SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 6
Descargar para leer sin conexión
CONFERENCIAS DEL XXXI CONGRESO DE MÚSICA SACRA.
Conferencista: Pbro. Alberto Aranda MSpS.
Lugar: Templo de San Francisco. Celaya Gto.
CATEQUESIS INTRODUCTORIA A LOS SACRAMENTOS.
Al modo de las discusiones teológicas antiguas que se llamaban “explicatio terminorum”,
tenemos que ponernos de acuerdo en qué significa “misterio”. Podemos decir que hay una
explicación o una definición de “misterio dogmático” y, otra, podríamos llamarle
“salvífico”.
El “misterio dogmático” fue el que nosotros estudiamos en el Catecismo Superior, en las
clases de Teología; y siguen siendo verdaderos, pero tienen su explicación, su aplicación
especiales. El misterio Dogmático es una verdad de orden sobrenatural, es decir esta muy
arriba de nuestro entendimiento, no lo contraría pero lo excede totalmente. De tal manera
que no lo podríamos conocer si no nos hubiese sido revelado, y aún revelado no lo
podemos comprender porque nos sobrepasa absolutamente. Pero hay otro concepto de
“misterio” bastante más antiguo, es el que nos lo presentan los primero grandes teólogos,
los padres de la Iglesia, junto con San Pablo.
Primero comencemos por el origen de la palabra “misterio”. Viene de un término griego
que significa ocultar, concretamente tapar los ojos; es por eso que de aquí sale el concepto
popular de misterio, algo escondido, oculto, desconocido y por lo mismo da un poco de
miedo. Recuerden las novelas de misterio, las películas del mismo género.
Brotando de esta misma raíz de “misterio teológico”, “salvífico”, viene del plan salvífico de
Dios, oculto, que esta en la eternidad, pero que en un momento dado la misericordia divina
lo explicita, lo presenta, lo hace visible, audible, tangible en Cristo Señor.
Entonces contrastan las dos ideologías; una que no es sobrenatural, no es natural; no lo
podemos conocer, no lo podemos agotar, aunque siga siendo verdad aunque el enfoque es
diferente. Acá es lo contrario, lo que estaba oculto ahora se hace manifiesto, porque
nosotros no podemos entender las cosas sino a través, primariamente, de nuestros sentidos,
y estos se basan en cosas tangibles, visibles, materiales. Entonces Dios, el Infinito, el
Espíritu Puro, el Supremo; nosotros no lo podríamos conocer. Una similitud es cuando
tenemos muy cerca un libro, vemos su textura, los colores de su portada pero esta lejos de
nuestra comprensión y de nuestro entendimiento porque esta escrito en chino. Entonces, lo
mismo, cómo podríamos nosotros conocer a Dios, captar a Dios de alguna manera si no
tiene materialidad, pero la misericordia de Dios sobrepasa esos obstáculos.
La Oración Eucarística IV, que es una de las manos usadas; ahí hay una frase, que a mí me
encanta, “Tú extiendes la mano, para que pueda encontrarte quien te busca”. Es como
cuando una asiste a unas conferencias internacionales que se dictan en una lengua que
nosotros no conocemos. Entonces nos ponen nuestros audífonos y un traductor nos dice lo
que se esta diciendo y nosotros entendemos. Dios, se nos traduce, se nos hace captable.
Esa realidad sobre natural, absolutamente Perfecto, inmaterial; a través de realidades
materiales, signos, eso es lo que Pablo y los grandes Padres de la Iglesia antiguas llaman
“misterio”; la realidad oculta pero que se manifiesta. Se manifiesta de muchos modos, le
llamamos cadena mistérico-sacramental, de ahí se genera la pregunta, ¿de donde entró lo
sacramental? Los padres antiguos de la categoría de San Agustín, San León, San
Ambrosio, les sonaba la concepción “misterio” demasiado griego; ellos querían encontrar
una palabra latina que expresara lo mismo y encontraron la palabra “sacramento” que en
realidad era un juramento religioso y en el principio de la palabra “sacra” , nos esta
indicando que es una realidad sagrada, de Dios. Entonces valiéndose de esa palabra, por así
decirlo, le inyectaron el nuevo sentido y así tenemos, como ellos lo usaron, dos palabras
sinónimas, los cuales se manifiestan en los textos que escribieron estos santos antes
mencionados.
Poco tiempo después se le fue llamando “sacramento” a la parte significativa, material,
sensible y “misterio” la parte interna, la significada, la espiritual, lo trascendente; y así
comenzó un poquito la ruptura entre ambos significados hasta llegar a nosotros: “misterio”
como se manifestó al principio y “sacramento” como los siete sacramentos de la Iglesia.
Documento de Puebla No.920
El hombre es un ser sacramental, expresa sus relaciones con Dios en un conjuntos de
símbolos y signos. Dios igualmente los utiliza cuando se comunica con los hombres. Dios
nos creo y sabe de que materia estamos hechos, por eso se nos traduce. Por eso San agustín
nos dice: “Todo lo que tú digas verdadero de Dios es verdadero, pero El es distinto”. Toda
la creación es en cierto modo sacramento de Dios porque nos lo revela.
Así como conocemos el interior de un artista a través de su obra, así también, a través de la
naturaleza nosotros podemos conocer al autor en su poder, en su sabiduría, en su grandeza,
etc.; etc. Entonces tenemos a Dios que se nos manifiesta supremamente en Cristo. El mismo
Señor como hablaba tanto del Padre; venía del Padre; nos comunicaba de lo que es el Padre,
nos quería llevar al Padre. Es por eso que uno de sus apóstoles, con mucha razón, le dice
“muéstranos al Padre”. “Felipe hace tanto tiempo que estoy con ustedes y ¿no me
conoces?”. “El que me niega a mí, niega al Padre”. De ahí que hacemos no solo una mirada
ocular, sino genérica, cognoscitiva. Pablo tiene una palabra estupenda “Cristo, imagen de
Dios invisible”. A lo mejor no nos impacta tanto esta imagen porque tenemos imágenes
intelectuales, poéticas; pero Pablo utiliza una palabra griega icón que significa un cuadrado
de madera que tiene pigmentos, que tiene barniz, es decir una palabra súper material “icono
de Dios invisible”, que a su vez parece una contradicción, Dios que no se puede imaginar,
que no se puede poner en imágenes, una de las razones porque existía una prohibición de
hacer estatuas, pinturas de Dios; pue, sin embargo, en Cristo se hace visible.
En todos los sacramentos tenemos lo significado y lo significante, la realidad material
visible, audible, tocable; y la realidad profunda interna a la que nos quiere llevar el signo.
Entonces en Cristo tenemos al hombre que toma todas nuestras realidades humanas menos
el pecado, por tanto es un hombre concreto con su nombre y apellido, el cual aparece en el
evangelio de San Juan y que nos revela, este signo, al Hijo de Dios, la palabra perfecta del
Padre. Pero a Cristo material, visible, ya no lo tenemos, pero sin embargo, El nos deja sus
sacramentos; un signo visible que lo hace presente y este es la Iglesia. Iglesia que proviene
de una palabra griega “ecclesia”, la cual significa llamara, invitar. Dios llama, invita, y los
que escuchan esa invitación se congregan y de ahí viene la asamblea eso quiere decir
Iglesia, una asamblea reunida por haber escuchado una invitación. Por eso hay que
reconocer el origen de nuestra comunidad, no lo somos por una convención de casualidad,
por estar bajo el mismo techo. El originador de la comunidad es Dios, Cristo con su
invitación. El nos congregó para ser sacramento de Cristo, la Iglesia, por tanto es algo que
debemos cuidar y no debemos degradar en su significado.
