SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 5
Descargar para leer sin conexión
VIGILIA
VIII CENTENARIO DEL PERDÓN DE ASÍS
AMBIENTACIÓN:
En julio de 1216, Francisco pidió en Perusa a Honorio III que
todo el que, contrito y confesado, entrara en la iglesita de la
Porciúncula, ganara gratuitamente una indulgencia plenaria,
como la ganaban quienes se enrolaban en las Cruzadas, y otros
que sostenían con sus ofrendas las iniciativas de la Iglesia. De ahí
el nombre de Indulgencia de la Porciúncula, Perdón Asís,
Indulgencia o Perdón de las rosas (por el prodigio que medió en
su confirmación según alguna tradición tardía) u otros
parecidos.
Más allá de las controversias históricas acerca de los orígenes y
circunstancias de la concesión de la Indulgencia, lo cierto es que
la Iglesia ha seguido, hasta nuestros días, otorgando y ampliando
esa gracia extraordinaria. En la actualidad, esta Indulgencia
puede lucrarse no sólo en Santa María de los Ángeles o la
Porciúncula, sino en todas las iglesias franciscanas, y también en
las iglesias catedral y parroquial, cada 2 de agosto, día de la
Dedicación de la iglesita, una sola vez, con las siguientes
condiciones: 1) visitar una de las iglesias mencionadas, rezando
la oración del Señor y el Símbolo de la fe (Padrenuestro y Credo);
2) confesarse, comulgar y rezar por las intenciones del Papa, por
ejemplo, un Padrenuestro con Avemaría y Gloria; estas
condiciones pueden cumplirse unos días antes o después, pero
conviene que la comunión y la oración por el Papa se realicen en
el día en que se gana la Indulgencia.
CANTO.-
ORACIÓN INICIAL.-
Señor, haz de mi un instrumento de tu paz.
Que allá donde hay odio, yo ponga el amor.
Que allá donde hay ofensa, yo ponga el perdón.
Que allá donde hay discordia, yo ponga la unión.
Que allá donde hay error, yo ponga la verdad.
Que allá donde hay duda, yo ponga la Fe.
Que allá donde desesperación, yo ponga la esperanza.
Que allá donde hay tinieblas, yo ponga la luz.
Que allá donde hay tristeza, yo ponga la alegría.
Oh Señor, que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar,
ser comprendido, cuanto comprender,
ser amado, cuanto amar.
Porque es dándose como se recibe,
es olvidándose de sí mismo como uno se encuentra a sí mismo,
es perdonando, como se es perdonado,
es muriendo como se resucita a la vida eterna.
TEXTOS BÍBLICOS:
o LC 10,28-37: Díjole entonces: «Bien has respondido. Haz eso y vivirás.» Pero él, queriendo
justificarse, dijo a Jesús: «Y ¿quién es mi prójimo?» Jesús respondió: «Bajaba un hombre de
Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de salteadores, que, después de despojarle y golpearle, se
fueron dejándole medio muerto.
Casualmente, bajaba por aquel camino un sacerdote y, al verle, dio un rodeo. De igual modo, un
levita que pasaba por aquel sitio le vio y dio un rodeo. Pero un samaritano que iba de camino
llegó junto a él, y al verle tuvo compasión; y, acercándose, vendó sus heridas, echando en ellas
aceite y vino; y montándole sobre su propia cabalgadura, le llevó a una posada y cuidó de él. Al
día siguiente, sacando dos denarios, se los dio al posadero y dijo: "Cuida de él y, si gastas algo
más, te lo pagaré cuando vuelva." ¿Quién de estos tres te parece que fue prójimo del que cayó en
manos de los salteadores?» El dijo: «El que practicó la misericordia con él.» Díjole Jesús: «Vete y
haz tú lo mismo.»
o 1 JUAN3, 17: Si uno goza de riquezas en este mundo y cierra su corazón cuando ve a su hermano
en apuros, ¿cómo puede permanecer en él el amor de Dios?
o MATEO10, 42: Asimismo, el que dé un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños, porque es
discípulo, no quedará sin recompensa: soy yo quien se lo digo.»
o HECHOS DE LOS APOSTOLES 16,14-15: Había entre ellas una, llamada Lidia, negociante en
púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios. El Señor le tocó el corazón para que
aceptara las palabras de Pablo. Después de bautizarse, junto con su familia, nos pidió: «Si
ustedes consideran que he creído verdaderamente en el Señor, vengan a alojarse en mi casa»; y
nos obligó a hacerlo.
CANTO.-
o CARTA A FILEMON 1, 9-13: prefiero suplicarte en nombre del amor, Yo, Pablo, ya anciano y
ahora prisionero a causa de Cristo Jesús, te suplico en favor de mi hijo Onésimo, al que engendré
en la prisión. Antes, él no te presto ninguna utilidad, pero ahora te será muy útil, como lo es para
mí. Te lo envío como si fuera yo mismo. Con gusto lo hubiera retenido a mi lado, para que me
sirviera en tu nombre mientras estoy prisionero a causa del Evangelio.
o GÉNESIS. 45, 22: A cada uno le regaló un vestido, pero a Benjamín le regaló trescientas monedas
de plata y cinco vestidos.
o LUCAS 23,50-52: Intervino entonces un hombre bueno y justo llamado José, que era miembro
del Consejo Supremo, pero que no había estado de acuerdo con los planes ni actos de los otros.
Era de Arimatea, una ciudad de Judea, y esperaba el Reino de Dios. Se presentó, pues, ante
Pilato y le pidió el cuerpo de Jesús.
o MATEO 25,35-46: Entonces el Rey dirá a los que están a su derecha: «Vengan, benditos de mi
Padre, y tomen posesión del reino que ha sido preparado para ustedes desde el principio del
mundo. Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer; tuve sed y ustedes me dieron de
beber. Fui forastero y ustedes me recibieron en su casa. Anduve sin ropas y me vistieron.
Estuve enfermo y fueron a visitarme. Estuve en la cárcel y me fueron a ver.» Entonces los
justos dirán: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, o sediento y te dimos
de beber? ¿Cuándo te vimos forastero y te recibimos, o sin ropa y te vestimos? ¿Cuándo te
vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte? El Rey responderá: «En verdad les digo que,
cuando lo hicieron con alguno de los más pequeños de estos mis hermanos, me lo hicieron a
mí.» Dirá después a los que estén a la izquierda: «¡Malditos, aléjense de mí y vayan al fuego
eterno, que ha sido preparado para el diablo y para sus ángeles! Porque tuve hambre y
ustedes no me dieron de comer; tuve sed y no me dieron de beber; era forastero y no me
recibieron en su casa; estaba sin ropa y no me vistieron; estuve enfermo y encarcelado y no me
visitaron.» Estos preguntarán también: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento,
desnudo o forastero, enfermo o encarcelado, y no te ayudamos?» El Rey les responderá: «En
verdad les digo: siempre que no lo hicieron con alguno de estos más pequeños, ustedes dejaron
