SlideShare una empresa de Scribd logo
Rol(es) de la educación física &
          conceptos de salud.
  ¿Qué educación física para qué salud?
                              Universidad de Flores                           María Eugenia García Sottile
                                   (Argentina)                                           megsef@yahoo.es


           Aún las mejores intenciones para dotar de sentido a lo que se conoce como Educación Física (EF), de darle
       valor social como educación para la salud no nos salvan de caer en un modelo donde las urgencias del mercado
          nos hacen olvidar que La Salud no existe más que como un concepto arbitrario, construido por los modelos
       sociales donde se expresa. Y que en esa idea bucólica de salud - como la plantea la Organización Mundial de la
                Salud (OMS) - y en los conceptos que de ella se desprenden no parece haber lugar para todos.
            La EF - que basa su hacer en el cuerpo y el movimiento (generalmente del otro) - no podría verse libre de
                            responsabilidad para que ese espacio de salud resulte más abarcativo.
           Y esto no se soluciona con una práctica aeróbica o deportiva o con tal o cual técnica de rehabilitación, pero
      quizás empezando a buscar nuevos planteos desde la propia Teoría de la EF. Proponemos revisar conceptos como:
      Movimiento, Motricidad, Cuerpo, Corporeidad, ... que por básicos se consideran convenidos. Aunque en el diálogo
       y el hacer se manifiesten como conceptos a los que se prestan muy amplios significados y esto abrirá o limitará
      nuestro campo de acción, pero como sea, sin duda encauzará los roles con que la „Educación Física‟ participe en el
                                                     ámbito de la „Salud‟.


        Ponencia presentada en el IV Encuentro Deporte y Ciencias Sociales, Buenos Aires, noviembre de
                                                   2002

             http://www.efdeportes.com/ Revista Digital - Buenos Aires - Año 8 - N° 55 - Diciembre de 2002



                                                                                                                           1/2


¿Qué salud?

   La concepción de la salud, como de la enfermedad, responde a los valores de
cada época y cultura. El cuerpo sano se constituye desde el ideal social de cada
cultura.

   Así, seria válido repensar si el mantra de la OMS de la Europa de posguerra
(1948) que seguimos utilizando: “Salud es el estado completo de bienestar físico,
mental y social y no únicamente la ausencia de enfermedad o de padecimiento” no
estará desvirtuado, no habrá perdido sentido alejado de su tiempo y su contexto.

¿Podemos decir desde esta definición que „los argentinos‟ estamos sanos hoy?

¿Pero podemos decir que estamos enfermos?

   Pues a pesar de las “intenciones superadoras” que aparecen en este concepto:
su proposición positiva - ya que no se define como ausencia de enfermedad - y su
encadenamiento al concepto de bienestar, la SALUD en realidad o en
cotidianeidad, no se desprende de la mirada clínica, del funcionamiento del
organismo-máquina. Está en nuestra sociedad bajo la autoridad del campo médico
que impone su visión patológica del sujeto. Regla la salud (como virtud)
superponiendo su opinión al derecho de expresión de otros actores y discursos,
aunque, la asistencia sanitaria no centre su acción en la generación de salud sino
en la atención de la enfermedad y aunque, “la nutrición, la vivienda, la
canalización de aguas, la limpieza y el saber leer influyen muchísimo más en la
salud que los medicamentos” (Landaburu, 1996)

   Como lo plantea Miguel Vicente Pedraz (1997) el estilo de vida saludable
médicamente definido y la relación sanitaria que mantenemos con nuestros
cuerpos en la sociedad occidental, en especial en las clases urbanas y
acomodadas, obedecen a un proceso de intervención médico-política que nos
instala (cada vez más) en el organismo y “nos enseñan a pensar el cuerpo desde
la óptica anatomofisiológica y patológica”, al tiempo que “naturalizan la
omnipresente intervención médica como práctica de bienestar”.

    Pero la salud puede ser entendida como una capacidad de la persona si es
librada de esta mirada clínica; ya no habría un equilibrio al cual retornar -
venciendo a la enfermedad -sino tal vez un nuevo equilibrio, siempre inestable,
que se organice integrando lo que incomoda y duele. No podemos negar la
enfermedad, el dolor y la muerte. No son el margen de error de la medicina ni de
la salud.

   Quizás podamos revisitar la idea de I. Illich de que: “Salud es la capacidad de
los individuos para asumir lo que es inherente a la condición humana (la residencia
en la tierra, que diría el poeta): nacer, crecer, afrontar cambios (y enfermedades,
por supuesto), envejecer y morir”. (Citado por C. Solís, 1996)

  Aquí aparece en vez de un estado-estático-de salud, la propuesta de una
capacidad, una manera de, lo que es fluyente y modificable.

   Entonces no es un bien que se posee o no, que se alcanza o no. Es más bien un
punto de partida o mejor dicho la trama de una red donde se conectan todas las
visiones, todos los saberes y todas las responsabilidades.


¿Qué es enfermedad?

   Así como en un plano teórico la salud no se define por la ausencia de
enfermedad tampoco la enfermedad se define por ausencia de salud, sino por la
presencia de un desequilibrio.

    Desde el punto de vista médico (convencional y occidental) a la enfermedad se
la identifica como la ineficiencia / deficiencia del organismo-máquina.

  Así surge implícitamente otra definición de salud, la que avala a la institución, la
que confunde a la salud con el éxito de los recursos de la medicina.
Desde ese punto de vista la enfermedad vencida por la medicina deja un
espacio libre: que resulta ser la salud, y es aquí entonces que salud y enfermedad
se definen, en la práctica médica como “estados” opuestos e incompatibles.

