Editado en Julio de 2014.
Te agradezco que trates este material con respeto.
Maite Finch.
2
ÍNDICE
Motivo de este documento 4
Reflexionemos sobre actitudes 5
Reflexionemos sobre emociones 49
Maite Finch 75
3
Motivo de este documento
Emociones y actitudes, desarrollados desde un enfoque de coaching.
Facilitar al lector y hacer má...
REFLEXIONEMOS SOBRE ACTITUDES
5
Talento 2014, se busca.
Reflexionando sobre los distintos perfiles profesionales con los que me encuentro
continuamente, h...
- PROTAGONIZAN SU VIDA. Son protagonistas ante cualquier situación adversa o incierta.
Actúan bajo el enfoque de lo que yo...
8
"Actitudes de talento": llamemos a las cosas por su nombre.
Creo importante definir determinados enfoques sobre comportami...
- Compromiso significa que mutuamente nos prometemos a pensar, hacer y sentir sobre un
tema prestándonos atención mutua a ...
- Delegar implica elegir qué grado de responsabilidad quieres trasladar a otra persona, dejando
un tiempo para su aprendiz...
El instante que tienes delante... tu talento
Nada debería ser más importante que el instante que tenemos delante y el sigu...
- te resistes al cambio y no participas
- cuando te quejas sistemáticamente
- cuando al leer esto dices..."si claro...es m...
- cuando...¿sabes cuando más?
Creo que no es necesario decir que este enfoque, es indiferente que sea en tu entorno
labora...
Una de mis actitudes preferidas de talento: aprendizaje y superación
Me declaro en "estado de hambre de aprender" ¿y tú?
U...
- humildad
- sorpresa y satisfacción cuando descubres que puedes aprender todavía más
- inquietud positiva
- visión sobre ...
SUPERACIÓN. Para mí, hoy, es una de las actitudes que marcan la diferencia entre
profesionales, que me aseguran que alguie...
¿Estás atrapado en tu rutina de no talento?
Estamos atrapados en "nuestra rutina de no talento" cuando sin darnos cuenta p...
- Jóvenes en busca de sus primeras oportunidades laborales, que se han acostumbrado a llevar
su "día a día" de manera que ...
20
Y tus recursos personales... ¿han desayunado? ;-)
Sí, desayunar para empezar el día o en el momento que desees, pero hoy q...
Todos estos casos tienen en común que están viendo que durante mucho tiempo:
- Han desarrollado sólo una serie de recursos...
anteriores pueden no servirte para seguir adelante en la situación actual. No es que no
valgan, es que ahora en esta situa...
Acciones, que no propósitos, para ser eficiente contigo y con los
demás.
¡Sin excusas! Lo haces o no lo haces ... pero no ...
- Si estás en pleno proceso creativo, de atención o terminando una tarea que requiere esfuerzo
y energía, y te ves interru...
Este es tu momento, realiza tu chequeo, tu reflexión y toma las decisiones que consideres
para vivir y sentirte mejor con ...
Menú de talento: "la dieta del suficiente"
Comienzo de año
Propósitos de dieta, ejercicio, retos, ilusiones...
Empecemos c...
- Suficiente miedo: para que nos preocupe lo justo las nuevas situaciones, los retos que nos
preocupan y todo aquello a lo...
¿Añadirías algún ingrediente más en cantidad suficiente?
¿Te alimentas en exceso de alguno de estos ingredientes?
¿Qué vas...
De cadenas y brújulas de talento ¿estás siguiendo normas o valores?
¿Tú, tu equipo y tu empresa os guiais por valores? ¿Tú...
diferencia entre lo bueno y lo malo. Señala la diferencia entre qué actuaciones son apropiadas y
cuáles no lo son.
Las nor...
¡Ojo con el arte del escapismo!
¿Cuánto scape haces/hacen en tu/su día a día? Si eres de los que:
¿Cuánto "escape" haces/h...
- sabes que esa relación no funciona, pero te planteas no hacer nada y ya se vera...
¿Cuantos "escapismos" detectas?
Encue...
¿Has detectado que mantiene tu "escapismo" o el de los demás?
¿Realmente te aporta ventajas a medio largo plazo que te ayu...
¿Estás desmotivando o favoreciendo la motivación propia?
Todavía siguen habiendo enfoques empresariales que se plantean
¿P...
imparto y en sesiones de coaching que dirijo me encuentro con este tipo de planteamientos
que lo único que consiguen es ve...
- Por último, aunque estamos en un mercado empresarial difícil, me siguen llegando casos de
profesionales que están buscan...
¿Te ocupas de la holgazanería social en tu empresa?
Es frecuente el comentario de gerentes y directivos de que les es part...
esfuerzo individual se disminuye debido a la presencia social de otras personas (Latané et al.,
1979). De esta forma podre...
- identifica y refuerza el potencial de cada miembro del equipo, así como los resultados que
consiguen cuando realmente as...
URGENTE E IMPORTANTE: espacio y tiempo para salir de la inercia
Seamos grandes empresas, pequeños comercios, freelance, py...
Me parece URGENTE E IMPORTANTE que focalicemos esta pregunta hacia nuestro proyecto:
- no encontramos las respuestas porqu...
CAMBIO ¿te fijas en los posibles o en los imposibles?
Cuando vemos una foto como ésta...¿nos inspira posibilidades delante...
-tenemos la creencia de que los resultados de nuestras acciones dependen del azar, la suerte
u otros elementos externos a ...
Teniendo en cuenta que ambas tendencias de comportamiento son útiles: es decir, es cierto
que hay cosas que no podemos con...
¡Haz tu "click" para el cambio!
MOTIVO DE ESTA ENTRADA: Observo en los diversos procesos de coaching, en mis alumnos, y
en...
- Me encuentro en muchas ocasiones personas bloqueadas emocionalmente que están en un
círculo de...:
Tengo que llegar a to...
- ¿Lo has compartido por alguien?
- ¿Cual es el siguiente paso?
- ¿Has creado nuevos valores y creencias que te van a ayud...
RELEXIONEMOS SOBRE EMOCIONES
49
Coaching y/o Desarrollo Personal: no esperes a "tu propia crisis
profesional o personal"
¿Para qué esperar a sentirte "fun...
- Reacciones emocionales difícilmente controlables.
- Dudas sobre la propia valía.
- Dudas sobre pilares como la familia, ...
Ahora bien, para mantener un "equilibrio personal" sano en nuestra trayectoria vital, sería
fácil poner algunos remedios c...
¡Yo quiero ser feliz ya!, a cada momento y tú?..
Thoreau dijo: “Muchos hombres viven en una silenciosa desesperación”. No ...
actualmente, pues un familiar está entrando en una etapa degenerativa del cerebro, justo
después de jubilarse. Lo primero ...
Si la respuesta a alguna de estas preguntas es NO:
¿QUIERES APRENDER A SER FELIZ?
55
¿Cómo te comportas ante los conflictos?
Aceptar y respetar la diferencia es una de esas virtudes, sin las cuales la escuch...
emocional", es decir, "con esta relación, situación o persona me siento mal...entonces esto no
es bueno y debo evitarlo", ...
¿Positividad? sí,
y ¿aprendes también a manejar tus emociones negativas?
Productividad y positividad: 4 casos que puedes e...
- Reaccionar con comportamientos y verbalizaciones agresivas cuando alguien me "molesta"
en un equipo o en una reunión. Co...
Mantener en general una actitud positiva en la vida y en todos nuestros contextos vitales, es
clave y necesario para saber...
Yo necesito sentirlo ¿tú no?: talento con pasión
¿Buscas sentir pasión en lo que haces?
Sí decididamente, es algo que me p...
- Implica un tiempo voluntariamente buscado, en el que, los requerimientos técnicos que me
exijo están "tranquilos" pues l...
"Espera, volvamos a empezar" Reiniciando emociones
Estrés, enfado, tristeza...¡eh!
¿Volvemos a empezar?
Recuerdo una vez, ...
Cuantas veces, en el día a día, se nos tuercen las emociones, por motivos más o menos
justificados (no lo dudo), pero cont...
¿Arrasas con tus cambios o construyes/emocionas?
En este lugar llamado mundo, es inevitable negarse continuamente al cambi...
- Comunicados clara y concretamente los implicados, antes, durante y después de dichos
cambios
- Gestionados teniendo en c...
Vale, miedos no, pero regúlalos. Evita caer en "no debo tener miedo"
Últimamente parece que nos rodea en las diversas situ...
- una situación amenazante es una situación que valoramos de forma que identificamos que
requiere más recursos de los habi...
Plantearse las siguientes cuestiones:
- ¿qué recursos que ya domino pueden venir bien para la resolución de esta situación...
La eterna promesa de la felicidad: "cuando...acabe, termine o pase
esto o lo otro..."
Como sabéis, suelo reflexionar sobre...
- Noradrenalina: equilibrio de las emociones
- Serotonina; ciclos del sueño
- Epinefrina: estimulación frente a objetivos
...
¿Generas dependencia o autonomía? ¿Eres dependiente o autónomo?
Generar dependencia hoy está a la orden del día igual que ...
ejemplo, pueden dejar de escuchar otras opiniones y trabajar con otras personas, o tener
relación con otros, por buscar la...
Si esto nos es difícil de realizar o reconocer, demos al menos "el beneficio de la duda" a
aquellos que realmente nos apre...
75
MAITE FINCH
Psicóloga Colegiada. Coach Profesional Sénior Certificado con nº CS99. Coach Profesional
Ejecutivo certificado...
