SlideShare una empresa de Scribd logo
“Un suceso cualquiera de la vida humana es narrado con más fidelidad por sus autores. La tradición
conserva la verdad, pero desfigurada;los documentos de referencia posteriores al acto, pueden adolecerde
involuntarioserroreso de juicios parciales;y los historiadores muchas veces no hacen sino novelas,cuando
se empeñan en exarninarlos hechoscon la inventiva del ingenio.Pero cuando se ha levantado el proceso
verbal del acontecimiento;;cuando tenemos escrita la relación sencilla,rápida,llena de las impresiones del
momento supremo, por los mismos autores de un drama heroico, de una empresa llevada a la cima con éxito
brillante y fechando,por ánimos, por ilustres varones que son fundadores de la Patria,el sentido común
solicita con avidez la palabra consagrada…”1
RESUMEN
Es una aproximación a un análisis interdisciplinario, de un problema que ha convocado expectativas, casi
desde que somos República, País y Nación. Un conflicto inacabado. Desde lo que se dio en llamar
“santanderistas vs., bolivaristas. Incendiarios panfletos erigidos como documentos válidos programáticos.
Un fin de Siglo XIX en guerra. Que continúo en primera década de Siglo XX. Y que continuó hasta que,
en profundo y borrascoso, se incentivó desde 1940 hasta nuestros días. Eso de “la negociación con la
cúpula de las Farc para terminar un conflicto de cincuenta años”; es una afrenta a nuestros campesinos,
estudiantes, obreros, desempleados y desempleadas, etc.; que no la han conocido nunca. La negociación es
eso. Discusión con quienes han deslegitimado el logro de las marchas campesinas huyendo del exterminio,
desde 1945. Y, como contraparte, un gobierno que, simplemente, es extensión de la yunta del Frente
Burgués. Y, a la zaga, quienes se consideran herederos vergonzantes de las luchas proletarias en Europa y
América Latina. Pero que no son otra cosa que manipuladores de la vedad. Y que, por esto mismo,
convocan a “creer en las paz del Presidente Juan Manuel Santos”.
Todo lo anterior, presentado con el rigor que exige el futuro de nuestra Nación. Porque, a futuro, vendrán
exacerbaciones del conflicto. Porque merecemos un futuro cierto. Con transformaciones reales de esta
estructura de Estado caduco y al servicio de los lapidadores de la democracia. Presentado, el análisis, con
énfasis doctrinales necesarios. Porque nos han teorizado al revés. Siendo, aquí lo doctrinal, una opción
imaginativa y creativa de los postulados que han orientado a las verdaderas revoluciones.
Palabras clave: interdisciplinariedad, conflicto, jurídico, negociación, historias de vida, antropológico,
víctimas, restitución, tierras, sociología, país, república, Farc, gobierno.
OVERVIEW
Is an approach to an interdisciplinary analysis of a problem that has summoned expectations, almost as long
as we are a Republic, country and nation. An unfinished conflict. From which it came to be called "vs.,
bolivaristas santanderistas.Incendiary pamphlets erected as programmatic valid documents. An end of XIX
century in war. That I am still in first decade of 20th century.And that continued until, in deep and blustery,it
stimulated from 1940 to the present day.That "negotiation with the leadership of the Farc to end a fifty-year
Terrero A., Santiago “El 19 de abril de 1810 fue el día en que se inició la independencia sudamericana”,
página 101.
conflict"; It is an affront to our farmers, students,workers, unemployed and unemployed, etc.; that you have
not known it never. Negotiation is that.Discussion with who have de-legitimised the achievement of peasant
marches of extermination, since 1945. And, as a counterpart, a Government that is just, the yoke of the
bourgeois front extension. And, behind, who are considered shameful heirs of...
Key words: interdisciplinary, conflict, legal, negotiation, stories of life, anthropological, victims, restitution,
land, sociology,country, Republic, Farc, Government.
Introducción
Sea lo primero un énfasis: nunca he creído en la revolución benévola como opción incierta. Algo parecido a
entender que, una vez iniciada la lucha por la liberación y, como correlato, la instauración de un régimen
socialista, por la vía de un movimiento que sea construido desde abajo que conduzca ese proceso a nombre
quienes han sufrido y sufrimos la devastación de las libertades y la profundización de la violencia .. Por lo
mismo, entonces, asumo la obligación de darle continuidad. A nombre de los valores inherentes. Es decir, la
confrontación radical con la burguesía. No cabe punto de mediación. No se trata, ahora, de ignorar la
necesidad de configurar tránsitos de recomposición. Por lo menos así lo pueden evidenciar momentos
precisos. Como sucede en toda guerra. Posibilitar tácticas, según el comportamiento del frente burgués.
Pero no es lo mismo, tratándose de recomposiciones ideológicas y políticas de largo aliento. Porque, de ser
así, se desemboca en ese tipo de opciones en los cuales lo que cuenta es el juego a la reversa absoluta. Como
si no importara el acumulado de acciones y de convocatorias. Ante todo, tratándose de un proceso como el
nuestro. Un país inmerso, históricamente, en sucesión de guerras. A veces presentadas, por parte de la
burguesía y los terratenientes, como expresiones centradas en desviaciones atípicas respecto a la yunta
propuesta y ejecutada por el poder imperante. Un consecutivo que ha involucrado, siempre, a los nativos, a los
campesinos y campesinas, a los obreros y obreras y al lumpen proletariado; como invitados (as) para que
sirvan de sparring. Todo por la vía de la fuerza. Militares y policías al servicio de la propu esta de
sometimiento constante. Casi como perenne. Una herencia habida, desde los ejecutores de gobiernos como
extensión de la lucha por la libertad. Porque, entre otras razones, ni Santander, ni Bolívar fueron centinelas de
la liberación constante, verdadera. Más bien, las sucesivas divisiones y el surgimiento de los partidos liberal y
conservador, significaron la preclusión de la revolución en contra del poder español.
Visito así, entonces, estuvo y ha estado latente una propuesta libertaria, en contra de ese proceso por medio
del cual se instauró un modelo de Estado y de gobierno, próximos al autoritarismo. Que, aún hoy, azuzan la
violencia, por la vía de decantar sus idearios perversos. Uno a uno, fueron imponiendo roles cada vez más
entrelazados con el dominio punzante; con fisuras propias de sus contradicciones internas. Proclamando
constituciones al vuelo de sus intereses. Nunca ancladas en los derechos de la población, siempre marginada.
Siempre vulnerada. Un horizonte patrio, vergonzosamente modelado, con linderos y mojones construidos a
partir de sus visiones recortadas. Dejando casi a medio camino, la ruta propuesta en principio. Inclusive,
desde mi interpretación, podría decirse que nunca hubo perspectiva diferente a la de entronizar el culto a la
personalidad. Ya, desde ese entonces, empezaba a prefigurarse el tipo de gobierno y de Estado, en perspectiva
anclado en los conceptos oligárquicos de poder. Tanto como entender que iríamos avanzando con una ruta,
deliberadamente promovida por odios. Por ese tipo de propuestas que desdibujan la razón de ser de la
democracia. Ruta de bárbaros que habían peleado, peleaban y pelearían a partir de construir íconos perversos.
Veámoslo en palabas de Germán Carrera Damas, en su texto “El culto a Bolívar”.
“…Finalizada la guerra de independencia se inicia para Venezuela la experiencia republicana. Hasta ese
momento la República no había sido más que una especie de ensayo general, en cuanto corresponde a la que
existió entre el 5 de julio de 1811 y la firma del armisticio con Domingo de Monteverde (25 de julio de
1812),o un desiderátum siempre propuesto en función dela guerra. Bien puede decirse que la precariedad de
los ensayos republicanos, tanto por la corta duración de los que lograron cuajar, como por la s numerosas
limitaciones e incluso suspensiones que se le impuso en razón de la emergencia bélica, reservaron para
2
después de la contienda la verdadera confrontación de la experiencia republicana, ya despojado el
panorama del enemigo que la había hecho imposible hasta ahora…”3
Ha sido una constante para los países bolivarianos. Un ir decantando las ilusiones y los programas. Una
asociación contradictoria, con respecto a la herencia colonial, que siempre se ha presentado como la acción de
posponer, corrido el tiempo, la realización de opciones libertarias. Es algo así como asistir a periodos
históricos, unas veces ambiguos. La mayoría de las veces como expresiones autoritarias. Centradas en
posiciones caudillistas. De la mano con intereses que no tenían nada que ver con la liberación. En cambio, si
mucho, de imposiciones de la burguesía agraria.
El texto citado antes, a pesar de una narrativa del caso venezolano, ejerce como insumo común para la
República de Colombia.
“…Las dos fuerzas que hemos delineado (sic), entendidas como las dos corrientes de problemas básicos
presentes en el orden histórico, con imbricaciones de todo género, entran en una nueva etapa de su acción
con el advenimiento de la República. Es la hora de confrontar los resultados con las promesas. Los
sacrificios han sido extremos y prolongados, la impaciencia es mucho. Venezuela aparece en este momento
bajo un curioso aspecto en lo político:el centro o la personificación del poder no solo se halla distante, sino
que se aleja más con las campañas sureñas de Bolívar. Queda libre el terreno para la definición de nuevas
.1. Carrera Damas G. “El culto a Bolívar”, Editorial Universidad Nacional de Colombia, pp. 43-44
apetencias de mando, y la guerra ha sido un buen semillero de ellas. Para tantas y tan voraces hay solo una
patria que usufructuar….”4
Entre otras cosas, porque el oferente de poder no puede sustraerse al lío perverso. Entre estar con lo
conseguido en el campo de batalla, a nombre de la liberación del yugo español. Y estar en interdicción, con
respecto a la perspectiva que se abría. Perspectiva de compromiso con la construcción de una Nación libre.
Por la vía absoluta. Es decir, de plena confluencia con el entendido d libertad. Incluida la liquidación del
racismo. Del esclavismo. De reconocimiento a la libre autonomía de las etnias.
Precisamente, al no resolverlo. Viendo que no había una posición ni latente, ni efectiva en términos de la
libertad. Por esto mismo, nuestra República empezó con soporte endeble. Por la vía de otorgar poderes a los
generales. A un concepto de patria vinculada con demostraciones de fuerza por la vía de imposiciones
autoritarias y, en cuanto juego democrático, manipulaciones en torno al significado de la participación de
campesinos mestizos y las etnias. Y ni que hablar de los negros y las negras en razón que eran sometidos en
peores condiciones que los anteriores.
“…La Campaña de la Nueva Granada, vasta y arriesgada operación que marca una transformación
profunda en la concepción estratégica de la guerra emancipadora, da como resultado no solamente un
cambio en la relación de fuerzas, hasta entonces favorable al eficaz dispositivo montado por Pablo Morillo al
frente del único ejército organizado que había actuado en Venezuela. Produce, lo que no es menos
importante,al Padre de Colombia,al Libertador admirado,temido y acatado. El triunfo magnífico echaba al
olvido una trayectoria militar en la cual no escaseaban, al lado de victorias espléndidas victorias a medias
por mal consolidadasy hasta puras y simples derrotas aparatosas. Poco podía el hiperbolizado brillo de la
Campaña Admirable de 1813 en contraste con el abrumador derrumbe de la Segunda República bajo los
golpes de Tomás Boves. Y este era, hasta el momento, el más notable hecho militar de Bolívar en tierras
venezolanas.Piar y Mariño, entre ellos, no hallaban nada descabellado el equipara sus propios méritos con
los de Bolívar…5
Es una incursión, a propósito, con referentes de la campaña y la posguerra en Venezuela. Un miramiento en
términos de la localización de insumos en perspectiva. Para alcanzar una posición en contravía de los dimes y
diretes, con respecto a la democracia, supuestamente inmersa en los hechos y las acciones santanderistas y
bolivarianas. Por una vía un tanto extraviada; en consideración a la idealización por parte de quienes ejercía
como oligarcas y gamonales. Pidiendo pista para un ensamblaje posterior. De un Estado y una Nación que
dieran cuenta de sus ambiciones.
4 Ibíd. , página 45
5 Ibid, páginas 83 y 88
1. Planteamiento del problema.
El universo y los conceptos.
En comienzo, se trata de asumir que, el conflicto,ha estado ahí. Desde, el momento mismo en que se
concretó nuestra condición de patria libre. En un proceso que comprometió, inclusive, a quienes ejercieron
como conductores libertarios. Por una vía inherente a la discusión política de configuración de país y de
estado.En ejercicios que posicionaban el marco constitucionalcomo soporte fundamental.
Lo que, hoy por hoy,vivimos no es otra cosa que una extensión no formal de las contradicciones.Porque se
replicó en escenarios desde 1830 hasta finales de siglo. Pero que, por esto mismo, se abrió camino,
recorriendo todo el siglo XX.
Ha sido un largo camino. Como laberinto que agobia. Pero que, por lo mismo, ha permitido localizar los
términos de referencia necesarios para enfrentar la soledad del ser que emerge consolidado, a partir de
descifrar los códigos de la vida societaria. Porque viene de esa dispersión que lo había inhibido, para enfrentar
vicisitudes. Hacerlo sólo le había significado, en el tiempo, no entender la dinámica asociada a sentir a los
otros y a las otras. Un estar ahí, situado en su compartimento. Mirándose. Como quien no ha construido el
enlace, entre si mismo y el escenario. Actor cuyo libreto son palabras para sí. Pero que, en perspectiva, se
siente aislado. Avasallado; al límite de su capacidad para discernir acerca de su rol colectivo.
Posicionarse, al margen de lo inhóspito,supone un avance. Es adquirir la noción de estaren otras condiciones.
Diferentes a aquellas en las que prevalecía la zozobra. Lo azaroso. Como cuando se percibe que la
exterioridad acecha, como potencia ajena a cada sujeto. Como incierta posibilidad. Como expectante
gendarme que rodea y asfixia. Una figura parecida a aquellas sombras del inicio; cuando no éramos otra cosa
que expresiones minimizadas, al garete. Próximas al desequilibrio, por la vía de los extravíos propios de la
selección natural.
Sentirse vinculado a un proyecto de la naturaleza. Sin haber sido consultado o consultada; es tanto como una
sumisión indescifrable; como quiera que se da sin que hubiésemos conocido la hoja de ruta inherente a ese
proyecto. Tal vez, por esto mismo, llevamos la marca de la angustia. Porque no entendimos su soporte.
Angustia e inquietud, que se tornan en el hilo conductor de esa sensación de impotencia. Esa misma que ha
estado con nosotros y nosotras, desde el origen. En ese entonces, lo que percibíamos no iba más allá de la
inmediatez que no s envolvía. Como burbuja que asfixia. Yque nos rodeaba y nos colocaba en condiciones de
inferioridad.
Un choque de expectaciones. Mientras la naturaleza, exhibe una lógica interna. Que va, desde los organismos
simples primarios; hasta las cimas que confirieron las condiciones próximas a la civilización. Todo eso como
una envoltura que nos inhibía. Desde ese tiempo procede nuestra sujeción involuntaria a ese proyecto. Siendo,
este, mucho más amplio en los espacios universales; mucho más complejos. Mucho más ajenos a nuestra
interpretación en esa infancia temprana, como sujetos. Ya, ahí, estaba latente la soledad y sus implicaciones.
Entonces, necesitábamos compañía. Pero no del tipo de compañía en la cual los otros y las otras estaban ahí.
Al alcance físico de cada quien. Pero sin ese hilo de Ariadna que nos permitiera descifrar los códigos
asociados al entorno colectivo, como sujeto en sí. Es decir, en una perspectiva de concretar expresiones
conscientes de organización. No como sumatoria simple de sujetos. Más bien como conciencia que se recrea y
recrea. Una opción en la cual se acumulan saberes. En un concepto de acumulación emparentado con la
vertebración de lo consciente como colectivo. Con todas sus implicaciones. Es decir, siendo conscientes de la
necesidad de crear instituciones,con los insumos de los saberes.Fundamentalmente, con esos que nos otorgan
la vitalidad indispensable para re-conocernos. Como agentes de transformación. Como expresiones hacia el
equilibrio. Desde la soledad inhóspita de lo individual; hasta el acompañamiento en lo colectivo.
Eso de buscar el equilibrio y trascender la soledad; por la vía de sumar opciones de vida. Desde lo primario
individual; hasta lo consciente colectivo; debe ser entendido como esa condición que permite acceder a una
interpretación de los y las sujetos; vinculados y vinculadas a un proyecto; mucho más cercano y comprensible
que aquel que tiene la naturaleza.
Es, entonces, ese proyecto nuestro, el punto de comienzo y soporte de la nueva identidad. Colectiva e
individual. La nueva identidad, así alcanzada, no era otra cosa que la noción de lo humano. Como categoría
propia que nos situaba en el camino habilitado para transitar la vida, la historia. Con referentes definidos a
partir de la necesidad inicial de asociarnos. Transfiriendo, a través de estos referentes, principios y valores.
Son posibles y necesarios; habida cuenta de nuestra condición de animales superiores. Superioridad no
anclada, únicamente, en la capacidad para discernir acerca del reto primario de la naturaleza; sino en nuestra
capacidad para convertir ese discernimiento en, fortaleza latente para trascender la mecánica inherente a la