   Pero si podemos ver la enfermedad como un proceso complejo que “toma
cuerpo” en un ser complejo podremos redimensionarla en la biografía de un sujeto
en lugar de atenernos a una mirada clínica que solo ve a la patología. Y ante la
objetivación del organismo recuperar la compasión, la empatía1 para una Bioética
que sea más que un manual de estilo del funcionario sanitario.

   “De hecho en la enfermedad vista desde un punto de vista libre hay algo que la
compensa porque, cuando la mirada no es clínica, lo considerado y lo visto es el
enfermo y no la enfermedad; el dolor no se convierte en espectáculo, y el cuerpo
del sufrimiento, que pide que se le alivie, no queda olvidado en el fondo biológico
del organismo.” (U. Galimberti, 1996)

   El discurso biopolítico con su control moral no se desarrolla únicamente en los
ámbitos médicos sino en todos los entornos del “paciente”. Y es que al
fin pacientes somos todos. Y aquí la EF no se libra de revisar sus discursos y sus
acciones.

   Esto es más claro cuando se reconoce a una persona en el “rol del enfermo”2, y
en el doble standard que este impone. Pues da a la persona ciertas licencias pero
siempre que cumpla ese rol y esto implica que ya no podrá tomar sus decisiones
de manera tan autónoma, deberá atenerse a la “comunidad terapéutica” formada
por las personas que la rodean, aconsejan y apoyan (e indirectamente por las
instituciones que estas representan) siempre que resulte un paciente obediente.

    Ya que cuando alguien enferma puede ser acusado de negligente por no haber
cuidado correctamente de su cuerpo... o de los cuerpos a su cuidado. La
responsabilidad antes moral que respondía a la ascética religiosa, ahora podría
leerse como una responsabilidad civil, donde el que se ha descuidado gastará -
irresponsablemente- de los recursos del colectivo para su atención.

    Según Miguel Vicente Pedraz (1997) se define una frontera entre cumplidores e
incumplidores, entre sanos e insanos que puede reconocerse en esta
“irresponsabilidad” de unos ante otros.


¿Qué bienestar?

   ¿Podemos dar una definición que satisfaga todos los bienestares o el bienestar
de todos? El concepto de BIENESTAR como juicio subjetivo se sostiene en estilos
de pensar y en la sensación de pertenencia a un determinado colectivo. Se puede
reconocer también una concepción biologista y cartesiana en el bienestar que
declama la OMS desde su definición de salud. Puesto que se deja de lado en la
enumeración de los bienestares (“físico, mental y social”) todo viso que implique lo
trascendente del ser humano, por ejemplo: lo espiritual. Lo que se deja de lado,
sin duda porque el espíritu no enferma ni corre el riesgo de enfermar, como dice J.
Casco Solís (1996).

   Es que la medicina occidental ha buscado a lo largo de su evolución alejarse de
lo que respecta a cuestiones que involucren lo espiritual. Aunque esto es más
declamado que practicado, ya que no siempre el poder médico-político se somete
a las opciones de sus pacientes cuando implican creencias; parece tener también
una norma de corrección para cuestiones relacionadas a ámbitos metafísicos .
Temas como las transfusiones de sangre o el control de la natalidad podrían ser
algunos ejemplos.

   Pero, como dice Mary Douglas (1998) “sería inapropiado que un practicante de
la medicina imponga a sus pacientes sus propios puntos de vista religiosos. De
modo que la religión fue separada netamente de la medicina, los trastornos
psíquicos fueron separados de los físicos, y luego también se separó un miembro
del otro, la carne de los huesos, la piel de lo subcutáneo, cada órgano de los
demás, cada virus por su lado y cada enfermedad fue considerada aisladamente.
La historia de la investigación médica fue un proceso de especialización hasta el
punto de que hoy el cuerpo mismo a quedado parcelado en zonas que competen a
una cantidad de especialistas.”

   Así, H. G. Gadamer (1996) también encuentra que “en la revisión clínica de hoy,
se nos reconstruye como sobre la base de un fichero. Si se han extraído las fichas
que corresponden, los valores serán los propios. El problema que subsiste es si
entre ellos también figura nuestro valor como persona.”

   Y esto también se plantea para el bienestar (“físico, mental, social”) ¿hará este
orden en compartimentos más fácilmente observables y medibles (y controlables)
los bienestares?

  Este concepto, como mencionábamos más arriba, evoluciona unido a estilos de
pensar y sentidos de pertenencia.

   Según J. Casco Solís entra en el ideal de la salud posiblemente de la mano del
psicoanálisis con fuerte influencia a en el pensamiento de ese tiempo, marcando
objetivos que eran valorados en la sociedad de posguerra: la cohesión social y la
autonomía personal. Y ya en la década del „60 se convertiría en Bienestar Total,
donde el soporte puede ser rastreado en el conductismo, según el mismo autor. La
salud, aquí, tiene concordancia con las experiencias vitales, con el estilo de vida y
de consumo de una sociedad que se desarrolla en un modelo capitalista. Desde
este planteo se fue gestando la idea de CALIDAD DE VIDA que actualmente recrea
los principios del concepto primero de bienestar.
Esta propuesta de calidad de vida implica el acceso a la realización personal,
implica entonces, el acceso a los recursos que permiten esa realización, que será la
que promueva la sensación de bienestar.

¿Qué pasa entonces con la pobreza?

