SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 606
Descargar para leer sin conexión
1/50
MANUAL DE SEGURIDAD VIAL 2009 - PRIMERA EDICIÓN
BORRADOR TRADUCCIÓN PARCIAL GOOGLE AJUSTADA 2023 C±S [1]
HIGHWAY SAFETY MANUAL - fhwa-trb-nchrp+aashto pdf - chrome-extension://efaidnbmnnnibpcaj-
pcglclefindmkaj/https://lnkd.in/dvyCy_Nc
PARTE A – PREFACIO [3]
A.1. Propósito
A.2. Necesidad
A.3. Historia
A.4. Consideraciones y precauciones
A.5. Ediciones futuras
A.1. PROPÓSITO DEL MSV
El Manual de Seguridad Vial (MSV) es un recurso que
transmite/difunde conocimientos y herramientas de se-
guridad en una forma útil para basar las decisiones so-
bre el rendimiento de la seguridad vial. El enfoque es
proveer información cuantitativa para fundamentar las
decisiones. Reúne la información y metodologías para
medir, estimar y evaluar los caminos en términos de fre-
cuencia anual del número, gravedad y nivel de lesiones
por Choque*.
Presenta herramientas y metodologías para considerar
la "seguridad" en toda la gama de actividades viales: pla-
nificación, programación, desarrollo de proyectos, cons-
trucción, operaciones y mantenimiento. El propósito es
transmitir el conocimiento actual sobre información de
seguridad vial para uso de una amplia gama de profe-
sionales del transporte.
* Crash original; Accident Modification Factor (AMF)
se tradujo Choque Modificación Factor (CMF).
A.2. NECESIDAD DEL MSV
Antes de esta edición del MSV, los profesionales del
transporte no tenían un solo recurso nacional para obte-
ner información cuantitativa sobre el análisis y la evalua-
ción de choques. El MSV comienza a llenar este vacío,
dando a los profesionales del transporte conocimientos,
técnicas y metodologías actuales para: estimar la fre-
cuencia y gravedad de los choques futuros e identificar
y evaluar opciones para reducir la frecuencia y gravedad
de los choques.
Además de usar métodos descriptivos de mejores ma-
neras, el MSV usa metodologías predictivas que mejo-
ran y amplían el uso de métodos de estimación de cho-
ques a diseños o condiciones nuevas y alternativas en
lapsos pasados o futuros. Los métodos predictivos más
rigurosos desde el punto de vista estadístico en el MSV
reducen la vulnerabilidad de los métodos basados en
choques históricos a las variaciones aleatorias de los da-
tos de choques y proveen un medio para estimar los cho-
ques en función de la geometría, las características ope-
rativas y los volúmenes de tránsito. Estas técnicas dan
la oportunidad de: 1) mejorar la confiabilidad de las acti-
vidades comunes, como la detección de lugares en una
red en los que reducir los choques y 2) ampliar el análisis
para incluir evaluaciones de características geométricas
y operativas nuevas o alternativas.
A.3. HISTORIA DE LA PRIMERA EDICIÓN DEL MSV
Se realizó una sesión de conferencia especial en la
reunión anual de la Junta de Investigación de Transporte
(TRB) el 1 de enero sobre el tema de la predicción de los
efectos del diseño y la operación de caminos en la se-
guridad vial. Los participantes de la sesión concluyeron
que una de las razones de la falta de énfasis cuantitativo
en la seguridad operacional en la toma de decisiones es
la ausencia de un único documento autorizado para es-
timar cuantitativamente la "seguridad". El 1 de diciembre
se realizó un taller bajo el patrocinio de ocho comités
TRB financiado por FHWA, para determinar la necesi-
dad, naturaleza y factibilidad de producir un Manual de
Seguridad Vial. Se elaboró un esquema inicial y un plan
para un MSV. Esto condujo a la formación de un Grupo
de Trabajo TRB para el Desarrollo de un Manual de Se-
guridad Vial. Bajo la dirección de este grupo de trabajo
de voluntarios se produjo esta edición. El grupo de tra-
bajo formó varios subcomités para supervisar varios as-
pectos de investigación y desarrollo de la tarea. Se em-
plearon grupos de revisión independientes para evaluar
los resultados de la investigación antes de la prepara-
ción final de los materiales. La mayor parte de la investi-
gación y el desarrollo fue financiada por el NCHRP, con
financiamiento suplementario significativo y apoyo para
la investigación provista por la FHWA.
Finalmente, AASHTO formó un MSV Task Force en TBA
para monitorear y participar en las etapas finales del
desarrollo de esta edición.
A.4. CONSIDERACIONES Y PRECAUCIONES AL USAR EL MSV
El MSV provee herramientas analíticas basadas en co-
nocimientos, métodos y procesos aceptados, en una
forma que usan los profesionales del transporte.
El MSV será usado por personas con una variedad de
antecedentes profesionales y técnicos, que incluyen in-
geniería, planificación, operaciones de campo,
cumplimiento y educación. Llegarán al MSV con diferen-
tes niveles de comprensión de los fundamentos de la se-
guridad vial. El Capítulo 1, Introducción y descripción ge-
neral, informa clave y el contexto para comprender cómo
aplicar e integrar el análisis de seguridad relacionado
con las actividades comunes en la planificación, el
2/50
diseño y las operaciones de caminos. El MSV incluye
técnicas tradicionales de análisis de "seguridad" y aplica
desarrollos recientes en metodologías de estimación y
evaluación de choques. La mayoría de las técnicas ana-
líticas son nuevas; es importante comprender completa-
mente el material presentado en el Capítulo 2 Factores
humanos y el Capítulo 3 Fundamentos, para compren-
der las razones del desarrollo y uso de estas técnicas.
Por qué el MSV no tiene en cuenta las diferencias espe-
cíficas de la jurisdicción, contiene técnicas de calibración
para modificar herramientas para uso local. Esto es ne-
cesario por las diferencias en los factores, tales como las
poblaciones de conductores, las condiciones de los ca-
minos y los costados de los caminos locales, la compo-
sición del tránsito, la geometría típica y las medidas de
control del tránsito. hay variaciones en la forma en que
cada estado o jurisdicción informa los choques y admi-
nistra los datos de choques. El Capítulo 3 Fundamentos
analiza este tema y otros relacionados con la confiabili-
dad de los datos de choques. La calibración no hace que
los datos de choques sean uniformes en todos los esta-
dos. De manera similar, para aplicar el MSV fuera de los
Estados Unidos y Canadá debe hacerse con precaución.
Los modelos y los resultados de la investigación presen-
tados en este documento no son aplicables en otros paí-
ses, ya que los sistemas viales, la capacitación y el com-
portamiento de los conductores, y las frecuencias y los
patrones de gravedad de los choques son muy
diferentes. Como mínimo, las técnicas presentadas en el
MSV deben calibrarse correctamente.
El MSV no es un estándar legal de atención en cuanto a
la información contenida en este documento.
En cambio, el MSV provee herramientas y técnicas ana-
líticas para cuantificar los efectos potenciales de las de-
cisiones tomadas en la planificación, el diseño, las ope-
raciones y el mantenimiento.
No existe tal cosa como la "seguridad" absoluta. Hay
riesgo en todo transporte por camino. Un objetivo univer-
sal es reducir el número y la gravedad de los choques
en los límites de los recursos , la ciencia, la tecnología y
las prioridades establecidas por la legislación. La infor-
mación en el MSV se provee para ayudar a las agencias
en su esfuerzo por integrar la seguridad en sus procesos
de toma de decisiones. El MSV no pretende ser un sus-
tituto del ejercicio del buen juicio de ingeniería. La publi-
cación y el uso o no uso del MSV no creará ni impondrá
ningún estándar de conducta ni ningún deber hacia el
público o cualquier persona.
Como recurso, el MSV no remplaza publicaciones como
el Manual sobre dispositivos uniformes de control de
tránsito (MUTCD), el Libro verde u otro libro de
AASHTO, y lineamientos, manuales y políticas de la
agencia. Si surgen conflictos entre estas publicaciones y
el MSV, las publicaciones previamente establecidas de-
ben tener el peso que de otro modo tendrían, si es según
un buen juicio de ingeniería. El MSV justifica una excep-
ción de las publicaciones previamente establecidas.
A.5.FUTURAS EDICIONES DEL MSV
Esta primera edición del MSV provee los conocimientos
y prácticas más actuales y aceptados relacionados con
la gestión de la seguridad vial. Los grupos de trabajo
TRB y AASHTO MSV reconocen que el conocimiento y
los métodos de análisis están evolucionando y mejo-
rando con nuevas investigaciones y lecciones aprendi-
das en la práctica. La evolución en la práctica y el cono-
cimiento profesional se verá influida por esta primera
edición del MSV porque introduce nuevos métodos, téc-
nicas e información para los profesionales del trans-
porte. La base de conocimientos continuará creciendo y
mejorando la comprensión de los profesionales del
transporte sobre cómo las decisiones relacionadas con
la planificación, el diseño, las operaciones y el manteni-
miento afectan la frecuencia y gravedad de los choques.
La profesión del transporte seguirá aprovechando la
oportunidad de aprender más sobre las relaciones entre
las ocurrencias de choques en varios tipos de instalacio-
nes y la geometría correspondiente y las características
operativas de esas instalaciones que afectan la frecuen-
cia y gravedad de los choques.
Esto se facilitará a medida que las agencias mejoren los
procesos usados para recopilar y mantener datos sobre:
choques, geometría de la vía, volúmenes de tránsito,
usos del suelo y muchos otros datos útiles para evaluar
el entorno y el contexto de la vía en el que ocurren los
choques.
Estas y/u otras posibles mejoras en las técnicas de aná-
lisis y el conocimiento se reflejarán en futuras ediciones
del MSV.
3/50
Notas del traductor MSV
Accident Modification Factor = CMF = Crash Modification Factor = CMF
Un tiempo verbal es simple cuando se constituye por un solo verbo, mientras que los tiempos verbales com-
puestos se forman a partir de la suma del verbo auxiliar “haber” y otro verbo en participio. Cada una de las
formas de los tiempos verbales compuestos se corresponde con una forma del tiempo verbal simple.
En la traducción se adoptó la forma simple.
El original inglés condiciona frecuentemente sus afirmaciones con el verbo poder (may); suprimido en la
traducción. Si algo se puede hacer es porque se hace, mucho o poco.
Se suprimieron los artículos repetidos, y se adoptó el sujeto tácito.
Falta ajustar la concordancia de género y número entre sustantivo y adjetivo. (Uf)
Supresiones/cambios: no solo…, sino también (y), sin embargo, cabe destacar, a los efectos de (para), den-
tro de (en), proporcionar (dar, proveer), como se dijo (según), se puede hacer (se hace), optimizar (optimar),
influenciar (influir), reemplazar (remplazar), fatal (mortal), severidad (gravedad), guión (guion), intervalo de
tiempo (lapso), dirección (sentido), Avenida Santa Fé (Fe), la primer (primera), oíd (escuchad), hubieron
(hubo), anteúltimo (penúltimo), omnibuses (ómnibus), salida desde la calzada (despiste)…
.
4/50
PARTE A— INTRODUCCIÓN Y FUNDAMENTOS [7]
CAPÍTULO 1: INTRODUCCIÓN Y RESUMEN (9)
1. Propósito y público objetivo.
2. Avance en el conocimiento de la seguridad.
3. Aplicaciones.
4. Alcance y organización.
5. Relación del MSV con el proceso de desarrollo del proyecto.
6. Relación de actividades y Proyectos para el MSV.
7. Resumen.
8. Referencias.
EXHIBITS/ANEXOS/ANEXOS/TABLAS/GRÁFICOS
Anexo 1-1: Organización del Manual de Seguridad Vial.
Anexo 1-2: Relación del proceso de desarrollo de proyectos con el MSV.
Anexo 1-3: Tipos y actividades generales de proyectos y el SMH.
Parte A: Introducción, Factores Humanos y Fundamentos
5/50
CAPÍTULO 1: INTRODUCCIÓN Y VISIÓN GENERAL [9]
1.1. PROPÓSITO Y DESTINATARIOS
El Manual de Seguridad Vial (MSV) provee herramientas
y técnicas analíticas para cuantificar los efectos poten-
ciales sobre los choques como resultado de las decisio-
nes tomadas en la planificación, diseño, operaciones y
mantenimiento. No existe tal cosa como la seguridad
absoluta. Hay riesgo en todo transporte por camino. Un
objetivo universal es reducir el número y la gravedad de
los choques en los límites de los recursos, la ciencia y la
tecnología, al mismo tiempo que se cumplen las priori-
dades establecidas por la legislación. La información en
el MSV se provee para ayudar a las agencias en su es-
fuerzo por integrar la seguridad en sus procesos de toma
de decisiones. Específicamente, el MSV está escrito
para profesionales a nivel estatal, de condado, de orga-
nización de planificación metropolitana (MPO) o local.
Los usuarios previstos del MSV tienen una comprensión
del campo de la seguridad del transporte a través de la
experiencia, la educación o ambas. Esta base de cono-
cimiento incluye:
• Familiaridad con los principios generales y la prác-
tica de la seguridad en el transporte;
• Familiaridad con los procedimientos estadísticos bá-
sicos y la interpretación de los resultados; y,
• Competencia adecuada para ejercer un buen criterio
de seguridad vial e ingeniería operativa.
Los usuarios y profesionales descritos anteriormente in-
cluyen, entre otros, planificadores de transporte, diseña-
dores de caminos, ingenieros de tránsito y otros profe-
sionales del transporte que toman decisiones discrecio-
nales de planificación, diseño y operación de caminos.
El MSV está destinado a ser un documento de recursos
que se usa en todo el país para ayudar a los profesiona-
les del transporte a realizar análisis de seguridad de una
manera técnicamente sólida y coherente, mejorando así
las decisiones tomadas en función del rendimiento de la
seguridad.
La documentación usada, desarrollada, compilada o re-
compilada para los análisis realizados según el MSV
está protegida por la ley federal (23 USC). El MSV no
pretende ser, ni establece, un estándar legal de atención
para usuarios o profesionales en cuanto a la información
contenida en este documento. La publicación y el uso o
no uso del MSV no creará ni impondrá ningún estándar
de conducta ni ningún deber hacia el público o cualquier
persona.
El MSV no remplaza publicaciones como el Manual so-
bre dispositivos uniformes de control de tránsito (MU-
TCD) del USDOT FHWA; el Libro Verde u otras guías,
manuales y políticas de AASHTO y de la agencia. Si sur-
gen conflictos entre estas publicaciones y el MSV, se
debe dar a las publicaciones previamente establecidas
el peso que de otro modo tendrían, si es según un buen
juicio de ingeniería. El MSV justifica una excepción de
publicaciones previamente establecidas.
El Manual de Seguridad en los caminos (MSV) provee
herramientas y técnicas analíticas para cuantificar los
efectos potenciales en los choques como resultado de
las decisiones tomadas en la planificación, el diseño, las
operaciones y el mantenimiento.
El MSV no es un estándar legal de atención para los
usuarios; no remplaza las publicaciones existentes.
1.2. AVANCES EN CONOCIMIENTO DE SEGURIDAD
Las nuevas técnicas y conocimientos en el MSV reflejan
la evolución en el análisis de seguridad de métodos des-
criptivos a análisis cuantitativos y predictivos; el Anexo
gris a continuación explica las diferencias entre el mé-
todo descriptivo y predictivo.
La información a lo largo del MSV destaca las fortalezas
y limitaciones de los métodos presentados.
Análisis descriptivos y análisis predictivos cuantitativos
¿Qué son los análisis descriptivos?
Los análisis descriptivos tradicionales incluyen métodos como la frecuencia, la tasa de cho-
ques y el daño a la propiedad equivalente (EPDO), que resumen en diferentes formas el histo-
rial de ocurrencia, tipo y / o gravedad del choque en un lugar.
¿Qué son los análisis predictivos cuantitativos?
Los análisis predictivos cuantitativos se usan para calcular el número esperado y la gravedad
de los choques en lugares con características geométricas y operativas similares para condi-
ciones existentes, condiciones futuras y / o alternativas de diseño vial.
¿Cuál es la diferencia?
Los análisis descriptivos se centran en resumir y cuantificar la información sobre los cho-
ques que ocurrieron en un lugar (resumir los datos históricos de choques en diferentes
formas). Los análisis predictivos se centran en estimar el número promedio esperado y la
gravedad de los choques en lugares con características geométricas y operativas simila-
res. El número esperado y previsto de choques por gravedad se usa para comparaciones
entre diferentes alternativas de diseño.
6/50
Si bien estos análisis predictivos son cuantitativa y esta-
dísticamente válidos, no predicen exactamente un resul-
tado determinado en un lugar en particular. Además, no
se aplican sin el ejercicio de un buen juicio de ingeniería.
La Sección 1.3 describe en general las aplicaciones del
MSV.
1.3. APLICACIONES
El MSV se usa para:
• Identificar los lugares con mayor potencial para la
reducción de la frecuencia o gravedad de los cho-
ques;
• Identificar los factores contribuyentes a los choques
y las posibles contramedidas asociadas para abor-
dar estos problemas;
• Realizar evaluaciones económicas de mejoras y
priorizar proyectos;
• Evaluar los beneficios de reducción de choques de
los tratamientos aplicados;
• Calcular el efecto de varias alternativas de diseño en
la frecuencia y gravedad de los choques;
• Estimar la frecuencia y gravedad de los choques po-
tenciales en las redes de caminos; y
• Estimar los efectos potenciales sobre la frecuencia
y gravedad de los choques de las decisiones de pla-
nificación, diseño, operaciones y políticas.
• Estas aplicaciones se usan para considerar proyec-
tos y actividades relacionadas no solo con la seguri-
dad, sino aquellas destinadas a mejorar otros aspec-
tos de la vía, como la capacidad, las comodidades
para los peatones y el servicio de tránsito. El MSV
da la oportunidad de considerar la seguridad cuanti-
tativamente junto con otras medidas típicas de ren-
dimiento del transporte.
1.4. ALCANCE Y ORGANIZACIÓN
El énfasis del MSV está en cuantificar los efectos de se-
guridad de las decisiones en la planificación, el diseño,
las operaciones y el mantenimiento mediante el uso de
métodos analíticos. La primera edición no aborda temas
como la educación del conductor, aplicación de la ley y
seguridad vehicular, aunque se reconoce que estas son
consideraciones importantes en el amplio tema de me-
jorar la seguridad vial.
El MSV está organizado en las siguientes cuatro partes:
• Parte A: Introducción, factores humanos y funda-
mentos
• Parte B - Proceso de gestión de la seguridad vial
• Parte C - Método predictivo
• Parte D - Factores de modificación de choques
Parte A Introducción, factores humanos y funda-
mentos
La parte A describe el propósito y el alcance del MSV.
Explica la relación del MSV con las actividades de plani-
ficación, diseño, operaciones y mantenimiento. La Parte
A presenta una descripción general de los principios de
factores humanos para la seguridad vial y los fundamen-
tos de los procesos y herramientas descritos en el MSV.
El contenido del Capítulo 3 Fundamentos provee la
información básica necesaria antes de aplicar el método
predictivo, los factores de modificación de choques o los
métodos de evaluación provistas en el MSV. Este conte-
nido es la base del material de las Partes B, C y D.
Los capítulos de la Parte A son:
• Capítulo 1: Introducción y descripción general
• Capítulo 2: Factores humanos
• Capítulo 3: Fundamentos
Parte B Proceso de gestión de la seguridad vial
La parte B presenta los pasos usadas para monitorear y
reducir la frecuencia y gravedad de los choques en las
redes viales existentes. Incluye métodos útiles para
identificar lugares de mejora, diagnóstico, selección de
contramedidas, evaluación económica, priorización de
proyectos y evaluación de efectividad. Los capítulos de
la Parte B son:
• Capítulo 4: Evaluación de la red
• Capítulo 5: Diagnóstico
• Capítulo 6: Selección de contramedidas
• Capítulo 7: Evaluación económica
• Capítulo 8: Priorización de proyectos
• Capítulo 9: Evaluación del rendimiento de la se-
guridad
Parte A Capítulo 2 Factores humanos y Capítulo 3 Fundamentos información básica necesaria para entender
cómo aplicar el MSV.
La Parte B (Capítulos 4 a 9) presenta el proceso de gestión de la seguridad vial, incluidas las herramientas
para analizar la detección de red.
La Parte C (Capítulos 10 a 12) presenta el método predictivo para estimar el promedio esperado de choques
en caminos rurales de dos carriles, caminos rurales multicarriles, y arterias urbanas y suburbanas.
Método predictivo de la Parte C
La Parte C del MSV provee un método predictivo para
estimar la frecuencia promedio esperada de choques de
una red, instalación o lugar individual. La estimación se
hace para las condiciones existentes, las condiciones al-
ternativas o nuevas propuestas. El método predictivo se
aplica a un lapso, volumen de tránsito y características
de diseño geométrico constantes de la calzada. El
método predictivo de la Parte C es más aplicable cuando
se desarrollan y evalúan múltiples soluciones para una
ubicación específica. Por ejemplo, un proyecto vial que
está considerando diferentes alternativas de sección
transversal podría usar el la Parte C para evaluar la fre-
cuencia promedio esperada de choques de cada alter-
nativa.
7/50
La Parte C se usa como fuente de Funciones-de-rendi-
miento-de-seguridad (FRS).
Los capítulos de la Parte C contienen el método de pre-
dicción para los siguientes tipos de instalaciones:
• Capítulo 10: Vías rurales de dos carriles (seg-
mentos e intersecciones)
• Capítulo 11: Caminos rurales multicarriles (seg-
mentos e intersecciones)
• Capítulo 12: Arteriales urbanos y suburbanos
(segmentos e intersecciones)
Las ediciones futuras del MSV ampliarán el material in-
cluido en la Parte C para incluir información aplicable a
tipos adicionales de instalaciones viales.
.La Parte D (Capítulos 13 a 17) contiene segmentos-de-caminos, intersecciones, distribuidores, instalacio-
nes especiales y redes de caminos relacionadas con CMF.
Parte D Factores de modificación de choques
La Parte D resume los efectos de varios tratamientos ta-
les como modificaciones geométricas y operativas en un
lugar. Algunos de los efectos se cuantifican como facto-
res de modificación de choques (CMF). Los CMF cuan-
tifican el cambio en la frecuencia promedio esperada de
choques como resultado de modificaciones en un lugar.
Los CMF en Factores de modificación de choques de la
Parte D se usan como un recurso para los métodos y
cálculos presentados en el Capítulo 6 Contramedidas
seleccionadas, el Capítulo 7 Evaluación económica y los
capítulos en el Método predictivo de la Parte C. Algunos
CMF de la Parte D se usan en el Método predictivo de la
Parte C. Sin embargo, no todos los CMF presentados en
la Parte D se aplican a los modelos predictivos de la
Parte C. Los CMF en general se usan para probar op-
ciones de diseño alternativas.
Los capítulos de la Parte D son:
• Capítulo 13: Segmentos-de-caminos
• Capítulo 14: Intersecciones
• Capítulo 15: Distribuidores
• Capítulo 16: Instalaciones especiales
• Capítulo 17: Redes viales
Cada capítulo incluye exhibiciones que resumen los tra-
tamientos y los CMF.
El apéndice de cada capítulo contiene los tratamientos
para los que no se dispone de CMF pero se conocen las
tendencias generales (p. ej., aumento o disminución en
la ocurrencia de choques) y los tratamientos cuyos efec-
tos de choques se desconocen. Al igual que en la Parte
C, se prevé que el material incluido en la Parte D se am-
plíe en futuras ediciones del MSV.
Anexo 1-1: Organización del Manual de Seguridad Vial
8/50
1.4.1. Relación entre partes del MSV
El Anexo 1-1 ilustra la relación entre las cuatro partes del
MSV y cómo los capítulos asociados en cada parte se
relacionan entre sí.
La Parte A es la base para la información restante en el
MSV. Esta parte presenta conocimientos fundamentales
útiles a lo largo del manual. Las Partes B, C y D se usan
en cualquier orden después de la Parte A, según el pro-
pósito del proyecto o análisis. Los capítulos en cada
parte se usan en el orden más aplicable a un proyecto
específico en lugar de trabajar en cada capítulo en or-
den. La línea discontinua que conecta la Parte C con los
Capítulos 4 y 7 indica que las funciones-de-rendimiento-
de-seguridad de la Parte C se calibran y aplican en los
Capítulos 4 y 7. La línea discontinua que conecta la
Parte D con los Capítulos 6 y 7 indica que los factores
de modificación del choque de la Parte D se usan para
los cálculos en los Capítulos 6 y 7.
1. 4.2. Actividades más allá del alcance del MSV
Los procedimientos del MSV respaldan el análisis de in-
geniería y la toma de decisiones para reducir la
frecuencia y/o la gravedad de los choques en una red
vial. En general, la reducción de choques se obtiene con-
siderando:
• Cumplimiento de la ley
• Educación de usuarios viales
• Mejorar la respuesta a incidentes y los servicios mé-
dicos de emergencia (EMS)
• Mejorar el rendimiento de la seguridad vehicular
Aplicación de las leyes de tránsito, el cumplimiento de
las leyes de conducción bajo la influencia, el uso ade-
cuado de los dispositivos de sujeción para pasajeros, la
educación de los conductores y otros esfuerzos legisla-
tivos relacionados con la seguridad, junto con los mejo-
ramientos de infraestructura, contribuyen al rendimiento
de seguridad de un camino. Aunque la educación, el
cumplimiento y los servicios médicos de emergencia no
se abordan en el MSV, estos son factores importantes
para reducir los choques y la gravedad de los choques.
1.5. RELACIÓN MSV Y DESARROLLO DEL PROYECTO
A continuación se define un proceso generalizado de
desarrollo de proyectos para explicar la conexión entre
las actividades de planificación, diseño, construcción,
operaciones y mantenimiento y el MSV. Esta sección
provee además ejemplos de aplicaciones del MSV en el
proceso generalizado de desarrollo de proyectos que
ilustran cómo integrar el MSV en varios tipos de proyec-
tos y actividades.
A los efectos del MSV, el proceso de desarrollo del pro-
yecto consiste en:
Planificación del sistema Planificación del proyecto Di-
seño preliminar, diseño final y construcción, operaciones
y mantenimiento
1.5.1. Definición del proceso de desarrollo del pro-
yecto
La frase y el concepto del “proceso de desarrollo del pro-
yecto” fue enmarcado y está documentado por AASHTO
en A Guide for Achieving Flexibility in Highway Design
and the Federal Highway Administrativos (FHWA) Flexi-
bility in Highway Design.(1,2)
El proceso fue desarrollado para discutir las etapas típi-
cas de un proyecto desde la planificación hasta las ope-
raciones posteriores a la construcción y las actividades
de mantenimiento. Es aplicable a todos los proyectos,
incluidos los influidos por otros procesos, políticas y/o le-
gislación (p. ej., Ley Nacional de Política Ambiental
(NEPA), Soluciones Sensible al Contexto).
Hay pequeñas diferencias en cómo AASHTO y FHWA
documentaron el proceso; sin embargo, a los efectos del
MSV, un proceso generalizado de desarrollo de proyec-
tos es:
• Planificación del sistema
• Evaluar las necesidades del sistema e identificar
proyectos/estudios que aborden estas necesidades.
• Programar proyectos en función de las necesidades
del sistema y la financiación disponible.
• Planificación de proyectos
• en un proyecto específico, identifique los problemas
del proyecto y las soluciones alternativas para abor-
dar esos problemas.
• Evaluar las alternativas en función de la seguridad,
las operaciones de tránsito, los efectos ambientales,
los efectos en el derecho de paso, el costo y cual-
quier otra medida de rendimiento específica del pro-
yecto.
• Determinar la alternativa preferida.
• Diseño preliminar, diseño final y construcción
• Desarrollar planes de diseño preliminar y final para
la alternativa preferida.
• Evaluar cómo las medidas de rendimiento específi-
cas del proyecto se ven afectadas por los cambios
de diseño.
• Construir el diseño final.
• Operaciones y mantenimiento
Supervisar las operaciones existentes para mantener
condiciones aceptables que equilibren la seguridad, la
movilidad y el acceso.
Modificar la red vial existente según sea necesario para
mantener y mejorar las operaciones.
Evaluar la efectividad de los mejoramientos que se apli-
caron.
Otros procesos, políticas y/o legislación que influyen en
la forma y el alcance de un proyecto a menudo incluyen
actividades que caen en este proceso generalizado.
9/50
1.5.2. Conexión del MSV al proceso de desarrollo de
proyectos
El Anexo 1-2 ilustra cómo las actividades de planifica-
ción, diseño, construcción, operaciones y mantenimiento
se relacionan con el MSV. La información específica so-
bre cómo aplicar capítulos individuales en el MSV se
provee en las Partes B, C y D Introducción y Guía de
aplicaciones. El lado izquierdo de la exhibición muestra
el proceso general de desarrollo del proyecto. El lado
derecho describe cómo se usa el MSV en cada etapa del
proyecto proceso de desarrollo. El texto que sigue al
Anexo 1-2 explica con más detalle la relación entre el
proceso de desarrollo del proyecto y el MSV.
Anexo 1-2: Relación del proceso de desarrollo de proyectos con el MSV
La planificación del sistema es la primera etapa del proceso de desarrollo de proyectos y es la etapa en la que se
identifican y evalúan las prioridades de infraestructura
de red. Esta etapa es una oportunidad para identificar
las prioridades de seguridad del sistema e integrar la
seguridad con otros tipos de proyectos (por ejemplo, es-
tudios de corredores, mejoras del paisaje urbano). Ca-
pítulo 4 La evaluación de la red se usa para identificar
los lugares con mayor probabilidad de beneficiarse de
los mejoramientos de seguridad. El Diagnóstico del Ca-
pítulo 5 se usa para identificar patrones de choque que
se deben mejorar en cada lugar. El Capítulo 6 Seleccio-
nar contramedidas se usa para identificar los factores
contribuyentes a los patrones de choque observados y
para seleccionar las contramedidas correspondientes.
Los Capítulos 7 Evaluación económica y Capítulo 8
Priorizar proyectos se usan para priorizar los gastos y
garantizar las mayores reducciones de choques a partir
de los mejoramientos en todo el sistema.
Durante la etapa de
planificación del pro-
yecto, las alternativas
del proyecto se desa-
rrollan y analizan para
mejorar una medida de
rendimiento específica
o un conjunto de medi-
das de rendimiento,
como capacidad, servi-
cios multimodales, servicio de tránsito y seguridad en un
lugar en particular. Cada alternativa se evalúa a través
de múltiples medidas de rendimiento, que incluyen so-
pesar los costos del proyecto frente a los beneficios del
proyecto. Estos proyectos incluyen un rediseño extenso
o el diseño de nuevas instalaciones (por ejemplo, la in-
troducción de un sistema de pareado, la alteración del
número base de carriles en un camino existente y otros
cambios que cambiarían sustancialmente las caracterís-
ticas operativas del lugar). El resultado de esta etapa es
una alternativa de diseño preferida llevada al diseño pre-
liminar. Los Capítulos 5, Diagnóstico, se usan para iden-
tificar patrones de choques que se deben mejorar du-
rante la planificación del proyecto. El Capítulo 6 Selec-
cionar contramedidas se usa para identificar los factores
contribuyentes a los patrones de choque observados y
para evaluar las contramedidas. El Capítulo 7 Evalua-
ción económica se usa para realizar una evaluación eco-
nómica de las contramedidas como parte de los costos
generales del proyecto. Los capítulos en la Parte D son
un recurso para comparar las implicaciones de seguri-
