Ruido

698 visualizaciones

Publicado el

Reuido, definicion, conceptos del ruido

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
698
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Ruido

  1. 1. UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN SIMÓN FACULTAD DE CIENCIAS Y TECNOLOGÍA DEPARTAMENTO DE QUÍMICA CARRERA: INGENIERÍA QUIMICA Ruido GESTIÓN II/2014 MATERIA: LABORATORIO DE OPERACIONES UNITARIAS II Estudiante: Chipunavi Nuñez Ammy Otoniel DOCENTE: Ing. Nelson Hinojosa Salazar FECHA: CBBA / 10/ 11/ 2014
  2. 2. INDICE 1.- Introducción………………………………………………………………………………………….………………….4 2.- Definición………………………………………………………………………………………………………………..4 2.1 Los límites de acuerdo a la OMS………………………………………………………………………………...5 2.2 Ruido en Cochabamba, Leyes Bolivianas………………………………………………………………………6 3.- Niveles de Sonoridad………………………………………………………………………………………………….7 3.1 Tipos de Ruido……………………………………………………………………………………………………….9 3.1.1 Ruido Continuo…………………………………………………………………………………………………….9 3.1.2 Ruido Interm itente……………………………………………………………………………………………….10 3.1.3 Ruido Impuls ivo………………………………………………………………………………………………….10 3.1.4 Ruido de baja frecuencia………………………………………………………………………………………11 3.1.5 Ruido tonal………………………………………………………………………………………………………11 3.2 Ruidos que s e utilizan para efectuar las medidas norm alizadas……………………………………………11 3.2.1 Ruido blanco……………………………………………………………………………………………………..11 3.2.2 Ruido ros a………………………………………………………………………………………………………..12 4. Equipos Para Su Medición…………………………………….……………………………………………………..13 4.1 Sonómetro………………………………………………………………………………………………………….13 4.1.1 Es quema de un Sonómetro……………………………………………………………………………………14 4.2 Analizador de Frecuencias…………...…………………………………………………………………………..14 4.3 Dos ímetro…………………………………………………………………………………………………………..14 4.3.1 Es quema de un Dos ímetro…………………………………………………………………………………….15 4.4 Ins trumento de expos ición s onora………………………………………………………………………………15 4.4.1 Es quema de un aparato de expos ición s onora……………………………………………………………….15 4.5. Calibrador…………………………………………………………………………………………………………...15 5.- Efectos en la Salud…………………………………………………………………………………………………...16 5.1 Efectos sobre las personas……………………………………………………………………………………….16 5.1.1 Malestar…………………………………………………………………………………………………………..16 5.1.2 Interferencia con la comunicación……………………………………………………………………………..17 5.1.3 Pérdida de atención, de concentración y de rendimiento…………………………………………………...17
  3. 3. 5.1.4 Trastorno del sueño…………………………………………………………………………………………..17 5.1.5 Daños al oído…………………………………………………………………………………………………..18 5.1.5 Estrés y sus manifestaciones y consecuencias……………………………………………………………18 5.2 Niveles Críticos de ruido……………………………………………………………………………………………18 6. Conclusiones………………………………………………………………………………………………………….19 7. Recomendaciones……………………………………………………………………………………………………19 8. Bibliografía……………………………………………………………………………………………………………..19
  4. 4. Ruido 1.- Introducción El ruido siempre ha estado presente en nuestra vida diaria, pero hasta hace no mucho tiempo, no había supuesto un problema en la vida del hombre. Ha sido durante el siglo XX, y sobre todo, debido a la evolución tecnológica en algunos campos, cuando el ruido ha empezado a suponer un problema, incluso para la salud de los hombres. La creación de aeropuertos, el tráfico diario en las grandes ciudades, etc. Todos estos son fuentes de ruido intenso que se desean evitar a toda costa. Otro campo importante dedicado a la insonorización, es aquello relacionado con todas las máquinas con las que convivimos cada día, ya sean electrodomésticos, máquinas de aire acondicionado, la