   Pues así expuesta, la calidad de vida y su expresión en la salud no parece ser
un concepto abarcativo. Resulta obvio que el desarrollo de los recursos de la
medicina - o de la educación - no son mínimamente proporcionales al acceso a
ellos por parte del mayor porcentaje de la población (hoy la tuberculosis es una
importante causa de muerte en Argentina). Quizás podríamos coincidir en un
concepto igualitario cuando - al decir de A. Jáuregui - en la Aldea Global “ya no
sólo hubiese médicos sin fronteras sino enfermos sin fronteras”

   La pobreza, entendida por el Banco Mundial como la incapacidad (me pregunto
de quién) para dirigir los recursos materiales necesarios para satisfacer el nivel
mínimo de necesidades, tiene desde el punto de vista de la salud, una proyección
que debe llamar a la reflexión para desarrollar un concepto de Calidad de Vida más
democrático. Atendiendo a que, la pobreza representa por la desigualdad social
que entraña, un modelo de exclusión social y de enfermedad cercana cuasi
definitivo. (Aníbal Giorgi, 1999)

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Cuidados basicos de enfermeria y PAE
Cuidados basicos de enfermeria y PAECuidados basicos de enfermeria y PAE
Cuidados basicos de enfermeria y PAE
Valeria Veronica Lombeida Mejia
 
La Persona y Su Dignidad.
La Persona y Su Dignidad.La Persona y Su Dignidad.
La Persona y Su Dignidad.
Universidad Autónoma De Santo Domingo
 
Cortese elisa psicologia medica salud mental - tema 1 (segundo parcial)
Cortese elisa   psicologia medica salud mental - tema 1 (segundo parcial)Cortese elisa   psicologia medica salud mental - tema 1 (segundo parcial)
Cortese elisa psicologia medica salud mental - tema 1 (segundo parcial)
Luis Rodriguez
 
2. evolucion del concepto de salud septiembre 2012
2. evolucion del concepto de salud septiembre 20122. evolucion del concepto de salud septiembre 2012
2. evolucion del concepto de salud septiembre 2012
Pastoral Salud
 
Ríos saldaña, m. r (2006). áreas de aplicación de la psicología en el campo d...
Ríos saldaña, m. r (2006). áreas de aplicación de la psicología en el campo d...Ríos saldaña, m. r (2006). áreas de aplicación de la psicología en el campo d...
Ríos saldaña, m. r (2006). áreas de aplicación de la psicología en el campo d...
Selene Catarino
 
Equipo 3, 1 F
Equipo 3, 1 FEquipo 3, 1 F
Equipo 3, 1 F
c.meza
 
Teoricas
TeoricasTeoricas
Teoricas
Jesus Castillo
 
Creencia y fe
Creencia y feCreencia y fe
Creencia y fe
Nestor Mora Nuñez
 
Sociedad salud y enfermeria
Sociedad salud y enfermeriaSociedad salud y enfermeria
Sociedad salud y enfermeria
Paloma Llm
 
Necesidades basicas en enfermeria clase
Necesidades basicas en enfermeria claseNecesidades basicas en enfermeria clase
Necesidades basicas en enfermeria clase
Andrea Miichelle
 
Las necesidades humanas y la salud técnico far y parafar
Las necesidades humanas y la salud técnico far y parafarLas necesidades humanas y la salud técnico far y parafar
Las necesidades humanas y la salud técnico far y parafar
CIFP Camino de la Miranda
 
Monografia autocuidado
Monografia   autocuidadoMonografia   autocuidado
Monografia autocuidado
Carlos Mejía Huamán
 
Salud
SaludSalud
Etica medica
Etica medicaEtica medica
Etica medica
Rodolpho Franco
 
Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores
Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores
Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores
Sidónio Lança
 
Salud
SaludSalud
Salud
johvanat
 
14 necesidades virginia h
14 necesidades virginia h14 necesidades virginia h
14 necesidades virginia h
William César Gómez
 
Investigación en psicología de la salud
Investigación en psicología de la saludInvestigación en psicología de la salud
Investigación en psicología de la salud
Ligia María Orellana
 
1.salud enfermedad como proceso
1.salud enfermedad como proceso 1.salud enfermedad como proceso
1.salud enfermedad como proceso
JOEL A ALVAREZ
 

La actualidad más candente (19)

Cuidados basicos de enfermeria y PAE
Cuidados basicos de enfermeria y PAECuidados basicos de enfermeria y PAE
Cuidados basicos de enfermeria y PAE
 
La Persona y Su Dignidad.
La Persona y Su Dignidad.La Persona y Su Dignidad.
La Persona y Su Dignidad.
 
Cortese elisa psicologia medica salud mental - tema 1 (segundo parcial)
Cortese elisa   psicologia medica salud mental - tema 1 (segundo parcial)Cortese elisa   psicologia medica salud mental - tema 1 (segundo parcial)
Cortese elisa psicologia medica salud mental - tema 1 (segundo parcial)
 
2. evolucion del concepto de salud septiembre 2012
2. evolucion del concepto de salud septiembre 20122. evolucion del concepto de salud septiembre 2012
2. evolucion del concepto de salud septiembre 2012
 
Ríos saldaña, m. r (2006). áreas de aplicación de la psicología en el campo d...
Ríos saldaña, m. r (2006). áreas de aplicación de la psicología en el campo d...Ríos saldaña, m. r (2006). áreas de aplicación de la psicología en el campo d...
Ríos saldaña, m. r (2006). áreas de aplicación de la psicología en el campo d...
 