dad de diferentes alternativas de diseño, y los Capítulos
de la Parte C se usan para predecir el rendimiento futuro
de seguridad de las alternativas.
Usa los capítulos 4 al 8 (Parte B) para identificar las ubi-
caciones con mayor probabilidad de experimentar re-
ducciones de choques con mejoramientos,
Diagnosticar lugares individuales, seleccionar las co-
rrespondientes contramedidas y conducta Una evalua-
ción económica para priorizar proyectos Usa los capítu-
los 5 al 7 (Parte B) para diagnosticar la frecuencia y gra-
vedad de los choques,
Seleccionar las contramedidas y realizar una evaluación
económica. Durante este proceso, la Parte D se usa
para comparar el efecto sobre la frecuencia de choque
de diferentes alternativas de diseño, y parte se usa para
predecir el rendimiento futuro de una instalación exis-
tente.
Los capítulos 6 y 7 (Parte B) se usan para:
Selección y evaluación económica de contramedidas.
Durante este proceso la Parte D se usa para comparar
Planificación del Sistema
Planificación de Proyectos
Diseño preliminar
Diseño final
Construcción
Operaciones y
Mantenimiento
10/50
el efecto sobre la frecuencia de choque de diferentes di-
seños alternativos, y la Parte C se usa para predecir el
rendimiento futuro.
Capítulos 5 al 7 (Parte B) junto con la Parte D se usan
para monitorear la frecuencia y gravedad de un choque
Roadway Netwo1rk, identifica contramedidas para redu-
cir la frecuencia y gravedad de los choques, seleccionar
contramedidas y realizar una evaluación económica.
El Capítulo 9 (Parte B) se usa para evaluar El efecto de
las contramedidas en la frecuencia y gravedad de los
choques y
contribuye al aplicar política de seguridad para planificar
el sistema futuro.
El diseño preliminar, el diseño final y la etapa de
construcción del proceso de desarrollo del proyecto
incluyen iteraciones de diseño y revisiones en planes de
diseño completos al %, 60 % completos, 90 % completos
y 100 % completos. A través de las revisiones de diseño
y las iteraciones, existe la posibilidad de modificaciones
al diseño preferido. A medida que se realizan modifica-
ciones al diseño preferido, los posibles efectos de cho-
que de esos cambios se evalúan para confirmar que los
cambios son coherentes con el objetivo y la intención fi-
nales del proyecto. El Capítulo 6 Selección de
contramedidas y el Capítulo 7 Evaluación económica se
usan durante el diseño preliminar para seleccionar con-
tramedidas y realizar una evaluación económica de las
opciones de diseño. Los capítulos de las Partes C y D
son un recurso para estimar las frecuencias de choques
para diferentes alternativas de diseño.
Las actividades relacionadas con las operaciones y el
mantenimiento se enfocan en evaluar el rendimiento de
la red vial existente; identificar oportunidades para me-
joras a corto plazo en el sistema; aplicar mejoras a la red
existente; y evaluar el rendimiento de proyectos anterio-
res. Estas actividades se realizan desde una perspectiva
de seguridad usando los Capítulos 5 Diagnóstico para
identificar patrones de choque en una ubicación exis-
tente, y el Capítulo 6 Seleccionar contramedidas y los
Capítulos 7 Evaluación económica para seleccionar y
evaluar contramedidas. A lo largo de este proceso, la
Parte D sirve como recurso para los CMF. El Capítulo 9,
Evaluación del rendimiento de la seguridad, provee mé-
todos para realizar una evaluación del rendimiento de la
seguridad de las contramedidas. Esto contribuye a la
aplicación o modificación de la política de seguridad y
los criterios de diseño para la planificación futura del sis-
tema de transporte.
1.6. ACTIVIDADES Y PROYECTOS RELACIONADOS CON EL MSV
En el Anexo 1-3 se resumen ejemplos de cómo integrar
el MSV en tipos de proyectos típicos o actividades
requeridas por la legislación estatal o federal (p. ej., Pro-
grama de mejoramiento de la seguridad vial - HSIP, Plan
estratégico de seguridad vial - SHSP).
Anexo1-3: Tipos y actividades generales de proyectos y el SMH
Etapa del pro-
ceso de desa-
rrollo del pro-
yecto
Actividad o
Tipo de pro-
yecto
Oportunidad de aplicar el MSV
Planificación
del sistema
Planes de
transporte de
largo alcance
Parte B, Capítulos 4-8 – Identificar los lugares con mayor probabilidad de
beneficiarse de una mejoramiento de la seguridad. Esta información podría
usarse para identificar proyectos de financiación de la seguridad y oportuni-
dades para incorporar la seguridad en proyectos o estudios financiados ante-
riormente.
Planificación
de siste-
mas/planifica-
ción de pro-
yectos
Programa de
mejoramiento
de la Seguri-
dad en los ca-
minos (HSIP)
Parte B, Capítulos 4-8 – Identifique las principales ubicaciones de un es-
tado con más probabilidades de beneficiarse de los mejoramientos de segu-
ridad. Identifique los patrones de choque, los factores contribuyentes y las
contramedidas con mayor probabilidad de reducir los choques. Evalúe la va-
lidez económica de proyectos individuales y priorice proyectos en todo un
sistema.
Planificación
de siste-
mas/planifica-
ción de pro-
yectos
Estudio del co-
rredor
Parte B Capítulos 4-8 – Identificar los lugares con más probabilidades de
beneficiarse de una mejoramiento de seguridad, diagnosticar patrones de
choque, evaluar contramedidas e implicaciones económicas, e identificar las
prioridades del proyecto.
Partes C y D : evalúe el rendimiento de seguridad de las alternativas de di-
seño relacionadas con el cambio en la sección transversal del camino, el ali-
neamiento y la configuración u operaciones de la intersección.
Planificación
del pro-
yecto/diseño
preliminar
Proyectos de
diseño/solucio-
nes sensibles
al contexto (in-
cluye el desa-
rrollo y la
Partes C y D : evalúe el rendimiento de seguridad de las alternativas de di-
seño en función de sus características geométricas y operativas. Los resulta-
dos de estos métodos se usan para ayudar a alcanzar una alternativa prefe-
rida que equilibre múltiples medidas de rendimiento.
11/50
evaluación de
múltiples alter-
nativas de di-
seño)
Planificación
del pro-
yecto/diseño
preliminar
Diseño de una
nueva cone-
xión de red o
instalación
Parte B Capítulos 5-7 – Diagnosticar la frecuencia promedio esperada de
choques para ubicaciones similares, considerar contramedidas y realizar una
evaluación económica de las alternativas de diseño.
Partes C y D : evalúe el rendimiento de seguridad de las alternativas de di-
seño relacionadas con el cambio en la sección transversal del camino, el ali-
neamiento y la configuración u operaciones de la intersección. Esta informa-
ción se usa para seleccionar una alternativa preferida que equilibre varias
medidas de rendimiento.
Diseño prelimi-
nar, diseño fi-
nal/operacio-
nes y manteni-
miento
Ampliación de
un Existente
Calzada
Parte C – Evaluar el cambio en los choques que se atribuyen a diferentes al-
ternativas de diseño para ampliar un camino existente.
Parte D, Capítulo 13 - Evalúe el cambio en los choques al cambiar la sec-
ción transversal del camino.
Operaciones y
Mantenimiento
Temporización
de la señal o
modificaciones
de fase
Parte D, Capítulo 14 – Evaluar los efectos que los ajustes de temporización
de señales tienen en intersecciones individuales.
Operaciones y
Mantenimiento
Agregar carri-
les a una inter-
sección exis-
tente
Parte D, Capítulo 14 – Evaluar los efectos que la modificación de las confi-
guraciones de carril tiene en la seguridad.
Operaciones y
Mantenimiento
Desarrollo de
un plan de
gestión de es-
tacionamiento
en la calle
Parte D, Capítulo 13 – Evalúe los efectos que la presencia o ausencia de
estacionamiento en la calle tiene sobre el número esperado de choques para
un segmento-de-camino. Se usa para evaluar los efectos de seguridad de di-
ferentes tipos de estacionamiento en la calle.
Planifica-
ción/Operacio-
nes y Manteni-
miento del Sis-
tema
Estudio de
Efecto del
Tránsito
Parte B – Identificar los lugares con más probabilidades de beneficiarse de
una mejoramiento de la seguridad e identificar formas de mejorar la seguri-
dad como parte de otras mitigaciones.
Parte D, Capítulo 13 y 14 – Identificar los efectos que las mitigaciones a los
segmentos-de-camino (Ch 13) y las intersecciones (Ch 14) tienen en la se-
guridad.
1.7. RESUMEN [19]
El MSV contiene procedimientos de análisis específicos que facilitan la integración de la seguridad en las decisiones
de planificación, diseño, operaciones y mantenimiento de caminos en función de la frecuencia de choques. Las
siguientes partes y capítulos del MSV presentan información, procesos, procedimientos, herramientas para ayudar
a mejorar las decisiones y conocimiento de la seguridad. El MSV consta de las cuatro partes:
• La Parte A introduce conocimientos fundamentales;
• La Parte B analiza el proceso de mejoramiento y evaluación de la seguridad vial;
• La Parte C contiene el método predictivo para caminos rurales de dos carriles y multicarriles, y arterias urbanas
y suburbanas; y
La Parte D resume los factores de modificación del choque para los elementos de planificación, geométricos y
operativos.
Las ediciones futuras del MSV seguirán reflejando la evolución del conocimiento sobre seguridad vial y las técnicas
de análisis en desarrollo.
1.8. REFERENCIAS
1. AASHTO. Lograr la flexibilidad en el diseño vial. Asociación Estadounidense de Funcionarios Estatales de Auto-
pistas y Transporte, Washington, D.C.,
2. FHWA. Flexibilidad en el diseño vial. Administración Federal de Caminos, EUA
Departamento de Transporte, Washington, D.C.
12/50
PARTE A— INTRODUCCIÓN Y FUNDAMENTOS [21]
CAPÍTULO 2—FACTORES HUMANOS
2.1. Introducción: El papel de los factores humanos en la seguridad vial.
2.2 Modelo de tareas de conducción.
2.3 Características y limitaciones del conductor.
2.4.Orientación positiva.
2.5 Efectos del diseño vial en el conductor.
2.6. Resumen: Factores humanos y el MSV.
2.7. Referencias.
EXHIBITS/ANEXOS/GRÁFICOS/ANEXOS
Anexo 2-1: Jerarquía de tareas de conducción.
Anexo 2-2: Ejemplos de escenarios de sobrecarga de controladores.
Anexo 2-3: Área de visión precisa en el ojo.
Anexo 2-4: Visibilidad relativa del objeto objetivo visto con visión periférica.
Anexo 2-5: Relación entre la distancia de visualización y el tamaño de la imagen.
Anexo 2-6: Riesgo percibido de un choque y velocidad
13/50
CAPÍTULO 2: FACTORES HUMANOS [23]
El propósito de este capítulo es presentar los elementos
centrales de los factores humanos que afectan la inter-
acción de los conductores y los caminos. Con una com-
prensión de cómo los conductores interactúan con el ca-
mino, existe un mayor potencial para que los caminos se
diseñen y construyan de una manera que minimice el
error humano y los choques asociados.
Este capítulo está destinado a apoyar para aplicar el co-
nocimiento presentado en las Partes B, C y D. No con-
tiene una guía de diseño específica, ya que ese no es el
propósito del Manual de Seguridad Vial (MSV). Para una
discusión más detallada de los factores humanos y los
elementos viales, se remite al lector al Informe NCHRP:
Directrices sobre factores humanos para los sistemas
viales.(6)
2.1. INTRODUCCIÓN: FUNCIÓN DE FACTORES HUMANOS EN SEGURIDAD VIAL
El estudio interdisciplinario de los factores humanos aplica conocimientos de las ciencias humanas como
la psicología, la fisiología y la kinesiología al diseño de sistemas, tareas y entornos para un uso eficaz y
seguro.
Los conductores cometen errores frecuentes por limita-
ciones humanas físicas, perceptivas y cognitivas. Es po-
sible que estos errores no resulten en choques porque
los conductores compensan los errores de otros conduc-
tores o porque las circunstancias son indulgentes (p. ej.,
hay espacio para maniobrar y evitar un choque). Los
cuasi choques, o conflictos, son mucho más frecuentes
que los choques. Un estudio encontró una proporción de
conflicto a choque de alrededor de 2,000 a 1 en las in-
tersecciones urbanas.(28)
En el transporte, el error del conductor es un factor im-
portante que contribuye a la mayoría de los choques.(41)
Por ejemplo, los conductores cometen errores de juicio.
con respecto a la velocidad de cierre, la aceptación de
brechas, la negociación de curvas y las velocidades
apropiadas para acercarse a las intersecciones. Las
distracciones en el vehículo y en el camino, la falta de
atención del conductor y el cansancio del conductor pro-
vocan errores. Un conductor se ve sobrecargado por el
procesamiento de la información necesaria para realizar
múltiples tareas simultáneamente, lo que genera erro-
res. Para reducir su carga de información, los conducto-
res confían en el conocimiento a priori, basado en patro-
nes de respuesta aprendidos; por lo tanto, es más pro-
bable que cometan errores cuando no se cumplen sus
expectativas. Además de los errores no intencionales,
los conductores a veces violan deliberadamente las le-
yes y los dispositivos de control de tránsito.
El objetivo de los factores humanos es reducir el error
humano en los sistemas y las lesiones y muertes aso-
ciadas, mediante el diseño con respecto a las caracte-
rísticas y limitaciones humanas.
2.2. MODELO DE TAREA DE CONDUCCIÓN
Conducir comprende muchas subtareas, algunas de las
cuales deben realizarse simultáneamente. Las tres sub-
tareas principales son:
• Control: Mantener el vehículo a la velocidad
deseada y dirigirse en el carril;
• Orientación: Interactuar con otros vehículos (seguir-
los, rebasarlos, fusionarse, etc.) manteniendo una
distancia de seguimiento segura y siguiendo las
marcas, las señales de control de tránsito y las se-
ñales; y,
• Navegación: seguir un camino desde el origen hasta
el destino mediante la lectura de señales de guía y
el uso de puntos de referencia.(23)
La tarea de conducción incluye: control, guía y na-
vegación.
Cada una de estas subtareas principales implica obser-
var diferentes fuentes de información y varios niveles de
decisiones. La relación entre las subtareas se ilustrar en
forma jerárquica, Anexo 2-1. La relación jerárquica se
basa en la compleji-
dad y primacía de
cada subtarea res-
pecto de la tarea ge-
neral de conducción.
La tarea de navega-
ción es la más com-
pleja, mientras que la
subtarea de control
constituye la base
para realizar las de-
más tareas de conducción.
Anexo 2-1: Jerarquía de tareas de conducción
El objetivo de los factores humanos es reducir la probabilidad y las consecuencias del error humano en los
sistemas, y las lesiones y muertes asociadas, mediante el diseño con respecto a las características y limitacio-
nes humanas.
Capítulo 3, Sección 3.2.4 trata las interacciones entre conductores, vehículos y choques viales
14/50
Una experiencia de conducción exitosa requiere una in-
tegración fluida de las tres tareas, con la atención del
conductor cambiando de una a otra según corresponda
a las circunstancias. Esto se consigue cuando la alta
carga de trabajo en las subtareas de control, guía y na-
vegación no ocurre simultáneamente.
2.3. CARACTERÍSTICAS Y LIMITACIONES DEL CONDUCTOR
Esta sección describe las capacidades y limitaciones bá-
sicas del conductor al realizar las tareas de conducción
que influyen en la seguridad. Los temas incluyen la aten-
ción del conductor y la capacidad de procesamiento de
la información, la capacidad de visión, el tiempo de per-
cepción-respuesta y la elección de la velocidad.
2.3.1. Atención y Tratamiento de la Información
La atención del conductor y la capacidad para procesar
la información son limitadas. Estas limitaciones crean di-
ficultades porque la conducción requiere la división de la
atención entre tareas de control, tareas de orientación s,
y tareas de navegación. Si bien la atención se cambia
rápidamente de una fuente de información a otra, los
conductores solo prestan atención a una fuente a la vez.
Por ejemplo, los conductores solo extraen una pequeña
proporción de la información disponible de la escena del
camino.
Se estimó que más de mil millones de unidades de infor-
mación, cada una equivalente a la respuesta a una sola
pregunta de sí o no, se dirigen al sistema sensorial en
un segundo.(25).
En promedio, se espera que los humanos reconozcan
conscientemente sólo 16 unidades de información en un
segundo.
La sobrecarga de información o las distracciones
aumentan la probabilidad de error del conductor.
Para considerar la capacidad limitada de procesamiento
de información mientras conducen, los conductores de-
terminan inconscientemente las cargas de información
aceptables que administran. Cuando se excede la carga
de información entrante aceptable de los conductores,
tienden a descuidar otra información según el nivel de
importancia. Al igual que con las decisiones de cualquier
tipo, es posible que se produzcan errores durante este
proceso. Un conductor descuida una parte de la informa-
ción que resulta ser crítica, mientras que se retuvo otra
parte de la información menos importante.
Los escenarios que ilustran las circunstancias en las que
los conductores están sobrecargados de información se
describen en el Anexo 2-2. Cada uno aumenta la proba-
bilidad de error del conductor dadas las limitaciones de
procesamiento de información humana.
Anexo 2-2: Escenarios de ejemplo de sobrecarga del conductor
Escenario Ejemplo
Altas exigencias de más de una fuente de información Fusión en un flujo de tránsito de autopista de alto volu-
men y alta velocidad desde una rama de distribuidor de
alta velocidad
La necesidad de decidir compleja rápidamente Deténgase o vaya en una señal amarilla cerca de la lí-
nea de PARE
La necesidad de tomar grandes cantidades de informa-
ción a la vez.
Una señal aérea con múltiples paneles, mientras con-
duce en un lugar desconocido
Como se muestra en el Anexo 2-2, las condiciones del
tránsito y las situaciones operativas sobrecargan al
usuario de muchas formas. Las consideraciones de di-
seño vial para reducir la carga de trabajo del conductor
son:
• Presentar la información de manera coherente para
mantener la carga de trabajo adecuada;
• Presentar la información de manera secuencial, en
lugar de toda a la vez, para cada una de las tareas
de control, guía y navegación; y,
Proveer pistas para ayudar a los conductores a priorizar
la información más importante para ayudarlos a reducir
su carga de trabajo al deshacerse de tareas superfluas.
Además de las limitaciones del procesamiento de la in-
formación, la atención de los conductores no está total-
mente bajo su control consciente. Para los conductores
con cierto grado de experiencia, la conducción es una
tarea altamente automatizada. Es decir, la conducción
se realiza, y a menudo se realiza, mientras el conductor
está pensando en otros asuntos. La mayoría de los
conductores, especialmente en una ruta familiar, experi-
mentaron el fenómeno de darse cuenta de que no estu-
vieron prestando atención durante los últimos kilómetros
de conducción. Cuanto menos exigente sea la tarea de
conducción, más probable es que la atención del con-
ductor divague, ya sea por preocupaciones internas o
por participar en tareas que no sean de conducción. Fac-
tores como el aumento de la congestión del tránsito y el
aumento de la presión social para ser productivo podrían
contribuir a la distracción y la falta de atención de los
conductores. La falta de atención da lugar a movimien-
tos involuntarios fuera del carril, o no detectar una señal
PARE, un semáforo o un vehículo o peatón en un ca-
mino conflictivo en una intersección.
Expectativas del conductor
Una forma de adaptarse a las limitaciones del procesa-
miento de la información humana es diseñar los entor-
nos viales según las expectativas del conductor.
Diseñar instalaciones coherentes con las expectati-
vas del conductor simplifica la conducción.
15/50
La mayoría de la información del conductor es vi-
sual.
Cuando los conductores confían en la experiencia pa-
sada para ayudar con las tareas de control, orientación
o navegación, hay menos que procesar porque solo ne-
cesitan procesar nueva información.
Los conductores desarrollan expectativas tanto a largo
como a corto plazo. Ejemplos de expectativas a largo
plazo que un conductor desconocido traerá a una nueva
sección del camino incluyen:
Las próximas salidas de la autopista estarán en el lado
derecho del camino;
• Cuando una vía secundaria y una principal se cru-
zan, el control de PARE estará en la vía que parece
ser secundaria;
• Al acercarse a una intersección, los conductores de-
ben estar en el carril izquierdo para giro-izquierda en
la calle transversal; y,
• Un carril de paso continuo (en una autopista o arte-
rial) no terminará en un cruce de distribuidor o inter-
sección.
• Ejemplos de expectativas a corto plazo incluyen:
• Después de conducir unas pocas millas en un ca-
mino sinuoso, las próximas curvas seguirán siendo
suaves;
• Después de viajar a una velocidad relativamente alta
durante una distancia considerable, los conductores
esperan que el camino por delante esté diseñado
para adaptarse a la misma velocidad; y,
Después de conducir a una velocidad constante en co-
rredores arteriales bien sincronizados y coordinados con
semáforos, es posible que los conductores no anticipen
un lugar que opere a una duración de ciclo diferente.
La mayor parte de la información del conductor es infor-
mación visual.
2.3.2. Visión
Aproximadamente 90 el porcentaje de la información
que usan los conductores es visual.(17) Si bien la agu-
deza visual es el aspecto más familiar de la visión rela-
cionado con la conducción, muchos otros aspectos son
igualmente importantes. Los siguientes aspectos de la
visión del conductor se describen en esta sección:
• Agudeza visual: la capacidad de ver detalles a dis-
tancia;
• Sensibilidad al contraste: la capacidad de detectar
ligeras diferencias en la luminancia (brillo de la luz)
entre un objeto y su fondo;
• Visión periférica: la capacidad de detectar objetos
que están fuera del área de visión más precisa en el
ojo;
• Movimiento en profundidad: la capacidad de estimar
la velocidad de otro vehículo por la tasa de cambio
del ángulo visual del vehículo creado en el ojo; y
Búsqueda visual: la capacidad de buscar en la escena
del camino que cambia rápidamente para recopilar infor-
mación del camino.
Agudeza visual
La agudeza visual determina qué tan bien los conducto-
res ven los detalles a distancia. Es importante para las
tareas de orientación y navegación, que requieren leer
señales e identificar posibles objetos por delante.
En condiciones ideales, a la luz del día, con texto de alto
contraste (negro sobre blanco) y tiempo ilimitado, una
persona con una agudeza visual de 20/20, considerada
“visión normal”, solo lee letras que subtienden un ángulo
de 5 minutos de arco. Una persona con visión 20/40 ne-
cesita letras que subtiendan el doble de este ángulo, o
10 minutos de arco. Con respecto a las señales de trán-
sito, una persona con visión 20/20 apenas lee letras de
2,5 cm de alto a 17,4 m, y letras de 5 cm de alto a 35 m
y así sucesivamente. Una persona con visión 20/40 ne-
cesitaría letras del doble de esta altura para leerlas a la
misma distancia. Dado que a menudo las condiciones de
manejo reales varían de las condiciones ideales enume-
radas anteriormente y la visión del conductor varía con
la edad, se supone que la agudeza del conductor es in-
ferior a 17,4 m por 2,5 cm de altura de letra para las
fuentes usadas en las señales de guía de camino.(24)
Contraste Sensibilidad
Contraste A menudo se reconoce que la sensibilidad
tiene un mayor efecto en la ocurrencia de choques que
la agudeza visual. La sensibilidad al contraste es la ca-
pacidad de detectar pequeñas diferencias en la luminan-
cia (brillo de la luz) entre un objeto y el fondo. Cuanto
menor sea la luminancia del objeto objetivo, más con-
traste se requiere para ver el objeto. El objeto de destino
podría ser un cordón, escombros en el camino o un pea-
tón.
Una buena agudeza visual no implica necesariamente
una buena sensibilidad al contraste. Para las personas
con una agudeza visual estándar de 20/20, la distancia
a la que se detectan los objetos no reflectantes por la
noche varía en un factor de 5 a 1.(Los conductores con
visión normal pero poca sensibilidad al contraste tienen
que acercarse mucho a un objetivo de bajo contraste an-
tes de detectarlo. Los estudios experimentales muestran
que incluso los sujetos alertados se acercan hasta unos
pies antes de detectar a un peatón con ropa oscura pa-
rado en el lado izquierdo del camino.(24) En general, los
peatones tienden a sobreestimar su propia visibilidad
para los conductores durante la noche. En promedio, los
conductores ven a los peatones a la mitad de la distancia
a la que los peatones creen vistos.(3) Esto resulta en
que los peatones crucen la calle asumiendo que los con-
ductores los vieron, sorprendiendo a los conductores y
provocando un choque o evento de casi choque.
Los aspectos clave de la visión son la agudeza, la
sensibilidad al contraste, la visión periférica, el mo-
vimiento en profundidad y la búsqueda visual.
Visión periférica
El campo visual del ojo humano es grande: aproximada-
mente 55 grados por encima de la horizontal, 70 grados
por debajo de la horizontal, 90 grados a la izquierda y 90
16/50
grados a la derecha. Sin embargo, solo una pequeña
área del campo visual permite una visión precisa. Esta
área de visión precisa incluye un cono de aproximada-
mente dos a cuatro grados desde el punto focal, Anexo
2-3. El campo visual de menor resolución fuera del área
de visión precisa se denomina visión periférica. Aunque
se reduce la agudeza, se detectan objetivos de interés
en la visión periférica de baja resolución. Una vez detec-
tado, los ojos se desplazan para que el objetivo se vea
usando el área del ojo con la visión más precisa.
Anexo 2-3: Área de visión precisa en el ojo
Los objetivos que los conductores deben detectar en su
visión periférica incluyen vehículos en un camino que se
cruza, peatones, letreros y señales. En general, los ob-
jetivos que se detectan mejor con la visión periférica son
los que están más cerca del punto focal; que difieren
mucho de sus fondos en términos de brillo, color y tex-
tura; grandes; y que se mueven. Los estudios muestran
que la mayoría de los objetivos se notan cuando se ubi-
can a menos de 10 a 15 grados del punto focal y que
incluso cuando los objetivos son visibles, las miradas en
ángulos de más de grados son raras.(8)
La detección de objetos en la visión periférica depende
de las exigencias del conductor. Cuanto más exigente
sea la tarea, más angosto será el "cono visual de con-
ciencia" o el "campo de visión útil", y es menos probable
que el conductor detecte de los objetos periféricos.
El Anexo 2-4 resume la vista del conductor y conciencia
de la información a medida que aumenta el campo de
visión desde el punto focal. Los objetivos se ven en alta
resolución en los 2 a 4 grados centrales del campo de
visión. Mientras lleva a cabo la tarea de conducción, el
conductor es consciente de la información que se ve de
forma periférica, en los 20 a grados centrales.
El conductor ve físicamente la información en un área de
180 grados, pero no es consciente de ello mientras con-
duce, a menos que esté motivado para dirigir su atención
allí.
Anexo 2-4: Visibilidad relativa del objeto objetivo visto con visión periférica
Visión precisa
(2-4grados)
Los objetos se ven en alto
resolución.
Campo de visión útil
(20-grados)
El conductor conoce la información/ion
a la vista.
Vista completa de Horizontal
(180 grados)
El controlador ve objetos, pero es
desconocimiento de la información/ion
presentado.
Movimiento
en profundi-
dad
Numerosas si-
tuaciones de
manejo re-
quieren que
los conductores calculen el movimiento de los vehículos
en función de la tasa de cambio del ángulo visual creado
en el ojo por el vehículo. Estas situaciones incluyen el
seguimiento seguro de un vehículo en el tránsito, la se-
lección de un espacio seguro en una aproximación de
dos vías con control PARE y el adelantamiento de otro
vehículo con tránsito que se aproxima y sin carril de ade-
lantamiento.
La señal principal que usan los conductores para deter-
minar su velocidad de acercamiento a otro vehículo es
la tasa de cambio del tamaño de la imagen. El Anexo 2-
5 ilustra el cambio relativo del tamaño de una imagen a
diferentes distancias del espectador.
Los conductores usan el cambio observado en el tamaño de un objeto para estimar la velocidad.
17/50
Anexo 2-5: Relación entre la distancia de visualización y el tamaño de la imagen
Los conductores tienen dificultad para detectar la tasa de
velocidad de cierre por la cantidad relativamente pequeña
de cambio en el tamaño del vehículo que ocurre por se-
gundo cuando el vehículo está lejos.
Como se muestra en el Anexo 2-5, la relación entre la dis-
tancia de visualización y el tamaño de la imagen no es una
relación lineal. El hecho de una relación no lineal es proba-
blemente la fuente de la dificultad que tienen los conducto-
res para hacer estimaciones precisas de la velocidad de
cierre.
Los conductores usan el cambio observado en el tamaño
de un vehículo distante, medido por la tasa de cambio
del ángulo visual ocupado por el vehículo, para estimar
la velocidad de desplazamiento del vehículo. Los con-
ductores tienen dificultad para detectar cambios en la ve-
locidad del vehículo en una larga distancia por la canti-
dad relativamente pequeña de cambio en el tamaño del
vehículo que ocurre por segundo. Esto es particular-
mente importante en situaciones de adelantamiento en
caminos de dos carriles donde los conductores deben
ser sensibles a la velocidad de los vehículos que se
aproximan. Cuando el vehículo que se aproxima está a
una distancia a la que un conductor podría salir para
adelantar al vehículo que se aproxima, el tamaño de ese
vehículo que se aproxima cambia gradualmente y es po-
sible que el conductor no pueda distinguir si el vehículo
que se aproxima viaja a una velocidad superior a o infe-
rior al de los vehículos promedio. En situaciones de
adelantamiento como esta, se demostró que los conduc-
tores aceptan intervalos de tiempo insuficientes cuando
adelantan a vehículos de alta velocidad y rechazan in-
tervalos de tiempo suficientes cuando adelantan a otros
vehículos de baja velocidad.(5,13)
Las limitaciones en la percepción del conductor de la ve-
locidad de cierre conducen a un mayor potencial de cho-
ques traseras cuando los conductores que viajan a velo-
cidades de autopista se acercan a vehículos detenidos
o que reducen la velocidad y calculan mal la distancia de
frenado disponible. Este problema de seguridad se
agrava cuando los conductores no esperan esta situa-
ción.
Un ejemplo es un camino rural de dos carriles donde un
conductor que gira a la izquierda debe detenerse en el
carril de adelantamiento para esperar un espacio acep-
table en el tránsito contrario. Es posible que un conduc-
tor que se aproxima no detecte el vehículo detenido. En
esta circunstancia, el uso de señales de giro o la visibili-
dad de las luces de freno resulta una señal crucial para
determinar que el vehículo está detenido y esperando
para girar.
Búsqueda visual
La tarea de conducción requiere una búsqueda activa de
la escena del camino que cambia rápidamente, lo que
requiere una recopilación y absorción rápidas de la infor-
mación del camino. Mientras que la duración de la
fijación de un ojo en un sujeto en particular es tan corta
como 1/10 de segundo para una tarea simple como ve-
rificar la posición del carril, la fijación en un sujeto com-
plejo toma hasta 2 segundos.(de pie donde los conduc-
tores fijan sus ojos mientras realizan una tarea de con-
ducción en particular, la información se coloca en la ubi-