naturaleza.
En consecuencia no opera ya aquello de la selección natural. Venimos de ahí. Somos resultantes de ese
proceso. Pero no somos simplemente eso. Somos sujetos que alcanzamos la independencia; que trascendimos
aquello de seres naturales específicos, en cadena; para acceder a la condición de sujetos que realizamos
hechos y acciones. En capacidad para entender eso que hacemos. Sujetos de colectivización coherente. No
como manadas que, en el reino animal, simplemente juntan individuos. Lo nuestro es una opción mucho más
compleja; en razón a nuestra capacidad para asumir, direccionar y redefinir objetivos. Un ejercicio consciente
que nos ha convocado y nos convoca a no erosionar los valores y principios adquiridos. Porque, de no ser así,
volveríamos a la opción de vida de las manadas.
.El poder y su propuesta de regresión.
Una vez logrado el equilibrio, soportado en la opción de vida societaria; que nos ha permitido llegar hasta el
trazo del horizonte de procedimientos e instituciones en función de soportar la civilización. Una vez
adquiridas la noción y la praxis relacionadas con el quehacer colectivo y que devino en la consolidación de
los referentes inherentes a la humanización del consciente individual y colectivo. Por caminos siempre de
dificultad; como quiera que este equilibrio, acceder a él, ha sido una apuesta por la vida. Soportando guerras,
arrasamientos, aniquilaciones, etc. Decantando los logros acumulados. En una constante depuración; en
términos de efectuar una disección precisa de los contenidos de los saberes acumulados. Habiendo soportado
las ofensivas vulneradoras de poderes paralelos asociados a la mixtura religión-conservadurismo. Habiendo
efectuado, como lo hemos hecho, acciones de profundo contenido transformador en casi todos los ámbitos.
Habiendo sufrido la persecución y exterminio, a nombre de la tradición y de la moral.
Nos encontramos con constantes que ejercen y han ejercido posturas y acciones de no reconocimiento de las
opciones de vida; ni de los avances en el proceso de validar insumos mínimos de respeto y tolerancia. Han
aparecido, en ese contexto, personajes perversos absolutos. Sujetos que siguen atados a la prehistoria del
quehacer social. Cuando, cada quien al garete, efectuaba una interpretación individual de sus requerimientos.
Y, posicionaba los mismos como iconos para si. Sin reconocer a los otros y a las otras como sujetos con
derechos. Simplemente, porque la noción de derechos es punto de comienzo de la vida societaria.
Personajes nefandos, que han hecho de los suyos principios preeminentes que deben ser acatados. Los
Césares; los reyes de Occidente; los faraones; los Papas; los Zares, Stalin, Hitler, Mussolini, Franco, Ronald
Reagan; los Bush; Álvaro Uribe, etc. Todos ellos en contravía de los logros alcanzados en incesantes tropeles.
Porque la historia ha conocido del día a día. De esos tejidos sociales, individuales y colectivos, que se han ido
consolidando a pesar de las guerras impulsadas por esos y otros, también como ellos, perversos registradores
de la destrucción de valores.
Construyendo aureolas en su alrededor. Como magos que convocan a la confusión; a la inversión de la noción
de verdad y de justeza. Garantes de la lucha por restaurar lo primario. Como cuando éramos absorbidos por la
dinámica de los proyectos de la naturaleza. En los cuales, ésta, imprimía su marca. Ese tipo de sensación de
impotencia, de temor, de soledad; nos acecha a cada paso; ahora, cuando reviven los piratas vulneradores.
Que imprimen, también, su marca. Chamanes que delinquen con los principios; que convocan a santos oficios
en procura de imponer sus instintos, como figuras y posiciones; a partir de sus esquemas mentales,
enfermizos. Delirantes. Su significante es pariente de la desolación y de la ausencia de posibilidades
libertarias. Su ética es la barbarie. Su poder es la manipulación. A manera de mercaderes del trueque y la
engañifa. Sin ningún agregado de calidad humano; absolutamente ninguno.
Una escenografía que confunde al público. Como bufos que desorientan. Que crean horizontes enfermizos; a
partir de exhibir niveles de aceptación. En esto, Hitler y Mussolini fueron maestros y a ellos les deben
sucesivos dirigentes panfletarios sus fuentes teóricas. Fundamentalmente aquellos que fueron atizadores de
violencias y que se concretaron, a manera de ejemplo, en lo que se ha denominado, un tanto peyorativamente
“La Guerra de los Mil Días”. Pero que no fue otra cosa que derivación de ese acumulado de odios ya cifrados
antes sus fuentes teóricas y conceptuales. Pueblos enteros confundidos. Masas vergonzantes que han
permitido y permiten justificar todo tipo de tropelías. Ese tipo de franjas de población que han claudicado en
su dignidad; la han endosado a los magos manipuladores
Lo cierto es que tenemos todo el derecho, quienes no hemos claudicado, a convocar a la acción consciente.
Que nos permita acceder a la derrota del Emperador Pigmeo; que es esto en razón a su incapacidad para
percibir la vida a través del día a día que junta quehaceres. Todos ellos emparentados con la vulneración de la
vida y con sus soportes. Pigmeos intelectuales que saldaron su deuda con la vida y con la dignidad inherente,
por la vía de refrendar su compromiso con la muerte; por la vía de cambiar la lógica que conduce a la verdad
y venderla, ofrecerla y postularla como referente único para la vigencia de su visión de democracia. Que es a
la mentira, como el Sol es a las mañanas.
1.2Justificación:
Trato de proponer un referente alrededor de la interpretación y posibles soluciones al conflicto (…o
conflictos) e nuestro país. Porque se trata, de asumir retos que permitan acceder a una opción de paz, en la
cual sea plenamente identificado el derrotero a seguir. Por una vía no especulativa formal y contestataria. Por
el contrario, en una visón y acción construida a partir de los insumos propios de la interdisciplinariedad
1.3 Antecedentes..
Uno de ellos y, tal vez, el fundamental, tiene que ver con su coincidencia con lo que se ha definido como “la
guerra de baja intensidad”; orientada desde el Imperio y aplicada con todo el rigor en Argentina, Chile, El
Salvador; Guatemala. Él, además del presidente, Julio César Turbay Ayala, Belisario Betancur (a pesar de su
aparente posición de mano tendida, que se expresó en ese remedo de proceso de paz serio y humano).
Particularmente, el doctor Uribe Vélez, incursionó en ese ámbito con su propuesta y programa de gobierno en
la gobernación de Antioquia, por la vía de la promoción y concreción de las Convivir; que no fueron otra cosa
que el inicio del exterminio a cargo de los grupos paramilitares. Paramilitarismo que ya tenían, en
Centroamérica, ejemplos plenos. Un experto defensor de ese proceso y de esa noción de apaciguamiento.
Como diría, aplicando una expresión de lugar común: a sangre y fuego. Y ahí reside la motivación del
exterminio de contradictores. Por ejemplo, en el caso, de la UP y de los desmovilizados del EPL, la aplicación
de plan fue tan profunda que se convirtió en el mayor proceso de acallar voces, por la vía de la matanza y del
amedrentamiento. Leamos, al respecto, lo que dice Rosendo Payares, en su autobiografía “4710”
“…Y es que corría el año 1954. Coincidieron hechos. El militar ya estaba ahí. Venía de rapar el poder.
Siendo el cuadro político antecedente una heredad vinculada con el genocidio auspiciado desde ahí. Desde
ese centro-poder conservador. Ya casi olvidadas las reformas de López Pumarejo y su Revolución en
Marcha. Todavía cercana, en el tiempo, la muerte de Jorge Eliécer Gaitán. El sargento (¿…o cuál era su
grado?),ya jugaba a ser prócer. A ser libertador.A ser guerrero guiando a un pueblo famélico y agarrotado.
Nuestra familia era una de tantas miles sin horizontes gratificantes.
La heredad, provenía de dos íconos perversos. Mariano Ospina Pérez y Laureano Gómez; “el divino
Laureano”. El perdulario que encendía el Congreso, a viva voz. Voz transmisora de ideas achatadas. Con
una sola perspectiva: justificar la matanza. A viva voz. Voz de pigmeo intelectual. Hacedora de fetiches. Voz,
mirada, cuerpo, de aprendizde ideólogo.Ese que pretendía pasar a la historia como héroe. En una Colombia
desagarrada por él, y por Ospina Pérez, y por Marco Fidel Suárez y por los azuzadores perennes. Un
fascismo inveterado. Héroe de la miseria que auspiciaron él y ellos. De la tragedia de un pueblo inerme.
Pero, asimismo, heredad de los Lleras y de Eduardo Santos, y de Olaya Herrera y…del mismo Alfonso
López, que se arredró ante la infamia.
…Y corrió la voz de que algo estaba sucediendo.Venía desde muy atrás. El método había sido perfeccionado.
Desde Núñez, el trasgresor. El sujeto cambiante; según las circunstancias. Método aplicado. Con ese mismo
se justificó la Guerra de comienzos del siglo XX. Método soportado en el manejo solapado de las verdades.
O, a decir verdad, las casi verdades. En recintos cerrados, a prueba de filtraciones plenas. Solo el gota a
gota. Para potenciar las repercusiones. Se dice y se desdice, al mismo tiempo. Entonces, se embauca y se
extiende la sensación de que algo está pasando. Aquí y allá.
Y, en verdad, algo estaba pasando. El militar todavía estaba ahí. Pero, quienes lo adularon y lo felicitaron
por su desprendido amor a la patria; ya tejían otra red. Otra, porque, a pesar de ser la misma; era otro
tiempo. Estábamos en 1956. Y, ya, el ceremonial estaba en curso. Ya estaban los contactos. Que si en
España, en Benidorm. Que si en Londres o en Washington. Que más daba. Siendo lo único cierto, el
programa. Primero se auspiciaría la presencia de una Junta Militar politizada. Que si el General París. Que
si ahora. Que si el plan incluiría allanar el camino para que volvieran los de siempre. Liberales y
Conservadores, sus cúpulas. Las mismas que sembraban el odio entre los de la periferia. Y que, una vez
empezaba la barbarie, en cualquiera de sus versiones periódicas, convocaban al buen sentido. Al
entendimiento. A la paz. No importaba si por fuera de ella quedaba los más afectados. Los desarraigados y
las desarraigadas. Los y las caminantes, en travesía. Buscando refugio. Aquí y allá. Y, en ninguna parte
donde pasar la noche y ver amanecer el otro día.
Y se reunieron. Y acordaron. Usted y yo. Yo y usted. Primero usted, después yo. Amarremos el pacto a doce o
más años. Qué más da. Primero usted, luego yo. Y todo volverá a empezar. Hagamos borrón y abramos
nueva cuenta. No importa lo de atrás. El perdón suyo, lo avalo yo. El perdón mío, lo ava la usted. Y así,
saldamos cuentas, por ahora.
Eso sí, quienes no regresen. Quienes no acepten lo que usted y yo hacemos; están al margen de la ley. Y
serán perseguidos y serán matados y serán olvidados. Queda claro, entre nosotros, que hemos sacrificado
nuestro tiempo por este país. Y, por lo mismo merecemos ser recompensados. Y qué mejor recompensa que
primero usted y después yo. Y después usted y luego yo.
Y, ahora lo entiendo,era eso lo que se estaba urdiendo. Era eso. Y los periféricos, los sin nada, ahí; sin saber
qué hacer ni para dónde coger. Y se extendía la penuria. Y ya se había agotado el modelo de sustitución de
importaciones. Modelo económico restringido. En el cual la variable más dinámica era crecer, sin crecer.
Quedar flotando entre los imperios; entre sus intereses y los nuestros (¿…nuestros?). Y, entonces se acumuló
capital. Para los terratenientes, para los comerciantes, para la naciente burguesía bastarda. Sí; esa que
conoció de las libertades democráticas y de las reformas y de los derechos y los deberes; como quien
aprende a nadar por correspondencia.
Así fue, por ejemplo, como accedí a entender todo lo relacionado con la continuación del exterminio. Veía, a
ráfagas, lo sucedido con quienes no accedieron al pacto bochornoso.A ese pacto entre los mismos. Pacto que
avasallaba a la democracia. Convertía en delito el solo hecho de aspirar a una alternativa diferente. Y, sin
saberlo, iba profundizando, todas las noches. Veía a los campesinos y campesinas. Niños y niñas. En las
travesías. Solo ahora,después de haberleído al maestro Alfredo Molano,en su trilogía “Siguiendo el corte”,
“Aguas arriba” y “Selva adentro”, he podido descifrar esos mensajes de mis sueños. He podido dilucidar el
significado de esas imágenes. Los sin tierra; los desarrapados; tratando de arrancarle aliento a la vida.
Como si esta estuviera flotando ahí. Y ellos y ellas, tratando de asirla. Mientras tanto los aviones y la tropa
de los jerarcas. Apuntándoles. Matándolos. Y los gritos de rabia y las lágrimas y la ternu ra invitando a
resistir. Y los jerarcas riendo en las ciudades. Invitándonos a reconocerlos como voceros válidos. Como
convocantesciertosa la paz. Y, nosotros, en las ciudades sin arriesgar nada.Solo consumiendo los discursos
ampulosos. Y llegó el segundo de la lista. El hijo del poeta. El mismo de la sagrada ciudad blanca. Impoluto.
Hijo de poeta que no sabe nada de la vida de los y las demás. Que mantuvo la línea de acción. Con los
chafarotes a la ofensiva. Limpiando el campo. Siendo, esa limpieza, un concepto asociado a la matanza.
Generalizada y selectiva. E inundaban los campos de panfletos. Convocando a la rendición. Expresando que
los bandidoseran quienesreclamaban justicia. Bandidos eran quienes no se dejaban acribillar y respondían
a los vejámenes, con la fuerza de la dignidad y, porque no, con las armas que habían logrado salvar. Y los
niños ahí. Y las niñas también. Muriendo ellos y ellas. Y sus madres. Y sus padres…y todos y todas.
Y, así, fui desenvolviendo el ovillo,similar al nudo de Ariadna. Y reconozco, en esos contextos enunciados, la
posición alusiva al desarrollo capitalista tardío. Como el nuestro. Ya no era, simplemente, el modelo de
sustitución de importaciones. Ya era, todo un modelo de amplio espectro. Pero no autónomo. Simpleme nte
vinculado a los condiciones que imponía el Imperio. Fue, entonces, cuando conocí las propuestas puntuales
de Joaquín Vallejo Arbeláez, a la sazón ministro en el gobierno de la tercera cuota del pacto (Carlos Lleras
Restrepo). Y leí, ávidamente,todo el texto sustentatorio de El Pacto Andino. Y lo cotejé con las propuestas de
la CEPAL (Comisión económica para América Latina). Y encontré las coincidencias. Algo así como un
proyecto en el cual cabían las opciones políticas y económicas, por la vía de enten der una forma de la
división del trabajo. Obviamente a países como el nuestro, como Venezuela, como Ecuador, como Argentina,
Brasil, etc., nos correspondía la parte de lo accesorio. No podíamos acceder a la tecnología necesaria para
implementar un proyecto de industria pesada. Solo lo periférico; y eso sí, con limitaciones.
Y, a partir de ahí, se entiende la teoría del desarrollo desigual y combinado; lo cual no es otra cosa que la
implementación de los modelos precarios, súbditos. Y, por esa misma vía, conocí la teoría de Celso Furtado,
expresando la opción clásica del desarrollismo económico. Y, además, las teorías de Samir Amín (en la
misma perspectiva del modelo de desarrollo desigual y combinado). Y, de manera apenas obvia, profundicé
los textos económicos de Marx, y de Rosa Luxemburgo. Y leí el texto económico de Lenin “El desarrollo del
capitalismo en Rusia”. Y conocí las teorías de partido de Lenin, en lucha en contra de las postulaciones
socialdemócratas en Rusia (Los Mencheviques) y en Alemania (Rosa Luxemburgo).La teoría del Programa
de Transición de León Trotsky.
Entonces, estamos ante la necesidad de ofertar un concepto preciso en lo que respecta al significado que
tiene eso de conocer el pasado. Pero, más allá de esto, el relacionado con su dilucidación; estableciendo
tipos de referentes soportados en el conocimiento y la interpretación. Estos son elementos imprescindibles;
como quiera que si son construidos de manera deficiente, no serán otra cosa que extravíos. Y, como todo
extravío, no será otra cosa que ejercicio diletante. Con un agravante centrado en la consolidación de la
sumatoria de hechos y de narraciones,como simple amalgama a partir de la cual se construyen (a manera de
deduccionesy conclusiones),instrumentos que distorsionan y derivan en mera perspectiva, cuando no etérea,
alusiva a interpretaciones de la realidad sesgada y, por esto mismo, de utilización impropia e impertinente.
Lo cierto es, en consecuencia, que estamos en la obligación de cuestionar esos insumos metodológico s, por
cuanto la búsqueda de hilosconductoresde los procesos sociales e individuales,constituye un imperativo.No
solo por las implicaciones que tienen los hechos y su registro, en el diseño y concreción de propuestas para
asumir los retos del futuro, en lo que este tiene escenario próximo en el cual, la realidad, ejercerá bien como
hechosy accionesen lascuales los conceptos pueden ser prefigurados y utilizados como referentes válidos; o
bien como expresiones de distorsión.
Por lo mismo, la decisión de realizar este escrito, se origina en la lectura de algunos documentos
relacionados con la interpretación del quehacer político y social, soportados en la narración oral. Pero no
tanto porque el método sea inválido,de por sí; sino porque esas narraciones son utilizadas y articuladas, sin
el filtro conceptual necesario al momento de escucharlas y transcribirlas. Filtro conceptual, absolutamente
indispensable,en razón a que la psicología del actuante y narrador, su visión e interpretación de los hechos,
son vertidas a partir del ejercicio memorístico; pero también a partir de su noción de la vivencia como
realidad derivada del tipo de aprehensión lograda.Y ya, ahí, se supone la existencia de una posición proclive
