SlideShare una empresa de Scribd logo
1
E D I T O R I A L
BARRIO JUAN XXIII—CALLE 6 DE JUNIO NO. 0344 TEL. 664-2325— EMAIL redentor@cosset.com.bo — PADRES MISIONEROS REDENTORISTAS — TARIJA -BOLIVIA
Tarija,11 de Agosto
de 2013
Volumen 1, no. 11
Año de la Fe:
MARIA SANTISIMA
 Teólogos y
predicadores
deben evitar exa-
geraciones sobre la
imagen de María
Santísima
 María es la gran
misionera,
continuadora de la
misión de su Hijo y
formadora de
misioneros
 María ayuda a mante-
ner vivas las actitu-
des de atención, de
servicio, de entre-
ga y de gratuidad
Contenido:
María,lamujerquela
Palabranosmuestra
1
María,discípulay
Misionera
2
Documentodeapare-
cidano.266-272
2
10Aspectosqueresal-
tan eneldocumento
3
LadevociónaMaría
Santísima
4
Credo niceno-
constantinopolitano
4
Hermanos y hermanas…
María, la mujer que la Palabra nos muestra
El Vaticano II decía a propósito del culto a María: "los teólogos y predicadores eviten con
cuidado toda falsa exageración, así como una excesiva estrechez de espíritu al tratar de la
singular dignidad de la Madre de Dios" (LG.67). Lo más práctico para moverse en el justo
medio es ser guiados por lo que los textos sagrados ofrecen e insinúan. Pablo VI advertía
en Marialis cultus sobre "ciertos aspectos de la imagen de María encontrados en escritos
populares....que no tienen relación con la imagen evangélica" de María.
Para acercarnos a María lo primero que hemos de hacer es leer detenidamente los
evangelios. Ninguna aparición de María -de las que celebra la Iglesia- dice más y habla
mejor sobre María que el evangelio cuando habla de ella. En los evangelios tenemos: la
infancia de Jesús, según Lucas y Mateo, el episodio del encuentro de María con Jesús en
medio de la predicación de éste, y lo que Juan relata sobre su presencia en el comienzo
de la vida pública en las bodas de Caná y sobre su presencia a los pies de la cruz. Y en
los Hechos de los apóstoles tenemos, finalmente, la referencia de Lucas a su oración con
los discípulos antes de la venida del Espíritu Santo.
Desde esta contexto muy bíblico - eclesial y estando ya a las puertas de celebrar las
fiestas marianas en Bolivia, y sobre todo en Tarija, nuestra mamita de Chaguaya, sería
muy oportuno que como fieles devotos a María Santísima y para tener una profunda
experiencia de Fe cuestionarnos un poco y reflexionar profundamente sobre mi devoción
a María, Madre de Nuestro Señor Jesucristo… les propongo preguntarnos juntos
¿Qué aspectos de la vida de la Virgen María me impacta como discípula de Jesús?
¿La devoción mariana que tengo me impulsa a una buena conversión personal ?
¿ Mi fervor mariano me hace un misionero al servicio de mi familia, la comunidad
parroquial, mi vecindario?
En este año de la Fe, que María Santísima acompañe a todos los peregrinos, de manera
especial, a los peregrinos tarijeños en su caminar hacia el santuario de Chaguaya
P. Carlos Alberto Urquizu Perez
2
MARÍA,
DISCIPULA Y
MISIONERA
DOCUMENTO DE APARECIDA
(números 266-272.)
La máxima realización de la
existencia cristiana como un
vivir trinitario de “hijos en el
Hijo” nos es dada en la Virgen María quien, por su fe (cf. Lc
1,45) y obediencia a la voluntad de Dios (cf. Lc 1,38), así
como por su constante meditación de la Palabra y de las
acciones de Jesús (cf. Lc 2,19.51), es la discípula más
perfecta del Señor1. Interlocutora del Padre en su proyecto
de enviar su Verbo al mundo para la salvación humana,
María, con su fe, llega a ser el primer miembro de la comu-
nidad de los creyentes en Cristo, y también se hace cola-
boradora en el renacimiento espiritual de los discípulos.
Del Evangelio, emerge su figura de mujer libre y fuerte,
conscientemente orientada al verdadero seguimiento de
Cristo. Ella ha vivido por entero toda la peregrinación de la
fe como madre de Cristo y luego de los discípulos, sin que
le fuera ahorrada la incomprensión y la búsqueda constan-
te del proyecto del Padre. Alcanzó, así, a estar al pie de la
cruz en una comunión profunda, para entrar plenamente en
el misterio de la Alianza.
Con ella, providencialmente unida a la plenitud de los
tiempos (cf. Gal 4,4), llega a cumplimiento la esperanza de
los pobres y el deseo de salvación. La Virgen de Nazaret
tuvo una misión única en la historia de salvación, conci-
biendo, educando y acompañado a su hijo hasta su sacrifi-
cio definitivo. Desde la cruz, Jesucristo confió a sus
discípulos, representados por Juan, el don de la
maternidad de María, que brota directamente de la hora
pascual de Cristo: “Y desde aquel momento el discípulo la
recibió como suya” (Jn 19,27). Perseverando junto a los
apóstoles a la espera del Espíritu (cf. Hch 1,13-14),
cooperó con el nacimiento de la Iglesia misionera, impri-
miéndole un sello mariano que la identifica hondamente.
Como madre de tantos, fortalece los vínculos fraternos
entre todos, alienta a la reconciliación y el perdón, y
ayuda a que los discípulos de Jesucristo se experimenten
como una familia, la familia de Dios. En María, nos encon-
tramos con Cristo, con el Padre y el Espíritu Santo, como
asimismo con los hermanos.
Como en la familia humana, la Iglesia-familia se genera en
torno a una madre, quien confiere “alma” y ternura a la
convivencia familiar2. María, Madre de la Iglesia, además
de modelo y paradigma de humanidad, es artífice de
comunión. Uno de los eventos fundamentales de la Iglesia
es cuando el “sí” brotó de María. Ella atrae multitudes a la
comunión con Jesús y su Iglesia, como experimentamos a
menudo en los santuarios marianos. Por eso la Iglesia,
como la Virgen María, es madre. Esta visión mariana de la
Iglesia es el mejor remedio para una Iglesia meramente
funcional o burocrática.
María es la gran misionera, continuadora de la misión de
su Hijo y formadora de misioneros. Ella, así como dio a luz
al Salvador del mundo, trajo el Evangelio a nuestra
América. En el acontecimiento guadalupano, presidió, junto
al humilde Juan Diego, el Pentecostés que nos abrió a los
dones del Espíritu. Desde entonces, son incontables las
comunidades que han encontrado en ella la inspiración
más cercana para aprender cómo ser discípulos y
misioneros de Jesús. Con gozo, constatamos que se ha
hecho parte del caminar de cada uno de nuestros pueblos,
entrando profundamente en el tejido de su historia y
acogiendo los rasgos más nobles y significativos de su
gente. Las diversas advocaciones y los santuarios
esparcidos a lo largo y ancho del Continente testimonian la
presencia cercana de María a la gente y, al mismo tiempo,
manifiestan la fe y la confianza que los devotos sienten por
ella. Ella les pertenece y ellos la sienten como madre y
hermana.
Hoy, cuando en nuestro continente latinoamericano y
caribeño se quiere enfatizar el discipulado y la misión, es
ella quien brilla ante nuestros ojos como imagen acabada y
fidelísima del seguimiento de Cristo. Ésta es la hora de la
seguidora más radical de Cristo, de su magisterio
discipular y misionero, al que nos envía el Papa Benedicto
XVI: “María Santísima, la Virgen pura y sin mancha es para
nosotros escuela de fe destinada a guiarnos y a
fortalecernos en el camino que lleva al encuentro con el
Creador del cielo y de la tierra. El Papa vino a Aparecida
con viva alegría para decirles en
primer lugar: Permanezcan en la
escuela de María. Inspírense en
sus enseñanzas. Procuren acoger
y guardar dentro del corazón las
luces que ella, por mandato divi-
no, les envía desde lo alto”3.
Ella, que “conservaba todos estos
3
recuerdos y los meditaba en su corazón” (Lc 2,19; cf. 2,51),
nos enseña el primado de la escucha de la Palabra en la
vida del discípulo y misionero. El Magnificat “está entera-
