SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 32
Descargar para leer sin conexión
Filigramma
Filigramma
Revista de literatura
Revista de literatura
Sabersinfin.com/ junio 2023. 2da
Sabersinfin.com/ junio 2023. 2da temporada. N° 13.
temporada. N° 13.
Filigramma y el #13
Filigramma y el #13
Jorge A. Rodríguez y Morgado
Jorge A. Rodríguez y Morgado
Adriana Terán
Adriana Terán
Escritora invitada
Escritora invitada
Las emociones, atajo evolutivo
Las emociones, atajo evolutivo
Enrique Canchola Martínez
Enrique Canchola Martínez
Vladimir Palomec
Vladimir Palomec
Artista invitado
Artista invitado
Sin
Sin
triscaidecofobia
triscaidecofobia
2
Revista Filigramma
DIRECTORIO
Filigramma
Revista Literaria No. 13
Publicación bimestral
Director General
Director General
Sabersinfin.com
Sabersinfin.com
Abel Pérez Rojas
Editor
Luis Manuel Pimentel
Coordinadora del Círculo
de Escritores Sabersinfin
Leticia Díaz Gama
Leticia Díaz Gama
Compilación
Olivia Sesma Rascón
Olivia Sesma Rascón
Colaboradores
Lilia Rivera
Enrique Canchola Martínez
Salvador Calva Morales
Sarahí Jarquín Ortega
Olivia Sesma Rascón
Leticia Díaz Gama
Saile Villalobos
Luz Gabriela Balcázar
Jorge A. Rodríguez y Morgado
Nicholas Gutiérrez Pulido
Filo Huesca
Macedonio Vidal
Escritora invitada
Adriana Terán
Artista invitado
Vladimir Palomec
Sin triscaidecafobia
Pese a que los miedos nos coman por dentro, nada nos detendrá
en el profundo convencimiento de salir adelante, de continuar e ir
a la búsqueda de nuestros ideales y cumplimiento de propósitos y
fines.
En ésta, la edición 13 de la revista Filigramma, es una buena
ocasión para recordar nuestros miedos irracionales, como lo es la
fobia al número 13 o triscaidecafobia (del griego τρεισκαιδέκα,
treiskaideka ‘trece’, derivado de τρεῖς, treîs ‘tres’, καὶ, kai ‘y’, y
δέκα, deka ‘diez’; junto con φοβία, fobía, de φόβος, fobos ‘miedo’,
‘temor’).
Jorge A. Rodríguez y Morgado en su forma acostumbrada de
acudir a la numerología, al esoterismo y al hermetismo, expone por
qué veladamente esta edición de Filigramma es más un augurio de
larga vida y prosperidad, que un aviso de negrura por la aparente
fatídica cifra.
Sí, Rodríguez y Morgado analiza el número 13, escudriña los res-
quicios de las sumas y las restas para hallar el lenguaje oculto de
lo que las cifras y los nodos nos dicen.
Jorge, quien es doctor en Ingeniería Civil y cada vez más poeta,
analiza, escribe y suma con sus cuasi obsesivos análisis, un conte-
nido más para levantar cimientos en la revista que tiene frente a
usted.
Detrás y a un lado del artículo Filigramma y su edición número
13 están los acostumbrados aportes del resto de mis compañeros,
quienes levantan columnas en un espacio marcado por el sudor de las
frentes y el talento de las mentes/corazones que acuden a otra nueva
cita.
En esta ocasión la obra del joven talentoso oaxaqueño Vladimir
Palomec ilustra nuestra revista. Entre poemas, fábulas, relatos y
artículos una de las promesas de la plástica oaxaqueña nos com-
parte visualmente el mundo que percibe y lleva dentro de sí.
Adriana Terán, la literata mexicana ahora avecindada en Bue-
nos Aires, Argentina es nuestra “Escritora invitada”, quien a través
de sus poemas nos evoca las plumas en el exilio y la madurez ad-
quirida por la lejanía.
En fin, ésta es la revista 13 de Filigramma, una publicación sin
cabida a la triscaidecafobia y con aferramiento a la permanencia, al
cambio, al encuentro, a la fraternidad.
Abel Pérez Rojas
Director de Sabersinfin
Editorial
3
Editorial
Sin triscaidecafobia | 2
Abel Pérez Rojas
Artículos
Filigramma y su edición número 13 | 4
Jorge A. Rodríguez y Morgado
Las emociones, atajo evolutivo | 6
Enrique Canchola Martínez
Identidad cultural y educación
Luz Gabriela Balcázar Murueta
Narrativa
Narración | 10
Sarahí Jarquín Ortega
La fábula del Búho Sabio | 13
Saile Villalobos
Entre la magia y la sabiduría | 14
Olivia Sesma Rascón
Vislumbres | 16
Lilia Rivera
Híbridos
La niña ausente | 17
Leticia Díaz Gama
Método de lectura| 19
Macedonio Vidal
Camaleón | 19
Nicholás Gutiérrez Pulido
Galería
Terror y miradas | 21
Vladimir Palomec
Nostalgia | 24
Mi infancia perdida | 24
Martín Pérez Rojas “MAPERO”
Poesía
Arenga orgásmica | 19
Sin remordimientos | 19
Salvador Calva Morales
Fuego húmedo | 28
Abel Pérez Rojas
Madre, por siempre | 28
Filo Huesca
Escritora invitada
Adriana Terán | 30
En torno a una estrella | 31
Sombras nocturnas | 31
Artesano | 31
El contenido y la forma de los textos son responsabili-
dad del autor. La dirección de Sabersinfin da cabida a
las múltiples formas de expresión.
ÍNDICE
ÍNDICE
Filigramma
Filigramma
y su
y su
edición
edición
número
número
13
13
Jorge A. Rodríguez y Morgado
Jorge A. Rodríguez y Morgado
Artículos
5
junio,2023,N°13
Desde la más remota antigüedad, el nú-
mero 13 ha sido considerado como de mal
augurio, por los siguientes motivos: en la
última cena de Jesús y los apóstoles, trece
fueron los participantes, de ahí, Cris-
to salió para encontrar la muerte. En el
Apocalipsis (Revelación), Capítulo 13:18,
aparece el número 666 que corresponde al
anticristo, a la bestia, que también se re-
fiere al dragón, a la serpiente, al diablo, a
satanás, esto, según Apocalipsis 12:9. En
el Tarot, el número 13 hace referencia a la
carta de la muerte.
Otro motivo del miedo al número 13 se
relaciona con el hecho de que fue el viernes
13 de octubre de 1307, cuando, por ór-
denes de Felipe IV (El Hermoso) y el papa
Clemente V, un grupo de caballeros tem-
plarios fue capturado y llevado ante el
tribunal de la Inquisición para ser juzgado y
condenado por supuestos crímenes en con-
tra de la cristiandad (herejía, sodomía y de
orinar y escupir en la cruz).
Clínicamente, el miedo al número 13 se
ha designado con el nombre de triscaide-
cafobia (del griego treiskaideka -trece-,
derivado de treis -tres-, kai -y-, y, deka
-diez-; junto con fobia, de phobos -miedo-,
-temor-.
La revista Filigramma se ha caracteriza-
do por ser un medio de difusión para los
amantes de las artes (literatura, poesía,
fotografía), para los expertos en la ciencia
(neurociencia), el esoterismo (numerología,
cábala) y para los interesados de toda ac-
tividad intelectual que es digna de darse a
conocer y que, otros medios no se atreven
a publicarla por parecer intrascendente (bu-
dismo, ufología, etc.).
Esta edición número 13, de ninguna ma-
nera puede considerarse de mal augurio,
por el contrario, las cifras nos dicen que es
una revista elaborada con las mejores ener-
gías de todos los colaboradores y que su
existencia será de larga duración, veamos:
- Los participantes y colaboradores son
personas especialistas y dedicadas con en-
tusiasmo a su área de conocimiento, indi-
viduos que existen y existirán por siempre
con características de amor, pasión y entre-
gados totalmente a su labor editorial, por
lo que su extinción no se ve posible en el
tiempo.
- El nombre de la revista -Filigramma-
está formada de 10 (1+2+3+4=10) letras
que reducidas a un dígito nos dan el número
1, que corresponde a la cifra de la energía
primigenia, de la manifestación universal. El
inicio (1) que perdurará por siempre (0).
- Aplicando la numerología pitagórica, se
tieneque:FILIGRAMMA,esiguala:F=6;I=9;
L=3; I=9; G=7; R=9; A=1; M=4; M=4; A=1,
es decir, 6+9+3+9+7+9+1+4+4+1=53
=5+3 = 8.
El número 8 representa a la serpiente que
se come su cola, es el uróboros de la antigua
cultura egipcia, es la cifra que representa el
infinito, es la transición entre lo de arriba y
lo de abajo, lo de adentro y lo de afuera, del
cielo y de la tierra. El 8 es considerado el
número de la eternidad.
Se puede concluir que la edición número
13 de Filigramma, tiene excelente augurio,
representa un nuevo comienzo, que des-
pués de las vicisitudes que nos trajo la pan-
demia (declarada por la OMS el 5/5/2023=
5+5+7= 17=1+7=8, fin de la emergencia
sanitaria), esta revista resurge con renova-
das energías, como el Ave Fénix, y con una
permanencia que trascenderá al tiempo.
¡Larga vida a la revista Filigramma!
Las emociones,
Las emociones,
atajo evolutivo
atajo evolutivo
Enrique Canchola Martínez
Enrique Canchola Martínez
Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa
Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa
Ciudad de México
Ciudad de México
7
junio,2023,N°13
Las emociones son experiencias psi-
cológicas internas personales que in-
ducen cambios fisiológicos cognitivos
subjetivos y motores generalmente in-
conscientes, tienen un fin evolutivo ya
que participan en los mecanismos de
supervivencia y de reproducción como
lo mencionó en 1872, Charles Darwin
(1809-1882 Reino Unido) en su libro The
Expression of the Emotions in Man and Ani-
mals.
Las emociones al igual que la razón han
contribuido a la evolución mental de los se-
res vivos, particularmente en la especie hu-
mana ya que desempeñan un rol esencial
en el correcto funcionamiento del cerebro
y de las facultades cognitivas denomina-
das elevadas. Las emociones son también
inductoras de la curiosidad y del asombro,
tienen la capacidad de organizar motivacio-
nes esenciales para el aprendizaje y para la
toma de decisiones.
Las emociones cumplen una función po-
sitiva en la supervivencia de las especies
estimulando o frenando conductas ante
eventos gratificantes o de peligro, es decir,
permiten inconscientemente el proceso de
adaptación y con ello participan de manera
importante en la evolución mental misma. A
las emociones se le ha vinculado con el dua-
lismo adicción aversión, porque participan
en forma muy significativa en el comporta-
miento humano y en la construcción de la
conciencia.
Para el psicólogo norteamericano Paul
Ekman (1934) “Las emociones son un pro-
ceso, un tipo particular de evaluación au-
tomática influenciada por nuestro pasado
evolutivo y personal, en el que sentimos
que algo importante para nuestro bienestar
está ocurriendo, y un conjunto de cambios
psicológicos y comportamientos emociona-
les comienzan a lidiar con la situación”, es
decir, las emociones son una representa-
ción mental de la situación fisiológica en la
cual se encuentra el individuo, aunque para
explicar la respuesta emotiva se han pro-
puesto tres teorías diferentes: 1.- La teoría
visceral de William James (1842-1910)
y Carl George Lange (1834-1900), médi-
cos, filósofos y psicólogos norteamericano
y danés respectivamente, que curiosamente
en forma independiente llegan a la conclu-
sión de que las emociones son la percepción
de las reacciones corporales o del cerebro
visceral o entérico provocadas por un es-
tímulo; 2.-La teoría cerebral o talámica
de Walter Bradford Cannon (1871-1945)
y Phillip Bard (1898-1977), médicos y fi-
siólogos norteamericanos, profesor y alum-
no respectivamente, quienes proponen que
las emociones son consecuencia de la ac-
tivación del sistema nervioso autónomo
particularmente del tálamo e hipotálamo;
y 3.-La teoría mixta o de dos factores,
propuesta por los psicólogos norteameri-
canos Stanley Schachter (1922-1997)
y Jerome E. Singer (1934-2010) la cual
propone que las emociones son el resultado
de la respuesta fisiológica visceral, y cere-
bro-cognitiva.
Sin embargo, a pesar de las diferencias
en las teorías antes mencionadas, las emo-
ciones como puede verse nos preparan para
enfrentar eventos importantes sin tener que
pensar en ellos.
De acuerdo con la mayoría de los etólo-
gos existen al menos cinco emociones prin-
cipales, tanto en los hombres como en los
animales, aunque, la investigación del Dr.
Ekman muestra la evidencia de siete expre-
siones faciales universales de emociones
independiente de las diferencias lingüísti-
cas, regionales, culturales y étnicas, dichas
emociones son: ira, miedo, alegría, tris-
teza, sorpresa, desprecio y asco.
8
Revista Filigramma
Es importante mencionar que, ninguna
emoción existe como un solo estado afectivo
o psicológico, ya que las emociones repre-
sentan varios estados causados por eventos
físicos, sociales o experiencias emocionales
reales o imaginarias del pasado o del pre-
sente relacionados entre sí.
Por otra parte, cada emoción refleja even-
tos fisiológicos por un lapso de tiempo que
generalmente va de los pocos minutos a no
más de una hora, si la emoción persiste por
más tiempo, puede ser signo de una altera-
ción neurológica y psicológica del estado de
ánimo.
Finalmente, es importante mencionar
que las emociones inducen generalmente
actividades musculares reflejas, rápidas e
inconscientes por lo cual estas repuestas
musculares involuntarias que son activa-
das cuando una persona está mintiendo, se
han utilizado como una prueba detectora de
mentiras, por cierto que, basado en la obra
de Paul Ekman, se produjo el film Lie to
me, pero también las emociones provocan
intenciones mentales de construcción lenta,
inductoras de sentimientos que llevan a la
reflexión.
Bibliografía
1.- Charles Darwin. The Expression of the
Emotions in Man and Animals.
Oxford University Press, USA Edición20th
Anniversary ed.1 septiembre 2009
2.- Paul Ekman (1957). A methodological
discussion of nonverbal behavior.
Journal of Psychology. 43: 141–49.
3.-Carl georg Lange. Congrès périodique
international des sciences médicales, comp-
te-rendu. Tome 4 - 8e session, Copenha-
gue, 1884
4.-Paul Ekman. (1985). Telling Lies. Nue-
va York: Berkley Books.
5.-Schachter, S. (1964). The interaction
of cognitive and physiological determinants
of emotional state. En L.
6.-Berkowitz (Ed.), Advances in Experi-
mental Social Psychology. Vol. 1 (pp. 49-
80). Nueva York: Academic Press.
7.-William James. What is an Emotion?
Ed. Simon and Schuster USA 2012
8.-Walter Bradford Cannon. Physiology of
emotions: Bodily changes in pain, hunger,
fear and rage. 9.-Walter Bradford Cannon.
-The wisdom of the body. New York, Norton
& Co., 1932.
9
junio,2023,N°13
Identidad cultural y educación
Luz Gabriela Balcázar Murueta
Con agradecimiento a Jesús M. Del Pilar Rocha.
Latinoamérica es reconocida por su am-
plia riqueza cultural, ya que existe una gran
variedad en su gastronomía, fauna, flora,
formas de vestir, lenguaje. Además de que
sus usos y costumbres varían de acuerdo
con la región.
La identidad cultural se está perdiendo.
Excepto por algunos grupos sociales que se
mantienen apegados a las tradiciones cultu-
rales, como es el caso de escuelas de danzas
indígenas o regionales, o grupos de danzan-
tes dedicados al folklore. En las artes plásti-
cas domina el cosmopolitismo de la ciudad.
Respecto a la literatura es poca la publicada
en lenguas indígenas. En las escuelas no se
establecen programas de lenguas origina-
rias a pesar de la gran diversidad lingüística
que tiene nuestro país.
¿Cómo hacer para que se reivindique la
educación cultural de las actuales genera-
ciones, en las que se sustituyeron mitos o
leyendas, como las de Quetzalcóatl o To-
natihu? Recordando a aquellas historias de
hombres y mujeres idealistas que se ofren-
daron por amor a la patria, ¿dónde queda el
respeto a los símbolos que identifican la cul-