a la distorsión. Siendo así, el sesgo está presente y la interpretación del historiador, simplemente estará
afectada, casi como acto reflejo, por ese sesgo. Inclusive, como lo demostraré más adelante, muchos de los
pasajes narrados, no son otra cosa que alucinaciones o giros sustanciadores, utilizados por el o la sujeto
para reafirmarse como leyenda; o como héroe…o heroína. O, como también lo demostraré, porque el (la)
entrevistador (a) e historiador (a); desemboca en postulaciones, a manera de verdad, construidas de tal
manera que expresen sus propósitos, tanto en lo circunstancial, como en lo trascendental. Todo a la manera
de sujeto (a) que se explaya, magnificándolos, en los hechos narrados.
Veámoslo en estos términos:
“…El automatismo de la escritura me ha compelido hasta aquí. Sigo aferrado al impulso de continuar,
sabiendo sólo que he arribado hasta un punto imprevisto en el inicio. Algo me dice que voy bien. La fractura
persiste, pues estoy seguro de no ser yo quien sólo escribe. El saber que voy bien se me antoja como una
simple forma, como un cierto sabor o como una entonación peculiar de lo hasta aquí escrito. Ello me induce a
esa secreta corroboración del voy bien. La escritura pareciera ser una especie de emanación corporal: hay
ciertas manifestaciones del automatismo que escapan a la sola conciencia, enmarcándose en un más allá de
pura racionalidad. Los escritores pueden ser una forma de catadores sui generis, adheridos a un paladar
peculiar que discrimina o destila signos, frases y contextos, en una palabra, todo aquello que convenimos en
llamar ideas…”6
Es, ante todo, la búsqueda de elementos que me permitan proponer alternativas. No solo en lo que hace
referencia a la interpretación; sino también en lo que compromete a lo metodológico. Porque, eso lo tengo
bien claro, no pretendo una argumentación a la manera contestataria, insípida y/o tendenciosa.
Ahora bien, como es en realidad, una posición a partir de la lectura de algunos de los escritos del maestro
Alfredo Molano; tiene un asidero en el hecho mismo de la importancia que ha adqu irido toda su labor
investigativa,apuntándole a la presentación de opciones de interpretación;con un horizonte que compromete
a la gestión por alcanzar una tipificación de lo vivido por los y las personajes, en el contexto del conflicto
armado y no armado que ha estado en la base de la construcción de Nación,de País y de Estado…”(Rosendo
Payares, “4710”, edición digital, Universia)
6 Téllez, Freddy. “Palimpsestos. Los rostros de la escritura”. Publicada por Centro Editorial de la Universidad
Nacional de Colombia. Primera edición, 1990/1991, página 80.
“…Las historias de vida sobre las cuales Alfredo Molano ha centrado la mayor parte de su actividad
intelectual, son un producto cuya docilidad de interpretación puede provocar equívocas conclusiones. Son
ellas una forma testimonial que funde una o varias percepciones individuales con la elección particular del
escritor que selecciona la experiencia y la describe según un prisma valorativo propio. Resulta difícil , por lo
tanto, discernir en este tipo de trabajos cuál es el propósito del autor al optar por unas y no otras historias, qué
afinidades ideológicas trascienden los niveles de empatía entre testimoniante e interlocutor y, en fin, qué
grados de transformación ha provocado en la materia prima del relato el corazón y la pluma del escritor…”7
Siendo el objeto de este trabajo, abordar la reflexión en torno a los instrumentos jurídicos, políticos y
antropológicos. En términos de la metodología y la lógica argumental; considero conveniente expresar
algunos aspectos, a manera de preludio. Uno de ellos tiene que ver con la noción de concepto, en el
contexto de la lógica. El otro tiene que ver con una opción teórica más vas ta, en razón a que involucra a la
filosofía y su desarrollo como proceso de interpretación de la vida y de la naturaleza.
En relación a la primera reflexión, fundamentado en el texto indicado para el análisis; está soportada, en el
texto Introducción a la Lógica, escrito por Irving M. Copi. Un soporte teórico que me remite al análisis
conceptual, en torno a la construcción e interpretación de postulados necesarios para interactuar, en
procesos concernientes a la teoría del conocimiento y sus especificidades. Y, esto, nos conduce también a
entender la dinámica de procesos en nexo con la ciencia, la historia de la humanidad y la naturaleza.
Es en ese contexto, dentro del cual considero pertinente realizar un recorrido conceptual, teniendo como
referentes algunos escritos que han abordado el análisis del conflicto en nuestro país, por la vía de
interpretaciones a partir de sucesivos eventos históricos.
La segunda reflexión, permite profundizar acerca de los contenidos filosóficos. Tanto en lo que tiene que
ver con los desarrollos expresados por las diferentes escuelas; como también en el significado que
adquieren al momento de cotejarlos con la realidad y/o con las narraciones mitológicas o cuasi mitológicas.
Lo que pretendo, entonces, (así como en el trabajo precedente en torno a la tríada “Siguiendo el corte”;
“Aguas arriba” y “Selva Adentro”) es dilucidar el mensaje que el profesor Molano, transmite y su
verdadera dimensión en lo que respecta al relato histórico como aporte efectivo a la interpretación del
proceso que ha vivido nuestra gente a causa de las violencias oficiales y no oficiales; así como las
sucesivas respuestas que se han ensayado por parte de quienes (querámoslo o no) han ejercido como
sujetos individuales y colectivos, contestatarios.
7 Ramírez T., William. Prólogo a la obra “Trochas y Fusiles”, primera edición (Instituto de Estudios Políticos
y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Colombia), escrita por Alfredo Molano B. Ed. El
áncora; página 13.
2.2 Marco Conceptual
2.2.1 El conocimiento y la verdad.
Sócrates confrontó con firmeza las posiciones vigentes. Podría decirse que, esa confrontación, estuvo anclada
en la reivindicación de la gestión individual de cada sujeto, basada en la indagación y la reflexión. A partir de
ahí, postularnuevas interpretaciones. Así, entonces, el conocimiento no puede ser una dádiva. Tampoco es un
privilegio heredado. Se adquiere con el esfuerzo individual, ligado a la participación en escenarios concretos
que convocan a la discusión y el intercambio. Solo así puede entenderse la magnitud de los retos que tiene la
humanidad. Sócrates, entonces, realiza un ejercicio individual y lo conecta con un ejercicio colectivo, social.
Convoca a unir esfuerzos para acceder a opciones de mayor jerarquía. Entendida, esta última, como mayor
dimensión. La moral, la virtud y la ética, en consecuencia, son realizaciones que se insertan en el cuadro de
valores de la sociedad; a partir de esas acciones vinculadas con el conocimiento y con la asunción de esos
retos.
La visión socrática, en mi interpretación, es una absolutización del esfuerzo individual en la búsqueda de
referentes, a partir del desarrollo del conocimiento. Vista así, esa visión, podría aparecer como la
reivindicación del individualismo, en abstracción del contexto social en que cada individuo intervine. Sin
embargo, efectuado un análisis de conjunto, es posible entrever que él entiende la acción individual como un
punto de partida; como un instrumento con el cual la sociedad puede llegar a alcanzar y realizar postulados
plenos de justicia equidad.
De otra parte, la opción socrática, es una invitación a trabajar por ser consecuentes. Esto traduce, no ejercer
posiciones de desdoblamiento. Cada sujeto debe adquirir conciencia acerca de su rol. Debe esforzarse por
hacer coincidir lo que dice ser de si mismo, con sus intervenciones prácticas, cotidianas.
Veamos esto, en la siguiente reseña.
“…2.1 La tarea moral. Para Sócrates el saber fundamental es el saber acerca del hombre. La tarea más
importante de cada uno es el cuidado del alma, y la del político, hacer mejores a los ciudadanos. El saber
que defiende es, pues, ante todo, moral o práctico y, además, universal.Se trata de conocer para poder obrar
bien. Sostiene que en el conocimiento está el secreto de la actuación moral. El conocimiento es virtud, el
vicio es la ignorancia, y el remedio está en que la virtud puede ser enseñada. Cuando el hombre conoce el
bien, obra con rectitud: nadie se equivoca a sabiendas. La causa de que los hombres obren mal no está en
una debilidad sino en un error intelectual: juzgan como bueno o conveniente lo que no es tal.
Por esta razón invita a cada uno a preguntarse sobre qué‚ sea el bien, en la confianza de que –sin necesidad
de "molestar a losdioses"– la razón que anida en cada uno puede alumbrar ese conocimiento.Esta búsqueda
le da al hombre su felicidad.
Establece así esta secuencia:
–Conocer. ¿Para qué? –Para obrar bien.
–Obrar bien. ¿Para qué? –Para ser feliz.
–El sabio es feliz.
Superación del relativismo. También Sócrates, como los demás sofistas, es crítico con lo establecido. No se
trata de aceptar los valores tradicionalmente admitidos o las opiniones establecidas aunque sean las de la
mayoría.
Es preciso buscar lo que las cosas son y, en concreto, qué sea la justicia, la virtud o el bien. Paradójicamente
admite con los sofistas que la virtud puede enseñarse, pero no admite que haya maestros, porque el
conocimiento se encuentra en nosotros y sólo se necesita un método adecuado –que desde luego no es la
retórica para sacarlo a luz.
Lo importante es buscar lo auténtico por uno mismo; sólo el individuo autónomo puede dar razón de sus
actos, estableciendo así la prioridad de la "razón" (conciencia) como instancia última moral, culminando y
superando, de esa manera, la crítica sofística y el relativismo moral, porque no se puede separar lo que es
bueno para uno de lo que es bueno sin más.
2.2.2 La virtud es conocimiento. Al considerar que todas las virtudes morales son formas de conocimiento,
Sócrates entiende que seríamos justos si conociéramos la justicia, porque no interesa un saber teórico sino
práctico, porque no queremos, en último término, saber qué es la justicia sino "ser justos", o que cosa sea la
valentía, sino "ser valientes". …”8
2.2.3 Hacia una interpretaciónde la visión socrática en la actualidad.
El ser individual es, de por sí, complejo. En cuanto logra, aún en su condición de individuo (a) primario (a),
construir su propia visión de la exterioridad. Este proceso está asociado a los sentidos biológicos. La
percepción, como ejercicio inicial que permite acceder a insumos externos, ejerce como instrumento para
recolectar esos datos y procesarlos. Ya ahí, la diferenciación se establece por la vía del seguimiento y
continuidad, originados en la capacidad para retener la información e interpretarla. No es una memoria
simbólica ni formal, como la de los otros animales. Esa memoria trasciende a la repetición simple de lo
aprendido, a manera de expresión espontánea y/o de respuesta instintiva a motivaciones externas. Por el
contrario, es una memoria en constante actividad y que actúa como recurso pleno e intencional, cuando se
hace necesario recordarlo visto antes, lo vivido; a partir de experiencias individuales y colectivas. Así y solo
así se puede entender la capacidad que adquiere cada sujeto (a), para proponer y desarrollar opciones
dirigidas al proceso de transformación de la exterioridad. Pero también, para entender la construcción de
una simbología para sí; de tal manera que ejerza como instrumento fundamental, a la hora de definir sus
8 Ibíd..
propiasperspectivas; en cuanto expectativas originadas en su propia pulsación con respecto a los (as) ) otros
(as). Entonces, la esperanza, la ilusión, los afectos, el placer como elaboración suya; constituyen referentes
en los cuales se cruzan la individualidad y lo colectivo. No como derogación de lo primero en función de lo
segundo;sino como interacción que el (la) sujeto (a) individual acepta,e incluso propone,en el camino hacia
la obtención de un determinado fin. Ya, en esta expresión, es pertinente entrever la influencia (...en esa
memoria individual,como acumulado constante) de las tradiciones aprehendidas por la vía de la imposición
y/o de la experiencia directa, que adquieren determinadas instancias simbólicas; construidas a partir de
procesos individuales y colectivos. Así entonces, a manera de ejemplo, cabe analizar en ese espectro; el rol
de la religión, de los códigos y paradigmas que ejercen como limitaciones al desarrollo pleno de la
individualidad, en cuanto adquieren una significación que trasciende a cada sujeto (a) y lo (a) obliga a un
acatamiento;so pena de quedarpor fuera de esa figura de concertación colectiva que lo (a) compromete. No
reconocer la concertación (a la manera de equilibrio); tuvo siempre (...y tiene ahora) para cada sujeto (a)
repercusionesprofundas. Inclusive, de su aceptación o no, depende en muchos casos la existencia suya como
sujeto (a) individual vivo, como actor válido.
En este contexto cabe una expresión relacionada con la incidencia que adquieren las opciones propuest as,
por parte de los (a) sujetos (as) individuales; en lo que hace referencia a la interpretación de las pautas,
paradigmasy condicionesvigentes en un determinado período histórico. En sí esas pautas y condiciones, no
son otra cosa que construcciones colectivas que trasciendan a cada individuo (a). Podría aseverarse
inclusive que, en las mismas; cada sujeto se subsume, como quiera que no le está permitido transgredirlas.
Está obligado, en consecuencia, a asumir una interpretación similar a la que realizan los (as) otros (as). Si
su decisión es hacer trasgresión, bien sea por la vía de proponer una interpretación diferente y/o de asumir la
opción directa de cuestionarlas y trabajar por su destrucción; se entiende que asume las consecuencias a que
esto conlleva…Entonces se configura, a partir de esa intervención individual, una confrontación con la
simbología e iconografías colectivas. Aquí, en esa confrontación, se enfrenta la construcción individual con
la construcción colectiva. Esto es válido, como decíamos arriba, tanto para los paradigmas colectivos
asociados a la religión; como para aquellos paradigmas asociados a la noción de ordenamiento y de
jerarquización.Queda claro, asimismo, que estas construcciones colectivas,son posteriores a la apropiació n
primigenia de la exterioridad, a la internalización primera realizada por cada sujeto (a) en su contacto
inicial con la naturaleza. Es decir, son elaboraciones, desarrolladas en el tiempo y en el espacio; como
acciones conscientes o inconscientes(...o mediante una interacción entre los dos estados) en donde se aplica
el conocimiento acumulado, a manera de ordenamiento de las percepciones recibidas y almacenadas en la
memoria. Pasa a ser, por esta vía, una memoria de todos y todas. Una memoria colectiva que se construye a
través de la comunicación y de la instauración de códigos e íconos que dan fe de la concertación.
Toda herejía, en principio, es una acción individual. Compromete a quien realiza una interpretación
diferente y se decide a proponerla como opción. Bien sea como modificación parcial de las pautas,
paradigmas y condiciones instaurados como referentes colectivos; o como alternativa que conlleva a una
modifi9cación total, radical. Algo así como o son esas pautas y paradigmas o son estas pautas y paradigmas
alternativos.Ya ahí, en esa acción de proponer una alternativa,se configura un distanciamiento con respecto
al ordenamiento vigente. Adquiere ese hecho un significado asimilado a la ruptura. En el proceso de
enfrentar esa opción (...u opciones) con las existentes; el (la) sujeto (a) que ejerce como cuestionador (a),
desemboca en una posición herética. A partir de ahí, se trata de definir las condiciones y el tipo de acciones
a realizar, el proceso de difusión de la opción u opciones nuevas. Aquí, condiciones, tienen que ver con los
insumos recaudados para sustentar la nueva opción. Tipo de acciones, tiene que ver con realizar una
confrontación individual absoluta.Ola adquisición,mediante el proceso de persuasión o imposición, de una
aceptación de los (as) otros (as).De tal manera que pueda presentarse y desarrollar como opción u opciones
colectivas. Esto no es otra cosa que el comienzo de una sumatoria de acciones diferenciadas; en procura de
lograrla aceptación y acatamiento,bien sea de la modificación parcial o de la erradicación de las anteriores
pautas y paradigmas y, en su reemplazo, erigir las nuevas.
De todas maneras, bien sea que se actúe n un u otro sentido, es evidente la necesidad de cierta subyugación
hacia los otros y las otras. Algo así como entender y aceptar el principio básico relacionado con el
ordenamiento y el equilibrio por la vía de la imposición de pautas y paradigmas: siempre existan referentes
establecidos como condición para el ordenamiento y el equilibrio; habrá unos códigos y obligaciones que
ejercen como limitación a la libertad individual. Alcanzar unos nuevos referentes, unos nuevos códigos y
nuevas obligaciones; supone la realización de acciones que controvierten lo anterior.
Los humanoshemos recorrido un largo camino. A pesar de las vicisitudes,hemos mantenido la esperanza de
alcanzarla justicia; a partirde promover la concreción de valores éticos y morales en nuestra gestión.Esa
esperanza debe permanecer. Por ella debemos luchar. Y, en este proceso, las enseñanzas de Sócrates siguen
siendo un faro.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Proclama de la coleccion pedro m. arcaya (prof egla) (2)
Proclama de la coleccion pedro m. arcaya (prof egla) (2)Proclama de la coleccion pedro m. arcaya (prof egla) (2)
Proclama de la coleccion pedro m. arcaya (prof egla) (2)
Jose Eamirez
 