de hacérmelo a mí.» Y éstos irán a un suplicio eterno, y los buenos a la vida eterna.»
CANTO.-
TEXTO FRANCISCANO: I Carta a los fieles Cap I, 1-10
CAP. I: DE AQUELLOS QUE HACEN PENITENCIA
Todos los que aman al Señor con todo el corazón, con toda el alma y con toda la mente, con
todas las fuerzas, y aman a sus prójimos como a sí mismos, y odian a sus cuerpos con sus vicios
y pecados, y reciben el cuerpo y la sangre de nuestro Señor Jesucristo, y hacen frutos dignos de
penitencia: ¡Oh cuán bienaventurados y benditos son ellos y ellas, mientras hacen tales cosas y en
tales cosas perseveran!, porque descansará sobre ellos el espíritu del Señor y hará en ellos
habitación y morada, y son hijos del Padre celestial, cuyas obras hacen, y son esposos, hermanos
y madres de nuestro Señor Jesucristo. Somos esposos cuando, por el Espíritu Santo, el alma fiel
se une a nuestro Señor Jesucristo. Somos para él hermanos cuando hacemos la voluntad del
Padre que está en los cielos; madres, cuando lo llevamos en nuestro corazón y en nuestro
cuerpo, por el amor divino y por una conciencia pura y sincera; y lo damos a luz por medio de
obras santas, que deben iluminar a los otros como ejemplo.
SALMO: MÍRAME SEÑOR CON ESOS OJOS Y DAME TU PERDÓN
MÍRAME SEÑOR CON ESOS OJOS
¿Cómo puedo sentirme poca cosa cuando me miras así,
cómo puedo pensar que nadie me tiene en cuenta,
que nadie valora mis esfuerzos
si están allí esos ojos buenos?
Quiero darte gracias Señor mío, por tu mirada,
porque nadie sabe mirarme así.
Porque ante tu mirada sólo puedo
encontrar un estímulo para ser mejor.
Gracias, porque todo lo que se escapa a la mirada del mundo
está claro ante tus ojos compasivos,
ante esos ojos que pueden descubrir una flor
en medio de mi desierto de miserias
DAME TU PERDÓN
Ten piedad, Dios mío, dame tu perdón.
Soy un peregrino, soy un pecador.
Vengo arrepentido. Ten piedad, Señor,
vuelve a mí tus ojos con amor.
Lejos de tu casa, de tu bendición,
malgasté mi vida en la perdición.
Roto y pobre vengo, ten piedad, Señor,
vuelve a mí tus ojos con amor.
A tus puertas llamo, sé que me abrirás.
Con los pecadores muestras tu bondad.
A salvarnos vienes, ten piedad, Señor,
vuelve a mí tus ojos con amor.
LECTURA Y REFLEXIÓN: INDULGENCIA DE LA PORCIÚNCULA.
SIGNO DE LA VIGILIA.-
CANTO.-
PRECES Y ACCIÓN DE GRACIAS.
PADRENUESTRO.
AVE MARÍA.
ORACIÓN FINAL:
María,
Madre de misericordia,
cuida de todos para que no se haga inútil la Cruz de Cristo,
para que el hombre no pierda el camino del bien,
no pierda la conciencia del pecado
y crezca en la esperanza en Dios,
«rico en misericordia»,
para que haga libremente las buenas obras
que Él le asignó
y, de esta manera, toda su vida
sea «un himno a su gloria». SAN JUAN PABLO II
CANTO A NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES.
LECTURA: INDULGENCIA DE LA PORCIÚNCULA
Una noche, en el monte cercano a la Porciúncula, ardía Francisco de Asís en ansias de la salud de las almas,
rogando con eficacia por los pecadores. Apareciósele un celeste mensajero, y le ordenó bajar del monte a su
iglesia predilecta, Santa María de los Ángeles. Al llegar a ella, entre claridades vivísimas y resplandecientes,
vio a Jesucristo, a su Madre y a multitud de beatos espíritus que les asistían. Confuso y atónito, oyó la voz de
Jesús, que le decía:
 Pues tantos son tus afanes por la salvación de las almas, pide, Francisco, pide.
Francisco pidió una indulgencia latísima y plenaria, que se ganase con sólo entrar confesado y
contrito en aquella milagrosa capilla de los Ángeles.
 Mucho pides, Francisco -respondió la voz divina-; pero accedo contento. Acude a mi Vicario, que
confirme mi gracia.
A la puerta esperaban los compañeros de Francisco, sin pasar adelante por temer a los extraños resplandores
y las voces nunca oídas. Al salir Francisco le rodearon, y les refirió la visión; al rayar el alba, tomó el
camino de Perusa, llevando consigo al cortés y afable Maseo de Marignano. A la sazón estaba en Perusa
Honorio III, el propagador del Cristianismo por las regiones septentrionales, que debía unir su nombre a la
aprobación de la regla de la insigne Orden dominicana.
 Padre Santo -dijo el de Asís al antes Cardenal Cencio-, en honor de María Virgen he reparado hace
poco una iglesia; hoy vengo a solicitar para ella indulgencia, sin gravamen de limosnas.
 No es costumbre obrar así -contestó sorprendido Honorio-; pero dime cuántos años e indulgencias
pides.
 Padre Santo -replicó Francisco-, lo que pido no son años, sino almas; almas que se laven y regeneren
en las ondas de la indulgencia, como en otro Jordán.
 No puede conceder esto la Iglesia romana -objetó el Papa.
 Señor -replicó Francisco-, no soy yo, sino Jesucristo, quien os lo ruega.
 En esta frase hubo tal calor, que ablandó el ánimo de Honorio, moviéndole a decir tres veces:
 Me place, me place, me place otorgar lo que deseas.
 Intervinieron los Cardenales allí presentes, exclamando:
 Considerad, señor, que al conceder tal indulgencia, anuláis las de Ultramar y menoscabáis la de los
apóstoles Pedro y Pablo. ¿Quién querrá tomar la cruz para conseguir en Palestina, a costa de trabajos
y peligros, lo que pueda en Asís obtener descansadamente?
 Concedida está la indulgencia -contestó el Papa-, y no he de volverme atrás; pero regularé su goce.
Y llamó a Francisco:
 Otorgo, pues -le dijo-, que cuantos entren contritos y confesados en Santa María de los Ángeles sean
absueltos de culpa y pena; esto todos los años perpetuamente, mas sólo en el espacio de un día
natural, desde las primeras vísperas, inclusa la noche, hasta el toque de vísperas de la jornada
siguiente.
Oídas las últimas palabras de Honorio, bajó Francisco la cabeza en señal de aprobación, y sin despegar los
labios salió de la cámara.
 ¿Adónde vas, hombre sencillo? -gritó el Papa-. ¿Qué garantía o documento te llevas de la
indulgencia?
 Bástame -respondió el penitente- lo que oí; si la obra es divina, Dios se manifestará en ella. No he
menester más instrumento; sirva de escritura la Virgen, sea Cristo el notario y testigos los ángeles.
Con esto se volvió de Perusa a Asís. Llegando al ameno valle que llaman del Collado, en Collestrada, sintió
impulsos de afecto, y se desvió de sus compañeros para desahogar su corazón en ríos de lágrimas; al volver
de aquel estado de plenitud, de gozo y de reconocimiento, llamó a Maseo a voces:
 ¡Maseo, hermano! -exclamó-. De parte de Dios te digo que la indulgencia que obtuve del Pontífice
está confirmada en los cielos.
Emilia Pardo Bazán, San Francisco de Asís