GRACIAS POR TU ATENCIÓN
77
Coaching Personal
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Coaching Personal

1.066 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Empresariales
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.066
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
17
Acciones
Compartido
0
Descargas
14
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Coaching Personal

  1. 1. Editado en Julio de 2014. Te agradezco que trates este material con respeto. Maite Finch. 2
  2. 2. ÍNDICE Motivo de este documento 4 Reflexionemos sobre actitudes 5 Reflexionemos sobre emociones 49 Maite Finch 75 3
  3. 3. Motivo de este documento Emociones y actitudes, desarrollados desde un enfoque de coaching. Facilitar al lector y hacer más accesible las reflexiones de mi blog actual, de forma que pueda ser más útil a aquellos que quieran optimizar su talento personal. Una forma de tener un documento sobre el que volver, estudiar, extraer las conclusiones propias con mirada a la acción. Para crear cambios duraderos en el tiempo, considero que el primer paso es la reflexión. Espero que pueda ser de utilidad y de vuestro agrado. Maite Finch 4
  4. 4. REFLEXIONEMOS SOBRE ACTITUDES 5
  5. 5. Talento 2014, se busca. Reflexionando sobre los distintos perfiles profesionales con los que me encuentro continuamente, he decidido separar el grano de la paja, y hacer como un listado de hechos/acciones, que ponen en marcha las personas que realmente van a aportar valor en las empresas y en los proyectos, y con los que vale la pena comprometerse. Fíjate, que hablo de hechos/acciones y no de cualidades. ¿Querrás poner en marcha esas acciones o tenerlas a tu lado a través de otros profesionales? Verás que estos talentos: - PIENSAN. Dedican tiempo a pensar qué quieren, dónde van, cuales son los problemas/obstáculos a los que se enfrentar, valoran soluciones, las comparten, buscan información, extraen conclusiones... - Se rigen por el SUFICIENTE. Cuando algo no sale, no están bien, algo no les gusta de sí mismos o de los demás, etc., dedican el tiempo "suficiente" a reflexionarlo, sentirlo y abordarlo, no más tiempo del necesario para resolver el sentimiento que les preocupa. - COMPARTEN. Como hábito verás que comparten sus ideas, preocupaciones, valores, cuestiones, reflexiones, etc. como fuente segura para no quedarse estancados y abordar o pensar siempre de la misma manera. Aseguran que su enfoque será cada vez más amplio. - DECIDEN SOBRE SÍ MISMOS. Toman decisiones que les garantizan su bienestar personal. Conocen sus fortalezas y dónde reside su fuente de energía, lo que les hace vibrar y se alejan de personas que les consumen o les hacen dependientes y les alejan de ser quienes son. - DICEN SÍ O PREGUNTAN. Tienen una respuesta al menos de pregunta y en su máxima expresión, una respuesta afirmativa, a los cambios, las mejoras, los enfoques diferentes, la complementariedad y al "hazlo diferente", adaptando por qué no, el valor añadido que ellos saben que pueden aportar. 6
  6. 6. - PROTAGONIZAN SU VIDA. Son protagonistas ante cualquier situación adversa o incierta. Actúan bajo el enfoque de lo que yo puedo hacer en esta situación, en vez de gastar tiempo y energía, en lo que no puedo controlar. Actúan, hacen algo. - SE ACEPTAN/TE ACEPTAN. El talento que se conoce y se muestra tal cual es, según sus valores, no se esconde ante otros que le llevarán la contraria o le harán de menos. Sabe que tiene algo que aportar y desde el respeto te lo mostrará, igual que espera que los demás se lo muestren. - SALTAN. Realiza saltos y acrobacias tanto en su vida personal y profesional, apoyándose en sus mejores fortalezas, porque sabe que es una de las mejores formas de crecer, y asegurarse satisfacción y orgullo de sí mismo. Si está satisfecho de sí mismo, estará en equilibrio, y podrá inspirar y ayudar y relacionarse con otros desde "Entre tú y yo no hay, quién es mejor. Aprovechemos nuestras diferencias y caminemos hacia un escenario nuevo" - VIVEN AHORA Y HACIA DELANTE. Cualquier tiempo/empresa/relación/jefe pasado no fue ni mejor ni peor, eran diferentes, en circunstancias diferentes con un "yo" diferente. Aprovechar lo mejor de lo que fuimos/lo que vivimos, es el soporte para lo nuevo. La clave es que vives ahora, creces ahora, compartes ahora, aportas ahora, te implicas ahora y decides ahora, dirigiéndote hacia adelante. - SONRÍEN POR ELLOS Y POR OTROS. Se alegran de sus logros y de los que consiguen otros. La felicidad, el equilibrio y el aprendizaje es mejor y más duradero si a lo que yo gano, sumo lo que tu ganas, y disfruto y aprendo contigo, y de ti. - APRENDEN DEL ERROR. El error es algo que tiene que estar ¿para qué voy a evitarlo? No somos máquinas afortunadamente, y evitar el error es casi como empeñarse en no vivir. El talento en activo es aquél que crece, se adapta y vuelve a intentarlo, mejor y diferente. - DAN VALOR. Son profesionales, padres, hermanos, amigos etc., que no se limitan a cumplir con el rol justo que se espera de ellos. En cada rol, definen su persona y van más allá, proporcionando a los demás algo diferente y de valor. - DISFRUTAN DE SÍ MISMOS Y CON OTROS. Últimamente veo demasiados casos de personas que son poco conscientes de cómo piensan, eligen, sienten, y en muchos casos es por no invertir un tiempo y espacio en estar acompañados de sí mismos. Saber disfrutar de los demás y de nosotros mismos, es clave para nuestro equilibrio y protagonismo vital. - CUIDAN SUS EXPECTATIVAS. Las expectativas les animan y les ilusionan, y también lidian con ellas. Las reorientan, las calman, y las adaptan cuando los resultados no son inmediatos. ¿Cómo lo ves? ¿Cómo estás actuando? ¿Decides algo? 7
  7. 7. 8
  8. 8. "Actitudes de talento": llamemos a las cosas por su nombre. Creo importante definir determinados enfoques sobre comportamientos entre personas, líderes, equipos, colaboradores, emprendedores y profesionales comprometidos: - Tener una reunión significa que tenemos claro el por qué, el para qué, cómo, quién y cuándo, no que nos sentamos una hora a ver qué pasa. - Trabajar en equipo significa, entre otros aspectos, que tenemos una meta y criterios en común y unas responsabilidades individuales y compartidas, no que yo haga una parte del trabajo y tú otra. - Proporcionar feedback y realizar seguimiento significa que ambas partes saben sobre qué temas clave tenemos que intercambiar información y que la información de feedback es útil para el cambio, no simples sensaciones subjetivas. 9
  9. 9. - Compromiso significa que mutuamente nos prometemos a pensar, hacer y sentir sobre un tema prestándonos atención mutua a lo acordado, no sólo por una de las partes. - Comunicación es intercambiar información recíproca que genera el proceso siguiente: escuchar + comprender que nos entendemos + emitir mensaje + llegar a acuerdos, no monopolizar la conversación. - Escuchar implica elaborar activamente en nuestra mente un mapa mental de lo que nos están diciendo no esperar a que acabe el otro para escucharme lo que yo quiero decir. - Persuadir/ negociar implica que vamos a ver qué argumentos podemos elaborar para cubrir las necesidades/objeciones del otro al respecto de un tema, no manipular el interés del otro y esconder información. - Ser exigente es plantearnos cuestiones para mejorar y plantear alternativas para conseguirlo, no solo poner pegas e inconvenientes y usar siempre como primera palabra: "no". - Gestionar eficientemente el tiempo es ocuparnos de nuestro tiempo y del tiempo con otros, no interrumpir el trabajo de otros cada media hora. - Amistad es una relación elegida que se puede dar en cualquier contexto laboral, social o familiar, pero no es condición indispensable para el trabajo en equipo ni siquiera son conceptos equiparables. - Liderar es provocar y facilitar que un equipo llegue a sus objetivos superando sus expectativas de sinergia, no decir lo que tiene que hacer cada uno. - Pedir ayuda o consejo significa que solicitamos escuchar una nueva visión de nuestro problema, no que tengamos que aceptar incondicionalmente lo que nos dicen otros por haberlo preguntado. - Es interés y no molestia, cuando un cliente nos pregunta mucho o nos pone pegas (no está molestando), está mostrándonos su interés en forma de dudas, dándonos la oportunidad de acercarnos más a él y mostrar nuestro compromiso, respondiendo a sus necesidades. - Confianza en uno mismo es saber hasta dónde nos podemos comprometer con alguien y acordarlo con la otra persona, no tener la voz más alta que el otro, apagar el brillo/potencial del otro, o no contar con las opiniones de los demás. - Enseñar significa que vamos a crear el mejor contexto para que los otros realicen su proceso de aprendizaje a su velocidad y según sus necesidades, no demostrar cuanto sabemos y que queremos que nos lo reconozcan. 10
  10. 10. - Delegar implica elegir qué grado de responsabilidad quieres trasladar a otra persona, dejando un tiempo para su aprendizaje, y hacer un seguimiento periódico para reevaluar expectativas, no estar pendiente del otro constantemente a ver si hace las cosas tal cual yo quiero. - Aportar valor significa que elegimos comprometer nuestras capacidades en un contexto determinado (equipo, proyecto, empresa, foro, etc.) para conseguir algo mejor que solos nos conseguiríamos, no que destacamos sobre el resto. - Hablar claro, con respeto y sin rodeos, significa que nos importa mucho que hagamos las cosas bien y que aceptamos otros argumentos claros, con respeto y sin rodeos para llegar a un acuerdo o entendernos, no que estemos atacando a nadie. Todos estos matices de actitudes necesitan de nuestra implicación y compromiso para ponerlas en marcha. Como todo, es importante generar un hábito y en el cuadro anterior, dispones de varias habilidades que te ayudarán a conseguir que tu talento sea mejor, más activo, más comprometido y más dirigido a una acción constructiva. ¿Y tú en qué habilidad necesitas implicarte más? ¿Y los que están a tu alrededor? ¿Y qué enfoque necesitas mejorar? ¿Y a tu alrededor, cuales necesitas reformular y acordar como nuevo significado? 11
  11. 11. El instante que tienes delante... tu talento Nada debería ser más importante que el instante que tenemos delante y el siguiente, y la manera de hacerlo diferente; como apunte musical esto viene a mi mente de forma voluntaria y recurrente. ¿Y si cada uno de nosotros tuviéramos esto como post-it mental y emocional? ¿Y si recordáramos que nuestro talento depende de nosotros más de lo que nos creemos? ¿Y si desechamos fuera esos planteamientos de que solo unos pocos tienen talento? ¿Y si dejamos de escondernos detrás del "no se puede" o del "es muy complicado" NO ESTÁS APROVECHANDO TU INSTANTE PARA HACERLO DIFERENTE CUANDO: - bloqueas a la gente, un proyecto o una pregunta - te impides crecer o que crezcan los demás - recibes a tu cliente como "ya está el pesado de turno..." - cuando solo pones objeciones - te acomodas en tus antiguos hábitos 12
  12. 12. - te resistes al cambio y no participas - cuando te quejas sistemáticamente - cuando al leer esto dices..."si claro...es muy fácil decir o escribir esto..." SÍ ESTÁS APROVECHANDO TU INSTANTE PARA HACERLO DIFERENTE CUANDO: - explicas el porqué de tus frenos y tratas de buscar soluciones - crees y actúas coherentemente con tu propio crecimiento y el de los demás, porque así sabes que todos estaremos mejor y seremos más felices ¿es de lo que se trata, no? - cuando tus objeciones facilitan la calidad o eficiencia del cambio - cuando participas - cuando te tomas un momento para pensar que, no es que estés equivocado, es que hay más colores, más matices en este mundo - cuando tomas las riendas de tus posibles - cuando te unes a personas que crecen - cuando tu ilusión me contagia - cuando me involucras y cuentas conmigo - cuando das oportunidades - cuando crees en los demás y les das margen - cuando te permites ser libre - cuando piensas en el receptor de tu talento y le tienes en cuenta adelantándote al otro - cuando pides ayuda - cuando intercambias opiniones y preguntas - cuando disfrutas de tus logros y de los de los demás - cuando tus actitudes están alineadas y son claras 13
  13. 13. - cuando...¿sabes cuando más? Creo que no es necesario decir que este enfoque, es indiferente que sea en tu entorno laboral, social, personal o familiar ¿verdad? ¿Vas a hacer algo con el instante siguiente, ese que tienes ahí delante? Tu talento depende del valor que le pones a tus capacidades En los contextos adecuados y en el instante que tienes delante 14
  14. 14. Una de mis actitudes preferidas de talento: aprendizaje y superación Me declaro en "estado de hambre de aprender" ¿y tú? Uno de mis primeros objetivos cuando empecé este blog, era facilitar un espacio donde yo misma, y todos los que quisieran pudieran aprender. Pequeñas o grandes cosas, profundas o concretas reflexiones, que invitaran al cambio y a la superación de uno mismo, o si pudiera ser, provocar la curiosidad y la inquietud por aprender más. Es por este motivo, que hoy en día, si tuviera que señalar una de las actitudes que favorecen que un profesional sea buen profesional es la actitud de aprendizaje y superación. Sabéis lo que me conocéis un poco más, la importancia que tiene para mí crear un buen entorno, condiciones y liderazgo de cualquier aprendizaje . Pero a la base de esto, y se confirma en todas las personas y profesionales que admiro, está una actitud de aprendizaje y superación que veo en su: - curiosidad - consciencia de lo que manejo y de lo que me falta por mejorar 15