2do boletin emancipacion de la mujer
2do boletin   emancipacion de la mujer2do boletin   emancipacion de la mujer
2do boletin emancipacion de la mujer
Colectivo chamampi
 
Informe De Juan Mackenna
Informe De Juan MackennaInforme De Juan Mackenna
Informe De Juan Mackenna
Torres Saavedra Nelson Alberto
 
1er boletín chamampi 2016
1er boletín chamampi 2016  1er boletín chamampi 2016
1er boletín chamampi 2016
Colectivo chamampi
 
Krauze,enrique historia de mexico - la presidencia imperial- 284
Krauze,enrique   historia de mexico - la presidencia imperial- 284Krauze,enrique   historia de mexico - la presidencia imperial- 284
Krauze,enrique historia de mexico - la presidencia imperial- 284
Vero1977
 
Malatesta, Pensamiento Y AccióN Revolucionarios Vernon Richards
Malatesta, Pensamiento Y AccióN Revolucionarios   Vernon RichardsMalatesta, Pensamiento Y AccióN Revolucionarios   Vernon Richards
Malatesta, Pensamiento Y AccióN Revolucionarios Vernon Richards
guest8dcd3f
 
Hess, rudolf el nacionalsocialismo es ciencia racial aplicada
Hess, rudolf   el nacionalsocialismo es ciencia racial aplicadaHess, rudolf   el nacionalsocialismo es ciencia racial aplicada
Hess, rudolf el nacionalsocialismo es ciencia racial aplicada
Alicia Ramirez
 
Cataluña. Independentismo una forma de neoliberalismo
Cataluña. Independentismo una forma de neoliberalismoCataluña. Independentismo una forma de neoliberalismo
Cataluña. Independentismo una forma de neoliberalismo
Manuel Herranz Montero
 
El principe de nicolas maquiavelo.
El principe de nicolas maquiavelo.El principe de nicolas maquiavelo.
El principe de nicolas maquiavelo.
Dago Anaya
 
Propuestas para lograr la tercera españa
Propuestas para lograr la tercera españaPropuestas para lograr la tercera españa
Propuestas para lograr la tercera españa
Ibiza Melián
 
Madrid Nojo Y Negro Milicias Confederales Eduardo De GuzmáN
Madrid Nojo Y Negro Milicias Confederales   Eduardo De GuzmáNMadrid Nojo Y Negro Milicias Confederales   Eduardo De GuzmáN
Madrid Nojo Y Negro Milicias Confederales Eduardo De GuzmáN
guest8dcd3f
 
Anonimo concepciones fundamentales del ns
Anonimo   concepciones fundamentales del nsAnonimo   concepciones fundamentales del ns
Anonimo concepciones fundamentales del ns
Alicia Ramirez
 
El romanticismo
El romanticismoEl romanticismo
El romanticismo
estefany villarroel
 
Barraw0004
Barraw0004Barraw0004
Barraw0004
Walter Barra
 
Goebbels, joseph estos condenados nazis
Goebbels, joseph   estos condenados nazisGoebbels, joseph   estos condenados nazis
Goebbels, joseph estos condenados nazis
Alicia Ramirez
 
Ciceron.-
Ciceron.-Ciceron.-
Ciceron.-
Andres Frias
 
Las politicasdelamultituddelaantropologiareflexivaa-3702854
Las politicasdelamultituddelaantropologiareflexivaa-3702854Las politicasdelamultituddelaantropologiareflexivaa-3702854
Las politicasdelamultituddelaantropologiareflexivaa-3702854
Pegatealaburromania Montes
 

La actualidad más candente (17)

Proclama de la coleccion pedro m. arcaya (prof egla) (2)
Proclama de la coleccion pedro m. arcaya (prof egla) (2)Proclama de la coleccion pedro m. arcaya (prof egla) (2)
Proclama de la coleccion pedro m. arcaya (prof egla) (2)
 
2do boletin emancipacion de la mujer
2do boletin   emancipacion de la mujer2do boletin   emancipacion de la mujer
2do boletin emancipacion de la mujer
 
Informe De Juan Mackenna
Informe De Juan MackennaInforme De Juan Mackenna
Informe De Juan Mackenna
 
1er boletín chamampi 2016
1er boletín chamampi 2016  1er boletín chamampi 2016
1er boletín chamampi 2016
 
Krauze,enrique historia de mexico - la presidencia imperial- 284
Krauze,enrique   historia de mexico - la presidencia imperial- 284Krauze,enrique   historia de mexico - la presidencia imperial- 284
Krauze,enrique historia de mexico - la presidencia imperial- 284
 
Malatesta, Pensamiento Y AccióN Revolucionarios Vernon Richards
Malatesta, Pensamiento Y AccióN Revolucionarios   Vernon RichardsMalatesta, Pensamiento Y AccióN Revolucionarios   Vernon Richards
Malatesta, Pensamiento Y AccióN Revolucionarios Vernon Richards
 
Hess, rudolf el nacionalsocialismo es ciencia racial aplicada
Hess, rudolf   el nacionalsocialismo es ciencia racial aplicadaHess, rudolf   el nacionalsocialismo es ciencia racial aplicada
Hess, rudolf el nacionalsocialismo es ciencia racial aplicada
 
Cataluña. Independentismo una forma de neoliberalismo
Cataluña. Independentismo una forma de neoliberalismoCataluña. Independentismo una forma de neoliberalismo
Cataluña. Independentismo una forma de neoliberalismo
 
El principe de nicolas maquiavelo.
El principe de nicolas maquiavelo.El principe de nicolas maquiavelo.
El principe de nicolas maquiavelo.
 
Propuestas para lograr la tercera españa
Propuestas para lograr la tercera españaPropuestas para lograr la tercera españa
Propuestas para lograr la tercera españa
 
Madrid Nojo Y Negro Milicias Confederales Eduardo De GuzmáN
Madrid Nojo Y Negro Milicias Confederales   Eduardo De GuzmáNMadrid Nojo Y Negro Milicias Confederales   Eduardo De GuzmáN
Madrid Nojo Y Negro Milicias Confederales Eduardo De GuzmáN
 
Anonimo concepciones fundamentales del ns
Anonimo   concepciones fundamentales del nsAnonimo   concepciones fundamentales del ns
Anonimo concepciones fundamentales del ns
 
El romanticismo
El romanticismoEl romanticismo
El romanticismo
 
Barraw0004
Barraw0004Barraw0004
Barraw0004
 
Goebbels, joseph estos condenados nazis
Goebbels, joseph   estos condenados nazisGoebbels, joseph   estos condenados nazis
Goebbels, joseph estos condenados nazis
 
Ciceron.-
Ciceron.-Ciceron.-
Ciceron.-
 
Las politicasdelamultituddelaantropologiareflexivaa-3702854
Las politicasdelamultituddelaantropologiareflexivaa-3702854Las politicasdelamultituddelaantropologiareflexivaa-3702854
Las politicasdelamultituddelaantropologiareflexivaa-3702854
 

Destacado

Anne Frank
Anne FrankAnne Frank
Anne Frank
Espaço Emrc
 
Mm500 Moisture Analysers
Mm500 Moisture AnalysersMm500 Moisture Analysers
Mm500 Moisture Analysers
SystechIllinois
 
Togre Banco
Togre BancoTogre Banco
Togre Banco
Espaço Emrc
 
20160330 Упрощение сущностей в Матрице Единомыслия
20160330 Упрощение сущностей в Матрице Единомыслия20160330 Упрощение сущностей в Матрице Единомыслия
20160330 Упрощение сущностей в Матрице Единомыслия
Andrei A. Emelin
 
0からのウェブディレクション講座:制作・開発編
0からのウェブディレクション講座:制作・開発編0からのウェブディレクション講座:制作・開発編
0からのウェブディレクション講座:制作・開発編Yusuke Kojima
 

Destacado (6)

Anne Frank
Anne FrankAnne Frank
Anne Frank
 
Mm500 Moisture Analysers
Mm500 Moisture AnalysersMm500 Moisture Analysers
Mm500 Moisture Analysers
 
Togre Banco
Togre BancoTogre Banco
Togre Banco
 
20160330 Упрощение сущностей в Матрице Единомыслия
20160330 Упрощение сущностей в Матрице Единомыслия20160330 Упрощение сущностей в Матрице Единомыслия
20160330 Упрощение сущностей в Матрице Единомыслия
 
Presentazione lb009
Presentazione lb009Presentazione lb009
Presentazione lb009
 
0からのウェブディレクション講座:制作・開発編
0からのウェブディレクション講座:制作・開発編0からのウェブディレクション講座:制作・開発編
0からのウェブディレクション講座:制作・開発編
 

Similar a Ideario (2)

Discurso del libertador ante el congreso de angostura
Discurso del libertador ante el congreso de angosturaDiscurso del libertador ante el congreso de angostura
Discurso del libertador ante el congreso de angostura
Rafael Verde)
 
La rosa de los tiempos (1)
La rosa de los tiempos (1)La rosa de los tiempos (1)
La rosa de los tiempos (1)
Luis Parmenio Cano Gómez
 
EL ORGULLO DE SER REVOLUCIONARIOS CUBANOS
EL ORGULLO DE SER REVOLUCIONARIOS CUBANOSEL ORGULLO DE SER REVOLUCIONARIOS CUBANOS
EL ORGULLO DE SER REVOLUCIONARIOS CUBANOS
Pedro Fulleda
 
Ideas
IdeasIdeas
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docxLa soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
LuisParmenioCanoGmez2
 
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docxLa soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Pensamientos de bolivar
Pensamientos de bolivarPensamientos de bolivar
Pensamientos de bolivar
arguiro derteano
 
Ensayo la franja amarilla
Ensayo la franja amarillaEnsayo la franja amarilla
Ensayo la franja amarilla
Karen Domínguez Mendoza
 
2. el proceso_de_secesion_no_es_progresi
2. el proceso_de_secesion_no_es_progresi2. el proceso_de_secesion_no_es_progresi
2. el proceso_de_secesion_no_es_progresi
Manuel Herranz Montero
 
La Revolución como Espectáculo: Una Critica Anarquista al Gobierno Venezolano
La Revolución como Espectáculo: Una Critica Anarquista al Gobierno VenezolanoLa Revolución como Espectáculo: Una Critica Anarquista al Gobierno Venezolano
La Revolución como Espectáculo: Una Critica Anarquista al Gobierno Venezolano
Zantus
 
Pividal francisco.-bolivar-pensamiento-precursor-del-antiimperialismo
Pividal francisco.-bolivar-pensamiento-precursor-del-antiimperialismoPividal francisco.-bolivar-pensamiento-precursor-del-antiimperialismo
Pividal francisco.-bolivar-pensamiento-precursor-del-antiimperialismo
Rafael Verde)
 
mexico-cautivo-pdf-pdf
 mexico-cautivo-pdf-pdf mexico-cautivo-pdf-pdf
mexico-cautivo-pdf-pdf
IGNACIO CASTILLO IAO
 
Hacia un paradigma que reclama responsabilidad histórica con el pasado de una...
Hacia un paradigma que reclama responsabilidad histórica con el pasado de una...Hacia un paradigma que reclama responsabilidad histórica con el pasado de una...
Hacia un paradigma que reclama responsabilidad histórica con el pasado de una...
Sistema Universitario del Eje Cafetero SUEJE
 
El Mito del Leviatán - Bernardo Tobat
El Mito del Leviatán - Bernardo TobatEl Mito del Leviatán - Bernardo Tobat
El Mito del Leviatán - Bernardo Tobat
Acracia Ancap
 