Más contenido relacionado

La actualidad más candente (20)

teología de la misericordia
teología de la misericordia teología de la misericordia
teología de la misericordia
 
28/12/14
28/12/1428/12/14
28/12/14
 
Jesus y la misericordia pagola
Jesus y la misericordia pagola Jesus y la misericordia pagola
Jesus y la misericordia pagola
 
Boletín alcázar febrero 2016
Boletín alcázar febrero 2016Boletín alcázar febrero 2016
Boletín alcázar febrero 2016
 
Misericordiae Vultus
Misericordiae VultusMisericordiae Vultus
Misericordiae Vultus
 
12-07-2015
12-07-201512-07-2015
12-07-2015
 
FOLLETO ABRIL 2016
FOLLETO ABRIL 2016FOLLETO ABRIL 2016
FOLLETO ABRIL 2016
 
Misericordia de Dios
Misericordia de  DiosMisericordia de  Dios
Misericordia de Dios
 
21-01-2018
21-01-201821-01-2018
21-01-2018
 
Numero 612 31072016 an~o12
Numero 612 31072016 an~o12Numero 612 31072016 an~o12
Numero 612 31072016 an~o12
 
San Josemaría, testimonio de misericordia
San Josemaría, testimonio de misericordiaSan Josemaría, testimonio de misericordia
San Josemaría, testimonio de misericordia
 
07-09-214
07-09-21407-09-214
07-09-214
 
10-07-16
10-07-1610-07-16
10-07-16
 
Fray juan de la puebla 2
Fray juan de la puebla 2Fray juan de la puebla 2
Fray juan de la puebla 2
 
Folleto enero 2016
Folleto enero 2016Folleto enero 2016
Folleto enero 2016
 
19/05/2014
19/05/201419/05/2014
19/05/2014
 
26-06-2016
26-06-201626-06-2016
26-06-2016
 
Retiro del mes de julio
Retiro del mes de julioRetiro del mes de julio
Retiro del mes de julio
 
San Josemaría, hoy. (13)
San Josemaría, hoy. (13)San Josemaría, hoy. (13)
San Josemaría, hoy. (13)
 
Folleto agosto
Folleto agostoFolleto agosto
Folleto agosto
 

Destacado

la inmaculada patrona orden franciscana
la inmaculada patrona orden franciscanala inmaculada patrona orden franciscana
la inmaculada patrona orden franciscanamaviti
 
Cuaresma2016 francisco
Cuaresma2016 franciscoCuaresma2016 francisco
Cuaresma2016 franciscomaviti
 
Amoris laetitia presentacionofs
Amoris laetitia presentacionofsAmoris laetitia presentacionofs
Amoris laetitia presentacionofsmaviti
 
Actividades 2017 ESEF
Actividades   2017 ESEFActividades   2017 ESEF
Actividades 2017 ESEFmaviti
 
Fraternidad 62
Fraternidad 62Fraternidad 62
Fraternidad 62maviti
 
Laudato_si' encuentro formación 16/4/16
Laudato_si' encuentro formación 16/4/16Laudato_si' encuentro formación 16/4/16
Laudato_si' encuentro formación 16/4/16maviti
 

Destacado (6)

la inmaculada patrona orden franciscana
la inmaculada patrona orden franciscanala inmaculada patrona orden franciscana
la inmaculada patrona orden franciscana
 
Cuaresma2016 francisco
Cuaresma2016 franciscoCuaresma2016 francisco
Cuaresma2016 francisco
 
Amoris laetitia presentacionofs
Amoris laetitia presentacionofsAmoris laetitia presentacionofs
Amoris laetitia presentacionofs
 
Actividades 2017 ESEF
Actividades   2017 ESEFActividades   2017 ESEF
Actividades 2017 ESEF
 
Fraternidad 62
Fraternidad 62Fraternidad 62
Fraternidad 62
 
Laudato_si' encuentro formación 16/4/16
Laudato_si' encuentro formación 16/4/16Laudato_si' encuentro formación 16/4/16
Laudato_si' encuentro formación 16/4/16
 

