SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 2
Descargar para leer sin conexión
En Hb. 13, 15, se nos dice:         la eucaristía y de todos los sacra-
       Tema Nº 1:                        "Ofrezcamos sin cesar por me dio        mentos, etc.?", "No", me contestó.
                                         de él, a Dios, un sacrificio de ala-    "¿Y si co menzamos a ens ayar la
 LA ALABANZA                             banza, es decir, el fruto de los la -   acción de gracias?", "No sé cómo,
                                         bios que celebran su nombre".           me siento falso y d iría hasta un
                                             Lo que Dios nos ha dado en          poco tonto". "Mire, no le ponga
                                         Nuestro Señor Jesucristo es supe-       cabeza al asunto, hagamos un poco
 Por Nelly Astelli                       rior a la Antigua Alianza. En el        de ejercicio juntos y después usted
                                         Nuevo Testamento no ofrecemos           se lanza por su cuenta". Le di t res
                                         más la sangre de los animales en        salmos de alabanza y se fue. A
 De Pentecostés                          sacrificio. Sin embargo, Dios es-       med ida que pasaban los días, todo
 Julio - Agosto 90                       pera sacrificios de nuestra parte.      fue cambiando, el mismo no lo
 Sept. - Octubre 90                      ¿Cuál sería el sacrificio que Dios      podía creer. De más está decir que
                                         nos exigiría hoy día?: es el sacri-     el Señor renovó todo su sacerdo-
                                         ficio de alabanza a Dios. El rey        cio.
                                         David dice: "Bendeciré a Yahveh             Uno de los grandes efectos de la
                                         en todo tiempo, sin cesar en mi         alabanza es la aleg ría, debemos ser
                                         boca su alabanza".                      cristianos alegres puesto que "la
                                             Bendecir a Dios en todo tiempo      alegría del Eterno es nuestra fuer-
               I PARTE                   no es un fardo que el Padre pone        za". ¿Saben ustedes que cuando
    La alabanza es una de las llaves     sobre nuestras espaldas; sino un        tenemos una cara amargada, eno-
 espirituales más valiosas que           privilegio, una alegría que da un       jada, agria, hacemos trabajar 50
 hemos recib ido en la Renovación        sentido de trascendencia a nuestras     músculos; pero solamente neces i-
 Caris mática; y, sin embargo, la que    vidas y nos pone de lleno en el         tamos 16 músculos para sonreír'?
 profundizamos menos.                    cumplimiento de lo que Dios es-             En Flp. 4, 4-7, San Pablo nos
     En 1 Te. 5, 18, San Pablo d ice:    pera de nosotros.                       dice:
 "En todo dad gracias a Dios, pues           En el Sal. 50, 23 se dice: " El         "Estad siemp re alegres en el
 esto es lo que Dios, en Cristo Jesús,   que ofrece sacrificios de acción de     Señor; os lo repito, estad alegres.
 quiere de nosotros".                    gracias me da g loria", luego,          Que vuestra mesura sea conocida
    San Ignacio nos dice que: " El       nuestras alabanzas glorifican a         de todos los hombres. El Señor
 hombre fue creado por Dios infi-        Dios.                                   está cerca. No os inquietéis por
 nito amor, Sabiduría, Poder, para           Dios quiere que expresemos          cosa alguna; antes bien, en toda
 alabar, hacer reverencia, servirle      esta alabanza en voz alta, Sal. 66,     ocasión, presentad a Dios vuestras
 en Jesucristo el Señor".                8:                                      peticiones, me diante la oración y la
Estamos dispuestos a menudo a dar            "Pueblos, bendecid a nuestro        súplica, acompañada de la acción
gracias y alabar al Señor por las        Dios, haced que se oiga la vo z de      de gracias. Y la paz de Dios cus-
buenas cosas que llegan a nuestra        su alabanza".                           todiará vuestros corazones y vues-
vida, por las sanaciones y bendi-            El g rupo Emmanuel, cuando ve       tros pensamientos en Cristo Jesús".
ciones físicas, espirituales y mate-     que todos los medios de interce-            Siendo la alabanza co mo una
riales; pero la voluntad de Dios es      sión son inútiles, proclama lo que      perla preciosa, es justo que utilice -
que también tengamos una actitud         se llama un "Jericó", que consiste      mos nuestra lengua para alabar a
de alabanza frente a las cosas in-       en 7 días de alabanza de una hora       Dios co mo lo d ice el Salmo 107:
deseables, en los momentos malos         diaria; y no han dejado jamás de no         "Den gracias a Yahveh por su
que llegan a nuestra vida; y no lo       tener la respuesta de Dios. Creo        amor".
alabamos por el mal que ha caído         que ellos estarían en condiciones           Naturalmente, podemos usar
sobre nuestras cabezas, sino por-        de testimoniar una cantidad in fi-      nuestra lengua para otros fines:
que Él está presente en ese mo-          nita de milagros gracias a la fuerza    maldecir, criticar, murmu rar, que-
mento, Dios no nos abandona en           de la alabanza.                         jarse, etc. El apóstol Santiago nos
los mo mentos de enfermedad, de              Donde falla la persuasión           dice al respecto en el capítulo 5,
depresión, de ruina, de fracaso; Él      huma na, la súplica y todo otro         9-10: "con ella bendecimos al Se-
está ahí dentro de nosotros, vi-         procedimiento, la alabanza no de-       ñor y con ella maldecimos a los
viendo esos instantes con nosotros,      jará jamás de aportarnos una res-       hombres, hechos a imagen de
no estamos solos en las pruebas.         puesta de Dios, en todas las cir-       Dios, de una misma boca procede
    El día que el hombre desarrolle      cunstancias y en todo de lo que         la bendición y la maldición" y esto
 su maravilloso destino de alabar a      tenemos necesidad, porque Dios          entristece a Dios.
 su Creador, el mundo va a cambiar       habita nuestra alabanza y porque la         La alabanza hace maravillas y
