Proyecto el chocolate

1.615 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.615
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
9
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Proyecto el chocolate

  1. 1. El chocolate: un proyecto de investigación muy dulce XXXXXXXXXXX Un grupo estudia su composición, otro investiga su origen, otro averigua en qué países se cultiva, y así sucesivamente, para saberlo todo del chocolate. Una exposición, un debate, una degustación o la resolución de problemas son algunos de los momentos que permiten transmitir a los demás lo que van aprendiendo con este proyecto de investigación que nace con la intención de repasar contenidos de Lengua y Matemáticas. Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx M.ª DEL SAGRARIO GARCÍA GARCÍA Maestra y tutora de Educación Infantil y Primaria en el CEIP Pedro Melendo García, de Olías del Rey (Toledo). Especialista en Alimentación y Nutrición Infantil y Juvenil por la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM). Su trabajo “Chuches y vitaminas” fue premiado en el VIII Certamen de Materiales Curriculares de Castilla-La Mancha. Correo-e: sagrario_garcia@telefonica.net T ermina el trimestre y las profesoras de quinto curso del CEIP Pedro Melendo García, de Olías del Rey, pensamos en la necesidad de repasar los contenidos más importantes o los que más ha costado aprender a partir de un tema que sirva de eje globalizador. Decidimos implicar al alumnado en la elección y les propo- 34 CUADERNOS DE PEDAGOGÍA. Nº 386 ENERO 2009 } Nº IDENTIFICADOR: 386.009 nemos votar qué les resultaría más atractivo investigar en este final de curso. “¿Vale cualquier cosa?”, pregunta Sergio. La curiosidad flota en el ambiente. Hoy no hacemos la votación, pero el hecho de poder decidir su tema de trabajo despierta el interés desde el principio y se van pensativos. “Hay que elegir bien”, dicen.
  2. 2. experiencias Unos días después llega el momento de elegir. La alumna responsable de ese día escribe en la pizarra todos los temas sugeridos (uno por persona, incluida la profesora, a petición de uno de los chavales). Entre los más aplaudidos, algún programa de televisión. Votamos y hacemos el recuento: en quinto B gana el chocolate. Palmadas, brazos en alto de muchos y decepción de otros, que enseguida caen en la cuenta de que a lo mejor no está tan mal… Nuestro colegio es de línea dos. Las clases de quinto tienen diecisiete alumnos cada una, con un nivel heterogéneo, algunos con necesidades específicas de apoyo educativo o necesidades de compensación educativa e inmigrantes. Además, durante el curso recibimos nuevos alumnos, pues la zona está en continuo aumento demográfico. Los dos que llegan en mayo dicen estar encantados con la propuesta de trabajo elegida. Han tenido un dulce recibimiento que contribuye más a su integración. Qué queremos saber Una semana antes de entrar de lleno en la investigación, les planteo una cuestión para facilitar que la programación y la evaluación del proceso partan de lo que el grupo sabe –aprendizaje significativo–: ¿qué sabemos del chocolate? “Es mi merienda preferida”; “Está riquísimo”; “Es de origen vegetal”, dice alguno esforzándose algo más; “Engorda”; “A mi tía le encanta porque también sirve para hacer dietas”; “Es muy dulce y aporta muchas calorías”. Son sus respuestas, que ponen de manifiesto algunas contradicciones sobre las que podemos investigar. Continuando en esta primera fase del proyecto formulo otra cuestión que nos ayuda a determinar objetivos y contenidos: ¿qué podríamos aprender sobre el chocolate? La delegada del día escribe en la pizarra las ideas sugeridas por sus compañeros. Les propongo que las ordenemos y van indicando qué punto sería el primero, cuál el segundo... ¡Ya tenemos el índice! Es nuestro punto de partida pero lo dejamos abierto, pues lo iremos rectificando cuando sea necesario a medida que avance nuestra investigación: -Origen del chocolate. ¿Cómo es la planta del cacao? -Significado de la palabra. -Historia del chocolate. primaria Una cata de chocolates Hemos comprado varias tabletas de chocolate y llega el momento de la degustación. Como ya lo hemos hecho con otros productos en clase, recordamos qué es degustar: apreciar el sabor. Éstas son las observaciones del alumnado: - Análisis visual: es marrón, brillante, bonito, sin burbujas. - Análisis táctil: es suave, durito, con relieve ancho, al partirlo no se astilla porque no está muy seco o elaborado hace mucho tiempo. - Análisis olfativo: huele bien, huele mucho a chocolate. Un alumno del grupo que investiga las propiedades del chocolate comenta que el olor del chocolate incrementa