SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 3
Descargar para leer sin conexión
LITURGIA DE LAS HORAS
EL CANTO EN EL OFICIO DIVINO
"Institutio Generalis" de la Liturgia de las Horas (1971)
267. En las rúbricas y normas de esta Ordenación las palabras "decir" o "proferir" se refieren al canto
o a la recitación, según los principios que se establecen más adelante.
268. "Se recomienda vivamente a los que rezan el Oficio en el coro o en común el uso del canto,
como algo que responde mejor a la naturaleza de esta oración y que es, además, indicio de una
mayor solemnidad y de una unión más profunda de los corazones al proferir las alabanzas divinas"
(MS 37; cf. SC 99).
269. Si es aplicable a toda acción litúrgica lo especificado por el Concilio Vaticano II acerca del canto
litúrgico, lo es de un modo especial tratándose de la Liturgia de las Horas (Cf. SC 113). Pues aunque
todas y cada una de las partes han sido ordenadas de forma que pueden recitarse con provecho
incluso individualmente, muchas de ellas pertenecen al género lírico y, por tanto, sólo mediante el
canto alcanzan un sentido más pleno, sobre todo tratándose de salmos, cánticos, himnos y
responsorios.
270. Por ello, el canto no ha de ser considerado en la Liturgia de las Horas como cierto ornato que se
añada a la oración, como algo extrínseco, sino más bien como algo que dimana de lo profundo del
espíritu del que ora y alaba a Dios, y pone de manifiesto de un modo pleno y perfecto la índole
comunitaria del culto cristiano.
Son de alabar, por tanto, los grupos cristianos de cualquier género que se esfuerzan por adoptar esta
modalidad de plegaria el mayor número de veces posible; para ello, se ha de proporcionar, tanto a
los clérigos y religiosos como a los fieles, la debida instrucción catequética y práctica, de modo que,
especialmente en los días festivos, estén en disposición de cantar con gozo las Horas. Pero, dado
que resulta difícil cantar todo el Oficio y, por otro lado, no se ha de considerar a la alabanza de la
Iglesia como algo que por su origen o por su naturaleza sea exclusivo de los clérigos o de los
monjes, sino como algo que atañe a toda la comunidad cristiana, se han de tener presentes a la vez
varios principios para que la celebración de la Liturgia de las Horas con canto pueda ser realizada
adecuadamente y resplandecer por su autenticidad y belleza.
271. Conviene, ante todo, utilizar el canto al menos los domingos y días festivos, poniendo de
manifiesto mediante su uso los diversos grados de solemnidad.
272. Asimismo, puesto que no todas las Horas poseen la misma importancia, conviene destacar
mediante el uso del canto aquellas Horas que son en verdad los quicios sobre los que gira el Oficio, a
saber, las Laudes matutinas y las Vísperas.
273. Además, aunque se recomienda la celebración íntegra con canto, siempre que se señale por su
arte y unción, puede, sin embargo, adoptarse a veces con provecho el principio de la solemnidad
"progresiva", tanto por razones prácticas como en atención al hecho de que los distintos elementos
de la celebración litúrgica no se equiparan entre sí de un modo indiscriminado, sino que cada uno
debe alcanzar su sentido originario y su verdadera función. De ese modo, la Liturgia de las Horas no
es contemplada como un monumento insigne de una época pretérita que casi exige ser conservado
de un modo intangible para provocar la admiración del mismo, sino que, por el contrario, puede
revivir e incrementarse con un sentido nuevo, y ser otra vez verdadero testimonio de la vida pujante
de algunas comunidades.
El principio, pues, de la solemnidad "progresiva" es el que admite varios grados intermedios entre el
Oficio cantado íntegramente y la simple recitación de todas las partes. Este modo de proceder
produce una variedad grande y agradable, cuya medida ha de ser calculada atendiendo a la
tonalidad del día o de la Hora que se celebra, a la naturaleza de cada uno de los elementos que
constituyen el Oficio, y, por último, al número o índole de la comunidad y asimismo al número de
cantores de que se dispone en tales circunstancias.
Mediante esta mayor posibilidad de variación, la alabanza pública de la Iglesia podrá cantarse con
más frecuencia que antes y adaptarse de muchos modos a las diferentes circunstancias, existiendo
un sólido fundamento para esperar que se habrán de encontrar nuevas vías y nuevas formas para
nuestro tiempo, tal como ha ocurrido siempre en la vida de la Iglesia.
274. En las acciones litúrgicas que se han de celebrar con canto en latín, en igualdad de
