SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 19
Descargar para leer sin conexión
TERCERA SEMANA DE ADVIENTO 
(Ciclo B) 
DOMINGO 
Lecturas bíblicas: 
a.- Is. 61,1-2.10-11: Desbordo de gozo con el Señor. 
La primera lectura, nos habla de un creyente carismático, quizás un 
discípulo de Isaías, ungido como los sacerdotes y reyes, enviado con 
una misión que llevar a cabo con el pueblo de Israel. Este anuncio, 
tiene mucho en común con los cánticos sobre el Siervo de Yahvé. Es 
un profeta, que en un monólogo, anuncia una profecía de salvación, 
pero no siendo un instrumento de ella, como ocurre con los cánticos 
del Siervo de Yahvé, que el anuncio lo vive personalmente. Se habla 
de un día de venganza, con lo que se diferencia del Siervo que 
personalmente trae un mensaje de salvación y sufre por ello. El 
profeta, aquí ocupa el oficio de un heraldo, de una salvación que llega. 
“El espíritu del Señor Yahvé, está sobre mí” (v.1), quiere significar una 
intervención carismática del Señor en la vida del profeta, para realizar 
una misión en la comunidad. Se siente ungido por el mismo Dios, 
como los reyes y sacerdotes para ejercer sus funciones; se siente 
enviado, con el espíritu de profecía para predicar la buena noticia a los 
pobres, para vendar los corazones rotos, israelitas oprimidos por la 
injusticia y abatidos por desgracias sociales. Su misión, anunciar un 
jubileo: anunciar a los cautivos la libertad, un año de gracia, de parte 
de Dios, un año de remisión y reconciliación con su pueblo; una 
amnistía general: liberación de los encarcelados. Mientras el año de 
gracia, será a favor de sus fieles, el día de venganza será para los 
pecadores, enemigos de Israel o dentro del propio pueblo. La mención
de un año de gracia y día de venganza, quizás quiere manifestar que 
Yahvé, es magnánimo a la hora de perdonar más que en castigar; la 
remisión dura n año, mientras el castigo un día. Estas etapas, servirán 
para consolar a los tristes y abatido, que contemplarán la gracia 
misericordiosa a favor de sus fieles, mientras el día de venganza, 
sentirán que los derechos di Dios y el camino de la virtud queda 
públicamente vindicado. Los afligidos de Sión, dejarán la ceniza del 
duelo, para recibir la diadema, signo de alegría (v. 3), para ser ungidos 
por el óleo del gozo. Como encinas, se sienten fuertes y llenos de 
optimismo, les llamará robles de justicia, porque son plantados por 
Yahvé para manifestar su gloria (v. 3). De esta manera se destaca su 
vigor de los árboles, de los justos, porque son la plantación de Yahvé. 
b.- 1Tes. 5, 16-24: Espera de la Parusía. 
El apóstol Pablo, está terminando la epístola y lo hace con una serie 
de consejos, que van dirigidos a los dirigentes de la comunidad, 
consejos de tipo jerárquicos, a toda la comunidad en lo que se refiere 
a sus mutuas relaciones fraternas, sobre todo en las asamblea 
litúrgica (cfr. 1Tes.5,12-13.14-18.19-22). Los primeros, deben presidir, 
trabajar y amonestar a lo fieles; los segundos, es decir los fieles, 
deben crear un ambiente de paz entre ellos, cultivar el amor, es decir, 
la caridad, insistiendo en la alegría, la ración y la acción de gracias 
(cfr. Rm.14, 19; 2Cor. 13,11; Ef. 5, 20; Flp. 4,4-7). Dios, en Cristo 
Jesús, nos ha manifestado su deseo de salvarnos, quiere nuestra 
santificación, unidos a nuestra cabeza. La última recomendación, es 
para que en la asamblea litúrgica, que no impidan a los inspirados por 
el Espíritu, profetizar, para tener en alta estima este don, pero 
examinando bien al que las hace y el mensaje, no sea que sean ilusos 
y no auténticos profetas (v.19-20; cfr.1Cor.12, 7-11; 14,26-33; 1Cor.14, 
1-3; 12,3; 14, 29; Gal.1, 8-9). Que se abstengan del mal, y de todo lo 
que se le asemeje (v. 22; cfr. Rm.14, 15; 1Cor.8,13); quizás se refiera 
este último consejo, al serio y sabio discernimiento sobre los carismas, 
donde la ilusión y el error pueden manifestarse en el cristiano.
c.- Jn.1,6-8.19-28: En medio de vosotros hay uno que no 
conocéis. 
El evangelio nos presenta dos testimonios Juan Bautista (vv.6-8), y el 
anuncio de la nueva economía de parte del mismo Juan (vv.19-28). En 
el primer testimonio se recalca la entrada de la Palabra en el mundo 
como la Luz de los hombres. Juan es testigo, en la historia, de la Luz, 
que no es una idea abstracta, sino Alguien, como la Palabra 
encarnada o el Logos. Juan Bautista aquí se presenta no como 
Precursor de Cristo, sino como testigo de la luz verdadera. La razón 
de su existir consiste en ser testigo de la Luz. En un segundo 
momento, encontramos propiamente el testimonio a favor de Cristo de 
parte de Juan, delante de los judíos. Juan niega ser el Mesías, para 
definir su lugar y valor delante de sus propios discípulos que lo 
consideraban el Mesías prometido; tampoco era Elías, ni el Profeta, si 
se hubiera presentado como uno de ellos justificaría que bautizase. El 
judaísmo esperaba que en el tiempo de la salvación viniese Elías, y el 
Profeta, otro Moisés, fuera el precursor del Mesías (cfr. Mal. 3,1-3; 
Nm. 12,7; Dt.18,15). El bautismo se relacionaba con la realidad 
mesiánica, ya que por él se purificaba el hombre para participar de la 
salvación. Si Juan rechaza los tres títulos que le dan: no es el Mesías, 
ni Elías, ni el Profeta (vv.20-21), su bautismo no tiene valor. ¿Por qué 
bautiza? (v.25). Juan se presenta como una voz que clama la 
salvación que Dios lleva adelante, como lo habían anunciado los 
profetas (cfr. Is.40,3). Su bautismo de agua, apunta al bautismo del 
Espíritu, que trae Cristo. Juan da testimonio de Uno que está en medio 
de ellos, los judíos, que trae la salvación. Ese Uno o Desconocido 
revela una constante en el evangelio de Juan, los judíos son ciegos, 
preguntan y buscan a Uno que ya esté entre ellos, y no reconocen. 
Quien conozca a ese Uno, no dejará de dar testimonio de ÉL, una vez 
conocido. El propio Juan no lo conocía todavía, pero desde que recibió 
la misión de bautizar, tendrá la posibilidad de conocerlo y anunciar su 
presencia. Es tan grande la dignidad de ese Desconocido, que Juan 
no se considera digno de desatarle las correas de sus sandalias 
(v.27). Lo que Juan negó ser, lo encuentra en Jesús de Nazaret, es
decir, portador de la salvación anunciada. Su testimonio se despliega 
no sólo a los judíos sino a todas las naciones. Lo testimoniado hunde 
sus raíces en la historia, de ahí que el evangelista señala hasta el 
lugar dónde ocurrían estas cosas: Bethabara. Lugar de paso, el otro 
lado del Jordán, camino hacia la Tierra prometida de la salvación que 
es Cristo, el Mesías. 
Sor Isabel de la Trinidad en sus ejercicios espirituales meditaba acerca 
del pasaje del evangelio de Juan. “Si conocieras el don de Dios, decía 
una tarde Cristo a la Samaritana. Pero ¿cuál es el don de Dios sino El 
mismo? … Hay una criatura que conoció este don de Dios, una 
criatura que no perdió ni una partícula, una criatura que fue tan pura, 
tan luminosa que parece ser la misma luz: Speculum justitiae». Una 
criatura cuya vida fue tan sencilla, tan abstraída en Dios, que no se 
puede decir casi nada de ella. «Virgo fidelis»: es la Virgen fiel,... Ella 
se mantenía tan pequeña, tan recogida delante de Dios en el secreto 
del templo, que atraía las complacencias de la Santa Trinidad: 
«¡Porque ha mirado la bajeza de su sierva, en adelante todas las 
generaciones me llamarán bienaventurada!» (Lc. 1, 48). El Padre, 
inclinándose hacia esta criatura tan bella, tan ignorante de su belleza, 
quiso que ella fuese la madre en el tiempo de Aquel de quien El es el 
Padre en la eternidad. Entonces, el Espíritu de amor, que preside 
todas las obras de Dios, sobrevino. La Virgen dijo su fiat… y tuvo lugar 
el más grande de los misterios. Y por la bajada del Verbo a ella, María 
fue para siempre la presa de Dios.” (El cielo en la fe, nn. 38-39). 
LUNES 
Lecturas bíblicas 
a.- Núm. 24,2-7.15-17: Avanza la constelación de Jacob. 
La primera lectura, nos presenta la figura de Balaán (cfr. Num.22,5; 
23,7) que se ve impulsado a bendecir a Israel, no fue en busca de los 
augurios, sino vuelto hacia el desierto profetizó, poseído por el espíritu 
de Yahvé (v. 2). Era el hombre, contratado por el rey Balac, rey de 
Moab, para maldecir a Israel, sin embargo, lo que hace es bendecirle
(cfr. Dt. 23,5; Jos. 24,9). Es el protagonista, de varios episodios de 
este libro (cfr. Nm.22-24). La historia, trascurre al final de la etapa del 
desierto, en el reino de Moab. Balán, ha dejado de ver el futuro, en las 
entrañas de las víctimas sacrificiales, y se muestra como un profeta, 
movido por el espíritu de Yahvé. Es un clarividente, de mirada larga y 
profunda, penetrante, que ve a Israel triunfante, bendecido por Dios. 
Profetiza, sobre el futuro de pueblo de Israel, que contempla ya en la 
tierra prometida, en un jardín a lo largo del río, tierra fértil y fecunda, 
en la que el pueblo va a vivir. Es un pueblo, que crecerá como nación, 
será como, un áloe plantado junto al agua por la mano de Dios. 
Nación poderosa que con Saúl, vencerá a Agag y los amalecitas, y a 
sus enemigos; Israel será como un león que tritura su presa, y ningún 
enemigo disturbará su paz victoriosa. Saúl o David, son los héroes, 
que menciona en su oráculo, nacidos del pueblo de Israel, ambos 
lucharon efectivamente contra Agag cuando eran reyes y lo vencieron 
(cfr. 1Sam. 15,8ss). Enfurecido Balac, contra Balaán, lo manda volver 
a su tierra porque no ha hecho lo que le había mandado, sino que he 
echado bendiciones. El profeta, se mantiene fiel intérprete del mensaje 
de Yahvé, y desprecia lo que el rey de Moab, Balac le ofrece; todo, 
con tal, de no faltar al oráculo divino. Con tono solemne, anuncia lo 
que está reservado a Israel para el fin de los tiempos, lo que en 
lenguaje profético, es la era mesiánica. Balaán se presenta como 
profeta del Altísimo y Omnipotente Dios de los hebreos: anuncia un 
astro, que aplastará a Moab y que someterá a los edomitas. Lo ve, 
pero no ahora, lo contemplo, pero no cerca (v.17). Contempla un astro 
que sale de Jacob, y un cetro salido de Israel, que aplasta las sienes 
de Moab. Era común, concentrar este tipo de símbolos en una 
persona, reyes comparados con un astro o lucero, que con su 
sabiduría ilumina a su pueblo. Aquí Balaán predice la victoria de un 
futuro rey, que surge de Israel, que veremos se identifica, con el correr 
del tiempo, en la figura de Saúl y David, y que el rey Ezequías 
completa, cuando en su gobierno arrasó con los amalecitas. Una 
segunda lectura, es que el profeta ve a Israel como nación con su rey, 
clara alusión a los tiempos de David, pero la profecía tiene todavía otra
perspectiva de esperanza, como obra definitiva que Dios realizará en 
los tiempos mesiánicos, es decir, al final de los tiempos. 
b.- Mt. 21,23-27: ¿De dónde venía el bautismo de Juan? 
El evangelio, nos presenta la pregunta, que le hacen los fariseos a 
Cristo, acerca del origen de su autoridad, en Jerusalén. El día anterior 
había purificado el atrio del templo y ahora enseña en el mismo sitio 
sagrado, lo hace con autoridad, como en Galilea (cfr.Mt.7,9). La 
delegación del Sanedrín exige una prueba de dicha autoridad no de 
enseñar porque eso lo podía hacer todo varón instruido. La autoridad 
aquí que se reclama a Jesús, de quién la había recibido, ¿de algún 
rabino, o la tiene por sí mismo? Jesús podría haber proclamado ser el 
Mesías, pero hubiera sido motivo, para acusarlo de agitador con 
aspiraciones mesiánicas. El Maestro responde con otra pregunta (vv. 
24-27). Jesús, apunta al bautismo de Juan: ¿era del cielo o de la 
tierra? La respuesta que obtenga, decide la actitud que tendrán con ÉL 
y su autoridad. Jesús sabe que las autoridades religiosas no creyeron 
a Juan, tampoco en ÉL, por ser una generación malvada y pervertida 
(cfr. Jn.3,2; 4,17; 11,18-19;12,39). La autoridad de Juan, como la de 
Jesús, se funda en el mensaje del Reino de Dios. Los judíos 
rechazaron a Juan y su mensaje, lo mismo hacen ahora con Jesús, sin 
embargo, en ambos casos, las autoridades, temían la reacción del 
pueblo. Saben que el pueblo los considera profetas. Jesús no evade la 
pregunta con el Bautista, sino que precisamente, sabrá cuál será la 
actitud que se tendrá con ÉL, porque camina el mismo camino de 
justicia que Juan, de la misma sabiduría de Dios nacen sus palabras y 
obras (cfr. Jn.11,19; 21,32; 21, 46). Los adversarios, responden que 
no saben, una gran mentira, por estar obstinados. Jesús los deja, 
porque sólo comunica la verdad, a quien la busca con sinceridad. Juan 
y Jesús, hablaron en nombre de Dios, a ellos debemos oír hoy. 
Vivamos la mística del Adviento, que consiste en profundizar en 
nuestra condición de hijos de Dios, profetas en su Iglesia y herederos 
del Reino.
Sor Isabel escribe a sus sobrinas Isabel y Odette Chevignard, con 
motivo de su bautismo de esta última: “Queridas sobrinitas, mis dos 
bellos lirios blancos y puros, cuyo cáliz encierra a Jesús. ¡Si supieseis 
cómo pido por vosotras para que su sombra os cubra y os guarde de 
todo mal! (Sal. 90, 4 10). A quien os contempla en los brazos de 
vuestra mamá parecéis pequeñitas; pero vuestra tía, que os mira a las 
claridades de la fe, ve en vosotras una marca de grandeza infinita, 
porque Dios, desde toda la eternidad, os «tenía en su pensamiento. El 
os predestinaba a ser conformes con la imagen de su Hijo Jesús, y por 
el santo bautismo os ha revestido de El, haciéndoos así sus hijas al 
mismo tiempo que su templo vivo» (San Pablo). ¡Oh queridos 
pequeños santuarios del Amor, viendo el esplendor que os irradia y 
que no es, sin embargo, más que una pequeña aurora, me callo y 
adoro a Aquel que crea tales maravillas!...” (Cta.240). 
MARTES 
Lecturas bíblicas 
a.- Sof. 3,9-13: Salvación mesiánica para los pobres. 