  15. 15. - humildad - sorpresa y satisfacción cuando descubres que puedes aprender todavía más - inquietud positiva - visión sobre las mejoras que puedo conseguir - interés por aportar cada vez algo mejor de mi Insisto en que tengo la suerte de rodearme de profesionales así. No obstante, veo continuamente entornos de trabajo donde determinados profesionales (seguro que no tenéis a estos profesionales en vuestros equipos, pero haberlos ... como las meigas): - prefieren mantenerse en un estado eterno de indefensión aprendida - están cómodos porque hay un entorno que les protege consciente/inconscientemente de enfrentarse a su "incompetencia inconsciente" - creen que aprender cuesta mucho trabajo y ellos "ya estudiaron..." y se mantienen en su inercia particular Así pues, desde el enfoque que quieras, tu capacidad de aprendizaje existe, pero ¿realmente quieres tenerla dormida? Es un riesgo que hoy no nos podemos permitir, porque a corto medio plazo, los cambios a nuestro alrededor nos van a impactar de lleno. ¿Qué te parece si pudiéramos hacer que ese impacto fuera positivo? ... porque nos hemos preparado, porque nuestras capacidades han evolucionado y nos permiten resolver con mayor probabilidad de éxito los obstáculos con que nos encontramos diariamente. El que quiere aprender, busca la manera y aprovecha cualquier impacto que recibe en su día a día para extraer conclusiones y nuevos conocimientos y/o habilidades. Son estos los profesionales con los que nos interesa trabajar, son ellos por los que debemos apostar, son los que debemos fomentar y alimentar su "hambre de aprender". Hoy en día, a poco que realices un pequeño filtro, hay multitud de fuentes de aprendizaje, la pregunta es ¿es un hábito en ti esta capacidad de aprendizaje y superación? Porque solo si lo practicamos de vez en cuando, perdonadme, no es un hábito, no lo asimilamos, no es constante, no impacta en nuestra mejora, en nuestras actitudes de talento. Así que, ¡ACCIÓN YA! porque es tu profesionalidad y tu satisfacción la que está en juego, y depende de ti darte la oportunidad de verte que puedes hacer realidad tu potencial. Seas directivo, mando intermedio, técnico, emprendedor, profesional, persona (quiero decir que quieras aprender de tu persona), es clave DESARROLLAR EL HÁBITO DE APRENDIZAJE Y 16
  16. 16. SUPERACIÓN. Para mí, hoy, es una de las actitudes que marcan la diferencia entre profesionales, que me aseguran que alguien me va a aportar valor, y trato de estar junto a ellos; y no son simples palabras, se puede comprobar en su conducta diaria: - dedican tiempo y espacio a reflexionar - seleccionan información y la guardan para planificar su momento de estudio - se apuntan dudas y posibilidades que podrían desarrollar - dedican tiempo y espacio para leer, escuchar, hacer sus propios esquemas, elaborar sus propias ideas y su propio plan de cambios - prueban frecuentemente y de forma periódica nuevos comportamientos, nuevas técnicas, nuevos horizontes - investigan En definitiva se retan a sí mismos continuamente Por mi parte, para finalizar esta entrada del blog hoy, quiero hacer mi pequeña aportación, por si mis reflexiones y conclusiones te permitieran mantener o iniciar tu hábito de aprendizaje. Ya sabes lee pero activamente, haz lo que sea pero activamente, toma notas, critica, pon a prueba, subraya, graba, reflexiona, comparte todo aquello que te llame la atención. Además quiero aprovechar para AGRADECER A TODOS los que activamente están difundiendo mis aportaciones, y a ti de antemano, por si te apetece compartir con otros estas ideas. Aprendo día a día cuáles son sus intereses, gustos e inquietudes sobre estos temas. Compartir y debatir es otra de las mejores fuentes de aprendizaje. ¿Cómo va tu hambre de aprender? ¿Qué estás haciendo para alimentarla? 17
  17. 17. ¿Estás atrapado en tu rutina de no talento? Estamos atrapados en "nuestra rutina de no talento" cuando sin darnos cuenta pensamos que ¡oye, estoy haciendo muchas cosas!. Luego, te paras un minuto y alguien te hace ver que todo lo que estás haciendo te aleja de verdad de tus objetivos verdaderos, de lo que te hace feliz, de lo que te hace sentir vivo. Me encuentro con algunas personas en proceso de coaching, que tienen en común, algo así como un cansancio y sensación de agotamiento acompañado de "algo no funciona", pero con la sensación contradictoria de "estoy implicándome en muchas cosas, estoy activo/a, yo hago cosas, no me quedo esperando a ver qué pasa". Suelen ser casos como: - Líderes que se pasan el día apagando los incendios que sus colaboradores sufren, y aprenden que su valía es grande porque ¡fíjate a cuantas situaciones doy respuesta! ¡Qué harían sin mí!. - Profesionales que se implican, ayudan, están para todo el mundo, son hiperactivos, pero esa energía se olvidan de invertirla también en sí mismos para hacer crecer su talento. - Gerentes, que tiene "todo controlado" con tanto esmero y concentración en su control, que no se dan cuenta que no llegan a todo y que se asfixian por el camino y asfixian a los que están a su alrededor. - Personas que no saben o temen decir "NO" porque tradicionalmente aprendimos que somos mejores personas, amigos, hermanos, hijos, jefes que tenemos que estar ahí siempre y en todas las ocasiones 18
  18. 18. - Jóvenes en busca de sus primeras oportunidades laborales, que se han acostumbrado a llevar su "día a día" de manera que al menos no se depriman con "la que está cayendo" y llenan su tiempo con actividades que no van a tener la repercusión que realmente quieren. Y se quedan esperando... - Profesionales que saben/sienten que pueden hacer algo mejor, y justifican que no tienen tiempo para invertir en formación, superación o en proyectos con más sinergia. En realidad todos estos casos, te indican en sus conversaciones que "ODIAN LA RUTINA" y quieren conseguir más. ¡Muy bien!, es genial pero ¿Y si te estuvieras creando tu propia rutina? ¿Estás creando tu propio muro? Realmente, estás creando tu propia "rutina de no talento" y manteniéndote en un estado constante que se mueve desde una "incompetencia inconsciente" a una "incompetencia consciente", como muestra el gráfico inferior. Muchas de las actividades en las que estamos inmersos, son compromisos que aceptamos por inercia y casi sin darnos cuenta, con lo que es fácil entrar consecuentemente en el "CIRCULO 99", ese en el que buscamos hacer más, controlar más, ayudar más, ser más... A lo mejor sólo se trata, de ver si me he creado una rutina propia, y un círculo del que no salgo y no me satisface. A lo mejor se trata de tomar decisiones sobre lo que soy, lo que puedo aportar y lo que de verdad me hace sentir bien. A lo mejor se trata de demostrarme que de verdad no me gusta la rutina, esa que no me lleva donde quiero y tampoco disfruto, porque estoy atrapado en mi propia inercia. ¿Has creado tu propia rutina de no talento? 19
  19. 19. 20
  20. 20. Y tus recursos personales... ¿han desayunado? ;-) Sí, desayunar para empezar el día o en el momento que desees, pero hoy quiero dedicarle esta entrada a una de las claves personales que estoy observando a mí alrededor. Cada vez, me llegan más casos de personas que: - están ante una nueva situación - han llegado (sin saber ellos muy bien cómo) a una situación problemática o de conflicto - se han dado cuenta de que están desmotivados en todas sus facetas de la vida - son conscientes de repente que algo les falta a nivel personal, pues "sus historias vitales" se repiten y con resultados que no les gustan - reaccionan de manera desmedida a situaciones diarias o que de normal no solían generar estos sentimientos - dependen siempre de alguien para solucionar sus vidas - han desarrollado un patrón de conducta guiado en extremo por sus miedos Y podría seguir... 21
  21. 21. Todos estos casos tienen en común que están viendo que durante mucho tiempo: - Han desarrollado sólo una serie de recursos personales mínimos que no les permiten sentirse satisfechos en cómo resuelven situaciones nuevas o aquellas que están cargadas de incertidumbre - Han sitúan el motivo de su insatisfacción en agentes externos - "Viven como en una sucesión de hechos en los que se sienten ahogados o arrastrados por las circunstancias" - El miedo les ha permitido evitar "consecuencias" que a priori les parecían peor que la propia situación y cada vez son menos capaces de resolver cualquier situación aunque sea sencilla - Queriendo evitar "ser de determinada manera", están creándose interiormente la persona que no quieren ser Se sienten en general: - Petrificados - Bloqueados - Viven las situaciones "desde fuera" - Tristes - Agotados, con un desgaste emocional alto Así pues, PONGO EN MAYÚSCULAS LO ESENCIAL QUE ES ALIMENTAR NUESTROS RECURSOS PERSONALES Y EVOLUCIONARLOS para que podamos crecer y resolver nuestras necesidades de cada día. Por ello es clave para nuestra salud emocional y nuestro consecuente éxito y equilibrio personal, al menos, tener en cuenta estos hábitos: - Evita pasar por los acontecimientos de tu vida, como si no pudieras controlar nada: NO ES VERDAD - Tienes derecho a tener miedo, pero también tienes derecho y compromiso personal contigo, de solucionarlo, pedir ayuda y darte la oportunidad de seguir adelante - Tu experiencia es clave para la evolución de tus recursos personales, pero mira a ver si estás estancando tu experiencia hasta que te lleva a actuar como un robot que no te permite crecer. Con lo que replantéate todo lo necesario y prueba otros recursos: las ideas y valores de años 22
  22. 22. anteriores pueden no servirte para seguir adelante en la situación actual. No es que no valgan, es que ahora en esta situación, no te sirven. - Se reflexivo y activo, es una de las mejores maneras de ser conscientes de nosotros mismos, de aprender, de tomar decisiones y de darte la oportunidad de ver qué te funciona o no, qué te permite estar bien o qué no. - Comparte tus inquietudes con quien consideres de confianza, en la mayor parte de los casos encontraremos mayores dosis de comprensión, aceptación y visión nueva de lo que nos esperamos. - Habla con profesionales para alimentar tus recursos personales si has llegado al estado de "cartón piedra triste" - Permítete añadir nuevos valores a tu vida - Ten como prioridad "NO AGUANTAR LO QUE VENGA" porque, sí, estoy segura de que puedes aguantarlo, pero el DESGASTE EMOCIONAL que vas a acumular, seguro que te pasará factura. - DESGASTE EMOCIONAL no es igual a RECURSOS PERSONALES MEJORES que permiten estar satisfechos con mi actuación, mis sentimientos y mi vida. ¿Y tú, alimentas tus recursos personales? ¿Te cuidas? ¿Dedicas momentos a ser consciente de en qué punto estás de tu vida personal, profesional o social? ¿Aprendes o te estancas? 23
  23. 23. Acciones, que no propósitos, para ser eficiente contigo y con los demás. ¡Sin excusas! Lo haces o no lo haces ... pero no lo intentes, como decía Yoda. ;-) Cuando leas esto, en tu próxima sesión de trabajo, al día siguiente, pero casi enseguida, date cuenta de las acciones que haces diariamente. Se consciente y cámbialas, te generen a ti o no, poca eficiencia. Puede que la estemos causando en los demás. Desde luego para crear nuevas acciones, es importante una serie de pasos: - ser consciente - analizar qué consecuencias tiene - ver si estas acciones nos alejan de nuestros valores y objetivos - cambiarlas a la de ¡ya! Como todo profesional que se precie yo he hecho mis análisis estos días pasados, y he reflexionado sobre algunas cosas, y en consecuencia desde el primer día de "vuelta al cole" las he puesto en marcha. Incluyo aquí algunas decisiones propias y otras que veo en otros, que vendría muy bien repasar: - Si el tema de una llamada se puede solucionar en ese momento prestándole unos minutos de atención, ¡soluciónalo ya!. Lo contrario es eternizar y aumentar tus "tareas pendientes" 24
  24. 24. - Si estás en pleno proceso creativo, de atención o terminando una tarea que requiere esfuerzo y energía, y te ves interrumpido por una llamada o mail, ¡programa ya! acuerda con esa persona o contigo mismo cuándo le vas a prestar atención y soluciónala. - Cumple con lo acordado o renegocia, avisando con tiempo, otro plazo. - Cuando ya hemos hecho dos reuniones sobre un tema y estamos en el mismo punto que al principio, algo falla, ¡reorganiza, establece tareas, responsables y fechas! o incluso da por terminada la reunión (antes de lo previsto) y da un tiempo para que los implicados se vayan a su "rincón de pensar" y vuelvan a la reunión con algo en lo que trabajar. - Si tienes a varios implicados en un proyecto que va a impactar en sus agendas y en su implicación ¡se respetuoso!, invierte tiempo en explicar, acordar, concienciar, cerrar temas, responsables, fechas, responde a los correos a la mayor brevedad posible (no más de un día). ¡Gestiona!, no lo dejes para...¡ ya veremos porque "esto es muy complejo! - Cuando hay urgencia en solucionar, no plantees "preguntas filosóficas" para retrasar o escabullirte. Ni es el momento de buscar responsabilidades ni de filosofar. O eres parte del problema o lo eres de la solución. Cuando haya pasado "el incendio" entonces filosofamos lo que quieras y establecemos nuevas responsabilidades. - Si hay algo que no sabes hacer o te cuesta, pide ayuda sin tener más "pájaros mentales". Se espera de nosotros que nos responsabilicemos, no que seamos máquinas y sepamos de todo. Ser resolutivo y buscador de soluciones es más valorado y apreciado por otros que ... eternizar un tema y dejarlo "morir". - Es muy difícil "aparcar camiones", fragmenta tu proyecto en fases y establece fechas y recursos necesarios. - Conforme vengan los imprevistos, valora, justo en ese momento, si se necesita resolver ya o puedes reprogramarlo en tu agenda. - Si no estás obteniendo los resultados que esperas o que acordaste, ¡para! algo no funciona... ¿vamos a esperar hasta el final a ver si por generación espontánea se resuelve? - Permítete mental o físicamente "minutos de desconexión" y "minutos para mirarte"... el cerebro necesita despejarse y reconectar y tú necesitas ser consciente de cada pequeña decisión que tomas. La inercia de los "incendios" pasa una gran factura emocional y productiva después. El año pasado, seguro que todos tuvimos, en mayor o menor grado (espero que cada vez en menor grado), momentos en los que sentíamos agotamiento, malestar y que no estábamos satisfechos con como aprovechábamos el tiempo y cómo estábamos trabajando. 25