En Puebla en el mismo número 920 nos dice: “en esto consiste el misterio de la iglesia”. Es
una realidad humana formada por hombres limitados, este es el significante, pero
conformada por la fuerza de Dios Trino, que en ella se establece, convoca, reúne. Los
primeros padres de la iglesia la llamaban “pecadora y santa” por ello siempre debe estar en
un plan de mejoramiento, de penitencia, de cambio de direccionalidad.
La realidad significativa y la realidad significante, el sacramento, como misterio eso es la
Iglesia.
La Liturgia se presenta, por tanto, como la manifestación principal de la Iglesia, ella se
manifiesta y se construye a través de la Liturgia. Entonces toda la realidad litúrgica es de
donde brota toda la acción de la Iglesia. Ahí nosotros encontramos, genéricamente, las
realidades significantes y las significativas.
A través de los siete sacramentos, en esta modalidad septiforme, tenemos los signos
visibles y el don salvífico, santificante de Cristo en el Espíritu, que en los distintos aspectos
de cada sacramento se va a manifestar. Los siete sacramentos tiene una estructura orgánica
y por tanto no se les puede cambiar el orden según las propias necesidades que tengamos.
Organización de los sacramentos.
SHAPE * MERGEFORMAT
De la eucaristía reciben su gracia especial y hacia él confluyen los demás. Si se dice de la
Liturgia que es Manantial y Cumbre, pues su centro es la Eucaristía. Entre los sacramentos
existe una interrelación eficaz, por tanto no pueden ser considerados como departamentos
independientes.
La iniciación cristiana se da cuando se dan los primeros pasos concretos, intelectuales y
afectivos en una manera de vivir. La forma más visible son las iniciaciones que muchos
pueblos africanos realizan para integrar a un miembro de su comunidad, en las cuales deben
pasar una serie de grados antes de ser considerados hombre o mujeres en el sentido pleno
de la palabra en su comunidad.
Para entrar a la Eucaristía, máxima expresión de nuestra vida cristiana, se necesita una
iniciación, cosa que se ha olvidado en la práctica.
A fines del siglo III d.C. se hacia crecer, en la comunidad, a los que querían convertirse en
tres líneas:
-La fe ----- Xto Profeta
-La Liturgia ----- Xto Sacerdote
-La Caridad ---- Xto Rey.
Ya que corresponden a los ministerios realizados por Cristo. De esta manera va creciendo
orgánicamente en su conversión, ¿durante cuanto tiempo?; solo sabemos lo que nos
menciona la tradición apostólica de Hipólito del año 213 aprox. Y nos dice que este periodo
consta más o menos de tres años, pero el mismo clarifica, que nos es tanto el tiempo sino
más bien a la transformación. A lo mejor, dice, existe gente que necesita menos tiempo;
pero también hay gente que necesita mucho más. Va avanzando en esta triple realidad hasta
que es considerado “maduro”. Se le prepara mediata e inmediatamente para que en la noche
Pascual reciba el Bautismo, lo que hoy conocemos como Confirmación y la Eucaristía, todo
consecutivamente. Su Bautismo lo identifica con la Pascua de Cristo, muerte y resurrección.
Su Confirmación con el don Pascual del Espíritu Santo, ya identificado como cristiano
ahora sí puede tomar la Eucaristía como centro y culmen de su vida cristiana.
El otro grupo de sacramentos se conforman para construir la comunidad. El matrimonio que
santifica la unión conyugal y hace de la familia la célula fundamental de una comunidad
cristiana. El orden Sacerdotal en su triple grado de Obispo, presbítero y diácono, que hace
presente el servicio ministerial contractivo de Cristo para su comunidad.
Por otro lado están los llamados sacramentos de curación o de sanación que son la
Reconciliación y la Unción. Reconciliación, volver a unir lo que el pecado había dañado.
Unción de los Enfermos, antiguamente llamada extra Unción, es una realidad para la gente
enferma. Es la figura de Cristo sanador, reconciliador que viene a confortarnos a reunirnos.
Los sacramentos tienen una connotación interna, espiritual, no una biológica orgánica. Por
eso podemos decir que un anciano nace a la vida de fe con el Bautismo y un infante puede
estar maduro psicológicamente, conceptualmente para ser considerados maduros en la fe,
por ello existen santos y beatos niños dentro de la historia de la Iglesia.
Ejercicio del Sacerdocio común en los sacramentos.
La condición sagrada y orgánica constituida en la comunidad sacerdotal se actualiza tanto
por los sacramentos como por las virtudes. Los fieles, incorporados a la Iglesia por el
Bautismo, quedan por el carácter destinados al culto de la religión cristiana y, regenerada
como hijos de Dios, tienen el deber de confesarlo delante de los hombres la fe que
recibieron de Dios por medio de la Iglesia. Por el sacramento de la Confirmación se
vinculan más estrechamente a la Iglesia, se enriquecen con una fuerza especial del Espíritu
Santo, y de esta manera se obligan con mayor compromiso a difundir y defender la fe, con
sus palabras y obras, como verdaderos testigos de Cristo. Participando del sacrificio
Eucarístico, fuente y cima de toda la vida cristiana, ofrecen a Dios la Víctima divina y así
mismos juntamente con Ella; y así, tanto por la oblación como por la sagrada comunión,
todos toman parte activa en la acción litúrgica, no confusamente, sino cada uno según su
condición. Pero una vez saciados con el cuerpo de Cristo en la asamblea sagrada,
manifiestan concretamente la unidad del pueblo de Dios aptamente significada y
maravillosamente producida por este augustísimo sacramento.
Los que se acercan al sacramento de la penitencia obtienen el perdón de la ofensa hecha a
Dios por la misericordia de Este, y al mismo tiempo se reconcilian con la Iglesia, a la que,
pecando, ofendieron, la cual, con caridad, con ejemplos y oraciones, les ayuda en su
conversión. La iglesia encomienda al Señor, paciente y glorificado, a los que sufren, con la
sagrada unción de los enfermos y con la oración de los presbíteros a que los alivie y los
salve; más aún, los exhorta a que uniéndose libremente a la pasión y ala muerte de Cristo
contribuyan al bien del pueblo de Dios. Además, aquellos que entre los fieles se distinguen
por el orden sagrado, quedan destinados en nombre de Cristo para apacentar a la Iglesia con
la palabra y con las gracias de Dios. Por fin los cónyuges cristianos, en virtud del
sacramento del matrimonio, por el que manifiestan y participan del misterio de la unidad y
del fecundo amor entre Cristo y la Iglesia. En esta Iglesia doméstica, los padres han de ser
para con sus hijos los primeros predicadores de la fe, tanto con su palabra como por su
ejemplo, y han de fomentar la vocación propia de cada uno, y con especial cuidado la
vocación sagrada. Los fieles todos, de cualquier condición y estado que sean, fortalecidos
por tantos y poderosos medios, son llamados por Dios cada uno en su camino a la
perfección de la santidad por la que el mismo Padre es perfecto.
EUCARISTÍA
FUENTE
Y
CULMEN
Confirmación
Espíritu
Santo
Dios---Se comunica y se nos traduce
Xto--- Línea directa de la acción de Dios al Hombre
Iglesia--- Asamblea Reunida a un llamado
Liturgia—Celebración de una realidad
Liturgia---Celebración de una realidad invisible en signos visibles
Eucaristía--- Centro de la Liturgia Manifestación real de Xto en la Iglesia.
Bautismo
P
Iniciación
Cristiana
Orden
Sacerdotal
Matrimonio
Reconciliación
Unción