La primera lectura, es toda una invitación del profeta, don de Dios que 
se desborda en promesas de restauración mesiánica. ¿Qué había 
pasado? Yahvé pronuncia oráculos contra los dirigentes y contra 
Jerusalén por la corrupción que ven en sus responsables. Dios 
prepara su día de furor contra ellos. Es la queja de Yahvé, la 
constatación que sin oír la voz profética, de buscarle; Jerusalén se ha 
vuelto ciudad rebelde, ahogada en las injusticias sociales que ha 
cometido. No obedecen, no aceptan, tampoco confían, en definitiva, 
no se acercan a Yahvé. Es la ausencia de Yahvé y que manif iesta en 
la ciudad y en la vida de los judíos. Es la corrupción de los valores 
humanaos y religiosos. Ahora todo cambiará, porque Yahvé dará 
labios puros, no sólo a los habitantes de Jerusalén, sino a todos los 
pueblos para que lo invoquen y le sirvan obedeciendo su Ley (v. 9). Es 
el reinado social de Dios, marcado por el triunfo del Señor, que crea 
unidad y en la salvación que será ofrecida a todos. “Aquél día” (v.11), 
en la era mesiánica, nadie se avergonzará de sus malas acciones,
porque Dios arrancará de su seno, los deseos de engreírse a cosa del 
Nombre de Dios, en otras palabras, las mala acciones. Se refiere, a la 
transformación interior que la gracia divina realizará, en la vida de los 
hombres en Cristo Jesús. Estos hombres formarán el pueblo pobre y 
humilde, del que habla el profeta, que confiará en Dios, son el Resto 
de Israel. Ellos serán los continuadores de la obra de la salvación, 
porque la viven día a día. “No cometerán más injusticia, no dirán 
mentiras, y no más se encontrará en su boca lengua embustera. Se 
apacentarán y reposarán, sin que nadie los turbe.¡Lanza gritos de 
gozo, hija de Sión, lanza clamores, Israel, alégrate y exulta de todo 
corazón, hija de Jerusalén!” (vv. 13-14). Son los Anawin, los pobres 
del Señor, los servidores fieles, sinceros y nobles. La paz que anuncia 
la traerá Cristo Jesús, príncipe de la paz (Is. 9, 5). Estos augurios y 
profecías del profeta no dan el perfil perfecto del cristiano que está por 
germinar en el NT. 
b.- Mt. 21, 28-32: Publicanos y prostitutas os adelantarán. 
El evangelio, nos presenta la parábola, de estos dos hijos que son 
invitados a trabajar en la viña de su padre. Mientras uno dice que no 
va a la viña, luego se arrepintió, y fue a la viña, en cambio, el que dijo 
que iba, finalmente no hizo la voluntad del Padre, lo que deja en claro 
que una cosa es lo que se dice, y otra lo que se hace. Lo único 
definitivo es hacer la voluntad de Dios y las acciones al respecto. 
Mateo, resalta que el padre es Dios Padre que manda a los hombres 
llamar y a trabajar en su viña (cfr. Mt.7,21; 20,1-16). Quien construye 
sobre la voluntad de Dios, levanta su casa sobre roca sólida, quién 
escucha pero olvida la doctrina, construye su casa sobre arena (cfr. 
Mt. 7, 24-27; 23,7). Jesús les advierte a sus adversarios, escribas y 
fariseos que los pecadores, publicanos y prostitutas, irán por delante 
de ellos, a la hora de entrar en el Reino de Dios. Ellos escucharon la 
llamada a la conversión y siguieron el camino de la justicia vivido y 
predicado por Juan, actuaba según la voluntad de Dios. Juan vino 
para preparar el pueblo para guiarlo hasta el Mesías. Pero los escribas 
y fariseos lo recusaron, no lo escucharon ni se convirtieron, en cambio 
los publicanos, lo escucharon y se abrieron a la fe (cfr. Lc. 3,10-14).
Son los mismos que siguieron a Jesús (cfr. Mt.7, 36-50; 9,9; 11,19). 
Estos fariseos miran, pero no reconocen que sea una llamada para 
ellos, porque se consideran justos, su actitud es de espectadores 
indiferentes. Obstinados no entendieron nada, cuando podían haberse 
visto, creído, convertido y bautizado (v.32; cfr. Lc. 7, 29). Si Juan vino 
por el camino de la justicia, fue para guiar a los hombres a la plenitud 
de dicha justicia, es decir, la revelación que conduce al Reino la 
tenemos en el Sermón de las Bienaventuranzas (cfr. Mt. 6, 33). Juan y 
Jesús, enseñan un único camino de sabiduría divina, quien no crea en 
Juan, tampoco creerá en el Mesías. Si la pasión es el bautismo que ha 
de recibir Jesús para alcanzar la resurrección, no lo recibirá quien, no 
tiene deseos de conversión en su corazón. No recorrió el camino de la 
justicia, por lo tanto, no llegará al Reino; hay un solo camino. Se 
excluyeron del Reino al rechazar abiertamente a Cristo, por ello el 
único camino de salvación es la fe que el mismo Dios inauguró en 
Cristo Jesús, Señor nuestro. 
Sor Isabel de la Trinidad, mística carmelita, reflexiona acerca de la 
voluntad de Dios en su vida en sus ejercicios espirituales: “Si alguno 
me ama, guardará mi palabra, y mi Padre le amará y vendremos a él y 
haremos en él nuestra morada» (Jn. 14, 23). He aquí el Maestro que 
nos manifiesta nuevamente su deseo de habitar en nosotros. «¡Si 
alguno me ama!» El amor, eso es lo que atrae, lo que arrastra a Dios 
hacia su criatura. No un amor sensible, sino el «amor fuerte como la 
muerte, al que no pueden apagar las aguas abundantes» (Cant. 8, 67). 
«Porque amo a mi Padre, hago siempre lo que le agrada» (Jn. 14, 31; 
8, 29). Así hablaba el Maestro santo, y toda alma que quiere vivir en 
intimidad con Él debe vivir también observando esta máxima. El 
beneplácito del Padre debe ser su alimento, su pan cotidiano. Debe 
dejarse inmolar según la voluntad del Padre, según el ejemplo de su 
Cristo adorado." (El cielo en la tierra, n.10). 
MIERCOLES 
Lecturas bíblicas 
a.- Is. 45, 6. 8. 18-26: Cielos, destilad el rocío.
La primera lectura nos presenta a Yahvé como único Señor de cielo y 
tierra y de la historia humana, espacio y tiempo en que actúa la 
salvación de Dios, que como rocío cae y hace germinar la justicia, es 
decir al Salvador. El profeta después que ha proclamado la unicidad 
de Dios, creador de la luz y las tinieblas, de la felicidad y la desdicha, 
el mal como agente purificador en las manos de Dios, toda una 
novedad en el pensamiento de los autores bíblicos, el profeta irrumpe 
en un canto que sintetiza la fe de todo israelita. Que vengan los 
tiempos del Mesías, que venga de lo alto, como el cielo que envía las 
nubes, que destilan el rocío de la mañana. Que venga esa era de paz 
y justicia, como obra de Yahvé, como lo fue la creación. Toda una 
invitación a que Yahvé actúa, lo quiere, que lo haga entonces, es la 
oración que implora la lluvia y el rocío vivificante de la tierra. En el 
trasfondo, encontramos la esperanza de los desterrados de Israel, en 
Babilonia en el mesías, Ciro, en esa ocasión, que los liberará del yugo 
que los oprimía cuando los autorice a volver, pero nosotros sabemos 
que el verdadero Mesías Jesús el Salvador que está por venir. 
b.- Lc. 7, 19-23: Anunciad a Juan lo que habéis visto y oído. 
El evangelio, nos presenta la inquietud de Juan el Bautista acerca del 
Mesías. Juan está en la cárcel mandó a dos de sus discípulos: ¿Eres 
tú el que ha de venir o debemos esperar a otro?” (v. 20). Le llegan 
noticias de los prodigios que realiza Jesús, Juan les manda preguntar 
al Señor (v.19). ¿Quién es Jesús? El Señor, responde la Iglesia 
primitiva (cfr. Flp.2,11). Fue constituido Señor, por Dios, luego de su 
pasión, resurrección y exaltación a la diestra del Padre, pero todo 
comenzó con la predicación de Juan Bautista, ahora el Señor nos 
señala donde termina este camino de salvación. Juan entiende que el 
que tenía que venir era el Mesías, no Dios hecho hombre, pero 
designa a Jesús como el que tenía que venir (cfr. Lc.3, 16; Jn.1, 26; 
Hb.10, 37). Lo había imaginado como juez que está con el hacha en 
la mano, para arrancar el árbol que no da fruto, que bautiza con fuego 
y Espíritu (cfr. Lc.3,9). Al final de su existencia Juan, el precursor del 
Mesías, concentra en esta pregunta, su vida abierta al enviado de 
Dios. Jesús ha hecho suya, la esperanza de Israel, la espera de la
salvación definitiva de los hombres (cfr. Is. 35, 5 y 61,1). Los 
acontecimientos históricos dicen quién es Jesús, el tiempo de la 
salvación ha llegado con el Mesías. Los enviados por Juan son 
testigos de cómo Jesús: sana, a ciegos y cojos, expulsa demonios, 
muchos de estos males concebidos como castigos de Dios. Con estas 
acciones Jesús rompe el domino del mal, libra de las dolencias, 
reconcilia con Dios, trae a la vida los que estaban como muertos por 
estos males (vv.22-23; cfr. Is. 29,18; 35,5; 61,1). Con este mensaje en 
línea profética, son enviados los discípulos de regreso a Juan. Jesús 
obra en nombre de Dios a favor de los hombres; viene como 
mensajero de Dios más que juez, mensajero de gozo, quita las 
enfermedades y los pecados; como sumo sacerdote de la nueva 
alianza que une con Dios. Sin embargo, la forma de actuar del que 
tenía que venir provoca escándalo entre los judíos. La idea que tenía 
Juan y los judíos ahora hay que sopesarla con lo anunciado por los 
profetas y lo que Dios realiza por medio de Jesús de Nazaret. 
Bienaventurado quien, no se escandaliza de mí, (v.23), dice Jesús; 
bienaventurado quien se abre a la acción transformante de Dios en 
Jesús aunque tenga que reconocer que la idea que tenía de ÉL es 
superada por lo que ve, escucha y lo convierte en testigo del Mesías. 
Adviento tiempo de encuentro de lo bajado del cielo y ascensión del 
hombre a lo divino. 
Sor Isabel en la Navidad de 1902 escribía estos versos: “Jesús, 
Esplendor del Padre,/ se ha encarnado en ti./ Con la Virgen Madre/ 
estrecha a tu Amado,/ Él es tuyo./ Oh, mensajero de este Rey que me 
llama,/ ¿no se llama el Esposo?/¿Qué ofrecerle en esta nueva alba?/ 
Me pareció tan dulce y poderoso.../Tu misión en este mundo/es de 
sólo saber amar,/es la de penetrar en el misterio/que El te ha venido a 
revelar.” (Poesía 86). 
JUEVES 
Lecturas bíblicas 
a.- Is. 54, 1-10: Te quiero con misericordia eterna.
En la primera lectura, Isaías nos introduce en el diálogo de amor, 
entre Yahvé y su pueblo, en clave matrimonial, una llamada a la 
esposa que de estéril se hace fecunda, de abandonada o repudiada 
ser llamada nuevamente. El destierro de Babilonia es un castigo, pero 
ya ha pasado, es tiempo de volver a llamar a la esposa, con palabras 
de amor (vv. 5-8). Es el esposo, al que se une la esterilidad, de las 
mujeres de los patriarcas, Sara, Raquel, Ana, fueron fecundas por el 
poder de Dios. De esta forma, los hijos de la abandonada, serán más 
que los de la casada. Quizás, se puede ver aquí, una interpretación de 
la profecía del Emmanuel de Isaías, cumplida en Cristo Jesús. Esta 
Jerusalén del futuro, deberá aumentar sus tiendas, para cobijar a 
todas las naciones en sí, no tiene nada que temer, ni su pasado en 
Egipto ni lo que vivió en Babilonia, porque tiene por esposo al 
Hacedor, el Señor de los ejércitos, su Redentor, el Santo, al único 
Dios. Jerusalén, fue desolada y abandonada, pero no repudiada; como 
esposo dolido por la infidelidad de su esposa, Yahvé reconoce que la 
abandonó a su suerte, y tuvo cólera contra ella, para finalmente, 
renovarle su amor eterno y compasivo. Hace memoria de los tiempos 
de Noé, cuando castigó a la tierra por un tiempo, pero su amor es para 
siempre; ahora el destierro babilónico ha pasado, pero su alianza de 
paz es para siempre. Semejante amor de Dios, manifestado por la 
Iglesia, como esposa amante, la encontramos sólo en la persona de 
Jesucristo, que entrega su vida por ella. 
b.- Lc. 7, 24-30: Testimonio de Jesús sobre Juan, el Bautista. 
El evangelio nos presenta el elogio y la definición de la personalidad 
de Juan el Bautista, todo un testimonio en labios de Jesús (vv. 26-30). 
Jesús una vez que se fueron los enviados por Juan, hace pensar a sus 
oyentes sobra la misión de Juan. Quien comprende las palabras y 
acciones de Juan, comprenderá la manera de obrar del Mesías. 
¿Quién es Juan Bautista? ¿Qué buscaban los que iban al desierto? 
¿Contemplaban a un hombre que se pliega ante todo viento? Todo lo 
contrario, Juan es un hombre valiente, firme, sus palabras son para 
todos los hombres, importantes o miserables, a todos comunica su 
misión del Reino de Dios. El pueblo ven en Juan, un profeta que
anuncia la voluntad de Dios; profeta del Altísimo (cfr. Lc.1,76; 
Mt.21,16; Mc.11,32). Su mensaje va en la línea profética, como la 
conversión radical, la salvación que viene, y el castigo final; sabe 
enfrentarse con el rey Herodes en nombre de la justicia y la verdad 
(cfr. Mc. 6,17; 1Sam.15,10; 15,10; 2Sam.12; 1Re.21,17). Jesús 
confirma que Juan es un profeta, pero agrega: “Yo os digo, mucho 
más que profeta” (v.26). Jesús, aplica una profecía de Malaquías 
cumplida en Juan (cfr. Mal. 3,1). Juan prepara el camino al que porta 
la salvación, enviado por Dios. Está a las puertas de los tiempos del 
tiempo mesiánico. Jesús lo denomina el más grande de los hombres, 
en razón del servicio de la salvación que comenzó en el anuncio de su 
nacimiento y el gozo de la salvación. Está consagrado a Dios desde el 
comienzo, lleno del Espíritu Santo, superior a Samuel y todos los 
profetas, viene con el espíritu de Elías. La grandeza de Juan, sin 
embargo, tiene un límite: “El más pequeño en el re ino de Dios es 
mayor que él” (v.28). El más pequeño, el más humilde, es Jesús, se 
hace bautizar por Juan, se presenta como un siervo, un pecador, para 
ser purificado. Los discípulos de Juan pensaban lo contrario, es decir, 
que Jesús era menos que Juan. Con él alborea la salvación y todas 
las esperanzas desembocan en su realidad de testigo. Jesús el más 
pequeño, el Reino está en ciernes para los pequeños. Si Juan 
establece el bautismo de conversión para el perdón de los pecados, es 
porque Dios así lo quiere; bautismo de penitencia como camino de 
salvación porque el pueblo lo necesita y a todos se ofrece. Es el 
pueblo, los publicanos quienes dan la razón a Dios y se convierten se 
