SlideShare una empresa de Scribd logo
 
 
U n   profundo anhelo de Dios  -bellamente expresado con la imagen de la tierra sedienta (v. 2)- es el sentimiento que domina todo este Salmo.  Su  autor podría ser un levita desterrado, que recuerda el tiempo en que vivía junto al Santuario, gozando de la intimidad con el Señor.  En  el silencio de la noche rememora aquellas horas felices, y ese recuerdo le sirve de consuelo (vs. 7-9).  El  versículo final indica que el salmista identifica su propia suerte con la de todo su Pueblo, representado en la persona del rey.
Las cuatro primeras estrofas cantan la alegría de un huésped del Señor. Feliz de visitar a Dios en su casa, su templo, y de habitar allí como un levita. Se canta aquí, la alegría de la intimidad con Dios y de la meditación. Notemos particularmente este tuteo amoroso: Tú eres mi Dios, Te busco, tengo sed de Ti, Tu fuerza, Tu gloria, Tu amor, Tu nombre, etc... (17 pronombres personales o posesivos en segunda persona). Una manera de meditar este salmo, es precisamente adoptar este juego de lenguaje, insistiendo interiormente en estos pronombres: "¡Tú estás allí, Señor, Te hablo, escúchame!".  Nada cuesta poner en boca de Jesús este salmo.  "Por la noche, pienso en ti... Te busco desde el alba..." Esto hacía Jesús según afirmación de San Marcos: "Al amanecer, aún en plena obscuridad, Jesús se levantó, salió y se dirigió a un lugar desierto para hacer oración" (Marcos 1,35).  Parece que nuestra época ha descubierto la oración íntima. Este salmo 62 expresa la oración de un hombre muy avanzado en el camino de la oración: Sus actitudes religiosas son de tal sublimidad e intensidad mística... que al hacerlas nuestras, nos sentimos poco sinceros. Quién de nosotros puede decir lealmente; "¡permanezco horas enteras hablándote, mi Dios!" O esto otro: "¡Te busco desde la aurora... Mi alma tiene sed de Ti!... Cuando olvidamos por cualquier cosa nuestra "oración de la mañana", y nos dejamos arrastrar por la indiferencia.  1. CON ISRAEL 2. CON JESÚS 3. CON NUESTRO TIEMPO
O h Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo, mi alma está sedienta de ti; mi carne tiene ansia de ti, como tierra reseca, agostada, sin agua.
¡ C ómo te contemplaba en el santuario viendo tu fuerza y tu gloria! Tu gracia vale más que la vida, te alabarán mis labios.
T oda mi vida te bendeciré y alzaré las manos invocándote. Me saciaré como de enjundia y de manteca, y mis labios te alabarán jubilosos.
E n el lecho me acuerdo de ti y velando medito en ti, porque fuiste mi auxilio, y a la sombra de tus alas canto con júbilo; mi alma está unida a ti, y tu diestra me sostiene.
E sa es la palabra, clara y única, que define el estado de mi alma, Señor: sed. Sed física, casi animal, que quema mis entrañas y apergamina mi garganta. La sed del desierto, de las arenas secas y el sol ardiente, de dunas y espejismos, de yermos sin fin y cielos sin misericordia. La sed que se impone a todos los demás deseos y se adelanta a toda otra necesidad. La sed que necesita el trago de agua para vivir, para subsistir, para devolver los sentidos al cuerpo y la paz al alma.  T al es mi deseo por ti, Señor. Sed en el cuerpo y en el alma. Sed de tu presencia, de tu visión, de tu amor. Sed de ti. Sed de las aguas de la vida, que son las únicas que pueden traer el descanso a mi alma reseca. Aguas saltarinas en medio del desierto, milagro de luz y frescura, arroyos de alegría. R esplandor en la noche y melodía en el silencio. Te deseo y te amo. En ti espero y en ti descanso. A umenta mi sed, Señor, para que yo intensifique mi búsqueda de las fuentes de la vida. «Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo, mi alma está sedienta de ti».
D ios nuestro, en el lecho nos acordamos de ti, porque tu diestra es nuestra fuerza, porque en la eucaristía nos alimentas; pero también sentimos nostalgia por aquella unión plena y definitiva que tú concedes a quienes moran contigo en el santuario celestial.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Salmo 041
Salmo 041Salmo 041
Salmo 041
AranchaBelzunce
 