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

25 la ley y el pecado los mandamientos
25 la ley y el pecado los mandamientos25 la ley y el pecado los mandamientos
25 la ley y el pecado los mandamientosJuan Sánchez
 
La revelacion de_dios_en_la_biblia
La revelacion de_dios_en_la_bibliaLa revelacion de_dios_en_la_biblia
La revelacion de_dios_en_la_bibliaDiego Turcios
 
¡Sí, usted debería creer en la trinidad!
¡Sí, usted debería creer en la trinidad!¡Sí, usted debería creer en la trinidad!
¡Sí, usted debería creer en la trinidad!Josbel Pérez
 
Biblia y revelación
Biblia y revelaciónBiblia y revelación
Biblia y revelaciónJulio César
 
02 el deseo de dios, la revelación y la fe
02 el deseo de dios, la revelación y la fe02 el deseo de dios, la revelación y la fe
02 el deseo de dios, la revelación y la feJuan Sánchez
 
LA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOT
LA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOTLA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOT
LA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOTBRIAN MOORE
 
La transmision de la revelacion
La transmision de la revelacionLa transmision de la revelacion
La transmision de la revelacionloremision
 

La actualidad más candente (20)

La revelacion de_dios.
La revelacion de_dios.La revelacion de_dios.
La revelacion de_dios.
 
25 la ley y el pecado los mandamientos
25 la ley y el pecado los mandamientos25 la ley y el pecado los mandamientos
25 la ley y el pecado los mandamientos
 
26 el amor a dios
26 el amor a dios26 el amor a dios
26 el amor a dios
 
1. dios al encuentro del hombre
1. dios al encuentro del hombre1. dios al encuentro del hombre
1. dios al encuentro del hombre
 
6.a. la revelación
6.a. la revelación6.a. la revelación
6.a. la revelación
 
A. la revelación
A. la revelaciónA. la revelación
A. la revelación
 
La revelacion de_dios_en_la_biblia
La revelacion de_dios_en_la_bibliaLa revelacion de_dios_en_la_biblia
La revelacion de_dios_en_la_biblia
 
Catequisis jpi isobrefet_radicion_magisterio (1)
Catequisis jpi isobrefet_radicion_magisterio (1)Catequisis jpi isobrefet_radicion_magisterio (1)
Catequisis jpi isobrefet_radicion_magisterio (1)
 
Sesion 02: LA REVELACIÓN, Y EL DIOS DE ELLA
Sesion 02: LA REVELACIÓN, Y EL DIOS DE ELLASesion 02: LA REVELACIÓN, Y EL DIOS DE ELLA
Sesion 02: LA REVELACIÓN, Y EL DIOS DE ELLA
 
Breve catecismo católico
Breve catecismo católicoBreve catecismo católico
Breve catecismo católico
 
Revelacion divina
Revelacion divina Revelacion divina
Revelacion divina
 
13 colosenses
13 colosenses13 colosenses
13 colosenses
 
¡Sí, usted debería creer en la trinidad!
¡Sí, usted debería creer en la trinidad!¡Sí, usted debería creer en la trinidad!
¡Sí, usted debería creer en la trinidad!
 
Biblia y revelación
Biblia y revelaciónBiblia y revelación
Biblia y revelación
 
02 el deseo de dios, la revelación y la fe
02 el deseo de dios, la revelación y la fe02 el deseo de dios, la revelación y la fe
02 el deseo de dios, la revelación y la fe
 
Intr. Al Catecismo 3
Intr. Al Catecismo 3Intr. Al Catecismo 3
Intr. Al Catecismo 3
 
Maimonides
MaimonidesMaimonides
Maimonides
 
LA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOT
LA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOTLA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOT
LA INMUTABILIDAD DE LA TRADICIÓN- CARDENAL BILLOT
 
La transmision de la revelacion
La transmision de la revelacionLa transmision de la revelacion
La transmision de la revelacion
 
PROBLEMÁTICA ACTUAL SOBRE DIOS
PROBLEMÁTICA ACTUAL SOBRE DIOSPROBLEMÁTICA ACTUAL SOBRE DIOS
PROBLEMÁTICA ACTUAL SOBRE DIOS
 

Destacado

LA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICA
LA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICALA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICA
LA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICAdemusli
 
El espíritu de la música litúrgica en la pascua
El espíritu de la música litúrgica en la pascuaEl espíritu de la música litúrgica en la pascua
El espíritu de la música litúrgica en la pascuademusli
 
