Planificacion alta de dolors colom

2.424 visualizaciones

Publicado el

planificación al alta

Publicado en: Salud y medicina
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Planificacion alta de dolors colom

  1. 1. > artículos científicos La planificación del alta hospitalaria: el primer eslabon en la continuidad asistencial La planificación del alta hospitalaria: reuniones. Un gesto de proximidad que agradecí. Su Descripción del problema madurez y porte, su seguridad en los movimientos, el primer eslabón en la continuidad asistencial su forma de hablar, contrastaban con mi juventud Cuando el facultativo comunica el alta médica a que en ningún caso parecía ser un obstáculo para la persona y su familia, éstos manifiestan una serie Dolors Colom ella. Señalo este punto porque con el paso de los de dificultades que, casi siempre, obligan a su anula- Trabajadora Social Sanitaria. ISSIS (Institut de Serveis Sanitaris i Socials) Revista Agathos, Atención Sociosanitaria y Bienestar años he valorado singularmente ese trato. Un apun- ción y retraso. Entonces ya fuera de tiempo se pide te, fue la Sra. Butcher quien atendió a la primera interconsulta al servicio de trabajo social del hospi- A modo de introducción: el encuentro con -Cerca de doscientos. −añadió. dama de los Estados Unidos Nancy Reagan cuando tal. El principal desajuste se da porque dicho servicio el programa de planificación del alta atentaron contra el Presidente. empieza a tratar las dificultades sociales cuando la - ¿Doscientos? ¿Dos. Cero. Cero? −Repetí descon- persona médicamente ya no requiere hospitaliza- El descubrimiento del programa de planificación del fiando de lo que escuchaba. Mi primera pregunta volvió a ser sobre el núme- ción. Por lo general se trata de problemas sociales alta se dio dentro de una anécdota cuyos detalles ro de trabajadores sociales del hospital. Se repitió la previsibles y detectables en el momento crítico que con el tiempo han ganado valor. Fue en 1985. En el - Sí, doscientos -contestó ella y repitió-: Dos. Cero. cifra. Y la segunda fue acerca del trabajo que realiza- es el ingreso. contexto de un viaje privado a Washington a la sali- Cero. ban. da del metro me di de bruces con el George Un problema de alta es la manifestación de un Washington Medical Center1. El hospital era un edifi- Es fácil imaginar la impresión al confirmar la Ella explicó: Cada equipo clínico tiene adscrito un conjunto de situaciones adversas, algunas de ellas cio magnánimo y colosal. Elegante. La curiosidad cifra. ¿Doscientos trabajadores sociales sanitarios en trabajador social. Al día siguiente de ingresar se hace anteriores al ingreso pero avivadas por éste. Otras por visitarlo y conocer el servicio de trabajo social un hospital? Asumiendo la supuesta desmesura del un estudio social de todos los enfermos. El estudio surgidas a raíz de la enfermedad. Unas y otras con- sanitario me invadió2. Ya en su interior, en el mostra- servicio, pregunté por la directora. social es paralelo al estudio médico. De media cada vergen y laten durante la estancia hospitalaria y dor de información se produjo el siguiente diálogo: equipo tiene asignadas de veinte a veinticinco emergen cuando ésta se da por finalizada. La noticia A partir de aquí todo fue rápido. La administrati- camas. En el estudio social se valoraran los recursos del alta hospitalaria no siempre es una buena noti- - Buenas tardes. Estoy temporalmente de visita en va tomó mi nombre y teléfono de contacto. Se com- propios de la persona pensando ya en el día del alta cia. su ciudad. Vengo de Barcelona, España, Europa. prometió a gestionar la cita. Su amabilidad e iniciati- hospitalaria. Este es el programa que denominamos −Sonrisas por parte de la administrativa−. Soy va, si bien era de agradecer, no disolvieron mi des- Discharge Planning (Planificación del Alta)3,4. ¿Cómo se manifiesta el problema del alta? trabajadora social sanitaria y me gustaría poder confianza. En España había tratado de visitar algún mantener una entrevista con el trabajador social trabajador social de hospital. A priori el calvario esta- No es ésta la única función de los trabajadores La primera parte del problema se manifiesta de este hospital. ba asegurado y muchas veces sin lograr la cita. sociales, pero sí la más importante para el hospital. cuando la persona y/o su familia arguyen una serie de dificultades, por