Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Próximo SlideShare
Ensayo
Ensayo
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 8 Anuncio

Más Contenido Relacionado

Presentaciones para usted (16)

A los espectadores también les gustó (20)

Anuncio

Similares a Tutoria tutorizar y_tutor (20)

Más de stella maris ortiz caballero (15)

Anuncio

Más reciente (20)

Tutoria tutorizar y_tutor

  1. 1. • Toma el control de su destino. • Facilita su propio crecimiento. • Es un "Maestro", con mayúscula. El alumno es el punto de partida y de llegada del proceso educativo, el sujeto sobre el que se centra la actividad educadora con miras a formarlo de manera integral, esto es, para la vida, el trabajo y la con- vivencia social y ciudadana. 1.4. Comentarios finales Mucho se dice respecto a que los grandes problemas que viven los países atrasados como el nuestro sólo serán resueltos a partir de contar con una educación de calidad y acorde a las demandas actuales, como son: la salida del estancamiento económico, mayor desarrollo científico y tecnológico para disminuir la dependencia tecnológica, el analfabetismofuncional, el cuidado del ambiente, entre otras. Mejorar el desempeño del sistema educativo nacional en todos sus niveles requiere reconocer de manera muy objetiva el estado actual de la educación en sus problemas e implicaciones y afrontar- los a partir de un nuevo paradigma conceptual y operativo de la educación que permita, a partir de la formación integral delindividuo, contar con capacidades criticas, creativas, renovadoras y prepositivas, a fin de comprender y transformar en sus diferentes ámbitos al país, lo cual podrá lograrse modificando nuestra visión y actuación edu- cativa a partir de procesos educativos mediados por docentes profesionales en el sentido estricto de la expresión y el involucra- miento de los alumnos con una actitud participativa, responsable y consciente de su papel autoformativo. Capítulo 2 TUtoría, tutorizar y tutor T anto la complejidad y diversidad de nuevas demandas educativas y, laborales como el acelerado desarrollo y difusión del conocimiento, en general, crean la necesidad de idear nuevos mecanismos y re- cursos que posibiliten procesos educativos capaces de formar alumnos que estén en condiciones de hacerse, de manera rápida y experta, de am- plios y complejos saberes, para lograr adaptarse y responder así ética, eficaz y oportunamente a las diversas situaciones que se les presenten. En este escenario, la tutoría se ofrece como una de las posibles opciones que constituya un recurso para formar integralmente a los ciudadanos y profesionales del futuro, que no sólo enfrenten los retos que surjan sino, sobre todo, que participen en la construcción de su autodirección y de una sociedad y un país mejor. La presente exposición parte de considerar que la tutoría es una actividad complejaque escapa a una conceptuación inmediata,de ahí que su planeación, organización, operacionalización y puesta en marcha, se dificulte. En principio, el problema de su definición es el origen de nu- merosas confusiones. El objetivo del presente escrito es que a partir de procurar una aproximacióna los conceptos de tutoría, tutorizar y tutor, se contribuya desde un plano teórico a brindar una informaciónque coadyu- ve a poner en marchaacciones en pro de la tutoría. 2.1. Tutoría La tutoría a la que nos referimos es una ocupación que se ubica dentro de un contexto educativo, en el cual dicha labor consiste en: 37