Equipo 3, 1 F
Equipo 3, 1 FEquipo 3, 1 F
Equipo 3, 1 F
 
Teoricas
TeoricasTeoricas
Teoricas
 
Creencia y fe
Creencia y feCreencia y fe
Creencia y fe
 
Sociedad salud y enfermeria
Sociedad salud y enfermeriaSociedad salud y enfermeria
Sociedad salud y enfermeria
 
Necesidades basicas en enfermeria clase
Necesidades basicas en enfermeria claseNecesidades basicas en enfermeria clase
Necesidades basicas en enfermeria clase
 
Las necesidades humanas y la salud técnico far y parafar
Las necesidades humanas y la salud técnico far y parafarLas necesidades humanas y la salud técnico far y parafar
Las necesidades humanas y la salud técnico far y parafar
 
Monografia autocuidado
Monografia   autocuidadoMonografia   autocuidado
Monografia autocuidado
 
Salud
SaludSalud
Salud
 
Etica medica
Etica medicaEtica medica
Etica medica
 
Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores
Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores
Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores
 
Salud
SaludSalud
Salud
 
14 necesidades virginia h
14 necesidades virginia h14 necesidades virginia h
14 necesidades virginia h
 
Investigación en psicología de la salud
Investigación en psicología de la saludInvestigación en psicología de la salud
Investigación en psicología de la salud
 
1.salud enfermedad como proceso
1.salud enfermedad como proceso 1.salud enfermedad como proceso
1.salud enfermedad como proceso
 

Destacado

Rio Business 1
Rio Business 1Rio Business 1
Rio Business 1
fabianorcorrea
 
Banco de dados
Banco de dadosBanco de dados
Banco de dados
Elaine Cecília Gatto
 
Programação aula002
Programação aula002Programação aula002
Programação aula002
Cláudio Amaral
 
Aula 5 aed - vetores
Aula 5   aed - vetoresAula 5   aed - vetores
Aula 5 aed - vetores
Elaine Cecília Gatto
 
lista de Estrutura de Dados II
lista de Estrutura de Dados IIlista de Estrutura de Dados II
lista de Estrutura de Dados II
Viviane Araujo
 
Aula 4 aed - parte 1
Aula 4   aed - parte 1Aula 4   aed - parte 1
Aula 4 aed - parte 1
Elaine Cecília Gatto
 
JAVA - Vetores
JAVA - VetoresJAVA - Vetores
JAVA - Vetores
Elaine Cecília Gatto
 
Algoritmos e lp parte 4-vetores matrizes e registros
Algoritmos e lp parte 4-vetores matrizes e registrosAlgoritmos e lp parte 4-vetores matrizes e registros
Algoritmos e lp parte 4-vetores matrizes e registros
Mauro Pereira
 
Coletanea de-exercicios-resolvidos-em-liguagem-c
Coletanea de-exercicios-resolvidos-em-liguagem-cColetanea de-exercicios-resolvidos-em-liguagem-c
Coletanea de-exercicios-resolvidos-em-liguagem-c
Wilson Kushima
 

Destacado (9)

Rio Business 1
Rio Business 1Rio Business 1
Rio Business 1
 
Banco de dados
Banco de dadosBanco de dados
Banco de dados
 
Programação aula002
Programação aula002Programação aula002
Programação aula002
 
Aula 5 aed - vetores
Aula 5   aed - vetoresAula 5   aed - vetores
Aula 5 aed - vetores
 
lista de Estrutura de Dados II
lista de Estrutura de Dados IIlista de Estrutura de Dados II
lista de Estrutura de Dados II
 
Aula 4 aed - parte 1
Aula 4   aed - parte 1Aula 4   aed - parte 1
Aula 4 aed - parte 1
 
JAVA - Vetores
JAVA - VetoresJAVA - Vetores
JAVA - Vetores
 
Algoritmos e lp parte 4-vetores matrizes e registros
Algoritmos e lp parte 4-vetores matrizes e registrosAlgoritmos e lp parte 4-vetores matrizes e registros
Algoritmos e lp parte 4-vetores matrizes e registros
 
Coletanea de-exercicios-resolvidos-em-liguagem-c
Coletanea de-exercicios-resolvidos-em-liguagem-cColetanea de-exercicios-resolvidos-em-liguagem-c
Coletanea de-exercicios-resolvidos-em-liguagem-c
 

Similar a Que es la_salud

Concepto de-salud
Concepto de-saludConcepto de-salud
Concepto de-salud
jecamoncayo
 
4 salud publica15
4 salud publica154 salud publica15
4 salud publica15
albertososa
 
Proceso salud-enfermedad-2012
Proceso salud-enfermedad-2012Proceso salud-enfermedad-2012
Proceso salud-enfermedad-2012
Jony Cordova
 
La salud pública y los sistemas medicos en el Perú.
La salud pública y los sistemas medicos en el Perú.La salud pública y los sistemas medicos en el Perú.
La salud pública y los sistemas medicos en el Perú.
casa
 
Definiciones de salud
Definiciones de saludDefiniciones de salud
Definiciones de salud
Gladys62
 
Definiciones de Salud
Definiciones de SaludDefiniciones de Salud
Definiciones de Salud
Gladys62
 
3. la salud y sus determinantes
3. la salud y sus determinantes3. la salud y sus determinantes
3. la salud y sus determinantes
Natalia Maturana Fernández
 
3. la salud y sus determinantes
3. la salud y sus determinantes3. la salud y sus determinantes
3. la salud y sus determinantes
Natalia Maturana Fernández
 
Salud
SaludSalud
La Salud
La SaludLa Salud
La Salud
arlet19999
 
Aps
ApsAps
Aps1miercoles
Aps1miercolesAps1miercoles
Aps1miercoles
Aps Barcelo
 
Enfermeria del adulto i
Enfermeria del adulto iEnfermeria del adulto i
Enfermeria del adulto i
Luisa Perez
 
PROMOCIÓN DE LA SALUD BUCAL 2024.pdf
PROMOCIÓN DE LA SALUD BUCAL 2024.pdfPROMOCIÓN DE LA SALUD BUCAL 2024.pdf
PROMOCIÓN DE LA SALUD BUCAL 2024.pdf
CarlosCadenas15
 
