Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
Torremolinos información                                                                                     DEL 13 AL 19 ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Simón Cano Le Tiec publica en Torremolinos Información

231 visualizaciones

Publicado el

Simón Cano Le Tiec publica su tercer artículo

  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Simón Cano Le Tiec publica en Torremolinos Información

  1. 1. Torremolinos información DEL 13 AL 19 DE AGOSTO DE 2011 Cultura 11 Tribunas—TORREMOLINOS ONÍRICO— La oscuridad de la desesperaciónLA MENTE no siempre es objeto de si misma; en algunas ocasiones, nuestros recuerdos ejercen un gran pesosobre ella. Simón Cano Le Tiec intenta plasmar sobre Torremolinos lo que el subconsciente es capaz de generar,pues en esta ciudad, abundan los recuerdos y las muestras del pasado que permiten formar esas ideas. INFORMACIÓNSIMÓN CANOLE TIECTORREMOLINOSE l engaño más propicio a convertirse en realidad, es aquel que nos hacemoscuando nuestra mente está su-mida bajo la oscura mirada delcaos moral. Solemos evadirnos delos alegres pensamientos, y nosconcentramos en la fría mano quenos señala, la nuestra. Caemos ysin embargo no nos damos cuen-ta de que lo hacemos, hasta que laprofundidad del abismo es de-masiado extensa, y nuestra men-te queda inmersa bajo un velo detemor, de tristeza, y de incluso ungrave auto-rechazo. La tensión es obvia, y comen-zamos a recorrer las cálidas are-nas de la playa, mientras intenta-mos mirar lo más posible, al Sol,pensando que de alguna maneranos ayudará a evadirnos de nues-tros sentimientos. Es entoncescuando vemos a un hombre, sen-tado bajo nuestra visión, en parteincapacitada por el leve acento delos rayos solares. Muestra una mi-rada firme, segura, pero a su vez,refleja la culpabilidad y el error, ola pena y la tristeza. Estimulaba lamente mientras giraba las mani- “Si se estaba culpando por algo, seguramente fue por lo de la Guerra de los Mundos, pero encontró algo bajo lo que esconder esos pensamientos.”llas de su reloj. Aquella imagen no conseguía “La tensión es obvia, y tras me daba las gracias. Por muy que cambia el rumbo de esos sen- tal... Aquel hombre... era Orsonevitar hacernos continuar con agradecido que esté, tenemos ga- timientos. Generalmente, no to- Welles. Si se estaba culpando pornuestra exasperante reflexión mo- comenzamos a recorrer nas de huir de ese momento, y dos nos damos cuenta de su pre- algo, seguramente fue por lo deral. En ese caso, le damos la es- las cálidas arenas de la cuando nos alejamos un metro de sencia, pero siempre hay alguna la Guerra de los Mundos, pero en-palda a aquel hombre, así como a playa, mientras él, nos comienza a dirigir la pala- forma de despertar nuestra mo- contró algo bajo lo que esconderla incansable esfera que se cernía intentamos mirar lo más bra: Cuando nos sentimos solos ral, levantar nuestra mirada, y mi- esos pensamientos. Sólo se diosobre él, quien no le devolvía la en este mundo, es cuando de ver- rar fijamente a todo aquello que cuenta cuando elevó la mirada ha-mirada. posible, al Sol, pensando dad tenemos la imaginación su- en algún momento temimos a mi- cia la luz del Sol, y como bien dijo, Cuando estamos a punto de ol- que de alguna manera ficiente como para vivir ajenos a rar. Siempre encontraremos algo todo final es grandioso, exube-vidar esa deplorable escena, oí- nos ayudará a evadirnos los hechos que nos deberían afec- bajo lo que esconder nuestros te- rante... se dio cuenta de que el so-mos unos rápidos pasos, acompa- de nuestros tar, es cuando creemos que la vida mores, nuestras culpas y nuestras nido de las olas rompiendo con-ñados de algún reclamo, así que que se nos ha propuesto no es la penas, pero si no lo encontramos, tra sus oídos era aquella épica con-nos giramos, y vemos correr a ese sentimientos.” propiciada por nuestra persona, es porque no estamos preparados. clusión que Torremolinos le es-hombre, que se dirige hacia no- evidentemente, nos hace sentir en Yo he buscado solucionarlo de va- taba entregando.sotros. Antes de cesar el paso, nos una profunda soledad que en po- rias maneras, pero sólo lo haces Aunque no sepamos si de ver-pregunta si podríamos encenderle cos casos se da. Pero todos sabe- cuando sientes que debes. Yo no dad sentía aquello, sólo sabemosun cigarrillo. Actuamos con em- mos que un final es grandioso, exu- miraría hacia atrás, a menos que que de haber sido él, nosotros nospatía, y lo hacemos, aunque su berante de muchos sentimientos sea para emplear los recuerdos a habríamos perdonado, sólo si decomportamiento esté dando lu- y emociones, no es un reflejo de mi favor. Los que son más oscu- verdad se sentía culpable. A no-gar a muchas sospechas; un cam- la tristeza ni de las penas más pro- ros, no los olvido, porque forman sotros no nos podía evadir aquelbio tan repentino, una faz alegre, fundas. Créeme, hay sensaciones parte de un pasado, que forma respetable momento, en el quetotalmente contraria a la que vi- mucho mejores que perecer bajo parte de mi. observamos el ya cabizbajo Sol,sualizamos en él. Entonces, cuan- la atenta mirada del Sol, y caer Entonces reconocemos a aquel mientras nosotros nos alzamosdo el humo comienza a soplar muerto ante su magnificencia. Me hombre. La mirada segura, aleja- ante él, y vemos como Orson dejafuertemente contra mi, gracias a arrepiento de muchas cosas, pero da de si misma, como reflejo de la de figurar en nuestra emergentela potente y repentina brisa, mien- siempre hay un punto de inflexión firmeza moral, la agudeza men- ilusión.

×