 de centro y todo llegará a ser claro    alabanza es el lenguaje de la fe.       hoy día muchos cristianos han
 y lu minoso, porque el ho mbre              Naturalmente a nosotros nos es      descubierto lo que los israelitas
 cumplirá cabalmente la voluntad         más fácil hacer peticiones, la len-     conocían ya desde hace siglos. En
 de Dios. Pero al ho mbre le parece      gua se mueve con mucha facilidad        el 2° libro de Crónicas cap. 20,
 tan pobre misión la de alabar a         para pedir, no es lo mis mo con la      leemos que el rey Josafat de Israel
 Dios, es tan simple y tan obvio,        acción de alabanza y de g racias, la    y su país se encuentran en peligro,
 que se pierde en la superficialidad     gratitud no es una de nuestras          una gran muchedumbre de pueblos
 de su egocentrismo.                     principales virtudes.                   paganos viene a destruirlos. Jos a-
    En el Sal. 22,4, David dice:             Hace algunos años, llegó a uno      fat le recuerda las pro mesas de
 "Más tú eres el Santo, que moras        de mis retiros un sacerdote, des-       Yahveh a su pueblo, éste responde
 en las alabanzas de Israel".            animado, sin deseos de seguir           y el rey junto con el pueblo, llenos
    Dios habita mi alabanza; por         adelante, podríamos decir que es-       de confianza esperan a sus ene-
 tanto debemos pensar en el poder        taba bordeando la depresión. Co-        migos en el canto y la alabanza.
 que reside en nuestra alabanza. No      men zó su ret iro y le p regunté a      "Esta guerra no es nuestra sino de
 es extraño pues que Elizabeth de la     quemarropa: "¿cuánto tiempo             Dios" y obtuvieron la victoria, sin
 Trin idad que pedía la gracia de ser    ocupa Ud. en ala bar al Señor?".        haber peleado, junto con un gran
 "la alabanza de la Glo ria de Dios"     "No tengo el hábito de la alabanza      botín de guerra.
 haya llegado a la santidad. Sin         me dijo: pero rezo el oficio y hago         Podríamos preguntamos: ¿hay
 cesar estaría en la boca su alaban-     la misa". "Eso está bien, le con-       alabanza en el cielo'? Una alabanza
 za. Y cuando yo alabo. Dios abre        testé, pero ¿se le ha ocurrido al-      mucho más perfecta que la nuestra,
 su oído.                                guna vez alabar al Señor por su         no podría ser de otra manera cuan-
                                         sacerdocio, por las cosas buenas        do se ve la gloria de Dios.
                                         que ha habido en su llamado, por el          Isaías y Juan vieron y descri-
                                         privilegio de ser ministro de           bieron la magnificencia de la ala-
                                                                                 banza celeste, ambos la vieron a
centenares de años de distancia y en       está sentado en el t rono y al Cor-    seismo denunciado por Jesús. "Oh
situaciones culturales y materiales        dero, alabanza, honor y glo ria y      Dios, yo te doy gracias porque no
diferentes.                                potencia por los siglos de los s i-    soy como los demás hombres... ".
    En Isaías 6, 1-4 d ice: " El año de    glos'''.                               La alabanza supone descentrali-
la muerte del rey Ozías vi al Señor            Y en Apoc. 7, 9-12 vemos la        zarse para colocar a Dios en el
sentado en un trono excelso y ele-         adoración de los elegidos en el        centro, y una persona que tiene
vado y sus haldas llenaban el te m-        Cielo; co mo tamb ién la encon-        una tan óptima imagen de sí
plo. Unos serafines se mantenían           tramos en Apoc. 15,3-4 Y en            mis ma no puede alabar a Dios con
erguidos por encima de él; cada uno        Apoc. 19,6. Estamos, pues, frente      sinceridad, como tampoco lo
tenía 6 alas: con un par se cubrían la     al modelo divino de alabanza que,      puede hacer aquel que está a cada
faz, con otro par se cubrían los pies,     a la hora de ponernos en acción de     mo mento haciendo alarde de in-
y con el otro par aleteaban. Y se gri-     gracias delante de Dios, debemos       dignidad -lo que generalmente
taban el uno al otro: 'Santo, santo,       tomar en cuenta.                       enmascara una falsa humildad-, y
santo, Yahveh Sebaot; llena está               No son los hombres relig iosos     está rechazando hacer cualquier
toda la t ierra de su gloria'. Se con-     bien intencionados los que nos han     servicio diciendo: "Hay otros que
movieron los quicios y los dinteles        ordenado practicar la alabanza, si-    lo pueden hacer mejor que yo".
a la voz de los que clamaban, y la         no Dios mis mo. Si la alabanza hu-
Casa se llenó de humo". Isaías nos         biese sido inventada por el ho m-
relata que los serafines dirig ían         bre, la destruiríamos con nuestra
alabanzas a Dios sentado en su tro-        crítica y la dejaríamos de lado;          d) UNA FALSA IMA GEN DE
no. El volu men de sus alabanzas           pero puesto que ella nos viene del      DIOS
hace que se conmuevan los quicios          cielo, debemos practicarla.
y los dinteles y la Casa se llenó de                                                  Este obstáculo es más común
humo, es decir, de incienso,                                                      de lo que quisiéramos. Cuántas
símbolo de las oraciones de los                                                   personas alaban paralizadas frente
santos.                                             II PARTE                      a un Dios castigador que es nece-
    Los salmistas a menudo asocian           LOS OBSTÁ CULOS A LA                 sario tener contento, quemarle
gritos y alabanzas. La Biblia rara-        ALABA NZA                              incienso para que no actúe en mi
mente nos exhorta a estar silencio-                                               contra. O puede ser un Dios gen-
sos delante de Dios, sino que fre-                                                darme, fisca lizador de mis actos,
                                               a) EL PECADO
cuentemente nos invita a lanzar ha-                                               que me quita hasta el aliento vital.
                                               Muchas veces alabamos a Dios
cia El gritos de reconocimiento y de                                                  Me decía una jovencita, con