  25. 25. Este es tu momento, realiza tu chequeo, tu reflexión y toma las decisiones que consideres para vivir y sentirte mejor con tus gestiones diarias. ¿Quieres trabajar ya hacia tu eficiencia y tu bienestar? 26
  26. 26. Menú de talento: "la dieta del suficiente" Comienzo de año Propósitos de dieta, ejercicio, retos, ilusiones... Empecemos con un menú de talento ;-) Recuerdo que todos los especialistas en nutrición nos recomiendan siempre comer de todo pero en su justa medida. En cantidad suficiente para que nuestro cuerpo pueda disfrutar y disponer de todos los nutriente necesarios. Ese criterio de "suficiente" es el que hace que sin abusar, podamos disfrutar de comer de todo lo que nos gusta o nos apetece. Y debo reconocer que yo suelo seguirlo, no soy una persona de dietas extremas ni de reprimir lo que me apetece. Igualmente me ocurre con lo que pienso en el ámbito de los recursos personales, por ello me gustaría comenzar el primer post del año 2014, recordando las ventajas de tener el criterio "suficiente" siempre en mente. Cualquiera de estos ingredientes en su extremo negativo (falta de ello) o en su extremo positivo (abundancia de ello) no van a ayudarnos a desarrollar nuestro talento personal y profesional. Considero, pues, clave disponer de: - Suficiente ilusión: para empujarnos a seguir adelante para prever la alegría de cómo nos sentiríamos si consiguiéramos aquello que deseamos, para distinguir aquello que nos hace felices de lo que no. - Suficiente coraje: para intentarlo, para probarnos, para crear situaciones y emociones a las que no estamos acostumbrados. 27
  27. 27. - Suficiente miedo: para que nos preocupe lo justo las nuevas situaciones, los retos que nos preocupan y todo aquello a lo que no nos atrevemos. El miedo o la preocupación justa nos hace estar alertas y poner en marcha nuestros mejores recursos para resolver nuestra nueva situación. - Suficiente egoísmo: para cuidarnos, para defendernos, para querernos, para aprender (;-) dedicado a alguien que me lo recordó hace poco), para ser coherentes con nuestros criterios, para luchar por lo que queremos. - Suficiente crítica: propia y de los demás, para mantener nuestra silla lo suficientemente cómoda para vernos útiles y sentirnos orgullosos de lo que aportamos, y suficientemente incómoda para crecer, ver las cosas de otra forma, aprender y superarnos. - Suficiente alegría: para reírnos, para disfrutar, para descansar, para demostrarnos que lo merecemos, para nosotros, para los demás, para que nuestra sonrisa siempre esté pase lo que pase. - Suficiente tristeza: para aprender de ella, para demostrarnos que hay cosas que nos importan, para saber que no es eterna, para trabajarla, para sentirla, para hacernos humanos. - Suficiente reflexión: para tener un espacio compartido o en soledad, para decidir, pensar, valorar, crear, para ser conscientes de nosotros mismos y de nuestros compromisos. - Suficiente acción: para mantenernos vivos, para crear un camino dónde nos sintamos útiles, para generar nuevas oportunidades, para crecer. - Suficiente humildad: para saber que el otro tiene los mismos derechos que tú, ni más ni menos. - Suficiente autoestima: para sentirnos bien, orgullosos de nosotros mismos, para querer y ayudar a otros desde nuestro valor como persona. - Suficiente sinceridad: para evitar castillos de naipes perfectamente construidos que a medio o largo plazo se caen por su propio peso y tienen una factura emocional impresionante para nosotros, y los que están a nuestro lado. - Suficiente descanso: ¿realmente he de recordar para qué? ;-) - Suficiente juego: para ser niños, para nuestra creatividad, para nuestro disfrute, para relajar nuestras obligaciones excesivas... - Suficiente picardía: para discernir situaciones "trampa" perfectamente construidas por nosotros mismos o por otros, y salir de ellas de forma saludable para todos. 28
  28. 28. ¿Añadirías algún ingrediente más en cantidad suficiente? ¿Te alimentas en exceso de alguno de estos ingredientes? ¿Qué vas a hacer para que tu dieta de talento sea suficientemente nutritiva? 29
  29. 29. De cadenas y brújulas de talento ¿estás siguiendo normas o valores? ¿Tú, tu equipo y tu empresa os guiais por valores? ¿Tú, tu equipo y tu empresa os guiais por normas? Reflexionando sobre clientes, personas, empresas que conozco, hoy he querido enfatizar la diferencia entre guiarse por normas y guiarse por valores y la frecuente confusión a nivel práctico que se tiene entre estos dos conceptos. Sin entrar en definiciones de libro, a menudo me encuentro con personas, profesionales, directivos, equipos que te hablan de "tenerlo claro", de "nosotros sabemos lo que tenemos que hacer", de "nosotros sabemos lo que se nos pide". Y profundizando un poco más te das cuenta de que, tanto si hablamos a nivel personal o profesional, estas personas o equipos, tienen claro: - lo que es "malo", lo que "no se acepta", lo que "no se puede hacer" - los límites dentro de los cuales se pueden mover - la imagen que deben crear y mostrar - lo que deben aceptar o no - cual es un buen comportamiento y cual no lo es - de quién o qué depende su bienestar - actúan y generan relaciones contradictorias - necesitan aprobación continua Y ...francamente...esto no son valores, son normas heredadas, aprendidas, impuestas, asumidas consciente o inconscientemente que hemos aceptado como criterio que nos señala la 30
  30. 30. diferencia entre lo bueno y lo malo. Señala la diferencia entre qué actuaciones son apropiadas y cuáles no lo son. Las normas son estándares asumidos que nos delimitan el campo de actuación. Este continuo tamiz por el que pasamos nuestras decisiones, ideas, actuaciones y sentimientos lo único que genera es una vida profesional y personal en la que tratamos de responder en base a unos estándares que cuanto menos no son nuestros, y en su máxima expresión no nos ayudan a crecer ni a responsabilizarnos de nosotros mismos. Sin embargo, cuando una persona, profesional, equipo o empresa compruebas que se guían por valores, la diferencia que se crea es abismal porque ves que estas personas/equipos: - tienen un norte que les guía - son autónomos - asumen cuándo se desvían de sus valores y asumen las consecuencias - sienten equilibrio - son más tolerantes y pacientes - son más creativos y resolutivos porque el universo dentro del cual se mueven es más amplio - se aceptan así mismos, porque son personas en continuo aprendizaje y búsqueda de su "norte" - asumen que gran parte de lo que les ocurre depende de ellos mismos - son coherentes Así, los valores son direcciones que nos orientan para no perdernos en nuestro camino, en nuestro equilibrio. Nos permiten crecer continuamente y superarnos en aquello que nos acerca a donde queremos llegar como personas, profesionales o empresas. Con lo que, Me es indiferente si estamos hablando a nivel personal, a nivel laboral, de un equipo o de un profesional, ¿Te has dado cuenta si te guían las normas? ¿En ese caso cómo te sientes? ¿Te has dado cuenta de si te guían tus valores? ¿Puedes alinearlos con los de tu empresa? 31
  31. 31. ¡Ojo con el arte del escapismo! ¿Cuánto scape haces/hacen en tu/su día a día? Si eres de los que: ¿Cuánto "escape" haces/hacen en tu/su día a día? Si eres de los que: - anticipas que va a pasar algo y no lo comunicas o pones los medios - sientes que algo no funciona y no lo transmites - te sientes cómodo con lo que haces, es fácil, no me requiere mucho esfuerzo, y total no te pagan para más... - no es un proyecto tuyo con lo que..Ya se arreglará el otro... - comunican en equipo que algo no estamos consiguiendo ...pero piensas... "esto va para los demás" - te comunican algo de gran importancia para el emisor del mensaje y le quitas importancia... - piensas que el otro no valorará algo porque ... "total tú tampoco le das importancia a eso..." - sabes que hay algo que te cuesta ...pero lo vas dejando - no estás de acuerdo con algo y no lo dices - sabes que hay un cliente externo o interno que está esperando algo de ti... y piensas ya lo haré cuando pueda - sabes que te es difícil relacionarte con determinada persona de tu equipo... y pasas de decir nada, das siempre la callada por respuesta y lo evitas 32
  32. 32. - sabes que esa relación no funciona, pero te planteas no hacer nada y ya se vera... ¿Cuantos "escapismos" detectas? Encuentro en el entorno laboral y social demasiados "escapismos" para mi gusto. Además pienso que no solo afectan a los receptores de dicho estrategia sino a los emisores de la misma. Se generan relaciones que no son: - auténticas - sinérgicas - constructivas - de valor Por estos cuatro valores y por algunos más, considero que no nos podemos permitir a estas alturas tener a nuestro alrededor este tipo de actitudes. Cierto es, que pueden haber más o menos motivos lícitos para "escapar", pero para mi gusto, son sólo justificables en un muy corto plazo. Podemos encontrarnos diversos motivos como por ejemplo: - mala gestión de tu tiempo - poca motivación - incomodidad ante los conflictos - creencias erróneas anticipadas sobre la situación o persona en cuestión (o sobre uno mismo) Al final, este tipo de actitudes está reforzando sin querer otro tipo de ventajas que obtenemos al no enfrentarnos a la situación o persona. La más inmediata, "una aparente tranquilidad y convencimiento, pero muy potentes" sobre que la situación es mejor tal cual está. Y ante todos los motivos la solución es la misma ¡sé responsable de ti mismo! ¡Actúa!. Nadie espera que hagamos todo totalmente correcto siempre, pero sí, nuestra implicación, porque para algo formamos parte de esa relación o situación. En caso contrario, mejor decide cortar del todo con esa relación o situación, y busca otro entorno o situación, en la que te sientas lo suficientemente seguro, responsable y feliz de pertenecer. Así que: Thoreau dijo: “Muchos hombres viven en una silenciosa desesperación”. No se resignen a eso. Escapen. No se limiten a saltar como conejos. Miren a su alrededor. Atrévanse a cambiar y buscar nuevos campos. (Club de los poetas muertos) 33
  33. 33. ¿Has detectado que mantiene tu "escapismo" o el de los demás? ¿Realmente te aporta ventajas a medio largo plazo que te ayudarán a crecer? ¿Qué necesitas mejorar para dejar de escapar? ¿Más o mejor seguridad, confianza, comunicación, ideas, habilidades relacionales, motivación? ¡Perfecto, como el resto de los mortales, necesitas invertir en ti mismo para mejorar! ¿Cuando empiezas? :-) 34
  34. 34. ¿Estás desmotivando o favoreciendo la motivación propia? Todavía siguen habiendo enfoques empresariales que se plantean ¿Por qué mis trabajadores no se implican? deberían estar agradecidos de tener trabajo... No entiendo que le cuesta hacer las cosas que les digo... No entiendo por qué actúan de esta manera... Esta persona no tiene actitud para trabajar aquí... ... Partamos de una base clara: a todo el mundo le es más satisfactorio hacer las cosas (sobre todo las que más nos gusta) bien y sentirse satisfecho por buenos resultados. No se trata de que determinadas personas: - no estén motivadas - no sean profesionales - no nos entiendan - no tengan nada bueno que ofrecer El talento de las personas viene dado por su competencia (saber hacer), su compromiso y el contexto más adecuado donde esa competencia adquiere valor. En muchos de los cursos que 35
  35. 35. imparto y en sesiones de coaching que dirijo me encuentro con este tipo de planteamientos que lo único que consiguen es ver una parte unívoca de las motivaciones de las personas. Algunas teorías nos plantean que debemos tener cubierto un orden de necesidades, otras que necesitamos tener en cuenta elementos externos a la tarea que motivan y otros intrínsecos al propio trabajo en sí. Por otro lado, nos encontramos otras que hacen referencia a los logros, al poder y a la afiliación, o a determinadas creencias previstas sobre las condiciones bajo las cuales alguien estará motivado o no en su trabajo. Finalmente, también se destaca el valor sobre las expectativas, las recompensas, la justicia, la equidad, etc. Podríamos especificar más. Todas ellas tienen su valor. No obstante, me da la sensación de que se sigue creyendo que existe una receta mágica por la cual atraparemos la motivación y el alma-motor de una persona para que se comprometa y esté motivado de por vida en nuestro proyecto empresarial. A veces se pretende, encontrar el resorte mágico que haga que nuestro equipo mantenga una motivación eterna y se centre en trabajar. Es posible que en algunos casos estemos olvidando que: - el resorte más poderoso está en cada uno de nosotros con lo que busquemos qué es lo que le motiva a cada uno - es importante tener en cuenta los elementos que nos proporcionan las teorías sobre expectativas, refuerzos, metas, etc., pero como elementos que influyen sobre la motivación de las personas, no como aplicaciones exactas de recetas que si las pongo en marcha, conseguiré un profesional eternamente motivado. Por ello, escucha a quién tengas delante y provoca y fortalece su motivación propia. - como el concepto de talento nos indica: lo que más motiva es aquello que mejor sabemos hacer, nos gusta, nos supone retos, nos compromete porque nos interesa y todo ello se puede dar en un contexto en el que se optimice nuestro valor. Por ello, crea contextos instigadores, que provoquen ilusión. - las personas siempre estamos inmersas en determinados contextos físicos y relacionales en los que necesitan crear vínculos que activen su motivación, con lo que nos podemos encontrar con que pueden estar desmotivados, pero no, que no tengan motivación. Por ello, descubre a quiénes tienes a tu lado. - cualquier interacción supone un intercambio si queréis hasta "comercial", y necesitamos ilusionarnos mutuamente, eso es lo que genera mayor compromiso. Busca que hay en el profesional y qué proporciona tu proyecto que es común a ambos y os ilusiona mutuamente. - esta vida es muy corta para ahogarnos mutuamente y sostener trabajos y proyectos que acaben con la salud emocional de unos y otros. Por ello, busca un punto en común de ilusión y reto. 36
