SlideShare una empresa de Scribd logo
El conejo quejumbroso La abuela y el ratón La Doña Piñones
La Doña Piñones
1 Estera y esteritas para contar peritas, estera y esterones para contar perones. Est’era una vez una viejecita llamada María del Carmen Piñones.   2
3 Y esta viejecita vivía asustada, todo lo temía, todo la espantaba; vivía arrancando de miedo en el día, de noche dormía detrás de su cama. 4
5 Pasó el Viento Norte:  “Dame un vaso de agua, que traigo resecas la boca y el alma”. Y doña Piñones sin decir palabra corrió a esconderse bajo su paraguas Pero ahí debajo todo estaba oscuro, y doña Piñones temblaba de susto; temblaba su mano, temblaba el paraguas. “ ¡Terremoto!”, dijo, y cayó de espaldas. 6
7 Y doña María del Carmen Piñones después no sabía ni cuándo ni dónde se había caído; recogió el paraguas, y se sentó luego a tejer su lana.   8
9 Pasó el Viento Sur:  “ Préstame el brasero, que mi corazón se transforma en hielo”. Y doña Piñones,  morada de miedo, se subió al armario de un solo vuelo. El armario es alto y doña Piñones queda suspendida de ahí por el cuello. Trata de zafarse y se aprieta un dedo, saca el dedo y cae gritando: “¡Me muero!”   10
11 Pero no se ha muerto, no, doña María. Se queda dormida ahí mismo, en el suelo. Y cuando despierta sin saber qué pasa, se pone a ordenar y a hacer el aseo.   12
13 Pasó el Viento Este:  “Dame tu plumero,  que el polvo me ciega y ya casi no veo”.  Y doña Piñones, sin decirle nada, se subió al plumero y ahí quedó sentada. Se mece el plumero de acá para allá. Y doña Piñones viene, viene y va. Y al final mareada con el bamboleo, se cae sentada sobre su brasero.   14
15 Después de sanarse de las quemaduras, “ ¡Ay, Jesús! -se dice-, qué vida tan dura. Haré sopaipillas; así, con el gusto, olvidaré el miedo, el temor y el susto”.   16
17 Pasó el Viento Oeste: “ Préstame tu manta, que el sol me persigue y casi me alcanza”. Y doña Piñones se pone muy pálida, da un salto y se cuelga de su propia lámpara. Ahí doña Piñones se queda colgada. Nadie ya ha venido más hasta su casa, pues los cuatro vientos cuentan donde pasan que doña Piñones no da a nadie nada.   18
Pero un día un niño que escucha los vientos oyó que contaban este cuento cierto. “ Pobre viejecita -dice-, si la encuentro, en un dos por tres le quitaré el miedo”.   19 20
Llegó hasta su casa, oyó unos suspiros. “ Es doña Piñones”, dijo al punto el niño. Cuando abre la puerta le contesta un grito: “ ¿Quién será? ¡Qué susto!” “ Soy yo, sólo un niño”. 21 ¡Ay doña María del Carmen Piñones, que teme a las moscas, arañas, ratones! Su casa está llena de estos bicharracos, y ella ahí colgada gimiendo y gritando.   22
Entonces el niño bajó a la viejita, le limpió la casa, le sirvió una agüita, y dijo: “Señora, ya no tengas miedo, esos que pasaron son los cuatro vientos”.   23 24
“ ¿Eran sólo vientos? -dijo la Piñones-, ¡creí que eran brujos, gigantes, dragones!” Y abriendo la puerta se puso a dar gritos: “ ¡Que vengan los vientos! ¡Vientos necesito!” 25 Llegaron los vientos, los cuatro llegaron, y doña Piñones los quedó mirando: “ ¡Pensar que eran vientos y yo tenía susto!” Y doña Piñones reía de gusto.   26