mente tejido por los hilos de la Sagrada Escritura, los hilos
tomados de la Palabra de Dios. Así, se revela que en Ella
la Palabra de Dios se encuentra de verdad en su casa, de
donde sale y entra con naturalidad. Ella habla y piensa con
la Palabra de Dios; la Palabra de Dios se le hace su
palabra, y su palabra nace de la Palabra de Dios. Además,
así se revela que sus pensamientos están en sintonía con
los pensamientos de Dios, que su querer es un querer
junto con Dios. Estando íntimamente penetrada por la
Palabra de Dios, Ella puede llegar a ser madre de la
Palabra encarnada”4. Esta familiaridad con el misterio
de Jesús es facilitada por el rezo del Rosario, donde: “el
pueblo cristiano aprende de María a contemplar la belleza
del rostro de Cristo y a experimentar la profundidad de su
amor. Mediante el Rosario, el creyente obtiene abundantes
gracias, como recibiéndolas de las mismas manos de la
madre del Redentor”5.
Con los ojos puestos en sus hijos y en sus necesidades,
como en Caná de Galilea, María ayuda a mantener vivas
las actitudes de atención, de servicio, de entrega y de
gratuidad que deben distinguir a los discípulos de su Hijo.
Indica, además, cuál es la pedagogía para que los pobres,
en cada comunidad cristiana, “se sientan como en su
casa”6. Crea comunión y educa a un estilo de vida
compartida y solidaria, en fraternidad, en atención y acogi-
da del otro, especialmente si es pobre o necesitado. En
nuestras comunidades, su fuerte presencia ha enriqueci-
do y seguirá enriqueciendo la dimensión materna de la
Iglesia y su actitud acogedora, que la
convierte en “casa y escuela de la co-
munión”7 y en espacio espiritual que
prepara para la misión.
1 Cf. LG 53
2 Cf. DP 295
Material de apoyo para la Catequesis Familiar
de Iniciación a la Vida Eucarística – Disponi-
ble en www.inpas.cl 2
3 BENEDICTO XVI, Discurso al final del rezo
del Santo Rosario en el Santuario de Nuestra Señora
Aparecida, 12 de mayo de 2007.
4 DCE 41
5 RVM 1
6 NMI 50
7 Ibid. 43
10 aspectos que
resalta en el
documento de
Aparecida
Desde este texto en el
documento conclusivo de
la reunión del CELAM de
APARECIDA 2007, en re-
lación a la Santísima Virgen María, se destacan
aspectos muy relevantes sobre la imagen de Mar-
ía Santísima y que los citamos a continuación:
1. Es ejemplo de discípula en la acogida
disponible de la Palabra de Dios (266).
2. Por su fe, es el primer miembro de la
comunidad de Jesucristo y colaboradora en
el renacimiento espiritual de los discípulos
(266).
3. Mujer libre y fuerte, conscientemente orien-
tada al seguimiento de Jesús (266),
"imagen acabada y fidelísima del segui-
miento de Cristo" (270).
4. Con ella, llega a su cumplimiento la esperan-
za de los pobres y su deseo de salvación
(267).
5. Como Madre, fortalece los vínculos fraternos,
alienta la reconciliación y el perdón, refor-
zando así la familia de los creyentes (267).
6. La Iglesia-familia se genera en torno a una
Madre que confiere "alma" y ternura a la
convivencia familiar (268).
7. Es artífice de comunión (268): crea la comu-
nión y educa en un estilo de vida comparti-
da y solidaria, especialmente con los más
pobres (271).
8. Es modelo de escucha de la Palabra para la
vida del discípulo misionero (271), Madre
de la Palabra encarnada.
9. Es la gran misionera, especialmente presente
en la evangelización de América Latina
(269).
10. Ayuda a mantener vivas las actitudes de
atención, servicio, entrega y gratuidad de
todo discípulo (272).
4
La advocación a María Santísima
Nuestra fe y entrega a María no debe estar basada en una de-
voción o preferencia de nombres. No fuimos nosotros los que
tomamos la iniciativa de dar importancia a la Santísima Virgen.
Nosotros solo continuamos algo que el Señor mismo comenzó.
Es Él quien la eligió, quien hizo de ella su obra predilecta y la
colmó de gracias por sobre toda criatura. Nuestra devoción no
se basa en sueños ni fantasías, sino en la fe en la Palabra y
obrar de Dios. No tenemos que recurrir a revelaciones priva-
das, leyendas o fantasías. Nos basamos en la enseñanza bíbli-
ca, en el dogma y manifestación de María en el pueblo de Dios.
Si quisiéramos, no culminaríamos fácilmente la tarea de enu-
merar las gracias que Dios otorgó a la Santísima Virgen. Traigamos a nuestra mente y a
nuestro corazón solamente alguno de los dones más significativos que Dios le regaló y que,
en su persona, nos regaló a todos nosotros.
María es singular y única por su relación con la Santísima Trinidad. Es la hija predilecta del
Padre Dios, su humilde y fiel sierva – quien no quiere hacer sino su voluntad – es Madre y
esposa del Verbo Encarnado y Santuario Viviente del Espíritu Santo.
Ella es singular y única en su relación con Cristo Jesús. Dios la puso al lado del Señor como
segunda Eva, haciendo de ella la ayuda permanente en toda la obra de la redención. Inclu-
yendo el inicio, en la encarnación del Verbo, en la culminación de su obra en el sacrificio del
Gólgota y en la aplicación de los frutos de su redención. María es madre de Cristo, correden-
tora y mediadora de las gracias. Por eso podemos afirmar que en el plan de Dios Cristo y
María, son verdaderamente inseparables.
María es única como encarnación del ideal del hombre redimido. Ella es el vivo retrato del
hombre nuevo en su plenitud. Dios quiso mostrarnos en la Inmaculada la victoria total de
Cristo, Redentor del hombre. Por ella aplasta la cabeza de la serpiente. La mujer vestida de
sol y coronada de estrellas es la señal que Dios hace brillar y que esparce su luz sobre el
mundo. Es el signo de esperanza que nos muestra el camino de la salvación como una an-
torcha ardiente y luminosa.
María en singular y única en su relación con la Iglesia, de la cual es, a la vez, miembro más
distinguido y Madre bondadosa. Su regazo materno es el refugio de los pecadores y el lugar
de encuentro y unidad para el pueblo de Dios.
En función materna, María nos enseña el auténtico seguimiento de Cristo, es decir, nos ense-
ña a escuchar su palabra y ponerla en práctica, diciéndonos siempre: "Haced lo que Él nos
diga". (Jn. 2-5) Si queremos saber cómo debe de ser el discípulo del Señor, solamente tene-
mos que mirarla a ella. Cuando Dios ama, muestra su amor con hechos. María lo sabe y lo
canta en su "Magnificat": "Porque el Señor ha hecho en mí maravillas". (Lc. 1:49)
Nuestra devoción a María está basada en hechos y en una fe que es en sí un regalo de Dios
a los humildes. "Bendita entre todas las mujeres" la aclama incesantemente la Iglesia. "Tú
eres la Gloria de Jerusalén; Tú, la alegría de Israel; Tú, el orgullo de nuestra raza."
Creo en un sólo Dios,
Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.
Creo en un sólo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros, los hombres, y
por nuestra salvación bajo del cielo,
y por obra del Espíritu Santo se
encarnó de María, la Virgen, y se
hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según
las Escrituras, y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria para
juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.
Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo recibe
una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.
Creo en la Iglesia, que es una,
santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un sólo Bautismo
para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.
Amén
BAJO TU AMPARO NOS ACOGEMOS SANTA MADRE DE DIOS. NO DESPRECIES LAS SUPLICAS QUE TE DIRIGIMOS EN
NUESTRAS NECESIDADES, ANTES BIEN, LIBRANOS DE TODO PELIGRO, OH VIRGEN GLORIOSA Y BENDITA.
RUEGA POR NOSOTROS SANTA MADRE DE DIOS. PARA QUE SEAMOS DIGNOS DE ALCANZAR LAS PROMESAS DE NUESTRO
SEÑOR JESUCRISTO. AMEN
VIRGENCITA DE CHAGUAYA. RUEGA POR NOSOTROS

