SlideShare una empresa de Scribd logo

El disfuncionamiento de la justicia. Tortura y otros malos tratos infligidos a Marco Antonio Aramayo

En el caso singular del Sr. Aramayo, tal es la historia procesal sin fundamento legal que ha motivado la redacción de esta publicación, que muestra paso a paso los actos de incumplimiento del Estado boliviano frente a los derechos fundamentales y judiciales de un ciudadano. A su vez, el informe hace una sistematización del tipo de actos cometidos por la justicia y la policía —quienes transgreden a menudo la Convención de las Naciones Unidas Contra la Tortura que Bolivia ratificó en 1999—. Además, muestra el no respeto a la vida, ya que se ha puesto en riesgo la vida del Sr. Aramayo en repetidas ocasiones, dejando graves secuelas físicas y psíquicas en su integridad, sin que nunca se haya emitido ninguna denuncia por parte de las autoridades que están sujetas a la obligación de denunciar vulneraciones de DDHH si hay existencia o conocimiento de tales hechos. De tal modo, se pueden considerar a las autoridades implicadas en este caso como directamente relacionadas a actos de tortura, ya sea en calidad de autores o de cómplices.

1 de 96
Descargar para leer sin conexión
El disfuncionamiento de la justicia. Tortura y otros  malos tratos infligidos a Marco Antonio Aramayo
El disfuncionamiento de la justicia. Tortura y otros  malos tratos infligidos a Marco Antonio Aramayo
El disfuncionamiento de la justicia. Tortura y otros  malos tratos infligidos a Marco Antonio Aramayo
Nro. 3 Estudios sobre las secuelas biopsicosociales
de la tortura y la violencia de Estado.
El disfuncionamiento de la justicia. Tortura y otros
malos tratos infligidos a Marco Antonio Aramayo.
Instituto de Terapia e Investigación sobre las
Secuelas de la Tortura y la Violencia de
Estado (ITEI)
Editor
Av. 6 de Agosto N°2006 - Edif. V Centenario
Piso 1. Of.1-A - La Paz
Dirección
Manuel Apaza
Ilustración, diseño y diagramación
Primera edición
Impresa en Bolivia, Año 2022
Depósito Legal
0000
Prohibida su reproducción.
Todos los derechos reservados.
Dedicamos este libro al Sr. Marco Antonio Aramayo, quien registró de modo
meticulosolasdiferentesformasdeviolenciaquesufrió(talycomoreflejasu
testimonio). De tal manera, este trabajo se inició por y para él. Aunque ya no
seencuentreconnosotros,enmásdeunaocasiónélexpresóelinclaudicable
deseo de que su versión de los hechos saliera a la luz. En este afán, no solo
queríaquesehicierajusticiaensucaso,sinoqueesperabaquelavisibilización
de su experiencia también pudiera ayudar a todas las víctimas de la
“Justicia Boliviana”.
Dedicatoria
El disfuncionamiento de la justicia. Tortura y otros  malos tratos infligidos a Marco Antonio Aramayo

Recomendados

CULTIVAR LA FLOR DE LA PAZ EN STUACIONES DE VIOLENCIA
CULTIVAR LA FLOR DE LA PAZ EN STUACIONES DE VIOLENCIACULTIVAR LA FLOR DE LA PAZ EN STUACIONES DE VIOLENCIA
CULTIVAR LA FLOR DE LA PAZ EN STUACIONES DE VIOLENCIACaritas Mexicana IAP
 
Monografia obstáculos que impiden la denuncia en bolivia
Monografia obstáculos que impiden la denuncia en boliviaMonografia obstáculos que impiden la denuncia en bolivia
Monografia obstáculos que impiden la denuncia en boliviaLeoZang2
 
Guía de intervención con menores víctimas de violencia de género
Guía de intervención con menores víctimas de violencia de géneroGuía de intervención con menores víctimas de violencia de género
Guía de intervención con menores víctimas de violencia de géneroElena Máñez Rodríguez
 
En un-mundo-mejor-web-cant[1]
En un-mundo-mejor-web-cant[1]En un-mundo-mejor-web-cant[1]
En un-mundo-mejor-web-cant[1]Miguel Sanz
 
Guerra Civil Española y Trauma Psíquico I. La 2ª parte también está disponible
Guerra Civil Española y Trauma Psíquico I. La 2ª  parte también está disponible Guerra Civil Española y Trauma Psíquico I. La 2ª  parte también está disponible
Guerra Civil Española y Trauma Psíquico I. La 2ª parte también está disponible Olga Fernandez Quiroga
 

Más contenido relacionado

Similar a El disfuncionamiento de la justicia. Tortura y otros malos tratos infligidos a Marco Antonio Aramayo

Identidad de género vs. identidad sexual
Identidad de género vs. identidad sexualIdentidad de género vs. identidad sexual
Identidad de género vs. identidad sexualXim Ha O
 
Identidad de genero vs identidad sexual
Identidad de genero vs identidad sexualIdentidad de genero vs identidad sexual
Identidad de genero vs identidad sexualCarolina Laferre
 
Sáez, pérez y hoyos occidente enfermo
Sáez, pérez y hoyos   occidente enfermoSáez, pérez y hoyos   occidente enfermo
Sáez, pérez y hoyos occidente enfermoJesús Bustos García
 
Una aproximación a la vulneración de derechos en mujeres trabajadoras sexuale...
Una aproximación a la vulneración de derechos en mujeres trabajadoras sexuale...Una aproximación a la vulneración de derechos en mujeres trabajadoras sexuale...
Una aproximación a la vulneración de derechos en mujeres trabajadoras sexuale...Asociación Lazos Pro Solidariedade
 
El Mito De La Inseguridad
El Mito De La InseguridadEl Mito De La Inseguridad
El Mito De La Inseguridadguest4adb4e
 
El Mito De La Inseguridad
El Mito De La InseguridadEl Mito De La Inseguridad
El Mito De La InseguridadJuan
 
Tesis Doctoral - Alberto Testa
Tesis Doctoral - Alberto TestaTesis Doctoral - Alberto Testa
Tesis Doctoral - Alberto TestaRockoZetaPerez
 
DELINCUENCIA INFANTIL
DELINCUENCIA INFANTILDELINCUENCIA INFANTIL
DELINCUENCIA INFANTILahuacchaa
 
Varones y Masculinidades
Varones y MasculinidadesVarones y Masculinidades
Varones y MasculinidadesIgui
 
Informe de Seguimiento a las Recomendaciones del Comité contra la Tortura y o...
Informe de Seguimiento a las Recomendaciones del Comité contra la Tortura y o...Informe de Seguimiento a las Recomendaciones del Comité contra la Tortura y o...
Informe de Seguimiento a las Recomendaciones del Comité contra la Tortura y o...Comisión Colombiana de Juristas
 
guia-frenaelrumor.pdf
guia-frenaelrumor.pdfguia-frenaelrumor.pdf
guia-frenaelrumor.pdfIrekia - EJGV
 
Guia 'Frena el Rumor'
Guia 'Frena el Rumor'Guia 'Frena el Rumor'
Guia 'Frena el Rumor'ManfredNolte
 
Guia 'Frena el rumor'
Guia 'Frena el rumor'Guia 'Frena el rumor'
Guia 'Frena el rumor'ManfredNolte
 

Similar a El disfuncionamiento de la justicia. Tortura y otros malos tratos infligidos a Marco Antonio Aramayo (20)

Identidad de género vs. identidad sexual
Identidad de género vs. identidad sexualIdentidad de género vs. identidad sexual
Identidad de género vs. identidad sexual
 
Identidad de genero vs identidad sexual
Identidad de genero vs identidad sexualIdentidad de genero vs identidad sexual
Identidad de genero vs identidad sexual
 
Sáez, pérez y hoyos occidente enfermo
Sáez, pérez y hoyos   occidente enfermoSáez, pérez y hoyos   occidente enfermo
Sáez, pérez y hoyos occidente enfermo
 
Una aproximación a la vulneración de derechos en mujeres trabajadoras sexuale...
Una aproximación a la vulneración de derechos en mujeres trabajadoras sexuale...Una aproximación a la vulneración de derechos en mujeres trabajadoras sexuale...
Una aproximación a la vulneración de derechos en mujeres trabajadoras sexuale...
 
N20171031 al 1106
N20171031 al 1106 N20171031 al 1106
N20171031 al 1106
 
El Mito De La Inseguridad
El Mito De La InseguridadEl Mito De La Inseguridad
El Mito De La Inseguridad
 
El Mito De La Inseguridad
El Mito De La InseguridadEl Mito De La Inseguridad
El Mito De La Inseguridad
 
Tesis Doctoral - Alberto Testa
Tesis Doctoral - Alberto TestaTesis Doctoral - Alberto Testa
Tesis Doctoral - Alberto Testa
 
Rompiendo silencios
Rompiendo silenciosRompiendo silencios
Rompiendo silencios
 
Template new
Template newTemplate new
Template new
 
DELINCUENCIA INFANTIL
DELINCUENCIA INFANTILDELINCUENCIA INFANTIL
DELINCUENCIA INFANTIL
 
Regina
ReginaRegina
Regina
 
Revista Cinestesia
Revista CinestesiaRevista Cinestesia
Revista Cinestesia
 
Varones y Masculinidades
Varones y MasculinidadesVarones y Masculinidades
Varones y Masculinidades
 
Informe de Seguimiento a las Recomendaciones del Comité contra la Tortura y o...
Informe de Seguimiento a las Recomendaciones del Comité contra la Tortura y o...Informe de Seguimiento a las Recomendaciones del Comité contra la Tortura y o...
Informe de Seguimiento a las Recomendaciones del Comité contra la Tortura y o...
 
5 to sec. semana 4
5 to sec. semana 45 to sec. semana 4
5 to sec. semana 4
 
Soria
SoriaSoria
Soria
 
guia-frenaelrumor.pdf
guia-frenaelrumor.pdfguia-frenaelrumor.pdf
guia-frenaelrumor.pdf
 
Guia 'Frena el Rumor'
Guia 'Frena el Rumor'Guia 'Frena el Rumor'
Guia 'Frena el Rumor'
 
Guia 'Frena el rumor'
Guia 'Frena el rumor'Guia 'Frena el rumor'
Guia 'Frena el rumor'
 

Más de LuisFernando672460

Incumplimiento de las reglas de Nelson Mandela, Bangkok y Havana en las cárce...
Incumplimiento de las reglas de Nelson Mandela, Bangkok y Havana en las cárce...Incumplimiento de las reglas de Nelson Mandela, Bangkok y Havana en las cárce...
Incumplimiento de las reglas de Nelson Mandela, Bangkok y Havana en las cárce...LuisFernando672460
 
Mujeres Privadas de Libertad informe Defensorial 2013
Mujeres Privadas de Libertad informe Defensorial 2013Mujeres Privadas de Libertad informe Defensorial 2013
Mujeres Privadas de Libertad informe Defensorial 2013LuisFernando672460
 
Mujeres privadas de libertad en Bolivia 2022
Mujeres privadas de libertad en Bolivia 2022Mujeres privadas de libertad en Bolivia 2022
Mujeres privadas de libertad en Bolivia 2022LuisFernando672460
 
Denuncia de internos de la cárcel San Pedro
Denuncia de internos de la cárcel San PedroDenuncia de internos de la cárcel San Pedro
Denuncia de internos de la cárcel San PedroLuisFernando672460
 
Acta de entrega final de la Casa Consistorial de Huatajata
Acta de entrega final de la Casa Consistorial de HuatajataActa de entrega final de la Casa Consistorial de Huatajata
Acta de entrega final de la Casa Consistorial de HuatajataLuisFernando672460
 
Primer Informe Anual 2022 MNP Bolivia.pdf
Primer Informe Anual 2022 MNP Bolivia.pdfPrimer Informe Anual 2022 MNP Bolivia.pdf
Primer Informe Anual 2022 MNP Bolivia.pdfLuisFernando672460
 
Resumen Ejecutivo Comisión de la Verdad
Resumen Ejecutivo Comisión de la VerdadResumen Ejecutivo Comisión de la Verdad
Resumen Ejecutivo Comisión de la VerdadLuisFernando672460
 
Informe del Comité de Derechos Humanos
Informe del Comité de Derechos HumanosInforme del Comité de Derechos Humanos
Informe del Comité de Derechos HumanosLuisFernando672460
 
Proyecto de Ley de reparación integral
Proyecto de Ley de reparación integralProyecto de Ley de reparación integral
Proyecto de Ley de reparación integralLuisFernando672460
 
Presentación PL Cumplimiento de Compromisos - 16022023.pptx
Presentación PL Cumplimiento de Compromisos - 16022023.pptxPresentación PL Cumplimiento de Compromisos - 16022023.pptx
Presentación PL Cumplimiento de Compromisos - 16022023.pptxLuisFernando672460
 
Informe Final ALP Bolivia 2019
Informe Final ALP Bolivia 2019Informe Final ALP Bolivia 2019
Informe Final ALP Bolivia 2019LuisFernando672460
 
Pronunciamiento Perú (1).pdf
Pronunciamiento Perú (1).pdfPronunciamiento Perú (1).pdf
Pronunciamiento Perú (1).pdfLuisFernando672460
 
“2022 AÑO DE LA REVOLUCIÓN CULTURAL PARA LA DESPATRIARCALIZACIÓN: POR UNA VID...
“2022 AÑO DE LA REVOLUCIÓN CULTURAL PARA LA DESPATRIARCALIZACIÓN: POR UNA VID...“2022 AÑO DE LA REVOLUCIÓN CULTURAL PARA LA DESPATRIARCALIZACIÓN: POR UNA VID...
“2022 AÑO DE LA REVOLUCIÓN CULTURAL PARA LA DESPATRIARCALIZACIÓN: POR UNA VID...LuisFernando672460
 
Imputacion Freddy Machicado.pdf
Imputacion Freddy Machicado.pdfImputacion Freddy Machicado.pdf
Imputacion Freddy Machicado.pdfLuisFernando672460
 
CIADI falla que Bolivia debe indemnizar con $us 105 millones a española BBVA
CIADI falla que Bolivia debe indemnizar con $us 105 millones a española BBVACIADI falla que Bolivia debe indemnizar con $us 105 millones a española BBVA
CIADI falla que Bolivia debe indemnizar con $us 105 millones a española BBVALuisFernando672460
 
Pronunciamiento de los Guardaparques
Pronunciamiento de los GuardaparquesPronunciamiento de los Guardaparques
Pronunciamiento de los GuardaparquesLuisFernando672460
 

Más de LuisFernando672460 (20)

Incumplimiento de las reglas de Nelson Mandela, Bangkok y Havana en las cárce...
Incumplimiento de las reglas de Nelson Mandela, Bangkok y Havana en las cárce...Incumplimiento de las reglas de Nelson Mandela, Bangkok y Havana en las cárce...
Incumplimiento de las reglas de Nelson Mandela, Bangkok y Havana en las cárce...
 