tura mexicana? Todo esto y más, ahora lo
sustituyen las mangas o animes, así como
modismos de influencia americana. Latinoa-
mérica esta sitiada culturalmente.
A medida que las civilizaciones avanzan
y las fronteras desaparecen se intercam-
bian diferentes formas de vida, emergiendo
así el concepto de interculturalidad: “Este
concepto alude a la diferencia entre grupos
humanos; que no es genética, sino social-
mente construida” (García Canclini, 2005).
Considero necesario un retorno a la iden-
tidad de origen mediante la historia, la edu-
cación cívica, tradiciones culturales y la filo-
sofía moral detrás de ellas para las nuevas
generaciones, haciendo uso de nuestros
recursos, hagan prevalecer la riqueza de
nuestras tradiciones a través de los mismos
medios por los cuales han sido embalsama-
das sociedades y esta generación de todos,
generación de pensamiento radical.
No significa el aislamiento del resto del
mundo, significa el enriquecimiento armó-
nico con el avance ético y moral con otras
naciones, mediante la recta vigilancia de
la razón, la inteligencia y el progreso de la
vida humana y del resto de formas de vida
del planeta. Significa una verdadera com-
plementariedad de la ética y moral del gé-
nero humano.
10
Hechos
Mujer violada, herida de gravedad, en
estado de shock profundo. Enviada al Cen-
tro Médico de Reclusorios para tratamiento
y determinación de responsabilidad penal,
por homicidio de su atacante.
¡Acuso!
He vivido más de un año en este infierno,
sueños perturbadores quebrantan mi salud
física y mental.
En la búsqueda de territorios que cambien
mi realidad, me desgasto. Son mis noches
terribles pesadillas. Imágenes perturbado-
ras atentan mi cordura, penetraciones de
miembros putrefactos dejan en mi cuerpo,
nauseabundas pestilencias que me hacen
vomitar la vida. Durante interminable tiem-
po, escucho risotadas de placer insano, de
cuerpos sin rostro, que, con siniestros ja-
deos, y empujes brutales llagan mis entra-
ñas. Las pesadillas, donde seres repugnan-
tes me obligan a prácticas indescriptibles
de erotismo sádico, hacen sangrar mi alma,
muerden mis labios y amoratan mi cuerpo.
Con furia me obligan a tragar los sabores
salobres de líquidos sexuales, que revien-
tan en pasión desmedida dentro de mi boca.
Extraños acompañantes me torturan y en la
agonía de placer insano, piden más. Enor-
mes manos y los objetos más extraños re-
corren mi piel, arrancan con fuego hirviente,
una eternidad de espasmos que inmovilizan
mis sentidos. En mi cerebro resuenan obs-
cenidades inconcebibles de seres repulsivos
babeando de placer, que muerden mi sexo,
para después dejarme revolcada en el cie-
no. Cada mañana, lamo mis heridas y reco-
jo trozos de mi vida, dentro de una soledad
aterradora. Llevo mucho tiempo encerrada
en este lugar. Con desesperación jalo mis
cabellos, me rompo las manos golpeando
las paredes. Las enfermeras me ven con
Narrativa
Narración
Sarahí Jarquín Ortega
11
junio,2023,N°13
desprecio por mi locura y la apaciguan con
inyecciones que me sumergen en intermi-
nables oscuridades.
Una y otra vez revisiones vergonzosas en
mi cuerpo, son realizadas a efecto de docu-
mentar la violación a la que fui sujeta. Veo
en los ojos del personal médico conmisera-
ción por mi desgracia sufrida, pero además,
un resquemor justificado porque maté al
hombre que me violó y por ello me conside-
ran una asesina.
Días y días muero y resucito en un infier-
no sin salida. Cierro los ojos a esa terrible
verdad, siento aún el golpeteo de mi cabeza
contra el suelo, mientras los hombres me
violaban con brutalidad y el valor de clavar
aquel “pica-hielo” en el vientre de uno de
esos sujetos.
Vuelvo a sentir los golpes secos de aque-
llos disparos que me hundieron en esta os-
curidad sin límites. A lo lejos veo una ca-
rretera; y no encuentro salida para llegar a
ella.
Mis respuestas violentas, la depresión
manifestada en hostilidad, hacen más lar-
ga mi estancia en espacios aislados; donde
el horror a la soledad y mis pesadillas, me
desquician.
He permanecido días y días en cama,
para sanar mis heridas. Con una tristeza in-
consolable, paso el tiempo sin poder mover-
me. Tengo la cadera destrozada y el cuerpo
llagado. La Muerte en sus visitas nocturnas
me conduce por caminos y espacios des-
conocidos, me arrastra, abre mis ojos con
sus dedos descarnados, gira mi cara obli-
gándome a ver imágenes donde el llanto es
tanto que los oídos me sangran y mi cora-
zón empequeñece. Su risa burlona resuena
en el silencio del abismo en que me hundo.
Me pierdo en la oscuridad de largos pasi-
llos, subo escaleras interminables y floto in-
consciente en oscuros túneles, me he vuelto
loca, muda, incapaz de pensar en otra cosa.
Anoche dejé que las fuerzas abandonaran
mi cuerpo, mi corazón fue reanimado para
devolverme la vida. No sentía dolor. En un
vertiginoso recorrido llegué a mi hogar, tier-
nos pasajes de la vida de mis hijos se me
presentaron, incapaz de asir sus pequeñas
manos lágrimas de angustia humedecieron
mi alma. Miré en los ojos de mi madre una
tristeza profunda, la silueta de mi padre era
la imagen del dolor callado. Regresé aterra-
da, miré mi cuerpo inerte, huyendo en re-
molinos de cenizas. Una persona velada en
sombras, me rescató y envolvió lentamen-
te en su manto, para llevarme por un largo
camino. En el camino había un árbol y ahí
descansaron el peso de un cadáver, yo le
pregunté:
-¿De quién es el cuerpo que van a sepul-
tar? y la sombra respondió
- Es tuyo.
-Pero puedo ver -le dije, y me contestó:
-No, tus ojos ya no son tuyos, se los tragó
el miedo.
Me sumergí en una placidez extrema, y
me abandoné a su instante eternidad.
Me ofreció su mano y caminé junto a ella.
13
junio,2023,N°13
En un atardecer de un caluroso verano,
después de una prolongada sequía, los habi-
tantes del bosque empezaron a inquietarse
debido al humo que se esparcía a lo lejos, el
cielo azul se tornó gris, debido a la espesura
del bosque que no se podía distinguir lo que
sucedía en realidad.
Se empezaron a espaciar rumores acerca
del origen del humo.
Ante tal situación los animales del bosque
se reunieron en consejo para conocer la si-
tuación y tomar medidas al respecto.
El Señor Elefante fue el primero en inter-
venir en la reunión.
—Según mi experiencia, cuando hay
humo en el bosque es porque algún agricul-
tor está preparando la tierra para sembrar.
Las Señoras Urracas al unísono apoyaron
el comentario.
—¡Sí, eso debe ser! Cada año sucede lo
mismo, no hay que alarmarse.
Los pequeños animalitos del bosque, la
Ardilla, la Liebre y el Ciervo, no se atrevie-
ron a contradecir al majestuoso Elefante.
El Asno también estuvo de acuerdo por-
que la mayoría lo decía.
La astuta Zorra guardó silencio y se alejó
del lugar.
El Halcón, decidió cerciorarse por su
cuenta de lo que sucedía y acompañado del
Señor Águila, volaron hasta el sitio donde se
originaba el humo en lo profundo del bos-
que.
Observaron, que la causa del humo era
el fuego que propagaba rápidamente por el
bosque, la dirección del viento pronto lle-
varía el fuego a donde se encontraban los
animales del bosque, apenas tenían tiempo
de avisar, para poder escapar.
Cuando regresaron a informar de lo que
habían visto y de la grave situación en que
se encontraba el bosque en llamas y del
riesgo que corrían, el consejo determinó
huir del lugar a la brevedad y poner a salvo
sus vidas.
El sabio Búho concluyó con una moraleja:
—Los que suponen y se guían por rumo-
res, toman malas decisiones, solo los hechos
y la evidencia que obtenemos por observa-
ción directa, nos lleva a juicios y decisiones
correctas.
La fábula del Búho Sabio
Saile Villalobos
14
Revista Filigramma
Los derroteros de la humanidad conducidos por
practicantes de hechicería como de la ciencia.
Hace muchos años no existía la ciencia
para sanar el cuerpo, incluso a los reyes o
faraones se les atribuían poderes especiales
por estar bajo la protección de algún Dios.
Revisando la historia de la magia, en la Bi-
blia; una pitonisa de Endor, invoca el espí-
ritu de Samuel. En Levíticos, Dios prohíbe
dirigirse a los médiums o nigromantes; en
Hechos, Simón, el mago, le pide a Pedro su
poder y el episodio de la visita de los 3 Re-
yes Magos, dan fe de la incipiente magia.
En el antiguo Egipto se invocaban fuerzas
de superpoderes para curar mágicamente.
Y se considera al faraón como el ser de ma-
yor poder. Sus bibliotecas guardaban gran-
des tratados de magia.
En la Odisea, Circe, de la isla Aeaea, con
su talento de convertir en cerdos a los ma-
rineros. Y en la Ilíada, Mopsus, extraordi-
nario vidente, que derrota a Calacas en una
competencia. A su vez a éste lo mató Anfí-
loco, en un concurso por el trono.
En el medievo encontramos varios practi-
cantes de la brujería, como la reina Maeve,
que entrenaba a jóvenes brujos en Irlanda.
Una bruja cuestionable y conflictiva es
Rowena Ravenclaw, de origen escocés, her-
mosa y muy intimidante, con su diadema de
la sabiduría.
Rowena, junto con sus amigos Godric
Griffindor, Salazar Slytherin y Helga Huffle-
ppus, fundan la escuela de Hogwarts, de
magia y hechicería, donde los elfos domés-
ticos atendían la cocina. En este colegio se
desarrollaron grandes magos y también fue
un lugar donde crecieron las pasiones y los
odios.
En 1189, surge Gregory Smarmy, quien
con una poción engatusó al rey Ricardo, ga-
nando sus favores.
Posteriormente se supo de la bruja Wen-
delin “La Rara”, que se disfrazó 47 veces
para ser atrapada, pues le gustaba ser que-
mada, hacía un encantamiento para que las
flamas le provocaran cosquillas.
Cliodne, del medievo, una druidesa irlan-
dés, era animaga con capacidad de trans-
formarse. Considerada la diosa del amor y
la belleza.
Morgana Le Fay, hermanastra del Rey Ar-
turo y enemiga de Merlín, gobernó la isla de
Avalón. Ella tenía conocimiento de las artes
oscuras y era una animaga, que se conver-
tía en pájaro.
Merlín, el más grande de los magos, fue
miembro de la corte del Rey Arturo. Egre-
sado de Hogwarts, fue seleccionado para la
Casa Slytherin. Poseía un bastón mágico y
muy diestro en telequinesis. Se enamoró
de Nimueh, le enseñó encantamientos y le
construyó un reino en el lago de Camelot.
Ella hechizó a Merlín encarcelándolo en un
árbol para siempre.
Hengist of Woodcroft, fundó la villa de
Hogsmeade, un pueblo de magos en Gran
Bretaña. También egresado del colegio de
Hogwarts y seleccionado por la casa de Hu-
fflepuff. Quiso discutir leyes mágicas e in-
Entre la magia y la sabiduría
Olivia Sesma Rascón
15
junio,2023,N°13
cluir a diricawls, augureys, fwoopers, pixies,
hadas, trolls y arpías, pero se malogró dicha
reunión y no fueron admitidos los no-magos
en el Consejo de Magos. También Elfrida
Clagg, pretendió hacer lo mismo, pero fue
saboteado su congreso por Trolls, porque se
consideraban en la clasificación de seres vi-
vos.
Terminando el medievo, aparece Bow-
man Wright, famoso mago que combina la
ciencia con la magia. Y Paracelso, contem-
poráneo de Copérnico y Leonardo Da Vinci,
fue un notable médico y cirujano además de
gran alquimista.
Importante mencionar a Musidora Bar-
kwith, compositora de “La Suite Hechizada”,
dicha obra ha quedado vetada desde su fun-
ción en 1902, año en que hizo volar el teja-
do del Ayuntamiento de Ackerley.
Después del Renacimiento, se encauza
por el camino de la ciencia, pero a pesar de
eso, hay quienes practican la hechicería, en
su mayoría egresados del famoso colegio de
Hogwarts, como son: Montagne Knightley,
Mungo Bonham, Balfour Blane, Archibald
Alderton, Almerick Sawbridge, Dymphna
Formage, Thaldeus Thrukell, entre otros.
Es en esa época que Grogan Stump, lo-
gra regular el problema de las criaturas má-
gicas, las cuales debían ser consideradas
“bestias”, “seres” y “espíritus”.
Muchos fueron hechiceros que abrazaron
la ciencia, otros fueron filósofos que se in-
clinaron por la ciencia, pero a pesar de que
seguimos por el sendero científico, los polí-
ticos van por un hechizo para ser presiden-
tes del pueblo y otros van por un encanta-
miento o pócimas de amor.
16
Revista Filigramma
En uno de los tantos atardeceres parisi-
nos, te vi pasar ausente y distraída, Maga,
atravesando el Pont Neuf. Portabas varios
libros sostenidos sobre el brazo izquierdo, y
un gran bolso de yute con una rosa blanca
pintada en el centro, colgado de tu hombro
derecho. Quise seguirte para hablar conti-
go, pero tratando de alcanzarte te perdí al
final del puente. No logré alcanzar a ver por
cual calle aledaña te habías desviado.
En ese deambular también mío, por París,
buscando como en Roma o Londres, algo
que ni yo misma alcanzo a dilucidar. Más
aquí te encuentras tú, icónica figura que no
logro soslayar, y que me evoca de continuo
los días idos de una juventud plena de in-
quietudes y añoranzas.
Variaciones de infinidad de experiencias
que tanto tú como yo hemos vivido. ¿Te
pregunto, y me pregunto? ¿De qué sitio o
lugar en nuestro inconsciente, hemos ex-
traído ese bagaje de circunstanciales emo-
ciones, las cuales nos han mantenido anu-
dadas a planos de los cuales nos parece
inevitable evadir. Quizás sean los dedos del
destino-pathos que parece unirnos.
Otro día curioseando por la Rive Gauche,
vuelvo a vislumbrarte allá adelante escar-
bando entre los viejos libros en uno de las
accesorias de los “bouquinistes”. Buscando
entre esos libros, sé que de igual forma, te
acechas a ti misma en todo ello. Voy ha-
cia allá, tratando de nuevo de hablar conti-
go; pero como truco de ilusionista vuelves
a desaparecer. Espejismo u holograma, al
cual persigo en cada ocasión de mis cortas
estancias en esta ciudad. Lugar y fragua de
historias añejas, antiguas y nuevas. Trági-
camente bellas como la tuya, y otras tantas
similares escritas y trazadas en cada uno de
sus siglos.
Una pertinaz secuencia de lo desconocido,
o misterioso en este lugar bello y sofisticado
en la superficie, pero asentado sobre horro-
rosos túneles plagados de cráneos, esque-
letos, y huesos corroídos por la humedad y
los gusanos.
Maga, Maga, frustrada errática pasión de
Oliveira, obsesión mía buscando los secre-
tos de tu peculiar vida. Portadora de men-
sajes ocultos, cifrados en tus andanzas, que
trato de decodificar. ¿Qué hay latente en tu
vivir que se asemeje al mío?... Anegar de
arena en las almas, en el París de hoy, fluc-
tuante y tibio. Ancestral en sus inexorables
insondables ocasos; en las sonrisas que a
esa hora se congelan.
Caminas y caminas, para no llegar a
parte alguna; a un sitio de reposo. A unos
brazos que te brinden calor y protección,
liberándote de tus espectros y demonios.
Ahí la similitud de tu vida con la mía, de ese
deambular eterno buscando, rastreando,
adonde quiera que vas, el hilo de tu exis-
tencia errante.
Por ello tu perfil, tu figura, tus aciertos y
errores, dejaron en cada lugar donde pa-
saste una estela suspendida de tu latente
energía, que no se disipa, sino permanece
allí plasmada palpitante. Personaje más real
aún que los verdaderos, de multidimensio-
nal aliento.