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012
Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012
Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012
framasg
 
Maximiano para jóvenes
Maximiano para jóvenesMaximiano para jóvenes
Maximiano para jóvenes
inesfigueroa
 
Carta Pastoral de los obispos del Paraguay en ocasión del "Año Sacerdotal"
Carta Pastoral de los obispos del Paraguay en ocasión del "Año Sacerdotal"Carta Pastoral de los obispos del Paraguay en ocasión del "Año Sacerdotal"
Carta Pastoral de los obispos del Paraguay en ocasión del "Año Sacerdotal"
Episcopalpy
 
Magnificat espiritualidad de la Hija de María Auxiliadora
Magnificat espiritualidad de la Hija de María AuxiliadoraMagnificat espiritualidad de la Hija de María Auxiliadora
Magnificat espiritualidad de la Hija de María Auxiliadora
Nuestra Señora de las Nieves FMA
 
CARTA PASTORAL DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA
CARTA PASTORAL DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANACARTA PASTORAL DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA
CARTA PASTORAL DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA
maestroblogparroquia
 
Pez
Pez Pez
Biografía Padre Maximiano Fernández del Rincón
Biografía Padre Maximiano Fernández del RincónBiografía Padre Maximiano Fernández del Rincón
Biografía Padre Maximiano Fernández del Rincón
inesfigueroa
 
Allocutio y boletín abril 2013
Allocutio y boletín abril 2013Allocutio y boletín abril 2013
Allocutio y boletín abril 2013
ReginaApostolorum
 
CARTA DE LA IDENTIDAD de la Familia Salesiana -31-01-12
CARTA DE LA IDENTIDAD de la Familia Salesiana -31-01-12CARTA DE LA IDENTIDAD de la Familia Salesiana -31-01-12
CARTA DE LA IDENTIDAD de la Familia Salesiana -31-01-12
Nuestra Señora de las Nieves FMA
 
El papa y la familia 2015
El papa y la familia 2015El papa y la familia 2015
El papa y la familia 2015
Colegio Guadalaviar
 
Carta a los sacerdotes del Paraguay
Carta a los sacerdotes del ParaguayCarta a los sacerdotes del Paraguay
Carta a los sacerdotes del Paraguay
Episcopalpy
 
Iglesia en Aragón - Número 8
Iglesia en Aragón - Número 8Iglesia en Aragón - Número 8
Iglesia en Aragón - Número 8
IglesiaAragon
 
A los sacerdotes del Paraguay.10 de noviembre de 2006
A los sacerdotes del Paraguay.10 de noviembre de 2006A los sacerdotes del Paraguay.10 de noviembre de 2006
A los sacerdotes del Paraguay.10 de noviembre de 2006
Episcopalpy
 
Iglesia en Valladolid, 2ª quincena noviembre
Iglesia en Valladolid, 2ª quincena noviembreIglesia en Valladolid, 2ª quincena noviembre
Iglesia en Valladolid, 2ª quincena noviembre
cristinamoreubi
 
Ministros generales 40 aniv. regla ofs esp
Ministros generales 40 aniv. regla ofs espMinistros generales 40 aniv. regla ofs esp
Ministros generales 40 aniv. regla ofs esp
ORDEN FRANCISCANA SEGLAR ZONA CARTAGINENSE
 
A los sacerdotes del paraguay
A los sacerdotes del paraguayA los sacerdotes del paraguay
A los sacerdotes del paraguay
Episcopalpy
 
San Agustín de Hipona
San Agustín de HiponaSan Agustín de Hipona
San Agustín de Hipona
Arzobispado Arequipa
 
Rivotorto 2 mayo 2020
Rivotorto 2 mayo 2020Rivotorto 2 mayo 2020
Rivotorto 2 mayo 2020
franfrater
 
Libro cronicas
Libro cronicasLibro cronicas
Obispos del Paraguay emitieron mensaje de gratitud al pueblo paraguayo
Obispos del Paraguay emitieron mensaje de gratitud al pueblo paraguayoObispos del Paraguay emitieron mensaje de gratitud al pueblo paraguayo
Obispos del Paraguay emitieron mensaje de gratitud al pueblo paraguayo
Episcopalpy
 

La actualidad más candente (20)

Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012
Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012
Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012
 
Maximiano para jóvenes
Maximiano para jóvenesMaximiano para jóvenes
Maximiano para jóvenes
 
Carta Pastoral de los obispos del Paraguay en ocasión del "Año Sacerdotal"
Carta Pastoral de los obispos del Paraguay en ocasión del "Año Sacerdotal"Carta Pastoral de los obispos del Paraguay en ocasión del "Año Sacerdotal"
Carta Pastoral de los obispos del Paraguay en ocasión del "Año Sacerdotal"
 