circunstancias ocupará el puesto principal el canto gregoriano, como propio de la liturgia romana (Cf.
SC 116). No obstante, "la Iglesia no excluye de las acciones litúrgicas ningún género de música
sacra con tal que responda al espíritu de la acción litúrgica y a la naturaleza de cada una de sus
partes y no suponga un obstáculo para la debida participación activa del pueblo" (MS 9; cf. SC 116).
En el Oficio cantado, si no hubiere melodía para la antífona propuesta, tómese otra antífona de las
que se hallan en el repertorio, siempre que sea apta de acuerdo con lo señalado en los números 113
y 121-125.
275. Como la Liturgia de las lloras puede celebrarse en lengua vernácula, "póngase el debido
cuidado en preparar melodías para su empleo en el canto del Oficio divino en lengua vernácula" (MS
41; cf. MS 54-61).
276 Nada impide, sin embargo, que dentro de una misma Hora las diversas partes
sean cantadas en lenguas distintas (MS 51).
277. Qué elementos hayan de ser elegidos en primer lugar para ser cantados, habrá que deducirlo
de la ordenación genuina de la celebración litúrgica, que exige observar fielmente el sentida y la
naturaleza de cada parte y del canto; pues hay partes que, por su naturaleza, exigen ser cantadas
(MS 6). Tales son, en primer lugar, las aclamaciones, las respuestas al saludo del sacerdote y de los
ministros, la respuesta de las preces litánicas, y, además, las antífonas y los salmos, como también
los estribillos o respuestas repetidas, los himnos y los cánticos (MS 16a. 38).
278. Consta que los salmos están estrechamente ligados con la música (cf. núms. 103-120), tal como
confirman la tradición judaica y cristiana. En verdad, para la plena inteligencia de muchos salmos es
de no escaso provecho el que los mismos sean cantados o, al menos, el que se los considere
siempre bajo esta luz poética y musical. Por lo tanto, si es factible, se ha de preferir esta forma, al
menos en los días y las Horas principales, según el carácter originario de los salmos.
279. En los números 121-123 se señalan los diversos modos de ejecutar la salmodia, con lo que se
logrará la variedad atendiendo no tanto a las circunstancias externas, como al diverso género de los
salmos que figuran en una celebración: así será mejor, quizá, escuchar los salmos sapienciales o
históricos, mientras que, por el contrario, los himnos o las acciones de gracias exigen de por sí ser
cantados. Importa, sobre todo, que la celebración no resulte rígida ni complicada, ni preocupada tan
sólo de cumplir con las normas meramente formales, sino que responda a la verdad de la cosa. Hay
que esforzarse en primer lugar porque los espíritus estén movidos por el deseo de la genuina oración
de la Iglesia y resulte agradable celebrar las alabanzas divinas (cf. salmo 146.).
280. Los himnos pueden fomentar también la oración de quien recita las Horas, si se distinguen por
la excelencia de su arte y doctrina; de por sí, sin embargo, están destinados a ser cantados, y> por
ello, se aconseja que en la medida de lo posible sean proferidos de esta forma en la celebración
comunitaria.
281. El responsorio breve después de la lectura en Laudes y Vísperas, del que se habló en el
número 49, se destina de por sí al canto, y por cierto, al canto del pueblo.
282. También los responsorios que siguen a las lecturas en el Oficio de lectura piden, por su índole y
función, el ser cantados. En el curso del Oficio están dispuestos, no obstante, de forma que
mantengan su valor incluso en la recitación privada. Aquellos que han sido provistos de melodías
especialmente sencillas y fáciles se podrán cantar con mayor frecuencia que los provenientes de las
fuentes litúrgicas.
283. Las lecturas, ya larga ya breves, de por sí no están destinadas a ser cantadas; al proferirlas se
ha de atender cuidadosamente a que sean leídas digna, clara y distintamente y que sean percibidas
y entendidas fielmente por todos. Por tanto, sólo resulta aceptable para la lectura aquella forma
musical que hace posible obtener una mejor audición de las palabras y la inteligibilidad del texto.
284. Los textos que son leídos individualmente por el que preside la asamblea, como las oraciones,
son aptos para ser cantados decorosamente, sobre todo en latín. No obstante, esto resultará más
difícil en algunas lecturas vernáculas, a no ser que, mediante el canto, las palabras del texto puedan
ser percibidas más claramente por todos.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Canto y liturgia en el diplomado 2015
Canto y liturgia en el diplomado 2015Canto y liturgia en el diplomado 2015
Canto y liturgia en el diplomado 2015Miguel Vargas
 
