SlideShare una empresa de Scribd logo
El poder del pensamiento y la palabra de Jehová Dios.
Desde hace más de cuatro mil años, sin lugar a dudas, en cualquier parte
del mundo, más de alguna persona se ha preguntado hasta el día de hoy,
cómo fue creado el planeta tierra y todas las formas de vida que existen, y
esto es debido al asombro, de los más de 112 elementos de la tabla
periódica, que a la fecha se conoce, gracias al trabajo realizado por
científicos desde el año de 1600.
En estos últimos cuatrocientos años, la ciencia y la tecnología,
indudablemente, han logrado innumerables avances en diferentes
disciplinas científicas, sin embargo, aún siguen varias preguntas por
resolver, como las siguientes:
1.- ¿Quién creo este planeta tierra y la constelación de la vía láctea en la
cual nos encontramos (su estructura tanto lo ancho como el largo es
asombrosa), así mismo también, cómo y cuándo fueron creadas las demás
constelaciones que existen en el Universo y cuál es el propósito de ellas y
qué relación tienen con la nuestra?
2.- Si existe alguna forma de vida humana en otras constelaciones, porque
no nos han conquistado, si se supone que tienen tecnologías más
avanzadas que la nuestra. Nosotros apenas conocemos la estructura de la
materia y la energía.
Estas preguntas y muchas más, a lo largo de estos dos mil años algunos
pensadores griegos y de otras nacionalidades, han tratado de darles una
explicación desde el punto de vista intelectual, no obstante, a la fecha
siguen siendo un misterio.
A pesar de no contar con respuestas bien argumentadas, con evidencias
en relación a las preguntas formuladas, lo que si nos ha quedado claro, es
que la vida del ser humano data más de 80 o 100 mil años, y esto en
relación al tiempo, que tienen los océanos y las montañas, dado que, en
estos elementos se encuentra una huella notable de un evolución y de una
erosión que presentan, debido a los cambios de la materia y a los factores
ambientales, que constantemente han estado modificando las formas
iniciales de las cordilleras y las altas montañas.
En esta descripción, no pretendemos profundizar en las maravillas, que
existen en nuestro planeta y en las constelaciones, dado que, estamos
conscientes del grado de complejidad que presentan en sus estructuras y
funciones y con esto nos basta, para convencernos que detrás de todos
estos misterios en el Universo, esta una mente extraordinaria, quién es el
creador y autor de todo cuanto existe. Un diseñador del Universo.
“Nada puede existir de la nada, la nada no puede crear a la materia y a
la energía”, que se necesitan para poner en marcha, un proyecto tan
extraordinario y maravilloso, como es la “vida humana y la creación de
todas las plantas y los animales”. Todo cuanto existe en el universo es
admirable y complejo.
Por lo tanto, lo que pretendo en este documento es mostrar un área de un
conocimiento, que durante mucho tiempo ha estado presente (a la fecha
son 4 o 6 mil años), sin embargo, muy pocas personas han tenido la
oportunidad de acceder, a este tipo de sabiduría espiritual.
Pero primeramente debemos de reconocer, que la humanidad desde hace
más de 20 mil años, ha estado sometida a un sinnúmero de dificultades y
estas han traído dolor, sufrimiento, angustia debido a la pérdida de un ser
querido, o a una enfermedad que llegan a causar la muerte, o un accidente.
Toda persona sin distinción alguna, sin importar su raza y su situación
socioeconómica en algún momento de su vida, ha pasado por una
situación muy difícil, que le ha producido dolor y sufrimiento. Es decir,
ha lastimado su alma y a su espíritu. Ha dejado un dolor muy profundo
dentro de su ser, y esto se convierte en obstáculo para su felicidad.
El dolor y el sufrimiento humano en estos seis mil años, se ha
incrementado de manera alarmante en cualquier sociedad del mundo.
Nadie ha quedado exento de pasar por alguna situación difícil en
cualquier momento de la vida. Hay mucho dolor en el alma humana.
Ante este problema social, que aqueja la salud emocional y física de las
personas a la fecha, las instituciones de salud no han sido capaces de
ayudar de manera integral a las personas que de alguna forma, han tenido
algún tipo de pérdida, ya sea económica o material, o bien de un ser
querido o algo, que afecto las emociones o sentimientos de la persona.
Por ejemplo, las guerras y los enfrentamientos por el poder en el mundo,
han sido causas de sufrimiento, así también como la falta de empleo, la
falta de medicamentos, la desnutrición crónica y la pobreza en una gran
población, ha afectado a un gran número importante de personas,
principalmente a los niños, niñas y adultos mayores, quienes son los
grupos vulnerables más susceptibles. Más de 800 millones en el mundo.
Ante estas situaciones que he descrito, es como nace nuestro interés de
proponer el siguiente material, que considero muy importante para sanar
nuestra alma y espíritu, dado que, los seres humanos nos vemos afectados
principalmente por nuestras emociones y sentimientos, que se ponen en
conflicto a la hora de pasar por situaciones difíciles o desagradables.
A continuación, quiero compartir algunos pasajes de un libro muy
importante, que ha logrado recoger una interesante historia a través de
más de cuatro mil años, y el pasaje que aparece a continuación, fue
escrito hace 2 mil ochocientos ochenta años aproximadamente (880 a.C.),
y dice lo siguiente:
Los ojos de Jehová están sobre los justos, y atentos sus oídos al
clamor de ellos. Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón;
y salva a los contritos de espíritu. (Salmos 34: 15 y 18).
Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la
vida. (Proverbios 4:23).
¿De dónde proviene la prosperidad, la dicha, el éxito, la ruina, la
desdicha y el fracaso, es decir, el buen tesoro y el mal tesoro del
hombre?
El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el
hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas. (Mateo 12:35).
De esta manera hizo Ezequías en todo Judá; y ejecutó lo bueno, recto
y verdadero, delante de Jehová su Dios. En todo cuanto emprendió
en el servicio de la casa de Dios, de acuerdo con la ley, buscó a su Dios,
lo hizo de todo corazón, y fue prosperado (2 Crónicas 31: 20-21).
EL REINADO DEL PUEBLO HEBREO (ISRAEL)
Comencemos con esta historia...La historia de este pueblo hebrero,
que un día se estableció en la tierra de Canaán, quizás comienza hace
3 mil 500 años antes de Cristo. Hoy en día, sus experiencias y su
relación con Jehová Dios, ha permitido a otros pueblos del mundo,
conocer más acerca de nuestro creador.
Después del pecado que cometieron Adán y Eva, estos fueron sacados
del huerto del Edén, y la entrada principal del paraíso fue resguardada
con una espada y un ángel que cuida de día y de noche este acceso.
Los descendientes de ellos fueron Caín y Abel, sin embargo,
únicamente quedo Caín, y este tuvo descendencia como a Matusalén,
Lamec, Enoch, Seth y estos tuvieron sus hijos y de ahí salió Noé.
Pasaron muchos años y la población de la tierra, se olvidó de Jehová
Dios, y siguió su propio camino, no obstante, continuaron haciendo el
mal y generando violencia, por lo que Jehová Dios, al ver que todas las
cosas que hacia el hombre eran siempre llenas de maldad, entonces
decidió acabar con toda forma de vida humana, incluyendo al hombre
mismo... Voy a borrar de la tierra al hombre... (Génesis 6: 1-7).
Jehová Dios hace un pacto con Noé, puesto que, era un varón
temeroso y le da la oportunidad junto a su esposa e hijos, para que
construyeran un barco enorme conocido como el Arca, y ahí se
protegieron, las semillas y a las especies animales (Génesis 6, 7, 8 y 9: 1).
Después de llover 40 días y 40 noches, finalmente, las compuertas de
los cielos, son cerradas por parte de Jehová Dios, y se restablece
nuevamente, la normalidad de la vida de esta familia, y se cultivan las
plantas y se reproducen los animales, que fueron protegidos en el arca.
Después de este gran diluvió, comenzó nuevamente a poblar la tierra
una generación que descendía de Noé y sus hijos (10 o 12 mil años a.C.),
poco a poco, comenzaron a construir pueblos y aldeas, y se fue
poblando, los lugares más cercanos a las corrientes de los ríos y de las
orillas de las playas.
Una de las ciudades más importantes, que formaron los
descendientes de Noé fue Ur de los Caldeos en Mesopotamia, así
como Nínive, y otras ciudades con menor población.
En Ur de los caldeos vivía el padre de Abram y tío de Lot, este decide
abandonar esta ciudad y se va a la tierra de Canaán, y al morir en
aquellas tierras, finalmente se queda Abram, Saraí y Lot, quienes
criaban ganados y sembraban las tierras para cultivar sus alimentos y
la de sus ganados.
Taré vivió setenta años, y engendró a Abram, a Nacor, y a Harán. Estas
son las generaciones de Taré: Taré engendró a Abram, a Nacor y a
Harán; y Harán engendró a Lot. Y murió Harán antes que su padre Taré
en la tierra de su nacimiento en Ur de los Caldeos. (Génesis 11: 26-27).
Y tomó Taré a Abram su hijo, y a Lot hijo de Harán, hijo de su hijo, y a
Saraí su nuera, mujer de Abram su hijo, y salió con ellos de Ur de los
Caldeos, para ir a la tierra de Canaán; y vinieron hasta Harán, y se
quedaron allí. (Génesis 11: 21).
Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela,
y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una
nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás
bendición.
Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré;
y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. (Génesis 12: 1-3).
Y se fue Abram, como Jehová le dijo: y Lot fue con él. Y Abram de
edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán.
Tomó, pues, Abram a Saraí su mujer, y a Lot hijo de su hermano, y
todos sus bienes que había ganado y las personas que había adquirido
en Harán, y salieron para ir a tierra de Canaán; y a tierra de Canaán
llegaron. (Génesis 12: 4-5).
Abram comienza una relación con Jehová Dios, y le concede tener un
hijo a la edad de casi 90 años y su esposa de 80 años. Este hijo se
llamó Isaac, y Agar la sierva de Sara dio a luz a un hijo llamado Ismael.
Después hubo hambre en la tierra, además, de la primera hambre que
hubo en los días de Abraham; y se fue Isaac a Abimelec, rey de los
filisteos, en Gerar.
Y se le apareció Jehová, y le dijo: No desciendas a Egipto; habita en la
tierra que yo te diré. Habita como forastero en esta tierra, y estaré
contigo, y te bendeciré, porque a ti y a tu descendencia daré todas
estas tierras, y confirmaré el juramento que hice a Abraham tu padre.
(Génesis 26: 1-3).
Isaac tuvo dos hijos a Esaú y Jacob, y este último tuvo 12 hijos los
cuales son conocidos como las tribus de Israel. Dentro de ellos estuvo
José conocido como el soñador, puesto que, el espíritu de Dios se
comunicaba con él a través de sueños.
Entonces Isaac llamó a Jacob, y lo bendijo, y le mandó diciendo: No
tomes mujer de las hijas de Canaán. Levántate, ve a Padan-aram, a
casa de Betuel, padre de tu madre, y toma allí mujer de las hijas de
Labán, hermano de tu madre. (Génesis 28: 1-2).
El pueblo de Israel duró 400 años en esclavitud en Egipto, al inicio
llegaron 70 personas acompañados por Jacob el padre de José, quien
era gobernador en este país, y la población hebrea, creció tanto, que
llegaron a ser 600 mil habitantes, sin contar los niños y los adultos.
Quizás era una población de 2 a 2.5 millones de habitantes hebreos.
Puesto que, los egipcios decían que era un pueblo mayor a ellos. El
Faraón ordenó la muerte de todos los niños hebreos, y entre ellos
Moisés se salva (Éxodo 1: 1-10).
El pueblo de Israel, fue gobernado por jueces después de la muerte de
Josué, recordemos que, Moisés sacó de la esclavitud a este pueblo
hebreo que servía a los egipcios, y caminaron durante 40 años en el
desierto (Jueces 2: 1-4 y 7).
Dentro de los jueces podemos nombrar a Otoniel, Aod, Samgar,
Débora/Barac, Gedeón, Tola/Jair, Jefté/Ibzán/Elón/Abdón, y Sansón.
Durante 296 años estos jueces estuvieron dirigiendo al pueblo de
Israel (Jueces 2: 10-20).
El último de los jueces fue Samuel quién estuvo al frente de 1105 a
1020 a.C., y después, sigue el reinado de Saúl, David y Salomón.
Después del gobierno de Saúl, continua David, fue de uno de los reyes,
que estuvo al cargo de la administración de los bienes del palacio y de
la casa de Jehová, gobernó 40 años, y le sucedió en este lugar, su hijo
Salomón, quién también gobernó 40 años (2 Samuel 1: 1-12 y 2: 1-11).
Puede considerarse, que esto ocurrió hace 3 mil años, es decir, dos mil
años, más mil años, nos da un total de tres mil años. El tiempo que
gobernaron estas dos personas (David y su hijo Salomón) sobre el
pueblo hebreo, fueron 80 años.
Se creé que Moisés rescató al pueblo hebreo con la ayuda de Jehová
Dios, en el año 1500 a.C., y después anduvieron caminando en el
desierto por 40 años. Una vez que duerme Moisés, se le encarga a
Josué dirigir a este pueblo. Su primer trabajo es derrumbar los muros
de Jericó (1460 a.C.).
A partir del gobierno de Josué, el pueblo hebreo es dirigido por jueces
durante 300 a 450 años. Siendo el último juez, el hijo de Ana, aquella
mujer que tenía cerrada su matriz, y gracias a un milagro nació Samuel.
Este profeta y juez, estuvo al mando del pueblo hasta el año 1020 a.C.,
y después siguió el gobierno de los reyes, siendo el primero de ellos,
Saúl, después siguió David, y Salomón. Estos dos últimos gobernaron
80 años. El rey David es autor de algunos Salmos.
Reyes de Israel: Jeroboam I, Nadab, Baasa, Ela, Zimri, Omri, Acab,
Ocozías, Joram, Jehú, Joacaz, Joás, Jeroboam II, Zacarías, Salum,
Manahem, Pekaia, Peka, Oseas. Fueron 19 personas que gobernaron
como reyes. Estos gobernaron en Samaria.
Reyes de Judá: Roboam, Abiam (Abías), Asa, Josafat, Joram, Ocozías,
Atalía, Joás, Amasías, Azarías, Jotam, Acaz, Ezequías, Manasés, Amón,
Josías, Joacaz, Joacim, Joaquín, Sedequías. Fueron 20 personas que
gobernaron. Estos gobernaron en Jerusalén y en Judá.
En el pueblo de Israel, durante mil años, hubo una serie de personas
que estuvieron gobernando en Judá y Jerusalén (19 reyes en Israel y
20 en Judá). Se deduce que, la población era 1, 470, 000 habitantes,
dentro de los cuales se encontraran hombres con habilidades en el
arte de la guerra, es decir, hombres capaces de ir a combate y resultar
victoriosos.
Sus conocimientos eran escasos en el arte de utilizar el acero, cobre,
bronce, y otros minerales, así también, sus competencias en otras
áreas del conocimiento, eran muy básicas o rudimentarias.
La cantidad de 470, 400 habitantes, se ubicaban en la edad de 0 a 17
años de edad, y el resto que son 823, 200 habitantes, tenían 18 a 64
años. Los adultos mayores, representaban la cantidad de 176, 400
habitantes, y éstos se ubicaban en la edad de 65 años y más.
Veamos que pasa cuando se alejan de Jehová Dios. Salomón era ya
viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su
corazón no era perfecto con Jehová Dios, como el corazón de su
padre David. Porque Salomón siguió a Astoret, diosa de los sidonios, y
a Milcom, ídolo abominable de los amonitas (1 Reyes 11: 1-9).
Después de que murió el rey Salomón. La siguiente persona… Más
reinó Roboam sobre los hijos de Israel que habitaban en las ciudades
de Judá. Pero reinó Roboam sobre los hijos de Israel, que moraban en
las ciudades de Judá (1 Reyes 12: 17).
Envió luego Roboam a Adoram, que tenía cargo de los tributos; pero
le apedrearon los hijos de Israel, y murió. Entonces se apresuró el rey
Roboam, y subiendo en su carro huyó a Jerusalén. (2 Crónicas 10: 17-
18).
Cuando vino Roboam a Jerusalén, reunió de la casa de Judá y de
Benjamín a ciento ochenta mil hombres escogidos de guerra, para
pelear contra Israel y hacer volver el reino a Roboam. (2 Crónicas 11:1).
Más vino palabra de Jehová a Semaías varón de Dios, diciendo: Habla
a Roboam hijo de Salomón, rey de Judá, y a todos los israelitas en
Judá y Benjamín, diciéndoles:
Así ha dicho Jehová: No subáis, ni peleéis contra vuestros
hermanos; vuélvanse cada uno a su casa, porque yo he hecho
esto.
Y ellos oyeron la palabra de Jehová y se volvieron, y no fueron contra
Jeroboam. (2 Crónicas 11: 1-4).
Y habitó Roboam en Jerusalén, y edificó ciudades para fortificar a
Judá. Edificó Belén, Etam, Tecoa, Bet-sur, Soco, Adulam, Ajalón y
Hebrón, que eran ciudades fortificadas de Judá y Benjamín.
Reforzó también las fortalezas y puso en ellas capitanes, y provisiones,
vino y aceite; y en todas las ciudades puso escudos y lanzas.
Las fortificó, pues, en gran manera; y Judá y Benjamín le estaban
sujetos. (2 Crónicas 11: 5-12).
Y el designó sus propios sacerdotes para los lugares altos, y para los
demonios, y para los becerros que él había hecho. (2 Crónicas 11: 15).
Así, fortalecieron el reino de Judá, y confirmaron a Roboam hijo de
Salomón, por tres años; porque tres años anduvieron en el camino de
David y de Salomón. (2 Crónicas 11: 17).
…Roboam tomó dieciocho mujeres y sesenta concubinas, y engendró
veintiocho hijos y sesenta hijas. Y puso Roboam a Abías hijo de Maaca
por jefe y príncipe de sus hermanos, porque quería hacerle rey.
Obró sagazmente, y esparció a todos sus hijos por todas las tierras de
Judá y de Benjamín, y por todas las ciudades fortificadas, y les dio
provisiones en abundancia, y muchas mujeres. (2 Crónicas 11: 21-23).
Cuando Roboam había consolidado el reino, dejó la ley de Jehová, y
todo Israel con él. Y por cuanto se habían rebelado contra Jehová, en
el quinto año del rey Roboam, subió Sisac rey de Egipto contra
Jerusalén.
Con mil doscientos carros, y con sesenta mil hombres de a
caballo; más el pueblo que venía con él de Egipto, esto es, de libios,
suquienos y etíopes, no tenía número.
Y tomó las ciudades fortificadas de Judá, y llegó hasta Jerusalén.
Entonces vino el profeta Semaías a Roboam y a los príncipes de Judá,
que estaban reunidos en Jerusalén por causa de Sisac, y les dijo:
Así ha dicho Jehová: Vosotros me habéis dejado, y yo también
os he dejado en manos de Sisac, rey de Egipto.
Y los príncipes de Israel y el rey se humillaron, y dijeron: Justo es
Jehová. Y cuando Jehová vio que se habían humillado, vino palabra de
Jehová a Semaías, diciendo:
Se han humillado; no los destruiré; antes los salvaré en breve, y
no se derramará mi ira contra Jerusalén por mano de Sisac.
Pero serán sus siervos, para que sepan lo que es servirme a mí, y qué
es servir a los reinos de las naciones.
Subió, pues, Sisac rey de Egipto a Jerusalén, y tomó los tesoros de la
casa de Jehová, y los tesoros de la casa del rey; todo lo llevó, y tomó
los escudos de oro que Salomón había hecho. (2 Crónicas 12: 1-9).
Y cuando él se humilló, la ira de Jehová se apartó de él, para no
destruirlo del todo; y también en Judá las cosas fueron bien.
Fortalecido, pues, Roboam, reinó en Jerusalén; y era Roboam de
cuarenta y un años cuando comenzó a reinar, y diecisiete años reinó
en Jerusalén, ciudad que escogió Jehová de todas las tribus de Israel
para poner en ella su nombre. (2 Crónicas 12: 12-13).
Y durmió Roboam con sus padres, y fue sepultado en la ciudad de
David, y reinó en su lugar Abías su hijo.
A los dieciocho años del rey Jeroboam, reinó Abías sobre Judá, y reinó
tres años en Jerusalén… y hubo guerra entre Abías y Jeroboam.
Entonces Abías ordenó batalla con un ejército de cuatrocientos mil
hombres de guerra, valerosos y escogidos; y Jeroboam ordenó batalla
contra él con ochocientos mil hombres escogidos, fuertes y valerosos.
(2 Crónicas 13: 1-3).
Con estos datos de la cantidad de hombres de guerra, que son 1, 200,
000; nos damos cuenta en ese entonces, la población de 1, 470, 000
habitantes en el reinado de David, se había superado.
Más en cuanto a nosotros dice Abías, Jehová es nuestro Dios, y no lo
hemos dejado;… y he aquí que Dios está con nosotros por jefe, y sus
sacerdotes con las trompetas del júbilo para que suenen contra
vosotros.
Oh hijos de Israel, no peleéis contra Jehová el Dios de vuestros padres,
porque no prosperaréis.
Pero Jeroboam hizo tender una emboscada para venir a ellos por la
espalda; y estando a espaldas de Judá. Y cuando miró Judá, he aquí
que tenía batalla por delante y a las espaldas; por lo que clamaron a
Jehová, y los sacerdotes tocaron las trompetas.
Entonces los de Judá gritaron con fuerza, y así ellos alzaron el grito,
Dios desbarató a Jeroboam y a todo Israel delante de Abías y de Judá;
y huyeron los hijos de Israel delante de Judá, y Dios los entregó en sus
manos.
Y Abías y su gente hicieron en ellos una gran matanza, y cayeron
heridos de Israel quinientos mil hombres escogidos. Así fueron
humillados los hijos de Israel en aquel tiempo, y los hijos de Judá
prevalecieron, porque se apoyaron en Jehová el Dios de sus padres.
Y nunca más tuvo Jeroboam poder en los días de Abías (Abiam), y
Jehová lo hirió, y murió. Pero Abías se hizo más poderoso. Tomó
catorce mujeres, y engendró veintidós hijos y dieciséis hijas. (2
Crónicas 13: 10-21). Otros reyes de Judá fueron: Asa, Josafat, Joram,...
Pues así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad bien sobre vuestros
caminos. Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis;
bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que
trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto. (Hageo 1: 5-6).
Buscáis mucho, y halláis poco; y encerráis en casa, y yo lo disiparé en
un soplo. ¿Por qué? Dice Jehová de los ejércitos. Por cuanto mi casa está
desierta, y cada uno de vosotros corre a su propia casa. (Hageo 1: 9).
Por eso se detuvo de los cielos sobre vosotros la lluvia, y la tierra detuvo
sus frutos. Y llamé la sequía sobre esta tierra, y sobre los montes, sobre
el trigo, sobre el vino, sobre el aceite, sobre todo lo que la tierra produce,
sobre los hombres y sobre las bestias, y sobre todo trabajo de manos.
(Hageo 1: 10-11). En el tiempo de Abraham, Isaac, Jacob y Elías cerro el cielo... ( 1Reyes 17-1).
Veamos que dice Jehová al pueblo de Israel...Y les daré un corazón, y un
camino, para que me teman perpetuamente, para que tengan bien ellos
sus hijos después de ellos, y haré un pacto con ellos pacto eterno, que
no me volverán atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazón
de ellos, para que no se aparten de mí. (Jeremías 32:37-40).
Y los limpiaré de toda su maldad con que pecaron contra mí; y
perdonaré todos sus pecados con que contra mí pecaron, y con qué
contra mí se rebelaron.
Y me será a mí por nombre de gozo, de alabanza y de gloria, entre
todas las naciones de la tierra, que habrán oído todo el bien que yo les
hago; y temerán y temblarán de todo el bien y de toda la paz que yo les
haré. (Jeremías 33:8)
Regresemos al año 1950 a.C. Después Jacob llegó sano y salvo a la
ciudad de Siquem, que está en la tierra de Canaán, cuando venía de
Padan-aram; y acampó delante de la ciudad. (Génesis 33:18).
Dijo Dios a Jacob: Levántate y sube a Bet-el, y quédate allí; y haz allí un
altar al Dios que te apareció cuando huías de tu hermano Esaú.
Entonces Jacob dijo a su familia y a todos los que con él estaban:
Quitad los dioses ajenos que hay entre vosotros, y limpiaos, y
mudad vuestros vestidos.
Y levantémonos, y subamos a Bet-el; y haré allí altar al Dios que me
respondió en el día de mi angustia, y ha estado conmigo en el camino
que he andado.
Así dieron a Jacob todos los dioses ajenos que había en poder de ellos, y
los zarcillos que estaban en sus orejas; y Jacob los escondió debajo de
una cima que estaba junto a Siquem. (Génesis 35:1-4).
Y salieron, y el terror de Dios estuvo sobre las ciudades que había en
sus alrededores, y no persiguieron a los hijos de Jacob. Y llegó Jacob a
Luz, que está en tierra de Canaán (esta es Bet-el), él y todo el pueblo
que con él estaba. (Génesis 35:5-6).
Dios es más poderoso que los cananeos: Israel no debe temer.
No desmayes delante de ellos, porque Jehová tu Dios está en medio de ti,
Dios grande y temible. (Deuteronomio 7:21).
Si dijeres en tu corazón: Estas naciones son mucho más numerosas
que yo; ¿cómo las podré exterminar o vencer?
Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los
contritos de espíritu. (Salmos 34:18).
No tengas temor de ellas; acuérdate bien de lo que hizo Jehová tu Dios
con Faraón y con todo Egipto; de las grandes pruebas que vieron tus
ojos, y de las señales y milagros, y de la mano poderosa y el brazo
extendido con que Jehová tu Dios te sacó; así hará Jehová tu Dios con
todos los pueblos de cuya presencia tú temieres.
También enviará Jehová tu Dios avispas sobre ellos, hasta que
perezcan los que quedaron y los que se hubieren escondido de
delante de ti. (Deuteronomio 7:17-20)
Y Jehová tu Dios echará a estas naciones de delante de ti poco a poco;
no podrás acabar con ellas en seguida, para que las fieras del campo
no se aumenten contra ti. Más Jehová tú Dios las entregará delante de ti,
y él las quebrantará con grande destrozo, hasta que sean destruidas.
El entregará sus reyes en tu mano, y tu destruirás el nombre de ellos
de debajo del cielo; nadie te hará frente hasta que los destruyas.
Las esculturas de sus dioses quemarás en el fuego; no codiciarás plata
ni oro de ellas para tomarlo para ti, para que no tropieces en ello, pues
es abominación a Jehová tú Dios, y no traerás cosa abominable a tu
casa, para que no sea anatema; del todo las aborrecerás y la
abominarás porque es anatema. (Deuteronomio 7:22-26).
Si el derriba, no hay quién edifique; encerrará al hombre, y no habrá
quien le abra. (Job 12:14).
El bueno alcanzará favor de Jehová; más él condenará al hombre de
malos pensamientos. (Proverbios 12:2).
El hombre será saciado de bien del fruto de su boca; y le será pagado
según la obra de sus manos. (Proverbios 12:14).
La congoja en el corazón del hombre lo abate; más la buena palabra lo
alegra. (Proverbios 12:25).
¡Ay de la ciudad rebelde y contaminada y opresora! No escuchó la voz,
ni recibió la corrección; no confío en Jehová, no se acercó a su Dios.
(Sofonías 3:1-2).
Del fruto de su boca el hombre comerá el bien… (Proverbios 13:2).
El que guarda su boca guarda su alma; más el que mucho abre sus
labios tendrá calamidad. (Proverbios 13:3).
Te has enlazado con las palabras de tu boca, y has quedado preso en los
dichos de tus labios. (Proverbios 6:2)
La Esperanza que se demora es tormento del corazón; pero árbol de
vida es el deseo cumplido. (Proverbios 13:12).
Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos, aunque falte
el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, y las
ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales; con
todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación.
Jehová el Señor es mi fortaleza, el cual hace mis pies como de ciervas,
y en mis alturas me hace andar. (Habacuc 3: 17-19).
Más Jehová está conmigo como poderoso gigante; por tanto, los que
me persiguen tropezarán, y no prevalecerán; serán avergonzados en
gran manera, porque no prosperarán; tendrán perpetua confusión que
jamás será olvidada. (Jeremías 20: 11)
¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del
remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se
deleita en misericordia. (Miqueas 7:18).
Pero tú eres Dios que perdonas, clemente y piadoso; tardo para la ira,
y grande en misericordia, porque no los abandonaste. (Nehemías 9: 17).
Entonces les dirás: Porque vuestros padres me dejaron, dice Jehová, y
anduvieron en pos de dioses ajenos, y los sirvieron, y ante ellos se
postraron, y me dejaron a mí y no guardaron mi ley. (Jeremías 16: 11).
(Jeremías 17:9-10)
Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo
conocerá? Yo Jehová que escudriño la mente, que pruebo el corazón,
para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.
Mas si vosotros os volviereis, y dejareis mis estatutos y mandamientos
que he puesto delante de vosotros, y fuereis y sirviereis a dioses ajenos, y
los adorareis, yo os arrancaré de mi tierra que os he dado; y esta casa
que he santificado a mi nombre, yo los arrojaré de mi presencia, y la
pondré por burla y escarnio de todos los pueblos. (2 Crónicas 7: 19-20).
Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti;
solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.
(Miqueas 6:8).
Sus príncipes en medio de ella son leones rugientes; sus jueces, lobos
nocturnos que no dejan hueso par la mañana. (Sofonías 3:3-4).
Aunque todos los pueblos anden cada uno en el nombre de su dios,
nosotros con todo andaremos en el nombre de Jehová nuestro Dios
eternamente y para siempre. (Miqueas 4:5).
Ay de la ciudad rebelde y contaminada y opresora. No escucho la voz,
ni recibió la corrección; no confió en Jehová, no se acercó a su Dios.
(Sofonías 3:1-2).
Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su
poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él.
Locamente has hecho en esto; porque de aquí en adelante habrá más
guerra contra ti. (2 Crónicas 16:9).
El formó el corazón de todos ellos; atento está a todas sus obras.
(Salmos 33:15)
Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia
prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y el enderezará tus
veredas. No seas sabio en tu propia opinión; teme a Jehová, y apártate
del mal; porque será medicina a tu cuerpo, refrigerio para tus huesos.
(Proverbios 3:5-8).
a) .- ¿Por qué es importante observar y cuidar nuestros pensamientos?
Estos son como semillas, que crecen abundantemente y que nos
controlan y toman poder en nosotros.
¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de
la luz tinieblas, y de las tinieblas…(Isaías 5.20).
Los hebreos desde el tiempo de Moisés hasta Sedequías hicieron mal.
b) .- ¿De dónde provienen los pensamientos tanto positivos como
negativos? Las buenas cosas y malas cosas provienen del Corazón.
Los pensamientos de los justos son rectitud; más los consejos de los
impíos engaño. (Proverbios 12:5)
Los jueces y los reyes de Israel no actuaron con rectitud...
c).- ¿Cómo aprender a pensar positivamente?
A través de la lectura de la Biblia, encontramos textos de personajes
que con sus experiencias, nos ayuda a tener una actitud positiva.
d).- ¿Cómo se modifican nuestros pensamientos cuando nos
enfocamos en las situaciones difíciles? Cada pensamiento genera
sentimientos y emociones, por tanto, debemos ser cuidadosos.
Los hebreos imitaron las costumbres de los pueblos vecinos...
e).- ¿Qué tipos de pensamientos usted tiene cada día?
Hay personas, que toda su vida tienen solo pensamientos de derrota,
de angustia, de temor. Por lo tanto, debemos cambiarlos por
esperanza, fe, confianza y éxito, y esto se logra, leyendo la palabra de
Dios y orando.
Entonces les dirás: Porque vuestros padres me dejaron, dice Jehová, y
anduvieron en pos de dioses ajenos, y los sirvieron, y ante ellos se
postraron, y me dejaron a mí y no guardaron mi ley, y vosotros habéis
hecho peor que vuestros padres; porque he aquí que vosotros camináis