Comceptos de salud
Comceptos de saludComceptos de salud
Comceptos de salud
Felipe Nery Canul Canche
 
Lectura obligatoria. La construcción del concepto de Salud.pdf
Lectura obligatoria. La construcción del concepto de Salud.pdfLectura obligatoria. La construcción del concepto de Salud.pdf
Lectura obligatoria. La construcción del concepto de Salud.pdf
AlexcisAguirre
 
Concepciones históricas del proceso salud enfermedad
Concepciones históricas del proceso salud enfermedadConcepciones históricas del proceso salud enfermedad
Concepciones históricas del proceso salud enfermedad
UDI
 
Tres concepciones históricas del salud enfermedad
Tres concepciones históricas del salud   enfermedadTres concepciones históricas del salud   enfermedad
Tres concepciones históricas del salud enfermedad
otilio geronimo
 
Tres concepciones históricas del proceso salud enfermedad
Tres concepciones históricas del proceso salud enfermedadTres concepciones históricas del proceso salud enfermedad
Tres concepciones históricas del proceso salud enfermedad
RogelioHernndezGueva
 
El concepto-de-salud-marta-talavera
El concepto-de-salud-marta-talaveraEl concepto-de-salud-marta-talavera
El concepto-de-salud-marta-talavera
UDI
 

Similar a Que es la_salud (20)

Concepto de-salud
Concepto de-saludConcepto de-salud
Concepto de-salud
 
4 salud publica15
4 salud publica154 salud publica15
4 salud publica15
 
Proceso salud-enfermedad-2012
Proceso salud-enfermedad-2012Proceso salud-enfermedad-2012
Proceso salud-enfermedad-2012
 
La salud pública y los sistemas medicos en el Perú.
La salud pública y los sistemas medicos en el Perú.La salud pública y los sistemas medicos en el Perú.
La salud pública y los sistemas medicos en el Perú.
 
Definiciones de salud
Definiciones de saludDefiniciones de salud
Definiciones de salud
 
Definiciones de Salud
Definiciones de SaludDefiniciones de Salud
Definiciones de Salud
 
3. la salud y sus determinantes
3. la salud y sus determinantes3. la salud y sus determinantes
3. la salud y sus determinantes
 
3. la salud y sus determinantes
3. la salud y sus determinantes3. la salud y sus determinantes
3. la salud y sus determinantes
 
Salud
SaludSalud
Salud
 
La Salud
La SaludLa Salud
La Salud
 
Aps
ApsAps
Aps
 
Aps1miercoles
Aps1miercolesAps1miercoles
Aps1miercoles
 
Enfermeria del adulto i
Enfermeria del adulto iEnfermeria del adulto i
Enfermeria del adulto i
 
PROMOCIÓN DE LA SALUD BUCAL 2024.pdf
PROMOCIÓN DE LA SALUD BUCAL 2024.pdfPROMOCIÓN DE LA SALUD BUCAL 2024.pdf
PROMOCIÓN DE LA SALUD BUCAL 2024.pdf
 
Comceptos de salud
Comceptos de saludComceptos de salud
Comceptos de salud
 
Lectura obligatoria. La construcción del concepto de Salud.pdf
Lectura obligatoria. La construcción del concepto de Salud.pdfLectura obligatoria. La construcción del concepto de Salud.pdf
Lectura obligatoria. La construcción del concepto de Salud.pdf
 
Concepciones históricas del proceso salud enfermedad
Concepciones históricas del proceso salud enfermedadConcepciones históricas del proceso salud enfermedad
Concepciones históricas del proceso salud enfermedad
 
Tres concepciones históricas del salud enfermedad
Tres concepciones históricas del salud   enfermedadTres concepciones históricas del salud   enfermedad
Tres concepciones históricas del salud enfermedad
 
Tres concepciones históricas del proceso salud enfermedad
Tres concepciones históricas del proceso salud enfermedadTres concepciones históricas del proceso salud enfermedad
Tres concepciones históricas del proceso salud enfermedad
 
El concepto-de-salud-marta-talavera
El concepto-de-salud-marta-talaveraEl concepto-de-salud-marta-talavera
El concepto-de-salud-marta-talavera
 

Más de Eduardo Reyes

Conocimiento e investigación
Conocimiento e investigaciónConocimiento e investigación
Conocimiento e investigación
Eduardo Reyes
 
Tipos de investigacion
Tipos de investigacionTipos de investigacion
Tipos de investigacion
Eduardo Reyes
 
Herramientas para la comprensión lectora.
Herramientas para la comprensión lectora.Herramientas para la comprensión lectora.
Herramientas para la comprensión lectora.
Eduardo Reyes
 
PORTAFOLIO DE PRESENTACIÓN
PORTAFOLIO DE PRESENTACIÓNPORTAFOLIO DE PRESENTACIÓN
PORTAFOLIO DE PRESENTACIÓN
Eduardo Reyes
 
Portafolio de presentacion
Portafolio de presentacionPortafolio de presentacion
Portafolio de presentacion
Eduardo Reyes
 
Portafolio de evaluación
Portafolio de evaluaciónPortafolio de evaluación
Portafolio de evaluación
Eduardo Reyes
 
Cuestionario a alumnos
Cuestionario a alumnosCuestionario a alumnos
Cuestionario a alumnos
Eduardo Reyes
 
Cuestionario a expertos en TICS
Cuestionario a expertos en TICSCuestionario a expertos en TICS
Cuestionario a expertos en TICS
Eduardo Reyes
 
PORTAFOLIO DE TRABAJO
PORTAFOLIO DE TRABAJOPORTAFOLIO DE TRABAJO
PORTAFOLIO DE TRABAJO
Eduardo Reyes
 
Las concepciones del cuerpo y su influencia en el
Las concepciones del cuerpo y su influencia en elLas concepciones del cuerpo y su influencia en el
Las concepciones del cuerpo y su influencia en el
Eduardo Reyes
 