Magnificat espiritualidad de la Hija de María Auxiliadora
Magnificat espiritualidad de la Hija de María AuxiliadoraMagnificat espiritualidad de la Hija de María Auxiliadora
Magnificat espiritualidad de la Hija de María Auxiliadora
 
CARTA PASTORAL DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA
CARTA PASTORAL DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANACARTA PASTORAL DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA
CARTA PASTORAL DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA
 
Pez
Pez Pez
Pez
 
Biografía Padre Maximiano Fernández del Rincón
Biografía Padre Maximiano Fernández del RincónBiografía Padre Maximiano Fernández del Rincón
Biografía Padre Maximiano Fernández del Rincón
 
Allocutio y boletín abril 2013
Allocutio y boletín abril 2013Allocutio y boletín abril 2013
Allocutio y boletín abril 2013
 
CARTA DE LA IDENTIDAD de la Familia Salesiana -31-01-12
CARTA DE LA IDENTIDAD de la Familia Salesiana -31-01-12CARTA DE LA IDENTIDAD de la Familia Salesiana -31-01-12
CARTA DE LA IDENTIDAD de la Familia Salesiana -31-01-12
 
El papa y la familia 2015
El papa y la familia 2015El papa y la familia 2015
El papa y la familia 2015
 
Carta a los sacerdotes del Paraguay
Carta a los sacerdotes del ParaguayCarta a los sacerdotes del Paraguay
Carta a los sacerdotes del Paraguay
 
Iglesia en Aragón - Número 8
Iglesia en Aragón - Número 8Iglesia en Aragón - Número 8
Iglesia en Aragón - Número 8
 
A los sacerdotes del Paraguay.10 de noviembre de 2006
A los sacerdotes del Paraguay.10 de noviembre de 2006A los sacerdotes del Paraguay.10 de noviembre de 2006
A los sacerdotes del Paraguay.10 de noviembre de 2006
 
Iglesia en Valladolid, 2ª quincena noviembre
Iglesia en Valladolid, 2ª quincena noviembreIglesia en Valladolid, 2ª quincena noviembre
Iglesia en Valladolid, 2ª quincena noviembre
 
Ministros generales 40 aniv. regla ofs esp
Ministros generales 40 aniv. regla ofs espMinistros generales 40 aniv. regla ofs esp
Ministros generales 40 aniv. regla ofs esp
 
A los sacerdotes del paraguay
A los sacerdotes del paraguayA los sacerdotes del paraguay
A los sacerdotes del paraguay
 
San Agustín de Hipona
San Agustín de HiponaSan Agustín de Hipona
San Agustín de Hipona
 
Rivotorto 2 mayo 2020
Rivotorto 2 mayo 2020Rivotorto 2 mayo 2020
Rivotorto 2 mayo 2020
 
Libro cronicas
Libro cronicasLibro cronicas
Libro cronicas
 
Obispos del Paraguay emitieron mensaje de gratitud al pueblo paraguayo
Obispos del Paraguay emitieron mensaje de gratitud al pueblo paraguayoObispos del Paraguay emitieron mensaje de gratitud al pueblo paraguayo
Obispos del Paraguay emitieron mensaje de gratitud al pueblo paraguayo
 

Destacado

KC Blog Post
KC Blog PostKC Blog Post
KC Blog Post
rslevin
 
Eduarda Luna Pais Caixa Woman
Eduarda Luna Pais Caixa WomanEduarda Luna Pais Caixa Woman
Eduarda Luna Pais Caixa Woman
EduardaLunaPais
 
Ntn photo 5
Ntn photo 5Ntn photo 5
Ntn photo 5
iZone360
 
Sesion 5
Sesion 5Sesion 5
Sesion 5
mantopacheco
 
Lorem ipsum dolor sit amet, consecetuer
Lorem ipsum dolor sit amet, consecetuerLorem ipsum dolor sit amet, consecetuer
Lorem ipsum dolor sit amet, consecetuer
emt_slideshare
 
Dibujos final curso11
Dibujos final curso11Dibujos final curso11
Dibujos final curso11
iesoteropedrayoef
 
Beste kultura batzuk
Beste kultura batzukBeste kultura batzuk
Beste kultura batzuk
losperxas
 
Hands - Mobile Advertising - Apresentação 2014 / Julho
Hands - Mobile Advertising - Apresentação 2014 / JulhoHands - Mobile Advertising - Apresentação 2014 / Julho
Hands - Mobile Advertising - Apresentação 2014 / Julho
João Teixeira de Carvalho
 
Unidad educativa municipal experimental del mileniun
Unidad educativa municipal experimental del mileniunUnidad educativa municipal experimental del mileniun
Unidad educativa municipal experimental del mileniun
zambranito
 
Psicología cognitiva i
Psicología cognitiva  iPsicología cognitiva  i
Psicología cognitiva i
andregaco
 
Bbm 5 f03de1d, agen ukhti padang 2017
Bbm 5 f03de1d, agen ukhti padang 2017Bbm 5 f03de1d, agen ukhti padang 2017
Bbm 5 f03de1d, agen ukhti padang 2017
jilbabmunira
 
Example
ExampleExample
Example
Jett Jette
 

Destacado (20)

KC Blog Post
KC Blog PostKC Blog Post
KC Blog Post
 
Marambaia iii apto tipo
Marambaia iii   apto tipoMarambaia iii   apto tipo
Marambaia iii apto tipo
 
Eduarda Luna Pais Caixa Woman
Eduarda Luna Pais Caixa WomanEduarda Luna Pais Caixa Woman
Eduarda Luna Pais Caixa Woman
 
Hi trial
Hi trialHi trial
Hi trial
 
Ntn photo 5
Ntn photo 5Ntn photo 5
Ntn photo 5
 
Llei d'Ohm
Llei d'OhmLlei d'Ohm
Llei d'Ohm
 
Sesion 5
Sesion 5Sesion 5
Sesion 5
 
3
33
3
 
K otxea garraio publikoa
K otxea garraio publikoaK otxea garraio publikoa
K otxea garraio publikoa
 
Lorem ipsum dolor sit amet, consecetuer
Lorem ipsum dolor sit amet, consecetuerLorem ipsum dolor sit amet, consecetuer
Lorem ipsum dolor sit amet, consecetuer
 
Declaration sab
Declaration sabDeclaration sab
Declaration sab
 
Dibujos final curso11
Dibujos final curso11Dibujos final curso11
Dibujos final curso11
 
Beste kultura batzuk
Beste kultura batzukBeste kultura batzuk
Beste kultura batzuk
 
Hands - Mobile Advertising - Apresentação 2014 / Julho
Hands - Mobile Advertising - Apresentação 2014 / JulhoHands - Mobile Advertising - Apresentação 2014 / Julho
Hands - Mobile Advertising - Apresentação 2014 / Julho
 
Unidad educativa municipal experimental del mileniun
Unidad educativa municipal experimental del mileniunUnidad educativa municipal experimental del mileniun
Unidad educativa municipal experimental del mileniun
 