cada uno tras la imaginación de su malvado corazón, no oyéndome a mí
(Jeremías 16: 11-12).
El corazón alegre hermosea el rostro; más el dolor del corazón el
espíritu se abate. El corazón entendido busca la sabiduría; más la boca
de los necios se alimenta de las necedades. (Proverbios 15:13-14).
No lo que entra en la boca contamina al hombre; más lo que sale de la
boca, esto contamina al hombre.
Pero lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al
hombre. Porque del corazón salen los malos pensamientos, los
homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos
testimonios, las blasfemias.
Estas cosas (pensamientos) son las que contaminan al hombre; pero el
comer con las manos sin lavar no contamina al hombre. (Mateo 15:11 y 18-20).
Pero yo os dijo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya
adulteró con ella en su corazón (conciencia). Por tanto, si tu ojo
derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es
que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea
echado al infierno. (Mateo 5:28-29).
Porque donde esté vuestro tesoro, ahí estará también vuestro
corazón. (Mateo 6:21).
Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: Este pueblo
de labios me honra; más su corazón está lejos de mí. Pues en vano me
honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres.
(Mateo 15:8-9).
Porque cada árbol se conoce por su fruto; pues no se cosechan higos
de los espinos, ni de las zarzas se vendimian uvas. El hombre bueno,
del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal
tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del
corazón habla la boca. (San Lucas 6:43-45).
El bueno alcanzará favor de Jehová; más él condenará al hombre de
malos pensamientos. (Proverbios 12:2).
Circuncidaos a Jehová, y quitad el prepucio de vuestro corazón,
varones de Judá y moradores de Jerusalén; no sea que mi ira salga
como fuego, y se encienda y no haya quien la apague, por la maldad
de vuestras obras. (Jeremías 4: 4).
Recorred las calles de Jerusalén, y mirad ahora, e informaos; buscad
en sus plazas a ver si halláis hombre, si hay alguno que haga justicia,
que busque verdad; y yo la perdonaré.
Oh Jehová, ¿no miran tus ojos a la verdad? Los azotaste, y no les dolió;
los consumiste, y no quisieron recibir corrección, endurecieron sus
rostros más que la piedra, no quisieron convertirse.
Pero yo dije: Ciertamente éstos son pobres, han enloquecido, pues no
conocen el camino de Jehová, el juicio de su Dios. Iré a los grandes, y
les hablaré, porque ellos conocen el camino de Jehová, el juicio de su
Dios. Pero ellos también quebrantaron el yugo, rompieron las
coyundas. (Jeremías 5: 1-5).
Lava el corazón de maldad, oh Jerusalén, para que seas salva, ¿Hasta
cuándo permitirás en medio de ti los pensamientos de iniquidad?
(Jeremías 4: 14).
Tu camino y tus obras te hicieron esto; esta es tu maldad, por lo cual
amargura penetrará hasta tu corazón. (Jeremías 4: 18).
Quebrantamiento sobre quebrantamiento es anunciado; porque toda
la tierra es destruida; de repente son destruidas mis tiendas, en un
momento mis cortinas. ¿Hasta cuándo he de ver bandera, he de oír
sonido de trompeta?
Porque mi pueblo es necio, no me conocieron; son hijos ignorantes y
no son entendidos; sabios para hacer el mal, pero el bien no supieron.
Miré la tierra, y he aquí que estaba asolada y vacía; y a los cielos, y no
había en ellos luz. (Jeremías 4: 20-23). Véase también, el libro de Miqueas 1:3-12,
Oseas y Joel (Antiguo Testamento).
Porque resueltamente se rebelaron contra mí la casa de Israel y la
casa de Judá, dice Jehová. Negaron a Jehová, y dijeron: Él no es, y no
vendrá mal sobre nosotros, ni veremos espada ni hambre; antes los
profetas serán como viento, porque no hay en ellos palabra, así se
hará a ellos.
Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de los ejércitos: Porque dijeron
esta palabra, he aquí yo pongo mis palabras en tu boca por fuego, y a
este pueblo por leña, y los consumirá. (Jeremías 5: 11:14).
Corrígete, Jerusalén, para que no se aparte mi alma de ti, para que no
te convierta en desierto, en la tierra inhabitada. Así dijo Jehová de los
ejércitos: Del todo rebuscarán como a vid el resto de Israel; vuelve tu
mano como vendimiador entre los sarmientos. (Jeremías 6: 8-9).
Porque desde el más chico de ellos hasta el más grande, cada uno
sigue la avaricia, y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son
engañadores. Y curan la herida de mi pueblo con liviandad, diciendo:
Paz, Paz; y no hay paz. (Jeremías 6: 13-14).
Así dijo Jehová: Paraos en los caminos y mirad, y preguntad por las
sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis
descanso para vuestra alma. Más dijeron: No andaremos. (Jeremías 6: 16).
Oye, tierra: He aquí yo traigo mal sobre este pueblo, el fruto de sus
pensamientos; porque no escucharon mis palabras, y aborrecieron mi
ley.
Por tanto, Jehová dice esto: He aquí yo pongo a este pueblo tropiezos,
y caerán en ellos los padres y los hijos juntamente; el vecino y su
compañero perecerán. (Jeremías 6: 19 y 21).
Bienaventurados los perfectos de camino, los que andan en la ley de
Jehová. Bienaventurados los que guardan sus testimonios, y con todo
el corazón le buscan; pues no hacen iniquidad; los que andan en sus
caminos. (Salmos 119:1-3).
Jehová estableció en los cielos su trono, y su reino domina sobre
todos. (Salmos 103:19).
¡Cuán innumerables son tus obras, oh Jehová! Hiciste todas ellas con
sabiduría; la tierra está llena de tus beneficios. Envías tu Espíritu, son
creados, y renuevas la faz de la tierra. (Salmos 104:24 y 30).
Los cielos cuentan la gloria de Jehová Dios, el firmamento proclama la
obra de sus manos. Un día transmite al otro la noticia, una noche a la
otra comparte su saber (conocimiento).
Sin palabras, sin lenguaje, sin una voz perceptible, por toda la tierra
resuena su eco, !sus palabras llegan hasta los confines del mundo!
Yahvé ha plantado en los cielos un pabellón para el sol.
Y este, como novio que sale de la cámara nupcial, se apresta, cual
atleta, a recorrer el camino. Sale de un extremo de los cielos, y en su
recorrido, llega al otro extremo, sin que nada se libre de su calor.
La ley de Yahvé es perfecta: infunde nuevo aliento. El mandato de
Yahvé es digno de confianza: da sabiduría al sencillo. Los preceptos
de Yahvé son rectos: traen alegría al corazón. El mandamiento de
Yahvé es claro: da luz a los ojos;... quien los obedece recibe una gran
recompensa (Salmo 19: 1-11).
Gloriaos en su santo nombre; alégrese el corazón de los que
buscan a Jehová. Buscad a Jehová y su poder; buscad siempre su
rostro. (Salmos 105:3-4).
El pueblo de Israel por su desobediencia pasó 70 años como esclavo.
Porque tú has sido mi refugio, y torre fuerte delante del enemigo.
(Salmos 61:3).
Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; derramad delante de él
vuestro corazón; Dios es nuestro refugio. (Salmos 62:8).
Prepararé contra ti destruidores, cada uno con sus armas, y cortarán
tus cedros escogidos y los echarán en el fuego. Y muchas gentes
pasarán junto a esta ciudad, y dirán cada uno a su compañero: ¿Por
qué hizo así Jehová con esta gran ciudad?
Y se les responderá: Porque dejaron el pacto de Jehová su Dios, y
adoraron dioses ajenos y les sirvieron. (Jeremías 22:6-9)
¡Ay del que edifica su casa sin justicia, y sus salas sin equidad,
sirviéndose de su prójimo de balde, y no dándole el salario de su
trabajo¡ (Jeremías 22:13)
Tú hiciste señales y portentos en tierra de Egipto hasta este día, y en
Israel y entre los hombres; y le has hecho nombre, como se ve en el
día de hoy. (Éxodo 8: 1-30; 14: 1-30).
Y sacaste a tu pueblo Israel de la tierra de Egipto con señales y
portentos, con mano fuerte y brazo extendido, y con terror grande; y
les diste esta tierra, de la cual juraste a sus padres que se la darías, la
tierra que fluye leche y miel; y entraron, y la disfrutaron; pero no
oyeron tu voz, ni anduvieron en tu ley; nada hicieron de lo que les
mandaste hacer; por tanto, has hecho venir sobre ellos todo este mal.
He aquí que con arietes han acometido la ciudad para tomarla, y la
ciudad va a ser entregada en mano de los caldeos que pelean contra
ella, a causa de la espada, del hambre y de la pestilencia; ha venido,
pues, a suceder lo que tú dijiste, y he aquí lo estás viendo. (Jeremías
32:19-24)
Así ha dicho Jehová, que da el sol para luz del día, las leyes de la luna y
de las estrellas para luz de la noche, que parte el mar, y braman sus
ondas; Jehová de los ejércitos es su nombre. Si faltaren estas leyes
delante de mí, dice Jehová, también la descendencia de Israel faltará
para no ser nación delante de mí eternamente. (Jeremías 31:35-36)
He aquí que yo soy Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea
difícil para mí? (Jeremías 32:27)
Por lo tanto, así ha dicho Jehová: He aquí voy a entregar esta ciudad en
mano de los caldeos, y en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia, y
la tomará. (Jeremías 32:28)
La conducta de las mujeres y hombres hebreos, como podemos
apreciar después de pasar 400 años en esclavitud en tierra de los
egipcios (1600 a. C.), es decir, en Egipto forjaron su carácter y
personalidad de acuerdo con las costumbres y tradiciones de este
pueblo, y fue necesario pasar otros 70 años en esclavitud (585 a.C.).
Después, dice Jehová, entregaré a Sedequías rey de Judá, a sus criados,
al pueblo y a los que queden de la pestilencia, de la espada y del
hambre en la ciudad, en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia, en
mano de sus enemigos y de los que buscan sus vida, y él los herirá a
filo de espada; no los perdonará, ni tendrá compasión de ellos, ni tendrá
de ellos misericordia. (Jeremías 21: 4-7; 2 Crónicas 36: 11-16; 2 Reyes 24:
1-6, 10-20). Desde David a Sedequías habían pasado casi 600 años.
Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: He aquí, yo traigo
sobre esta ciudad y sobre todas sus villas todo el mal que hablé contra
ella; porque han endurecido su cerviz para no oír mis palabras.
(Jeremías 19:15).
Y Vendrá los caldeos que atacan esta ciudad, y la pondrán a fuego y la
quemarán, asimismo, las casas sobre cuyas azoteas ofrecieron incienso
a Baal y derramaron liberaciones a dioses ajenos, para provocarme a
ira. (Jeremías 32:29).
Porque los hijos de Israel y los hijos de Judá no han hecho sino lo malo
delante de mis ojos desde su juventud; porque los hijos de Israel no
han hecho más que provocarme a ira con la obra de sus manos, dice
Jehová. (Jeremías 32:30).
Así ha dicho Jehová Dios de Israel: He aquí yo vuelvo atrás las armas de
guerra que están en vuestras manos con que vosotros peleáis contra el
rey de Babilonia; y a los caldeos que están afuera de la muralla y os
tienen sitiados, yo los reuniré en medio de esta ciudad.
Pelearé contra vosotros con mano alzada y con brazo fuerte, con
furor y enojo e ira grande. Y heriré a los moradores de esta ciudad y a
los hombres y las bestias morirán de pestilencia grande.
Porque así ha dicho Jehová: He aquí, haré que seas un terror a ti mismo
y a todos los que bien te quieren, y caerán por la espada de sus
enemigos, y tus ojos lo verán; y a todo Judá entregaré en manos del
rey de Babilonia, y los llevará cautivos a Babilonia, y los matará a
espada.
Entregaré asimismo toda la riqueza de esta ciudad, todo su trabajo y
todas sus cosas preciosas; y daré todos los tesoros de los reyes de
Judá en manos de sus enemigos, y los saquearán, y los tomarán y los
llevarán a Babilonia. (Jeremías 20:4-5; 2 Reyes 24: 1-4; 25: 1: 1-26; 2
Crónicas 36: 5-21)
Entonces el Señor envió contra ellos, al rey de los babilonios
(Nabucodonosor, 587 a.C.), quien dentro del mismo templo mato a
espada a los jóvenes, y no tuvo compasión de los jóvenes ni de
doncellas, ni de los adultos ni de ancianos.
Todos los utensilios del templo de Jehová Dios , grandes y pequeños,
más los tesoros del templo y los del rey y sus oficiales, fueron llevados
a Babilonia .
Incendiaron el templo de Jehová Dios que había construido Salomón,
derribaron la muralla de Jerusalén, prendieron fuego a sus palacios y
destruyeron todos los objetos de valor que allí había (2 Crónicas 36: 17-
19).
A los que se salvaron de la muerte, el rey se los llevó a Babilonia, y
fueron esclavos suyos y de sus hijos por setenta años hasta el
establecimiento del reino persa (Ciro el Grande, 517 a.C.).
De este modo, se cumplió la Palabra que el Señor (Yahvé) había
pronunciado por medio del profeta Jeremías. La tierra disfruto de su
descanso sabático todo el tiempo que estuvo desolada, hasta que se
cumplieron setenta años (2 Crónicas 36: 20-21).
En el primer año del reinado de Ciro, rey Persia, el Señor dispuso el
corazón del rey para que este promulgará un Decreto en todo su reino,
y así, se cumpliera la palabra del Señor por medio del profeta
Jeremías... (Esdras 1:1).
Esto es lo que ordena Ciro (517 a.C), rey de Persia: El Señor, Dios del
cielo, que me ha dado todos los reinos de la tierra, me ha encargado
que le construya un templo en la ciudad de Jerusalén, que está en
Judá.
Por tanto, cualquiera que pertenezca a Judá, vaya a Jerusalén a
construir el templo del Señor, Dios de Israel, el Dios que habita en
Jerusalén; y que Dios los acompañe.
También ordenó, que los habitantes de cada lugar donde haya judíos
sobrevivientes, los ayuden dándoles plata, oro, bienes y ganado, y
ofrendas voluntarias para el templo de Jehová Dios en Jerusalén
(Esdrás 1: 2-4; 2 Crónicas 36: 22-23). Estamos en el año 535 a.C.
Regresemos 1100 años... El faraón iba acercándose, cuando los
israelitas se fijaron y vieron a los egipcios pisándoles los talones,
sintieron mucho miedo y clamaron a Jehová. Entonces le reclamaron a
Moisés... ¿Qué has hecho con nosotros? ¿Para qué nos sacaste de
Egipto? ... !Déjanos en Paz! !Preferimos servir a los egipcios! !Mejor nos
hubiera sido servir a los egipcios que morir en el desierto!
-No tengan miedo- les respondió Moisés - Mantengan sus posiciones,
que hoy mismo serán testigos de la salvación que Jehová Dios
realizará en favor de ustedes. A esos egipcios que hoy ven, !jamás
volverán a verlos! Ustedes quédense quietos, que Jehová Dios
presentará batalla por ustedes. (Éxodo 14:10-14).
Pero Jehová Dios le dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? !Ordena a los
israelitas que se pongan en marcha. Y tú, levanta tu vara, extiende tu
brazo sobre el mar y divide las aguas, para que los israelitas la crucen
sobre terreno seco. (Éxodo 14: 15).
Yo voy a endurecer el corazón de los egipcios, para que los
persigan. !Voy a cubrirme de gloria a costa del faraón, y de sus carros y
jinetes! Y cuando me haya cubierto de gloria a costa de ellos, los
egipcios sabrán que yo soy Jehová el Señor.
Entonces el ángel de Jehová, que marchaba al frente del ejército
israelita, se dio vuelta y fue a situarse detrás de este. Lo mismo
sucedió con la columna de nube, que dejó su puesto de vanguardia y
se desplazó hacia la retaguardia, quedando entre los egipcios y los
israelitas.
Durante toda la noche, la nube fue oscuridad para unos y luz para
otros, así que, en toda esa noche no pudieron acercarse los unos a los
otros.
Moisés entendió su brazo sobre el mar, y toda la noche el Señor envió
sobre el mar, un recio viento del este que lo hizo retroceder,
convirtiéndolo en tierra seca.
Las aguas del mar se dividieron, y los israelitas lo cruzaron sobre tierra
seca. El mar era para ellos una muralla de agua a la derecha y otra a la
izquierda.
Los egipcios los persiguieron, todos los caballos y carros del faraón. Y
todos los jinetes, entraron en el mar tras ellos. Cuando ya estaba por
amanecer, el Señor miró al ejército egipcio desde la columna de fuego
y de nube, y sembró la confusión entre ellos: hizo que las ruedas de
sus carros se atascaran, de modo que, se les hacía muy difícil avanzar.
Entonces exclamaron los egipcios: !Alejémonos de los israelitas, pues,
el Señor Jehová está peleando por ellos y contra nosotros. Entonces el
señor le dijo a Moisés: Extiende tu brazo sobre el mar, para que las
aguas se vuelvan contra los egipcios y contra sus carros y jinetes.
... al recobrar las aguas su estado normal, se tragaron a todos los
carros y jinetes del faraón, y a todo el ejército que había entrado al
mar para perseguir a los israelitas, ninguno de ellos, quedó con vida
(Éxodo 14: 17-29).
Los israelitas, sin embargo, cruzaron el mar sobre tierra seca, pues,
para ellos el mar formó una muralla de agua a la derecha y otra a la
izquierda.
En ese día el Señor (Yahvé) salvó a Israel del poder de Egipto. Los
israelitas vieron los cadáveres de los egipcios tendidos en la orilla del
mar. Y al ver los israelitas el gran poder que el Señor había desplegado
en contra de los egipcios, temieron a Jehová y creyeron en él y en su
siervo Moisés (Éxodo 14: 30-31).
El hombre será saciado de bien del fruto de su boca; y le será pagado
según las obras de sus manos. (Proverbios 12:14).
Del fruto de su boca el hombre comerá el bien… (Proverbios 13:2).
El que guarda su boca y su lengua su alma guarda de angustias.
(Proverbios 21:23).
La muerte y la vida están en PODER DE LA LENGUA. (Proverbios 18:21).
Te has enlazado con las palabras de tu boca, y has quedado preso en los
dichos de tus labios. (Proverbios 6:2).
¿Por qué es importante cuidar y observar nuestras expresiones o
palabras?
La blanca respuesta quita la ira; más la palabra áspera hace subir el
furor. La lengua de los sabios adornará la sabiduría; más la boca de los
necios hablará sandeces. (Proverbios 14:1-2).
La lengua apacible es árbol de vida; más la perversidad de ella es
quebrantamiento de espíritu. (Proverbios 14:4).
ELÍAS TISBITA Y LA VIUDA DE SAREPTA DE SIDÓN.
Entonces Elías tisbita, que era de los moradores de Galaad, dijo a Acab:
Vive Jehová Dios de Israel, en cuya presencia estoy, que no habrá
lluvia ni rocío en estos años, sino por mi palabra. (1 Reyes 17:1).
Y vino a él palabra de Jehová, diciendo: Apártate de aquí, y vuélvete al
oriente, y escóndete en el arroyo de Querit, que está frente al Jordán.
Beberás del arroyo; y yo he mandado a los cuervos que te den allí de
comer.
Y él se fue e hizo conforme a la palabra de Jehová; pues se fue a vivir
junto al arroyo de Querit, que está frente al Jordán. Y los cuervos le
traían pan y carne por la mañana, y pan y carne por la tarde; y bebía del
arroyo.
Pasando algunos días, se secó el arroyo, porque no había llovido sobre
la tierra. (1 Reyes 17:2-7).
Vino luego a él palabra de Jehová, diciendo: Levántate, vete a
Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una
mujer viuda que te sustente.
Entonces él se levantó y se fue a Sarepta. Y cuando llegó a la puerta de
la ciudad, he aquí una mujer viuda que estaba allí recogiendo leña; y él
la llamó, y le dijo: Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso,
para que beba.
Y yendo ella para traérsela, él la volvió a llamar, y le dijo: Te ruego que
me traigas también un bocado de pan en tu mano.
Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido;
solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite
en una vasija; y ahora recogía dos leños, para entrar y prepararlo para
mí y para mi hijo, para que lo comamos y nos dejemos morir.
Elías le dijo: No tengas temor; ve haz como has dicho; pero hazme a mí
primero de ello una pequeña torta cocida debajo de la ceniza, y
tráemela; y después harás para ti y para tu hijo.
Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja
no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que
Jehová haga llover sobre la faz de la tierra.
Entonces ella fue e hizo como dijo Elías; y comió él, y ella, y su casa,
muchos días. Y la harina de la tinaja no escaseó, ni el aceite de la vasija
menguó, conforme a la palabra que Jehová había dicho por Elías. (1
Reyes 17:8-16).
Este gran profeta (Elías), vivió en los tiempos de Acab, rey de Israel y
su reino lo tenía en Samaria, Gobernó veintidós años mientras que Asa,
era rey de Judá (1 Reyes 16: 21-27 [Omri rey de Israel] y 1 Reyes 16: 20).
Acab hizo lo malo ante los ojos de Jehová, más que todos los que
reinaron antes de él. Tomó por mujer a Jezabel, hija del rey de los
sidonios, y fue y sirvió a Baal, y lo adoró. E hizo altar a Baal, en el
templo de Baal que él edificó en Samaria, también hizo una imagen de
Asera; esto provocó la ira de Jehová Dios de Israel. (1 Reyes 16:29-33).
Pasados muchos días, vino palabra de Jehová a Elías en el tercer año,
diciendo: Ve, muéstrate a Acab (rey de Israel), y yo haré llover sobre la
faz de la tierra… y el hambre era grave en Samaria. (1 Reyes 18:1-2).
Los tres hebreos son echados al horno ardiente en Babilonia.
Habló Nabucodonosor y les dijo: ¿Es verdad, Sadrac, Mesac y Abed-
nego, que vosotros no honráis a mi dios, ni adoráis la estatua de oro
que he levantado? Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey
Nabucodonosor, diciendo:
No es necesario que te respondamos sobre este asunto.
He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de
fuego ardiendo. Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses,
ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado. (Daniel 3:14 y
16-18).
Y mandó a hombres muy vigorosos que tenía en su ejército, que
atasen a Sadrac, Mesac y Abed-nego, para echarlos en el horno de
fuego ardiendo. Entonces estos varones fueron atados con sus mantos,
sus calzas, sus turbantes y sus vestidos, y fueron echados adentro del
horno de fuego ardiendo. (Daniel 3: 20-23).
Y como la orden del rey era apremiante, y lo habían calentado mucho,
la llama del fuego mató a aquellos que habían alzado a Sadrac, Mesac
y Abed-nego.
Y estos tres varones, cayeron atados dentro del horno de fuego
ardiendo. (Daniel 3: 22-23).
Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó
apresuradamente y dijo a los de su consejo: ¿No echaron a tres
varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad,
oh rey.
Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en
medio del fuego sin sufrir ningún daño; y el aspecto del cuarto es
semejante a hijo de los dioses. Entonces Nabucodonosor se acercó a
la puerta del horno de fuego ardiendo, y dijo:
Sadrac, Mesac y Abed-nego, siervos del Dios Altísimo, salid y
venid. Entonces Sadrac, Mesac y Abed-nego salieron de en
medio del fuego.
Y se juntaron los sátrapas, los gobernadores, los capitanes y los
consejeros del rey, para mirar a estos varones, cómo el fuego no había
tenido poder alguno sobre sus cuerpos, ni aun el cabello de sus
cabezas se había quemado; sus ropas estaban intactas, y ni siquiera
olor de fuego tenían. (Daniel 3: 24-27).
Entonces Nabucodonosor dijo:
Bendito sea el Dios de ellos, de Sadrac, Mesac y Abed-nego, que
envió su ángel y libró a sus siervos que confiaron en él, y que no
cumplieron el edicto del rey, y entregaron sus cuerpos antes que
servir y adorar a otro dios que su Dios. (Daniel 3: 28).
Por lo tanto, decreto que todo pueblo, nación o lengua que dijere
blasfemia contra el Dios de Sadrac, Mesac y Abed-nego, sea
descuartizado, y su casa convertida en muladar; por cuanto no hay
dios que pueda librar como éste. Entonces el rey engrandeció a Sadrac,
Mesac y Abed-nego en la provincia de Babilonia. (Daniel 3: 29).
Nabucodonosor rey, a todos los pueblos, naciones y lenguas que
moran en toda la tierra: Paz os sea multiplicada. Conviene que yo
declare las señales y milagros que el Dios Altísimo ha hecho conmigo.
¡Cuán grandes son sus señales, y cuán potente sus maravillas! Su reino,
reino sempiterno, y su señorío de generación en generación. (Daniel 4:
1-3).
Las palabras de los impíos son asechanzas para derramar sangre; más
la boca de los rectos los librará. (Proverbios 12:6).
La boca de los sabios esparce sabiduría; no así el corazón de los necios.
(Proverbios 15:7).
Ejemplo de este poder, lo vemos en la mujer con flujo de sangre.
Y he aquí una mujer enferma de flujo de sangre desde hacía doce
años, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; porque
decía dentro de sí: Si tocaré solamente su manto, seré salva.
Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha
salvado. Y la mujer fue salva desde aquella hora. (Mateo 9:20-21).
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de
ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás
justificado, y por tus palabras serás condenado. (Mateo 12:36-37).
Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el
mar; y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron,
diciendo; ¡Un Fantasma! y dieron voces de miedo. (Mateo 14:22-32)
Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; soy yo, no
temáis! Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda
que yo vaya a ti sobre las aguas.
Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las
aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y
comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame!
En estos cuatro casos, vemos la mano de Jehová Dios cuidando de sus
siervos. El primero de ellos, es la mujer que hacía mucho tiempo tenía
ese malestar muy grave por doce años, al parecer sin ninguna
esperanza, dado que, ya había recurrido a todas aquellas posibilidades.
En el caso de los discípulos, que se asustaron de gran manera por el
fuerte viento y las olas del mar, clamaron por ayuda y les fue dado
conforme a su corazón. Todos ellos, fueron socorridos.
Regresemos al año 800 a.C., en el reinado de Jeroboam...En aquel
tiempo Abías hijo de Jeroboam cayó enfermo. Y dijo Jeroboam a su
mujer: Levántate ahora y disfrázate, para que no te conozcan que eres
la mujer de Jeroboam, y ve a Silo; porque allá está el profeta Ahías, el
que me dijo que yo había de ser rey sobre este pueblo.
Y la mujer de Jeroboam lo hizo así; y se levantó y fue a Silo, y vino a
casa de Ahías. Y ya no podía ver Ahías, porque sus ojos se habían
oscurecido a causa de su vejez. Más Jehová había dicho a Ahías:
He aquí que la mujer de Jeroboam vendrá a consultarte por su hijo,
que está enfermo; así y así le responderás, pues cuando ella viniere,
vendrá disfrazada.
Cuando Ahías oyó el sonido de sus pies, al entrar ella por la puerta,
dijo: Entra, mujer de Jeroboam. ¿Por qué te finges otra? He aquí yo soy
enviado a ti con revelación dura. Ve y di a Jeroboam:
Así dijo Jehová Dios de Israel: Por cuanto yo te levanté de en
medio del pueblo, y te hice príncipe sobre mi pueblo Israel, y rompí el
reino de la casa de David y te lo entregué a ti, y tú no has sido como
David mi siervo, que guardó mis mandamientos y anduvo en pos de mí
con todo su corazón, haciendo solamente lo recto delante de mis ojos.
Sino que hiciste lo malo sobre todos los que han sido antes de ti, pues
fuiste y te hiciste dioses ajenos e imágenes de fundición para
enojarme, y a mí me echaste tras tus espaldas.
Por tanto, he aquí que yo traigo mal sobre la casa de Jeroboam, y
destruiré de Jeroboam todo varón, así el siervo como el libre de
Israel; barreré la posteridad de la casa de Jeroboam como se barre el
estiércol, hasta que sea acabada.
El que muera de los de Jeroboam en la ciudad, lo comerán los perros,
y el que muera en el campo, los comerán las aves del cielo; porque
Jehová lo ha dicho. Y tú levántate y vete a tu casa; y al poner el pie en
la ciudad, morirá el niño. (2 Reyes 14: 1-11).
Jehová sacudirá a Israel al modo que la caña se agita en las aguas; y él
arrancará a Israel de esta buena tierra que había dado a sus padres, y
los esparcirá más allá del Éufrates, por cuanto han hecho sus
imágenes de Asera, enojando a Jehová.
Y él entregará a Israel por los pecados de Jeroboam, el cual pecó y ha
hecho pecar a Israel.
Entonces la mujer de Jeroboam se levantó y se marchó, y vino a Tirsa;
y entrando ella por el umbral de la casa, el niño murió. Y lo enterraron,
y lo endechó todo Israel, conforme a la palabra de Jehová, la cual él
había hablado por su siervo el profeta Ahías.
El tiempo que reinó Jeroboam fue veintidós años; y habiendo
dormido con sus padres, reinó en su lugar Nadab su hijo. (1 Reyes 14:
14-20).
Por su parte, Roboam hijo de Salomón reinó en Judá. De cuarenta y un
años era Roboam cuando comenzó a reinar, y diecisiete años reinó en
Jerusalén, ciudad que Jehová eligió de todas las tribus de Israel, para
poner allí su nombre.
Estos hechos ocurrieron aproximadamente en el año 800 a.C.
El nombre de su madre fue Naama, amonita. Y Judá hizo lo malo ante
los ojos de Jehová, y le enojaron más que todo lo que sus padres
habían hecho en sus pecados que cometieron.
Porque ellos, también se edificaron lugares altos, estatuas, e
imágenes de Asera, en todo collado alto y debajo de todo árbol
frondoso. Hubo también sodomitas en la tierra, e hicieron conforme a
todas las abominaciones de las naciones que Jehová había echado
delante de los hijos de Israel. (1 Reyes 14: 21-24).
De veinticinco años era Joacim cuando comenzó a reinar, y once años
reino en Jerusalén. El nombre de su madre fue Zebuda hija de Pedaías,
de Ruma. E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, conforme a todas las
cosas que sus padres habían hecho. Esto ocurrió en el año 620 a.C.
En su tiempo subió en campaña Nabucodonosor rey de Babilonia.
Joacim vino a ser su siervo por tres años, pero luego volvió y se rebeló
contra él. Pero Jehová envió contra Joacim tropas de caldeos, tropas
de sirios, tropas de moabitas y tropas de amonitas, los cuales envió
contra Judá para que la destruyesen, conforme la palabra de Jehová
que había hablado por sus siervos los profetas. (2 Reyes 22: 1-2).
De dieciocho años era Joaquín cuando comenzó a reinar, y reinó en
Jerusalén tres meses. El nombre de su madre fue Nehusta hija de
Elnatán, de Jerusalén. E hizo lo malo ante los ojos de Jehová,
conforme todas las cosas que había hecho su padre.
En aquel tiempo subieron contra Jerusalén, los siervos de
Nabucodonosor rey de Babilonia, y la ciudad fue visitada. Vino
también Nabucodonosor rey de Babilonia contra la ciudad, cuando los
siervos la tenían sitiada.
Entonces salió Joaquín rey de Judá al rey de Babilonia, él y su madre,
sus siervos, sus príncipes y sus oficiales, y lo prendió el rey de
Babilonia en el octavo año de su reinado. (2 Reyes 24: 8-12). Para que
se cumpliese la palabra de Dios (2 Crónicas 36: 20-22).
Y sacó de allí todos los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros de la
casa real, y rompió en pedazos todos los utensilios de oro que había
hecho Salomón rey de Israel en la casa de Jehová, como Jehová había
dicho.
Y se llevó en cautiverio a toda Jerusalén, a todos los príncipes, y a
todos los hombres valientes, hasta diez mil cautivos, y a todos los
artesanos y herreros; no quedó nadie, excepto los pobres del pueblo
de la tierra.
Asimismo llevo cautivos a Babilonia a Joaquín, a la madre del rey, a las
mujeres del rey, a sus oficiales y a los poderosos de la tierra; cautivos
los llevó de Jerusalén a Babilonia.