Programa del II Festival del Rio Papaloapan, El Secuestro de las Mariposas
Programa del II Festival del Rio Papaloapan, El Secuestro de las MariposasPrograma del II Festival del Rio Papaloapan, El Secuestro de las Mariposas
Programa del II Festival del Rio Papaloapan, El Secuestro de las Mariposas
Eduardo Reyes
 
Triptico
TripticoTriptico
Triptico
Eduardo Reyes
 
PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA
PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVAPRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA
PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA
Eduardo Reyes
 
CONVOCATORIA PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA
CONVOCATORIA PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVACONVOCATORIA PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA
CONVOCATORIA PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA
Eduardo Reyes
 
!Fuego, fuego! Publicado por Miguel Ángel Santos Guerra | 19 Noviembre, 2011
!Fuego, fuego!  Publicado por Miguel Ángel Santos Guerra | 19 Noviembre, 2011!Fuego, fuego!  Publicado por Miguel Ángel Santos Guerra | 19 Noviembre, 2011
!Fuego, fuego! Publicado por Miguel Ángel Santos Guerra | 19 Noviembre, 2011
Eduardo Reyes
 
Comunicación, educación y tecnología en la sociedad de la información
Comunicación, educación y tecnología en la sociedad de la informaciónComunicación, educación y tecnología en la sociedad de la información
Comunicación, educación y tecnología en la sociedad de la información
Eduardo Reyes
 
Ética y comunicación en el aula
Ética y comunicación en el aulaÉtica y comunicación en el aula
Ética y comunicación en el aula
Eduardo Reyes
 
El papel comunicativo del docente en el aula virtual
El papel comunicativo del docente en el aula virtualEl papel comunicativo del docente en el aula virtual
El papel comunicativo del docente en el aula virtual
Eduardo Reyes
 
Enfoques de la comunicación educativa
Enfoques de la comunicación educativaEnfoques de la comunicación educativa
Enfoques de la comunicación educativa
Eduardo Reyes
 

Más de Eduardo Reyes (20)

Conocimiento e investigación
Conocimiento e investigaciónConocimiento e investigación
Conocimiento e investigación
 
Tipos de investigacion
Tipos de investigacionTipos de investigacion
Tipos de investigacion
 
Herramientas para la comprensión lectora.
Herramientas para la comprensión lectora.Herramientas para la comprensión lectora.
Herramientas para la comprensión lectora.
 
PORTAFOLIO DE PRESENTACIÓN
PORTAFOLIO DE PRESENTACIÓNPORTAFOLIO DE PRESENTACIÓN
PORTAFOLIO DE PRESENTACIÓN
 
Portafolio de presentacion
Portafolio de presentacionPortafolio de presentacion
Portafolio de presentacion
 
Portafolio de evaluación
Portafolio de evaluaciónPortafolio de evaluación
Portafolio de evaluación
 
Cuestionario a alumnos
Cuestionario a alumnosCuestionario a alumnos
Cuestionario a alumnos
 
Cuestionario a expertos en TICS
Cuestionario a expertos en TICSCuestionario a expertos en TICS
Cuestionario a expertos en TICS
 
PORTAFOLIO DE TRABAJO
PORTAFOLIO DE TRABAJOPORTAFOLIO DE TRABAJO
PORTAFOLIO DE TRABAJO
 
Las concepciones del cuerpo y su influencia en el
Las concepciones del cuerpo y su influencia en elLas concepciones del cuerpo y su influencia en el
Las concepciones del cuerpo y su influencia en el
 
Programa del II Festival del Rio Papaloapan, El Secuestro de las Mariposas
Programa del II Festival del Rio Papaloapan, El Secuestro de las MariposasPrograma del II Festival del Rio Papaloapan, El Secuestro de las Mariposas
Programa del II Festival del Rio Papaloapan, El Secuestro de las Mariposas
 
Aviso urgente
Aviso urgenteAviso urgente
Aviso urgente
 
Triptico
TripticoTriptico
Triptico
 
PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA
PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVAPRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA
PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA
 
CONVOCATORIA PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA
CONVOCATORIA PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVACONVOCATORIA PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA
CONVOCATORIA PRIMER CONGRESO INTERNACIONAL DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA
 
!Fuego, fuego! Publicado por Miguel Ángel Santos Guerra | 19 Noviembre, 2011
!Fuego, fuego!  Publicado por Miguel Ángel Santos Guerra | 19 Noviembre, 2011!Fuego, fuego!  Publicado por Miguel Ángel Santos Guerra | 19 Noviembre, 2011
!Fuego, fuego! Publicado por Miguel Ángel Santos Guerra | 19 Noviembre, 2011
 
Comunicación, educación y tecnología en la sociedad de la información
Comunicación, educación y tecnología en la sociedad de la informaciónComunicación, educación y tecnología en la sociedad de la información
Comunicación, educación y tecnología en la sociedad de la información
 
Ética y comunicación en el aula
Ética y comunicación en el aulaÉtica y comunicación en el aula
Ética y comunicación en el aula
 
El papel comunicativo del docente en el aula virtual
El papel comunicativo del docente en el aula virtualEl papel comunicativo del docente en el aula virtual
El papel comunicativo del docente en el aula virtual
 
Enfoques de la comunicación educativa
Enfoques de la comunicación educativaEnfoques de la comunicación educativa
Enfoques de la comunicación educativa
 