27 Entonces los vientos dijeron: “¿Paseamos?” Y el niño y los vientos  le dieron la mano. Y se fue volando con los ventarrones la doña María del Carmen Piñones.   28
29 FIN Volver
La abuela y el ratón Texto: Rodolfo  F onseca Ilustraciones: Blanca Dorantes
1 2 Ay qué abuela tan metiche que al buscar en mi cajón se encontró con un ratón
3 4 el susto fue tremendo por el grito de la abuela la abuela y el ratón en un gran lío se metieron
5 6 el ratón chilló y brincó en el  bulto de la ropa extrañados se miraron como dos  enloquecidos
7 8 corre y corre a toda prisa  resbalaron por el piso el golpe fue tan fuerte que todo se movió
9 10 y la casa retumbó del  trancazo de los dos se pararon aturdidos como trompos sin control
11 12 sus ojos bien abiertos  descubrieron su temor a la abuela y al ratón la cara se les puso de cartón
13 14 el pelo se les esponjó como  dulce de algodón sus dientes rechinaron al ritmo de acordeón
15 16 de puntitas cada uno se reía por su lado ay que par de sinvergüenzas me engañaron otra vez.
17 FIN Volver
El conejo quejumbroso Relato popular mexicano
1 2 Muy cerca de un pequeño lago, el conejo veía sus patas delanteras, blancas y suaves como el algodón. No dejaba de mirar su espesa cola y de rascar su nariz. Tan feliz estaba con su cuerpo que decidió mirarse en el reflejo del lago. Corrió hacia la orilla, y una vez en el borde, su figura se dibujó en la superficie del agua.  — ¡Qué   hermosa   cola! ¡Qué lindas   patas! —dijo   orgulloso.
3 4 El conejo se acercó un poco más y descubrió su pequeñez.  — ¡Soy muy bonito, pero demasiado pequeño! Hay animales más grandes que yo, como el caballo o el coyote. ¡Yo   quiero ser de   ese tamaño! —gritó enojado   el conejo.
5 6 Entonces caminó hacia donde vivía el Señor del Monte; le iba a pedir que lo hiciera crecer, pues ser pequeño no le gustaba. Tres días después llegó al cerro. Subió con rapidez y en lo más alto encontró al Señor del Monte rodeado de aves. El conejo se arregló el pelo y las orejas.  — ¿Qué haces aquí? — preguntó el   Señor del Monte. — Vengo a   pedirte que me hagas más   grande — contestó el   conejo.
7 8 El Señor del Monte pensó un momento y dijo:  — Al amanecer párate entre   esos dos   cerros. Cuando   el sol haya salido por completo verás cuánto has   crecido.
9 10 El conejo bajó con brincos y piruetas y esperó a que amaneciera. Poco a poco el sol asomó sus primeros rayos. Entonces se paró entre los cerros y vio reflejada una gran sombra.  — ¡Qué grande soy ! —gritó.  Y se puso a brincar de felicidad.  Movía las orejas, sacudía la cola y agitaba las patas, mientras miraba a su sombra copiar cada movimiento.  — ¡Ese soy yo! ¡Grandote y veloz!
11 12 Continuó brincando el resto del día, sin darse cuenta de que el sol casi se escondía.  Cuando la luz empezó a disminuir, la sombra saltarina se achicó y se achicó hasta borrarse por completo.  En ese momento el conejo entendió que era tan pequeño como al principio, sólo su sombra había crecido.
13 FIN Volver