lo general, tangibles, que les - Bienvenida. −Contestó la administrativa en un tono Por tanto, a priori, aquella parecía una manera El encuentro azaroso con la Sra. Butcher alumbró impiden regresar a casa. En este momento se inicia acogedor−. ¿Con cual de ellos desearía hablar? más educada de resolver la cuestión. Decir: ya le lla- mi futura carrera profesional y si bien no he mante- la operativa de intervención del trabajador social maremos. Sabiendo que nunca iba a suceder. Sin nido contacto posterior con ella, mi agradecimiento sanitario articulando un sistema de apoyo formal y/o - ¿Con cuál? -repetí algo sorprendida. Mi idea era embargo, las coordenadas que daba la actitud de la sigue intacto. informal que garantice la continuidad asistencial que igual que ocurría en España en un hospital administrativa, sus preguntas, sus anotaciones, después de la hospitalización. Cabe acentuar que sólo podía haber uno, máximo dos trabajadores hacía creíbles sus palabras. Y confié. A la mañana Después vino un tiempo de formación intensa toda esta gestión ocurre cuando la persona, ya no sociales. siguiente se producía la llamada. Tenía cita con la con numerosas estancias en Nueva York. La primera tiene razones médicas para seguir hospitalizada. Así directora del servicio de trabajo social del hospital, la en el Bellevue Hospital desde donde pude gestionar el tiempo consumido se añade ineluctablemente al - Sí. ¿Con cuál? −Añadió ella algo mediatizada por Sra. Sandra Butcher para las 16:00 p.m. del día las siguientes en el el Mount Sinai Medical Center. tiempo de estancia. mi expresión. siguiente. Todo se había resuelto en menos de 48 Allí la Dra. Susan Blumenfield directora del departa- horas. mento del servicio social, la Dra. Judith Freidenberg La segunda parte del problema, que lo magnifi- - ¿Hay muchos? −atiné a decir. antropóloga del departamento de Medicina ca, es la ineficiencia actual de los servicios sociales La emoción me embargaba tanto como el des- Comunitaria, y el Dr. Rolando Merino director de la que difícilmente pueden responder en tiempo real a concierto. división internacional del departamento de los apoyos que la persona hospitalizada en cuestión Medicina Comunitaria y otros muchos fueron cicero- necesita cuando regresa a su casa. Por ejemplo en Correspondencia Avenida Diagonal 400 - 08037 Barcelona La Sra. Butcher me recibió en su amplio despa- nes durante casi diez años. Con ellos el contacto algunas ciudades, la primera visita de los servicios : dolorscolom@revista-agathos.com cho ofreciéndome asiento en la mesa redonda de sigue siendo habitual. sociales para optar a atención domiciliaria puede26 Sedisa Sedisa 27
  2. 2. La planificación del alta hospitalaria: el primer eslabon en la continuidad asistencial La planificación del alta hospitalaria: el primer eslabon en la continuidad asistencial tener un tiempo de espera de semanas, incluso hospital de agudos que aplicaba el programa de pla- lidarlos en cada hospital pues su precisión depende- cepto de servicio conduce a prevenir, a resolver meses. Se habla de la visita no de la aprobación de la nificación del alta de manera sistemática con un rá de la demografía y epidemiología. Los indicadores antes de que se dé lo previsible. prestación que sin duda lleva más tiempo. Está claro gran peso de responsabilidad del servicio de trabajo más habituales son: que el sistema de servicios sociales, hoy por hoy, social. No se trata de querer o no querer. Se trata la La importancia del sistema de información con sobre el terreno y lejos del papel, no tiene operativi- utilización adecuada del recurso hospital. Se cita • Tener más de 75 años. datos sociales asociados a los procesos sanitarios dad para atender a las personas que provienen del este caso por-que es ilustrativo ya que está en la • Tener más de 70 años, vivir solo o con pareja de permite que a medio plazo, su explotación estadísti- sistema sanitario y más concretamente del hospital mano del médico el dar o no el alta. Con su ánimo edad similar. ca se convierta en una potente herramienta de pla- de agudos. Esta es una realidad empírica y para nada este médico enmarañaba la realidad de los resulta- • Tener más de 70 años y padecer una enfermedad nificación y de gestión basada en la realidad sanita- narrativa. Es fácilmente observable en la rutina diaria dos del programa. De ahí que el servicio de trabajo