A todos los hombres de guerra, que fueron siete mil, y a los artesanos
y herreros, que fueron mil, y a todos los valientes para hacer la guerra,
llevó cautivos el rey de Babilonia.
Y el rey de Babilonia puso por rey en lugar de Joaquín a Matanías su
tío, y le cambió el nombre por el de Sedequías. (2 reyes 24: 8-17, y 2
Crónicas 36: 19-22).
De veintiún años era Sedequías cuando comenzó a reinar, y reinó en
Jerusalén once años. El nombre de su madre fue Hamutal hija de
Jeremías, de Libria. E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, conforme a
todo lo que había hecho Joacim.
Vino, pues, la ira de Jehová contra Jerusalén y Judá, hasta que los
echó de su presencia. Y Sedequías se rebeló contra el rey de Babilonia.
(2 Reyes 24: 18-20).
Y el ejército de los caldeos siguió al rey, y los apresó en las llanuras de
Jericó, habiendo sido dispersado todo su ejército. Preso, pues, el rey,
le trajeron al rey de Babilonia en Ribla, y pronunciaron contra él
sentencia.
Degollaron a los hijos de Sedequías (su nombre inicial era Matanías tío
de Joaquín) en presencia suya, y a Sedequías le sacaron los ojos, y
atado con cadenas lo llevaron a Babilonia. (2 Reyes 25: 1-7).
Como se puede apreciar en estos párrafos anteriores, la conducta de
los Israelitas se volvía a repetir como en el tiempo que fueron
gobernados por jueces, veamos el siguiente texto:
Más acontecía que al morir el juez, ellos volvían atrás, y se corrompían
más que sus padres, siguiendo a dioses ajenos para servirles, e
inclinándose delante de ellos; y no se apartaban de sus obras, ni de su
obstinado camino.
Desde Moisés y durante el gobierno de los jueces y reyes, los hebreos
no fueron capaces de cambiar su conducta y entregar su corazón...
Y la ira de Jehová se encendió contra Israel, y dijo: Por cuanto este
pueblo traspasa mi pacto que ordené a sus padres, y no obedece mi
voz, tampoco yo volveré más a arrojar de delante de ellos a ninguna
de las naciones que dejó Josué cuando murió; para probar con ellas a
Israel, si procurarían o no seguir el camino de Jehová, andando en él,
como lo siguieron sus padres... (Jueces 2: 19-23).
Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová
vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra
en la tierra a la cual pasarán vosotros para tomarla; para que temas a
Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos
que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu
vida, para que tus días sean prologados.
Oye, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya
bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha
dicho Jehová el dios de tus padres. (Deuteronomio 6: 1-3).
Porque ¿qué es el hombre, para que oiga la voz del Dios viviente que
habla de en medio del fuego, como nosotros la oímos, y aún vida?
(Deuteronomio 5: 26).
¡Quién diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen y guardasen
todos los días todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos
les fuese bien para siempre!. (Deuteronomio 5: 29).
Mirad, pues, que hagáis como Jehová vuestro Dios os ha mandado; no
os apartéis a diestra ni a siniestra. Andad en todo el camino que
Jehová vuestro Dios os ha mandado, para que viváis y os vaya bien, y
tengáis largos días en la tierra que habéis de poseer. (Deuteronomio 5:
32-33).
Circuncidaos a Jehová, y quitad el prepucio de vuestro corazón,
varones de Judá y moradores de Jerusalén; no sea que mi ira salga
como fuego, y se encienda y no haya quien la apague, por la maldad
de vuestras obras. (Jeremías 4: 4).
Recorred las calles de Jerusalén, y mirad ahora, e informaos; buscad
en sus plazas a ver si halláis hombre, si hay alguno que haga justicia,
que busque verdad; y yo la perdonaré.
Oh Jehová, ¿no miran tus ojos a la verdad? Los azotaste, y no les dolió;
los consumiste, y no quisieron recibir corrección, endurecieron sus
rostros más que la piedra, no quisieron convertirse.
Pero yo dije: Ciertamente éstos son pobres, han enloquecido, pues no
conocen el camino de Jehová, el juicio de su Dios. Iré a los grandes, y
les hablaré, porque ellos conocen el camino de Jehová, el juicio de su
Dios. Pero ellos también quebrantaron el yugo, rompieron las
coyundas. (Jeremías 5: 1-5).
Lava el corazón de maldad, oh Jerusalén, para que seas salva, ¿Hasta
cuándo permitirás en medio de ti los pensamientos de iniquidad?
(Jeremías 4: 14).
Tu camino y tus obras te hicieron esto; esta es tu maldad, por lo cual
amargura penetrará hasta tu corazón. (Jeremías 4: 18).
Quebrantamiento sobre quebrantamiento es anunciado; porque toda
la tierra es destruida; de repente son destruidas mis tiendas, en un
momento mis cortinas. ¿Hasta cuándo he de ver bandera, he de oír
sonido de trompeta?
Porque mi pueblo es necio, no me conocieron; son hijos ignorantes y
no son entendidos; sabios para hacer el mal, pero el bien no supieron.
Miré la tierra, y he aquí que estaba asolada y vacía; y a los cielos, y no
había en ellos luz. (Jeremías 4: 20-23).
Porque resueltamente se rebelaron contra mí la casa de Israel y la
casa de Judá, dice Jehová. Negaron a Jehová, y dijeron: Él no es, y no
vendrá mal sobre nosotros, ni veremos espada ni hambre; antes los
profetas serán como viento, porque no hay en ellos palabra, así se
hará a ellos.
Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de los ejércitos: Porque dijeron
esta palabra, he aquí yo pongo mis palabras en tu boca por fuego, y a
este pueblo por leña, y los consumirá. (Jeremías 5: 11:14).
Corrígete, Jerusalén, para que no se aparte mi alma de ti, para que no
te convierta en desierto, en la tierra inhabitada. Así dijo Jehová de los
ejércitos: Del todo rebuscarán como a vid el resto de Israel; vuelve tu
mano como vendimiador entre los sarmientos. (Jeremías 6: 8-9).
Porque desde el más chico de ellos hasta el más grande, cada uno
sigue la avaricia, y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son
engañadores. Y curan la herida de mi pueblo con liviandad, diciendo:
Paz, Paz; y no hay paz. (Jeremías 6: 13-14).
Así dijo Jehová: Paraos en los caminos y mirad, y preguntad por las
sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis
descanso para vuestra alma. Más dijeron: No andaremos. (Jeremías 6:
16).
Oye, tierra:
He aquí yo traigo mal sobre este pueblo, el fruto de sus
pensamientos; porque no escucharon mis palabras, y aborrecieron
mi ley. Por tanto, Jehová dice esto: He aquí yo pongo a este pueblo
tropiezos, y caerán en ellos los padres y los hijos juntamente; el
vecino y su compañero perecerán. (Jeremías 6: 19 y 21).
Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone
carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová.
Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien,
sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra
despoblada y deshabitada.
Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová.
Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la
corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que
su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de
dar fruto.
Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo
conocerá?
Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón,
para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus
obras. (Jeremías 17: 6-10).
Porque mis ojos están sobre todos sus caminos, los cuales no se me
ocultaron, ni su maldad se esconde de la presencia de mis ojos.
Pero primero pagaré al doble su iniquidad y su pecado; porque
contaminaron mi tierra con los cadáveres de sus ídolos, y de sus
abominaciones llenaron mi heredad. (Jeremías 16: 17-18).
…; pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y
vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su
rostro para no oír.
Porque vuestras manos están contaminadas de sangre, y vuestros
dedos de iniquidad; vuestros labios pronuncian mentira, habla maldad
vuestra lengua.
No hay quien clame por la justicia, ni quien juzgue por la verdad;
confían en vanidad, y hablan vanidades; conciben maldades, y dan a
luz iniquidad. (Isaías 59: 1-3).
Sus pies corren al mal, se apresuran para derramar la sangre inocente,
sus pensamientos, pensamientos de iniquidad; destrucción y
quebrantamiento hay en sus caminos.
No conocieron camino de paz, no hay justicia en sus caminos; sus
veredas son torcidas; cualquiera que por ellas fuere, no conocerá paz.
Por esto se alejó de nosotros la justicia, y no nos alcanzó la rectitud;
esperamos luz, y he aquí tinieblas; resplandores, y andamos en
oscuridad.
Palpamos la pared como ciegos, y andamos a tientas como sin ojos;
tropezamos a mediodía como de noche; estamos en lugares oscuros
como muertos. Gruñimos como osos todos nosotros, y gemimos
lastimeramente como palomas; esperamos justicia, y no la hay;
salvación, se alejó de nosotros.
Porque nuestras rebeliones se han multiplicado delante de ti, y
nuestros pecados han atestiguado contra nosotros, porque con
nosotros están nuestras iniquidades, y conocemos nuestros pecados.
El prevaricar y mentir contra Jehová, y el apartarse de en pos de
nuestro Dios; el hablar calumnia y rebelión, concebir y proferir de
corazón palabras de mentira.
Y el derecho se retiró, y la justicia se puso lejos; porque la verdad
tropezó en la plaza, y la equidad no pudo venir.
Y la verdad fue detenida, y el que se apartó del mal fue puesto en
prisión; y lo vio Jehová, y desagradó a sus ojos, porque pereció el
derecho. (Isaías 59: 7-13).
Y vendrá el Redentor a Sion, y a los que se volvieren de la iniquidad en
Jacob, dice Jehová.
Y este será mi pacto con ellos, dijo Jehová: El Espíritu mío que está
sobre ti, y mis palabras que puse en tu boca, no faltarán de tu boca, ni
de la boca de tus hijos, ni de la boca de los hijos de tus hijos, dijo
Jehová, desde ahora y para siempre. (Isaías 59: 20-21).
Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová,
tú lo sabes. Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles:
Huesos secos, oíd palabra de Jehová.
Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar
espíritu en vosotros, y viviréis. Y pondré tendones sobres vosotros, y
haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en
vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que, yo soy Jehová. (Ezequiel 37:
3-6).
Profeticé, pues, como me fue mandado, y hubo un ruido mientras yo
profetizaba, y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada
hueso con su hueso.
Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió, y la piel cubrió
por encima de ellos; pero no había en ellos espíritu.
Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al
espíritu: Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro
vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán.
Y profetice como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y
vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo.
Me dijo luego: Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de
Israel: He aquí, ellos dicen: Nuestros huesos se secaron, y pereció
nuestra esperanza, y somos del todos destruidos.
Por tanto, profetiza, y diles:
Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros
sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os
traeré a la tierra de Israel.
Y sabréis que yo soy Jehová, cuando abra vuestros sepulcros, y os
saque de vuestras sepulturas, pueblo mío. Y pondré mi Espíritu en
vosotros y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis
que yo Jehová hablé, y lo hice, dice Jehová. (Ezequiel 37: 7-14).
…, y les dirás: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo a los
hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré
de todas partes, y los traeré a su tierra, y los haré una nación en la
tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y
nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos
reinos.
Ni se contaminarán ya más con sus ídolos, con sus abominaciones y
con todas sus rebeliones, y los salvaré de todas sus rebeliones con las
cuales pecaron, y los limpiaré y me serán por pueblo, y yo a ellos por
Dios. (Ezequiel 37: 21-23).
Habitarán en la tierra que di a mi siervo Jacob, en la cual habitaron
vuestros padres, en ella habitarán ellos, sus hijos y los hijos de sus
hijos para siempre; y mi siervo David será príncipe de ellos para
siempre.
Y haré con ellos pacto de paz, pacto perpetuo será con ellos; y los
estableceré y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para
siempre.
Estará en medio de ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y
ellos me serán por pueblo. Y sabrán las naciones que yo Jehová
santifico a Israel, estando mi santuario en medio de ellos para siempre.
(Ezequiel 37: 25-28).
Y enseñarán a mi pueblo a hacer diferencia entre lo santo y lo profano,
y les enseñarán a discernir entre lo limpio y lo no limpio.
En los casos de pleito ellos estarán para juzgar; conforme a mis juicios
juzgarán; y mis leyes y mis decretos guardarán en todas mis fiestas
solemnes, y santificarán mis días de reposo.
No se acercarán a hombre muerto para contaminarse; pero por padre
o madre, o hijo o hija, hermano, o hermana que no haya tenido marido,
sí podrán contaminarse. Y después de su purificación, le contarán
siete días. (Ezequiel 44: 23-25).
Y toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos
dos ríos, vivirá; y habrá muchísimos peces por haber entrado allá estas
aguas, y recibirán sanidad, y vivirá todo lo que entrare en este río.
(Ezequiel 47: 9).
Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas,
limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu,
perfeccionando la santidad en el temor de Dios. (2 corintios 7:1).
Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que
por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que
vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos. (2 Corintios 8: 9).
Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará
escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente
también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con
tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.
Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a
fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente,
abundéis para toda buena obra; como está escrito:
Repartió, dio a los pobres; su justicia permanece para siempre. (2
Corintios 9:6-9).
Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne;
porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en
Dios para la destrucción de fortaleza, derribando argumentos y toda
altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando
cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo. (2 Corintios 10: 3-5).
Más el que se gloríe, gloríese en el Señor; porque no es aprobado el
que se alaba a sí mismo, sino aquel a quien Dios alaba. (2 Corintios 10:
17-18).
Pero temo que como la serpiente con su astucia engaño a Eva,
vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera
fidelidad a Cristo.
Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos
predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro
evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis; y pienso que en
nada ha sido inferior a aquellos grandes apóstoles. (2 Corintio 11: 3-5).
Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltare
desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero
de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera;
respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. (2
Corintios 12: 7-8).
Y me ha dicho:
Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la
debilidad. Por lo tanto, de buena gana me gloriaré más bien en
mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.
Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas,
en necesidades; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. (2
Corintios 12: 9-10).
Porque aunque fue crucificado en debilidad, vive por el poder de Dios.
Pues también nosotros somos débiles en él, pero viviremos con él por
el poder de Dios para con vosotros. (2 Corintios 13: 4).
Por lo cual nos gozamos de que seamos nosotros débiles, y que
vosotros estéis fuertes; y aun oramos por vuestra perfección. (2
Corintios 13: 9).
COMISIÓN QUE DA JESUCRISTO PARA LOS DOCE APÓSTOLES
Después de esto, habiendo convocado a sus doce discípulos, les dio
potestad para lanzar los espíritus inmundos, y curar toda especie de
dolencias y enfermedades.
A estos doce envió Jesús después de instruirlos, diciendo: no vayan
por camino de gentiles ni entren en ciudad de samaritanos, sino vayan
a las ovejas de la casa de Israel que se han extraviado y cuando vayan,
proclamen diciendo: “el reino del cielo se ha acercado”. Sanen
enfermos, limpien leprosos, expulsen espíritus malignos. De gracia
recibieron, den de gracia. (Mateo, capitulo 18:18).
De cierto les digo, que todo lo que aten en la tierra, será atado en el
cielo y lo que desaten en la tierra, será desatado en el cielo. (Mateo,
capitulo 18:18).
Les dijo otra vez: si dos de ustedes se ponen de acuerdo en la tierra
sobre cualquier cosa que quieran pedir, lo tendrán de parte de mi
padre que está en el cielo, porque donde estén dos o tres reunidos en
mi nombre, allí estaré yo entre ellos. (Mateo, 18:19-20).
Cuando llegó el día de Pentecostés estaban todos unánimes juntos...
Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en
otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen (Hechos de los
Apóstoles 2: 4).
LOS MILAGROS REALIZADOS POR JESUCRISTO
1.- SANA A UN LEPROSO.
Habiendo descendido del monte, grandes multitudes lo seguían. Y he
aquí que llegó un leproso y postrándose ante él, le dijo: Señor mío, si
quieres puedes sanarme. Extendiendo Jesús su mano, lo tocó y dijo, sé
sano. Y fue sanado de su lepra inmediatamente. (Mateo, capitulo 8:1-
3).
2.- SANA AL SIERVO DE UN CENTURIÓN.
Al entrar Jesús en Capernaúm, se le acercó un centurión y le suplicó,
diciendo: Señor mío, mi sirviente yace en cama, paralítico y en gran
aflicción. Jesús le dijo: yo iré a sanarlo. El centurión contestó, diciendo:
Señor mío, no me considero digno de que entres bajo mi techo, sino
sólo di la palabra y mi sirviente sanará, porque yo también soy hombre
bajo autoridad con soldados bajo mi mando y si digo a este e, él va, y
al otro: ven, y él viene, y a mi sirviente: haz esto y lo hace. (Mateo, 8:5-
11).
3.- SANA A LA SUEGRA DE SIMÓN PEDRO.
Al llegar Jesús a la casa de Simón, vio a la suegra de éste que yacía en
cama con fiebre y tocándole la mano, la fiebre la dejó y ella se levantó
y los atendía, al atardecer le trajeron a muchos que tenían espíritus
malignos y con la palabra expulso de ellos a los espíritus malignos y sanó
a todos los que tenían alguna enfermedad, para que tuviera
cumplimiento lo dicho por medio del profeta Isaías, que dijo: él
tomará nuestras aflicciones y llevará nuestras enfermedades. (Mateo,
8:14-17).
4.- REPRENDE UNA VIOLENTA TEMPESTAD.
Cuando Jesús abordó la barca, sus discípulos lo abordaron junto con él
y he aquí, se desató una violenta tempestad en el mar, de tal manera
que las olas inundaban la barca, pero Jesús dormía. Acercándose
luego sus discípulos lo despertaron y le decían: ¡Señor nuestro,
sálvanos que perecemos! Jesús les dijo: ¿por qué han tenido miedo,
hombres de poca fe? Entonces se puso de pie y habiendo reprendido a
los vientos y al mar, se produjo una gran quietud. Entonces aquellos
varones, maravillados, dijeron: ¿Quién es éste a quien los vientos y el
mar le obedecen? (Mateo, capitulo 8:23-27).
5.- LOS GADARENOS POSEÍDOS POR ESPÍRITUS MALIGNOS.
Habiendo llegado Jesús a la ribera opuesta, a la región de los
Gadarenos, le salieron al encuentro en entre los sepulcros dos varones
con espíritus malignos, a tal grado malvados que nadie podía pasar
por ese camino. (Mateo, capitulo 8:28-24).
6.- UN PARALÍTICO ES RESTAURADO Y PERDONADO POR
JESUCRISTO.
… y abordaron la barca, cruzó al otro lado y llegó a su ciudad y le
llevaron un paralítico tendido en una camilla, cuando Jesús vio la fe de
ellos, dijo al paralítico: ten ánimo, tus pecados te son perdonados, hijo
mío. (Mateó, 9:1-2).
7.- La mujer que tocó el manto de Jesucristo y la resurrección de una
niña
Mientras él les hablaba estas cosas, llegó cierto dirigente que,
acercándose, se postró ante él y dijo: mi hija ha muerto hoy, pero ven
e imponle tu mano y ella volverá a vivir. Entonces Jesús y sus
discípulos, levantándose, lo siguieron. En eso, cierta mujer que había
sufrido de flujo de sangre desde hacía doce años, se le acercó por
detrás y tocó el borde de su manto, porque decía para sí: si tan sólo
toco su ropa, quedaré sana. Entonces Jesús, volviéndose y mirándola,
le dijo: hija mía, ten ánimo, tu fe te ha sanado. Y desde ese momento
la mujer quedó sana. (Mateo, capitulo 9:18-25).
8.- LIBERA Y SANA A UN MUDO.
Cuando Jesús se retiraba, le trajeron un mudo que tenía un espíritu
maligno y después de que fue expulsado el espíritu maligno, el que
había estado mudo habló y las multitudes estaban asombradas y
exclamaban: ¡jamás se había visto cosa semejante en Israel! Pero los
fariseos decían: él expulsa a los espíritus malignos por el príncipe de
los espíritus malignos. (Mateo, capitulo 9:32-34).
9.- DOS CIEGOS SON SANADOS POR JESUCRISTO.
Cuando se retiraba de allí, lo siguieron dos ciegos gritando y diciendo:
¡hijo de David! ¡Ten misericordia de nosotros! Después de haber
llegado a la casa se le acercaron los ciegos y Jesús les dijo: ¿Creen qué
puedo hacer esto? Ellos contestaron: sí, Señor nuestro. Entonces les
tocó los ojos, diciendo: tal como han creído les sea hecho.
Y les fueron abiertos los ojos al instante y Jesús les advirtió, diciendo:
miren que nadie lo sepa, pero ellos salieron y divulgaron su fama por
toda aquella región. (Mateo, capitulo 9:27-31).
10.- SANA A LA HIJA DE UNA MUJER PAGANA.
Levantándose Jesús de allí, se fue a los límites de Tiro y de Sidón y
entró en cierta casa y no quería que nadie se enterara, pero no pudo
ocultarse, sino que inmediatamente oyó acerca de él una mujer que
tenía una hija con un espíritu inmundo y vinieron se postró a sus pies.
Era una mujer gentil de fenicia, de Siria, que le suplicaba que echara
fuera de su hija al espíritu maligno. Pero Jesús le dijo... (Marcos,
capitulo 7:24-30).
11.- SANA A UN SORDOMUDO.
Jesús volvió a salir de los límites de Tiro y Sidón y vino al mar de Galilea,
a los límites de Decápolis y le trajeron a uno que era sordomudo y le
suplicaron que le impusiera la mano y lo sacó de la multitud a solas y
poniéndole los dedos en los oídos, escupió, tocó su lengua y alzando
los ojos al cielo, suspiró y dijo: ¡sé abierto! (Marcos, capitulo 7:31-37).
12.- SANIDAD DE UN HOMBRE QUE TENÍA UNA MANO SECA.
Marchándose Jesús de allí, fue a su sinagoga. Y se encontraba allí
cierto varón cuya mano estaba seca y ara poder acusarlo, le
preguntaron, diciendo: ¿está permitido sanar en día de reposo? Él les
contestó: ¿qué hombre hay entre ustedes que teniendo una sola oveja,
si ésta cae en el pozo en día de reposo, no la toma y la rescata? Pues
¡cuánto más importante es un hombre que una oveja! Por tanto, está
permitido hacer el bien en día de reposo.
Luego dijo al varón: extiende tu mano y él extendió su mano y le fue
restaurada como la otra. (Mateo, 12:9-13).
13.- Jesucristo realiza muchas sanidades junto al mar de Galilea
Partiendo Jesús de allí, llegó junto al mar de Galilea, ascendió a un
monte y reposó allí. Acudieron entonces a él grandes multitudes,
trayendo consigo a cojos, ciegos, mudos, lisiados y muchos otros y los
ponían a los pies de Jesús y él los sanaba, de modo que, quedaron
admiradas las multitudes cuando veían que los mudos hablaban, que a
los lisiados se les restauraba, que los cojos caminaban y que los ciegos
veían. Y glorificaban al Dios de Israel. (Mateo, capitulo 15:29-31).
14.- LA FE DE LA MUJER CANANEA.
Y se marchó Jesús de allí, dirigiéndose a los límites de Tiro y Sidón y he
aquí que una mujer cananea de aquellos entornos salió gritando y dijo:
¡Ten misericordia de mí, Señor mío, hijo de David! Un espíritu maligno
manipula perversamente a mi hija. Pero él no le respondió palabra.
Acercándose entonces sus discípulos, le suplicaron y dijeron:
despídela, pues viene gritando detrás de nosotros. Contestándoles él,
dijo: no he sido enviado sino a las ovejas descarriadas de la casa de
Israel.
Pero acercándose ella, se postro ante él, diciendo: ¡ayúdame, Señor
mío! Jesús le dijo: no está bien tomar el pan de los hijos y arrojárselos
a los perros, pero ella contestó: sí, Señor mío, pero hasta los perros
comen de las migajas que caen de las mesas de sus amos y
sobreviven. Entonces Jesús le dijo: ¡Oh mujer grande es tu fe! Que te
sea hecho conforme a tu anhelo. Y su hija fue restaurada en ese
mismo momento. (Mateo, capitulo 15:21-28).
15.- SANA A DOS CIEGOS EN JERICÓ.
Cuando salió Jesús de Jericó, una gran multitud iba en pos de él y he
aquí, al escuchar que Jesús iba pasando, dos ciegos que estaban
sentados a un lado del camino gritando, diciendo: ¡Señor nuestro, Hijo
de David, ten misericordia de nosotros! Y las multitudes los
exhortaban a que guardaran silencio, pero ellos alzaban la voz y
decían: ¡Señor nuestro, hijo de David, ten misericordia de nosotros!
Ellos le dijeron: Señor nuestro, que nuestros ojos sean abiertos.
Teniendo Jesús misericordia de ellos, les tocó los ojos y al instante les
fueron abiertos los ojos y lo siguieron. (Mateo, capitulo 20:29-34).
16.- ALIMENTACIÓN MILAGROSA DE CUATRO MIL PERSONAS.
Mas Jesús, convocados sus discípulos, dijo: Me causan compasión
estos pueblos, porque tres días hace ya que perseveran en mi
compañía, y no tienen qué comer; y no quiero despedirlos en ayuna,
no sea que desfallezcan en el camino.
Pero sus discípulos le respondieron: ¿Cómo podremos hallar en este
lugar desierto bastantes panes para saciar a tanta gente? Jesús les dijo:
¿Cuántos panes tenéis? Respondieron: Siete, con algunos pececillos.
Entonces mandó a la gente que se sentase en tierra. Y le cogiendo a
los siete panes y los peces, dadas las gracias o hecha la oración, los
partió y dio a sus discípulos, y los discípulos los repartieron al pueblo.
Y comieron todos, y quedaron satisfechos. Y de los pedazos que
sobraron, llenaron siete espuertas. Los que comieron eran cuatro mil
hombres, sin contar los niños y las mujeres. (Mateo, capitulo 15:32-38).
Como podemos apreciar en estos pasajes y líneas anteriores, durante
los tres años del ministerio del Señor Jesucristo, sanó a una gran
cantidad de personas que estaban atadas a espíritus, y a
enfermedades incurables, así mismo también, les hablo al pueblo de
las cualidades de Jehová Dios. A los discípulos les dio potestad para
curar enfermedades y echar fuera demonios, sin embargo, enfatizó
que lo mejor es no afanarse por el mañana y procurar que nuestro
nombre este escrito en el libro de la vida. Además, debemos de hacer
todo lo posible para glorificar y alabar a Jehová.
Nos dejó una manera de cómo orar a nuestro Padre celestial creador
del cielo y de la tierra, y nos exhorto a ser cuidadosos de no descuidar
leer las escrituras (palabra de Dios) y orar constantemente a nuestro
Padre que está en los cielos. Es decir, debemos de tener una
comunión y comunicación diaria a través de la oración y la lectura de la
Biblia. Puesto que en cada uno de los 66 libros, encontramos consuelo
a nuestra alma.
Nos deja en claro que, todas las cosas que él hizo cuando estuvo en la
tierra, cualquiera de nosotros podemos hacerlas y aún mayores,
siempre y cuando, recibiéramos el poder de lo alto y la unción del
Espíritu Santo.
Sin olvidar que el propósito fundamental es buscar el reino de Dios y su
justicia... Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose
lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes (Mandamientos,
Estatutos y Decretos) (Mateo 25: 14).
Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que
tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. Cinco de ellas, eran
prudentes y cinco insensatas... y a la media noche se oyó un
clamor: !Aquí viene el esposo; salid a recibirle!
Pero mientras las insensatas fueron a comprar aceite... vino el esposo.
Población de Jerusalén y Judá en los tiempos de David.
Se cree que en los tiempos del Rey David, tenía una población de 1, 470,
000 y la distribución de la población se ubicaba de la manera siguiente:
Tabla 1.- Distribución de la población por grupos etarios.
Edad (años) Cantidad Mujeres Hombres
0-4 102, 900 (7%) 53, 312 49, 588
5-17 396, 165 (26.95%) 205, 253 190, 912
18-30 303, 408 (20.64%) 157, 196 146, 212
31-50 269, 745 (18.35%) 139, 567 130, 178
51-60 221, 382 (15.06%). 114, 698 106, 684
61 y más 176, 400 (12%) 91, 393 85, 007
Total 1, 470, 000 761, 095 708, 905
La cantidad de 499, 065 eran niños y adolescentes menores de 18 años, y
la cantidad de 970, 935 personas eran mayores de 18 años hasta 65 y más
edad.
Había quizás algunos 381, 432 hogares en el año 900 a.C., toda esta
población se ubicaba en la ciudad de Judá, Siquem, Belén, Samaria,
Jerusalén y en otros lugares en la tierra de Canaán.
Gracias a la Biblia, y sus 66 libros con 1773 págs., (39 libros del antiguo
Testamento, y 27 libros del Nuevo Testamento), tenemos una historia
muy enriquecida de 395 años, más los 535 años, después que regresa el
pueblo de Israel del cautiverio de Babilonia. En Egipto estuvieron
cautivos 400 años y desde Moisés hasta Babilonia fueron 1150 años.
Del año 1000 a.C., hasta el año 605 a.C., el pueblo vivió gobernado
por reyes y príncipes, y después, paso a esclavitud 70 años en Babilonia
hasta el año 535 a.C., y después, regresó a sus tierras siendo, Esdras
Sacerdote, y Nehemías viene a ser gobernador, se encargan de la
reconstrucción de la ciudad y del templo de Dios con la ayuda del pueblo.
(Esdrás 1: 1-11 y Nehemías 1: 1-11).
POBLACIÓN DE ISRAEL Y SUS CIUDADES PRINCIPALES.
Actualmente en el año 2018, y ahora constituido desde 1947 como una
nación, Israel con una población de 8, 500, 745 y la distribución, se ubica
de la manera siguiente:
Tabla 2.- Distribución de la población por grupos etarios, Israel 2018.
Edad (años) Cantidad Mujeres Hombres
0-4 595, 052 (7%) 301, 096 293, 956
5-17 2, 290, 951
(26.95%)
1, 159, 221 1, 131 730
18-30 1, 754, 554 (20.64%) 887, 804 866, 750
31-50 1, 559, 887 (18.35%) 789, 302 770, 585
51-60 1, 280, 212
(15.06%).
647, 787 632, 425
61 y más 1, 020, 089 (12%) 516, 165 503, 924
Total 8, 500, 745 4, 301, 375 4, 199, 370
La cantidad de 2, 886, 003 son niños y adolescentes menores de 18 años,
y la cantidad de 5, 614, 742 son mayores de 18 a 61 y más años.
Hay quizás algunos 2, 058, 605 hogares actualmente, toda esta población
se ubicaba en las ciudades de Judá, Jerusalén y en otros lugares en la
tierra de Canaán.
Ramón Ruiz Limón, Cuitláhuac Ruiz López y Nicole Ruiz Álvarez
México, a 12 Enero 1990.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Estudio el anticristo
Estudio el anticristoEstudio el anticristo
Estudio el anticristo
PastorSapper
 