Mujeres Privadas de Libertad informe Defensorial 2013
Mujeres Privadas de Libertad informe Defensorial 2013Mujeres Privadas de Libertad informe Defensorial 2013
Mujeres Privadas de Libertad informe Defensorial 2013
 
Mujeres privadas de libertad en Bolivia 2022
Mujeres privadas de libertad en Bolivia 2022Mujeres privadas de libertad en Bolivia 2022
Mujeres privadas de libertad en Bolivia 2022
 
Denuncia de internos de la cárcel San Pedro
Denuncia de internos de la cárcel San PedroDenuncia de internos de la cárcel San Pedro
Denuncia de internos de la cárcel San Pedro
 
Acta de entrega final de la Casa Consistorial de Huatajata
Acta de entrega final de la Casa Consistorial de HuatajataActa de entrega final de la Casa Consistorial de Huatajata
Acta de entrega final de la Casa Consistorial de Huatajata
 
Primer Informe Anual 2022 MNP Bolivia.pdf
Primer Informe Anual 2022 MNP Bolivia.pdfPrimer Informe Anual 2022 MNP Bolivia.pdf
Primer Informe Anual 2022 MNP Bolivia.pdf
 
Resumen Ejecutivo Comisión de la Verdad
Resumen Ejecutivo Comisión de la VerdadResumen Ejecutivo Comisión de la Verdad
Resumen Ejecutivo Comisión de la Verdad
 
Informe del Comité de Derechos Humanos
Informe del Comité de Derechos HumanosInforme del Comité de Derechos Humanos
Informe del Comité de Derechos Humanos
 
Proyecto de Ley de reparación integral
Proyecto de Ley de reparación integralProyecto de Ley de reparación integral
Proyecto de Ley de reparación integral
 
Presentación PL Cumplimiento de Compromisos - 16022023.pptx
Presentación PL Cumplimiento de Compromisos - 16022023.pptxPresentación PL Cumplimiento de Compromisos - 16022023.pptx
Presentación PL Cumplimiento de Compromisos - 16022023.pptx
 
Informe Final ALP Bolivia 2019
Informe Final ALP Bolivia 2019Informe Final ALP Bolivia 2019
Informe Final ALP Bolivia 2019
 
CESAR APAZA TINTAYA
CESAR APAZA TINTAYACESAR APAZA TINTAYA
CESAR APAZA TINTAYA
 
Denuncia toma de Adepcoca
Denuncia toma de AdepcocaDenuncia toma de Adepcoca
Denuncia toma de Adepcoca
 
Pronunciamiento Perú (1).pdf
Pronunciamiento Perú (1).pdfPronunciamiento Perú (1).pdf
Pronunciamiento Perú (1).pdf
 
“2022 AÑO DE LA REVOLUCIÓN CULTURAL PARA LA DESPATRIARCALIZACIÓN: POR UNA VID...
“2022 AÑO DE LA REVOLUCIÓN CULTURAL PARA LA DESPATRIARCALIZACIÓN: POR UNA VID...“2022 AÑO DE LA REVOLUCIÓN CULTURAL PARA LA DESPATRIARCALIZACIÓN: POR UNA VID...
“2022 AÑO DE LA REVOLUCIÓN CULTURAL PARA LA DESPATRIARCALIZACIÓN: POR UNA VID...
 
Imputacion Freddy Machicado.pdf
Imputacion Freddy Machicado.pdfImputacion Freddy Machicado.pdf
Imputacion Freddy Machicado.pdf
 
DS 4217.pdf
DS 4217.pdfDS 4217.pdf
DS 4217.pdf
 
ANTIDICTATORIAL CONADE.pdf
ANTIDICTATORIAL CONADE.pdfANTIDICTATORIAL CONADE.pdf
ANTIDICTATORIAL CONADE.pdf
 
CIADI falla que Bolivia debe indemnizar con $us 105 millones a española BBVA
CIADI falla que Bolivia debe indemnizar con $us 105 millones a española BBVACIADI falla que Bolivia debe indemnizar con $us 105 millones a española BBVA
CIADI falla que Bolivia debe indemnizar con $us 105 millones a española BBVA
 
Pronunciamiento de los Guardaparques
Pronunciamiento de los GuardaparquesPronunciamiento de los Guardaparques
Pronunciamiento de los Guardaparques
 

Último

Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 1)
Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 1)Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 1)
Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 1)Movimiento C40
 
Aplicación de la ley contra los delitos informáticos.pptx
Aplicación de la ley contra los delitos informáticos.pptxAplicación de la ley contra los delitos informáticos.pptx
Aplicación de la ley contra los delitos informáticos.pptxyanielandres1214
 
PROTOCOLO PARA LA PREVENCIÓN, ATENCIÓN Y SANCIÓN DEL ACOSO
PROTOCOLO PARA LA PREVENCIÓN, ATENCIÓN Y SANCIÓN DEL ACOSOPROTOCOLO PARA LA PREVENCIÓN, ATENCIÓN Y SANCIÓN DEL ACOSO
PROTOCOLO PARA LA PREVENCIÓN, ATENCIÓN Y SANCIÓN DEL ACOSOBelegui Tufiño Avila
 
APLICACIÓN DE LA LEY CONTRA DELITOS INFORMÁTICOS EN EL SECTOR PRIVADO
APLICACIÓN DE LA LEY CONTRA DELITOS INFORMÁTICOS EN EL SECTOR PRIVADOAPLICACIÓN DE LA LEY CONTRA DELITOS INFORMÁTICOS EN EL SECTOR PRIVADO
APLICACIÓN DE LA LEY CONTRA DELITOS INFORMÁTICOS EN EL SECTOR PRIVADOzaraidizaguirre
 
Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 2)
Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 2)Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 2)
Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 2)Movimiento C40
 
Yosek Rojas delitos Informaticos sector privado.pptx
Yosek Rojas delitos Informaticos sector privado.pptxYosek Rojas delitos Informaticos sector privado.pptx
Yosek Rojas delitos Informaticos sector privado.pptxBasile
 
Herramientas tecnológicas para los abogados.pdf
Herramientas tecnológicas para los abogados.pdfHerramientas tecnológicas para los abogados.pdf
Herramientas tecnológicas para los abogados.pdfValeria Rodriguez
 
Herramientas tecnológicas para los abogados.pptx
Herramientas tecnológicas para los abogados.pptxHerramientas tecnológicas para los abogados.pptx
Herramientas tecnológicas para los abogados.pptxy1198241
 
Delitos Informáticos en el Sector Privado
Delitos Informáticos en el Sector PrivadoDelitos Informáticos en el Sector Privado
Delitos Informáticos en el Sector PrivadoYoryeli Lopez
 
LEY DE PROPIEDAD INDUSTRIAL (Marcas y Patentes) - 1940
LEY DE PROPIEDAD INDUSTRIAL (Marcas y Patentes) - 1940LEY DE PROPIEDAD INDUSTRIAL (Marcas y Patentes) - 1940
LEY DE PROPIEDAD INDUSTRIAL (Marcas y Patentes) - 1940Movimiento C40
 

Último (10)

Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 1)
Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 1)Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 1)
Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 1)
 
Aplicación de la ley contra los delitos informáticos.pptx
Aplicación de la ley contra los delitos informáticos.pptxAplicación de la ley contra los delitos informáticos.pptx
Aplicación de la ley contra los delitos informáticos.pptx
 
PROTOCOLO PARA LA PREVENCIÓN, ATENCIÓN Y SANCIÓN DEL ACOSO
PROTOCOLO PARA LA PREVENCIÓN, ATENCIÓN Y SANCIÓN DEL ACOSOPROTOCOLO PARA LA PREVENCIÓN, ATENCIÓN Y SANCIÓN DEL ACOSO
PROTOCOLO PARA LA PREVENCIÓN, ATENCIÓN Y SANCIÓN DEL ACOSO
 
APLICACIÓN DE LA LEY CONTRA DELITOS INFORMÁTICOS EN EL SECTOR PRIVADO
APLICACIÓN DE LA LEY CONTRA DELITOS INFORMÁTICOS EN EL SECTOR PRIVADOAPLICACIÓN DE LA LEY CONTRA DELITOS INFORMÁTICOS EN EL SECTOR PRIVADO
APLICACIÓN DE LA LEY CONTRA DELITOS INFORMÁTICOS EN EL SECTOR PRIVADO
 
Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 2)
Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 2)Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 2)
Leyes Civiles de la República de Cuba - 1940 (Parte 2)
 
Yosek Rojas delitos Informaticos sector privado.pptx
Yosek Rojas delitos Informaticos sector privado.pptxYosek Rojas delitos Informaticos sector privado.pptx
Yosek Rojas delitos Informaticos sector privado.pptx
 
Herramientas tecnológicas para los abogados.pdf
Herramientas tecnológicas para los abogados.pdfHerramientas tecnológicas para los abogados.pdf
Herramientas tecnológicas para los abogados.pdf
 
Herramientas tecnológicas para los abogados.pptx
Herramientas tecnológicas para los abogados.pptxHerramientas tecnológicas para los abogados.pptx
Herramientas tecnológicas para los abogados.pptx
 
Delitos Informáticos en el Sector Privado
Delitos Informáticos en el Sector PrivadoDelitos Informáticos en el Sector Privado
Delitos Informáticos en el Sector Privado
 
LEY DE PROPIEDAD INDUSTRIAL (Marcas y Patentes) - 1940
LEY DE PROPIEDAD INDUSTRIAL (Marcas y Patentes) - 1940LEY DE PROPIEDAD INDUSTRIAL (Marcas y Patentes) - 1940
LEY DE PROPIEDAD INDUSTRIAL (Marcas y Patentes) - 1940
 

El disfuncionamiento de la justicia. Tortura y otros malos tratos infligidos a Marco Antonio Aramayo