Que es la_salud

  • 1. Rol(es) de la educación física & conceptos de salud. ¿Qué educación física para qué salud? Universidad de Flores María Eugenia García Sottile (Argentina) megsef@yahoo.es Aún las mejores intenciones para dotar de sentido a lo que se conoce como Educación Física (EF), de darle valor social como educación para la salud no nos salvan de caer en un modelo donde las urgencias del mercado nos hacen olvidar que La Salud no existe más que como un concepto arbitrario, construido por los modelos sociales donde se expresa. Y que en esa idea bucólica de salud - como la plantea la Organización Mundial de la Salud (OMS) - y en los conceptos que de ella se desprenden no parece haber lugar para todos. La EF - que basa su hacer en el cuerpo y el movimiento (generalmente del otro) - no podría verse libre de responsabilidad para que ese espacio de salud resulte más abarcativo. Y esto no se soluciona con una práctica aeróbica o deportiva o con tal o cual técnica de rehabilitación, pero quizás empezando a buscar nuevos planteos desde la propia Teoría de la EF. Proponemos revisar conceptos como: Movimiento, Motricidad, Cuerpo, Corporeidad, ... que por básicos se consideran convenidos. Aunque en el diálogo y el hacer se manifiesten como conceptos a los que se prestan muy amplios significados y esto abrirá o limitará nuestro campo de acción, pero como sea, sin duda encauzará los roles con que la „Educación Física‟ participe en el ámbito de la „Salud‟. Ponencia presentada en el IV Encuentro Deporte y Ciencias Sociales, Buenos Aires, noviembre de 2002 http://www.efdeportes.com/ Revista Digital - Buenos Aires - Año 8 - N° 55 - Diciembre de 2002 1/2 ¿Qué salud? La concepción de la salud, como de la enfermedad, responde a los valores de cada época y cultura. El cuerpo sano se constituye desde el ideal social de cada cultura. Así, seria válido repensar si el mantra de la OMS de la Europa de posguerra (1948) que seguimos utilizando: “Salud es el estado completo de bienestar físico, mental y social y no únicamente la ausencia de enfermedad o de padecimiento” no estará desvirtuado, no habrá perdido sentido alejado de su tiempo y su contexto. ¿Podemos decir desde esta definición que „los argentinos‟ estamos sanos hoy? ¿Pero podemos decir que estamos enfermos? Pues a pesar de las “intenciones superadoras” que aparecen en este concepto: su proposición positiva - ya que no se define como ausencia de enfermedad - y su encadenamiento al concepto de bienestar, la SALUD en realidad o en cotidianeidad, no se desprende de la mirada clínica, del funcionamiento del organismo-máquina. Está en nuestra sociedad bajo la autoridad del campo médico que impone su visión patológica del sujeto. Regla la salud (como virtud) superponiendo su opinión al derecho de expresión de otros actores y discursos, aunque, la asistencia sanitaria no centre su acción en la generación de salud sino
  • 2. en la atención de la enfermedad y aunque, “la nutrición, la vivienda, la canalización de aguas, la limpieza y el saber leer influyen muchísimo más en la salud que los medicamentos” (Landaburu, 1996) Como lo plantea Miguel Vicente Pedraz (1997) el estilo de vida saludable médicamente definido y la relación sanitaria que mantenemos con nuestros cuerpos en la sociedad occidental, en especial en las clases urbanas y acomodadas, obedecen a un proceso de intervención médico-política que nos instala (cada vez más) en el organismo y “nos enseñan a pensar el cuerpo desde la óptica anatomofisiológica y patológica”, al tiempo que “naturalizan la omnipresente intervención médica como práctica de bienestar”. Pero la salud puede ser entendida como una capacidad de la persona si es librada de esta mirada clínica; ya no habría un equilibrio al cual retornar - venciendo a la enfermedad -sino tal vez un nuevo equilibrio, siempre inestable, que se organice integrando lo que incomoda y duele. No podemos negar la enfermedad, el dolor y la muerte. No son el margen de error de la medicina ni de la salud. Quizás podamos revisitar la idea de I. Illich de que: “Salud es la capacidad de los individuos para asumir lo que es inherente a la condición humana (la residencia en la tierra, que diría el poeta): nacer, crecer, afrontar cambios (y enfermedades, por supuesto), envejecer y morir”. (Citado por C. Solís, 1996) Aquí aparece en vez de un estado-estático-de salud, la propuesta de una capacidad, una manera de, lo que es fluyente y modificable. Entonces no es un bien que se posee o no, que se alcanza o no. Es más bien un punto de partida o mejor dicho la trama de una red donde se conectan todas las visiones, todos los saberes y todas las responsabilidades. ¿Qué es enfermedad? Así como en un plano teórico la salud no se define por la ausencia de enfermedad tampoco la enfermedad se define por ausencia de salud, sino por la presencia de un desequilibrio. Desde el punto de vista médico (convencional y occidental) a la enfermedad se la identifica como la ineficiencia / deficiencia del organismo-máquina. Así surge implícitamente otra definición de salud, la que avala a la institución, la que confunde a la salud con el éxito de los recursos de la medicina.