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

151735700 prueba-el-dragon-color-frambuesa-final
151735700 prueba-el-dragon-color-frambuesa-final151735700 prueba-el-dragon-color-frambuesa-final
151735700 prueba-el-dragon-color-frambuesa-final
Victoria Ojeda
 
Cuentos de ada completo
Cuentos de ada completoCuentos de ada completo
Cuentos de ada completo
JOSE LUIS TENORIO CEA
 
Lectura para alumno_primero (1)
Lectura para alumno_primero (1)Lectura para alumno_primero (1)
Lectura para alumno_primero (1)
Morenita Martinez
 
El camino a ninguna parte
El camino a ninguna parteEl camino a ninguna parte
El camino a ninguna parte
Lizu Zuli
 
Lenguaje y comunicación 4° Básico
Lenguaje y comunicación   4° BásicoLenguaje y comunicación   4° Básico
Lenguaje y comunicación 4° Básico
linette burgos
 
La abeja haragana
La abeja haraganaLa abeja haragana
La abeja haragana
Lau Castro
 
Gustavo y los Miedos.pdf
Gustavo y los Miedos.pdfGustavo y los Miedos.pdf
Gustavo y los Miedos.pdf
Vanessa Gonzalez A.
 
Fra francisco
Fra franciscoFra francisco
Fra francisco
Centro Educar Juntos
 
¡Sigueme! Una historia de amor que no tiene nada de raro
¡Sigueme! Una historia de amor que no tiene nada de raro¡Sigueme! Una historia de amor que no tiene nada de raro
¡Sigueme! Una historia de amor que no tiene nada de raro
Valeria Alejandra Bilcic
 
Todos los días. leo y escribo 1
Todos los días. leo y escribo 1Todos los días. leo y escribo 1
Todos los días. leo y escribo 1
RossyPalmaM Palma M
 
A história da galinha medrosa
A história da galinha medrosaA história da galinha medrosa
A história da galinha medrosa
Ester Oliveira
 
EVALUACIÓN DE MATEMÁTICA PATRONES.docx
EVALUACIÓN DE MATEMÁTICA PATRONES.docxEVALUACIÓN DE MATEMÁTICA PATRONES.docx
EVALUACIÓN DE MATEMÁTICA PATRONES.docx
Jeannette brito lobos
 
Calendarizacion m matte
Calendarizacion m matteCalendarizacion m matte
Calendarizacion m matte
Isa Cortes R
 
La estupenda-mama-de-roberta
La estupenda-mama-de-robertaLa estupenda-mama-de-roberta
La estupenda-mama-de-roberta
Jennifer Rossi Oyarce
 
El pollo Pepe
El pollo PepeEl pollo Pepe
El pollo Pepe
Martina y Aiora
 
La cebra camila
La cebra camilaLa cebra camila
La cebra camila
Marian Jurado Martínez
 
Secuencia del área del conocimiento de lengua
Secuencia del área del conocimiento de lenguaSecuencia del área del conocimiento de lengua
Secuencia del área del conocimiento de lengua
TerceroMagisterio
 
El dedo mágico
El dedo mágicoEl dedo mágico
El dedo mágico
guest5d2db4
 
A galinha-ruiva-e-o-outono
A galinha-ruiva-e-o-outonoA galinha-ruiva-e-o-outono
A galinha-ruiva-e-o-outono
Bela Catarina
 
CUENTO DEL ASNO Y CABALLO.pdf
CUENTO DEL ASNO Y CABALLO.pdfCUENTO DEL ASNO Y CABALLO.pdf
CUENTO DEL ASNO Y CABALLO.pdf
RoqueBaldeon1
 

La actualidad más candente (20)

151735700 prueba-el-dragon-color-frambuesa-final
151735700 prueba-el-dragon-color-frambuesa-final151735700 prueba-el-dragon-color-frambuesa-final
151735700 prueba-el-dragon-color-frambuesa-final
 
Cuentos de ada completo
Cuentos de ada completoCuentos de ada completo
Cuentos de ada completo
 
Lectura para alumno_primero (1)
Lectura para alumno_primero (1)Lectura para alumno_primero (1)
Lectura para alumno_primero (1)
 
El camino a ninguna parte
El camino a ninguna parteEl camino a ninguna parte
El camino a ninguna parte
 
Lenguaje y comunicación 4° Básico
Lenguaje y comunicación   4° BásicoLenguaje y comunicación   4° Básico
Lenguaje y comunicación 4° Básico
 
La abeja haragana
La abeja haraganaLa abeja haragana
La abeja haragana
 
Gustavo y los Miedos.pdf
Gustavo y los Miedos.pdfGustavo y los Miedos.pdf
Gustavo y los Miedos.pdf
 
