, equipos de trabajo, equipos de protección individual, riesgo eléctrico, agentes biológicos, cancerígenos y químicos, atmósferas explosivas, exposición a vibraciones, ruido, radiaciones ópticas y al amianto, tratamiento de plaguicidas y biocidas, pantallas de visualización de datos, manipulación manual de cargas, espacios confinados Construcción Algunos sectores con regulación específica Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción1 Ley 32/2006, de 18 de octubre, reguladora de la subcontratación en la Construcción2 Real Decreto 1109/2007, de 24 de agosto, por el que se desarrolla la Ley 32/20063 V Convenio colectivo del sector de la construcción4 Metal Acuerdo Estatal del Sector del Metal y posteriores modificaciones5 Madera y Mueble Convenio colectivo del sector de la madera6 Materias con legislación vinculada que hace referencia a la formación en el ámbito de la PRL
  6. 6. 6 Arts. 104 y 105. [4] Formación destinada a Equipos de emergencia ¿Quiénes son los destinatarios de la formación? Jefes de emergencia e intervención Equipos de intervención Equipo de alarma y evacuación Equipo de primeros auxilios Resto de personal ¿Qué tipo de formación debe ser impartida? Formación teórica y práctica en emergencias y urgencias médicas, inmovilización, movilización y transporte de heridos Formación teórica y práctica en seguridad contra incendios Formación teórica y práctica en conocimiento del fuego, métodos de extinción, agentes extintores, extintores portátiles, sistemas fijos de extinción, mangueras y equipos especiales Formación teórica y práctica en procedimientos de alarma y evacuación Información sobre actuación en caso de emergencias ¿Quién debe impartir la formación? Un técnico de prevención de riesgos laborales interno o perteneciente a un Servicio de Prevención A efectos didácticos se ha creído oportuno mantener la división de los equipos de emergencia establecida por la derogada Orden de 29 de noviembre de 1984. Asimismo, los contenidos formativos se han indicado a modo orientativo (a excepción del referido al Resto del personal). La complejidad de la empresa y las situaciones de emergencia previsibles van a determinar los equipos de emergencia necesarios en la empresa: un negocio con una estructura organizativa simple podrá ver reducido el cuadro referido, de tal forma que una misma persona podrá asumir las funciones y responsabilidades asociadas a las diferentes figuras implicadas en materia de gestión de emergencias en el seno de la empresa. Es por esto que, en este tipo de organizaciones, el cuadro de emergencias puede verse reducido a la existencia de un jefe de emergencia y de un equipo de intervención compuesto por los propios trabajadores de la empresa. El análisis de las características del tejido empresarial español nos induce a etiquetar este caso como el más habitual.
  7. 7. 7 Las funciones correspondientes al nivel formativo básico se detallan en el punto 05 de esta miniguía. [5] Los Delegados de Prevención son los representantes de los trabajadores con funciones específicas en materia de PRL. Son designados por y entre los representantes del personal. El artículo 37.2 de la Ley de prevención de Riesgos Laborales enuncia que el empresario debe proporcionar a los Delegados de Prevención los medios y la formación en materia preventiva que resulten necesarios para el ejercicio de sus funciones. La formación se debe facilitar por el empresario por sus propios medios o mediante concierto con organismos o entidades especializadas en la materia y debe adaptarse a la evolución de los riesgos y a la aparición de otros nuevos, repitiéndose periódicamente si fuera necesario. El tiempo dedicado a la formación es considerado como tiempo de trabajo a todos los efectos y su coste no puede recaer en ningún caso sobre los propios Delegados de Prevención. El Delegado de PRL debe recibir formación para desempeñar funciones de nivel básico7. En algunos sectores, como en la construcción, la cuestión es recogida y tratada a través de la negociación colectiva. Formación destinada a Delegados de Prevención A. Trabajo y salud. • Relación entre trabajo y salud. • Conceptos básicos. • Trabajo y medio ambiente. • Conceptos básicos de medio ambiente. B. Fundamentos de la acción preventiva. • Marco conceptual y jurídico de la seguridad y salud laboral. • Derechos y obligaciones en el marco de la Ley de prevención de riesgos laborales. • Consulta y participación de los trabajadores. Los delegados de prevención. • Factores de riesgo. • Técnicas preventivas. C. Organización y gestión de la prevención en la empresa. • La planificación de la prevención de riesgos laborales en la empresa. • Gestión y organización de la prevención. • Instituciones y organismos en el campo de la seguridad y la salud laboral. • Responsabilidades y sanciones. • Capacidad de intervención de los delegados de prevención. D. Formación específica en función del área de actividad. • Introducción al sector: características, siniestralidad y riesgos más frecuentes. • Desarrollo de temas específicos dependiendo del área de actividad dentro del sector de la construcción. Contenido formativo para los delegados de prevención según V convenio del sector de la construcción Duración mínima del módulo: 70 horas