Liturgia, Eucaristía y Música
Liturgia, Eucaristía y MúsicaLiturgia, Eucaristía y Música
Liturgia, Eucaristía y Músicademusli
 
Música sacra
Música sacraMúsica sacra
Música sacraAngel
 
El Ministerio de Canto en la Misa
El Ministerio de Canto en la MisaEl Ministerio de Canto en la Misa
El Ministerio de Canto en la MisaHumberto Corrales
 
Curso musica sacra en Sevilla
Curso musica sacra en SevillaCurso musica sacra en Sevilla
Curso musica sacra en SevillaMarcos Gutierrez
 
Tema 1 Música Litúrgica
Tema 1 Música Litúrgica				Tema 1 Música Litúrgica
Tema 1 Música Litúrgica edgaromargg
 
Taller 4b Cantos Eucaristía
Taller 4b Cantos Eucaristía				Taller 4b Cantos Eucaristía
Taller 4b Cantos Eucaristía edgaromargg
 
Conferencia II; Pbro. Horacio, Relación entre la música liturgica y la música...
Conferencia II; Pbro. Horacio, Relación entre la música liturgica y la música...Conferencia II; Pbro. Horacio, Relación entre la música liturgica y la música...
Conferencia II; Pbro. Horacio, Relación entre la música liturgica y la música...demusli
 
Obispos usa 1983
Obispos usa 1983Obispos usa 1983
Obispos usa 1983John D
 
Inauguración VI Ciclo Conciertos Litúrgicos y nuestra exposición
Inauguración VI Ciclo Conciertos Litúrgicos y nuestra exposiciónInauguración VI Ciclo Conciertos Litúrgicos y nuestra exposición
Inauguración VI Ciclo Conciertos Litúrgicos y nuestra exposiciónMarcos Gutierrez
 
Historia de la musica cristiana
Historia de la musica cristianaHistoria de la musica cristiana
Historia de la musica cristianayessica camargo
 

La actualidad más candente (20)

Canto y liturgia en el diplomado 2015
Canto y liturgia en el diplomado 2015Canto y liturgia en el diplomado 2015
Canto y liturgia en el diplomado 2015
 
Liturgia, Eucaristía y Música
Liturgia, Eucaristía y MúsicaLiturgia, Eucaristía y Música
Liturgia, Eucaristía y Música
 
Santo
SantoSanto
Santo
 
Canto
Canto				Canto
Canto
 
El canto de la misa
El canto de la misaEl canto de la misa
El canto de la misa
 
Cientifico 55
Cientifico 55Cientifico 55
Cientifico 55
 
Música sacra
Música sacraMúsica sacra
Música sacra
 
Music
MusicMusic
Music
 
El Ministerio de Canto en la Misa
El Ministerio de Canto en la MisaEl Ministerio de Canto en la Misa
El Ministerio de Canto en la Misa
 
Curso musica sacra en Sevilla
Curso musica sacra en SevillaCurso musica sacra en Sevilla
Curso musica sacra en Sevilla
 
Tema 1 Música Litúrgica
Tema 1 Música Litúrgica				Tema 1 Música Litúrgica
Tema 1 Música Litúrgica
 
Música sacra, litúrgica o religiosa
Música sacra, litúrgica o religiosaMúsica sacra, litúrgica o religiosa
Música sacra, litúrgica o religiosa
 
Taller 4b Cantos Eucaristía
Taller 4b Cantos Eucaristía				Taller 4b Cantos Eucaristía
Taller 4b Cantos Eucaristía
 
Liturgia catolica
Liturgia catolicaLiturgia catolica
Liturgia catolica
 
Conferencia II; Pbro. Horacio, Relación entre la música liturgica y la música...
Conferencia II; Pbro. Horacio, Relación entre la música liturgica y la música...Conferencia II; Pbro. Horacio, Relación entre la música liturgica y la música...
Conferencia II; Pbro. Horacio, Relación entre la música liturgica y la música...
 