                                           y no nos responde como quisié-
alegría, a exultar, es decir, a mos-                                              una enfermedad incurable: "no
                                           ramos. El Señor no nos puede re-
trar gran alegría. El pueblo de Israel                                            puedo alabar a Dios, lo encuentro
                                           forzar con su gracia en una situa-
lanza gritos delante de Jericó (Josué                                             injusto y cruel". Yo le pregunté:
                                           ción de pecado, el pecado corta el
6, 20). En muchas ocasiones los                                                   "¿Alguna vez le has preguntado al
                                           camino de la gracia y de la res-
profetas y los salmistas nos invitan                                              Señor la causa de tu enferme-
                                           puesta de Dios; en el Sal. 66, 18 se
,1 lanzar gritos; Sal. 47, 2: "Pueblos                                            dad?". "No", me respondió. Yo le
                                           dice: "Si yo hubiera visto in iqui-
todos, batid palmas, aclamad a Dios        dad, el Señor no me habría escu-       dije: " ¿qué tal si ahora aprovechas
con gritos de alegría".                    chado".                                este retiro para preguntarle al Se-
    En el libro del Apocalipsis des -          El profeta Isaías en el capítulo   ñor por qué este, mal?”. No podía
cubrimos varias formas de adora-                                                  introducirla en el camino de la
                                           59, 1-2 nos da una respuesta más
ción. Apoc. 4, 8: " Los 4 vivientes                                               alabanza hasta que no viera su
                                           clara de lo que decimos: "Mirad,
repiten sin descanso día y noche:                                                 responsabilidad en la elec ción de
                                           no es demasiado corta la mano de
    Santo, Santo                                                                  muerte que había hecho. Cuando
                                           Yahveh para salvar, n i es duro su
    Señor, Dios Todopoderoso                                                      el Señor le mostró cómo se había
                                           oído para oír, sino que vuestras
Aquel que era, que es y que va a                                                  originado su enfermedad y, cómo
                                           faltas os separaron a vosotros de
venir". Y le dan gloria, honor y ac-                                              ella libremente y ciegamente había
                                           vuestro Dios y vuestros pecados le
ción de gracias.                                                                  elegido la muerte, co menzó a ver
                                           hicieron esconder su rostro de
    Los 24 ancianos se prosternan y                                               la lu z y fue el mo mento adecuado
                                           vosotros".
adoran "al" que vive por los siglos                                               para hacerle una catequesis de la
de los siglos, y arrojan sus aromas                                               alabanza.
delante del trono, diciendo: "Eres             b) EL TEMOR                               Fu imos creados para alabar
digno, Señor y Dios nuestro, de                Tenemos temo r de nosotros         a Dios, maravilloso y privile-
recibir la glo ria, el honor y el poder,   mismos, de la opinión de los otros,    giado destino del hombre, que
porque tú has creado el universo;          temor de Dios, temor de manifes-       parece que fuera tan simp le y tan
por tu voluntad, no existía y fue          tar nuestros sentimientos, de ser      sencillo y que, sin embargo, re-
creado".                                   rechazados, ridicu lizados. El te-     quiere una disciplina, que nos
    Los seres vivientes expresan           mor para liza la activ idad humana y   conduce al amor y a la transfor-
toda adoración a plena voz, por su         controla la voluntad. Es por eso       mación cuando descubrimos que
lado los 24 ancianos la man ifiestan       que Jesús que conoce nuestros          Dios hace llover gratuitamente sus
lanzando sus coronas y pros-               miedos siempre dice: "no teman".       gracias sobre aquellos que se
ternándose.                                No podemos caer en "el espíritu de     abren a su voluntad y que entran
    En el cap ítulo 5 del Apocalipsis      esclavos para recaer en el temor";     en este movimiento de gratuidad y
11-14, San Juan ve una mu ltitud de        recibimos un espíritu de hijos         que alaban a Dios por el puro
ángeles que se agregan a los 4 v i-        adoptivos que nos conduce a la         gusto de alabarlo, co mo lo alaban
vientes y a los ancianos. San Juan         libertad.                              las flores, las aves, los mares y
trata de precisar el nú mero : miría-          1 Jn. 4, 18 nos ofrece un antí-    todas las creaturas, sin esperar
das de miríadas y millares de mi-          doto excelente contra el temor:        recompensa, sin querer manipular,
llares y decían con fuerte voz:            "No hay temo r en el amor, sino que    porque el Padre es infinitamente
"Digno es el cordero degollado de          el amor perfecto expulsa el temor,     generoso y le agrada que vivamos
recibir el poder, la riqueza, la s a-      porque el temor mira el castigo;       con la d ignidad de hijos de Dios y
biduría, la fuerza, el honor, la gloria    quien teme no ha llegado a la ple-     con la realeza de los hermanos del
y la ala banza.                            nitud del amor".                       Rey.
    y toda criatura, del cielo, de la
tierra y del mar, y todo lo que hay           c) EL EGOCENTRISMO
en ellos, oí que respondían:”al que
                                               Le damos gran importancia a
                                           nuestra persona. El tener una alta
                                           opinión de sí mis mo lleva al fari-