crónica. ria y la social del área de influencia del hospital. Si se de los servicios de trabajo social sanitario de los cen- social ampliara su sistema de información para iden- • Tener más 70 años y haber ingresado anterior- dispone de información real se evitarán las extrapo- tros hospitalarios. Un apunte: la ley de Dependencia tificar las personas ingresadas por problema social y mente. laciones que casi siempre son sesgos de la realidad. no contempla la atención a las personas altamente aquellas que a pesar de tener una estancia larga, no. • Tener más de 70 años e ingresar por caída o frac- dependientes, la mayoría de las cuales están en los En ningún caso se trataba de entrar en valoraciones tura. El riesgo no es sinónimo de problema. La OMS, hospitales5. Por tanto, sin ser agoreros o cambia ni prejuicios sobre la gestión médica, sólo de deter- • Ingresar como consecuencia de un accidente en su informe anual sobre la salud en el mundo mucho el panorama o simplemente el futuro que se minar la responsabilidad del servicio de trabajo vascular cerebral. 2002, lo definió como: “La probabilidad de un resulta- dibuja, siempre situados en el hospital de agudos, ni social o no en el alargamiento de la estancia hospi- • Padecer una enfermedad terminal. do adverso, o un factor que aumenta esa probabilidad. le quita ni le pone nada al presente. Esta falta de res- talaria. Por ello no se deben confundir los problemas • Padecer una enfermedad mental. Para proteger a la población −y ayudarla a protegerse puesta eficaz, en tiempo real, hace que se deba reco- de alta con las estancias inadecuadas, aunque haya • Padecer alguna toxicomanía. a sí misma− los gobiernos necesitan poder evaluar los rrer, en gran medida, a la oferta privada, castigando puntos de encuentro y lugares comunes. Si bien los • Padecer politraumatismos. riesgos y elegir las intervenciones más costo eficaces y en muchos la ya precaria economía familiar. problemas de alta pueden desencadenar en estan- • Indicios de malos tratos. asequibles para evitar que se produzcan esos riesgos”8. cias inadecuadas, muchas estancias inadecuadas tie- Así, ante el riesgo, cabe descartar el problema. El La tercera parte del problema es el desconoci- nen su causa en otras variables. Otra diferenciación La mecánica es sencilla. Todas personas ingresa- screening social es la herramienta. Si se determina la miento de su magnitud real. La mayoría de los servi- es la de ingreso inadecuado y estancia inadecuada. das que presentan algunos de los indicadores existencia de problemas sociales de alta, cabe cios de trabajo social de los hospitales de agudos Si bien el “Appropriateness Evaluation Protocol” 6(AEP) expuestos pasan un screening del servicio de traba- empezar a trabajar sobre ellos cuanto antes a partir pueden hablar de ello, pero no disponen de datos nos da la información de las causas no actúa sobre jo social para establecer un prediagnóstico. El objeti- del método de trabajo social9,10. acerca del alcance cuantitativo de dicha falta de res- ellas y esta dimensión de la acción es la que cabe vo del screening es identificar las personas poten- puesta de parte de los servicios sociales. Tampoco se atajar. El programa de planificación del alta actúa cialmente tributarias de precisar apoyos post alta, Argumentar que los problemas sociales genera- sabe, en términos globales y estadísticos cómo se ha sobre las causas modificándolas en la medida de lo sociales y sanitarios (basados en el pronóstico). dos a raíz de la enfermedad no son resolubles desde solucionado finalmente el problema de alta. Se tiene posible a partir de un plan de trabajo interdisciplinar el hospital es un reduccionismo impropio de la sani- información de cada caso pero de la globalidad. Esta en el que el trabajo social sanitario desempeña un dad del siglo XXI que por otro lado no duda en atri- falta de información impide proponer nuevas fór- papel estratégico clave y no, como se podría llamar, La solución pasa por modernizar el servicio de buirse públicamente el calificativo de atención inte- mulas, no sólo dentro de los hospitales, sino tam- ordinario. trabajo social, su sistema de información integrán- gral. No se puede convertir a la persona en una pato- bién en su entorno de los servicios comunitarios. dolo al del hospital, pero sobre todo por moderni- logía. No se la puede privar de la emoción, de los