  36. 36. - Por último, aunque estamos en un mercado empresarial difícil, me siguen llegando casos de profesionales que están buscando o ya tienen un nuevo proyecto/trabajo, que les permite ser mejores personas y profesionales y que no les hacen invertir en un desgaste emocional laboral. Y me consta que están o van a tener éxito en su nuevo proyecto. Entonces ¿cómo vas a favorecer tú la motivación mutua y propia de cada cual? 37
  37. 37. ¿Te ocupas de la holgazanería social en tu empresa? Es frecuente el comentario de gerentes y directivos de que les es particularmente difícil ocuparse de generar un equipo. Es decir, conseguir que los miembros de su empresa, de un departamento específico, o de un proyecto particular funcionen realmente en equipo. No obstante, puestos como siempre a OCUPARNOS y no PREOCUPARNOS de temas como éste, hoy nos vamos a centrar en cómo estamos generando que este conjunto de personas funcione o no como un equipo. En primer lugar, identifiquemos qué suele ocurrir en un GRUPO: - las comunicaciones son limitadas - no hay un objetivo común y compartido - los resultados y el aprendizaje se evalúan y refuerzan de forma individual - se dedica poco tiempo y energía a revisar los procesos de trabajo - ante un conflicto los miembros del equipo tienden a limitar su responsabilidad, identificando muy bien si me compete o no determinada actuación - alto grado de dependencia de los miembros con respecto del líder Es en este contexto de trabajo, dónde surge, un rol muy identificado por los gerentes: el HOLGAZÁN SOCIAL. La holgazanería social describe el hecho de que hay determinadas personas que cuando trabajan en grupo, se esfuerzan menos que si trabajan solos. Es decir, el 38
  38. 38. esfuerzo individual se disminuye debido a la presencia social de otras personas (Latané et al., 1979). De esta forma podremos observar fácilmente que en nuestro grupo de personas: - casi siempre se esfuerzan y se comprometen los mismos - como los más implicados suelen hacerse cargo de nuevas tareas, aprenden y mejoran su competencia profesional - como nos fiamos más de éstos últimos que son más competentes, acaban recibiendo, en ocasiones, excesivas cargas de trabajo o responsabilidad - así pues desarrollan finalmente síntomas de cansancio y comparación con los otros miembros, que nunca aportan nada y difuminan su presencia dentro del grupo, terminando por desmotivarse también Esta situación, puede llevar a que perdamos la motivación y compromiso de los miembros más sobresalientes de este grupo y queden reforzados las actitudes de evitación y escaqueo de los holgazanes (porque para qué le voy a asignar nada nuevo...si no...) En segundo lugar, identifiquemos qué suele ocurrir si realmente funcionamos como EQUIPO: - comunicación fluida y constructiva - resolución colectiva de conflictos - objetivos y responsabilidades individuales y colectivas - énfasis en los resultados y en los procesos - autonomía de funcionamiento Así pues, si has identificado ya si tienes un equipo o un grupo, o mezcla de ambos, sugerimos que es estos dos últimos casos, pongas atención a la posibilidad de que algunas personas estén asumiendo "el rol de holgazán social", y nos pongamos manos a la obra para evitar que también, como en los cestos de fruta, "una manzana pudra a las demás". Consecuentemente, para garantizar el desarrollo y evolución de nuestros profesionales y su funcionamiento en equipo, proponemos algunas acciones que habitualmente necesitaríamos realizar: - identifica claramente las responsabilidades individuales de cada equipo y las responsabilidades conjuntas que tiene cada uno que compartir con otro 39
  39. 39. - identifica y refuerza el potencial de cada miembro del equipo, así como los resultados que consiguen cuando realmente asumen la co-responsabilidad - ocúpate del desarrollo de su empleabilidad tanto individual como en equipo - provoca la reflexión periódica de la meta que comparten y los valores que se solicitan para conseguirla - provoca la autoevaluación de los miembros del equipo y de su funcionamiento en equipo, permitiendo que sea palanca de la reflexión y toma de decisiones y compromisos de manera conjunta - provoca espacios y tiempo para la creatividad en la que todos y cada uno de los miembros participe y aporte - provoca tareas y responsabilidades compartidas de los distintos tipos de roles que tienes en el equipo - evalúa periódicamente las expectativas individuales y del equipo - hazlos partícipes de los logros directos e indirectos de la empresa y también de los momentos para mejorar - se sincero y honesto en tus comunicaciones, manteniendo el enfoque de "nosotros", y buscando sus opiniones y sus reflexiones para conseguir el compromiso mutuo de funcionamiento en equipo. Finalmente y como siempre, te planteo: ¿TE PREOCUPAS O TE OCUPAS DE LA HOLGAZANERÍA SOCIAL EN TU EMPRESA? 40
  40. 40. URGENTE E IMPORTANTE: espacio y tiempo para salir de la inercia Seamos grandes empresas, pequeños comercios, freelance, pymes o como queramos etiquetarnos, hoy quiero enfatizar la importancia de salir de la rutina Todos sabemos, y estoy seguro que casi antes de levantarnos por la mañana, de cuáles son nuestras prioridades ese día, a quién hemos de llamar, qué hemos de solucionar, qué reuniones tenemos...etc. Pero ¡ojo! día tras día esto se puede convertir en un apagafuegos continuo, y el objetivo de mi empresa y mi proyecto profesional, pueden perder su rumbo. Nuestros compromisos más vinculantes son, por lo general, el resultado de las pequeñas decisiones que tomamos cada día, demasiado pequeñas para que nos fijemos en ellas Seguramente entonces nuestra inercia de actividades y trabajo nos lleve a pensar cosas como...no puedo controlar nada...tengo muchas cosas que hacer y no avanzo...trabajo más que antes y consigo menos... realmente esto va a cambiar algún día? DEFINITIVAMENTE NUESTROS PEQUEÑOS COMPROMISOS DIARIOS HAN CONSUMIDO LA MAYOR PARTE DE NUESTRA ENERGÍA pero...¿CONSEGUIMOS MEJORAS VISIBLES? Así como preguntaba el profesor Sweeny-Avery Brooks a Derek-Edward Norton en la película American History: -No encontrabas las respuestas porque hacías las preguntas equivocadas. -¿Cómo cuales? -¿algo de lo que has hecho ha mejorado en algo tu vida? 41
  41. 41. Me parece URGENTE E IMPORTANTE que focalicemos esta pregunta hacia nuestro proyecto: - no encontramos las respuestas porque hacemos las preguntas equivocadas -¿ cómo cuales? - ¿algo de lo que hemos hecho hoy me ha acercado a mi meta? ¿Algo de lo que hemos hecho hoy ha mejorado mi bienestar personal/profesional? ¿Y el de mis clientes? ¿Y el de mi equipo? A diario, escuchamos, que no tenemos tiempo, que no podemos, que no.... y nos perdemos en una espiral de energía que nos consume personal y profesionalmente. De verdad pienso que si queremos conseguir resultados diferentes, necesitamos realizar acciones distintas a las habituales y aprendidas. ¡Y es tan fácil acomodarse ...! Además esto es algo tan común y frecuente que lo he podido observar en grandes comités de dirección, reuniones de equipos comerciales...dueños y gerentes de pymes y micro pymes... Por ello...¡¡HAGAMOS UN STOP YA!!: Para poder dar respuesta a estas preguntas propongo apuntarnos en la agenda dedicar: - un espacio y tiempo para pararme a pensar y reflexionar -un espacio y tiempo para asimilar mis experiencias y resultados actuales -un espacio y tiempo para provocar nuevas ideas Probarlo cuesta tan poco como una hora a la semana ¿quieres probar? 42
  42. 42. CAMBIO ¿te fijas en los posibles o en los imposibles? Cuando vemos una foto como ésta...¿nos inspira posibilidades delante de nosotros o imposibilidad de seguir? Cuando un acontecimiento positivo o negativo nos ocurre...¿tendemos a creer que se debe a la suerte/el azar o a nuestro esfuerzo? ¿Tendemos a creer que los líderes no tienen buenas oportunidades que les hayan favorecido para realizar su trabajo con éxito, o creemos que no han hecho los cambios apropiados y oportunos para conseguirlo? Me preocupa sobremanera últimamente en las personas con las que trabajo, sean colaboradores, clientes, proveedores, etc., estas dos tendencias a mirar las situaciones desde una perspectiva de posibilidad de afrontamiento o de obstáculo permanente. Para Rotter (psicólogo norteamericano, principal teórico en temas de aprendizaje social, 1954) lo esencial en su teoría, son las expectativas del individuo sobre sus posibilidades de éxito o fracaso, lo que se refleja en el rasgo conocido como locus de control. Este rasgo de la personalidad nos muestra la creencia de que las personas: -tenemos la creencia en la responsabilidad sobre nuestro propio actuar; percibimos que aquello que nos ocurre positivo o negativo ocurre como efecto de nuestras propias acciones, y que están bajo nuestro control personal; así, en este caso cuando actuamos con esta tendencia valoramos positivamente el esfuerzo y la habilidad personal. (LOCUS DE CONTROL INTERNO) 43
  43. 43. -tenemos la creencia de que los resultados de nuestras acciones dependen del azar, la suerte u otros elementos externos a nosotros; los efectos de lo que nos ocurre como consecuencia de nuestras acciones, no dependen de nosotros; es decir, cuando actuamos desde este enfoque creemos que no pueden ser controlado nada, de manera que no se valora o se cree en el esfuerzo ni la dedicación. (LOCUS DE CONTROL EXTERNO) Lo habitual es que las personas mostremos ambas tendencias de comportamiento, posiblemente con una mayor tendencia en una u otra. Ahora bien, el motivo de mi llamada de atención hoy sobre este tema, es que detecto continuamente en directivos, mandos intermedios, profesionales y equipos, la tendencia del locus de control externo. Es decir, nos está invadiendo una tendencia, creencia y finalmente comportamiento, que nos lleva a realizar sólo determinados esfuerzos y acciones ya repetidos, que no nos permiten aprender opciones nuevas ni nos dan resultados diferentes, porque una vez más hemos caído en nuestra llamada INDEFENSIÓN APRENDIDA (véase link de la entrada 30/08/2011). Nuestras creencias a partir de entonces son: - es muy difícil trabajar con un equipo así - el mercado está mal - es imposible que consigamos... Nuestras acciones en consecuencia son: - seguir con comportamientos anteriores porque.... para que voy a probar otra cosa sino depende de mí el resultado... - reducir mi implicación porque...es lo que hay.. - dilatar las decisiones porque se está poniendo el foco en lo que no puedo cambiar Nuestras emociones son: - desánimo - tristeza -estrés/irritabilidad -fatiga 44
  44. 44. Teniendo en cuenta que ambas tendencias de comportamiento son útiles: es decir, es cierto que hay cosas que no podemos controlar, y hay cosas que sí; ninguna de las creencias, en su extremo lo es: tanto el extremo de ...sólo con mi esfuerzo y dedicación puedo conseguirlo, como el extremo de ... para que voy a hacer nada...la suerte es de otros... Nuestro hábito saludable de hoy podría ser ante cualquier evento (reunión, conflicto, negociación, objetivos, etc.), partir de estas reflexiones: - ¿Identifico bien aquello sobre lo que puedo actuar y lo que no? - ¿acepto que puede haber soluciones diferentes a las que habitualmente utilizo? - ¿Pongo mi foco de atención, reflexión e interés en aquello que puedo cambiar? - ¿Busco información y recursos propios o externos que me ayuden a afrontar esta situación? - ¿Pongo en marcha realmente estas nuevas alternativas y evalúo su efecto? - ¿Aprendo conscientemente algo nuevo para la próxima vez que me permite disponer de mayores recursos personales ? De esta manera, podemos garantizar que nos estamos ocupando de que nuestras actuaciones sean más constructivas, proactivas y positivas, y nuestras emociones, como un bucle, generaren sensación de logro, positividad, alegría, y porque no, de felicidad al ver que hemos logrado superarnos y aprender una vez más. Finalmente, acabo como al principio ¿vas a fijarte en los posibles o en los imposibles? 45
  45. 45. ¡Haz tu "click" para el cambio! MOTIVO DE ESTA ENTRADA: Observo en los diversos procesos de coaching, en mis alumnos, y en la gente de mi entorno, un punto común: " si tengo claro lo que necesito y lo que he de mejorar pero...¿cómo y cuándo empiezo...? me cuesta tanto... es muy difícil, el día a día no me deja conseguir el cambio" OBJETIVO: me planteo una reflexión sobre el punto que hace que de verdad empecemos a cambiar...cortemos ese círculo en el que nos encontramos inmersos... y de verdad nos orientemos en actitud y acción hacia el cambio buscado. REFLEXIONES: -Las emociones de apatía, ansiedad, tristeza, desilusión y confusión están presentes en muchas personas actualmente...sea en trabajo, área personal, familiar, social... - Por lo general estamos inmersos en compromisos cotidianos que consciente e inconscientemente hemos asumido...pero ...¿nos llenan, nos llevan a donde queremos? ¿Nos ayudan a crecer o nos llevan al bloqueo...? - ¿tenemos claro a dónde queremos ir y lo que necesitamos nosotros para ser felices y sentirnos con equilibrio? 46