Obispos usa 1983
Obispos usa 1983Obispos usa 1983
Obispos usa 1983
 
Carta Arzobispo de Tijuana 2019
Carta Arzobispo de Tijuana 2019Carta Arzobispo de Tijuana 2019
Carta Arzobispo de Tijuana 2019
 
Inauguración VI Ciclo Conciertos Litúrgicos y nuestra exposición
Inauguración VI Ciclo Conciertos Litúrgicos y nuestra exposiciónInauguración VI Ciclo Conciertos Litúrgicos y nuestra exposición
Inauguración VI Ciclo Conciertos Litúrgicos y nuestra exposición
 
Historia de la musica cristiana
Historia de la musica cristianaHistoria de la musica cristiana
Historia de la musica cristiana
 
Tarea 1
Tarea 1Tarea 1
Tarea 1
 

Similar a Liturgia de las Horas y el canto

El canto en la Litúrgia de las Horas
El canto en la Litúrgia de las HorasEl canto en la Litúrgia de las Horas
El canto en la Litúrgia de las Horaskapellmeister
 
7º LA MÚSICA EN LA LITURGIA.pptx
7º LA MÚSICA  EN LA LITURGIA.pptx7º LA MÚSICA  EN LA LITURGIA.pptx
7º LA MÚSICA EN LA LITURGIA.pptxJUANEDU5
 
7º LA MÚSICA EN LA LITURGIA EN EL AÑO LITÚRGICO.pptx
7º LA MÚSICA  EN LA LITURGIA EN EL AÑO LITÚRGICO.pptx7º LA MÚSICA  EN LA LITURGIA EN EL AÑO LITÚRGICO.pptx
7º LA MÚSICA EN LA LITURGIA EN EL AÑO LITÚRGICO.pptxssuser460a371
 
CANTORAL-CUARESMA-con-esquema-de-cantos.pdf
CANTORAL-CUARESMA-con-esquema-de-cantos.pdfCANTORAL-CUARESMA-con-esquema-de-cantos.pdf
CANTORAL-CUARESMA-con-esquema-de-cantos.pdfToribioVazquezMartin
 
LA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICA
LA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICALA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICA
LA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICAdemusli
 
La muisica-sagrada-en-la-liturgia
La muisica-sagrada-en-la-liturgiaLa muisica-sagrada-en-la-liturgia
La muisica-sagrada-en-la-liturgiaOscar Moro
 
Sacrosanctum Concilium
Sacrosanctum ConciliumSacrosanctum Concilium
Sacrosanctum Conciliumsegundo.mma
 
Taller-para-Salmistas. una semana.pptx
Taller-para-Salmistas. una semana.pptxTaller-para-Salmistas. una semana.pptx
Taller-para-Salmistas. una semana.pptxRicardoCen3
 
Orientaciones_pastorales_.pptx
Orientaciones_pastorales_.pptxOrientaciones_pastorales_.pptx
Orientaciones_pastorales_.pptxjosuelopez614844
 
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresma
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresmaEl espíritu de la música litúrgica en la cuaresma
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresmademusli
 
Cantos para el ordinario de la misa
Cantos para el ordinario de la misaCantos para el ordinario de la misa
Cantos para el ordinario de la misaDanielAcosta408
 
MÚSICA SAGRADA-STO.TOMÁS AQUINO
MÚSICA SAGRADA-STO.TOMÁS AQUINOMÚSICA SAGRADA-STO.TOMÁS AQUINO
MÚSICA SAGRADA-STO.TOMÁS AQUINOBRIAN MOORE
 
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresma.
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresma.El espíritu de la música litúrgica en la cuaresma.
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresma.demusli
 
La preparación y celebración de las fiesta spascuales
La preparación y celebración de las fiesta spascualesLa preparación y celebración de las fiesta spascuales
La preparación y celebración de las fiesta spascualesVíctor Isaí
 

Similar a Liturgia de las Horas y el canto (20)

El canto en la Litúrgia de las Horas
El canto en la Litúrgia de las HorasEl canto en la Litúrgia de las Horas
El canto en la Litúrgia de las Horas
 