Más contenido relacionado

La actualidad más candente (20)

Novena de aguinaldos
Novena de aguinaldosNovena de aguinaldos
Novena de aguinaldos
 
Escrito esta. 2 co. 9.1-15.
Escrito esta. 2 co. 9.1-15.Escrito esta. 2 co. 9.1-15.
Escrito esta. 2 co. 9.1-15.
 
Novena de navidad 2013
Novena de navidad 2013Novena de navidad 2013
Novena de navidad 2013
 
Novena navidad
Novena navidadNovena navidad
Novena navidad
 
Laudes del Viernes Santo. 2013
Laudes del Viernes Santo. 2013Laudes del Viernes Santo. 2013
Laudes del Viernes Santo. 2013
 
Novena al Divino Niño Jesús
Novena al Divino Niño JesúsNovena al Divino Niño Jesús
Novena al Divino Niño Jesús
 
37. temario,,, semana de gratitud cd. valles
37.  temario,,, semana de gratitud cd. valles37.  temario,,, semana de gratitud cd. valles
37. temario,,, semana de gratitud cd. valles
 
TEXTO DE APOYO PARA LA VIGILIA DE PENTECOSTES
TEXTO DE APOYO PARA LA VIGILIA DE PENTECOSTESTEXTO DE APOYO PARA LA VIGILIA DE PENTECOSTES
TEXTO DE APOYO PARA LA VIGILIA DE PENTECOSTES
 
Novena de Navidad UEE
Novena de Navidad UEENovena de Navidad UEE
Novena de Navidad UEE
 
El canto y la alanbanza
El canto y la alanbanzaEl canto y la alanbanza
El canto y la alanbanza
 
Benedicto16 oracion(15)salmo126
Benedicto16 oracion(15)salmo126Benedicto16 oracion(15)salmo126
Benedicto16 oracion(15)salmo126
 
Posadas Juveniles 2011 Parroquia Virgen de la Candelaria
Posadas Juveniles 2011 Parroquia Virgen de la CandelariaPosadas Juveniles 2011 Parroquia Virgen de la Candelaria
Posadas Juveniles 2011 Parroquia Virgen de la Candelaria
 
16avo Salmo23
16avo Salmo2316avo Salmo23
16avo Salmo23
 
El orden de Dios digital
El orden de Dios digitalEl orden de Dios digital
El orden de Dios digital
 
Adv2c 4
Adv2c 4Adv2c 4
Adv2c 4
 
Divino Niño Jesús
Divino Niño JesúsDivino Niño Jesús
Divino Niño Jesús
 
BAUTISMO DEL SEÑOR. ciclo c.
BAUTISMO DEL SEÑOR. ciclo c.BAUTISMO DEL SEÑOR. ciclo c.
BAUTISMO DEL SEÑOR. ciclo c.
 
14vo Salmo23
14vo Salmo2314vo Salmo23
14vo Salmo23
 
Cuaresma 2013
Cuaresma 2013Cuaresma 2013
Cuaresma 2013
 
58 0105 tened fe en dios
58 0105 tened fe en dios58 0105 tened fe en dios
58 0105 tened fe en dios
 

Similar a Tema nº 1: la alabanza

008 como adorar a dios
008  como adorar a dios008  como adorar a dios
008 como adorar a diosunavosf1
 
008 como adorar a dios
008  como adorar a dios008  como adorar a dios
008 como adorar a diosunavozsf
 
06 adoracion canto alabanza
06 adoracion canto alabanza06 adoracion canto alabanza
06 adoracion canto alabanzachucho1943
 
Necesidad de un avivamiento
Necesidad de un avivamientoNecesidad de un avivamiento
Necesidad de un avivamientoquimichito
 
Revista Presencia Divina Volumen 9
Revista Presencia Divina Volumen 9Revista Presencia Divina Volumen 9
Revista Presencia Divina Volumen 9HJHERRERA
 
Salmo 100 - "¿A qué venimos al templo?"
Salmo 100 - "¿A qué venimos al templo?"Salmo 100 - "¿A qué venimos al templo?"
Salmo 100 - "¿A qué venimos al templo?"Vladimir Aquino Gaton
 
GUIÓN SIN CANCIONES DEL BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015
GUIÓN SIN CANCIONES DEL BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015GUIÓN SIN CANCIONES DEL BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015
GUIÓN SIN CANCIONES DEL BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015FEDERICO ALMENARA CHECA
 
La lluvia tardía.pptx
La lluvia tardía.pptxLa lluvia tardía.pptx
La lluvia tardía.pptxAlfredoLpez63
 
02 El Padrenuestro
02 El Padrenuestro02 El Padrenuestro
02 El PadrenuestroRafael Sanz
 
El no olvidarnos de los beneficios de dios
El no olvidarnos de los beneficios  de diosEl no olvidarnos de los beneficios  de dios
El no olvidarnos de los beneficios de diosjonathanstevengaravito21
 
LA ORACION - (1ER TEMA EBMNV DE LA IPDA)
LA ORACION - (1ER TEMA EBMNV DE LA IPDA)LA ORACION - (1ER TEMA EBMNV DE LA IPDA)
LA ORACION - (1ER TEMA EBMNV DE LA IPDA)Lea Priscila Herrera
 
BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015
BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015
BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Barro en manos del hacedor
Barro en manos del hacedorBarro en manos del hacedor
Barro en manos del hacedorAl DAYS
 

Similar a Tema nº 1: la alabanza (20)

008 como adorar a dios
008  como adorar a dios008  como adorar a dios
008 como adorar a dios
 
008 como adorar a dios
008  como adorar a dios008  como adorar a dios
008 como adorar a dios
 
2011 03-07 complementario
2011 03-07 complementario2011 03-07 complementario
2011 03-07 complementario
 
Lección 07: la adoración en los salmos
Lección 07: la adoración en los salmosLección 07: la adoración en los salmos
Lección 07: la adoración en los salmos
 
06 adoracion canto alabanza
06 adoracion canto alabanza06 adoracion canto alabanza
06 adoracion canto alabanza
 
Necesidad de un avivamiento
Necesidad de un avivamientoNecesidad de un avivamiento
Necesidad de un avivamiento
 
Salmo 100
Salmo 100Salmo 100
Salmo 100
 
Revista Presencia Divina Volumen 9
Revista Presencia Divina Volumen 9Revista Presencia Divina Volumen 9
Revista Presencia Divina Volumen 9
 
Salmo 100 - "¿A qué venimos al templo?"
Salmo 100 - "¿A qué venimos al templo?"Salmo 100 - "¿A qué venimos al templo?"
Salmo 100 - "¿A qué venimos al templo?"
 