las ondas cerebrales theta, lo cual nos relaja. - Análisis auditivo: al partirlo chasca, lo cual es señal, según otra alumna, de que la temperatura no es muy alta en la clase, pues lo hemos tenido a temperatura ambiente y no se ha derretido. También indica que no ha caducado, pues sería mucho más duro. - Análisis gustativo (no se trata de engullir sino de extraer los sabores): algunos perciben gusto a vainilla, otros aprecian las trazas de frutos secos de las que informa el etiquetado y otros no identifican ninguno de estos sabores, pero sí el dulzor. A todos nos gusta. -Países en que se cultiva. -Propiedades nutricionales y composición. -Ventajas e inconvenientes. -Conclusiones. -Recetas con chocolate. A partir de estas premisas, concretamos los objetivos de la investigación. Aparte de repasar algunos contenidos importantes de Lengua y Matemáticas, el proyecto sobre el chocolate pretende desarrollar hábitos alimentarios más saludables y actitudes críticas, motivar al alumnado mediante una metodología plenamente participativa, promover diferentes técnicas de investigación, y desarrollar capacidades y habilidades que hagan a nuestros alumnos y alumnas más competentes en sus actuaciones y en la resolución de problemas. Cacao, azúcar y aditivos La fase de desarrollo empieza con la búsqueda de información. La clase está dividida en cuatro grupos y repartimos las tareas. Pregunto quiénes quieren investigar los dos primeros puntos del índice (origen del chocolate y significado de la palabra), y los que se ofrecen voluntarios lo anotan en sus agendas. Así se van repartiendo los demás puntos de la investigación, de forma que cada grupo es responsable de una parte del tema que estudiaremos todos. Cada alumno busca información de forma individual. Pueden consultar Internet durante la hora asignada a nuestra clase en la sala de informática, y no pierden el tiempo. Tienen que seleccionar y destacar lo importante. En las clases de Conocimiento del Medio muestran al resto de los componentes de su grupo la información que han recabado. En esta puesta en común, leen en voz alta la información que han encontrado, comentan y debaten qué es lo más importante y luego lo subrayan, buscan mi ayuda si la precisan para utilizar técnicas de registro, interactúan con los compañeros desarrollando habilidades sociales, y elaboran un texto que reúne la información seleccionada y que me encargo de fotocopiar para que pueda utilizarlo todo el alumnado. El grupo responsable de averiguar la composición del chocolate hace la exposición de contenidos a sus compañeros. Hay preguntas. Hacemos un esquema resumen básico en la pizarra: el chocolate contiene grasa de cacao, pasta de cacao, azúcar y aditivos (trazas de frutos de avellanas, de almendras, de lecitina de soja que actúa como emulgente, vainilla, etc.). Leemos el etiquetado de los chocolates que hemos comprado para degustar a lo largo de la semana para ver la proporción de cacao: 15%, 30%, 40% y 70%. Ahora ya sabemos qué significa esto. Los chicos sacan conclusiones, se explican unos a otros lo que aporta un chocolate con más o con menos cacao: “El chocolate negro contiene más cacao y menos azúcar que el blanco, también tiene menos minerales”; “El chocolate con leche está enriquecido con el aporte de calcio de la leche”; { Nº 386 CUADERNOS DE PEDAGOGÍA. 35
  3. 3. “Cuanto más alta es la proporción de cacao, más puro es el chocolate”. La lectura de las etiquetas también nos permite saber cuáles son los componentes que añade cada marca de chocolate para hacer más agradable su sabor y convencer para su consumo. Les sugiero que las peguen en un cartel para que puedan ser leídas por quien lo desee. Ya sabemos que el chocolate blanco lleva aditivos diferentes al negro que cambian su sabor, aunque ambos lleven pasta o manteca de cacao. Para desarrollar la atención y la percepción gustativa de los alumnos jugamos a diferenciar los conguitos blancos de los negros con los ojos vendados. También investigamos la época en que el cacao llegó a España, cuando los descubridores de América trajeron una bebida fuerte de sabor amargo que hacía sentir bienestar. Lo vamos averiguando a través de preguntas (¿qué transportes había?, por ejemplo) que responden en gran grupo después de haber leído información sobre el tema. Problemas matemáticos En la clase de Matemáticas el chocolate está presente a través de problemas que el alumnado debe resolver. La propuesta de actividades para esta área incluye contenidos de varios temas que pueden relacionarse fácilmente con el objeto de nuestra investigación: resolvemos situaciones de reparto de chocolate en partes iguales y representamos