vín- ¿Cuál es la mejor solución? zar el modelo de intervención. Se trata de dejar de culos familiares, de la vitalidad que la llevará a mejo- Y existe una cuarta parte del problema que tiene intervenir exclusivamente a demanda, circuito rar, de sus propios recursos, etcétera11. que ver con el factor profesional y los objetivos par- Se contemplan dos dimensiones, la organización obsoleto y marginal, propio de modelos reactivos ticulares. La experiencia de más de veinte años apli- interna del hospital y la organización social y sanita- centrados en el problema y empezar a intervenir La planificación del alta hospitalaria es necesaria- cando e implementando el programa de planifica- ria externa de la comunidad. por criterios de riesgo, como propone el procedi- mente un procedimiento interdisciplinar en el que ción del alta pone de relieve que los problemas miento del programa de la planificación del alta, intervienen simultáneamente y como mínimo perso- sociales son un factor importante, pero existen otras Respecto a la organización interna: se trata de propio de modelos proactivos centrados en las per- nal médico, de enfermería y de trabajo social. En muchas variables negativas cuyas sinergias influyen desarrollar un screening social de aplicación siste- sonas. Si se sabe que hay características sociales muchos casos se cuenta con la figura del rehabilita- en la mala utilización del hospital. mática a la población que ingresa con criterios de que asociadas a las sanitarias dificultarán la aten- dor, del psicólogo, del terapeuta ocupacional. Dicho riesgo sociosanitario. Los criterios deben definirse ción posterior al alta y el mismo regreso a casa, es procedimiento se inicia en el momento de ingreso “Tú quieres el hospital vacío y yo lo quiero lleno” pero existen algunos que están aceptados por su efi- obligado, además de ético, adelantarse a ello sin con la alerta de todos los profesionales, cada uno, en me espetó hace años un médico internista de un cacia7. No obstante en un primer periodo cabe reva- necesidad de que la persona lo manifieste. El con- el desempeño de los roles que les son propios.28 Sedisa Sedisa 29
  3. 3. La planificación del alta hospitalaria: el primer eslabon en la continuidad asistencial La planificación del alta hospitalaria: el primer eslabon en la continuidad asistencial Una obviedad es que el programa de la planifica- ción inmediata a la enfermedad, el ingreso hospita- “La identificación prematura de los problemas sociales Donde las necesidades humanas de atención, chocan ción del alta por tratarse de un procedimiento, hasta lario encierra multitud de acciones complementa- es esencial, así, los enfermos y sus familias, al tener una o se unen con las posibilidades técnicas”20. ahora de aplicación voluntaria, requiere de la dispo- rias y circulantes al procedimiento de alta que garan- perspectiva real de la hospitalización, desde el princi- sición de todos los profesionales asumiéndolo como tizan que éste concluya con beneficios duraderos y pio pueden participar mejor en los planes de alta”14. “El equipo de planificación de altas, generalmente su metodología habitual de trabajo. Ya se ha visto estables para la persona. esta compuesto por el paciente y su familia, el médico, con el ejemplo del internista que no todos los profe- “La planificación del alta es donde los cuidados la enfermera encargada directamente de las atencio- sionales coinciden en esta necesidad de optimizar El punto fuerte de este conjunto de acciones es médicos están en interfase con la calidad de vida. Es nes al paciente, el trabajador social, y representantes los recursos y anteponen sus intereses particulares a facilitar el cumplimiento terapéutico post alta en el donde el cuidado humano necesita integrarse con las de todos los departamentos que van a facilitar los ser- toda iniciativa de mejora. El hospital de agudos es sentido más amplio y estricto. Garantizar la continui- capacidades técnicas. Es donde las instituciones deben vicios directos”21. un recurso más de la sociedad. Pero no se puede dad asistencial. Ningún problema que tiene su ori- validar su misión y raison dêtre”15. olvidar que el hospital de agudos también es el gen en la enfermedad tratada por los servicios del Origen del programa de planificación del alta recurso más caro que existe y, por tanto, su uso debe hospital de agudos puede considerarse