hacen penitencia, se bautizan. En cambio, los escribas y fariseos 
anulan el plan salvífico de Dios para ellos, al rechazar el bautismo de 
Juan. Los pecadores, los sin ley, entran en la verdadera comunidad de 
salvación; la misma salvación que se acoge a todos, exige la 
conversión de todos. El camino de la salvación lo traza Dios, Juan lo 
recorre con los humildes, con lo que prepara el mismo camino que 
seguirá Jesús. 
VIERNES 
Lecturas bíblicas
a.- Is. 56,1-3.6-8: Casa de oración para todos los pueblos. 
El texto del profeta Isaías, que nos ocupa, pertenece al Tritoisaías o 
tercera y última parte de este libro. Las coordenadas históricas son 
distintas, porque incluye muchos años, desde los comienzos del pos-exilio 
hasta cuando el templo ha sido reconstruido, donde la esperanza 
y e interioridad han dado paso a la exterioridad del culto, la rubricas 
litúrgica y la observancia legal se convierten en muy importantes en la 
relación con Yahvé. Hay un abandono del teo-centrismo tradicional de 
la espiritualidad hebrea, por un moralismo y ritualismo que acentúa 
una conciencia de culpa. Se pasa de una confianza en Dios, a unas 
exigencias divinas de practicar la justicia y el derecho, manifestada en 
la voluntad de Dios que llega a la estricta observancia del sábado, 
hasta en los mínimos detalles. Hay una mayor insistencia en los actos 
que justifican, que en la confianza en Dios. Se trata de la falta de fe e 
interioridad, que se suple con obras externas. En el NT, Jesús criticará 
en la persona de los fariseos esta postura religiosa. Hay todavía una 
proclamación universal de la salvación, que incluye casos concretos, 
como los eunucos, árboles secos, que si cumplen con el sábado y 
guardan la alianza, tendrán un nombre o dignidad personal en la Casa 
de Dios, muy superior si hubiesen engendrado muchos hijos. De 
repudiados del templo, ahora son acogidos. También los extranjeros 
tienen ahora, su lugar en el templo, porque son justificados, si guardan 
el sábado y su alianza. A cambio, Dios les permite ofrecer sacrificios y 
holocaustos. La razón que hace de trasfondo de toda invitación 
universalista, es que la Casa de Dios, es Casa de Oración. El en NT, 
Jesús recuerda estas palabras, cuando expulsa a los cambistas del 
templo, hasta que se identifica ÉL como morada de Dios para los 
hombres. Espacio divino y humano, signo visible de interioridad, de fe 
y unidad para unirnos a este Cristo total, que es la Iglesia en todos sus 
miembros. 
b.- Jn. 5,33-36: Juan era la lámpara que ardía y brillaba. 
El evangelio, nos habla del discurso sobre la obra del Hijo. Es Jesús, 
quien da testimonio sobre su propia identidad mesiánica ante los
judíos, pero no es válido, si habla de sí mismo, o se puede poner en 
tela de juicio. Pero su testimonio debe ser garantizado por otra serie 
de testimonios en su favor. Todo profeta, debía justificar la 
autenticidad de su misión, por el poder de Dios que obraba en él. 
Jesús, posee varios testimonios a su favor, todos ellos provenientes 
de Dios: el de Juan Bautista, (vv. 33-35), los signos (v. 36), el del 
Padre (vv37-38) y el de las Escrituras (v. 39). Pero si el testimonio, 
como sabemos sobre sí mismo es unánime con el del Padre, entonces 
sí es válido, porque como enviado de Dios, no actúa por cuenta 
propia, sino que movido sólo por la voluntad del Padre Dios. Un solo 
testimonio, de dos personas el Padre del Hijo. El testimonio del 
Bautista (cfr. Jn. 1,7-8.15.19.32-34). Todo lo que Juan decía no ser, lo 
era Jesucristo: la luz, el Mesías, el profeta, el más fuerte, el 
preexistente… El testimonio de Juan, iba también destinado a los 
hombres para que creyeran en Jesús. Él no era la luz, pero sí reflejo 
de ella, lámpara que ardía y brillaba en la oscuridad, indicando el 
camino del que veía venir detrás de sí (cfr. Jn.1, 8). Juan era la 
lámpara, Cristo Jesús es la luz desde siempre. A pesar de ello, los 
judíos prefirieron la lámpara, a la luz, prefirieron al testigo en lugar de 
Jesús, el testimoniado. ¿Quién, además de Juan Bautista, puede 
testimoniar a favor de Jesús? Las obras, que realiza Jesús y 
confirman que es el enviado del Padre. Las obras fueron hechas, para 
que los hombres crean que Jesús era el Mesías, el Hijo de Dios, 
creyendo en ÉL tengan vida eterna (cfr. Jn.20, 30-31). Las obras 
hablan a las claras que Jesús es el enviado del Padre, ÉL no es una 
autoridad separada del testimonio del Padre, sino que permanece en 
su obrar unido a Dios. El Padre también testimonia a favor de Jesús, y 
consiste en creer que su Hijo nos ha dado vida eterna; los que creen 
en ÉL, poseen en su interior el testimonio del Padre. Quien no cree en 
Cristo hace a Dios mentiroso, porque no ha creído en el testimonio 
dado a favor de su Hijo (cfr. 1Jn. 5, 9-10ss). Este testimonio del Padre, 
lo percibe en sí sólo quien tiene fe, por ello los judíos no pueden 
aceptar el testimonio del Padre, porque no creen, no tienen fe en 
Jesús lo que lo hace imperceptible. El último testimonio lo dan las 
Escrituras. Los judíos consideraban muy importante estudiar y
escudriñar las Escrituras, el mejor medio para conocer y poseer la vida 
eterna. Sin embargo, las Escrituras hablaban de Jesús, el Mesías, y 
ahora lo rechazan. Por ello, Jesús les reprocha a sus interlocutores 
que sus aspiraciones son puramente humanas, buscan la fama, la 
estima de los hombres, en definitiva la gloria (cfr. Jn. 5, 41-43). La 
verdadera gloria, consiste en el reconocimiento humilde del hombre de 
la manifestación, trascendencia y poder de Dios. La gloria que de los 
hombres debía recibir Jesús, es reconocerlo como enviado del Padre, 
pero los judíos se la niegan. La mentalidad de los judíos era 
antropocéntrica, el de Jesús es teocéntrica, por eso ellos no lo 
aceptan; son capaces de aceptar a cualquier otro, que venga en su 
nombre, porque posee las mismas aspiraciones de ellos. Finalmente, 
Jesús señala que no los va acusar, tienen quien lo haga en nombre, 
Moisés los acusará, porque también él dio testimonio de Jesús, 
escribiendo sobre ÉL (cfr. Jn.5, 45-47; Dt. 18,15). En este Adviento, 
vivamos la novedad del evangelio, con alegría y fe este tiempo santo, 
signo de la luz, que ha de brillar siempre en nuestros corazones. 
La Beata Isabel de la Trinidad, en su tratado la “Grandeza de tu 
vocación” Isabel despliega su experiencia de fe: “Asegúrate en la fe, 
es decir, no obres más que bajo la luz potente de Dios, nunca según 
las impresiones y la imaginación. Cree que Él te ama, que quiere 
ayudarte El mismo en las luchas que tendrás que sostener. Cree en su 
amor, su demasiado gran amor, como dice San Pablo (Ef. 2, 4). 
Alimenta tu alma de las grandes verdades de la fe, que le revelan toda 
su riqueza y el fin para el que Dios la ha creado. Si tú vives en todas 
sus cosas, tu piedad no será una exaltación nerviosa, como temes, 
sino será verdadera. ¡Es tan hermosa la verdad, la verdad del amor: 
«El me ha amado, El se ha entregado por mí» (Gal. 2, 20)! He aquí, 
hijita, lo que es ser verdadero” (Grandeza de tu vocación 11). 
SABADO 
Lecturas bíblicas 
a.- Gn. 49, 1-2.8-10: No se apartará de Judá el cetro ni el bastón de 
mando de sus rodillas.
La primera lectura, nos habla de la profecía mesiánica de Jacob sobre 
la tribu de Judá, que obtiene una primacía sobre el resto. Su esplendor 
lo alcanza con David y Salomón, pertenecientes a esa tribu, pero que 
alcanza su cenit en Jesucristo, el Señor, el Mesías –Rey (cfr. Ap. 5,5). 
El texto pertenece a las llamadas bendiciones de Jacob, cuando se 
encuentra en Egipto, cercano a su muerte. Como su padre, Isaac, 
había hecho en ese momento (cfr. Gn. 27), Jacob imparte su 
bendición, es su herencia para los suyos. La bendición es un descubrir 
el futuro de cada uno de sus hijos, fundada en la palabra del patriarca, 
que habla en nombre de Yahvé. Bendición y palabra, intrínsecamente 
unidas, con la fuerza de su cumplimiento en el futuro. Este texto 
comienza, como anuncio del futuro, y termina como bendición (cfr. Gn. 
49, 1. 28). Cada una de estas bendiciones, acontecimiento de las 
tribus en la época de los Jueces, adquirieron esta configuración en la 
época de David, y fueron introducidas en el Pentateuco en la época 
del regreso del exilio de Babilonia. Destacan las bendiciones de Judá y 
de José, por varias razones, destacándose por sobre las demás, la de 
Judá en el sur y la de José (Efrain y Manasés) en el centro de Canaán. 
La bendición de Judá, de origen yahvista pronostica, hegemonía y 
superioridad sobre sus enemigos. El león, es su símbolo, por ser el rey 
del bosque, de la selva. Cetro y bastón de mando, hablan de Judá, 
símbolos de la realeza, anuncio clarísimo a la monarquía de David, el 
que sometió a todos los pueblos cercanos, formando un imperio, que 
rigió el destino de los pueblos, integrados en una nación. Hasta el 
momento no había encontrado motivos de alabanza para sus hijos, sin 
embargo, al llegar a Judá, todo cambia, cambia la perspectiva y el 
horizonte: “Tú eres Judá” (v. 8), sus hermanos lo alabarán, es decir, 
reconocerán su superioridad, al vencer a sus enemigos. Por esto, se 
postrarán ante él, los hijos de su padre, es decir, las otras tribus. La 
hegemonía de Judá, sobre las otras tribus, se cumplió en tiempos de 
David y de Salomón, de la tribu de Judá con las victorias sobre 
arameos, filisteos, edomitas, moabita y amonitas. Judá, es el león, que 
sube a las montañas para devorar a su presa y nadie se atreve a 
molestarle (v.9). Judá, también es presentado, como rey soberano que 
tiene en sus manos el cetro y el báculo o bastón de mando, entre sus
pies hasta que venga aquel a quien le pertenece el cetro o símbolo de 
poder. Su territorio será rico en viñas y pastos, de forma que atará a la 
vid su borrico, lavará en vino sus vestidos y la leche blanqueará sus 
dientes (cfr. Gn. 49,11). La interpretación mesiánica de este vaticinio, 
parece identificarse con la época de los Jueces, reinterpretado en los 
tiempos de David y de Salomón por su preeminencia, encontrando su 
marco ideológico en tiempos de los profetas Amós, Isaías y Miqueas. 
Este texto se aplicó a Cristo glorioso, “el león de Judá” (Ap.5,5). Se 
habla de la obediencia de los pueblos de los pueblos, que prestarán a 
este personaje misterioso al que pertenece, el cetro y el bastón de 
mando, mientras Judá, mantiene esa preeminencia sobre las demás 
tribus, hasta que llegue aquel, a quien pertenece ese cetro de mando, 
es decir, el Mesías, a quien Judá dará el cetro para que continué con 
esta supremacía. La tribu de Judá mantuvo esta primacía hasta el año 
586 a. C., e incluso después del exilio, porque ser la tribu de David y 
en su territorio estaba el templo de Jerusalén, centro espiritual de todo 
Israel. Las promesas mesiánicas se cumplen en la descendencia de 
Jacob. La descendencia de la mujer triunfará por sobre la 
descendencia de la serpiente (cfr. Gn.3,15); la bendición de Noé, 
segundo padre de la humanidad, recae sobre los semitas (cfr. 
Gn.9,26); a Abraham de origen semita, se le promete la bendición para 
su descendencia (cfr. Gn.12,3), heredada por Isaac y Jacob, y ahora 
se concretiza y anuncia por primera vez una persona que encarnará 
este ideal mesiánico en un descendiente de esta tribu de Judá. La 
promesa se hace más cercana en la familia de David, de la tribu de 
Judá (cfr. 2 Sam. 7, 11-17) y se anuncia el lugar donde nacerá en 
Belén (cfr. Miq.5,3). Las profecías adquieren perfiles históricos y 
humanos cada vez más concretos, en nuestro caminar hacia el 
encuentro del Mesías, tan cercano a nosotros, Jesucristo, el Señor. 
b.- Mt.1, 1-17: Genealogía de Jesucristo, hijo de David. 
El evangelio, nos presenta la genealogía de Jesucristo, descendiente 
de Judá y David. Esta genealogía de Mateo, es descendente ya que 
empieza en Abraham y termina en Jesús, hijo de María y José. Entre 
los antepasados de Jesús, encontramos de todo, unos muy buenos y
otros no tanto. Si bien predominan los hombres, línea masculina, hay 
cuatro mujeres: Tamar (cfr. Gen.38); Rahab, prostituta de Jericó (cfr. 
Jos. 2), que tuvo un hijo de su propio suegro; Rut la moabita (cfr. Rut 
4), Betsabé, mujer de Urías y luego de David (cfr.2 Sam. 11), además 
de María, la madre de Jesús. Dos de ellas eran extranjeras: Rahab y 
Rut. De este forma queda clara la pertenencia de Jesucristo, y su 
solidaridad con toda la humanidad, en su condición real y pecadora. 
Es la acción de la Providencia divina, que trabaja con la humanidad y 
en la humanidad, guiándola hacia Cristo Jesús. Como Hombre y Dios 
verdadero, se convierte en el modelo del hombre nuevo. Sólo en el 
misterio de Dios, se esclarece el misterio del hombre, como enseña el 
Concilio, Adán es figura del que había de venir, Cristo nuevo Adán, 
revelación del Padre y de su amor por el hombre, revelándole lo que 
es y la vocación a la está llamado (cfr. GS 22). Si Cristo se hace 
Hombre, en el misterio de su Encarnación, es para que el hombre sea 
divino, es decir hijo de Dios. Todo este movimiento, se centra en la 
maternidad divina de María. Ella es la morada de Dios con los 
hombres, en Ella se realizó el admirable encuentro personal de Dios 
con el hombre; tan divino y tan humano que el Verbo de Dios, su 
Palabra se hace humano en María, se unió como nosotros. Admirable 
misterio de amor. 
Sor Isabel, en la Navidad de 1901: “En el humilde y frío establo ¡qué 
hermoso está el Niño Jesús!/ ¡Oh gracia, oh prodigio, oh milagro!/ ¡Sí, 
ha venido para mí!/ Contemplando la gran miseria/ de los hijos que ha 
amado demasiado, /el Padre, lleno de ternura/ les dio su Verbo 
adorado. (Poesía 75). 
NB: Tener en cuenta que comienza en estos días las Feria Mayor o 
Tiempo de Navidad del 17 al 24 de diciembre inclusive. 
P. Julio González C.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