IDEAS DE CHÁVEZ
IDEAS DE CHÁVEZIDEAS DE CHÁVEZ
IDEAS DE CHÁVEZ
anmablaes
 
La nacion 1810- 2010
La nacion 1810- 2010La nacion 1810- 2010
La nacion 1810- 2010
Ivone Calo
 
Rivera, A. - Historia de las derechas en España [2022].pdf
Rivera, A. - Historia de las derechas en España [2022].pdfRivera, A. - Historia de las derechas en España [2022].pdf
Rivera, A. - Historia de las derechas en España [2022].pdf
frank0071
 
Escritura revolucionaria de la 5ta columna
Escritura revolucionaria de la 5ta columnaEscritura revolucionaria de la 5ta columna
Escritura revolucionaria de la 5ta columna
Rafael Verde)
 
Caracteristicas socio politicas de la constitucion peruana de 1860
Caracteristicas socio politicas de la constitucion peruana de 1860Caracteristicas socio politicas de la constitucion peruana de 1860
Caracteristicas socio politicas de la constitucion peruana de 1860
Tulio Ramiro Morales Paredes
 
Moisés Lebensohn "Pensamiento y Accion"
Moisés Lebensohn   "Pensamiento y Accion"Moisés Lebensohn   "Pensamiento y Accion"
Moisés Lebensohn "Pensamiento y Accion"
Alan Pavon
 

Similar a Ideario (2) (20)

Discurso del libertador ante el congreso de angostura
Discurso del libertador ante el congreso de angosturaDiscurso del libertador ante el congreso de angostura
Discurso del libertador ante el congreso de angostura
 
La rosa de los tiempos (1)
La rosa de los tiempos (1)La rosa de los tiempos (1)
La rosa de los tiempos (1)
 
EL ORGULLO DE SER REVOLUCIONARIOS CUBANOS
EL ORGULLO DE SER REVOLUCIONARIOS CUBANOSEL ORGULLO DE SER REVOLUCIONARIOS CUBANOS
EL ORGULLO DE SER REVOLUCIONARIOS CUBANOS
 
Ideas
IdeasIdeas
Ideas
 
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docxLa soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
 
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docxLa soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
 
Pensamientos de bolivar
Pensamientos de bolivarPensamientos de bolivar
Pensamientos de bolivar
 
Ensayo la franja amarilla
Ensayo la franja amarillaEnsayo la franja amarilla
Ensayo la franja amarilla
 
2. el proceso_de_secesion_no_es_progresi
2. el proceso_de_secesion_no_es_progresi2. el proceso_de_secesion_no_es_progresi
2. el proceso_de_secesion_no_es_progresi
 
La Revolución como Espectáculo: Una Critica Anarquista al Gobierno Venezolano
La Revolución como Espectáculo: Una Critica Anarquista al Gobierno VenezolanoLa Revolución como Espectáculo: Una Critica Anarquista al Gobierno Venezolano
La Revolución como Espectáculo: Una Critica Anarquista al Gobierno Venezolano
 
Pividal francisco.-bolivar-pensamiento-precursor-del-antiimperialismo
Pividal francisco.-bolivar-pensamiento-precursor-del-antiimperialismoPividal francisco.-bolivar-pensamiento-precursor-del-antiimperialismo
Pividal francisco.-bolivar-pensamiento-precursor-del-antiimperialismo
 
mexico-cautivo-pdf-pdf
 mexico-cautivo-pdf-pdf mexico-cautivo-pdf-pdf
mexico-cautivo-pdf-pdf
 
Hacia un paradigma que reclama responsabilidad histórica con el pasado de una...
Hacia un paradigma que reclama responsabilidad histórica con el pasado de una...Hacia un paradigma que reclama responsabilidad histórica con el pasado de una...
Hacia un paradigma que reclama responsabilidad histórica con el pasado de una...
 
El Mito del Leviatán - Bernardo Tobat
El Mito del Leviatán - Bernardo TobatEl Mito del Leviatán - Bernardo Tobat
El Mito del Leviatán - Bernardo Tobat
 
IDEAS DE CHÁVEZ
IDEAS DE CHÁVEZIDEAS DE CHÁVEZ
IDEAS DE CHÁVEZ
 
La nacion 1810- 2010
La nacion 1810- 2010La nacion 1810- 2010
La nacion 1810- 2010
 
Rivera, A. - Historia de las derechas en España [2022].pdf
Rivera, A. - Historia de las derechas en España [2022].pdfRivera, A. - Historia de las derechas en España [2022].pdf
Rivera, A. - Historia de las derechas en España [2022].pdf
 
Escritura revolucionaria de la 5ta columna
Escritura revolucionaria de la 5ta columnaEscritura revolucionaria de la 5ta columna
Escritura revolucionaria de la 5ta columna
 
Caracteristicas socio politicas de la constitucion peruana de 1860
Caracteristicas socio politicas de la constitucion peruana de 1860Caracteristicas socio politicas de la constitucion peruana de 1860
Caracteristicas socio politicas de la constitucion peruana de 1860
 
Moisés Lebensohn "Pensamiento y Accion"
Moisés Lebensohn   "Pensamiento y Accion"Moisés Lebensohn   "Pensamiento y Accion"
Moisés Lebensohn "Pensamiento y Accion"
 

Más de Luis Parmenio Cano Gómez

Documento 74.pdf
Documento 74.pdfDocumento 74.pdf
Documento 74.pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
gobernabilidad (1).pdf
gobernabilidad (1).pdfgobernabilidad (1).pdf
gobernabilidad (1).pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Negociación con El ELN (3).pdf
Negociación con El ELN (3).pdfNegociación con El ELN (3).pdf
Negociación con El ELN (3).pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
actual.pdf
actual.pdfactual.pdf
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docxapuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
Luis Parmenio Cano Gómez
 
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Antonia Santos (1).pdf
Antonia Santos (1).pdfAntonia Santos (1).pdf
Antonia Santos (1).pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
reformas.pdf
reformas.pdfreformas.pdf
Tiniebla (1).pdf
Tiniebla (1).pdfTiniebla (1).pdf
Tiniebla (1).pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
La politica.pdf
La politica.pdfLa politica.pdf
La politica.pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
entrampado.docx
entrampado.docxentrampado.docx
entrampado.docx
Luis Parmenio Cano Gómez
 
decisiones.docx
decisiones.docxdecisiones.docx
decisiones.docx
Luis Parmenio Cano Gómez
 
en casa de liboria.docx
en casa de liboria.docxen casa de liboria.docx
en casa de liboria.docx
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Mujeres bajo fuego
Mujeres bajo fuegoMujeres bajo fuego
Mujeres bajo fuego
Luis Parmenio Cano Gómez
 
La luna seguía
La luna seguíaLa luna seguía
La luna seguía
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Del fútbol como deporte de atletas
Del fútbol como deporte de atletasDel fútbol como deporte de atletas
Del fútbol como deporte de atletas
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Yo, claudia
Yo, claudiaYo, claudia
El baile del mentiroso mayor
El baile del mentiroso mayorEl baile del mentiroso mayor
El baile del mentiroso mayor
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento 2019
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento  2019Ley de financiamiento 1943 de crecimiento  2019
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento 2019
Luis Parmenio Cano Gómez
 
La tapa
La tapaLa tapa

Más de Luis Parmenio Cano Gómez (20)

Documento 74.pdf
Documento 74.pdfDocumento 74.pdf
Documento 74.pdf
 
gobernabilidad (1).pdf
gobernabilidad (1).pdfgobernabilidad (1).pdf
gobernabilidad (1).pdf
 
Negociación con El ELN (3).pdf
Negociación con El ELN (3).pdfNegociación con El ELN (3).pdf
Negociación con El ELN (3).pdf
 
actual.pdf
actual.pdfactual.pdf
actual.pdf
 
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docxapuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
 
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
 
Antonia Santos (1).pdf
Antonia Santos (1).pdfAntonia Santos (1).pdf
Antonia Santos (1).pdf
 
reformas.pdf
reformas.pdfreformas.pdf
reformas.pdf
 
Tiniebla (1).pdf
Tiniebla (1).pdfTiniebla (1).pdf
Tiniebla (1).pdf
 
La politica.pdf
La politica.pdfLa politica.pdf
La politica.pdf
 
entrampado.docx
entrampado.docxentrampado.docx
entrampado.docx
 
decisiones.docx
decisiones.docxdecisiones.docx
decisiones.docx
 
en casa de liboria.docx
en casa de liboria.docxen casa de liboria.docx
en casa de liboria.docx
 
Mujeres bajo fuego
Mujeres bajo fuegoMujeres bajo fuego
Mujeres bajo fuego
 
La luna seguía
La luna seguíaLa luna seguía
La luna seguía
 
Del fútbol como deporte de atletas
Del fútbol como deporte de atletasDel fútbol como deporte de atletas
Del fútbol como deporte de atletas
 
Yo, claudia
Yo, claudiaYo, claudia
Yo, claudia
 
El baile del mentiroso mayor
El baile del mentiroso mayorEl baile del mentiroso mayor
El baile del mentiroso mayor
 
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento 2019
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento  2019Ley de financiamiento 1943 de crecimiento  2019
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento 2019
 
La tapa
La tapaLa tapa
La tapa
 

Último

Qué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptxQué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptx
saradocente
 
TRABAJO EXPERIMENTAL DE ENFOQUES DE LA CALIDAD DE VIDA
TRABAJO EXPERIMENTAL DE ENFOQUES DE LA CALIDAD DE VIDATRABAJO EXPERIMENTAL DE ENFOQUES DE LA CALIDAD DE VIDA
TRABAJO EXPERIMENTAL DE ENFOQUES DE LA CALIDAD DE VIDA
ARIANAANABELVINUEZAZ
 
princupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdf
princupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdfprincupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdf
princupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdf
Elvis Bailón de la Cruz
 
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docxLecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Alejandrino Halire Ccahuana
 
Presentación sector la arenita_paijan pptx
Presentación sector la arenita_paijan pptxPresentación sector la arenita_paijan pptx
Presentación sector la arenita_paijan pptx
Aracely Natalia Lopez Talavera
 
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍACINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
Fernández Gorka
 
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
MiNeyi1
 
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdfCompartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
JimmyDeveloperWebAnd
 
2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf
2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf
2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf
MiNeyi1
 
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanzaFundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
iamgaby0724
 
CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............
CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............
CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............
LuanaJaime1
 
5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf
5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf
5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf
manuelhinojosa1950
 
Los Recursos Naturales como Base de la Economía
Los Recursos Naturales como Base de la EconomíaLos Recursos Naturales como Base de la Economía
Los Recursos Naturales como Base de la Economía
JonathanCovena1
 
La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.
La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.
La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.
DobbieElfo
 
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACIONANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
carla466417
 
Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)
Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)
Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)
https://gramadal.wordpress.com/
 
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptxLa orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
PaolaAlejandraCarmon1
 
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdfAPUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
VeronicaCabrera50
 
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un polígono sobre otro
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un  polígono sobre otroUESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un  polígono sobre otro
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un polígono sobre otro
Docente Informático
 
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdfGui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
FRANCISCO PAVON RABASCO
 

Último (20)

Qué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptxQué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptx
 
TRABAJO EXPERIMENTAL DE ENFOQUES DE LA CALIDAD DE VIDA
TRABAJO EXPERIMENTAL DE ENFOQUES DE LA CALIDAD DE VIDATRABAJO EXPERIMENTAL DE ENFOQUES DE LA CALIDAD DE VIDA
TRABAJO EXPERIMENTAL DE ENFOQUES DE LA CALIDAD DE VIDA
 
princupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdf
princupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdfprincupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdf
princupalesplagasyenfermedadesdelpaltopdf-230717165119-fd68bcac.pdf
 
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docxLecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
 
Presentación sector la arenita_paijan pptx
Presentación sector la arenita_paijan pptxPresentación sector la arenita_paijan pptx
Presentación sector la arenita_paijan pptx
 
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍACINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
 
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
 
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdfCompartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
 
2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf
2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf
2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf
 
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanzaFundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
 
CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............
CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............
CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............
 
5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf
5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf
5° T3 EDITABLE EVALUACIÓN DARUKEL 2023-2024.pdf
 
Los Recursos Naturales como Base de la Economía
Los Recursos Naturales como Base de la EconomíaLos Recursos Naturales como Base de la Economía
Los Recursos Naturales como Base de la Economía
 
La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.
La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.
La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.
 
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACIONANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
 
Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)
Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)
Power Point: El conflicto inminente (Bosquejo)
 
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptxLa orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
 
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdfAPUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
 
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un polígono sobre otro
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un  polígono sobre otroUESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un  polígono sobre otro
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un polígono sobre otro
 
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdfGui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
Gui_a para el uso de IA generativa en educacio_n e investigacio_n - UNESCO.pdf
 

Ideario (2)