GUIÓN SIN CANCIONES DEL BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015
GUIÓN SIN CANCIONES DEL BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015GUIÓN SIN CANCIONES DEL BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015
GUIÓN SIN CANCIONES DEL BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015
 
La lluvia tardía.pptx
La lluvia tardía.pptxLa lluvia tardía.pptx
La lluvia tardía.pptx
 
02 El Padrenuestro
02 El Padrenuestro02 El Padrenuestro
02 El Padrenuestro
 
El no olvidarnos de los beneficios de dios
El no olvidarnos de los beneficios  de diosEl no olvidarnos de los beneficios  de dios
El no olvidarnos de los beneficios de dios
 
Dia08 agt12
Dia08 agt12Dia08 agt12
Dia08 agt12
 
Dia08 agt12
Dia08 agt12Dia08 agt12
Dia08 agt12
 
LA ORACION - (1ER TEMA EBMNV DE LA IPDA)
LA ORACION - (1ER TEMA EBMNV DE LA IPDA)LA ORACION - (1ER TEMA EBMNV DE LA IPDA)
LA ORACION - (1ER TEMA EBMNV DE LA IPDA)
 
Llamamiento de Isaias
Llamamiento de IsaiasLlamamiento de Isaias
Llamamiento de Isaias
 
BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015
BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015
BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO B. DIA 11 DE ENERO DEL 2015
 
Barro en manos del hacedor
Barro en manos del hacedorBarro en manos del hacedor
Barro en manos del hacedor
 
La adoracion 06
La adoracion 06La adoracion 06
La adoracion 06
 

Más de David Castro

Taller nº 4: Carismas de pensamiento
Taller nº 4: Carismas de pensamientoTaller nº 4: Carismas de pensamiento
Taller nº 4: Carismas de pensamientoDavid Castro
 
Tema Nº 3: Lenguas
Tema Nº 3: LenguasTema Nº 3: Lenguas
Tema Nº 3: LenguasDavid Castro
 
Tema Nº2: La Profecía
Tema Nº2: La ProfecíaTema Nº2: La Profecía
Tema Nº2: La ProfecíaDavid Castro
 
Síntesis Cap. 2: "Metodología Catequística"
Síntesis Cap. 2: "Metodología Catequística"Síntesis Cap. 2: "Metodología Catequística"
Síntesis Cap. 2: "Metodología Catequística"David Castro
 
Análisis Didáctico "Nápola"
Análisis Didáctico "Nápola"Análisis Didáctico "Nápola"
Análisis Didáctico "Nápola"David Castro
 
Comparación nicea y calcedonia
Comparación nicea y calcedoniaComparación nicea y calcedonia
Comparación nicea y calcedoniaDavid Castro
 
Proyecto de Mejoramiento Educativo
Proyecto de Mejoramiento EducativoProyecto de Mejoramiento Educativo
Proyecto de Mejoramiento EducativoDavid Castro
 
Informe de lectura: "Los Sacramentos de la Vida"
Informe de lectura:  "Los Sacramentos de la Vida"Informe de lectura:  "Los Sacramentos de la Vida"
Informe de lectura: "Los Sacramentos de la Vida"David Castro
 
Concilios Ecuménicos
Concilios EcuménicosConcilios Ecuménicos
Concilios EcuménicosDavid Castro
 
Días de la semana
Días de la semanaDías de la semana
Días de la semanaDavid Castro
 
Estilos de Gestión de Clase
Estilos de Gestión de ClaseEstilos de Gestión de Clase
Estilos de Gestión de ClaseDavid Castro
 
La Iglesia Como Pueblo De Dios
La Iglesia Como Pueblo De DiosLa Iglesia Como Pueblo De Dios
La Iglesia Como Pueblo De DiosDavid Castro
 
Esquema Gestión del Aula
Esquema Gestión del AulaEsquema Gestión del Aula
Esquema Gestión del AulaDavid Castro
 
Informe Didáctico para la elaboración de una Clase sobre Historia de la Iglesia
Informe Didáctico para la elaboración de una Clase sobre Historia de la IglesiaInforme Didáctico para la elaboración de una Clase sobre Historia de la Iglesia
Informe Didáctico para la elaboración de una Clase sobre Historia de la IglesiaDavid Castro
 
Expansión del Cristianismo en el Siglo I
Expansión del Cristianismo en el Siglo IExpansión del Cristianismo en el Siglo I
Expansión del Cristianismo en el Siglo IDavid Castro
 
Psicopedagogía Relgiosa
Psicopedagogía RelgiosaPsicopedagogía Relgiosa
Psicopedagogía RelgiosaDavid Castro
 
Árbol de problemas elaboracion proyecto de Mejoramiento Educativo
Árbol de problemas elaboracion proyecto de Mejoramiento EducativoÁrbol de problemas elaboracion proyecto de Mejoramiento Educativo
Árbol de problemas elaboracion proyecto de Mejoramiento EducativoDavid Castro
 
Esquema CurríCulo Y RelacióN Social
Esquema CurríCulo Y RelacióN SocialEsquema CurríCulo Y RelacióN Social
Esquema CurríCulo Y RelacióN SocialDavid Castro
 

Más de David Castro (20)

Taller nº 4: Carismas de pensamiento
Taller nº 4: Carismas de pensamientoTaller nº 4: Carismas de pensamiento
Taller nº 4: Carismas de pensamiento
 
Tema Nº 3: Lenguas
Tema Nº 3: LenguasTema Nº 3: Lenguas
Tema Nº 3: Lenguas
 
Tema Nº2: La Profecía
Tema Nº2: La ProfecíaTema Nº2: La Profecía
Tema Nº2: La Profecía
 