Similar a Vigilia octavo centenario del perdón de asís

Guia vigilia octavo centenario del perd+ôn de as+ìs
Guia vigilia octavo centenario del perd+ôn de as+ìsGuia vigilia octavo centenario del perd+ôn de as+ìs
Guia vigilia octavo centenario del perd+ôn de as+ìsfranfrater
 
Perdón de asís 2021.
Perdón de asís 2021.Perdón de asís 2021.
Perdón de asís 2021.franfrater
 
VIGILIA PERDÓN DE ASÍS.- OFS ESPAÑA.pdf
VIGILIA  PERDÓN DE ASÍS.- OFS ESPAÑA.pdfVIGILIA  PERDÓN DE ASÍS.- OFS ESPAÑA.pdf
VIGILIA PERDÓN DE ASÍS.- OFS ESPAÑA.pdffranfrater
 
VIGILIA PERDÓN ESPAÑA 22.pdf
VIGILIA PERDÓN ESPAÑA 22.pdfVIGILIA PERDÓN ESPAÑA 22.pdf
VIGILIA PERDÓN ESPAÑA 22.pdffranfrater
 
Cristo, el día de hoy, nos viene a recordar cuál es la esencia de su mensaje:...
Cristo, el día de hoy, nos viene a recordar cuál es la esencia de su mensaje:...Cristo, el día de hoy, nos viene a recordar cuál es la esencia de su mensaje:...
Cristo, el día de hoy, nos viene a recordar cuál es la esencia de su mensaje:...Universidad Tecnológica del Perú
 
DOMINGO 33 DEL TO. CICLO C. DIA 13 DE NOVIEMBRE DEL 2016
DOMINGO 33 DEL TO. CICLO C. DIA 13 DE NOVIEMBRE DEL 2016DOMINGO 33 DEL TO. CICLO C. DIA 13 DE NOVIEMBRE DEL 2016
DOMINGO 33 DEL TO. CICLO C. DIA 13 DE NOVIEMBRE DEL 2016federico almenara ramirez
 
S francisco de asis parte 4
S francisco de asis parte 4S francisco de asis parte 4
S francisco de asis parte 4Martin M Flynn
 
Celebracion sacramento de la confirmacion.
Celebracion sacramento de la confirmacion. Celebracion sacramento de la confirmacion.
Celebracion sacramento de la confirmacion. FEDERICO ALMENARA CHECA
 
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL MIÉRCOLES DE CENIZA. CICLO B. DIA 18...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL MIÉRCOLES DE CENIZA. CICLO B. DIA 18...GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL MIÉRCOLES DE CENIZA. CICLO B. DIA 18...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL MIÉRCOLES DE CENIZA. CICLO B. DIA 18...FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Celebración del Sacramento de la Confirmacion. pps
Celebración del Sacramento  de la Confirmacion. ppsCelebración del Sacramento  de la Confirmacion. pps
Celebración del Sacramento de la Confirmacion. ppsFEDERICO ALMENARA CHECA
 
Tránsito de san francisco 21
Tránsito de san francisco 21Tránsito de san francisco 21
Tránsito de san francisco 21franfrater
 
Via crucis 2016
Via crucis 2016Via crucis 2016
Via crucis 2016franfrater
 
Boletín alcázar enero 2016
Boletín alcázar enero 2016Boletín alcázar enero 2016
Boletín alcázar enero 2016franfrater
 
Ritual de la confirmación libro celebrante
Ritual de la confirmación libro celebranteRitual de la confirmación libro celebrante
Ritual de la confirmación libro celebranteCesar Londoño
 

Similar a Vigilia octavo centenario del perdón de asís (20)

Guia vigilia octavo centenario del perd+ôn de as+ìs
Guia vigilia octavo centenario del perd+ôn de as+ìsGuia vigilia octavo centenario del perd+ôn de as+ìs
Guia vigilia octavo centenario del perd+ôn de as+ìs
 
Perdón de asís 2021.
Perdón de asís 2021.Perdón de asís 2021.
Perdón de asís 2021.
 
VIGILIA PERDÓN DE ASÍS.- OFS ESPAÑA.pdf
VIGILIA  PERDÓN DE ASÍS.- OFS ESPAÑA.pdfVIGILIA  PERDÓN DE ASÍS.- OFS ESPAÑA.pdf
VIGILIA PERDÓN DE ASÍS.- OFS ESPAÑA.pdf
 
VIGILIA PERDÓN ESPAÑA 22.pdf
VIGILIA PERDÓN ESPAÑA 22.pdfVIGILIA PERDÓN ESPAÑA 22.pdf
VIGILIA PERDÓN ESPAÑA 22.pdf
 
10/11/14
10/11/1410/11/14
10/11/14
 
Cristo, el día de hoy, nos viene a recordar cuál es la esencia de su mensaje:...
Cristo, el día de hoy, nos viene a recordar cuál es la esencia de su mensaje:...Cristo, el día de hoy, nos viene a recordar cuál es la esencia de su mensaje:...
Cristo, el día de hoy, nos viene a recordar cuál es la esencia de su mensaje:...
 
11.- Evangelio Cotidiano [Noviembre].ppsx
11.- Evangelio Cotidiano [Noviembre].ppsx11.- Evangelio Cotidiano [Noviembre].ppsx
11.- Evangelio Cotidiano [Noviembre].ppsx
 
Novena al Padre Pío
Novena al Padre PíoNovena al Padre Pío
Novena al Padre Pío
 
DOMINGO 33 DEL TO. CICLO C. DIA 13 DE NOVIEMBRE DEL 2016
DOMINGO 33 DEL TO. CICLO C. DIA 13 DE NOVIEMBRE DEL 2016DOMINGO 33 DEL TO. CICLO C. DIA 13 DE NOVIEMBRE DEL 2016
DOMINGO 33 DEL TO. CICLO C. DIA 13 DE NOVIEMBRE DEL 2016
 
S francisco de asis parte 4
S francisco de asis parte 4S francisco de asis parte 4
S francisco de asis parte 4
 
Celebracion sacramento de la confirmacion.
Celebracion sacramento de la confirmacion. Celebracion sacramento de la confirmacion.
Celebracion sacramento de la confirmacion.
 