Cantos celaya
Cantos celayaCantos celaya
Cantos celayademusli
 
Cantos Celaya 2009
Cantos Celaya 2009Cantos Celaya 2009
Cantos Celaya 2009demusli
 
La Cincuentena Pascual
La Cincuentena PascualLa Cincuentena Pascual
La Cincuentena Pascualdemusli
 
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresma
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresmaEl espíritu de la música litúrgica en la cuaresma
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresmademusli
 
Canto de entrada Fiesta de San Pedro
Canto de entrada Fiesta de San PedroCanto de entrada Fiesta de San Pedro
Canto de entrada Fiesta de San Pedrodemusli
 
Formacion musical en los seminarios
Formacion musical en los seminariosFormacion musical en los seminarios
Formacion musical en los seminariosdemusli
 
Curso Nacional de Improvisación y literatura organística
Curso Nacional de Improvisación y literatura organísticaCurso Nacional de Improvisación y literatura organística
Curso Nacional de Improvisación y literatura organísticademusli
 
Interes de la iglesia por la musica
Interes de la iglesia por la musicaInteres de la iglesia por la musica
Interes de la iglesia por la musicademusli
 
LA MUSICA Y EL CANTO AL SERVICIO DEL CULTO DIVINO
LA MUSICA Y EL CANTO AL SERVICIO DEL CULTO DIVINOLA MUSICA Y EL CANTO AL SERVICIO DEL CULTO DIVINO
LA MUSICA Y EL CANTO AL SERVICIO DEL CULTO DIVINOdemusli
 
El canto en la asamblea
El canto en la asambleaEl canto en la asamblea
El canto en la asambleademusli
 
“EL DOMINGO EN LA VIDA DE LA IGLESIA”
“EL DOMINGO EN LA VIDA DE LA IGLESIA”“EL DOMINGO EN LA VIDA DE LA IGLESIA”
“EL DOMINGO EN LA VIDA DE LA IGLESIA”demusli
 
Liturgia, Eucaristía y Música
Liturgia, Eucaristía y MúsicaLiturgia, Eucaristía y Música
Liturgia, Eucaristía y Músicademusli
 
El canto en el oficio divino
El canto en el oficio divinoEl canto en el oficio divino
El canto en el oficio divinodemusli
 
Juan Pablo II: ¿Cómo se debe interpretar la música litúrgica?
Juan Pablo II: ¿Cómo se debe interpretar la música litúrgica?Juan Pablo II: ¿Cómo se debe interpretar la música litúrgica?
Juan Pablo II: ¿Cómo se debe interpretar la música litúrgica?demusli
 
Si alguno quiere_seguir
Si alguno quiere_seguirSi alguno quiere_seguir
Si alguno quiere_seguirdemusli
 
Maria madre dios
Maria madre diosMaria madre dios
Maria madre diosdemusli
 

Destacado (20)

LA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICA
LA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICALA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICA
LA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICA
 
El espíritu de la música litúrgica en la pascua
El espíritu de la música litúrgica en la pascuaEl espíritu de la música litúrgica en la pascua
El espíritu de la música litúrgica en la pascua
 
Cantos celaya
Cantos celayaCantos celaya
Cantos celaya
 
Cantos Celaya 2009
Cantos Celaya 2009Cantos Celaya 2009
Cantos Celaya 2009
 
La Cincuentena Pascual
La Cincuentena PascualLa Cincuentena Pascual
La Cincuentena Pascual
 
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresma
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresmaEl espíritu de la música litúrgica en la cuaresma
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresma
 
Canto de entrada Fiesta de San Pedro
Canto de entrada Fiesta de San PedroCanto de entrada Fiesta de San Pedro
Canto de entrada Fiesta de San Pedro
 
c
cc
c
 
Formacion musical en los seminarios
Formacion musical en los seminariosFormacion musical en los seminarios
Formacion musical en los seminarios
 
Curso Nacional de Improvisación y literatura organística
Curso Nacional de Improvisación y literatura organísticaCurso Nacional de Improvisación y literatura organística
Curso Nacional de Improvisación y literatura organística
 
Interes de la iglesia por la musica
Interes de la iglesia por la musicaInteres de la iglesia por la musica
Interes de la iglesia por la musica
 
LA MUSICA Y EL CANTO AL SERVICIO DEL CULTO DIVINO
LA MUSICA Y EL CANTO AL SERVICIO DEL CULTO DIVINOLA MUSICA Y EL CANTO AL SERVICIO DEL CULTO DIVINO
LA MUSICA Y EL CANTO AL SERVICIO DEL CULTO DIVINO
 
El canto en la asamblea
El canto en la asambleaEl canto en la asamblea
El canto en la asamblea
 
“EL DOMINGO EN LA VIDA DE LA IGLESIA”
“EL DOMINGO EN LA VIDA DE LA IGLESIA”“EL DOMINGO EN LA VIDA DE LA IGLESIA”
“EL DOMINGO EN LA VIDA DE LA IGLESIA”
 
Liturgia, Eucaristía y Música
Liturgia, Eucaristía y MúsicaLiturgia, Eucaristía y Música
Liturgia, Eucaristía y Música
 
El canto en el oficio divino
El canto en el oficio divinoEl canto en el oficio divino
El canto en el oficio divino
 
Juan Pablo II: ¿Cómo se debe interpretar la música litúrgica?
Juan Pablo II: ¿Cómo se debe interpretar la música litúrgica?Juan Pablo II: ¿Cómo se debe interpretar la música litúrgica?
Juan Pablo II: ¿Cómo se debe interpretar la música litúrgica?
 
Santo
SantoSanto
Santo
 
Si alguno quiere_seguir
Si alguno quiere_seguirSi alguno quiere_seguir
Si alguno quiere_seguir
 
Maria madre dios
Maria madre diosMaria madre dios
Maria madre dios
 

Similar a Catequesis introductoria a los Sacramentos

Pneumatología 2023.pdf
Pneumatología 2023.pdfPneumatología 2023.pdf
Pneumatología 2023.pdfMarceloMio5
 
La biblia como revelación divina
La biblia como revelación divinaLa biblia como revelación divina
La biblia como revelación divinaevangeliocompleto
 
Antropología litúrgica-básico-alumno
Antropología litúrgica-básico-alumnoAntropología litúrgica-básico-alumno
Antropología litúrgica-básico-alumnoMiguel Vargas
 
Silencio y-contemplacion
Silencio y-contemplacionSilencio y-contemplacion
Silencio y-contemplacionOSM- PCC
 
Introducción a las Sagradas Escrituras
Introducción a las Sagradas EscriturasIntroducción a las Sagradas Escrituras
Introducción a las Sagradas EscriturasRebeca Reynaud
 
Introducción a la Sagrada Escritura
Introducción a la Sagrada EscrituraIntroducción a la Sagrada Escritura
Introducción a la Sagrada EscrituraRebeca Reynaud
 
Guia practica para estudiar y predicar la biblia
Guia practica para estudiar y predicar la bibliaGuia practica para estudiar y predicar la biblia
Guia practica para estudiar y predicar la bibliaLuis Fernando Guarin R.
 
