SlideShare una empresa de Scribd logo
Del fútbol como deporte de atletas integrales, al fútbol de vitrina impuesto por los mercaderes
“...Lo de Lionel Messi, entonces, es plena prueba de lo que puede el mercado. O mejor, de lo que pueden los
mercaderes del fútbol. Los ilusionistas. Es la imposición del dinero por encima de cualquier otra consideración
deportiva real. Y, en esto de ser ilusionistas, algunos de los medios periodísticos deportivos han cohonestado
con esos mercaderes…”
Podría decirse, de entrada, que todo lo que toca la mano aviesa de los ilusionistas; se convierte en
opereta vulgar. Y asi ha sido siempre. De inmediato postulo un referente: el fútbol. Y uno como que
añora la pulsión de vida en la canchita callejera. O en los potreros ávidos de sentirse poseídos por
aquellos guerreros que, con el balón en los pies, con el cuerpo suspendido en cabezazo portentoso.
O con la pintura a manera de palomita certera. O con el hechizo de la denominada chilenita; o la
tijerita de vértigo. Pateando con ambas piernas. O ese majestuoso sujeto comiéndose la cancha en
ese ortodoxo cuatro dos cuatro. En pura distribución básica: el número dos ejerciendo como central
básico en defensa. En los denominados interiores por derecha e izquierda. El número diez en pleno
centro de cancha, distribuyendo juego. Alimentando al número siete en clásica función de puntero
derecho y al once por la punta izquierda. Y el mágico número nueve reservado para quien tenía como
función horadar el arco contrario. En una mixtura de potencia y de gambeta espontánea en
desequilibrio soberbio.
No sé si quienes han dedicado su vida a contar y registrar como la pasión del fútbol se ha convertido
en herencia espléndida. Con los datos puntuales; pero, asimismo, con el imaginario convertido en
vuelo bien contado y aprehendido. Lo que si tengo bien claro es que el fútbol ha sido un deporte que
combina fuerza atlética. De músculos en piernas y brazos. Además, de ejercicio de continuidad
siempre diferente. Es decir, una tendencia casi innata al derroche de creatividad insumisa. Y que el
planteamiento de esquemas y estrategias tienen que entenderse en plena relación y comunicación
de todos aquellos que ejercen como atletas- La condición de futbolistas como trabajadores,
simplemente, se fue introduciendo como se dice coloquialmente “…con el correr del tiempo.”
Ahora bien, en el transcurso de la historia; quienes de una u otra manera hemos vivido y sentido el
fútbol como deporte, hemos tenido que aceptar que, necesariamente, este ha derivado en lo que los
estudiosos del ilusionismo como marketing han definido como espectáculo. Y asi, entonces, todo
cambia. Los conceptos y definiciones. Ya es un entendido que involucra perspectivas asociadas a la
compra y venta de una mercancía de cuerpo. Lo que antes era, al menos en Colombia, los torneos
organizados por las federaciones departamentales de fútbol asociado. Con divisiones plenamente
identificada, bien fuera por categoría que incluían variables como la edad y el crecimiento de las
capacidades de los sujetos. O bien como rutinas asociadas a los equipos o clubes profesionales. Hoy
se han convertido en las llamadas divisiones inferiores de los clubes, o en proliferación de escuelas