  • 4. Nro. 3 Estudios sobre las secuelas biopsicosociales de la tortura y la violencia de Estado. El disfuncionamiento de la justicia. Tortura y otros malos tratos infligidos a Marco Antonio Aramayo. Instituto de Terapia e Investigación sobre las Secuelas de la Tortura y la Violencia de Estado (ITEI) Editor Av. 6 de Agosto N°2006 - Edif. V Centenario Piso 1. Of.1-A - La Paz Dirección Manuel Apaza Ilustración, diseño y diagramación Primera edición Impresa en Bolivia, Año 2022 Depósito Legal 0000 Prohibida su reproducción. Todos los derechos reservados.
  • 5. Dedicamos este libro al Sr. Marco Antonio Aramayo, quien registró de modo meticulosolasdiferentesformasdeviolenciaquesufrió(talycomoreflejasu testimonio). De tal manera, este trabajo se inició por y para él. Aunque ya no seencuentreconnosotros,enmásdeunaocasiónélexpresóelinclaudicable deseo de que su versión de los hechos saliera a la luz. En este afán, no solo queríaquesehicierajusticiaensucaso,sinoqueesperabaquelavisibilización de su experiencia también pudiera ayudar a todas las víctimas de la “Justicia Boliviana”. Dedicatoria
  • 7. ELDISFUNCIONAMIENTODELAJUSTICIA.TORTURAYOTROSMALOSTRATOSINFLIGIDOSAMARCOANTONIOARAMAYO. 2022 Índice 1. Introducción ............................................................................................................................................................... 2. Crónica del suplicio del Sr. Aramayo ............................................................................................................................ I. Golpeado y desalojado por una turba ................................................................................................................... II. Castigo al acto de denunciar (torturas iniciales en el penal de San Pedro)............................................................ III. Desaparición forzada......................................................................................................................................... IV. El desfile de jueces y fiscales: 14 audiencias cautelares en un solo día............................................................... V. Aumento de la presión: Aislamiento en Muralla y Amenazas de muerte................................................................ VI. Sentencias emitidas sin respeto al Debido Proceso........................................................................................... VII. Las constantes privaciones y humillaciones...................................................................................................... VIII. Motín, represión y posible intento de homicidio en el Titanic ........................................................................... IX. Breve Crónica de los Viajes................................................................................................................................ X. Atentado lento contra su vida durante la pandemia del COVID-19......................................................................... XI. Privación de una atención médica idónea.......................................................................................................... 3. Análisis médico “el derecho a la salud pisoteado” ........................................................................................................ .. 4. “Lo que la psique humana tiene que soportar”Aproximación Psicosocial al caso........................................................... Estigmatización social de su imagen pública ................................................................................................... Vergüenza ....................................................................................................................................................... Impotencia ...................................................................................................................................................... Estados de tensión, incertidumbre e hipervigilancia........................................................................................ Angustia ante las amenazas recurrentes (contra la vida).................................................................................. 5. Análisis Jurídico........................................................................................................................................................... 1. Introducción....................................................................................................................................................... 2. Aspectos relevantes del derecho a la integridad personal y tortura .................................................................... 3. Convenciones y leyes contra tortura................................................................................................................... 4. Sobre los actos de tortura.................................................................................................................. ................ 5. De la finalidad de la tortura, la calificacion de victimario y la condicion de victima .............................................. 11 15 15 16 16 17 18 18 19 19 20 22 23 25 28 29 29 30 30 31 32 32 32 33 33 34
  • 8. 2022 NR0.3ESTUDIOSSOBRELASSECUELASBIOPSICOSOCIALESDELATORTURAYLAVIOLENCIADEESTADO. 6. Medidas contra la tortura.................................................................................................................................... 7. Aspectos relevantes del derecho al debido proceso............................................................................................ 7.1. Presunción de inocencia ............................................................................................................................. 7.2. Justicia pronta y cumplida ......................................................................................................................... 8. El debido proceso o el derecho de defensa en general ........................................................................................ 9. En relación a la vulneración de derechos de Marco Antonio Aramayo.................................................................. 5. Crónica de los últimos días del Sr. Aramayo.................................................................................................................. 6. Conclusiones.............................................................................................................................................................. Tabla - Cronología de Agresiones.............................................................................................................................. Tabla - Formas de Tortura Sufridas.......................................................................................................................... Agresiones predominantemente corporales.................................................................................................... Agresiones predominantemente biológicas..................................................................................................... Agresiones predominantemente sexuales....................................................................................................... Agresiones predominantemente psicológicas................................................................................................... 35 35 36 37 39 39 42 47 49 63 64 66 67 75
  • 9. Agradecemos a las personas que colaboraron con la elaboración de esta publicación: al Dr. Hector Castellón, abogado principal del Sr. Aramayo, quien nos facilitó información legal concerniente a su caso, y a la Fundación Construir, que aceptó colaborar con la parte jurídica, delegando al Dr. Marco Antonio Loayza (abogado de esta institución) para que sea el autor del capítulo jurídico de esta publicación. También agradecemos a todas las personas que nos brindaron su testimonio en relación al presente caso. A su vez, expresamos un agradecimiento especial para la Sra. Moraima Monje Hirose (esposa del Sr. Aramayo), quien, además de brindarnos su testimonio, siempre mostró una total apertura y colaboración en el proceso de elaboración de este trabajo. Agradecemos a la Defensoría del Pueblo y a la Lic. Pamela Guarabia Jordan, asistente del Dr. Castellón por habernos transmitido sus informes sobre el acompañamiento que realizaron al Sr. Aramayo durante sus últimos días. Queremos hacer llegar nuestro sincero agradecimiento a los financiadores deestapublicación.Porunlado,agradecemosalaSra.DorotheaSchwickert y al Dr. Michael Schwickert, Nordhorm, Alemania quienes financiaron el diseño y la diagramación. Por el otro, expresamos nuestra gratitud a la Institución Internacional que ha financiado la impresión y publicación de este trabajo. Dicha Institución Internacional se dedica a velar por la defensa de los Derechos Humanos y, por motivos de su política interna, ha solicitado mantenerse en el anonimato. Agradecimientos
  • 11. página 11 ELDISFUNCIONAMIENTODELAJUSTICIA.TORTURAYOTROSMALOSTRATOSINFLIGIDOSAMARCOANTONIOARAMAYO. 2022 El Instituto de Terapia e Investigación sobre las Secuelas de la Tortura y la Violencia de Estado (ITEI) publica el tercer número de la serie: Secuelas bio-psicosociales de la tortura y el primero bajo el rótulo de Casos emblemáticos. Acordeasutrabajoinstitucional,elITEItieneelobjetivodevisibilizarlasviolacionesalosDerechos Humanos del Estado que practica torturas y tratos crueles, inhumanos y degradantes en contra de sus propias leyes y de las convenciones internacionales que Bolivia ha firmado, causando así una serie de secuelas biopsicosociales que interfieren con el normal desenvolvimiento de las personas afectadas. La presente publicación cuenta con el acuerdo del afectado, el Sr. Marco Antonio Aramayo, quien (en vida) nos facilitó la información necesaria para su realización. A su vez, el informe cuenta con el acuerdo de la esposa del afectado: la Sra. Moraima Monje. Este informe trata del accionar de la justicia y de la policía en las antípodas de los derechos humanos, y del no respeto al Debido Proceso desde su detención en 2015 hasta su trágica muerte, sucedida en abril de 2022. Desde un principio, el Sr. Aramayo fue detenido sin que se haya tomado en cuenta (en ningún momento) el principio de presunción de inocencia. En este caso, la falta de respeto y vulneración del derecho de presunción de inocencia al Debido Proceso alcanza una dimensión tal, que nos hallamos confrontados a un mundo digno de los relatos de Kafka, donde la locura se mezcla con la realidad. Ello debido a que el Sr. Aramayo habría cometido 256 delitos distintos en 13 meses, es decir, en el lapso de 396 días. De tal modo, el Sr. Aramayo sería un hombre sobre dotado que además de haber sido Director del FONDIOC, habría encontrado el tiempo para cometer tantos delitos. En la novela de Kafka titulada “El Proceso”, encontramos a un gerente bancario, Josef K., siendo procesado y volviéndose objeto de un asfixiante procedimiento judicial que poco a poco se apodera de su vida; inmerso en un laberinto sin salida, impotente para defenderse frente a burócratas y un poder judicial tan fugaz como arbitrario. Digna de una literatura delirante y surrealista, la historia procesal del Sr. Aramayo presenta varios paralelismos (acaso demasiados) con la siniestra historia de Josef K. En el caso singular del Sr. Aramayo, tal es la historia procesal sin fundamento legal que ha motivadolaredaccióndeestapublicación,quemuestrapasoapasolosactosdeincumplimiento del Estado boliviano frente a los derechos fundamentales y judiciales de un ciudadano. A su vez, el informe hace una sistematización del tipo de actos cometidos por la justicia y la policía —quienes transgreden a menudo la Convención de las Naciones Unidas Contra la Tortura que Bolivia ratificó en 1999—. Además, muestra el no respeto a la vida, ya que se ha puesto en riesgo la vida del Sr. Aramayo en repetidas ocasiones, dejando graves secuelas físicas y psíquicas en su integridad, sin que nunca se haya emitido ninguna denuncia por parte de las autoridades que están sujetas a la obligación de denunciar vulneraciones de DDHH si hay existencia o conocimiento de tales hechos. De tal modo, se pueden considerar a las autoridades implicadas en este caso como directamente relacionadas a actos de tortura, ya sea en calidad de autores o de cómplices. Al respecto de los datos incluidos, cabe aclarar que existe un alto grado de consistencia y congruencia entre los síntomas (psicológicos y físicos) que hemos observado y los acontecimientosdetorturayotrostratoscrueles,inhumanosodegradantesqueelSr.Aramayo Introducción
  • 12. página 12 2022 NR0.3ESTUDIOSSOBRELASSECUELASBIOPSICOSOCIALESDELATORTURAYLAVIOLENCIADEESTADO. nosharelatado.Detalmanera,lainformaciónquesepresentaacontinuacióntieneunaltogrado de validez y confiabilidad. Como las fechas están especificadas para cada acontecimiento, muchos de estos se deberían poder verificar a partir de documentos relativos a los procesos y traslados (para las audiencias). Cabe la aclaración de que, para este informe, solo se han tomado en cuenta los acontecimientos que entran en el campo de la tortura o tratos crueles, degradanteseinhumanos.Ellotomandoencuentaque,enlaConvencióndelasNacionesUnidas Contra la Tortura, no se consideran como tortura a las penas o sufrimientos que acontezcan como consecuencia de sanciones legítimas, “en la medida en que estén en consonancia con las Reglas Mínimas para el tratamiento de los reclusos”1 y con otros instrumentos internacionales pertinentes. Lamentablemente,talesinstrumentosinternacionalesparecenhabersevueltoobsoletosalpisar suelo boliviano. En las tablas que anexamos, se evidencia de modo fehaciente que no se han respetado las Reglas Mínimas para el tratamiento de reclusos (o Reglas de Mandela) en el caso del Sr. Aramayo, motivo por el que tales violaciones de sus derechos califican también como formasdetortura.Sisetomanencuentalasdeplorablescondicionesdedetencióndentrodelos distintos recintos penitenciarios por los que ha transcurrido el Sr. Aramayo, queda en evidencia que se han incumplido tales reglas casi en su totalidad: en lo concerniente al alojamiento, a la higiene personal, a la alimentación, a los servicios básicos, a los servicios médicos, al proceder del personal penitenciario, a la ilegalidad de las sanciones, etc. Yaestotalmentereprochabletenerquesoportartalescondicionesdegradantesdedetenciónen un solo penal, pero el tener que soportarlo en varios penales alrededor de todo el país (además delaconstantedelhacinamiento,cadapenalsueletenersussingularesfalencias),constituyeun abusosinprecedentes.Nosotros,almenos,notenemosconocimientodequesehayanrealizado prácticas análogas de castigo en ningún otro lugar del mundo o momento de la historia. Solo para tener una idea más clara del alcance de tales violaciones, se transcribe la Regla 74, de las Reglas de Mandela (referente al traslado de los internos): “1. Cuando los reclusos sean conducidos a un establecimiento o trasladados a otro, se tratará de exponerlos al público lo menos posible y se tomarán las disposiciones adecuadas para protegerlos de los insultos y de la curiosidad del público e impedir toda clase de publicidad. 2. Estará prohibido transportar a los reclusos en malas condiciones de ventilación o de luz o por cualquier medio que les imponga un sufrimiento físico innecesario. 3. El transporte de los reclusos se hará a expensas de la administración penitenciaria y en condiciones de igualdad para todos”. 2 Ya sea por iniciativa propia o por una ejemplar obediencia, las autoridades encargadas del traslado del Sr. Aramayo se han asegurado de incumplir y vulnerar cada una de estas reglas. En efecto, el Sr. Aramayo fue deliberadamente expuesto al público y estigmatizado, fue transportado con la imposición de sufrimientos físicos innecesarios, y nunca fue trasladado en condiciones de igualdad. Tanto en las deplorables condiciones de traslado como en las 1 Protocolo de Estambul. Manual para la investigación y documentación eficaces de la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, 2001. 2 Reglas Mínimas para el tratamiento de reclusos (o Reglas de Mandela), resolución aprobada en la Asamblea General, resolución70/175,el 17dediciembrede2015. Véaseel documentoenellink:unodc.org/documents/justice-and-prison- reform/Nelson_Mandela_Rules-S-ebook.pdf