Ética del aborto
Ética del abortoÉtica del aborto
Ética del aborto
 
Síntesis Cap. 2: "Metodología Catequística"
Síntesis Cap. 2: "Metodología Catequística"Síntesis Cap. 2: "Metodología Catequística"
Síntesis Cap. 2: "Metodología Catequística"
 
Pensamientos
PensamientosPensamientos
Pensamientos
 
Análisis Didáctico "Nápola"
Análisis Didáctico "Nápola"Análisis Didáctico "Nápola"
Análisis Didáctico "Nápola"
 
Comparación nicea y calcedonia
Comparación nicea y calcedoniaComparación nicea y calcedonia
Comparación nicea y calcedonia
 
Proyecto de Mejoramiento Educativo
Proyecto de Mejoramiento EducativoProyecto de Mejoramiento Educativo
Proyecto de Mejoramiento Educativo
 
Informe de lectura: "Los Sacramentos de la Vida"
Informe de lectura:  "Los Sacramentos de la Vida"Informe de lectura:  "Los Sacramentos de la Vida"
Informe de lectura: "Los Sacramentos de la Vida"
 
Concilios Ecuménicos
Concilios EcuménicosConcilios Ecuménicos
Concilios Ecuménicos
 
Días de la semana
Días de la semanaDías de la semana
Días de la semana
 
Estilos de Gestión de Clase
Estilos de Gestión de ClaseEstilos de Gestión de Clase
Estilos de Gestión de Clase
 
La Iglesia Como Pueblo De Dios
La Iglesia Como Pueblo De DiosLa Iglesia Como Pueblo De Dios
La Iglesia Como Pueblo De Dios
 
Esquema Gestión del Aula
Esquema Gestión del AulaEsquema Gestión del Aula
Esquema Gestión del Aula
 
Informe Didáctico para la elaboración de una Clase sobre Historia de la Iglesia
Informe Didáctico para la elaboración de una Clase sobre Historia de la IglesiaInforme Didáctico para la elaboración de una Clase sobre Historia de la Iglesia
Informe Didáctico para la elaboración de una Clase sobre Historia de la Iglesia
 
Expansión del Cristianismo en el Siglo I
Expansión del Cristianismo en el Siglo IExpansión del Cristianismo en el Siglo I
Expansión del Cristianismo en el Siglo I
 
Psicopedagogía Relgiosa
Psicopedagogía RelgiosaPsicopedagogía Relgiosa
Psicopedagogía Relgiosa
 
Árbol de problemas elaboracion proyecto de Mejoramiento Educativo
Árbol de problemas elaboracion proyecto de Mejoramiento EducativoÁrbol de problemas elaboracion proyecto de Mejoramiento Educativo
Árbol de problemas elaboracion proyecto de Mejoramiento Educativo
 
Esquema CurríCulo Y RelacióN Social
Esquema CurríCulo Y RelacióN SocialEsquema CurríCulo Y RelacióN Social
Esquema CurríCulo Y RelacióN Social
 

Último

Despierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptx
Despierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptxDespierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptx
Despierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptxjenune
 
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdfPRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdfasociacion
 
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdfIDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdfasociacion
 
La EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación histórica
La EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación históricaLa EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación histórica
La EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación históricafridasommer
 
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdfPARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdfAntonio Miguel Salas Sierra
 
REVELACIONES 2 ADVERTENCIA DEL FUTURO DEL MUNDO CON AGENDA 2030 V4.pdf
REVELACIONES 2 ADVERTENCIA DEL FUTURO DEL MUNDO CON AGENDA 2030 V4.pdfREVELACIONES 2 ADVERTENCIA DEL FUTURO DEL MUNDO CON AGENDA 2030 V4.pdf
REVELACIONES 2 ADVERTENCIA DEL FUTURO DEL MUNDO CON AGENDA 2030 V4.pdfSantiagoMarn12
 
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptxjenune
 
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de PentecostesPentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de PentecostesIglesia Pentecostal Nazaret
 
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdfLA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdfasociacion
 
IDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedad
IDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedadIDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedad
IDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedadasociacion
 
61 El Tiempo de Angustia 23.08.04.pdf
61 El Tiempo de Angustia    23.08.04.pdf61 El Tiempo de Angustia    23.08.04.pdf
61 El Tiempo de Angustia 23.08.04.pdfFedericoSalvadorWads1
 
REVELACIONES 1 HASTA LA CIMA DE LA MONTAÑA V5.pdf
REVELACIONES 1 HASTA LA CIMA DE LA MONTAÑA V5.pdfREVELACIONES 1 HASTA LA CIMA DE LA MONTAÑA V5.pdf
REVELACIONES 1 HASTA LA CIMA DE LA MONTAÑA V5.pdfSantiagoMarn12
 
Models-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción Ética
Models-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción ÉticaModels-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción Ética
Models-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción Éticaanhurfranciscopineda
 

Último (14)

Despierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptx
Despierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptxDespierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptx
Despierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptx
 
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdfPRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
PRESERVACION DE LA FAMILIA SEGUN DIOS.pdf
 
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdfIDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
IDENTIDAD segunDios.es la expresión del carácter distintivo de una persona pdf
 
La EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación histórica
La EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación históricaLa EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación histórica
La EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación histórica
 
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdfPARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
 
REVELACIONES 2 ADVERTENCIA DEL FUTURO DEL MUNDO CON AGENDA 2030 V4.pdf
REVELACIONES 2 ADVERTENCIA DEL FUTURO DEL MUNDO CON AGENDA 2030 V4.pdfREVELACIONES 2 ADVERTENCIA DEL FUTURO DEL MUNDO CON AGENDA 2030 V4.pdf
REVELACIONES 2 ADVERTENCIA DEL FUTURO DEL MUNDO CON AGENDA 2030 V4.pdf
 