de fútbol organizadas.
De todas maneras lo que quiero enfatizar es el hecho relacionado con la configuración de opciones
que remiten a una profunda modificación de los roles propios de los sujetos que juegan al fútbol y
viven del fútbol. Y, efectivamente, eso ya es otra cosa. Nos hemos visto en la obligación de aceptar
otros valores. Es decir, un escenario inhóspito en el cual lo que procede es el espíritu mercantil. Por
esa vía, entonces, la iconografía es otra. Quienes ejercen como mercaderes del fútbol crean sus
propios íconos. Por la vía de asociarlo con la oferta y la demanda. Así las cosas, se actúa al margen
de aquellos principios anclados en la ortodoxia fina y humana del deporte.
Pero, aun así, es necesario e imperativo hacer notar que la condición atlética completa de quienes
tienen el fútbol como profesión no puede cambiar. Es decir sigue siendo cierto que un futbolista
excepcional es aquel sujeto que sabe combinar su capacidad innata, con la preparación atlética y la
fundamentación. Para mí, por colocar un ejemplo, un fuera de serie es aquel futbolista que maneja
sus dos piernas. Que sabe ir arriba. Que derrocha energía corporal. Corriendo la cancha; pero
pensando la próxima jugada. Que sabe perfilarse. Que hace cambios de velocidad. Que es leal al
momento de perder. De este porte ha habido varios en la historia del fútbol. A manera de ejemplo:
Edson Arantes; Ronaldo, Gerhard Müller, Emilio Butragueño, Faustino Asprilla; Delio Gamboa,
Cristiano Ronaldo, Neymar…
Hay y ha habido muy buenos futbolistas, por ejemplo: Diego Maradona, Carlos Alberto; Carlos Tevez,
Hugo Horacio Lóndero, Fernando Cavenagui, Garrincha, Ronaldinho Lionel Messi, César Cueto, Omar
Lorenzo Devani, Alfredo Di Stefano, Jaizinho, Enzo Francescoli, Emilio Butragueño, Hugo Sánchez,
Hugo Sotil, Paolo Rossi, Eusebio, Hernán Crespo, Montanini, Luis Cubilla, Diego Forlán, Guillermo La
Rosa, Sergio Galván Rey, Luis Díaz, Wellington Ortiz, Falcao García, Roberto Carlos, Omar Orestes
Corbatta, Carlos Peicelle, Mario Boyé, René Houseman, Iván Ramiro Córdoba, René Higuita, Andrés
Escobar…
Ahora bien en tiempo presente se ha pretendido confundir a quienes de una u otra manera vivimos
el fútbol. Cuando el marketing de los ilusionistas construyen iconos y tratan de imponerlos por la
fuerza del dinero y de ostentosas operaciones mercantiles. De esta estirpe de iconos hacen parte, a
manera de ejemplo, Lionel Messi y Diego Maradona. Y es que no puede ser que, para el caso
presente, se exhiba a Lionel Messi como “el mejor futbolista de todos los tiempos”. Y es que él es un
futbolista de una sola pierna y un solo perfil. Ni va arriba a cabecear; ni derrocha energía como atleta.
Ni es colectivo. Ni tiene el don propio de aquellos futbolistas que imprimen la pasión tan necesaria
en el fútbol y en otros deportes colectivos. Una precisión adicional: no todo futbolista que hace goles
es excepcional.
Lo de Lionel Messi, entonces, es plena prueba de lo que puede el mercado. O mejor, de lo que
pueden los mercaderes del fútbol. Los ilusionistas. Es la imposición del dinero por encima de cualquier
otra consideración deportiva real. Y, en esto de ser ilusionistas, casi todos los medios periodísticos
deportivos han cohonestado con esos mercaderes.