  • 13. página 13 ELDISFUNCIONAMIENTODELAJUSTICIA.TORTURAYOTROSMALOSTRATOSINFLIGIDOSAMARCOANTONIOARAMAYO. 2022 muchas otras violaciones de sus derechos humanos, las determinaciones de las autoridades estatales llegaron al extremo de poner en peligro su vida. AntesdedarporterminadaestaIntroducción,explicitamoselmodoenelquesehaestructurado elpresentedocumento.Enprimerlugar,sehahechounasuertedecrónicaenlaqueserescatan momentos paradigmáticos de torturas y otros tratos crueles, degradantes e inhumanos, de los que ha sido víctima el Sr. Aramayo. Dicho apartado se ha construido principalmente en base a suspropiostestimonios.Unavezqueyaseconocenloshechosdetortura,seexploraconmayor profundidad la cuestión de las secuelas. Por un lado, se muestra un apartado específico sobre la condición médica del Sr. Aramayo en el contexto carcelario, con un especial énfasis en la (recurrente) privación de una atención médica que le era indispensable. Por el otro, un análisis de las secuelas psicosociales que llegó a presentar el Sr. Aramayo tras haber sido víctima de diversas formas de tortura y otros tratos crueles, degradantes e inhumanos. Acto seguido, se presenta un apartado jurídico (realizado por Fundación Construir) en el que se analizan los derechos humanos fundamentales del Sr. Aramayo que el Estado no ha sabido respetar, violando así principios establecidos en la normativa nacional e internacional. Posteriormente, se presenta otra suerte de crónica testimonial, esta vez en relación a sus últimos días de vida. Enesteapartado,serescatanlostestimoniosdetestigosdirectoscomoeltestimoniodelaSra. Moraima Monje, esposa del detenido. Tras esta segunda crónica, se explicitan las Conclusiones finales. A modo de anexo, se han adjuntado dos tablas donde se sistematizan las torturas de las que ha sido víctima el Sr. Aramayo. La primera tabla es una sistematización cronológica de las torturas y malos tratos que ha sufrido, mientras que la segunda tabla da cuenta de una sistematización en base al tipo de agresiones sufridas, ya sean físicas, psicológicas, biológicas o sexuales. A su vez, vale la pena reiterar lo insólito de la situación jurídica en la que se encuentra el Sr. Aramayo. Si bien el ITEI ha atestiguado, en diversos casos, como el Aparato Judicial de Bolivia ha innovado diferentes mecanismos de tortura psicológica, el caso jurídico del Sr. Aramayo constituye uno de los casos de abuso de poder más extremos que nos ha tocado ver hasta la fecha. En una deliberada falta de respeto al Debido Proceso, el Poder Judicial ha iniciado en su contra múltiples juicios por un mismo hecho (considerando razonable la cifra de 256 procesos). Este ha probado ser un avanzado mecanismo de tortura psicológica cuyo fin último parece ser el de someter y destruir a una persona. La ilegalidad de tal proceder jurídico está fuera de duda, tanto en la normativa nacional como en la internacional. La propia Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en el Informe Nº 43/96 dentro del caso Nº 11.430 contra el Estado de México, concluyó que: “La acumulación de varias causas penales, sin fundamento, en contra de una persona pueden acarrear una violación al derecho a la integridad personal, cuando el hostigamiento causado por la iniciación de acciones penales afecta el normal desenvolvimiento de la vida diaria y causa grandes desequilibrios y desconciertos en la persona sujeta a procesos judiciales y en su familia, cuya severidad se verifica en la constante incertidumbre sobre su futuro. (Poner la referencia exacta y el link para acceder al documento)”. 3 3 Informe N° 43/96, emitido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dentro del caso Nº 11.430 contra el Estado de México, el 15 de Octubre de 1996. Véase el documento en el link: http://cidh.oas.org/annualrep/96span/ Mexico11430.htm
  • 14. página 14 2022 NR0.3ESTUDIOSSOBRELASSECUELASBIOPSICOSOCIALESDELATORTURAYLAVIOLENCIADEESTADO. La vasta dimensión de aquellos desequilibrios y desconciertos solo la conocen las personas familiarizadas con el Sr. Aramayo y con su caso. El ITEI ha hecho un seguimiento del caso del Sr. Aramayo en los últimos 5 años, siendo testigo de audiencias vergonzosas, compartiendo la impotencia frente a la ineficacia de un mundo judicial arbitrario, y quedándose con la impresión de que sus verdugos lo hubieran preferido muerto.Por mucho que el Sr. Aramayo haya tratado de resistir, el precio frente a un sistema que ha perdido toda humanidad (de forma análoga al sistema que administraba los campos de concentración) es demasiado alto. Tan alto que ese monstruo tricéfalo, compuesto por ciertos funcionarios del Poder Ejecutivo, del Poder Judicial y de la Policía, no se podía conformar con nada menos que la vida misma del Sr. Aramayo. Endefinitiva,estetrabajonoapuntaaresponderlapreguntasobrelainocenciaoculpabilidaddel Sr. Aramayo. Aquello por lo que el ITEI aboga —en este caso y en todos los casos que tratamos— es que se aplique un juicio justo donde se respete la presunción de inocencia, el debido proceso y que se salvaguarde la dignidad humana. De tal manera, es con la esperanza de romper el silenciocómplicedeunajusticiacorruptaycriminalquepublicamosenelpresentedocumento, esperandoundespertargeneralizadofrenteaunsistemajudicial/policialquesehadescalificado a sí mismo, al realizar actos de tortura con sadismo y abuso de poder, y que van en contra de la razóndeserylosobjetivosdetalesinstituciones.SiesquelafuncióndelEstadohadegenerado de tal (perverso) modo, sus funcionarios ya no están ahí para protegernos o velar por nuestro bienestar (como ciudadanos de derechos y deberes que somos de este país). Es al contrario, parecen estar ahí para juzgarnos. Y en ese juicio ya está implícito una condena y un castigo (tal y como llegarán a comprobar en el inhumano castigo que sufrió el Sr. Aramayo). Marco Aramayo en una audiencia. Foto: Agencia de Noticias Fides
  • 15. página 15 ELDISFUNCIONAMIENTODELAJUSTICIA.TORTURAYOTROSMALOSTRATOSINFLIGIDOSAMARCOANTONIOARAMAYO. 2022 CRÓNICADELSUPLICIO DELSR.ARAMAYO En el presente capítulo, se presentan algunos pasajes de la historia del Sr. Aramayo que mejor ejemplifican la vastedad de las torturas y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes de los que ha sido víctima desde su reclusión. Agradecemos a su esposa, la Sra. Moraima Monje, quien aceptó darnos su testimonio. En éste, ella refiere lo que le tocó vivir todos estos años en los que estuvo acompañando a su marido. I. Golpeado y desalojado por una turba Según registros escritos y audiovisuales, el Sr. Aramayo llegó a realizar auditorías y denuncias mientras todavía era Director del Fondo Indígena, mismas que evidenciaban numerosas irregularidades financieras dentro de esta institución. En respuesta a tales denuncias, las autoridades estatales inauguran el supliciodelSr.MarcoAntonioAramayo,enloqueparecía ser un afán de castigarlo y (también) de silenciarlo. Testimonia que el 25 de febrero de 2015, una turba de personas afiliadas al partido de gobierno invade las oficinas del Fondo Indígena; golpeándolo, quitándole sus pertenencias y desalojándolo de su oficina. El Sr. Aramayo reconoce y da los nombres, así como los cargos, de algunos de sus agresores: “Llegan los abogados de Achacollo: 20 funcionarios del MDRID. Ingresaron violentamente y me sacan. Una turba me golpeó y me desalojó a las 11:30 am. Todo porque Larisa Fuentes me acusa de quitarle su celular. Hay instalaciones del Fondo Indígena donde era la oficina del Ejecutivo… Larisa Fuentes, y más o menos unos 25 funcionarios del Ministerio de Desarrollo Rural, de los cuales los más violentos puedo identificar hasta el día de hoy, fueron los que me persiguieron y me persiguen hastaeldíadehoy.EntreellosestáEfraínTiconaMamani, abogado, supuestamente penalista, fue el que armó todos los casos del Fondo Indígena. Y también está Ricardo Condori Tola. Estos eran los que dirigían, más o menos cada uno, una turba entre 10 y 15 personas. En total eran unos 30 los que entraron pateando y los que me golpearon hasta casi perder la conciencia, estado en el que me sacaron de allí, de la oficina”. “Losgolpesenlaturba…unonopuedeidentificaratodos, uno cierra los ojos o se agacha, recibe golpes, no sabe quién es quién en esa masa amorfa, uno no sabe quién es el que golpea. Pero en lo poco que pude identificar, identifiqué a Efraín Ticona Mamani, a Ricardo Condori Tola, que después fueron abogados penalistas del Fondo Indígena. También encontré a ese Barahona, que era Viceministro de Tierras y a Juanito Tapia, que también era Viceministro de Tierras. Ellos eran los que agitaban esaturba.Fueronlosqueposteriormentefuerontécnicos delFondoIndígenaenintervenciónyarmaronestoscasos del Fondo Indígena para liberarla de toda culpa y de toda responsabilidad a Nemesia Achacollo Tola”. Por su parte, comenta la Sra. Moraima Monje: “Cuando a él lo detuvieron, yo trabajaba para pueblos indígenas de Apolo y me encontraba haciendo unos talleres ahí. A él le hicieron eso cuando estaba todavía como director del Fondo Indígena, en las oficinas del Fondo Indígena, ahí fueron, entraron personal del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, cuya ministra era Nemesia Achacollo. De ahí lo sacaron a la fuerza los funcionarios. Yo me enteré por una amistad que me dijo que lo habían detenido, que estaba preso. Yo no me podía comunicar con él, porque le quitaron todo... La señora Larisa Fuentes, ella más estaba ahí, ella le quito los celulares. Yo me vine al día siguiente en la flota porque ese día no había movilidades. Para mí y para él fue una total sorpresa. Él había solicitado una auditoría, él estaba investigando. A él le comentaron que iba a haber una investigación, pero vino directamentelaintervención,losacarondesuescritorio. Yo, desesperada, llamé a su celular corporativo y me contestó la señora Larisa Fuentes: - Con el Sr. Marco Aramayo por favor. - Este ya no es su teléfono, es del Fondo Indígena”.
  • 16. página 16 2022 NR0.3ESTUDIOSSOBRELASSECUELASBIOPSICOSOCIALESDELATORTURAYLAVIOLENCIADEESTADO. II. Castigo al acto de denunciar (torturas iniciales en el penal de San Pedro) Según relata el Sr. Aramayo, el 23 de octubre de 2015 realiza una denuncia contra el exdirector del Fondo Indígena (quien quería forzarlo a entregar proyectos a su propio hermano). En respuesta a esa denuncia, el Sr. Aramayo afirma que es aislado en Grulla (una de las dos secciones de castigo en el penal de San Pedro): “Ahí tuve muchas amenazas de muchos presos, parece que eran pagados, y de otras personas que entraban desde fuera del penal”. El Sr. Aramayo testimonia que tan solo un par de meses después hace pública otra denuncia, motivo por el cual llega a recibir otro castigo. Dice que tal hecho data del 31 de diciembre de 2015. “Eldíajueveshiceotradenunciapúblicaenlaqueafirmaba que9dirigentesdelMASimponíandiezmosalostécnicos del Fondioc el año 2014. Inmediatamente me reprimen brutalmente hasta evacuarme al Hospital de Clínicas por los diferentes golpes que me dieron en el pasillo de entrada entre la gobernación y la sección Posta”. “Me golpean en un pasillo que daba a Gobernación entre la garita de dónde están los custodios y Gobernación, hay un pasillo y hay una virgencita ahí. Entonces en esa, en esa época, ahí me llaman a Gobernación. Un policía me llama a Gobernación, era un policía vestido de civil que no era parte de la seguridad del penal. Entonces, como era policía, hace abrir la puerta de donde yo estaba, me conduce diciéndome que iba a ir hasta Gobernación y ahí, en ese pasillo, me descuido y me da un golpe en el estómago,yyopierdoelconocimiento.Yahímecomienza a apalear, a patear, a golpear, al pie de la virgencita, y lo que yo escucho decir mientras yo protejo mi cara y me agacho, me dice que deje de molestar, que deje de hablar, “porque eso te va a traer consecuencias si sigues hablando”. Eso fue lo que ocurrió ese día. Cuando yo vuelvo,ledigoalescoltaloquepasóyéldecíaquenohabía visto nada. Vuelvo al lado donde está la Gobernación y el otropolicíatampocohabíavisto.Eracomosiunfantasma me hubiera golpeado. Así que volví, el policía me abrió la puerta y vuelvo a entrar a mi celda”. III. Desaparición forzada El Sr. Aramayo narra que, en fecha 8 de enero del año 2016, es secuestrado por autoridades del Ministerio de Gobierno mientras se encontraba en el Hospital de Clínicas. “Fui secuestrado por agentes del Ministerio de Gobierno, sin saber yo cuales eran los motivos. Recuerdo que era un día viernes y salí a recibir atención de cardiología en el Hospital de Clínicas a las 8:00 de la mañana. Estuve esperando la atención de cardiología de la doctora Alvarado en el Hospital de Clínicas, y luego me iba a atender un médico. Ya eran las 10 de la mañana, y ahí, cuando ingreso a la atención del cardiólogo, y me saco la ropa para la atención, cuando yo ya estaba con el cuerpo descubierto a medio cuerpo, ingresan agentes del Ministerio de Gobierno. La gente del Ministerio de Gobierno no habla conmigo ni una sola palabra. En ese momento que me secuestran, me encontraba en unacamilladelHospitaldeClínicas.Alas10delamañana, llega una vagoneta del Ministerio de Gobierno, de la Inteligencia del Estado. Los agentes me desconectaron de la máquina de cardiología. Ellos me apartan sin decir ninguna palabra al cardiólogo, lo apartan a él también, y me ordenan que me ponga mi camisa, mi ropa, mis zapatos, y me sacan de ese consultorio. El teniente que me custodiaba apellidaba Santander. Y logra sacar una foto. Y ahí, en esa confusión, yo se la mando (la foto) a una periodista. La periodista tiene las imágenes de ese momento. Luego los agentes me llevan a una vagoneta plateada del Ministerio de Gobierno: a mí y al escolta. Es al promediar másomenoslas11:00olas11:30delamañana,ymehacen darvueltasporelPradopaceño,porelcentropaceño,sin ninguna palabra, no me decían nada. Ahí íbamos, estaba encerradoenlavagoneta,yahíestábamosdandovueltas y vueltas hasta que logramos hacerle señales de donde estábamos a una periodista de Erbol. Ya le habíamos enviadolafotoaella,yellanosestabasiguiendo,nosotros le dimos la señal de la movilidad. De ahí, más o menos a las 2, o 2 y media nos identifica la periodista, y recién se dan cuenta los agentes, y nos vuelven a llevar al penal. Todo ello ocurrió porque divulgué un video en el que se veía a Achacollo recibiendo mis denuncias el año 2013. Comoconsecuenciadeeso,fuigolpeadoyaisladoenuna celda sin derecho a salir al patio, sin derecho a alimento por las autoridades del penal. Desde que vuelvo al penal, ahí me alzan unos cinco o seis, y unos desconocidos que estaban en la puerta me golpearon también, y me alzan… Deben tener las imágenes de cuando entré, porque ya estaban unos periodistas. (Los policías) me alzaron y me golpearon,ymemetieronaempujonesadentrodelpenal”. Ésta no sería la última ocasión en la que el Sr. Aramayo reporta haber sido víctima de una desaparición forzada o secuestro. Dos años después le sucede algo similar. Afirma que, en abril de 2018, es sacado de su celda en SanPedroytrasladadoviolentamenteaunavagoneta.Se encontraba rumbo a un destino desconocido, hasta que