Fra francisco
Fra franciscoFra francisco
Fra francisco
 
¡Sigueme! Una historia de amor que no tiene nada de raro
¡Sigueme! Una historia de amor que no tiene nada de raro¡Sigueme! Una historia de amor que no tiene nada de raro
¡Sigueme! Una historia de amor que no tiene nada de raro
 
Todos los días. leo y escribo 1
Todos los días. leo y escribo 1Todos los días. leo y escribo 1
Todos los días. leo y escribo 1
 
A história da galinha medrosa
A história da galinha medrosaA história da galinha medrosa
A história da galinha medrosa
 
EVALUACIÓN DE MATEMÁTICA PATRONES.docx
EVALUACIÓN DE MATEMÁTICA PATRONES.docxEVALUACIÓN DE MATEMÁTICA PATRONES.docx
EVALUACIÓN DE MATEMÁTICA PATRONES.docx
 
Calendarizacion m matte
Calendarizacion m matteCalendarizacion m matte
Calendarizacion m matte
 
La estupenda-mama-de-roberta
La estupenda-mama-de-robertaLa estupenda-mama-de-roberta
La estupenda-mama-de-roberta
 
El pollo Pepe
El pollo PepeEl pollo Pepe
El pollo Pepe
 
La cebra camila
La cebra camilaLa cebra camila
La cebra camila
 
Secuencia del área del conocimiento de lengua
Secuencia del área del conocimiento de lenguaSecuencia del área del conocimiento de lengua
Secuencia del área del conocimiento de lengua
 
El dedo mágico
El dedo mágicoEl dedo mágico
El dedo mágico
 
A galinha-ruiva-e-o-outono
A galinha-ruiva-e-o-outonoA galinha-ruiva-e-o-outono
A galinha-ruiva-e-o-outono
 
CUENTO DEL ASNO Y CABALLO.pdf
CUENTO DEL ASNO Y CABALLO.pdfCUENTO DEL ASNO Y CABALLO.pdf
CUENTO DEL ASNO Y CABALLO.pdf
 

Similar a Cuentos

Cuentos digitales
Cuentos digitalesCuentos digitales
Cuentos digitales
ratonsitajoy
 
Cuento de dona Pinones
Cuento de dona PinonesCuento de dona Pinones
Cuento de dona Pinones
CIEF
 
Test comprencion lectora
Test comprencion lectoraTest comprencion lectora
Test comprencion lectora
lau flower
 
Album de preparacion pactica parvularia
Album de preparacion pactica parvulariaAlbum de preparacion pactica parvularia
Album de preparacion pactica parvularia
Google Corporation
 
Lecturas de la semana del 30 de noviembre al 4 de diciembre de 2015 ciclo seg...
Lecturas de la semana del 30 de noviembre al 4 de diciembre de 2015 ciclo seg...Lecturas de la semana del 30 de noviembre al 4 de diciembre de 2015 ciclo seg...
Lecturas de la semana del 30 de noviembre al 4 de diciembre de 2015 ciclo seg...
BIBLIOTECA BIBLIOTECA EPORA
 
Cuentos con ogros; Gianbattista Basile,Madame D´Aulnoy .pdf
Cuentos con ogros; Gianbattista  Basile,Madame D´Aulnoy .pdfCuentos con ogros; Gianbattista  Basile,Madame D´Aulnoy .pdf
Cuentos con ogros; Gianbattista Basile,Madame D´Aulnoy .pdf
fernandobrionestorre
 
Soledad
SoledadSoledad
Blancanieves
BlancanievesBlancanieves
Blancanieves
AngelesZapata2003
 
Braulio
BraulioBraulio
A través del espejo
A través del espejoA través del espejo
A través del espejo
Pilar Alcérreca
 
Parcial 2 claudia romero gbi unicatolica
Parcial 2 claudia romero gbi unicatolicaParcial 2 claudia romero gbi unicatolica
Parcial 2 claudia romero gbi unicatolica
Claudia Romero
 