Hoja Dominical - Tono 3° Domingo del Juicio Final
Hoja Dominical - Tono 3° Domingo del Juicio FinalHoja Dominical - Tono 3° Domingo del Juicio Final
Hoja Dominical - Tono 3° Domingo del Juicio Final
 
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL MIÉRCOLES DE CENIZA. CICLO B. DIA 18...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL MIÉRCOLES DE CENIZA. CICLO B. DIA 18...GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL MIÉRCOLES DE CENIZA. CICLO B. DIA 18...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL MIÉRCOLES DE CENIZA. CICLO B. DIA 18...
 
Celebración del Sacramento de la Confirmacion. pps
Celebración del Sacramento  de la Confirmacion. ppsCelebración del Sacramento  de la Confirmacion. pps
Celebración del Sacramento de la Confirmacion. pps
 
Tránsito de san francisco 21
Tránsito de san francisco 21Tránsito de san francisco 21
Tránsito de san francisco 21
 
Via crucis 2016
Via crucis 2016Via crucis 2016
Via crucis 2016
 
Boletín alcázar enero 2016
Boletín alcázar enero 2016Boletín alcázar enero 2016
Boletín alcázar enero 2016
 
HOJA PARROQUIAL Nº 46
HOJA PARROQUIAL Nº 46HOJA PARROQUIAL Nº 46
HOJA PARROQUIAL Nº 46
 
Ritual de la confirmación libro celebrante
Ritual de la confirmación libro celebranteRitual de la confirmación libro celebrante
Ritual de la confirmación libro celebrante
 
Santo rosario (misterios de gozo)
Santo rosario (misterios de gozo)Santo rosario (misterios de gozo)
Santo rosario (misterios de gozo)
 

Más de maviti

La Iglesia
La IglesiaLa Iglesia
La Iglesiamaviti
 
Jesucristo, Salvador
Jesucristo, SalvadorJesucristo, Salvador
Jesucristo, Salvadormaviti
 
Triduo de santa clara 2020
Triduo de santa clara 2020Triduo de santa clara 2020
Triduo de santa clara 2020maviti
 
Sembradores esperanza
Sembradores esperanzaSembradores esperanza
Sembradores esperanzamaviti
 
Familia jornada-sagrada-familia
Familia jornada-sagrada-familiaFamilia jornada-sagrada-familia
Familia jornada-sagrada-familiamaviti
 
La familia, escuela de humanidad y evangelización en el Siglo XXI
La familia, escuela de humanidad y evangelización en el Siglo XXILa familia, escuela de humanidad y evangelización en el Siglo XXI
La familia, escuela de humanidad y evangelización en el Siglo XXImaviti
 
Viacrucis19
Viacrucis19Viacrucis19
Viacrucis19maviti
 
Itinerario cuaresmal 2019
Itinerario cuaresmal 2019Itinerario cuaresmal 2019
Itinerario cuaresmal 2019maviti
 
La regla ofs1 9
La regla ofs1 9La regla ofs1 9
La regla ofs1 9maviti
 
seminario franciscano
seminario franciscanoseminario franciscano
seminario franciscanomaviti
 
Del Evangelio a la Vida y de la Vida al Evangelio
Del Evangelio a la Vida y de la Vida al EvangelioDel Evangelio a la Vida y de la Vida al Evangelio
Del Evangelio a la Vida y de la Vida al Evangeliomaviti
 
vocabulary unit 1
vocabulary unit 1vocabulary unit 1
vocabulary unit 1maviti
 
La ofs y la cultura
La ofs y la culturaLa ofs y la cultura
La ofs y la culturamaviti
 
Sentido pertenencia ofs
Sentido pertenencia ofsSentido pertenencia ofs
Sentido pertenencia ofsmaviti
 
cristologia 2018
cristologia 2018cristologia 2018
cristologia 2018maviti
 
Carta de Asís 109
Carta de Asís 109Carta de Asís 109
Carta de Asís 109maviti
 
Encuentro formacion ofs 4 11-17
Encuentro formacion ofs 4 11-17Encuentro formacion ofs 4 11-17
Encuentro formacion ofs 4 11-17maviti
 
Identidad franciscanos ofs
Identidad franciscanos ofsIdentidad franciscanos ofs
Identidad franciscanos ofsmaviti
 
Itinerario cuaresma 2017
Itinerario cuaresma 2017Itinerario cuaresma 2017
Itinerario cuaresma 2017maviti
 
curso de franciscanismo
curso de franciscanismocurso de franciscanismo
curso de franciscanismomaviti
 

Más de maviti (20)

La Iglesia
La IglesiaLa Iglesia
La Iglesia
 
Jesucristo, Salvador
Jesucristo, SalvadorJesucristo, Salvador
Jesucristo, Salvador
 
Triduo de santa clara 2020
Triduo de santa clara 2020Triduo de santa clara 2020
Triduo de santa clara 2020
 
Sembradores esperanza
Sembradores esperanzaSembradores esperanza
Sembradores esperanza
 
Familia jornada-sagrada-familia
Familia jornada-sagrada-familiaFamilia jornada-sagrada-familia
Familia jornada-sagrada-familia
 
La familia, escuela de humanidad y evangelización en el Siglo XXI
La familia, escuela de humanidad y evangelización en el Siglo XXILa familia, escuela de humanidad y evangelización en el Siglo XXI
La familia, escuela de humanidad y evangelización en el Siglo XXI
 
Viacrucis19
Viacrucis19Viacrucis19
Viacrucis19
 
Itinerario cuaresmal 2019
Itinerario cuaresmal 2019Itinerario cuaresmal 2019
Itinerario cuaresmal 2019
 
La regla ofs1 9
La regla ofs1 9La regla ofs1 9
La regla ofs1 9
 
seminario franciscano
seminario franciscanoseminario franciscano
seminario franciscano
 
Del Evangelio a la Vida y de la Vida al Evangelio
Del Evangelio a la Vida y de la Vida al EvangelioDel Evangelio a la Vida y de la Vida al Evangelio
Del Evangelio a la Vida y de la Vida al Evangelio
 
vocabulary unit 1
vocabulary unit 1vocabulary unit 1
vocabulary unit 1
 
La ofs y la cultura
La ofs y la culturaLa ofs y la cultura
La ofs y la cultura
 
Sentido pertenencia ofs
Sentido pertenencia ofsSentido pertenencia ofs
Sentido pertenencia ofs
 
cristologia 2018
cristologia 2018cristologia 2018
cristologia 2018
 
Carta de Asís 109
Carta de Asís 109Carta de Asís 109
Carta de Asís 109
 
Encuentro formacion ofs 4 11-17
Encuentro formacion ofs 4 11-17Encuentro formacion ofs 4 11-17
Encuentro formacion ofs 4 11-17
 