Vida del Más Allá (extraída de Nueva Revelacion)
Vida del Más Allá (extraída de Nueva Revelacion)Vida del Más Allá (extraída de Nueva Revelacion)
Vida del Más Allá (extraída de Nueva Revelacion)
Simona P
 
07 libros poéticos
07 libros poéticos07 libros poéticos
07 libros poéticos
keomiguel
 
Benedicto16 oración(7)salmo.0
Benedicto16 oración(7)salmo.0Benedicto16 oración(7)salmo.0
Benedicto16 oración(7)salmo.0
emilioperucha
 
Clase 15 - Job y Salmos
Clase 15 - Job y SalmosClase 15 - Job y Salmos
Clase 15 - Job y Salmos
Hugo Almanza
 
034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...
034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...
034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...
OrdineGesu
 
Via crucis
Via crucisVia crucis
Poesia hebrea estudio
Poesia hebrea estudioPoesia hebrea estudio
Poesia hebrea estudio
chavalin21
 
Lamentaciones
LamentacionesLamentaciones
Lamentaciones
Laura Davila
 
Salmo 107
Salmo 107Salmo 107
Salmo 107
AranchaBelzunce
 
Salmo 107
Salmo 107Salmo 107
Salmo 102
Salmo 102Salmo 102
Salmo 102
Securizame
 
El libro de los salmos, matthieu collin
El libro de los salmos, matthieu collinEl libro de los salmos, matthieu collin
El libro de los salmos, matthieu collin
MarcosCisneros8
 
Salmo 064
Salmo 064Salmo 064
Salmo 064
Securizame
 
La adoracion del futuro
La adoracion del futuroLa adoracion del futuro
La adoracion del futuro
Ministerio Infantil Arcoiris
 
1. Valor de la Bendición
1. Valor de la Bendición1. Valor de la Bendición
1. Valor de la Bendición
Lorena Gomez
 
Salmo 041
Salmo 041Salmo 041
Salmo 102
Salmo 102Salmo 102
Salmo 102
AranchaBelzunce
 
Xxv tiempo ordinario ciclo c
Xxv tiempo ordinario ciclo cXxv tiempo ordinario ciclo c
Xxv tiempo ordinario ciclo c
lobogame
 

La actualidad más candente (19)

Salmo 041
Salmo 041Salmo 041
Salmo 041
 
Vida del Más Allá (extraída de Nueva Revelacion)
Vida del Más Allá (extraída de Nueva Revelacion)Vida del Más Allá (extraída de Nueva Revelacion)
Vida del Más Allá (extraída de Nueva Revelacion)
 
07 libros poéticos
07 libros poéticos07 libros poéticos
07 libros poéticos
 
Benedicto16 oración(7)salmo.0
Benedicto16 oración(7)salmo.0Benedicto16 oración(7)salmo.0
Benedicto16 oración(7)salmo.0
 
Clase 15 - Job y Salmos
Clase 15 - Job y SalmosClase 15 - Job y Salmos
Clase 15 - Job y Salmos
 
034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...
034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...
034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...
 
Via crucis
Via crucisVia crucis
Via crucis
 
Poesia hebrea estudio
Poesia hebrea estudioPoesia hebrea estudio
Poesia hebrea estudio
 
Lamentaciones
LamentacionesLamentaciones
Lamentaciones
 
Salmo 107
Salmo 107Salmo 107
Salmo 107
 
Salmo 107
Salmo 107Salmo 107
Salmo 107
 
Salmo 102
Salmo 102Salmo 102
Salmo 102
 
El libro de los salmos, matthieu collin
El libro de los salmos, matthieu collinEl libro de los salmos, matthieu collin
El libro de los salmos, matthieu collin
 
Salmo 064
Salmo 064Salmo 064
Salmo 064
 
La adoracion del futuro
La adoracion del futuroLa adoracion del futuro
La adoracion del futuro
 
1. Valor de la Bendición
1. Valor de la Bendición1. Valor de la Bendición
1. Valor de la Bendición
 
Salmo 041
Salmo 041Salmo 041
Salmo 041
 
Salmo 102
Salmo 102Salmo 102
Salmo 102
 
Xxv tiempo ordinario ciclo c
Xxv tiempo ordinario ciclo cXxv tiempo ordinario ciclo c
Xxv tiempo ordinario ciclo c
 