Amigos por-el-viento.-la-mejor-luna-liliana-bodoc
Amigos por-el-viento.-la-mejor-luna-liliana-bodocAmigos por-el-viento.-la-mejor-luna-liliana-bodoc
Amigos por-el-viento.-la-mejor-luna-liliana-bodoc
MariaSiri2
 
Amigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodoc
Amigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodocAmigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodoc
Amigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodoc
Victorino Antonio Gallino
 
Rapunzel
RapunzelRapunzel
Rapunzel
Angel C Es
 
Bodoc (1)
Bodoc (1)Bodoc (1)
Bodoc (1)
Stefi Pautasso
 
Amigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodoc
Amigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodocAmigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodoc
Amigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodoc
Cura - Kuens
 
Bodoc amigos por el viento
Bodoc amigos por el vientoBodoc amigos por el viento
Bodoc amigos por el viento
MICABASUALDOVEDOVALDI93
 
Bodoc.. Cuento
Bodoc.. CuentoBodoc.. Cuento
Bodoc.. Cuento
Meli Heredia
 
Amigos por el viento. la mejor luna liliana bodoc
Amigos por el viento. la mejor luna liliana bodocAmigos por el viento. la mejor luna liliana bodoc
Amigos por el viento. la mejor luna liliana bodoc
Faby Fasulo
 
Bodoc
Bodoc Bodoc

Similar a Cuentos (20)

Cuentos digitales
Cuentos digitalesCuentos digitales
Cuentos digitales
 
Cuento de dona Pinones
Cuento de dona PinonesCuento de dona Pinones
Cuento de dona Pinones
 
Test comprencion lectora
Test comprencion lectoraTest comprencion lectora
Test comprencion lectora
 
Album de preparacion pactica parvularia
Album de preparacion pactica parvulariaAlbum de preparacion pactica parvularia
Album de preparacion pactica parvularia
 
Lecturas de la semana del 30 de noviembre al 4 de diciembre de 2015 ciclo seg...
Lecturas de la semana del 30 de noviembre al 4 de diciembre de 2015 ciclo seg...Lecturas de la semana del 30 de noviembre al 4 de diciembre de 2015 ciclo seg...
Lecturas de la semana del 30 de noviembre al 4 de diciembre de 2015 ciclo seg...
 
Cuentos con ogros; Gianbattista Basile,Madame D´Aulnoy .pdf
Cuentos con ogros; Gianbattista  Basile,Madame D´Aulnoy .pdfCuentos con ogros; Gianbattista  Basile,Madame D´Aulnoy .pdf
Cuentos con ogros; Gianbattista Basile,Madame D´Aulnoy .pdf
 
Soledad
SoledadSoledad
Soledad
 
Blancanieves
BlancanievesBlancanieves
Blancanieves
 
Braulio
BraulioBraulio
Braulio
 
A través del espejo
A través del espejoA través del espejo
A través del espejo
 
Parcial 2 claudia romero gbi unicatolica
Parcial 2 claudia romero gbi unicatolicaParcial 2 claudia romero gbi unicatolica
Parcial 2 claudia romero gbi unicatolica
 
Amigos por-el-viento.-la-mejor-luna-liliana-bodoc
Amigos por-el-viento.-la-mejor-luna-liliana-bodocAmigos por-el-viento.-la-mejor-luna-liliana-bodoc
Amigos por-el-viento.-la-mejor-luna-liliana-bodoc
 
Amigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodoc
Amigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodocAmigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodoc
Amigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodoc
 
Rapunzel
RapunzelRapunzel
Rapunzel
 
Bodoc (1)
Bodoc (1)Bodoc (1)
Bodoc (1)
 
Amigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodoc
Amigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodocAmigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodoc
Amigos por-el-viento-y-la-mejor-luna-de-liliana-bodoc
 
Bodoc amigos por el viento
Bodoc amigos por el vientoBodoc amigos por el viento
Bodoc amigos por el viento
 