Más contenido relacionado

Similar a Del fútbol como deporte de atletas

Fútbol café.
Fútbol café. Fútbol café.
Fútbol café. Millonarios. f. c
Fútbol café. Millonarios. f. cFútbol café. Millonarios. f. c
Fútbol café. Millonarios. f. c
Juan Fernando Moreno Jimenez
 
Fútbol café. millonarios. f. c
Fútbol café. millonarios. f. cFútbol café. millonarios. f. c
Fútbol café. millonarios. f. c
Juan Fernando Moreno Jimenez
 
Revista deportes 4
Revista deportes 4Revista deportes 4
Revista deportes 4
jcesarhl
 
Revista deportes 4
Revista deportes 4Revista deportes 4
Revista deportes 4
jcesarhl
 
Revista Training futbol 211
Revista Training futbol 211Revista Training futbol 211
Revista Training futbol 211
elmaestrosv
 
David arellano moraga, el deportista mártir
David arellano moraga, el deportista mártirDavid arellano moraga, el deportista mártir
David arellano moraga, el deportista mártir
Armin Torres
 

Similar a Del fútbol como deporte de atletas (7)

Fútbol café.
Fútbol café. Fútbol café.
Fútbol café.
 
Fútbol café. Millonarios. f. c
Fútbol café. Millonarios. f. cFútbol café. Millonarios. f. c
Fútbol café. Millonarios. f. c
 
Fútbol café. millonarios. f. c
Fútbol café. millonarios. f. cFútbol café. millonarios. f. c
Fútbol café. millonarios. f. c
 
Revista deportes 4
Revista deportes 4Revista deportes 4
Revista deportes 4
 
Revista deportes 4
Revista deportes 4Revista deportes 4
Revista deportes 4
 
Revista Training futbol 211
Revista Training futbol 211Revista Training futbol 211
Revista Training futbol 211
 
David arellano moraga, el deportista mártir
David arellano moraga, el deportista mártirDavid arellano moraga, el deportista mártir
David arellano moraga, el deportista mártir
 

Más de Luis Parmenio Cano Gómez

Documento 74.pdf
Documento 74.pdfDocumento 74.pdf
Documento 74.pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
gobernabilidad (1).pdf
gobernabilidad (1).pdfgobernabilidad (1).pdf
gobernabilidad (1).pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Negociación con El ELN (3).pdf
Negociación con El ELN (3).pdfNegociación con El ELN (3).pdf
Negociación con El ELN (3).pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
actual.pdf
actual.pdfactual.pdf
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docxapuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
Luis Parmenio Cano Gómez
 
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Antonia Santos (1).pdf
Antonia Santos (1).pdfAntonia Santos (1).pdf
Antonia Santos (1).pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
reformas.pdf
reformas.pdfreformas.pdf
Tiniebla (1).pdf
Tiniebla (1).pdfTiniebla (1).pdf
Tiniebla (1).pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
La politica.pdf
La politica.pdfLa politica.pdf
La politica.pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
entrampado.docx
entrampado.docxentrampado.docx
entrampado.docx
Luis Parmenio Cano Gómez
 
decisiones.docx
decisiones.docxdecisiones.docx
decisiones.docx
Luis Parmenio Cano Gómez
 
en casa de liboria.docx
en casa de liboria.docxen casa de liboria.docx
en casa de liboria.docx
Luis Parmenio Cano Gómez
 
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docxLa soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Mujeres bajo fuego
Mujeres bajo fuegoMujeres bajo fuego
Mujeres bajo fuego
Luis Parmenio Cano Gómez
 
La luna seguía
La luna seguíaLa luna seguía
La luna seguía
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Yo, claudia
Yo, claudiaYo, claudia
El baile del mentiroso mayor
El baile del mentiroso mayorEl baile del mentiroso mayor
El baile del mentiroso mayor
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento 2019
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento  2019Ley de financiamiento 1943 de crecimiento  2019
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento 2019
Luis Parmenio Cano Gómez
 
La tapa
La tapaLa tapa

Más de Luis Parmenio Cano Gómez (20)

Documento 74.pdf
Documento 74.pdfDocumento 74.pdf
Documento 74.pdf
 
gobernabilidad (1).pdf
gobernabilidad (1).pdfgobernabilidad (1).pdf
gobernabilidad (1).pdf
 
Negociación con El ELN (3).pdf
Negociación con El ELN (3).pdfNegociación con El ELN (3).pdf
Negociación con El ELN (3).pdf
 
actual.pdf
actual.pdfactual.pdf
actual.pdf
 
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docxapuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
 
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
 
Antonia Santos (1).pdf
Antonia Santos (1).pdfAntonia Santos (1).pdf
Antonia Santos (1).pdf
 
reformas.pdf
reformas.pdfreformas.pdf
reformas.pdf
 
Tiniebla (1).pdf
Tiniebla (1).pdfTiniebla (1).pdf
Tiniebla (1).pdf
 
La politica.pdf
La politica.pdfLa politica.pdf
La politica.pdf
 
entrampado.docx
entrampado.docxentrampado.docx
entrampado.docx
 
decisiones.docx
decisiones.docxdecisiones.docx
decisiones.docx
 
en casa de liboria.docx
en casa de liboria.docxen casa de liboria.docx
en casa de liboria.docx
 
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docxLa soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
 
Mujeres bajo fuego
Mujeres bajo fuegoMujeres bajo fuego
Mujeres bajo fuego
 
La luna seguía
La luna seguíaLa luna seguía
La luna seguía
 
Yo, claudia
Yo, claudiaYo, claudia
Yo, claudia
 
El baile del mentiroso mayor
El baile del mentiroso mayorEl baile del mentiroso mayor
El baile del mentiroso mayor
 
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento 2019
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento  2019Ley de financiamiento 1943 de crecimiento  2019
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento 2019
 
La tapa
La tapaLa tapa
La tapa
 

Último

SEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptx
SEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptxSEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptx
SEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptx
Osiris Urbano
 