En ese suspendido éter te busco; y conti-
nuaré buscándote. Tu esbelta figura seguirá
su peregrinar por esos —ruelles— parisinos,
tratando y buscando siempre de asir en al-
gún rincón la esencia de una vida en total
plenitud; la cual de continuo se te fuga.
Vislumbres
Lilia Rivera
17
junio,2023,N°13
Híbridos
Con los sentidos sujetos en los tobillos, su
andar es como las geishas. Sin kimono de
luz y flores, enlutadas de por vida, obliga-
das a olvidar el cuerpo, la cofia las enmarca
haciéndolas vaciar los ojos. Anillan el cuello
con un collarín blanco de suicidio lento. Las
manos empalmadas descansan sobre su pe-
cho; contienen y apaciguan fuego.
La escuela no podía ser otra cosa, una
escuela: edificio de múltiples ventanas sus-
pendidas en lo más alto de los muros, don-
de no pueden alcanzar los ojos; vidrieras
enmarcadas con madera que al accionarse
reproducen múltiples guillotinas, a lo lejos
de esta fortaleza la vista obliga a centrarse
en un portón negro, que parece punzar de
bruno el centro de la fachada. Penetrar por
el estrecho dintel cohíbe cualquier curiosi-
dad. La sala de espera es preámbulo y an-
tesala de reclutamiento, solicitud y entrega
de las cadenas del tedio.
La soledad viste su hábito invisible y ocu-
pa con su sombra, cada quicio del convento.
En el bies de las cortinas se aloja el vaho de
las oraciones.
Tres escalones a lo largo y ancho del patio,
invitan a subir al estrado donde se concen-
tran en una nube de olores, los condimentos
aromáticos de las sopas y las menudencias
que nadan en los caldos delatores de la co-
cina. Al medio día las novicias nutren sus
angustias a cambio de la promesa de en-
tregarse a la vida conventual: niñas pobres,
castas y obedientes que se suman a las filas
de la cofradía.
La niña parece entregada, sin embargo,
se encuentra lejana, ausente. Enredada en
la trenza peregrina de las horas, parece que
contempla el mar cuando hunde su mirada
en las burbujas azules de los sueños infan-
tiles. Apartada de todo y acompañada de sí,
busca un escalón por asiento. En silencio las
palabras sobran y abundan sin reparo. Una
voz interior le revela que un rayo de sol la
busca, y ella lo siente como un tibio suspiro
sobre los hombros.
La niña ausente no juega con las demás.
Una monja de aspecto virginal, con piel de
jengibre y cuerpo fantasmal se le acerca, la
mira a los ojos y pregunta:
—¿No quieres jugar?
El viento ondula entre sus labios y su tri-
nar de pájaro responde:
—Sí.
Pero… en la ronda de las niñas no hay lu-
gar para más.
La niña ausente es un alcatraz: amable,
sencilla y difícil de procurar, parece que se
extravió de otro planeta.
La niña mira a los que no la quieren mirar,
sobre su cabeza tintina la gota de los anhe-
los y horada con golpecitos el vidrio de su
alma cristalina.
La bruma del tiempo encubre la histo-
ria. En la diminuta ventana de la celda se
asoman los cantos del alba. La niña borda
iniciales en pañuelos de seda blanca y da
rienda suelta a su gracia interior: divaga y
desliza los ojos sobre los cuatro muros, el
techo se hincha y palpita.
El reloj apura la oscuridad, penetra el cor-
tejo de luz y la hieren con sus espinas. Os-
cila el péndulo de la rutina.
La niña ausente
Leticia Díaz Gama
18
Revista Filigramma
Al toque del Ángelus, vibran las vigas de
los techos y el reclinatorio labra costras con
las plegarias y en la lengua el cincel de pun-
ta corta las lágrimas.
A la lavandería van los lienzos, los ago-
bios y las mermas; mes con mes a los cana-
les de piedra, a los desagües de la condena.
Presididas por la Priora, el silencio es ab-
soluto. Sus manos aletean al tejer el sin
sentido y le arde el pecho con los leños de
las ausencias que se derriten como la cera,
antes de ser palabras.
La puerta cuelga de la bisagra, como un
parpado de madera se abre y el calor del
sol penetra y le arrebata los pies. La puerta
cuelga de la bisagra, como un parpado de
madera se abre y el calor del sol penetra y
le arrebata los pies.
19
junio,2023,N°13
El día en que el humano
es más inteligente
es el día de su nacimiento.
Michio Kaku
¿Te has preguntado por qué hay naciones más avanzadas que otras?
Un caballo se niega a ser montado
un lobo se niega a ser un perro
un gato nunca pierde su atributo de gato.
Aparte del dominio económico existe un dominio intangible
mi madre no era precisamente una lectora,
pero siempre ha sido una persona insumisa y rebelde
lo que más le agradezco es la manera en que me enseñó a leer
más allá de la vara y el encierro en las tardes de lluvia en la montaña veracruzana
me dijo aprende de memoria consonantes y vocales
luego impaciente que era, no permitió que silabeara
los años y la duda me llevaron a buscar algún sistema de lectura parecido
no sé por qué por estas tierras se camina por el camino intransitable
aprendía leer fluido en cosa de dos meses cuando andaba en los cuatro
entonces me hice oyente en la escuela, declamador en ceremonias
testigo de la lucha que mis paisanos tenían contra las letras y los números
y ya en retrospectiva, analítico asiduo del fenómeno de buscar una aguja en un mar
la gran pregunta que escudriña mis recuerdos perfora la lógica superficial
¿Por qué un cerebro que ya ha aprendido a caminar y a hablar
que ha aprendido a leer el entorno con el poderío de sus sentidos
y lo único que le falta es ubicar los nombres que ya habla
y colocarlos con signos en renglones en páginas
y leerlos como correspondencia imagen-palabra
es sometido a la tortura a tropezones del Método Silábico?
No es que sea mal pensado, aquel método se usaba en tiempos de Porfirio,
pero ahora que existen tantos genios pedagógicos y reformas y contrarreformas educativas
¿Por qué se sigue aplicando ese famoso método en las escuelas oficiales?
El cerebro respinga y se aburre ante un método necio
Método de lectura
Macedonio Vidal
20
Revista Filigramma
disminuye su enfoque analítico y en lugar de aprender a volar
aprende a ser domesticado a base de insistencia
una nación que quiera avance en su conocimiento necesita leer
necesita leer números, letras, símbolos matemáticos
necesita penetrar en los códigos de la ciencia
la clave es aprender a leer desde edades tempranas
eso logra que incluso si toca algún docente de plaza comprada
no afecte tanto el desarrollo cognitivo del alumno
¿No será acaso que se trata del control del aprendizaje en el ámbito escolar?
¿Y ya se tengan parámetros establecidos de adónde debe llegar cada nación…
en cuanto a su conocimiento?
Entiendo que Prometeo dio el fuego a los humanos sin cerillos, pero para el sistema…
sería un suicidio darle a las masas el conocimiento y la manera de conservarlo encendido
Antes llamaban enseñanza a lo que ahora le dicen educación
me gustaba ese nombre me gustaban esos tiempos
las respuestas existen
en el terreno de la geopolítica
en el terreno de la geoeducación
en el terreno, del masivo control.
Camaleón
Nicholas Gutiérrez Pulido
A Maricarmen Peña, por la inspiración
Anoche soñé con el camaleón. Al despertar, estaba ahí, parado frente a mi cama, besán-
dome con su larga lengua. De día lo veo transformado en la silla de mi balcón, en la roca
del jardín o en la mesa del comedor. A veces lo veo leyendo a Petrarca, devorando a los
pájaros que osan posarse en mi bugambilia o retratado, al acecho, en el anuncio especta-
cular del edificio de enfrente. Camaleón, eres tan conformista y a la vez excelso depreda-
dor. Que poeta, que paisajista, que retratista no querría poseer tu paleta de colores. Haz
vuelto al sentido del gusto la hazaña virtuosa del francotirador. Resiliencia al ras de piel,
unidad con la naturaleza. Te pones frente a Las Señoritas de Aviñón y tu piel enloquece.
Ahora siento tus pequeñas patas escalar por mi piel para finalmente, confundirte con ella.
Galería
Terror
Terror
y miradas
y miradas
Vladimir Palomec
Vladimir Palomec
22
Artista plástico mexicano, nació el 5
de enero de 2005 en Oaxaca. Estudia
actualmente la preparatoria y toma cla-
ses en artes visuales y diseño en su
ciudad natal.
Su práctica artística se desarrolla so-
bre la experiencia personal cotidiana y
la búsqueda de identidad, utiliza ele-
mentos de auto referencia en sus pro-
cesos para generar múltiples reflexio-
nes sobre la memoria, la muerte, el
cuerpo y el tiempo; reflexiones que son
Vladimir
Palomec
23
interpretadas en distintos formatos tridi-
mensionales como la escultura.
Como artista le interesa relacionar-
se personalmente con el material antes
de producir, ya sea físicamente como lo
hace con la plastilina. Su obra responde
a una serie de inquietudes propias sobre
la construcción de la identidad personal a
partir del ambiente y el espacio cotidia-
no, de la relación con el cuerpo también
como hogar o refugio de nuestra memo-
ria, y de la contemplación de los suce-
sos naturales simples y humanos que nos
obligan a cuestionarnos quiénes somos.
Su labor con la pintura y la escultura en
diversos medios le ha permitido concebir
los procesos artísticos como una respuesta
al entendimiento del propio cuerpo, su pre-
sencia y su ausencia.
Su trabajo ha sido reconocido y aprecia-
do por distintos estímulos, entre los cuales
destacan exposiciones dentro y fuera del
país, por citar algunas, en el Museo Palacio
Vergara en Viña del Mar, Chile, y en Mar del
Plata, Argentina.
Nostalgia
Martín Pérez Rojas “MAPERO”
vivo en paz
rezago de experiencias
factura de la cuenta final
carta por entregar
silencio total
me siento tranquilo
me siento en paz
respiro y veo pasar mi vida
escribo y amo
reina el silencio
guardo el equipaje
es tiempo de partir
es tiempo de decir adiós
de estar en otra dimensión
es tiempo de respirar hondo
es tiempo de cerrar los ojos y soltar
Mi infancia perdida
Martín Pérez Rojas “MAPERO”
Anoche tuve un sueño,
un sueño que me hizo llorar de alegría
como cuando era niño.
Me daban un regalo
y al abrirlo no lo comprendí
por que era muy pequeño para hacerlo,
la envoltura se fue arrugando,
muy pronto frágil estuvo.
Desperté y miré mis manos,
mis piernas y mis brazos;
sentí la lluvia y el sol,
escuché el cantar de las aves,
pude correr y lo mismo reir que llorar,
amar y sentirme amado,
uno y mil detalles
me hicieron comprender mi regalo
le he dado un nombre,
le he llamado... ¡ VIDA !
26
Revista Filigramma
Poesía
Arenga orgásmica
Salvador Calva Morales
compañeros y cómplices
¡viva el orgasmo nuestro de cada día!
¡viva el derecho a ser felices!
¡vivan los inteligentes y no amargados!
¡vivan los que supieron disfrutar la vida y su sexualidad!
¡vivan quienes sin importar el cúmulo de años
credo color y tamaño
disfrutan a diario
de la pequeña muerte regeneradora!
¡fuera las creencias
atavismos
preceptos y vanas religiones
que limitan el desarrollo armónico de la sexualidad!
¡abajo los mojigatos e ignorantes!
¡larga vida a heroínas y paladines de la sexualidad y el erotismo!
¡vivan quienes murieron por buscar la felicidad orgásmica!
¡viva la iluminación tántrica!
¡viva la experiencia consciente del orgasmo nuestro de cada día!
¡vivan quienes ofrendaron su vida por defender el derecho al orgasmo!
¡viva el derecho al orgasmo!
¡viva el derecho al orgasmo!
¡viva el derecho al orgasmo!
soy aquel que vivirá en el tiempo
dejando estela de Luz en el firmamento
contagiando dicha y virtud
felicidad
prodigio y portento
a la borda la tristeza y llanto
lágrimas y risas de contento
solo así es menester llorar
saborear sal y dulce al mismo tiempo
sean felices se los ruego
vivan el misterio de los enamorados
desamor también es fortuna
sabiendo darle la medida y el tiempo
luchen por vivir con la libido en todo
				 [momento
el orgasmo es lo mejor
hasta morir con él sin remordimiento
Sin remordimiento
Salvador Calva Morales
27
junio,2023,N°13
28
Revista Filigramma
Madre, por siempre
Filo Huesca
Madre:
soy de barro y de maíz,
soy de piedra y palma
dentro de mí fluye lava
que arde con la fuerza del amor.
Fuerza,
fuerza y más fuerza
he recibido del copal
fuerza y más fuerza
he recibido también del jaguar.
Madre:
sigues siendo mi fuerza,
sigues siendo mi admiración,
sigues siendo mi insomnio,
madre mía.
Yo sé que en tu mundo mental
sigo vigente,
que en esa realidad
sabes de mi amor y cariño.
Madre:
podrás no reconocer mi materia,
pero sí,
definitivamente sí
mi alma;
soy parte de ti
y siempre lo seré.
Madre, te amo,
te admiro y respeto
seguiré conmemorando
y honrando tu vida por siempre.
Por siempre y en tu corazón, Filito.
Fuego húmedo
Abel Pérez Rojas
en la certeza de lo sembrado
en el riesgo de la cercanía
toma mi mirada
bebe de mi búsqueda
llénate con el juego de palabras
resetea tu disco duro
huye en el momento justo
abandona todo como estaba
encuentra tu camino en la distancia
en el paso firme
confiemos en la incertidumbre
pero ahora
reconstruyámonos
gocemos de la brisa
rompamos resistencias
acompañemos al viento
y reencontrémonos
en la humedad del fuego
29
junio,2023,N°13
30
Escritora invitada
Adriana Terán
Mujer con experiencias ricas en aprendizajes, ha transitado por la cuerda floja
en la vida con su espíritu libre y gran resiliencia. Se ha desarrollado ocupando
cargos directivos y gerenciales dentro de áreas de turismo y educación princi-
palmente. En 2019 y 2021 fue acreedora al Premio Gran Mujer de México, se
ha desarrollado como catedrática, publirrelacionista, promotora cultural y acti-
vista social. Es académica en la Benemérita de la Patria Sociedad Mexicana de
Geografía y Estadística, dentro de la Academia de Literatura. Tallerista del ICM
dentro de la Dirección de Cultura Escrita. Productora y conductora de programas
culturales en radio y televisión. Colaboradora y columnista en medios impresos
como periódicos y revistas dentro del área cultural. Coordinadora de la filial en
Argentina de la Real Academia Internacional de Arte y Literatura.
31
junio,2023,N°13
En torno a una estrella
Andamos sobre el camino
que deseamos recorrer,
no es camino de aventura
no será un episodio sin ligazón.
Somos amantes del saber,
somos una pareja
moviéndose en torno
a una estrella.
En la galaxia estelar,
en el universo ilimitado
en un justo y merecido
remanso de vida.
Sombras nocturnas
Sombras avivan imágenes,
incitan…
despabilan la clarividencia.
Sentidos omisos,
defensas desamparadas,
pausadas, delicadas.
Las tinieblas,
extienden su resplandor,
percíbelas…
trémulas y tiernas
aisladas del bullicio estridente.
Presta atención a la poesía
que llovizna en la noche.
Artesano
Escava, modela mi barro
desde adentro,
desaparece mis capas de hielo
esculpe mi valle
pule la cima de mis montañas
fluye, fluye dentro de mi mar.
Prodúceme mareas internas
desbordémonos hasta los márgenes.
Hombre con tu pincel
pinta dentro de mi caverna,
deja tu sello artístico.
Pastorea sobre mi desierto
y regrésame a la frescura de la vida
entre la erosión eólica.
Promovemos la hermandad creativa y los saberes enfocados en la cultura de paz
FILIGRAMMA
Revista literaria
del Círculo de Escritores Sabersinfin
Sabersinfin TV
Cultura Puebla Sabersinfin
Círculo de Escritores Sabersinfin Puebla
Sabersinfin
Sabersinfin.com