como algo “El proceso de la planificación del alta es uno de los quedar médicamente justificado. aislado de la comunidad a la cual, la persona regre- componentes de la filosofía de atención a los enfermos Fue el Dr. Richard Cabot un médico generalista sará. Cualquier acto que tiene lugar en el hospital de los centros médicos, al mismo tiempo que refleja sus del Massachusets General Hospital de Boston quien Aparte del indudable componente asistencial y extiende su influencia hasta el domicilio. derechos. Esta filosofía da al enfermo el derecho de sobre 1905 manifestó su frustración al observar que preventivo, la potencia del programa de alta estriba recibir unos cuidados personales y comprehensivos a muchos de sus pacientes no seguían las indicacio- en su sistema de información que requiere para su Y aquí es donde la segunda dimensión toma la vez que se le trata como un individuo. Esto no impli- nes terapéuticas por problemas sociales. Así requirió utilidad estar actualizado en tiempo real. Por ello se cuerpo. ¿Cómo afecta la organización actual de los ca solamente los problemas inmediatos sino también la figura de un profesional, una trabajadora social precisa de una estructura de apoyo administrativo. servicios externos al hospital al propio funciona- sus consecuencias, facilitándole la continuidad del tra- sanitaria (en aquella época esta labor la desempeña- Sin ella, el programa de alta satisface sólo la primera miento del hospital? Sólo la información actualizada tamiento”16. ban solo mujeres) que trabajara estrechamente con función, la asistencial, pero no la segunda, la de per- desvelará de cada hospital dicha variable. El hospital él y que se ocupara de gestionar dichos problemas mitir planificar recursos para atender las necesida- no puede permanecer ajeno a este dato pues los “Las actividades de la planificación del alta deben sociales de los enfermos que él atendía a la vez que des reales de la población de referencia siendo su quiera o no, afecta a su normal funcionamiento. Si empezar lo más pronto posible dentro del período de hacía extensible dicha atención social a la familia. Él base de datos indispensable para futuros planes los servicios externos desarrollan una gestión ágil el estancia hospitalaria de los enfermos. El asesoramien- quería saber cual era la situación social de los enfer- estratégicos. hospital saldrá beneficiado de ello pudiendo incre- to de las necesidades de los pacientes en la planifica- mos que trataba porque supo ver que esta situación mentar su rotación. Si no, el hospital, bajará su pro- ción del alta, debe reflejar una comprensión del diag- afectaba directamente a los resultados de la tera- Con el programa de planificación del alta hospi- ductividad. nóstico, pronóstico y la capacidad del paciente y su péutica que aplicaba22. talaria se baja a la primera línea de la intervención. familia para participar en el plan. El plan del alta del Los profesionales entran en la vida cotidiana de las Definiciones de la planificación paciente tiene que estar diseñado para facilitarle a él y Objetivos del programa de planificación del alta personas y de sus familias. Conocen sus temores y del alta hospitalaria su familia un funcionamiento óptimo”17. les ayudan a afrontarlos promoviendo sus propios • Garantizar la continuidad de la asistencia en el recursos. Les motivan, les apoyan y les orientan para “La planificación del alta es un proceso centraliza- “El cálculo y la efectividad en el proceso de planifi- servicio o programa comunitario que el cliente gestionar, si es preciso, el soporte necesario para do, coordinado e interdisciplinar, en el cual, los miem- cación del alta es un factor importante para determinar necesite. después del ingreso. En el programa de planificación bros del equipo de salud colaboran con los enfermos y cuando el paciente regresará a su casa. Esto será cuan- • Apoyar a las personas y sus familias en la ges- del alta, la persona y su familia no quedan excluidas con sus familias, anticipándose a las necesidades de do no necesite cuidados de un nivel hospitalario”18. tión del regreso a casa. de las gestiones, al contrario, son parte activa. Todo éstos después de la hospitalización, desarrollando un • Identificar desde los primeros días del ingreso el proceso de hospitalización conlleva asociadas plan que les ayudará a ganar independencia y a man- “El componente