Psicología cognitiva i
Psicología cognitiva  iPsicología cognitiva  i
Psicología cognitiva i
 
Doc5
Doc5Doc5
Doc5
 
Bbm 5 f03de1d, agen ukhti padang 2017
Bbm 5 f03de1d, agen ukhti padang 2017Bbm 5 f03de1d, agen ukhti padang 2017
Bbm 5 f03de1d, agen ukhti padang 2017
 
Ecobag
EcobagEcobag
Ecobag
 
Example
ExampleExample
Example
 

Similar a Boletin 11

Maria discipula y misionera
Maria discipula y misioneraMaria discipula y misionera
Maria discipula y misionera
Rosa Nelly Ayaucán García
 
Maria discipula y misionera
Maria discipula y misioneraMaria discipula y misionera
Maria discipula y misionera
Roberto Fernández
 
MARÍA, MADRE DE LA IGLESIA.pdf
MARÍA, MADRE DE LA IGLESIA.pdfMARÍA, MADRE DE LA IGLESIA.pdf
MARÍA, MADRE DE LA IGLESIA.pdf
AlexisMolina46
 
Subsidio Diciembre 2020
Subsidio Diciembre 2020Subsidio Diciembre 2020
Subsidio Diciembre 2020
Nombre Apellidos
 
Circular 940 - FMA -
Circular 940 - FMA -Circular 940 - FMA -
Circular 940 - FMA -
María Baffundo
 
Comunicación: María discipula de cristo y misionera
Comunicación: María discipula de cristo y misioneraComunicación: María discipula de cristo y misionera
Comunicación: María discipula de cristo y misionera
Universidad Técnica Particular de Loja
 
La Pedagogía de la acción Misión Continental
La Pedagogía de la acción Misión ContinentalLa Pedagogía de la acción Misión Continental
La Pedagogía de la acción Misión Continental
Parroquia La Purisima
 
Subsidio Noviembre 2019
Subsidio Noviembre 2019Subsidio Noviembre 2019
Subsidio Noviembre 2019
Nombre Apellidos
 
DOGMAS MARIANOS.pdf
DOGMAS MARIANOS.pdfDOGMAS MARIANOS.pdf
DOGMAS MARIANOS.pdf
Freddy Meza
 
ACCION SIGNIFICATIVA de religión y de sociedades
ACCION SIGNIFICATIVA de religión y de sociedadesACCION SIGNIFICATIVA de religión y de sociedades
ACCION SIGNIFICATIVA de religión y de sociedades
jdelgadillovivas
 
Comunicación: La fe de María
Comunicación: La fe de MaríaComunicación: La fe de María
Comunicación: La fe de María
Universidad Técnica Particular de Loja
 
Adoracion Eucaristica
Adoracion EucaristicaAdoracion Eucaristica
Adoracion Eucaristica
Fátima Villar
 
Presentacion Resumen
Presentacion ResumenPresentacion Resumen
Presentacion Resumen
guestc69829
 
Subsidio Junio 2020
Subsidio Junio 2020Subsidio Junio 2020
Subsidio Junio 2020
Nombre Apellidos
 
4° AÑO SEC .MARIA COMO MODELO DE EVANMGELIZACION 4to año.docx
4° AÑO SEC .MARIA COMO MODELO DE EVANMGELIZACION  4to año.docx4° AÑO SEC .MARIA COMO MODELO DE EVANMGELIZACION  4to año.docx
4° AÑO SEC .MARIA COMO MODELO DE EVANMGELIZACION 4to año.docx
RICARDO604406
 
Rivotorto 2 mayo 2020
Rivotorto 2 mayo 2020Rivotorto 2 mayo 2020
Rivotorto 2 mayo 2020
franfrater
 
Evlj 2011 sesión 7 discípulos misioneros al modo de maría discípula y misionera
Evlj 2011 sesión 7 discípulos misioneros al modo de maría discípula y misioneraEvlj 2011 sesión 7 discípulos misioneros al modo de maría discípula y misionera
Evlj 2011 sesión 7 discípulos misioneros al modo de maría discípula y misionera
adalgos
 
CATEQUISTA MISIONERO.pptx
CATEQUISTA MISIONERO.pptxCATEQUISTA MISIONERO.pptx
CATEQUISTA MISIONERO.pptx
IsaiasNozYerbes
 
Despertar religioso
Despertar religiosoDespertar religioso
Despertar religioso
herminiorm7
 
Papa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.fruto
Papa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.frutoPapa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.fruto
Papa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.fruto
emilioperucha
 

Similar a Boletin 11 (20)

Maria discipula y misionera
Maria discipula y misioneraMaria discipula y misionera
Maria discipula y misionera
 
Maria discipula y misionera
Maria discipula y misioneraMaria discipula y misionera
Maria discipula y misionera
 
MARÍA, MADRE DE LA IGLESIA.pdf
MARÍA, MADRE DE LA IGLESIA.pdfMARÍA, MADRE DE LA IGLESIA.pdf
MARÍA, MADRE DE LA IGLESIA.pdf
 
Subsidio Diciembre 2020
Subsidio Diciembre 2020Subsidio Diciembre 2020
Subsidio Diciembre 2020
 
Circular 940 - FMA -
Circular 940 - FMA -Circular 940 - FMA -
Circular 940 - FMA -
 
Comunicación: María discipula de cristo y misionera
Comunicación: María discipula de cristo y misioneraComunicación: María discipula de cristo y misionera
Comunicación: María discipula de cristo y misionera
 
La Pedagogía de la acción Misión Continental
La Pedagogía de la acción Misión ContinentalLa Pedagogía de la acción Misión Continental
La Pedagogía de la acción Misión Continental
 
Subsidio Noviembre 2019
Subsidio Noviembre 2019Subsidio Noviembre 2019
Subsidio Noviembre 2019
 
DOGMAS MARIANOS.pdf
DOGMAS MARIANOS.pdfDOGMAS MARIANOS.pdf
DOGMAS MARIANOS.pdf
 
ACCION SIGNIFICATIVA de religión y de sociedades
ACCION SIGNIFICATIVA de religión y de sociedadesACCION SIGNIFICATIVA de religión y de sociedades
ACCION SIGNIFICATIVA de religión y de sociedades
 
Comunicación: La fe de María
Comunicación: La fe de MaríaComunicación: La fe de María
Comunicación: La fe de María
 
Adoracion Eucaristica
Adoracion EucaristicaAdoracion Eucaristica
Adoracion Eucaristica
 
Presentacion Resumen
Presentacion ResumenPresentacion Resumen
Presentacion Resumen
 
Subsidio Junio 2020
Subsidio Junio 2020Subsidio Junio 2020
Subsidio Junio 2020
 
4° AÑO SEC .MARIA COMO MODELO DE EVANMGELIZACION 4to año.docx
4° AÑO SEC .MARIA COMO MODELO DE EVANMGELIZACION  4to año.docx4° AÑO SEC .MARIA COMO MODELO DE EVANMGELIZACION  4to año.docx
4° AÑO SEC .MARIA COMO MODELO DE EVANMGELIZACION 4to año.docx
 