Identidad franciscanos ofs
Identidad franciscanos ofsIdentidad franciscanos ofs
Identidad franciscanos ofs
 
Itinerario cuaresma 2017
Itinerario cuaresma 2017Itinerario cuaresma 2017
Itinerario cuaresma 2017
 
curso de franciscanismo
curso de franciscanismocurso de franciscanismo
curso de franciscanismo
 

Último

EL DISPENSACIONALISMO Qué es realmente?.pdf
EL DISPENSACIONALISMO Qué es realmente?.pdfEL DISPENSACIONALISMO Qué es realmente?.pdf
EL DISPENSACIONALISMO Qué es realmente?.pdfOscar Briones
 
EL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICAS
EL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICASEL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICAS
EL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICASChristianEstavilloLa
 
ADULTERIO FORNICACIÓN INMUNDICIA LASCIVIA PORNOGRAFIA.docx
ADULTERIO FORNICACIÓN INMUNDICIA LASCIVIA PORNOGRAFIA.docxADULTERIO FORNICACIÓN INMUNDICIA LASCIVIA PORNOGRAFIA.docx
ADULTERIO FORNICACIÓN INMUNDICIA LASCIVIA PORNOGRAFIA.docxHerramientasDEFE
 
tratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdf
tratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdftratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdf
tratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdfalexramires797
 
REQUISITOS PARA ESPECIALIDAD DEL SANTUARIO 1
REQUISITOS PARA ESPECIALIDAD DEL SANTUARIO 1REQUISITOS PARA ESPECIALIDAD DEL SANTUARIO 1
REQUISITOS PARA ESPECIALIDAD DEL SANTUARIO 1LuckysitaG
 
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptxjenune
 
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdf
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdfPARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdf
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdfAntonio Miguel Salas Sierra
 
Jesus predico a los espiritus encarcelados"
Jesus predico a los espiritus encarcelados"Jesus predico a los espiritus encarcelados"
Jesus predico a los espiritus encarcelados"JOSE GARCIA PERALTA
 
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptxPARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptxAntonio Miguel Salas Sierra
 
EL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDO
EL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDOEL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDO
EL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDOChristianEstavilloLa
 

Último (11)

Lleva Frutos Como Cristo - Serie de Enseñanzas
Lleva Frutos Como Cristo - Serie de EnseñanzasLleva Frutos Como Cristo - Serie de Enseñanzas
Lleva Frutos Como Cristo - Serie de Enseñanzas
 
EL DISPENSACIONALISMO Qué es realmente?.pdf
EL DISPENSACIONALISMO Qué es realmente?.pdfEL DISPENSACIONALISMO Qué es realmente?.pdf
EL DISPENSACIONALISMO Qué es realmente?.pdf
 
EL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICAS
EL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICASEL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICAS
EL TEMPLO MASONICO Y SUS CARACTERISTICAS
 
ADULTERIO FORNICACIÓN INMUNDICIA LASCIVIA PORNOGRAFIA.docx
ADULTERIO FORNICACIÓN INMUNDICIA LASCIVIA PORNOGRAFIA.docxADULTERIO FORNICACIÓN INMUNDICIA LASCIVIA PORNOGRAFIA.docx
ADULTERIO FORNICACIÓN INMUNDICIA LASCIVIA PORNOGRAFIA.docx
 
tratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdf
tratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdftratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdf
tratado-de-egguns70pag-130221102039-phpapp02 4.pdf
 
REQUISITOS PARA ESPECIALIDAD DEL SANTUARIO 1
REQUISITOS PARA ESPECIALIDAD DEL SANTUARIO 1REQUISITOS PARA ESPECIALIDAD DEL SANTUARIO 1
REQUISITOS PARA ESPECIALIDAD DEL SANTUARIO 1
 
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte #5.pptx
 
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdf
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdfPARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdf
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN1.pdf
 
Jesus predico a los espiritus encarcelados"
Jesus predico a los espiritus encarcelados"Jesus predico a los espiritus encarcelados"
Jesus predico a los espiritus encarcelados"
 
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptxPARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
PARÁBOLA DEL BUEN PASTOR-CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
 
EL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDO
EL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDOEL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDO
EL ARBOL DE LA VIDA EXPLICACION Y CONTENIDO
 