PDF | Lección 4 | El poder de la oración: Interceder por otros | Escuela Sabá...
PDF | Lección 4 | El poder de la oración: Interceder por otros | Escuela Sabá...PDF | Lección 4 | El poder de la oración: Interceder por otros | Escuela Sabá...
PDF | Lección 4 | El poder de la oración: Interceder por otros | Escuela Sabá...jespadill
 
Recibiréis Poder - Elena G. White
Recibiréis Poder - Elena G. WhiteRecibiréis Poder - Elena G. White
Recibiréis Poder - Elena G. WhiteRemanenteAdventista
 
La Maravillosa Gracia de Dios - Elena G. White
La Maravillosa Gracia de Dios - Elena G. WhiteLa Maravillosa Gracia de Dios - Elena G. White
La Maravillosa Gracia de Dios - Elena G. WhiteRemanenteAdventista
 
Reflejemos a Jesús - Elena G. White
Reflejemos a Jesús - Elena G. WhiteReflejemos a Jesús - Elena G. White
Reflejemos a Jesús - Elena G. WhiteRemanenteAdventista
 
2º Semana se Adviento
2º Semana se Adviento2º Semana se Adviento
2º Semana se AdvientoLolicanadilla
 
Hijos e hijas de Dos - Elena G. White
Hijos e hijas de Dos - Elena G. WhiteHijos e hijas de Dos - Elena G. White
Hijos e hijas de Dos - Elena G. WhiteRemanenteAdventista
 
En los lugares celestiales - Elena G. White
En los lugares celestiales - Elena G. White En los lugares celestiales - Elena G. White
En los lugares celestiales - Elena G. White RemanenteAdventista
 
La Fe por la cual vivo - Elena G. White
La Fe por la cual vivo - Elena G. WhiteLa Fe por la cual vivo - Elena G. White
La Fe por la cual vivo - Elena G. WhiteRemanenteAdventista
 
Dones ministeriales
Dones ministerialesDones ministeriales
Dones ministerialesLuis Tk
 
Leccion 11 - Visiones de Esperanza (Zacarias)
Leccion 11 - Visiones de Esperanza (Zacarias)Leccion 11 - Visiones de Esperanza (Zacarias)
Leccion 11 - Visiones de Esperanza (Zacarias)adarmejear
 
Nuestra Elevada Vocación - Elena G. White
Nuestra Elevada Vocación - Elena G. WhiteNuestra Elevada Vocación - Elena G. White
Nuestra Elevada Vocación - Elena G. WhiteRemanenteAdventista
 
Dones Espirituales Parte Dos
Dones Espirituales Parte DosDones Espirituales Parte Dos
Dones Espirituales Parte DosJEFFREY TORO
 
Exaltad a Jesús - Elena G. White
Exaltad a Jesús - Elena G. WhiteExaltad a Jesús - Elena G. White
Exaltad a Jesús - Elena G. WhiteRemanenteAdventista
 
03 Dones Espirituales Sef
03 Dones Espirituales Sef03 Dones Espirituales Sef
03 Dones Espirituales Sefchucho1943
 
C peter wagner como enfrentarnos a la reina del cielo x eltropical
C peter wagner como enfrentarnos a la reina del cielo x eltropicalC peter wagner como enfrentarnos a la reina del cielo x eltropical
C peter wagner como enfrentarnos a la reina del cielo x eltropicalEberto Mejia
 
Dones del espiritu santo 1parte
Dones del espiritu santo 1parteDones del espiritu santo 1parte
Dones del espiritu santo 1partecsrmarchant1982
 
Los dones espirituales
Los dones espiritualesLos dones espirituales
Los dones espiritualesmanuel leon
 
03 dones espirituales
03 dones espirituales03 dones espirituales
03 dones espiritualeschucho1943
 

La actualidad más candente (20)

PDF | Lección 4 | El poder de la oración: Interceder por otros | Escuela Sabá...
PDF | Lección 4 | El poder de la oración: Interceder por otros | Escuela Sabá...PDF | Lección 4 | El poder de la oración: Interceder por otros | Escuela Sabá...
PDF | Lección 4 | El poder de la oración: Interceder por otros | Escuela Sabá...
 
Recibiréis Poder - Elena G. White
Recibiréis Poder - Elena G. WhiteRecibiréis Poder - Elena G. White
Recibiréis Poder - Elena G. White
 
La Maravillosa Gracia de Dios - Elena G. White
La Maravillosa Gracia de Dios - Elena G. WhiteLa Maravillosa Gracia de Dios - Elena G. White
La Maravillosa Gracia de Dios - Elena G. White
 
Reflejemos a Jesús - Elena G. White
Reflejemos a Jesús - Elena G. WhiteReflejemos a Jesús - Elena G. White
Reflejemos a Jesús - Elena G. White
 
EGW La Maravillosa Gracia
EGW La Maravillosa GraciaEGW La Maravillosa Gracia
EGW La Maravillosa Gracia
 
2º Semana se Adviento
2º Semana se Adviento2º Semana se Adviento
2º Semana se Adviento
 
Hijos e hijas de Dos - Elena G. White
Hijos e hijas de Dos - Elena G. WhiteHijos e hijas de Dos - Elena G. White
Hijos e hijas de Dos - Elena G. White
 
En los lugares celestiales - Elena G. White
En los lugares celestiales - Elena G. White En los lugares celestiales - Elena G. White
En los lugares celestiales - Elena G. White
 
La Fe por la cual vivo - Elena G. White
La Fe por la cual vivo - Elena G. WhiteLa Fe por la cual vivo - Elena G. White
La Fe por la cual vivo - Elena G. White
 
Dones ministeriales
Dones ministerialesDones ministeriales
Dones ministeriales
 
Leccion 11 - Visiones de Esperanza (Zacarias)
Leccion 11 - Visiones de Esperanza (Zacarias)Leccion 11 - Visiones de Esperanza (Zacarias)
Leccion 11 - Visiones de Esperanza (Zacarias)
 
Nuestra Elevada Vocación - Elena G. White
Nuestra Elevada Vocación - Elena G. WhiteNuestra Elevada Vocación - Elena G. White
Nuestra Elevada Vocación - Elena G. White
 
Dones Espirituales Parte Dos
Dones Espirituales Parte DosDones Espirituales Parte Dos
Dones Espirituales Parte Dos
 
Exaltad a Jesús - Elena G. White
Exaltad a Jesús - Elena G. WhiteExaltad a Jesús - Elena G. White
Exaltad a Jesús - Elena G. White
 
03 Dones Espirituales Sef
03 Dones Espirituales Sef03 Dones Espirituales Sef
03 Dones Espirituales Sef
 
C peter wagner como enfrentarnos a la reina del cielo x eltropical
C peter wagner como enfrentarnos a la reina del cielo x eltropicalC peter wagner como enfrentarnos a la reina del cielo x eltropical
C peter wagner como enfrentarnos a la reina del cielo x eltropical
 
Dones del espiritu santo 1parte
Dones del espiritu santo 1parteDones del espiritu santo 1parte
Dones del espiritu santo 1parte
 
Sesion: VISIONES DE ESPERANZA (ZACARÍAS)
Sesion: VISIONES DE ESPERANZA (ZACARÍAS)Sesion: VISIONES DE ESPERANZA (ZACARÍAS)
Sesion: VISIONES DE ESPERANZA (ZACARÍAS)
 
Los dones espirituales
Los dones espiritualesLos dones espirituales
Los dones espirituales
 
03 dones espirituales
03 dones espirituales03 dones espirituales
03 dones espirituales
 

Destacado

Convite divulgaçao -congresso internacional
Convite   divulgaçao -congresso internacionalConvite   divulgaçao -congresso internacional
Convite divulgaçao -congresso internacionalANA GRALHEIRO
 
Folha municipal especial de natal - pág 4
Folha municipal   especial de natal - pág 4Folha municipal   especial de natal - pág 4
Folha municipal especial de natal - pág 4leriby26
 
Pursuing The Job Of Your Dream
Pursuing The Job Of Your DreamPursuing The Job Of Your Dream
Pursuing The Job Of Your DreamCindy Etsell
 
Psicologia y las demas ciencia (1)
Psicologia y las demas ciencia (1)Psicologia y las demas ciencia (1)
Psicologia y las demas ciencia (1)Dante zeus
 
Eq4 redes sociales y medios de comunicación
Eq4 redes sociales y medios de comunicaciónEq4 redes sociales y medios de comunicación
Eq4 redes sociales y medios de comunicaciónMarina Jaramillo
 
Historia de los mundiales.
Historia de los mundiales.Historia de los mundiales.
Historia de los mundiales.Manuelaguerrero1
 
Redes sociales yuri
Redes sociales yuriRedes sociales yuri
Redes sociales yuriybd123
 
Propuesta para un crecimiento humano integral
Propuesta para un crecimiento humano integralPropuesta para un crecimiento humano integral
Propuesta para un crecimiento humano integralBrendytha Andrade
 
Las redes sociales y su uso academico
Las redes sociales y su uso academicoLas redes sociales y su uso academico
Las redes sociales y su uso academicoJuls Acosta
 
JUEGO MECANICO
JUEGO MECANICOJUEGO MECANICO
JUEGO MECANICOedward1758
 
Intrtoduccion a la pedagogia
Intrtoduccion a la pedagogiaIntrtoduccion a la pedagogia
Intrtoduccion a la pedagogiabest0506141789
 
Pommes de terre france
Pommes de terre francePommes de terre france
Pommes de terre francemalfonsoromero
 

Destacado (20)

Presentación trabajo colaborativo
Presentación trabajo colaborativoPresentación trabajo colaborativo
Presentación trabajo colaborativo
 
Apresentação1
Apresentação1Apresentação1
Apresentação1
 
Etno
EtnoEtno
Etno
 
2º desafio
2º desafio2º desafio
2º desafio
 
Convite divulgaçao -congresso internacional
Convite   divulgaçao -congresso internacionalConvite   divulgaçao -congresso internacional
Convite divulgaçao -congresso internacional
 
Folha municipal especial de natal - pág 4
Folha municipal   especial de natal - pág 4Folha municipal   especial de natal - pág 4
Folha municipal especial de natal - pág 4
 
Pursuing The Job Of Your Dream
Pursuing The Job Of Your DreamPursuing The Job Of Your Dream
Pursuing The Job Of Your Dream
 
Psicologia y las demas ciencia (1)
Psicologia y las demas ciencia (1)Psicologia y las demas ciencia (1)
Psicologia y las demas ciencia (1)
 
excel
excelexcel
excel
 
proyecto final
proyecto final proyecto final
proyecto final
 
Eq4 redes sociales y medios de comunicación
Eq4 redes sociales y medios de comunicaciónEq4 redes sociales y medios de comunicación
Eq4 redes sociales y medios de comunicación
 
Historia de los mundiales.
Historia de los mundiales.Historia de los mundiales.
Historia de los mundiales.
 