  2. 2. a • Ser pertinente al quehacer educativo. • Promover tareas de atención, ayuda y seguimiento que contribuyan a la formación integral de los educandos. • Efectuarse proporcionando recursos conceptuales, técnicos y motivacionales, previendo además dificultades de carácter personal, profesional, escolares y administrativas. • Procurar los planos cognitivos,afectivos y prácticos invo- lucrados en elaprendizaje. • Procurararticular lo educativo y lo instructivo en una labor individualizada (en razón de responder a cada sujeto) y a la vez en una intención integradora de un proceso en el que intervienenlos maestros, alumnos, instituciones,lafa- milia y la sociedad en general (véase diagrama 2.1). En tal sentido nos referimos a un quehacer profesional que, apoyan- do, diseñando y previendo situaciones, procura el desarrollo de los tutorados atendiendo a las diferentesdimensiones que incidan en lo educativo, con la finalidad de generar, orientar y articular los esfuer- zos de los diversos participantes.Enesta labor el tutor se constituye en un orientador y/o mediador, tanto a nivel individual como grupal, que se enfoca en la detección y comprensión de los problemas de aprendizaje para facilitar en el educando el desarrollo de sus habi- lidades cognitivas,afectivasy sociales. Durante este proceso, el tutor accede al conocimiento de los problemas que enfrenta el alumnoen su situación particular, que es- un recurso para formar integralmente a los alumnos. una labor individualizada, pero su intención es integradora. una actividad compleja que se ubica dentro de un contexto educativo. Figura 2.. ¿Quées la tutoría? tan presentes en un tiempo y un espacio específico. De esta manera es que su labor se concreta en asesorías y orientaciones en lo edu- cativo, para superar dificultadestanto de aprendizaje como perso- nales, de forma que contribuyaal crecimiento integraly alaprendizaje global, es decir, al logro del saber para la vida, todo lo cual demanda un cambio del rol tradicional del maestro, para conformarlo en un agente que facilite procesos y que no sólo se limite a trasmitir cono- cimientos. ,| La tutoría procura mejoras en el desempeño académico, la solución de problemas escolares y el desarrollo de hábitos de estu- dio, trabajo, reflexión y convivenciasocial y ciudadana, sin perder de vista que el alumno es el principal responsable de su crecimiento y desarrollo personal (Moreno Olivos, 2003). De ahí la necesidad de tener como punto de partida hacer consciente al tutorado de asumir su compromiso para con él mismo y su educación. En esta perspectiva, la tutoría puede considerarse pertinente si asume las siguientes orientaciones: • Flexible en razóna que atiende lasparticularidades de cada situación. • Oportuna en tanto que evite responder con retraso y prevea más que reparar. • Permanente, dado que presenta una disposición a inter- venir cuando y cuantas veces sea necesario. • Motivantemásque represiva o persecutoria, dado que pro- cura estimular el interés del educando. • Coherente con el contexto, las condiciones y la propia filo- sofía de la institución y el tutor. • Y, principalmente, respetuosa de las ideas, valores y senti- mientos del educando. En concreto, la finalidad de la tutoría es dinamizar de forma conve- niente las relaciones entre el alumno, el sistema educativo y la so- ciedad, favoreciendo su comprensión y manejo más que limitarsea brindar una instrucción tradicional (véase diagrama 2.2). Para lograr esto, es menester el apoyo del equipo educativo en su conjunto y el sustento de un proyecto educativo pertinente (Ballesteros,Margida, Cornelias y otros, 2002). £< e- I
  3. 3. Consiste en Su finalidad es La tutoría Se enfoca en apoyar, diseñar y prever situaciones que procuren el desarrollo cognitivo, afectivo y práctico de los involucrados en el aprendizaje. detectar y comprender los problemas de aprendizaje. dinamizar conscientementelas relaciones entre el alumno, sistema educativo y sociedad figura 2.2. ¿Cuáles son algunas características de la autoría? 