Vigilia octavo centenario del perdón de asís

  • 1. VIGILIA VIII CENTENARIO DEL PERDÓN DE ASÍS AMBIENTACIÓN: En julio de 1216, Francisco pidió en Perusa a Honorio III que todo el que, contrito y confesado, entrara en la iglesita de la Porciúncula, ganara gratuitamente una indulgencia plenaria, como la ganaban quienes se enrolaban en las Cruzadas, y otros que sostenían con sus ofrendas las iniciativas de la Iglesia. De ahí el nombre de Indulgencia de la Porciúncula, Perdón Asís, Indulgencia o Perdón de las rosas (por el prodigio que medió en su confirmación según alguna tradición tardía) u otros parecidos. Más allá de las controversias históricas acerca de los orígenes y circunstancias de la concesión de la Indulgencia, lo cierto es que la Iglesia ha seguido, hasta nuestros días, otorgando y ampliando esa gracia extraordinaria. En la actualidad, esta Indulgencia puede lucrarse no sólo en Santa María de los Ángeles o la Porciúncula, sino en todas las iglesias franciscanas, y también en las iglesias catedral y parroquial, cada 2 de agosto, día de la Dedicación de la iglesita, una sola vez, con las siguientes condiciones: 1) visitar una de las iglesias mencionadas, rezando la oración del Señor y el Símbolo de la fe (Padrenuestro y Credo); 2) confesarse, comulgar y rezar por las intenciones del Papa, por ejemplo, un Padrenuestro con Avemaría y Gloria; estas condiciones pueden cumplirse unos días antes o después, pero conviene que la comunión y la oración por el Papa se realicen en el día en que se gana la Indulgencia. CANTO.- ORACIÓN INICIAL.- Señor, haz de mi un instrumento de tu paz. Que allá donde hay odio, yo ponga el amor. Que allá donde hay ofensa, yo ponga el perdón. Que allá donde hay discordia, yo ponga la unión. Que allá donde hay error, yo ponga la verdad. Que allá donde hay duda, yo ponga la Fe. Que allá donde desesperación, yo ponga la esperanza. Que allá donde hay tinieblas, yo ponga la luz. Que allá donde hay tristeza, yo ponga la alegría. Oh Señor, que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar, ser comprendido, cuanto comprender, ser amado, cuanto amar. Porque es dándose como se recibe, es olvidándose de sí mismo como uno se encuentra a sí mismo, es perdonando, como se es perdonado, es muriendo como se resucita a la vida eterna.
  • 2. TEXTOS BÍBLICOS: o LC 10,28-37: Díjole entonces: «Bien has respondido. Haz eso y vivirás.» Pero él, queriendo justificarse, dijo a Jesús: «Y ¿quién es mi prójimo?» Jesús respondió: «Bajaba un hombre de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de salteadores, que, después de despojarle y golpearle, se fueron dejándole medio muerto. Casualmente, bajaba por aquel camino un sacerdote y, al verle, dio un rodeo. De igual modo, un levita que pasaba por aquel sitio le vio y dio un rodeo. Pero un samaritano que iba de camino llegó junto a él, y al verle tuvo compasión; y, acercándose, vendó sus heridas, echando en ellas aceite y vino; y montándole sobre su propia cabalgadura, le llevó a una posada y cuidó de él. Al día siguiente, sacando dos denarios, se los dio al posadero y dijo: "Cuida de él y, si gastas algo más, te lo pagaré cuando vuelva." ¿Quién de estos tres te parece que fue prójimo del que cayó en manos de los salteadores?» El dijo: «El que practicó la misericordia con él.» Díjole Jesús: «Vete y haz tú lo mismo.» o 1 JUAN3, 17: Si uno goza de riquezas en este mundo y cierra su corazón cuando ve a su hermano en apuros, ¿cómo puede permanecer en él el amor de Dios? o MATEO10, 42: Asimismo, el que dé un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños, porque es discípulo, no quedará sin recompensa: soy yo quien se lo digo.» o HECHOS DE LOS APOSTOLES 16,14-15: Había entre ellas una, llamada Lidia, negociante en púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios. El Señor le tocó el corazón para que aceptara las palabras de Pablo. Después de bautizarse, junto con su familia, nos pidió: «Si ustedes consideran que he creído verdaderamente en el Señor, vengan a alojarse en mi casa»; y nos obligó a hacerlo. CANTO.- o CARTA A FILEMON 1, 9-13: prefiero suplicarte en nombre del amor, Yo, Pablo, ya anciano y ahora prisionero a causa de Cristo Jesús, te suplico en favor de mi hijo Onésimo, al que engendré en la prisión. Antes, él no te presto ninguna utilidad, pero ahora te será muy útil, como lo es para mí. Te lo envío como si fuera yo mismo. Con gusto lo hubiera retenido a mi lado, para que me sirviera en tu nombre mientras estoy prisionero a causa del Evangelio. o GÉNESIS. 45, 22: A cada uno le regaló un vestido, pero a Benjamín le regaló trescientas monedas de plata y cinco vestidos. o LUCAS 23,50-52: Intervino entonces un hombre bueno y justo llamado José, que era miembro del Consejo Supremo, pero que no había estado de acuerdo con los planes ni actos de los otros. Era de Arimatea, una ciudad de Judea, y esperaba el Reino de Dios. Se presentó, pues, ante Pilato y le pidió el cuerpo de Jesús. o MATEO 25,35-46: Entonces el Rey dirá a los que están a su derecha: «Vengan, benditos de mi Padre, y tomen posesión del reino que ha sido preparado para ustedes desde el principio del mundo. Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer; tuve sed y ustedes me dieron de beber. Fui forastero y ustedes me recibieron en su casa. Anduve sin ropas y me vistieron. Estuve enfermo y fueron a visitarme. Estuve en la cárcel y me fueron a ver.» Entonces los justos dirán: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero y te recibimos, o sin ropa y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte? El Rey responderá: «En verdad les digo que, cuando lo hicieron con alguno de los más pequeños de estos mis hermanos, me lo hicieron a mí.» Dirá después a los que estén a la izquierda: «¡Malditos, aléjense de mí y vayan al fuego eterno, que ha sido preparado para el diablo y para sus ángeles! Porque tuve hambre y ustedes no me dieron de comer; tuve sed y no me dieron de beber; era forastero y no me recibieron en su casa; estaba sin ropa y no me vistieron; estuve enfermo y encarcelado y no me visitaron.» Estos preguntarán también: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, desnudo o forastero, enfermo o encarcelado, y no te ayudamos?» El Rey les responderá: «En