lavadora, licuadora, aspiradora, etc. Por lo cual el ruido es considerado como contaminación acústica, que en la mayoría de las ciudades, es considerado como un factor medioambiental muy importante, que incide de forma principal en su calidad de vida. Para esto, se han puesto leyes sobre el ruido, que tratan de minimizar el efecto diario de las personas, ya que puede producir efectos fisiológicos, y psicológicos nocivos. No todas las personas están conscientes del problema que acarrea a la larga el estar sometido a ruido constante, aunque el ruido está presente en nuestro diario vivir, ya nos es costumbre, por ello no le tomamos importancia, aún, si nos agrada lo que escuchamos pueden haber serios problemas. 2.- Definición El ruido es sonido no deseado, y en la actualidad se encuentra entre los contaminantes más invasivos. El ruido del tránsito, de aviones, de camiones de recolección de residuos, de equipos y maquinarias de la construcción, de los procesos industriales de fabricación, de cortadoras de césped, de equipos de sonido fijos o montados en automóviles, por mencionar sólo unos pocos, se encuentran entre los sonidos no deseados que se emiten a la atmósfera en forma rutinaria. El problema con el ruido no es únicamente que sea no deseado, sino también que afecta negativamente la salud y el bienestar humanos. Algunos de los inconvenientes producidos por el ruido son la pérdida auditiva, el estrés, la alta presión sanguínea, la pérdida de sueño, la distracción y la pérdida de productividad, así como una reducción general de la calidad de vida y la tranquilidad. El aire en el cual se emite y propaga el ruido ajeno es un bien público, de uso común. No pertenece a nadie en particular sino a la sociedad en su conjunto. Por consiguiente, ni la gente ni las empresas ni las organizaciones tienen derecho ilimitado a propalar sus ruidos
  5. 5. a discreción, como si esos ruidos se limitara solamente a su propiedad privada. Por el contrario, tienen la obligación de usar dicho bien común en forma compatible con otros usos. Las personas, empresas y organizaciones que no asumen esta responsabilidad de no interferir en el uso y disfrute del aire común y en cambio crean contaminación por ruido, actúan en forma similar a un matón en el patio de la escuela. Aunque quizás sin proponérselo, ignoran los derechos de los demás y reclaman para sí derechos que no les corresponden. Imagen 2.1. Una mujer afectada por el fuerte sonido 2.1 Los límites de acuerdo a la OMS La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niveles de ruido no superen los 55 decibeles (dB) por día y 40 dB por la noche. Sin embargo, los niveles en la ciudad sobrepasan los parámetros establecidos. También establece un rango con límite máximo, pero también existen valores de acuerdo a los diferentes espacios donde se desenvuelven las personas. Se permiten límites más altos en conciertos, festivales y discotecas (100 dB), pero con una exposición máxima de cuatro horas. Una permanencia mayor puede producir daños en la salud como la pérdida de audición. Sin embargo, en escuelas y hospitales el nivel máximo es de 35 dB. Para ayudar a mantener este rango, la mayoría de estos establecimientos deben contar con vegetación al rededor que absorba el sonido y no llegue con la misma fuerza al interior de las edificaciones. En ambientes cerrados y viviendas se maneja un valor permitido de 55 dB, ya que se presume que en estos espacios la gente buscar estar tranquila. Finalmente, en lugares donde hay comercio y tráfico el rango estimado de ruido es de 70 dB.