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptxRecuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
Recuperando el Rumbo Hasta la Transformación Parte Final.pptx
 
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
 
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de PentecostesPentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
 
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdfLA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
LA FAMILIA IDENTIFICANDOSE CON LA IGLESIA .pdf
 
IDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedad
IDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedadIDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedad
IDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedad
 
61 El Tiempo de Angustia 23.08.04.pdf
61 El Tiempo de Angustia    23.08.04.pdf61 El Tiempo de Angustia    23.08.04.pdf
61 El Tiempo de Angustia 23.08.04.pdf
 
REVELACIONES 1 HASTA LA CIMA DE LA MONTAÑA V5.pdf
REVELACIONES 1 HASTA LA CIMA DE LA MONTAÑA V5.pdfREVELACIONES 1 HASTA LA CIMA DE LA MONTAÑA V5.pdf
REVELACIONES 1 HASTA LA CIMA DE LA MONTAÑA V5.pdf
 
Models-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción Ética
Models-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción ÉticaModels-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción Ética
Models-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción Ética
 

Tema nº 1: la alabanza

  • 1. En Hb. 13, 15, se nos dice: la eucaristía y de todos los sacra- Tema Nº 1: "Ofrezcamos sin cesar por me dio mentos, etc.?", "No", me contestó. de él, a Dios, un sacrificio de ala- "¿Y si co menzamos a ens ayar la LA ALABANZA banza, es decir, el fruto de los la - acción de gracias?", "No sé cómo, bios que celebran su nombre". me siento falso y d iría hasta un Lo que Dios nos ha dado en poco tonto". "Mire, no le ponga Nuestro Señor Jesucristo es supe- cabeza al asunto, hagamos un poco Por Nelly Astelli rior a la Antigua Alianza. En el de ejercicio juntos y después usted Nuevo Testamento no ofrecemos se lanza por su cuenta". Le di t res más la sangre de los animales en salmos de alabanza y se fue. A De Pentecostés sacrificio. Sin embargo, Dios es- med ida que pasaban los días, todo Julio - Agosto 90 pera sacrificios de nuestra parte. fue cambiando, el mismo no lo Sept. - Octubre 90 ¿Cuál sería el sacrificio que Dios podía creer. De más está decir que nos exigiría hoy día?: es el sacri- el Señor renovó todo su sacerdo- ficio de alabanza a Dios. El rey cio. David dice: "Bendeciré a Yahveh Uno de los grandes efectos de la en todo tiempo, sin cesar en mi alabanza es la aleg ría, debemos ser boca su alabanza". cristianos alegres puesto que "la Bendecir a Dios en todo tiempo alegría del Eterno es nuestra fuer- I PARTE no es un fardo que el Padre pone za". ¿Saben ustedes que cuando La alabanza es una de las llaves sobre nuestras espaldas; sino un tenemos una cara amargada, eno- espirituales más valiosas que privilegio, una alegría que da un jada, agria, hacemos trabajar 50 hemos recib ido en la Renovación sentido de trascendencia a nuestras músculos; pero solamente neces i- Caris mática; y, sin embargo, la que vidas y nos pone de lleno en el tamos 16 músculos para sonreír'? profundizamos menos. cumplimiento de lo que Dios es- En Flp. 4, 4-7, San Pablo nos En 1 Te. 5, 18, San Pablo d ice: pera de nosotros. dice: "En todo dad gracias a Dios, pues En el Sal. 50, 23 se dice: " El "Estad siemp re alegres en el esto es lo que Dios, en Cristo Jesús, que ofrece sacrificios de acción de Señor; os lo repito, estad alegres. quiere de nosotros". gracias me da g loria", luego, Que vuestra mesura sea conocida San Ignacio nos dice que: " El nuestras alabanzas glorifican a de todos los hombres. El Señor hombre fue creado por Dios infi- Dios. está cerca. No os inquietéis por nito amor, Sabiduría, Poder, para Dios quiere que expresemos cosa alguna; antes bien, en toda alabar, hacer reverencia, servirle esta alabanza en voz alta, Sal. 66, ocasión, presentad a Dios vuestras en Jesucristo el Señor". 8: peticiones, me diante la oración y la Estamos dispuestos a menudo a dar "Pueblos, bendecid a nuestro súplica, acompañada de la acción gracias y alabar al Señor por las Dios, haced que se oiga la vo z de de gracias. Y la paz de Dios cus- buenas cosas que llegan a nuestra su alabanza". todiará vuestros corazones y vues- vida, por las sanaciones y bendi- El g rupo Emmanuel, cuando ve tros pensamientos en Cristo Jesús". ciones físicas, espirituales y mate- que todos los medios de interce- Siendo la alabanza co mo una riales; pero la voluntad de Dios es sión son inútiles, proclama lo que perla preciosa, es justo que utilice - que también tengamos una actitud se llama un "Jericó", que consiste mos nuestra lengua para alabar a de alabanza frente a las cosas in- en 7 días de alabanza de una hora Dios co mo lo d ice el Salmo 107: deseables, en los momentos malos diaria; y no han dejado jamás de no "Den gracias a Yahveh por su que llegan a nuestra vida; y no lo tener la respuesta de Dios. Creo amor". alabamos por el mal que ha caído que ellos estarían en condiciones Naturalmente, podemos usar sobre nuestras cabezas, sino por- de testimoniar una cantidad in fi- nuestra lengua para otros fines: que Él está presente en ese mo- nita de milagros gracias a la fuerza maldecir, criticar, murmu rar, que- mento, Dios no nos abandona en de la alabanza. jarse, etc. El apóstol Santiago nos los mo mentos de enfermedad, de Donde falla la