Bodoc.. Cuento
Bodoc.. CuentoBodoc.. Cuento
Bodoc.. Cuento
 
Amigos por el viento. la mejor luna liliana bodoc
Amigos por el viento. la mejor luna liliana bodocAmigos por el viento. la mejor luna liliana bodoc
Amigos por el viento. la mejor luna liliana bodoc
 
Bodoc
Bodoc Bodoc
Bodoc
 

Más de Dn Angel

Toi
ToiToi
Imagenes curiosas
Imagenes curiosasImagenes curiosas
Imagenes curiosasDn Angel
 
Fotos unicas
Fotos  unicasFotos  unicas
Fotos unicas
Dn Angel
 
Buen dia-con-shrek
Buen dia-con-shrekBuen dia-con-shrek
Buen dia-con-shrek
Dn Angel
 
Todo primero cree que sabe
Todo primero cree que sabeTodo primero cree que sabe
Todo primero cree que sabe
Dn Angel
 
Estrategias didacticas sonora
Estrategias didacticas sonoraEstrategias didacticas sonora
Estrategias didacticas sonora
Dn Angel
 
Tribu yaqui!
Tribu yaqui!Tribu yaqui!
Tribu yaqui!
Dn Angel
 
Presentación de sureste
Presentación de surestePresentación de sureste
Presentación de sureste
Dn Angel
 
Los seris
Los serisLos seris
Los seris
Dn Angel
 
Diapositivas mayos
Diapositivas mayosDiapositivas mayos
Diapositivas mayos
Dn Angel
 
Presentación de sureste
Presentación de surestePresentación de sureste
Presentación de sureste
Dn Angel
 
Pápagos expo
Pápagos expoPápagos expo
Pápagos expo
Dn Angel
 
Diapositivas mayos
Diapositivas mayosDiapositivas mayos
Diapositivas mayos
Dn Angel
 
Vestimentas tradicionales
Vestimentas tradicionalesVestimentas tradicionales
Vestimentas tradicionales
Dn Angel
 
Exposicion original de_asignatura_regional
Exposicion original de_asignatura_regionalExposicion original de_asignatura_regional
Exposicion original de_asignatura_regional
Dn Angel
 
Región norte
Región norteRegión norte
Región norte
Dn Angel
 
La+región..sur
La+región..surLa+región..sur
La+región..sur
Dn Angel
 
La región sur2
La región sur2La región sur2
La región sur2
Dn Angel
 
Exposiciones sobre la visita a los museos y
Exposiciones sobre la visita  a los museos yExposiciones sobre la visita  a los museos y
Exposiciones sobre la visita a los museos y
Dn Angel
 

Más de Dn Angel (19)

Toi
ToiToi
Toi
 
Imagenes curiosas
Imagenes curiosasImagenes curiosas
Imagenes curiosas
 
Fotos unicas
Fotos  unicasFotos  unicas
Fotos unicas
 
Buen dia-con-shrek
Buen dia-con-shrekBuen dia-con-shrek
Buen dia-con-shrek
 
Todo primero cree que sabe
Todo primero cree que sabeTodo primero cree que sabe
Todo primero cree que sabe
 
Estrategias didacticas sonora
Estrategias didacticas sonoraEstrategias didacticas sonora
Estrategias didacticas sonora
 
Tribu yaqui!
Tribu yaqui!Tribu yaqui!
Tribu yaqui!
 
Presentación de sureste
Presentación de surestePresentación de sureste
Presentación de sureste
 
Los seris
Los serisLos seris
Los seris
 
Diapositivas mayos
Diapositivas mayosDiapositivas mayos
Diapositivas mayos
 
Presentación de sureste
Presentación de surestePresentación de sureste
Presentación de sureste
 
Pápagos expo
Pápagos expoPápagos expo
Pápagos expo
 
Diapositivas mayos
Diapositivas mayosDiapositivas mayos
Diapositivas mayos
 
Vestimentas tradicionales
Vestimentas tradicionalesVestimentas tradicionales
Vestimentas tradicionales
 