  • 17. página 17 ELDISFUNCIONAMIENTODELAJUSTICIA.TORTURAYOTROSMALOSTRATOSINFLIGIDOSAMARCOANTONIOARAMAYO. 2022 le informan que estaba siendo trasladado a Beni porque ocasionaba muchos problemas en La Paz. Además de que no se le había informada de nada con anterioridad, se queja el Sr. Aramayo de que no tenía ningún abrigo para el frío. En septiembre del mismo año, ocurre algo similar (solo que ahora lo trasladaban con destino a Cobija). Según dice, es trasladado fuera del penal durante horas de la madrugada, en una ambulancia, y escoltado con gente fuertemente armada. “Trasladado sin saber cuándo retornaría, sin siquiera llevar nada de ropa, medicamentos o alimentos”. IV. El desfile de jueces y fiscales: 14 audiencias cautelares en un solo día SegúnrecuerdaelSr.Aramayo,14audienciascautelares se llevaron a cabo el 14 de enero de 2016. Al respecto, refiere su esposa (la Sra. Monje): “ÉlleescribeunacartapúblicaaEvoMorales,yahíledice que él tenía conocimiento de lo que estaba pasando en el Fondo Indígena, y de eso se molestó el presidente. En la mañana dio una entrevista, si no me equivoco, indicando queporquéélnorenunciósiélsabíadelasirregularidades, que por ese mismo motivo él es doblemente delincuente. Y esa misma tarde comenzaron a ir los jueces y fiscales. Me llamó por teléfono y me dijo: «Tengo una audiencia, me están llevando a audiencia, saliendo te llamo y te digo cómo me fue. Está viniendo el Dr. Castellón (abogado del Sr. Aramayo)… Cualquier cosa, él te va a escribir». Habían estado haciendo fila jueces y fiscales para cautelarlo,porqueyoleescribíaalDr.ynomecontestaba. A las 12 y 30 de la noche me escribió: «Moraima, acabó la audiencia, no era 1, eran 14. Yo les dije por qué no vienen otrodía,dejendescansar,estamosaquítodalatarde.‘No’, dijeron los jueces, ‘vamos a esperar’». Al día siguiente me llamó y me dijo: «Tengo 14 cautelares más”. Él lloró, llamó llorando y me dijo: «No voy a salir rápido de aquí».” La Sra. Monje también llora al recordar ese momento. En lo que se refiere al testimonio del Sr. Aramayo, ésta es su versión de los hechos: “Se me acusa por 153 proyectos que yo mismo denuncié e investigué en mi corta gestión el año 2014. […] Estoy sufriendo la culpa de un representante legal. Yo firmé convenios, no contratos. ¡Y se me acusa de contratos lesivos! Los abogados del FONDIOC me hundieron, con complicidad de jueces y fiscales”. “En una conferencia de prensa desde el palacio de gobierno, Evo Morales acuñó la frase: «Aramayo es un hombre doblemente delincuente. Sabía y no denunció. Él es el culpable». Ahí prácticamente yo fui sentenciado por unsujetoquenoerajuez.Desdeentonces,seincrementó la violencia y la persecución en mi contra”. “Ese jueves, como consecuencia de un corolario de denunciasqueyorealicé,logrésacardesuscasillasatoda la élite masista y me atacaron .Inmediatamente después de mi conferencia, a las 10.30, a las 11 hizo su conferencia Evo Morales. Y a las 2 de la tarde, yo no sé cómo llegaron de todas partes de Bolivia; jueces, abogados y fiscales paracautelarme.Ymecautelaron14veces.Cuandovuelvo alpenal,alas2delatarde,habíacomo40jueces,fiscales, de todo Bolivia. Y policías también. Yo me descompenso en mi presión arterial, se me sube a 180. Y el médico del penal les dice a todos los jueces, abogados y fiscales que yo no estaba en condiciones de asistir a audiencia. Ese día estaba a punto de darme un infarto. Y, sin embargo, los policías, encubiertos del Ministerio de Gobierno, autorizaron que me cautelen porque había orden del jefe, de Evo Morales. Recostado en un sofá de la gobernación delpenal,ahímecautelaron14veceselmismodía,porque no alcanzó para más… El mismo día, una vez que retorno a mi celda, ya era el día 15, yo le escribo una carta a Evo Morales. Mandé esa cartaalosmediosdecomunicación,dondeyolecontesto públicamente a Evo Morales. Y allí comienza una batalla encarnizada, comienzan a trasladarme a diferentes penalesycomienzanacautelarmeindiscriminadamente. Yoestabaentotalindefensión,eraunalluviadecautelares a partir de ese momento, de día y de noche”. Marco Aramayo (Foto: La Razón)
  • 18. página 18 2022 NR0.3ESTUDIOSSOBRELASSECUELASBIOPSICOSOCIALESDELATORTURAYLAVIOLENCIADEESTADO. El Sr. Aramayo llegó a afirmar en más de una ocasión que, a medida que incrementaba las revelaciones y denuncias respecto a las irregularidades descubiertas enelfuncionamientodelFondoIndígena,incrementaban a su vez los procesos judiciales en su contra. Y así fue aumentando la cantidad de procesos, hasta eventualmente llegar al dígito de tres cifras, siendo forzado el Sr. Aramayo a comparecer en 256 procesos. V. Aumento de la presión: Aislamiento en Muralla y Amenazas de muerte Tan solo unos días después, el 17 de enero de 2016, el Sr. Aramayo dice haber realizado una nueva denuncia contra la Sra. Nemesia Acahacollo. Las consecuencias inmediatas fueron amenazas de muerte contra él y contra su familia, además de pasar a ser aislado en la sección de castigo conocida como Muralla. “Revelé que Achacollo autorizaba el año 2014 proyectos porvalorde775millonesdebolivianos.Achacolloautorizó el financiamiento a sabiendas de que el Fondo estaba endeudado. Como consecuencia de eso, entraban al penal personas desconocidas, llegaban hasta la puerta y me decían que me iban a matar. Me tenían aterrorizado. Me decían que iban a matar a mi familia, que sabían exactamente donde vivían mis hijos y que era lo que yo hacía afuera. Luego los policías me aislaron en Muralla sin medicamentos”. Al respecto de la preocupación del Sr. Aramayo por las amenazas a sus familiares, refiere la Sra. Monje: “Su miedodeéleraquenospasealgoanosotros,teníamiedo de que nos persigan «Cuántas veces te han debido haber perseguido—medecía—,nicuentatehasdado,tenésque fijarte siempre quién anda tras de vos». Pero gracias a Dios nunca me pasó nada”. Según afirma en su testimonio, el 4 de febrero de 2016 es trasladado (temporalmente) al Penal de Máxima Seguridad de Chonchocoro: “Tras denunciar a Achacollo sobre las resoluciones ministeriales de autorización de financiamiento que favorecían a dirigentes sindicales masistas, recibí una brutal represión por parte de agentes del Estado y otras personasquedesconocía.Todoocurrióporqueyomostré las resoluciones ministeriales, en especial la resolución ministerial 751, del 23 de julio de 2014. Eso me ocasionó la respuesta con aislamiento. Fui aislado y trasladado a la cárcel de Chonchocoro. Según el gobernador del penal, lo hacían por mi seguridad, porque yo, según ellos, recibíamuchasamenazasdemuerteenelmismopenalde San Pedro”. VI. Sentencias emitidas sin respeto al Debido Proceso Tal parece que, como en muchos otros casos, en este también los jueces (y no solo los fiscales) ejercieron presión para que todos los acusados se declaren directamente culpables. Ello sin que nunca se haya realizado una investigación propiamente dicha. El “premio” para aquellos que se declaran culpables suele ser una pena mínima, mientras que quien insiste en su inocencia es sometido a un proceso lento y arbitrario donde al acusado se lo presume culpable (hecho que se comprueba en su prematura detención “preventiva”). Según recuerda el Sr. Aramayo, es el 4 de mayo de 2017 que se lleva a cabo el Juicio Oral en el que, a diferencia de otros dirigentes, él se rehúsa a inculparse. “Sin avisarme, iniciaron otro proceso, otro juicio, y aperturan un Juicio Oral. En ese juicio, los dirigentes interculturales que sacaron la plata aceptan el juicio abreviado.Amímepreguntan,yyomeniegoainculparme por un delito que no cometí. Los dirigentes recibieron 3 años de cárcel y salen libres. De ahí en adelante, la presión psicológica se incrementó. Meencerraronenunpabellónnuevodemáximaseguridad. Allíestabasolo.Enesosdías,losviaCarlosRomeroBonifaz y al exviceministro José Luis Quiroga inspeccionando el lugar. Desde ahí, relanzaron el Fondo Indígena con el nombre de Fondo de Desarrollo Indígena. Durante media semana,mellevaronalosjuzgadosmostrándomecomola exhibicióndeuntrofeo:enmanillado,conlasmanosatrás, hambriento, sediento, sucio y sin alimentos. El juicio sin pruebas, y yo en total indefensión”. El Sr. Aramayo describe estar en una situación de total indefensión en todos sus procesos. De tal manera, no resulta extraño que se dicte más de una sentencia en su contra. En lo concerniente a un proceso llevado a cabo en Tarija, es sentenciado culpable en mayo de 2017. A su vez, afirma el Sr. Aramayo que los jueces dictaron una sentencia que iba a ser contabilizada a partir de su emisión. Es decir, estaban ignorando deliberadamente los dos años que ya había pasado recluido dentro del penal de San Pedro. “El juez Serafín Gutierrez me sentencia a 5 años en la cárcel de San Pedro. Ahí yo lloré. Lloré de rabia por las injusticias. La sentencia debía cumplirla desde el 5 de mayo de 2017, siendo que yo estaba ya preso desde 2015. Meengañaron2añosdecárcel.Luegoseolvidarondemí. Me dejaron en el calabozo (en Tarija), solo y abandonado durante 60 días. Hasta que un amigo tarijeño me buscó y meencontró,ysecontactóconmiabogadoparahacerme
  • 19. página 19 ELDISFUNCIONAMIENTODELAJUSTICIA.TORTURAYOTROSMALOSTRATOSINFLIGIDOSAMARCOANTONIOARAMAYO. 2022 retornar a La Paz. Porque estaba muy mal, enfermo, con patologías cardiovasculares”. Como otro antecedente de la arbitrariedad de las sentencias en contra del Sr. Aramayo, refiere la Sra. Monje que un juez que lo sentenció (por un proceso en Oruro) luego fue sentenciado a San Pedro él mismo, hecho que debería poner en duda la validez de sus sentencias. Refiere la Sra. Monje: “Incluso había un juez que le dio sentencia a Marco en Oruro. Él entró preso también, iba y lo visitaba a Marco. Decía Marco que le pidió disculpas: «Me dijo que era por presión política»”. VII. Las constantes privaciones y humillaciones Luego de un primer momento en el que se lo castigaba deformaseveraeinmediata(despuésdelasdenuncias), las autoridades han dejado de lado, aunque sea parcialmente, las formas más explícitas de tortura. A travésdeunaseguidilladeaudienciasenlugareslejanos (y muchas veces suspendidas), a través de privaciones y humillaciones diversas, se pone en práctica una normalización del castigo del Sr. Aramayo. Según dice, se ha sentido humillado en los traslados a audiencias de todo el país (en las más precarias condiciones), en los aislamientosinnecesarios,enlasinjustificadasrequisas, en todos los esfuerzos realizados por intimidarlo y silenciarlo. Se trata de situaciones que no suceden una vez, sino que se repiten sistemáticamente. Véase, por ejemplo, el paralelismo entre su aislamiento sufrido el 11 de abril de 2016, y el aislamiento que se le impuso el 3 de septiembre de 2018: “Yensi Rojas, jueza del Beni, ordenó (a través del abogado delFondoIndígenaEfraínTicona)quemeaíslenenlazona de contención del penal de San Pedro para garantizar mi presencia en la audiencia del día 15 de abril (de 2016). En aislamiento, estuve 4 días privado de agua, medicamentos, alimentos y abrigo”. “Desde el 3 hasta el 5 de septiembre (de 2018), sufrí de aislamiento en San Pedro. El gobernador del penal ordenó mi traslado en represalia a divulgar una carta que mandé al fiscal general del Estado Ramiro Guerrero. El suboficial Suxo fue mi principal verdugo. Me privaba de mis necesidades básicas, como ser: medicamentos, agua,ropa.Sereíayseburlabademí.Tuvequesoportarlo alhombrehastaloindecible.Recuerdoconnítidaclaridad a este hombre”. Así como fue castigado cada vez que emitía una denuncia pública (en la primera época de su reclusión), dicho patrón coercitivo se mantuvo activo durante toda su estadía en el penal de San Pedro. Es así que vuelve a recibir la amenaza de muerte de un desconocido el 19 de diciembre de 2018. “A las 9:30 ingresó a la sección Posta un sujeto desconocido. Se hacía pasar por visita. Me hace llamar y meamenazademuertediciéndomequelohabíamandado undirigentellamadoGualbertoArispeMaita,queahoraes diputadoenCochabambaporelMAS(enlaactualgestión 2021-2026). El enviado me dijo que si yo insistía con mis denuncias en la Prensa, pagaría caro, yo y mis costillas. Me acusó de ser un pagado y que me podía matar en mi propia celda. Luego se fue”. VIII. Motín, represión y posible intento de homicidio en el Titanic En más de una ocasión, el Sr. Aramayo manifestó que llegó a sentir temor por su vida, en especial cuando se lo recluía en el pabellón de máxima seguridad de otros penales. Tal es el caso del llamado Titanic, pabellón de máxima seguridad en el penal de Villa Busch, situado en el departamento de Pando. Dice al respecto el Sr. Aramayo: “Cuando viajo a otro penal, me llevan al pabellón de máxima seguridad. Si no conoces a nadie, hay días en queunotienemiedoenesepabellón.EnCobija,lospresos en el pabellón de máxima seguridad tienen las mismas llavesquelospolicías.Tienenarmas,traficandrogas.Acá (San Pedro) es un paraíso comparado con otros lugares a los que debo ir”. El 10 de septiembre de 2018, justo cuando el Sr. Aramayo se encontraba en el penal de Villa Busch (por un proceso en Cobija), una parte de la población carcelaria se amotina. Como resultado del motín, hubo enfrentamientosentrepresosyvariosmuertos,además de una violenta represión policial. No se trata de un hecho aislado, puesto que el ITEI ya publicó un informe sobreelusoexcesivodelafuerzaenlarepresiónpolicial que siguió a otro motín en el mismo penal (sucedido en junio de 2016). Respecto al motín y la represión de 2018, el Sr. Aramayo relata lo siguiente (que él define como la Masacre en el Titanic): “La mañana transcurrió con normalidad. A las 14:30, salí del módulo donde estaba recluido y me dirigí a la Cancha delpenalpararefrescarmeyleerunpocoparadistraerme. Desde ahí escuché gritos. En una de las partes de atrás delpabellóndemáximaseguridad,pudevercómopolicías sacabanadospresosenvueltosenunafrazadaploma.En el pabellón había una batalla campal con palos, cuchillos, fierros, machetes, y otros instrumentos. Y corría mucha sangre por todas partes. Yo me refugié en la celda. Y ahí empezó otra refriega entre los presos del Titanic y los de
  • 20. página 20 2022 NR0.3ESTUDIOSSOBRELASSECUELASBIOPSICOSOCIALESDELATORTURAYLAVIOLENCIADEESTADO. Población,queintentabanquemarelpabellónTitanic.Ahí conté 20 heridos y 3 muertos. A las 14:50, la policía ingreso con diferentes unidades de élite, las cuales desplegaron una brutalidad atroz e inhumana entre la población privada de libertad del módulo Titanic. Recuerdo que los policías entraron gritando con fusiles de asalto, avanzaron con gases lacrimógenos,palos,yotrosimplementosdeusopolicial. Yo perdí un molar izquierdo con el golpe del trombón de un fusil de un policía. Los internos fuimos obligados a salir de las celdas, todos fuimos obligados a tendernos enelpiso.Lospolicíascaminabanpornuestrasespaldas, se escuchaban gritos, (y había) fuertes olores a gas. A todos nos desnudaron. Nos sacaron desnudos, sin ropa, al patio. Estuvimos 4 horas tendidos en el suelo, con las manos en la nuca. En la noche, todos en el Titanic fuimos aislados y nos cortaron el agua, los alimentos y, para algunos, también los medicamentos y la atención médica necesaria”. AlrespectodelmotínylosasesinatosenlacárceldeVilla Busch, complementa la Sra. Monje: “Lo llevaron a él a Villa Busch y lo encerraron en una celda con varios. Porque él recién había llegado lo encerraron ahí y justo estaba ahí un amigo, que le decían Chicle. Era un joven de Cobija que lo detuvieron aquí, en San Pedro. Estuvo como 3 o 4 meses, se hizo su amigo de Marco, y pidió su traslado a Cobija porque él era de ahí. CuandollevaronaMarcoaCobija,élestabacomodelegado de esa sección donde lo metieron. Como era delegado, él se enteró de todo. Lo vio entrar, se acercó y habló con el policía de guardia, que estaba ahí. Le dijo a él que iba a haber un motín, que iban a entrar del otro lado y que toditos iban a comenzar (a atacar) con cuchillos. Le dijo que saque a toditos los que estaban en la celda. Él dijo: «Yo creo que vienen directamente para matarlo a Marco, ya saben que está ahí en esa celda, y van a sacar presos de otro lado para llevarlos ahí». Le pagaron al policía de guardia para sacarlo a Marco de ahí, y Chicle lo llevó a Marco a su celda justo a tiempo. Después de 5 minutos empezaronaacuchillaratodoslosqueestabanahí,enesa celdadondeantesestabaMarco.Elmotivodelataqueera que había presos que supuestamente querían vengarse de otros, algo así. Pero el Chicle le dijo que ese era un camuflaje, que venían directamente donde él estaba. De ahí hubo muertos, creo que dos jóvenes muertos. Después sacaron a todos de sus celdas y los pusieron en el patio así, echados toditos en el patio. Y los policías andaban encima de ellos, de toditos, además de que con sus toletes los golpeaban en las espaldas. Luego ya los levantaron y el Chicle lo llevó a su celda. Me dijo que no se llevó a cabo la audiencia, también se suspendió.Osea,lollevaronanada,ydespuésnoquerían traerlo aquí. Estuvo casi 2 meses y medio en Cobija, en Villa Busch. Por eso él escribió esa carta al Sr. Palenque, en ese entonces Director de Régimen Penitenciario. A pesardequeeljuezdictóelretornoinmediatodeMarco,el deRégimennoquería.Marcoesperabavolverporque,mal que mal, aquí yo lo atiendo. Ahí no había quién lo atienda, no tenía dinero, y yo me comunicaba mediante la esposa deljovenqueloteníaaMarcoensucelda.Élmedecíaque necesitaba plata, y le enviaba la a la cuenta de ella, para que pueda estar ahí en Villa Busch”. IX. Breve Crónica de los Viajes A) Relato de uno de los viajes más graves para el Sr. Aramayo (realizado a Cochabamba y Santa Cruz) El siguiente relato refiere lo sucedido al Sr. Aramayo el 4 de Julio de 2019. Cabe mencionar que, al retorno de su viaje, las manos del Sr. Aramayo estaban del todo hinchadas (sobre todo en la parte de las muñecas) por la presión de las manillas. “El policía sargento Ricardo Quispe, que era de Obrajes, y elsargentoMarioAruquipaseensañanconmigo.Desdela puertadelpenal,elsargentoAruquipameencadenayme lleva hasta el cruce de Senkata. Me pide 100 dólares para quitarmelasmanillas.Yomeniego.Medice:“Siteplantas, vas a ir encadenado”. No le contesté. Iba con la mochila enlaespaldaylasmanillasenlaespaldamientrasestaba sentado en la movilidad. Llego a Cochabamba 6 horas después, mis manos estaban adormecidas y sangrando mis muñecas. Me encadena en la puerta de la movilidad ysebajanacomersualmuerzo.Cuandoterminan,vienen y me piden para su almuerzo. Yo me niego: «No tengo plata, ni siquiera para que coma yo». «Cagas, vas a ir a dormir a Montero». Otravezmeenmanillan,estavezconlasmanosadelante. Tengo que viajar enmanillado con las manos adelante y la mochila atrás hasta Montero. Cuando llegamos a las 4 de la mañana, allá no pueden entrar a la cárcel, y me hacen pasar hasta Santa Cruz. Llego allá enmanillado. Sincomer,sinbeber,sintomarmedicamentos,sangrando las manos, a la audiencia con esa jueza Albania, en Santa Cruz. Ese mismo día de ese abuso policial, a las 6:30, el policía Mario Aruquipa, sin medir palabras, me amenazó con dispararconsuarmadefuego.Alas13:30,enCochabamba, me obligó a pagar su almuerzo, que era valor de Bs. 70. A las 8, me encierra en un calabozo porque estábamos a la espera de audiencia ya en Santa Cruz. Me lleva a las