Mitos de la creación
Mitos de la  creaciónMitos de la  creación
Mitos de la creación
M Edith Fernandez
 
PANORAMA DEL ANTIGUO TESTAMENTO revisado
PANORAMA DEL ANTIGUO TESTAMENTO revisadoPANORAMA DEL ANTIGUO TESTAMENTO revisado
PANORAMA DEL ANTIGUO TESTAMENTO revisado
Oscar M Briones- Silva
 
El Anticristo, Ya Existe
El Anticristo, Ya ExisteEl Anticristo, Ya Existe
El Anticristo, Ya Existe
Miguel Rodriguez
 
El Anticristo Completo / Final solo Hipotesis.
El Anticristo Completo / Final solo Hipotesis.El Anticristo Completo / Final solo Hipotesis.
El Anticristo Completo / Final solo Hipotesis.
guitarforce
 
Genesis
GenesisGenesis
Genesis
Laura Davila
 
J.34. las-dos_cosechas
J.34.  las-dos_cosechasJ.34.  las-dos_cosechas
J.34. las-dos_cosechas
IBE Callao
 
El Anticristo
El AnticristoEl Anticristo
El Anticristo
j. jarbe
 
Revistacreacion2014
Revistacreacion2014Revistacreacion2014
Revistacreacion2014
CRISTELLITO
 
09 Los primeros padres desobedecieron a Dios
09 Los primeros padres desobedecieron a Dios09 Los primeros padres desobedecieron a Dios
09 Los primeros padres desobedecieron a Dios
Catequista Primera Comunion
 
Estudio de Apocalipsis y su aplicación a los tiempos
Estudio de Apocalipsis y su aplicación a los tiemposEstudio de Apocalipsis y su aplicación a los tiempos
Estudio de Apocalipsis y su aplicación a los tiempos
Daisy Malave
 
El anticristo-ya-existe
El anticristo-ya-existeEl anticristo-ya-existe
El anticristo-ya-existe
Adonay Rojas Ortiz
 
Leccion 21 El secreto biblico de la prosperidad financiera
Leccion 21 El secreto biblico de la prosperidad financieraLeccion 21 El secreto biblico de la prosperidad financiera
Leccion 21 El secreto biblico de la prosperidad financiera
Juan Bautista Castro
 
3 el regreso de cristo 3
3   el regreso de cristo 33   el regreso de cristo 3
3 el regreso de cristo 3
Felix Zambrano
 
Comprendiendo el Libro de Génesis.
Comprendiendo el Libro de Génesis.Comprendiendo el Libro de Génesis.
Comprendiendo el Libro de Génesis.
R.J. ÁNGEL
 
El sello de Dios y los 144.000
El sello de Dios y los 144.000El sello de Dios y los 144.000
El sello de Dios y los 144.000
Luis Alfredo Morales Pérez
 
Estudio de la Teologia de las Dos Casas
Estudio de la Teologia de las Dos CasasEstudio de la Teologia de las Dos Casas
Estudio de la Teologia de las Dos Casas
Daisy Malave
 
Shemita
ShemitaShemita
Shemita
Mario777
 
Profecía 70 semanas de Daniel
Profecía 70 semanas de DanielProfecía 70 semanas de Daniel
Profecía 70 semanas de Daniel
Jorge Mario Alvarez Restrepo
 

La actualidad más candente (19)

Estudio el anticristo
Estudio el anticristoEstudio el anticristo
Estudio el anticristo
 
Mitos de la creación
Mitos de la  creaciónMitos de la  creación
Mitos de la creación
 
PANORAMA DEL ANTIGUO TESTAMENTO revisado
PANORAMA DEL ANTIGUO TESTAMENTO revisadoPANORAMA DEL ANTIGUO TESTAMENTO revisado
PANORAMA DEL ANTIGUO TESTAMENTO revisado
 
El Anticristo, Ya Existe
El Anticristo, Ya ExisteEl Anticristo, Ya Existe
El Anticristo, Ya Existe
 
El Anticristo Completo / Final solo Hipotesis.
El Anticristo Completo / Final solo Hipotesis.El Anticristo Completo / Final solo Hipotesis.
El Anticristo Completo / Final solo Hipotesis.
 
Genesis
GenesisGenesis
Genesis
 
J.34. las-dos_cosechas
J.34.  las-dos_cosechasJ.34.  las-dos_cosechas
J.34. las-dos_cosechas
 
El Anticristo
El AnticristoEl Anticristo
El Anticristo
 
Revistacreacion2014
Revistacreacion2014Revistacreacion2014
Revistacreacion2014
 
09 Los primeros padres desobedecieron a Dios
09 Los primeros padres desobedecieron a Dios09 Los primeros padres desobedecieron a Dios
09 Los primeros padres desobedecieron a Dios
 
Estudio de Apocalipsis y su aplicación a los tiempos
Estudio de Apocalipsis y su aplicación a los tiemposEstudio de Apocalipsis y su aplicación a los tiempos
Estudio de Apocalipsis y su aplicación a los tiempos
 
El anticristo-ya-existe
El anticristo-ya-existeEl anticristo-ya-existe
El anticristo-ya-existe
 
Leccion 21 El secreto biblico de la prosperidad financiera
Leccion 21 El secreto biblico de la prosperidad financieraLeccion 21 El secreto biblico de la prosperidad financiera
Leccion 21 El secreto biblico de la prosperidad financiera
 
3 el regreso de cristo 3
3   el regreso de cristo 33   el regreso de cristo 3
3 el regreso de cristo 3
 
Comprendiendo el Libro de Génesis.
Comprendiendo el Libro de Génesis.Comprendiendo el Libro de Génesis.
Comprendiendo el Libro de Génesis.
 
El sello de Dios y los 144.000
El sello de Dios y los 144.000El sello de Dios y los 144.000
El sello de Dios y los 144.000
 
Estudio de la Teologia de las Dos Casas
Estudio de la Teologia de las Dos CasasEstudio de la Teologia de las Dos Casas
Estudio de la Teologia de las Dos Casas
 
Shemita
ShemitaShemita
Shemita
 
Profecía 70 semanas de Daniel
Profecía 70 semanas de DanielProfecía 70 semanas de Daniel
Profecía 70 semanas de Daniel
 

Similar a El poder del pensamiento y la palabra del hombre

El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamientoEl poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
Euler
 
23 isa 51.01-12
23 isa 51.01-1223 isa 51.01-12
23 isa 51.01-12
Fabiana Tejeda
 
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdfTema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
asociacion
 
LA CREACION GIME
LA CREACION GIMELA CREACION GIME
LA CREACION GIME
Cristianos Hispanos
 
LA AGENDA 2030 - DESPOBLACIÓN MUNDIAL
LA AGENDA 2030 - DESPOBLACIÓN MUNDIALLA AGENDA 2030 - DESPOBLACIÓN MUNDIAL
LA AGENDA 2030 - DESPOBLACIÓN MUNDIAL
452400598
 
Religión 5°P.pdf
Religión 5°P.pdfReligión 5°P.pdf
Religión 5°P.pdf
AlidaHuamaniCuadros
 
NOCHE Y DÍA DE ORACIÓN 24/7 POR LA GRAN COSECHA MUNDIAL
NOCHE Y DÍA DE ORACIÓN 24/7 POR LA GRAN COSECHA MUNDIALNOCHE Y DÍA DE ORACIÓN 24/7 POR LA GRAN COSECHA MUNDIAL
NOCHE Y DÍA DE ORACIÓN 24/7 POR LA GRAN COSECHA MUNDIAL
Amando Su Venida
 
Pentateuc-P.P..pptx
Pentateuc-P.P..pptxPentateuc-P.P..pptx
Pentateuc-P.P..pptx
JoseAmaya49
 
Guía 4. Marta Cisternas. 8 básico. Religión. Unidad 1. Somos responsables de ...
Guía 4. Marta Cisternas. 8 básico. Religión. Unidad 1. Somos responsables de ...Guía 4. Marta Cisternas. 8 básico. Religión. Unidad 1. Somos responsables de ...
Guía 4. Marta Cisternas. 8 básico. Religión. Unidad 1. Somos responsables de ...
AdrianCSurco
 
23. se contradicen la ciencia y la biblia
23.  se contradicen la ciencia y la biblia23.  se contradicen la ciencia y la biblia
23. se contradicen la ciencia y la biblia
Luis Angulo
 
01 gen 06_16-07_24
01 gen 06_16-07_2401 gen 06_16-07_24
01 gen 06_16-07_24
Fa Sanchez
 
Ooparts-Evidencias.pdf
Ooparts-Evidencias.pdfOoparts-Evidencias.pdf
Ooparts-Evidencias.pdf
WilmerPattyMena
 
Taller VII sociales
Taller  VII socialesTaller  VII sociales
Taller VII sociales
Pedagogical University
 
Creacion vs evolución parte 1
Creacion vs evolución parte 1Creacion vs evolución parte 1
Creacion vs evolución parte 1
Tito Ortega
 
31 19 los hechos de los apóstoles helena white www.gftaognosticaespiritual.org
31 19 los hechos de los apóstoles helena white  www.gftaognosticaespiritual.org31 19 los hechos de los apóstoles helena white  www.gftaognosticaespiritual.org
31 19 los hechos de los apóstoles helena white www.gftaognosticaespiritual.org
Gran Fratervidad Tao Gnostica Espiritual Org
 
El Pentateuco
El PentateucoEl Pentateuco
El Pentateuco
antso
 
Isaias 35
Isaias 35Isaias 35
manifiesto de los cuatro seres vivientes
manifiesto de los cuatro seres vivientesmanifiesto de los cuatro seres vivientes
manifiesto de los cuatro seres vivientes
Rave Gutierrez
 
07 por espejo, oscuramente
07 por espejo, oscuramente07 por espejo, oscuramente
07 por espejo, oscuramente
chucho1943
 
LA CREACIÓN Y LA CIENCIA.pdf
LA CREACIÓN Y LA CIENCIA.pdfLA CREACIÓN Y LA CIENCIA.pdf
LA CREACIÓN Y LA CIENCIA.pdf
PatriciaMorgado10
 

Similar a El poder del pensamiento y la palabra del hombre (20)

El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamientoEl poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
 
23 isa 51.01-12
23 isa 51.01-1223 isa 51.01-12
23 isa 51.01-12
 
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdfTema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
 
LA CREACION GIME
LA CREACION GIMELA CREACION GIME
LA CREACION GIME
 
LA AGENDA 2030 - DESPOBLACIÓN MUNDIAL
LA AGENDA 2030 - DESPOBLACIÓN MUNDIALLA AGENDA 2030 - DESPOBLACIÓN MUNDIAL
LA AGENDA 2030 - DESPOBLACIÓN MUNDIAL
 
Religión 5°P.pdf
Religión 5°P.pdfReligión 5°P.pdf
Religión 5°P.pdf
 
NOCHE Y DÍA DE ORACIÓN 24/7 POR LA GRAN COSECHA MUNDIAL
NOCHE Y DÍA DE ORACIÓN 24/7 POR LA GRAN COSECHA MUNDIALNOCHE Y DÍA DE ORACIÓN 24/7 POR LA GRAN COSECHA MUNDIAL
NOCHE Y DÍA DE ORACIÓN 24/7 POR LA GRAN COSECHA MUNDIAL
 
Pentateuc-P.P..pptx
Pentateuc-P.P..pptxPentateuc-P.P..pptx
Pentateuc-P.P..pptx
 
Guía 4. Marta Cisternas. 8 básico. Religión. Unidad 1. Somos responsables de ...
Guía 4. Marta Cisternas. 8 básico. Religión. Unidad 1. Somos responsables de ...Guía 4. Marta Cisternas. 8 básico. Religión. Unidad 1. Somos responsables de ...
Guía 4. Marta Cisternas. 8 básico. Religión. Unidad 1. Somos responsables de ...
 