7º LA MÚSICA EN LA LITURGIA.pptx
7º LA MÚSICA  EN LA LITURGIA.pptx7º LA MÚSICA  EN LA LITURGIA.pptx
7º LA MÚSICA EN LA LITURGIA.pptx
 
7º LA MÚSICA EN LA LITURGIA EN EL AÑO LITÚRGICO.pptx
7º LA MÚSICA  EN LA LITURGIA EN EL AÑO LITÚRGICO.pptx7º LA MÚSICA  EN LA LITURGIA EN EL AÑO LITÚRGICO.pptx
7º LA MÚSICA EN LA LITURGIA EN EL AÑO LITÚRGICO.pptx
 
Conali 78
Conali 78Conali 78
Conali 78
 
Conali 78
Conali 78Conali 78
Conali 78
 
CANTORAL-CUARESMA-con-esquema-de-cantos.pdf
CANTORAL-CUARESMA-con-esquema-de-cantos.pdfCANTORAL-CUARESMA-con-esquema-de-cantos.pdf
CANTORAL-CUARESMA-con-esquema-de-cantos.pdf
 
LA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICA
LA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICALA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICA
LA VIVENCIA DEL TIEMPO PASCUAL A LA LUZ DE LA TEOLOGÍA LITÚRGICA
 
La muisica-sagrada-en-la-liturgia
La muisica-sagrada-en-la-liturgiaLa muisica-sagrada-en-la-liturgia
La muisica-sagrada-en-la-liturgia
 
Sacrosanctum Concilium
Sacrosanctum ConciliumSacrosanctum Concilium
Sacrosanctum Concilium
 
Taller-para-Salmistas. una semana.pptx
Taller-para-Salmistas. una semana.pptxTaller-para-Salmistas. una semana.pptx
Taller-para-Salmistas. una semana.pptx
 
Orientaciones_pastorales_.pptx
Orientaciones_pastorales_.pptxOrientaciones_pastorales_.pptx
Orientaciones_pastorales_.pptx
 
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresma
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresmaEl espíritu de la música litúrgica en la cuaresma
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresma
 
cancionero-sjr3.pdf
cancionero-sjr3.pdfcancionero-sjr3.pdf
cancionero-sjr3.pdf
 
Cantos para el ordinario de la misa
Cantos para el ordinario de la misaCantos para el ordinario de la misa
Cantos para el ordinario de la misa
 
MÚSICA SAGRADA-STO.TOMÁS AQUINO
MÚSICA SAGRADA-STO.TOMÁS AQUINOMÚSICA SAGRADA-STO.TOMÁS AQUINO
MÚSICA SAGRADA-STO.TOMÁS AQUINO
 
Libro de cantos
Libro de cantosLibro de cantos
Libro de cantos
 
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresma.
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresma.El espíritu de la música litúrgica en la cuaresma.
El espíritu de la música litúrgica en la cuaresma.
 
Taller de Liturgia ACI.pdf
Taller de Liturgia ACI.pdfTaller de Liturgia ACI.pdf
Taller de Liturgia ACI.pdf
 
La misa el misal romano
La misa   el misal romanoLa misa   el misal romano
La misa el misal romano
 
La preparación y celebración de las fiesta spascuales
La preparación y celebración de las fiesta spascualesLa preparación y celebración de las fiesta spascuales
La preparación y celebración de las fiesta spascuales
 

Más de demusli

Canto de entrada Fiesta de San Pedro
Canto de entrada Fiesta de San PedroCanto de entrada Fiesta de San Pedro
Canto de entrada Fiesta de San Pedrodemusli
 
Canto de entrada Fiesta de San Pedro y San Pablo
Canto de entrada Fiesta de San Pedro y San PabloCanto de entrada Fiesta de San Pedro y San Pablo
Canto de entrada Fiesta de San Pedro y San Pablodemusli
 
Asamblea General Pueri Cantores
Asamblea General Pueri CantoresAsamblea General Pueri Cantores
Asamblea General Pueri Cantoresdemusli
 
Mexico ora y canta con el Papa "partituras"
Mexico ora y canta con el Papa "partituras"Mexico ora y canta con el Papa "partituras"
Mexico ora y canta con el Papa "partituras"demusli
 
Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores demusli
 
Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores demusli
 
Convocatoria 38 Congreso Nacional de Música Litúrgica
Convocatoria 38 Congreso Nacional de Música LitúrgicaConvocatoria 38 Congreso Nacional de Música Litúrgica
Convocatoria 38 Congreso Nacional de Música Litúrgicademusli
 
Comunicado de prensa Pueri Cantores
Comunicado de prensa Pueri CantoresComunicado de prensa Pueri Cantores
Comunicado de prensa Pueri Cantoresdemusli
 
El espíritu de la música litúrgica en la pascua
El espíritu de la música litúrgica en la pascuaEl espíritu de la música litúrgica en la pascua
El espíritu de la música litúrgica en la pascuademusli
 
La Cincuentena Pascual
La Cincuentena PascualLa Cincuentena Pascual
La Cincuentena Pascualdemusli
 
La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona
La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona
La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona demusli
 
Si alguno quiere_seguir
Si alguno quiere_seguirSi alguno quiere_seguir
Si alguno quiere_seguirdemusli
 
Pescador hombres
Pescador hombresPescador hombres
Pescador hombresdemusli
 
Maria madre dios
Maria madre diosMaria madre dios
Maria madre diosdemusli
 
Juntos como hermanos
Juntos como hermanosJuntos como hermanos
Juntos como hermanosdemusli
 
Jesucristo luz naciones
Jesucristo luz nacionesJesucristo luz naciones
Jesucristo luz nacionesdemusli
 
Altisimo Señor
Altisimo SeñorAltisimo Señor
Altisimo Señordemusli
 
Senor ten piedad
Senor ten piedadSenor ten piedad
Senor ten piedaddemusli
 

Más de demusli (20)

Canto de entrada Fiesta de San Pedro
Canto de entrada Fiesta de San PedroCanto de entrada Fiesta de San Pedro
Canto de entrada Fiesta de San Pedro
 
Canto de entrada Fiesta de San Pedro y San Pablo
Canto de entrada Fiesta de San Pedro y San PabloCanto de entrada Fiesta de San Pedro y San Pablo
Canto de entrada Fiesta de San Pedro y San Pablo
 
Asamblea General Pueri Cantores
Asamblea General Pueri CantoresAsamblea General Pueri Cantores
Asamblea General Pueri Cantores
 
Mexico ora y canta con el Papa "partituras"
Mexico ora y canta con el Papa "partituras"Mexico ora y canta con el Papa "partituras"
Mexico ora y canta con el Papa "partituras"
 
Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mons. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
 
Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
Carta de Mosn. Robert Tyrala a los Pueri Cantores
 
Convocatoria 38 Congreso Nacional de Música Litúrgica
Convocatoria 38 Congreso Nacional de Música LitúrgicaConvocatoria 38 Congreso Nacional de Música Litúrgica
Convocatoria 38 Congreso Nacional de Música Litúrgica
 
Comunicado de prensa Pueri Cantores
Comunicado de prensa Pueri CantoresComunicado de prensa Pueri Cantores
Comunicado de prensa Pueri Cantores
 
El espíritu de la música litúrgica en la pascua
El espíritu de la música litúrgica en la pascuaEl espíritu de la música litúrgica en la pascua
El espíritu de la música litúrgica en la pascua
 
La Cincuentena Pascual
La Cincuentena PascualLa Cincuentena Pascual
La Cincuentena Pascual
 
La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona
La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona
La cincuentena pascual: Mons. Jonás Guerrero Corona
 
Si alguno quiere_seguir
Si alguno quiere_seguirSi alguno quiere_seguir
Si alguno quiere_seguir
 
Pescador hombres
Pescador hombresPescador hombres
Pescador hombres
 
Maria madre dios
Maria madre diosMaria madre dios
Maria madre dios
 
Juntos como hermanos
Juntos como hermanosJuntos como hermanos
Juntos como hermanos
 
Jesucristo luz naciones
Jesucristo luz nacionesJesucristo luz naciones
Jesucristo luz naciones
 