2.2. Tutorizar. Si la tutoría es un proceder, un mecanismo académico-pedagógico en el proceso educativo,mientras que el tutor es quien lleva a cabo tal tarea, tutorizar es el ejercicio particularde dicha labor. Es la acción de ayudar, orientar o informar, según sea el caso, en lo personal, es- colar o profesional a un tutorado o a un colectivo en particular ycon el apoyo o en coordinación con las distintasinstancias y personas in- volucradas. Cuando a partir del conocimientode la situaciónde un alumno o grupo de alumnos se articulanun conjunto de acciones educativas y vivenciales en beneficio de un desarrollo integral que facilite la maduración, autonomía y toma de decisiones, se está tutorizando. Es decir, se está ejerciendo la capacidad, que no todos tenemos, de empatizar —ponerse en los "zapatos" del alumno—, de vivenciar su situación, de conocer sus deficiencias, dudas y potenciales para proceder de forma conveniente y actuando desde lo educativo, acom- pañarlo en su aprendizaje y posibilitar una atención individual a la vez que integradora de los diversos planos que interactüan en lafor- mación de un sujeto. Evitando de esta manera la parcelación de deberes y saberes, que procuran logros reducidos, para articular y potenciar los diversos esfuerzos que se realizan en beneficio de la conformación de una persona de provecho para sí y los otros. En este sentido, tutorizar involucra diversas acciones, entre las que están: Aconsejar: indicar al tutorado lo que puede o debe hacer, sugerirle algo. Esuna ayuda de carácter personal. Un tutor en este caso, si aconseja, puede sugerir cuántas y qué materias cursar en un semestre, o indicarle con qué maes- tros llevar sus asignaturas, recomendarle un tema de investigación, un curso, etcétera. Brindaal tutorado las su- gerencias de acciones conductuales a seguir. Apoyar: ayudar o patrocinar al tutorado. Eltutorado puede recibir auxilioeconómico (beca). Se apoya cuando el suje- to puede servirse de una persona o cosa como soporte, sostén, protección o fundamento.Untutor es el apoyo del tutorado para latoma de decisiones, o para interceder por él. El tutor brinda respaldo mediante su participación y autoridad. Asesorar: explicarleal alumnolo necesario para que pueda efectuar algo. Esuna ayuda de carácter técnico o académi- co y canalizadoren asuntos legales. Un asesor comunicaa su asesorado sobre las decisiones más convenientes para reali- zar una investigación, una práctica, una entrevista, en el ejer- cicio de derechos y obligaciones, marcos legales, etcétera. Informar: proporcionar al estudiante informaciónde alguna cosa. Eltutor debe mantener actualizado al alumno en de- terminadas cuestiones, eventos, cursos, publicaciones, ser- vicios, etcétera. Evaluar: determinar el nivel de conocimiento. El tutor de- be valorar los conocimientos, externar sus apreciaciones de las actitudes, aptitudes y rendimiento del alumno, para realimentarlo. Formar: preparar desde una perspectiva generalista, para ser persona y profesionista. El tutor contribuye o guía al alumno a su desarrollo integral,tanto personal, intelectual y sociohumano. Instruir o educar: el docente o profesor instruyepara una actividad en específico o educa (como educación formal, escolar) al alumno en las disciplinas y conjunto de asig- naturas para contribuira su crecimientoprofesional. I I
  4. 4. II • Orientar: determinarla dirección que se ha de seguir. Se le indican al tutorado los pasos que debe seguir para realizar una actividad programada. Dirigir a una persona hacia un fin. Dar seguimientoa las actividades a finde que se logre o readecúen conforme a lo planeado, a partir del cono- cimiento del sujeto. Facilita información y señala pros y contras para que él decida. Por lo demás el tutor puede realizar muchas otras actividades que se integran en eltutorizar. 2.3. Tutor Es un profesional de la tutoría,un actor educativo que ya existe en muchas instituciones educativas,aún cuando la organización lo ignore y el sujeto mismo desconozca la valía y trascendencia de su labor. Un tutor es un agente social muy importante, en razón de que es un multiplicador del esfuerzo en pro del desarrollo personal y profesional del alumno.Su proceder puede resultarcomplejo, pero es más agradable que el de un catedrático o un profesionalasigna- do a la enseñanza (Ray y Álvarez, 1996). Es conformarse como un compañero temporal, que de forma consciente ayuda durante cier- tos momentos y trayectos en eldesarrollo de todas la potencialidades del alumno, como ser únicoe individual, orientándolo, asesorándo- lo, acompañándolo o sólo escuchándolo. De