  • 1. “Un suceso cualquiera de la vida humana es narrado con más fidelidad por sus autores. La tradición conserva la verdad, pero desfigurada;los documentos de referencia posteriores al acto, pueden adolecerde involuntarioserroreso de juicios parciales;y los historiadores muchas veces no hacen sino novelas,cuando se empeñan en exarninarlos hechoscon la inventiva del ingenio.Pero cuando se ha levantado el proceso verbal del acontecimiento;;cuando tenemos escrita la relación sencilla,rápida,llena de las impresiones del momento supremo, por los mismos autores de un drama heroico, de una empresa llevada a la cima con éxito brillante y fechando,por ánimos, por ilustres varones que son fundadores de la Patria,el sentido común solicita con avidez la palabra consagrada…”1 RESUMEN Es una aproximación a un análisis interdisciplinario, de un problema que ha convocado expectativas, casi desde que somos República, País y Nación. Un conflicto inacabado. Desde lo que se dio en llamar “santanderistas vs., bolivaristas. Incendiarios panfletos erigidos como documentos válidos programáticos. Un fin de Siglo XIX en guerra. Que continúo en primera década de Siglo XX. Y que continuó hasta que, en profundo y borrascoso, se incentivó desde 1940 hasta nuestros días. Eso de “la negociación con la cúpula de las Farc para terminar un conflicto de cincuenta años”; es una afrenta a nuestros campesinos, estudiantes, obreros, desempleados y desempleadas, etc.; que no la han conocido nunca. La negociación es eso. Discusión con quienes han deslegitimado el logro de las marchas campesinas huyendo del exterminio, desde 1945. Y, como contraparte, un gobierno que, simplemente, es extensión de la yunta del Frente Burgués. Y, a la zaga, quienes se consideran herederos vergonzantes de las luchas proletarias en Europa y América Latina. Pero que no son otra cosa que manipuladores de la vedad. Y que, por esto mismo, convocan a “creer en las paz del Presidente Juan Manuel Santos”. Todo lo anterior, presentado con el rigor que exige el futuro de nuestra Nación. Porque, a futuro, vendrán exacerbaciones del conflicto. Porque merecemos un futuro cierto. Con transformaciones reales de esta estructura de Estado caduco y al servicio de los lapidadores de la democracia. Presentado, el análisis, con énfasis doctrinales necesarios. Porque nos han teorizado al revés. Siendo, aquí lo doctrinal, una opción imaginativa y creativa de los postulados que han orientado a las verdaderas revoluciones. Palabras clave: interdisciplinariedad, conflicto, jurídico, negociación, historias de vida, antropológico, víctimas, restitución, tierras, sociología, país, república, Farc, gobierno. OVERVIEW Is an approach to an interdisciplinary analysis of a problem that has summoned expectations, almost as long as we are a Republic, country and nation. An unfinished conflict. From which it came to be called "vs., bolivaristas santanderistas.Incendiary pamphlets erected as programmatic valid documents. An end of XIX century in war. That I am still in first decade of 20th century.And that continued until, in deep and blustery,it stimulated from 1940 to the present day.That "negotiation with the leadership of the Farc to end a fifty-year Terrero A., Santiago “El 19 de abril de 1810 fue el día en que se inició la independencia sudamericana”, página 101.
  • 2. conflict"; It is an affront to our farmers, students,workers, unemployed and unemployed, etc.; that you have not known it never. Negotiation is that.Discussion with who have de-legitimised the achievement of peasant marches of extermination, since 1945. And, as a counterpart, a Government that is just, the yoke of the bourgeois front extension. And, behind, who are considered shameful heirs of... Key words: interdisciplinary, conflict, legal, negotiation, stories of life, anthropological, victims, restitution, land, sociology,country, Republic, Farc, Government. Introducción Sea lo primero un énfasis: nunca he creído en la revolución benévola como opción incierta. Algo parecido a entender que, una vez iniciada la lucha por la liberación y, como correlato, la instauración de un régimen socialista, por la vía de un movimiento que sea construido desde abajo que conduzca ese proceso a nombre quienes han sufrido y sufrimos la devastación de las libertades y la profundización de la violencia .. Por lo mismo, entonces, asumo la obligación de darle continuidad. A nombre de los valores inherentes. Es decir, la confrontación radical con la burguesía. No cabe punto de mediación. No se trata, ahora, de ignorar la necesidad de configurar tránsitos de recomposición. Por lo menos así lo pueden evidenciar momentos precisos. Como sucede en toda guerra. Posibilitar tácticas, según el comportamiento del frente burgués. Pero no es lo mismo, tratándose de recomposiciones ideológicas y políticas de largo aliento. Porque, de ser así, se desemboca en ese tipo de opciones en los cuales lo que cuenta es el juego a la reversa absoluta. Como si no importara el acumulado de acciones y de convocatorias. Ante todo, tratándose de un proceso como el nuestro. Un país inmerso, históricamente, en sucesión de guerras. A veces presentadas, por parte de la burguesía y los terratenientes, como expresiones centradas en desviaciones atípicas respecto a la yunta propuesta y ejecutada por el poder imperante. Un consecutivo que ha involucrado, siempre, a los nativos, a los campesinos y campesinas, a los obreros y obreras y al lumpen proletariado; como invitados (as) para que sirvan de sparring. Todo por la vía de la fuerza. Militares y policías al servicio de la propu esta de sometimiento constante. Casi como perenne. Una herencia habida, desde los ejecutores de gobiernos como extensión de la lucha por la libertad. Porque, entre otras razones, ni Santander, ni Bolívar fueron centinelas de la liberación constante, verdadera. Más bien, las sucesivas divisiones y el surgimiento de los partidos liberal y conservador, significaron la preclusión de la revolución en contra del poder español. Visito así, entonces, estuvo y ha estado latente una propuesta libertaria, en contra de ese proceso por medio del cual se instauró un modelo de Estado y de gobierno, próximos al autoritarismo. Que, aún hoy, azuzan la violencia, por la vía de decantar sus idearios perversos. Uno a uno, fueron imponiendo roles cada vez más entrelazados con el dominio punzante; con fisuras propias de sus contradicciones internas. Proclamando constituciones al vuelo de sus intereses. Nunca ancladas en los derechos de la población, siempre marginada. Siempre vulnerada. Un horizonte patrio, vergonzosamente modelado, con linderos y mojones construidos a
  • 3. partir de sus visiones recortadas. Dejando casi a medio camino, la ruta propuesta en principio. Inclusive, desde mi interpretación, podría decirse que nunca hubo perspectiva diferente a la de entronizar el culto a la personalidad. Ya, desde ese entonces, empezaba a prefigurarse el tipo de gobierno y de Estado, en perspectiva anclado en los conceptos oligárquicos de poder. Tanto como entender que iríamos avanzando con una ruta, deliberadamente promovida por odios. Por ese tipo de propuestas que desdibujan la razón de ser de la democracia. Ruta de bárbaros que habían peleado, peleaban y pelearían a partir de construir íconos perversos. Veámoslo en palabas de Germán Carrera Damas, en su texto “El culto a Bolívar”. “…Finalizada la guerra de independencia se inicia para Venezuela la experiencia republicana. Hasta ese momento la República no había sido más que una especie de ensayo general, en cuanto corresponde a la que existió entre el 5 de julio de 1811 y la firma del armisticio con Domingo de Monteverde (25 de julio de 1812),o un desiderátum siempre propuesto en función dela guerra. Bien puede decirse que la precariedad de los ensayos republicanos, tanto por la corta duración de los que lograron cuajar, como por la s numerosas limitaciones e incluso suspensiones que se le impuso en razón de la emergencia bélica, reservaron para 2 después de la contienda la verdadera confrontación de la experiencia republicana, ya despojado el panorama del enemigo que la había hecho imposible hasta ahora…”3 Ha sido una constante para los países bolivarianos. Un ir decantando las ilusiones y los programas. Una asociación contradictoria, con respecto a la herencia colonial, que siempre se ha presentado como la acción de posponer, corrido el tiempo, la realización de opciones libertarias. Es algo así como asistir a periodos históricos, unas veces ambiguos. La mayoría de las veces como expresiones autoritarias. Centradas en posiciones caudillistas. De la mano con intereses que no tenían nada que ver con la liberación. En cambio, si mucho, de imposiciones de la burguesía agraria. El texto citado antes, a pesar de una narrativa del caso venezolano, ejerce como insumo común para la República de Colombia. “…Las dos fuerzas que hemos delineado (sic), entendidas como las dos corrientes de problemas básicos presentes en el orden histórico, con imbricaciones de todo género, entran en una nueva etapa de su acción con el advenimiento de la República. Es la hora de confrontar los resultados con las promesas. Los sacrificios han sido extremos y prolongados, la impaciencia es mucho. Venezuela aparece en este momento bajo un curioso aspecto en lo político:el centro o la personificación del poder no solo se halla distante, sino que se aleja más con las campañas sureñas de Bolívar. Queda libre el terreno para la definición de nuevas .1. Carrera Damas G. “El culto a Bolívar”, Editorial Universidad Nacional de Colombia, pp. 43-44
  • 4. apetencias de mando, y la guerra ha sido un buen semillero de ellas. Para tantas y tan voraces hay solo una patria que usufructuar….”4 Entre otras cosas, porque el oferente de poder no puede sustraerse al lío perverso. Entre estar con lo conseguido en el campo de batalla, a nombre de la liberación del yugo español. Y estar en interdicción, con respecto a la perspectiva que se abría. Perspectiva de compromiso con la construcción de una Nación libre. Por la vía absoluta. Es decir, de plena confluencia con el entendido d libertad. Incluida la liquidación del racismo. Del esclavismo. De reconocimiento a la libre autonomía de las etnias. Precisamente, al no resolverlo. Viendo que no había una posición ni latente, ni efectiva en términos de la libertad. Por esto mismo, nuestra República empezó con soporte endeble. Por la vía de otorgar poderes a los generales. A un concepto de patria vinculada con demostraciones de fuerza por la vía de imposiciones autoritarias y, en cuanto juego democrático, manipulaciones en torno al significado de la participación de campesinos mestizos y las etnias. Y ni que hablar de los negros y las negras en razón que eran sometidos en peores condiciones que los anteriores. “…La Campaña de la Nueva Granada, vasta y arriesgada operación que marca una transformación profunda en la concepción estratégica de la guerra emancipadora, da como resultado no solamente un cambio en la relación de fuerzas, hasta entonces favorable al eficaz dispositivo montado por Pablo Morillo al frente del único ejército organizado que había actuado en Venezuela. Produce, lo que no es menos importante,al Padre de Colombia,al Libertador admirado,temido y acatado. El triunfo magnífico echaba al olvido una trayectoria militar en la cual no escaseaban, al lado de victorias espléndidas victorias a medias por mal consolidadasy hasta puras y simples derrotas aparatosas. Poco podía el hiperbolizado brillo de la Campaña Admirable de 1813 en contraste con el abrumador derrumbe de la Segunda República bajo los golpes de Tomás Boves. Y este era, hasta el momento, el más notable hecho militar de Bolívar en tierras venezolanas.Piar y Mariño, entre ellos, no hallaban nada descabellado el equipara sus propios méritos con los de Bolívar…5 Es una incursión, a propósito, con referentes de la campaña y la posguerra en Venezuela. Un miramiento en términos de la localización de insumos en perspectiva. Para alcanzar una posición en contravía de los dimes y diretes, con respecto a la democracia, supuestamente inmersa en los hechos y las acciones santanderistas y bolivarianas. Por una vía un tanto extraviada; en consideración a la idealización por parte de quienes ejercía como oligarcas y gamonales. Pidiendo pista para un ensamblaje posterior. De un Estado y una Nación que dieran cuenta de sus ambiciones. 4 Ibíd. , página 45 5 Ibid, páginas 83 y 88
  • 5. 1. Planteamiento del problema. El universo y los conceptos. En comienzo, se trata de asumir que, el conflicto,ha estado ahí. Desde, el momento mismo en que se concretó nuestra condición de patria libre. En un proceso que comprometió, inclusive, a quienes ejercieron como conductores libertarios. Por una vía inherente a la discusión política de configuración de país y de estado.En ejercicios que posicionaban el marco constitucionalcomo soporte fundamental. Lo que, hoy por hoy,vivimos no es otra cosa que una extensión no formal de las contradicciones.Porque se replicó en escenarios desde 1830 hasta finales de siglo. Pero que, por esto mismo, se abrió camino, recorriendo todo el siglo XX. Ha sido un largo camino. Como laberinto que agobia. Pero que, por lo mismo, ha permitido localizar los términos de referencia necesarios para enfrentar la soledad del ser que emerge consolidado, a partir de descifrar los códigos de la vida societaria. Porque viene de esa dispersión que lo había inhibido, para enfrentar vicisitudes. Hacerlo sólo le había significado, en el tiempo, no entender la dinámica asociada a sentir a los otros y a las otras. Un estar ahí, situado en su compartimento. Mirándose. Como quien no ha construido el enlace, entre si mismo y el escenario. Actor cuyo libreto son palabras para sí. Pero que, en perspectiva, se siente aislado. Avasallado; al límite de su capacidad para discernir acerca de su rol colectivo. Posicionarse, al margen de lo inhóspito,supone un avance. Es adquirir la noción de estaren otras condiciones. Diferentes a aquellas en las que prevalecía la zozobra. Lo azaroso. Como cuando se percibe que la exterioridad acecha, como potencia ajena a cada sujeto. Como incierta posibilidad. Como expectante gendarme que rodea y asfixia. Una figura parecida a aquellas sombras del inicio; cuando no éramos otra cosa que expresiones minimizadas, al garete. Próximas al desequilibrio, por la vía de los extravíos propios de la selección natural. Sentirse vinculado a un proyecto de la naturaleza. Sin haber sido consultado o consultada; es tanto como una sumisión indescifrable; como quiera que se da sin que hubiésemos conocido la hoja de ruta inherente a ese proyecto. Tal vez, por esto mismo, llevamos la marca de la angustia. Porque no entendimos su soporte. Angustia e inquietud, que se tornan en el hilo conductor de esa sensación de impotencia. Esa misma que ha estado con nosotros y nosotras, desde el origen. En ese entonces, lo que percibíamos no iba más allá de la
  • 6. inmediatez que no s envolvía. Como burbuja que asfixia. Yque nos rodeaba y nos colocaba en condiciones de inferioridad. Un choque de expectaciones. Mientras la naturaleza, exhibe una lógica interna. Que va, desde los organismos simples primarios; hasta las cimas que confirieron las condiciones próximas a la civilización. Todo eso como una envoltura que nos inhibía. Desde ese tiempo procede nuestra sujeción involuntaria a ese proyecto. Siendo, este, mucho más amplio en los espacios universales; mucho más complejos. Mucho más ajenos a nuestra interpretación en esa infancia temprana, como sujetos. Ya, ahí, estaba latente la soledad y sus implicaciones. Entonces, necesitábamos compañía. Pero no del tipo de compañía en la cual los otros y las otras estaban ahí. Al alcance físico de cada quien. Pero sin ese hilo de Ariadna que nos permitiera descifrar los códigos asociados al entorno colectivo, como sujeto en sí. Es decir, en una perspectiva de concretar expresiones conscientes de organización. No como sumatoria simple de sujetos. Más bien como conciencia que se recrea y recrea. Una opción en la cual se acumulan saberes. En un concepto de acumulación emparentado con la vertebración de lo consciente como colectivo. Con todas sus implicaciones. Es decir, siendo conscientes de la necesidad de crear instituciones,con los insumos de los saberes.Fundamentalmente, con esos que nos otorgan la vitalidad indispensable para re-conocernos. Como agentes de transformación. Como expresiones hacia el equilibrio. Desde la soledad inhóspita de lo individual; hasta el acompañamiento en lo colectivo. Eso de buscar el equilibrio y trascender la soledad; por la vía de sumar opciones de vida. Desde lo primario individual; hasta lo consciente colectivo; debe ser entendido como esa condición que permite acceder a una interpretación de los y las sujetos; vinculados y vinculadas a un proyecto; mucho más cercano y comprensible que aquel que tiene la naturaleza. Es, entonces, ese proyecto nuestro, el punto de comienzo y soporte de la nueva identidad. Colectiva e individual. La nueva identidad, así alcanzada, no era otra cosa que la noción de lo humano. Como categoría propia que nos situaba en el camino habilitado para transitar la vida, la historia. Con referentes definidos a partir de la necesidad inicial de asociarnos. Transfiriendo, a través de estos referentes, principios y valores. Son posibles y necesarios; habida cuenta de nuestra condición de animales superiores. Superioridad no anclada, únicamente, en la capacidad para discernir acerca del reto primario de la naturaleza; sino en nuestra capacidad para convertir ese discernimiento en, fortaleza latente para trascender la mecánica inherente a la naturaleza. En consecuencia no opera ya aquello de la selección natural. Venimos de ahí. Somos resultantes de ese proceso. Pero no somos simplemente eso. Somos sujetos que alcanzamos la independencia; que trascendimos aquello de seres naturales específicos, en cadena; para acceder a la condición de sujetos que realizamos hechos y acciones. En capacidad para entender eso que hacemos. Sujetos de colectivización coherente. No como manadas que, en el reino animal, simplemente juntan individuos. Lo nuestro es una opción mucho más