  8. 8. 8 En algunos casos el convenio colectivo del sector puede establecer nuevos contenidos y características para las funciones del nivel básico de formación en prevención de riesgos laborales; en el caso del sector de la construcción la duración del curso se amplía a 60 horas. [6] La presencia de recursos preventivos es una medida complementaria que tiene como finalidad vigilar el correcto desarrollo de determinados procesos de trabajo para controlar las situaciones de riesgo. El artículo 32bis de la Ley de PRL establece que se consideran recursos preventivos los siguientes: a) Uno o varios trabajadores designados de la empresa. b) Uno o varios miembros del servicio de prevención propio. c) Uno o varios miembros del o los servicios de prevención ajenos. Asimismo, el citado artículo establece que los recursos preventivos deben tener la capacidad suficiente, disponer de los medios necesarios y ser suficientes en número para vigilar el cumplimiento de las actividades preventivas. En el ámbito formativo deben contar, como mínimo, con la capacitación vinculada a las funciones de Nivel Básico, complementada con formación teórica y práctica específica sobre los trabajos, técnicas a desarrollar, normas, riesgos y medidas preventivas a aplicar en las actividades a vigilar que determinen su presencia. Formación destinada a recursos preventivos a) Promover los comportamientos seguros y la correcta utilización de los equipos de trabajo y protección, y fomentar el interés y cooperación de los trabajadores en una acción preventiva integrada. b) Promover, en particular, las actuaciones preventivas básicas, tales como el orden, la limpieza, la señalización y el mantenimiento general, y efectuar su seguimiento y control. c) Realizar evaluaciones elementales de riesgos y, en su caso, establecer medidas preventivas del mismo carácter compatibles con su grado de formación. d) Colaborar en la evaluación y el control de los riesgos generales y específicos de la empresa, efectuando visitas al efecto, atención a quejas y sugerencias, registro de datos, y cuantas funciones análogas sean necesarias. e) Actuar en caso de emergencia y primeros auxilios gestionando las primeras intervenciones al efecto. f) Cooperar con los servicios de prevención, en su caso. Funciones de nivel básico (art. 35 del Reg. de los Servicios de Prevención) Para desempeñar las funciones referidas es preciso poseer una formación cuya duración mínima sea de 50 horas (para empresas incluidas en el anexo I del Reglamento) o de 30 horas en los demás casos8 o poseer una formación profesional o académica adecuada o acreditar una experiencia no inferior a dos años desempeñando un puesto con responsabilidad equivalentes. El contenido mínimo del programa de formación para el desempeño de las funciones de nivel básico (anexo IV del Reglamento) debe tratar los siguientes bloques generales: I. Conceptos básicos sobre seguridad y salud en el trabajo. II. Riesgos generales y su prevención. III. Riesgos específicos y su prevención en el sector correspondiente a la actividad de la IV. Elementos básicos de gestión de la prevención de riesgos. V. Primeros auxilios.
  9. 9. 9 Consultar art. 7 del RD 171/2004, de 30 de enero, por el que se desarrolla el art 24 de la Ley 31/1995. 10 Un caso especial es la figura del coordinador en materia de seguridad y salud en obras de construcción. Las funciones que le son propias sólo pueden ser desempeñadas por un técnico competente (arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero o ingeniero técnico) que además deberá tener formación específica en PRL del nivel intermedio. En el apéndice 2 de la guía de obras en la construcción (INSHT) se propone el contenido mínimo del programa de formación. [7] Cuando en un mismo centro de trabajo desarrollan actividades trabajadores de dos o más empresas, éstas deben cooperar estableciendo medios de coordinación adecuados para aplicar la normativa sobre PRL. La designación de una o más personas encargadas de la coordinación de las actividades empresariales tiene consideración de medio de coordinación (siendo el preferente, además, bajo determinadas circunstancias9). En lo relativo a la formación, la persona o personas encargadas de la coordinación de actividades empresariales deben contar con la formación preventiva correspondiente, como mínimo, a las funciones del nivel intermedio. En el cuadro siguiente se abordan las características principales de las funciones de nivel intermedio. Actualmente, la habilitación para desempeñar estas funciones requiere cursar la formación profesional conducente al título de Técnico Superior de Prevención de Riesgos Profesionales10. Formación destinada a coordinadores de actividades empresariales a) Promover, con carácter general, la prevención en la empresa y su integración en la misma. b) Realizar evaluaciones de riesgos, salvo las específicamente reservadas al nivel superior. c) Proponer medidas para el control y reducción de los riesgos o plantear la necesidad de recurrir al nivel superior, a la vista de los resultados de la evaluación. d) Realizar actividades de información y formación básica de trabajadores. e) Vigilar el cumplimiento del programa de control y reducción de riesgos y efectuar personalmente las actividades de control de las condiciones de trabajo que tenga asignadas. f) Participar en la planificación de la actividad preventiva y dirigir las actuaciones a desarrollar en casos de emergencia y primeros auxilios. g) Colaborar con los servicios de prevención, en su caso. h) Cualquier otra función asignada como auxiliar, complementaria o de colaboración del nivel superior. Funciones de nivel intermedio (art. 36 del Reg. de los Servicios de Prevención) Para desempeñar las funciones referidas es preciso finalizar el ciclo formativo de grado superior de prevención de riesgos laborales. El contenido mínimo del programa de formación para el desempeño de las funciones de nivel intermedio (anexo V del Reglamento) debe tratar los siguientes bloques generales: I. Conceptos básicos sobre seguridad y salud en el trabajo. II. Metodología de la prevención I: Técnicas generales de análisis, evaluación y control de los riesgos. III. Metodología de la prevención II: Técnicas específicas de seguimiento y control de los riesgos. IV. Metodología de la prevención III: Promoción de la prevención. V. Organización y gestión de la prevención.
