SÁBADO 30 Agosto 
, cS> 
Para el 6 de septiembre de 2014 
La Ley de Dios 
PARA ESTA SEMANA: Mateo 5:17-19; 5:21-44; Marcos...
TRUENOS, RELÁMPAGOS 
Y UN FUEGO DEVORADOR 
La expectativa era increíble. La tensión crecía entre el pueblo expec­tante. 
M...
LUNES 01 Septiembre 
tir 
A 
1ñ 
LA LEY 2.0 
De la misma manera como la Web 2.0 ha cambiado la sociedad con 
el desarrollo...
ESPEJOS EN LA PARED DE DIOS 
Costumbres y prácticas, reglas y regulaciones, estatutos y ordenanzas, 
y legislaciones prima...
m ié r c o l e s d e c i r y h a c e r 
 J f Una antigua expresión dice: "Haz lo que digo, pero no lo que hago". 
Septiemb...
VIVIR, MEDITAR Y TRANSFORMAR 
La ley de Dios nos da un entendimiento mayor sobre ei Dador de la m 
ley: sobre su carácter ...
VIERNES RECUERDA 
Adán y Eva no necesitaban un detalle de la ley de Dios, porque apren- 
Septiembre dieron cómo vivir expe...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 10 | Joven | La Ley de Dios | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014

344 visualizaciones

Publicado el

Lección 10 | Joven | La Ley de Dios | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
344
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
90
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 10 | Joven | La Ley de Dios | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014

  1. 1. SÁBADO 30 Agosto , cS> Para el 6 de septiembre de 2014 La Ley de Dios PARA ESTA SEMANA: Mateo 5:17-19; 5:21-44; Marcos 7:9-13; Mateo 19:16-22. TEXTO CLAVE: "Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos" (Juan 14:15). PREVIEW Es importante entender el propósito de la ley de Dioj. La mayoría de nosotros hemos crecido siendo forzados a cumplir reglas en casa, en la escuela y en el trabajo. Algunas de estas reglas pueden haber parecido superfluas u opresivas, y la perspectiva moderna de las leyes es que suprimen la individualidad de las personas. Entonces, cuando buscamos a Dios, descubrimos que nuestra fe está sujeta a los Diez Mandamientos. Como seguidores de Cristo, podemos interpretar esto como una contradicción, ya que él nos promete libertad eterna, y ¿qué tipo de libertad cuenta con reglas? Pero piensa en esto: Dios es amor y quiere que pasemos la eternidad con él. Sus palabras son su carácter. Su ley es su palabra, una traducción de su amor que nos ayuda a llegar a nuestro destino celestial. A veces, es difícil entender cómo las leyes nos protegen del peligro o de nosotros mismos. Por ejemplo, piensa en un niño que se despierta una mañana y decide que no quiere ir a la escuela. Esto puede parecer un simple acto de rebeldía inofensiva; pero de lo que este niño no se da cuenta es de que, una vez que termine el curso de disciplina al cual ha sido sujeto, tendrá que enfrentarse a un mundo del cual sabe muy poco. En la seguridad de la escuela, está protegido del peligro que lo puede asechar en las calles. Así como los padres saben lo que es mejor para sus hijos, nuestro Padre celestial sabe lo que es mejor para nosotros. Su ley no existe para dificultarnos la vida o evitar que nos divirtamos. Al contrario, el propósito de su ley es acercarnos a él y protegernos del mal. Esta semana, estudiaremos cómo podemos aplicar la ley perfecta del Dios amante, a nuestro carácter. 68 / Lección para jóvenes