  • 21. página 21 ELDISFUNCIONAMIENTODELAJUSTICIA.TORTURAYOTROSMALOSTRATOSINFLIGIDOSAMARCOANTONIOARAMAYO. 2022 celdas del Palacio de Justicia y allí me encierra. Cuando allí me encuentro, en otra celda estaba Elvira Parra, ex directora4añosdelFONDIOC,detenida4añosenObrajes. Así estaba esperando solito en la oscuridad. A las 4 de la tarde, salgo a audiencia y me dicen que la audiencia se suspendió. A las 5 inmediatamente, sin ni siquiera ver a mi familia, a nadie, ni algún conocido en Santa Cruz, todos (los escoltas) se niegan a quedarse un minuto para que yo pueda conversar con algún familiar. Y retorno a La Paz inmediatamente, sin agua, sin medicamentos, sin un peso en el bolsillo”. B) Atentados contra su vida y su dignidad Además de que en varios viajes lo privaban de abrigo, alimentos y medicina, lo hacían viajar en movilidades queseencontrabanenpésimascondiciones(sobretodo cuando se trataba de aquellos policías que peor trato le dieron): “Hasta ahora son tres policías los que me llevaron al extremo: el sargento Aruquipa, el cabo Machaca Flores y el sargento León. Me hicieron hacer los viajes más largos y peligrosos en los peores vehículos, unos a los que daba miedo subirse. Eran vehículos en pésimas condiciones, ni siquiera tenían cinturón de seguridad”. De tal manera, el sufrir un accidente en la carretera parecíaunhechocasiinevitableo,segúnelSr.Aramayo, eso es lo que realmente querían quienes lo hacían viajar en tales condiciones. Y es que, el 8 de agosto de 2019, el vehículo en el que se encontraba el Sr. Aramayo se sale de la carretera, poniendo en peligro su vida y la de sus acompañantes (el chofer y el escolta): “Al retornar, tuvimos un accidente en la carretera. El chofer se durmió por el cansancio y a más de 100 km/h se salió de la carretera. Por milagro quedamos vivos”. Alrespecto,corroboralaSra.MonjequefueelmismoSr. Aramayo quien acabó conduciendo la movilidad luego del accidente (hecho que probablemente él no relató en primerainstanciaporquenoqueríatenermásproblemas con Régimen Penitenciario): “Me dijo que el chofer había ido a un viaje y había vuelto ese mismo día. Así, lo llevaron a Marco con el mismo chofer que estaba desvelado. Llegaron a Santa Cruz y, al retorno,estabansindormirytampocoqueríandescansar en algún lado porque supuestamente no tenían plata y, si no pagaba Marco, se tenía que seguir el viaje. Me dijo que venía un auto y, si no piteaba, el auto los chocaba porque después de eso se salieron de la carretera. Me dijo:«Ahíreaccionamostodos,nosgolpeamosfeotodos”. De esa manera, Marco vino manejando la movilidad hasta aquí. Llegó hasta el penal manejando el auto, y el Guardia (escolta) y el chofer durmiendo. Me dijo que él venía manejando y que, cuando pasaban algún retén, lo despertaban al chofer, mostraban su licencia y otra vez volvía a manejar. Marco dice que podría haber escapado, porque él pasaba a gobernación y no había ningún policía en la puerta, ni una femenina, nada. Me decía: «Yo podría abrir la puerta, salirme y escaparme, pero no, nunca lo he hecho»”. Alretornodetanpeligrosoviaje,esforzadoadesnudarse (de modo innecesario) en la entrada al penal de San Pedro,lamadrugadadel9deagostode2019.Alrespecto, relata lo siguiente: “Ese fue el caso más denigrante que tuve que soportar. Yo menciono siempre este caso humillante que ocurrió cuando ordenaron que me desnude en la prevención de la cárcel de San Pedro. Veníamos con mi escolta de Santa Cruz, nos habían monitoreado todo el camino a través del GPS. Nos exigían llegar pronto a La Paz. En esa desesperación, a las 9:40 tuvimos un accidente en Calamarca. El chofer se durmió y se salió de la carretera. Volvió a entrar después de unos balquinazos, por suerte no nos volcamos. A las 22 o 23 de ese día, llegamos. Recuerdo que entré por la puerta principal a las 23:10. Ahí me esperaban
  • 22. página 22 2022 NR0.3ESTUDIOSSOBRELASSECUELASBIOPSICOSOCIALESDELATORTURAYLAVIOLENCIADEESTADO. varios policías y el jefe de seguridad; ese capitán Matienzo. Ordenaron que me desnude, revisaron todos mis papeles. Le informaron al gobernador, José Luis Morales. Él informaba en ese momento al Ministro de Gobierno. Ahí estuve como una o dos horas. Después llegó a la prevención de Posta y ahí me vuelve a requisar un capitán y un sargento Siñani. Me vuelven a desnudar, vuelven a tirar todas mis cosas en el suelo. Y me requisan y me miran todo. Totalmente desnudo, cero ropa a esa hora. Ahí estuve otra hora. Más o menos a la 1 ingreso al penal, a mi celda. Eso es un abuso que también voy a recordar toda mi vida. Ese gobernador hoy sigue siendo gobernador de este penal”. C) Uso de manillas y Posiciones forzadas durante los viajes Enrelaciónalusodemanillasylasposicionesforzadas,la Sra. Monje, esposa del Sr. Aramayo, afirma lo siguiente: “Siempre esposado las primeras veces, es como lo torturaron más, porque venía la orden de arriba para que no le saquen las esposas, y lo lleven así a las audiencias”. En adición, refiere que al principio tenía que recorrer todo el camino hasta las audiencias esposado: “Íbamos caminando. A veces decíamos «agarremos un taxi», pero a veces no había dinero para pagar el taxi. No es cerca, íbamos caminando desde el penal hasta donde se hacen las audiencias, cerca al túnel de la Pérez, donde son las salas judiciales. Íbamos caminando con el escolta y Marco con las manos enmanilladas. A veces ellos me miraban a mí, y para que no me sienta mal, o no les reclame algo, le ponían las manillas adelante. Cuando viajaba era cuando no estaba yo, entonces era cuando le ponían las manillas atrás, lo trataban peor. Cuando iba de viaje le ponían las manillas atrás y además estaba con la mochila atrás; con sus documentos, sus medicinas y su ropa. A veces lo llevaban sin medicinas, si es que los sacaban de un momento a otro…”. Esta costumbre de ponerle las manillas durante los viajesalasaudienciassemantuvo(comoyasemencionó en un viaje anterior). Sin embargo, hay todavía un viaje másquelecausóheridasenlasmuñecasdetanaprietas que estaban las manillas. Afirma el Sr. Aramayo que el hecho referido sucedió el 4 de octubre de 2019: “En el proceso de Oruro, vino el policía (sargento León) y me dijo: «No vas a ir a la audiencia». A lo que respondí: «No, yo voy a ir, porque el gobernador me castiga si no voy». El policía se fue, volvió a las 10, me saca y me enmanilla de atrás, lastimándome las manos. Luego me ahorcó el cuello y me empujó a la movilidad. Así viajé, en la posición en la que caí al asiento, torcido el cuello, con una mochila pesándome y con las manillas que me apretabancadavezmás.Elchoferledijoalpolicíaqueme sacara las manillas, a lo que él respondió que no, que era el protocolo. Así, viajé a Oruro cargado con la mochila a la espalda y enmanillado en las manos otras tres horas. Mis manosestuvieronhinchadasdurantevariosdías.Después de una hora de viaje, se adormeció todo mi cuerpo por la presión de las manillas. Cuando me desvanecí por el adormecimiento y dolor del cuerpo a las 14:15, el policía me sacó las manillas y me condujo a la audiencia”. X. Atentado lento contra su vida durante la pandemia del COVID-19 Con el cambio de gobierno, no cambió en realidad la precaria situación del Sr. Aramayo. Al respecto, testimonia lo siguiente: “Solo en el mes de enero de 2020, el Director/FDI está siguiendo la misma macabra estrategia masista, ordenó mi traslado y el pago de viáticos para sus abogados desde La Paz a Challapata-Oruro, de Challapata a La Paz, de La Paz a Santa Cruz, de Santa Cruz otra vez a La Paz, de La Paz a Cobija-Pando, y de Cobija a La Paz, de La Paz retornaré a Santa Cruz y así siguen y siguen los forzosos viajes y traslados hasta el día 5 de marzo, día en que otra vez pernoctaré en un calabozo de Challapata- Oruro. Y todo esto está ocurriendo sin darme un respiro para que me reestablezca, porque ni siquiera les importa mi delicado estado de salud, siguen atentando contra mi vida”. Esta continuación de los atentados contra su vida, tal y como él los describe, se acentúa con las situaciones a las que lo someten las autoridades durante la pandemia del COVID-19. En esta situación, la Sra. Monje ya ni siquiera podía ir a visitarlo como antes lo hacía (debido a las restricciones del penal). En relación a ese tiempo, ella relata: “Le cuento lo que Marco me contaba: ha muerto alguien y nadiesabe…Nilaprensa,nadie,todolosacandenochea ocultas y lo mandan así. Ya todos los días salen muertos de aquí del penal por el COVID. Me dijo que ya era normal, como que a cualquiera lo sacan cuando muere. O sea no había atención, tampoco había ni médicos…” A continuación, se presentan, a modo de diario, algunos de los momentos más preocupantes que tuvo que vivir el Sr. Aramayo durante el año 2020 (en plena pandemia). » » 14-07-20 “Comienzan a caer los primeros muertos. Yo pude contar másomenosunos30,quelossacabanenunabolsanegra. El 14 de julio, cuando el olor a muerte todavía se percibía
  • 23. página 23 ELDISFUNCIONAMIENTODELAJUSTICIA.TORTURAYOTROSMALOSTRATOSINFLIGIDOSAMARCOANTONIOARAMAYO. 2022 en aire, fuimos obligados a salir al patio, para el control de lista, para contar los muertos y los que seguían vivos. Podía mirar los ojos burlones del sargento García y del suboficial Yañarico. Como nos amedrentaban mientras estábamos parados en el patio, mirando los cuerpos inertes de los que caían por el coronavirus. Ahí estuvimos hasta el cansancio y luego nos retiramos muy, muy cerca de los muertos”. » » 26-08-20 Continúa el juicio. Caí con COVID, y aun estando con COVID, me sacaban a audiencia. Cuando le decía al juez Tahuichi que estaba con fiebre, él me decía: “Yo le estoy mirando, no se haga”. » » 04-09-20 Audiencia para juicio en Santa Cruz. Tengo que asistir, recién recuperándome del coronavirus. » » 17-09-20 Vuelvoacaerconcoronavirus,porsegundavez.Mesiguen llevando a las audiencias presenciales, aun temblando de fiebre. » » 25-09-20 Audiencia para juicio en Cobija. Continuaba con los malestaresylassecuelasdelCOVID.Ymesiguenllevando a las audiencias. » » 05-11-20 Audiencia para juicio en Pando. Sigo padeciendo las secuelas de la segunda recaída del COVID. Entre los años 2020 y 2022, testimonia el Sr. Aramayo que no le dieron tregua a su salud: “Como tengo casos en Cobija, Trinidad, Santa Cruz. Estando durante el gobierno de Añez con COVID y una fiebre de más de 40 grados, un juez de Cobija, Tito Atahuichi (luego me absolvieron de ese caso), me llevó a audiencia en un estado totalmente inhumano. Apenas podíaabrirlosojos.ConKarinaCortés,tambiéndeCobija, tuve audiencias aun estando enfermo. UnjuezdeapellidoUbi,deSantacruz,delJuzgadotercero de sentencia, a él nunca le importó la pandemia y me hizo viajar varias veces. Después de 2 años de pandemia, se va a llevar recién la primera audiencia virtual con ese juez, el 20 de julio. No hubo tregua con ese juez de Santa Cruz. Estando en plena pandemia fui trasladado a esas audiencias. No iba el fiscal, no iba el abogado del Fondo, no iba a veces un juez, y se suspendía. Me hacían hacer solamenteaqueyomedesgastefísicamente,moralmente, económicamente. Y así ponen en peligro mi vida, como lo hicieron siempre desde hace 7 años”. XI. Privación de una atención médica idónea En una de las últimas comunicaciones que se tuvo con el Sr. Aramayo, él reporta sobre una frustrada salida médica llevada a cabo en febrero de 2022. Tenía problemas relacionados a su cuadro de hipertensión, apenaspodíaver,ytambiénteníarecurrentesdoloresde cabeza.Apesardetodosesossíntomas,deigualmanera le costaba mucho el poder tramitar una salida médica. Y cuando al fin pudo hacer oficial una salida médica, fue totalmente en vano: “Conseguí una salida médica. Y allá, como ensañado, el médico del penal, sabiendo donde hago mis controles, lo describió y lo puso en otro hospital. El policía no me quiso llevar al Hospital de Clínicas porque la orden decía otra. En parte tenía razón. El caso es que retorné sin ninguna atención de Cardiología, eso por un lado. Luego conseguir la salida al oftalmólogo, me tocó un policía malísimo, malísimo, malísimo. Ni siquiera había salido del penal, y me amarró en la espalda. Y así me llevo al control médico. Yo le digo que me saque las esposas para hacerme la atención médica. Se negó, no quiso y le digo: “Por lo menos puede quitarme para el control médico. Si mi mujer está acá, no me voy a escapar, ella está aquí a mi lado”. No quiso, no le dio la gana… Me hizo unos lentes como sea el oftalmólogo, por la incomodidad en que yo estaba ahí, en esa silla. Y la cuestión es que retorneyaconunoslentesquenomesirvenmucho.Tengo quehacermevalorardenuevo...yasíeselcomplotcontra mí ahora. De una manera bien sutil, no te golpean, no te lastiman, no te hacen sangrar, pero te lastiman de otra forma. El caso es que, en conclusión, no tengo nada, ninguna atención médica”. Evacúan los cuerpos de los reos fallecidos en el penal de San Pedro de La Paz, extraído de lostiempos.com
  • 24. página 24 2022 NR0.3ESTUDIOSSOBRELASSECUELASBIOPSICOSOCIALESDELATORTURAYLAVIOLENCIADEESTADO. La Sra. Monje corrobora sobre el deteriorado estado de salud del Sr. Aramayo, además de la dificultad que tenía para viabilizar salidas médicas: “A veces yo le miraba y le decía: «Vos estás mal», porque sus ojos se le ponían rojos. Cada vez que salía, se le hinchaban sus pies, canillas y piernas, todo su brazo y su cara hinchada. Así a veces amanecía, y yo ya me daba cuenta. Le decía: «Estás mal, qué te traigo, pedí salida médica». Pero la salida médica no le querían dar, no lo querían atender. Por molestoso, él iba cada vez a pedir salida médica con el médico que anteriormente no lo quería atender. A veces me decía: «Que saque nomás Castellón,queveaélnomáscómosacamissalidamédicas afuera, a mí no me quieren dar». Yo no sé qué haría el Doctor, pero sacaba una orden médica del juez. Y aun con eso, muchas veces no le querían dejar salir porque tenía audiencia”. Durante su reclusión entre 2015 y 2022, pareciera que el Sr. Aramayo no llegó a recibir una atención médica que correspondiera a sus necesidades. Durante varios de sus incontables aislamientos y traslados, era privado de sus medicamentos y de la dieta alimentaria que correspondía a su estado de salud. Según dice, el solo hecho de viajar ya suponía una descompensación de su cuerpo: “Cuando estoy de viaje, como lo que hay en el camino.Porlahipertensión,micuerposufreunareacción inmediata. El cambio de altura también me hace mal, sufro una descompensación”. Y más allá de esas situaciones extremas, en ninguno de los penales donde estuvo recluido se le brindó la atención médica que necesitaba. Más al contrario, pareciera que las personas a cargo no han hecho más que poner obstáculos a sus salidas médicas (hasta alcanzar el desenlace que todos conocemos): “Compro mismedicamentosconlamismarecetavieja.Nohevuelto a ir al cardiólogo porque el gobernador se niega”. “A veces yo le miraba y le decía: «Vos estás mal», porque sus ojos se le ponían rojos.”