  • 3. Desde ese punto de vista la enfermedad vencida por la medicina deja un espacio libre: que resulta ser la salud, y es aquí entonces que salud y enfermedad se definen, en la práctica médica como “estados” opuestos e incompatibles. Pero si podemos ver la enfermedad como un proceso complejo que “toma cuerpo” en un ser complejo podremos redimensionarla en la biografía de un sujeto en lugar de atenernos a una mirada clínica que solo ve a la patología. Y ante la objetivación del organismo recuperar la compasión, la empatía1 para una Bioética que sea más que un manual de estilo del funcionario sanitario. “De hecho en la enfermedad vista desde un punto de vista libre hay algo que la compensa porque, cuando la mirada no es clínica, lo considerado y lo visto es el enfermo y no la enfermedad; el dolor no se convierte en espectáculo, y el cuerpo del sufrimiento, que pide que se le alivie, no queda olvidado en el fondo biológico del organismo.” (U. Galimberti, 1996) El discurso biopolítico con su control moral no se desarrolla únicamente en los ámbitos médicos sino en todos los entornos del “paciente”. Y es que al fin pacientes somos todos. Y aquí la EF no se libra de revisar sus discursos y sus acciones. Esto es más claro cuando se reconoce a una persona en el “rol del enfermo”2, y en el doble standard que este impone. Pues da a la persona ciertas licencias pero siempre que cumpla ese rol y esto implica que ya no podrá tomar sus decisiones de manera tan autónoma, deberá atenerse a la “comunidad terapéutica” formada por las personas que la rodean, aconsejan y apoyan (e indirectamente por las instituciones que estas representan) siempre que resulte un paciente obediente. Ya que cuando alguien enferma puede ser acusado de negligente por no haber cuidado correctamente de su cuerpo... o de los cuerpos a su cuidado. La responsabilidad antes moral que respondía a la ascética religiosa, ahora podría leerse como una responsabilidad civil, donde el que se ha descuidado gastará - irresponsablemente- de los recursos del colectivo para su atención. Según Miguel Vicente Pedraz (1997) se define una frontera entre cumplidores e incumplidores, entre sanos e insanos que puede reconocerse en esta “irresponsabilidad” de unos ante otros. ¿Qué bienestar? ¿Podemos dar una definición que satisfaga todos los bienestares o el bienestar de todos? El concepto de BIENESTAR como juicio subjetivo se sostiene en estilos de pensar y en la sensación de pertenencia a un determinado colectivo. Se puede reconocer también una concepción biologista y cartesiana en el bienestar que
  • 4. declama la OMS desde su definición de salud. Puesto que se deja de lado en la enumeración de los bienestares (“físico, mental y social”) todo viso que implique lo trascendente del ser humano, por ejemplo: lo espiritual. Lo que se deja de lado, sin duda porque el espíritu no enferma ni corre el riesgo de enfermar, como dice J. Casco Solís (1996). Es que la medicina occidental ha buscado a lo largo de su evolución alejarse de lo que respecta a cuestiones que involucren lo espiritual. Aunque esto es más declamado que practicado, ya que no siempre el poder médico-político se somete a las opciones de sus pacientes cuando implican creencias; parece tener también una norma de corrección para cuestiones relacionadas a ámbitos metafísicos . Temas como las transfusiones de sangre o el control de la natalidad podrían ser algunos ejemplos. Pero, como dice Mary Douglas (1998) “sería inapropiado que un practicante de la medicina imponga a sus pacientes sus propios puntos de vista religiosos. De modo que la religión fue separada netamente de la medicina, los trastornos psíquicos fueron separados de los físicos, y luego también se separó un miembro del otro, la carne de los huesos, la piel de lo subcutáneo, cada órgano de los demás, cada virus por su lado y cada enfermedad fue considerada aisladamente. La historia de la investigación médica fue un proceso de especialización hasta el punto de que hoy el cuerpo mismo a quedado parcelado en zonas que competen a una cantidad de especialistas.” Así, H. G. Gadamer (1996) también encuentra que “en la revisión clínica de hoy, se nos reconstruye como sobre la base de un fichero. Si se han extraído las fichas que corresponden, los valores serán los propios. El problema que subsiste es si entre ellos también figura nuestro valor como persona.” Y esto también se plantea para el bienestar (“físico, mental, social”) ¿hará este orden en compartimentos más fácilmente observables y medibles (y controlables) los bienestares? Este concepto, como mencionábamos más arriba, evoluciona unido a estilos de pensar y sentidos de pertenencia. Según J. Casco Solís entra en el ideal de la salud posiblemente de la mano del psicoanálisis con fuerte influencia a en el pensamiento de ese tiempo, marcando objetivos que eran valorados en la sociedad de posguerra: la cohesión social y la autonomía personal. Y ya en la década del „60 se convertiría en Bienestar Total, donde el soporte puede ser rastreado en el conductismo, según el mismo autor. La salud, aquí, tiene concordancia con las experiencias vitales, con el estilo de vida y de consumo de una sociedad que se desarrolla en un modelo capitalista. Desde este planteo se fue gestando la idea de CALIDAD DE VIDA que actualmente recrea los principios del concepto primero de bienestar.
  • 5. Esta propuesta de calidad de vida implica el acceso a la realización personal, implica entonces, el acceso a los recursos que permiten esa realización, que será la que promueva la sensación de bienestar. ¿Qué pasa entonces con la pobreza? Pues así expuesta, la calidad de vida y su expresión en la salud no parece ser un concepto abarcativo. Resulta obvio que el desarrollo de los recursos de la medicina - o de la educación - no son mínimamente proporcionales al acceso a ellos por parte del mayor porcentaje de la población (hoy la tuberculosis es una importante causa de muerte en Argentina). Quizás podríamos coincidir en un concepto igualitario cuando - al decir de A. Jáuregui - en la Aldea Global “ya no sólo hubiese médicos sin fronteras sino enfermos sin fronteras” La pobreza, entendida por el Banco Mundial como la incapacidad (me pregunto de quién) para dirigir los recursos materiales necesarios para satisfacer el nivel mínimo de necesidades, tiene desde el punto de vista de la salud, una proyección que debe llamar a la reflexión para desarrollar un concepto de Calidad de Vida más democrático. Atendiendo a que, la pobreza representa por la desigualdad social que entraña, un modelo de exclusión social y de enfermedad cercana cuasi definitivo. (Aníbal Giorgi, 1999)