cación y el formato más efectivos.
Los estudios que usan cámaras especializadas que re-
gistran los movimientos de los ojos del conductor reve-
laron cómo los conductores distribuyen su atención en-
tre las diversas subtareas de conducción y los breves
lapsos (fijaciones) que los conductores asignan a cual-
quier objetivo mientras se mueven. En un camino
abierto, los conductores del estudio se fijaron aproxima-
damente el 90% del tiempo en una región de 4 grados
vertical y horizontalmente desde un punto directamente
delante del conductor. (26) en esta región enfocada, un
poco más del 50% de todas las fijaciones oculares ocu-
rrió al lado derecho del camino donde se encuentran los
semáforos. Esto indica que la búsqueda visual del con-
ductor está bastante concentrada.
El patrón de búsqueda visual cambia cuando un conduc-
tor negocia una curva horizontal en lugar de conducir por
una recta. En las secciones rectas, los conductores re-
copilan información sobre la trayectoria y la posición la-
teral mirando hacia adelante. Durante la negociación de
la curva, la demanda visual se duplica esencialmente, ya
que la ubicación de los semáforos y la información al
borde del camino se desplazan (hacia la izquierda o ha-
cia la derecha) de la información sobre la posición del
carril. Los estudios de movimiento ocular muestran que
los conductores cambian su comportamiento de bús-
queda varios segundos antes del inicio de la curva. Es-
tos hallazgos sugieren que las señales de curvas de
aviso colocadas justo antes del comienzo de la zona de
aproximación reducen los desafíos de búsqueda visual.
Otros usuarios de la vía, como peatones y ciclistas, tie-
nen una tarea de búsqueda visual.
Se observa que los peatones realizan una búsqueda vi-
sual si en los tres segundos de ingresar al camino del
vehículo, la cabeza se gira hacia la dirección en la que
18/50
vendría el vehículo. La búsqueda visual varía con res-
pecto a los tres tipos de amenazas: vehículos trasero,
por los lados y por delante. Los vehículos que vienen
trasero requieren el mayor movimiento de cabeza y son
menos buscados. Estas búsquedas son realizadas por
solo alrededor del % de los peatones. Las búsquedas de
vehículos que vienen de lado y de adelante son más fre-
cuentes y las realizan aproximadamente el 50 y el 60%
de los peatones. Curiosamente, entre el 8 y el 25% de
los peatones en las intersecciones semaforizadas del
centro sin señales auditivas no buscan amenazas.(42)
2.3.3 Tiempo Percepción-reacción
El tiempo de percepción-reacción (PRT) incluye tiempo
para detectar un objetivo, procesar la información, deci-
dir una respuesta e iniciar una reacción. Aunque los va-
lores más altos, como 1,5 o 2,5 segundos, se usan co-
múnmente porque se adaptan al gran porcentaje de con-
ductores en la mayoría de las situaciones, es importante
considerar que el PRT no es fijo. PRT depende de los
elementos humanos discutidos en secciones anteriores,
incluido el procesamiento de información, el estado de
alerta del conductor, las expectativas del conductor y la
visión.
Las siguientes secciones describen los componentes del
tiempo de percepción-reacción: detección, decisión y
respuesta.
El tiempo de reacción de la percepción está influido por:
el tiempo de detección, el tiempo de decisión y el tiempo
de respuesta.
Detección
El inicio de PRT comienza con la detección de un objeto
u obstáculo que tiene potencial para causar un choque.
En esta etapa, el conductor no sabe si el objeto obser-
vado es realmente algo por lo que preocuparse y, de ser
así, el nivel de preocupación.
La detección toma una fracción de segundo para un ob-
jeto esperado o un objeto muy llamativo colocado donde
está mirando el conductor. Sin embargo, por la noche,
un objeto que se encuentra a varios grados de la línea
de visión y que tiene un contraste bajo en comparación
con el fondo, no visible durante muchos segundos. El
objeto no se ve hasta que el contraste del objeto exceda
el umbral de sensibilidad de contraste del conductor que
lo ve.
Las choques en la detección son más probables para
objetos que:
• A más de unos pocos grados de la línea de visión
del conductor;
• Contraste mínimamente con el fondo;
• De tamaño pequeño;
• Visto en presencia de deslumbramiento;
• Sin moverse; y,
Inesperado y no buscado activamente por el conductor.
Detectado un objeto u obstáculo, se determinan sus para
tener suficiente información para decidir la acción. La
identificación se retrasará cuando el objeto detectado no
sea familiar. Por ejemplo, un camión semirremolque
averiado, de plataforma baja con reflectores inadecua-
dos que bloquean un camino en la noche será inespe-
rado y difícil de identificar.
Detectado un objeto u obstáculo y recopilado suficiente
información para identificarlos, se decide qué acción
adoptar.
Decisión
La decisión no implica ninguna acción; es un proceso
mental basado sobre lo que se sabe de la situación que
determina cómo responderá el conductor.
El tiempo de decisión depende en gran medida de las
circunstancias que aumentan la complejidad de una de-
cisión o requieren que requiere inmediatez. Muchas de-
cisiones son rápidas cuando la respuesta es obvia. Por
ejemplo, cuando el conductor está a una distancia con-
siderable de la intersección y el semáforo se pone en
rojo, se necesita un tiempo mínimo para tomar la deci-
sión. Si, por el contrario, el conductor está cerca de la
intersección y el semáforo se pone en amarillo, hay un
dilema: ¿es posible detenerse cómodamente sin correr
el riesgo de ser chocado trasero por un vehículo que lo
sigue, o es mejor detenerse? ¿o continuar a través de la
intersección? El tiempo para tomar esta decisión de pa-
rar o seguir será más largo, dado que hay dos opciones
razonables y más información para procesar.
Decidir lleva más tiempo cuando hay una cantidad de
información inadecuada o en exceso. Si el conductor ne-
cesita más información, debe buscarla. Si hay dema-
siada información, el conductor debe revisarla para en-
contrar los elementos esenciales, lo que resulta en un
esfuerzo y tiempo innecesarios. Las decisiones llevan
más tiempo cuando los conductores tienen que determi-
nar la naturaleza de la información poco clara, como
fragmentos de reflejo por la noche. Los fragmentos de
reflejo provienen de varias fuentes, como escombros
inofensivos o un vehículo detenido.
Respuesta
Recopilada y procesado la información y adoptada una
decisión, se necesita tiempo para responder física-
mente; principalmente es una función de la capacidad
física para actuar sobre la decisión y varía con la edad,
el estilo de vida (deportivo, activo o sedentario) y el es-
tado de alerta.
Percepción-Tiempos de reacción en diversas condi-
ciones
Varios factores presentes en cada situación de manejo
particular afectan la percepción del conductor-tiempo de
reacción; por lo tanto, no es un valor fijo. La orientación
para una situación de detección sencilla proviene de un
estudio de los tiempos de percepción-reacción de la “dis-
tancia de vista de detención”. El experimento se realizó
a la luz del día mientras un conductor subía una colina y
miraba el camino en el mismo momento en que un objeto
que bloqueaba parcialmente el camino apareció sin pre-
vio aviso. La mayoría de los conductores (85 %) reac-
cionó en 1,3 segundos y el 95 % de los conductores
reaccionó en 1,6 segundos.(En un estudio más reciente
19/50
que examinó la respuesta de los conductores a objetos
inesperados que ingresan al camino, se concluyó que
una percepción
El tiempo de reacción de percepción de aproximada-
mente 2,0 segundos parece incluir casi todas las res-
puestas de los sujetos en todas las condiciones evalua-
das. (12).
Sin embargo, el tiempo de reacción de percepción de 2,0
segundos , inapropiado para aplicar a un objeto de bajo
contraste. visto de noche. Aunque un objeto esté en la
línea de visión del conductores de pies, es posible que
la luz de las luces bajas de los faros sea insuficiente y
que el contraste entre el objeto y el fondo sea insufi-
ciente para que el conductor lo vea. No se considera que
el tiempo de percepción-reacción comience hasta que el
objeto haya alcanzado el nivel de visibilidad necesario
para la detección, que varía de un conductor a otro y
está influido por el estado de expectativa del conductor.
Un estudio de simulación de manejo encontró que los
conductores que anticipaban tener que responder a pea-
tones en el borde del camino tardaron un promedio de
1,4 segundos en responder a un peatón de alto contraste
y 2,8 segundos para responder a un peatón de bajo con-
traste, lo que indica una reducción sustancial. efecto del
contraste en el tiempo de percepción-reacción.(El des-
lumbramiento prolongó aún más estos tiempos de per-
cepción-reacción. Los sujetos en los experimentos están
anormalmente alertas y se podría esperar que los tiem-
pos de reacción en el mundo real sean más largos.
El tiempo de percepción-reacción no es un valor fijo. De-
pende de la visión del conductor, la visibilidad de un dis-
positivo de control de tránsito u objetos adelante, la com-
plejidad de la respuesta requerida y la urgencia de esa
respuesta.
2.3.4. Elección de velocidad
Un aspecto central de la seguridad vial es la elección de
velocidad del conductor. Si bien los límites de velocidad
influyen en la elección de la velocidad del conductor, es-
tas no son las únicas influencias ni las más importantes.
Los conductores seleccionan la velocidad usando seña-
les perceptivas y de "mensaje de camino". Comprender
estas señales ayuda a establecer velocidades de auto-
rregulación con una aplicación mínima o nula.
Esta sección incluye un resumen de cómo las señales
perceptuales y de mensajes del camino influyen en la
elección de la velocidad.
Señales perceptuales
La señal principal de un conductor para elegir la veloci-
dad proviene de la visión periférica. En experimentos en
los que se pide a los conductores que calculen su velo-
cidad de viaje con la visión periférica choqueada (solo
se usa el campo de visión central), la capacidad de esti-
mar la velocidad es deficiente. Esto se debe a que la
vista cambia muy lentamente en el centro de una escena
de camino. Si, por el contrario, la parte central de la es-
cena del camino está choqueada, las claves del mensaje
del camino incluyen: flujo de información en la visión pe-
riférica, nivel de ruido, adaptación de la velocidad y geo-
metría del camino, y se les pide a los conductores que
estimen la velocidad en función de la vista periférica, los
conductores lo hacen mucho mejor.(La transmisión (o
"flujo óptico") de información en la visión periférica es
una de las mayores influencias en las estimaciones de
velocidad de los conductores. En consecuencia, si los
estímulos periféricos están cerca, los conductores senti-
rán que van más rápido que si se encuentran en una si-
tuación abierta. En un estudio, se pidió a los conductores
que condujeran a 60 mph con el velocímetro tapado. En
una situación de camino abierta, la velocidad promedio
fue de 57 mph. Después de las mismas instrucciones,
pero a lo largo de una ruta bordeada de árboles, la velo-
cidad promedio fue de 53 mph.(Los investigadores creen
que los árboles cerca del camino proveyeron estimula-
ción periférica, dando una sensación de mayor veloci-
dad.
El nivel de ruido es una pista importante para elegir la
velocidad. Varios estudios examinaron cómo la elimina-
ción de señales de ruido. Velocidad de viaje determi-
nada. Mientras que los oídos de los conductores estaban
cubiertos (con orejeras), se les pidió que viajaran a una
velocidad particular. Todos los conductores subestima-
ron la velocidad a la que iban y condujeron de 4 a 6 mph
más rápido que cuando estaban presentes las señales
sonoras habituales.(11,10) proveer pavimentos más
suaves.
El tiempo de reacción de la percepción no es fijo. Está influido por muchos factores: visión del conductor,
visibilidad de los objetos y complejidad de la situación.
Las señales de los mensajes de camino incluyen: flujo de información en visión periférica, nivel de ruido,
adaptación de velocidad y geometría del camino
20/50
Otro aspecto de la elección de la velocidad es la adap-
tación de la velocidad. Esta es la experiencia de salir de
una autopista después de un largo lapso de conducción
y tener dificultades para cumplir con el límite de veloci-
dad en un camino principal. Un estudio requirió que los
sujetos condujeran durante 20 millas en una autopista y
luego redujeran su velocidad a 40 mph en un camino
principal. La velocidad promedio en la vía arterial fue de
50 millas por hora.(Esta velocidad fue más alta que la
velocidad solicitada a pesar de que estos conductores
estaban perfectamente conscientes del efecto de adap-
tación, les dijeron a los investigadores que sabían que
este efecto estaba ocurriendo y trataron de bajar su ve-
locidad. Se demostró que el efecto de adaptación dura
hasta cinco o seis minutos después de salir de una au-
topista y que ocurre incluso después de lapsos muy cor-
tos de alta velocidad.(Diversas técnicas de gestión de
acceso, colocación de señales y dispositivos para apa-
ciguar el tránsito ayudan a reducir la velocidad. efectos
de adaptación.
Señales de mensajes del camino
conductores interpretan el entorno del camino como un
todo para fomentar velocidades rápidas o lentas según
los efectos de la geometría, el terreno u otros elementos
del camino. Aunque es posible que los conductores no
tengan toda la información para evaluar correctamente
una velocidad segura, responden a lo que ven. Los
conductores tienden a manejar más rápido en un camino
recto con varios carriles, banquinas anchos y una amplia
zona despejada, que los conductores en un camino an-
gosto y sinuoso sin banquina o con un acantilado al cos-
tado. Por ejemplo, las velocidades en las rectas de los
caminos rurales están relacionadas con la sección trans-
versal y otras variables, como el radio de la curva antes
y después de la recta, la distancia visual disponible y el
terreno en general.(La dificultad de la tarea de conducir
por la geometría del camino (p. ej., curvas pronunciadas,
banquinas estrechos) influye fuertemente en la percep-
ción del riesgo por parte del conductor y, a su vez, en la
velocidad del conductor.
El Anexo 2-6 muestra la relación entre la percepción del
riesgo, la velocidad, varios elementos geométricos y los
dispositivos de control.
Estas relaciones se obtuvieron de un estudio en el que
los conductores recorrieron una sección del camino dos
veces. Cada vez se registró la velocidad del vehículo. La
primera vez que los sujetos de prueba viajaron por el ca-
mino, condujeron el vehículo. La segunda vez que los
sujetos de prueba viajaron por el camino, había pasaje-
ros en el vehículo que hacían estimaciones continuas del
riesgo de un choque.(Como se muestra en el Anexo 2-
6, donde los conductores percibían que el riesgo de cho-
que era mayor (por ejemplo, curvas, distancia visual li-
mitada), redujeron su velocidad de viaje.
Anexo 2-6: Riesgo percibido de un choque y velocidad
Las placas de advertencia de velocidad en las señales
de advertencia de las curvas parecen tener poco efecto
sobre la velocidad de aproximación a las curvas, proba-
blemente porque los conductores sienten que tienen su-
ficiente información de la vía en sí y seleccionan la ve-
locidad según la apariencia de la curva y su geometría.
Un estudio registró las velocidades de 40 conductores,
que no estaban familiarizados con la ruta, en curvas con
y sin placas de velocidad. Aunque se registraron los mo-
vimientos de los ojos del conductor y se encontró que
los conductores miraban la señal de advertencia, la pre-
sencia de una placa de velocidad no tuvo efecto en la
velocidad seleccionada por los conductores.(22) Por el
contrario, un estudio de secciones arteriales rectas en-
contró alguna influencia del límite de velocidad, pero sin
influencia de las variables de diseño vial. Las secciones
estudiadas tenían límites de velocidad que oscilaban
entre 25 y 55 mph. El límite de velocidad representó el 53% de la variación en la velocidad, pero no se encontró que
factores tales como el alineamiento, la sección transversal, la presencia en la mediana y las variables al costado del
camino estuvieran estadísticamente relacionados con la velocidad de operación.(21)
2.4. ORIENTACIÓN POSITIVA
El conocimiento de las limitaciones humanas en el pro-
cesamiento de la información y la confianza humana en
las expectativas para compensar esas limitaciones en el
procesamiento de la información condujeron al enfoque
de "orientación positiva" para el diseño vial. Este enfo-
que se basa en una combinación de factores humanos y
principios de ingeniería de tránsito.(18) El principio
central es que el diseño vial que se corresponde con las
limitaciones y expectativas del conductor aumenta la
probabilidad de que los conductores respondan a situa-
ciones e información correcta y rápidamente. Por el con-
trario, cuando los conductores no reciben información de
manera oportuna, cuando están sobrecargados de
21/50
información o cuando no se cumplen sus expectativas,
ocurren respuestas lentas y errores.
El enfoque de orientación positiva para el diseño vial considera las limitaciones, expectativas y principios
de ingeniería del conductor.
El diseño que se ajusta a las expectativas a largo plazo
reduce la posibilidad de error del conductor. Por ejemplo,
los conductores esperan que no haya semáforos en las
autopistas y el enfoque de orientación positiva para el
diseño vial considera las limitaciones, expectativas y
principios de ingeniería del conductor.
Las salidas están a la derecha. Si el diseño se ajusta a
esas expectativas, reduce el riesgo de un choque. Las
expectativas a corto plazo se ven afectadas por las de-
cisiones de diseño. Un ejemplo de expectativa a corto
plazo es que las curvas subsiguientes en un tramo de
camino sean graduales, dado que todas las curvas an-
teriores fueron graduales.
Con respecto a los dispositivos de control de tránsito, el
enfoque de orientación positiva hace hincapié en ayudar
al conductor a procesar la información con precisión y
rapidez al considerar:
• Primacía: determine la ubicación de los letreros se-
gún la importancia de la información y evite presen-
tar información al conductor cuando y donde la infor-
mación no sea esencial.
• Difundir: Cuando toda la información requerida por
el conductor no pueda colocarse en un letrero o en
varios letreros en un solo lugar, extienda la señaliza-
ción a lo largo del camino para que la información se
brinde en pequeños fragmentos para reducir la
carga de información.
• Codificación: Siempre que sea posible, organice
piezas de información en unidades más grandes.
• La codificación de color y forma de las señales de
tránsito logra esta organización al representar infor-
mación específica sobre el mensaje según el color
del fondo de la señal y la forma del panel de la señal
(por ejemplo, las señales de advertencia son amari-
llas, las señales reglamentarias son blancas).
• Redundancia: Decir lo mismo en más de una forma.
Por ejemplo, la señal PARE en América del Norte
tiene una forma y un mensaje únicos, los cuales
transmiten el mensaje de detenerse. Un segundo
ejemplo de redundancia es dar la misma información
mediante el uso de dos dispositivos (por ejemplo,
"no rebasar" indicado con señales y marcas en el
pavimento).
La influencia de los principales elementos del diseño vial, las tareas de conducción y el error humano en
los tipos de choques comunes se resumen en la sección 2.5.
2.5. EFECTOS DEL DISEÑO VIAL SOBRE EL CONDUCTOR
Esta sección considera los principales elementos del di-
seño vial, las tareas relacionadas con el conductor y los
errores humanos asociados con los tipos de choques co-
munes. No pretende ser un resumen completo, pero
tiene la intención de proveer ejemplos para ayudar a
identificar oportunidades en las que se aplica el conoci-
miento de los factores humanos para mejorar el diseño.
2.5.1. Intersecciones y puntos de acceso
Como se discutió en la Sección 2.2, la tarea de conduc-
ción involucra elementos de control, guía y navegación.
En las intersecciones, cada uno de estos elementos pre-
senta desafíos:
• Control: el camino a través de la intersección gene-
ralmente no está marcado e implica girar;
• Orientación: existen numerosos conflictos potencia-
les con otros vehículos, peatones y ciclistas en ca-
minos en conflicto; y
• Navegación: los cambios de dirección generalmente
se realizan en las intersecciones, y la señalización
del nombre del camino es difícil de ubicar y leer a
tiempo para lograr cualquier cambio de carril reque-
rido.
• En el proceso de negociación de cualquier intersec-
ción, los conductores deben:
• Detectar la intersección;
• Identificar la señalización y los caminos apropiados;
• Busque vehículos, peatones y ciclistas en un camino
conflictivo;
• Evaluar la adecuación de los espacios para los mo-
vimientos de giro;
• Tomar rápidamente una decisión de alto/arranque al
acercarse a una sección semaforizada cuando se
encuentre en la zona de decisión; y
Completar con éxito maniobras de paso o giro.
Por lo tanto, las intersecciones exigen mucho a los con-
ductores en términos de búsqueda visual, estimación de
brechas y requisitos de toma de decisiones que aumen-
tan el potencial de error. Las estadísticas de choques
viales muestran que aunque las intersecciones constitu-
yen una pequeña porción de la red de caminos, alrede-
dor del 50% de todos los choques urbanos y el 25% de
los choques rurales están relacionados con las intersec-
ciones.(43) Un estudio de los factores humanos contribu-
yentes a las causas de los choques encontró que el tipo
de error más frecuente fue “vigilancia inadecuada”, y que
el 74% de estos errores ocurrieron en las intersecciones.
En aproximadamente la mitad de los casos, los conduc-
tores no miraron, y en aproximadamente la mitad de los
casos, los conductores "miraron pero no vieron".(41,15)
22/50
Errores que conducen a choques de deslizamiento
trasero y lateral
Los choques finales y de barrido lateral incluyen lo si-
guiente:
• Asumir que el conductor principal, una vez que
avanza, continuará a través de la señal PARE, pero
el conductor principal se detiene por que reconoce
tarde que hay un vehículo o peatón en un camino
conflictivo.
• Suponiendo que el conductor de cabeza pasará una
luz verde o amarilla, pero el conductor de cabeza se
detiene por una mayor precaución. Los conductores
que se suceden deciden diferente en esta “zona de
dilema”. A medida que aumenta la velocidad, au-
menta la longitud de la zona de dilema. Además, a
medida que aumenta la velocidad, la desaceleración
requerida es mayor y la probabilidad de un choque
trasero aumenta.
• Suponiendo que el conductor principal continuará a
través de una luz verde o amarilla, pero el conductor
principal reduce la velocidad o se detiene por que un
vehículo ingresa o sale de un punto de acceso justo
antes de la intersección, o un vehículo que sale de
un punto de acceso repentinamente irrumpiendo en
el carril, o un paso de peatones con un semáforo en
rojo.
• Cambiar de carril para evitar un vehículo que frena
o se detiene, con búsqueda inadecuada.
• Situaciones que distraen e inducen a no detectar los
vehículos lentos o detenidos. Las situaciones de dis-
tracción incluyen:
• Preocupación por pensamientos personales,
• Atención dirigida a tareas ajenas a la conducción del
vehículo,
• Distracción del camino por un objeto en el borde del
camino,
Anticipación del semáforo adelante.
Errores que conducen a choques en los giros
Los movimientos de giro suelen ser más exigentes con
respecto a la búsqueda visual, el juicio de espacios y el
control de trayectoria que los movimientos de paso. Los
movimientos de giro provocan choques en interseccio-
nes o puntos de acceso por lo siguiente:
• Limitaciones de percepción,
• Choque visual,
• Trampa de giro-izquierda permisiva y
Búsqueda visual inadecuada.
A continuación, se describen estos errores comunes que
conducen a choques al girar en las intersecciones.
Limitaciones de percepción
Las limitaciones de percepción en la estimación de las
velocidades de los vehículos que se acercan podrían ha-
cer que los conductores de giro-izquierda seleccionen
un espacio inadecuado en el tránsito que se aproxima.
Es posible que los conductores de giro-izquierda durante
una luz verde permisiva no se den cuenta de que un
vehículo que se aproxima se está moviendo a alta velo-
cidad.
Choque visual
Un choque visual limita la visibilidad de un vehículo que
se aproxima al girar en una intersección. Alrededor del
40% de los choques en intersecciones involucran un
choque de la vista.(41) Los pilares del parabrisas en el
vehículo, los postes de servicios públicos, los letreros
comerciales y los vehículos estacionados bloquean la
vista del conductor de un peatón, ciclista o motocicleta
en un camino conflictivo en un punto crítico. durante la
breve mirada que un conductor hace en esa dirección.
Los choques visuales ocurren cuando el desplazamiento
de las bahías de giro-izquierda da como resultado que
los vehículos en el carril opuesto de giro-izquierda cho-
queen la vista del conductor que gira a la izquierda de
un vehículo de paso que se aproxima.
Trampa de giro- izquierda permisiva
En un camino de alto tránsito, los conductores de giro-
izquierda en una luz verde permisiva se ven obligados a
esperar a que una luz amarilla haga su giro, momento
en el cual entran en conflicto con los conductores que se
aproximan y continúan hacia una luz roja.
Búsqueda visual inadecuada
Los conductores de giro-derecha concentran su bús-
queda visual solo en los vehículos que vienen por la iz-
quierda y no detectan un ciclista o peatón que cruza por
la derecha. (1) Esto es especialmente probable si los
conductores no se detienen antes del giro-derecha en
Las estadísticas de choques viales muestran que aunque las intersecciones constituyen una pequeña parte
de la red de caminos, alrededor del 50 por ciento de todos los choques urbanos y el 25 por ciento de los cho-
ques rurales están relacionados con las intersecciones.
Los movimientos de giro en las intersecciones provocan choques por las limitaciones de percepción, choque
visual, zonas de dilema y búsqueda visual inadecuada.
23/50
rojo, y como resultado tienen menos tiempo para buscar
tanto a la izquierda como a la derecha.
Errores que conducen a choques de ángulo
• Los choques de ángulo ocurren por:
• Detección retrasada de una intersección (señal o se-
máforo) en la que se requiere una PARE;
• Retraso en la detección de cruce de tránsito por
parte de un conductor que deliberadamente viola la
señal o señal;
Búsqueda inadecuada de cruces de tránsito o espacios
apropiados.
Es posible que los conductores no vean un semáforo o
una señal PARE por la falta de atención, o a una combi-
nación de falta de atención y falta de elementos del men-
saje en el camino que harían que los conductores espe-
raran la necesidad de detenerse. Por ejemplo, la visibili-
dad del pavimento de la intersección o el tránsito que
cruza es deficiente, o los conductores con derecho de
paso durante cierta distancia estiman que la próxima in-
tersección no parezca de un camino principal que re-
quiera una detención. En un área urbana donde las se-
ñales están poco espaciadas, inadvertidamente los con-
ductores atienden la señal más allá de la que enfrentan.
Los conductores que se aproximan a alta velocidad que-
dan atrapados en la zona de dilema y continúan pasando
un semáforo en rojo.
Errores causas de choques de usuarios vulnerables
A menudo, los choques de peatones y ciclistas resultan
de una búsqueda inadecuada y falta de visibilidad. La
búsqueda inadecuada es por parte del conductor, pea-
tón o ciclista. En choques de giro-derecha, se encontró
que los peatones y los conductores son igualmente cul-
pables de no buscar. En los choques de giro-izquierda,
los conductores tienen la culpa con más frecuencia, pro-
bablemente porque la tarea de giro-izquierda es más exi-
gente visualmente que la tarea de girar a la derecha para
el conductor.(20)
Ejemplos de errores causan choques de peatones:
Los peatones que cruzan en los semáforos confían en
que el semáforo les da el derecho de paso y no buscan
adecuadamente el tránsito que gira.
Los peatones se interponen en el camino de un vehículo
demasiado cerca para que el conductor tenga tiempo su-
ficiente para detenerse.
Al tomar en cuenta el tiempo de percepción-respuesta,
un conductor necesita más de m para detenerse cuando
viaja a 50 kph. Los peatones están en riesgo por el
tiempo que requieren los conductores para responder, y
por la energía involucrada en las choques, incluso a
bajas velocidades. Cambios relativamente pequeños en
la velocidad tienen un gran efecto en la gravedad de un
choque de peatones. Un peatón atropellado a 40 mph
tiene un 85% de posibilidades de morir; a mph el riesgo
se reduce t o 45%; a 20 mph, el riesgo se reduce al
5%.(27) La poca visibilidad, especialmente de noche,
aumenta considerablemente el riesgo de un choque de
peatones o ciclistas. La ropa es a menudo oscura, pro-
veyendo poco contraste con el fondo. Aunque el alum-
brado público ayuda a los conductores a ver a los pea-
tones, el alumbrado público crea zonas desiguales de
luz y oscuridad que dificultan la visibilidad de los peato-
nes a cualquier distancia.
2.5.2. Distribuidores
En los distribuidores, los conductores viajan a altas ve-
locidades y, al mismo tiempo, enfrentan altas exigencias
en tareas de navegación, guía y control. El número de
choques en los distribuidores como resultado de un error
del conductor está influido por los siguientes elementos
de diseño:
• rama de entrada/longitud de fusión,
• distancia entre terminales de rama sucesivas,
• distancia visual de decisión y señalización de guía,
y
diseño de rama de salida.
La búsqueda inadecuada y la falta de visibilidad causan
choques de peatones y bicicletas.
Rama de entrada/Longitud de fusión
Si los conductores que ingresan a una autopista no ace-
leran a la velocidad del flujo de tránsito (p. ej., por la lon-
gitud del carril de aceleración, la pendiente de la rampa,
un error del conductor o el volumen de camiones pesa-
dos), los conductores que ingresan se fusionarán con la
línea principal a una velocidad demasiado lenta y corre
el riesgo de aceptar un espacio inadecuado. Alternativa-
mente, la autopista está congestionada o si los vehículos
de la línea principal están siguiendo de cerca, es difícil
para los conductores encontrar un espacio apropiado
donde incorporarse.
Distancia entre terminales de rampas sucesivas
Si la siguiente rama de salida está cerca de la rama de
entrada, los conductores que ingresan (acelerando) en-
trarán en conflicto con los conductores que salen (des-
acelerando) a lo largo de la sección entrecruzada y los
choques aumentan.(40,16) Dada la búsqueda visual re-
querida tanto por los conductores que entran como por
los que salen, y la necesidad de apartar la mirada del
tránsito que se encuentra inmediatamente adelante para
verificar si hay espacios en el carril adyacente, los
Un peatón atropellado a 65 km/h tiene un 85% de
posibilidades de morir; a 50 km/h el riesgo de mo-
rir se reduce al 45%; a 30 km/h, el riesgo de morir
se reduce al 5%.
La cantidad de choques alrededor de un distribui-
dor está influida por: la longitud de la rama de en-
trada/combinación, el espacio de la rampa, la dis-
tancia visual y el radio de la rama de salida.
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf

Más contenido relacionado

Similar a MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf

V2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdf
V2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdfV2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdf
V2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
V2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdf
V2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdfV2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdf
V2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
V3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 211p.pdf
V3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 211p.pdfV3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 211p.pdf
V3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 211p.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
V3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 187p.pdf
V3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 187p.pdfV3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 187p.pdf
V3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 187p.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdf
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdfMSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdf
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdf
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdfMSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdf
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdf
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdfMSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdf
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
V1.2 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 279p NUEVO 9.12.22_compressed (1).pdf
V1.2 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 279p NUEVO 9.12.22_compressed (1).pdfV1.2 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 279p NUEVO 9.12.22_compressed (1).pdf
V1.2 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 279p NUEVO 9.12.22_compressed (1).pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
10.53 nchrp 633 efectos anchosbanquina&medianasobreseguridad
10.53   nchrp 633 efectos anchosbanquina&medianasobreseguridad10.53   nchrp 633 efectos anchosbanquina&medianasobreseguridad
10.53 nchrp 633 efectos anchosbanquina&medianasobreseguridadSierra Francisco Justo
 
12 fhwa tx 2007 senalizacion curva horizontal
12 fhwa tx 2007 senalizacion curva horizontal12 fhwa tx 2007 senalizacion curva horizontal
12 fhwa tx 2007 senalizacion curva horizontalSierra Francisco Justo
 
12 fhwa tx 2007 señalización curva horizontal
12 fhwa tx 2007 señalización curva horizontal12 fhwa tx 2007 señalización curva horizontal
12 fhwa tx 2007 señalización curva horizontalSierra Francisco Justo
 
2 fhwa-tx senalizacion curvahorizontal2007 31p
2   fhwa-tx senalizacion curvahorizontal2007 31p2   fhwa-tx senalizacion curvahorizontal2007 31p
2 fhwa-tx senalizacion curvahorizontal2007 31pSierra Francisco Justo
 
Velocidad operacion mejora_seguridad_via
Velocidad operacion mejora_seguridad_viaVelocidad operacion mejora_seguridad_via
Velocidad operacion mejora_seguridad_viaSierra Francisco Justo
 
17 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 2
17 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 217 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 2
17 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 2Sierra Francisco Justo
 
17 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 2
17 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 217 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 2
17 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 2Sierra Francisco Justo
 

Similar a MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf (20)

V1 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 287p.pdf
V1 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 287p.pdfV1 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 287p.pdf
V1 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 287p.pdf
 
V3 C13-C17 TRAD GOOGLE.pdf
V3 C13-C17 TRAD GOOGLE.pdfV3 C13-C17 TRAD GOOGLE.pdf
V3 C13-C17 TRAD GOOGLE.pdf
 
V2 C10-C12 TRAD GOOGLE.pdf
V2 C10-C12 TRAD GOOGLE.pdfV2 C10-C12 TRAD GOOGLE.pdf
V2 C10-C12 TRAD GOOGLE.pdf
 
V2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdf
V2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdfV2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdf
V2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdf
 
V2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdf
V2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdfV2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdf
V2 C10-C12 TRAD GOOGLE-fjs 339p.pdf
 
V1 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 345p.pdf
V1 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 345p.pdfV1 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 345p.pdf
V1 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 345p.pdf
 
V3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 211p.pdf
V3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 211p.pdfV3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 211p.pdf
V3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 211p.pdf
 
V3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 187p.pdf
V3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 187p.pdfV3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 187p.pdf
V3 C13-C17 TRAD GOOGLE-fjs 187p.pdf
 
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdf
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdfMSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdf
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdf
 
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdf
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdfMSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdf
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdf
 
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdf
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdfMSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdf
MSV Introducción AASHTO 2010 TRAD 17p.pdf
 
V1.2 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 279p NUEVO 9.12.22_compressed (1).pdf
V1.2 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 279p NUEVO 9.12.22_compressed (1).pdfV1.2 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 279p NUEVO 9.12.22_compressed (1).pdf
V1.2 C1-C9 TRAD GOOGLE-fjs 279p NUEVO 9.12.22_compressed (1).pdf
 
10.53 nchrp 633 efectos anchosbanquina&medianasobreseguridad
10.53   nchrp 633 efectos anchosbanquina&medianasobreseguridad10.53   nchrp 633 efectos anchosbanquina&medianasobreseguridad
10.53 nchrp 633 efectos anchosbanquina&medianasobreseguridad
 
12 fhwa tx 2007 senalizacion curva horizontal
12 fhwa tx 2007 senalizacion curva horizontal12 fhwa tx 2007 senalizacion curva horizontal
12 fhwa tx 2007 senalizacion curva horizontal
 
12 fhwa tx 2007 señalización curva horizontal
12 fhwa tx 2007 señalización curva horizontal12 fhwa tx 2007 señalización curva horizontal
12 fhwa tx 2007 señalización curva horizontal
 
2 fhwa-tx senalizacion curvahorizontal2007 31p
2   fhwa-tx senalizacion curvahorizontal2007 31p2   fhwa-tx senalizacion curvahorizontal2007 31p
2 fhwa-tx senalizacion curvahorizontal2007 31p
 
0 HSMP-1 (2).pdf
0 HSMP-1 (2).pdf0 HSMP-1 (2).pdf
0 HSMP-1 (2).pdf
 
Velocidad operacion mejora_seguridad_via
Velocidad operacion mejora_seguridad_viaVelocidad operacion mejora_seguridad_via
Velocidad operacion mejora_seguridad_via
 
17 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 2
17 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 217 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 2
17 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 2
 
17 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 2
17 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 217 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 2
17 min ndot 2008 rotondas modernas toolbox 2
 

Más de FRANCISCOJUSTOSIERRA

TR-514 (3) - DOS COLUMNAS PASCUA 2024 3.4 8.4.24.pdf
TR-514 (3) - DOS COLUMNAS PASCUA 2024 3.4 8.4.24.pdfTR-514 (3) - DOS COLUMNAS PASCUA 2024 3.4 8.4.24.pdf
TR-514 (3) - DOS COLUMNAS PASCUA 2024 3.4 8.4.24.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
TR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdf
TR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdfTR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdf
TR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
Documento 50 - 1-120 - 51+52 borrador.pdf
Documento 50 - 1-120 - 51+52 borrador.pdfDocumento 50 - 1-120 - 51+52 borrador.pdf
Documento 50 - 1-120 - 51+52 borrador.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
TRADUCCION fjs TR-14 arabia13 febrero 2024.pdf
TRADUCCION fjs TR-14 arabia13 febrero 2024.pdfTRADUCCION fjs TR-14 arabia13 febrero 2024.pdf
TRADUCCION fjs TR-14 arabia13 febrero 2024.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
1-s2.0-S1877042811009797-main - S187704281.pdf
1-s2.0-S1877042811009797-main - S187704281.pdf1-s2.0-S1877042811009797-main - S187704281.pdf
1-s2.0-S1877042811009797-main - S187704281.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
TR-518 (3) - sábado 27 enero 2024 - Joya Joya.pdf
TR-518 (3) - sábado 27 enero 2024 - Joya Joya.pdfTR-518 (3) - sábado 27 enero 2024 - Joya Joya.pdf
TR-518 (3) - sábado 27 enero 2024 - Joya Joya.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
TRADUCCIÓN fjs biendocumento arábigo 2.pdf
TRADUCCIÓN fjs biendocumento arábigo 2.pdfTRADUCCIÓN fjs biendocumento arábigo 2.pdf
TRADUCCIÓN fjs biendocumento arábigo 2.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
TRADUCCIÓN fjs redocumento arábigo 2.pdf
TRADUCCIÓN fjs redocumento arábigo 2.pdfTRADUCCIÓN fjs redocumento arábigo 2.pdf
TRADUCCIÓN fjs redocumento arábigo 2.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
TRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓN 2.pdf
TRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓN 2.pdfTRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓN 2.pdf
TRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓN 2.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
TR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdf
TR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdfTR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdf
TR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdfMSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdfMSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdfMSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdfMSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
01 ArgentinaCountryReportLecternPresentation02 ISGD2015.pdf
01 ArgentinaCountryReportLecternPresentation02 ISGD2015.pdf01 ArgentinaCountryReportLecternPresentation02 ISGD2015.pdf
01 ArgentinaCountryReportLecternPresentation02 ISGD2015.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
101 Seguridad&DiseñoOriginalpdf 31d..pdf
101 Seguridad&DiseñoOriginalpdf 31d..pdf101 Seguridad&DiseñoOriginalpdf 31d..pdf
101 Seguridad&DiseñoOriginalpdf 31d..pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
DNV67ADENDA80LEY 24449AUSOLEICAMA10CHVLHIDRO.pdf
DNV67ADENDA80LEY 24449AUSOLEICAMA10CHVLHIDRO.pdfDNV67ADENDA80LEY 24449AUSOLEICAMA10CHVLHIDRO.pdf
DNV67ADENDA80LEY 24449AUSOLEICAMA10CHVLHIDRO.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
DNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574pppppp.pdf
DNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574pppppp.pdfDNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574pppppp.pdf
DNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574pppppp.pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
DNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574p. pdf
DNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574p.     pdfDNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574p.     pdf
DNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574p. pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 
TrazadoDisenoGeometricoEGIC DNV FiUBA(1).pdf
TrazadoDisenoGeometricoEGIC DNV FiUBA(1).pdfTrazadoDisenoGeometricoEGIC DNV FiUBA(1).pdf
TrazadoDisenoGeometricoEGIC DNV FiUBA(1).pdfFRANCISCOJUSTOSIERRA
 

Más de FRANCISCOJUSTOSIERRA (20)

TR-514 (3) - DOS COLUMNAS PASCUA 2024 3.4 8.4.24.pdf
TR-514 (3) - DOS COLUMNAS PASCUA 2024 3.4 8.4.24.pdfTR-514 (3) - DOS COLUMNAS PASCUA 2024 3.4 8.4.24.pdf
TR-514 (3) - DOS COLUMNAS PASCUA 2024 3.4 8.4.24.pdf
 
TR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdf
TR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdfTR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdf
TR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdf
 
Documento 50 - 1-120 - 51+52 borrador.pdf
Documento 50 - 1-120 - 51+52 borrador.pdfDocumento 50 - 1-120 - 51+52 borrador.pdf
Documento 50 - 1-120 - 51+52 borrador.pdf
 
TRADUCCION fjs TR-14 arabia13 febrero 2024.pdf
TRADUCCION fjs TR-14 arabia13 febrero 2024.pdfTRADUCCION fjs TR-14 arabia13 febrero 2024.pdf
TRADUCCION fjs TR-14 arabia13 febrero 2024.pdf
 
1-s2.0-S1877042811009797-main - S187704281.pdf
1-s2.0-S1877042811009797-main - S187704281.pdf1-s2.0-S1877042811009797-main - S187704281.pdf
1-s2.0-S1877042811009797-main - S187704281.pdf
 
TR-518 (3) - sábado 27 enero 2024 - Joya Joya.pdf
TR-518 (3) - sábado 27 enero 2024 - Joya Joya.pdfTR-518 (3) - sábado 27 enero 2024 - Joya Joya.pdf
TR-518 (3) - sábado 27 enero 2024 - Joya Joya.pdf
 
TRADUCCIÓN fjs biendocumento arábigo 2.pdf
TRADUCCIÓN fjs biendocumento arábigo 2.pdfTRADUCCIÓN fjs biendocumento arábigo 2.pdf
TRADUCCIÓN fjs biendocumento arábigo 2.pdf
 