  2. 2. TRUENOS, RELÁMPAGOS Y UN FUEGO DEVORADOR La expectativa era increíble. La tensión crecía entre el pueblo expec­tante. Moisés ya había compartido las instrucciones que había recibido: "Ve y consagra al pueblo hoy y mañana. Diles que laven sus ropas y que se preparen para el tercer día, porque en ese mismo día yo descenderé sobre el monte Sinaí, a la vista de todo el pueblo" (Éxo. 19:10, 11). Y así fue que al tercer día, temprano en la mañana, el pueblo levantó la vista hacia el monte Sinaí. Desde el cielo escucharon el anuncio de que el Rey se acercaba, en el sonido de las trompetas. La declaración, sonora y larga, resonó en los cielos acompañada por truenos, relámpagos, y una nube descendente de humo y fuego. Esa fue una experiencia magnífica, pero atemorizante. Cuando la nube se asentó sobre el Sinaí, se escuchó la voz de Dios: "Yo soy el Señor tu Dios. Yo te saqué de Egipto, del país donde eras esclavo" (Éxo. 20:2). Entonces, Dios proclamó los Diez Mandamientos ante la congregación de Israel (Éxodo 20). Pero esta no fue la primera introducción de la ley de Dios. El pecado es la transgresión de la ley (1 Juan 3:4). Es por eso que Adán no podría haber pecado, si no hubiera habido una ley. Así que podemos afirmar que Dios dio sus mandamientos a todos, porque a través cte Adán toda la humanidad fue creada. Y como el pecado está en el mundo desde el tiempo de Adán, también está desde entonces la Ley de Dios. En Génesis 26:4 y 5, encontramos que Dios favoreció a Abraham con buenas noticias, porque él había sido obediente a las leyes y estatutos divinos. Y en Éxodo 16:22 al 26, antes de que Dios le diera los Diez Mandamientos al pueblo de Israel, leemos que se guardaba el sábado. Hoy no podemos ver y tocar las copias originales de los Diez Man­damientos, pero en base a lo que aprendemos sobre ellos en la Biblia, testificamos del amor eterno e inalterable de Dios a través de su ley eterna. Biblia en mano ....... ................... .......— — - ............... - .......................... j ¿Qué enseña Mateo 5:17 al 19 acerca de la actitu d de Jesús hacia la Ley? ! Lee Hechos 7:38. ¿Quién fue el Ángel que habló con Moisés y le dio la Ley en el Monte Sinaí? Isa. 63:9; 1 Cor. 10:4. ¿Por qué es importan te esto? y Si bien sabemos que la Ley aún está en vigencia, también sabemos que no ' puede salvarnos (Gál. 3:21). ¿De qué manera podemos entender, entonces, la relación entre la Ley y la gracia? Lección para jóvenes / 69
  3. 3. LUNES 01 Septiembre tir A 1ñ LA LEY 2.0 De la misma manera como la Web 2.0 ha cambiado la sociedad con el desarrollo de las redes sociales, las comunicaciones globales, blogs y wikis; las enseñanzas de Jesús sobre la ley introdujeron un nuevo enten­dimiento y una experiencia más profunda acerca de la ley de Dios. La ley se había convertido en una carga pesada para los judíos. Sin embargo, Jesús le dio vida y un nuevo significado. Llamemos "Ley 2.0" a las en­señanzas de Jesús. La ley 2.0 no es un cambio en la ley (Mat. 5:17-19; Juan 14:15) Jesús no vino a abolir la ley ni los escritos de los profetas. Él vino a elevarlos y a revelar la intención original de Dios al dárnoslos. La vida, muerte y resurrección de Jesús fueron cumplimientos de la ley de Dios. Él la vivió, la interpretó correctamente, y cumplió algunas de sus predic­ciones. Recuerda que cuando la Biblia se refiere a ley, no se refiere solo a los Diez Mandamientos, sino también a otras enseñanzas e instrucciones. Jesús les dijo claramente a sus discípulos que demostrarían su amor por él guardando los mandamientos. En la ley 2.0, es donde Jesús presenta la ley y el amor de Dios, no como polos opuestos, sin relación; sino como uno produciendo al otro. El amor a Dios se expresa guardando la ley de Dios. Quien ama a Dios vive su ley. La ley 2.0 se fortalece por fe (Rom. 3:31) Existe una tentación a creer que el énfasis de Jesús en la fe (confianza en Dios) disminuye la importancia de la ley. Pablo pregunta: "¿Quiere decir que anulamos la ley con la fe? ¡De ninguna manera! Más bien, con­firmamos la ley" (Rom. 3:31). Cuando la fe es central en la vida cristiana, ¿disminuye la ley? ¡Pablo dice enfáticamente que no! La fe fortalece la observancia de ley, porque cuando tenemos fe en Dios estamos dispuestos a hacer lo que él ordena. Es así que nuestra inclinación es a seguir la ley, porque confiamos en Dios. La ley 2.0 nos obliga a hacernos preguntas de reflexión sobre la ver­dadera naturaleza de nuestra relación con otros. Jesús abre nuestros ojos a una altura vertiginosa de santidad que solo es alcanzable a través de su Espíritu. Biblia en mano .................... ............... ................................... I ¿Qué contraste presentó Jesús para cada aspecto de la Ley mencionado en el Sermón del Monte? ¿A qué autoridad apeló en todos los casos? Mat. 5:21-44. ! Considera la actitu d de los escribas y fariseos, ta l como está descripta en Mateo 23:3 al 5 y 23 al 28. ¿De qué manera podemos obedecer los Mandamientos de Dios de to d o corazón, sin caer en una hipocresía y un legalismo similares? ¿Qué papel importantísimo juega la correcta comprensión de la gracia, para evitar que caigamos en el legalismo? 70 / Lección para jóvenes
  4. 4. ESPEJOS EN LA PARED DE DIOS Costumbres y prácticas, reglas y regulaciones, estatutos y ordenanzas, y legislaciones primarias y secundarias: todos estos suelen ser indicadores Septiembre de cómo está gobernado un país. La pregunta es: ¿cuál es el propósito principal de la ley? Es "aquello que se estipula, ordena, o establece [...]. La ley, en su sentido genérico, es un conjunto de reglas de acción o conducta prescriptas por una autoridad controladora, con poder vinculante [...]. Aquello que debe ser obedecido y cumplido por los ciudadanos sujetos a sanciones o consecuencias legales [...]. La ley es una expresión solemne de la voluntad del poder supremo del Estado".’ Entonces, ¿cómo se expresa la voluntad del Poder Supremo del uni­verso? "La voluntad de Dios se expresa en los preceptos de su sagrada ley, y los principios de esta ley son los principios del cielo" (LO 350). "Los principios de los Diez Mandamientos existían antes de la caída y eran de tal naturaleza que se adecuaban a las condiciones de los seres santos" (HR 148). "Aun los ángeles eran gobernados por ella" (MS 1:257). De hecho, "Adán y Eva, cuando fueron creados, tenían un conocimiento de la ley de Dios. Estaba impresa en el corazón de ellos" (HHD 40). Pero cuando el pecado entró en este mundo, la representación humana de la ley de Dios se torció instantáneamente, y la gente se dedicó a "jugar" con el espejo para que se adecuara a ella. Era como si estuvieran en un carnaval, mirándose en los "espejos divertidos", viéndose distorsiona­dos a sí mismos y a la ley de Dios, sin nunca lograr una representación verdadera. Pero cuando Jesús llegó a la escena, Felipe exclamó: "Hemos encontrado a Jesús de Nazaret, el hijo de José, aquel de quien escribió Moisés en la ley, y de quien escribieron los profetas" (Juan 1:45). "Jesús vivió la ley a la vista del cielo, de los mundos no caídos y de los hombres pecadores" (DTG 433). Jesús cumplió la ley al expresar día a día la voluntad del Padre, a través de sus palabras y acciones. "La ley de Dios no es nada nuevo. No es santidad creada, sino santidad dada a conocer" (HHD 40). Biblia en mano ..... .... ............................................ y ¿De qué manera amplió Jesús el significado de la Ley, en Mateo 5:27 y 28? ¿Qué dijo en los versículos 29 y 30? ¿Cómo entendemos estas palabras? ! ¿Qué le preguntaron los fariseos a Jesús en Mateo 19:3, y por qué se trataba de una pregunta tramposa? Ver el versículo 7. ¿Cuál fue la respuesta de Jesús? Mat. 19:4-9; compara con Mat. 5:31, 32. j ¿Cuán seriamente tomamos lo que Cristo quiso decir, a través de su advertencia de quitarse un ojo o cortarse la mano? ¿Podría haber una advertencia más fuer­te que esta, respecto del impacto que el pecado puede tener en nuestro destino eterno? Si esta advertencia te asusta, es mejor. ¡Debería hacerlo! 1 "The Purpose of Law", consultado el 23 de noviembre de 2013 en http://www.famguardian.org/Subjects/LawAndGovt/Articles/PurposeOfLaw.htm MARTES 02 Lección para jóvenes / 71
  5. 5. m ié r c o l e s d e c i r y h a c e r J f Una antigua expresión dice: "Haz lo que digo, pero no lo que hago". Septiembre De hecho, solo una persona logró hacer todo lo que decía: Jesús. La Biblia 8b nos muestra cómo "habló" y "puso en práctica" la ley de Dios. ¿Cómo podemos lograrlo nosotros? A continuación hay algunas ¡deas: Obedecerá Dios. Jesús oró: "Padre, si quieres, no me hagas beber este trago amargo; pero no se cumpla mi voluntad, sino la tuya" (Luc. 22:42). Pablo escribió sobre Cristo que "al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!" (Fil. 2:8). Hacer lo que Dios quiere en lugar de lo que nosotros queremos es "poner en práctica" la obediencia. Tratara otros como quieres que te traten. La vida de Jesús fue un cum­plimiento de la ley y los profetas (Mat. 5:17). Él hizo todo lo que decían la ley y los profetas. Es por eso que pudo decirle a la gente (y a nosotros) en el Sermón del Monte que "en todo traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes. De hecho, esto es la ley y los pro­fetas" (Mat. 7:12). Entonces, "poner en práctica" la obediencia es hacer por otros lo que nos gustaría que hagan por nosotros. Es así que Pedro resume a Jesús como quien "anduvo haciendo el bien" (Hech. 10:38). Recibir el poder para obedecer. "Dios estaba con [Jesús]" (Hech. 10:38). Este texto nos da una pista sobre de dónde recibía Jesús el poder para obedecer. En Juan 14:10, explica que es el Padre, habitando en él, quien hace el trabajo. Nosotros recibimos el poder para obedecer de la misma manera. Si tan solo se lo pedimos, Jesús y el Padre estarán con nosotros a través del Espíritu Santo (Mat. 28:20; Juan 14:16-18, 23). Habitarán en nosotros para producir "tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad" (Fil. 2:13). Depende de nosotros el permitirles hacerlo. Al habitar en él, no solo "hablaremos", sino también "haremos", así como él hizo (1 Juan 2:6). A Biblia en mano ! Lee Marcos 7:9 al 13. ¿De qué maneras la tradición de los fariseos era una forma sutil de violar el quinto mandamiento? Considera la Importancia de presentar ofrendas a Dios (Éxo. 23:15; 34:20), y la santidad de un voto hecho al Señor (Deut. 23:21-23). I ¿De qué forma podrías tú también estar buscando pequeños resquicios legales, a fin de evitar cumplir con lo que, claramente, es tu deber? 72 / Lección para jóvenes