  10. 10. [8] En función de la modalidad preventiva escogida por la empresa para gestionar la PRL, las figuras que deben recibir formación son: 1. El propio empresario 2. Un trabajador designado 3. Un técnico de PRL (propio o en plantilla de un servicio de prevención ajeno o mancomunado) En los casos 1 y 2 la empresa sufragará los costes de formación. En el caso 3, lo habitual es que la empresa contrate a un técnico de PRL ya formado o a un Servicio de PRL ajeno. La legislación contempla tres tipos de niveles formativos en materia de PRL: básico, intermedio y superior; si bien, en la práctica, lo habitual es formarse en el nivel básico o el nivel superior. En el punto 05 de esta miniguía se han desarrollado las características principales de las funciones de nivel básico, mientras que en el punto 06 se ha hecho lo propio con las de nivel intermedio. En este punto se abordan las funciones de nivel superior; en la tabla que aparece en la página siguiente se ha recogido, de forma análoga al resto de funciones, las principales características que le son propias. En la actualidad, la habilitación para desempeñar funciones de nivel superior requiere contar con una titulación universitaria oficial y cursar una formación mínima, acreditada por una universidad, con el programa a que se refiere el anexo VI del Reglamento de los Servicios de Prevención (se recogen en la tabla de la página siguiente) en relación, al menos, con una de las especializaciones indicadas en el mismo Las necesidades formativas del empresario o del técnico de PRL van a depender de las características de la empresa. En la página siguiente se incluye también una tabla en la que se comparan algunas funciones de los tres niveles formativos. El color rojo indica la imposibilidad de actuar en un aspecto preventivo, por lo que la empresa debería contratar un Servicio de PRL para desempeñar esa función o adquirir el Técnico un nivel superior de formación. El color naranja indica que el aspecto sólo puede ser gestionado bajo determinadas restricciones. Finalmente, el color verde muestra la habilitación completa para el aspecto señalado. Formación para gestionar la PRL en la empresa
  11. 11. [9] a) Las funciones señaladas en el apartado 1 del artículo anterior, con excepción de la indicada en el párrafo h). b) La realización de aquellas evaluaciones de riesgos cuyo desarrollo exija: a. El establecimiento de una estrategia de medición para asegurar que los resultados obtenidos caracterizan efectivamente la situación que se valora, o b. Una interpretación o aplicación no mecánica de los criterios de evaluación. c) La formación e información de carácter general, a todos los niveles, y en las materias propias de su área de especialización. d) La planificación de la acción preventiva a desarrollar en las situaciones en las que el control o reducción de los riesgos supone la realización de actividades diferentes, que implican la intervención de distintos especialistas. e) La vigilancia y control de la salud de los trabajadores en los términos señalados en el apartado 3 de este artículo. Funciones de nivel superior (art. 37 del Reg. de los Servicios de Prevención) I. Parte común 1. Fundamentos de las técnicas de mejora de las condiciones de trabajo 2. Técnicas de prevención de riesgos laborales 3. Otras actuaciones en materia de prevención de riesgos laborales 4. Gestión de la prevención de riesgos laborales 5. Técnicas afines 6. Ámbito jurídico de la prevención II. Especialización optativa A) Área de Seguridad en el Trabajo B) Área de Higiene Industrial C) Área de Ergonomía y Psicosociología aplicada III. Realización de un trabajo final o de actividades preventivas en un centro de trabajo Nivel básico Nivel intermedio Nivel superior TodasEvaluación de Riesgos Elementales Requisitos adicionales Las no reservadas al Nivel Superior Planificación de la actividad preventiva Medidas básicas Participar en la planificación Cuando se realicen actividades diferentes que implican la intervención de varios especialistas Vigilancia de la salud Requisitos adicionales Requisitos adicionales Formación e información No contempladas Aspectos básicos Todos los niveles Promoción de la cultura preventiva Comportamientos seguros, correcta utilización de equipos y actuaciones preventivas básicas. La PRL en la empresa y su integración en la misma. La PRL en la empresa y su integración en la misma. Medidas de emergencia Gestión de primeras intervenciones Dirigir actuaciones de emergencias Dirigir actuaciones de emergencias Para desempeñar las funciones referidas es preciso poseer una formación de máster universitario en prevención de riesgos laborales.