Redes sociales yuri
Redes sociales yuriRedes sociales yuri
Redes sociales yuri
 
Propuesta para un crecimiento humano integral
Propuesta para un crecimiento humano integralPropuesta para un crecimiento humano integral
Propuesta para un crecimiento humano integral
 
Las redes sociales y su uso academico
Las redes sociales y su uso academicoLas redes sociales y su uso academico
Las redes sociales y su uso academico
 
Departamentos de colombia
Departamentos de colombiaDepartamentos de colombia
Departamentos de colombia
 
JUEGO MECANICO
JUEGO MECANICOJUEGO MECANICO
JUEGO MECANICO
 
Intrtoduccion a la pedagogia
Intrtoduccion a la pedagogiaIntrtoduccion a la pedagogia
Intrtoduccion a la pedagogia
 
fase de diseño
fase de diseñofase de diseño
fase de diseño
 
Pommes de terre france
Pommes de terre francePommes de terre france
Pommes de terre france
 

Similar a Tercera Semana de Adviento, Lectio Divina

Lectura Orante - Semana XVI - Fr Julio César González Carretti OCD
Lectura Orante - Semana XVI - Fr Julio César González Carretti OCDLectura Orante - Semana XVI - Fr Julio César González Carretti OCD
Lectura Orante - Semana XVI - Fr Julio César González Carretti OCDORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
LECTURA ORANTE Tercera Semana de Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCD
LECTURA ORANTE Tercera Semana de  Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCDLECTURA ORANTE Tercera Semana de  Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCD
LECTURA ORANTE Tercera Semana de Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCDORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
2° Domingo Adviento Ciclo A
2° Domingo Adviento Ciclo A2° Domingo Adviento Ciclo A
2° Domingo Adviento Ciclo AMaike Loes
 
CARMELO DE TERESA, Decima Semana Ciclo B, Fr Julio César González Carretti ocd
CARMELO DE TERESA, Decima Semana Ciclo B, Fr Julio César González Carretti ocdCARMELO DE TERESA, Decima Semana Ciclo B, Fr Julio César González Carretti ocd
CARMELO DE TERESA, Decima Semana Ciclo B, Fr Julio César González Carretti ocdORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
Tercera Semana Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carretti OCD
Tercera Semana Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carretti OCDTercera Semana Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carretti OCD
Tercera Semana Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carretti OCDORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
Notas de Elena | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela Sabática
Notas de Elena | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela SabáticaNotas de Elena | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela Sabática
Notas de Elena | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela Sabáticajespadill
 
Primera Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Primera Semana de  Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDPrimera Semana de  Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Primera Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
LECTURA ORANTE: XIX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carr...
LECTURA ORANTE: XIX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carr...LECTURA ORANTE: XIX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carr...
LECTURA ORANTE: XIX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carr...ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
Cuarta Semana de Adviento y Feria Mayor, Fr Julio González Carretti
Cuarta Semana de Adviento y Feria Mayor, Fr Julio González CarrettiCuarta Semana de Adviento y Feria Mayor, Fr Julio González Carretti
Cuarta Semana de Adviento y Feria Mayor, Fr Julio González CarrettiORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
Primera Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Primera Semana de  Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDPrimera Semana de  Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Primera Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CARMELO TERESIANO EN CHILE: Domingo de Ramos hasta Miércoles Santo
CARMELO TERESIANO EN CHILE: Domingo de Ramos hasta Miércoles SantoCARMELO TERESIANO EN CHILE: Domingo de Ramos hasta Miércoles Santo
CARMELO TERESIANO EN CHILE: Domingo de Ramos hasta Miércoles SantoORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
El sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
El sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela SabáticaEl sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
El sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabáticajespadill
 
LECTURA ORANTE: Bautismo del Señor Ciclo C, Fr. Julio César González Carretti...
LECTURA ORANTE: Bautismo del Señor Ciclo C, Fr. Julio César González Carretti...LECTURA ORANTE: Bautismo del Señor Ciclo C, Fr. Julio César González Carretti...
LECTURA ORANTE: Bautismo del Señor Ciclo C, Fr. Julio César González Carretti...ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
Décima Segunda Semana del Tiempo Ordinario; Fr Julio César González Carretti OCD
Décima Segunda Semana del Tiempo Ordinario; Fr Julio César González Carretti OCDDécima Segunda Semana del Tiempo Ordinario; Fr Julio César González Carretti OCD
Décima Segunda Semana del Tiempo Ordinario; Fr Julio César González Carretti OCDORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.
Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.
Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 

Similar a Tercera Semana de Adviento, Lectio Divina (20)

Tercer Domingo de Adviento, Lectio Divina
Tercer  Domingo de Adviento, Lectio DivinaTercer  Domingo de Adviento, Lectio Divina
Tercer Domingo de Adviento, Lectio Divina
 
Lectura Orante - Semana XVI - Fr Julio César González Carretti OCD
Lectura Orante - Semana XVI - Fr Julio César González Carretti OCDLectura Orante - Semana XVI - Fr Julio César González Carretti OCD
Lectura Orante - Semana XVI - Fr Julio César González Carretti OCD
 
LECTURA ORANTE Tercera Semana de Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCD
LECTURA ORANTE Tercera Semana de  Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCDLECTURA ORANTE Tercera Semana de  Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCD
LECTURA ORANTE Tercera Semana de Cuaresma, Fr Julio González Carretti OCD
 
2° Domingo Adviento Ciclo A
2° Domingo Adviento Ciclo A2° Domingo Adviento Ciclo A
2° Domingo Adviento Ciclo A
 
Jesus y el bautista
Jesus y el bautistaJesus y el bautista
Jesus y el bautista
 
CARMELO DE TERESA, Decima Semana Ciclo B, Fr Julio César González Carretti ocd
CARMELO DE TERESA, Decima Semana Ciclo B, Fr Julio César González Carretti ocdCARMELO DE TERESA, Decima Semana Ciclo B, Fr Julio César González Carretti ocd
CARMELO DE TERESA, Decima Semana Ciclo B, Fr Julio César González Carretti ocd
 
Tercera Semana Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carretti OCD
Tercera Semana Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carretti OCDTercera Semana Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carretti OCD
Tercera Semana Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carretti OCD
 
Sec 7 desierto
Sec 7 desiertoSec 7 desierto
Sec 7 desierto
 
Notas de Elena | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela Sabática
Notas de Elena | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela SabáticaNotas de Elena | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela Sabática
Notas de Elena | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela Sabática
 
Primera Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Primera Semana de  Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDPrimera Semana de  Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Primera Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
 
LECTURA ORANTE: XIX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carr...
LECTURA ORANTE: XIX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carr...LECTURA ORANTE: XIX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carr...
LECTURA ORANTE: XIX Semana del Tiempo Ordinario, Fr Julio César González Carr...
 
Cuarta Semana de Adviento y Feria Mayor, Fr Julio González Carretti
Cuarta Semana de Adviento y Feria Mayor, Fr Julio González CarrettiCuarta Semana de Adviento y Feria Mayor, Fr Julio González Carretti
Cuarta Semana de Adviento y Feria Mayor, Fr Julio González Carretti
 
Tema 5, 1º ESO: La fiesta del Reino
Tema 5, 1º ESO: La fiesta del ReinoTema 5, 1º ESO: La fiesta del Reino
Tema 5, 1º ESO: La fiesta del Reino
 
Tema 05
Tema 05Tema 05
Tema 05
 
Primera Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Primera Semana de  Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCDPrimera Semana de  Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
Primera Semana de Cuaresma, Fr Julio César González Carretti OCD
 
CARMELO TERESIANO EN CHILE: Domingo de Ramos hasta Miércoles Santo
CARMELO TERESIANO EN CHILE: Domingo de Ramos hasta Miércoles SantoCARMELO TERESIANO EN CHILE: Domingo de Ramos hasta Miércoles Santo
CARMELO TERESIANO EN CHILE: Domingo de Ramos hasta Miércoles Santo
 
El sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
El sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela SabáticaEl sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
El sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
 
LECTURA ORANTE: Bautismo del Señor Ciclo C, Fr. Julio César González Carretti...
LECTURA ORANTE: Bautismo del Señor Ciclo C, Fr. Julio César González Carretti...LECTURA ORANTE: Bautismo del Señor Ciclo C, Fr. Julio César González Carretti...
LECTURA ORANTE: Bautismo del Señor Ciclo C, Fr. Julio César González Carretti...
 
Décima Segunda Semana del Tiempo Ordinario; Fr Julio César González Carretti OCD
Décima Segunda Semana del Tiempo Ordinario; Fr Julio César González Carretti OCDDécima Segunda Semana del Tiempo Ordinario; Fr Julio César González Carretti OCD
Décima Segunda Semana del Tiempo Ordinario; Fr Julio César González Carretti OCD
 
Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.
Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.
Quinta Semana de Cuaresma - C , Fr Julio González Carretti Ocd.
 

Más de ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS

OOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDES
OOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDESOOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDES
OOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDESORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney Santos
CICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney SantosCICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney Santos
CICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney SantosORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...
CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...
CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...
CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...
CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...
CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...
CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"
CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"
CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...
CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...
CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"
CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"
CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...
CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...
CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 

Más de ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS (20)

Communicationes 358 sp
Communicationes 358 spCommunicationes 358 sp
Communicationes 358 sp
 
201812 carta definitorio-15-es
201812 carta definitorio-15-es201812 carta definitorio-15-es
201812 carta definitorio-15-es
 
ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS CHILE
ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS CHILEORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS CHILE
ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS CHILE
 
OOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDES
OOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDESOOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDES
OOCDS INFORME TRIENIO Y PROPUESTAS CENTENARIO TERESA DE LOS ANDES
 
CICLASUR 2016 - Reseña del Congreso de Carmelitas Seglares
CICLASUR 2016 - Reseña del Congreso de Carmelitas SeglaresCICLASUR 2016 - Reseña del Congreso de Carmelitas Seglares
CICLASUR 2016 - Reseña del Congreso de Carmelitas Seglares
 
CICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney Santos
CICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney SantosCICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney Santos
CICLASUR 2016 - TEMA 6 - "Supiste reir, amar, jugar y servir", Sidney Santos
 
CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...
CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...
CICLASUR 2016 - TEMA 5 - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fue...
 
CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - TEMA 1 - "Teresa de Los Andes Enamorada de Jesucristo"
 
CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...
CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...
CICLASUR 2016 - BRASIL sur - "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar ...
 
CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...
CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...
CICLASUR 2016 - URUGUAY - "Teresa de Los Andes, de la mano de María fuiste fu...
 
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
 
CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"
CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"
CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"
 
CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...
CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...
CICLASUR 2016 - PARAGUAY - "Teresa de Los Andes, alegría y ternura en la fami...
 
CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"
CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"
CICLASUR 2016 - ARGENTINA - "Teresa de Los Andes, religiosa del Carmelo"
 
CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - BOLIVIA - "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
 
OCD COMMUNICATIONES 313 - CURIA GENERAL
OCD COMMUNICATIONES 313 - CURIA GENERALOCD COMMUNICATIONES 313 - CURIA GENERAL
OCD COMMUNICATIONES 313 - CURIA GENERAL
 
CICLASUR - COMUNICACIÓN Nº10 28052016
CICLASUR - COMUNICACIÓN Nº10 28052016CICLASUR - COMUNICACIÓN Nº10 28052016
CICLASUR - COMUNICACIÓN Nº10 28052016
 
CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...
CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...
CICLASUR 2016 - Tema 4: "Teresa de Los Andes, supiste reir, amar, jugar y ser...
 
CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
CICLASUR 2016 - Tema 3: "Teresa de Los Andes, enamorada de Jesucristo"
 
LECTURA ORANTE - DOMINGO DE PENTECOSTÉS - C
LECTURA ORANTE - DOMINGO DE PENTECOSTÉS - CLECTURA ORANTE - DOMINGO DE PENTECOSTÉS - C
LECTURA ORANTE - DOMINGO DE PENTECOSTÉS - C
 

Último

Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudio
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudioUnidad I Eclesiologia: Objeto de estudio
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudioJuan Hernandez
 
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdf
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdfSEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdf
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdfasociacion
 
Tema 6 CUAL ES LA ULTIMA PONTENCIA DEL MUNDO.pptx.pdf
Tema 6 CUAL ES LA ULTIMA PONTENCIA DEL MUNDO.pptx.pdfTema 6 CUAL ES LA ULTIMA PONTENCIA DEL MUNDO.pptx.pdf
Tema 6 CUAL ES LA ULTIMA PONTENCIA DEL MUNDO.pptx.pdfasociacion
 
Tema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdf
Tema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdfTema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdf
Tema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdfasociacion
 
Tema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdf
Tema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdfTema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdf
Tema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdfasociacion
 
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdf
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdfTema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdf
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdfasociacion
 
Introducción a la Fe- Unidad 2 Las fuentes de la revelación_2023 (1).pptx
Introducción a la Fe- Unidad 2 Las fuentes de la revelación_2023 (1).pptxIntroducción a la Fe- Unidad 2 Las fuentes de la revelación_2023 (1).pptx
Introducción a la Fe- Unidad 2 Las fuentes de la revelación_2023 (1).pptxValeriaBurgos38
 
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdf
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdfEL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdf
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdfasociacion
 
Los 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdf
Los 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdfLos 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdf
Los 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdfasociacion
 
Lección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerras
Lección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerrasLección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerras
Lección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerrasSamuelLargocamacho
 
Folleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdf
Folleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdfFolleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdf
Folleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdfJocelyneGarrido2
 
10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptx
10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptx10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptx
10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptxakermansara040
 
EL MILENIO SEGUN EL LIBRO APOCALIPSIS 20.pptx
EL MILENIO SEGUN EL LIBRO APOCALIPSIS 20.pptxEL MILENIO SEGUN EL LIBRO APOCALIPSIS 20.pptx
EL MILENIO SEGUN EL LIBRO APOCALIPSIS 20.pptxleonardo1610
 
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIA
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIACONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIA
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIAalvarolinero
 
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdfTema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdfasociacion
 
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.ppt
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.pptHistoria de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.ppt
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.pptAlceirFerreira
 
las duras consecuencias de apartarse de dios.pptx
las duras consecuencias de apartarse de dios.pptxlas duras consecuencias de apartarse de dios.pptx
las duras consecuencias de apartarse de dios.pptxjoelogiron
 
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdf
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdfTema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdf
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdfasociacion
 

Último (20)

Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudio
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudioUnidad I Eclesiologia: Objeto de estudio
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudio
 
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdf
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdfSEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdf
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdf
 
Tema 6 CUAL ES LA ULTIMA PONTENCIA DEL MUNDO.pptx.pdf
Tema 6 CUAL ES LA ULTIMA PONTENCIA DEL MUNDO.pptx.pdfTema 6 CUAL ES LA ULTIMA PONTENCIA DEL MUNDO.pptx.pdf
Tema 6 CUAL ES LA ULTIMA PONTENCIA DEL MUNDO.pptx.pdf
 
Tema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdf
Tema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdfTema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdf
Tema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdf
 
Tema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdf
Tema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdfTema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdf
Tema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdf
 
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdf
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdfTema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdf
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdf
 
Introducción a la Fe- Unidad 2 Las fuentes de la revelación_2023 (1).pptx
Introducción a la Fe- Unidad 2 Las fuentes de la revelación_2023 (1).pptxIntroducción a la Fe- Unidad 2 Las fuentes de la revelación_2023 (1).pptx
Introducción a la Fe- Unidad 2 Las fuentes de la revelación_2023 (1).pptx
 
A los asesores espirituales de los grupos vicencianos
A los asesores espirituales de los grupos vicencianosA los asesores espirituales de los grupos vicencianos
A los asesores espirituales de los grupos vicencianos
 
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdf
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdfEL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdf
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdf
 
Los 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdf
Los 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdfLos 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdf
Los 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdf
 
59 El sellamiento 23.06.05.pdf
59 El sellamiento           23.06.05.pdf59 El sellamiento           23.06.05.pdf
59 El sellamiento 23.06.05.pdf
 
Lección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerras
Lección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerrasLección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerras
Lección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerras
 
Folleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdf
Folleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdfFolleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdf
Folleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdf
 
10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptx
10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptx10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptx
10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptx
 
EL MILENIO SEGUN EL LIBRO APOCALIPSIS 20.pptx
EL MILENIO SEGUN EL LIBRO APOCALIPSIS 20.pptxEL MILENIO SEGUN EL LIBRO APOCALIPSIS 20.pptx
EL MILENIO SEGUN EL LIBRO APOCALIPSIS 20.pptx
 