Rivotorto 2 mayo 2020
Rivotorto 2 mayo 2020Rivotorto 2 mayo 2020
Rivotorto 2 mayo 2020
 
Evlj 2011 sesión 7 discípulos misioneros al modo de maría discípula y misionera
Evlj 2011 sesión 7 discípulos misioneros al modo de maría discípula y misioneraEvlj 2011 sesión 7 discípulos misioneros al modo de maría discípula y misionera
Evlj 2011 sesión 7 discípulos misioneros al modo de maría discípula y misionera
 
CATEQUISTA MISIONERO.pptx
CATEQUISTA MISIONERO.pptxCATEQUISTA MISIONERO.pptx
CATEQUISTA MISIONERO.pptx
 
Despertar religioso
Despertar religiosoDespertar religioso
Despertar religioso
 
Papa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.fruto
Papa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.frutoPapa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.fruto
Papa.fancisco,.sacramentos,1 bautismo2.fruto
 

Más de perpetuosocorro2013

Congreso Eucaristico
Congreso EucaristicoCongreso Eucaristico
Congreso Eucaristico
perpetuosocorro2013
 
Cristo resucita para darnos vida
Cristo resucita para darnos vidaCristo resucita para darnos vida
Cristo resucita para darnos vida
perpetuosocorro2013
 
Programa de semana santa 2014
Programa de semana santa 2014Programa de semana santa 2014
Programa de semana santa 2014
perpetuosocorro2013
 
Preguntas y respuestas sobre la bibli6
Preguntas y respuestas sobre la bibli6Preguntas y respuestas sobre la bibli6
Preguntas y respuestas sobre la bibli6
perpetuosocorro2013
 
Boletin 12
Boletin 12Boletin 12
Esdios
EsdiosEsdios
Boletin 10 visita pastoral
Boletin 10 visita pastoralBoletin 10 visita pastoral
Boletin 10 visita pastoral
perpetuosocorro2013
 
Boletin 09 icono
Boletin 09 iconoBoletin 09 icono
Boletin 09 icono
perpetuosocorro2013
 
Boletin 09 icono
Boletin 09 iconoBoletin 09 icono
Boletin 09 icono
perpetuosocorro2013
 
1ra feria
1ra feria1ra feria
Fiesta patronal
Fiesta patronalFiesta patronal
Fiesta patronal
perpetuosocorro2013
 
Algo te molesta_
Algo te molesta_Algo te molesta_
Algo te molesta_
perpetuosocorro2013
 
Avisos parroquiales
Avisos parroquialesAvisos parroquiales
Avisos parroquiales
perpetuosocorro2013
 
Cristo resucita para darnos vida
Cristo resucita para darnos vidaCristo resucita para darnos vida
Cristo resucita para darnos vida
perpetuosocorro2013
 
Boletin 08 pentecostes
Boletin 08 pentecostesBoletin 08 pentecostes
Boletin 08 pentecostes
perpetuosocorro2013
 
Boletin 06 semana santa
Boletin 06 semana santaBoletin 06 semana santa
Boletin 06 semana santa
perpetuosocorro2013
 
BOLETIN PARROQUIAL
BOLETIN PARROQUIAL BOLETIN PARROQUIAL
BOLETIN PARROQUIAL
perpetuosocorro2013
 
Boletin parroquial 3
Boletin parroquial 3Boletin parroquial 3
Boletin parroquial 3
perpetuosocorro2013
 
02 13 de enero
02 13 de enero02 13 de enero
02 13 de enero
perpetuosocorro2013
 

Más de perpetuosocorro2013 (19)

Congreso Eucaristico
Congreso EucaristicoCongreso Eucaristico
Congreso Eucaristico
 
Cristo resucita para darnos vida
Cristo resucita para darnos vidaCristo resucita para darnos vida
Cristo resucita para darnos vida
 
Programa de semana santa 2014
Programa de semana santa 2014Programa de semana santa 2014
Programa de semana santa 2014
 
Preguntas y respuestas sobre la bibli6
Preguntas y respuestas sobre la bibli6Preguntas y respuestas sobre la bibli6
Preguntas y respuestas sobre la bibli6
 
Boletin 12
Boletin 12Boletin 12
Boletin 12
 
Esdios
EsdiosEsdios
Esdios
 
Boletin 10 visita pastoral
Boletin 10 visita pastoralBoletin 10 visita pastoral
Boletin 10 visita pastoral
 
Boletin 09 icono
Boletin 09 iconoBoletin 09 icono
Boletin 09 icono
 
Boletin 09 icono
Boletin 09 iconoBoletin 09 icono
Boletin 09 icono
 
1ra feria
1ra feria1ra feria
1ra feria
 
Fiesta patronal
Fiesta patronalFiesta patronal
Fiesta patronal
 
Algo te molesta_
Algo te molesta_Algo te molesta_
Algo te molesta_
 
Avisos parroquiales
Avisos parroquialesAvisos parroquiales
Avisos parroquiales
 
Cristo resucita para darnos vida
Cristo resucita para darnos vidaCristo resucita para darnos vida
Cristo resucita para darnos vida
 
Boletin 08 pentecostes
Boletin 08 pentecostesBoletin 08 pentecostes
Boletin 08 pentecostes
 
Boletin 06 semana santa
Boletin 06 semana santaBoletin 06 semana santa
Boletin 06 semana santa
 
BOLETIN PARROQUIAL
BOLETIN PARROQUIAL BOLETIN PARROQUIAL
BOLETIN PARROQUIAL
 
Boletin parroquial 3
Boletin parroquial 3Boletin parroquial 3
Boletin parroquial 3
 