  46. 46. - Me encuentro en muchas ocasiones personas bloqueadas emocionalmente que están en un círculo de...: Tengo que llegar a todo Voy a ser un egoísta sino... doy lo que me piden... Si no soy tan ...como... que mira dónde ha llegado... Me preocupa mucho...el trabajo, el dinero, mi relación...tengo que ser más...hacer más... Me estoy estresando...no llego.. He invertido mucho esfuerzo y energía en ... esto tiene que salir bien... ¡¡¡STOP!!! Tómate un "kit kat" por favor... - ¿Sabes que si tú no estás bien, no puedes aportar, ni ayudar, ni estar bien con los demás? - ¿Sabes que tienes derecho a elegir en cada momento lo que más te hace feliz? - ¿Sabes que las personas, compañeros de trabajo, amigos, familiares que de verdad están ahí te comprenderán? - ¿Sabes que tú eres lo más importante y te mereces invertir en tus prioridades? - ¿Sabes que las personas que más aportan son las que son felices? - ¿Sabes que lo que quieres se consigue con hábitos saludables emocionales? - ¿Sabes que cuando inviertes en lo que te hace feliz, entonces...es cuando eres mejor y nos encanta estar contigo? Vale si sabes todo esto...prepárate para tu "CLICK"...porque el primer paso sólo lo puedes hacer tú.... - Te lo mereces igual que los demás así que ... y si empezamos pensando cómo nos gustaría sentirnos...? - ¿Qué es lo que más valoras y te va a hacer sentir así? - ¿Cómo nos vemos siendo felices? - ¿Cual es el paso más pequeño y más fácil que puedes dar para empezar a sentirte bien? 47
  47. 47. - ¿Lo has compartido por alguien? - ¿Cual es el siguiente paso? - ¿Has creado nuevos valores y creencias que te van a ayudar en este cambio? Las experiencias anteriores generaron su aprendizaje, pero sólo aquellas conclusiones que me permiten crecer son las saludables.. ¿Necesitas reformular algunas? - ¿Te felicitas al final del día? - ¿Planteas mejoras al final del día? - ¿Qué puedes hacer para recordar que el cambio implica STOP y reflexión? - ¿Puedes convertir este proceso en un hábito aprendido saludable que te ayudará continuamente? Los cambios más urgentes suelen venir, como sabemos de las crisis, pero el coste emocional que genera y el proceso suele ser más difícil... ¿Quieres empezar a generar nuevos hábitos para que el cambio sea un "click" cada vez más fácil? 48
  48. 48. RELEXIONEMOS SOBRE EMOCIONES 49
  49. 49. Coaching y/o Desarrollo Personal: no esperes a "tu propia crisis profesional o personal" ¿Para qué esperar a sentirte "fundido en negro"? Si hay algo que caracteriza a algunos de los clientes que acuden a un proceso de coaching profesional o a un proceso de desarrollo personal, es que están en una situación de desesperación personal o profesional. Han aguantado mucho tiempo o muchas situaciones, o muchas interacciones negativas en su trayectoria vital y no pueden más. Aún así, es un mérito digno de reconocimiento el pedir ayuda en ese momento, ya que aunque cueste un poco más la recuperación emocional, una vez decidido, la persona entra un "camino de baldosas amarillas" que le abre un mundo de posibilidades y de nuevas herramientas personales o profesionales, que le permiten vivir con mayor satisfacción y seguridad. Ahora bien, no deja de preocuparme el estado emocional negativo en el que han entrado y que en la mayoría de los casos, ha superado sus recursos y energía personal. Son indicadores muy claros, síntomas como: - Dormir peor o menos. - Sensación de cansancio continuado. - Aumento de síntomas de ansiedad o cronicidad de los mismos, con lo que nos acostumbramos a vivir en un estado de "alteración continuada". 50
  50. 50. - Reacciones emocionales difícilmente controlables. - Dudas sobre la propia valía. - Dudas sobre pilares como la familia, entorno social o laboral. - Pérdida de confianza en los demás. - Desánimo o falta de ilusión. - Sensación de "darse contra un muro" continuamente. - Esquemas mentales aprendidos que no están obteniendo los resultados que anteriormente conseguían. - Baja calidad o disfrute de cualquier tipo de relación. - Incapacidad de valorar lo positivo de las personas o situaciones que se viven. - Sensación de indefensión aprendida. - Sensación de alerta continuada. - Muestra de actitud defensiva continuada. Y algunos síntomas más... que pueden estar presentes incluso durante años. De esta manera, cuando varios de estos síntomas nos acompañan durante mucho tiempo, entramos en una espiral, que nos hace pensar, que bueno, ésta es una situación normal, cuando no lo es. Hemos entrado en nuestra "rutina de no talento personal". Esto afecta a nuestro rendimiento y satisfacción personal, con lo que es necesario, darse cuenta de que "algo no va bien". Las personas necesitamos evolucionar paralelamente a las nuevas situaciones o interacciones que vamos viviendo. Es clave, pues, no esperar a que se produzcan verdaderas situaciones de crisis, ya que, sí, es cierto: - “El exceso de compromisos es la ruina de las personas que tienen muchas opciones buenas”. - “Nuestros compromisos más vinculantes son, por lo general, el resultado de las pequeñas decisiones que tomamos cada día, demasiado pequeñas para que nos fijemos en ellas”. - “Las crisis suelen obligar a replantearse muchos aspectos vitales, porque obligan a elegir” 51
  51. 51. Ahora bien, para mantener un "equilibrio personal" sano en nuestra trayectoria vital, sería fácil poner algunos remedios como: - Dedicarse habitualmente un tiempo y espacio para uno mismo, en el que "sentirse y pensarse". - Estar alerta sobre cómo me siento con mi vida o algún aspecto concreto de la misma. - Detectar si estoy poniendo "engaña-excusas" que me permiten soportar la situación: no tengo tiempo, no soy prioritario, cuando acabe esto o lo otro, cuando pase..., tengo que trabajar, cuidar de mi familia..., ahora en los tiempos que corren debo esforzarme más y dejarme de tonterías... - Compartir con alguien cómo me siento. - Realizar una consulta a un buen profesional, aunque no decidas en el momento. - Detectar si estoy viviendo en el "círculo del 99" - Replantearse cuál es tu verdadera prioridad en la vida. - Dedicarme tiempos de ocio, casi, casi poniéndolo en la agenda. - Buscar momentos para "vivir, disfrutar y respirar" realmente. En definitiva, tomar las riendas de lo que ocurre, lo que se siente y lo que quiero para mí y mí alrededor. Si los síntomas mencionados anteriormente se han "instalado" en nuestra persona ¡haz algo! Y si están con nosotros ya, durante mucho tiempo, ¡no esperes más! No necesitas, no mereces, entrar en un momento de "crisis personal o profesional". Todo tiene solución pero si podemos evitarnos un proceso de desgaste emocional intenso, mejor que mejor. Entonces ¿qué haces? ¿Te atreves a buscar nuevos campos o sigues viviendo tu silenciosa desesperación? 52
  52. 52. ¡Yo quiero ser feliz ya!, a cada momento y tú?.. Thoreau dijo: “Muchos hombres viven en una silenciosa desesperación”. No se resignen a eso. Escapen. No se limiten a saltar como conejos. Miren a su alrededor. Atrévanse a cambiar y buscar nuevos campos. (También: Club de los poetas muertos) Alta es la preocupación en estos tiempos sobre la combinación felicidad y trabajo. Incluso diría simplemente el concepto/sentimiento de FELICIDAD. Parece que haya mil razones para no ser felices, que no lo niego ... pero creo que hay otras tantas para ser felices. Además considero que en muchas ocasiones lo consideramos como un tema de blanco o negro, o estoy siempre feliz o no lo estoy. Pero fijaros, que tenemos una diferencia: ¿ESTOY O SOY FELIZ? Si nos planteamos como meta: - la felicidad de estado (quiero estar feliz) : estaremos constantemente evaluando cada situación, cada persona con la que nos encontramos, etc., como posibles merecedores del calificativo de feliz, y tamaño termómetro, nos lleva inconfundiblemente a realizar valoraciones negativas o neutras cuanto menos. En esta situación, encontraremos fácilmente elementos externos que "nos impiden" ser felices. Por lo que además, tendemos a planificar que ya seré feliz, cuando llegue el fin de semana, el verano, ...me jubile? (y el resto de tu vida ¿qué?) Como ejemplo, señalaré una noticia que he recibido hoy de una persona conocida, que está sufriendo 53
  53. 53. actualmente, pues un familiar está entrando en una etapa degenerativa del cerebro, justo después de jubilarse. Lo primero que he pensado es... "espero que haya disfrutado mucho en su vida y acuérdate de no olvidar esto" Quiero evitar cualquier tipo de alarma, pero a veces, mmm... nos cuesta reaccionar antes de verle las orejas al lobo! Por otro lado, entonces, tenemos: - la felicidad como rasgo (quiero ser feliz): corresponde a una forma de ser, a unos valores, a unas creencias y actitudes, que guían nuestro comportamiento hacia una forma de vivir y actuar, que centra nuestra atención en la elección que tomamos a cada momento, en los pequeños detalles de los que sin duda sabemos disfrutar (cuando nos lo permitimos), y lo que hacemos con cada experiencia. Esta clase de felicidad es la que necesitamos desarrollar, buscar, practicar, trabajar, y a toda costa¡¡ sentir!!. En el ámbito laboral, me encuentro a menudo con casos cuyo eje central radica en desarrollar este SER en vez del ESTAR. Por ejemplo, los casos que expongo en los gráficos. Os podéis imaginar el resto, el contexto de trabajo, lo que genera en los demás, lo que siente esta misma persona, etc...El día a día es un continuo estado de infelicidad que se convierte en un bucle del que es muy difícil salir. Sin embargo, el mensaje clave que me gustaría marcar es: - Somos el resultado de nuestras experiencias - las personas extraemos aprendizajes y conclusiones diferentes de las mismas experiencias, con lo que...posiblemente no tengamos la razón absoluta sobre lo que vemos ... - experiencia y aprendizaje van unidos como hemos comentado ya en otras ocasiones... - ¿quieres aprender a reorientar tu experiencia y aprendizaje para SER FELIZ? De hecho como ejemplo de CASO FELIZ, me dediqué en una ocasión a buscar perfiles a mi alrededor, de al parecer... "esta extraña raza de felices que somos algunos" ;-) y por supuesto me fue fácil. ¡¡Además es muy importante rodearse de personas felices!! Y lo más curioso es que son como cualquiera de nosotros... Así pues, os animo a que pidáis ayuda, feedback, reflexionéis, compartáis, pero sobre todos...luchéis por darle respuesta a estas cuestiones: ¿ESTÁS FELIZ? ¿ERES UNA PERSONA FELIZ ADEMÁS? 54
  54. 54. Si la respuesta a alguna de estas preguntas es NO: ¿QUIERES APRENDER A SER FELIZ? 55
  55. 55. ¿Cómo te comportas ante los conflictos? Aceptar y respetar la diferencia es una de esas virtudes, sin las cuales la escucha no se puede dar. Paulo Freire El valor del conflicto y de la discrepancia nos permite, tal y como comentamos en "yo te llevaré la contraria": - asegurarnos de nuestro valor - reorientar nuestro valor - ampliar nuestra visión - el primer paso hacia el cambio - contar con la mirada del otro - aprender a hacerlo diferente - a potenciar nuestro valor - descubrir nuevos mundos - comunicar una señal de alarma -expresar la intención y necesidad de que queremos que algo cambie y que algo se mantenga Desafortunadamente hemos aprendido durante mucho tiempo, por educación, cultura..., y lo seguimos haciendo, que el conflicto es "algo malo", porque además nos "pone de los nervios", nos altera, nos hace sufrir y no nos gusta sentirnos mal. De hecho, este "razonamiento 56
  56. 56. emocional", es decir, "con esta relación, situación o persona me siento mal...entonces esto no es bueno y debo evitarlo", es una de las creencias racionales que más causan problemas, y que más impiden ser resolutivos en situaciones de discrepancia y conflicto. Este razonamiento emocional del que hablamos nos refuerza nuestra creencia de que tenemos la razón o lo sabemos todo... y además nos evita, nos salva una vez más, de aprender a gestionar nuestras reacciones emocionales, sobre todo las negativas. En la mayoría de los conflictos en los que participo dentro de una empresa, o entre dos personas que tienen algún tipo de relación hay, entre otros, dos elementos comunes: - Lo que más les molesta a los implicados es la "otra persona" en sí misma. Casi, casi podríamos decir que los implicados se "han olvidado" de la fuente del conflicto o del problema real, y han entrado en una espiral de juicios de valor personales en la que nada de lo que hace la otra persona les parece bien. Además, se permiten interpretar los comportamientos del otro, siempre en clave, claro, de "es mala persona", "no es normal", "es egoísta", "es prepotente"...y toda clase de "piropos personales". - La solución por la que optan es evitar cualquier interacción con esa persona a toda costa y defender, a capa y espada, su posición. Además la culpa es del otro. La creencia menos productiva más firme llegados a este punto, es considerar que mientras el otro no cambie, nada va a cambiar. La responsabilidad de la situación es siempre del otro. Esto ocurre porque el estado emocional en que se encuentra este participante del conflicto, le impide considerar que pueda tener ningún impacto sobre el otro. Y esto no es así. La comunicación e interacción es bidireccional, ambas partes se influyen para bien o para mal. Lo que se nos olvida y no vemos es que si cambiamos algo de nuestro comportamiento tendrá un impacto posiblemente más constructivo en el otro. Y lo que lo que necesitamos entonces es: - Evitar juicios, sobre todo personales, y gestionar mi propia reacción emocional - Solucionar basándonos en un resultado final acordado cuyo criterio de validez, no pase ni por mí ni por ti, sino por la necesidad del cliente externo o interno, o del beneficio y satisfacción de las partes implicadas. ¿Y tú qué haces ante los conflictos? ¿La responsabilidad la sitúas en el otro? ¿Sabes manejar primero tus recursos personales? 57
  57. 57. ¿Positividad? sí, y ¿aprendes también a manejar tus emociones negativas? Productividad y positividad: 4 casos que puedes encontrar en tu empresa ¿Qué haces con tus emociones negativas? La actitud positiva es clave para superarnos, afrontar cambios y para aprender a priorizar nuestra felicidad y equilibrio personal. De hecho hablamos también, en un post anterior de la relación que tiene con la productividad personal y empresarial. Ahora bien, el manejo de las emociones negativas, también es una tarea pendiente, que en ocasiones puede dejarse de lado consciente e inconscientemente. Este hecho multiplica a medio o largo plazo las crisis personales o profesionales, las interacciones negativas en ámbitos personales, sociales o profesionales y como siempre que se nos olvida "trabajar" nuestro interior, la factura emocional es alta. Tanto en casos de crecimiento personal como profesional, detecto casos en los que se ponen en marcha una serie de "técnicas poco productivas" a largo plazo para aparentemente sobrellevar, que no manejar y afrontar, nuestras emociones negativas. Son casos como: 58