Similar a Salmo 062

Salmo 62
Salmo 62Salmo 62
Salmo 62
Rafael Sanz
 
Salmo 062
Salmo 062Salmo 062
Salmo 062
AranchaBelzunce
 
LA MARAVILLA DEL SILECIO
LA MARAVILLA DEL SILECIOLA MARAVILLA DEL SILECIO
LA MARAVILLA DEL SILECIO
FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Salmo 064
Salmo 064Salmo 064
Salmo 64
Salmo 64Salmo 64
Salmo 64
Rafael Sanz
 
Salmo 114
Salmo 114Salmo 114
Canto espiritual
Canto espiritual Canto espiritual
Canto espiritual
Lore de la Luna
 
Salmo 114
Salmo 114Salmo 114
Salmo 114
Securizame
 
El Cantar de los Cantares
El Cantar de los CantaresEl Cantar de los Cantares
El Cantar de los Cantares
Montse de Paz
 
Salmo 083
Salmo 083Salmo 083
Salmo 083
Securizame
 
Oraciones Sufis
Oraciones SufisOraciones Sufis
Oraciones Sufis
federicoblanco
 
CELEBRACION PENITENCIAL DE ADVIENTO
CELEBRACION PENITENCIAL DE ADVIENTOCELEBRACION PENITENCIAL DE ADVIENTO
CELEBRACION PENITENCIAL DE ADVIENTO
FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Poesía hecho canciones Alfoncio Figueroa Sumoso
Poesía hecho canciones   Alfoncio Figueroa SumosoPoesía hecho canciones   Alfoncio Figueroa Sumoso
Poesía hecho canciones Alfoncio Figueroa Sumoso
Alfoncio Antenor Figueroa Sumoso
 
Salmo 083
Salmo 083Salmo 083
Salmo 083
AranchaBelzunce
 
Salmo 064
Salmo 064Salmo 064
Salmo 064
AranchaBelzunce
 
Presentación power poesia rafael
Presentación power  poesia rafaelPresentación power  poesia rafael
Presentación power poesia rafael
lorena vega
 
CELEBRACION COMUNITARIA DE LA PENITENCIA.pps
CELEBRACION COMUNITARIA DE LA PENITENCIA.ppsCELEBRACION COMUNITARIA DE LA PENITENCIA.pps
CELEBRACION COMUNITARIA DE LA PENITENCIA.pps
FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Salmo 114
Salmo 114Salmo 114
Salmo 114
AranchaBelzunce
 
01. transito de san francisco de asis. 2012.
01. transito de san francisco de asis. 2012.01. transito de san francisco de asis. 2012.
01. transito de san francisco de asis. 2012.
FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Renacimiento 1
Renacimiento 1Renacimiento 1
Renacimiento 1
marquintasg
 

Similar a Salmo 062 (20)

Salmo 62
Salmo 62Salmo 62
Salmo 62
 
Salmo 062
Salmo 062Salmo 062
Salmo 062
 
LA MARAVILLA DEL SILECIO
LA MARAVILLA DEL SILECIOLA MARAVILLA DEL SILECIO
LA MARAVILLA DEL SILECIO
 
Salmo 064
Salmo 064Salmo 064
Salmo 064
 
Salmo 64
Salmo 64Salmo 64
Salmo 64
 
Salmo 114
Salmo 114Salmo 114
Salmo 114
 
Canto espiritual
Canto espiritual Canto espiritual
Canto espiritual
 
Salmo 114
Salmo 114Salmo 114
Salmo 114
 
El Cantar de los Cantares
El Cantar de los CantaresEl Cantar de los Cantares
El Cantar de los Cantares
 
Salmo 083
Salmo 083Salmo 083
Salmo 083
 
Oraciones Sufis
Oraciones SufisOraciones Sufis
Oraciones Sufis
 
CELEBRACION PENITENCIAL DE ADVIENTO
CELEBRACION PENITENCIAL DE ADVIENTOCELEBRACION PENITENCIAL DE ADVIENTO
CELEBRACION PENITENCIAL DE ADVIENTO
 
Poesía hecho canciones Alfoncio Figueroa Sumoso
Poesía hecho canciones   Alfoncio Figueroa SumosoPoesía hecho canciones   Alfoncio Figueroa Sumoso
Poesía hecho canciones Alfoncio Figueroa Sumoso
 
Salmo 083
Salmo 083Salmo 083
Salmo 083
 
Salmo 064
Salmo 064Salmo 064
Salmo 064
 
Presentación power poesia rafael
Presentación power  poesia rafaelPresentación power  poesia rafael
Presentación power poesia rafael
 
CELEBRACION COMUNITARIA DE LA PENITENCIA.pps
CELEBRACION COMUNITARIA DE LA PENITENCIA.ppsCELEBRACION COMUNITARIA DE LA PENITENCIA.pps
CELEBRACION COMUNITARIA DE LA PENITENCIA.pps
 
Salmo 114
Salmo 114Salmo 114
Salmo 114
 
01. transito de san francisco de asis. 2012.
01. transito de san francisco de asis. 2012.01. transito de san francisco de asis. 2012.
01. transito de san francisco de asis. 2012.
 