Folleto de Semana Santa: Espiritualidad biblica y contemplación
Folleto de Semana Santa: Espiritualidad biblica y contemplaciónFolleto de Semana Santa: Espiritualidad biblica y contemplación
Folleto de Semana Santa: Espiritualidad biblica y contemplacióndisenolitoservicios
 
Cheung espada dios
Cheung espada diosCheung espada dios
Cheung espada dioskiko pdf
 
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01Juan Mijares
 
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01Juan Mijares
 
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01Juan Mijares
 
Curso blico porto copia
Curso blico porto   copiaCurso blico porto   copia
Curso blico porto copiaestivenporto
 

Similar a Catequesis introductoria a los Sacramentos (20)

Pneumatología 2023.pdf
Pneumatología 2023.pdfPneumatología 2023.pdf
Pneumatología 2023.pdf
 
La biblia como revelación divina
La biblia como revelación divinaLa biblia como revelación divina
La biblia como revelación divina
 
Antropología litúrgica-básico-alumno
Antropología litúrgica-básico-alumnoAntropología litúrgica-básico-alumno
Antropología litúrgica-básico-alumno
 
Sagradas escrituras s
Sagradas escrituras sSagradas escrituras s
Sagradas escrituras s
 
Sagradas escrituras s
Sagradas escrituras sSagradas escrituras s
Sagradas escrituras s
 
Etica
EticaEtica
Etica
 
Etica
EticaEtica
Etica
 
Silencio y-contemplacion
Silencio y-contemplacionSilencio y-contemplacion
Silencio y-contemplacion
 
Introducción a las Sagradas Escrituras
Introducción a las Sagradas EscriturasIntroducción a las Sagradas Escrituras
Introducción a las Sagradas Escrituras
 
Introducción a la Sagrada Escritura
Introducción a la Sagrada EscrituraIntroducción a la Sagrada Escritura
Introducción a la Sagrada Escritura
 
Guia practica para estudiar y predicar la biblia
Guia practica para estudiar y predicar la bibliaGuia practica para estudiar y predicar la biblia
Guia practica para estudiar y predicar la biblia
 
Folleto de Semana Santa: Espiritualidad biblica y contemplación
Folleto de Semana Santa: Espiritualidad biblica y contemplaciónFolleto de Semana Santa: Espiritualidad biblica y contemplación
Folleto de Semana Santa: Espiritualidad biblica y contemplación
 
Cheung espada dios
Cheung espada diosCheung espada dios
Cheung espada dios
 
Verbum domini
Verbum dominiVerbum domini
Verbum domini
 
Verbum domini
Verbum dominiVerbum domini
Verbum domini
 
1 Lectio Divina
1 Lectio Divina1 Lectio Divina
1 Lectio Divina
 
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01
 
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01
 
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01
Testimoniosignoscomunidadysmbolos 100614135014-phpapp01
 
Curso blico porto copia
Curso blico porto   copiaCurso blico porto   copia
Curso blico porto copia
 

Más de demusli

Canto de entrada Fiesta de San Pedro y San Pablo
Canto de entrada Fiesta de San Pedro y San PabloCanto de entrada Fiesta de San Pedro y San Pablo
Canto de entrada Fiesta de San Pedro y San Pablodemusli
 
Asamblea General Pueri Cantores
Asamblea General Pueri CantoresAsamblea General Pueri Cantores
Asamblea General Pueri Cantoresdemusli
 
Mexico ora y canta con el Papa "partituras"
Mexico ora y canta con el Papa "partituras"Mexico ora y canta con el Papa "partituras"
Mexico ora y canta con el Papa "partituras"demusli
 
Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores demusli
 
Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores demusli
 
Convocatoria 38 Congreso Nacional de Música Litúrgica
Convocatoria 38 Congreso Nacional de Música LitúrgicaConvocatoria 38 Congreso Nacional de Música Litúrgica
Convocatoria 38 Congreso Nacional de Música Litúrgicademusli
 
Comunicado de prensa Pueri Cantores
Comunicado de prensa Pueri CantoresComunicado de prensa Pueri Cantores
Comunicado de prensa Pueri Cantoresdemusli
 
La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona
La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona
La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona demusli
 
Pescador hombres
Pescador hombresPescador hombres
Pescador hombresdemusli
 
Juntos como hermanos
Juntos como hermanosJuntos como hermanos
Juntos como hermanosdemusli
 
Jesucristo luz naciones
Jesucristo luz nacionesJesucristo luz naciones
Jesucristo luz nacionesdemusli
 
Altisimo Señor
Altisimo SeñorAltisimo Señor
Altisimo Señordemusli
 
Senor ten piedad
Senor ten piedadSenor ten piedad
Senor ten piedaddemusli
 
Canto del ofertorio
Canto del ofertorioCanto del ofertorio
Canto del ofertoriodemusli
 
Canto de entrada
Canto de entradaCanto de entrada
Canto de entradademusli
 
Cordero de dios
Cordero de diosCordero de dios
Cordero de diosdemusli
 
El canto de la comunion
El canto de la comunionEl canto de la comunion
El canto de la comuniondemusli
 
El canto en la misa
El canto en la misaEl canto en la misa
El canto en la misademusli
 

Más de demusli (20)

Canto de entrada Fiesta de San Pedro y San Pablo
Canto de entrada Fiesta de San Pedro y San PabloCanto de entrada Fiesta de San Pedro y San Pablo
Canto de entrada Fiesta de San Pedro y San Pablo
 
Asamblea General Pueri Cantores
Asamblea General Pueri CantoresAsamblea General Pueri Cantores
Asamblea General Pueri Cantores
 
Mexico ora y canta con el Papa "partituras"
Mexico ora y canta con el Papa "partituras"Mexico ora y canta con el Papa "partituras"
Mexico ora y canta con el Papa "partituras"
 
Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
 
Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
 
Convocatoria 38 Congreso Nacional de Música Litúrgica
Convocatoria 38 Congreso Nacional de Música LitúrgicaConvocatoria 38 Congreso Nacional de Música Litúrgica
Convocatoria 38 Congreso Nacional de Música Litúrgica
 