Más contenido relacionado

Similar a Filigramma #13

La vanguardia en España. Greguerías
La vanguardia en España. GregueríasLa vanguardia en España. Greguerías
La vanguardia en España. GregueríasAlicia López Palomera
 
Revista Ch´ivit Empresarial abril 2018
Revista Ch´ivit Empresarial abril 2018Revista Ch´ivit Empresarial abril 2018
Revista Ch´ivit Empresarial abril 2018Ch´ivit Empresarial
 
1. A VOLAR 5.pdf
1. A VOLAR 5.pdf1. A VOLAR 5.pdf
1. A VOLAR 5.pdflynlynlyn
 
05 mastrangelo el libro_de_las_miserias_preciosas
05 mastrangelo el libro_de_las_miserias_preciosas05 mastrangelo el libro_de_las_miserias_preciosas
05 mastrangelo el libro_de_las_miserias_preciosasbelen sandoval
 
Plesiosaurio n.° 10, vol. 3
Plesiosaurio n.° 10, vol. 3Plesiosaurio n.° 10, vol. 3
Plesiosaurio n.° 10, vol. 3Plesiosaurio
 
Co.incidir 85 marzo 2021
Co.incidir 85 marzo 2021Co.incidir 85 marzo 2021
Co.incidir 85 marzo 2021maliciapino
 
la literartura del renacimiento y lazarillo de tormes (1).pdf
la literartura del renacimiento y lazarillo de tormes (1).pdfla literartura del renacimiento y lazarillo de tormes (1).pdf
la literartura del renacimiento y lazarillo de tormes (1).pdfAlejandroGarro12
 
A manera de diagnóstico
A manera de diagnósticoA manera de diagnóstico
A manera de diagnósticolizgarcia17
 
Origen del lenguaje(J.M. Briceño Guerrero)
Origen del lenguaje(J.M. Briceño Guerrero)Origen del lenguaje(J.M. Briceño Guerrero)
Origen del lenguaje(J.M. Briceño Guerrero)mariamancra
 
Presentación de literatura
Presentación de literaturaPresentación de literatura
Presentación de literaturaLuis_literatura
 
Las palabras mágicas
Las palabras mágicasLas palabras mágicas
Las palabras mágicasdatilon
 
Literatura Hispanoamericana y Cien años de Soledad
Literatura Hispanoamericana y Cien años de Soledad Literatura Hispanoamericana y Cien años de Soledad
Literatura Hispanoamericana y Cien años de Soledad Profesor Ramón Moraga
 
Mundialización de la modernidad en aras de la solidarización internacional
Mundialización de la modernidad en aras de la solidarización internacionalMundialización de la modernidad en aras de la solidarización internacional
Mundialización de la modernidad en aras de la solidarización internacionalOrlando Ramírez
 

Similar a Filigramma #13 (20)

La vanguardia en España. Greguerías
La vanguardia en España. GregueríasLa vanguardia en España. Greguerías
La vanguardia en España. Greguerías
 
Revista Ch´ivit Empresarial abril 2018
Revista Ch´ivit Empresarial abril 2018Revista Ch´ivit Empresarial abril 2018
Revista Ch´ivit Empresarial abril 2018
 
1. A VOLAR 5.pdf
1. A VOLAR 5.pdf1. A VOLAR 5.pdf
1. A VOLAR 5.pdf
 
MUNDO BORRILUZ
MUNDO BORRILUZMUNDO BORRILUZ
MUNDO BORRILUZ
 
MUNDO BORRILUZ
MUNDO BORRILUZMUNDO BORRILUZ
MUNDO BORRILUZ
 
05 mastrangelo el libro_de_las_miserias_preciosas
05 mastrangelo el libro_de_las_miserias_preciosas05 mastrangelo el libro_de_las_miserias_preciosas
05 mastrangelo el libro_de_las_miserias_preciosas
 
Boletín Amaneceres
Boletín AmaneceresBoletín Amaneceres
Boletín Amaneceres
 
Plesiosaurio n.° 10, vol. 3
Plesiosaurio n.° 10, vol. 3Plesiosaurio n.° 10, vol. 3
Plesiosaurio n.° 10, vol. 3
 
Co.incidir 85 marzo 2021
Co.incidir 85 marzo 2021Co.incidir 85 marzo 2021
Co.incidir 85 marzo 2021
 
Tipos de lenguaje
Tipos de lenguajeTipos de lenguaje
Tipos de lenguaje
 
la literartura del renacimiento y lazarillo de tormes (1).pdf
la literartura del renacimiento y lazarillo de tormes (1).pdfla literartura del renacimiento y lazarillo de tormes (1).pdf
la literartura del renacimiento y lazarillo de tormes (1).pdf
 
A manera de diagnóstico
A manera de diagnósticoA manera de diagnóstico
A manera de diagnóstico
 
Origen del lenguaje(J.M. Briceño Guerrero)
Origen del lenguaje(J.M. Briceño Guerrero)Origen del lenguaje(J.M. Briceño Guerrero)
Origen del lenguaje(J.M. Briceño Guerrero)
 
Presentación Literatura
Presentación LiteraturaPresentación Literatura
Presentación Literatura
 
Presentación de literatura
Presentación de literaturaPresentación de literatura
Presentación de literatura
 
Las palabras mágicas
Las palabras mágicasLas palabras mágicas
Las palabras mágicas
 
Literatura Hispanoamericana y Cien años de Soledad
Literatura Hispanoamericana y Cien años de Soledad Literatura Hispanoamericana y Cien años de Soledad
Literatura Hispanoamericana y Cien años de Soledad
 
Mundialización de la modernidad en aras de la solidarización internacional
Mundialización de la modernidad en aras de la solidarización internacionalMundialización de la modernidad en aras de la solidarización internacional
Mundialización de la modernidad en aras de la solidarización internacional
 