  • 25. página 25 ELDISFUNCIONAMIENTODELAJUSTICIA.TORTURAYOTROSMALOSTRATOSINFLIGIDOSAMARCOANTONIOARAMAYO. 2022 ANÁLISISMÉDICO “Elderechoalasaludpisoteado” Hoy en día, cuando nos referimos al derecho a la salud, hablamos de preservar la calidad de vida, de brindar una atención integral en medicina preventiva y curativa, de salvaguardar la salud física y emocional, de asegurar la equidad en el acceso a los servicios. Si es que difícilmente podríamos lograr que la población en general de nuestro país alcance plenamente esos estándares,esteobjetivoseráaúnmásdifícildecumplir con la población penitenciaria. Entonces, se impone un gran reto a los operadores y usuarios del sistema de saludenloscentrospenitenciarios,quienesdebentratar de salir adelante, en la cotidianidad de su labor médica, a pesar de la escasez de recursos. Las relaciones médico-paciente (privado de libertad) se estructuran a través de las relaciones de la institución penitenciaria con los sistemas sanitarios estatales, esto como cobertura obligatoria. El acceso a la medicina privada no está prohibido. Sin embargo, depende de múltiples factores, como la obtención del permiso judicial, la elaboración de un informe médico por el médico penitenciario, la autorización del director del centro, que el personal de seguridad acompañe al preso o, en el peor de los casos, que el médico acepte acercarse a la prisión. Finalmente, se debe tomar en cuenta el factor económico, ya que los costos deben ser asumidos por el paciente, quien al interior de la cárcel no genera mayores ingresos. Hecho que hace una diferencia en las condiciones de acceso a los servicios de salud entre quienes disfrutan de libertad ambulatoria y quienes la tienen restringida. Paraobservarelproblemadeatenciónalasalud,sehace necesariovisualizarcuatroaspectosfundamentales,sin que ello implique que uno sea más importante que otro o que se puedan reducir. Enprimerlugar,laatenciónquesedebeproporcionares integral, lo que quiere decir que no solo debe abarcar la medicinacurativasinotambiénlapreventiva.Engeneral, las acciones preventivas, de seguimiento y evaluación del estado de salud de la población, son incipientes y se limitan únicamente al registro de mujeres embarazadas para el pago del bono “Juana Azurduy”, el Subsidio Universal Prenatal o las vacunas. Pese a los esfuerzos que se han realizado en los últimos años por aumentar la calidad y cantidad de servicios desde la perspectiva administrativa, continúa poniéndose el énfasis a las acciones curativas y no a las preventivas. Asimismo, esta atención debe integrar tanto la salud física como la mental. Hasta ahora, esta integración no ha sido posible por la carencia de recursos humanos. Solo existe un psicólogo por centro penitenciario y, en ocasiones, este mismo profesional atiende a personas en varios centros penitenciarios, haciendo un papel solamente de evaluador; participando en los “Consejos” en los centros penitenciarios, debiendo atender no solo poblaciones en crisis, sino también realizando valoraciones para concesión de beneficios. Se carece de un departamento de salud mental que emita las políticas generales de atención a la población. En consecuencia, de todos es conocido que la cárcel es un lugar desestabilizante por naturaleza. Unsegundoplanodeanálisisseríaelrelativoalelemento de seguridad penitenciaria. El personal de seguridad es el encargado de custodia de los internos. En la mayoría de las ocasiones, a ellos corresponde en primera Como se puede observar en el detalle de los hechos, las violaciones al derecho a la salud fueron numerosas en el caso del Sr. Aramayo. Además de la irregular intervención a su persona en un centro de salud, en ningún momento se hace referencia a una revisión médica, ni de ingreso ni de salida, en todos los traslados que llevó a cabo y en todos los lugares donde estuvo detenido. En los siguientes párrafos haremos un análisis según el cual todo lo acontecido al Sr. Aramayo es solo la punta de un iceberg de la realidad penitenciaria y de la situación de la salud a nivel nacional.
  • 26. página 26 2022 NR0.3ESTUDIOSSOBRELASSECUELASBIOPSICOSOCIALESDELATORTURAYLAVIOLENCIADEESTADO. instancia determinar quién tiene un problema de salud. En el caso que nos concierne, cuando el Sr. Aramayo se encontraba con fiebre, porque se contagió de COVID 19, nilospolicíasnieljuezlecreyeron,exigiendosutraslado a una audiencia, poniendo en peligro su persona, y ariesgando el contagio de los policias que lo tenían que acompañar, así como el de todos los presentes en la audiencia. Pero lo más grave es que no exigieron que el cuerpo médico de San Pedro sea consultado y éste tampoco ha exigido ser consultado en los numerosos traslados de los que ha sido víctima desde su aprehensión, inclusive cuando el Sr. Aramayo padecía del Covid-19. Nótese que la relación del preso con la administración es de sumisión y de incertidumbre, pues una persona sin conocimientos es quien valora el caso. Los fines de semana, feriados y después de las seis de la tarde, no existe personal médico en ningún centro penitenciario. También corresponde a la policía apuntar y gestionar las citas y coordinar lo relativo a los traslados médicos a especialistas. Y, aunque la lista que reporta el médico tratante para los traslados puede ser extensa, si no se cuenta con suficientes encargados de custodia, no se realizaráeltrasladoalespecialista.UnavezenelHospital deClínicas,elSr.Aramayotuvoquesufrirlaintervención violenta de agentes del Ministerio de gobierno, sin que la autoridad médica sea respetada. Aquí recordamos su relato: “En ese momento que me secuestran, me encontraba en una camilla del Hospital de Clínicas. Y a las 10 de la mañana, llega una vagoneta del Ministerio de Gobierno, de la inteligencia del Estado. Me encontraba con un teniente de apellido Santender, un joven que era mi escolta. Los agentes hablaron con este policía, me desconectaron de la máquina de cardiología. Ocurrió porque divulgué un video en el que se veía a Achacollo recibiendo mis denuncias el año 2013. Como consecuencia de eso, fui golpeado y aislado en una celda sin derecho a salir al patio, sin derecho a alimento. Era la primera vez donde comenzaba a sentir la restricción de agua y medicamentos.” El tercer aspecto se refiere al aspecto convivencial, es decir,noesigualestarenfermoenlacárcelquefuerade ella. Algunos de los pacientes deben soportar, además del internamiento carcelario, las consecuencias del hacinamiento, la falta de acceso a medicamentos o a una dieta adecuada (de acuerdo a su patología), lo que dificulta de gran manera cualquier tratamiento. Ello sobre todo en enfermedades crónicas, como la hipertensión arterial que padece el Sr. Aramayo, y en la que se debe tener absoluto cuidado con la periodicidad de la medicación. El cuarto aspecto refiere una realidad ineludible: la ausencia de medios materiales (pruebas de laboratorio, Rayos X, etc.). Además de la ausencia de ambulancias para traslados, no existe personal para la atención en salud en horas de la noche, ni días sábados, domingos ni feriados. El hecho de limitar la libertad de circulación o libertad ambulatoria y la ubicación en un centro carcelarioimplicaunalimitaciónalalibertaddeelección médica con que contamos quienes estamos en libertad. Así descrita la problemática, no podemos negar que el Sr. Aramayo estaba inmerso dentro de un laberinto que prácticamente no tenía solución a corto plazo. Se interrumpe la inspección médica que debia tener Marco Aramayo fuera del penal de San Pedro. Foto: Cortesía.
  • 27. página 27 ELDISFUNCIONAMIENTODELAJUSTICIA.TORTURAYOTROSMALOSTRATOSINFLIGIDOSAMARCOANTONIOARAMAYO. 2022 Comentarios Finales El certificado de defunción del Sr. Aramayo refiere: a. Choque mixto: Cardiogénico y Séptico b. Encefalopatía mixta: Anóxica y Metabólica c. Estado hiperosmolar hiperglucémico d. Enfermedad Renal Aguda e. Diabetes Mellitus tipo 2 f. Hipertensión Arterial La Historia Clínica debe de actuar de vehículo de transmisión de información entre los miembros del equipo de salud de Régimen Penitenciario y los miembros del Sistema Público de Salud, ya que en este documento se consignan los datos filiatorios de la persona privada de libertad, antecedentes patológicos, patologías presentes al momento del ingreso, tratamientos en curso, seguimientos y controles que deberían existir. AsíquecualquiertrasladodeberíacontarconunaHoja deResumendelEstadodeSaluddelapersonaprivada delibertadalmomentodesertransportado,yaseaaun lugar cercano y más aún a otro departamento, hecho que jamás sucedió en los numerosos traslados a los que fue sometido el Sr. Aramayo. Si este documento hubieratenidoinformaciónacercadelossíntomasdel Sr. Aramayo, otro podría haber sido el desenlaces de estahistoria.LaHojadeResumendelEstadodeSalud debería haber incluido el diagnóstico del certificado de defunción (Diabetes Mellitus tipo 2), patología que jamás fue diagnosticada y cuyos síntomas principales se manifiestan con mayor frecuencia en las micciones, sed o hambre constante; molestias que nunca fueron tomadas en cuenta en los traslados, ya que en varios de ellos no se le permitía al Sr. Aramayo el uso de servicio higiénicos, así como tampoco se le proporcionaba alimentos ni agua. Otra de las causas de su muerte es el Choque séptico, éste se produce como resultado de una respuesta inflamatoria generalizada del organismo debido a una infección. No sabemos cuál es el foco donde se inició la infección que se diseminó después a todo el cuerpo. Podría haber sido pulmonar, como secuela del COVID, o del Tracto Urinario, como consecuencia de la estasis de orina,porquenoselepermitíausarlosbañospormucho tiempo durante el transporte a otros lugares. Porlotanto,podemosconcluirquelacausafundamental de la muerte fue la Diabetes Mellitus Tipo 2 NO DIAGNOSTICADA, y cuyos síntomas seguramente se pasaron por alto durante mucho tiempo, lo que llevó a las causas inmediatas: choque séptico y cardiogénico, coma hiperosmolar hiperglucémico y enfermedad renal aguda. Todas estas relacionadas con la Diabetes, cuya gravedad fue incrementada por la hipertensión arterial que, si bien tenía tratamiento, no contaba con un seguimiento adecuado. “Era la primera vez donde comenzaba a sentir la restricción de agua y medicamentos.”
  • 28. página 28 2022 NR0.3ESTUDIOSSOBRELASSECUELASBIOPSICOSOCIALESDELATORTURAYLAVIOLENCIADEESTADO. “Loquelapsiquehumana tienequesoportar” AproximaciónPsicosocialalcaso El siguiente análisis (de índole psicológica) fue realizado a fines de 2021, y es una síntesis de las secuelas psicológicas que presentó el Sr. Aramayo durante su reclusión en San pedro, como consecuencia de las torturas y los malos tratos a los que estuvo sometido desde 2015. Con la detención del Sr. Marco Antonio Aramayo, se inician tempranamente varios procesos penales en su contra hasta llegar a los 256 casos actuales. Se trata de un cuadro legal/ilegal sin pruebas contundentes que rompe con el marco del Estado de Derecho y que, a su vez,pareceestardiseñadoparadestrozaraunapersona. Laacumulacióndeprocesosdiceser“legal”porqueestán oleados y sacramentados por el Estado, pero se vuelve ilegal desde el momento en que es arbitraria, guiada por un fin sesgado que no es el acceso a la verdad, sino la destrucción de una persona. Este cuadro legal/ilegal aparentemente funcionó con José María Bakovic, quien asumía la presidencia de los Servicio Nacional de Caminos, hasta su fallecimiento, en octubre de 2013. Ello sucedió en la ciudad de Cochabamba, un día después de haber sido forzado a declarar en La Paz, pese a que su abogado había señalado que padecía de un problema cardíaco que le impedía viajar a la altura de la sede de gobierno. En su caso, tuvo 76 imputaciones en varios lugares de Bolivia, a las que, viajando de un lugar a otro, dedicó gran parte de los 7 años que le quedaron de vida. Solo esos trajines lerepresentarongastosestimadosenunos$us200.000. Sufrió 8 años de persecución judicial. Con el Sr. Aramayo, parece que se quiere repetir el experimento. No es casual que la situación que está viviendo desde hace años sea apta para crear angustia y desesperación. A menos que se declare culpable de todoslospecadosaimagenysemejanzadeJesúsCristo (como lo quisiera la justicia boliviana), su vida corre el peligro de seguir igual que ahora hasta el momento de su muerte. A partir del método de tortura inventado por el Poder Judicial, según el cual se pueden hacer varios procesos por un solo hecho, se llega a destrozar psicológicamente a una persona, llevándola incluso al suicido o induciéndola a un estado de depresión. Sin embargo, el Sr. Aramayo reclama y pelea en una lucha contra un método judicial tan implacable como inhumano que no puede, ni debería, durar para siempre. Se trata de una lucha extenuante donde el Sr. Aramayo se siente —al fin y al cabo— solo, como lo manifestó en un momento dado: “Fui obligado a pagar por adelantado un delito que jamás cometí, esperando juicio por el supuesto delito del que se meacusa(IncumplimientodeDeberes),por153proyectos que yo mismo denuncié e investigué en mi corta gestión el año 2014.” “El derecho violado de modo más flagrante es que no puedo ser juzgado dos veces por el mismo delito. La Ley SAP dice que un funcionario tiene que ser juzgado por su gestión. Son 1.100 proyectos y se me está juzgando por cada uno. No existe un sumario administrativo que determine mi responsabilidad. No lo hicieron durante 5 años. El conejillo de indias fue José María Bakovic, a quien le abrieron 49 juicios. Como murió el conejillo de indias, consideraron al experimento un éxito. Como premio,nombraronaYañíquezdiputada,aLarisaFuentes interventora del Fondo Indígena, y a Lenny Valdivia ministro de transparencia. Ellos esperan que esto acabe con mi muerte”. “Las mismas organizaciones de derechos humanos me juzgansinconocerme.Estoyenfuegocruzado.Hablande mí como si fuera un hombre muerto. Se toman la libertad de hablar de mí, de difamarme y hacerme un daño moral.