TRADUCCIÓN fjs redocumento arábigo 2.pdf
TRADUCCIÓN fjs redocumento arábigo 2.pdfTRADUCCIÓN fjs redocumento arábigo 2.pdf
TRADUCCIÓN fjs redocumento arábigo 2.pdf
 
TRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓN 2.pdf
TRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓN 2.pdfTRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓN 2.pdf
TRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓNTRADUCCIÓN 2.pdf
 
TR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdf
TR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdfTR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdf
TR-518 DiseñoCostadoCamino Emiratos Resumen.pdf
 
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdfMSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
 
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdfMSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
 
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdfMSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
 
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdfMSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf
 
01 ArgentinaCountryReportLecternPresentation02 ISGD2015.pdf
01 ArgentinaCountryReportLecternPresentation02 ISGD2015.pdf01 ArgentinaCountryReportLecternPresentation02 ISGD2015.pdf
01 ArgentinaCountryReportLecternPresentation02 ISGD2015.pdf
 
101 Seguridad&DiseñoOriginalpdf 31d..pdf
101 Seguridad&DiseñoOriginalpdf 31d..pdf101 Seguridad&DiseñoOriginalpdf 31d..pdf
101 Seguridad&DiseñoOriginalpdf 31d..pdf
 
DNV67ADENDA80LEY 24449AUSOLEICAMA10CHVLHIDRO.pdf
DNV67ADENDA80LEY 24449AUSOLEICAMA10CHVLHIDRO.pdfDNV67ADENDA80LEY 24449AUSOLEICAMA10CHVLHIDRO.pdf
DNV67ADENDA80LEY 24449AUSOLEICAMA10CHVLHIDRO.pdf
 
DNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574pppppp.pdf
DNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574pppppp.pdfDNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574pppppp.pdf
DNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574pppppp.pdf
 
DNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574p. pdf
DNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574p.     pdfDNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574p.     pdf
DNV'67-LEY 24449-EICAM'A10 574p. pdf
 
TrazadoDisenoGeometricoEGIC DNV FiUBA(1).pdf
TrazadoDisenoGeometricoEGIC DNV FiUBA(1).pdfTrazadoDisenoGeometricoEGIC DNV FiUBA(1).pdf
TrazadoDisenoGeometricoEGIC DNV FiUBA(1).pdf
 

Último

Informe Mensual MARZO DE SUPERVISION.docx
Informe Mensual MARZO DE SUPERVISION.docxInforme Mensual MARZO DE SUPERVISION.docx
Informe Mensual MARZO DE SUPERVISION.docxTAKESHISAC
 
FORMACION-INTEGRAL-DE-LINIEROS modelo de curso.pdf
FORMACION-INTEGRAL-DE-LINIEROS modelo de curso.pdfFORMACION-INTEGRAL-DE-LINIEROS modelo de curso.pdf
FORMACION-INTEGRAL-DE-LINIEROS modelo de curso.pdfEfrain Yungan
 
5.1 MATERIAL COMPLEMENTARIO Sesión 02.pptx
5.1 MATERIAL COMPLEMENTARIO Sesión 02.pptx5.1 MATERIAL COMPLEMENTARIO Sesión 02.pptx
5.1 MATERIAL COMPLEMENTARIO Sesión 02.pptxNayeliZarzosa1
 
Edificio residencial Becrux en Madrid. Fachada de GRC
Edificio residencial Becrux en Madrid. Fachada de GRCEdificio residencial Becrux en Madrid. Fachada de GRC
Edificio residencial Becrux en Madrid. Fachada de GRCANDECE
 
Estudio de materiales asfalticos para utilizar en obras viales
Estudio de materiales asfalticos para utilizar en obras vialesEstudio de materiales asfalticos para utilizar en obras viales
Estudio de materiales asfalticos para utilizar en obras vialesRamonCortez4
 
electricidad básica, ejemplos prácticos y ejercicios
electricidad básica, ejemplos prácticos y ejercicioselectricidad básica, ejemplos prácticos y ejercicios
electricidad básica, ejemplos prácticos y ejerciciosEfrain Yungan
 
Revista estudiantil, trabajo final Materia ingeniería de Proyectos
Revista estudiantil, trabajo final Materia ingeniería de ProyectosRevista estudiantil, trabajo final Materia ingeniería de Proyectos
Revista estudiantil, trabajo final Materia ingeniería de ProyectosJeanCarlosLorenzo1
 
01 COSTOS UNITARIOS Y PRESUPUESTO DE OBRA-EXPEDIENTE TECNICO DE OBRA.pptx
01 COSTOS UNITARIOS Y PRESUPUESTO DE OBRA-EXPEDIENTE TECNICO DE OBRA.pptx01 COSTOS UNITARIOS Y PRESUPUESTO DE OBRA-EXPEDIENTE TECNICO DE OBRA.pptx
01 COSTOS UNITARIOS Y PRESUPUESTO DE OBRA-EXPEDIENTE TECNICO DE OBRA.pptxluiscisnerosayala23
 
LICENCIA DE CONSTRUCCION, Y EDIFICACIONES RESPECTO A LA LEY 29090.pptx
LICENCIA DE CONSTRUCCION, Y EDIFICACIONES RESPECTO A LA LEY 29090.pptxLICENCIA DE CONSTRUCCION, Y EDIFICACIONES RESPECTO A LA LEY 29090.pptx
LICENCIA DE CONSTRUCCION, Y EDIFICACIONES RESPECTO A LA LEY 29090.pptxLucindaMy
 
La mineralogia y minerales, clasificacion
La mineralogia y minerales, clasificacionLa mineralogia y minerales, clasificacion
La mineralogia y minerales, clasificacionnewspotify528
 
Sistema de Base de Datos para renta de trajes
Sistema de Base de Datos para renta de trajesSistema de Base de Datos para renta de trajes
Sistema de Base de Datos para renta de trajesjohannyrmnatejeda
 
Edificio residencial Tarsia de AEDAS Homes Granada
Edificio residencial Tarsia de AEDAS Homes GranadaEdificio residencial Tarsia de AEDAS Homes Granada
Edificio residencial Tarsia de AEDAS Homes GranadaANDECE
 
CONSTRUCCIONES II - SEMANA 01 - REGLAMENTO NACIONAL DE EDIFICACIONES.pdf
CONSTRUCCIONES II - SEMANA 01 - REGLAMENTO NACIONAL DE EDIFICACIONES.pdfCONSTRUCCIONES II - SEMANA 01 - REGLAMENTO NACIONAL DE EDIFICACIONES.pdf
CONSTRUCCIONES II - SEMANA 01 - REGLAMENTO NACIONAL DE EDIFICACIONES.pdfErikNivor
 
LIQUIDACION OBRAS PUBLICAS POR CONTRATA.pdf
LIQUIDACION OBRAS PUBLICAS  POR CONTRATA.pdfLIQUIDACION OBRAS PUBLICAS  POR CONTRATA.pdf
LIQUIDACION OBRAS PUBLICAS POR CONTRATA.pdfManuelVillarreal44
 
Topografía 1 Nivelación y Carretera en la Ingenierías
Topografía 1 Nivelación y Carretera en la IngenieríasTopografía 1 Nivelación y Carretera en la Ingenierías
Topografía 1 Nivelación y Carretera en la IngenieríasSegundo Silva Maguiña
 
PRIMER Y SEGUNDO TEOREMA DE CASTIGLIANO.pdf
PRIMER Y SEGUNDO TEOREMA DE CASTIGLIANO.pdfPRIMER Y SEGUNDO TEOREMA DE CASTIGLIANO.pdf
PRIMER Y SEGUNDO TEOREMA DE CASTIGLIANO.pdfAuraGabriela2
 
CUENCAS HIDROGRAFICAS CARACTERIZACION GEOMORFOLOGIAS DE LA CUENTA
CUENCAS HIDROGRAFICAS CARACTERIZACION GEOMORFOLOGIAS DE LA CUENTACUENCAS HIDROGRAFICAS CARACTERIZACION GEOMORFOLOGIAS DE LA CUENTA
CUENCAS HIDROGRAFICAS CARACTERIZACION GEOMORFOLOGIAS DE LA CUENTAvanessaecharry2511
 
I LINEAMIENTOS Y CRITERIOS DE INFRAESTRUCTURA DE RIEGO.pptx
I LINEAMIENTOS Y CRITERIOS DE INFRAESTRUCTURA DE RIEGO.pptxI LINEAMIENTOS Y CRITERIOS DE INFRAESTRUCTURA DE RIEGO.pptx
I LINEAMIENTOS Y CRITERIOS DE INFRAESTRUCTURA DE RIEGO.pptxPATRICIAKARIMESTELAL
 
PPT - MODIFICACIONES PRESUPUESTARIAS - Anexo II VF.pdf
PPT - MODIFICACIONES PRESUPUESTARIAS - Anexo II VF.pdfPPT - MODIFICACIONES PRESUPUESTARIAS - Anexo II VF.pdf
PPT - MODIFICACIONES PRESUPUESTARIAS - Anexo II VF.pdfDarwinJPaulino
 

Último (20)

Informe Mensual MARZO DE SUPERVISION.docx
Informe Mensual MARZO DE SUPERVISION.docxInforme Mensual MARZO DE SUPERVISION.docx
Informe Mensual MARZO DE SUPERVISION.docx
 
FORMACION-INTEGRAL-DE-LINIEROS modelo de curso.pdf
FORMACION-INTEGRAL-DE-LINIEROS modelo de curso.pdfFORMACION-INTEGRAL-DE-LINIEROS modelo de curso.pdf
FORMACION-INTEGRAL-DE-LINIEROS modelo de curso.pdf
 
5.1 MATERIAL COMPLEMENTARIO Sesión 02.pptx
5.1 MATERIAL COMPLEMENTARIO Sesión 02.pptx5.1 MATERIAL COMPLEMENTARIO Sesión 02.pptx
5.1 MATERIAL COMPLEMENTARIO Sesión 02.pptx
 
Edificio residencial Becrux en Madrid. Fachada de GRC
Edificio residencial Becrux en Madrid. Fachada de GRCEdificio residencial Becrux en Madrid. Fachada de GRC
Edificio residencial Becrux en Madrid. Fachada de GRC
 
Estudio de materiales asfalticos para utilizar en obras viales
Estudio de materiales asfalticos para utilizar en obras vialesEstudio de materiales asfalticos para utilizar en obras viales
Estudio de materiales asfalticos para utilizar en obras viales
 
electricidad básica, ejemplos prácticos y ejercicios
electricidad básica, ejemplos prácticos y ejercicioselectricidad básica, ejemplos prácticos y ejercicios
electricidad básica, ejemplos prácticos y ejercicios
 
Revista estudiantil, trabajo final Materia ingeniería de Proyectos
Revista estudiantil, trabajo final Materia ingeniería de ProyectosRevista estudiantil, trabajo final Materia ingeniería de Proyectos
Revista estudiantil, trabajo final Materia ingeniería de Proyectos
 
01 COSTOS UNITARIOS Y PRESUPUESTO DE OBRA-EXPEDIENTE TECNICO DE OBRA.pptx
01 COSTOS UNITARIOS Y PRESUPUESTO DE OBRA-EXPEDIENTE TECNICO DE OBRA.pptx01 COSTOS UNITARIOS Y PRESUPUESTO DE OBRA-EXPEDIENTE TECNICO DE OBRA.pptx
01 COSTOS UNITARIOS Y PRESUPUESTO DE OBRA-EXPEDIENTE TECNICO DE OBRA.pptx
 
LICENCIA DE CONSTRUCCION, Y EDIFICACIONES RESPECTO A LA LEY 29090.pptx
LICENCIA DE CONSTRUCCION, Y EDIFICACIONES RESPECTO A LA LEY 29090.pptxLICENCIA DE CONSTRUCCION, Y EDIFICACIONES RESPECTO A LA LEY 29090.pptx
LICENCIA DE CONSTRUCCION, Y EDIFICACIONES RESPECTO A LA LEY 29090.pptx
 
La mineralogia y minerales, clasificacion
La mineralogia y minerales, clasificacionLa mineralogia y minerales, clasificacion
La mineralogia y minerales, clasificacion
 
Sistema de Base de Datos para renta de trajes
Sistema de Base de Datos para renta de trajesSistema de Base de Datos para renta de trajes
Sistema de Base de Datos para renta de trajes
 
Linea del tiempo de la inteligencia artificial.pptx
Linea del tiempo de la inteligencia artificial.pptxLinea del tiempo de la inteligencia artificial.pptx
Linea del tiempo de la inteligencia artificial.pptx
 
Edificio residencial Tarsia de AEDAS Homes Granada
Edificio residencial Tarsia de AEDAS Homes GranadaEdificio residencial Tarsia de AEDAS Homes Granada
Edificio residencial Tarsia de AEDAS Homes Granada
 
CONSTRUCCIONES II - SEMANA 01 - REGLAMENTO NACIONAL DE EDIFICACIONES.pdf
CONSTRUCCIONES II - SEMANA 01 - REGLAMENTO NACIONAL DE EDIFICACIONES.pdfCONSTRUCCIONES II - SEMANA 01 - REGLAMENTO NACIONAL DE EDIFICACIONES.pdf
CONSTRUCCIONES II - SEMANA 01 - REGLAMENTO NACIONAL DE EDIFICACIONES.pdf
 
LIQUIDACION OBRAS PUBLICAS POR CONTRATA.pdf
LIQUIDACION OBRAS PUBLICAS  POR CONTRATA.pdfLIQUIDACION OBRAS PUBLICAS  POR CONTRATA.pdf
LIQUIDACION OBRAS PUBLICAS POR CONTRATA.pdf
 
Topografía 1 Nivelación y Carretera en la Ingenierías
Topografía 1 Nivelación y Carretera en la IngenieríasTopografía 1 Nivelación y Carretera en la Ingenierías
Topografía 1 Nivelación y Carretera en la Ingenierías
 
PRIMER Y SEGUNDO TEOREMA DE CASTIGLIANO.pdf
PRIMER Y SEGUNDO TEOREMA DE CASTIGLIANO.pdfPRIMER Y SEGUNDO TEOREMA DE CASTIGLIANO.pdf
PRIMER Y SEGUNDO TEOREMA DE CASTIGLIANO.pdf
 
CUENCAS HIDROGRAFICAS CARACTERIZACION GEOMORFOLOGIAS DE LA CUENTA
CUENCAS HIDROGRAFICAS CARACTERIZACION GEOMORFOLOGIAS DE LA CUENTACUENCAS HIDROGRAFICAS CARACTERIZACION GEOMORFOLOGIAS DE LA CUENTA
CUENCAS HIDROGRAFICAS CARACTERIZACION GEOMORFOLOGIAS DE LA CUENTA
 
I LINEAMIENTOS Y CRITERIOS DE INFRAESTRUCTURA DE RIEGO.pptx
I LINEAMIENTOS Y CRITERIOS DE INFRAESTRUCTURA DE RIEGO.pptxI LINEAMIENTOS Y CRITERIOS DE INFRAESTRUCTURA DE RIEGO.pptx
I LINEAMIENTOS Y CRITERIOS DE INFRAESTRUCTURA DE RIEGO.pptx
 
PPT - MODIFICACIONES PRESUPUESTARIAS - Anexo II VF.pdf
PPT - MODIFICACIONES PRESUPUESTARIAS - Anexo II VF.pdfPPT - MODIFICACIONES PRESUPUESTARIAS - Anexo II VF.pdf
PPT - MODIFICACIONES PRESUPUESTARIAS - Anexo II VF.pdf
 