suerte que contribuyea conformarlo en una persona plena, segura de sí misma y al tanto de sus potencialidades y limitaciones. Dicha tarea puede efectuarse de manera personalizada o a través del trato con el grupo en pleno. A continuación, se explícalo relativo a la asesoría individualizada, pero en ciertas circunstancias podrá adaptarse esto mismo a un colectivo. El significado del término tutor en educación, refiere a un profesor de carácter privado que auxilia, de forma individualizada y en diversos ámbitos, aldesarrollo de un alumno,sinque ello signifique que está a cargo de unsujeto o que éste no tiene capacidades o au- toridad propia. De tal maneraque, en la tutoría, el mentor contribuye en el desarrollo del tutorado, sin perder de vista que éste últimotam- bién posibilita el desarrollo profesional del tutor. Es así que ambos logran un crecimiento yconciencia personal, aun y cuando el objetivo básico es el crecimiento del tutorado. TUtorizar el ejercicio particular y específico de una tutoría. Se , orientao informa a partir del conocimiento de la situaciónde un alumno o grupo de alumnos y requiere de la capacidad de unir, por parte del tutor, las vivencias, deficiencias y potenciales de cada alumno. Figura 2.3. ¿Quées íutorizar? Las acciones del tutor han de tener su sustento en la mejor infor- mación (confiable, oportuna y, en su caso, especializada), así como en la formaciónpara dicho rol, consistente en el ejercicio de la com- prensión y el manejode las técnicas idóneas en el momento apropia- do, velando a la vez por la discreción y respeto para con laprivacidad del estudiante. Untutor no trata con una cifra o un alumno más. De- berá comprometerse y conocer bien lasituación de éste parabrindarle entonces la orientación, apoyo y experiencias idóneas para una educación responsable e integral que responda a lasparticularida- des del sujeto. Tareas que se articulan con otras labores académi- cas, docentes—y educativas en sentido amplio—, todo lo cual ha de ser coherente con el plan curricular y el trabajo de la institución en conjunto.
  5. 5. I Una labor tutorial fuera de contexto, aun con las mejores inten- ciones, proporcionará escasos frutos. De igual manera, se requiere de un estudiante diferente que interactúe y dialogue con sus padres y maestros, acelerando de esta forma sus procesos de formación y maduración (Sánchez Fuentes, 2000). La labor tutorial y las iniciativas que de ella se derivan se apo- yan también en el equipo de profesores, administrativos y directivos para que tareas y procesos se integren convenientemente antes de presentar un caos que se conviertaen un derroche de esfuerzos, que sólo desorienten al alumno o simulen la actividadtutorial. El tutor procurará actuar preocupado por el desarrollo de una persona y no sólo intentará el logro de objetivos de aprendizaje. Buscará generar una persona que analice su realidad de manera consciente y madura. No se trata solamente de trasmitir unos contenidos y de formar en unas técnicas, sino también de la interiorización de unos ciertos valores. Se trata de que el alumno además de saber "el qué" y "el cómo", sepa "el por qué" y "elpara qué" (García Ramos y Calvez Hernández, 1996). Se requiere de un sentido y ejercicio pleno de la libertad ...libertad para usar lasco- sas, para liberarnos a nosotros mismos, para auudar a los demás a gozar de su propia libertad, a ser cada día másautónomos, más independientes (PérezArnaiz, 2001). La mayor parte de estas acciones descansan en el tutor, la fa- milia, el sistema educativo y la sociedad. La intención del primero es integrar los esfuerzos de los diferentes actores, es el enlace entre ellos y el alumno. Su labor es analizar y reflexionar en torno a las di- versas circunstancias,implicaciones,recursos y alternativasque es- tán presentes en cada alumno(véase diagrama 2.4). Un tutor como profesionalespecializado reconoce y se enfren- ta con la complejidad de la situación,es deseable no sobrecargarlo dado que puede llevarlo a la frustración. Estos riesgos se reducen con la colaboración de los implicados (familia, profesores, otros tu- tores y profesionales),el trabajo colegiado y la vidaacadémica. 