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIA
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIACONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIA
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIA
 
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdfTema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
 
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.ppt
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.pptHistoria de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.ppt
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.ppt
 
las duras consecuencias de apartarse de dios.pptx
las duras consecuencias de apartarse de dios.pptxlas duras consecuencias de apartarse de dios.pptx
las duras consecuencias de apartarse de dios.pptx
 
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdf
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdfTema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdf
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdf
 

Tercera Semana de Adviento, Lectio Divina

  • 1. TERCERA SEMANA DE ADVIENTO (Ciclo B) DOMINGO Lecturas bíblicas: a.- Is. 61,1-2.10-11: Desbordo de gozo con el Señor. La primera lectura, nos habla de un creyente carismático, quizás un discípulo de Isaías, ungido como los sacerdotes y reyes, enviado con una misión que llevar a cabo con el pueblo de Israel. Este anuncio, tiene mucho en común con los cánticos sobre el Siervo de Yahvé. Es un profeta, que en un monólogo, anuncia una profecía de salvación, pero no siendo un instrumento de ella, como ocurre con los cánticos del Siervo de Yahvé, que el anuncio lo vive personalmente. Se habla de un día de venganza, con lo que se diferencia del Siervo que personalmente trae un mensaje de salvación y sufre por ello. El profeta, aquí ocupa el oficio de un heraldo, de una salvación que llega. “El espíritu del Señor Yahvé, está sobre mí” (v.1), quiere significar una intervención carismática del Señor en la vida del profeta, para realizar una misión en la comunidad. Se siente ungido por el mismo Dios, como los reyes y sacerdotes para ejercer sus funciones; se siente enviado, con el espíritu de profecía para predicar la buena noticia a los pobres, para vendar los corazones rotos, israelitas oprimidos por la injusticia y abatidos por desgracias sociales. Su misión, anunciar un jubileo: anunciar a los cautivos la libertad, un año de gracia, de parte de Dios, un año de remisión y reconciliación con su pueblo; una amnistía general: liberación de los encarcelados. Mientras el año de gracia, será a favor de sus fieles, el día de venganza será para los pecadores, enemigos de Israel o dentro del propio pueblo. La mención
  • 2. de un año de gracia y día de venganza, quizás quiere manifestar que Yahvé, es magnánimo a la hora de perdonar más que en castigar; la remisión dura n año, mientras el castigo un día. Estas etapas, servirán para consolar a los tristes y abatido, que contemplarán la gracia misericordiosa a favor de sus fieles, mientras el día de venganza, sentirán que los derechos di Dios y el camino de la virtud queda públicamente vindicado. Los afligidos de Sión, dejarán la ceniza del duelo, para recibir la diadema, signo de alegría (v. 3), para ser ungidos por el óleo del gozo. Como encinas, se sienten fuertes y llenos de optimismo, les llamará robles de justicia, porque son plantados por Yahvé para manifestar su gloria (v. 3). De esta manera se destaca su vigor de los árboles, de los justos, porque son la plantación de Yahvé. b.- 1Tes. 5, 16-24: Espera de la Parusía. El apóstol Pablo, está terminando la epístola y lo hace con una serie de consejos, que van dirigidos a los dirigentes de la comunidad, consejos de tipo jerárquicos, a toda la comunidad en lo que se refiere a sus mutuas relaciones fraternas, sobre todo en las asamblea litúrgica (cfr. 1Tes.5,12-13.14-18.19-22). Los primeros, deben presidir, trabajar y amonestar a lo fieles; los segundos, es decir los fieles, deben crear un ambiente de paz entre ellos, cultivar el amor, es decir, la caridad, insistiendo en la alegría, la ración y la acción de gracias (cfr. Rm.14, 19; 2Cor. 13,11; Ef. 5, 20; Flp. 4,4-7). Dios, en Cristo Jesús, nos ha manifestado su deseo de salvarnos, quiere nuestra santificación, unidos a nuestra cabeza. La última recomendación, es para que en la asamblea litúrgica, que no impidan a los inspirados por el Espíritu, profetizar, para tener en alta estima este don, pero examinando bien al que las hace y el mensaje, no sea que sean ilusos y no auténticos profetas (v.19-20; cfr.1Cor.12, 7-11; 14,26-33; 1Cor.14, 1-3; 12,3; 14, 29; Gal.1, 8-9). Que se abstengan del mal, y de todo lo que se le asemeje (v. 22; cfr. Rm.14, 15; 1Cor.8,13); quizás se refiera este último consejo, al serio y sabio discernimiento sobre los carismas, donde la ilusión y el error pueden manifestarse en el cristiano.
  • 3. c.- Jn.1,6-8.19-28: En medio de vosotros hay uno que no conocéis. El evangelio nos presenta dos testimonios Juan Bautista (vv.6-8), y el anuncio de la nueva economía de parte del mismo Juan (vv.19-28). En el primer testimonio se recalca la entrada de la Palabra en el mundo como la Luz de los hombres. Juan es testigo, en la historia, de la Luz, que no es una idea abstracta, sino Alguien, como la Palabra encarnada o el Logos. Juan Bautista aquí se presenta no como Precursor de Cristo, sino como testigo de la luz verdadera. La razón de su existir consiste en ser testigo de la Luz. En un segundo momento, encontramos propiamente el testimonio a favor de Cristo de parte de Juan, delante de los judíos. Juan niega ser el Mesías, para definir su lugar y valor delante de sus propios discípulos que lo consideraban el Mesías prometido; tampoco era Elías, ni el Profeta, si se hubiera presentado como uno de ellos justificaría que bautizase. El judaísmo esperaba que en el tiempo de la salvación viniese Elías, y el Profeta, otro Moisés, fuera el precursor del Mesías (cfr. Mal. 3,1-3; Nm. 12,7; Dt.18,15). El bautismo se relacionaba con la realidad mesiánica, ya que por él se purificaba el hombre para participar de la salvación. Si Juan rechaza los tres títulos que le dan: no es el Mesías, ni Elías, ni el Profeta (vv.20-21), su bautismo no tiene valor. ¿Por qué bautiza? (v.25). Juan se presenta como una voz que clama la salvación que Dios lleva adelante, como lo habían anunciado los profetas (cfr. Is.40,3). Su bautismo de agua, apunta al bautismo del Espíritu, que trae Cristo. Juan da testimonio de Uno que está en medio de ellos, los judíos, que trae la salvación. Ese Uno o Desconocido revela una constante en el evangelio de Juan, los judíos son ciegos, preguntan y buscan a Uno que ya esté entre ellos, y no reconocen. Quien conozca a ese Uno, no dejará de dar testimonio de ÉL, una vez conocido. El propio Juan no lo conocía todavía, pero desde que recibió la misión de bautizar, tendrá la posibilidad de conocerlo y anunciar su presencia. Es tan grande la dignidad de ese Desconocido, que Juan no se considera digno de desatarle las correas de sus sandalias (v.27). Lo que Juan negó ser, lo encuentra en Jesús de Nazaret, es
  • 4. decir, portador de la salvación anunciada. Su testimonio se despliega no sólo a los judíos sino a todas las naciones. Lo testimoniado hunde sus raíces en la historia, de ahí que el evangelista señala hasta el lugar dónde ocurrían estas cosas: Bethabara. Lugar de paso, el otro lado del Jordán, camino hacia la Tierra prometida de la salvación que es Cristo, el Mesías. Sor Isabel de la Trinidad en sus ejercicios espirituales meditaba acerca del pasaje del evangelio de Juan. “Si conocieras el don de Dios, decía una tarde Cristo a la Samaritana. Pero ¿cuál es el don de Dios sino El mismo? … Hay una criatura que conoció este don de Dios, una criatura que no perdió ni una partícula, una criatura que fue tan pura, tan luminosa que parece ser la misma luz: Speculum justitiae». Una criatura cuya vida fue tan sencilla, tan abstraída en Dios, que no se puede decir casi nada de ella. «Virgo fidelis»: es la Virgen fiel,... Ella se mantenía tan pequeña, tan recogida delante de Dios en el secreto del templo, que atraía las complacencias de la Santa Trinidad: «¡Porque ha mirado la bajeza de su sierva, en adelante todas las generaciones me llamarán bienaventurada!» (Lc. 1, 48). El Padre, inclinándose hacia esta criatura tan bella, tan ignorante de su belleza, quiso que ella fuese la madre en el tiempo de Aquel de quien El es el Padre en la eternidad. Entonces, el Espíritu de amor, que preside todas las obras de Dios, sobrevino. La Virgen dijo su fiat… y tuvo lugar el más grande de los misterios. Y por la bajada del Verbo a ella, María fue para siempre la presa de Dios.” (El cielo en la fe, nn. 38-39). LUNES Lecturas bíblicas a.- Núm. 24,2-7.15-17: Avanza la constelación de Jacob. La primera lectura, nos presenta la figura de Balaán (cfr. Num.22,5; 23,7) que se ve impulsado a bendecir a Israel, no fue en busca de los augurios, sino vuelto hacia el desierto profetizó, poseído por el espíritu de Yahvé (v. 2). Era el hombre, contratado por el rey Balac, rey de Moab, para maldecir a Israel, sin embargo, lo que hace es bendecirle
  • 5. (cfr. Dt. 23,5; Jos. 24,9). Es el protagonista, de varios episodios de este libro (cfr. Nm.22-24). La historia, trascurre al final de la etapa del desierto, en el reino de Moab. Balán, ha dejado de ver el futuro, en las entrañas de las víctimas sacrificiales, y se muestra como un profeta, movido por el espíritu de Yahvé. Es un clarividente, de mirada larga y profunda, penetrante, que ve a Israel triunfante, bendecido por Dios. Profetiza, sobre el futuro de pueblo de Israel, que contempla ya en la tierra prometida, en un jardín a lo largo del río, tierra fértil y fecunda, en la que el pueblo va a vivir. Es un pueblo, que crecerá como nación, será como, un áloe plantado junto al agua por la mano de Dios. Nación poderosa que con Saúl, vencerá a Agag y los amalecitas, y a sus enemigos; Israel será como un león que tritura su presa, y ningún enemigo disturbará su paz victoriosa. Saúl o David, son los héroes, que menciona en su oráculo, nacidos del pueblo de Israel, ambos lucharon efectivamente contra Agag cuando eran reyes y lo vencieron (cfr. 1Sam. 15,8ss). Enfurecido Balac, contra Balaán, lo manda volver a su tierra porque no ha hecho lo que le había mandado, sino que he echado bendiciones. El profeta, se mantiene fiel intérprete del mensaje de Yahvé, y desprecia lo que el rey de Moab, Balac le ofrece; todo, con tal, de no faltar al oráculo divino. Con tono solemne, anuncia lo que está reservado a Israel para el fin de los tiempos, lo que en lenguaje profético, es la era mesiánica. Balaán se presenta como profeta del Altísimo y Omnipotente Dios de los hebreos: anuncia un astro, que aplastará a Moab y que someterá a los edomitas. Lo ve, pero no ahora, lo contemplo, pero no cerca (v.17). Contempla un astro que sale de Jacob, y un cetro salido de Israel, que aplasta las sienes de Moab. Era común, concentrar este tipo de símbolos en una persona, reyes comparados con un astro o lucero, que con su sabiduría ilumina a su pueblo. Aquí Balaán predice la victoria de un futuro rey, que surge de Israel, que veremos se identifica, con el correr del tiempo, en la figura de Saúl y David, y que el rey Ezequías completa, cuando en su gobierno arrasó con los amalecitas. Una segunda lectura, es que el profeta ve a Israel como nación con su rey, clara alusión a los tiempos de David, pero la profecía tiene todavía otra
  • 6. perspectiva de esperanza, como obra definitiva que Dios realizará en los tiempos mesiánicos, es decir, al final de los tiempos. b.- Mt. 21,23-27: ¿De dónde venía el bautismo de Juan? El evangelio, nos presenta la pregunta, que le hacen los fariseos a Cristo, acerca del origen de su autoridad, en Jerusalén. El día anterior había purificado el atrio del templo y ahora enseña en el mismo sitio sagrado, lo hace con autoridad, como en Galilea (cfr.Mt.7,9). La delegación del Sanedrín exige una prueba de dicha autoridad no de enseñar porque eso lo podía hacer todo varón instruido. La autoridad aquí que se reclama a Jesús, de quién la había recibido, ¿de algún rabino, o la tiene por sí mismo? Jesús podría haber proclamado ser el Mesías, pero hubiera sido motivo, para acusarlo de agitador con aspiraciones mesiánicas. El Maestro responde con otra pregunta (vv. 24-27). Jesús, apunta al bautismo de Juan: ¿era del cielo o de la tierra? La respuesta que obtenga, decide la actitud que tendrán con ÉL y su autoridad. Jesús sabe que las autoridades religiosas no creyeron a Juan, tampoco en ÉL, por ser una generación malvada y pervertida (cfr. Jn.3,2; 4,17; 11,18-19;12,39). La autoridad de Juan, como la de Jesús, se funda en el mensaje del Reino de Dios. Los judíos rechazaron a Juan y su mensaje, lo mismo hacen ahora con Jesús, sin embargo, en ambos casos, las autoridades, temían la reacción del pueblo. Saben que el pueblo los considera profetas. Jesús no evade la pregunta con el Bautista, sino que precisamente, sabrá cuál será la actitud que se tendrá con ÉL, porque camina el mismo camino de justicia que Juan, de la misma sabiduría de Dios nacen sus palabras y obras (cfr. Jn.11,19; 21,32; 21, 46). Los adversarios, responden que no saben, una gran mentira, por estar obstinados. Jesús los deja, porque sólo comunica la verdad, a quien la busca con sinceridad. Juan y Jesús, hablaron en nombre de Dios, a ellos debemos oír hoy. Vivamos la mística del Adviento, que consiste en profundizar en nuestra condición de hijos de Dios, profetas en su Iglesia y herederos del Reino.