Victorialopithecus
Victorialopithecus Victorialopithecus
Victorialopithecus
 
Platero y yo
Platero y yo Platero y yo
Platero y yo
 

Más de Sabersinfin Portal

Retazos de memoria, marionetas de trozos
Retazos de memoria, marionetas de trozosRetazos de memoria, marionetas de trozos
Retazos de memoria, marionetas de trozosSabersinfin Portal
 
Filigramma 12. Revista del Círculo de Escritores Sabersinfin
Filigramma 12. Revista del Círculo de Escritores SabersinfinFiligramma 12. Revista del Círculo de Escritores Sabersinfin
Filigramma 12. Revista del Círculo de Escritores SabersinfinSabersinfin Portal
 
A diez años de Píldora roja, poemario de Abel Pérez Rojas
A diez años de Píldora roja, poemario de Abel Pérez RojasA diez años de Píldora roja, poemario de Abel Pérez Rojas
A diez años de Píldora roja, poemario de Abel Pérez RojasSabersinfin Portal
 
Filigramma 6, revista del Círculo de Escritores Sabersinfin
Filigramma 6, revista del Círculo de Escritores SabersinfinFiligramma 6, revista del Círculo de Escritores Sabersinfin
Filigramma 6, revista del Círculo de Escritores SabersinfinSabersinfin Portal
 
Entre andalucia y suecia paisajes
Entre andalucia y suecia paisajesEntre andalucia y suecia paisajes
Entre andalucia y suecia paisajesSabersinfin Portal
 
Una tormenta de nieve en suecia
Una tormenta de nieve en sueciaUna tormenta de nieve en suecia
Una tormenta de nieve en sueciaSabersinfin Portal
 
Parte 2 CóMo Elaborar El Plan EstratéGico De DireccióN
Parte 2 CóMo Elaborar El Plan EstratéGico De DireccióNParte 2 CóMo Elaborar El Plan EstratéGico De DireccióN
Parte 2 CóMo Elaborar El Plan EstratéGico De DireccióNSabersinfin Portal
 

Más de Sabersinfin Portal (20)

Retazos de memoria, marionetas de trozos
Retazos de memoria, marionetas de trozosRetazos de memoria, marionetas de trozos
Retazos de memoria, marionetas de trozos
 
Filigramma 12. Revista del Círculo de Escritores Sabersinfin
Filigramma 12. Revista del Círculo de Escritores SabersinfinFiligramma 12. Revista del Círculo de Escritores Sabersinfin
Filigramma 12. Revista del Círculo de Escritores Sabersinfin
 
A diez años de Píldora roja, poemario de Abel Pérez Rojas
A diez años de Píldora roja, poemario de Abel Pérez RojasA diez años de Píldora roja, poemario de Abel Pérez Rojas
A diez años de Píldora roja, poemario de Abel Pérez Rojas
 
Filigramma Número 10
Filigramma Número 10Filigramma Número 10
Filigramma Número 10
 
Filigramma 6, revista del Círculo de Escritores Sabersinfin
Filigramma 6, revista del Círculo de Escritores SabersinfinFiligramma 6, revista del Círculo de Escritores Sabersinfin
Filigramma 6, revista del Círculo de Escritores Sabersinfin
 
Entre andalucia y suecia paisajes
Entre andalucia y suecia paisajesEntre andalucia y suecia paisajes
Entre andalucia y suecia paisajes
 
Entre andalucia y suecia
Entre andalucia y sueciaEntre andalucia y suecia
Entre andalucia y suecia
 
Entre andalucia y suecia
Entre andalucia y sueciaEntre andalucia y suecia
Entre andalucia y suecia
 
Un invierno sueco
Un invierno suecoUn invierno sueco
Un invierno sueco
 
Amanecer entre nieve y flores
Amanecer entre nieve y floresAmanecer entre nieve y flores
Amanecer entre nieve y flores
 
Desde estocolmo suecia
Desde estocolmo sueciaDesde estocolmo suecia
Desde estocolmo suecia
 
Con suecia con amor parte 2
Con suecia con amor parte 2Con suecia con amor parte 2
Con suecia con amor parte 2
 
Una tormenta de nieve en suecia
Una tormenta de nieve en sueciaUna tormenta de nieve en suecia
Una tormenta de nieve en suecia
 
Desde suecia con amor
Desde suecia con amorDesde suecia con amor
Desde suecia con amor
 
Poesía cerebro y hormonas
Poesía cerebro y hormonasPoesía cerebro y hormonas
Poesía cerebro y hormonas
 
EDUCACIÓN PREHISPÁNICA
EDUCACIÓN PREHISPÁNICAEDUCACIÓN PREHISPÁNICA
EDUCACIÓN PREHISPÁNICA
 
El Color
El Color El Color
El Color
 
VOLADORES DE PAPANTLA
VOLADORES DE PAPANTLAVOLADORES DE PAPANTLA
VOLADORES DE PAPANTLA
 
Parte 2 CóMo Elaborar El Plan EstratéGico De DireccióN
Parte 2 CóMo Elaborar El Plan EstratéGico De DireccióNParte 2 CóMo Elaborar El Plan EstratéGico De DireccióN
Parte 2 CóMo Elaborar El Plan EstratéGico De DireccióN
 
Sobre La EducacióN I I I
Sobre La  EducacióN  I I ISobre La  EducacióN  I I I
Sobre La EducacióN I I I
 

Último

FÍSICA - FLUJO ELÉCTRICO Y LEY DE GAUSS.
FÍSICA - FLUJO ELÉCTRICO Y LEY DE GAUSS.FÍSICA - FLUJO ELÉCTRICO Y LEY DE GAUSS.
FÍSICA - FLUJO ELÉCTRICO Y LEY DE GAUSS.CarlosAlfredoMalavCa
 
ERAS Y PERIODOS DEL TIEMPO GEOLOGICO.pptx
ERAS Y PERIODOS DEL TIEMPO GEOLOGICO.pptxERAS Y PERIODOS DEL TIEMPO GEOLOGICO.pptx
ERAS Y PERIODOS DEL TIEMPO GEOLOGICO.pptxduquemariact
 
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOSCALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOSdarlingreserved
 
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUEPresentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUEJosé Hecht
 
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxTALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxMartaChaparro1
 
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)LizNava123
 
Revista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdf
Revista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdfRevista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdf
Revista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdfapunteshistoriamarmo
 
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectosTrishGutirrez
 
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).hebegris04
 
historieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías productohistorieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías productommartinezmarquez30
 
Catálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial AlbatrosCatálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial AlbatrosGustavoCanevaro
 
Biografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro DelgadoBiografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro DelgadoJosé Luis Palma
 

Último (20)

Sesión ¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión
Sesión  ¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestiónSesión  ¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión
Sesión ¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión
 
FÍSICA - FLUJO ELÉCTRICO Y LEY DE GAUSS.
FÍSICA - FLUJO ELÉCTRICO Y LEY DE GAUSS.FÍSICA - FLUJO ELÉCTRICO Y LEY DE GAUSS.
FÍSICA - FLUJO ELÉCTRICO Y LEY DE GAUSS.
 
Mimos _
Mimos                                       _Mimos                                       _
Mimos _
 
Unidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIU
Unidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIUUnidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIU
Unidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIU
 
ERAS Y PERIODOS DEL TIEMPO GEOLOGICO.pptx
ERAS Y PERIODOS DEL TIEMPO GEOLOGICO.pptxERAS Y PERIODOS DEL TIEMPO GEOLOGICO.pptx
ERAS Y PERIODOS DEL TIEMPO GEOLOGICO.pptx
 
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOSCALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
 
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUEPresentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
 
Unidad 1 | Metodología de la Investigación
Unidad 1 | Metodología de la InvestigaciónUnidad 1 | Metodología de la Investigación
Unidad 1 | Metodología de la Investigación
 
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxTALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
 
El Bullying.
El Bullying.El Bullying.
El Bullying.
 
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)
 
Revista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdf
Revista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdfRevista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdf
Revista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdf
 
¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión.pptx
¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión.pptx¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión.pptx
¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión.pptx
 
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
 
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
 
historieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías productohistorieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías producto
 
Catálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial AlbatrosCatálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial Albatros
 
Biografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro DelgadoBiografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro Delgado
 
Acuerdo segundo periodo 2024 - Octavo.pptx
Acuerdo segundo periodo 2024 - Octavo.pptxAcuerdo segundo periodo 2024 - Octavo.pptx
Acuerdo segundo periodo 2024 - Octavo.pptx
 
Acuerdo segundo periodo - Grado Noveno.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Noveno.pptxAcuerdo segundo periodo - Grado Noveno.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Noveno.pptx
 