23..Saberes del tutor Incluso cuando el tutor se centra en la asesoría del alumno,este últi- mo se tiene que hacer responsable de su propio desarrollo. Eltutor va a conducirlohacia una formación integral para que de esta forma un actor educativo, un profesional de la tutoría. Implica *un agentesocial que acompaña*- temporalmente al alumno en pro de su desarrollo personal y profesional. un reto para el tutor: conocer virtudes y deficiencias como profesional y posibleagente de cambio.-— __ . —• Vincula e integra al alumno con la comunidad, la familia y la sociedad I i Figura 2.4. ¿Quées un tutor? las experiencias de aprendizaje sean una valiosaayuda para ambos. Se enseña y se aprende a la vez. La acción tutorial, entonces, se ins- cribe en un modelo educativo en el que se intervienemenos tiempo en la exposición de una clase, la cual además pocas veces se lleva a cabo a través de una cátedra (en la que sólo el profesor expone sus conocimientos de contenidos disciplinarios) yse requiere más de pla- near y organizar tareas, a través de las cuales el alumno aprenda dentro y fuera del salón de clases, fundamentadotodo ello en unco- nocimiento relativo a cómo aprenden esos alumnos,lo que constituye una metodología más precisa y pertinente (Soria Nicastro, 2002).En esta modalidad no todos los maestros podrán ser tutores en tanto que, a su vez, los alumnos no requieren de numerosos tutores (pues no podrían atenderlos a todos). Yamencionamosademás que, lostu-
  6. 6. 1 tores no deben de tener asignados para su atención personal amu- chos tutorados. Se requiere, entonces, de organizar a los docentes disponibles dentro de un plan tutorial que procure sesiones grupa- les e individuales en las que se aprovechen las capacidades y cuali- dades de cada maestro y otros profesionales, y se atienda según las necesidades y demandas de los alumnos. Promoviendo con ello que se mejore el rendimiento académico, se resuelvan problemas escola- res y personales que pongan en riesgo la conclusión de unprograma escolar, se desarrollen hábitos de estudio y se promuevan valores. Sólo así se logrará conformar a la tutoría en unproceso deacompañamiento durante la formación de estudiantes, que se concreta mediante la atención personalizada a un alumno o a un grupo reducido de alumnos, por parte de académi- cos competentes y formados para está función, apoyándose conceptualmente en las teorías de aprendizaje más que en las de enseñanza (Soria Nicastro, 2002). Para tutorizar, es menester un profesionalque posea saberes relativos a: . Unavisión amplia del quehacereducativo. . Comprensiónyusoflexible delosrecursoseducativos. . Elanálisis de la realidad en la que se desenvuelvenlos alumnos. Asimismo, de procurardesarrollar algunas cualidades como: . Respeto alaindividualidad. . Habilidadesde comunicación. . Espíritu de colaboración. . Calidad moral. • Saber generar ambientes propicios para el trabajo. . Conocimiento delopedagógico ydidáctico. . Capacidad docente. * Interés por los otros. . Habilidadespara resolver conflictos. . Destreza enelmanejo de grupos. . Honestidad para con élylos otros. . Deseos deactualizaciónysuperación. . Valorar las potencialidades delos jóvenes. 2.3.2. formación Nadie, o casi nadie, ha recibido preparación para sertutor yson pocos los especialistas que pueden proporcionar dicha capacitación. Sin embargo, un tutor debe ser competente tanto en su actividad pro- fesional como en la de tutor, propiamente hablando, lo que implica tener y movilizar numerosos y distintos saberes, tanto como poseer competencias básicamente en el plano personal. No se puede abordar la tutoría sin una formación, al menos básica, en lo pedagógico, que posibilite el análisis, la planificación e intervención en lo educativo. Se precisa de una formación en la que se priorice el saber educativo por sobre el dominio de la especiali- dad (Magrida, Cornelias y otros, 2002). Una formación