MSV 2009 part ABCD - C1-17&GLOSARIO 606p 12.1.24.pdf

  • 1. 1/50 MANUAL DE SEGURIDAD VIAL 2009 - PRIMERA EDICIÓN BORRADOR TRADUCCIÓN PARCIAL GOOGLE AJUSTADA 2023 C±S [1] HIGHWAY SAFETY MANUAL - fhwa-trb-nchrp+aashto pdf - chrome-extension://efaidnbmnnnibpcaj- pcglclefindmkaj/https://lnkd.in/dvyCy_Nc PARTE A – PREFACIO [3] A.1. Propósito A.2. Necesidad A.3. Historia A.4. Consideraciones y precauciones A.5. Ediciones futuras A.1. PROPÓSITO DEL MSV El Manual de Seguridad Vial (MSV) es un recurso que transmite/difunde conocimientos y herramientas de se- guridad en una forma útil para basar las decisiones so- bre el rendimiento de la seguridad vial. El enfoque es proveer información cuantitativa para fundamentar las decisiones. Reúne la información y metodologías para medir, estimar y evaluar los caminos en términos de fre- cuencia anual del número, gravedad y nivel de lesiones por Choque*. Presenta herramientas y metodologías para considerar la "seguridad" en toda la gama de actividades viales: pla- nificación, programación, desarrollo de proyectos, cons- trucción, operaciones y mantenimiento. El propósito es transmitir el conocimiento actual sobre información de seguridad vial para uso de una amplia gama de profe- sionales del transporte. * Crash original; Accident Modification Factor (AMF) se tradujo Choque Modificación Factor (CMF). A.2. NECESIDAD DEL MSV Antes de esta edición del MSV, los profesionales del transporte no tenían un solo recurso nacional para obte- ner información cuantitativa sobre el análisis y la evalua- ción de choques. El MSV comienza a llenar este vacío, dando a los profesionales del transporte conocimientos, técnicas y metodologías actuales para: estimar la fre- cuencia y gravedad de los choques futuros e identificar y evaluar opciones para reducir la frecuencia y gravedad de los choques. Además de usar métodos descriptivos de mejores ma- neras, el MSV usa metodologías predictivas que mejo- ran y amplían el uso de métodos de estimación de cho- ques a diseños o condiciones nuevas y alternativas en lapsos pasados o futuros. Los métodos predictivos más rigurosos desde el punto de vista estadístico en el MSV reducen la vulnerabilidad de los métodos basados en choques históricos a las variaciones aleatorias de los da- tos de choques y proveen un medio para estimar los cho- ques en función de la geometría, las características ope- rativas y los volúmenes de tránsito. Estas técnicas dan la oportunidad de: 1) mejorar la confiabilidad de las acti- vidades comunes, como la detección de lugares en una red en los que reducir los choques y 2) ampliar el análisis para incluir evaluaciones de características geométricas y operativas nuevas o alternativas. A.3. HISTORIA DE LA PRIMERA EDICIÓN DEL MSV Se realizó una sesión de conferencia especial en la reunión anual de la Junta de Investigación de Transporte (TRB) el 1 de enero sobre el tema de la predicción de los efectos del diseño y la operación de caminos en la se- guridad vial. Los participantes de la sesión concluyeron que una de las razones de la falta de énfasis cuantitativo en la seguridad operacional en la toma de decisiones es la ausencia de un único documento autorizado para es- timar cuantitativamente la "seguridad". El 1 de diciembre se realizó un taller bajo el patrocinio de ocho comités TRB financiado por FHWA, para determinar la necesi- dad, naturaleza y factibilidad de producir un Manual de Seguridad Vial. Se elaboró un esquema inicial y un plan para un MSV. Esto condujo a la formación de un Grupo de Trabajo TRB para el Desarrollo de un Manual de Se- guridad Vial. Bajo la dirección de este grupo de trabajo de voluntarios se produjo esta edición. El grupo de tra- bajo formó varios subcomités para supervisar varios as- pectos de investigación y desarrollo de la tarea. Se em- plearon grupos de revisión independientes para evaluar los resultados de la investigación antes de la prepara- ción final de los materiales. La mayor parte de la investi- gación y el desarrollo fue financiada por el NCHRP, con financiamiento suplementario significativo y apoyo para la investigación provista por la FHWA. Finalmente, AASHTO formó un MSV Task Force en TBA para monitorear y participar en las etapas finales del desarrollo de esta edición. A.4. CONSIDERACIONES Y PRECAUCIONES AL USAR EL MSV El MSV provee herramientas analíticas basadas en co- nocimientos, métodos y procesos aceptados, en una forma que usan los profesionales del transporte. El MSV será usado por personas con una variedad de antecedentes profesionales y técnicos, que incluyen in- geniería, planificación, operaciones de campo, cumplimiento y educación. Llegarán al MSV con diferen- tes niveles de comprensión de los fundamentos de la se- guridad vial. El Capítulo 1, Introducción y descripción ge- neral, informa clave y el contexto para comprender cómo aplicar e integrar el análisis de seguridad relacionado con las actividades comunes en la planificación, el
  • 2. 2/50 diseño y las operaciones de caminos. El MSV incluye técnicas tradicionales de análisis de "seguridad" y aplica desarrollos recientes en metodologías de estimación y evaluación de choques. La mayoría de las técnicas ana- líticas son nuevas; es importante comprender completa- mente el material presentado en el Capítulo 2 Factores humanos y el Capítulo 3 Fundamentos, para compren- der las razones del desarrollo y uso de estas técnicas. Por qué el MSV no tiene en cuenta las diferencias espe- cíficas de la jurisdicción, contiene técnicas de calibración para modificar herramientas para uso local. Esto es ne- cesario por las diferencias en los factores, tales como las poblaciones de conductores, las condiciones de los ca- minos y los costados de los caminos locales, la compo- sición del tránsito, la geometría típica y las medidas de control del tránsito. hay variaciones en la forma en que cada estado o jurisdicción informa los choques y admi- nistra los datos de choques. El Capítulo 3 Fundamentos analiza este tema y otros relacionados con la confiabili- dad de los datos de choques. La calibración no hace que los datos de choques sean uniformes en todos los esta- dos. De manera similar, para aplicar el MSV fuera de los Estados Unidos y Canadá debe hacerse con precaución. Los modelos y los resultados de la investigación presen- tados en este documento no son aplicables en otros paí- ses, ya que los sistemas viales, la capacitación y el com- portamiento de los conductores, y las frecuencias y los patrones de gravedad de los choques son muy diferentes. Como mínimo, las técnicas presentadas en el MSV deben calibrarse correctamente. El MSV no es un estándar legal de atención en cuanto a la información contenida en este documento. En cambio, el MSV provee herramientas y técnicas ana- líticas para cuantificar los efectos potenciales de las de- cisiones tomadas en la planificación, el diseño, las ope- raciones y el mantenimiento. No existe tal cosa como la "seguridad" absoluta. Hay riesgo en todo transporte por camino. Un objetivo univer- sal es reducir el número y la gravedad de los choques en los límites de los recursos , la ciencia, la tecnología y las prioridades establecidas por la legislación. La infor- mación en el MSV se provee para ayudar a las agencias en su esfuerzo por integrar la seguridad en sus procesos de toma de decisiones. El MSV no pretende ser un sus- tituto del ejercicio del buen juicio de ingeniería. La publi- cación y el uso o no uso del MSV no creará ni impondrá ningún estándar de conducta ni ningún deber hacia el público o cualquier persona. Como recurso, el MSV no remplaza publicaciones como el Manual sobre dispositivos uniformes de control de tránsito (MUTCD), el Libro verde u otro libro de AASHTO, y lineamientos, manuales y políticas de la agencia. Si surgen conflictos entre estas publicaciones y el MSV, las publicaciones previamente establecidas de- ben tener el peso que de otro modo tendrían, si es según un buen juicio de ingeniería. El MSV justifica una excep- ción de las publicaciones previamente establecidas. A.5.FUTURAS EDICIONES DEL MSV Esta primera edición del MSV provee los conocimientos y prácticas más actuales y aceptados relacionados con la gestión de la seguridad vial. Los grupos de trabajo TRB y AASHTO MSV reconocen que el conocimiento y los métodos de análisis están evolucionando y mejo- rando con nuevas investigaciones y lecciones aprendi- das en la práctica. La evolución en la práctica y el cono- cimiento profesional se verá influida por esta primera edición del MSV porque introduce nuevos métodos, téc- nicas e información para los profesionales del trans- porte. La base de conocimientos continuará creciendo y mejorando la comprensión de los profesionales del transporte sobre cómo las decisiones relacionadas con la planificación, el diseño, las operaciones y el manteni- miento afectan la frecuencia y gravedad de los choques. La profesión del transporte seguirá aprovechando la oportunidad de aprender más sobre las relaciones entre las ocurrencias de choques en varios tipos de instalacio- nes y la geometría correspondiente y las características operativas de esas instalaciones que afectan la frecuen- cia y gravedad de los choques. Esto se facilitará a medida que las agencias mejoren los procesos usados para recopilar y mantener datos sobre: choques, geometría de la vía, volúmenes de tránsito, usos del suelo y muchos otros datos útiles para evaluar el entorno y el contexto de la vía en el que ocurren los choques. Estas y/u otras posibles mejoras en las técnicas de aná- lisis y el conocimiento se reflejarán en futuras ediciones del MSV.
  • 3. 3/50 Notas del traductor MSV Accident Modification Factor = CMF = Crash Modification Factor = CMF Un tiempo verbal es simple cuando se constituye por un solo verbo, mientras que los tiempos verbales com- puestos se forman a partir de la suma del verbo auxiliar “haber” y otro verbo en participio. Cada una de las formas de los tiempos verbales compuestos se corresponde con una forma del tiempo verbal simple. En la traducción se adoptó la forma simple. El original inglés condiciona frecuentemente sus afirmaciones con el verbo poder (may); suprimido en la traducción. Si algo se puede hacer es porque se hace, mucho o poco. Se suprimieron los artículos repetidos, y se adoptó el sujeto tácito. Falta ajustar la concordancia de género y número entre sustantivo y adjetivo. (Uf) Supresiones/cambios: no solo…, sino también (y), sin embargo, cabe destacar, a los efectos de (para), den- tro de (en), proporcionar (dar, proveer), como se dijo (según), se puede hacer (se hace), optimizar (optimar), influenciar (influir), reemplazar (remplazar), fatal (mortal), severidad (gravedad), guión (guion), intervalo de tiempo (lapso), dirección (sentido), Avenida Santa Fé (Fe), la primer (primera), oíd (escuchad), hubieron (hubo), anteúltimo (penúltimo), omnibuses (ómnibus), salida desde la calzada (despiste)… .
  • 4. 4/50 PARTE A— INTRODUCCIÓN Y FUNDAMENTOS [7] CAPÍTULO 1: INTRODUCCIÓN Y RESUMEN (9) 1. Propósito y público objetivo. 2. Avance en el conocimiento de la seguridad. 3. Aplicaciones. 4. Alcance y organización. 5. Relación del MSV con el proceso de desarrollo del proyecto. 6. Relación de actividades y Proyectos para el MSV. 7. Resumen. 8. Referencias. EXHIBITS/ANEXOS/ANEXOS/TABLAS/GRÁFICOS Anexo 1-1: Organización del Manual de Seguridad Vial. Anexo 1-2: Relación del proceso de desarrollo de proyectos con el MSV. Anexo 1-3: Tipos y actividades generales de proyectos y el SMH. Parte A: Introducción, Factores Humanos y Fundamentos
  • 5. 5/50 CAPÍTULO 1: INTRODUCCIÓN Y VISIÓN GENERAL [9] 1.1. PROPÓSITO Y DESTINATARIOS El Manual de Seguridad Vial (MSV) provee herramientas y técnicas analíticas para cuantificar los efectos poten- ciales sobre los choques como resultado de las decisio- nes tomadas en la planificación, diseño, operaciones y mantenimiento. No existe tal cosa como la seguridad absoluta. Hay riesgo en todo transporte por camino. Un objetivo universal es reducir el número y la gravedad de los choques en los límites de los recursos, la ciencia y la tecnología, al mismo tiempo que se cumplen las priori- dades establecidas por la legislación. La información en el MSV se provee para ayudar a las agencias en su es- fuerzo por integrar la seguridad en sus procesos de toma de decisiones. Específicamente, el MSV está escrito para profesionales a nivel estatal, de condado, de orga- nización de planificación metropolitana (MPO) o local. Los usuarios previstos del MSV tienen una comprensión del campo de la seguridad del transporte a través de la experiencia, la educación o ambas. Esta base de cono- cimiento incluye: • Familiaridad con los principios generales y la prác- tica de la seguridad en el transporte; • Familiaridad con los procedimientos estadísticos bá- sicos y la interpretación de los resultados; y, • Competencia adecuada para ejercer un buen criterio de seguridad vial e ingeniería operativa. Los usuarios y profesionales descritos anteriormente in- cluyen, entre otros, planificadores de transporte, diseña- dores de caminos, ingenieros de tránsito y otros profe- sionales del transporte que toman decisiones discrecio- nales de planificación, diseño y operación de caminos. El MSV está destinado a ser un documento de recursos que se usa en todo el país para ayudar a los profesiona- les del transporte a realizar análisis de seguridad de una manera técnicamente sólida y coherente, mejorando así las decisiones tomadas en función del rendimiento de la seguridad. La documentación usada, desarrollada, compilada o re- compilada para los análisis realizados según el MSV está protegida por la ley federal (23 USC). El MSV no pretende ser, ni establece, un estándar legal de atención para usuarios o profesionales en cuanto a la información contenida en este documento. La publicación y el uso o no uso del MSV no creará ni impondrá ningún estándar de conducta ni ningún deber hacia el público o cualquier persona. El MSV no remplaza publicaciones como el Manual so- bre dispositivos uniformes de control de tránsito (MU- TCD) del USDOT FHWA; el Libro Verde u otras guías, manuales y políticas de AASHTO y de la agencia. Si sur- gen conflictos entre estas publicaciones y el MSV, se debe dar a las publicaciones previamente establecidas el peso que de otro modo tendrían, si es según un buen juicio de ingeniería. El MSV justifica una excepción de publicaciones previamente establecidas. El Manual de Seguridad en los caminos (MSV) provee herramientas y técnicas analíticas para cuantificar los efectos potenciales en los choques como resultado de las decisiones tomadas en la planificación, el diseño, las operaciones y el mantenimiento. El MSV no es un estándar legal de atención para los usuarios; no remplaza las publicaciones existentes. 1.2. AVANCES EN CONOCIMIENTO DE SEGURIDAD Las nuevas técnicas y conocimientos en el MSV reflejan la evolución en el análisis de seguridad de métodos des- criptivos a análisis cuantitativos y predictivos; el Anexo gris a continuación explica las diferencias entre el mé- todo descriptivo y predictivo. La información a lo largo del MSV destaca las fortalezas y limitaciones de los métodos presentados. Análisis descriptivos y análisis predictivos cuantitativos ¿Qué son los análisis descriptivos? Los análisis descriptivos tradicionales incluyen métodos como la frecuencia, la tasa de cho- ques y el daño a la propiedad equivalente (EPDO), que resumen en diferentes formas el histo- rial de ocurrencia, tipo y / o gravedad del choque en un lugar. ¿Qué son los análisis predictivos cuantitativos? Los análisis predictivos cuantitativos se usan para calcular el número esperado y la gravedad de los choques en lugares con características geométricas y operativas similares para condi- ciones existentes, condiciones futuras y / o alternativas de diseño vial. ¿Cuál es la diferencia? Los análisis descriptivos se centran en resumir y cuantificar la información sobre los cho- ques que ocurrieron en un lugar (resumir los datos históricos de choques en diferentes formas). Los análisis predictivos se centran en estimar el número promedio esperado y la gravedad de los choques en lugares con características geométricas y operativas simila- res. El número esperado y previsto de choques por gravedad se usa para comparaciones entre diferentes alternativas de diseño.
  • 6. 6/50 Si bien estos análisis predictivos son cuantitativa y esta- dísticamente válidos, no predicen exactamente un resul- tado determinado en un lugar en particular. Además, no se aplican sin el ejercicio de un buen juicio de ingeniería. La Sección 1.3 describe en general las aplicaciones del MSV. 1.3. APLICACIONES El MSV se usa para: • Identificar los lugares con mayor potencial para la reducción de la frecuencia o gravedad de los cho- ques; • Identificar los factores contribuyentes a los choques y las posibles contramedidas asociadas para abor- dar estos problemas; • Realizar evaluaciones económicas de mejoras y priorizar proyectos; • Evaluar los beneficios de reducción de choques de los tratamientos aplicados; • Calcular el efecto de varias alternativas de diseño en la frecuencia y gravedad de los choques; • Estimar la frecuencia y gravedad de los choques po- tenciales en las redes de caminos; y • Estimar los efectos potenciales sobre la frecuencia y gravedad de los choques de las decisiones de pla- nificación, diseño, operaciones y políticas. • Estas aplicaciones se usan para considerar proyec- tos y actividades relacionadas no solo con la seguri- dad, sino aquellas destinadas a mejorar otros aspec- tos de la vía, como la capacidad, las comodidades para los peatones y el servicio de tránsito. El MSV da la oportunidad de considerar la seguridad cuanti- tativamente junto con otras medidas típicas de ren- dimiento del transporte. 1.4. ALCANCE Y ORGANIZACIÓN El énfasis del MSV está en cuantificar los efectos de se- guridad de las decisiones en la planificación, el diseño, las operaciones y el mantenimiento mediante el uso de métodos analíticos. La primera edición no aborda temas como la educación del conductor, aplicación de la ley y seguridad vehicular, aunque se reconoce que estas son consideraciones importantes en el amplio tema de me- jorar la seguridad vial. El MSV está organizado en las siguientes cuatro partes: • Parte A: Introducción, factores humanos y funda- mentos • Parte B - Proceso de gestión de la seguridad vial • Parte C - Método predictivo • Parte D - Factores de modificación de choques Parte A Introducción, factores humanos y funda- mentos La parte A describe el propósito y el alcance del MSV. Explica la relación del MSV con las actividades de plani- ficación, diseño, operaciones y mantenimiento. La Parte A presenta una descripción general de los principios de factores humanos para la seguridad vial y los fundamen- tos de los procesos y herramientas descritos en el MSV. El contenido del Capítulo 3 Fundamentos provee la información básica necesaria antes de aplicar el método predictivo, los factores de modificación de choques o los métodos de evaluación provistas en el MSV. Este conte- nido es la base del material de las Partes B, C y D. Los capítulos de la Parte A son: • Capítulo 1: Introducción y descripción general • Capítulo 2: Factores humanos • Capítulo 3: Fundamentos Parte B Proceso de gestión de la seguridad vial La parte B presenta los pasos usadas para monitorear y reducir la frecuencia y gravedad de los choques en las redes viales existentes. Incluye métodos útiles para identificar lugares de mejora, diagnóstico, selección de contramedidas, evaluación económica, priorización de proyectos y evaluación de efectividad. Los capítulos de la Parte B son: • Capítulo 4: Evaluación de la red • Capítulo 5: Diagnóstico • Capítulo 6: Selección de contramedidas • Capítulo 7: Evaluación económica • Capítulo 8: Priorización de proyectos • Capítulo 9: Evaluación del rendimiento de la se- guridad Parte A Capítulo 2 Factores humanos y Capítulo 3 Fundamentos información básica necesaria para entender cómo aplicar el MSV. La Parte B (Capítulos 4 a 9) presenta el proceso de gestión de la seguridad vial, incluidas las herramientas para analizar la detección de red. La Parte C (Capítulos 10 a 12) presenta el método predictivo para estimar el promedio esperado de choques en caminos rurales de dos carriles, caminos rurales multicarriles, y arterias urbanas y suburbanas. Método predictivo de la Parte C La Parte C del MSV provee un método predictivo para estimar la frecuencia promedio esperada de choques de una red, instalación o lugar individual. La estimación se hace para las condiciones existentes, las condiciones al- ternativas o nuevas propuestas. El método predictivo se aplica a un lapso, volumen de tránsito y características de diseño geométrico constantes de la calzada. El método predictivo de la Parte C es más aplicable cuando se desarrollan y evalúan múltiples soluciones para una ubicación específica. Por ejemplo, un proyecto vial que está considerando diferentes alternativas de sección transversal podría usar el la Parte C para evaluar la fre- cuencia promedio esperada de choques de cada alter- nativa.
  • 7. 7/50 La Parte C se usa como fuente de Funciones-de-rendi- miento-de-seguridad (FRS). Los capítulos de la Parte C contienen el método de pre- dicción para los siguientes tipos de instalaciones: • Capítulo 10: Vías rurales de dos carriles (seg- mentos e intersecciones) • Capítulo 11: Caminos rurales multicarriles (seg- mentos e intersecciones) • Capítulo 12: Arteriales urbanos y suburbanos (segmentos e intersecciones) Las ediciones futuras del MSV ampliarán el material in- cluido en la Parte C para incluir información aplicable a tipos adicionales de instalaciones viales. .La Parte D (Capítulos 13 a 17) contiene segmentos-de-caminos, intersecciones, distribuidores, instalacio- nes especiales y redes de caminos relacionadas con CMF. Parte D Factores de modificación de choques La Parte D resume los efectos de varios tratamientos ta- les como modificaciones geométricas y operativas en un lugar. Algunos de los efectos se cuantifican como facto- res de modificación de choques (CMF). Los CMF cuan- tifican el cambio en la frecuencia promedio esperada de choques como resultado de modificaciones en un lugar. Los CMF en Factores de modificación de choques de la Parte D se usan como un recurso para los métodos y cálculos presentados en el Capítulo 6 Contramedidas seleccionadas, el Capítulo 7 Evaluación económica y los capítulos en el Método predictivo de la Parte C. Algunos CMF de la Parte D se usan en el Método predictivo de la Parte C. Sin embargo, no todos los CMF presentados en la Parte D se aplican a los modelos predictivos de la Parte C. Los CMF en general se usan para probar op- ciones de diseño alternativas. Los capítulos de la Parte D son: • Capítulo 13: Segmentos-de-caminos • Capítulo 14: Intersecciones • Capítulo 15: Distribuidores • Capítulo 16: Instalaciones especiales • Capítulo 17: Redes viales Cada capítulo incluye exhibiciones que resumen los tra- tamientos y los CMF. El apéndice de cada capítulo contiene los tratamientos para los que no se dispone de CMF pero se conocen las tendencias generales (p. ej., aumento o disminución en la ocurrencia de choques) y los tratamientos cuyos efec- tos de choques se desconocen. Al igual que en la Parte C, se prevé que el material incluido en la Parte D se am- plíe en futuras ediciones del MSV. Anexo 1-1: Organización del Manual de Seguridad Vial
  • 8. 8/50 1.4.1. Relación entre partes del MSV El Anexo 1-1 ilustra la relación entre las cuatro partes del MSV y cómo los capítulos asociados en cada parte se relacionan entre sí. La Parte A es la base para la información restante en el MSV. Esta parte presenta conocimientos fundamentales útiles a lo largo del manual. Las Partes B, C y D se usan en cualquier orden después de la Parte A, según el pro- pósito del proyecto o análisis. Los capítulos en cada parte se usan en el orden más aplicable a un proyecto específico en lugar de trabajar en cada capítulo en or- den. La línea discontinua que conecta la Parte C con los Capítulos 4 y 7 indica que las funciones-de-rendimiento- de-seguridad de la Parte C se calibran y aplican en los Capítulos 4 y 7. La línea discontinua que conecta la Parte D con los Capítulos 6 y 7 indica que los factores de modificación del choque de la Parte D se usan para los cálculos en los Capítulos 6 y 7. 1. 4.2. Actividades más allá del alcance del MSV Los procedimientos del MSV respaldan el análisis de in- geniería y la toma de decisiones para reducir la frecuencia y/o la gravedad de los choques en una red vial. En general, la reducción de choques se obtiene con- siderando: • Cumplimiento de la ley • Educación de usuarios viales • Mejorar la respuesta a incidentes y los servicios mé- dicos de emergencia (EMS) • Mejorar el rendimiento de la seguridad vehicular Aplicación de las leyes de tránsito, el cumplimiento de las leyes de conducción bajo la influencia, el uso ade- cuado de los dispositivos de sujeción para pasajeros, la educación de los conductores y otros esfuerzos legisla- tivos relacionados con la seguridad, junto con los mejo- ramientos de infraestructura, contribuyen al rendimiento de seguridad de un camino. Aunque la educación, el cumplimiento y los servicios médicos de emergencia no se abordan en el MSV, estos son factores importantes para reducir los choques y la gravedad de los choques. 1.5. RELACIÓN MSV Y DESARROLLO DEL PROYECTO A continuación se define un proceso generalizado de desarrollo de proyectos para explicar la conexión entre las actividades de planificación, diseño, construcción, operaciones y mantenimiento y el MSV. Esta sección provee además ejemplos de aplicaciones del MSV en el proceso generalizado de desarrollo de proyectos que ilustran cómo integrar el MSV en varios tipos de proyec- tos y actividades. A los efectos del MSV, el proceso de desarrollo del pro- yecto consiste en: Planificación del sistema Planificación del proyecto Di- seño preliminar, diseño final y construcción, operaciones y mantenimiento 1.5.1. Definición del proceso de desarrollo del pro- yecto La frase y el concepto del “proceso de desarrollo del pro- yecto” fue enmarcado y está documentado por AASHTO en A Guide for Achieving Flexibility in Highway Design and the Federal Highway Administrativos (FHWA) Flexi- bility in Highway Design.(1,2) El proceso fue desarrollado para discutir las etapas típi- cas de un proyecto desde la planificación hasta las ope- raciones posteriores a la construcción y las actividades de mantenimiento. Es aplicable a todos los proyectos, incluidos los influidos por otros procesos, políticas y/o le- gislación (p. ej., Ley Nacional de Política Ambiental (NEPA), Soluciones Sensible al Contexto). Hay pequeñas diferencias en cómo AASHTO y FHWA documentaron el proceso; sin embargo, a los efectos del MSV, un proceso generalizado de desarrollo de proyec- tos es: • Planificación del sistema • Evaluar las necesidades del sistema e identificar proyectos/estudios que aborden estas necesidades. • Programar proyectos en función de las necesidades del sistema y la financiación disponible. • Planificación de proyectos • en un proyecto específico, identifique los problemas del proyecto y las soluciones alternativas para abor- dar esos problemas. • Evaluar las alternativas en función de la seguridad, las operaciones de tránsito, los efectos ambientales, los efectos en el derecho de paso, el costo y cual- quier otra medida de rendimiento específica del pro- yecto. • Determinar la alternativa preferida. • Diseño preliminar, diseño final y construcción • Desarrollar planes de diseño preliminar y final para la alternativa preferida. • Evaluar cómo las medidas de rendimiento específi- cas del proyecto se ven afectadas por los cambios de diseño. • Construir el diseño final. • Operaciones y mantenimiento Supervisar las operaciones existentes para mantener condiciones aceptables que equilibren la seguridad, la movilidad y el acceso. Modificar la red vial existente según sea necesario para mantener y mejorar las operaciones. Evaluar la efectividad de los mejoramientos que se apli- caron. Otros procesos, políticas y/o legislación que influyen en la forma y el alcance de un proyecto a menudo incluyen actividades que caen en este proceso generalizado.
  • 9. 9/50 1.5.2. Conexión del MSV al proceso de desarrollo de proyectos El Anexo 1-2 ilustra cómo las actividades de planifica- ción, diseño, construcción, operaciones y mantenimiento se relacionan con el MSV. La información específica so- bre cómo aplicar capítulos individuales en el MSV se provee en las Partes B, C y D Introducción y Guía de aplicaciones. El lado izquierdo de la exhibición muestra el proceso general de desarrollo del proyecto. El lado derecho describe cómo se usa el MSV en cada etapa del proyecto proceso de desarrollo. El texto que sigue al Anexo 1-2 explica con más detalle la relación entre el proceso de desarrollo del proyecto y el MSV. Anexo 1-2: Relación del proceso de desarrollo de proyectos con el MSV La planificación del sistema es la primera etapa del proceso de desarrollo de proyectos y es la etapa en la que se identifican y evalúan las prioridades de infraestructura de red. Esta etapa es una oportunidad para identificar las prioridades de seguridad del sistema e integrar la seguridad con otros tipos de proyectos (por ejemplo, es- tudios de corredores, mejoras del paisaje urbano). Ca- pítulo 4 La evaluación de la red se usa para identificar los lugares con mayor probabilidad de beneficiarse de los mejoramientos de seguridad. El Diagnóstico del Ca- pítulo 5 se usa para identificar patrones de choque que se deben mejorar en cada lugar. El Capítulo 6 Seleccio- nar contramedidas se usa para identificar los factores contribuyentes a los patrones de choque observados y para seleccionar las contramedidas correspondientes. Los Capítulos 7 Evaluación económica y Capítulo 8 Priorizar proyectos se usan para priorizar los gastos y garantizar las mayores reducciones de choques a partir de los mejoramientos en todo el sistema. Durante la etapa de planificación del pro- yecto, las alternativas del proyecto se desa- rrollan y analizan para mejorar una medida de rendimiento específica o un conjunto de medi- das de rendimiento, como capacidad, servi- cios multimodales, servicio de tránsito y seguridad en un lugar en particular. Cada alternativa se evalúa a través de múltiples medidas de rendimiento, que incluyen so- pesar los costos del proyecto frente a los beneficios del proyecto. Estos proyectos incluyen un rediseño extenso o el diseño de nuevas instalaciones (por ejemplo, la in- troducción de un sistema de pareado, la alteración del número base de carriles en un camino existente y otros cambios que cambiarían sustancialmente las caracterís- ticas operativas del lugar). El resultado de esta etapa es una alternativa de diseño preferida llevada al diseño pre- liminar. Los Capítulos 5, Diagnóstico, se usan para iden- tificar patrones de choques que se deben mejorar du- rante la planificación del proyecto. El Capítulo 6 Selec- cionar contramedidas se usa para identificar los factores contribuyentes a los patrones de choque observados y para evaluar las contramedidas. El Capítulo 7 Evalua- ción económica se usa para realizar una evaluación eco- nómica de las contramedidas como parte de los costos generales del proyecto. Los capítulos en la Parte D son un recurso para comparar las implicaciones de seguri- dad de diferentes alternativas de diseño, y los Capítulos de la Parte C se usan para predecir el rendimiento futuro de seguridad de las alternativas. Usa los capítulos 4 al 8 (Parte B) para identificar las ubi- caciones con mayor probabilidad de experimentar re- ducciones de choques con mejoramientos, Diagnosticar lugares individuales, seleccionar las co- rrespondientes contramedidas y conducta Una evalua- ción económica para priorizar proyectos Usa los capítu- los 5 al 7 (Parte B) para diagnosticar la frecuencia y gra- vedad de los choques, Seleccionar las contramedidas y realizar una evaluación económica. Durante este proceso, la Parte D se usa para comparar el efecto sobre la frecuencia de choque de diferentes alternativas de diseño, y parte se usa para predecir el rendimiento futuro de una instalación exis- tente. Los capítulos 6 y 7 (Parte B) se usan para: Selección y evaluación económica de contramedidas. Durante este proceso la Parte D se usa para comparar Planificación del Sistema Planificación de Proyectos Diseño preliminar Diseño final Construcción Operaciones y Mantenimiento