23. se contradicen la ciencia y la biblia
23.  se contradicen la ciencia y la biblia23.  se contradicen la ciencia y la biblia
23. se contradicen la ciencia y la biblia
 
01 gen 06_16-07_24
01 gen 06_16-07_2401 gen 06_16-07_24
01 gen 06_16-07_24
 
Ooparts-Evidencias.pdf
Ooparts-Evidencias.pdfOoparts-Evidencias.pdf
Ooparts-Evidencias.pdf
 
Taller VII sociales
Taller  VII socialesTaller  VII sociales
Taller VII sociales
 
Creacion vs evolución parte 1
Creacion vs evolución parte 1Creacion vs evolución parte 1
Creacion vs evolución parte 1
 
31 19 los hechos de los apóstoles helena white www.gftaognosticaespiritual.org
31 19 los hechos de los apóstoles helena white  www.gftaognosticaespiritual.org31 19 los hechos de los apóstoles helena white  www.gftaognosticaespiritual.org
31 19 los hechos de los apóstoles helena white www.gftaognosticaespiritual.org
 
El Pentateuco
El PentateucoEl Pentateuco
El Pentateuco
 
Isaias 35
Isaias 35Isaias 35
Isaias 35
 
manifiesto de los cuatro seres vivientes
manifiesto de los cuatro seres vivientesmanifiesto de los cuatro seres vivientes
manifiesto de los cuatro seres vivientes
 
07 por espejo, oscuramente
07 por espejo, oscuramente07 por espejo, oscuramente
07 por espejo, oscuramente
 
LA CREACIÓN Y LA CIENCIA.pdf
LA CREACIÓN Y LA CIENCIA.pdfLA CREACIÓN Y LA CIENCIA.pdf
LA CREACIÓN Y LA CIENCIA.pdf
 

Más de Euler

La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdfLa mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
Euler
 
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdfSectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Euler
 
El hombre interior y Cristo.pdf
El hombre interior y Cristo.pdfEl hombre interior y Cristo.pdf
El hombre interior y Cristo.pdf
Euler
 
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
Euler
 
El desarrollo psicosocial del sujeto 02
El desarrollo psicosocial del sujeto 02El desarrollo psicosocial del sujeto 02
El desarrollo psicosocial del sujeto 02
Euler
 
La mente humana y la autoobservacion 1986
La mente humana y la autoobservacion 1986La mente humana y la autoobservacion 1986
La mente humana y la autoobservacion 1986
Euler
 
La mente humana y la autoobservacion
La mente humana y la autoobservacionLa mente humana y la autoobservacion
La mente humana y la autoobservacion
Euler
 
Estudio de la conciencia humana
Estudio de la conciencia humanaEstudio de la conciencia humana
Estudio de la conciencia humana
Euler
 
Literatura y el metodo didactico
Literatura y el metodo didacticoLiteratura y el metodo didactico
Literatura y el metodo didactico
Euler
 
La honestidad y el encuentro consigo mismo
La honestidad y el encuentro consigo mismoLa honestidad y el encuentro consigo mismo
La honestidad y el encuentro consigo mismo
Euler
 
La honestidad y el encuentro son consigo mismo
La honestidad y el encuentro son  consigo mismoLa honestidad y el encuentro son  consigo mismo
La honestidad y el encuentro son consigo mismo
Euler
 
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de DesarrolloPlaneación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
Euler
 
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
Euler
 
Retos y desafios mexico 2019 ramon ruiz
Retos y desafios  mexico 2019 ramon ruizRetos y desafios  mexico 2019 ramon ruiz
Retos y desafios mexico 2019 ramon ruiz
Euler
 
Dichos de la boca y pensamientos 1996
Dichos de la boca y pensamientos 1996Dichos de la boca y pensamientos 1996
Dichos de la boca y pensamientos 1996
Euler
 
El poder de dichos de la boca y pensamientos
El poder de dichos de la boca y pensamientosEl poder de dichos de la boca y pensamientos
El poder de dichos de la boca y pensamientos
Euler
 
El proposito de la vida 2000
El proposito de la vida 2000El proposito de la vida 2000
El proposito de la vida 2000
Euler
 
La biblia
La bibliaLa biblia
La biblia
Euler
 
El Poder de los Dichos de la Boca y del Pensamiento
El Poder de los Dichos de la Boca y del PensamientoEl Poder de los Dichos de la Boca y del Pensamiento
El Poder de los Dichos de la Boca y del Pensamiento
Euler
 
El Poder de los Dichos de la Boca y de los Pensamientos
El Poder de los Dichos de la Boca y de los Pensamientos El Poder de los Dichos de la Boca y de los Pensamientos
El Poder de los Dichos de la Boca y de los Pensamientos
Euler
 

Más de Euler (20)

La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdfLa mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
 
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdfSectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdf
 
El hombre interior y Cristo.pdf
El hombre interior y Cristo.pdfEl hombre interior y Cristo.pdf
El hombre interior y Cristo.pdf
 
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
 
El desarrollo psicosocial del sujeto 02
El desarrollo psicosocial del sujeto 02El desarrollo psicosocial del sujeto 02
El desarrollo psicosocial del sujeto 02
 
La mente humana y la autoobservacion 1986
La mente humana y la autoobservacion 1986La mente humana y la autoobservacion 1986
La mente humana y la autoobservacion 1986
 
La mente humana y la autoobservacion
La mente humana y la autoobservacionLa mente humana y la autoobservacion
La mente humana y la autoobservacion
 
Estudio de la conciencia humana
Estudio de la conciencia humanaEstudio de la conciencia humana
Estudio de la conciencia humana
 
Literatura y el metodo didactico
Literatura y el metodo didacticoLiteratura y el metodo didactico
Literatura y el metodo didactico
 
La honestidad y el encuentro consigo mismo
La honestidad y el encuentro consigo mismoLa honestidad y el encuentro consigo mismo
La honestidad y el encuentro consigo mismo
 
La honestidad y el encuentro son consigo mismo
La honestidad y el encuentro son  consigo mismoLa honestidad y el encuentro son  consigo mismo
La honestidad y el encuentro son consigo mismo
 
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de DesarrolloPlaneación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
 
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
 
Retos y desafios mexico 2019 ramon ruiz
Retos y desafios  mexico 2019 ramon ruizRetos y desafios  mexico 2019 ramon ruiz
Retos y desafios mexico 2019 ramon ruiz
 
Dichos de la boca y pensamientos 1996
Dichos de la boca y pensamientos 1996Dichos de la boca y pensamientos 1996
Dichos de la boca y pensamientos 1996
 
El poder de dichos de la boca y pensamientos
El poder de dichos de la boca y pensamientosEl poder de dichos de la boca y pensamientos
El poder de dichos de la boca y pensamientos
 
El proposito de la vida 2000
El proposito de la vida 2000El proposito de la vida 2000
El proposito de la vida 2000
 
La biblia
La bibliaLa biblia
La biblia
 
El Poder de los Dichos de la Boca y del Pensamiento
El Poder de los Dichos de la Boca y del PensamientoEl Poder de los Dichos de la Boca y del Pensamiento
El Poder de los Dichos de la Boca y del Pensamiento
 
El Poder de los Dichos de la Boca y de los Pensamientos
El Poder de los Dichos de la Boca y de los Pensamientos El Poder de los Dichos de la Boca y de los Pensamientos
El Poder de los Dichos de la Boca y de los Pensamientos
 

Último

Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanzaFundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
iamgaby0724
 
Presentación sector la arenita_paijan pptx
Presentación sector la arenita_paijan pptxPresentación sector la arenita_paijan pptx
Presentación sector la arenita_paijan pptx
Aracely Natalia Lopez Talavera
 
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍACINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
Fernández Gorka
 
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza .pdf
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza .pdfFundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza .pdf
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza .pdf
AnaisMundaray
 
Elmer crizologo rojas.pdf aplicaciones en internet
Elmer crizologo rojas.pdf aplicaciones en internetElmer crizologo rojas.pdf aplicaciones en internet
Elmer crizologo rojas.pdf aplicaciones en internet
Elmer Crizologo Rojas
 
Los acontecimientos finales de la tierra.pdf
Los acontecimientos finales de la tierra.pdfLos acontecimientos finales de la tierra.pdf
Los acontecimientos finales de la tierra.pdf
Alejandrino Halire Ccahuana
 
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdfGui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
FRANCISCO PAVON RABASCO
 
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
MiNeyi1
 
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo Ccesa007.pdf
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo  Ccesa007.pdfInstructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo  Ccesa007.pdf
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP AlfaresProgramación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Alfaresbilingual
 
FRASE CÉLEBRE OLÍMPICA EN ROMPECABEZAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
FRASE CÉLEBRE OLÍMPICA EN ROMPECABEZAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAFRASE CÉLEBRE OLÍMPICA EN ROMPECABEZAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
FRASE CÉLEBRE OLÍMPICA EN ROMPECABEZAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
JAVIER SOLIS NOYOLA
 
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un polígono sobre otro
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un  polígono sobre otroUESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un  polígono sobre otro
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un polígono sobre otro
Docente Informático
 
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptxLa orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
PaolaAlejandraCarmon1
 
Evaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdf
Evaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdfEvaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdf
Evaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdf
EfranMartnez8
 
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdfDIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
Alfaresbilingual
 
princupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdf
princupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdfprincupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdf
princupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdf
Elvis Bailón de la Cruz
 
Los Recursos Naturales como Base de la Economía
Los Recursos Naturales como Base de la EconomíaLos Recursos Naturales como Base de la Economía
Los Recursos Naturales como Base de la Economía
JonathanCovena1
 
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
carla526481
 
Qué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptxQué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptx
saradocente
 
ELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdf
ELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdfELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdf
ELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdf
DaliaAndrade1
 

Último (20)

Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanzaFundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
 
Presentación sector la arenita_paijan pptx
Presentación sector la arenita_paijan pptxPresentación sector la arenita_paijan pptx
Presentación sector la arenita_paijan pptx
 
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍACINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
 
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza .pdf
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza .pdfFundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza .pdf
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza .pdf
 
Elmer crizologo rojas.pdf aplicaciones en internet
Elmer crizologo rojas.pdf aplicaciones en internetElmer crizologo rojas.pdf aplicaciones en internet
Elmer crizologo rojas.pdf aplicaciones en internet
 
Los acontecimientos finales de la tierra.pdf
Los acontecimientos finales de la tierra.pdfLos acontecimientos finales de la tierra.pdf
Los acontecimientos finales de la tierra.pdf
 
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdfGui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
 
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
 
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo Ccesa007.pdf
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo  Ccesa007.pdfInstructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo  Ccesa007.pdf
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo Ccesa007.pdf
 
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP AlfaresProgramación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
 
FRASE CÉLEBRE OLÍMPICA EN ROMPECABEZAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
FRASE CÉLEBRE OLÍMPICA EN ROMPECABEZAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAFRASE CÉLEBRE OLÍMPICA EN ROMPECABEZAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
FRASE CÉLEBRE OLÍMPICA EN ROMPECABEZAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un polígono sobre otro
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un  polígono sobre otroUESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un  polígono sobre otro
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un polígono sobre otro
 
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptxLa orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
 
Evaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdf
Evaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdfEvaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdf
Evaluacion-Formativa-Nueva Escuela Mexicana NEM-ok.pdf
 
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdfDIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
 
princupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdf
princupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdfprincupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdf
princupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdf
 
Los Recursos Naturales como Base de la Economía
Los Recursos Naturales como Base de la EconomíaLos Recursos Naturales como Base de la Economía
Los Recursos Naturales como Base de la Economía
 
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
 
Qué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptxQué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptx
 
ELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdf
ELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdfELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdf
ELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdf
 