Comunicado de prensa Pueri Cantores
Comunicado de prensa Pueri CantoresComunicado de prensa Pueri Cantores
Comunicado de prensa Pueri Cantores
 
La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona
La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona
La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona
 
Pescador hombres
Pescador hombresPescador hombres
Pescador hombres
 
Juntos como hermanos
Juntos como hermanosJuntos como hermanos
Juntos como hermanos
 
Jesucristo luz naciones
Jesucristo luz nacionesJesucristo luz naciones
Jesucristo luz naciones
 
Gloria
Gloria Gloria
Gloria
 
Altisimo Señor
Altisimo SeñorAltisimo Señor
Altisimo Señor
 
Gloria
GloriaGloria
Gloria
 
Senor ten piedad
Senor ten piedadSenor ten piedad
Senor ten piedad
 
Canto del ofertorio
Canto del ofertorioCanto del ofertorio
Canto del ofertorio
 
Canto de entrada
Canto de entradaCanto de entrada
Canto de entrada
 
Cordero de dios
Cordero de diosCordero de dios
Cordero de dios
 
El canto de la comunion
El canto de la comunionEl canto de la comunion
El canto de la comunion
 
El canto en la misa
El canto en la misaEl canto en la misa
El canto en la misa
 

Último

Los 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdf
Los 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdfLos 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdf
Los 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdfasociacion
 
Tema 7 EL ULTIMO ATAQUE DEL DRAGON CONTRA EL PUEBLO DE DIOS QUE GUARDA LOS MA...
Tema 7 EL ULTIMO ATAQUE DEL DRAGON CONTRA EL PUEBLO DE DIOS QUE GUARDA LOS MA...Tema 7 EL ULTIMO ATAQUE DEL DRAGON CONTRA EL PUEBLO DE DIOS QUE GUARDA LOS MA...
Tema 7 EL ULTIMO ATAQUE DEL DRAGON CONTRA EL PUEBLO DE DIOS QUE GUARDA LOS MA...asociacion
 
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdfTema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdfasociacion
 
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIA
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIACONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIA
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIAalvarolinero
 
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdf
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdfTema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdf
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdfasociacion
 
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudio
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudioUnidad I Eclesiologia: Objeto de estudio
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudioJuan Hernandez
 
TEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdf
TEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdfTEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdf
TEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdfasociacion
 
Folleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdf
Folleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdfFolleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdf
Folleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdfJocelyneGarrido2
 
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdf
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdfTema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdf
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdfasociacion
 
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.ppt
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.pptHistoria de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.ppt
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.pptAlceirFerreira
 
Recuperando el Rumbo Hasta la Plenitud Parte #1.pdf
Recuperando el Rumbo Hasta la Plenitud  Parte #1.pdfRecuperando el Rumbo Hasta la Plenitud  Parte #1.pdf
Recuperando el Rumbo Hasta la Plenitud Parte #1.pdfjenune
 
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdf
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdfSEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdf
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdfasociacion
 
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdf
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdfEL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdf
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdfasociacion
 

Último (14)

Los 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdf
Los 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdfLos 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdf
Los 8 Periodos Dieteticos COMPLETO a Distribuir.pdf
 
Tema 7 EL ULTIMO ATAQUE DEL DRAGON CONTRA EL PUEBLO DE DIOS QUE GUARDA LOS MA...
Tema 7 EL ULTIMO ATAQUE DEL DRAGON CONTRA EL PUEBLO DE DIOS QUE GUARDA LOS MA...Tema 7 EL ULTIMO ATAQUE DEL DRAGON CONTRA EL PUEBLO DE DIOS QUE GUARDA LOS MA...
Tema 7 EL ULTIMO ATAQUE DEL DRAGON CONTRA EL PUEBLO DE DIOS QUE GUARDA LOS MA...
 
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdfTema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
 
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIA
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIACONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIA
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIA
 
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdf
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdfTema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdf
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdf
 
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudio
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudioUnidad I Eclesiologia: Objeto de estudio
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudio
 
TEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdf
TEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdfTEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdf
TEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdf
 
Folleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdf
Folleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdfFolleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdf
Folleto clase de Intermediarios 2T Año A DIA.pdf
 
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdf
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdfTema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdf
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdf
 
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.ppt
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.pptHistoria de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.ppt
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.ppt
 
A los asesores espirituales de los grupos vicencianos
A los asesores espirituales de los grupos vicencianosA los asesores espirituales de los grupos vicencianos
A los asesores espirituales de los grupos vicencianos
 
Recuperando el Rumbo Hasta la Plenitud Parte #1.pdf
Recuperando el Rumbo Hasta la Plenitud  Parte #1.pdfRecuperando el Rumbo Hasta la Plenitud  Parte #1.pdf
Recuperando el Rumbo Hasta la Plenitud Parte #1.pdf
 
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdf
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdfSEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdf
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdf
 
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdf
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdfEL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdf
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdf
 