Radicación con expresiones algebraicas para 9no grado
Radicación con expresiones algebraicas para 9no gradoRadicación con expresiones algebraicas para 9no grado
Radicación con expresiones algebraicas para 9no grado
perezducasaarmando
 
Examen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdf
Examen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdfExamen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdf
Examen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdf
20minutos
 
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
JAVIER SOLIS NOYOLA
 
Nuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptx
Nuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptxNuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptx
Nuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptx
lautyzaracho4
 
La vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primaria
La vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primariaLa vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primaria
La vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primaria
EricaCouly1
 
Camus, Albert - El Extranjero.pdf
Camus, Albert -        El Extranjero.pdfCamus, Albert -        El Extranjero.pdf
Camus, Albert - El Extranjero.pdf
AlexDeLonghi
 
Examen de Selectividad. Geografía junio 2024 (Convocatoria Ordinaria). UCLM
Examen de Selectividad. Geografía junio 2024 (Convocatoria Ordinaria). UCLMExamen de Selectividad. Geografía junio 2024 (Convocatoria Ordinaria). UCLM
Examen de Selectividad. Geografía junio 2024 (Convocatoria Ordinaria). UCLM
Juan Martín Martín
 
Guia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdf
Guia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdfGuia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdf
Guia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
77361565
 
efemérides del mes de junio 2024 (1).pptx
efemérides del mes de junio 2024 (1).pptxefemérides del mes de junio 2024 (1).pptx
efemérides del mes de junio 2024 (1).pptx
acgtz913
 
CONTENIDOS Y PDA DE LA FASE 3,4 Y 5 EN NIVEL PRIMARIA
CONTENIDOS Y PDA DE LA FASE 3,4 Y 5 EN NIVEL PRIMARIACONTENIDOS Y PDA DE LA FASE 3,4 Y 5 EN NIVEL PRIMARIA
CONTENIDOS Y PDA DE LA FASE 3,4 Y 5 EN NIVEL PRIMARIA
ginnazamudio
 
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdfMundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
ViriEsteva
 
Planificación Ejemplo con la metodología TPACK
Planificación Ejemplo con la metodología  TPACKPlanificación Ejemplo con la metodología  TPACK
Planificación Ejemplo con la metodología TPACK
ssusera6697f
 
Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...
Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...
Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...
Unidad de Espiritualidad Eudista
 
Todo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdf
Todo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdfTodo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdf
Todo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdf
La Paradoja educativa
 
Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.
Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.
Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.
amayaltc18
 
Dosificación de los aprendizajes U4_Me gustan los animales_Parvulos 1_2_3.pdf
Dosificación de los aprendizajes U4_Me gustan los animales_Parvulos 1_2_3.pdfDosificación de los aprendizajes U4_Me gustan los animales_Parvulos 1_2_3.pdf
Dosificación de los aprendizajes U4_Me gustan los animales_Parvulos 1_2_3.pdf
KarenRuano6
 
pueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptx
pueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptxpueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptx
pueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptx
RAMIREZNICOLE
 
Manual de procedimiento para gráficos HC
Manual de procedimiento para gráficos HCManual de procedimiento para gráficos HC
Manual de procedimiento para gráficos HC
josseanlo1581
 

Último (20)

SEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptx
SEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptxSEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptx
SEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptx
 
Radicación con expresiones algebraicas para 9no grado
Radicación con expresiones algebraicas para 9no gradoRadicación con expresiones algebraicas para 9no grado
Radicación con expresiones algebraicas para 9no grado
 
Examen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdf
Examen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdfExamen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdf
Examen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdf
 
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
 
Nuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptx
Nuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptxNuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptx
Nuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptx
 
La vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primaria
La vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primariaLa vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primaria
La vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primaria
 
Camus, Albert - El Extranjero.pdf
Camus, Albert -        El Extranjero.pdfCamus, Albert -        El Extranjero.pdf
Camus, Albert - El Extranjero.pdf
 
Examen de Selectividad. Geografía junio 2024 (Convocatoria Ordinaria). UCLM
Examen de Selectividad. Geografía junio 2024 (Convocatoria Ordinaria). UCLMExamen de Selectividad. Geografía junio 2024 (Convocatoria Ordinaria). UCLM
Examen de Selectividad. Geografía junio 2024 (Convocatoria Ordinaria). UCLM
 