que garantice el uso óptimo de saberes, técnicas, recursos y enfoques metodo- lógicos y didácticos en función de una formación integral, con los ajustes que según convenga a cada caso y no planteamientos que requieran de que los alumnosse ajusten a la propuesta. Es deseable una formación tutorial que viabilice conocer al alumno comprendiendo los aspectos prioritarios de su formación, para saber intervenir y lograr un apropiado desarrollo,respetando la individualidad y diferencias que cada uno posea. Ensuma, se requie- re de una formaciónque permitaatender situaciones complejas que involucren al sistema educativo en su conjunto y que posibiliteel in- tegrar acciones que den respuesta en forma global y que tome en conjunto a las necesidades del alumno con los participantes de la comunidad educativa y la familia y,de esta forma, optimizarel proceso educativo y la integraciónsocial del educando. El tutor requiere de una formacióninicial y además continua que lo lleve a tomar concienciay lograr los conocimientosy compe- tencias indispensables para lograr un cambio en el sistema educati- vo y sus resultados. Es así que éste: • Busca que el medioeducativo se ajuste al plano educativo y a las necesidades particularesdel tutorado. • Intervienecon información y conocimientosen la toma de decisiones en loeducativo. • Favorece las relaciones al interior y entre los diferentes colectivos de maestros, tutores, administrativos, alumnos y familiares. I
  7. 7. • Procuragenerar agentes que aporten aldesarrollo integral del alumno. Estas labores enfatizan la necesidad de una intervención en lo in- dividual, lo colectivo y las cuestiones globales para que las acciones se armonicen y al final fructifiquen. Se procuradar sentido a los que- haceres educativos y sociales en pro de formar al tutorado. De esta manera, el papel del tutor se ubica como elemento clave para favo- recer la relación del alumno con los diferentes actores y contextos que incidenen su desarrollo personal y profesional. Su labor deja de ser sólo una hora de atención a la semana para cubrir formalidades de supervisión docente, concepción y actitud frecuente y poco de- seable. Potenciar el desarrollo de un individuo y lograr su autonomía requiere de atender numerosas dimensiones que aglutinan lo ins- tructivo y educativo. Untutor deberá entonces desarrollar una tarea comprometida con la sociedad, con el sistema educativo y con los educandos como sujetos individuales, lo cual para Moreno Olivo (2003) requiere de asumir como premisasbásicas que los jóvenes: • Tienen dignidad y valía. • Necesitande experiencias significativas en su escuela yco- munidad. • Tienen capacidad de lograr éxitos y contribuir a su so- ciedad. • Necesitande orientación y apoyo de sus maestros, padres y comunidad en general. Escuelas, padres y comunidad deben de comunicarse para brindar un apoyo particularizado y efectivo. Latarea no es cosa sólo del tutor o la escuela (véase diagrama 2.5). Ante todo lo que hemos planteado es probable que se pre- senten numerosas dudas y preguntas en cuanto a la posibilidad de convertirse en un tutor eficaz o considerar que alguien pueda lograr tal hazaña ¿Cómo se puede ayudar, educar y acompañar en el viaje? (Pérez Arnaiz, 2001.) Nuestra propuesta es iniciar con la evaluación de uno mismo como profesor, asesor, orientador, tutor y persona, con la intención de reconocer con sinceridad nuestras potencialida- des y limitaciones, nuestros recursos y deficiencias, para después, y Su objetivo Busca es ei crecimiento integral del tutorado, sin embargo el tuíorado también incide en el crecimiento del tutor. ademas propiciar una persona que analice su realidad de manera consciente y madura. se inscribe en un modelo educativo que deja atrásel paradigma tradicional. para su labor en el equipo de profesores, administrativos y directores. debe de ser continua e incidir en aspectos pedagógicos de planificación y de intervención. figura 2.5. ¿Qué caracteriza la labor del tutor! a partir de ese conocimiento, se pueda establecer de