  • 7. compleja; en razón a nuestra capacidad para asumir, direccionar y redefinir objetivos. Un ejercicio consciente que nos ha convocado y nos convoca a no erosionar los valores y principios adquiridos. Porque, de no ser así, volveríamos a la opción de vida de las manadas. .El poder y su propuesta de regresión. Una vez logrado el equilibrio, soportado en la opción de vida societaria; que nos ha permitido llegar hasta el trazo del horizonte de procedimientos e instituciones en función de soportar la civilización. Una vez adquiridas la noción y la praxis relacionadas con el quehacer colectivo y que devino en la consolidación de los referentes inherentes a la humanización del consciente individual y colectivo. Por caminos siempre de dificultad; como quiera que este equilibrio, acceder a él, ha sido una apuesta por la vida. Soportando guerras, arrasamientos, aniquilaciones, etc. Decantando los logros acumulados. En una constante depuración; en términos de efectuar una disección precisa de los contenidos de los saberes acumulados. Habiendo soportado las ofensivas vulneradoras de poderes paralelos asociados a la mixtura religión-conservadurismo. Habiendo efectuado, como lo hemos hecho, acciones de profundo contenido transformador en casi todos los ámbitos. Habiendo sufrido la persecución y exterminio, a nombre de la tradición y de la moral. Nos encontramos con constantes que ejercen y han ejercido posturas y acciones de no reconocimiento de las opciones de vida; ni de los avances en el proceso de validar insumos mínimos de respeto y tolerancia. Han aparecido, en ese contexto, personajes perversos absolutos. Sujetos que siguen atados a la prehistoria del quehacer social. Cuando, cada quien al garete, efectuaba una interpretación individual de sus requerimientos. Y, posicionaba los mismos como iconos para si. Sin reconocer a los otros y a las otras como sujetos con derechos. Simplemente, porque la noción de derechos es punto de comienzo de la vida societaria. Personajes nefandos, que han hecho de los suyos principios preeminentes que deben ser acatados. Los Césares; los reyes de Occidente; los faraones; los Papas; los Zares, Stalin, Hitler, Mussolini, Franco, Ronald Reagan; los Bush; Álvaro Uribe, etc. Todos ellos en contravía de los logros alcanzados en incesantes tropeles. Porque la historia ha conocido del día a día. De esos tejidos sociales, individuales y colectivos, que se han ido consolidando a pesar de las guerras impulsadas por esos y otros, también como ellos, perversos registradores de la destrucción de valores. Construyendo aureolas en su alrededor. Como magos que convocan a la confusión; a la inversión de la noción de verdad y de justeza. Garantes de la lucha por restaurar lo primario. Como cuando éramos absorbidos por la dinámica de los proyectos de la naturaleza. En los cuales, ésta, imprimía su marca. Ese tipo de sensación de impotencia, de temor, de soledad; nos acecha a cada paso; ahora, cuando reviven los piratas vulneradores. Que imprimen, también, su marca. Chamanes que delinquen con los principios; que convocan a santos oficios en procura de imponer sus instintos, como figuras y posiciones; a partir de sus esquemas mentales, enfermizos. Delirantes. Su significante es pariente de la desolación y de la ausencia de posibilidades
  • 8. libertarias. Su ética es la barbarie. Su poder es la manipulación. A manera de mercaderes del trueque y la engañifa. Sin ningún agregado de calidad humano; absolutamente ninguno. Una escenografía que confunde al público. Como bufos que desorientan. Que crean horizontes enfermizos; a partir de exhibir niveles de aceptación. En esto, Hitler y Mussolini fueron maestros y a ellos les deben sucesivos dirigentes panfletarios sus fuentes teóricas. Fundamentalmente aquellos que fueron atizadores de violencias y que se concretaron, a manera de ejemplo, en lo que se ha denominado, un tanto peyorativamente “La Guerra de los Mil Días”. Pero que no fue otra cosa que derivación de ese acumulado de odios ya cifrados antes sus fuentes teóricas y conceptuales. Pueblos enteros confundidos. Masas vergonzantes que han permitido y permiten justificar todo tipo de tropelías. Ese tipo de franjas de población que han claudicado en su dignidad; la han endosado a los magos manipuladores Lo cierto es que tenemos todo el derecho, quienes no hemos claudicado, a convocar a la acción consciente. Que nos permita acceder a la derrota del Emperador Pigmeo; que es esto en razón a su incapacidad para percibir la vida a través del día a día que junta quehaceres. Todos ellos emparentados con la vulneración de la vida y con sus soportes. Pigmeos intelectuales que saldaron su deuda con la vida y con la dignidad inherente, por la vía de refrendar su compromiso con la muerte; por la vía de cambiar la lógica que conduce a la verdad y venderla, ofrecerla y postularla como referente único para la vigencia de su visión de democracia. Que es a la mentira, como el Sol es a las mañanas. 1.2Justificación: Trato de proponer un referente alrededor de la interpretación y posibles soluciones al conflicto (…o conflictos) e nuestro país. Porque se trata, de asumir retos que permitan acceder a una opción de paz, en la cual sea plenamente identificado el derrotero a seguir. Por una vía no especulativa formal y contestataria. Por el contrario, en una visón y acción construida a partir de los insumos propios de la interdisciplinariedad 1.3 Antecedentes.. Uno de ellos y, tal vez, el fundamental, tiene que ver con su coincidencia con lo que se ha definido como “la guerra de baja intensidad”; orientada desde el Imperio y aplicada con todo el rigor en Argentina, Chile, El Salvador; Guatemala. Él, además del presidente, Julio César Turbay Ayala, Belisario Betancur (a pesar de su aparente posición de mano tendida, que se expresó en ese remedo de proceso de paz serio y humano). Particularmente, el doctor Uribe Vélez, incursionó en ese ámbito con su propuesta y programa de gobierno en la gobernación de Antioquia, por la vía de la promoción y concreción de las Convivir; que no fueron otra cosa que el inicio del exterminio a cargo de los grupos paramilitares. Paramilitarismo que ya tenían, en Centroamérica, ejemplos plenos. Un experto defensor de ese proceso y de esa noción de apaciguamiento. Como diría, aplicando una expresión de lugar común: a sangre y fuego. Y ahí reside la motivación del
  • 9. exterminio de contradictores. Por ejemplo, en el caso, de la UP y de los desmovilizados del EPL, la aplicación de plan fue tan profunda que se convirtió en el mayor proceso de acallar voces, por la vía de la matanza y del amedrentamiento. Leamos, al respecto, lo que dice Rosendo Payares, en su autobiografía “4710” “…Y es que corría el año 1954. Coincidieron hechos. El militar ya estaba ahí. Venía de rapar el poder. Siendo el cuadro político antecedente una heredad vinculada con el genocidio auspiciado desde ahí. Desde ese centro-poder conservador. Ya casi olvidadas las reformas de López Pumarejo y su Revolución en Marcha. Todavía cercana, en el tiempo, la muerte de Jorge Eliécer Gaitán. El sargento (¿…o cuál era su grado?),ya jugaba a ser prócer. A ser libertador.A ser guerrero guiando a un pueblo famélico y agarrotado. Nuestra familia era una de tantas miles sin horizontes gratificantes. La heredad, provenía de dos íconos perversos. Mariano Ospina Pérez y Laureano Gómez; “el divino Laureano”. El perdulario que encendía el Congreso, a viva voz. Voz transmisora de ideas achatadas. Con una sola perspectiva: justificar la matanza. A viva voz. Voz de pigmeo intelectual. Hacedora de fetiches. Voz, mirada, cuerpo, de aprendizde ideólogo.Ese que pretendía pasar a la historia como héroe. En una Colombia desagarrada por él, y por Ospina Pérez, y por Marco Fidel Suárez y por los azuzadores perennes. Un fascismo inveterado. Héroe de la miseria que auspiciaron él y ellos. De la tragedia de un pueblo inerme. Pero, asimismo, heredad de los Lleras y de Eduardo Santos, y de Olaya Herrera y…del mismo Alfonso López, que se arredró ante la infamia. …Y corrió la voz de que algo estaba sucediendo.Venía desde muy atrás. El método había sido perfeccionado. Desde Núñez, el trasgresor. El sujeto cambiante; según las circunstancias. Método aplicado. Con ese mismo se justificó la Guerra de comienzos del siglo XX. Método soportado en el manejo solapado de las verdades. O, a decir verdad, las casi verdades. En recintos cerrados, a prueba de filtraciones plenas. Solo el gota a gota. Para potenciar las repercusiones. Se dice y se desdice, al mismo tiempo. Entonces, se embauca y se extiende la sensación de que algo está pasando. Aquí y allá. Y, en verdad, algo estaba pasando. El militar todavía estaba ahí. Pero, quienes lo adularon y lo felicitaron por su desprendido amor a la patria; ya tejían otra red. Otra, porque, a pesar de ser la misma; era otro tiempo. Estábamos en 1956. Y, ya, el ceremonial estaba en curso. Ya estaban los contactos. Que si en España, en Benidorm. Que si en Londres o en Washington. Que más daba. Siendo lo único cierto, el programa. Primero se auspiciaría la presencia de una Junta Militar politizada. Que si el General París. Que si ahora. Que si el plan incluiría allanar el camino para que volvieran los de siempre. Liberales y Conservadores, sus cúpulas. Las mismas que sembraban el odio entre los de la periferia. Y que, una vez empezaba la barbarie, en cualquiera de sus versiones periódicas, convocaban al buen sentido. Al entendimiento. A la paz. No importaba si por fuera de ella quedaba los más afectados. Los desarraigados y las desarraigadas. Los y las caminantes, en travesía. Buscando refugio. Aquí y allá. Y, en ninguna parte donde pasar la noche y ver amanecer el otro día.
  • 10. Y se reunieron. Y acordaron. Usted y yo. Yo y usted. Primero usted, después yo. Amarremos el pacto a doce o más años. Qué más da. Primero usted, luego yo. Y todo volverá a empezar. Hagamos borrón y abramos nueva cuenta. No importa lo de atrás. El perdón suyo, lo avalo yo. El perdón mío, lo ava la usted. Y así, saldamos cuentas, por ahora. Eso sí, quienes no regresen. Quienes no acepten lo que usted y yo hacemos; están al margen de la ley. Y serán perseguidos y serán matados y serán olvidados. Queda claro, entre nosotros, que hemos sacrificado nuestro tiempo por este país. Y, por lo mismo merecemos ser recompensados. Y qué mejor recompensa que primero usted y después yo. Y después usted y luego yo. Y, ahora lo entiendo,era eso lo que se estaba urdiendo. Era eso. Y los periféricos, los sin nada, ahí; sin saber qué hacer ni para dónde coger. Y se extendía la penuria. Y ya se había agotado el modelo de sustitución de importaciones. Modelo económico restringido. En el cual la variable más dinámica era crecer, sin crecer. Quedar flotando entre los imperios; entre sus intereses y los nuestros (¿…nuestros?). Y, entonces se acumuló capital. Para los terratenientes, para los comerciantes, para la naciente burguesía bastarda. Sí; esa que conoció de las libertades democráticas y de las reformas y de los derechos y los deberes; como quien aprende a nadar por correspondencia. Así fue, por ejemplo, como accedí a entender todo lo relacionado con la continuación del exterminio. Veía, a ráfagas, lo sucedido con quienes no accedieron al pacto bochornoso.A ese pacto entre los mismos. Pacto que avasallaba a la democracia. Convertía en delito el solo hecho de aspirar a una alternativa diferente. Y, sin saberlo, iba profundizando, todas las noches. Veía a los campesinos y campesinas. Niños y niñas. En las travesías. Solo ahora,después de haberleído al maestro Alfredo Molano,en su trilogía “Siguiendo el corte”, “Aguas arriba” y “Selva adentro”, he podido descifrar esos mensajes de mis sueños. He podido dilucidar el significado de esas imágenes. Los sin tierra; los desarrapados; tratando de arrancarle aliento a la vida. Como si esta estuviera flotando ahí. Y ellos y ellas, tratando de asirla. Mientras tanto los aviones y la tropa de los jerarcas. Apuntándoles. Matándolos. Y los gritos de rabia y las lágrimas y la ternu ra invitando a resistir. Y los jerarcas riendo en las ciudades. Invitándonos a reconocerlos como voceros válidos. Como convocantesciertosa la paz. Y, nosotros, en las ciudades sin arriesgar nada.Solo consumiendo los discursos ampulosos. Y llegó el segundo de la lista. El hijo del poeta. El mismo de la sagrada ciudad blanca. Impoluto. Hijo de poeta que no sabe nada de la vida de los y las demás. Que mantuvo la línea de acción. Con los chafarotes a la ofensiva. Limpiando el campo. Siendo, esa limpieza, un concepto asociado a la matanza. Generalizada y selectiva. E inundaban los campos de panfletos. Convocando a la rendición. Expresando que los bandidoseran quienesreclamaban justicia. Bandidos eran quienes no se dejaban acribillar y respondían a los vejámenes, con la fuerza de la dignidad y, porque no, con las armas que habían logrado salvar. Y los niños ahí. Y las niñas también. Muriendo ellos y ellas. Y sus madres. Y sus padres…y todos y todas.
  • 11. Y, así, fui desenvolviendo el ovillo,similar al nudo de Ariadna. Y reconozco, en esos contextos enunciados, la posición alusiva al desarrollo capitalista tardío. Como el nuestro. Ya no era, simplemente, el modelo de sustitución de importaciones. Ya era, todo un modelo de amplio espectro. Pero no autónomo. Simpleme nte vinculado a los condiciones que imponía el Imperio. Fue, entonces, cuando conocí las propuestas puntuales de Joaquín Vallejo Arbeláez, a la sazón ministro en el gobierno de la tercera cuota del pacto (Carlos Lleras Restrepo). Y leí, ávidamente,todo el texto sustentatorio de El Pacto Andino. Y lo cotejé con las propuestas de la CEPAL (Comisión económica para América Latina). Y encontré las coincidencias. Algo así como un proyecto en el cual cabían las opciones políticas y económicas, por la vía de enten der una forma de la división del trabajo. Obviamente a países como el nuestro, como Venezuela, como Ecuador, como Argentina, Brasil, etc., nos correspondía la parte de lo accesorio. No podíamos acceder a la tecnología necesaria para implementar un proyecto de industria pesada. Solo lo periférico; y eso sí, con limitaciones. Y, a partir de ahí, se entiende la teoría del desarrollo desigual y combinado; lo cual no es otra cosa que la implementación de los modelos precarios, súbditos. Y, por esa misma vía, conocí la teoría de Celso Furtado, expresando la opción clásica del desarrollismo económico. Y, además, las teorías de Samir Amín (en la misma perspectiva del modelo de desarrollo desigual y combinado). Y, de manera apenas obvia, profundicé los textos económicos de Marx, y de Rosa Luxemburgo. Y leí el texto económico de Lenin “El desarrollo del capitalismo en Rusia”. Y conocí las teorías de partido de Lenin, en lucha en contra de las postulaciones socialdemócratas en Rusia (Los Mencheviques) y en Alemania (Rosa Luxemburgo).La teoría del Programa de Transición de León Trotsky. Entonces, estamos ante la necesidad de ofertar un concepto preciso en lo que respecta al significado que tiene eso de conocer el pasado. Pero, más allá de esto, el relacionado con su dilucidación; estableciendo tipos de referentes soportados en el conocimiento y la interpretación. Estos son elementos imprescindibles; como quiera que si son construidos de manera deficiente, no serán otra cosa que extravíos. Y, como todo extravío, no será otra cosa que ejercicio diletante. Con un agravante centrado en la consolidación de la sumatoria de hechos y de narraciones,como simple amalgama a partir de la cual se construyen (a manera de deduccionesy conclusiones),instrumentos que distorsionan y derivan en mera perspectiva, cuando no etérea, alusiva a interpretaciones de la realidad sesgada y, por esto mismo, de utilización impropia e impertinente. Lo cierto es, en consecuencia, que estamos en la obligación de cuestionar esos insumos metodológico s, por cuanto la búsqueda de hilosconductoresde los procesos sociales e individuales,constituye un imperativo.No solo por las implicaciones que tienen los hechos y su registro, en el diseño y concreción de propuestas para asumir los retos del futuro, en lo que este tiene escenario próximo en el cual, la realidad, ejercerá bien como hechosy accionesen lascuales los conceptos pueden ser prefigurados y utilizados como referentes válidos; o bien como expresiones de distorsión.