  12. 12. 9 El empresario deberá recibir esta formación en materia de PRL si ha elegido asumir la gestión de la PRL en su empresa. 10 La figura del Trabajador Designado aparece cuando el empresario opta por esta modalidad para gestionar los aspectos de PRL en la empresa. 11 La responsabilidad de formar al Técnico de PRL de un Servicio de Prevención Ajeno no corresponde a la empresa. [10] Recuerda: Destinatario de la formación Todos los trabajadores Equipos de emergencias Técnicos de PRL del servicio de prevención propio, ajeno11 o mancomunado Delegados de PRL Recursos preventivos Coordinadores de actividades empresariales Empresarios9 Trabajadores designados10 Teórica y práctica, suficiente y adecuada. Centrada en el puesto de trabajo Funciones de nivel intermedio Teórica y práctica en primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores Funciones de nivel básico La correspondiente a las funciones de nivel básico, intermedio o superior (en función de la complejidad de la empresa) ¿Qué tipo de formación? ¿Quién debe impartir su formación? Empresario; trabajador designado; servicio de prevención propio, ajeno o mancomunado (según modalidad escogida) El nivel formativo mínimo para poder impartir formación a estos colectivos se corresponde con las funciones de nivel intermedio o superior, en función de las características de la empresa, para los trabajadores y las de nivel superior para el resto de destinatarios Técnico Superior de Prevención de Riesgos Profesionales (Ciclo de formación profesional) N. básicoN. intermedio N. superior Titulación universitaria (graduado, licenciado, ingeniero, arquitecto) + Máster universitario en PRL Servicio de Prevención propio, ajeno, o mancomunado o entidad pública o privada con capacidad para ello En construcción: Además, titulación como técnico competente El contenido formativo de este nivel puede verse ampliado según convenio colectivo (ejemplo: el sector de la construcción)
  13. 13. La elaboración de los contenidos del presente documento se ha realizado con fines divulgativos y por ello, adaptados a tal fin. En cualquier caso, siempre es recomendable realizar una lectura completa de los textos legales de referencia, que son los que tienen auténtica validez legal. [11] La colección de miniguías de PRL de COEPA tiene como objetivo proporcionar respuestas concretas a temas relevantes en el ámbito de la PRL. Si deseas ampliar el contenido de este número puedes acudir a los recursos citados a continuación: Fuentes: Belasco Zugasti, Aitor; Zabaleta Aldasoro, Unai. Estudio de los requisitos legales exigibles en formación PRL a las empresas de la CAPV. 2012. Confebask. Preguntas Frecuentes ¿Quién puede impartir formación en materia de PRL? – Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo. Página formación. INSHT. Prevengo: gestión de la formación. CREA. Iranzo García, Yolanda. NTP 791: Planes de emergencia interior en la industria química. 2008. INSHT. Bestratén Belloví, Manuel; Marrón Vidal, Miguel Ángel. NTP 559: Sistema de gestión preventiva: procedimiento de control de la información y formación preventiva. 2000. INSHT. Plan nacional de formación en prevención de riesgos laborales - Propuestas para el desarrollo de la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2007-2012 en materia de Formación en Prevención de Riesgos Laborales. INSHT. Beneitez, Antonio; López de Ipiña, Jesús María y otros. Manual Básico para la elaboración e implantación de un Plan de Emergencia en PYMES.2001. OSALAN. Referencias legales: Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales. Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención. Normativa sobre formación en PRL. INSHT Tabla anexa de la formación en PRL. INSHT. Servicio de asesoramiento en PRL de COEPA (con la financiación de la Fundación para la Prevención de los Riesgos Laborales): Infórmate: 965 13 14 00 ¿Quieres saber más?
  14. 14. AT-0165/2014

×