El poder del pensamiento y la palabra del hombre

  • 1. El poder del pensamiento y la palabra de Jehová Dios. Desde hace más de cuatro mil años, sin lugar a dudas, en cualquier parte del mundo, más de alguna persona se ha preguntado hasta el día de hoy, cómo fue creado el planeta tierra y todas las formas de vida que existen, y esto es debido al asombro, de los más de 112 elementos de la tabla periódica, que a la fecha se conoce, gracias al trabajo realizado por científicos desde el año de 1600. En estos últimos cuatrocientos años, la ciencia y la tecnología, indudablemente, han logrado innumerables avances en diferentes disciplinas científicas, sin embargo, aún siguen varias preguntas por resolver, como las siguientes: 1.- ¿Quién creo este planeta tierra y la constelación de la vía láctea en la cual nos encontramos (su estructura tanto lo ancho como el largo es asombrosa), así mismo también, cómo y cuándo fueron creadas las demás constelaciones que existen en el Universo y cuál es el propósito de ellas y qué relación tienen con la nuestra? 2.- Si existe alguna forma de vida humana en otras constelaciones, porque no nos han conquistado, si se supone que tienen tecnologías más avanzadas que la nuestra. Nosotros apenas conocemos la estructura de la materia y la energía. Estas preguntas y muchas más, a lo largo de estos dos mil años algunos pensadores griegos y de otras nacionalidades, han tratado de darles una explicación desde el punto de vista intelectual, no obstante, a la fecha siguen siendo un misterio. A pesar de no contar con respuestas bien argumentadas, con evidencias en relación a las preguntas formuladas, lo que si nos ha quedado claro, es que la vida del ser humano data más de 80 o 100 mil años, y esto en relación al tiempo, que tienen los océanos y las montañas, dado que, en estos elementos se encuentra una huella notable de un evolución y de una erosión que presentan, debido a los cambios de la materia y a los factores ambientales, que constantemente han estado modificando las formas iniciales de las cordilleras y las altas montañas. En esta descripción, no pretendemos profundizar en las maravillas, que existen en nuestro planeta y en las constelaciones, dado que, estamos conscientes del grado de complejidad que presentan en sus estructuras y funciones y con esto nos basta, para convencernos que detrás de todos estos misterios en el Universo, esta una mente extraordinaria, quién es el creador y autor de todo cuanto existe. Un diseñador del Universo.
  • 2. “Nada puede existir de la nada, la nada no puede crear a la materia y a la energía”, que se necesitan para poner en marcha, un proyecto tan extraordinario y maravilloso, como es la “vida humana y la creación de todas las plantas y los animales”. Todo cuanto existe en el universo es admirable y complejo. Por lo tanto, lo que pretendo en este documento es mostrar un área de un conocimiento, que durante mucho tiempo ha estado presente (a la fecha son 4 o 6 mil años), sin embargo, muy pocas personas han tenido la oportunidad de acceder, a este tipo de sabiduría espiritual. Pero primeramente debemos de reconocer, que la humanidad desde hace más de 20 mil años, ha estado sometida a un sinnúmero de dificultades y estas han traído dolor, sufrimiento, angustia debido a la pérdida de un ser querido, o a una enfermedad que llegan a causar la muerte, o un accidente. Toda persona sin distinción alguna, sin importar su raza y su situación socioeconómica en algún momento de su vida, ha pasado por una situación muy difícil, que le ha producido dolor y sufrimiento. Es decir, ha lastimado su alma y a su espíritu. Ha dejado un dolor muy profundo dentro de su ser, y esto se convierte en obstáculo para su felicidad. El dolor y el sufrimiento humano en estos seis mil años, se ha incrementado de manera alarmante en cualquier sociedad del mundo. Nadie ha quedado exento de pasar por alguna situación difícil en cualquier momento de la vida. Hay mucho dolor en el alma humana. Ante este problema social, que aqueja la salud emocional y física de las personas a la fecha, las instituciones de salud no han sido capaces de ayudar de manera integral a las personas que de alguna forma, han tenido algún tipo de pérdida, ya sea económica o material, o bien de un ser querido o algo, que afecto las emociones o sentimientos de la persona. Por ejemplo, las guerras y los enfrentamientos por el poder en el mundo, han sido causas de sufrimiento, así también como la falta de empleo, la falta de medicamentos, la desnutrición crónica y la pobreza en una gran población, ha afectado a un gran número importante de personas, principalmente a los niños, niñas y adultos mayores, quienes son los grupos vulnerables más susceptibles. Más de 800 millones en el mundo. Ante estas situaciones que he descrito, es como nace nuestro interés de proponer el siguiente material, que considero muy importante para sanar nuestra alma y espíritu, dado que, los seres humanos nos vemos afectados principalmente por nuestras emociones y sentimientos, que se ponen en conflicto a la hora de pasar por situaciones difíciles o desagradables.
  • 3. A continuación, quiero compartir algunos pasajes de un libro muy importante, que ha logrado recoger una interesante historia a través de más de cuatro mil años, y el pasaje que aparece a continuación, fue escrito hace 2 mil ochocientos ochenta años aproximadamente (880 a.C.), y dice lo siguiente: Los ojos de Jehová están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor de ellos. Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu. (Salmos 34: 15 y 18). Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida. (Proverbios 4:23). ¿De dónde proviene la prosperidad, la dicha, el éxito, la ruina, la desdicha y el fracaso, es decir, el buen tesoro y el mal tesoro del hombre? El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas. (Mateo 12:35). De esta manera hizo Ezequías en todo Judá; y ejecutó lo bueno, recto y verdadero, delante de Jehová su Dios. En todo cuanto emprendió en el servicio de la casa de Dios, de acuerdo con la ley, buscó a su Dios, lo hizo de todo corazón, y fue prosperado (2 Crónicas 31: 20-21). EL REINADO DEL PUEBLO HEBREO (ISRAEL) Comencemos con esta historia...La historia de este pueblo hebrero, que un día se estableció en la tierra de Canaán, quizás comienza hace 3 mil 500 años antes de Cristo. Hoy en día, sus experiencias y su relación con Jehová Dios, ha permitido a otros pueblos del mundo, conocer más acerca de nuestro creador. Después del pecado que cometieron Adán y Eva, estos fueron sacados del huerto del Edén, y la entrada principal del paraíso fue resguardada con una espada y un ángel que cuida de día y de noche este acceso. Los descendientes de ellos fueron Caín y Abel, sin embargo, únicamente quedo Caín, y este tuvo descendencia como a Matusalén, Lamec, Enoch, Seth y estos tuvieron sus hijos y de ahí salió Noé. Pasaron muchos años y la población de la tierra, se olvidó de Jehová Dios, y siguió su propio camino, no obstante, continuaron haciendo el mal y generando violencia, por lo que Jehová Dios, al ver que todas las cosas que hacia el hombre eran siempre llenas de maldad, entonces
  • 4. decidió acabar con toda forma de vida humana, incluyendo al hombre mismo... Voy a borrar de la tierra al hombre... (Génesis 6: 1-7). Jehová Dios hace un pacto con Noé, puesto que, era un varón temeroso y le da la oportunidad junto a su esposa e hijos, para que construyeran un barco enorme conocido como el Arca, y ahí se protegieron, las semillas y a las especies animales (Génesis 6, 7, 8 y 9: 1). Después de llover 40 días y 40 noches, finalmente, las compuertas de los cielos, son cerradas por parte de Jehová Dios, y se restablece nuevamente, la normalidad de la vida de esta familia, y se cultivan las plantas y se reproducen los animales, que fueron protegidos en el arca. Después de este gran diluvió, comenzó nuevamente a poblar la tierra una generación que descendía de Noé y sus hijos (10 o 12 mil años a.C.), poco a poco, comenzaron a construir pueblos y aldeas, y se fue poblando, los lugares más cercanos a las corrientes de los ríos y de las orillas de las playas. Una de las ciudades más importantes, que formaron los descendientes de Noé fue Ur de los Caldeos en Mesopotamia, así como Nínive, y otras ciudades con menor población. En Ur de los caldeos vivía el padre de Abram y tío de Lot, este decide abandonar esta ciudad y se va a la tierra de Canaán, y al morir en aquellas tierras, finalmente se queda Abram, Saraí y Lot, quienes criaban ganados y sembraban las tierras para cultivar sus alimentos y la de sus ganados. Taré vivió setenta años, y engendró a Abram, a Nacor, y a Harán. Estas son las generaciones de Taré: Taré engendró a Abram, a Nacor y a Harán; y Harán engendró a Lot. Y murió Harán antes que su padre Taré en la tierra de su nacimiento en Ur de los Caldeos. (Génesis 11: 26-27). Y tomó Taré a Abram su hijo, y a Lot hijo de Harán, hijo de su hijo, y a Saraí su nuera, mujer de Abram su hijo, y salió con ellos de Ur de los Caldeos, para ir a la tierra de Canaán; y vinieron hasta Harán, y se quedaron allí. (Génesis 11: 21). Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.
  • 5. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. (Génesis 12: 1-3). Y se fue Abram, como Jehová le dijo: y Lot fue con él. Y Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán. Tomó, pues, Abram a Saraí su mujer, y a Lot hijo de su hermano, y todos sus bienes que había ganado y las personas que había adquirido en Harán, y salieron para ir a tierra de Canaán; y a tierra de Canaán llegaron. (Génesis 12: 4-5). Abram comienza una relación con Jehová Dios, y le concede tener un hijo a la edad de casi 90 años y su esposa de 80 años. Este hijo se llamó Isaac, y Agar la sierva de Sara dio a luz a un hijo llamado Ismael. Después hubo hambre en la tierra, además, de la primera hambre que hubo en los días de Abraham; y se fue Isaac a Abimelec, rey de los filisteos, en Gerar. Y se le apareció Jehová, y le dijo: No desciendas a Egipto; habita en la tierra que yo te diré. Habita como forastero en esta tierra, y estaré contigo, y te bendeciré, porque a ti y a tu descendencia daré todas estas tierras, y confirmaré el juramento que hice a Abraham tu padre. (Génesis 26: 1-3). Isaac tuvo dos hijos a Esaú y Jacob, y este último tuvo 12 hijos los cuales son conocidos como las tribus de Israel. Dentro de ellos estuvo José conocido como el soñador, puesto que, el espíritu de Dios se comunicaba con él a través de sueños. Entonces Isaac llamó a Jacob, y lo bendijo, y le mandó diciendo: No tomes mujer de las hijas de Canaán. Levántate, ve a Padan-aram, a casa de Betuel, padre de tu madre, y toma allí mujer de las hijas de Labán, hermano de tu madre. (Génesis 28: 1-2). El pueblo de Israel duró 400 años en esclavitud en Egipto, al inicio llegaron 70 personas acompañados por Jacob el padre de José, quien era gobernador en este país, y la población hebrea, creció tanto, que llegaron a ser 600 mil habitantes, sin contar los niños y los adultos. Quizás era una población de 2 a 2.5 millones de habitantes hebreos. Puesto que, los egipcios decían que era un pueblo mayor a ellos. El Faraón ordenó la muerte de todos los niños hebreos, y entre ellos Moisés se salva (Éxodo 1: 1-10).
  • 6. El pueblo de Israel, fue gobernado por jueces después de la muerte de Josué, recordemos que, Moisés sacó de la esclavitud a este pueblo hebreo que servía a los egipcios, y caminaron durante 40 años en el desierto (Jueces 2: 1-4 y 7). Dentro de los jueces podemos nombrar a Otoniel, Aod, Samgar, Débora/Barac, Gedeón, Tola/Jair, Jefté/Ibzán/Elón/Abdón, y Sansón. Durante 296 años estos jueces estuvieron dirigiendo al pueblo de Israel (Jueces 2: 10-20). El último de los jueces fue Samuel quién estuvo al frente de 1105 a 1020 a.C., y después, sigue el reinado de Saúl, David y Salomón. Después del gobierno de Saúl, continua David, fue de uno de los reyes, que estuvo al cargo de la administración de los bienes del palacio y de la casa de Jehová, gobernó 40 años, y le sucedió en este lugar, su hijo Salomón, quién también gobernó 40 años (2 Samuel 1: 1-12 y 2: 1-11). Puede considerarse, que esto ocurrió hace 3 mil años, es decir, dos mil años, más mil años, nos da un total de tres mil años. El tiempo que gobernaron estas dos personas (David y su hijo Salomón) sobre el pueblo hebreo, fueron 80 años. Se creé que Moisés rescató al pueblo hebreo con la ayuda de Jehová Dios, en el año 1500 a.C., y después anduvieron caminando en el desierto por 40 años. Una vez que duerme Moisés, se le encarga a Josué dirigir a este pueblo. Su primer trabajo es derrumbar los muros de Jericó (1460 a.C.). A partir del gobierno de Josué, el pueblo hebreo es dirigido por jueces durante 300 a 450 años. Siendo el último juez, el hijo de Ana, aquella mujer que tenía cerrada su matriz, y gracias a un milagro nació Samuel. Este profeta y juez, estuvo al mando del pueblo hasta el año 1020 a.C., y después siguió el gobierno de los reyes, siendo el primero de ellos, Saúl, después siguió David, y Salomón. Estos dos últimos gobernaron 80 años. El rey David es autor de algunos Salmos. Reyes de Israel: Jeroboam I, Nadab, Baasa, Ela, Zimri, Omri, Acab, Ocozías, Joram, Jehú, Joacaz, Joás, Jeroboam II, Zacarías, Salum, Manahem, Pekaia, Peka, Oseas. Fueron 19 personas que gobernaron como reyes. Estos gobernaron en Samaria.
  • 7. Reyes de Judá: Roboam, Abiam (Abías), Asa, Josafat, Joram, Ocozías, Atalía, Joás, Amasías, Azarías, Jotam, Acaz, Ezequías, Manasés, Amón, Josías, Joacaz, Joacim, Joaquín, Sedequías. Fueron 20 personas que gobernaron. Estos gobernaron en Jerusalén y en Judá. En el pueblo de Israel, durante mil años, hubo una serie de personas que estuvieron gobernando en Judá y Jerusalén (19 reyes en Israel y 20 en Judá). Se deduce que, la población era 1, 470, 000 habitantes, dentro de los cuales se encontraran hombres con habilidades en el arte de la guerra, es decir, hombres capaces de ir a combate y resultar victoriosos. Sus conocimientos eran escasos en el arte de utilizar el acero, cobre, bronce, y otros minerales, así también, sus competencias en otras áreas del conocimiento, eran muy básicas o rudimentarias. La cantidad de 470, 400 habitantes, se ubicaban en la edad de 0 a 17 años de edad, y el resto que son 823, 200 habitantes, tenían 18 a 64 años. Los adultos mayores, representaban la cantidad de 176, 400 habitantes, y éstos se ubicaban en la edad de 65 años y más. Veamos que pasa cuando se alejan de Jehová Dios. Salomón era ya viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con Jehová Dios, como el corazón de su padre David. Porque Salomón siguió a Astoret, diosa de los sidonios, y a Milcom, ídolo abominable de los amonitas (1 Reyes 11: 1-9). Después de que murió el rey Salomón. La siguiente persona… Más reinó Roboam sobre los hijos de Israel que habitaban en las ciudades de Judá. Pero reinó Roboam sobre los hijos de Israel, que moraban en las ciudades de Judá (1 Reyes 12: 17). Envió luego Roboam a Adoram, que tenía cargo de los tributos; pero le apedrearon los hijos de Israel, y murió. Entonces se apresuró el rey Roboam, y subiendo en su carro huyó a Jerusalén. (2 Crónicas 10: 17- 18). Cuando vino Roboam a Jerusalén, reunió de la casa de Judá y de Benjamín a ciento ochenta mil hombres escogidos de guerra, para pelear contra Israel y hacer volver el reino a Roboam. (2 Crónicas 11:1). Más vino palabra de Jehová a Semaías varón de Dios, diciendo: Habla a Roboam hijo de Salomón, rey de Judá, y a todos los israelitas en Judá y Benjamín, diciéndoles:
  • 8. Así ha dicho Jehová: No subáis, ni peleéis contra vuestros hermanos; vuélvanse cada uno a su casa, porque yo he hecho esto. Y ellos oyeron la palabra de Jehová y se volvieron, y no fueron contra Jeroboam. (2 Crónicas 11: 1-4). Y habitó Roboam en Jerusalén, y edificó ciudades para fortificar a Judá. Edificó Belén, Etam, Tecoa, Bet-sur, Soco, Adulam, Ajalón y Hebrón, que eran ciudades fortificadas de Judá y Benjamín. Reforzó también las fortalezas y puso en ellas capitanes, y provisiones, vino y aceite; y en todas las ciudades puso escudos y lanzas. Las fortificó, pues, en gran manera; y Judá y Benjamín le estaban sujetos. (2 Crónicas 11: 5-12). Y el designó sus propios sacerdotes para los lugares altos, y para los demonios, y para los becerros que él había hecho. (2 Crónicas 11: 15). Así, fortalecieron el reino de Judá, y confirmaron a Roboam hijo de Salomón, por tres años; porque tres años anduvieron en el camino de David y de Salomón. (2 Crónicas 11: 17). …Roboam tomó dieciocho mujeres y sesenta concubinas, y engendró veintiocho hijos y sesenta hijas. Y puso Roboam a Abías hijo de Maaca por jefe y príncipe de sus hermanos, porque quería hacerle rey. Obró sagazmente, y esparció a todos sus hijos por todas las tierras de Judá y de Benjamín, y por todas las ciudades fortificadas, y les dio provisiones en abundancia, y muchas mujeres. (2 Crónicas 11: 21-23). Cuando Roboam había consolidado el reino, dejó la ley de Jehová, y todo Israel con él. Y por cuanto se habían rebelado contra Jehová, en el quinto año del rey Roboam, subió Sisac rey de Egipto contra Jerusalén. Con mil doscientos carros, y con sesenta mil hombres de a caballo; más el pueblo que venía con él de Egipto, esto es, de libios, suquienos y etíopes, no tenía número. Y tomó las ciudades fortificadas de Judá, y llegó hasta Jerusalén. Entonces vino el profeta Semaías a Roboam y a los príncipes de Judá, que estaban reunidos en Jerusalén por causa de Sisac, y les dijo:
  • 9. Así ha dicho Jehová: Vosotros me habéis dejado, y yo también os he dejado en manos de Sisac, rey de Egipto. Y los príncipes de Israel y el rey se humillaron, y dijeron: Justo es Jehová. Y cuando Jehová vio que se habían humillado, vino palabra de Jehová a Semaías, diciendo: Se han humillado; no los destruiré; antes los salvaré en breve, y no se derramará mi ira contra Jerusalén por mano de Sisac. Pero serán sus siervos, para que sepan lo que es servirme a mí, y qué es servir a los reinos de las naciones. Subió, pues, Sisac rey de Egipto a Jerusalén, y tomó los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros de la casa del rey; todo lo llevó, y tomó los escudos de oro que Salomón había hecho. (2 Crónicas 12: 1-9). Y cuando él se humilló, la ira de Jehová se apartó de él, para no destruirlo del todo; y también en Judá las cosas fueron bien. Fortalecido, pues, Roboam, reinó en Jerusalén; y era Roboam de cuarenta y un años cuando comenzó a reinar, y diecisiete años reinó en Jerusalén, ciudad que escogió Jehová de todas las tribus de Israel para poner en ella su nombre. (2 Crónicas 12: 12-13). Y durmió Roboam con sus padres, y fue sepultado en la ciudad de David, y reinó en su lugar Abías su hijo. A los dieciocho años del rey Jeroboam, reinó Abías sobre Judá, y reinó tres años en Jerusalén… y hubo guerra entre Abías y Jeroboam. Entonces Abías ordenó batalla con un ejército de cuatrocientos mil hombres de guerra, valerosos y escogidos; y Jeroboam ordenó batalla contra él con ochocientos mil hombres escogidos, fuertes y valerosos. (2 Crónicas 13: 1-3). Con estos datos de la cantidad de hombres de guerra, que son 1, 200, 000; nos damos cuenta en ese entonces, la población de 1, 470, 000 habitantes en el reinado de David, se había superado. Más en cuanto a nosotros dice Abías, Jehová es nuestro Dios, y no lo hemos dejado;… y he aquí que Dios está con nosotros por jefe, y sus sacerdotes con las trompetas del júbilo para que suenen contra vosotros.
  • 10. Oh hijos de Israel, no peleéis contra Jehová el Dios de vuestros padres, porque no prosperaréis. Pero Jeroboam hizo tender una emboscada para venir a ellos por la espalda; y estando a espaldas de Judá. Y cuando miró Judá, he aquí que tenía batalla por delante y a las espaldas; por lo que clamaron a Jehová, y los sacerdotes tocaron las trompetas. Entonces los de Judá gritaron con fuerza, y así ellos alzaron el grito, Dios desbarató a Jeroboam y a todo Israel delante de Abías y de Judá; y huyeron los hijos de Israel delante de Judá, y Dios los entregó en sus manos. Y Abías y su gente hicieron en ellos una gran matanza, y cayeron heridos de Israel quinientos mil hombres escogidos. Así fueron humillados los hijos de Israel en aquel tiempo, y los hijos de Judá prevalecieron, porque se apoyaron en Jehová el Dios de sus padres. Y nunca más tuvo Jeroboam poder en los días de Abías (Abiam), y Jehová lo hirió, y murió. Pero Abías se hizo más poderoso. Tomó catorce mujeres, y engendró veintidós hijos y dieciséis hijas. (2 Crónicas 13: 10-21). Otros reyes de Judá fueron: Asa, Josafat, Joram,... Pues así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad bien sobre vuestros caminos. Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto. (Hageo 1: 5-6). Buscáis mucho, y halláis poco; y encerráis en casa, y yo lo disiparé en un soplo. ¿Por qué? Dice Jehová de los ejércitos. Por cuanto mi casa está desierta, y cada uno de vosotros corre a su propia casa. (Hageo 1: 9). Por eso se detuvo de los cielos sobre vosotros la lluvia, y la tierra detuvo sus frutos. Y llamé la sequía sobre esta tierra, y sobre los montes, sobre el trigo, sobre el vino, sobre el aceite, sobre todo lo que la tierra produce, sobre los hombres y sobre las bestias, y sobre todo trabajo de manos. (Hageo 1: 10-11). En el tiempo de Abraham, Isaac, Jacob y Elías cerro el cielo... ( 1Reyes 17-1). Veamos que dice Jehová al pueblo de Israel...Y les daré un corazón, y un camino, para que me teman perpetuamente, para que tengan bien ellos sus hijos después de ellos, y haré un pacto con ellos pacto eterno, que no me volverán atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí. (Jeremías 32:37-40).
  • 11. Y los limpiaré de toda su maldad con que pecaron contra mí; y perdonaré todos sus pecados con que contra mí pecaron, y con qué contra mí se rebelaron. Y me será a mí por nombre de gozo, de alabanza y de gloria, entre todas las naciones de la tierra, que habrán oído todo el bien que yo les hago; y temerán y temblarán de todo el bien y de toda la paz que yo les haré. (Jeremías 33:8) Regresemos al año 1950 a.C. Después Jacob llegó sano y salvo a la ciudad de Siquem, que está en la tierra de Canaán, cuando venía de Padan-aram; y acampó delante de la ciudad. (Génesis 33:18). Dijo Dios a Jacob: Levántate y sube a Bet-el, y quédate allí; y haz allí un altar al Dios que te apareció cuando huías de tu hermano Esaú. Entonces Jacob dijo a su familia y a todos los que con él estaban: Quitad los dioses ajenos que hay entre vosotros, y limpiaos, y mudad vuestros vestidos. Y levantémonos, y subamos a Bet-el; y haré allí altar al Dios que me respondió en el día de mi angustia, y ha estado conmigo en el camino que he andado. Así dieron a Jacob todos los dioses ajenos que había en poder de ellos, y los zarcillos que estaban en sus orejas; y Jacob los escondió debajo de una cima que estaba junto a Siquem. (Génesis 35:1-4). Y salieron, y el terror de Dios estuvo sobre las ciudades que había en sus alrededores, y no persiguieron a los hijos de Jacob. Y llegó Jacob a Luz, que está en tierra de Canaán (esta es Bet-el), él y todo el pueblo que con él estaba. (Génesis 35:5-6). Dios es más poderoso que los cananeos: Israel no debe temer. No desmayes delante de ellos, porque Jehová tu Dios está en medio de ti, Dios grande y temible. (Deuteronomio 7:21). Si dijeres en tu corazón: Estas naciones son mucho más numerosas que yo; ¿cómo las podré exterminar o vencer? Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu. (Salmos 34:18).
  • 12. No tengas temor de ellas; acuérdate bien de lo que hizo Jehová tu Dios con Faraón y con todo Egipto; de las grandes pruebas que vieron tus ojos, y de las señales y milagros, y de la mano poderosa y el brazo extendido con que Jehová tu Dios te sacó; así hará Jehová tu Dios con todos los pueblos de cuya presencia tú temieres. También enviará Jehová tu Dios avispas sobre ellos, hasta que perezcan los que quedaron y los que se hubieren escondido de delante de ti. (Deuteronomio 7:17-20) Y Jehová tu Dios echará a estas naciones de delante de ti poco a poco; no podrás acabar con ellas en seguida, para que las fieras del campo no se aumenten contra ti. Más Jehová tú Dios las entregará delante de ti, y él las quebrantará con grande destrozo, hasta que sean destruidas. El entregará sus reyes en tu mano, y tu destruirás el nombre de ellos de debajo del cielo; nadie te hará frente hasta que los destruyas. Las esculturas de sus dioses quemarás en el fuego; no codiciarás plata ni oro de ellas para tomarlo para ti, para que no tropieces en ello, pues es abominación a Jehová tú Dios, y no traerás cosa abominable a tu casa, para que no sea anatema; del todo las aborrecerás y la abominarás porque es anatema. (Deuteronomio 7:22-26). Si el derriba, no hay quién edifique; encerrará al hombre, y no habrá quien le abra. (Job 12:14). El bueno alcanzará favor de Jehová; más él condenará al hombre de malos pensamientos. (Proverbios 12:2). El hombre será saciado de bien del fruto de su boca; y le será pagado según la obra de sus manos. (Proverbios 12:14). La congoja en el corazón del hombre lo abate; más la buena palabra lo alegra. (Proverbios 12:25). ¡Ay de la ciudad rebelde y contaminada y opresora! No escuchó la voz, ni recibió la corrección; no confío en Jehová, no se acercó a su Dios. (Sofonías 3:1-2). Del fruto de su boca el hombre comerá el bien… (Proverbios 13:2). El que guarda su boca guarda su alma; más el que mucho abre sus labios tendrá calamidad. (Proverbios 13:3).
  • 13. Te has enlazado con las palabras de tu boca, y has quedado preso en los dichos de tus labios. (Proverbios 6:2) La Esperanza que se demora es tormento del corazón; pero árbol de vida es el deseo cumplido. (Proverbios 13:12). Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales; con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación. Jehová el Señor es mi fortaleza, el cual hace mis pies como de ciervas, y en mis alturas me hace andar. (Habacuc 3: 17-19). Más Jehová está conmigo como poderoso gigante; por tanto, los que me persiguen tropezarán, y no prevalecerán; serán avergonzados en gran manera, porque no prosperarán; tendrán perpetua confusión que jamás será olvidada. (Jeremías 20: 11) ¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia. (Miqueas 7:18). Pero tú eres Dios que perdonas, clemente y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia, porque no los abandonaste. (Nehemías 9: 17). Entonces les dirás: Porque vuestros padres me dejaron, dice Jehová, y anduvieron en pos de dioses ajenos, y los sirvieron, y ante ellos se postraron, y me dejaron a mí y no guardaron mi ley. (Jeremías 16: 11). (Jeremías 17:9-10) Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo Jehová que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. Mas si vosotros os volviereis, y dejareis mis estatutos y mandamientos que he puesto delante de vosotros, y fuereis y sirviereis a dioses ajenos, y los adorareis, yo os arrancaré de mi tierra que os he dado; y esta casa que he santificado a mi nombre, yo los arrojaré de mi presencia, y la pondré por burla y escarnio de todos los pueblos. (2 Crónicas 7: 19-20). Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti; solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios. (Miqueas 6:8).
  • 14. Sus príncipes en medio de ella son leones rugientes; sus jueces, lobos nocturnos que no dejan hueso par la mañana. (Sofonías 3:3-4). Aunque todos los pueblos anden cada uno en el nombre de su dios, nosotros con todo andaremos en el nombre de Jehová nuestro Dios eternamente y para siempre. (Miqueas 4:5). Ay de la ciudad rebelde y contaminada y opresora. No escucho la voz, ni recibió la corrección; no confió en Jehová, no se acercó a su Dios. (Sofonías 3:1-2). Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él. Locamente has hecho en esto; porque de aquí en adelante habrá más guerra contra ti. (2 Crónicas 16:9). El formó el corazón de todos ellos; atento está a todas sus obras. (Salmos 33:15) Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y el enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; teme a Jehová, y apártate del mal; porque será medicina a tu cuerpo, refrigerio para tus huesos. (Proverbios 3:5-8). a) .- ¿Por qué es importante observar y cuidar nuestros pensamientos? Estos son como semillas, que crecen abundantemente y que nos controlan y toman poder en nosotros. ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas…(Isaías 5.20). Los hebreos desde el tiempo de Moisés hasta Sedequías hicieron mal. b) .- ¿De dónde provienen los pensamientos tanto positivos como negativos? Las buenas cosas y malas cosas provienen del Corazón. Los pensamientos de los justos son rectitud; más los consejos de los impíos engaño. (Proverbios 12:5) Los jueces y los reyes de Israel no actuaron con rectitud... c).- ¿Cómo aprender a pensar positivamente? A través de la lectura de la Biblia, encontramos textos de personajes que con sus experiencias, nos ayuda a tener una actitud positiva.