  • 12. Por lo mismo, la decisión de realizar este escrito, se origina en la lectura de algunos documentos relacionados con la interpretación del quehacer político y social, soportados en la narración oral. Pero no tanto porque el método sea inválido,de por sí; sino porque esas narraciones son utilizadas y articuladas, sin el filtro conceptual necesario al momento de escucharlas y transcribirlas. Filtro conceptual, absolutamente indispensable,en razón a que la psicología del actuante y narrador, su visión e interpretación de los hechos, son vertidas a partir del ejercicio memorístico; pero también a partir de su noción de la vivencia como realidad derivada del tipo de aprehensión lograda.Y ya, ahí, se supone la existencia de una posición proclive a la distorsión. Siendo así, el sesgo está presente y la interpretación del historiador, simplemente estará afectada, casi como acto reflejo, por ese sesgo. Inclusive, como lo demostraré más adelante, muchos de los pasajes narrados, no son otra cosa que alucinaciones o giros sustanciadores, utilizados por el o la sujeto para reafirmarse como leyenda; o como héroe…o heroína. O, como también lo demostraré, porque el (la) entrevistador (a) e historiador (a); desemboca en postulaciones, a manera de verdad, construidas de tal manera que expresen sus propósitos, tanto en lo circunstancial, como en lo trascendental. Todo a la manera de sujeto (a) que se explaya, magnificándolos, en los hechos narrados. Veámoslo en estos términos: “…El automatismo de la escritura me ha compelido hasta aquí. Sigo aferrado al impulso de continuar, sabiendo sólo que he arribado hasta un punto imprevisto en el inicio. Algo me dice que voy bien. La fractura persiste, pues estoy seguro de no ser yo quien sólo escribe. El saber que voy bien se me antoja como una simple forma, como un cierto sabor o como una entonación peculiar de lo hasta aquí escrito. Ello me induce a esa secreta corroboración del voy bien. La escritura pareciera ser una especie de emanación corporal: hay ciertas manifestaciones del automatismo que escapan a la sola conciencia, enmarcándose en un más allá de pura racionalidad. Los escritores pueden ser una forma de catadores sui generis, adheridos a un paladar peculiar que discrimina o destila signos, frases y contextos, en una palabra, todo aquello que convenimos en llamar ideas…”6 Es, ante todo, la búsqueda de elementos que me permitan proponer alternativas. No solo en lo que hace referencia a la interpretación; sino también en lo que compromete a lo metodológico. Porque, eso lo tengo bien claro, no pretendo una argumentación a la manera contestataria, insípida y/o tendenciosa. Ahora bien, como es en realidad, una posición a partir de la lectura de algunos de los escritos del maestro Alfredo Molano; tiene un asidero en el hecho mismo de la importancia que ha adqu irido toda su labor investigativa,apuntándole a la presentación de opciones de interpretación;con un horizonte que compromete a la gestión por alcanzar una tipificación de lo vivido por los y las personajes, en el contexto del conflicto armado y no armado que ha estado en la base de la construcción de Nación,de País y de Estado…”(Rosendo Payares, “4710”, edición digital, Universia) 6 Téllez, Freddy. “Palimpsestos. Los rostros de la escritura”. Publicada por Centro Editorial de la Universidad Nacional de Colombia. Primera edición, 1990/1991, página 80.
  • 13. “…Las historias de vida sobre las cuales Alfredo Molano ha centrado la mayor parte de su actividad intelectual, son un producto cuya docilidad de interpretación puede provocar equívocas conclusiones. Son ellas una forma testimonial que funde una o varias percepciones individuales con la elección particular del escritor que selecciona la experiencia y la describe según un prisma valorativo propio. Resulta difícil , por lo tanto, discernir en este tipo de trabajos cuál es el propósito del autor al optar por unas y no otras historias, qué afinidades ideológicas trascienden los niveles de empatía entre testimoniante e interlocutor y, en fin, qué grados de transformación ha provocado en la materia prima del relato el corazón y la pluma del escritor…”7 Siendo el objeto de este trabajo, abordar la reflexión en torno a los instrumentos jurídicos, políticos y antropológicos. En términos de la metodología y la lógica argumental; considero conveniente expresar algunos aspectos, a manera de preludio. Uno de ellos tiene que ver con la noción de concepto, en el contexto de la lógica. El otro tiene que ver con una opción teórica más vas ta, en razón a que involucra a la filosofía y su desarrollo como proceso de interpretación de la vida y de la naturaleza. En relación a la primera reflexión, fundamentado en el texto indicado para el análisis; está soportada, en el texto Introducción a la Lógica, escrito por Irving M. Copi. Un soporte teórico que me remite al análisis conceptual, en torno a la construcción e interpretación de postulados necesarios para interactuar, en procesos concernientes a la teoría del conocimiento y sus especificidades. Y, esto, nos conduce también a entender la dinámica de procesos en nexo con la ciencia, la historia de la humanidad y la naturaleza. Es en ese contexto, dentro del cual considero pertinente realizar un recorrido conceptual, teniendo como referentes algunos escritos que han abordado el análisis del conflicto en nuestro país, por la vía de interpretaciones a partir de sucesivos eventos históricos. La segunda reflexión, permite profundizar acerca de los contenidos filosóficos. Tanto en lo que tiene que ver con los desarrollos expresados por las diferentes escuelas; como también en el significado que adquieren al momento de cotejarlos con la realidad y/o con las narraciones mitológicas o cuasi mitológicas. Lo que pretendo, entonces, (así como en el trabajo precedente en torno a la tríada “Siguiendo el corte”; “Aguas arriba” y “Selva Adentro”) es dilucidar el mensaje que el profesor Molano, transmite y su verdadera dimensión en lo que respecta al relato histórico como aporte efectivo a la interpretación del proceso que ha vivido nuestra gente a causa de las violencias oficiales y no oficiales; así como las sucesivas respuestas que se han ensayado por parte de quienes (querámoslo o no) han ejercido como sujetos individuales y colectivos, contestatarios. 7 Ramírez T., William. Prólogo a la obra “Trochas y Fusiles”, primera edición (Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Colombia), escrita por Alfredo Molano B. Ed. El áncora; página 13.
  • 14. 2.2 Marco Conceptual 2.2.1 El conocimiento y la verdad. Sócrates confrontó con firmeza las posiciones vigentes. Podría decirse que, esa confrontación, estuvo anclada en la reivindicación de la gestión individual de cada sujeto, basada en la indagación y la reflexión. A partir de ahí, postularnuevas interpretaciones. Así, entonces, el conocimiento no puede ser una dádiva. Tampoco es un privilegio heredado. Se adquiere con el esfuerzo individual, ligado a la participación en escenarios concretos que convocan a la discusión y el intercambio. Solo así puede entenderse la magnitud de los retos que tiene la humanidad. Sócrates, entonces, realiza un ejercicio individual y lo conecta con un ejercicio colectivo, social. Convoca a unir esfuerzos para acceder a opciones de mayor jerarquía. Entendida, esta última, como mayor dimensión. La moral, la virtud y la ética, en consecuencia, son realizaciones que se insertan en el cuadro de valores de la sociedad; a partir de esas acciones vinculadas con el conocimiento y con la asunción de esos retos. La visión socrática, en mi interpretación, es una absolutización del esfuerzo individual en la búsqueda de referentes, a partir del desarrollo del conocimiento. Vista así, esa visión, podría aparecer como la reivindicación del individualismo, en abstracción del contexto social en que cada individuo intervine. Sin embargo, efectuado un análisis de conjunto, es posible entrever que él entiende la acción individual como un punto de partida; como un instrumento con el cual la sociedad puede llegar a alcanzar y realizar postulados plenos de justicia equidad. De otra parte, la opción socrática, es una invitación a trabajar por ser consecuentes. Esto traduce, no ejercer posiciones de desdoblamiento. Cada sujeto debe adquirir conciencia acerca de su rol. Debe esforzarse por hacer coincidir lo que dice ser de si mismo, con sus intervenciones prácticas, cotidianas. Veamos esto, en la siguiente reseña. “…2.1 La tarea moral. Para Sócrates el saber fundamental es el saber acerca del hombre. La tarea más importante de cada uno es el cuidado del alma, y la del político, hacer mejores a los ciudadanos. El saber que defiende es, pues, ante todo, moral o práctico y, además, universal.Se trata de conocer para poder obrar bien. Sostiene que en el conocimiento está el secreto de la actuación moral. El conocimiento es virtud, el vicio es la ignorancia, y el remedio está en que la virtud puede ser enseñada. Cuando el hombre conoce el bien, obra con rectitud: nadie se equivoca a sabiendas. La causa de que los hombres obren mal no está en una debilidad sino en un error intelectual: juzgan como bueno o conveniente lo que no es tal. Por esta razón invita a cada uno a preguntarse sobre qué‚ sea el bien, en la confianza de que –sin necesidad de "molestar a losdioses"– la razón que anida en cada uno puede alumbrar ese conocimiento.Esta búsqueda le da al hombre su felicidad.
  • 15. Establece así esta secuencia: –Conocer. ¿Para qué? –Para obrar bien. –Obrar bien. ¿Para qué? –Para ser feliz. –El sabio es feliz. Superación del relativismo. También Sócrates, como los demás sofistas, es crítico con lo establecido. No se trata de aceptar los valores tradicionalmente admitidos o las opiniones establecidas aunque sean las de la mayoría. Es preciso buscar lo que las cosas son y, en concreto, qué sea la justicia, la virtud o el bien. Paradójicamente admite con los sofistas que la virtud puede enseñarse, pero no admite que haya maestros, porque el conocimiento se encuentra en nosotros y sólo se necesita un método adecuado –que desde luego no es la retórica para sacarlo a luz. Lo importante es buscar lo auténtico por uno mismo; sólo el individuo autónomo puede dar razón de sus actos, estableciendo así la prioridad de la "razón" (conciencia) como instancia última moral, culminando y superando, de esa manera, la crítica sofística y el relativismo moral, porque no se puede separar lo que es bueno para uno de lo que es bueno sin más. 2.2.2 La virtud es conocimiento. Al considerar que todas las virtudes morales son formas de conocimiento, Sócrates entiende que seríamos justos si conociéramos la justicia, porque no interesa un saber teórico sino práctico, porque no queremos, en último término, saber qué es la justicia sino "ser justos", o que cosa sea la valentía, sino "ser valientes". …”8 2.2.3 Hacia una interpretaciónde la visión socrática en la actualidad. El ser individual es, de por sí, complejo. En cuanto logra, aún en su condición de individuo (a) primario (a), construir su propia visión de la exterioridad. Este proceso está asociado a los sentidos biológicos. La percepción, como ejercicio inicial que permite acceder a insumos externos, ejerce como instrumento para recolectar esos datos y procesarlos. Ya ahí, la diferenciación se establece por la vía del seguimiento y continuidad, originados en la capacidad para retener la información e interpretarla. No es una memoria simbólica ni formal, como la de los otros animales. Esa memoria trasciende a la repetición simple de lo aprendido, a manera de expresión espontánea y/o de respuesta instintiva a motivaciones externas. Por el contrario, es una memoria en constante actividad y que actúa como recurso pleno e intencional, cuando se hace necesario recordarlo visto antes, lo vivido; a partir de experiencias individuales y colectivas. Así y solo así se puede entender la capacidad que adquiere cada sujeto (a), para proponer y desarrollar opciones dirigidas al proceso de transformación de la exterioridad. Pero también, para entender la construcción de una simbología para sí; de tal manera que ejerza como instrumento fundamental, a la hora de definir sus 8 Ibíd..
  • 16. propiasperspectivas; en cuanto expectativas originadas en su propia pulsación con respecto a los (as) ) otros (as). Entonces, la esperanza, la ilusión, los afectos, el placer como elaboración suya; constituyen referentes en los cuales se cruzan la individualidad y lo colectivo. No como derogación de lo primero en función de lo segundo;sino como interacción que el (la) sujeto (a) individual acepta,e incluso propone,en el camino hacia la obtención de un determinado fin. Ya, en esta expresión, es pertinente entrever la influencia (...en esa memoria individual,como acumulado constante) de las tradiciones aprehendidas por la vía de la imposición y/o de la experiencia directa, que adquieren determinadas instancias simbólicas; construidas a partir de procesos individuales y colectivos. Así entonces, a manera de ejemplo, cabe analizar en ese espectro; el rol de la religión, de los códigos y paradigmas que ejercen como limitaciones al desarrollo pleno de la individualidad, en cuanto adquieren una significación que trasciende a cada sujeto (a) y lo (a) obliga a un acatamiento;so pena de quedarpor fuera de esa figura de concertación colectiva que lo (a) compromete. No reconocer la concertación (a la manera de equilibrio); tuvo siempre (...y tiene ahora) para cada sujeto (a) repercusionesprofundas. Inclusive, de su aceptación o no, depende en muchos casos la existencia suya como sujeto (a) individual vivo, como actor válido. En este contexto cabe una expresión relacionada con la incidencia que adquieren las opciones propuest as, por parte de los (a) sujetos (as) individuales; en lo que hace referencia a la interpretación de las pautas, paradigmasy condicionesvigentes en un determinado período histórico. En sí esas pautas y condiciones, no son otra cosa que construcciones colectivas que trasciendan a cada individuo (a). Podría aseverarse inclusive que, en las mismas; cada sujeto se subsume, como quiera que no le está permitido transgredirlas. Está obligado, en consecuencia, a asumir una interpretación similar a la que realizan los (as) otros (as). Si su decisión es hacer trasgresión, bien sea por la vía de proponer una interpretación diferente y/o de asumir la opción directa de cuestionarlas y trabajar por su destrucción; se entiende que asume las consecuencias a que esto conlleva…Entonces se configura, a partir de esa intervención individual, una confrontación con la simbología e iconografías colectivas. Aquí, en esa confrontación, se enfrenta la construcción individual con la construcción colectiva. Esto es válido, como decíamos arriba, tanto para los paradigmas colectivos asociados a la religión; como para aquellos paradigmas asociados a la noción de ordenamiento y de jerarquización.Queda claro, asimismo, que estas construcciones colectivas,son posteriores a la apropiació n primigenia de la exterioridad, a la internalización primera realizada por cada sujeto (a) en su contacto inicial con la naturaleza. Es decir, son elaboraciones, desarrolladas en el tiempo y en el espacio; como acciones conscientes o inconscientes(...o mediante una interacción entre los dos estados) en donde se aplica el conocimiento acumulado, a manera de ordenamiento de las percepciones recibidas y almacenadas en la memoria. Pasa a ser, por esta vía, una memoria de todos y todas. Una memoria colectiva que se construye a través de la comunicación y de la instauración de códigos e íconos que dan fe de la concertación. Toda herejía, en principio, es una acción individual. Compromete a quien realiza una interpretación diferente y se decide a proponerla como opción. Bien sea como modificación parcial de las pautas, paradigmas y condiciones instaurados como referentes colectivos; o como alternativa que conlleva a una
  • 17. modifi9cación total, radical. Algo así como o son esas pautas y paradigmas o son estas pautas y paradigmas alternativos.Ya ahí, en esa acción de proponer una alternativa,se configura un distanciamiento con respecto al ordenamiento vigente. Adquiere ese hecho un significado asimilado a la ruptura. En el proceso de enfrentar esa opción (...u opciones) con las existentes; el (la) sujeto (a) que ejerce como cuestionador (a), desemboca en una posición herética. A partir de ahí, se trata de definir las condiciones y el tipo de acciones a realizar, el proceso de difusión de la opción u opciones nuevas. Aquí, condiciones, tienen que ver con los insumos recaudados para sustentar la nueva opción. Tipo de acciones, tiene que ver con realizar una confrontación individual absoluta.Ola adquisición,mediante el proceso de persuasión o imposición, de una aceptación de los (as) otros (as).De tal manera que pueda presentarse y desarrollar como opción u opciones colectivas. Esto no es otra cosa que el comienzo de una sumatoria de acciones diferenciadas; en procura de lograrla aceptación y acatamiento,bien sea de la modificación parcial o de la erradicación de las anteriores pautas y paradigmas y, en su reemplazo, erigir las nuevas. De todas maneras, bien sea que se actúe n un u otro sentido, es evidente la necesidad de cierta subyugación hacia los otros y las otras. Algo así como entender y aceptar el principio básico relacionado con el ordenamiento y el equilibrio por la vía de la imposición de pautas y paradigmas: siempre existan referentes establecidos como condición para el ordenamiento y el equilibrio; habrá unos códigos y obligaciones que ejercen como limitación a la libertad individual. Alcanzar unos nuevos referentes, unos nuevos códigos y nuevas obligaciones; supone la realización de acciones que controvierten lo anterior. Los humanoshemos recorrido un largo camino. A pesar de las vicisitudes,hemos mantenido la esperanza de alcanzarla justicia; a partirde promover la concreción de valores éticos y morales en nuestra gestión.Esa esperanza debe permanecer. Por ella debemos luchar. Y, en este proceso, las enseñanzas de Sócrates siguen siendo un faro.