  • 7. Sor Isabel escribe a sus sobrinas Isabel y Odette Chevignard, con motivo de su bautismo de esta última: “Queridas sobrinitas, mis dos bellos lirios blancos y puros, cuyo cáliz encierra a Jesús. ¡Si supieseis cómo pido por vosotras para que su sombra os cubra y os guarde de todo mal! (Sal. 90, 4 10). A quien os contempla en los brazos de vuestra mamá parecéis pequeñitas; pero vuestra tía, que os mira a las claridades de la fe, ve en vosotras una marca de grandeza infinita, porque Dios, desde toda la eternidad, os «tenía en su pensamiento. El os predestinaba a ser conformes con la imagen de su Hijo Jesús, y por el santo bautismo os ha revestido de El, haciéndoos así sus hijas al mismo tiempo que su templo vivo» (San Pablo). ¡Oh queridos pequeños santuarios del Amor, viendo el esplendor que os irradia y que no es, sin embargo, más que una pequeña aurora, me callo y adoro a Aquel que crea tales maravillas!...” (Cta.240). MARTES Lecturas bíblicas a.- Sof. 3,9-13: Salvación mesiánica para los pobres. La primera lectura, es toda una invitación del profeta, don de Dios que se desborda en promesas de restauración mesiánica. ¿Qué había pasado? Yahvé pronuncia oráculos contra los dirigentes y contra Jerusalén por la corrupción que ven en sus responsables. Dios prepara su día de furor contra ellos. Es la queja de Yahvé, la constatación que sin oír la voz profética, de buscarle; Jerusalén se ha vuelto ciudad rebelde, ahogada en las injusticias sociales que ha cometido. No obedecen, no aceptan, tampoco confían, en definitiva, no se acercan a Yahvé. Es la ausencia de Yahvé y que manif iesta en la ciudad y en la vida de los judíos. Es la corrupción de los valores humanaos y religiosos. Ahora todo cambiará, porque Yahvé dará labios puros, no sólo a los habitantes de Jerusalén, sino a todos los pueblos para que lo invoquen y le sirvan obedeciendo su Ley (v. 9). Es el reinado social de Dios, marcado por el triunfo del Señor, que crea unidad y en la salvación que será ofrecida a todos. “Aquél día” (v.11), en la era mesiánica, nadie se avergonzará de sus malas acciones,
  • 8. porque Dios arrancará de su seno, los deseos de engreírse a cosa del Nombre de Dios, en otras palabras, las mala acciones. Se refiere, a la transformación interior que la gracia divina realizará, en la vida de los hombres en Cristo Jesús. Estos hombres formarán el pueblo pobre y humilde, del que habla el profeta, que confiará en Dios, son el Resto de Israel. Ellos serán los continuadores de la obra de la salvación, porque la viven día a día. “No cometerán más injusticia, no dirán mentiras, y no más se encontrará en su boca lengua embustera. Se apacentarán y reposarán, sin que nadie los turbe.¡Lanza gritos de gozo, hija de Sión, lanza clamores, Israel, alégrate y exulta de todo corazón, hija de Jerusalén!” (vv. 13-14). Son los Anawin, los pobres del Señor, los servidores fieles, sinceros y nobles. La paz que anuncia la traerá Cristo Jesús, príncipe de la paz (Is. 9, 5). Estos augurios y profecías del profeta no dan el perfil perfecto del cristiano que está por germinar en el NT. b.- Mt. 21, 28-32: Publicanos y prostitutas os adelantarán. El evangelio, nos presenta la parábola, de estos dos hijos que son invitados a trabajar en la viña de su padre. Mientras uno dice que no va a la viña, luego se arrepintió, y fue a la viña, en cambio, el que dijo que iba, finalmente no hizo la voluntad del Padre, lo que deja en claro que una cosa es lo que se dice, y otra lo que se hace. Lo único definitivo es hacer la voluntad de Dios y las acciones al respecto. Mateo, resalta que el padre es Dios Padre que manda a los hombres llamar y a trabajar en su viña (cfr. Mt.7,21; 20,1-16). Quien construye sobre la voluntad de Dios, levanta su casa sobre roca sólida, quién escucha pero olvida la doctrina, construye su casa sobre arena (cfr. Mt. 7, 24-27; 23,7). Jesús les advierte a sus adversarios, escribas y fariseos que los pecadores, publicanos y prostitutas, irán por delante de ellos, a la hora de entrar en el Reino de Dios. Ellos escucharon la llamada a la conversión y siguieron el camino de la justicia vivido y predicado por Juan, actuaba según la voluntad de Dios. Juan vino para preparar el pueblo para guiarlo hasta el Mesías. Pero los escribas y fariseos lo recusaron, no lo escucharon ni se convirtieron, en cambio los publicanos, lo escucharon y se abrieron a la fe (cfr. Lc. 3,10-14).
  • 9. Son los mismos que siguieron a Jesús (cfr. Mt.7, 36-50; 9,9; 11,19). Estos fariseos miran, pero no reconocen que sea una llamada para ellos, porque se consideran justos, su actitud es de espectadores indiferentes. Obstinados no entendieron nada, cuando podían haberse visto, creído, convertido y bautizado (v.32; cfr. Lc. 7, 29). Si Juan vino por el camino de la justicia, fue para guiar a los hombres a la plenitud de dicha justicia, es decir, la revelación que conduce al Reino la tenemos en el Sermón de las Bienaventuranzas (cfr. Mt. 6, 33). Juan y Jesús, enseñan un único camino de sabiduría divina, quien no crea en Juan, tampoco creerá en el Mesías. Si la pasión es el bautismo que ha de recibir Jesús para alcanzar la resurrección, no lo recibirá quien, no tiene deseos de conversión en su corazón. No recorrió el camino de la justicia, por lo tanto, no llegará al Reino; hay un solo camino. Se excluyeron del Reino al rechazar abiertamente a Cristo, por ello el único camino de salvación es la fe que el mismo Dios inauguró en Cristo Jesús, Señor nuestro. Sor Isabel de la Trinidad, mística carmelita, reflexiona acerca de la voluntad de Dios en su vida en sus ejercicios espirituales: “Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre le amará y vendremos a él y haremos en él nuestra morada» (Jn. 14, 23). He aquí el Maestro que nos manifiesta nuevamente su deseo de habitar en nosotros. «¡Si alguno me ama!» El amor, eso es lo que atrae, lo que arrastra a Dios hacia su criatura. No un amor sensible, sino el «amor fuerte como la muerte, al que no pueden apagar las aguas abundantes» (Cant. 8, 67). «Porque amo a mi Padre, hago siempre lo que le agrada» (Jn. 14, 31; 8, 29). Así hablaba el Maestro santo, y toda alma que quiere vivir en intimidad con Él debe vivir también observando esta máxima. El beneplácito del Padre debe ser su alimento, su pan cotidiano. Debe dejarse inmolar según la voluntad del Padre, según el ejemplo de su Cristo adorado." (El cielo en la tierra, n.10). MIERCOLES Lecturas bíblicas a.- Is. 45, 6. 8. 18-26: Cielos, destilad el rocío.
  • 10. La primera lectura nos presenta a Yahvé como único Señor de cielo y tierra y de la historia humana, espacio y tiempo en que actúa la salvación de Dios, que como rocío cae y hace germinar la justicia, es decir al Salvador. El profeta después que ha proclamado la unicidad de Dios, creador de la luz y las tinieblas, de la felicidad y la desdicha, el mal como agente purificador en las manos de Dios, toda una novedad en el pensamiento de los autores bíblicos, el profeta irrumpe en un canto que sintetiza la fe de todo israelita. Que vengan los tiempos del Mesías, que venga de lo alto, como el cielo que envía las nubes, que destilan el rocío de la mañana. Que venga esa era de paz y justicia, como obra de Yahvé, como lo fue la creación. Toda una invitación a que Yahvé actúa, lo quiere, que lo haga entonces, es la oración que implora la lluvia y el rocío vivificante de la tierra. En el trasfondo, encontramos la esperanza de los desterrados de Israel, en Babilonia en el mesías, Ciro, en esa ocasión, que los liberará del yugo que los oprimía cuando los autorice a volver, pero nosotros sabemos que el verdadero Mesías Jesús el Salvador que está por venir. b.- Lc. 7, 19-23: Anunciad a Juan lo que habéis visto y oído. El evangelio, nos presenta la inquietud de Juan el Bautista acerca del Mesías. Juan está en la cárcel mandó a dos de sus discípulos: ¿Eres tú el que ha de venir o debemos esperar a otro?” (v. 20). Le llegan noticias de los prodigios que realiza Jesús, Juan les manda preguntar al Señor (v.19). ¿Quién es Jesús? El Señor, responde la Iglesia primitiva (cfr. Flp.2,11). Fue constituido Señor, por Dios, luego de su pasión, resurrección y exaltación a la diestra del Padre, pero todo comenzó con la predicación de Juan Bautista, ahora el Señor nos señala donde termina este camino de salvación. Juan entiende que el que tenía que venir era el Mesías, no Dios hecho hombre, pero designa a Jesús como el que tenía que venir (cfr. Lc.3, 16; Jn.1, 26; Hb.10, 37). Lo había imaginado como juez que está con el hacha en la mano, para arrancar el árbol que no da fruto, que bautiza con fuego y Espíritu (cfr. Lc.3,9). Al final de su existencia Juan, el precursor del Mesías, concentra en esta pregunta, su vida abierta al enviado de Dios. Jesús ha hecho suya, la esperanza de Israel, la espera de la
  • 11. salvación definitiva de los hombres (cfr. Is. 35, 5 y 61,1). Los acontecimientos históricos dicen quién es Jesús, el tiempo de la salvación ha llegado con el Mesías. Los enviados por Juan son testigos de cómo Jesús: sana, a ciegos y cojos, expulsa demonios, muchos de estos males concebidos como castigos de Dios. Con estas acciones Jesús rompe el domino del mal, libra de las dolencias, reconcilia con Dios, trae a la vida los que estaban como muertos por estos males (vv.22-23; cfr. Is. 29,18; 35,5; 61,1). Con este mensaje en línea profética, son enviados los discípulos de regreso a Juan. Jesús obra en nombre de Dios a favor de los hombres; viene como mensajero de Dios más que juez, mensajero de gozo, quita las enfermedades y los pecados; como sumo sacerdote de la nueva alianza que une con Dios. Sin embargo, la forma de actuar del que tenía que venir provoca escándalo entre los judíos. La idea que tenía Juan y los judíos ahora hay que sopesarla con lo anunciado por los profetas y lo que Dios realiza por medio de Jesús de Nazaret. Bienaventurado quien, no se escandaliza de mí, (v.23), dice Jesús; bienaventurado quien se abre a la acción transformante de Dios en Jesús aunque tenga que reconocer que la idea que tenía de ÉL es superada por lo que ve, escucha y lo convierte en testigo del Mesías. Adviento tiempo de encuentro de lo bajado del cielo y ascensión del hombre a lo divino. Sor Isabel en la Navidad de 1902 escribía estos versos: “Jesús, Esplendor del Padre,/ se ha encarnado en ti./ Con la Virgen Madre/ estrecha a tu Amado,/ Él es tuyo./ Oh, mensajero de este Rey que me llama,/ ¿no se llama el Esposo?/¿Qué ofrecerle en esta nueva alba?/ Me pareció tan dulce y poderoso.../Tu misión en este mundo/es de sólo saber amar,/es la de penetrar en el misterio/que El te ha venido a revelar.” (Poesía 86). JUEVES Lecturas bíblicas a.- Is. 54, 1-10: Te quiero con misericordia eterna.
  • 12. En la primera lectura, Isaías nos introduce en el diálogo de amor, entre Yahvé y su pueblo, en clave matrimonial, una llamada a la esposa que de estéril se hace fecunda, de abandonada o repudiada ser llamada nuevamente. El destierro de Babilonia es un castigo, pero ya ha pasado, es tiempo de volver a llamar a la esposa, con palabras de amor (vv. 5-8). Es el esposo, al que se une la esterilidad, de las mujeres de los patriarcas, Sara, Raquel, Ana, fueron fecundas por el poder de Dios. De esta forma, los hijos de la abandonada, serán más que los de la casada. Quizás, se puede ver aquí, una interpretación de la profecía del Emmanuel de Isaías, cumplida en Cristo Jesús. Esta Jerusalén del futuro, deberá aumentar sus tiendas, para cobijar a todas las naciones en sí, no tiene nada que temer, ni su pasado en Egipto ni lo que vivió en Babilonia, porque tiene por esposo al Hacedor, el Señor de los ejércitos, su Redentor, el Santo, al único Dios. Jerusalén, fue desolada y abandonada, pero no repudiada; como esposo dolido por la infidelidad de su esposa, Yahvé reconoce que la abandonó a su suerte, y tuvo cólera contra ella, para finalmente, renovarle su amor eterno y compasivo. Hace memoria de los tiempos de Noé, cuando castigó a la tierra por un tiempo, pero su amor es para siempre; ahora el destierro babilónico ha pasado, pero su alianza de paz es para siempre. Semejante amor de Dios, manifestado por la Iglesia, como esposa amante, la encontramos sólo en la persona de Jesucristo, que entrega su vida por ella. b.- Lc. 7, 24-30: Testimonio de Jesús sobre Juan, el Bautista. El evangelio nos presenta el elogio y la definición de la personalidad de Juan el Bautista, todo un testimonio en labios de Jesús (vv. 26-30). Jesús una vez que se fueron los enviados por Juan, hace pensar a sus oyentes sobra la misión de Juan. Quien comprende las palabras y acciones de Juan, comprenderá la manera de obrar del Mesías. ¿Quién es Juan Bautista? ¿Qué buscaban los que iban al desierto? ¿Contemplaban a un hombre que se pliega ante todo viento? Todo lo contrario, Juan es un hombre valiente, firme, sus palabras son para todos los hombres, importantes o miserables, a todos comunica su misión del Reino de Dios. El pueblo ven en Juan, un profeta que
  • 13. anuncia la voluntad de Dios; profeta del Altísimo (cfr. Lc.1,76; Mt.21,16; Mc.11,32). Su mensaje va en la línea profética, como la conversión radical, la salvación que viene, y el castigo final; sabe enfrentarse con el rey Herodes en nombre de la justicia y la verdad (cfr. Mc. 6,17; 1Sam.15,10; 15,10; 2Sam.12; 1Re.21,17). Jesús confirma que Juan es un profeta, pero agrega: “Yo os digo, mucho más que profeta” (v.26). Jesús, aplica una profecía de Malaquías cumplida en Juan (cfr. Mal. 3,1). Juan prepara el camino al que porta la salvación, enviado por Dios. Está a las puertas de los tiempos del tiempo mesiánico. Jesús lo denomina el más grande de los hombres, en razón del servicio de la salvación que comenzó en el anuncio de su nacimiento y el gozo de la salvación. Está consagrado a Dios desde el comienzo, lleno del Espíritu Santo, superior a Samuel y todos los profetas, viene con el espíritu de Elías. La grandeza de Juan, sin embargo, tiene un límite: “El más pequeño en el re ino de Dios es mayor que él” (v.28). El más pequeño, el más humilde, es Jesús, se hace bautizar por Juan, se presenta como un siervo, un pecador, para ser purificado. Los discípulos de Juan pensaban lo contrario, es decir, que Jesús era menos que Juan. Con él alborea la salvación y todas las esperanzas desembocan en su realidad de testigo. Jesús el más pequeño, el Reino está en ciernes para los pequeños. Si Juan establece el bautismo de conversión para el perdón de los pecados, es porque Dios así lo quiere; bautismo de penitencia como camino de salvación porque el pueblo lo necesita y a todos se ofrece. Es el pueblo, los publicanos quienes dan la razón a Dios y se convierten se hacen penitencia, se bautizan. En cambio, los escribas y fariseos anulan el plan salvífico de Dios para ellos, al rechazar el bautismo de Juan. Los pecadores, los sin ley, entran en la verdadera comunidad de salvación; la misma salvación que se acoge a todos, exige la conversión de todos. El camino de la salvación lo traza Dios, Juan lo recorre con los humildes, con lo que prepara el mismo camino que seguirá Jesús. VIERNES Lecturas bíblicas