  • 15. d).- ¿Cómo se modifican nuestros pensamientos cuando nos enfocamos en las situaciones difíciles? Cada pensamiento genera sentimientos y emociones, por tanto, debemos ser cuidadosos. Los hebreos imitaron las costumbres de los pueblos vecinos... e).- ¿Qué tipos de pensamientos usted tiene cada día? Hay personas, que toda su vida tienen solo pensamientos de derrota, de angustia, de temor. Por lo tanto, debemos cambiarlos por esperanza, fe, confianza y éxito, y esto se logra, leyendo la palabra de Dios y orando. Entonces les dirás: Porque vuestros padres me dejaron, dice Jehová, y anduvieron en pos de dioses ajenos, y los sirvieron, y ante ellos se postraron, y me dejaron a mí y no guardaron mi ley, y vosotros habéis hecho peor que vuestros padres; porque he aquí que vosotros camináis cada uno tras la imaginación de su malvado corazón, no oyéndome a mí (Jeremías 16: 11-12). El corazón alegre hermosea el rostro; más el dolor del corazón el espíritu se abate. El corazón entendido busca la sabiduría; más la boca de los necios se alimenta de las necedades. (Proverbios 15:13-14). No lo que entra en la boca contamina al hombre; más lo que sale de la boca, esto contamina al hombre. Pero lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre. Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias. Estas cosas (pensamientos) son las que contaminan al hombre; pero el comer con las manos sin lavar no contamina al hombre. (Mateo 15:11 y 18-20). Pero yo os dijo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón (conciencia). Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. (Mateo 5:28-29). Porque donde esté vuestro tesoro, ahí estará también vuestro corazón. (Mateo 6:21).
  • 16. Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: Este pueblo de labios me honra; más su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres. (Mateo 15:8-9). Porque cada árbol se conoce por su fruto; pues no se cosechan higos de los espinos, ni de las zarzas se vendimian uvas. El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca. (San Lucas 6:43-45). El bueno alcanzará favor de Jehová; más él condenará al hombre de malos pensamientos. (Proverbios 12:2). Circuncidaos a Jehová, y quitad el prepucio de vuestro corazón, varones de Judá y moradores de Jerusalén; no sea que mi ira salga como fuego, y se encienda y no haya quien la apague, por la maldad de vuestras obras. (Jeremías 4: 4). Recorred las calles de Jerusalén, y mirad ahora, e informaos; buscad en sus plazas a ver si halláis hombre, si hay alguno que haga justicia, que busque verdad; y yo la perdonaré. Oh Jehová, ¿no miran tus ojos a la verdad? Los azotaste, y no les dolió; los consumiste, y no quisieron recibir corrección, endurecieron sus rostros más que la piedra, no quisieron convertirse. Pero yo dije: Ciertamente éstos son pobres, han enloquecido, pues no conocen el camino de Jehová, el juicio de su Dios. Iré a los grandes, y les hablaré, porque ellos conocen el camino de Jehová, el juicio de su Dios. Pero ellos también quebrantaron el yugo, rompieron las coyundas. (Jeremías 5: 1-5). Lava el corazón de maldad, oh Jerusalén, para que seas salva, ¿Hasta cuándo permitirás en medio de ti los pensamientos de iniquidad? (Jeremías 4: 14). Tu camino y tus obras te hicieron esto; esta es tu maldad, por lo cual amargura penetrará hasta tu corazón. (Jeremías 4: 18). Quebrantamiento sobre quebrantamiento es anunciado; porque toda la tierra es destruida; de repente son destruidas mis tiendas, en un momento mis cortinas. ¿Hasta cuándo he de ver bandera, he de oír sonido de trompeta?
  • 17. Porque mi pueblo es necio, no me conocieron; son hijos ignorantes y no son entendidos; sabios para hacer el mal, pero el bien no supieron. Miré la tierra, y he aquí que estaba asolada y vacía; y a los cielos, y no había en ellos luz. (Jeremías 4: 20-23). Véase también, el libro de Miqueas 1:3-12, Oseas y Joel (Antiguo Testamento). Porque resueltamente se rebelaron contra mí la casa de Israel y la casa de Judá, dice Jehová. Negaron a Jehová, y dijeron: Él no es, y no vendrá mal sobre nosotros, ni veremos espada ni hambre; antes los profetas serán como viento, porque no hay en ellos palabra, así se hará a ellos. Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de los ejércitos: Porque dijeron esta palabra, he aquí yo pongo mis palabras en tu boca por fuego, y a este pueblo por leña, y los consumirá. (Jeremías 5: 11:14). Corrígete, Jerusalén, para que no se aparte mi alma de ti, para que no te convierta en desierto, en la tierra inhabitada. Así dijo Jehová de los ejércitos: Del todo rebuscarán como a vid el resto de Israel; vuelve tu mano como vendimiador entre los sarmientos. (Jeremías 6: 8-9). Porque desde el más chico de ellos hasta el más grande, cada uno sigue la avaricia, y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son engañadores. Y curan la herida de mi pueblo con liviandad, diciendo: Paz, Paz; y no hay paz. (Jeremías 6: 13-14). Así dijo Jehová: Paraos en los caminos y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Más dijeron: No andaremos. (Jeremías 6: 16). Oye, tierra: He aquí yo traigo mal sobre este pueblo, el fruto de sus pensamientos; porque no escucharon mis palabras, y aborrecieron mi ley. Por tanto, Jehová dice esto: He aquí yo pongo a este pueblo tropiezos, y caerán en ellos los padres y los hijos juntamente; el vecino y su compañero perecerán. (Jeremías 6: 19 y 21). Bienaventurados los perfectos de camino, los que andan en la ley de Jehová. Bienaventurados los que guardan sus testimonios, y con todo el corazón le buscan; pues no hacen iniquidad; los que andan en sus caminos. (Salmos 119:1-3).
  • 18. Jehová estableció en los cielos su trono, y su reino domina sobre todos. (Salmos 103:19). ¡Cuán innumerables son tus obras, oh Jehová! Hiciste todas ellas con sabiduría; la tierra está llena de tus beneficios. Envías tu Espíritu, son creados, y renuevas la faz de la tierra. (Salmos 104:24 y 30). Los cielos cuentan la gloria de Jehová Dios, el firmamento proclama la obra de sus manos. Un día transmite al otro la noticia, una noche a la otra comparte su saber (conocimiento). Sin palabras, sin lenguaje, sin una voz perceptible, por toda la tierra resuena su eco, !sus palabras llegan hasta los confines del mundo! Yahvé ha plantado en los cielos un pabellón para el sol. Y este, como novio que sale de la cámara nupcial, se apresta, cual atleta, a recorrer el camino. Sale de un extremo de los cielos, y en su recorrido, llega al otro extremo, sin que nada se libre de su calor. La ley de Yahvé es perfecta: infunde nuevo aliento. El mandato de Yahvé es digno de confianza: da sabiduría al sencillo. Los preceptos de Yahvé son rectos: traen alegría al corazón. El mandamiento de Yahvé es claro: da luz a los ojos;... quien los obedece recibe una gran recompensa (Salmo 19: 1-11). Gloriaos en su santo nombre; alégrese el corazón de los que buscan a Jehová. Buscad a Jehová y su poder; buscad siempre su rostro. (Salmos 105:3-4). El pueblo de Israel por su desobediencia pasó 70 años como esclavo. Porque tú has sido mi refugio, y torre fuerte delante del enemigo. (Salmos 61:3). Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio. (Salmos 62:8). Prepararé contra ti destruidores, cada uno con sus armas, y cortarán tus cedros escogidos y los echarán en el fuego. Y muchas gentes pasarán junto a esta ciudad, y dirán cada uno a su compañero: ¿Por qué hizo así Jehová con esta gran ciudad? Y se les responderá: Porque dejaron el pacto de Jehová su Dios, y adoraron dioses ajenos y les sirvieron. (Jeremías 22:6-9)
  • 19. ¡Ay del que edifica su casa sin justicia, y sus salas sin equidad, sirviéndose de su prójimo de balde, y no dándole el salario de su trabajo¡ (Jeremías 22:13) Tú hiciste señales y portentos en tierra de Egipto hasta este día, y en Israel y entre los hombres; y le has hecho nombre, como se ve en el día de hoy. (Éxodo 8: 1-30; 14: 1-30). Y sacaste a tu pueblo Israel de la tierra de Egipto con señales y portentos, con mano fuerte y brazo extendido, y con terror grande; y les diste esta tierra, de la cual juraste a sus padres que se la darías, la tierra que fluye leche y miel; y entraron, y la disfrutaron; pero no oyeron tu voz, ni anduvieron en tu ley; nada hicieron de lo que les mandaste hacer; por tanto, has hecho venir sobre ellos todo este mal. He aquí que con arietes han acometido la ciudad para tomarla, y la ciudad va a ser entregada en mano de los caldeos que pelean contra ella, a causa de la espada, del hambre y de la pestilencia; ha venido, pues, a suceder lo que tú dijiste, y he aquí lo estás viendo. (Jeremías 32:19-24) Así ha dicho Jehová, que da el sol para luz del día, las leyes de la luna y de las estrellas para luz de la noche, que parte el mar, y braman sus ondas; Jehová de los ejércitos es su nombre. Si faltaren estas leyes delante de mí, dice Jehová, también la descendencia de Israel faltará para no ser nación delante de mí eternamente. (Jeremías 31:35-36) He aquí que yo soy Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí? (Jeremías 32:27) Por lo tanto, así ha dicho Jehová: He aquí voy a entregar esta ciudad en mano de los caldeos, y en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia, y la tomará. (Jeremías 32:28) La conducta de las mujeres y hombres hebreos, como podemos apreciar después de pasar 400 años en esclavitud en tierra de los egipcios (1600 a. C.), es decir, en Egipto forjaron su carácter y personalidad de acuerdo con las costumbres y tradiciones de este pueblo, y fue necesario pasar otros 70 años en esclavitud (585 a.C.). Después, dice Jehová, entregaré a Sedequías rey de Judá, a sus criados, al pueblo y a los que queden de la pestilencia, de la espada y del hambre en la ciudad, en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia, en mano de sus enemigos y de los que buscan sus vida, y él los herirá a
  • 20. filo de espada; no los perdonará, ni tendrá compasión de ellos, ni tendrá de ellos misericordia. (Jeremías 21: 4-7; 2 Crónicas 36: 11-16; 2 Reyes 24: 1-6, 10-20). Desde David a Sedequías habían pasado casi 600 años. Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: He aquí, yo traigo sobre esta ciudad y sobre todas sus villas todo el mal que hablé contra ella; porque han endurecido su cerviz para no oír mis palabras. (Jeremías 19:15). Y Vendrá los caldeos que atacan esta ciudad, y la pondrán a fuego y la quemarán, asimismo, las casas sobre cuyas azoteas ofrecieron incienso a Baal y derramaron liberaciones a dioses ajenos, para provocarme a ira. (Jeremías 32:29). Porque los hijos de Israel y los hijos de Judá no han hecho sino lo malo delante de mis ojos desde su juventud; porque los hijos de Israel no han hecho más que provocarme a ira con la obra de sus manos, dice Jehová. (Jeremías 32:30). Así ha dicho Jehová Dios de Israel: He aquí yo vuelvo atrás las armas de guerra que están en vuestras manos con que vosotros peleáis contra el rey de Babilonia; y a los caldeos que están afuera de la muralla y os tienen sitiados, yo los reuniré en medio de esta ciudad. Pelearé contra vosotros con mano alzada y con brazo fuerte, con furor y enojo e ira grande. Y heriré a los moradores de esta ciudad y a los hombres y las bestias morirán de pestilencia grande. Porque así ha dicho Jehová: He aquí, haré que seas un terror a ti mismo y a todos los que bien te quieren, y caerán por la espada de sus enemigos, y tus ojos lo verán; y a todo Judá entregaré en manos del rey de Babilonia, y los llevará cautivos a Babilonia, y los matará a espada. Entregaré asimismo toda la riqueza de esta ciudad, todo su trabajo y todas sus cosas preciosas; y daré todos los tesoros de los reyes de Judá en manos de sus enemigos, y los saquearán, y los tomarán y los llevarán a Babilonia. (Jeremías 20:4-5; 2 Reyes 24: 1-4; 25: 1: 1-26; 2 Crónicas 36: 5-21) Entonces el Señor envió contra ellos, al rey de los babilonios (Nabucodonosor, 587 a.C.), quien dentro del mismo templo mato a espada a los jóvenes, y no tuvo compasión de los jóvenes ni de doncellas, ni de los adultos ni de ancianos.
  • 21. Todos los utensilios del templo de Jehová Dios , grandes y pequeños, más los tesoros del templo y los del rey y sus oficiales, fueron llevados a Babilonia . Incendiaron el templo de Jehová Dios que había construido Salomón, derribaron la muralla de Jerusalén, prendieron fuego a sus palacios y destruyeron todos los objetos de valor que allí había (2 Crónicas 36: 17- 19). A los que se salvaron de la muerte, el rey se los llevó a Babilonia, y fueron esclavos suyos y de sus hijos por setenta años hasta el establecimiento del reino persa (Ciro el Grande, 517 a.C.). De este modo, se cumplió la Palabra que el Señor (Yahvé) había pronunciado por medio del profeta Jeremías. La tierra disfruto de su descanso sabático todo el tiempo que estuvo desolada, hasta que se cumplieron setenta años (2 Crónicas 36: 20-21). En el primer año del reinado de Ciro, rey Persia, el Señor dispuso el corazón del rey para que este promulgará un Decreto en todo su reino, y así, se cumpliera la palabra del Señor por medio del profeta Jeremías... (Esdras 1:1). Esto es lo que ordena Ciro (517 a.C), rey de Persia: El Señor, Dios del cielo, que me ha dado todos los reinos de la tierra, me ha encargado que le construya un templo en la ciudad de Jerusalén, que está en Judá. Por tanto, cualquiera que pertenezca a Judá, vaya a Jerusalén a construir el templo del Señor, Dios de Israel, el Dios que habita en Jerusalén; y que Dios los acompañe. También ordenó, que los habitantes de cada lugar donde haya judíos sobrevivientes, los ayuden dándoles plata, oro, bienes y ganado, y ofrendas voluntarias para el templo de Jehová Dios en Jerusalén (Esdrás 1: 2-4; 2 Crónicas 36: 22-23). Estamos en el año 535 a.C. Regresemos 1100 años... El faraón iba acercándose, cuando los israelitas se fijaron y vieron a los egipcios pisándoles los talones, sintieron mucho miedo y clamaron a Jehová. Entonces le reclamaron a Moisés... ¿Qué has hecho con nosotros? ¿Para qué nos sacaste de Egipto? ... !Déjanos en Paz! !Preferimos servir a los egipcios! !Mejor nos hubiera sido servir a los egipcios que morir en el desierto!
  • 22. -No tengan miedo- les respondió Moisés - Mantengan sus posiciones, que hoy mismo serán testigos de la salvación que Jehová Dios realizará en favor de ustedes. A esos egipcios que hoy ven, !jamás volverán a verlos! Ustedes quédense quietos, que Jehová Dios presentará batalla por ustedes. (Éxodo 14:10-14). Pero Jehová Dios le dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? !Ordena a los israelitas que se pongan en marcha. Y tú, levanta tu vara, extiende tu brazo sobre el mar y divide las aguas, para que los israelitas la crucen sobre terreno seco. (Éxodo 14: 15). Yo voy a endurecer el corazón de los egipcios, para que los persigan. !Voy a cubrirme de gloria a costa del faraón, y de sus carros y jinetes! Y cuando me haya cubierto de gloria a costa de ellos, los egipcios sabrán que yo soy Jehová el Señor. Entonces el ángel de Jehová, que marchaba al frente del ejército israelita, se dio vuelta y fue a situarse detrás de este. Lo mismo sucedió con la columna de nube, que dejó su puesto de vanguardia y se desplazó hacia la retaguardia, quedando entre los egipcios y los israelitas. Durante toda la noche, la nube fue oscuridad para unos y luz para otros, así que, en toda esa noche no pudieron acercarse los unos a los otros. Moisés entendió su brazo sobre el mar, y toda la noche el Señor envió sobre el mar, un recio viento del este que lo hizo retroceder, convirtiéndolo en tierra seca. Las aguas del mar se dividieron, y los israelitas lo cruzaron sobre tierra seca. El mar era para ellos una muralla de agua a la derecha y otra a la izquierda. Los egipcios los persiguieron, todos los caballos y carros del faraón. Y todos los jinetes, entraron en el mar tras ellos. Cuando ya estaba por amanecer, el Señor miró al ejército egipcio desde la columna de fuego y de nube, y sembró la confusión entre ellos: hizo que las ruedas de sus carros se atascaran, de modo que, se les hacía muy difícil avanzar. Entonces exclamaron los egipcios: !Alejémonos de los israelitas, pues, el Señor Jehová está peleando por ellos y contra nosotros. Entonces el señor le dijo a Moisés: Extiende tu brazo sobre el mar, para que las aguas se vuelvan contra los egipcios y contra sus carros y jinetes.
  • 23. ... al recobrar las aguas su estado normal, se tragaron a todos los carros y jinetes del faraón, y a todo el ejército que había entrado al mar para perseguir a los israelitas, ninguno de ellos, quedó con vida (Éxodo 14: 17-29). Los israelitas, sin embargo, cruzaron el mar sobre tierra seca, pues, para ellos el mar formó una muralla de agua a la derecha y otra a la izquierda. En ese día el Señor (Yahvé) salvó a Israel del poder de Egipto. Los israelitas vieron los cadáveres de los egipcios tendidos en la orilla del mar. Y al ver los israelitas el gran poder que el Señor había desplegado en contra de los egipcios, temieron a Jehová y creyeron en él y en su siervo Moisés (Éxodo 14: 30-31). El hombre será saciado de bien del fruto de su boca; y le será pagado según las obras de sus manos. (Proverbios 12:14). Del fruto de su boca el hombre comerá el bien… (Proverbios 13:2). El que guarda su boca y su lengua su alma guarda de angustias. (Proverbios 21:23). La muerte y la vida están en PODER DE LA LENGUA. (Proverbios 18:21). Te has enlazado con las palabras de tu boca, y has quedado preso en los dichos de tus labios. (Proverbios 6:2). ¿Por qué es importante cuidar y observar nuestras expresiones o palabras? La blanca respuesta quita la ira; más la palabra áspera hace subir el furor. La lengua de los sabios adornará la sabiduría; más la boca de los necios hablará sandeces. (Proverbios 14:1-2). La lengua apacible es árbol de vida; más la perversidad de ella es quebrantamiento de espíritu. (Proverbios 14:4). ELÍAS TISBITA Y LA VIUDA DE SAREPTA DE SIDÓN. Entonces Elías tisbita, que era de los moradores de Galaad, dijo a Acab: Vive Jehová Dios de Israel, en cuya presencia estoy, que no habrá lluvia ni rocío en estos años, sino por mi palabra. (1 Reyes 17:1). Y vino a él palabra de Jehová, diciendo: Apártate de aquí, y vuélvete al oriente, y escóndete en el arroyo de Querit, que está frente al Jordán.
  • 24. Beberás del arroyo; y yo he mandado a los cuervos que te den allí de comer. Y él se fue e hizo conforme a la palabra de Jehová; pues se fue a vivir junto al arroyo de Querit, que está frente al Jordán. Y los cuervos le traían pan y carne por la mañana, y pan y carne por la tarde; y bebía del arroyo. Pasando algunos días, se secó el arroyo, porque no había llovido sobre la tierra. (1 Reyes 17:2-7). Vino luego a él palabra de Jehová, diciendo: Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente. Entonces él se levantó y se fue a Sarepta. Y cuando llegó a la puerta de la ciudad, he aquí una mujer viuda que estaba allí recogiendo leña; y él la llamó, y le dijo: Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso, para que beba. Y yendo ella para traérsela, él la volvió a llamar, y le dijo: Te ruego que me traigas también un bocado de pan en tu mano. Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija; y ahora recogía dos leños, para entrar y prepararlo para mí y para mi hijo, para que lo comamos y nos dejemos morir. Elías le dijo: No tengas temor; ve haz como has dicho; pero hazme a mí primero de ello una pequeña torta cocida debajo de la ceniza, y tráemela; y después harás para ti y para tu hijo. Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra. Entonces ella fue e hizo como dijo Elías; y comió él, y ella, y su casa, muchos días. Y la harina de la tinaja no escaseó, ni el aceite de la vasija menguó, conforme a la palabra que Jehová había dicho por Elías. (1 Reyes 17:8-16). Este gran profeta (Elías), vivió en los tiempos de Acab, rey de Israel y su reino lo tenía en Samaria, Gobernó veintidós años mientras que Asa, era rey de Judá (1 Reyes 16: 21-27 [Omri rey de Israel] y 1 Reyes 16: 20).
  • 25. Acab hizo lo malo ante los ojos de Jehová, más que todos los que reinaron antes de él. Tomó por mujer a Jezabel, hija del rey de los sidonios, y fue y sirvió a Baal, y lo adoró. E hizo altar a Baal, en el templo de Baal que él edificó en Samaria, también hizo una imagen de Asera; esto provocó la ira de Jehová Dios de Israel. (1 Reyes 16:29-33). Pasados muchos días, vino palabra de Jehová a Elías en el tercer año, diciendo: Ve, muéstrate a Acab (rey de Israel), y yo haré llover sobre la faz de la tierra… y el hambre era grave en Samaria. (1 Reyes 18:1-2). Los tres hebreos son echados al horno ardiente en Babilonia. Habló Nabucodonosor y les dijo: ¿Es verdad, Sadrac, Mesac y Abed- nego, que vosotros no honráis a mi dios, ni adoráis la estatua de oro que he levantado? Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asunto. He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo. Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado. (Daniel 3:14 y 16-18). Y mandó a hombres muy vigorosos que tenía en su ejército, que atasen a Sadrac, Mesac y Abed-nego, para echarlos en el horno de fuego ardiendo. Entonces estos varones fueron atados con sus mantos, sus calzas, sus turbantes y sus vestidos, y fueron echados adentro del horno de fuego ardiendo. (Daniel 3: 20-23). Y como la orden del rey era apremiante, y lo habían calentado mucho, la llama del fuego mató a aquellos que habían alzado a Sadrac, Mesac y Abed-nego. Y estos tres varones, cayeron atados dentro del horno de fuego ardiendo. (Daniel 3: 22-23). Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó apresuradamente y dijo a los de su consejo: ¿No echaron a tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad, oh rey. Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego sin sufrir ningún daño; y el aspecto del cuarto es
  • 26. semejante a hijo de los dioses. Entonces Nabucodonosor se acercó a la puerta del horno de fuego ardiendo, y dijo: Sadrac, Mesac y Abed-nego, siervos del Dios Altísimo, salid y venid. Entonces Sadrac, Mesac y Abed-nego salieron de en medio del fuego. Y se juntaron los sátrapas, los gobernadores, los capitanes y los consejeros del rey, para mirar a estos varones, cómo el fuego no había tenido poder alguno sobre sus cuerpos, ni aun el cabello de sus cabezas se había quemado; sus ropas estaban intactas, y ni siquiera olor de fuego tenían. (Daniel 3: 24-27). Entonces Nabucodonosor dijo: Bendito sea el Dios de ellos, de Sadrac, Mesac y Abed-nego, que envió su ángel y libró a sus siervos que confiaron en él, y que no cumplieron el edicto del rey, y entregaron sus cuerpos antes que servir y adorar a otro dios que su Dios. (Daniel 3: 28). Por lo tanto, decreto que todo pueblo, nación o lengua que dijere blasfemia contra el Dios de Sadrac, Mesac y Abed-nego, sea descuartizado, y su casa convertida en muladar; por cuanto no hay dios que pueda librar como éste. Entonces el rey engrandeció a Sadrac, Mesac y Abed-nego en la provincia de Babilonia. (Daniel 3: 29). Nabucodonosor rey, a todos los pueblos, naciones y lenguas que moran en toda la tierra: Paz os sea multiplicada. Conviene que yo declare las señales y milagros que el Dios Altísimo ha hecho conmigo. ¡Cuán grandes son sus señales, y cuán potente sus maravillas! Su reino, reino sempiterno, y su señorío de generación en generación. (Daniel 4: 1-3). Las palabras de los impíos son asechanzas para derramar sangre; más la boca de los rectos los librará. (Proverbios 12:6). La boca de los sabios esparce sabiduría; no así el corazón de los necios. (Proverbios 15:7). Ejemplo de este poder, lo vemos en la mujer con flujo de sangre. Y he aquí una mujer enferma de flujo de sangre desde hacía doce años, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; porque decía dentro de sí: Si tocaré solamente su manto, seré salva.
  • 27. Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado. Y la mujer fue salva desde aquella hora. (Mateo 9:20-21). Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. (Mateo 12:36-37). Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar; y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo; ¡Un Fantasma! y dieron voces de miedo. (Mateo 14:22-32) Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; soy yo, no temáis! Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame! En estos cuatro casos, vemos la mano de Jehová Dios cuidando de sus siervos. El primero de ellos, es la mujer que hacía mucho tiempo tenía ese malestar muy grave por doce años, al parecer sin ninguna esperanza, dado que, ya había recurrido a todas aquellas posibilidades. En el caso de los discípulos, que se asustaron de gran manera por el fuerte viento y las olas del mar, clamaron por ayuda y les fue dado conforme a su corazón. Todos ellos, fueron socorridos. Regresemos al año 800 a.C., en el reinado de Jeroboam...En aquel tiempo Abías hijo de Jeroboam cayó enfermo. Y dijo Jeroboam a su mujer: Levántate ahora y disfrázate, para que no te conozcan que eres la mujer de Jeroboam, y ve a Silo; porque allá está el profeta Ahías, el que me dijo que yo había de ser rey sobre este pueblo. Y la mujer de Jeroboam lo hizo así; y se levantó y fue a Silo, y vino a casa de Ahías. Y ya no podía ver Ahías, porque sus ojos se habían oscurecido a causa de su vejez. Más Jehová había dicho a Ahías: He aquí que la mujer de Jeroboam vendrá a consultarte por su hijo, que está enfermo; así y así le responderás, pues cuando ella viniere, vendrá disfrazada. Cuando Ahías oyó el sonido de sus pies, al entrar ella por la puerta, dijo: Entra, mujer de Jeroboam. ¿Por qué te finges otra? He aquí yo soy enviado a ti con revelación dura. Ve y di a Jeroboam:
  • 28. Así dijo Jehová Dios de Israel: Por cuanto yo te levanté de en medio del pueblo, y te hice príncipe sobre mi pueblo Israel, y rompí el reino de la casa de David y te lo entregué a ti, y tú no has sido como David mi siervo, que guardó mis mandamientos y anduvo en pos de mí con todo su corazón, haciendo solamente lo recto delante de mis ojos. Sino que hiciste lo malo sobre todos los que han sido antes de ti, pues fuiste y te hiciste dioses ajenos e imágenes de fundición para enojarme, y a mí me echaste tras tus espaldas. Por tanto, he aquí que yo traigo mal sobre la casa de Jeroboam, y destruiré de Jeroboam todo varón, así el siervo como el libre de Israel; barreré la posteridad de la casa de Jeroboam como se barre el estiércol, hasta que sea acabada. El que muera de los de Jeroboam en la ciudad, lo comerán los perros, y el que muera en el campo, los comerán las aves del cielo; porque Jehová lo ha dicho. Y tú levántate y vete a tu casa; y al poner el pie en la ciudad, morirá el niño. (2 Reyes 14: 1-11). Jehová sacudirá a Israel al modo que la caña se agita en las aguas; y él arrancará a Israel de esta buena tierra que había dado a sus padres, y los esparcirá más allá del Éufrates, por cuanto han hecho sus imágenes de Asera, enojando a Jehová. Y él entregará a Israel por los pecados de Jeroboam, el cual pecó y ha hecho pecar a Israel. Entonces la mujer de Jeroboam se levantó y se marchó, y vino a Tirsa; y entrando ella por el umbral de la casa, el niño murió. Y lo enterraron, y lo endechó todo Israel, conforme a la palabra de Jehová, la cual él había hablado por su siervo el profeta Ahías. El tiempo que reinó Jeroboam fue veintidós años; y habiendo dormido con sus padres, reinó en su lugar Nadab su hijo. (1 Reyes 14: 14-20). Por su parte, Roboam hijo de Salomón reinó en Judá. De cuarenta y un años era Roboam cuando comenzó a reinar, y diecisiete años reinó en Jerusalén, ciudad que Jehová eligió de todas las tribus de Israel, para poner allí su nombre. Estos hechos ocurrieron aproximadamente en el año 800 a.C.
  • 29. El nombre de su madre fue Naama, amonita. Y Judá hizo lo malo ante los ojos de Jehová, y le enojaron más que todo lo que sus padres habían hecho en sus pecados que cometieron. Porque ellos, también se edificaron lugares altos, estatuas, e imágenes de Asera, en todo collado alto y debajo de todo árbol frondoso. Hubo también sodomitas en la tierra, e hicieron conforme a todas las abominaciones de las naciones que Jehová había echado delante de los hijos de Israel. (1 Reyes 14: 21-24). De veinticinco años era Joacim cuando comenzó a reinar, y once años reino en Jerusalén. El nombre de su madre fue Zebuda hija de Pedaías, de Ruma. E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que sus padres habían hecho. Esto ocurrió en el año 620 a.C. En su tiempo subió en campaña Nabucodonosor rey de Babilonia. Joacim vino a ser su siervo por tres años, pero luego volvió y se rebeló contra él. Pero Jehová envió contra Joacim tropas de caldeos, tropas de sirios, tropas de moabitas y tropas de amonitas, los cuales envió contra Judá para que la destruyesen, conforme la palabra de Jehová que había hablado por sus siervos los profetas. (2 Reyes 22: 1-2). De dieciocho años era Joaquín cuando comenzó a reinar, y reinó en Jerusalén tres meses. El nombre de su madre fue Nehusta hija de Elnatán, de Jerusalén. E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, conforme todas las cosas que había hecho su padre. En aquel tiempo subieron contra Jerusalén, los siervos de Nabucodonosor rey de Babilonia, y la ciudad fue visitada. Vino también Nabucodonosor rey de Babilonia contra la ciudad, cuando los siervos la tenían sitiada. Entonces salió Joaquín rey de Judá al rey de Babilonia, él y su madre, sus siervos, sus príncipes y sus oficiales, y lo prendió el rey de Babilonia en el octavo año de su reinado. (2 Reyes 24: 8-12). Para que se cumpliese la palabra de Dios (2 Crónicas 36: 20-22). Y sacó de allí todos los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros de la casa real, y rompió en pedazos todos los utensilios de oro que había hecho Salomón rey de Israel en la casa de Jehová, como Jehová había dicho. Y se llevó en cautiverio a toda Jerusalén, a todos los príncipes, y a todos los hombres valientes, hasta diez mil cautivos, y a todos los