Filigramma #13

  • 1. Filigramma Filigramma Revista de literatura Revista de literatura Sabersinfin.com/ junio 2023. 2da Sabersinfin.com/ junio 2023. 2da temporada. N° 13. temporada. N° 13. Filigramma y el #13 Filigramma y el #13 Jorge A. Rodríguez y Morgado Jorge A. Rodríguez y Morgado Adriana Terán Adriana Terán Escritora invitada Escritora invitada Las emociones, atajo evolutivo Las emociones, atajo evolutivo Enrique Canchola Martínez Enrique Canchola Martínez Vladimir Palomec Vladimir Palomec Artista invitado Artista invitado Sin Sin triscaidecofobia triscaidecofobia
  • 2. 2 Revista Filigramma DIRECTORIO Filigramma Revista Literaria No. 13 Publicación bimestral Director General Director General Sabersinfin.com Sabersinfin.com Abel Pérez Rojas Editor Luis Manuel Pimentel Coordinadora del Círculo de Escritores Sabersinfin Leticia Díaz Gama Leticia Díaz Gama Compilación Olivia Sesma Rascón Olivia Sesma Rascón Colaboradores Lilia Rivera Enrique Canchola Martínez Salvador Calva Morales Sarahí Jarquín Ortega Olivia Sesma Rascón Leticia Díaz Gama Saile Villalobos Luz Gabriela Balcázar Jorge A. Rodríguez y Morgado Nicholas Gutiérrez Pulido Filo Huesca Macedonio Vidal Escritora invitada Adriana Terán Artista invitado Vladimir Palomec Sin triscaidecafobia Pese a que los miedos nos coman por dentro, nada nos detendrá en el profundo convencimiento de salir adelante, de continuar e ir a la búsqueda de nuestros ideales y cumplimiento de propósitos y fines. En ésta, la edición 13 de la revista Filigramma, es una buena ocasión para recordar nuestros miedos irracionales, como lo es la fobia al número 13 o triscaidecafobia (del griego τρεισκαιδέκα, treiskaideka ‘trece’, derivado de τρεῖς, treîs ‘tres’, καὶ, kai ‘y’, y δέκα, deka ‘diez’; junto con φοβία, fobía, de φόβος, fobos ‘miedo’, ‘temor’). Jorge A. Rodríguez y Morgado en su forma acostumbrada de acudir a la numerología, al esoterismo y al hermetismo, expone por qué veladamente esta edición de Filigramma es más un augurio de larga vida y prosperidad, que un aviso de negrura por la aparente fatídica cifra. Sí, Rodríguez y Morgado analiza el número 13, escudriña los res- quicios de las sumas y las restas para hallar el lenguaje oculto de lo que las cifras y los nodos nos dicen. Jorge, quien es doctor en Ingeniería Civil y cada vez más poeta, analiza, escribe y suma con sus cuasi obsesivos análisis, un conte- nido más para levantar cimientos en la revista que tiene frente a usted. Detrás y a un lado del artículo Filigramma y su edición número 13 están los acostumbrados aportes del resto de mis compañeros, quienes levantan columnas en un espacio marcado por el sudor de las frentes y el talento de las mentes/corazones que acuden a otra nueva cita. En esta ocasión la obra del joven talentoso oaxaqueño Vladimir Palomec ilustra nuestra revista. Entre poemas, fábulas, relatos y artículos una de las promesas de la plástica oaxaqueña nos com- parte visualmente el mundo que percibe y lleva dentro de sí. Adriana Terán, la literata mexicana ahora avecindada en Bue- nos Aires, Argentina es nuestra “Escritora invitada”, quien a través de sus poemas nos evoca las plumas en el exilio y la madurez ad- quirida por la lejanía. En fin, ésta es la revista 13 de Filigramma, una publicación sin cabida a la triscaidecafobia y con aferramiento a la permanencia, al cambio, al encuentro, a la fraternidad. Abel Pérez Rojas Director de Sabersinfin Editorial
  • 3. 3 Editorial Sin triscaidecafobia | 2 Abel Pérez Rojas Artículos Filigramma y su edición número 13 | 4 Jorge A. Rodríguez y Morgado Las emociones, atajo evolutivo | 6 Enrique Canchola Martínez Identidad cultural y educación Luz Gabriela Balcázar Murueta Narrativa Narración | 10 Sarahí Jarquín Ortega La fábula del Búho Sabio | 13 Saile Villalobos Entre la magia y la sabiduría | 14 Olivia Sesma Rascón Vislumbres | 16 Lilia Rivera Híbridos La niña ausente | 17 Leticia Díaz Gama Método de lectura| 19 Macedonio Vidal Camaleón | 19 Nicholás Gutiérrez Pulido Galería Terror y miradas | 21 Vladimir Palomec Nostalgia | 24 Mi infancia perdida | 24 Martín Pérez Rojas “MAPERO” Poesía Arenga orgásmica | 19 Sin remordimientos | 19 Salvador Calva Morales Fuego húmedo | 28 Abel Pérez Rojas Madre, por siempre | 28 Filo Huesca Escritora invitada Adriana Terán | 30 En torno a una estrella | 31 Sombras nocturnas | 31 Artesano | 31 El contenido y la forma de los textos son responsabili- dad del autor. La dirección de Sabersinfin da cabida a las múltiples formas de expresión. ÍNDICE ÍNDICE
  • 4. Filigramma Filigramma y su y su edición edición número número 13 13 Jorge A. Rodríguez y Morgado Jorge A. Rodríguez y Morgado Artículos
  • 5. 5 junio,2023,N°13 Desde la más remota antigüedad, el nú- mero 13 ha sido considerado como de mal augurio, por los siguientes motivos: en la última cena de Jesús y los apóstoles, trece fueron los participantes, de ahí, Cris- to salió para encontrar la muerte. En el Apocalipsis (Revelación), Capítulo 13:18, aparece el número 666 que corresponde al anticristo, a la bestia, que también se re- fiere al dragón, a la serpiente, al diablo, a satanás, esto, según Apocalipsis 12:9. En el Tarot, el número 13 hace referencia a la carta de la muerte. Otro motivo del miedo al número 13 se relaciona con el hecho de que fue el viernes 13 de octubre de 1307, cuando, por ór- denes de Felipe IV (El Hermoso) y el papa Clemente V, un grupo de caballeros tem- plarios fue capturado y llevado ante el tribunal de la Inquisición para ser juzgado y condenado por supuestos crímenes en con- tra de la cristiandad (herejía, sodomía y de orinar y escupir en la cruz). Clínicamente, el miedo al número 13 se ha designado con el nombre de triscaide- cafobia (del griego treiskaideka -trece-, derivado de treis -tres-, kai -y-, y, deka -diez-; junto con fobia, de phobos -miedo-, -temor-. La revista Filigramma se ha caracteriza- do por ser un medio de difusión para los amantes de las artes (literatura, poesía, fotografía), para los expertos en la ciencia (neurociencia), el esoterismo (numerología, cábala) y para los interesados de toda ac- tividad intelectual que es digna de darse a conocer y que, otros medios no se atreven a publicarla por parecer intrascendente (bu- dismo, ufología, etc.). Esta edición número 13, de ninguna ma- nera puede considerarse de mal augurio, por el contrario, las cifras nos dicen que es una revista elaborada con las mejores ener- gías de todos los colaboradores y que su existencia será de larga duración, veamos: - Los participantes y colaboradores son personas especialistas y dedicadas con en- tusiasmo a su área de conocimiento, indi- viduos que existen y existirán por siempre con características de amor, pasión y entre- gados totalmente a su labor editorial, por lo que su extinción no se ve posible en el tiempo. - El nombre de la revista -Filigramma- está formada de 10 (1+2+3+4=10) letras que reducidas a un dígito nos dan el número 1, que corresponde a la cifra de la energía primigenia, de la manifestación universal. El inicio (1) que perdurará por siempre (0). - Aplicando la numerología pitagórica, se tieneque:FILIGRAMMA,esiguala:F=6;I=9; L=3; I=9; G=7; R=9; A=1; M=4; M=4; A=1, es decir, 6+9+3+9+7+9+1+4+4+1=53 =5+3 = 8. El número 8 representa a la serpiente que se come su cola, es el uróboros de la antigua cultura egipcia, es la cifra que representa el infinito, es la transición entre lo de arriba y lo de abajo, lo de adentro y lo de afuera, del cielo y de la tierra. El 8 es considerado el número de la eternidad. Se puede concluir que la edición número 13 de Filigramma, tiene excelente augurio, representa un nuevo comienzo, que des- pués de las vicisitudes que nos trajo la pan- demia (declarada por la OMS el 5/5/2023= 5+5+7= 17=1+7=8, fin de la emergencia sanitaria), esta revista resurge con renova- das energías, como el Ave Fénix, y con una permanencia que trascenderá al tiempo. ¡Larga vida a la revista Filigramma!
  • 6. Las emociones, Las emociones, atajo evolutivo atajo evolutivo Enrique Canchola Martínez Enrique Canchola Martínez Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa Ciudad de México Ciudad de México
  • 7. 7 junio,2023,N°13 Las emociones son experiencias psi- cológicas internas personales que in- ducen cambios fisiológicos cognitivos subjetivos y motores generalmente in- conscientes, tienen un fin evolutivo ya que participan en los mecanismos de supervivencia y de reproducción como lo mencionó en 1872, Charles Darwin (1809-1882 Reino Unido) en su libro The Expression of the Emotions in Man and Ani- mals. Las emociones al igual que la razón han contribuido a la evolución mental de los se- res vivos, particularmente en la especie hu- mana ya que desempeñan un rol esencial en el correcto funcionamiento del cerebro y de las facultades cognitivas denomina- das elevadas. Las emociones son también inductoras de la curiosidad y del asombro, tienen la capacidad de organizar motivacio- nes esenciales para el aprendizaje y para la toma de decisiones. Las emociones cumplen una función po- sitiva en la supervivencia de las especies estimulando o frenando conductas ante eventos gratificantes o de peligro, es decir, permiten inconscientemente el proceso de adaptación y con ello participan de manera importante en la evolución mental misma. A las emociones se le ha vinculado con el dua- lismo adicción aversión, porque participan en forma muy significativa en el comporta- miento humano y en la construcción de la conciencia. Para el psicólogo norteamericano Paul Ekman (1934) “Las emociones son un pro- ceso, un tipo particular de evaluación au- tomática influenciada por nuestro pasado evolutivo y personal, en el que sentimos que algo importante para nuestro bienestar está ocurriendo, y un conjunto de cambios psicológicos y comportamientos emociona- les comienzan a lidiar con la situación”, es decir, las emociones son una representa- ción mental de la situación fisiológica en la cual se encuentra el individuo, aunque para explicar la respuesta emotiva se han pro- puesto tres teorías diferentes: 1.- La teoría visceral de William James (1842-1910) y Carl George Lange (1834-1900), médi- cos, filósofos y psicólogos norteamericano y danés respectivamente, que curiosamente en forma independiente llegan a la conclu- sión de que las emociones son la percepción de las reacciones corporales o del cerebro visceral o entérico provocadas por un es- tímulo; 2.-La teoría cerebral o talámica de Walter Bradford Cannon (1871-1945) y Phillip Bard (1898-1977), médicos y fi- siólogos norteamericanos, profesor y alum- no respectivamente, quienes proponen que las emociones son consecuencia de la ac- tivación del sistema nervioso autónomo particularmente del tálamo e hipotálamo; y 3.-La teoría mixta o de dos factores, propuesta por los psicólogos norteameri- canos Stanley Schachter (1922-1997) y Jerome E. Singer (1934-2010) la cual propone que las emociones son el resultado de la respuesta fisiológica visceral, y cere- bro-cognitiva. Sin embargo, a pesar de las diferencias en las teorías antes mencionadas, las emo- ciones como puede verse nos preparan para enfrentar eventos importantes sin tener que pensar en ellos. De acuerdo con la mayoría de los etólo- gos existen al menos cinco emociones prin- cipales, tanto en los hombres como en los animales, aunque, la investigación del Dr. Ekman muestra la evidencia de siete expre- siones faciales universales de emociones independiente de las diferencias lingüísti- cas, regionales, culturales y étnicas, dichas emociones son: ira, miedo, alegría, tris- teza, sorpresa, desprecio y asco.
  • 8. 8 Revista Filigramma Es importante mencionar que, ninguna emoción existe como un solo estado afectivo o psicológico, ya que las emociones repre- sentan varios estados causados por eventos físicos, sociales o experiencias emocionales reales o imaginarias del pasado o del pre- sente relacionados entre sí. Por otra parte, cada emoción refleja even- tos fisiológicos por un lapso de tiempo que generalmente va de los pocos minutos a no más de una hora, si la emoción persiste por más tiempo, puede ser signo de una altera- ción neurológica y psicológica del estado de ánimo. Finalmente, es importante mencionar que las emociones inducen generalmente actividades musculares reflejas, rápidas e inconscientes por lo cual estas repuestas musculares involuntarias que son activa- das cuando una persona está mintiendo, se han utilizado como una prueba detectora de mentiras, por cierto que, basado en la obra de Paul Ekman, se produjo el film Lie to me, pero también las emociones provocan intenciones mentales de construcción lenta, inductoras de sentimientos que llevan a la reflexión. Bibliografía 1.- Charles Darwin. The Expression of the Emotions in Man and Animals. Oxford University Press, USA Edición20th Anniversary ed.1 septiembre 2009 2.- Paul Ekman (1957). A methodological discussion of nonverbal behavior. Journal of Psychology. 43: 141–49. 3.-Carl georg Lange. Congrès périodique international des sciences médicales, comp- te-rendu. Tome 4 - 8e session, Copenha- gue, 1884 4.-Paul Ekman. (1985). Telling Lies. Nue- va York: Berkley Books. 5.-Schachter, S. (1964). The interaction of cognitive and physiological determinants of emotional state. En L. 6.-Berkowitz (Ed.), Advances in Experi- mental Social Psychology. Vol. 1 (pp. 49- 80). Nueva York: Academic Press. 7.-William James. What is an Emotion? Ed. Simon and Schuster USA 2012 8.-Walter Bradford Cannon. Physiology of emotions: Bodily changes in pain, hunger, fear and rage. 9.-Walter Bradford Cannon. -The wisdom of the body. New York, Norton & Co., 1932.
  • 9. 9 junio,2023,N°13 Identidad cultural y educación Luz Gabriela Balcázar Murueta Con agradecimiento a Jesús M. Del Pilar Rocha. Latinoamérica es reconocida por su am- plia riqueza cultural, ya que existe una gran variedad en su gastronomía, fauna, flora, formas de vestir, lenguaje. Además de que sus usos y costumbres varían de acuerdo con la región. La identidad cultural se está perdiendo. Excepto por algunos grupos sociales que se mantienen apegados a las tradiciones cultu- rales, como es el caso de escuelas de danzas indígenas o regionales, o grupos de danzan- tes dedicados al folklore. En las artes plásti- cas domina el cosmopolitismo de la ciudad. Respecto a la literatura es poca la publicada en lenguas indígenas. En las escuelas no se establecen programas de lenguas origina- rias a pesar de la gran diversidad lingüística que tiene nuestro país. ¿Cómo hacer para que se reivindique la educación cultural de las actuales genera- ciones, en las que se sustituyeron mitos o leyendas, como las de Quetzalcóatl o To- natihu? Recordando a aquellas historias de hombres y mujeres idealistas que se ofren- daron por amor a la patria, ¿dónde queda el respeto a los símbolos que identifican la cul- tura mexicana? Todo esto y más, ahora lo sustituyen las mangas o animes, así como modismos de influencia americana. Latinoa- mérica esta sitiada culturalmente. A medida que las civilizaciones avanzan y las fronteras desaparecen se intercam- bian diferentes formas de vida, emergiendo así el concepto de interculturalidad: “Este concepto alude a la diferencia entre grupos humanos; que no es genética, sino social- mente construida” (García Canclini, 2005). Considero necesario un retorno a la iden- tidad de origen mediante la historia, la edu- cación cívica, tradiciones culturales y la filo- sofía moral detrás de ellas para las nuevas generaciones, haciendo uso de nuestros recursos, hagan prevalecer la riqueza de nuestras tradiciones a través de los mismos medios por los cuales han sido embalsama- das sociedades y esta generación de todos, generación de pensamiento radical. No significa el aislamiento del resto del mundo, significa el enriquecimiento armó- nico con el avance ético y moral con otras naciones, mediante la recta vigilancia de la razón, la inteligencia y el progreso de la vida humana y del resto de formas de vida del planeta. Significa una verdadera com- plementariedad de la ética y moral del gé- nero humano.