  • 3. verdad les digo: siempre que no lo hicieron con alguno de estos más pequeños, ustedes dejaron de hacérmelo a mí.» Y éstos irán a un suplicio eterno, y los buenos a la vida eterna.» CANTO.- TEXTO FRANCISCANO: I Carta a los fieles Cap I, 1-10 CAP. I: DE AQUELLOS QUE HACEN PENITENCIA Todos los que aman al Señor con todo el corazón, con toda el alma y con toda la mente, con todas las fuerzas, y aman a sus prójimos como a sí mismos, y odian a sus cuerpos con sus vicios y pecados, y reciben el cuerpo y la sangre de nuestro Señor Jesucristo, y hacen frutos dignos de penitencia: ¡Oh cuán bienaventurados y benditos son ellos y ellas, mientras hacen tales cosas y en tales cosas perseveran!, porque descansará sobre ellos el espíritu del Señor y hará en ellos habitación y morada, y son hijos del Padre celestial, cuyas obras hacen, y son esposos, hermanos y madres de nuestro Señor Jesucristo. Somos esposos cuando, por el Espíritu Santo, el alma fiel se une a nuestro Señor Jesucristo. Somos para él hermanos cuando hacemos la voluntad del Padre que está en los cielos; madres, cuando lo llevamos en nuestro corazón y en nuestro cuerpo, por el amor divino y por una conciencia pura y sincera; y lo damos a luz por medio de obras santas, que deben iluminar a los otros como ejemplo. SALMO: MÍRAME SEÑOR CON ESOS OJOS Y DAME TU PERDÓN MÍRAME SEÑOR CON ESOS OJOS ¿Cómo puedo sentirme poca cosa cuando me miras así, cómo puedo pensar que nadie me tiene en cuenta, que nadie valora mis esfuerzos si están allí esos ojos buenos? Quiero darte gracias Señor mío, por tu mirada, porque nadie sabe mirarme así. Porque ante tu mirada sólo puedo encontrar un estímulo para ser mejor. Gracias, porque todo lo que se escapa a la mirada del mundo está claro ante tus ojos compasivos, ante esos ojos que pueden descubrir una flor en medio de mi desierto de miserias DAME TU PERDÓN Ten piedad, Dios mío, dame tu perdón. Soy un peregrino, soy un pecador. Vengo arrepentido. Ten piedad, Señor, vuelve a mí tus ojos con amor. Lejos de tu casa, de tu bendición, malgasté mi vida en la perdición. Roto y pobre vengo, ten piedad, Señor, vuelve a mí tus ojos con amor. A tus puertas llamo, sé que me abrirás. Con los pecadores muestras tu bondad. A salvarnos vienes, ten piedad, Señor, vuelve a mí tus ojos con amor.
  • 4. LECTURA Y REFLEXIÓN: INDULGENCIA DE LA PORCIÚNCULA. SIGNO DE LA VIGILIA.- CANTO.- PRECES Y ACCIÓN DE GRACIAS. PADRENUESTRO. AVE MARÍA. ORACIÓN FINAL: María, Madre de misericordia, cuida de todos para que no se haga inútil la Cruz de Cristo, para que el hombre no pierda el camino del bien, no pierda la conciencia del pecado y crezca en la esperanza en Dios, «rico en misericordia», para que haga libremente las buenas obras que Él le asignó y, de esta manera, toda su vida sea «un himno a su gloria». SAN JUAN PABLO II CANTO A NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES.
  • 5. LECTURA: INDULGENCIA DE LA PORCIÚNCULA Una noche, en el monte cercano a la Porciúncula, ardía Francisco de Asís en ansias de la salud de las almas, rogando con eficacia por los pecadores. Apareciósele un celeste mensajero, y le ordenó bajar del monte a su iglesia predilecta, Santa María de los Ángeles. Al llegar a ella, entre claridades vivísimas y resplandecientes, vio a Jesucristo, a su Madre y a multitud de beatos espíritus que les asistían. Confuso y atónito, oyó la voz de Jesús, que le decía:  Pues tantos son tus afanes por la salvación de las almas, pide, Francisco, pide. Francisco pidió una indulgencia latísima y plenaria, que se ganase con sólo entrar confesado y contrito en aquella milagrosa capilla de los Ángeles.  Mucho pides, Francisco -respondió la voz divina-; pero accedo contento. Acude a mi Vicario, que confirme mi gracia. A la puerta esperaban los compañeros de Francisco, sin pasar adelante por temer a los extraños resplandores y las voces nunca oídas. Al salir Francisco le rodearon, y les refirió la visión; al rayar el alba, tomó el camino de Perusa, llevando consigo al cortés y afable Maseo de Marignano. A la sazón estaba en Perusa Honorio III, el propagador del Cristianismo por las regiones septentrionales, que debía unir su nombre a la aprobación de la regla de la insigne Orden dominicana.  Padre Santo -dijo el de Asís al antes Cardenal Cencio-, en honor de María Virgen he reparado hace poco una iglesia; hoy vengo a solicitar para ella indulgencia, sin gravamen de limosnas.  No es costumbre obrar así -contestó sorprendido Honorio-; pero dime cuántos años e indulgencias pides.  Padre Santo -replicó Francisco-, lo que pido no son años, sino almas; almas que se laven y regeneren en las ondas de la indulgencia, como en otro Jordán.  No puede conceder esto la Iglesia romana -objetó el Papa.  Señor -replicó Francisco-, no soy yo, sino Jesucristo, quien os lo ruega.  En esta frase hubo tal calor, que ablandó el ánimo de Honorio, moviéndole a decir tres veces:  Me place, me place, me place otorgar lo que deseas.  Intervinieron los Cardenales allí presentes, exclamando:  Considerad, señor, que al conceder tal indulgencia, anuláis las de Ultramar y menoscabáis la de los apóstoles Pedro y Pablo. ¿Quién querrá tomar la cruz para conseguir en Palestina, a costa de trabajos y peligros, lo que pueda en Asís obtener descansadamente?  Concedida está la indulgencia -contestó el Papa-, y no he de volverme atrás; pero regularé su goce. Y llamó a Francisco:  Otorgo, pues -le dijo-, que cuantos entren contritos y confesados en Santa María de los Ángeles sean absueltos de culpa y pena; esto todos los años perpetuamente, mas sólo en el espacio de un día natural, desde las primeras vísperas, inclusa la noche, hasta el toque de vísperas de la jornada siguiente. Oídas las últimas palabras de Honorio, bajó Francisco la cabeza en señal de aprobación, y sin despegar los labios salió de la cámara.  ¿Adónde vas, hombre sencillo? -gritó el Papa-. ¿Qué garantía o documento te llevas de la indulgencia?  Bástame -respondió el penitente- lo que oí; si la obra es divina, Dios se manifestará en ella. No he menester más instrumento; sirva de escritura la Virgen, sea Cristo el notario y testigos los ángeles. Con esto se volvió de Perusa a Asís. Llegando al ameno valle que llaman del Collado, en Collestrada, sintió impulsos de afecto, y se desvió de sus compañeros para desahogar su corazón en ríos de lágrimas; al volver de aquel estado de plenitud, de gozo y de reconocimiento, llamó a Maseo a voces:  ¡Maseo, hermano! -exclamó-. De parte de Dios te digo que la indulgencia que obtuve del Pontífice está confirmada en los cielos. Emilia Pardo Bazán, San Francisco de Asís