Renacimiento 1
Renacimiento 1Renacimiento 1
Renacimiento 1
 

Más de Securizame

Salmo 138
Salmo 138Salmo 138
Salmo 138
Securizame
 
Salmo 137
Salmo 137Salmo 137
Salmo 137
Securizame
 
Salmo 136
Salmo 136Salmo 136
Salmo 136
Securizame
 
Salmo 135
Salmo 135Salmo 135
Salmo 135
Securizame
 
Salmo 133
Salmo 133Salmo 133
Salmo 133
Securizame
 
Salmo 134
Salmo 134Salmo 134
Salmo 134
Securizame
 
Salmo 131
Salmo 131Salmo 131
Salmo 131
Securizame
 
Salmo 130
Salmo 130Salmo 130
Salmo 130
Securizame
 
Salmo 129
Salmo 129Salmo 129
Salmo 129
Securizame
 
Salmo 128
Salmo 128Salmo 128
Salmo 128
Securizame
 
Salmo 127
Salmo 127Salmo 127
Salmo 127
Securizame
 
Salmo 125
Salmo 125Salmo 125
Salmo 125
Securizame
 
Salmo 126
Salmo 126Salmo 126
Salmo 126
Securizame
 
Salmo 124
Salmo 124Salmo 124
Salmo 124
Securizame
 
Salmo 122
Salmo 122Salmo 122
Salmo 122
Securizame
 
Salmo 121
Salmo 121Salmo 121
Salmo 121
Securizame
 
Salmo 123
Salmo 123Salmo 123
Salmo 123
Securizame
 
Salmo 120
Salmo 120Salmo 120
Salmo 120
Securizame
 
Salmo 119
Salmo 119Salmo 119
Salmo 119
Securizame
 
Salmo 118
Salmo 118Salmo 118
Salmo 118
Securizame
 

Más de Securizame (20)

Salmo 138
Salmo 138Salmo 138
Salmo 138
 
Salmo 137
Salmo 137Salmo 137
Salmo 137
 
Salmo 136
Salmo 136Salmo 136
Salmo 136
 
Salmo 135
Salmo 135Salmo 135
Salmo 135
 
Salmo 133
Salmo 133Salmo 133
Salmo 133
 
Salmo 134
Salmo 134Salmo 134
Salmo 134
 
Salmo 131
Salmo 131Salmo 131
Salmo 131
 
Salmo 130
Salmo 130Salmo 130
Salmo 130
 
Salmo 129
Salmo 129Salmo 129
Salmo 129
 
Salmo 128
Salmo 128Salmo 128
Salmo 128
 
Salmo 127
Salmo 127Salmo 127
Salmo 127
 
Salmo 125
Salmo 125Salmo 125
Salmo 125
 
Salmo 126
Salmo 126Salmo 126
Salmo 126
 
Salmo 124
Salmo 124Salmo 124
Salmo 124
 
Salmo 122
Salmo 122Salmo 122
Salmo 122
 
Salmo 121
Salmo 121Salmo 121
Salmo 121
 
Salmo 123
Salmo 123Salmo 123
Salmo 123
 
Salmo 120
Salmo 120Salmo 120
Salmo 120
 
Salmo 119
Salmo 119Salmo 119
Salmo 119
 
Salmo 118
Salmo 118Salmo 118
Salmo 118
 

Último

la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidadla Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
FranciscoJoseFloresG1
 
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdfTe costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
CRISTINAULLOA12
 
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptxVoces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
jenune
 
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdfLa inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
adyesp
 
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docxFolleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
SantosGuidoRodrguez
 
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de MarillacEl Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.pptAntropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
FacundoRiquel
 
ASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNI
ASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNIASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNI
ASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNI
mathiasalonso201111
 

Último (8)

la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidadla Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
 
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdfTe costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
 
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptxVoces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
 
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdfLa inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
 
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docxFolleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
 
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de MarillacEl Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
 
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.pptAntropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
 
ASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNI
ASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNIASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNI
ASM14-IF-Teórico.pdf Filosofía academia ADUNI
 

Salmo 062

  • 1.  
  • 2.  
  • 3. U n profundo anhelo de Dios -bellamente expresado con la imagen de la tierra sedienta (v. 2)- es el sentimiento que domina todo este Salmo. Su autor podría ser un levita desterrado, que recuerda el tiempo en que vivía junto al Santuario, gozando de la intimidad con el Señor. En el silencio de la noche rememora aquellas horas felices, y ese recuerdo le sirve de consuelo (vs. 7-9). El versículo final indica que el salmista identifica su propia suerte con la de todo su Pueblo, representado en la persona del rey.
  • 4. Las cuatro primeras estrofas cantan la alegría de un huésped del Señor. Feliz de visitar a Dios en su casa, su templo, y de habitar allí como un levita. Se canta aquí, la alegría de la intimidad con Dios y de la meditación. Notemos particularmente este tuteo amoroso: Tú eres mi Dios, Te busco, tengo sed de Ti, Tu fuerza, Tu gloria, Tu amor, Tu nombre, etc... (17 pronombres personales o posesivos en segunda persona). Una manera de meditar este salmo, es precisamente adoptar este juego de lenguaje, insistiendo interiormente en estos pronombres: "¡Tú estás allí, Señor, Te hablo, escúchame!". Nada cuesta poner en boca de Jesús este salmo. "Por la noche, pienso en ti... Te busco desde el alba..." Esto hacía Jesús según afirmación de San Marcos: "Al amanecer, aún en plena obscuridad, Jesús se levantó, salió y se dirigió a un lugar desierto para hacer oración" (Marcos 1,35). Parece que nuestra época ha descubierto la oración íntima. Este salmo 62 expresa la oración de un hombre muy avanzado en el camino de la oración: Sus actitudes religiosas son de tal sublimidad e intensidad mística... que al hacerlas nuestras, nos sentimos poco sinceros. Quién de nosotros puede decir lealmente; "¡permanezco horas enteras hablándote, mi Dios!" O esto otro: "¡Te busco desde la aurora... Mi alma tiene sed de Ti!... Cuando olvidamos por cualquier cosa nuestra "oración de la mañana", y nos dejamos arrastrar por la indiferencia. 1. CON ISRAEL 2. CON JESÚS 3. CON NUESTRO TIEMPO
  • 5. O h Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo, mi alma está sedienta de ti; mi carne tiene ansia de ti, como tierra reseca, agostada, sin agua.
  • 6. ¡ C ómo te contemplaba en el santuario viendo tu fuerza y tu gloria! Tu gracia vale más que la vida, te alabarán mis labios.
  • 7. T oda mi vida te bendeciré y alzaré las manos invocándote. Me saciaré como de enjundia y de manteca, y mis labios te alabarán jubilosos.
  • 8. E n el lecho me acuerdo de ti y velando medito en ti, porque fuiste mi auxilio, y a la sombra de tus alas canto con júbilo; mi alma está unida a ti, y tu diestra me sostiene.
  • 9. E sa es la palabra, clara y única, que define el estado de mi alma, Señor: sed. Sed física, casi animal, que quema mis entrañas y apergamina mi garganta. La sed del desierto, de las arenas secas y el sol ardiente, de dunas y espejismos, de yermos sin fin y cielos sin misericordia. La sed que se impone a todos los demás deseos y se adelanta a toda otra necesidad. La sed que necesita el trago de agua para vivir, para subsistir, para devolver los sentidos al cuerpo y la paz al alma. T al es mi deseo por ti, Señor. Sed en el cuerpo y en el alma. Sed de tu presencia, de tu visión, de tu amor. Sed de ti. Sed de las aguas de la vida, que son las únicas que pueden traer el descanso a mi alma reseca. Aguas saltarinas en medio del desierto, milagro de luz y frescura, arroyos de alegría. R esplandor en la noche y melodía en el silencio. Te deseo y te amo. En ti espero y en ti descanso. A umenta mi sed, Señor, para que yo intensifique mi búsqueda de las fuentes de la vida. «Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo, mi alma está sedienta de ti».
  • 10. D ios nuestro, en el lecho nos acordamos de ti, porque tu diestra es nuestra fuerza, porque en la eucaristía nos alimentas; pero también sentimos nostalgia por aquella unión plena y definitiva que tú concedes a quienes moran contigo en el santuario celestial.