  6. 6. Todos estos valores son límites máximos, la recomendación es que el ruido sea inferior. En Cochabamba la falta de una regulación efectiva y de educación ambiental hace que los niveles permitidos por la OMS se superen. 2.2 Ruido en Cochabamba, Leyes Bolivianas Imagen 2.2 Un mimo, en medio del tráfico vehicular en la plaza principal de Cochabamba, con un cartel pide silencio durante una campaña contra la contaminación acústica realizada en la ciudad. - Daniel James (Los Tiempos (20/07/2014) Cochabamba no sólo es la ciudad con el aire más contaminado del país y la cuarta de Latinoamérica. Además, sufre por el ruido excesivo de los vehículos y las amplificaciones de locales, comercios, supermercados y galerías. Pero, a ello se suman las bandas que tocan en plazas y calles. El problema ha dejado de ser un tema que sólo genera incomodidad. Un diagnóstico de la campaña escolar que realiza el Departamento de Calidad del Aire del Municipio reveló que el ruido provoca la pérdida temprana de audición en los adolescentes. El efecto del ruido en la salud ha sido poco estudiado en la ciudad. Un parámetro utilizado es el test que la campaña municipal aplica en los colegios. El mismo reveló que los estudiantes tienen dificultades para escuchar, según el portal de Internet de La Pública. Actualmente, la legislación boliviana contempla la Ley de Medio Ambiente 1333 y su reglamento sobre Materia de Contaminación Atmosférica. Las normas fijan como límites permisibles, 68 dB de día y 65 dB de noche, de 22:00 a 6:00.
  7. 7. En Cercado está vigente la Ordenanza Municipal 2228/98 y su reglamento para regular las emisiones de ruidos. Sin embargo, al ser una normativa de 1998 hay aspectos que ya no se controlan. Basta con recorrer el centro de la ciudad para constatar la existencia de múltiples fuentes de contaminación. La bocina de un auto produce 99,12 dB. La alarma de un vehículo llega a los 97,95 dB. El motor de automóvil 99,18 dB. En tanto que, una moto puede llegar a producir 101,02 dB y el motor de un camión llega hasta los 102,03 dB. 3.- Niveles de Sonoridad Figura 3.1 Curvas de sonoridad El sonido sigue una tendencia logarítmica, las curvas de igual sonoridad, muestran la relación que debe existir entre las frecuencias e intensidades (o presión sonora) de dos sonidos senoidales, para ser percibidos igual de fuertes, es decir, con la misma sonoridad. Los sonidos senoidales, contenidos a lo largo de cada curva, tienen la misma sonoridad. Esta dependencia de la frecuencia, estaría dada principalmente por las características de transferencia del oído externo y el medio. También debe notarse que a medida que aumenta el nivel de presión sonora, las curvas se hacen más planas, es decir, la dependencia de la frecuencia es menor a medida que aumenta de presión sonora. Para 1 kHz, se ha definido que el nivel de presión sonora (dB), corresponde al nivel de sonoridad (en fon = phon). Así 0 dB es igual a 0 fon y 120 dB es igual a 120 fon. Eso siempre para sonidos senoidales con frecuencias de 1 kHz. La siguiente curva muestra la corrección necesaria para que un sonido senoidal tenga igual sonoridad en el campo sonoro directo y, en el difuso, en dependencia de la frecuencia de dicho sonido senoidal.