Catequesis introductoria a los Sacramentos

  • 1. CONFERENCIAS DEL XXXI CONGRESO DE MÚSICA SACRA. Conferencista: Pbro. Alberto Aranda MSpS. Lugar: Templo de San Francisco. Celaya Gto. CATEQUESIS INTRODUCTORIA A LOS SACRAMENTOS. Al modo de las discusiones teológicas antiguas que se llamaban “explicatio terminorum”, tenemos que ponernos de acuerdo en qué significa “misterio”. Podemos decir que hay una explicación o una definición de “misterio dogmático” y, otra, podríamos llamarle “salvífico”. El “misterio dogmático” fue el que nosotros estudiamos en el Catecismo Superior, en las clases de Teología; y siguen siendo verdaderos, pero tienen su explicación, su aplicación especiales. El misterio Dogmático es una verdad de orden sobrenatural, es decir esta muy arriba de nuestro entendimiento, no lo contraría pero lo excede totalmente. De tal manera que no lo podríamos conocer si no nos hubiese sido revelado, y aún revelado no lo podemos comprender porque nos sobrepasa absolutamente. Pero hay otro concepto de “misterio” bastante más antiguo, es el que nos lo presentan los primero grandes teólogos, los padres de la Iglesia, junto con San Pablo. Primero comencemos por el origen de la palabra “misterio”. Viene de un término griego que significa ocultar, concretamente tapar los ojos; es por eso que de aquí sale el concepto popular de misterio, algo escondido, oculto, desconocido y por lo mismo da un poco de miedo. Recuerden las novelas de misterio, las películas del mismo género. Brotando de esta misma raíz de “misterio teológico”, “salvífico”, viene del plan salvífico de Dios, oculto, que esta en la eternidad, pero que en un momento dado la misericordia divina lo explicita, lo presenta, lo hace visible, audible, tangible en Cristo Señor. Entonces contrastan las dos ideologías; una que no es sobrenatural, no es natural; no lo podemos conocer, no lo podemos agotar, aunque siga siendo verdad aunque el enfoque es diferente. Acá es lo contrario, lo que estaba oculto ahora se hace manifiesto, porque nosotros no podemos entender las cosas sino a través, primariamente, de nuestros sentidos, y estos se basan en cosas tangibles, visibles, materiales. Entonces Dios, el Infinito, el Espíritu Puro, el Supremo; nosotros no lo podríamos conocer. Una similitud es cuando tenemos muy cerca un libro, vemos su textura, los colores de su portada pero esta lejos de nuestra comprensión y de nuestro entendimiento porque esta escrito en chino. Entonces, lo mismo, cómo podríamos nosotros conocer a Dios, captar a Dios de alguna manera si no tiene materialidad, pero la misericordia de Dios sobrepasa esos obstáculos. La Oración Eucarística IV, que es una de las manos usadas; ahí hay una frase, que a mí me encanta, “Tú extiendes la mano, para que pueda encontrarte quien te busca”. Es como cuando una asiste a unas conferencias internacionales que se dictan en una lengua que nosotros no conocemos. Entonces nos ponen nuestros audífonos y un traductor nos dice lo que se esta diciendo y nosotros entendemos. Dios, se nos traduce, se nos hace captable. Esa realidad sobre natural, absolutamente Perfecto, inmaterial; a través de realidades
  • 2. materiales, signos, eso es lo que Pablo y los grandes Padres de la Iglesia antiguas llaman “misterio”; la realidad oculta pero que se manifiesta. Se manifiesta de muchos modos, le llamamos cadena mistérico-sacramental, de ahí se genera la pregunta, ¿de donde entró lo sacramental? Los padres antiguos de la categoría de San Agustín, San León, San Ambrosio, les sonaba la concepción “misterio” demasiado griego; ellos querían encontrar una palabra latina que expresara lo mismo y encontraron la palabra “sacramento” que en realidad era un juramento religioso y en el principio de la palabra “sacra” , nos esta indicando que es una realidad sagrada, de Dios. Entonces valiéndose de esa palabra, por así decirlo, le inyectaron el nuevo sentido y así tenemos, como ellos lo usaron, dos palabras sinónimas, los cuales se manifiestan en los textos que escribieron estos santos antes mencionados. Poco tiempo después se le fue llamando “sacramento” a la parte significativa, material, sensible y “misterio” la parte interna, la significada, la espiritual, lo trascendente; y así comenzó un poquito la ruptura entre ambos significados hasta llegar a nosotros: “misterio” como se manifestó al principio y “sacramento” como los siete sacramentos de la Iglesia. Documento de Puebla No.920 El hombre es un ser sacramental, expresa sus relaciones con Dios en un conjuntos de símbolos y signos. Dios igualmente los utiliza cuando se comunica con los hombres. Dios nos creo y sabe de que materia estamos hechos, por eso se nos traduce. Por eso San agustín nos dice: “Todo lo que tú digas verdadero de Dios es verdadero, pero El es distinto”. Toda la creación es en cierto modo sacramento de Dios porque nos lo revela. Así como conocemos el interior de un artista a través de su obra, así también, a través de la naturaleza nosotros podemos conocer al autor en su poder, en su sabiduría, en su grandeza, etc.; etc. Entonces tenemos a Dios que se nos manifiesta supremamente en Cristo. El mismo Señor como hablaba tanto del Padre; venía del Padre; nos comunicaba de lo que es el Padre, nos quería llevar al Padre. Es por eso que uno de sus apóstoles, con mucha razón, le dice “muéstranos al Padre”. “Felipe hace tanto tiempo que estoy con ustedes y ¿no me conoces?”. “El que me niega a mí, niega al Padre”. De ahí que hacemos no solo una mirada ocular, sino genérica, cognoscitiva. Pablo tiene una palabra estupenda “Cristo, imagen de Dios invisible”. A lo mejor no nos impacta tanto esta imagen porque tenemos imágenes intelectuales, poéticas; pero Pablo utiliza una palabra griega icón que significa un cuadrado de madera que tiene pigmentos, que tiene barniz, es decir una palabra súper material “icono de Dios invisible”, que a su vez parece una contradicción, Dios que no se puede imaginar, que no se puede poner en imágenes, una de las razones porque existía una prohibición de hacer estatuas, pinturas de Dios; pue, sin embargo, en Cristo se hace visible. En todos los sacramentos tenemos lo significado y lo significante, la realidad material visible, audible, tocable; y la realidad profunda interna a la que nos quiere llevar el signo. Entonces en Cristo tenemos al hombre que toma todas nuestras realidades humanas menos el pecado, por tanto es un hombre concreto con su nombre y apellido, el cual aparece en el evangelio de San Juan y que nos revela, este signo, al Hijo de Dios, la palabra perfecta del Padre. Pero a Cristo material, visible, ya no lo tenemos, pero sin embargo, El nos deja sus