qué somos capaces y qué podemos aportar a los otros, porque siemprehay algo que podemos dar. Yubicarnos entonces como profesores, asesores, orientadores, tutores, escuchas, amigos, consejeros o cualquierotro papel que nos brinde satisfacción, en cuanto que nos permite ser nosotros mismos y además apoye el desarrollo de sujetos de bien para sí mismos y para la sociedad. Conocernos y partir de lo que podemos dar, facilita aceptar- nos y promover la aceptación de otros. Respetemos lo que es nuestro, de lo que somos capaces, para entonces trabajar en tal sentido, creer en nosotros mismos aprovechando potencialidades y logrando un concepto positivo como profesional de la educación. Ello provee de autoestima positiva que ya enseña y da mucho a los demás:alumnos, padres y sociedad en general. Querer aparentar el dominio de un
  8. 8. 1 I quehacer en el que no se tienen las herramientas necesarias, desgas- ta, deteriora el concepto que se tiene de uno mismoy exhibe nuestras deficiencias, demeritando no sólo nuestra labor, sino los esfuerzos que en lo educativo se realicen. Los educadores como tutores tienen la gran responsabilidad de formar y por ello es necesario una práctica educativa profesional en sus distintos actuares, como el tutorial. 2.4. Comentarios finales No todos somos tutores. Quienes asumen este rol se desempeñan con sus particularidades. Cada quien posee sus características y singularidades que lo guíanen esta tarea y contribuyenen lo educativo y lo social con sus limitaciones y virtudes. Preciso es clarificar el pa- pel de tutor para construirse a partir de éste. Comprometernos con lo que somos ya es un buen principioen el campo de la tutoría, es un sano proceder que brinda frutos y nos ale¡a de riesgos innecesarios. Un tutor enseña de la vida, pero también aprende de ella y de los otros, sobre todo de sus alumnos. Seamos entonces maestros, asesores, tutores, amigos con conciencia, interés y formación. De otra manera, podemos llegar a realizar acciones y quehaceres desafor- tunados. Podemos no querer vernos, no querer ser nosotros pero, muchos ojos observarán inevitablemente nuestro errático proceder. La tutoría se incorpora como un elemento adicional y necesario del proceso educativo, que se dirige a buscar o propiciar las condi- ciones multifactoriales que conduzcan al alumnotutorado aconcluir sus estudios de forma satisfactoria. Capítulo 3 El tutor U n docente es aquel que procura la formaciónde un grupo de alum- nos y ha ideado, como resultado de sus estudios o experiencia especializada y docente, una serie de procedimientos a través de los cuales se hagan de conocimientos. Domina un saber y a partir de él instruye a un conjunto de alumnos. Un tutor, en cambio, reconoce que aun y cuando todos sus alumnos son capaces de adquirir y construir conocimientos, no son iguales. Cada estudiante, grupo y situación—dentro y fuera de clases— requiere que comprendan la formación para que pue- dan aprovecharla en beneficio de los participantes, proporcionando, de esta manera, una educación individualizada con la que logren un desarro- llo personal, tanto intelectual como profesional. Un tutor asesora y da se- guimiento al progreso de individuos concretos, atendiéndolos ya sea de forma personalizada, en pequeños grupos (4o 5 tutorados) uorganizando sesiones colectivas (40 a 50 participantes). Si se intenta precisar la diferencia entre un docente y un tutor se empezará por señalar que aun cuando ambos se encargan de la forma- ción del sujeto, la diferencia estriba en que un maestro por lo general se preocupa de que éstos adquieran conocimientos, sin tomar en cuenta las particularidadesde cada uno. Un tutor en cambio, con base en el co- nocimiento de los sujetos y sus condiciones, trabaja para propiciar si- tuaciones que favorezcan el aprendizaje de modoparticular. El tutor, primero conoce quiénes son sus tutorados y cuáles son sus condiciones, para entonces aprovechar aquello que resulte favorable en un crecimiento integral de ellos, e idea formas para contrarrestar las 51

×