  8. 8. Figura 3.2 Frecuencia vs atenuación Estas curvas, tienen consecuencias directas en la reproducción de sonidos, dado que el balance interno de los mismos, varía según la intensidad con la cual el sonido es reproducido. Si se disminuye el nivel general del sonido, las componentes de frecuencias graves y las más agudas desaparecerán primero, producto de la característica de respuesta de nuestro sistema auditivo. Dado que la escala de fons mide el nivel de sonoridad (y, en tanto tal, está relacionada con una escala logarítmica), no es posible comparar los fons de dos sonidos para determinar cuál es su relación real de sonoridad. Se ha propuesto el sone como medida de sonoridad. El sone está definido arbitrariamente como la sonoridad de un sonido senoidal de 1 kHz, con un nivel de presión sonora (SPL)= 40 dB. Los experimentos han sugerido que la sonoridad percibida, es una función exponencial de la intensidad física: 퐿 = 퐾 ∗ 퐼 0,3 Donde L= sonoridad, k= una constante que depende del sujeto del experimento y de las unidades usadas, I= intensidad. En una primera aproximación, se puede afirmar que una duplicación de la sonoridad, corresponde a un incremento de la intensidad en 10 dB. Es seguro estar expuestos a niveles de SPL = 85 dB durante 8 horas al día. Pero si se duplica la intensidad (aumento de 3 dB), se debe llevar a la mitad el tiempo permitido de exposición. SPL TIEMPO UNIDADES 85 dB 8 Horas 88 dB 4 Horas 91 dB 2 Horas 94 dB 1 Hora 97 dB 30 Minutos 100 dB 15 Minutos 103 dB 7.5 Minutos 106 dB 3.75 Minutos Tabla 1: Niveles de Presión sonora
  9. 9. En consecuencia, niveles de presión sonora mayores a 110 dB, pueden producir daños permanentes muy rápidamente. 3.1 Tipos de Ruido El Ruido no es Sólo Ruido: En casa y en el trabajo a menudo oímos ruidos, procedentes de sistemas de ventilación o de calefacción, a los cuales difícilmente prestamos atención ya que no tienen características destacables. Esos ruidos nunca paran y no tienen tono, pero si de repente el ventilador se parara o empezara a zumbar, el cambio podría llamarnos la atención o incluso molestarnos. Nuestro oído reconoce información en los sonidos que escuchamos. La información que no necesitamos o que no queremos pasa a ser ruido. Las características del ruido que nos hacen atender y prestar atención son tonos o cambios en el nivel sonoro. Cuanto más destacable sea el tono o más abrupto el cambio de nivel sonoro, más perceptible es el ruido. Cuando medimos el ruido, necesitamos saber el tipo de ruido que es con el fin de que podamos seleccionar los parámetros a medir, el equipo a usar y la duración de las mediciones. A menudo tenemos que utilizar nuestro oído para captar y subrayar las características molestas del ruido, antes de empezar a tomar medidas, analizarlas y documentarlas. 3.1.1 Ruido Continuo El ruido continuo se produce por maquinaria que opera del mismo modo sin interrupción, por ejemplo, ventiladores, bombas y equipos de proceso. Para determinar el nivel de ruido es suficiente medir durante unos pocos minutos con un equipo manual. Si se escuchan tonos o bajas frecuencias, puede medirse también el espectro de frecuencias para un posterior análisis y documentación. Imagen 3.1.1: Ruido Continuo
  10. 10. 3.1.2 Ruido Intermitente Cuando la maquinaria opera en ciclos, o cuando pasan vehículos aislados o aviones, el nivel de ruido aumenta y disminuye rápidamente. Para cada ciclo de una fuente de ruido de maquinaria, el nivel de ruido puede medirse simplemente como un ruido continuo. Pero también debe anotarse la duración del ciclo. El paso aislado de un vehículo o aeronave se llama suceso. Para medir el ruido de un suceso, se mide el Nivel de Exposición Sonora, que combina en un único descriptor tanto el nivel como la duración. El nivel de presión sonora máximo también puede utilizarse. Puede medirse un número similar de sucesos para establecer una media fiable. Imagen 3.1.2: Ruido intermitente 3.1.3 Ruido Impulsivo El ruido de impactos o explosiones, por ejemplo de un martinete, troqueladora o pistola, es llamado ruido impulsivo. Es breve y abrupto, y su efecto sorprendente causa mayor molestia que la esperada a partir de una simple medida del nivel de presión sonora. Para cuantificar el impulso del ruido, se puede utilizar la diferencia entre un parámetro con respuesta rápida y uno de respuesta lenta (como se ve en la base del gráfico). También deberá documentarse la tasa de repetición de los impulsos (número de impulsos por segundo, minuto, hora o día). Imagen 3.1.3: Ruido Impulsivo