gráficamente estas fracciones, expresamos en una sola unidad todos los ingredientes de recetas que aparecen en diferentes unidades de capacidad o masa, relacionamos estas unidades para solucionar problemas e inventamos otros, hacemos cálculo mental, etc. Trabajan en grupos cooperativos, que son flexibles y variados en función de la actividad, y la corrección se hace en parejas o en grupos de cuatro con plantillas. La resolución en la pizarra de alguno de los problemas me permite valorar el grado de consecución de los objetivos. La valoración es para el grupo entero, por lo que se esfuerzan al darse las explicaciones unos a otros, y yo estoy para facilitar estrategias si lo precisan. Aparte de estas actividades, realizamos otras para el resto de las áreas: jugamos con el vocabulario nuevo que aparece durante la investigación haciendo com36 CUADERNOS DE PEDAGOGÍA. Nº 386 } posición de frases, cuentos, dictados, etc., desarrollando tanto la expresión oral como la escrita; deducimos partes que faltan en algunas recetas leyendo las aportadas por los alumnos; recordamos las reglas ortográficas y de acentuación que siguen las palabras básicas del tema, etc. Además, los grupos exponen la parte del tema que les corresponde y analizan mensajes publicitarios sobre el chocolate. En la fase de síntesis organizamos un debate en torno a dos preguntas: ¿debemos tomar chocolate?, ¿por qué nos gusta? Lo inicia el delegado del día, que se muestra a favor de la ingesta de chocolate. El alumnado ya conoce tanto las ventajas como los inconvenientes de comer chocolate, pero muy pocos expresan la opinión contraria y tengo que pedir a algunos voluntarios que defiendan esta postura. Llegamos a varias conclusiones, como que debemos compensar la ingesta de chocolate realizando ejercicio o practicando algún deporte, porque es un alimento muy energético. También convenimos que es un alimento saludable, siempre que no se tome antes de las comidas, porque quita el apetito, y que contiene azúcar, por lo que debemos cuidar la higiene dental. Tampoco es bueno abusar del chocolate: si todos los días lo comemos para merendar no ingerimos otros alimentos necesarios en nuestra dieta, que debe ser equilibrada y variada. Y ¿por qué nos gusta tanto? Llegamos a la conclusión de que el chocolate no sólo nos gusta por su sabor, sino también por la sensación de bienestar y placer que produce el cacao, ya que estimula la hormona de la serotonina. En esta fase de síntesis el alumnado realiza un control escrito que ellos mismos corrigen (coevaluación), en el que todos obtienen buenos resultados. También contestan una encuesta para evaluar factores como la metodología, la utilidad, etc. del proyecto. Las respuestas y comentarios reflejan su plena satisfacción: “Me gustó mucho porque aprendí muchas cosas y porque estaba riquísimo”; “El chocolate amargo no me ha gustado pero ha sido muy divertido, he aprendido mucho y he cogido mucho cariño a la profe, Sagrario”. La metodología sí importa Actividades como la votación, la lluvia de ideas, la degustación, la discriminación de sabores y los debates son completamente integradoras y favorecen la implicación y participación activa del alumnado. Aunque es preciso hacer adaptación curricular en las tareas correspondientes a las áreas instrumentales para los alumnos que lo requieren, estas técnicas favorecen claramente la inclusión de la diversidad. Resulta muy positivo y enriquecedor desarrollar técnicas cooperativas y actividades en grupo en las que la satisfacción personal es consecuencia no únicamente del éxito individual sino del progreso y disfrute colectivos. La motivación que produce esta línea metodológica facilita la consecución de objetivos y el desarrollo de competencias básicas, al tiempo que desarrolla actitudes democráticas, ya que distribuir el poder entre todos los alumnos a través de votaciones y decisiones consensuadas. Además, la metodología activa y de investigación contribuye tanto a la desmitificación del chocolate y al esclarecimiento de dudas manifestadas por los chicos en el punto de partida, como al desarrollo de importantes procesos de aprendizaje. para saber más Del Pozo Rosselló, Montserrat; Horch, Monika (2008): “Estructuras de aprendizaje cooperativo”, en Cuadernos de Pedagogía, n.º 376 (febrero), pp. 69-71. Fuentes Pérez, Patricio y otros (2000): Técnicas de trabajo en grupo. Madrid: Ediciones Pirámide. Trianes, María Victoria; Gallardo, José Antonio (coords.) (2005): Psicología de la educación y del desarrollo en contextos escolares. Madrid: Ediciones Pirámide. Decreto del currículo de Educación Infantil y Educción Primaria en Castilla-La Mancha.

×