  • 10. 10/50 el efecto sobre la frecuencia de choque de diferentes di- seños alternativos, y la Parte C se usa para predecir el rendimiento futuro. Capítulos 5 al 7 (Parte B) junto con la Parte D se usan para monitorear la frecuencia y gravedad de un choque Roadway Netwo1rk, identifica contramedidas para redu- cir la frecuencia y gravedad de los choques, seleccionar contramedidas y realizar una evaluación económica. El Capítulo 9 (Parte B) se usa para evaluar El efecto de las contramedidas en la frecuencia y gravedad de los choques y contribuye al aplicar política de seguridad para planificar el sistema futuro. El diseño preliminar, el diseño final y la etapa de construcción del proceso de desarrollo del proyecto incluyen iteraciones de diseño y revisiones en planes de diseño completos al %, 60 % completos, 90 % completos y 100 % completos. A través de las revisiones de diseño y las iteraciones, existe la posibilidad de modificaciones al diseño preferido. A medida que se realizan modifica- ciones al diseño preferido, los posibles efectos de cho- que de esos cambios se evalúan para confirmar que los cambios son coherentes con el objetivo y la intención fi- nales del proyecto. El Capítulo 6 Selección de contramedidas y el Capítulo 7 Evaluación económica se usan durante el diseño preliminar para seleccionar con- tramedidas y realizar una evaluación económica de las opciones de diseño. Los capítulos de las Partes C y D son un recurso para estimar las frecuencias de choques para diferentes alternativas de diseño. Las actividades relacionadas con las operaciones y el mantenimiento se enfocan en evaluar el rendimiento de la red vial existente; identificar oportunidades para me- joras a corto plazo en el sistema; aplicar mejoras a la red existente; y evaluar el rendimiento de proyectos anterio- res. Estas actividades se realizan desde una perspectiva de seguridad usando los Capítulos 5 Diagnóstico para identificar patrones de choque en una ubicación exis- tente, y el Capítulo 6 Seleccionar contramedidas y los Capítulos 7 Evaluación económica para seleccionar y evaluar contramedidas. A lo largo de este proceso, la Parte D sirve como recurso para los CMF. El Capítulo 9, Evaluación del rendimiento de la seguridad, provee mé- todos para realizar una evaluación del rendimiento de la seguridad de las contramedidas. Esto contribuye a la aplicación o modificación de la política de seguridad y los criterios de diseño para la planificación futura del sis- tema de transporte. 1.6. ACTIVIDADES Y PROYECTOS RELACIONADOS CON EL MSV En el Anexo 1-3 se resumen ejemplos de cómo integrar el MSV en tipos de proyectos típicos o actividades requeridas por la legislación estatal o federal (p. ej., Pro- grama de mejoramiento de la seguridad vial - HSIP, Plan estratégico de seguridad vial - SHSP). Anexo1-3: Tipos y actividades generales de proyectos y el SMH Etapa del pro- ceso de desa- rrollo del pro- yecto Actividad o Tipo de pro- yecto Oportunidad de aplicar el MSV Planificación del sistema Planes de transporte de largo alcance Parte B, Capítulos 4-8 – Identificar los lugares con mayor probabilidad de beneficiarse de una mejoramiento de la seguridad. Esta información podría usarse para identificar proyectos de financiación de la seguridad y oportuni- dades para incorporar la seguridad en proyectos o estudios financiados ante- riormente. Planificación de siste- mas/planifica- ción de pro- yectos Programa de mejoramiento de la Seguri- dad en los ca- minos (HSIP) Parte B, Capítulos 4-8 – Identifique las principales ubicaciones de un es- tado con más probabilidades de beneficiarse de los mejoramientos de segu- ridad. Identifique los patrones de choque, los factores contribuyentes y las contramedidas con mayor probabilidad de reducir los choques. Evalúe la va- lidez económica de proyectos individuales y priorice proyectos en todo un sistema. Planificación de siste- mas/planifica- ción de pro- yectos Estudio del co- rredor Parte B Capítulos 4-8 – Identificar los lugares con más probabilidades de beneficiarse de una mejoramiento de seguridad, diagnosticar patrones de choque, evaluar contramedidas e implicaciones económicas, e identificar las prioridades del proyecto. Partes C y D : evalúe el rendimiento de seguridad de las alternativas de di- seño relacionadas con el cambio en la sección transversal del camino, el ali- neamiento y la configuración u operaciones de la intersección. Planificación del pro- yecto/diseño preliminar Proyectos de diseño/solucio- nes sensibles al contexto (in- cluye el desa- rrollo y la Partes C y D : evalúe el rendimiento de seguridad de las alternativas de di- seño en función de sus características geométricas y operativas. Los resulta- dos de estos métodos se usan para ayudar a alcanzar una alternativa prefe- rida que equilibre múltiples medidas de rendimiento.
  • 11. 11/50 evaluación de múltiples alter- nativas de di- seño) Planificación del pro- yecto/diseño preliminar Diseño de una nueva cone- xión de red o instalación Parte B Capítulos 5-7 – Diagnosticar la frecuencia promedio esperada de choques para ubicaciones similares, considerar contramedidas y realizar una evaluación económica de las alternativas de diseño. Partes C y D : evalúe el rendimiento de seguridad de las alternativas de di- seño relacionadas con el cambio en la sección transversal del camino, el ali- neamiento y la configuración u operaciones de la intersección. Esta informa- ción se usa para seleccionar una alternativa preferida que equilibre varias medidas de rendimiento. Diseño prelimi- nar, diseño fi- nal/operacio- nes y manteni- miento Ampliación de un Existente Calzada Parte C – Evaluar el cambio en los choques que se atribuyen a diferentes al- ternativas de diseño para ampliar un camino existente. Parte D, Capítulo 13 - Evalúe el cambio en los choques al cambiar la sec- ción transversal del camino. Operaciones y Mantenimiento Temporización de la señal o modificaciones de fase Parte D, Capítulo 14 – Evaluar los efectos que los ajustes de temporización de señales tienen en intersecciones individuales. Operaciones y Mantenimiento Agregar carri- les a una inter- sección exis- tente Parte D, Capítulo 14 – Evaluar los efectos que la modificación de las confi- guraciones de carril tiene en la seguridad. Operaciones y Mantenimiento Desarrollo de un plan de gestión de es- tacionamiento en la calle Parte D, Capítulo 13 – Evalúe los efectos que la presencia o ausencia de estacionamiento en la calle tiene sobre el número esperado de choques para un segmento-de-camino. Se usa para evaluar los efectos de seguridad de di- ferentes tipos de estacionamiento en la calle. Planifica- ción/Operacio- nes y Manteni- miento del Sis- tema Estudio de Efecto del Tránsito Parte B – Identificar los lugares con más probabilidades de beneficiarse de una mejoramiento de la seguridad e identificar formas de mejorar la seguri- dad como parte de otras mitigaciones. Parte D, Capítulo 13 y 14 – Identificar los efectos que las mitigaciones a los segmentos-de-camino (Ch 13) y las intersecciones (Ch 14) tienen en la se- guridad. 1.7. RESUMEN [19] El MSV contiene procedimientos de análisis específicos que facilitan la integración de la seguridad en las decisiones de planificación, diseño, operaciones y mantenimiento de caminos en función de la frecuencia de choques. Las siguientes partes y capítulos del MSV presentan información, procesos, procedimientos, herramientas para ayudar a mejorar las decisiones y conocimiento de la seguridad. El MSV consta de las cuatro partes: • La Parte A introduce conocimientos fundamentales; • La Parte B analiza el proceso de mejoramiento y evaluación de la seguridad vial; • La Parte C contiene el método predictivo para caminos rurales de dos carriles y multicarriles, y arterias urbanas y suburbanas; y La Parte D resume los factores de modificación del choque para los elementos de planificación, geométricos y operativos. Las ediciones futuras del MSV seguirán reflejando la evolución del conocimiento sobre seguridad vial y las técnicas de análisis en desarrollo. 1.8. REFERENCIAS 1. AASHTO. Lograr la flexibilidad en el diseño vial. Asociación Estadounidense de Funcionarios Estatales de Auto- pistas y Transporte, Washington, D.C., 2. FHWA. Flexibilidad en el diseño vial. Administración Federal de Caminos, EUA Departamento de Transporte, Washington, D.C.
  • 12. 12/50 PARTE A— INTRODUCCIÓN Y FUNDAMENTOS [21] CAPÍTULO 2—FACTORES HUMANOS 2.1. Introducción: El papel de los factores humanos en la seguridad vial. 2.2 Modelo de tareas de conducción. 2.3 Características y limitaciones del conductor. 2.4.Orientación positiva. 2.5 Efectos del diseño vial en el conductor. 2.6. Resumen: Factores humanos y el MSV. 2.7. Referencias. EXHIBITS/ANEXOS/GRÁFICOS/ANEXOS Anexo 2-1: Jerarquía de tareas de conducción. Anexo 2-2: Ejemplos de escenarios de sobrecarga de controladores. Anexo 2-3: Área de visión precisa en el ojo. Anexo 2-4: Visibilidad relativa del objeto objetivo visto con visión periférica. Anexo 2-5: Relación entre la distancia de visualización y el tamaño de la imagen. Anexo 2-6: Riesgo percibido de un choque y velocidad
  • 13. 13/50 CAPÍTULO 2: FACTORES HUMANOS [23] El propósito de este capítulo es presentar los elementos centrales de los factores humanos que afectan la inter- acción de los conductores y los caminos. Con una com- prensión de cómo los conductores interactúan con el ca- mino, existe un mayor potencial para que los caminos se diseñen y construyan de una manera que minimice el error humano y los choques asociados. Este capítulo está destinado a apoyar para aplicar el co- nocimiento presentado en las Partes B, C y D. No con- tiene una guía de diseño específica, ya que ese no es el propósito del Manual de Seguridad Vial (MSV). Para una discusión más detallada de los factores humanos y los elementos viales, se remite al lector al Informe NCHRP: Directrices sobre factores humanos para los sistemas viales.(6) 2.1. INTRODUCCIÓN: FUNCIÓN DE FACTORES HUMANOS EN SEGURIDAD VIAL El estudio interdisciplinario de los factores humanos aplica conocimientos de las ciencias humanas como la psicología, la fisiología y la kinesiología al diseño de sistemas, tareas y entornos para un uso eficaz y seguro. Los conductores cometen errores frecuentes por limita- ciones humanas físicas, perceptivas y cognitivas. Es po- sible que estos errores no resulten en choques porque los conductores compensan los errores de otros conduc- tores o porque las circunstancias son indulgentes (p. ej., hay espacio para maniobrar y evitar un choque). Los cuasi choques, o conflictos, son mucho más frecuentes que los choques. Un estudio encontró una proporción de conflicto a choque de alrededor de 2,000 a 1 en las in- tersecciones urbanas.(28) En el transporte, el error del conductor es un factor im- portante que contribuye a la mayoría de los choques.(41) Por ejemplo, los conductores cometen errores de juicio. con respecto a la velocidad de cierre, la aceptación de brechas, la negociación de curvas y las velocidades apropiadas para acercarse a las intersecciones. Las distracciones en el vehículo y en el camino, la falta de atención del conductor y el cansancio del conductor pro- vocan errores. Un conductor se ve sobrecargado por el procesamiento de la información necesaria para realizar múltiples tareas simultáneamente, lo que genera erro- res. Para reducir su carga de información, los conducto- res confían en el conocimiento a priori, basado en patro- nes de respuesta aprendidos; por lo tanto, es más pro- bable que cometan errores cuando no se cumplen sus expectativas. Además de los errores no intencionales, los conductores a veces violan deliberadamente las le- yes y los dispositivos de control de tránsito. El objetivo de los factores humanos es reducir el error humano en los sistemas y las lesiones y muertes aso- ciadas, mediante el diseño con respecto a las caracte- rísticas y limitaciones humanas. 2.2. MODELO DE TAREA DE CONDUCCIÓN Conducir comprende muchas subtareas, algunas de las cuales deben realizarse simultáneamente. Las tres sub- tareas principales son: • Control: Mantener el vehículo a la velocidad deseada y dirigirse en el carril; • Orientación: Interactuar con otros vehículos (seguir- los, rebasarlos, fusionarse, etc.) manteniendo una distancia de seguimiento segura y siguiendo las marcas, las señales de control de tránsito y las se- ñales; y, • Navegación: seguir un camino desde el origen hasta el destino mediante la lectura de señales de guía y el uso de puntos de referencia.(23) La tarea de conducción incluye: control, guía y na- vegación. Cada una de estas subtareas principales implica obser- var diferentes fuentes de información y varios niveles de decisiones. La relación entre las subtareas se ilustrar en forma jerárquica, Anexo 2-1. La relación jerárquica se basa en la compleji- dad y primacía de cada subtarea res- pecto de la tarea ge- neral de conducción. La tarea de navega- ción es la más com- pleja, mientras que la subtarea de control constituye la base para realizar las de- más tareas de conducción. Anexo 2-1: Jerarquía de tareas de conducción El objetivo de los factores humanos es reducir la probabilidad y las consecuencias del error humano en los sistemas, y las lesiones y muertes asociadas, mediante el diseño con respecto a las características y limitacio- nes humanas. Capítulo 3, Sección 3.2.4 trata las interacciones entre conductores, vehículos y choques viales
  • 14. 14/50 Una experiencia de conducción exitosa requiere una in- tegración fluida de las tres tareas, con la atención del conductor cambiando de una a otra según corresponda a las circunstancias. Esto se consigue cuando la alta carga de trabajo en las subtareas de control, guía y na- vegación no ocurre simultáneamente. 2.3. CARACTERÍSTICAS Y LIMITACIONES DEL CONDUCTOR Esta sección describe las capacidades y limitaciones bá- sicas del conductor al realizar las tareas de conducción que influyen en la seguridad. Los temas incluyen la aten- ción del conductor y la capacidad de procesamiento de la información, la capacidad de visión, el tiempo de per- cepción-respuesta y la elección de la velocidad. 2.3.1. Atención y Tratamiento de la Información La atención del conductor y la capacidad para procesar la información son limitadas. Estas limitaciones crean di- ficultades porque la conducción requiere la división de la atención entre tareas de control, tareas de orientación s, y tareas de navegación. Si bien la atención se cambia rápidamente de una fuente de información a otra, los conductores solo prestan atención a una fuente a la vez. Por ejemplo, los conductores solo extraen una pequeña proporción de la información disponible de la escena del camino. Se estimó que más de mil millones de unidades de infor- mación, cada una equivalente a la respuesta a una sola pregunta de sí o no, se dirigen al sistema sensorial en un segundo.(25). En promedio, se espera que los humanos reconozcan conscientemente sólo 16 unidades de información en un segundo. La sobrecarga de información o las distracciones aumentan la probabilidad de error del conductor. Para considerar la capacidad limitada de procesamiento de información mientras conducen, los conductores de- terminan inconscientemente las cargas de información aceptables que administran. Cuando se excede la carga de información entrante aceptable de los conductores, tienden a descuidar otra información según el nivel de importancia. Al igual que con las decisiones de cualquier tipo, es posible que se produzcan errores durante este proceso. Un conductor descuida una parte de la informa- ción que resulta ser crítica, mientras que se retuvo otra parte de la información menos importante. Los escenarios que ilustran las circunstancias en las que los conductores están sobrecargados de información se describen en el Anexo 2-2. Cada uno aumenta la proba- bilidad de error del conductor dadas las limitaciones de procesamiento de información humana. Anexo 2-2: Escenarios de ejemplo de sobrecarga del conductor Escenario Ejemplo Altas exigencias de más de una fuente de información Fusión en un flujo de tránsito de autopista de alto volu- men y alta velocidad desde una rama de distribuidor de alta velocidad La necesidad de decidir compleja rápidamente Deténgase o vaya en una señal amarilla cerca de la lí- nea de PARE La necesidad de tomar grandes cantidades de informa- ción a la vez. Una señal aérea con múltiples paneles, mientras con- duce en un lugar desconocido Como se muestra en el Anexo 2-2, las condiciones del tránsito y las situaciones operativas sobrecargan al usuario de muchas formas. Las consideraciones de di- seño vial para reducir la carga de trabajo del conductor son: • Presentar la información de manera coherente para mantener la carga de trabajo adecuada; • Presentar la información de manera secuencial, en lugar de toda a la vez, para cada una de las tareas de control, guía y navegación; y, Proveer pistas para ayudar a los conductores a priorizar la información más importante para ayudarlos a reducir su carga de trabajo al deshacerse de tareas superfluas. Además de las limitaciones del procesamiento de la in- formación, la atención de los conductores no está total- mente bajo su control consciente. Para los conductores con cierto grado de experiencia, la conducción es una tarea altamente automatizada. Es decir, la conducción se realiza, y a menudo se realiza, mientras el conductor está pensando en otros asuntos. La mayoría de los conductores, especialmente en una ruta familiar, experi- mentaron el fenómeno de darse cuenta de que no estu- vieron prestando atención durante los últimos kilómetros de conducción. Cuanto menos exigente sea la tarea de conducción, más probable es que la atención del con- ductor divague, ya sea por preocupaciones internas o por participar en tareas que no sean de conducción. Fac- tores como el aumento de la congestión del tránsito y el aumento de la presión social para ser productivo podrían contribuir a la distracción y la falta de atención de los conductores. La falta de atención da lugar a movimien- tos involuntarios fuera del carril, o no detectar una señal PARE, un semáforo o un vehículo o peatón en un ca- mino conflictivo en una intersección. Expectativas del conductor Una forma de adaptarse a las limitaciones del procesa- miento de la información humana es diseñar los entor- nos viales según las expectativas del conductor. Diseñar instalaciones coherentes con las expectati- vas del conductor simplifica la conducción.
  • 15. 15/50 La mayoría de la información del conductor es vi- sual. Cuando los conductores confían en la experiencia pa- sada para ayudar con las tareas de control, orientación o navegación, hay menos que procesar porque solo ne- cesitan procesar nueva información. Los conductores desarrollan expectativas tanto a largo como a corto plazo. Ejemplos de expectativas a largo plazo que un conductor desconocido traerá a una nueva sección del camino incluyen: Las próximas salidas de la autopista estarán en el lado derecho del camino; • Cuando una vía secundaria y una principal se cru- zan, el control de PARE estará en la vía que parece ser secundaria; • Al acercarse a una intersección, los conductores de- ben estar en el carril izquierdo para giro-izquierda en la calle transversal; y, • Un carril de paso continuo (en una autopista o arte- rial) no terminará en un cruce de distribuidor o inter- sección. • Ejemplos de expectativas a corto plazo incluyen: • Después de conducir unas pocas millas en un ca- mino sinuoso, las próximas curvas seguirán siendo suaves; • Después de viajar a una velocidad relativamente alta durante una distancia considerable, los conductores esperan que el camino por delante esté diseñado para adaptarse a la misma velocidad; y, Después de conducir a una velocidad constante en co- rredores arteriales bien sincronizados y coordinados con semáforos, es posible que los conductores no anticipen un lugar que opere a una duración de ciclo diferente. La mayor parte de la información del conductor es infor- mación visual. 2.3.2. Visión Aproximadamente 90 el porcentaje de la información que usan los conductores es visual.(17) Si bien la agu- deza visual es el aspecto más familiar de la visión rela- cionado con la conducción, muchos otros aspectos son igualmente importantes. Los siguientes aspectos de la visión del conductor se describen en esta sección: • Agudeza visual: la capacidad de ver detalles a dis- tancia; • Sensibilidad al contraste: la capacidad de detectar ligeras diferencias en la luminancia (brillo de la luz) entre un objeto y su fondo; • Visión periférica: la capacidad de detectar objetos que están fuera del área de visión más precisa en el ojo; • Movimiento en profundidad: la capacidad de estimar la velocidad de otro vehículo por la tasa de cambio del ángulo visual del vehículo creado en el ojo; y Búsqueda visual: la capacidad de buscar en la escena del camino que cambia rápidamente para recopilar infor- mación del camino. Agudeza visual La agudeza visual determina qué tan bien los conducto- res ven los detalles a distancia. Es importante para las tareas de orientación y navegación, que requieren leer señales e identificar posibles objetos por delante. En condiciones ideales, a la luz del día, con texto de alto contraste (negro sobre blanco) y tiempo ilimitado, una persona con una agudeza visual de 20/20, considerada “visión normal”, solo lee letras que subtienden un ángulo de 5 minutos de arco. Una persona con visión 20/40 ne- cesita letras que subtiendan el doble de este ángulo, o 10 minutos de arco. Con respecto a las señales de trán- sito, una persona con visión 20/20 apenas lee letras de 2,5 cm de alto a 17,4 m, y letras de 5 cm de alto a 35 m y así sucesivamente. Una persona con visión 20/40 ne- cesitaría letras del doble de esta altura para leerlas a la misma distancia. Dado que a menudo las condiciones de manejo reales varían de las condiciones ideales enume- radas anteriormente y la visión del conductor varía con la edad, se supone que la agudeza del conductor es in- ferior a 17,4 m por 2,5 cm de altura de letra para las fuentes usadas en las señales de guía de camino.(24) Contraste Sensibilidad Contraste A menudo se reconoce que la sensibilidad tiene un mayor efecto en la ocurrencia de choques que la agudeza visual. La sensibilidad al contraste es la ca- pacidad de detectar pequeñas diferencias en la luminan- cia (brillo de la luz) entre un objeto y el fondo. Cuanto menor sea la luminancia del objeto objetivo, más con- traste se requiere para ver el objeto. El objeto de destino podría ser un cordón, escombros en el camino o un pea- tón. Una buena agudeza visual no implica necesariamente una buena sensibilidad al contraste. Para las personas con una agudeza visual estándar de 20/20, la distancia a la que se detectan los objetos no reflectantes por la noche varía en un factor de 5 a 1.(Los conductores con visión normal pero poca sensibilidad al contraste tienen que acercarse mucho a un objetivo de bajo contraste an- tes de detectarlo. Los estudios experimentales muestran que incluso los sujetos alertados se acercan hasta unos pies antes de detectar a un peatón con ropa oscura pa- rado en el lado izquierdo del camino.(24) En general, los peatones tienden a sobreestimar su propia visibilidad para los conductores durante la noche. En promedio, los conductores ven a los peatones a la mitad de la distancia a la que los peatones creen vistos.(3) Esto resulta en que los peatones crucen la calle asumiendo que los con- ductores los vieron, sorprendiendo a los conductores y provocando un choque o evento de casi choque. Los aspectos clave de la visión son la agudeza, la sensibilidad al contraste, la visión periférica, el mo- vimiento en profundidad y la búsqueda visual. Visión periférica El campo visual del ojo humano es grande: aproximada- mente 55 grados por encima de la horizontal, 70 grados por debajo de la horizontal, 90 grados a la izquierda y 90
  • 16. 16/50 grados a la derecha. Sin embargo, solo una pequeña área del campo visual permite una visión precisa. Esta área de visión precisa incluye un cono de aproximada- mente dos a cuatro grados desde el punto focal, Anexo 2-3. El campo visual de menor resolución fuera del área de visión precisa se denomina visión periférica. Aunque se reduce la agudeza, se detectan objetivos de interés en la visión periférica de baja resolución. Una vez detec- tado, los ojos se desplazan para que el objetivo se vea usando el área del ojo con la visión más precisa. Anexo 2-3: Área de visión precisa en el ojo Los objetivos que los conductores deben detectar en su visión periférica incluyen vehículos en un camino que se cruza, peatones, letreros y señales. En general, los ob- jetivos que se detectan mejor con la visión periférica son los que están más cerca del punto focal; que difieren mucho de sus fondos en términos de brillo, color y tex- tura; grandes; y que se mueven. Los estudios muestran que la mayoría de los objetivos se notan cuando se ubi- can a menos de 10 a 15 grados del punto focal y que incluso cuando los objetivos son visibles, las miradas en ángulos de más de grados son raras.(8) La detección de objetos en la visión periférica depende de las exigencias del conductor. Cuanto más exigente sea la tarea, más angosto será el "cono visual de con- ciencia" o el "campo de visión útil", y es menos probable que el conductor detecte de los objetos periféricos. El Anexo 2-4 resume la vista del conductor y conciencia de la información a medida que aumenta el campo de visión desde el punto focal. Los objetivos se ven en alta resolución en los 2 a 4 grados centrales del campo de visión. Mientras lleva a cabo la tarea de conducción, el conductor es consciente de la información que se ve de forma periférica, en los 20 a grados centrales. El conductor ve físicamente la información en un área de 180 grados, pero no es consciente de ello mientras con- duce, a menos que esté motivado para dirigir su atención allí. Anexo 2-4: Visibilidad relativa del objeto objetivo visto con visión periférica Visión precisa (2-4grados) Los objetos se ven en alto resolución. Campo de visión útil (20-grados) El conductor conoce la información/ion a la vista. Vista completa de Horizontal (180 grados) El controlador ve objetos, pero es desconocimiento de la información/ion presentado. Movimiento en profundi- dad Numerosas si- tuaciones de manejo re- quieren que los conductores calculen el movimiento de los vehículos en función de la tasa de cambio del ángulo visual creado en el ojo por el vehículo. Estas situaciones incluyen el seguimiento seguro de un vehículo en el tránsito, la se- lección de un espacio seguro en una aproximación de dos vías con control PARE y el adelantamiento de otro vehículo con tránsito que se aproxima y sin carril de ade- lantamiento. La señal principal que usan los conductores para deter- minar su velocidad de acercamiento a otro vehículo es la tasa de cambio del tamaño de la imagen. El Anexo 2- 5 ilustra el cambio relativo del tamaño de una imagen a diferentes distancias del espectador. Los conductores usan el cambio observado en el tamaño de un objeto para estimar la velocidad.
  • 17. 17/50 Anexo 2-5: Relación entre la distancia de visualización y el tamaño de la imagen Los conductores tienen dificultad para detectar la tasa de velocidad de cierre por la cantidad relativamente pequeña de cambio en el tamaño del vehículo que ocurre por se- gundo cuando el vehículo está lejos. Como se muestra en el Anexo 2-5, la relación entre la dis- tancia de visualización y el tamaño de la imagen no es una relación lineal. El hecho de una relación no lineal es proba- blemente la fuente de la dificultad que tienen los conducto- res para hacer estimaciones precisas de la velocidad de cierre. Los conductores usan el cambio observado en el tamaño de un vehículo distante, medido por la tasa de cambio del ángulo visual ocupado por el vehículo, para estimar la velocidad de desplazamiento del vehículo. Los con- ductores tienen dificultad para detectar cambios en la ve- locidad del vehículo en una larga distancia por la canti- dad relativamente pequeña de cambio en el tamaño del vehículo que ocurre por segundo. Esto es particular- mente importante en situaciones de adelantamiento en caminos de dos carriles donde los conductores deben ser sensibles a la velocidad de los vehículos que se aproximan. Cuando el vehículo que se aproxima está a una distancia a la que un conductor podría salir para adelantar al vehículo que se aproxima, el tamaño de ese vehículo que se aproxima cambia gradualmente y es po- sible que el conductor no pueda distinguir si el vehículo que se aproxima viaja a una velocidad superior a o infe- rior al de los vehículos promedio. En situaciones de adelantamiento como esta, se demostró que los conduc- tores aceptan intervalos de tiempo insuficientes cuando adelantan a vehículos de alta velocidad y rechazan in- tervalos de tiempo suficientes cuando adelantan a otros vehículos de baja velocidad.(5,13) Las limitaciones en la percepción del conductor de la ve- locidad de cierre conducen a un mayor potencial de cho- ques traseras cuando los conductores que viajan a velo- cidades de autopista se acercan a vehículos detenidos o que reducen la velocidad y calculan mal la distancia de frenado disponible. Este problema de seguridad se agrava cuando los conductores no esperan esta situa- ción. Un ejemplo es un camino rural de dos carriles donde un conductor que gira a la izquierda debe detenerse en el carril de adelantamiento para esperar un espacio acep- table en el tránsito contrario. Es posible que un conduc- tor que se aproxima no detecte el vehículo detenido. En esta circunstancia, el uso de señales de giro o la visibili- dad de las luces de freno resulta una señal crucial para determinar que el vehículo está detenido y esperando para girar. Búsqueda visual La tarea de conducción requiere una búsqueda activa de la escena del camino que cambia rápidamente, lo que requiere una recopilación y absorción rápidas de la infor- mación del camino. Mientras que la duración de la fijación de un ojo en un sujeto en particular es tan corta como 1/10 de segundo para una tarea simple como ve- rificar la posición del carril, la fijación en un sujeto com- plejo toma hasta 2 segundos.(de pie donde los conduc- tores fijan sus ojos mientras realizan una tarea de con- ducción en particular, la información se coloca en la ubi- cación y el formato más efectivos. Los estudios que usan cámaras especializadas que re- gistran los movimientos de los ojos del conductor reve- laron cómo los conductores distribuyen su atención en- tre las diversas subtareas de conducción y los breves lapsos (fijaciones) que los conductores asignan a cual- quier objetivo mientras se mueven. En un camino abierto, los conductores del estudio se fijaron aproxima- damente el 90% del tiempo en una región de 4 grados vertical y horizontalmente desde un punto directamente delante del conductor. (26) en esta región enfocada, un poco más del 50% de todas las fijaciones oculares ocu- rrió al lado derecho del camino donde se encuentran los semáforos. Esto indica que la búsqueda visual del con- ductor está bastante concentrada. El patrón de búsqueda visual cambia cuando un conduc- tor negocia una curva horizontal en lugar de conducir por una recta. En las secciones rectas, los conductores re- copilan información sobre la trayectoria y la posición la- teral mirando hacia adelante. Durante la negociación de la curva, la demanda visual se duplica esencialmente, ya que la ubicación de los semáforos y la información al borde del camino se desplazan (hacia la izquierda o ha- cia la derecha) de la información sobre la posición del carril. Los estudios de movimiento ocular muestran que los conductores cambian su comportamiento de bús- queda varios segundos antes del inicio de la curva. Es- tos hallazgos sugieren que las señales de curvas de aviso colocadas justo antes del comienzo de la zona de aproximación reducen los desafíos de búsqueda visual. Otros usuarios de la vía, como peatones y ciclistas, tie- nen una tarea de búsqueda visual. Se observa que los peatones realizan una búsqueda vi- sual si en los tres segundos de ingresar al camino del vehículo, la cabeza se gira hacia la dirección en la que