  11. 11. 3.1.4 Ruido de baja frecuencia Posee una energía acústica significante en el margen de frecuencias de 8 a 100 Hz, típico en motores diésel de trenes, barcos y plantas de energía (Imagen 3.1.4). Dado que este ruido es difícil de amortiguar y se extiende fácilmente en todas direcciones, puede ser oído a muchos kilómetros. El ruido de baja frecuencia es más molesto de lo que indica una medida del nivel de presión sonora ponderado A. La diferencia entre el nivel sonoro ponderado A y el ponderado C puede indicar la existencia o no de un problema de ruido de baja frecuencia. Para calcular la audibilidad de componentes de baja frecuencia en el ruido, se mide el espectro y se compara con el umbral auditivo. Los infrasonidos tienen un espectro con componentes significantes por debajo de 20 Hz y se perciben no como un sonido sino más bien como una presión. La evaluación de los infrasonidos es aún experimental y en la actualidad no está reflejado en las normas internacionales. Imagen 3.1.4: Ruido de baja frecuencia Imagen 3.1.5: Ruido Tonal 3.1.5 Ruido tonal Frecuentemente en máquinas rotativas, como motores, cajas de cambios, ventiladores y bombas, se producen desequilibrios o impactos repetidos causando vibraciones que, transmitidas al aire, pueden ser oídas como tonos (Imagen 3.1.5). También pueden generar tonos los flujos pulsantes de líquidos o gases que se producen por causa de procesos de combustión o restricciones de flujo. Estos tonos pueden ser identificados subjetivamente, escuchándolos, u objetivamente, mediante análisis de frecuencias, comparando el nivel del tono con el nivel de los componentes espectrales circundantes. 3.2 Ruidos que se utilizan para efectuar las medidas normalizadas 3.2.1 Ruido blanco Contiene todas las frecuencias con la misma amplitud. Es un ruido patrón que se caracteriza por un aumento de 3dB en la presión sonora cada vez que aumenta la banda de octava (figura 3.2.1).
  12. 12. Imagen 3.2.1: Ruido Blanco y Rosa 3.2.2 Ruido rosa Es un ruido cuyo nivel sonoro es constante en todas las bandas de octava. Es el que se usa en medidas de aislamiento y en laboratorio (figura 8). Es un ruido patrón que se caracteriza por una disminución de 3 dB en la presión sonora cada vez que aumenta la banda de octava. Ruido de tráfico, de aviones y ferrocarriles: El ruido de tráfico se caracteriza por que su presión sonora es más importante en las frecuencias graves que en las agudas (Imagen 3.2.2). Imagen 3.2.2: Ruido de tráfico
  13. 13. 4. Equipos Para Su Medición Aunque cada equipo de medida del sonido es distinto, básicamente todos ellos consisten en un transductor (normalmente un micrófono), una sección de análisis compuesta de varios circuitos para acondicionar la señal eléctrica, ponderarla e integrarla si es necesario y una unidad de visualización que puede ser de lectura digital, de pantalla, impresora o de cualquier otro sistema. Los más habituales son: 4.1 Sonómetro Imagen 4.1: Sonómetros Mide el nivel de presión sonora en dB. Hay sonómetros que son capaces de promediar linealmente la presión sonora cuadrática a lo largo del tiempo. Se conoce con el nombre de sonómetro integrador. Es un instrumento que responde ante un sonido de una forma aproximada a como lo haría el oído humano. Componentes de un Sonómetro (1) Componentes de un Sonómetro (2) Micrófono: Convierte las variaciones de presión de las ondas sonoras en una tensión térmica, proporcional a la presión. Es el componente principal del sonómetro y condiciona el resto de sus funciones. Amplificador: Su misión es amplificar la señal del micrófono, lo suficiente como para permitir la medida de los