Exposicion original de_asignatura_regional
Exposicion original de_asignatura_regionalExposicion original de_asignatura_regional
Exposicion original de_asignatura_regional
 
Región norte
Región norteRegión norte
Región norte
 
La+región..sur
La+región..surLa+región..sur
La+región..sur
 
La región sur2
La región sur2La región sur2
La región sur2
 
Exposiciones sobre la visita a los museos y
Exposiciones sobre la visita  a los museos yExposiciones sobre la visita  a los museos y
Exposiciones sobre la visita a los museos y
 

Cuentos

  • 1. El conejo quejumbroso La abuela y el ratón La Doña Piñones
  • 3. 1 Estera y esteritas para contar peritas, estera y esterones para contar perones. Est’era una vez una viejecita llamada María del Carmen Piñones. 2
  • 4. 3 Y esta viejecita vivía asustada, todo lo temía, todo la espantaba; vivía arrancando de miedo en el día, de noche dormía detrás de su cama. 4
  • 5. 5 Pasó el Viento Norte: “Dame un vaso de agua, que traigo resecas la boca y el alma”. Y doña Piñones sin decir palabra corrió a esconderse bajo su paraguas Pero ahí debajo todo estaba oscuro, y doña Piñones temblaba de susto; temblaba su mano, temblaba el paraguas. “ ¡Terremoto!”, dijo, y cayó de espaldas. 6
  • 6. 7 Y doña María del Carmen Piñones después no sabía ni cuándo ni dónde se había caído; recogió el paraguas, y se sentó luego a tejer su lana. 8
  • 7. 9 Pasó el Viento Sur: “ Préstame el brasero, que mi corazón se transforma en hielo”. Y doña Piñones, morada de miedo, se subió al armario de un solo vuelo. El armario es alto y doña Piñones queda suspendida de ahí por el cuello. Trata de zafarse y se aprieta un dedo, saca el dedo y cae gritando: “¡Me muero!” 10
  • 8. 11 Pero no se ha muerto, no, doña María. Se queda dormida ahí mismo, en el suelo. Y cuando despierta sin saber qué pasa, se pone a ordenar y a hacer el aseo. 12
  • 9. 13 Pasó el Viento Este: “Dame tu plumero, que el polvo me ciega y ya casi no veo”. Y doña Piñones, sin decirle nada, se subió al plumero y ahí quedó sentada. Se mece el plumero de acá para allá. Y doña Piñones viene, viene y va. Y al final mareada con el bamboleo, se cae sentada sobre su brasero. 14
  • 10. 15 Después de sanarse de las quemaduras, “ ¡Ay, Jesús! -se dice-, qué vida tan dura. Haré sopaipillas; así, con el gusto, olvidaré el miedo, el temor y el susto”. 16
  • 11. 17 Pasó el Viento Oeste: “ Préstame tu manta, que el sol me persigue y casi me alcanza”. Y doña Piñones se pone muy pálida, da un salto y se cuelga de su propia lámpara. Ahí doña Piñones se queda colgada. Nadie ya ha venido más hasta su casa, pues los cuatro vientos cuentan donde pasan que doña Piñones no da a nadie nada. 18
  • 12. Pero un día un niño que escucha los vientos oyó que contaban este cuento cierto. “ Pobre viejecita -dice-, si la encuentro, en un dos por tres le quitaré el miedo”. 19 20
  • 13. Llegó hasta su casa, oyó unos suspiros. “ Es doña Piñones”, dijo al punto el niño. Cuando abre la puerta le contesta un grito: “ ¿Quién será? ¡Qué susto!” “ Soy yo, sólo un niño”. 21 ¡Ay doña María del Carmen Piñones, que teme a las moscas, arañas, ratones! Su casa está llena de estos bicharracos, y ella ahí colgada gimiendo y gritando. 22
  • 14. Entonces el niño bajó a la viejita, le limpió la casa, le sirvió una agüita, y dijo: “Señora, ya no tengas miedo, esos que pasaron son los cuatro vientos”. 23 24