  • 18. 18/50 vendría el vehículo. La búsqueda visual varía con res- pecto a los tres tipos de amenazas: vehículos trasero, por los lados y por delante. Los vehículos que vienen trasero requieren el mayor movimiento de cabeza y son menos buscados. Estas búsquedas son realizadas por solo alrededor del % de los peatones. Las búsquedas de vehículos que vienen de lado y de adelante son más fre- cuentes y las realizan aproximadamente el 50 y el 60% de los peatones. Curiosamente, entre el 8 y el 25% de los peatones en las intersecciones semaforizadas del centro sin señales auditivas no buscan amenazas.(42) 2.3.3 Tiempo Percepción-reacción El tiempo de percepción-reacción (PRT) incluye tiempo para detectar un objetivo, procesar la información, deci- dir una respuesta e iniciar una reacción. Aunque los va- lores más altos, como 1,5 o 2,5 segundos, se usan co- múnmente porque se adaptan al gran porcentaje de con- ductores en la mayoría de las situaciones, es importante considerar que el PRT no es fijo. PRT depende de los elementos humanos discutidos en secciones anteriores, incluido el procesamiento de información, el estado de alerta del conductor, las expectativas del conductor y la visión. Las siguientes secciones describen los componentes del tiempo de percepción-reacción: detección, decisión y respuesta. El tiempo de reacción de la percepción está influido por: el tiempo de detección, el tiempo de decisión y el tiempo de respuesta. Detección El inicio de PRT comienza con la detección de un objeto u obstáculo que tiene potencial para causar un choque. En esta etapa, el conductor no sabe si el objeto obser- vado es realmente algo por lo que preocuparse y, de ser así, el nivel de preocupación. La detección toma una fracción de segundo para un ob- jeto esperado o un objeto muy llamativo colocado donde está mirando el conductor. Sin embargo, por la noche, un objeto que se encuentra a varios grados de la línea de visión y que tiene un contraste bajo en comparación con el fondo, no visible durante muchos segundos. El objeto no se ve hasta que el contraste del objeto exceda el umbral de sensibilidad de contraste del conductor que lo ve. Las choques en la detección son más probables para objetos que: • A más de unos pocos grados de la línea de visión del conductor; • Contraste mínimamente con el fondo; • De tamaño pequeño; • Visto en presencia de deslumbramiento; • Sin moverse; y, Inesperado y no buscado activamente por el conductor. Detectado un objeto u obstáculo, se determinan sus para tener suficiente información para decidir la acción. La identificación se retrasará cuando el objeto detectado no sea familiar. Por ejemplo, un camión semirremolque averiado, de plataforma baja con reflectores inadecua- dos que bloquean un camino en la noche será inespe- rado y difícil de identificar. Detectado un objeto u obstáculo y recopilado suficiente información para identificarlos, se decide qué acción adoptar. Decisión La decisión no implica ninguna acción; es un proceso mental basado sobre lo que se sabe de la situación que determina cómo responderá el conductor. El tiempo de decisión depende en gran medida de las circunstancias que aumentan la complejidad de una de- cisión o requieren que requiere inmediatez. Muchas de- cisiones son rápidas cuando la respuesta es obvia. Por ejemplo, cuando el conductor está a una distancia con- siderable de la intersección y el semáforo se pone en rojo, se necesita un tiempo mínimo para tomar la deci- sión. Si, por el contrario, el conductor está cerca de la intersección y el semáforo se pone en amarillo, hay un dilema: ¿es posible detenerse cómodamente sin correr el riesgo de ser chocado trasero por un vehículo que lo sigue, o es mejor detenerse? ¿o continuar a través de la intersección? El tiempo para tomar esta decisión de pa- rar o seguir será más largo, dado que hay dos opciones razonables y más información para procesar. Decidir lleva más tiempo cuando hay una cantidad de información inadecuada o en exceso. Si el conductor ne- cesita más información, debe buscarla. Si hay dema- siada información, el conductor debe revisarla para en- contrar los elementos esenciales, lo que resulta en un esfuerzo y tiempo innecesarios. Las decisiones llevan más tiempo cuando los conductores tienen que determi- nar la naturaleza de la información poco clara, como fragmentos de reflejo por la noche. Los fragmentos de reflejo provienen de varias fuentes, como escombros inofensivos o un vehículo detenido. Respuesta Recopilada y procesado la información y adoptada una decisión, se necesita tiempo para responder física- mente; principalmente es una función de la capacidad física para actuar sobre la decisión y varía con la edad, el estilo de vida (deportivo, activo o sedentario) y el es- tado de alerta. Percepción-Tiempos de reacción en diversas condi- ciones Varios factores presentes en cada situación de manejo particular afectan la percepción del conductor-tiempo de reacción; por lo tanto, no es un valor fijo. La orientación para una situación de detección sencilla proviene de un estudio de los tiempos de percepción-reacción de la “dis- tancia de vista de detención”. El experimento se realizó a la luz del día mientras un conductor subía una colina y miraba el camino en el mismo momento en que un objeto que bloqueaba parcialmente el camino apareció sin pre- vio aviso. La mayoría de los conductores (85 %) reac- cionó en 1,3 segundos y el 95 % de los conductores reaccionó en 1,6 segundos.(En un estudio más reciente
  • 19. 19/50 que examinó la respuesta de los conductores a objetos inesperados que ingresan al camino, se concluyó que una percepción El tiempo de reacción de percepción de aproximada- mente 2,0 segundos parece incluir casi todas las res- puestas de los sujetos en todas las condiciones evalua- das. (12). Sin embargo, el tiempo de reacción de percepción de 2,0 segundos , inapropiado para aplicar a un objeto de bajo contraste. visto de noche. Aunque un objeto esté en la línea de visión del conductores de pies, es posible que la luz de las luces bajas de los faros sea insuficiente y que el contraste entre el objeto y el fondo sea insufi- ciente para que el conductor lo vea. No se considera que el tiempo de percepción-reacción comience hasta que el objeto haya alcanzado el nivel de visibilidad necesario para la detección, que varía de un conductor a otro y está influido por el estado de expectativa del conductor. Un estudio de simulación de manejo encontró que los conductores que anticipaban tener que responder a pea- tones en el borde del camino tardaron un promedio de 1,4 segundos en responder a un peatón de alto contraste y 2,8 segundos para responder a un peatón de bajo con- traste, lo que indica una reducción sustancial. efecto del contraste en el tiempo de percepción-reacción.(El des- lumbramiento prolongó aún más estos tiempos de per- cepción-reacción. Los sujetos en los experimentos están anormalmente alertas y se podría esperar que los tiem- pos de reacción en el mundo real sean más largos. El tiempo de percepción-reacción no es un valor fijo. De- pende de la visión del conductor, la visibilidad de un dis- positivo de control de tránsito u objetos adelante, la com- plejidad de la respuesta requerida y la urgencia de esa respuesta. 2.3.4. Elección de velocidad Un aspecto central de la seguridad vial es la elección de velocidad del conductor. Si bien los límites de velocidad influyen en la elección de la velocidad del conductor, es- tas no son las únicas influencias ni las más importantes. Los conductores seleccionan la velocidad usando seña- les perceptivas y de "mensaje de camino". Comprender estas señales ayuda a establecer velocidades de auto- rregulación con una aplicación mínima o nula. Esta sección incluye un resumen de cómo las señales perceptuales y de mensajes del camino influyen en la elección de la velocidad. Señales perceptuales La señal principal de un conductor para elegir la veloci- dad proviene de la visión periférica. En experimentos en los que se pide a los conductores que calculen su velo- cidad de viaje con la visión periférica choqueada (solo se usa el campo de visión central), la capacidad de esti- mar la velocidad es deficiente. Esto se debe a que la vista cambia muy lentamente en el centro de una escena de camino. Si, por el contrario, la parte central de la es- cena del camino está choqueada, las claves del mensaje del camino incluyen: flujo de información en la visión pe- riférica, nivel de ruido, adaptación de la velocidad y geo- metría del camino, y se les pide a los conductores que estimen la velocidad en función de la vista periférica, los conductores lo hacen mucho mejor.(La transmisión (o "flujo óptico") de información en la visión periférica es una de las mayores influencias en las estimaciones de velocidad de los conductores. En consecuencia, si los estímulos periféricos están cerca, los conductores senti- rán que van más rápido que si se encuentran en una si- tuación abierta. En un estudio, se pidió a los conductores que condujeran a 60 mph con el velocímetro tapado. En una situación de camino abierta, la velocidad promedio fue de 57 mph. Después de las mismas instrucciones, pero a lo largo de una ruta bordeada de árboles, la velo- cidad promedio fue de 53 mph.(Los investigadores creen que los árboles cerca del camino proveyeron estimula- ción periférica, dando una sensación de mayor veloci- dad. El nivel de ruido es una pista importante para elegir la velocidad. Varios estudios examinaron cómo la elimina- ción de señales de ruido. Velocidad de viaje determi- nada. Mientras que los oídos de los conductores estaban cubiertos (con orejeras), se les pidió que viajaran a una velocidad particular. Todos los conductores subestima- ron la velocidad a la que iban y condujeron de 4 a 6 mph más rápido que cuando estaban presentes las señales sonoras habituales.(11,10) proveer pavimentos más suaves. El tiempo de reacción de la percepción no es fijo. Está influido por muchos factores: visión del conductor, visibilidad de los objetos y complejidad de la situación. Las señales de los mensajes de camino incluyen: flujo de información en visión periférica, nivel de ruido, adaptación de velocidad y geometría del camino
  • 20. 20/50 Otro aspecto de la elección de la velocidad es la adap- tación de la velocidad. Esta es la experiencia de salir de una autopista después de un largo lapso de conducción y tener dificultades para cumplir con el límite de veloci- dad en un camino principal. Un estudio requirió que los sujetos condujeran durante 20 millas en una autopista y luego redujeran su velocidad a 40 mph en un camino principal. La velocidad promedio en la vía arterial fue de 50 millas por hora.(Esta velocidad fue más alta que la velocidad solicitada a pesar de que estos conductores estaban perfectamente conscientes del efecto de adap- tación, les dijeron a los investigadores que sabían que este efecto estaba ocurriendo y trataron de bajar su ve- locidad. Se demostró que el efecto de adaptación dura hasta cinco o seis minutos después de salir de una au- topista y que ocurre incluso después de lapsos muy cor- tos de alta velocidad.(Diversas técnicas de gestión de acceso, colocación de señales y dispositivos para apa- ciguar el tránsito ayudan a reducir la velocidad. efectos de adaptación. Señales de mensajes del camino conductores interpretan el entorno del camino como un todo para fomentar velocidades rápidas o lentas según los efectos de la geometría, el terreno u otros elementos del camino. Aunque es posible que los conductores no tengan toda la información para evaluar correctamente una velocidad segura, responden a lo que ven. Los conductores tienden a manejar más rápido en un camino recto con varios carriles, banquinas anchos y una amplia zona despejada, que los conductores en un camino an- gosto y sinuoso sin banquina o con un acantilado al cos- tado. Por ejemplo, las velocidades en las rectas de los caminos rurales están relacionadas con la sección trans- versal y otras variables, como el radio de la curva antes y después de la recta, la distancia visual disponible y el terreno en general.(La dificultad de la tarea de conducir por la geometría del camino (p. ej., curvas pronunciadas, banquinas estrechos) influye fuertemente en la percep- ción del riesgo por parte del conductor y, a su vez, en la velocidad del conductor. El Anexo 2-6 muestra la relación entre la percepción del riesgo, la velocidad, varios elementos geométricos y los dispositivos de control. Estas relaciones se obtuvieron de un estudio en el que los conductores recorrieron una sección del camino dos veces. Cada vez se registró la velocidad del vehículo. La primera vez que los sujetos de prueba viajaron por el ca- mino, condujeron el vehículo. La segunda vez que los sujetos de prueba viajaron por el camino, había pasaje- ros en el vehículo que hacían estimaciones continuas del riesgo de un choque.(Como se muestra en el Anexo 2- 6, donde los conductores percibían que el riesgo de cho- que era mayor (por ejemplo, curvas, distancia visual li- mitada), redujeron su velocidad de viaje. Anexo 2-6: Riesgo percibido de un choque y velocidad Las placas de advertencia de velocidad en las señales de advertencia de las curvas parecen tener poco efecto sobre la velocidad de aproximación a las curvas, proba- blemente porque los conductores sienten que tienen su- ficiente información de la vía en sí y seleccionan la ve- locidad según la apariencia de la curva y su geometría. Un estudio registró las velocidades de 40 conductores, que no estaban familiarizados con la ruta, en curvas con y sin placas de velocidad. Aunque se registraron los mo- vimientos de los ojos del conductor y se encontró que los conductores miraban la señal de advertencia, la pre- sencia de una placa de velocidad no tuvo efecto en la velocidad seleccionada por los conductores.(22) Por el contrario, un estudio de secciones arteriales rectas en- contró alguna influencia del límite de velocidad, pero sin influencia de las variables de diseño vial. Las secciones estudiadas tenían límites de velocidad que oscilaban entre 25 y 55 mph. El límite de velocidad representó el 53% de la variación en la velocidad, pero no se encontró que factores tales como el alineamiento, la sección transversal, la presencia en la mediana y las variables al costado del camino estuvieran estadísticamente relacionados con la velocidad de operación.(21) 2.4. ORIENTACIÓN POSITIVA El conocimiento de las limitaciones humanas en el pro- cesamiento de la información y la confianza humana en las expectativas para compensar esas limitaciones en el procesamiento de la información condujeron al enfoque de "orientación positiva" para el diseño vial. Este enfo- que se basa en una combinación de factores humanos y principios de ingeniería de tránsito.(18) El principio central es que el diseño vial que se corresponde con las limitaciones y expectativas del conductor aumenta la probabilidad de que los conductores respondan a situa- ciones e información correcta y rápidamente. Por el con- trario, cuando los conductores no reciben información de manera oportuna, cuando están sobrecargados de
  • 21. 21/50 información o cuando no se cumplen sus expectativas, ocurren respuestas lentas y errores. El enfoque de orientación positiva para el diseño vial considera las limitaciones, expectativas y principios de ingeniería del conductor. El diseño que se ajusta a las expectativas a largo plazo reduce la posibilidad de error del conductor. Por ejemplo, los conductores esperan que no haya semáforos en las autopistas y el enfoque de orientación positiva para el diseño vial considera las limitaciones, expectativas y principios de ingeniería del conductor. Las salidas están a la derecha. Si el diseño se ajusta a esas expectativas, reduce el riesgo de un choque. Las expectativas a corto plazo se ven afectadas por las de- cisiones de diseño. Un ejemplo de expectativa a corto plazo es que las curvas subsiguientes en un tramo de camino sean graduales, dado que todas las curvas an- teriores fueron graduales. Con respecto a los dispositivos de control de tránsito, el enfoque de orientación positiva hace hincapié en ayudar al conductor a procesar la información con precisión y rapidez al considerar: • Primacía: determine la ubicación de los letreros se- gún la importancia de la información y evite presen- tar información al conductor cuando y donde la infor- mación no sea esencial. • Difundir: Cuando toda la información requerida por el conductor no pueda colocarse en un letrero o en varios letreros en un solo lugar, extienda la señaliza- ción a lo largo del camino para que la información se brinde en pequeños fragmentos para reducir la carga de información. • Codificación: Siempre que sea posible, organice piezas de información en unidades más grandes. • La codificación de color y forma de las señales de tránsito logra esta organización al representar infor- mación específica sobre el mensaje según el color del fondo de la señal y la forma del panel de la señal (por ejemplo, las señales de advertencia son amari- llas, las señales reglamentarias son blancas). • Redundancia: Decir lo mismo en más de una forma. Por ejemplo, la señal PARE en América del Norte tiene una forma y un mensaje únicos, los cuales transmiten el mensaje de detenerse. Un segundo ejemplo de redundancia es dar la misma información mediante el uso de dos dispositivos (por ejemplo, "no rebasar" indicado con señales y marcas en el pavimento). La influencia de los principales elementos del diseño vial, las tareas de conducción y el error humano en los tipos de choques comunes se resumen en la sección 2.5. 2.5. EFECTOS DEL DISEÑO VIAL SOBRE EL CONDUCTOR Esta sección considera los principales elementos del di- seño vial, las tareas relacionadas con el conductor y los errores humanos asociados con los tipos de choques co- munes. No pretende ser un resumen completo, pero tiene la intención de proveer ejemplos para ayudar a identificar oportunidades en las que se aplica el conoci- miento de los factores humanos para mejorar el diseño. 2.5.1. Intersecciones y puntos de acceso Como se discutió en la Sección 2.2, la tarea de conduc- ción involucra elementos de control, guía y navegación. En las intersecciones, cada uno de estos elementos pre- senta desafíos: • Control: el camino a través de la intersección gene- ralmente no está marcado e implica girar; • Orientación: existen numerosos conflictos potencia- les con otros vehículos, peatones y ciclistas en ca- minos en conflicto; y • Navegación: los cambios de dirección generalmente se realizan en las intersecciones, y la señalización del nombre del camino es difícil de ubicar y leer a tiempo para lograr cualquier cambio de carril reque- rido. • En el proceso de negociación de cualquier intersec- ción, los conductores deben: • Detectar la intersección; • Identificar la señalización y los caminos apropiados; • Busque vehículos, peatones y ciclistas en un camino conflictivo; • Evaluar la adecuación de los espacios para los mo- vimientos de giro; • Tomar rápidamente una decisión de alto/arranque al acercarse a una sección semaforizada cuando se encuentre en la zona de decisión; y Completar con éxito maniobras de paso o giro. Por lo tanto, las intersecciones exigen mucho a los con- ductores en términos de búsqueda visual, estimación de brechas y requisitos de toma de decisiones que aumen- tan el potencial de error. Las estadísticas de choques viales muestran que aunque las intersecciones constitu- yen una pequeña porción de la red de caminos, alrede- dor del 50% de todos los choques urbanos y el 25% de los choques rurales están relacionados con las intersec- ciones.(43) Un estudio de los factores humanos contribu- yentes a las causas de los choques encontró que el tipo de error más frecuente fue “vigilancia inadecuada”, y que el 74% de estos errores ocurrieron en las intersecciones. En aproximadamente la mitad de los casos, los conduc- tores no miraron, y en aproximadamente la mitad de los casos, los conductores "miraron pero no vieron".(41,15)
  • 22. 22/50 Errores que conducen a choques de deslizamiento trasero y lateral Los choques finales y de barrido lateral incluyen lo si- guiente: • Asumir que el conductor principal, una vez que avanza, continuará a través de la señal PARE, pero el conductor principal se detiene por que reconoce tarde que hay un vehículo o peatón en un camino conflictivo. • Suponiendo que el conductor de cabeza pasará una luz verde o amarilla, pero el conductor de cabeza se detiene por una mayor precaución. Los conductores que se suceden deciden diferente en esta “zona de dilema”. A medida que aumenta la velocidad, au- menta la longitud de la zona de dilema. Además, a medida que aumenta la velocidad, la desaceleración requerida es mayor y la probabilidad de un choque trasero aumenta. • Suponiendo que el conductor principal continuará a través de una luz verde o amarilla, pero el conductor principal reduce la velocidad o se detiene por que un vehículo ingresa o sale de un punto de acceso justo antes de la intersección, o un vehículo que sale de un punto de acceso repentinamente irrumpiendo en el carril, o un paso de peatones con un semáforo en rojo. • Cambiar de carril para evitar un vehículo que frena o se detiene, con búsqueda inadecuada. • Situaciones que distraen e inducen a no detectar los vehículos lentos o detenidos. Las situaciones de dis- tracción incluyen: • Preocupación por pensamientos personales, • Atención dirigida a tareas ajenas a la conducción del vehículo, • Distracción del camino por un objeto en el borde del camino, Anticipación del semáforo adelante. Errores que conducen a choques en los giros Los movimientos de giro suelen ser más exigentes con respecto a la búsqueda visual, el juicio de espacios y el control de trayectoria que los movimientos de paso. Los movimientos de giro provocan choques en interseccio- nes o puntos de acceso por lo siguiente: • Limitaciones de percepción, • Choque visual, • Trampa de giro-izquierda permisiva y Búsqueda visual inadecuada. A continuación, se describen estos errores comunes que conducen a choques al girar en las intersecciones. Limitaciones de percepción Las limitaciones de percepción en la estimación de las velocidades de los vehículos que se acercan podrían ha- cer que los conductores de giro-izquierda seleccionen un espacio inadecuado en el tránsito que se aproxima. Es posible que los conductores de giro-izquierda durante una luz verde permisiva no se den cuenta de que un vehículo que se aproxima se está moviendo a alta velo- cidad. Choque visual Un choque visual limita la visibilidad de un vehículo que se aproxima al girar en una intersección. Alrededor del 40% de los choques en intersecciones involucran un choque de la vista.(41) Los pilares del parabrisas en el vehículo, los postes de servicios públicos, los letreros comerciales y los vehículos estacionados bloquean la vista del conductor de un peatón, ciclista o motocicleta en un camino conflictivo en un punto crítico. durante la breve mirada que un conductor hace en esa dirección. Los choques visuales ocurren cuando el desplazamiento de las bahías de giro-izquierda da como resultado que los vehículos en el carril opuesto de giro-izquierda cho- queen la vista del conductor que gira a la izquierda de un vehículo de paso que se aproxima. Trampa de giro- izquierda permisiva En un camino de alto tránsito, los conductores de giro- izquierda en una luz verde permisiva se ven obligados a esperar a que una luz amarilla haga su giro, momento en el cual entran en conflicto con los conductores que se aproximan y continúan hacia una luz roja. Búsqueda visual inadecuada Los conductores de giro-derecha concentran su bús- queda visual solo en los vehículos que vienen por la iz- quierda y no detectan un ciclista o peatón que cruza por la derecha. (1) Esto es especialmente probable si los conductores no se detienen antes del giro-derecha en Las estadísticas de choques viales muestran que aunque las intersecciones constituyen una pequeña parte de la red de caminos, alrededor del 50 por ciento de todos los choques urbanos y el 25 por ciento de los cho- ques rurales están relacionados con las intersecciones. Los movimientos de giro en las intersecciones provocan choques por las limitaciones de percepción, choque visual, zonas de dilema y búsqueda visual inadecuada.
  • 23. 23/50 rojo, y como resultado tienen menos tiempo para buscar tanto a la izquierda como a la derecha. Errores que conducen a choques de ángulo • Los choques de ángulo ocurren por: • Detección retrasada de una intersección (señal o se- máforo) en la que se requiere una PARE; • Retraso en la detección de cruce de tránsito por parte de un conductor que deliberadamente viola la señal o señal; Búsqueda inadecuada de cruces de tránsito o espacios apropiados. Es posible que los conductores no vean un semáforo o una señal PARE por la falta de atención, o a una combi- nación de falta de atención y falta de elementos del men- saje en el camino que harían que los conductores espe- raran la necesidad de detenerse. Por ejemplo, la visibili- dad del pavimento de la intersección o el tránsito que cruza es deficiente, o los conductores con derecho de paso durante cierta distancia estiman que la próxima in- tersección no parezca de un camino principal que re- quiera una detención. En un área urbana donde las se- ñales están poco espaciadas, inadvertidamente los con- ductores atienden la señal más allá de la que enfrentan. Los conductores que se aproximan a alta velocidad que- dan atrapados en la zona de dilema y continúan pasando un semáforo en rojo. Errores causas de choques de usuarios vulnerables A menudo, los choques de peatones y ciclistas resultan de una búsqueda inadecuada y falta de visibilidad. La búsqueda inadecuada es por parte del conductor, pea- tón o ciclista. En choques de giro-derecha, se encontró que los peatones y los conductores son igualmente cul- pables de no buscar. En los choques de giro-izquierda, los conductores tienen la culpa con más frecuencia, pro- bablemente porque la tarea de giro-izquierda es más exi- gente visualmente que la tarea de girar a la derecha para el conductor.(20) Ejemplos de errores causan choques de peatones: Los peatones que cruzan en los semáforos confían en que el semáforo les da el derecho de paso y no buscan adecuadamente el tránsito que gira. Los peatones se interponen en el camino de un vehículo demasiado cerca para que el conductor tenga tiempo su- ficiente para detenerse. Al tomar en cuenta el tiempo de percepción-respuesta, un conductor necesita más de m para detenerse cuando viaja a 50 kph. Los peatones están en riesgo por el tiempo que requieren los conductores para responder, y por la energía involucrada en las choques, incluso a bajas velocidades. Cambios relativamente pequeños en la velocidad tienen un gran efecto en la gravedad de un choque de peatones. Un peatón atropellado a 40 mph tiene un 85% de posibilidades de morir; a mph el riesgo se reduce t o 45%; a 20 mph, el riesgo se reduce al 5%.(27) La poca visibilidad, especialmente de noche, aumenta considerablemente el riesgo de un choque de peatones o ciclistas. La ropa es a menudo oscura, pro- veyendo poco contraste con el fondo. Aunque el alum- brado público ayuda a los conductores a ver a los pea- tones, el alumbrado público crea zonas desiguales de luz y oscuridad que dificultan la visibilidad de los peato- nes a cualquier distancia. 2.5.2. Distribuidores En los distribuidores, los conductores viajan a altas ve- locidades y, al mismo tiempo, enfrentan altas exigencias en tareas de navegación, guía y control. El número de choques en los distribuidores como resultado de un error del conductor está influido por los siguientes elementos de diseño: • rama de entrada/longitud de fusión, • distancia entre terminales de rama sucesivas, • distancia visual de decisión y señalización de guía, y diseño de rama de salida. La búsqueda inadecuada y la falta de visibilidad causan choques de peatones y bicicletas. Rama de entrada/Longitud de fusión Si los conductores que ingresan a una autopista no ace- leran a la velocidad del flujo de tránsito (p. ej., por la lon- gitud del carril de aceleración, la pendiente de la rampa, un error del conductor o el volumen de camiones pesa- dos), los conductores que ingresan se fusionarán con la línea principal a una velocidad demasiado lenta y corre el riesgo de aceptar un espacio inadecuado. Alternativa- mente, la autopista está congestionada o si los vehículos de la línea principal están siguiendo de cerca, es difícil para los conductores encontrar un espacio apropiado donde incorporarse. Distancia entre terminales de rampas sucesivas Si la siguiente rama de salida está cerca de la rama de entrada, los conductores que ingresan (acelerando) en- trarán en conflicto con los conductores que salen (des- acelerando) a lo largo de la sección entrecruzada y los choques aumentan.(40,16) Dada la búsqueda visual re- querida tanto por los conductores que entran como por los que salen, y la necesidad de apartar la mirada del tránsito que se encuentra inmediatamente adelante para verificar si hay espacios en el carril adyacente, los Un peatón atropellado a 65 km/h tiene un 85% de posibilidades de morir; a 50 km/h el riesgo de mo- rir se reduce al 45%; a 30 km/h, el riesgo de morir se reduce al 5%. La cantidad de choques alrededor de un distribui- dor está influida por: la longitud de la rama de en- trada/combinación, el espacio de la rampa, la dis- tancia visual y el radio de la rama de salida.