  58. 58. - Reaccionar con comportamientos y verbalizaciones agresivas cuando alguien me "molesta" en un equipo o en una reunión. Comportamiento que poco a poco se generaliza a cualquier tipo de contexto e interacción. De esta forma, muy probablemente la persona tenga que aumentar cada vez más estas acciones para superar la situación creando una sensación de que "todo el mundo está contra mí". Este comportamiento también convierte a la persona en el punto de mira de todos, y con un protagonismo mayor que la situación inicialmente que causaba desagrado. - Hacer como que la situación o la persona no me importa, desvalorizarla, entrar en estado de "anestesia emocional", son algunas de las reacciones que vemos en las interacciones personales y de equipos. Este comportamiento genera una "falsa realidad" en la que la persona deja de tener uno de sus pilares personales sin las estructuras adecuadas. Genera a medio o largo plazo, insatisfacción, desánimo, indefensión aprendida y un compromiso cada vez menor con sus prioridades y responsabilidades vitales o profesionales, que hace tambalear su equilibrio personal. - Evitar al mínimo o totalmente hablar o reunirme con determinada persona o estar presente si quiera en determinada situación personal o profesional, es el ejemplo claro de otro caso en el que no se están manejando adecuadamente las emociones negativas. Este comportamiento elimina cualquier posibilidad de superación del conflicto o de la situación, que nos causa estrés emocional, y acaba por generalizarse y ampliarse, a cualquier situación o persona que identifiquemos con características similares a la original. Podemos dejar de participar en cada vez más actividades que nos limitan nuestra experiencia vital o profesional. Estos casos responden a las siguientes técnicas: - Confrontamiento: intentos de solucionar directamente la situación mediante acciones directas, agresivas, o potencialmente arriesgadas. - Distanciamiento: intentos de apartarse del problema, no pensar en él, o evitar que le afecte a uno. - Huida-evitación: intentos de centrarse en cualquier otra actividad o situación que no se asocie o sea la que causa malestar. Realmente, la inteligencia emocional nos proporciona un enfoque mucho más constructivo, que se basa en responsabilizarse de nuestras emociones negativas, tanto en la aceptación y reconocimiento de las mismas, cómo en las acciones que vamos a implementar para resolverlas, y conseguir nuestra meta emocional en la situación que nos estaba desagradando con intensidad. 59
  59. 59. Mantener en general una actitud positiva en la vida y en todos nuestros contextos vitales, es clave y necesario para saber aprovechar y potenciar lo mejora de cada uno y de cada situación. Esto nos impulsa a crear nuevas posibilidades y nuevas experiencias. Tan importante como esta última visión es alimentar nuestros recursos personales, de forma que da igual la situación que tengamos que afrontar, hemos desarrollado hábitos para manejar inteligentemente nuestras emociones. Para ello, necesitamos primero: - Reconocer la emoción negativa. - Plantearme cómo me gustaría sentirme en esa situación. - Identificar cual es el motivo de mi sentimiento. - Revisar o desarrollar nuevas acciones internas para resolver la emoción que quiero cambiar. Parecen pasos lógicos, pero no por su claridad son menos complejos (para cada uno). Requieren de un esfuerzo personal por asimilar, "masticar" como digo en ocasiones, estos cuatro aspectos. Por mi experiencia profesional, compruebo que no se suele tener estos hábitos tan desarrollados como pensamos, porque suelen requerir de esfuerzo, decisión y voluntad. Suele ser más fácil sobrellevar las inquietudes negativas, poniendo en marcha alguna de las tres técnicas indicadas al principio. Y cuanto más las mantenemos en el tiempo, más difíciles son luego de resolverlas de una forma más válida y constructiva. Se puede pero se sufre más. Es tremendamente constructivo evitar pensar que lo tenemos todo claro, que nos conocemos mucho y que "somos así", para aprender cada día a lidiar con nuestras emociones y recursos personales. ¿Desbordas sabiduría o aprendes? ¿Confrontas, te distancias o huyes de tus emociones negativas? ¿Manejas tus emociones negativas? 60
  60. 60. Yo necesito sentirlo ¿tú no?: talento con pasión ¿Buscas sentir pasión en lo que haces? Sí decididamente, es algo que me pasa con mucha frecuencia y es como una droga que necesito para considerar que las cosas que hago, las estoy haciendo lo mejor que sé, de la mejor manera que puedo aportar. De hecho si no encuentro el punto de sentirlo, me preocupo.... Sentir lo que uno hace es crucial, primero para uno mismo, y después, para que ese talento realmente aporte valor al receptor. Podríamos explicarlo con conceptos como la inteligencia emocional, teoría de emociones, recuerdo sensorial etc., pero hoy no quiero hacer esto. Quiero sencillamente hacer una reflexión práctica de lo clave que es para mí "sentir lo que voy a hacer" y la forma de potenciarlo (por si puede servir). Unos ejemplos sencillos en la fase de preparación de: - Una charla o clase - Una sesión de coaching - Una reunión con un cliente - Una reunión en un proyecto de colaboración En todos estos casos y como comentamos en otra ocasión, fijaros que empiezo ya con la fase de preparación que es clave. En dicha fase, yo me centro en: - Cual es el objetivo del trabajo - Cuáles son los conceptos clave para llegar al otro - Cuál es el proceso que debo seguir no para mí, sino para que el otro se implique - Cómo lo voy a conseguir - Posibles dificultades que pueden surgir Este proceso es bastante racional y permite combinar lo que yo sé que puedo aportar de valor, con el perfil, expectativas y necesidades del otro. Cuando tengo todo esto claro, hago un proceso de interiorización que me permite "sentir" lo que voy a hacer, que aproximadamente: 61
  61. 61. - Implica un tiempo voluntariamente buscado, en el que, los requerimientos técnicos que me exijo están "tranquilos" pues los he trabajado anteriormente, y puedo centrarme en: • pre visualizar mi actuación • anticipar la emoción de mis receptores o el "punto emocional" en el que se encuentran • dejarme llevar por cómo me voy a sentir y cómo quiero que se sientan los demás • provocar mi recuerdo sensorial (capacidad que tenemos todos de sentir emociones y sentimientos sin estar viviendo en ese momento la situación o estímulo que nos causa la emoción) • asociar cada momento clave de mi charla, reunión, etc., a una emoción que quiero transmitir Este proceso permite asentar, asimilar, deglutir tu propia actuación, intervención, comunicación, etc., y te proporciona: - Crear un hábito en el que eres fuente de tus propios resultados y emociones - Regular tus emociones ante la situación que necesitas resolver como posibles frenos o miedos - Potenciar tus recursos personales en cantidad "suficiente" para que te emoción sea lo suficientemente "inteligente" para crear el clima adecuado en la situación que te ocupa - Llegar a una gran conexión empática con la situación, en la que no sólo comprendemos cómo se siente el otro, sino que sientes cómo siente el otro, desde su propio perfil, no el tuyo. Así pues, no concibo, realizar cualquier actividad de mi trabajo en la que yo no lo sienta primero. Generar emociones en los demás requiere de qué tú lo sientas primero. Las cosas fáciles, o las que nos gustan desde siempre, posiblemente sean fáciles de sentir. No obstante, todos sabemos que tenemos situaciones que nos cuestan más, que pueden ser más tensas, que no nos gustan tanto, etc... Y la clave aquí es: ¿Estás trabajando para sentir? ¿Es un hábito en ti sentir para que sientan? ¿Te limitas a los requerimientos técnicos de tu trabajo? ¿Se nos olvida que confiamos en las personas y trabajamos con los profesionales? Raramente se genera confianza sin una emoción positiva 62
  62. 62. "Espera, volvamos a empezar" Reiniciando emociones Estrés, enfado, tristeza...¡eh! ¿Volvemos a empezar? Recuerdo una vez, que fui a visitar a un nene, que de normal estaba siempre muy sonriente. Nos veíamos poco, pero era siempre muy sociable y sonriente. No sé por qué, ese día cuando entré, toda sonriente para saludarle... ¡hola guapo!, estaba llorando a todo pulmón, y se me quedó mirando mi cara... y siguió llorando, porque... noooo, buaaahhh, ¡él estaba llorando!. Punto. En ese momento, se me ocurrió hacer una tontería que funcionó. Cambié mi cara inmediatamente a menos alegre, pero tranquila, y le dije suavemente: Vale, no te preocupes, sé que lloras, pero si quieres...vuelvo a entrar y empezamos de nuevo. Te digo hola y entonces nos saludamos, y nos damos un beso grande vale? El nene, se me quedó mirando, paró un poco su llanto, pero me seguía mirando cómo ¿y ésta, qué dice ahora? Inmediatamente, salí por la puerta y desaparecí. Volví a entrar de nuevo con la cara alegre, y le saludé con un gran ¡HOLA!, acercándome a él para darle un beso y un abrazo. ¡¡Y, maravilla, el nene sonrió!! Fue genial. A partir de ahí ya empezamos a hablar y jugar, como si nada, supercontento. Lo más genial, es que es uno de esos hechos que te ocurren, que siempre recordaré porque... ¡narices! (perdón) ¿¡es tan fácil!? 63
  63. 63. Cuantas veces, en el día a día, se nos tuercen las emociones, por motivos más o menos justificados (no lo dudo), pero continuamos todo el día, semana, mes... con el mismo "llanto" con el que hubiera seguido este nene. ¿Y si hiciéramos como en esta anécdota? ¡¡Seguro que puedes!! A veces, "reiniciar" es una buena idea, porque: - nadie dice que tus motivos de tristeza o enfado no sean legítimos y dejarlos aparcados un rato, tampoco le quita relevancia - esperar eternamente a que llegue el momento ideal para ser feliz o sonreír... es... (Creo que ya lo sabes) - en ese momento, si seguimos así, nadie más que nosotros, se pierde la siguiente sonrisa, la siguiente interacción, la siguiente buena idea... - tenemos más poder del que creemos para hacernos sonreír a nosotros mismos y a los demás (¡sino mira que mi idea fue tonta...!, pero resultó) - la cantidad de energía y desgaste que generamos para mantenernos en un estado emocional negativo es enorme - la cantidad de beneficios que genera una simple sonrisa es increíble - llevarnos la contraria nos produce ese "click" para el cambio. ¿Y tú, a qué esperas? 64
  64. 64. ¿Arrasas con tus cambios o construyes/emocionas? En este lugar llamado mundo, es inevitable negarse continuamente al cambio. Es lo que nos hace crecer, evolucionar y adaptarnos a las nuevas necesidades de nuestro entorno. Ya lo vemos en estas reflexiones: En un mundo de cambios vertiginosos, donde la adaptación al mercado, la innovación y el aprendizaje van a ser continuos y vitales es imprescindible que las empresas sean inteligentes. Es importante que sepan aprovechar todas las capacidades de sus empleados, todas las posibilidades de la organización y toda la creatividad que pueda surgir de esfuerzos compartidos. No se trata de contratar a un montón de superdotados, sino de hacer que el conjunto funcione inteligentemente. Por decirlo con una frase sentenciosa: Se trata de hacer que un grupo de personas no extraordinarias produzca resultados extraordinarios. Filósofo Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio. Darwin Ahora bien, considero clave que los cambios en las organizaciones sean: - Coherentes con la estrategia de la empresa 65
  65. 65. - Comunicados clara y concretamente los implicados, antes, durante y después de dichos cambios - Gestionados teniendo en cuenta la opinión de los implicados - Gestionados con inversión en las capacidades emocionales de los implicados - Analizando la situación: es clave iniciar un cambio real con una imagen realista del clima interno de la empresa - Identificando los obstáculos y consecuencias - Preparándonos para el rechazo - Liderar hacia el cambio de tareas y hacia las personas - Asegurarse de que los cambios que queremos implantar no contradigan otros cambios ya presentes en la empresa Queramos o no, el cambio: - nos incomoda inicialmente - nos descoloca porque crea nuevos escenarios de hábitos, comportamientos y actitudes - nos puede crear inseguridad al desconocer cómo vamos a situarnos en ese nuevo escenario y si vamos a ser capaces de aportar lo mismo que anteriormente - si el equipo no es sólido, el cambio de comportamiento es más difícil - afecta a las emociones y genera desconfianza, si no se gestionan positivamente y teniendo en cuenta la capacidad de adaptación de los implicados. Con lo que te planteo: ¡Enhorabuena si tienes predisposición al cambio! ¡Enhorabuena si te planteas generar cambios " a mejor" que incluya a tus equipos! Ahora bien ¿arrasas o construyes/emociones con esos cambios? 66
  66. 66. Vale, miedos no, pero regúlalos. Evita caer en "no debo tener miedo" Últimamente parece que nos rodea en las diversas situaciones de incertidumbre en las que nos encontramos más miedos todavía de los que habitualmente tenemos. Leo, escucho y comparto que es importante saber afrontar las distintas situaciones en las que nos bloqueamos en el día a día y diversos tipos de miedo nos impiden avanzar: - a equivocarnos - a hablar en público - a que se nos juzgue - a nuestros superiores - a las parejas - a nosotros mismos - a que generemos una situación que no controlamos - a sufrir - a cambiar - a qué pasará cuando... - a reconocer nuestras mejoras. Se ha hablado lo suficiente del miedo como para saber que es una emoción incómoda que nos bloquea. Quizá a mí me gustaría recordar y señalar que: - el miedo es una emoción que surge cuando procesamos y valoramos (de forma objetiva o no) una situación como amenazante 67