crucial en el Programa de las dificultades del cliente o su familia que le roturas y escisiones en la dinámica familiar y social tener los beneficios ganados durante la estancia en el Planificación del Alta es la coordinación y la centraliza- impedirán volver a casa, o su recuperación y de la persona. La mayoría de las veces, estos que- hospital”12. ción de los cuidados, hacia la identificación de las buscar soluciones o alternativas. brantos no suelen ir más allá de inconvenientes tem- necesidades posthospitalarias del enfermo, y de los • Facilitar la disponibilidad de los recursos hos- porales de carácter doméstico y/o laboral: cambiar “La planificación del alta es un elemento necesario recursos y financiación necesarios para cubrirlas”19 . pitalarios a otros pacientes. horarios, pedir permisos, buscar a alguien que reco- en el plan de tratamiento de cada enfermo. Es el foco • Retroalimentar a la organización hospitalaria ja a los niños, organizar la compra, etcétera, pero principal del departamento de servicios sociales del “Las personas no son problemas de alta, tienen con información propia generada dentro de la otras veces se requiere de ayudas externas y profe- hospital. El proceso comprende el estudio sociosanita- problemas de alta. La planificación del alta es donde actividad diaria y relacionándola con circuns- sionales. A parte de lo propio y obvio, prestar aten- rio (screening), asesoramiento y plan de seguimiento”13. los cuidados médicos se cruzan con la calidad de vida. tancias sociales y de otros servicios.30 Sedisa Sedisa 31
  4. 4. La planificación del alta hospitalaria: el primer eslabon en la continuidad asistencial La planificación del alta hospitalaria: el primer eslabon en la continuidad asistencial • Evitar las estancias no médicas y la mala utili- • Encontrar o crear problemas sociales inexisten- de agudos" Artículo publicado en la Revista de Trabajo Social y · Colomer, M. (1974) "Método de trabajo social". Revista de Trabajo zación del hospital. tes. Salud, número 44. Social, Número 55. Edita, Asociación de Asistentes Sociales para el • Incrementar la productividad del hospital 8 OMS. Informe sobre la Salud en el Mundo 2002. estudio y especialización del Trabajo Social. dentro de su función social. Reflexión final 9 Colomer, M. (1974) "Método de trabajo social". Revista de Trabajo · Entrevista Julia Montserrat: La ley de dependencia. Revista Social, Número 55. Edita, Asociación de Asistentes Sociales para el Agathos. Atención sociosanitaria y bienestar. Año 6 - Núm. 3. Pág. Resultados esperados Dada la trascendencia que en los últimos años estudio y especialización del Trabajo Social. 66-72. este particular momento de regreso a casa adquiere 10 Richmond, M. E., (1917) Social Diagnosis. New York. Russell Sage · Field. G., (1978) "The anatomy of discharge planning". Social Work Siempre centrados en la población de riesgo y para la persona, el equipo asistencial del hospital Foundation. in Health Care. Vol. 4. atendida dentro del programa de planificación del debe asegurarse de que ésta: 11 Margulis, L. (1996) "René Descartes y la negación de la presencia · Fields. G., (1978) EDITORIAL Social Work Health Care. Núm, 4. alta, los resultados esperados son los siguientes: vital". Revista Quark. Número 3. Pág. 13-21. · GWU Medical Center. (1984) Vol. VI, Núm. 6, Marzo. • Tiene capacidades propias para seguir las indi- 12 American Hospital Association & Social Work Directors Society. · GWU MEDICAL CENTER. (1984) Vol. VI, Núm. 6, Marzo. • Incrementar la solución de procesos. caciones terapéuticas o cuenta con un entor- 13 GWU MEDICAL CENTER. (1984) Vol. VI, Núm. 6, Marzo. · Kulys, R.(1970) "Discharge planning". Journal of the American • Implicar al enfermo y su familia en el plan de no estable y favorable que le apoya y le cuida. 14 Butcher, S. (1984) Directora del Departamento de Servicios Hospital Association. alta desde el principio. • Tiene asegurada, si cabe, la continuidad asis- Sociales del George Washington University, Medical Center. · Margulis, L. (1996) "René Descartes y la negación de la presencia • Reducir la estancia media. tencial por parte de los otros servicios de aten- Washington. vital". Revista Quark. Número 3. Pág. 13-21. • Disminuir las listas de espera. ción sanitaria y si cabe, atención social y/o 15 Fields. G., (1978) EDITORIAL Social Work Health Care. Núm, 4. · Negro Álvarez, J. M.; Guerrero Fernández, M.; Ferrándiz Gomís, R. • Evitar reingresos por problema social y/o sociosanitaria. 