  • 10. 10 Hechos Mujer violada, herida de gravedad, en estado de shock profundo. Enviada al Cen- tro Médico de Reclusorios para tratamiento y determinación de responsabilidad penal, por homicidio de su atacante. ¡Acuso! He vivido más de un año en este infierno, sueños perturbadores quebrantan mi salud física y mental. En la búsqueda de territorios que cambien mi realidad, me desgasto. Son mis noches terribles pesadillas. Imágenes perturbado- ras atentan mi cordura, penetraciones de miembros putrefactos dejan en mi cuerpo, nauseabundas pestilencias que me hacen vomitar la vida. Durante interminable tiem- po, escucho risotadas de placer insano, de cuerpos sin rostro, que, con siniestros ja- deos, y empujes brutales llagan mis entra- ñas. Las pesadillas, donde seres repugnan- tes me obligan a prácticas indescriptibles de erotismo sádico, hacen sangrar mi alma, muerden mis labios y amoratan mi cuerpo. Con furia me obligan a tragar los sabores salobres de líquidos sexuales, que revien- tan en pasión desmedida dentro de mi boca. Extraños acompañantes me torturan y en la agonía de placer insano, piden más. Enor- mes manos y los objetos más extraños re- corren mi piel, arrancan con fuego hirviente, una eternidad de espasmos que inmovilizan mis sentidos. En mi cerebro resuenan obs- cenidades inconcebibles de seres repulsivos babeando de placer, que muerden mi sexo, para después dejarme revolcada en el cie- no. Cada mañana, lamo mis heridas y reco- jo trozos de mi vida, dentro de una soledad aterradora. Llevo mucho tiempo encerrada en este lugar. Con desesperación jalo mis cabellos, me rompo las manos golpeando las paredes. Las enfermeras me ven con Narrativa Narración Sarahí Jarquín Ortega
  • 11. 11 junio,2023,N°13 desprecio por mi locura y la apaciguan con inyecciones que me sumergen en intermi- nables oscuridades. Una y otra vez revisiones vergonzosas en mi cuerpo, son realizadas a efecto de docu- mentar la violación a la que fui sujeta. Veo en los ojos del personal médico conmisera- ción por mi desgracia sufrida, pero además, un resquemor justificado porque maté al hombre que me violó y por ello me conside- ran una asesina. Días y días muero y resucito en un infier- no sin salida. Cierro los ojos a esa terrible verdad, siento aún el golpeteo de mi cabeza contra el suelo, mientras los hombres me violaban con brutalidad y el valor de clavar aquel “pica-hielo” en el vientre de uno de esos sujetos. Vuelvo a sentir los golpes secos de aque- llos disparos que me hundieron en esta os- curidad sin límites. A lo lejos veo una ca- rretera; y no encuentro salida para llegar a ella. Mis respuestas violentas, la depresión manifestada en hostilidad, hacen más lar- ga mi estancia en espacios aislados; donde el horror a la soledad y mis pesadillas, me desquician. He permanecido días y días en cama, para sanar mis heridas. Con una tristeza in- consolable, paso el tiempo sin poder mover- me. Tengo la cadera destrozada y el cuerpo llagado. La Muerte en sus visitas nocturnas me conduce por caminos y espacios des- conocidos, me arrastra, abre mis ojos con sus dedos descarnados, gira mi cara obli- gándome a ver imágenes donde el llanto es tanto que los oídos me sangran y mi cora- zón empequeñece. Su risa burlona resuena en el silencio del abismo en que me hundo. Me pierdo en la oscuridad de largos pasi- llos, subo escaleras interminables y floto in- consciente en oscuros túneles, me he vuelto loca, muda, incapaz de pensar en otra cosa. Anoche dejé que las fuerzas abandonaran mi cuerpo, mi corazón fue reanimado para devolverme la vida. No sentía dolor. En un vertiginoso recorrido llegué a mi hogar, tier- nos pasajes de la vida de mis hijos se me presentaron, incapaz de asir sus pequeñas manos lágrimas de angustia humedecieron mi alma. Miré en los ojos de mi madre una tristeza profunda, la silueta de mi padre era la imagen del dolor callado. Regresé aterra- da, miré mi cuerpo inerte, huyendo en re- molinos de cenizas. Una persona velada en sombras, me rescató y envolvió lentamen- te en su manto, para llevarme por un largo camino. En el camino había un árbol y ahí descansaron el peso de un cadáver, yo le pregunté: -¿De quién es el cuerpo que van a sepul- tar? y la sombra respondió - Es tuyo. -Pero puedo ver -le dije, y me contestó: -No, tus ojos ya no son tuyos, se los tragó el miedo. Me sumergí en una placidez extrema, y me abandoné a su instante eternidad. Me ofreció su mano y caminé junto a ella.
  • 12.
  • 13. 13 junio,2023,N°13 En un atardecer de un caluroso verano, después de una prolongada sequía, los habi- tantes del bosque empezaron a inquietarse debido al humo que se esparcía a lo lejos, el cielo azul se tornó gris, debido a la espesura del bosque que no se podía distinguir lo que sucedía en realidad. Se empezaron a espaciar rumores acerca del origen del humo. Ante tal situación los animales del bosque se reunieron en consejo para conocer la si- tuación y tomar medidas al respecto. El Señor Elefante fue el primero en inter- venir en la reunión. —Según mi experiencia, cuando hay humo en el bosque es porque algún agricul- tor está preparando la tierra para sembrar. Las Señoras Urracas al unísono apoyaron el comentario. —¡Sí, eso debe ser! Cada año sucede lo mismo, no hay que alarmarse. Los pequeños animalitos del bosque, la Ardilla, la Liebre y el Ciervo, no se atrevie- ron a contradecir al majestuoso Elefante. El Asno también estuvo de acuerdo por- que la mayoría lo decía. La astuta Zorra guardó silencio y se alejó del lugar. El Halcón, decidió cerciorarse por su cuenta de lo que sucedía y acompañado del Señor Águila, volaron hasta el sitio donde se originaba el humo en lo profundo del bos- que. Observaron, que la causa del humo era el fuego que propagaba rápidamente por el bosque, la dirección del viento pronto lle- varía el fuego a donde se encontraban los animales del bosque, apenas tenían tiempo de avisar, para poder escapar. Cuando regresaron a informar de lo que habían visto y de la grave situación en que se encontraba el bosque en llamas y del riesgo que corrían, el consejo determinó huir del lugar a la brevedad y poner a salvo sus vidas. El sabio Búho concluyó con una moraleja: —Los que suponen y se guían por rumo- res, toman malas decisiones, solo los hechos y la evidencia que obtenemos por observa- ción directa, nos lleva a juicios y decisiones correctas. La fábula del Búho Sabio Saile Villalobos
  • 14. 14 Revista Filigramma Los derroteros de la humanidad conducidos por practicantes de hechicería como de la ciencia. Hace muchos años no existía la ciencia para sanar el cuerpo, incluso a los reyes o faraones se les atribuían poderes especiales por estar bajo la protección de algún Dios. Revisando la historia de la magia, en la Bi- blia; una pitonisa de Endor, invoca el espí- ritu de Samuel. En Levíticos, Dios prohíbe dirigirse a los médiums o nigromantes; en Hechos, Simón, el mago, le pide a Pedro su poder y el episodio de la visita de los 3 Re- yes Magos, dan fe de la incipiente magia. En el antiguo Egipto se invocaban fuerzas de superpoderes para curar mágicamente. Y se considera al faraón como el ser de ma- yor poder. Sus bibliotecas guardaban gran- des tratados de magia. En la Odisea, Circe, de la isla Aeaea, con su talento de convertir en cerdos a los ma- rineros. Y en la Ilíada, Mopsus, extraordi- nario vidente, que derrota a Calacas en una competencia. A su vez a éste lo mató Anfí- loco, en un concurso por el trono. En el medievo encontramos varios practi- cantes de la brujería, como la reina Maeve, que entrenaba a jóvenes brujos en Irlanda. Una bruja cuestionable y conflictiva es Rowena Ravenclaw, de origen escocés, her- mosa y muy intimidante, con su diadema de la sabiduría. Rowena, junto con sus amigos Godric Griffindor, Salazar Slytherin y Helga Huffle- ppus, fundan la escuela de Hogwarts, de magia y hechicería, donde los elfos domés- ticos atendían la cocina. En este colegio se desarrollaron grandes magos y también fue un lugar donde crecieron las pasiones y los odios. En 1189, surge Gregory Smarmy, quien con una poción engatusó al rey Ricardo, ga- nando sus favores. Posteriormente se supo de la bruja Wen- delin “La Rara”, que se disfrazó 47 veces para ser atrapada, pues le gustaba ser que- mada, hacía un encantamiento para que las flamas le provocaran cosquillas. Cliodne, del medievo, una druidesa irlan- dés, era animaga con capacidad de trans- formarse. Considerada la diosa del amor y la belleza. Morgana Le Fay, hermanastra del Rey Ar- turo y enemiga de Merlín, gobernó la isla de Avalón. Ella tenía conocimiento de las artes oscuras y era una animaga, que se conver- tía en pájaro. Merlín, el más grande de los magos, fue miembro de la corte del Rey Arturo. Egre- sado de Hogwarts, fue seleccionado para la Casa Slytherin. Poseía un bastón mágico y muy diestro en telequinesis. Se enamoró de Nimueh, le enseñó encantamientos y le construyó un reino en el lago de Camelot. Ella hechizó a Merlín encarcelándolo en un árbol para siempre. Hengist of Woodcroft, fundó la villa de Hogsmeade, un pueblo de magos en Gran Bretaña. También egresado del colegio de Hogwarts y seleccionado por la casa de Hu- fflepuff. Quiso discutir leyes mágicas e in- Entre la magia y la sabiduría Olivia Sesma Rascón
  • 15. 15 junio,2023,N°13 cluir a diricawls, augureys, fwoopers, pixies, hadas, trolls y arpías, pero se malogró dicha reunión y no fueron admitidos los no-magos en el Consejo de Magos. También Elfrida Clagg, pretendió hacer lo mismo, pero fue saboteado su congreso por Trolls, porque se consideraban en la clasificación de seres vi- vos. Terminando el medievo, aparece Bow- man Wright, famoso mago que combina la ciencia con la magia. Y Paracelso, contem- poráneo de Copérnico y Leonardo Da Vinci, fue un notable médico y cirujano además de gran alquimista. Importante mencionar a Musidora Bar- kwith, compositora de “La Suite Hechizada”, dicha obra ha quedado vetada desde su fun- ción en 1902, año en que hizo volar el teja- do del Ayuntamiento de Ackerley. Después del Renacimiento, se encauza por el camino de la ciencia, pero a pesar de eso, hay quienes practican la hechicería, en su mayoría egresados del famoso colegio de Hogwarts, como son: Montagne Knightley, Mungo Bonham, Balfour Blane, Archibald Alderton, Almerick Sawbridge, Dymphna Formage, Thaldeus Thrukell, entre otros. Es en esa época que Grogan Stump, lo- gra regular el problema de las criaturas má- gicas, las cuales debían ser consideradas “bestias”, “seres” y “espíritus”. Muchos fueron hechiceros que abrazaron la ciencia, otros fueron filósofos que se in- clinaron por la ciencia, pero a pesar de que seguimos por el sendero científico, los polí- ticos van por un hechizo para ser presiden- tes del pueblo y otros van por un encanta- miento o pócimas de amor.
  • 16. 16 Revista Filigramma En uno de los tantos atardeceres parisi- nos, te vi pasar ausente y distraída, Maga, atravesando el Pont Neuf. Portabas varios libros sostenidos sobre el brazo izquierdo, y un gran bolso de yute con una rosa blanca pintada en el centro, colgado de tu hombro derecho. Quise seguirte para hablar conti- go, pero tratando de alcanzarte te perdí al final del puente. No logré alcanzar a ver por cual calle aledaña te habías desviado. En ese deambular también mío, por París, buscando como en Roma o Londres, algo que ni yo misma alcanzo a dilucidar. Más aquí te encuentras tú, icónica figura que no logro soslayar, y que me evoca de continuo los días idos de una juventud plena de in- quietudes y añoranzas. Variaciones de infinidad de experiencias que tanto tú como yo hemos vivido. ¿Te pregunto, y me pregunto? ¿De qué sitio o lugar en nuestro inconsciente, hemos ex- traído ese bagaje de circunstanciales emo- ciones, las cuales nos han mantenido anu- dadas a planos de los cuales nos parece inevitable evadir. Quizás sean los dedos del destino-pathos que parece unirnos. Otro día curioseando por la Rive Gauche, vuelvo a vislumbrarte allá adelante escar- bando entre los viejos libros en uno de las accesorias de los “bouquinistes”. Buscando entre esos libros, sé que de igual forma, te acechas a ti misma en todo ello. Voy ha- cia allá, tratando de nuevo de hablar conti- go; pero como truco de ilusionista vuelves a desaparecer. Espejismo u holograma, al cual persigo en cada ocasión de mis cortas estancias en esta ciudad. Lugar y fragua de historias añejas, antiguas y nuevas. Trági- camente bellas como la tuya, y otras tantas similares escritas y trazadas en cada uno de sus siglos. Una pertinaz secuencia de lo desconocido, o misterioso en este lugar bello y sofisticado en la superficie, pero asentado sobre horro- rosos túneles plagados de cráneos, esque- letos, y huesos corroídos por la humedad y los gusanos. Maga, Maga, frustrada errática pasión de Oliveira, obsesión mía buscando los secre- tos de tu peculiar vida. Portadora de men- sajes ocultos, cifrados en tus andanzas, que trato de decodificar. ¿Qué hay latente en tu vivir que se asemeje al mío?... Anegar de arena en las almas, en el París de hoy, fluc- tuante y tibio. Ancestral en sus inexorables insondables ocasos; en las sonrisas que a esa hora se congelan. Caminas y caminas, para no llegar a parte alguna; a un sitio de reposo. A unos brazos que te brinden calor y protección, liberándote de tus espectros y demonios. Ahí la similitud de tu vida con la mía, de ese deambular eterno buscando, rastreando, adonde quiera que vas, el hilo de tu exis- tencia errante. Por ello tu perfil, tu figura, tus aciertos y errores, dejaron en cada lugar donde pa- saste una estela suspendida de tu latente energía, que no se disipa, sino permanece allí plasmada palpitante. Personaje más real aún que los verdaderos, de multidimensio- nal aliento. En ese suspendido éter te busco; y conti- nuaré buscándote. Tu esbelta figura seguirá su peregrinar por esos —ruelles— parisinos, tratando y buscando siempre de asir en al- gún rincón la esencia de una vida en total plenitud; la cual de continuo se te fuga. Vislumbres Lilia Rivera