  6. 6. VIVIR, MEDITAR Y TRANSFORMAR La ley de Dios nos da un entendimiento mayor sobre ei Dador de la m ley: sobre su carácter y su percepción de nosotros como cumplidores de Septiembre la ley. Este entendimiento nos muestra cómo vivir nuestras vidas en la tierra, y cómo prepararnos para el cielo. Dios nos ama mucho más de lo que nos podemos imaginar, y su amor es incondicional. Él no espera que simplemente reaccionemos, que obe-dezcamos su ley como robots, por deber u obligación. Él quiere que tengamos un nuevo corazón y una nueva mentalidad para recordar que somos ciudadanos temporarios en la tierra, y ciudadanos eternos del cielo. Desarrollar un nuevo corazón y una nueva mentalidad toma tiempo, y probablemente no nos haga populares. Sin embargo, meditar en la vida terrenal de Jesús pone todo en perspectiva. Jesús vivió la ley; nos dio el ejemplo perfecto de cómo vivirla, cómo tratar a otros, y cómo amarlo tan incondicionalmente como podamos. Lo grandioso de Jesús es que él sabe que tendremos luchas, así que nos mostró cómo librarlas. Nuestro deseo debe ser fidelidad, aún hasta la muerte. Este es otro ejemplo que Jesús nos dio (Fil. 2:8). Al desarrollar una relación con Jesús, comenzaremos a entender el carácter de Dios. Los Diez Mandamientos nos muestran cómo reflejar su carácter en nuestras vidas. Cuando nos enfocamos en él y examinamos la vida de Jesús en esta tierra, somos desafiados a realizar cambios y a hacer lo que él pide. Jesús murió por nosotros para que tuviéramos vida eterna. Nunca fue el plan de Dios que viviéramos en un mundo como este. Él dio a su Hijo, y su Hijo dio su vida para que pudiéramos vivir en una tierra renovada. "Dichosos los que lavan sus ropas para tener derecho al árbol de la vida y para poder entrar por las puertas de la ciudad" (Apoc. 22:14). Podemos encontrar los mandamientos de Dios al principio y al final de la Biblia, sin perderlos de vista en ningún punto en el medio. Él realmente quiere que seamos fieles a él, así como él es fiel a nosotros. Los Diez Mandamientos demuestran que todos hemos pecado y que necesitamos la gracia y la misericordia de Dios. Señalan el plan de salvación de Dios y su deseo de que todos seamos salvos. implica guardarla podemos derivar de este Incidente? A Biblia en mano I Lee Mateo 19:16 al 22. ¿Qué verdades importantes acerca de la Ley y de lo que Lección para jóvenes / 73
  7. 7. VIERNES RECUERDA Adán y Eva no necesitaban un detalle de la ley de Dios, porque apren- Septiembre dieron cómo vivir experimentando el carácter de Dios al caminar con él. Desafortunadamente, el deseo de más conocimiento los llevó a su O caída. Al multiplicarse el pecado, Dios vio la necesidad de presentarle a su pueblo piedras con su ley grabada por su mano. Seguir esa ley les ayudaría a estar protegidos del mal, y los acercaría a él. Esforzarnos por cumplir la ley de Dios de manera perfecta no puede salvarnos, pero su ley revela su amante voluntad para nuestras vidas. CONSIDERA » En una cartulina, dibuja cómo imaginas que eran las piedras con los Diez Mandamientos de Dios. » Evalúa tu conocimiento del orden de los Diez Mandamientos. Imprime sobre cartulina los Diez Mandamientos, recorta cada uno por separado y luego intenta ponerlos en el orden correcto. » Crea un video que ilustre la importancia de los Diez Mandamientos y de la Biblia completa. » Categoriza los Diez Mandamientos utilizando diferentes criterios. Com­para y contrasta cada categoría. » Parafrasea los Diez Mandamientos de manera que sean aún más sig­nificativos para ti. >> Crea un juego de mesa o escribe una canción que les ayude a los niños a aprender los Diez Mandamientos. AMPLÍA Elena de White, Patriarcas y profetas, cap. 27 y 29. Dwight K. Nelson, El undécimo mandamiento. Colaboraron esta semana: Raphael Chisholm, Leeds, Reino Unido; Paul Munroe, Wolverhampton, Reino Unido; Steve Murphy, Maryland, EE.UU.; Joseph Higgins, Wolverhampton, Reino Unido; Adam Hazel, Wolverhampton, Reino Unido; Donna Palmer, Wolverhampton, Reino Unido; Debbie Battin Sasser, Friendswood, Texas, EE.UU. 74 / Lección para jóvenes

×