niveles más bajos de presión sonora y, mantener la amplificación constante. Filtros de frecuencia: Conjunto de filtros eléctricos, cuya respuesta simula la respuesta auditiva humana. Compensa la diferencia de sensibilidad del oído humano para las distintas frecuencias audibles. Los sonómetros incorporan tres características de respuestas en frecuencia: Las ponderaciones A, B y C. La primera presenta Detector de Señal (Convertidor): Encargado de obtener el valor de la señal proporcional al valor medio cuadrático. Durante este proceso, se produce una integración de la señal durante un determinado tiempo, e incluso es posible modificar el tiempo de integración, determinando la velocidad de respuesta, frente a la variación de presión, sobre una ponderación del tiempo exponencial. Las dos ponderaciones exponenciales de tiempo más utilizadas, se identifican con los nombres de respuesta lenta (slow) y repuesta rápida (fast). Indicador: Una vez la señal ha sido amplificada, modificada por la ponderación de frecuencia y, promediada en el tiempo, se muestra visualizada en el indicador que da directamente el valor en dB, bien de forma analógica o digital. El uso de registradores
  14. 14. atenuación a los ruidos ambientales, similar a la del oído humano ( sigue la curva isofónica de 40 fonos) y, es la que se suele exigir para evaluar un ruido. Tras el filtrado, la señal se amplifica y pasa al rectificador, obteniéndose una señal, proporcional a los picos de presión sonora. gráficos conectados al sonómetro, permite obtener además un registro del nivel sonoro en función del tiempo. Los sonómetros convencionales se emplean fundamentalmente para la medida del nivel de presión acústica con ponderación A (LpA) del ruido estable. Los sonómetros integradores pueden emplearse para todo tipo de ruidos y pueden medir varios parámetros simultáneamente (nivel de presión sonora con promedio temporal lento Ls o rápido Lf , nivel de presión sonora equivalente Leq e incluso el nivel de exposición sonora). 4.1.1 Esquema de un Sonómetro Figura 4.1.1 Esquema de un Sonómetro 4.2 Analizador de Frecuencias Determina el contenido energético de un sonido en función de la frecuencia. La señal que aporta el micrófono se procesa mediante filtros que actúan a frecuencias predeterminadas, valorando el contenido energético del sonido en ese intervalo. Muchos sonidos complejos están formados por un gran número de componentes de ruido, distribuidos continuamente en el espectro de frecuencias. En ocasiones interesa emplear el nivel de presión sonora en una banda de 1 Hz de ancho, SLp. Este valor se puede calcular a partir de un nivel de presión acústica en banda BLp medido en un ancho de banda comprendido entre dos frecuencias f1 y f2: SLp = BLp - 10 log (fBl / l) 4.3 Dosímetro Es un pequeño sonómetro integrador que permite calcular la dosis de ruido a la que está sometida una persona. Lleva incorporado un sistema lector en el que se expresa la dosis acumulada en el tiempo que ha estado funcionando. Los más modernos nos dan directamente el nivel de presión sonora equivalente de cualquier ruido y el nivel sonoro continuo equivalente diario. Por su tamaño son portátiles, lo cual permite medir todo tipo de ruidos tanto en puestos de trabajo fijos como móviles. Un dosímetro tiene que
  15. 15. incorporar la ponderación exponencial de tiempo, habitualmente la lenta, y el umbral de ruido especificado por el fabricante. 4.3.1 Esquema de un Dosímetro Figura 4.3.1: Esquema de un dosímetro 4.4 Instrumento de exposición sonora Sonómetro integrador, que mide directamente la exposición sonora, evitando los cálculos. 4.4.1 Esquema de un aparato de exposición sonora Figura 4.4.1: Esquema de un aparato de exposición sonora 4.5. Calibrador Instrumento destinado a calibrar la medida que ofrece un sonómetro. Su misión es generar un tono estable de nivel a una frecuencia predeterminada y se ajusta la lectura del sonómetro haciéndola coincidir con el nivel patrón generado por el calibrador. En general, disponen de un selector que permite generar uno o más tonos a una frecuencia de 1 kHz.