16 American Hospital Association, (AHA) (1972) "Derechos y deberes (1998) "El Protocolo de Evaluación del Uso Inapropiado de la reducir su frecuencia. • El alta no entraña riesgos para la persona ni de los enfermos", Chicago. Hospitalización (The Appropriateness Evaluation Protocol) en • Identificar de los círculos viciosos en la ges- para su entorno. 17 PSRO Manual. U.S. Department of Health Education and Welfare, Alergología. Rev. Esp. Alergol Inmunol Clín, Vol. 13, Núm. 3, pp. tión de casos y actuar sobre ellos. Profesional Standards Review Office. 171-180 • Mejorar la gestión de la demanda de apoyo Bibliografía 18 Thomson, H., (1973) "Discharge planning: assisting patiens with · OMS. Informe sobre la Salud en el Mundo 2002. reduciéndola. post hospitalization plans". Journal of the American Hospital · PSRO Manual. U.S. Department of Health Education and Welfare, • Identificar las lagunas asistenciales que afec- 1 GWU Medical Center. (1984) Vol. VI, Núm. 6, Marzo. Association. Profesional Standards Review Office. tan a la población atendida. 2 Entonces, en España, salvo los grandes centros de la seguridad 19 Kulys, R.(1970) "Discharge planning". Journal of the American · Richmond, M. E., (1917) Social Diagnosis. New York. Russell Sage • Obtener información básica para promover social, los hospitales generales y municipales carecían de dicho Hospital Association. Foundation. servicios de soporte. servicio. Como mucho, contaban con un trabajador social sanita- 20 Field. G., (1978) "The anatomy of discharge planning". Social Work · Thomson, H., (1973) "Discharge planning: assisting patiens with • Rentabilizar el trabajo diario para mejorar los rio, excepcionalmente con dos. Otra realidad incomprensible, que in Health Care. Vol. 4. post hospitalization plans". Journal of the American Hospital déficits de la atención. a día hoy perdura, era que el número de dichos profesionales no 21 William, F., Jessee, B., Doyle, J. (1984) "Discharge planning: using Association. • Facilitar la atención en los programas de ciru- guardaba ninguna relación con las camas ni la actividad del cen- audit to identify areas that need improvement". QRB, Diciembre. · William, F., Jessee, B., Doyle, J. (1984) "Discharge planning: using gías ambulatorias. tro. 22 Cabot, R. (1920) Ensayos de medicina social. Editorial Espasa audit to identify areas that need improvement". QRB, Diciembre. 3 American Hospital Association & Social Work Directors Society. Calpe. Madrid. Qué no es un programa de planificación del alta (1973). 4 Butcher, S. (1984) Directora del Departamento de Servicios American Hospital Association & Social Work Directors Society. • Una base de datos “Pecera”. Sociales del George Washington University, Medical Center. (1973). • Una marginación interna del cliente con indi- Washington. · American Hospital Association, (AHA) (1972) "Derechos y deberes cadores de riesgo. 5 Entrevista Julia Montserrat: La ley de dependencia. Revista de los enfermos", Chicago. • Dar el alta antes de lo necesario. Agathos. Atención sociosanitaria y bienestar. Año 6 - Núm. 3. Pág. · Butcher, S. (1984) Directora del Departamento de Servicios • Ejercer presión sobre el enfermo o la familia 66-72. Sociales del George Washington University, Medical Cen-ter. para que regresen a su casa. 6 Negro Álvarez, J. M.; Guerrero Fernández, M.; Ferrándiz Gomís, R. Washington. • Dejar el problema sanitario en un segundo (1998) "El Protocolo de Evaluación del Uso Inapropiado de la · Cabot, R. (1920) Ensayos de medicina social. Editorial Espasa Calpe. plano y enfocarse en el problema social. Hospitalización (The Appropriateness Evaluation Protocol) en Madrid. • Evitar el ingreso de personas que, es de espe- Alergología. Rev. Esp. Alergol Inmunol Clín, Vol. 13, Núm. 3, pp. · Colom, D.; Andaluz, L.; Aneiros, J. (2003) "Validación y eficiencia en rar, tendrán problemas de alta. 171-180. la aplicación del programa de planificación del alta en un hospital • Visitar o entrevistar a los clientes con criterios 7 Colom, D.; Andaluz, L.; Aneiros, J. (2003) "Validación y eficiencia en de agudos" Artículo publicado en la Revista de Trabajo Social y de riesgo. la aplicación del programa de planificación del alta en un hospital Salud, número 44.32 Sedisa Sedisa 33

×