Guia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdf
Guia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdfGuia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdf
Guia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdf
 
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
 
efemérides del mes de junio 2024 (1).pptx
efemérides del mes de junio 2024 (1).pptxefemérides del mes de junio 2024 (1).pptx
efemérides del mes de junio 2024 (1).pptx
 
CONTENIDOS Y PDA DE LA FASE 3,4 Y 5 EN NIVEL PRIMARIA
CONTENIDOS Y PDA DE LA FASE 3,4 Y 5 EN NIVEL PRIMARIACONTENIDOS Y PDA DE LA FASE 3,4 Y 5 EN NIVEL PRIMARIA
CONTENIDOS Y PDA DE LA FASE 3,4 Y 5 EN NIVEL PRIMARIA
 
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdfMundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
 
Planificación Ejemplo con la metodología TPACK
Planificación Ejemplo con la metodología  TPACKPlanificación Ejemplo con la metodología  TPACK
Planificación Ejemplo con la metodología TPACK
 
Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...
Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...
Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...
 
Todo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdf
Todo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdfTodo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdf
Todo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdf
 
Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.
Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.
Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.
 
Dosificación de los aprendizajes U4_Me gustan los animales_Parvulos 1_2_3.pdf
Dosificación de los aprendizajes U4_Me gustan los animales_Parvulos 1_2_3.pdfDosificación de los aprendizajes U4_Me gustan los animales_Parvulos 1_2_3.pdf
Dosificación de los aprendizajes U4_Me gustan los animales_Parvulos 1_2_3.pdf
 
pueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptx
pueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptxpueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptx
pueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptx
 
Manual de procedimiento para gráficos HC
Manual de procedimiento para gráficos HCManual de procedimiento para gráficos HC
Manual de procedimiento para gráficos HC
 