  • 30. artesanos y herreros; no quedó nadie, excepto los pobres del pueblo de la tierra. Asimismo llevo cautivos a Babilonia a Joaquín, a la madre del rey, a las mujeres del rey, a sus oficiales y a los poderosos de la tierra; cautivos los llevó de Jerusalén a Babilonia. A todos los hombres de guerra, que fueron siete mil, y a los artesanos y herreros, que fueron mil, y a todos los valientes para hacer la guerra, llevó cautivos el rey de Babilonia. Y el rey de Babilonia puso por rey en lugar de Joaquín a Matanías su tío, y le cambió el nombre por el de Sedequías. (2 reyes 24: 8-17, y 2 Crónicas 36: 19-22). De veintiún años era Sedequías cuando comenzó a reinar, y reinó en Jerusalén once años. El nombre de su madre fue Hamutal hija de Jeremías, de Libria. E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, conforme a todo lo que había hecho Joacim. Vino, pues, la ira de Jehová contra Jerusalén y Judá, hasta que los echó de su presencia. Y Sedequías se rebeló contra el rey de Babilonia. (2 Reyes 24: 18-20). Y el ejército de los caldeos siguió al rey, y los apresó en las llanuras de Jericó, habiendo sido dispersado todo su ejército. Preso, pues, el rey, le trajeron al rey de Babilonia en Ribla, y pronunciaron contra él sentencia. Degollaron a los hijos de Sedequías (su nombre inicial era Matanías tío de Joaquín) en presencia suya, y a Sedequías le sacaron los ojos, y atado con cadenas lo llevaron a Babilonia. (2 Reyes 25: 1-7). Como se puede apreciar en estos párrafos anteriores, la conducta de los Israelitas se volvía a repetir como en el tiempo que fueron gobernados por jueces, veamos el siguiente texto: Más acontecía que al morir el juez, ellos volvían atrás, y se corrompían más que sus padres, siguiendo a dioses ajenos para servirles, e inclinándose delante de ellos; y no se apartaban de sus obras, ni de su obstinado camino. Desde Moisés y durante el gobierno de los jueces y reyes, los hebreos no fueron capaces de cambiar su conducta y entregar su corazón...
  • 31. Y la ira de Jehová se encendió contra Israel, y dijo: Por cuanto este pueblo traspasa mi pacto que ordené a sus padres, y no obedece mi voz, tampoco yo volveré más a arrojar de delante de ellos a ninguna de las naciones que dejó Josué cuando murió; para probar con ellas a Israel, si procurarían o no seguir el camino de Jehová, andando en él, como lo siguieron sus padres... (Jueces 2: 19-23). Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasarán vosotros para tomarla; para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prologados. Oye, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová el dios de tus padres. (Deuteronomio 6: 1-3). Porque ¿qué es el hombre, para que oiga la voz del Dios viviente que habla de en medio del fuego, como nosotros la oímos, y aún vida? (Deuteronomio 5: 26). ¡Quién diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen y guardasen todos los días todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre!. (Deuteronomio 5: 29). Mirad, pues, que hagáis como Jehová vuestro Dios os ha mandado; no os apartéis a diestra ni a siniestra. Andad en todo el camino que Jehová vuestro Dios os ha mandado, para que viváis y os vaya bien, y tengáis largos días en la tierra que habéis de poseer. (Deuteronomio 5: 32-33). Circuncidaos a Jehová, y quitad el prepucio de vuestro corazón, varones de Judá y moradores de Jerusalén; no sea que mi ira salga como fuego, y se encienda y no haya quien la apague, por la maldad de vuestras obras. (Jeremías 4: 4). Recorred las calles de Jerusalén, y mirad ahora, e informaos; buscad en sus plazas a ver si halláis hombre, si hay alguno que haga justicia, que busque verdad; y yo la perdonaré. Oh Jehová, ¿no miran tus ojos a la verdad? Los azotaste, y no les dolió; los consumiste, y no quisieron recibir corrección, endurecieron sus rostros más que la piedra, no quisieron convertirse.
  • 32. Pero yo dije: Ciertamente éstos son pobres, han enloquecido, pues no conocen el camino de Jehová, el juicio de su Dios. Iré a los grandes, y les hablaré, porque ellos conocen el camino de Jehová, el juicio de su Dios. Pero ellos también quebrantaron el yugo, rompieron las coyundas. (Jeremías 5: 1-5). Lava el corazón de maldad, oh Jerusalén, para que seas salva, ¿Hasta cuándo permitirás en medio de ti los pensamientos de iniquidad? (Jeremías 4: 14). Tu camino y tus obras te hicieron esto; esta es tu maldad, por lo cual amargura penetrará hasta tu corazón. (Jeremías 4: 18). Quebrantamiento sobre quebrantamiento es anunciado; porque toda la tierra es destruida; de repente son destruidas mis tiendas, en un momento mis cortinas. ¿Hasta cuándo he de ver bandera, he de oír sonido de trompeta? Porque mi pueblo es necio, no me conocieron; son hijos ignorantes y no son entendidos; sabios para hacer el mal, pero el bien no supieron. Miré la tierra, y he aquí que estaba asolada y vacía; y a los cielos, y no había en ellos luz. (Jeremías 4: 20-23). Porque resueltamente se rebelaron contra mí la casa de Israel y la casa de Judá, dice Jehová. Negaron a Jehová, y dijeron: Él no es, y no vendrá mal sobre nosotros, ni veremos espada ni hambre; antes los profetas serán como viento, porque no hay en ellos palabra, así se hará a ellos. Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de los ejércitos: Porque dijeron esta palabra, he aquí yo pongo mis palabras en tu boca por fuego, y a este pueblo por leña, y los consumirá. (Jeremías 5: 11:14). Corrígete, Jerusalén, para que no se aparte mi alma de ti, para que no te convierta en desierto, en la tierra inhabitada. Así dijo Jehová de los ejércitos: Del todo rebuscarán como a vid el resto de Israel; vuelve tu mano como vendimiador entre los sarmientos. (Jeremías 6: 8-9). Porque desde el más chico de ellos hasta el más grande, cada uno sigue la avaricia, y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son engañadores. Y curan la herida de mi pueblo con liviandad, diciendo: Paz, Paz; y no hay paz. (Jeremías 6: 13-14).
  • 33. Así dijo Jehová: Paraos en los caminos y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Más dijeron: No andaremos. (Jeremías 6: 16). Oye, tierra: He aquí yo traigo mal sobre este pueblo, el fruto de sus pensamientos; porque no escucharon mis palabras, y aborrecieron mi ley. Por tanto, Jehová dice esto: He aquí yo pongo a este pueblo tropiezos, y caerán en ellos los padres y los hijos juntamente; el vecino y su compañero perecerán. (Jeremías 6: 19 y 21). Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová. Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada. Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto. Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. (Jeremías 17: 6-10). Porque mis ojos están sobre todos sus caminos, los cuales no se me ocultaron, ni su maldad se esconde de la presencia de mis ojos. Pero primero pagaré al doble su iniquidad y su pecado; porque contaminaron mi tierra con los cadáveres de sus ídolos, y de sus abominaciones llenaron mi heredad. (Jeremías 16: 17-18). …; pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.
  • 34. Porque vuestras manos están contaminadas de sangre, y vuestros dedos de iniquidad; vuestros labios pronuncian mentira, habla maldad vuestra lengua. No hay quien clame por la justicia, ni quien juzgue por la verdad; confían en vanidad, y hablan vanidades; conciben maldades, y dan a luz iniquidad. (Isaías 59: 1-3). Sus pies corren al mal, se apresuran para derramar la sangre inocente, sus pensamientos, pensamientos de iniquidad; destrucción y quebrantamiento hay en sus caminos. No conocieron camino de paz, no hay justicia en sus caminos; sus veredas son torcidas; cualquiera que por ellas fuere, no conocerá paz. Por esto se alejó de nosotros la justicia, y no nos alcanzó la rectitud; esperamos luz, y he aquí tinieblas; resplandores, y andamos en oscuridad. Palpamos la pared como ciegos, y andamos a tientas como sin ojos; tropezamos a mediodía como de noche; estamos en lugares oscuros como muertos. Gruñimos como osos todos nosotros, y gemimos lastimeramente como palomas; esperamos justicia, y no la hay; salvación, se alejó de nosotros. Porque nuestras rebeliones se han multiplicado delante de ti, y nuestros pecados han atestiguado contra nosotros, porque con nosotros están nuestras iniquidades, y conocemos nuestros pecados. El prevaricar y mentir contra Jehová, y el apartarse de en pos de nuestro Dios; el hablar calumnia y rebelión, concebir y proferir de corazón palabras de mentira. Y el derecho se retiró, y la justicia se puso lejos; porque la verdad tropezó en la plaza, y la equidad no pudo venir. Y la verdad fue detenida, y el que se apartó del mal fue puesto en prisión; y lo vio Jehová, y desagradó a sus ojos, porque pereció el derecho. (Isaías 59: 7-13). Y vendrá el Redentor a Sion, y a los que se volvieren de la iniquidad en Jacob, dice Jehová. Y este será mi pacto con ellos, dijo Jehová: El Espíritu mío que está sobre ti, y mis palabras que puse en tu boca, no faltarán de tu boca, ni
  • 35. de la boca de tus hijos, ni de la boca de los hijos de tus hijos, dijo Jehová, desde ahora y para siempre. (Isaías 59: 20-21). Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes. Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová. Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis. Y pondré tendones sobres vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que, yo soy Jehová. (Ezequiel 37: 3-6). Profeticé, pues, como me fue mandado, y hubo un ruido mientras yo profetizaba, y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso. Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió, y la piel cubrió por encima de ellos; pero no había en ellos espíritu. Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán. Y profetice como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo. Me dijo luego: Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de Israel: He aquí, ellos dicen: Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todos destruidos. Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel. Y sabréis que yo soy Jehová, cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío. Y pondré mi Espíritu en vosotros y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis que yo Jehová hablé, y lo hice, dice Jehová. (Ezequiel 37: 7-14). …, y les dirás: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra, y los haré una nación en la
  • 36. tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos. Ni se contaminarán ya más con sus ídolos, con sus abominaciones y con todas sus rebeliones, y los salvaré de todas sus rebeliones con las cuales pecaron, y los limpiaré y me serán por pueblo, y yo a ellos por Dios. (Ezequiel 37: 21-23). Habitarán en la tierra que di a mi siervo Jacob, en la cual habitaron vuestros padres, en ella habitarán ellos, sus hijos y los hijos de sus hijos para siempre; y mi siervo David será príncipe de ellos para siempre. Y haré con ellos pacto de paz, pacto perpetuo será con ellos; y los estableceré y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para siempre. Estará en medio de ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Y sabrán las naciones que yo Jehová santifico a Israel, estando mi santuario en medio de ellos para siempre. (Ezequiel 37: 25-28). Y enseñarán a mi pueblo a hacer diferencia entre lo santo y lo profano, y les enseñarán a discernir entre lo limpio y lo no limpio. En los casos de pleito ellos estarán para juzgar; conforme a mis juicios juzgarán; y mis leyes y mis decretos guardarán en todas mis fiestas solemnes, y santificarán mis días de reposo. No se acercarán a hombre muerto para contaminarse; pero por padre o madre, o hijo o hija, hermano, o hermana que no haya tenido marido, sí podrán contaminarse. Y después de su purificación, le contarán siete días. (Ezequiel 44: 23-25). Y toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos dos ríos, vivirá; y habrá muchísimos peces por haber entrado allá estas aguas, y recibirán sanidad, y vivirá todo lo que entrare en este río. (Ezequiel 47: 9). Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. (2 corintios 7:1).
  • 37. Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos. (2 Corintios 8: 9). Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra; como está escrito: Repartió, dio a los pobres; su justicia permanece para siempre. (2 Corintios 9:6-9). Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortaleza, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo. (2 Corintios 10: 3-5). Más el que se gloríe, gloríese en el Señor; porque no es aprobado el que se alaba a sí mismo, sino aquel a quien Dios alaba. (2 Corintios 10: 17-18). Pero temo que como la serpiente con su astucia engaño a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo. Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis; y pienso que en nada ha sido inferior a aquellos grandes apóstoles. (2 Corintio 11: 3-5). Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltare desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. (2 Corintios 12: 7-8).
  • 38. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por lo tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. (2 Corintios 12: 9-10). Porque aunque fue crucificado en debilidad, vive por el poder de Dios. Pues también nosotros somos débiles en él, pero viviremos con él por el poder de Dios para con vosotros. (2 Corintios 13: 4). Por lo cual nos gozamos de que seamos nosotros débiles, y que vosotros estéis fuertes; y aun oramos por vuestra perfección. (2 Corintios 13: 9). COMISIÓN QUE DA JESUCRISTO PARA LOS DOCE APÓSTOLES Después de esto, habiendo convocado a sus doce discípulos, les dio potestad para lanzar los espíritus inmundos, y curar toda especie de dolencias y enfermedades. A estos doce envió Jesús después de instruirlos, diciendo: no vayan por camino de gentiles ni entren en ciudad de samaritanos, sino vayan a las ovejas de la casa de Israel que se han extraviado y cuando vayan, proclamen diciendo: “el reino del cielo se ha acercado”. Sanen enfermos, limpien leprosos, expulsen espíritus malignos. De gracia recibieron, den de gracia. (Mateo, capitulo 18:18). De cierto les digo, que todo lo que aten en la tierra, será atado en el cielo y lo que desaten en la tierra, será desatado en el cielo. (Mateo, capitulo 18:18). Les dijo otra vez: si dos de ustedes se ponen de acuerdo en la tierra sobre cualquier cosa que quieran pedir, lo tendrán de parte de mi padre que está en el cielo, porque donde estén dos o tres reunidos en mi nombre, allí estaré yo entre ellos. (Mateo, 18:19-20). Cuando llegó el día de Pentecostés estaban todos unánimes juntos... Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen (Hechos de los Apóstoles 2: 4).
  • 39. LOS MILAGROS REALIZADOS POR JESUCRISTO 1.- SANA A UN LEPROSO. Habiendo descendido del monte, grandes multitudes lo seguían. Y he aquí que llegó un leproso y postrándose ante él, le dijo: Señor mío, si quieres puedes sanarme. Extendiendo Jesús su mano, lo tocó y dijo, sé sano. Y fue sanado de su lepra inmediatamente. (Mateo, capitulo 8:1- 3). 2.- SANA AL SIERVO DE UN CENTURIÓN. Al entrar Jesús en Capernaúm, se le acercó un centurión y le suplicó, diciendo: Señor mío, mi sirviente yace en cama, paralítico y en gran aflicción. Jesús le dijo: yo iré a sanarlo. El centurión contestó, diciendo: Señor mío, no me considero digno de que entres bajo mi techo, sino sólo di la palabra y mi sirviente sanará, porque yo también soy hombre bajo autoridad con soldados bajo mi mando y si digo a este e, él va, y al otro: ven, y él viene, y a mi sirviente: haz esto y lo hace. (Mateo, 8:5- 11). 3.- SANA A LA SUEGRA DE SIMÓN PEDRO. Al llegar Jesús a la casa de Simón, vio a la suegra de éste que yacía en cama con fiebre y tocándole la mano, la fiebre la dejó y ella se levantó y los atendía, al atardecer le trajeron a muchos que tenían espíritus malignos y con la palabra expulso de ellos a los espíritus malignos y sanó a todos los que tenían alguna enfermedad, para que tuviera cumplimiento lo dicho por medio del profeta Isaías, que dijo: él tomará nuestras aflicciones y llevará nuestras enfermedades. (Mateo, 8:14-17). 4.- REPRENDE UNA VIOLENTA TEMPESTAD. Cuando Jesús abordó la barca, sus discípulos lo abordaron junto con él y he aquí, se desató una violenta tempestad en el mar, de tal manera que las olas inundaban la barca, pero Jesús dormía. Acercándose luego sus discípulos lo despertaron y le decían: ¡Señor nuestro, sálvanos que perecemos! Jesús les dijo: ¿por qué han tenido miedo, hombres de poca fe? Entonces se puso de pie y habiendo reprendido a los vientos y al mar, se produjo una gran quietud. Entonces aquellos varones, maravillados, dijeron: ¿Quién es éste a quien los vientos y el mar le obedecen? (Mateo, capitulo 8:23-27).
  • 40. 5.- LOS GADARENOS POSEÍDOS POR ESPÍRITUS MALIGNOS. Habiendo llegado Jesús a la ribera opuesta, a la región de los Gadarenos, le salieron al encuentro en entre los sepulcros dos varones con espíritus malignos, a tal grado malvados que nadie podía pasar por ese camino. (Mateo, capitulo 8:28-24). 6.- UN PARALÍTICO ES RESTAURADO Y PERDONADO POR JESUCRISTO. … y abordaron la barca, cruzó al otro lado y llegó a su ciudad y le llevaron un paralítico tendido en una camilla, cuando Jesús vio la fe de ellos, dijo al paralítico: ten ánimo, tus pecados te son perdonados, hijo mío. (Mateó, 9:1-2). 7.- La mujer que tocó el manto de Jesucristo y la resurrección de una niña Mientras él les hablaba estas cosas, llegó cierto dirigente que, acercándose, se postró ante él y dijo: mi hija ha muerto hoy, pero ven e imponle tu mano y ella volverá a vivir. Entonces Jesús y sus discípulos, levantándose, lo siguieron. En eso, cierta mujer que había sufrido de flujo de sangre desde hacía doce años, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto, porque decía para sí: si tan sólo toco su ropa, quedaré sana. Entonces Jesús, volviéndose y mirándola, le dijo: hija mía, ten ánimo, tu fe te ha sanado. Y desde ese momento la mujer quedó sana. (Mateo, capitulo 9:18-25). 8.- LIBERA Y SANA A UN MUDO. Cuando Jesús se retiraba, le trajeron un mudo que tenía un espíritu maligno y después de que fue expulsado el espíritu maligno, el que había estado mudo habló y las multitudes estaban asombradas y exclamaban: ¡jamás se había visto cosa semejante en Israel! Pero los fariseos decían: él expulsa a los espíritus malignos por el príncipe de los espíritus malignos. (Mateo, capitulo 9:32-34). 9.- DOS CIEGOS SON SANADOS POR JESUCRISTO. Cuando se retiraba de allí, lo siguieron dos ciegos gritando y diciendo: ¡hijo de David! ¡Ten misericordia de nosotros! Después de haber llegado a la casa se le acercaron los ciegos y Jesús les dijo: ¿Creen qué puedo hacer esto? Ellos contestaron: sí, Señor nuestro. Entonces les tocó los ojos, diciendo: tal como han creído les sea hecho.
  • 41. Y les fueron abiertos los ojos al instante y Jesús les advirtió, diciendo: miren que nadie lo sepa, pero ellos salieron y divulgaron su fama por toda aquella región. (Mateo, capitulo 9:27-31). 10.- SANA A LA HIJA DE UNA MUJER PAGANA. Levantándose Jesús de allí, se fue a los límites de Tiro y de Sidón y entró en cierta casa y no quería que nadie se enterara, pero no pudo ocultarse, sino que inmediatamente oyó acerca de él una mujer que tenía una hija con un espíritu inmundo y vinieron se postró a sus pies. Era una mujer gentil de fenicia, de Siria, que le suplicaba que echara fuera de su hija al espíritu maligno. Pero Jesús le dijo... (Marcos, capitulo 7:24-30). 11.- SANA A UN SORDOMUDO. Jesús volvió a salir de los límites de Tiro y Sidón y vino al mar de Galilea, a los límites de Decápolis y le trajeron a uno que era sordomudo y le suplicaron que le impusiera la mano y lo sacó de la multitud a solas y poniéndole los dedos en los oídos, escupió, tocó su lengua y alzando los ojos al cielo, suspiró y dijo: ¡sé abierto! (Marcos, capitulo 7:31-37). 12.- SANIDAD DE UN HOMBRE QUE TENÍA UNA MANO SECA. Marchándose Jesús de allí, fue a su sinagoga. Y se encontraba allí cierto varón cuya mano estaba seca y ara poder acusarlo, le preguntaron, diciendo: ¿está permitido sanar en día de reposo? Él les contestó: ¿qué hombre hay entre ustedes que teniendo una sola oveja, si ésta cae en el pozo en día de reposo, no la toma y la rescata? Pues ¡cuánto más importante es un hombre que una oveja! Por tanto, está permitido hacer el bien en día de reposo. Luego dijo al varón: extiende tu mano y él extendió su mano y le fue restaurada como la otra. (Mateo, 12:9-13). 13.- Jesucristo realiza muchas sanidades junto al mar de Galilea Partiendo Jesús de allí, llegó junto al mar de Galilea, ascendió a un monte y reposó allí. Acudieron entonces a él grandes multitudes, trayendo consigo a cojos, ciegos, mudos, lisiados y muchos otros y los ponían a los pies de Jesús y él los sanaba, de modo que, quedaron admiradas las multitudes cuando veían que los mudos hablaban, que a los lisiados se les restauraba, que los cojos caminaban y que los ciegos veían. Y glorificaban al Dios de Israel. (Mateo, capitulo 15:29-31).
  • 42. 14.- LA FE DE LA MUJER CANANEA. Y se marchó Jesús de allí, dirigiéndose a los límites de Tiro y Sidón y he aquí que una mujer cananea de aquellos entornos salió gritando y dijo: ¡Ten misericordia de mí, Señor mío, hijo de David! Un espíritu maligno manipula perversamente a mi hija. Pero él no le respondió palabra. Acercándose entonces sus discípulos, le suplicaron y dijeron: despídela, pues viene gritando detrás de nosotros. Contestándoles él, dijo: no he sido enviado sino a las ovejas descarriadas de la casa de Israel. Pero acercándose ella, se postro ante él, diciendo: ¡ayúdame, Señor mío! Jesús le dijo: no está bien tomar el pan de los hijos y arrojárselos a los perros, pero ella contestó: sí, Señor mío, pero hasta los perros comen de las migajas que caen de las mesas de sus amos y sobreviven. Entonces Jesús le dijo: ¡Oh mujer grande es tu fe! Que te sea hecho conforme a tu anhelo. Y su hija fue restaurada en ese mismo momento. (Mateo, capitulo 15:21-28). 15.- SANA A DOS CIEGOS EN JERICÓ. Cuando salió Jesús de Jericó, una gran multitud iba en pos de él y he aquí, al escuchar que Jesús iba pasando, dos ciegos que estaban sentados a un lado del camino gritando, diciendo: ¡Señor nuestro, Hijo de David, ten misericordia de nosotros! Y las multitudes los exhortaban a que guardaran silencio, pero ellos alzaban la voz y decían: ¡Señor nuestro, hijo de David, ten misericordia de nosotros! Ellos le dijeron: Señor nuestro, que nuestros ojos sean abiertos. Teniendo Jesús misericordia de ellos, les tocó los ojos y al instante les fueron abiertos los ojos y lo siguieron. (Mateo, capitulo 20:29-34). 16.- ALIMENTACIÓN MILAGROSA DE CUATRO MIL PERSONAS. Mas Jesús, convocados sus discípulos, dijo: Me causan compasión estos pueblos, porque tres días hace ya que perseveran en mi compañía, y no tienen qué comer; y no quiero despedirlos en ayuna, no sea que desfallezcan en el camino. Pero sus discípulos le respondieron: ¿Cómo podremos hallar en este lugar desierto bastantes panes para saciar a tanta gente? Jesús les dijo: ¿Cuántos panes tenéis? Respondieron: Siete, con algunos pececillos.
  • 43. Entonces mandó a la gente que se sentase en tierra. Y le cogiendo a los siete panes y los peces, dadas las gracias o hecha la oración, los partió y dio a sus discípulos, y los discípulos los repartieron al pueblo. Y comieron todos, y quedaron satisfechos. Y de los pedazos que sobraron, llenaron siete espuertas. Los que comieron eran cuatro mil hombres, sin contar los niños y las mujeres. (Mateo, capitulo 15:32-38). Como podemos apreciar en estos pasajes y líneas anteriores, durante los tres años del ministerio del Señor Jesucristo, sanó a una gran cantidad de personas que estaban atadas a espíritus, y a enfermedades incurables, así mismo también, les hablo al pueblo de las cualidades de Jehová Dios. A los discípulos les dio potestad para curar enfermedades y echar fuera demonios, sin embargo, enfatizó que lo mejor es no afanarse por el mañana y procurar que nuestro nombre este escrito en el libro de la vida. Además, debemos de hacer todo lo posible para glorificar y alabar a Jehová. Nos dejó una manera de cómo orar a nuestro Padre celestial creador del cielo y de la tierra, y nos exhorto a ser cuidadosos de no descuidar leer las escrituras (palabra de Dios) y orar constantemente a nuestro Padre que está en los cielos. Es decir, debemos de tener una comunión y comunicación diaria a través de la oración y la lectura de la Biblia. Puesto que en cada uno de los 66 libros, encontramos consuelo a nuestra alma. Nos deja en claro que, todas las cosas que él hizo cuando estuvo en la tierra, cualquiera de nosotros podemos hacerlas y aún mayores, siempre y cuando, recibiéramos el poder de lo alto y la unción del Espíritu Santo. Sin olvidar que el propósito fundamental es buscar el reino de Dios y su justicia... Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes (Mandamientos, Estatutos y Decretos) (Mateo 25: 14). Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. Cinco de ellas, eran prudentes y cinco insensatas... y a la media noche se oyó un clamor: !Aquí viene el esposo; salid a recibirle! Pero mientras las insensatas fueron a comprar aceite... vino el esposo.
  • 44. Población de Jerusalén y Judá en los tiempos de David. Se cree que en los tiempos del Rey David, tenía una población de 1, 470, 000 y la distribución de la población se ubicaba de la manera siguiente: Tabla 1.- Distribución de la población por grupos etarios. Edad (años) Cantidad Mujeres Hombres 0-4 102, 900 (7%) 53, 312 49, 588 5-17 396, 165 (26.95%) 205, 253 190, 912 18-30 303, 408 (20.64%) 157, 196 146, 212 31-50 269, 745 (18.35%) 139, 567 130, 178 51-60 221, 382 (15.06%). 114, 698 106, 684 61 y más 176, 400 (12%) 91, 393 85, 007 Total 1, 470, 000 761, 095 708, 905 La cantidad de 499, 065 eran niños y adolescentes menores de 18 años, y la cantidad de 970, 935 personas eran mayores de 18 años hasta 65 y más edad. Había quizás algunos 381, 432 hogares en el año 900 a.C., toda esta población se ubicaba en la ciudad de Judá, Siquem, Belén, Samaria, Jerusalén y en otros lugares en la tierra de Canaán. Gracias a la Biblia, y sus 66 libros con 1773 págs., (39 libros del antiguo Testamento, y 27 libros del Nuevo Testamento), tenemos una historia muy enriquecida de 395 años, más los 535 años, después que regresa el pueblo de Israel del cautiverio de Babilonia. En Egipto estuvieron cautivos 400 años y desde Moisés hasta Babilonia fueron 1150 años. Del año 1000 a.C., hasta el año 605 a.C., el pueblo vivió gobernado por reyes y príncipes, y después, paso a esclavitud 70 años en Babilonia hasta el año 535 a.C., y después, regresó a sus tierras siendo, Esdras Sacerdote, y Nehemías viene a ser gobernador, se encargan de la reconstrucción de la ciudad y del templo de Dios con la ayuda del pueblo. (Esdrás 1: 1-11 y Nehemías 1: 1-11).
  • 45. POBLACIÓN DE ISRAEL Y SUS CIUDADES PRINCIPALES. Actualmente en el año 2018, y ahora constituido desde 1947 como una nación, Israel con una población de 8, 500, 745 y la distribución, se ubica de la manera siguiente: Tabla 2.- Distribución de la población por grupos etarios, Israel 2018. Edad (años) Cantidad Mujeres Hombres 0-4 595, 052 (7%) 301, 096 293, 956 5-17 2, 290, 951 (26.95%) 1, 159, 221 1, 131 730 18-30 1, 754, 554 (20.64%) 887, 804 866, 750 31-50 1, 559, 887 (18.35%) 789, 302 770, 585 51-60 1, 280, 212 (15.06%). 647, 787 632, 425 61 y más 1, 020, 089 (12%) 516, 165 503, 924 Total 8, 500, 745 4, 301, 375 4, 199, 370 La cantidad de 2, 886, 003 son niños y adolescentes menores de 18 años, y la cantidad de 5, 614, 742 son mayores de 18 a 61 y más años. Hay quizás algunos 2, 058, 605 hogares actualmente, toda esta población se ubicaba en las ciudades de Judá, Jerusalén y en otros lugares en la tierra de Canaán. Ramón Ruiz Limón, Cuitláhuac Ruiz López y Nicole Ruiz Álvarez México, a 12 Enero 1990.