  • 14. a.- Is. 56,1-3.6-8: Casa de oración para todos los pueblos. El texto del profeta Isaías, que nos ocupa, pertenece al Tritoisaías o tercera y última parte de este libro. Las coordenadas históricas son distintas, porque incluye muchos años, desde los comienzos del pos-exilio hasta cuando el templo ha sido reconstruido, donde la esperanza y e interioridad han dado paso a la exterioridad del culto, la rubricas litúrgica y la observancia legal se convierten en muy importantes en la relación con Yahvé. Hay un abandono del teo-centrismo tradicional de la espiritualidad hebrea, por un moralismo y ritualismo que acentúa una conciencia de culpa. Se pasa de una confianza en Dios, a unas exigencias divinas de practicar la justicia y el derecho, manifestada en la voluntad de Dios que llega a la estricta observancia del sábado, hasta en los mínimos detalles. Hay una mayor insistencia en los actos que justifican, que en la confianza en Dios. Se trata de la falta de fe e interioridad, que se suple con obras externas. En el NT, Jesús criticará en la persona de los fariseos esta postura religiosa. Hay todavía una proclamación universal de la salvación, que incluye casos concretos, como los eunucos, árboles secos, que si cumplen con el sábado y guardan la alianza, tendrán un nombre o dignidad personal en la Casa de Dios, muy superior si hubiesen engendrado muchos hijos. De repudiados del templo, ahora son acogidos. También los extranjeros tienen ahora, su lugar en el templo, porque son justificados, si guardan el sábado y su alianza. A cambio, Dios les permite ofrecer sacrificios y holocaustos. La razón que hace de trasfondo de toda invitación universalista, es que la Casa de Dios, es Casa de Oración. El en NT, Jesús recuerda estas palabras, cuando expulsa a los cambistas del templo, hasta que se identifica ÉL como morada de Dios para los hombres. Espacio divino y humano, signo visible de interioridad, de fe y unidad para unirnos a este Cristo total, que es la Iglesia en todos sus miembros. b.- Jn. 5,33-36: Juan era la lámpara que ardía y brillaba. El evangelio, nos habla del discurso sobre la obra del Hijo. Es Jesús, quien da testimonio sobre su propia identidad mesiánica ante los
  • 15. judíos, pero no es válido, si habla de sí mismo, o se puede poner en tela de juicio. Pero su testimonio debe ser garantizado por otra serie de testimonios en su favor. Todo profeta, debía justificar la autenticidad de su misión, por el poder de Dios que obraba en él. Jesús, posee varios testimonios a su favor, todos ellos provenientes de Dios: el de Juan Bautista, (vv. 33-35), los signos (v. 36), el del Padre (vv37-38) y el de las Escrituras (v. 39). Pero si el testimonio, como sabemos sobre sí mismo es unánime con el del Padre, entonces sí es válido, porque como enviado de Dios, no actúa por cuenta propia, sino que movido sólo por la voluntad del Padre Dios. Un solo testimonio, de dos personas el Padre del Hijo. El testimonio del Bautista (cfr. Jn. 1,7-8.15.19.32-34). Todo lo que Juan decía no ser, lo era Jesucristo: la luz, el Mesías, el profeta, el más fuerte, el preexistente… El testimonio de Juan, iba también destinado a los hombres para que creyeran en Jesús. Él no era la luz, pero sí reflejo de ella, lámpara que ardía y brillaba en la oscuridad, indicando el camino del que veía venir detrás de sí (cfr. Jn.1, 8). Juan era la lámpara, Cristo Jesús es la luz desde siempre. A pesar de ello, los judíos prefirieron la lámpara, a la luz, prefirieron al testigo en lugar de Jesús, el testimoniado. ¿Quién, además de Juan Bautista, puede testimoniar a favor de Jesús? Las obras, que realiza Jesús y confirman que es el enviado del Padre. Las obras fueron hechas, para que los hombres crean que Jesús era el Mesías, el Hijo de Dios, creyendo en ÉL tengan vida eterna (cfr. Jn.20, 30-31). Las obras hablan a las claras que Jesús es el enviado del Padre, ÉL no es una autoridad separada del testimonio del Padre, sino que permanece en su obrar unido a Dios. El Padre también testimonia a favor de Jesús, y consiste en creer que su Hijo nos ha dado vida eterna; los que creen en ÉL, poseen en su interior el testimonio del Padre. Quien no cree en Cristo hace a Dios mentiroso, porque no ha creído en el testimonio dado a favor de su Hijo (cfr. 1Jn. 5, 9-10ss). Este testimonio del Padre, lo percibe en sí sólo quien tiene fe, por ello los judíos no pueden aceptar el testimonio del Padre, porque no creen, no tienen fe en Jesús lo que lo hace imperceptible. El último testimonio lo dan las Escrituras. Los judíos consideraban muy importante estudiar y
  • 16. escudriñar las Escrituras, el mejor medio para conocer y poseer la vida eterna. Sin embargo, las Escrituras hablaban de Jesús, el Mesías, y ahora lo rechazan. Por ello, Jesús les reprocha a sus interlocutores que sus aspiraciones son puramente humanas, buscan la fama, la estima de los hombres, en definitiva la gloria (cfr. Jn. 5, 41-43). La verdadera gloria, consiste en el reconocimiento humilde del hombre de la manifestación, trascendencia y poder de Dios. La gloria que de los hombres debía recibir Jesús, es reconocerlo como enviado del Padre, pero los judíos se la niegan. La mentalidad de los judíos era antropocéntrica, el de Jesús es teocéntrica, por eso ellos no lo aceptan; son capaces de aceptar a cualquier otro, que venga en su nombre, porque posee las mismas aspiraciones de ellos. Finalmente, Jesús señala que no los va acusar, tienen quien lo haga en nombre, Moisés los acusará, porque también él dio testimonio de Jesús, escribiendo sobre ÉL (cfr. Jn.5, 45-47; Dt. 18,15). En este Adviento, vivamos la novedad del evangelio, con alegría y fe este tiempo santo, signo de la luz, que ha de brillar siempre en nuestros corazones. La Beata Isabel de la Trinidad, en su tratado la “Grandeza de tu vocación” Isabel despliega su experiencia de fe: “Asegúrate en la fe, es decir, no obres más que bajo la luz potente de Dios, nunca según las impresiones y la imaginación. Cree que Él te ama, que quiere ayudarte El mismo en las luchas que tendrás que sostener. Cree en su amor, su demasiado gran amor, como dice San Pablo (Ef. 2, 4). Alimenta tu alma de las grandes verdades de la fe, que le revelan toda su riqueza y el fin para el que Dios la ha creado. Si tú vives en todas sus cosas, tu piedad no será una exaltación nerviosa, como temes, sino será verdadera. ¡Es tan hermosa la verdad, la verdad del amor: «El me ha amado, El se ha entregado por mí» (Gal. 2, 20)! He aquí, hijita, lo que es ser verdadero” (Grandeza de tu vocación 11). SABADO Lecturas bíblicas a.- Gn. 49, 1-2.8-10: No se apartará de Judá el cetro ni el bastón de mando de sus rodillas.
  • 17. La primera lectura, nos habla de la profecía mesiánica de Jacob sobre la tribu de Judá, que obtiene una primacía sobre el resto. Su esplendor lo alcanza con David y Salomón, pertenecientes a esa tribu, pero que alcanza su cenit en Jesucristo, el Señor, el Mesías –Rey (cfr. Ap. 5,5). El texto pertenece a las llamadas bendiciones de Jacob, cuando se encuentra en Egipto, cercano a su muerte. Como su padre, Isaac, había hecho en ese momento (cfr. Gn. 27), Jacob imparte su bendición, es su herencia para los suyos. La bendición es un descubrir el futuro de cada uno de sus hijos, fundada en la palabra del patriarca, que habla en nombre de Yahvé. Bendición y palabra, intrínsecamente unidas, con la fuerza de su cumplimiento en el futuro. Este texto comienza, como anuncio del futuro, y termina como bendición (cfr. Gn. 49, 1. 28). Cada una de estas bendiciones, acontecimiento de las tribus en la época de los Jueces, adquirieron esta configuración en la época de David, y fueron introducidas en el Pentateuco en la época del regreso del exilio de Babilonia. Destacan las bendiciones de Judá y de José, por varias razones, destacándose por sobre las demás, la de Judá en el sur y la de José (Efrain y Manasés) en el centro de Canaán. La bendición de Judá, de origen yahvista pronostica, hegemonía y superioridad sobre sus enemigos. El león, es su símbolo, por ser el rey del bosque, de la selva. Cetro y bastón de mando, hablan de Judá, símbolos de la realeza, anuncio clarísimo a la monarquía de David, el que sometió a todos los pueblos cercanos, formando un imperio, que rigió el destino de los pueblos, integrados en una nación. Hasta el momento no había encontrado motivos de alabanza para sus hijos, sin embargo, al llegar a Judá, todo cambia, cambia la perspectiva y el horizonte: “Tú eres Judá” (v. 8), sus hermanos lo alabarán, es decir, reconocerán su superioridad, al vencer a sus enemigos. Por esto, se postrarán ante él, los hijos de su padre, es decir, las otras tribus. La hegemonía de Judá, sobre las otras tribus, se cumplió en tiempos de David y de Salomón, de la tribu de Judá con las victorias sobre arameos, filisteos, edomitas, moabita y amonitas. Judá, es el león, que sube a las montañas para devorar a su presa y nadie se atreve a molestarle (v.9). Judá, también es presentado, como rey soberano que tiene en sus manos el cetro y el báculo o bastón de mando, entre sus
  • 18. pies hasta que venga aquel a quien le pertenece el cetro o símbolo de poder. Su territorio será rico en viñas y pastos, de forma que atará a la vid su borrico, lavará en vino sus vestidos y la leche blanqueará sus dientes (cfr. Gn. 49,11). La interpretación mesiánica de este vaticinio, parece identificarse con la época de los Jueces, reinterpretado en los tiempos de David y de Salomón por su preeminencia, encontrando su marco ideológico en tiempos de los profetas Amós, Isaías y Miqueas. Este texto se aplicó a Cristo glorioso, “el león de Judá” (Ap.5,5). Se habla de la obediencia de los pueblos de los pueblos, que prestarán a este personaje misterioso al que pertenece, el cetro y el bastón de mando, mientras Judá, mantiene esa preeminencia sobre las demás tribus, hasta que llegue aquel, a quien pertenece ese cetro de mando, es decir, el Mesías, a quien Judá dará el cetro para que continué con esta supremacía. La tribu de Judá mantuvo esta primacía hasta el año 586 a. C., e incluso después del exilio, porque ser la tribu de David y en su territorio estaba el templo de Jerusalén, centro espiritual de todo Israel. Las promesas mesiánicas se cumplen en la descendencia de Jacob. La descendencia de la mujer triunfará por sobre la descendencia de la serpiente (cfr. Gn.3,15); la bendición de Noé, segundo padre de la humanidad, recae sobre los semitas (cfr. Gn.9,26); a Abraham de origen semita, se le promete la bendición para su descendencia (cfr. Gn.12,3), heredada por Isaac y Jacob, y ahora se concretiza y anuncia por primera vez una persona que encarnará este ideal mesiánico en un descendiente de esta tribu de Judá. La promesa se hace más cercana en la familia de David, de la tribu de Judá (cfr. 2 Sam. 7, 11-17) y se anuncia el lugar donde nacerá en Belén (cfr. Miq.5,3). Las profecías adquieren perfiles históricos y humanos cada vez más concretos, en nuestro caminar hacia el encuentro del Mesías, tan cercano a nosotros, Jesucristo, el Señor. b.- Mt.1, 1-17: Genealogía de Jesucristo, hijo de David. El evangelio, nos presenta la genealogía de Jesucristo, descendiente de Judá y David. Esta genealogía de Mateo, es descendente ya que empieza en Abraham y termina en Jesús, hijo de María y José. Entre los antepasados de Jesús, encontramos de todo, unos muy buenos y
  • 19. otros no tanto. Si bien predominan los hombres, línea masculina, hay cuatro mujeres: Tamar (cfr. Gen.38); Rahab, prostituta de Jericó (cfr. Jos. 2), que tuvo un hijo de su propio suegro; Rut la moabita (cfr. Rut 4), Betsabé, mujer de Urías y luego de David (cfr.2 Sam. 11), además de María, la madre de Jesús. Dos de ellas eran extranjeras: Rahab y Rut. De este forma queda clara la pertenencia de Jesucristo, y su solidaridad con toda la humanidad, en su condición real y pecadora. Es la acción de la Providencia divina, que trabaja con la humanidad y en la humanidad, guiándola hacia Cristo Jesús. Como Hombre y Dios verdadero, se convierte en el modelo del hombre nuevo. Sólo en el misterio de Dios, se esclarece el misterio del hombre, como enseña el Concilio, Adán es figura del que había de venir, Cristo nuevo Adán, revelación del Padre y de su amor por el hombre, revelándole lo que es y la vocación a la está llamado (cfr. GS 22). Si Cristo se hace Hombre, en el misterio de su Encarnación, es para que el hombre sea divino, es decir hijo de Dios. Todo este movimiento, se centra en la maternidad divina de María. Ella es la morada de Dios con los hombres, en Ella se realizó el admirable encuentro personal de Dios con el hombre; tan divino y tan humano que el Verbo de Dios, su Palabra se hace humano en María, se unió como nosotros. Admirable misterio de amor. Sor Isabel, en la Navidad de 1901: “En el humilde y frío establo ¡qué hermoso está el Niño Jesús!/ ¡Oh gracia, oh prodigio, oh milagro!/ ¡Sí, ha venido para mí!/ Contemplando la gran miseria/ de los hijos que ha amado demasiado, /el Padre, lleno de ternura/ les dio su Verbo adorado. (Poesía 75). NB: Tener en cuenta que comienza en estos días las Feria Mayor o Tiempo de Navidad del 17 al 24 de diciembre inclusive. P. Julio González C.