  • 15. “ ¿Eran sólo vientos? -dijo la Piñones-, ¡creí que eran brujos, gigantes, dragones!” Y abriendo la puerta se puso a dar gritos: “ ¡Que vengan los vientos! ¡Vientos necesito!” 25 Llegaron los vientos, los cuatro llegaron, y doña Piñones los quedó mirando: “ ¡Pensar que eran vientos y yo tenía susto!” Y doña Piñones reía de gusto. 26
  • 16. 27 Entonces los vientos dijeron: “¿Paseamos?” Y el niño y los vientos le dieron la mano. Y se fue volando con los ventarrones la doña María del Carmen Piñones. 28
  • 18. La abuela y el ratón Texto: Rodolfo F onseca Ilustraciones: Blanca Dorantes
  • 19. 1 2 Ay qué abuela tan metiche que al buscar en mi cajón se encontró con un ratón
  • 20. 3 4 el susto fue tremendo por el grito de la abuela la abuela y el ratón en un gran lío se metieron
  • 21. 5 6 el ratón chilló y brincó en el bulto de la ropa extrañados se miraron como dos enloquecidos
  • 22. 7 8 corre y corre a toda prisa resbalaron por el piso el golpe fue tan fuerte que todo se movió
  • 23. 9 10 y la casa retumbó del trancazo de los dos se pararon aturdidos como trompos sin control
  • 24. 11 12 sus ojos bien abiertos descubrieron su temor a la abuela y al ratón la cara se les puso de cartón
  • 25. 13 14 el pelo se les esponjó como dulce de algodón sus dientes rechinaron al ritmo de acordeón
  • 26. 15 16 de puntitas cada uno se reía por su lado ay que par de sinvergüenzas me engañaron otra vez.
  • 28. El conejo quejumbroso Relato popular mexicano
  • 29. 1 2 Muy cerca de un pequeño lago, el conejo veía sus patas delanteras, blancas y suaves como el algodón. No dejaba de mirar su espesa cola y de rascar su nariz. Tan feliz estaba con su cuerpo que decidió mirarse en el reflejo del lago. Corrió hacia la orilla, y una vez en el borde, su figura se dibujó en la superficie del agua. — ¡Qué hermosa cola! ¡Qué lindas patas! —dijo orgulloso.
  • 30. 3 4 El conejo se acercó un poco más y descubrió su pequeñez. — ¡Soy muy bonito, pero demasiado pequeño! Hay animales más grandes que yo, como el caballo o el coyote. ¡Yo quiero ser de ese tamaño! —gritó enojado el conejo.
  • 31. 5 6 Entonces caminó hacia donde vivía el Señor del Monte; le iba a pedir que lo hiciera crecer, pues ser pequeño no le gustaba. Tres días después llegó al cerro. Subió con rapidez y en lo más alto encontró al Señor del Monte rodeado de aves. El conejo se arregló el pelo y las orejas. — ¿Qué haces aquí? — preguntó el Señor del Monte. — Vengo a pedirte que me hagas más grande — contestó el conejo.
  • 32. 7 8 El Señor del Monte pensó un momento y dijo: — Al amanecer párate entre esos dos cerros. Cuando el sol haya salido por completo verás cuánto has crecido.
  • 33. 9 10 El conejo bajó con brincos y piruetas y esperó a que amaneciera. Poco a poco el sol asomó sus primeros rayos. Entonces se paró entre los cerros y vio reflejada una gran sombra. — ¡Qué grande soy ! —gritó. Y se puso a brincar de felicidad. Movía las orejas, sacudía la cola y agitaba las patas, mientras miraba a su sombra copiar cada movimiento. — ¡Ese soy yo! ¡Grandote y veloz!
  • 34. 11 12 Continuó brincando el resto del día, sin darse cuenta de que el sol casi se escondía. Cuando la luz empezó a disminuir, la sombra saltarina se achicó y se achicó hasta borrarse por completo. En ese momento el conejo entendió que era tan pequeño como al principio, sólo su sombra había crecido.