  • 17. 17 junio,2023,N°13 Híbridos Con los sentidos sujetos en los tobillos, su andar es como las geishas. Sin kimono de luz y flores, enlutadas de por vida, obliga- das a olvidar el cuerpo, la cofia las enmarca haciéndolas vaciar los ojos. Anillan el cuello con un collarín blanco de suicidio lento. Las manos empalmadas descansan sobre su pe- cho; contienen y apaciguan fuego. La escuela no podía ser otra cosa, una escuela: edificio de múltiples ventanas sus- pendidas en lo más alto de los muros, don- de no pueden alcanzar los ojos; vidrieras enmarcadas con madera que al accionarse reproducen múltiples guillotinas, a lo lejos de esta fortaleza la vista obliga a centrarse en un portón negro, que parece punzar de bruno el centro de la fachada. Penetrar por el estrecho dintel cohíbe cualquier curiosi- dad. La sala de espera es preámbulo y an- tesala de reclutamiento, solicitud y entrega de las cadenas del tedio. La soledad viste su hábito invisible y ocu- pa con su sombra, cada quicio del convento. En el bies de las cortinas se aloja el vaho de las oraciones. Tres escalones a lo largo y ancho del patio, invitan a subir al estrado donde se concen- tran en una nube de olores, los condimentos aromáticos de las sopas y las menudencias que nadan en los caldos delatores de la co- cina. Al medio día las novicias nutren sus angustias a cambio de la promesa de en- tregarse a la vida conventual: niñas pobres, castas y obedientes que se suman a las filas de la cofradía. La niña parece entregada, sin embargo, se encuentra lejana, ausente. Enredada en la trenza peregrina de las horas, parece que contempla el mar cuando hunde su mirada en las burbujas azules de los sueños infan- tiles. Apartada de todo y acompañada de sí, busca un escalón por asiento. En silencio las palabras sobran y abundan sin reparo. Una voz interior le revela que un rayo de sol la busca, y ella lo siente como un tibio suspiro sobre los hombros. La niña ausente no juega con las demás. Una monja de aspecto virginal, con piel de jengibre y cuerpo fantasmal se le acerca, la mira a los ojos y pregunta: —¿No quieres jugar? El viento ondula entre sus labios y su tri- nar de pájaro responde: —Sí. Pero… en la ronda de las niñas no hay lu- gar para más. La niña ausente es un alcatraz: amable, sencilla y difícil de procurar, parece que se extravió de otro planeta. La niña mira a los que no la quieren mirar, sobre su cabeza tintina la gota de los anhe- los y horada con golpecitos el vidrio de su alma cristalina. La bruma del tiempo encubre la histo- ria. En la diminuta ventana de la celda se asoman los cantos del alba. La niña borda iniciales en pañuelos de seda blanca y da rienda suelta a su gracia interior: divaga y desliza los ojos sobre los cuatro muros, el techo se hincha y palpita. El reloj apura la oscuridad, penetra el cor- tejo de luz y la hieren con sus espinas. Os- cila el péndulo de la rutina. La niña ausente Leticia Díaz Gama
  • 18. 18 Revista Filigramma Al toque del Ángelus, vibran las vigas de los techos y el reclinatorio labra costras con las plegarias y en la lengua el cincel de pun- ta corta las lágrimas. A la lavandería van los lienzos, los ago- bios y las mermas; mes con mes a los cana- les de piedra, a los desagües de la condena. Presididas por la Priora, el silencio es ab- soluto. Sus manos aletean al tejer el sin sentido y le arde el pecho con los leños de las ausencias que se derriten como la cera, antes de ser palabras. La puerta cuelga de la bisagra, como un parpado de madera se abre y el calor del sol penetra y le arrebata los pies. La puerta cuelga de la bisagra, como un parpado de madera se abre y el calor del sol penetra y le arrebata los pies.
  • 19. 19 junio,2023,N°13 El día en que el humano es más inteligente es el día de su nacimiento. Michio Kaku ¿Te has preguntado por qué hay naciones más avanzadas que otras? Un caballo se niega a ser montado un lobo se niega a ser un perro un gato nunca pierde su atributo de gato. Aparte del dominio económico existe un dominio intangible mi madre no era precisamente una lectora, pero siempre ha sido una persona insumisa y rebelde lo que más le agradezco es la manera en que me enseñó a leer más allá de la vara y el encierro en las tardes de lluvia en la montaña veracruzana me dijo aprende de memoria consonantes y vocales luego impaciente que era, no permitió que silabeara los años y la duda me llevaron a buscar algún sistema de lectura parecido no sé por qué por estas tierras se camina por el camino intransitable aprendía leer fluido en cosa de dos meses cuando andaba en los cuatro entonces me hice oyente en la escuela, declamador en ceremonias testigo de la lucha que mis paisanos tenían contra las letras y los números y ya en retrospectiva, analítico asiduo del fenómeno de buscar una aguja en un mar la gran pregunta que escudriña mis recuerdos perfora la lógica superficial ¿Por qué un cerebro que ya ha aprendido a caminar y a hablar que ha aprendido a leer el entorno con el poderío de sus sentidos y lo único que le falta es ubicar los nombres que ya habla y colocarlos con signos en renglones en páginas y leerlos como correspondencia imagen-palabra es sometido a la tortura a tropezones del Método Silábico? No es que sea mal pensado, aquel método se usaba en tiempos de Porfirio, pero ahora que existen tantos genios pedagógicos y reformas y contrarreformas educativas ¿Por qué se sigue aplicando ese famoso método en las escuelas oficiales? El cerebro respinga y se aburre ante un método necio Método de lectura Macedonio Vidal
  • 20. 20 Revista Filigramma disminuye su enfoque analítico y en lugar de aprender a volar aprende a ser domesticado a base de insistencia una nación que quiera avance en su conocimiento necesita leer necesita leer números, letras, símbolos matemáticos necesita penetrar en los códigos de la ciencia la clave es aprender a leer desde edades tempranas eso logra que incluso si toca algún docente de plaza comprada no afecte tanto el desarrollo cognitivo del alumno ¿No será acaso que se trata del control del aprendizaje en el ámbito escolar? ¿Y ya se tengan parámetros establecidos de adónde debe llegar cada nación… en cuanto a su conocimiento? Entiendo que Prometeo dio el fuego a los humanos sin cerillos, pero para el sistema… sería un suicidio darle a las masas el conocimiento y la manera de conservarlo encendido Antes llamaban enseñanza a lo que ahora le dicen educación me gustaba ese nombre me gustaban esos tiempos las respuestas existen en el terreno de la geopolítica en el terreno de la geoeducación en el terreno, del masivo control. Camaleón Nicholas Gutiérrez Pulido A Maricarmen Peña, por la inspiración Anoche soñé con el camaleón. Al despertar, estaba ahí, parado frente a mi cama, besán- dome con su larga lengua. De día lo veo transformado en la silla de mi balcón, en la roca del jardín o en la mesa del comedor. A veces lo veo leyendo a Petrarca, devorando a los pájaros que osan posarse en mi bugambilia o retratado, al acecho, en el anuncio especta- cular del edificio de enfrente. Camaleón, eres tan conformista y a la vez excelso depreda- dor. Que poeta, que paisajista, que retratista no querría poseer tu paleta de colores. Haz vuelto al sentido del gusto la hazaña virtuosa del francotirador. Resiliencia al ras de piel, unidad con la naturaleza. Te pones frente a Las Señoritas de Aviñón y tu piel enloquece. Ahora siento tus pequeñas patas escalar por mi piel para finalmente, confundirte con ella.
  • 22. 22 Artista plástico mexicano, nació el 5 de enero de 2005 en Oaxaca. Estudia actualmente la preparatoria y toma cla- ses en artes visuales y diseño en su ciudad natal. Su práctica artística se desarrolla so- bre la experiencia personal cotidiana y la búsqueda de identidad, utiliza ele- mentos de auto referencia en sus pro- cesos para generar múltiples reflexio- nes sobre la memoria, la muerte, el cuerpo y el tiempo; reflexiones que son Vladimir Palomec
  • 23. 23 interpretadas en distintos formatos tridi- mensionales como la escultura. Como artista le interesa relacionar- se personalmente con el material antes de producir, ya sea físicamente como lo hace con la plastilina. Su obra responde a una serie de inquietudes propias sobre la construcción de la identidad personal a partir del ambiente y el espacio cotidia- no, de la relación con el cuerpo también como hogar o refugio de nuestra memo- ria, y de la contemplación de los suce- sos naturales simples y humanos que nos obligan a cuestionarnos quiénes somos. Su labor con la pintura y la escultura en diversos medios le ha permitido concebir los procesos artísticos como una respuesta al entendimiento del propio cuerpo, su pre- sencia y su ausencia. Su trabajo ha sido reconocido y aprecia- do por distintos estímulos, entre los cuales destacan exposiciones dentro y fuera del país, por citar algunas, en el Museo Palacio Vergara en Viña del Mar, Chile, y en Mar del Plata, Argentina.
  • 24. Nostalgia Martín Pérez Rojas “MAPERO” vivo en paz rezago de experiencias factura de la cuenta final carta por entregar silencio total me siento tranquilo me siento en paz respiro y veo pasar mi vida escribo y amo reina el silencio guardo el equipaje es tiempo de partir es tiempo de decir adiós de estar en otra dimensión es tiempo de respirar hondo es tiempo de cerrar los ojos y soltar Mi infancia perdida Martín Pérez Rojas “MAPERO” Anoche tuve un sueño, un sueño que me hizo llorar de alegría como cuando era niño. Me daban un regalo y al abrirlo no lo comprendí por que era muy pequeño para hacerlo, la envoltura se fue arrugando, muy pronto frágil estuvo. Desperté y miré mis manos, mis piernas y mis brazos; sentí la lluvia y el sol, escuché el cantar de las aves, pude correr y lo mismo reir que llorar, amar y sentirme amado, uno y mil detalles me hicieron comprender mi regalo le he dado un nombre, le he llamado... ¡ VIDA !
  • 25.
  • 26. 26 Revista Filigramma Poesía Arenga orgásmica Salvador Calva Morales compañeros y cómplices ¡viva el orgasmo nuestro de cada día! ¡viva el derecho a ser felices! ¡vivan los inteligentes y no amargados! ¡vivan los que supieron disfrutar la vida y su sexualidad! ¡vivan quienes sin importar el cúmulo de años credo color y tamaño disfrutan a diario de la pequeña muerte regeneradora! ¡fuera las creencias atavismos preceptos y vanas religiones que limitan el desarrollo armónico de la sexualidad! ¡abajo los mojigatos e ignorantes! ¡larga vida a heroínas y paladines de la sexualidad y el erotismo! ¡vivan quienes murieron por buscar la felicidad orgásmica! ¡viva la iluminación tántrica! ¡viva la experiencia consciente del orgasmo nuestro de cada día! ¡vivan quienes ofrendaron su vida por defender el derecho al orgasmo! ¡viva el derecho al orgasmo! ¡viva el derecho al orgasmo! ¡viva el derecho al orgasmo! soy aquel que vivirá en el tiempo dejando estela de Luz en el firmamento contagiando dicha y virtud felicidad prodigio y portento a la borda la tristeza y llanto lágrimas y risas de contento solo así es menester llorar saborear sal y dulce al mismo tiempo sean felices se los ruego vivan el misterio de los enamorados desamor también es fortuna sabiendo darle la medida y el tiempo luchen por vivir con la libido en todo [momento el orgasmo es lo mejor hasta morir con él sin remordimiento Sin remordimiento Salvador Calva Morales
  • 28. 28 Revista Filigramma Madre, por siempre Filo Huesca Madre: soy de barro y de maíz, soy de piedra y palma dentro de mí fluye lava que arde con la fuerza del amor. Fuerza, fuerza y más fuerza he recibido del copal fuerza y más fuerza he recibido también del jaguar. Madre: sigues siendo mi fuerza, sigues siendo mi admiración, sigues siendo mi insomnio, madre mía. Yo sé que en tu mundo mental sigo vigente, que en esa realidad sabes de mi amor y cariño. Madre: podrás no reconocer mi materia, pero sí, definitivamente sí mi alma; soy parte de ti y siempre lo seré. Madre, te amo, te admiro y respeto seguiré conmemorando y honrando tu vida por siempre. Por siempre y en tu corazón, Filito. Fuego húmedo Abel Pérez Rojas en la certeza de lo sembrado en el riesgo de la cercanía toma mi mirada bebe de mi búsqueda llénate con el juego de palabras resetea tu disco duro huye en el momento justo abandona todo como estaba encuentra tu camino en la distancia en el paso firme confiemos en la incertidumbre pero ahora reconstruyámonos gocemos de la brisa rompamos resistencias acompañemos al viento y reencontrémonos en la humedad del fuego
  • 30. 30 Escritora invitada Adriana Terán Mujer con experiencias ricas en aprendizajes, ha transitado por la cuerda floja en la vida con su espíritu libre y gran resiliencia. Se ha desarrollado ocupando cargos directivos y gerenciales dentro de áreas de turismo y educación princi- palmente. En 2019 y 2021 fue acreedora al Premio Gran Mujer de México, se ha desarrollado como catedrática, publirrelacionista, promotora cultural y acti- vista social. Es académica en la Benemérita de la Patria Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, dentro de la Academia de Literatura. Tallerista del ICM dentro de la Dirección de Cultura Escrita. Productora y conductora de programas culturales en radio y televisión. Colaboradora y columnista en medios impresos como periódicos y revistas dentro del área cultural. Coordinadora de la filial en Argentina de la Real Academia Internacional de Arte y Literatura.
  • 31. 31 junio,2023,N°13 En torno a una estrella Andamos sobre el camino que deseamos recorrer, no es camino de aventura no será un episodio sin ligazón. Somos amantes del saber, somos una pareja moviéndose en torno a una estrella. En la galaxia estelar, en el universo ilimitado en un justo y merecido remanso de vida. Sombras nocturnas Sombras avivan imágenes, incitan… despabilan la clarividencia. Sentidos omisos, defensas desamparadas, pausadas, delicadas. Las tinieblas, extienden su resplandor, percíbelas… trémulas y tiernas aisladas del bullicio estridente. Presta atención a la poesía que llovizna en la noche. Artesano Escava, modela mi barro desde adentro, desaparece mis capas de hielo esculpe mi valle pule la cima de mis montañas fluye, fluye dentro de mi mar. Prodúceme mareas internas desbordémonos hasta los márgenes. Hombre con tu pincel pinta dentro de mi caverna, deja tu sello artístico. Pastorea sobre mi desierto y regrésame a la frescura de la vida entre la erosión eólica.
  • 32. Promovemos la hermandad creativa y los saberes enfocados en la cultura de paz FILIGRAMMA Revista literaria del Círculo de Escritores Sabersinfin Sabersinfin TV Cultura Puebla Sabersinfin Círculo de Escritores Sabersinfin Puebla Sabersinfin Sabersinfin.com