  16. 16. 5. Efectos en la Salud La lista de consecuencias producidas por el ruido es larga, a la mala comunicación interpersonal, perturbación del sueño y estrés, se una la disminución del rendimiento y la concentración, así como las alteraciones cardiovasculares y metabólicas, que se manifiestan con aumentos de presión arterial y problemas del ritmo cardiaco junto con el aumento de los niveles de colesterol y glucosa en la sangre. Importantes revistas científicas, arroja datos tan relevantes de cómo la contaminación acústica, unida a otras variables como el frío, calor, ozono y partículas como las PM10 y PM 2,5, están relacionadas con el aumento de ingresos hospitalarios. Si bien es cierto que el ruido puede ser caracterizado adecuadamente, el hecho de estar ligado a la percepción humana le asocia en cierta medida un carácter subjetivo. El sonido de una motocicleta de carreras o de un concierto de rock puede ser algo divino para una persona, pero puede también significar un dolor de cabeza para otra. Sin embargo, sea cual sea la percepción personal de un ruido, es evidente que la exposición a niveles altos de ruido puede ser muy nocivo para la salud. La capacidad auditiva se deteriora (temporal o permanentemente) en la banda comprendida entre 75 dB(A) y 125 dB(A). 5.1 Efectos sobre las personas 5.1.1 Malestar Este es quizá el efecto más común del ruido sobre las personas y, la causa de la mayor parte de las quejas. La sensación de malestar, procede no sólo de la interferencia con la actividad en curso o con el reposo, sino también de otras sensaciones, menos definidas pero a veces muy intensas de estar perturbado. Las personas afectadas hablan de intranquilidad, inquietud, desosiego, depresión, desamparo, ansiedad o rabia. Todo ello contrasta con la definición de “salud”, dada por la OMS: “Un estado de completo bienestar físico, mental y social, no la mera ausencia de enfermedad”.
  17. 17. El nivel de malestar varía no solamente en función de la intensidad de ruido y de otras características físicas del mismo, que son menos objetables (ruido “chirrantes”, “estridentes”, etc), sino también de factores tales como miedos, asociados a la fuente del ruido, o el grado de legitimación que el afectado atribuya a la misma. Si el estudio es intermitente, influyen también la intensidad máxima de cada episodio y el número de estos. Durante el día, suele experimentar malestar moderado a partir de los 50 decibelios, y fuerte a partir de los 55. En el periodo vespertino, en estado de vigilia, estas cifras disminuyen en 5 ó 10 dB. 5.1.2 Interferencia con la comunicación El nivel del sonido de una conversación en tono normal, es a un metro del hablante, de entre 50 y 55 dB. Hablando gritos se puede llegar a 75 u 80 dB. Por otra parte, para que la palabra sea perfectamente inteligible, es necesario que su intensidad supere en alrededor de 15 dB al ruido de fondo. Por lo tanto, un ruido superior a 35 o 40 dB, provocará dificultades en la comunicación oral que sólo podría resolverse parcialmente, elevando el tono de voz. A partir de 65 dB de ruido, la conversación se torna extremadamente difícil. 5.1.3 Pérdida de atención, de concentración y de rendimiento Es evidente que cuando la realización de una tarea, necesita la utilización de señales acústicas, el ruido de fondo puede enmascarar estas señales o interferir con su percepción. Por otra parte, un ruido repentino producirá distracciones que reproducirán el rendimiento en muchos tipos de trabajos, especialmente en aquellos que exijan un cierto nivel de concentración. 5.1.4 Trastorno del sueño El ruido influye negativamente sobre el sueño de tres formas, en mayor o menor grado según las peculiaridades individuales, a partir de los 30 dB.  Mediante la dificultad o imposibilidad de dormirse.  Causando interrupciones del sueño que, si son repetidas, pueden llevar al insomnio. La probabilidad de despertar, no solo depende de la intensidad del suceso ruidoso, sino también de la diferencia entre esta y el nivel previo del ruido estable. A partir de 45 dB la probabilidad de despertar es grande.  Disminuyendo la calidad del sueño, volviéndose este menos tranquilo y, acortándose sus fases más profundas. Como consecuencia de todo ello, la persona no habrá descansado bien y, será incapaz de realizar adecuadamente al día siguiente sus tareas cotidianas.