Gloria
Gloria Gloria
Gloria
 
Altisimo Señor
Altisimo SeñorAltisimo Señor
Altisimo Señor
 
Gloria
GloriaGloria
Gloria
 
Senor ten piedad
Senor ten piedadSenor ten piedad
Senor ten piedad
 

Liturgia de las Horas y el canto

  • 1. LITURGIA DE LAS HORAS EL CANTO EN EL OFICIO DIVINO "Institutio Generalis" de la Liturgia de las Horas (1971) 267. En las rúbricas y normas de esta Ordenación las palabras "decir" o "proferir" se refieren al canto o a la recitación, según los principios que se establecen más adelante. 268. "Se recomienda vivamente a los que rezan el Oficio en el coro o en común el uso del canto, como algo que responde mejor a la naturaleza de esta oración y que es, además, indicio de una mayor solemnidad y de una unión más profunda de los corazones al proferir las alabanzas divinas" (MS 37; cf. SC 99). 269. Si es aplicable a toda acción litúrgica lo especificado por el Concilio Vaticano II acerca del canto litúrgico, lo es de un modo especial tratándose de la Liturgia de las Horas (Cf. SC 113). Pues aunque todas y cada una de las partes han sido ordenadas de forma que pueden recitarse con provecho incluso individualmente, muchas de ellas pertenecen al género lírico y, por tanto, sólo mediante el canto alcanzan un sentido más pleno, sobre todo tratándose de salmos, cánticos, himnos y responsorios. 270. Por ello, el canto no ha de ser considerado en la Liturgia de las Horas como cierto ornato que se añada a la oración, como algo extrínseco, sino más bien como algo que dimana de lo profundo del espíritu del que ora y alaba a Dios, y pone de manifiesto de un modo pleno y perfecto la índole comunitaria del culto cristiano. Son de alabar, por tanto, los grupos cristianos de cualquier género que se esfuerzan por adoptar esta modalidad de plegaria el mayor número de veces posible; para ello, se ha de proporcionar, tanto a los clérigos y religiosos como a los fieles, la debida instrucción catequética y práctica, de modo que, especialmente en los días festivos, estén en disposición de cantar con gozo las Horas. Pero, dado que resulta difícil cantar todo el Oficio y, por otro lado, no se ha de considerar a la alabanza de la Iglesia como algo que por su origen o por su naturaleza sea exclusivo de los clérigos o de los monjes, sino como algo que atañe a toda la comunidad cristiana, se han de tener presentes a la vez varios principios para que la celebración de la Liturgia de las Horas con canto pueda ser realizada adecuadamente y resplandecer por su autenticidad y belleza. 271. Conviene, ante todo, utilizar el canto al menos los domingos y días festivos, poniendo de manifiesto mediante su uso los diversos grados de solemnidad. 272. Asimismo, puesto que no todas las Horas poseen la misma importancia, conviene destacar mediante el uso del canto aquellas Horas que son en verdad los quicios sobre los que gira el Oficio, a saber, las Laudes matutinas y las Vísperas. 273. Además, aunque se recomienda la celebración íntegra con canto, siempre que se señale por su arte y unción, puede, sin embargo, adoptarse a veces con provecho el principio de la solemnidad "progresiva", tanto por razones prácticas como en atención al hecho de que los distintos elementos de la celebración litúrgica no se equiparan entre sí de un modo indiscriminado, sino que cada uno debe alcanzar su sentido originario y su verdadera función. De ese modo, la Liturgia de las Horas no es contemplada como un monumento insigne de una época pretérita que casi exige ser conservado de un modo intangible para provocar la admiración del mismo, sino que, por el contrario, puede revivir e incrementarse con un sentido nuevo, y ser otra vez verdadero testimonio de la vida pujante de algunas comunidades. El principio, pues, de la solemnidad "progresiva" es el que admite varios grados intermedios entre el Oficio cantado íntegramente y la simple recitación de todas las partes. Este modo de proceder produce una variedad grande y agradable, cuya medida ha de ser calculada atendiendo a la tonalidad del día o de la Hora que se celebra, a la naturaleza de cada uno de los elementos que constituyen el Oficio, y, por último, al número o índole de la comunidad y asimismo al número de cantores de que se dispone en tales circunstancias. Mediante esta mayor posibilidad de variación, la alabanza pública de la Iglesia podrá cantarse con más frecuencia que antes y adaptarse de muchos modos a las diferentes circunstancias, existiendo un sólido fundamento para esperar que se habrán de encontrar nuevas vías y nuevas formas para nuestro tiempo, tal como ha ocurrido siempre en la vida de la Iglesia.