02 13 de enero
02 13 de enero02 13 de enero
02 13 de enero
 

Boletin 11

  • 1. 1 E D I T O R I A L BARRIO JUAN XXIII—CALLE 6 DE JUNIO NO. 0344 TEL. 664-2325— EMAIL redentor@cosset.com.bo — PADRES MISIONEROS REDENTORISTAS — TARIJA -BOLIVIA Tarija,11 de Agosto de 2013 Volumen 1, no. 11 Año de la Fe: MARIA SANTISIMA  Teólogos y predicadores deben evitar exa- geraciones sobre la imagen de María Santísima  María es la gran misionera, continuadora de la misión de su Hijo y formadora de misioneros  María ayuda a mante- ner vivas las actitu- des de atención, de servicio, de entre- ga y de gratuidad Contenido: María,lamujerquela Palabranosmuestra 1 María,discípulay Misionera 2 Documentodeapare- cidano.266-272 2 10Aspectosqueresal- tan eneldocumento 3 LadevociónaMaría Santísima 4 Credo niceno- constantinopolitano 4 Hermanos y hermanas… María, la mujer que la Palabra nos muestra El Vaticano II decía a propósito del culto a María: "los teólogos y predicadores eviten con cuidado toda falsa exageración, así como una excesiva estrechez de espíritu al tratar de la singular dignidad de la Madre de Dios" (LG.67). Lo más práctico para moverse en el justo medio es ser guiados por lo que los textos sagrados ofrecen e insinúan. Pablo VI advertía en Marialis cultus sobre "ciertos aspectos de la imagen de María encontrados en escritos populares....que no tienen relación con la imagen evangélica" de María. Para acercarnos a María lo primero que hemos de hacer es leer detenidamente los evangelios. Ninguna aparición de María -de las que celebra la Iglesia- dice más y habla mejor sobre María que el evangelio cuando habla de ella. En los evangelios tenemos: la infancia de Jesús, según Lucas y Mateo, el episodio del encuentro de María con Jesús en medio de la predicación de éste, y lo que Juan relata sobre su presencia en el comienzo de la vida pública en las bodas de Caná y sobre su presencia a los pies de la cruz. Y en los Hechos de los apóstoles tenemos, finalmente, la referencia de Lucas a su oración con los discípulos antes de la venida del Espíritu Santo. Desde esta contexto muy bíblico - eclesial y estando ya a las puertas de celebrar las fiestas marianas en Bolivia, y sobre todo en Tarija, nuestra mamita de Chaguaya, sería muy oportuno que como fieles devotos a María Santísima y para tener una profunda experiencia de Fe cuestionarnos un poco y reflexionar profundamente sobre mi devoción a María, Madre de Nuestro Señor Jesucristo… les propongo preguntarnos juntos ¿Qué aspectos de la vida de la Virgen María me impacta como discípula de Jesús? ¿La devoción mariana que tengo me impulsa a una buena conversión personal ? ¿ Mi fervor mariano me hace un misionero al servicio de mi familia, la comunidad parroquial, mi vecindario? En este año de la Fe, que María Santísima acompañe a todos los peregrinos, de manera especial, a los peregrinos tarijeños en su caminar hacia el santuario de Chaguaya P. Carlos Alberto Urquizu Perez
  • 2. 2 MARÍA, DISCIPULA Y MISIONERA DOCUMENTO DE APARECIDA (números 266-272.) La máxima realización de la existencia cristiana como un vivir trinitario de “hijos en el Hijo” nos es dada en la Virgen María quien, por su fe (cf. Lc 1,45) y obediencia a la voluntad de Dios (cf. Lc 1,38), así como por su constante meditación de la Palabra y de las acciones de Jesús (cf. Lc 2,19.51), es la discípula más perfecta del Señor1. Interlocutora del Padre en su proyecto de enviar su Verbo al mundo para la salvación humana, María, con su fe, llega a ser el primer miembro de la comu- nidad de los creyentes en Cristo, y también se hace cola- boradora en el renacimiento espiritual de los discípulos. Del Evangelio, emerge su figura de mujer libre y fuerte, conscientemente orientada al verdadero seguimiento de Cristo. Ella ha vivido por entero toda la peregrinación de la fe como madre de Cristo y luego de los discípulos, sin que le fuera ahorrada la incomprensión y la búsqueda constan- te del proyecto del Padre. Alcanzó, así, a estar al pie de la cruz en una comunión profunda, para entrar plenamente en el misterio de la Alianza. Con ella, providencialmente unida a la plenitud de los tiempos (cf. Gal 4,4), llega a cumplimiento la esperanza de los pobres y el deseo de salvación. La Virgen de Nazaret tuvo una misión única en la historia de salvación, conci- biendo, educando y acompañado a su hijo hasta su sacrifi- cio definitivo. Desde la cruz, Jesucristo confió a sus discípulos, representados por Juan, el don de la maternidad de María, que brota directamente de la hora pascual de Cristo: “Y desde aquel momento el discípulo la recibió como suya” (Jn 19,27). Perseverando junto a los apóstoles a la espera del Espíritu (cf. Hch 1,13-14), cooperó con el nacimiento de la Iglesia misionera, impri- miéndole un sello mariano que la identifica hondamente. Como madre de tantos, fortalece los vínculos fraternos entre todos, alienta a la reconciliación y el perdón, y ayuda a que los discípulos de Jesucristo se experimenten como una familia, la familia de Dios. En María, nos encon- tramos con Cristo, con el Padre y el Espíritu Santo, como asimismo con los hermanos. Como en la familia humana, la Iglesia-familia se genera en torno a una madre, quien confiere “alma” y ternura a la convivencia familiar2. María, Madre de la Iglesia, además de modelo y paradigma de humanidad, es artífice de comunión. Uno de los eventos fundamentales de la Iglesia es cuando el “sí” brotó de María. Ella atrae multitudes a la comunión con Jesús y su Iglesia, como experimentamos a menudo en los santuarios marianos. Por eso la Iglesia, como la Virgen María, es madre. Esta visión mariana de la Iglesia es el mejor remedio para una Iglesia meramente funcional o burocrática. María es la gran misionera, continuadora de la misión de su Hijo y formadora de misioneros. Ella, así como dio a luz al Salvador del mundo, trajo el Evangelio a nuestra América. En el acontecimiento guadalupano, presidió, junto al humilde Juan Diego, el Pentecostés que nos abrió a los dones del Espíritu. Desde entonces, son incontables las comunidades que han encontrado en ella la inspiración más cercana para aprender cómo ser discípulos y misioneros de Jesús. Con gozo, constatamos que se ha hecho parte del caminar de cada uno de nuestros pueblos, entrando profundamente en el tejido de su historia y acogiendo los rasgos más nobles y significativos de su gente. Las diversas advocaciones y los santuarios esparcidos a lo largo y ancho del Continente testimonian la presencia cercana de María a la gente y, al mismo tiempo, manifiestan la fe y la confianza que los devotos sienten por ella. Ella les pertenece y ellos la sienten como madre y hermana. Hoy, cuando en nuestro continente latinoamericano y caribeño se quiere enfatizar el discipulado y la misión, es ella quien brilla ante nuestros ojos como imagen acabada y fidelísima del seguimiento de Cristo. Ésta es la hora de la seguidora más radical de Cristo, de su magisterio discipular y misionero, al que nos envía el Papa Benedicto XVI: “María Santísima, la Virgen pura y sin mancha es para nosotros escuela de fe destinada a guiarnos y a fortalecernos en el camino que lleva al encuentro con el Creador del cielo y de la tierra. El Papa vino a Aparecida con viva alegría para decirles en primer lugar: Permanezcan en la escuela de María. Inspírense en sus enseñanzas. Procuren acoger y guardar dentro del corazón las luces que ella, por mandato divi- no, les envía desde lo alto”3. Ella, que “conservaba todos estos