  67. 67. - una situación amenazante es una situación que valoramos de forma que identificamos que requiere más recursos de los habituales para resolverla o simplemente recursos diferentes, que podemos tener adquiridos o no - el miedo nos activa y nos alerta, y genera que nuestro cuerpo reaccione con más energía de la habitual, pues la situación lo requiere para nosotros - el miedo es nuestro sistema de alerta para estar atentos - hay un punto en el que si dejamos que las sensaciones extra generadas de forma automática sean excesivas nos bloquean - ese "extra de emociones" normalmente viene provocado por el torrente de conclusiones subjetivas que nosotros mismos extraemos de manera anticipada de la situación y entonces nos supera y se hace muy difícil afrontar la situación - el miedo es nuestro aliado pues nos avisa ¿para qué evitarlo? ¿Con qué finalidad? ¿No sufrir? perdonad, pero estamos vivos...! - en el punto en que el miedo es alerta, y no excesiva ansiedad, malestar y bloqueo emocional, éste nos ayuda a escanear que tipo de recursos nuevos podemos poner en marcha en la situación que necesitamos afrontar. Por lo que mi planteamiento de trabajo con respecto a los miedos implicaría: - diferenciemos el miedo subjetivo del miedo justificado por una situación en la que nosotros mismos nos alertamos - no es cuestión de eliminar los miedos, es cuestión de regular las emociones que genero cuando proceso una situación o vivencia como amenazante (es decir, necesito recursos nuevos o diferentes a los habituales) - si se necesita reaccionar inmediatamente en una situación, lo haré lo mejor posible usando los recursos habituales en mi - si se puede contar con tiempo de preparación (que son la mayoría de las ocasiones), necesito regular mi emoción y nivelarla al punto que me permita analizar realmente que recursos necesito y cuál es el motivo de que consideremos esa situación como amenazante - contar con opiniones externas nos abrirá la mente a ver más interpretaciones a parte de la nuestra sobre la situación que nos preocupa - darnos cuenta que el miedo es otra situación más de aprendizaje y crecimiento de nosotros mismos 68
  68. 68. Plantearse las siguientes cuestiones: - ¿qué recursos que ya domino pueden venir bien para la resolución de esta situación? - ¿qué otros recursos nuevos o diferentes necesitaría aprender y poner en marcha? - ¿qué te sigue preocupando? ¿Es probable que ocurra o está solo en nuestra imaginación? - ¿de lo que te preocupa, resolverlo depende de ti? ¿Qué nivel puedes aceptar de no control? - ¿estás evitando sentirte mal? cuidado, generaremos justo lo contrario, nos sentiremos peor ¿qué nivel de activación que no miedo podemos manejar? - ¿quieres hacer algo para superarte en esa situación? - ¿qué, cómo y cuándo vas a empezar a ponerte en acción? 69
  69. 69. La eterna promesa de la felicidad: "cuando...acabe, termine o pase esto o lo otro..." Como sabéis, suelo reflexionar sobre las expresiones, experiencias y vivencias que en mi quehacer diario tanto a nivel personal como laboral, me voy encontrando. Hoy me llama particularmente la atención algo en lo que se cae habitualmente: "la eterna promesa de la felicidad" que viene expresada por comentarios y pensamientos de este tipo: - cuando encuentre otro trabajo me relajaré... - cuando solucione esta situación problemática seré feliz... - cuando esta o aquella persona cambie, estaré bien y me podré dedicar a ser yo mismo/a - cuando pase la crisis, me activaré... - cuando .... Agujeros negros y perspectivas de hombres grises como en "Momo", me recuerdan estos pensamientos. Mientras tanto se nos pasan los días, las semanas y los meses (quizá los años) buscando un punto al que queremos llegar para ser felices. Un punto, en el que, en nuestra imaginación todo está arreglado, todo es correcto y todo se organiza como nosotros queremos, tanto personas como situaciones. Perdonadme, pero esto es una falacia a la que nos agarramos tratando de valorar que nuestra felicidad y bienestar depende de condiciones y personas externas a nosotros, y que corresponde a un estado concreto. Durante este proceso, cuanto más largo peor, nuestra mente y forma de afrontar dichas situaciones y personas complejas, ha generado una serie de consecuencias negativas al haber alterado nuestros niveles de: - Dopamina: movimiento y satisfacción - Fenilalamina: aprendizaje y satisfacción 70
  70. 70. - Noradrenalina: equilibrio de las emociones - Serotonina; ciclos del sueño - Epinefrina: estimulación frente a objetivos - Oxitocina: responsable del placer La alteración de estas sustancias en nuestro cerebro nos crea estrés, sensación de desmotivación, y de que todo es difícil y complicado. ¿Qué necesitamos hacer entonces? Partir de la base de aprendizaje de que la felicidad no es una meta es una actitud y como tal se puede trabajar. Como en toda actitud y habilidad, necesitamos primero estar convencidos de que depende de nosotros. Nadie va a venir a ser feliz por nosotros. Es muy importante recordar que: - Da igual como nos vaya a nuestro alrededor, nuestra predisposición a realizar acciones de resolución, constructividad y positividad es lo que determinará cómo nos sentimos. - Evita esperar a determinado momento para ser feliz, porque no lo serás nunca. Las personas realmente felices, no es que no tengan problemas o no les afecte las cosas, es que están satisfechas con lo que invierten de sí mismos en esa situación compleja y saben disfrutar de todo mientas tanto. - Busca tu momento para ti y para los tuyos en los que "descanses emocionalmente" y te rías. No somos menos buenos ni menos profesionales, porque en situaciones difíciles nos permitamos reír. - Cultiva tu persona y tu actitud de forma que te satisfaga lo que eres, haces, piensas, sientes y dices en cualquier situación. - Sólo puedes controlar (hacer algo) determinadas cosas ¿para qué gastar energía mientras tanto esperando que pase la tormenta? ¿Te has parado a disfrutar alguna vez de una buena tormenta? también tiene su parte positiva ¿sabes verla? - Vivir con pasión, alegría, paciencia, reflexión, ilusión y satisfacción es algo que puedes practicar cada minuto del día ¿para qué esperar más o desgastarnos con emociones negativas todo el tiempo que nos alejan de lo que queremos? ¿CUANTO MÁS VAS A TARDAR EN DECIDIR SER FELIZ? ¿QUÉ VAS A HACER PARA LOGRARLO? ¿QUÉ NECESITAS CAMBIAR? ¿QUÉ DEPENDE DE TI? 71
  71. 71. ¿Generas dependencia o autonomía? ¿Eres dependiente o autónomo? Generar dependencia hoy está a la orden del día igual que su complemento que es "ser dependiente". Ambos lados de este tema generan consecuencias nada positivas a largo plazo para los que intervienen en esta relación compartida. ¿De qué tipo de dependencias estamos hablando?. Lo primero que nos puede venir a la cabeza son personas que dependen de sustancias químicas (alcohol, drogas, tabaco...) Pero no, esto lo dejaremos para los especialistas. Hoy me preocupa la dependencia psicológica/emocional que observo en escenarios más cercanos como los laborales, familiares, sociales , de pareja, etc... En este tipo de relaciones podemos observar que determinadas personas no se consideran nada sin su pareja, sin su jefe, sin su amigo..., es decir la persona dependiente acaba por poner como elemento de identidad de sí mismo, la relación/la satisfacción del otro. ¿Cuándo hay dependencia en este tipo de relaciones? Se dan cuatro signos característicos en las personas que mantienen sin darse cuenta relaciones dependientes: - Obsesión: la conducta dependiente es apremiante por lo general y con frecuencia obliga a esta persona a estar pensando continuamente en el elemento de su obsesión. Por ejemplo, una persona puede estar continuamente pensando si sus actos o ideas van a ser validados y aprobados por otra persona (pareja, jefe...). De esta manera la persona actúa, siente y piensa como el que es fuente de su dependencia y se convierte en un "clon" sin ideas, sentimientos o acciones propias. - Consecuencias negativas: las conductas adictivas se caracterizan por generar efectos positivos a corto plazo (placer, satisfacción, aceptación, protección, seguridad ...) pero a medio largo plazo producen consecuencias negativas, pues la persona dependiente empieza a reducir su participación en otras áreas de su vida por encontrar satisfacción en la fuente elegida. Por 72
  72. 72. ejemplo, pueden dejar de escuchar otras opiniones y trabajar con otras personas, o tener relación con otros, por buscar la aceptación y refuerzo de su jefe, o de su pareja. Esta conducta generará además ansiedad, inseguridad e irritabilidad por tratar de cumplir al 100% las expectativas de fuente de dependencia, nivel de exigencia que por supuesto es imposible cumplir. - Falta de control: Pese a las consecuencias negativas que sufre la persona dependiente, ésta experimenta un total falta de control sobre su conducta. Por ejemplo, no pueden dejar de comprar cosas que no necesitan cuando nos sentimos mal, no pueden dejar de acudir o de satisfacer constantemente a la persona de la que dependen aunque eso les anule como persona, dejando además a un lado cualquier otra forma/estrategia para sentirse bien. - Negación: A medida que la dependencia se vuelve más grave, las personas implicadas muestran señales de no reconocimiento del problema, creen que lo pueden controlar y que no les causa ninguna consecuencia negativa para sí mismos. Por otro lado, tampoco reconocen que su malestar emocional sea causado por ser dependiente de la opinión o aceptación de alguien determinado (pareja, jefe, etc..) Así reflexiones del tipo: "no tengo ningún problema", "no es tan grave", "no voy a hablar de esto", "cómo no voy a estar nerviosa si todos a mi alrededor sois...hacéis...", "yo no me siento tan mal como...", son frecuentes entre los que se encuentran inmersos en este tipo de relación. Y es que este tipo de relaciones significaron un placer, satisfacción o refuerzo en algún momento inicial en el que: - la fuente de la dependencia ganaba autoestima y satisfacción porque "mira todo lo que puedo aportar y fíjate como no pueden funcionar sin mi..." (Reflexiones de una pareja, jefe, amigo, ...) - el dependiente estaba feliz porque encontraba solución a sus problemas, atención, valoración, aprobación, protección, sentido de pertenencia, predictibilidad (sé que si hago esto todo va a estar bien, seré aceptado...) en el hecho de convertir a la otra persona en alguien con mayor prioridad que ellos mismos. ¿Qué podemos hacer entonces? Lo primero que necesitamos es desarrollar un hábito de reflexión con nosotros mismos, en los que nos analicemos y preguntemos sinceramente si estamos satisfechos y felices con lo que hacemos, y con el tipo de relaciones que tenemos. 73
  73. 73. Si esto nos es difícil de realizar o reconocer, demos al menos "el beneficio de la duda" a aquellos que realmente nos aprecian y buscan nuestra autonomía y felicidad, que nos aceptan como somos y no necesitan que siempre les demos lo que quieren. Seguramente tengamos a nuestro alrededor, amigos o compañeros que nos hagan ver lo que no vemos. Después del primer paso de reconocimiento, necesitamos valorar en qué me beneficiaba esa relación dependiente, y ver de qué otras formas podría sentirme bien, que no fuera a costa de nuestra propia valía o de otro. Conforme vayamos practicando acciones como: - ser capaces de elegir, pensar, sentir y actuar por nosotros mismos - aceptar que a veces nos equivocaremos y que somos igual de valiosos - concedernos tanto valor como el que tienen los demás Podremos construir relaciones sanas que nos beneficiarán en que: - seamos más autónomos - nos consideremos más valiosos y con muchas cosas que aportar a mi jefe, compañero, pareja...etc. - nuestra felicidad depende de nosotros mismos - nos conoceremos más y reforzaremos nuestro potencial - creceremos con los demás - experimentaremos mayor ilusión en aquello que decidamos implicarnos Y ahora las preguntas que os lanzo son: ¿Estás generando dependencia en tu equipo de trabajo o colaboradores? ¿Y en tu familia, amigos, compañeros? ¿Es prioritario y apremiante para ti satisfacer a los demás por encima de tu propia felicidad? ¿Qué vas a hacer para empezar a romper las cadenas y construir lazos flexibles pero más constructivos? 74
  74. 74. 75
  75. 75. MAITE FINCH Psicóloga Colegiada. Coach Profesional Sénior Certificado con nº CS99. Coach Profesional Ejecutivo certificado con nº CP67. Máster de Gestión del Talento. Diploma de Gestión de Competencias. Formador de Formadores. 16 años de experiencia profesional dedicada exclusivamente a formación, Coaching, y Desarrollo de Talento. Su expertise se centra en el desarrollo de talento de profesionales emprendedores, profesionales que reorientan su carrera profesional, directivos y equipos de trabajo, y/o particulares que desean mejorar sus recursos personales. Su labor profesional especializada en potenciar el talento de los equipos, de directivos y emprendedores, hace que sus interacciones sean más eficientes, constructivas, positivas y orientadas a los procesos y los resultados. Así mismo, su experiencia como coach ejecutivo le ha permitido desarrollar el talento de profesionales emprendedores que quieren conseguir optimizar los resultados de los implicados en sus proyectos. Actualmente desempeña su labor de gestión y desarrollo de talento como Coach Profesional en Evoluciona Talento proporcionando a las empresas, profesionales y particulares, entornos y técnicas de aprendizaje y cambio, para mejorar las competencias profesionales y personales que sean objetivo de mejora. Coach Profesional Sénior CS99 Coach Profesional Ejecutivo CP67 Web/blog: www.coachmaitefinch.com 76
  76. 76. GRACIAS POR TU ATENCIÓN 77

×