  • 2. 274. En las acciones litúrgicas que se han de celebrar con canto en latín, en igualdad de circunstancias ocupará el puesto principal el canto gregoriano, como propio de la liturgia romana (Cf. SC 116). No obstante, "la Iglesia no excluye de las acciones litúrgicas ningún género de música sacra con tal que responda al espíritu de la acción litúrgica y a la naturaleza de cada una de sus partes y no suponga un obstáculo para la debida participación activa del pueblo" (MS 9; cf. SC 116). En el Oficio cantado, si no hubiere melodía para la antífona propuesta, tómese otra antífona de las que se hallan en el repertorio, siempre que sea apta de acuerdo con lo señalado en los números 113 y 121-125. 275. Como la Liturgia de las lloras puede celebrarse en lengua vernácula, "póngase el debido cuidado en preparar melodías para su empleo en el canto del Oficio divino en lengua vernácula" (MS 41; cf. MS 54-61). 276 Nada impide, sin embargo, que dentro de una misma Hora las diversas partes sean cantadas en lenguas distintas (MS 51). 277. Qué elementos hayan de ser elegidos en primer lugar para ser cantados, habrá que deducirlo de la ordenación genuina de la celebración litúrgica, que exige observar fielmente el sentida y la naturaleza de cada parte y del canto; pues hay partes que, por su naturaleza, exigen ser cantadas (MS 6). Tales son, en primer lugar, las aclamaciones, las respuestas al saludo del sacerdote y de los ministros, la respuesta de las preces litánicas, y, además, las antífonas y los salmos, como también los estribillos o respuestas repetidas, los himnos y los cánticos (MS 16a. 38). 278. Consta que los salmos están estrechamente ligados con la música (cf. núms. 103-120), tal como confirman la tradición judaica y cristiana. En verdad, para la plena inteligencia de muchos salmos es de no escaso provecho el que los mismos sean cantados o, al menos, el que se los considere siempre bajo esta luz poética y musical. Por lo tanto, si es factible, se ha de preferir esta forma, al menos en los días y las Horas principales, según el carácter originario de los salmos. 279. En los números 121-123 se señalan los diversos modos de ejecutar la salmodia, con lo que se logrará la variedad atendiendo no tanto a las circunstancias externas, como al diverso género de los salmos que figuran en una celebración: así será mejor, quizá, escuchar los salmos sapienciales o históricos, mientras que, por el contrario, los himnos o las acciones de gracias exigen de por sí ser cantados. Importa, sobre todo, que la celebración no resulte rígida ni complicada, ni preocupada tan sólo de cumplir con las normas meramente formales, sino que responda a la verdad de la cosa. Hay que esforzarse en primer lugar porque los espíritus estén movidos por el deseo de la genuina oración de la Iglesia y resulte agradable celebrar las alabanzas divinas (cf. salmo 146.). 280. Los himnos pueden fomentar también la oración de quien recita las Horas, si se distinguen por la excelencia de su arte y doctrina; de por sí, sin embargo, están destinados a ser cantados, y> por ello, se aconseja que en la medida de lo posible sean proferidos de esta forma en la celebración comunitaria. 281. El responsorio breve después de la lectura en Laudes y Vísperas, del que se habló en el número 49, se destina de por sí al canto, y por cierto, al canto del pueblo. 282. También los responsorios que siguen a las lecturas en el Oficio de lectura piden, por su índole y función, el ser cantados. En el curso del Oficio están dispuestos, no obstante, de forma que mantengan su valor incluso en la recitación privada. Aquellos que han sido provistos de melodías especialmente sencillas y fáciles se podrán cantar con mayor frecuencia que los provenientes de las fuentes litúrgicas. 283. Las lecturas, ya larga ya breves, de por sí no están destinadas a ser cantadas; al proferirlas se ha de atender cuidadosamente a que sean leídas digna, clara y distintamente y que sean percibidas y entendidas fielmente por todos. Por tanto, sólo resulta aceptable para la lectura aquella forma musical que hace posible obtener una mejor audición de las palabras y la inteligibilidad del texto. 284. Los textos que son leídos individualmente por el que preside la asamblea, como las oraciones, son aptos para ser cantados decorosamente, sobre todo en latín. No obstante, esto resultará más
  • 3. difícil en algunas lecturas vernáculas, a no ser que, mediante el canto, las palabras del texto puedan ser percibidas más claramente por todos.