  • 29. página 29 ELDISFUNCIONAMIENTODELAJUSTICIA.TORTURAYOTROSMALOSTRATOSINFLIGIDOSAMARCOANTONIOARAMAYO. 2022 Realmente me siento solo, qué apoyo voy a tener si ni la comunidaddederechoshumanosseinteresaenconocer mi caso”. “En 6 años se resolvieron apenas 2 casos. Quiere decir que faltan 254 casos. ¿Necesitan cuántos años más para resolver este caso? Y tal vez tengan que hacerme un mausoleo en la cárcel”. Estecuadrolegal/ilegalimpuestoalSr.Aramayoyqueél enfrenta desde 2015 hasta la fecha, no logró quebrarlo, aunque está construido a ese efecto. Lo que es claro es que se trata de un cuadro por esencia aniquilador, apto a causar: • Desestabilización psíquica a causa de las arbitrariedades judiciales • Molestia, rabia impotente de defenderse repetidamente ante los mismos fiscales, quienes demostraron su parcialización sin respeto a los derechos humanos del acusado. • Impotencia y desesperación frente a una lucha que se presenta como interminable • Humillación al ser objeto de ataques y acusaciones reiteradas (y no fundadas), sin poder defenderse en debida forma • Sensación de indefensión y frustración • Estrés • Angustia A esta situación, se suman las audiencias donde la persona se encuentra frente a jueces que demuestran incompetencia,despreciodelosderechosfundamentales de la persona y ausencia de consideración por el ser humano.Deestemodo, lapersonaacusadaessometida a una relación desigual, teniendo que “tragarse”, como toda “persona civilizada”, las aberraciones judiciales. Si ahora añadimos los malos tratos que el Sr. Aramayo se ve forzado a soportar en la cárcel y en los viajes de las cárceles a las audiencias, y que presentamos en las dostablas(enlosanexos),nosencontramosfrenteauna horrendasituaciónhumana,dondesedieronsituaciones que afectaron de un modo particularmente devastador al Sr. Aramayo (tanto a nivel psicológico como físico). Estigmatización social de su imagen pública Los medios de comunicación han jugado un rol nefasto en lo que se refiere a la estigmatización social del Sr. Aramayo. Más que vergüenza, él siente exacerbada frustración e impotencia ante la imagen pública que le han atribuido. Sin evidencias, lo han convertido en un criminal: “Cuando viajaba, mandaban gente. Me gritaban personas desconocidas: ‘maleante, delincuente, te robaste la plata de los indígenas’. Bajaba yo primero del avión,escoltadopormotocicletas,20policíasmellevaban enunaspatrullas:doscamionetasycuatromotocicletas. Como si llevaran a un gran delincuente o a un jefe de Estado. Así me conducían hasta las cárceles. Ocurrió en Santa Cruz, Tarija, Trinidad. Muchas veces también en algunos pueblos. Chapare, Sin Ignacio. No faltaba quien me grite y me humille. Yo tenía que callarme”. El Sr. Aramayo ha luchado en numerosas ocasiones con esa caracterización de la mayoría de los medios, pero lo cierto es que la gran mayoría de los periodistas ni siquiera se molestaron en entrevistarlo. Desde antes incluso del proceso, la prensa (y en consecuencia la ciudadanía) lo presumieron culpable y lo condenaron al silencio: “Rafael Quispe, la interventora y Manuel Morales fueron los encargados en estigmatizarme a través de medios de comunicación: escritos, orales, portales, redes sociales, todo… He llegado a recolectar tres archivadores de puras noticias referidas a mi caso. En los medios de comunicación hablaban del millonario robodeAramayoalosindígenas.Yopresonopodíahablar. En los reportes de prensa cualquiera hablaba cualquier cosasinningúnfundamento.Peleopormidignidadpesea tantaadversidad,tantahumillación”.Enconsecuencia,el Sr. Aramayo sentía a veces que su palabra no valía nada, que ni siquiera podía hablar contra la “verdad absoluta” y humillante de los medios. Vergüenza Hasta el día de hoy, el Sr. Aramayo experimenta sentimientos de vergüenza en base a la convicción de que se le ha arrebatado la dignidad en determinadas circunstancias(pordemáscruelesyhumillantes).Unade estascircunstanciasfuelarequisapolicialqueloforzóa desnudarseenrepetidasocasiones(sinunajustificación válida): “Ordenaron que me desnude, revisaron todos mis papeles. Ahí estuve como una o dos horas. Después llegó a la prevención de Posta y ahí me vuelve a requisar un capitán. Me vuelven a desnudar, vuelven a tirar todas mis cosas en el suelo. Y me requisan y me miran todo. Totalmentedesnudo,ceroropaaesahora.Ahíestuveotra hora. Más o menos a la una ingresé al penal, a mi celda. Esoesunabusoquetambiénvoyarecordartodamivida”. De modo deliberado, las autoridades no respetan la privacidad ni la dignidad del Sr. Aramayo. El Sr. Aramayo sesienteinvadidoensuprivacidadyhumilladocuandole “mirantodo”.Nouna,sinodosvecesseguidas.Asuvez,lo denigran al quitarle su vestimenta en público y al dejarlo desnudo durante varias horas. “Ese fue el caso más
  • 30. página 30 2022 NR0.3ESTUDIOSSOBRELASSECUELASBIOPSICOSOCIALESDELATORTURAYLAVIOLENCIADEESTADO. denigrante que tuve que soportar. Yo menciono siempre este caso humillante que ocurrió cuando ordenaron que me desnude en la prevención de la cárcel de San Pedro”. Impotencia Así como el Sr. Aramayo percibe, en la requisa policial antes mencionada, que la exhibición de su cuerpo desnudo tiene un fin humillante y denigrante de arrebatarle su dignidad, caso análogo es el de la abrumadora persecución gubernamental/judicial en su contra. En vez de exhibir su cuerpo desnudo al público, exhiben su imagen pública como si se tratara de un criminal (lo que puede interpretarse como aún peor): “Durante media semana, me llevaron a los juzgados mostrándome como la exhibición de un trofeo: enmanillado, con las manos atrás, hambriento, sediento, sucio y sin alimentos. El juicio sin pruebas y yo en total indefensión”; “Ocurrió como parte del entramado conspirativo en mi contra por el gobierno del MAS, en complicidad con fiscales del Ministerio Público, Jueces y Abogados, quienes convirtieron mi persecución en un espectáculo público y humillante. No pararon nunca, hasta que la difamación germinó, se multiplicó y dio sus frutos”. El Sr. Aramayo no cree estar en un proceso, a sus ojos nunca lo estuvo. No fue sino sometido a un espectáculo público y humillante en un estado de total indefensión. Psicológicamente, ello produce una fractura en su modo de pensar y de percibir el mundo. En un principio, el Sr. Aramayo creyó que podía responder, que podía defenderse en base a argumentos y hechos comprobados.Sinembargo,elPoderJudicialsemostró totalmente subordinado al Poder Ejecutivo. Le enseñó que la verdad no tiene ningún peso en nuestro país, en especial cuando afecta a las esferas más altas de poder.PorcadaacusaciónodenunciadelSr.Aramayo,le respondíanconuncastigomayor.Esasíquenopodemos evitar preguntarnos: ¿Por qué tantas amenazas y castigos? ¿Por qué tantos esfuerzos por silenciar a alguien que supuestamente es culpable (aun antes de haber sido juzgado)? De tal modo, estaba expuesto a una situación de impotencia absoluta. Allí donde debería haber sido capaz de defenderse por la vía legal o pública, las puertas estaban cerradas. Por la vía pública tenía más bien que sufrir nuevas represalias. A medida que continuaban las denuncias del Sr. Aramayo, crecían a su vez las acusaciones y procesos que se abrían en contra suya. Desde el momento en que realizan 14 audiencias cautelares en un mismo día, pareciera que se abre una nueva vía de castigos y torturas psicológicas en contra del Sr. Aramayo, mismas que serían llevadas a cabo a través del Aparato Judicial. Se determinó que no sería juzgado una vez, tampoco catorce veces, sino que sería juzgado un total de doscientos cincuenta y seis veces. Tal es la cifra que, eventualmente, les pareció justa: 256 procesos (por un mismo crimen). Anteeseenormepeso(procesal),elSr.Aramayomuchas vecesestuvoapuntodequebrarse,apuntoderenunciar a su lucha por un juicio justo. Estados de tensión, incertidumbre e hipervigilancia Durantediferentesentrevistas,elSr.Aramayoexpresala pérdidadesutranquilidad.DesdequeelpersonaldelITEI hace seguimiento a su caso, él ha estado viviendo (de modo constante) estados de tensión e incertidumbre. “Hago mi declaración pública de que Achacollo tenía técnicosparaelcontroldeproyectosyotravezmevuelven a castigar. Ya era normal el castigo. Mi vida comienza a entrar en la incertidumbre, comienzan a quitarle la tranquilidad a mi vida”.
  • 31. página 31 ELDISFUNCIONAMIENTODELAJUSTICIA.TORTURAYOTROSMALOSTRATOSINFLIGIDOSAMARCOANTONIOARAMAYO. 2022 “TrasladadoaCobija.Tampocomividateníatregua,tenía paz. Como todos los años desde el 2015”. “MellevanaSantaCruzalas9delamañana.Mividanunca tiene tranquilidad. Ni sé a qué hora voy a almorzar o voy a dormir. O si me van a notificar o me van a llamar al antojo de cualquiera”. “Otra vez en Oruro. Mi vida no tiene paz, para mí no hay ningún derecho. No hay día de la patria, no hay nada. Los fiscales y los abogados del Fondo Indígena viven con esta desgracia”. “Audiencia en Cobija. Mi vida no tiene paz. Ya me olvidé qué es eso.” EnelmomentoenqueelSr.Aramayoacabapordecir:“Mi vida no tiene paz. Ya me olvidé qué es eso.”, sus verdugos han ganado una victoria en la intención de destrozar su víctima. Han logrado poner al Sr. Aramayo en un estado detensióneincertidumbrecontinuosqueevidentemente van a afectar también su estado de salud. Sus verdugos lo inducen a estar en un estado de hipervigilancia permanente frente a todo lo que le ocurre y lo que le puede ocurrir. Quien conoce la forma de proceder de sus verdugos (carceleros, policías, políticos y jueces), sabe que son capaces de todo para dañarlo. Enesesentido,llamalaatención(enunsentidopositivo) que, a pesar de haber perdido toda paz y tranquilidad en su vida, el Sr. Aramayo insistía todavía con su lucha ante tantos (y tan vastos) verdugos. Y es que tenía una idea fija: probar su inocencia. Angustia ante las amenazas recurrentes (contra la vida) Durante todos los años que ha vivido en San Pedro, el Sr. Aramayo ha vivido amenazas contra su vida y la de sus seres queridos. Lo que le causó un terror particular fue cuando recibió amenazas de que atacarían a su propia familia. Repetimos dicho fragmento de su testimonio por el fuerte impacto psicológico que tuvo en el Sr. Aramayo: “Revelé que Achacollo autorizaba el año 2014 proyectos por valor de 775 millones de bolivianos, que Achacollo autorizó el financiamiento a sabiendas de que el Fondo estabaendeudado.Comoconsecuenciadeeso,entraban alpenalpersonasdesconocidas,llegabanhastalapuerta y me decían que me iban a matar. Me tenían aterrorizado. Me decían que iban a matar a mi familia, que sabían exactamente donde vivían mis hijos y qué era lo que yo hacía afuera. Luego los policías me aislaron en Muralla sin medicamentos”. Es sabido que amenazar con atacar a los seres queridos, puede llegar a ser la tortura más eficiente (en muchos casos, es el método que quiebra a quienes resisten ante varias otras formas de tortura). En septiembre de 2018, el Sr. Aramayo vio la muerte angustiante de cerca, en un motín que tuvo lugar en la cárcel de Villa Busch, durante una batalla campal entre presos con palos, cuchillos, fierros, machetes, etc; batalla que, posteriormente, fue violentamente reprimida por la policía. Él se encontraba detenido en el sector Titanic. Considera la pérdida de uno de sus dientes (debido a un golpe de una culata de fusil) como aceptable en comparación a lo que podría haber sido su muerte. Sumido por la angustia, el Sr. Aramayo llegó a contar 20 heridos y 3 muertos durante los enfrentamientos. Manifiesta también angustia al contar un relato que los remonta hasta agosto de 2019, fecha en la que el chofer que llevaba a una audiencia al Sr. Aramayo, se duerme mientras conducía y se sale de la carretera. Dice el Sr. Aramayo: “Por milagro quedamos vivos”. Y es que tales viajes peligrosos son una constante desde 2015, como si las autoridades estatales quisieran que allí le suceda algo:“Mehicieronhacerlosviajesmáslargosypeligrosos enlospeoresvehículos,unosalosquedabamiedosubirse. Eranvehículosenpésimascondiciones,nisiquieratenían cinturón de seguridad”. De tal manera, el Sr. Aramayo se sentía confrontado a su posible muerte en cada uno de esos viajes. Y no había nada que él pudiera hacer para remediar esa situación. Enjuniode2020,semanifiestaelcoronavirusenelpenal de San Pedro y no solo él, sino todos los internos corren el peligro de contagio (en la llamada de la lista). En plena pandemia, aun lo obligan a viajar para llevar a cabo las audienciasenSantaCruz.ElSr.Aramayosintióangustia al vivir esos momentos y hasta el día de hoy siente angustia cuando los recuerda (porque re-experimenta esos momentos que podríamos calificar como traumáticos). El ITEI, junto con otras organizaciones, ha denunciadoqueelhacinamientoesahoramáspeligroso que nunca a causa de la pandemia. Sin embargo, aun así el sistema judicial y político se mostró (nuevamente) indiferentefrentealasituacióndelaspersonasprivadas de libertad. En tales circunstancias, el Sr. Aramayo no pudo evitar enfermar del coronavirus en más de una ocasión. Enfermo como estaba, sintió temor de ser aislado y olvidado en la sección de Grulla, sintió temor al seguir realizando esos largos viajes a las audiencias (en su precario estado de salud) y, finalmente, sintió temor de que dicha enfermedad pudiera lograr lo que otros no pudieron,loqueconsumoesmeroeinsistenciaparecían haberintentadotantosfuncionariosestatales:elacabar con su vida.
  • 32. página 32 2022 NR0.3ESTUDIOSSOBRELASSECUELASBIOPSICOSOCIALESDELATORTURAYLAVIOLENCIADEESTADO. ANÁLISISJURÍDICO Escrito por Marco A. Loayza Cossío (Fundación CONSTRUIR) 1. Introducción El presente capítulo presenta un análisis juridico desde el derecho nacional e internacional sobre los derechos humanosfundamentales,enparticularparaunapersona privadalibertad,queelsistemajudicialypolicialnosupo respetaryquedealgunamaneraprofundizaronelestado desaluddeMarcoAramayoyquetuvoundesenlacefatal quedeberáserinvestigadoporlasautoridadesbolivianas en cumplimiento a sus obligaciones internacionales de protección y garantía de los derechos humanos. 2. Aspectos relevantes del derecho a la integridad personal y tortura El derecho a la integridad física está reconocido en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, por la Declaración Universal de Derechos Humanos en el artículo 5, el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos en el artículo 7, la Convención Americana sobre Derechos Humanos “Pacto de San José de Costa Rica” en el artículo 5, la Convención contra la Tortura y OtrosTratosoPenasCrueles,InhumanosoDegradantes en sus artículos 1, 2 y 16, estableciendo éste último que, el Estado es el primer garante de proteger la integridadfísica,moralypsicológicadesusciudadanos. Finalmente,laConvenciónInteramericanaparaPrevenir y Sancionar la Tortura en el artículo 2, también señala lo manifestado. Porsuparte,elConjuntodePrincipiosparalaprotección de todas las personas sometidas a cualquier forma de detención o prisión 4 , en el principio No. 6 señala que: “Ninguna persona sometida a cualquier forma de detención o prisión será sometida a tortura o tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. No podrá invocarse circunstancia alguna como justificación de la tortura o de otros tratos”. Por su parte, la Constitución Política del Estado establece que los derechos fundamentales son inviolables, universales, interdependientes, indivisibles y progresivos, siendo deber del Estado promoverlos, protegerlos y respetarlos. El artículo 15 determina 4 ONU, Adoptado por la Asamblea General en su resolución 43/173, de 9 de diciembre de 1988, disponible en: https://www.ohchr.org/es/ instruments-mechanisms/instruments/body-principles-protection- all-persons-under-any-form-detention#:~:text=Principio%20 6,penas%20crueles%2C%20inhumanos%20o%20degradantes. que, toda persona tiene derecho a la integridad física, psicológica y sexual. Nadie puede ser torturado, ni sufrirá tratos crueles, inhumanos, degradantes y humillantes. En ese entendido, siendo el ius puniendi una de las facultades del Estado, respecto al mantenimiento del orden público y la paz social, la normativa interna como el Código de Procedimiento Penal, según las previsiones delartículo5establecelacalidadyderechosdelimputado manifestandoqueéstepodráejercertodossusderechos y contar con las garantías que le otorga la Constitución y los Tratados Internacionales vigentes desde el primer actodelprocesohastasufinalización,poniendoespecial relevanciaenqueelimputadoosindicadodebesertratado con el debido respeto a su dignidad de ser humano. El artículo 296 del mismo cuerpo adjetivo penal manda no usar la fuerza salvo cuando sea estrictamente necesario, no utilizar armas, no infligir, instigar o tolerar ningúnactodevejación,torturauotrostratosocastigos crueles, inhumanos o degradantes en el momento de la aprehensión o durante el tiempo de detención. El derecho a la integridad personal es aquel derecho humano fundamental y absoluto que tiene su origen en el respeto debido a la vida y sano desarrollo de ésta. Es el derecho al resguardo de la persona, en toda su extensión, bien sea en su aspecto físico como mental. El ser humano por el hecho de ser tal tiene derecho a mantener y conservar su integridad física, psíquica y moral. Elderechoalaintegridadpersonal,aligualquelosdemás derechoshumanos,esunderechoinherentealapersona en atención a su naturaleza. Este derecho asegura la integridad física y psicológica de las personas, y prohíbe la injerencia arbitraria del Estado o de los particulares en los atributos individuales, junto con los demás derechos humanos, la integridad personal le pertenece a todos los individuos desde el momento mismo de su existencia, es universal porque todas las personas lo detentan sin distinción o discriminación alguna, es inviolable porque ni el Estado ni los particulares pueden lícitamente vulnerarlo, y es necesario, porque es un derecho que permite asegurar la vida armónica de las personas. Además, es inalienable, porque nadie puede renunciar a él.