  • 3. 3 recuerdos y los meditaba en su corazón” (Lc 2,19; cf. 2,51), nos enseña el primado de la escucha de la Palabra en la vida del discípulo y misionero. El Magnificat “está entera- mente tejido por los hilos de la Sagrada Escritura, los hilos tomados de la Palabra de Dios. Así, se revela que en Ella la Palabra de Dios se encuentra de verdad en su casa, de donde sale y entra con naturalidad. Ella habla y piensa con la Palabra de Dios; la Palabra de Dios se le hace su palabra, y su palabra nace de la Palabra de Dios. Además, así se revela que sus pensamientos están en sintonía con los pensamientos de Dios, que su querer es un querer junto con Dios. Estando íntimamente penetrada por la Palabra de Dios, Ella puede llegar a ser madre de la Palabra encarnada”4. Esta familiaridad con el misterio de Jesús es facilitada por el rezo del Rosario, donde: “el pueblo cristiano aprende de María a contemplar la belleza del rostro de Cristo y a experimentar la profundidad de su amor. Mediante el Rosario, el creyente obtiene abundantes gracias, como recibiéndolas de las mismas manos de la madre del Redentor”5. Con los ojos puestos en sus hijos y en sus necesidades, como en Caná de Galilea, María ayuda a mantener vivas las actitudes de atención, de servicio, de entrega y de gratuidad que deben distinguir a los discípulos de su Hijo. Indica, además, cuál es la pedagogía para que los pobres, en cada comunidad cristiana, “se sientan como en su casa”6. Crea comunión y educa a un estilo de vida compartida y solidaria, en fraternidad, en atención y acogi- da del otro, especialmente si es pobre o necesitado. En nuestras comunidades, su fuerte presencia ha enriqueci- do y seguirá enriqueciendo la dimensión materna de la Iglesia y su actitud acogedora, que la convierte en “casa y escuela de la co- munión”7 y en espacio espiritual que prepara para la misión. 1 Cf. LG 53 2 Cf. DP 295 Material de apoyo para la Catequesis Familiar de Iniciación a la Vida Eucarística – Disponi- ble en www.inpas.cl 2 3 BENEDICTO XVI, Discurso al final del rezo del Santo Rosario en el Santuario de Nuestra Señora Aparecida, 12 de mayo de 2007. 4 DCE 41 5 RVM 1 6 NMI 50 7 Ibid. 43 10 aspectos que resalta en el documento de Aparecida Desde este texto en el documento conclusivo de la reunión del CELAM de APARECIDA 2007, en re- lación a la Santísima Virgen María, se destacan aspectos muy relevantes sobre la imagen de Mar- ía Santísima y que los citamos a continuación: 1. Es ejemplo de discípula en la acogida disponible de la Palabra de Dios (266). 2. Por su fe, es el primer miembro de la comunidad de Jesucristo y colaboradora en el renacimiento espiritual de los discípulos (266). 3. Mujer libre y fuerte, conscientemente orien- tada al seguimiento de Jesús (266), "imagen acabada y fidelísima del segui- miento de Cristo" (270). 4. Con ella, llega a su cumplimiento la esperan- za de los pobres y su deseo de salvación (267). 5. Como Madre, fortalece los vínculos fraternos, alienta la reconciliación y el perdón, refor- zando así la familia de los creyentes (267). 6. La Iglesia-familia se genera en torno a una Madre que confiere "alma" y ternura a la convivencia familiar (268). 7. Es artífice de comunión (268): crea la comu- nión y educa en un estilo de vida comparti- da y solidaria, especialmente con los más pobres (271). 8. Es modelo de escucha de la Palabra para la vida del discípulo misionero (271), Madre de la Palabra encarnada. 9. Es la gran misionera, especialmente presente en la evangelización de América Latina (269). 10. Ayuda a mantener vivas las actitudes de atención, servicio, entrega y gratuidad de todo discípulo (272).
  • 4. 4 La advocación a María Santísima Nuestra fe y entrega a María no debe estar basada en una de- voción o preferencia de nombres. No fuimos nosotros los que tomamos la iniciativa de dar importancia a la Santísima Virgen. Nosotros solo continuamos algo que el Señor mismo comenzó. Es Él quien la eligió, quien hizo de ella su obra predilecta y la colmó de gracias por sobre toda criatura. Nuestra devoción no se basa en sueños ni fantasías, sino en la fe en la Palabra y obrar de Dios. No tenemos que recurrir a revelaciones priva- das, leyendas o fantasías. Nos basamos en la enseñanza bíbli- ca, en el dogma y manifestación de María en el pueblo de Dios. Si quisiéramos, no culminaríamos fácilmente la tarea de enu- merar las gracias que Dios otorgó a la Santísima Virgen. Traigamos a nuestra mente y a nuestro corazón solamente alguno de los dones más significativos que Dios le regaló y que, en su persona, nos regaló a todos nosotros. María es singular y única por su relación con la Santísima Trinidad. Es la hija predilecta del Padre Dios, su humilde y fiel sierva – quien no quiere hacer sino su voluntad – es Madre y esposa del Verbo Encarnado y Santuario Viviente del Espíritu Santo. Ella es singular y única en su relación con Cristo Jesús. Dios la puso al lado del Señor como segunda Eva, haciendo de ella la ayuda permanente en toda la obra de la redención. Inclu- yendo el inicio, en la encarnación del Verbo, en la culminación de su obra en el sacrificio del Gólgota y en la aplicación de los frutos de su redención. María es madre de Cristo, correden- tora y mediadora de las gracias. Por eso podemos afirmar que en el plan de Dios Cristo y María, son verdaderamente inseparables. María es única como encarnación del ideal del hombre redimido. Ella es el vivo retrato del hombre nuevo en su plenitud. Dios quiso mostrarnos en la Inmaculada la victoria total de Cristo, Redentor del hombre. Por ella aplasta la cabeza de la serpiente. La mujer vestida de sol y coronada de estrellas es la señal que Dios hace brillar y que esparce su luz sobre el mundo. Es el signo de esperanza que nos muestra el camino de la salvación como una an- torcha ardiente y luminosa. María en singular y única en su relación con la Iglesia, de la cual es, a la vez, miembro más distinguido y Madre bondadosa. Su regazo materno es el refugio de los pecadores y el lugar de encuentro y unidad para el pueblo de Dios. En función materna, María nos enseña el auténtico seguimiento de Cristo, es decir, nos ense- ña a escuchar su palabra y ponerla en práctica, diciéndonos siempre: "Haced lo que Él nos diga". (Jn. 2-5) Si queremos saber cómo debe de ser el discípulo del Señor, solamente tene- mos que mirarla a ella. Cuando Dios ama, muestra su amor con hechos. María lo sabe y lo canta en su "Magnificat": "Porque el Señor ha hecho en mí maravillas". (Lc. 1:49) Nuestra devoción a María está basada en hechos y en una fe que es en sí un regalo de Dios a los humildes. "Bendita entre todas las mujeres" la aclama incesantemente la Iglesia. "Tú eres la Gloria de Jerusalén; Tú, la alegría de Israel; Tú, el orgullo de nuestra raza." Creo en un sólo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un sólo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajo del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un sólo Bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén BAJO TU AMPARO NOS ACOGEMOS SANTA MADRE DE DIOS. NO DESPRECIES LAS SUPLICAS QUE TE DIRIGIMOS EN NUESTRAS NECESIDADES, ANTES BIEN, LIBRANOS DE TODO PELIGRO, OH VIRGEN GLORIOSA Y BENDITA. RUEGA POR NOSOTROS SANTA MADRE DE DIOS. PARA QUE SEAMOS DIGNOS DE ALCANZAR LAS PROMESAS DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. AMEN VIRGENCITA DE CHAGUAYA. RUEGA POR NOSOTROS