  18. 18. 5.1.5 Daños al oído El efecto descrito en este aparato (pérdida de capacidad auditiva), no depende de la cualidad más o menos agradable que se atribuya el sonido percibido, ni de que éste sea deseado o no. Se trata de un efecto físico que depende únicamente de la de la intensidad del sonido, aunque sujeto naturalmente a variaciones individuales.  En la sordera transitoria auditiva no hay lesión. La recuperación es normalmente casi completa al cabo de dos horas y, completa a las 16 horas de cesar el ruido, si se permanece en un estado confort acústico (menos de 50 dB en vigilia o de 3 durante el sueño).  La sordera permanente está producida, bien por exposiciones prolongadas a niveles superiores a 75 dB, bien por sonidos de corta duración de más de 110 dB, o bien por acumulación de fatiga auditiva sin tiempo suficiente de la recuperación. Hay lesión del oído interno. 5.1.5 Estrés y sus manifestaciones y consecuencias Las personas sometidas de forma prolongada a situaciones como las anteriormente descritas, suelen desarrollar algunos de los síndromes siguientes:  Cansancio crónico.  Tendencia al insomnio, con el consiguiente agravación del mismo.  Enfermedades cardiovasculares: hipertensión, cambios en la composición química de la sangre, isquemias cardiacas, etc. Se ha mencionado aumentos de hasta el 20% o el 30% en el riesgo de ataques al corazón en personas sometidas a más de 65 decibelios en periodo diurno.  Trastorno del sistema inmune responsable de la respuesta a las infecciones y tumores.  Trastornos psicofísicos tales como la ansiedad, manía, depresión, irritabilidad, nauseas, jaqueca y neurosis.  Cambios de conducta, especialmente comportamientos antisociales tales como, hostilidad, intolerancia, agresividad, aislamiento social y disminución de tolerancia natural a la ayuda mutua. 5.2 Niveles Críticos de ruido A partir de los valores indicados en la primera columna se empieza a sentir, dependiendo de la sensibilidad individual, los efectos señalados en la segunda.
  19. 19. Tabla 5.2: Efectos del ruido 6. Conclusiones El ruido está presente en nuestro diario vivir, pero hay que saber convivir con ello, no solo es escuchar algo que nos gusta, sino también tomar en cuenta el peligro que corremos al estar en constante tiempo a cierta intensidad del mismo. El ruido nos perturba, nos afecta físicamente, y mentalmente, hay que tener cuidado cuando tengamos que sumergirnos a un ambiente ruidoso. 7. Recomendaciones Tomar en cuenta los efectos nocivos que acarrea el ruido. Tomar conciencia al escuchar música con demasiado volumen, licuadoras, y todo electrodoméstico. De vez en cuando, hagamos una revisión mecánica a nuestras movilidades para que no emita sonidos fuertes. Tomemos conciencia con las bocinas de los autos y en el ambiente de trabajo. 8. Bibliografía http://www.fceia.unr.edu.ar/acustica/comite/queesrui.htm http://www.controlderuido.com.ar/tipos-de-ruidos.html http://www.inasel.com/Acustipedia/Conceptos-generales/Tipos-de-ruidos.html http://www.msssi.gob.es/ciudadanos/saludAmbLaboral/docs/efectosRuidoSalud.pdf https://osha.europa.eu/es/topics/noise/what_is_noise_html http://www.acustinet.com/efecto_ruido_salud.htm
  20. 20. http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/local/20140720/ciudad-sufre-por-impacto-de-contaminacion- acustica_267173_585864.html http://www.esmas.com/salud/enfermedades/ambientales/381086.html http://www.ehu.es/acustica/espanol/ruido/inmes/inmes.html http://www.ehu.es/acustica/espanol/ruido/efectos%20y%20normativa/efectos%20y%20nor mativa.html

×