  • 3. sacramentos; un signo visible que lo hace presente y este es la Iglesia. Iglesia que proviene de una palabra griega “ecclesia”, la cual significa llamara, invitar. Dios llama, invita, y los que escuchan esa invitación se congregan y de ahí viene la asamblea eso quiere decir Iglesia, una asamblea reunida por haber escuchado una invitación. Por eso hay que reconocer el origen de nuestra comunidad, no lo somos por una convención de casualidad, por estar bajo el mismo techo. El originador de la comunidad es Dios, Cristo con su invitación. El nos congregó para ser sacramento de Cristo, la Iglesia, por tanto es algo que debemos cuidar y no debemos degradar en su significado. En Puebla en el mismo número 920 nos dice: “en esto consiste el misterio de la iglesia”. Es una realidad humana formada por hombres limitados, este es el significante, pero conformada por la fuerza de Dios Trino, que en ella se establece, convoca, reúne. Los primeros padres de la iglesia la llamaban “pecadora y santa” por ello siempre debe estar en un plan de mejoramiento, de penitencia, de cambio de direccionalidad. La realidad significativa y la realidad significante, el sacramento, como misterio eso es la Iglesia. La Liturgia se presenta, por tanto, como la manifestación principal de la Iglesia, ella se manifiesta y se construye a través de la Liturgia. Entonces toda la realidad litúrgica es de donde brota toda la acción de la Iglesia. Ahí nosotros encontramos, genéricamente, las realidades significantes y las significativas. A través de los siete sacramentos, en esta modalidad septiforme, tenemos los signos visibles y el don salvífico, santificante de Cristo en el Espíritu, que en los distintos aspectos de cada sacramento se va a manifestar. Los siete sacramentos tiene una estructura orgánica y por tanto no se les puede cambiar el orden según las propias necesidades que tengamos. Organización de los sacramentos. SHAPE * MERGEFORMAT De la eucaristía reciben su gracia especial y hacia él confluyen los demás. Si se dice de la Liturgia que es Manantial y Cumbre, pues su centro es la Eucaristía. Entre los sacramentos existe una interrelación eficaz, por tanto no pueden ser considerados como departamentos independientes. La iniciación cristiana se da cuando se dan los primeros pasos concretos, intelectuales y afectivos en una manera de vivir. La forma más visible son las iniciaciones que muchos pueblos africanos realizan para integrar a un miembro de su comunidad, en las cuales deben pasar una serie de grados antes de ser considerados hombre o mujeres en el sentido pleno de la palabra en su comunidad. Para entrar a la Eucaristía, máxima expresión de nuestra vida cristiana, se necesita una iniciación, cosa que se ha olvidado en la práctica. A fines del siglo III d.C. se hacia crecer, en la comunidad, a los que querían convertirse en tres líneas: -La fe ----- Xto Profeta -La Liturgia ----- Xto Sacerdote
  • 4. -La Caridad ---- Xto Rey. Ya que corresponden a los ministerios realizados por Cristo. De esta manera va creciendo orgánicamente en su conversión, ¿durante cuanto tiempo?; solo sabemos lo que nos menciona la tradición apostólica de Hipólito del año 213 aprox. Y nos dice que este periodo consta más o menos de tres años, pero el mismo clarifica, que nos es tanto el tiempo sino más bien a la transformación. A lo mejor, dice, existe gente que necesita menos tiempo; pero también hay gente que necesita mucho más. Va avanzando en esta triple realidad hasta que es considerado “maduro”. Se le prepara mediata e inmediatamente para que en la noche Pascual reciba el Bautismo, lo que hoy conocemos como Confirmación y la Eucaristía, todo consecutivamente. Su Bautismo lo identifica con la Pascua de Cristo, muerte y resurrección. Su Confirmación con el don Pascual del Espíritu Santo, ya identificado como cristiano ahora sí puede tomar la Eucaristía como centro y culmen de su vida cristiana. El otro grupo de sacramentos se conforman para construir la comunidad. El matrimonio que santifica la unión conyugal y hace de la familia la célula fundamental de una comunidad cristiana. El orden Sacerdotal en su triple grado de Obispo, presbítero y diácono, que hace presente el servicio ministerial contractivo de Cristo para su comunidad. Por otro lado están los llamados sacramentos de curación o de sanación que son la Reconciliación y la Unción. Reconciliación, volver a unir lo que el pecado había dañado. Unción de los Enfermos, antiguamente llamada extra Unción, es una realidad para la gente enferma. Es la figura de Cristo sanador, reconciliador que viene a confortarnos a reunirnos. Los sacramentos tienen una connotación interna, espiritual, no una biológica orgánica. Por eso podemos decir que un anciano nace a la vida de fe con el Bautismo y un infante puede estar maduro psicológicamente, conceptualmente para ser considerados maduros en la fe, por ello existen santos y beatos niños dentro de la historia de la Iglesia. Ejercicio del Sacerdocio común en los sacramentos. La condición sagrada y orgánica constituida en la comunidad sacerdotal se actualiza tanto por los sacramentos como por las virtudes. Los fieles, incorporados a la Iglesia por el Bautismo, quedan por el carácter destinados al culto de la religión cristiana y, regenerada como hijos de Dios, tienen el deber de confesarlo delante de los hombres la fe que recibieron de Dios por medio de la Iglesia. Por el sacramento de la Confirmación se vinculan más estrechamente a la Iglesia, se enriquecen con una fuerza especial del Espíritu Santo, y de esta manera se obligan con mayor compromiso a difundir y defender la fe, con sus palabras y obras, como verdaderos testigos de Cristo. Participando del sacrificio Eucarístico, fuente y cima de toda la vida cristiana, ofrecen a Dios la Víctima divina y así mismos juntamente con Ella; y así, tanto por la oblación como por la sagrada comunión,
  • 5. todos toman parte activa en la acción litúrgica, no confusamente, sino cada uno según su condición. Pero una vez saciados con el cuerpo de Cristo en la asamblea sagrada, manifiestan concretamente la unidad del pueblo de Dios aptamente significada y maravillosamente producida por este augustísimo sacramento. Los que se acercan al sacramento de la penitencia obtienen el perdón de la ofensa hecha a Dios por la misericordia de Este, y al mismo tiempo se reconcilian con la Iglesia, a la que, pecando, ofendieron, la cual, con caridad, con ejemplos y oraciones, les ayuda en su conversión. La iglesia encomienda al Señor, paciente y glorificado, a los que sufren, con la sagrada unción de los enfermos y con la oración de los presbíteros a que los alivie y los salve; más aún, los exhorta a que uniéndose libremente a la pasión y ala muerte de Cristo contribuyan al bien del pueblo de Dios. Además, aquellos que entre los fieles se distinguen por el orden sagrado, quedan destinados en nombre de Cristo para apacentar a la Iglesia con la palabra y con las gracias de Dios. Por fin los cónyuges cristianos, en virtud del sacramento del matrimonio, por el que manifiestan y participan del misterio de la unidad y del fecundo amor entre Cristo y la Iglesia. En esta Iglesia doméstica, los padres han de ser para con sus hijos los primeros predicadores de la fe, tanto con su palabra como por su ejemplo, y han de fomentar la vocación propia de cada uno, y con especial cuidado la vocación sagrada. Los fieles todos, de cualquier condición y estado que sean, fortalecidos por tantos y poderosos medios, son llamados por Dios cada uno en su camino a la perfección de la santidad por la que el mismo Padre es perfecto. EUCARISTÍA FUENTE Y CULMEN Confirmación Espíritu Santo Dios---Se comunica y se nos traduce Xto--- Línea directa de la acción de Dios al Hombre Iglesia--- Asamblea Reunida a un llamado Liturgia—Celebración de una realidad Liturgia---Celebración de una realidad invisible en signos visibles Eucaristía--- Centro de la Liturgia Manifestación real de Xto en la Iglesia.