Del fútbol como deporte de atletas

  • 1. Del fútbol como deporte de atletas integrales, al fútbol de vitrina impuesto por los mercaderes “...Lo de Lionel Messi, entonces, es plena prueba de lo que puede el mercado. O mejor, de lo que pueden los mercaderes del fútbol. Los ilusionistas. Es la imposición del dinero por encima de cualquier otra consideración deportiva real. Y, en esto de ser ilusionistas, algunos de los medios periodísticos deportivos han cohonestado con esos mercaderes…” Podría decirse, de entrada, que todo lo que toca la mano aviesa de los ilusionistas; se convierte en opereta vulgar. Y asi ha sido siempre. De inmediato postulo un referente: el fútbol. Y uno como que añora la pulsión de vida en la canchita callejera. O en los potreros ávidos de sentirse poseídos por aquellos guerreros que, con el balón en los pies, con el cuerpo suspendido en cabezazo portentoso. O con la pintura a manera de palomita certera. O con el hechizo de la denominada chilenita; o la tijerita de vértigo. Pateando con ambas piernas. O ese majestuoso sujeto comiéndose la cancha en ese ortodoxo cuatro dos cuatro. En pura distribución básica: el número dos ejerciendo como central básico en defensa. En los denominados interiores por derecha e izquierda. El número diez en pleno centro de cancha, distribuyendo juego. Alimentando al número siete en clásica función de puntero derecho y al once por la punta izquierda. Y el mágico número nueve reservado para quien tenía como función horadar el arco contrario. En una mixtura de potencia y de gambeta espontánea en desequilibrio soberbio. No sé si quienes han dedicado su vida a contar y registrar como la pasión del fútbol se ha convertido en herencia espléndida. Con los datos puntuales; pero, asimismo, con el imaginario convertido en vuelo bien contado y aprehendido. Lo que si tengo bien claro es que el fútbol ha sido un deporte que combina fuerza atlética. De músculos en piernas y brazos. Además, de ejercicio de continuidad siempre diferente. Es decir, una tendencia casi innata al derroche de creatividad insumisa. Y que el planteamiento de esquemas y estrategias tienen que entenderse en plena relación y comunicación de todos aquellos que ejercen como atletas- La condición de futbolistas como trabajadores, simplemente, se fue introduciendo como se dice coloquialmente “…con el correr del tiempo.” Ahora bien, en el transcurso de la historia; quienes de una u otra manera hemos vivido y sentido el fútbol como deporte, hemos tenido que aceptar que, necesariamente, este ha derivado en lo que los estudiosos del ilusionismo como marketing han definido como espectáculo. Y asi, entonces, todo cambia. Los conceptos y definiciones. Ya es un entendido que involucra perspectivas asociadas a la compra y venta de una mercancía de cuerpo. Lo que antes era, al menos en Colombia, los torneos organizados por las federaciones departamentales de fútbol asociado. Con divisiones plenamente identificada, bien fuera por categoría que incluían variables como la edad y el crecimiento de las capacidades de los sujetos. O bien como rutinas asociadas a los equipos o clubes profesionales. Hoy se han convertido en las llamadas divisiones inferiores de los clubes, o en proliferación de escuelas de fútbol organizadas. De todas maneras lo que quiero enfatizar es el hecho relacionado con la configuración de opciones que remiten a una profunda modificación de los roles propios de los sujetos que juegan al fútbol y viven del fútbol. Y, efectivamente, eso ya es otra cosa. Nos hemos visto en la obligación de aceptar otros valores. Es decir, un escenario inhóspito en el cual lo que procede es el espíritu mercantil. Por esa vía, entonces, la iconografía es otra. Quienes ejercen como mercaderes del fútbol crean sus propios íconos. Por la vía de asociarlo con la oferta y la demanda. Así las cosas, se actúa al margen de aquellos principios anclados en la ortodoxia fina y humana del deporte.
  • 2. Pero, aun así, es necesario e imperativo hacer notar que la condición atlética completa de quienes tienen el fútbol como profesión no puede cambiar. Es decir sigue siendo cierto que un futbolista excepcional es aquel sujeto que sabe combinar su capacidad innata, con la preparación atlética y la fundamentación. Para mí, por colocar un ejemplo, un fuera de serie es aquel futbolista que maneja sus dos piernas. Que sabe ir arriba. Que derrocha energía corporal. Corriendo la cancha; pero pensando la próxima jugada. Que sabe perfilarse. Que hace cambios de velocidad. Que es leal al momento de perder. De este porte ha habido varios en la historia del fútbol. A manera de ejemplo: Edson Arantes; Ronaldo, Gerhard Müller, Emilio Butragueño, Faustino Asprilla; Delio Gamboa, Cristiano Ronaldo, Neymar… Hay y ha habido muy buenos futbolistas, por ejemplo: Diego Maradona, Carlos Alberto; Carlos Tevez, Hugo Horacio Lóndero, Fernando Cavenagui, Garrincha, Ronaldinho Lionel Messi, César Cueto, Omar Lorenzo Devani, Alfredo Di Stefano, Jaizinho, Enzo Francescoli, Emilio Butragueño, Hugo Sánchez, Hugo Sotil, Paolo Rossi, Eusebio, Hernán Crespo, Montanini, Luis Cubilla, Diego Forlán, Guillermo La Rosa, Sergio Galván Rey, Luis Díaz, Wellington Ortiz, Falcao García, Roberto Carlos, Omar Orestes Corbatta, Carlos Peicelle, Mario Boyé, René Houseman, Iván Ramiro Córdoba, René Higuita, Andrés Escobar… Ahora bien en tiempo presente se ha pretendido confundir a quienes de una u otra manera vivimos el fútbol. Cuando el marketing de los ilusionistas construyen iconos y tratan de imponerlos por la fuerza del dinero y de ostentosas operaciones mercantiles. De esta estirpe de iconos hacen parte, a manera de ejemplo, Lionel Messi y Diego Maradona. Y es que no puede ser que, para el caso presente, se exhiba a Lionel Messi como “el mejor futbolista de todos los tiempos”. Y es que él es un futbolista de una sola pierna y un solo perfil. Ni va arriba a cabecear; ni derrocha energía como atleta. Ni es colectivo. Ni tiene el don propio de aquellos futbolistas que imprimen la pasión tan necesaria en el fútbol y en otros deportes colectivos. Una precisión adicional: no todo futbolista que hace goles es excepcional. Lo de Lionel Messi, entonces, es plena prueba de lo que puede el mercado. O mejor, de lo que pueden los mercaderes del fútbol. Los ilusionistas. Es la imposición del dinero por encima de cualquier otra consideración deportiva real. Y, en esto de ser ilusionistas, casi todos los medios periodísticos deportivos han cohonestado con esos mercaderes.