persuasión dice al respecto en el capítulo 5, depresión, de ruina, de fracaso; Él huma na, la súplica y todo otro 9-10: "con ella bendecimos al Se- está ahí dentro de nosotros, vi- procedimiento, la alabanza no de- ñor y con ella maldecimos a los viendo esos instantes con nosotros, jará jamás de aportarnos una res- hombres, hechos a imagen de no estamos solos en las pruebas. puesta de Dios, en todas las cir- Dios, de una misma boca procede El día que el hombre desarrolle cunstancias y en todo de lo que la bendición y la maldición" y esto su maravilloso destino de alabar a tenemos necesidad, porque Dios entristece a Dios. su Creador, el mundo va a cambiar habita nuestra alabanza y porque la La alabanza hace maravillas y de centro y todo llegará a ser claro alabanza es el lenguaje de la fe. hoy día muchos cristianos han y lu minoso, porque el ho mbre Naturalmente a nosotros nos es descubierto lo que los israelitas cumplirá cabalmente la voluntad más fácil hacer peticiones, la len- conocían ya desde hace siglos. En de Dios. Pero al ho mbre le parece gua se mueve con mucha facilidad el 2° libro de Crónicas cap. 20, tan pobre misión la de alabar a para pedir, no es lo mis mo con la leemos que el rey Josafat de Israel Dios, es tan simple y tan obvio, acción de alabanza y de g racias, la y su país se encuentran en peligro, que se pierde en la superficialidad gratitud no es una de nuestras una gran muchedumbre de pueblos de su egocentrismo. principales virtudes. paganos viene a destruirlos. Jos a- En el Sal. 22,4, David dice: Hace algunos años, llegó a uno fat le recuerda las pro mesas de "Más tú eres el Santo, que moras de mis retiros un sacerdote, des- Yahveh a su pueblo, éste responde en las alabanzas de Israel". animado, sin deseos de seguir y el rey junto con el pueblo, llenos Dios habita mi alabanza; por adelante, podríamos decir que es- de confianza esperan a sus ene- tanto debemos pensar en el poder taba bordeando la depresión. Co- migos en el canto y la alabanza. que reside en nuestra alabanza. No men zó su ret iro y le p regunté a "Esta guerra no es nuestra sino de es extraño pues que Elizabeth de la quemarropa: "¿cuánto tiempo Dios" y obtuvieron la victoria, sin Trin idad que pedía la gracia de ser ocupa Ud. en ala bar al Señor?". haber peleado, junto con un gran "la alabanza de la Glo ria de Dios" "No tengo el hábito de la alabanza botín de guerra. haya llegado a la santidad. Sin me dijo: pero rezo el oficio y hago Podríamos preguntamos: ¿hay cesar estaría en la boca su alaban- la misa". "Eso está bien, le con- alabanza en el cielo'? Una alabanza za. Y cuando yo alabo. Dios abre testé, pero ¿se le ha ocurrido al- mucho más perfecta que la nuestra, su oído. guna vez alabar al Señor por su no podría ser de otra manera cuan- sacerdocio, por las cosas buenas do se ve la gloria de Dios. que ha habido en su llamado, por el Isaías y Juan vieron y descri- privilegio de ser ministro de bieron la magnificencia de la ala- banza celeste, ambos la vieron a
  • 2. centenares de años de distancia y en está sentado en el t rono y al Cor- seismo denunciado por Jesús. "Oh situaciones culturales y materiales dero, alabanza, honor y glo ria y Dios, yo te doy gracias porque no diferentes. potencia por los siglos de los s i- soy como los demás hombres... ". En Isaías 6, 1-4 d ice: " El año de glos'''. La alabanza supone descentrali- la muerte del rey Ozías vi al Señor Y en Apoc. 7, 9-12 vemos la zarse para colocar a Dios en el sentado en un trono excelso y ele- adoración de los elegidos en el centro, y una persona que tiene vado y sus haldas llenaban el te m- Cielo; co mo tamb ién la encon- una tan óptima imagen de sí plo. Unos serafines se mantenían tramos en Apoc. 15,3-4 Y en mis ma no puede alabar a Dios con erguidos por encima de él; cada uno Apoc. 19,6. Estamos, pues, frente sinceridad, como tampoco lo tenía 6 alas: con un par se cubrían la al modelo divino de alabanza que, puede hacer aquel que está a cada faz, con otro par se cubrían los pies, a la hora de ponernos en acción de mo mento haciendo alarde de in- y con el otro par aleteaban. Y se gri- gracias delante de Dios, debemos dignidad -lo que generalmente taban el uno al otro: 'Santo, santo, tomar en cuenta. enmascara una falsa humildad-, y santo, Yahveh Sebaot; llena está No son los hombres relig iosos está rechazando hacer cualquier toda la t ierra de su gloria'. Se con- bien intencionados los que nos han servicio diciendo: "Hay otros que movieron los quicios y los dinteles ordenado practicar la alabanza, si- lo pueden hacer mejor que yo". a la voz de los que clamaban, y la no Dios mis mo. Si la alabanza hu- Casa se llenó de humo". Isaías nos biese sido inventada por el ho m- relata que los serafines dirig ían bre, la destruiríamos con nuestra alabanzas a Dios sentado en su tro- crítica y la dejaríamos de lado; d) UNA FALSA IMA GEN DE no. El volu men de sus alabanzas pero puesto que ella nos viene del DIOS hace que se conmuevan los quicios cielo, debemos practicarla. y los dinteles y la Casa se llenó de Este obstáculo es más común humo, es decir, de incienso, de lo que quisiéramos. Cuántas símbolo de las oraciones de los personas alaban paralizadas frente santos. II PARTE a un Dios castigador que es nece- Los salmistas a menudo asocian LOS OBSTÁ CULOS A LA sario tener contento, quemarle gritos y alabanzas. La Biblia rara- ALABA NZA incienso para que no actúe en mi mente nos exhorta a estar silencio- contra. O puede ser un Dios gen- sos delante de Dios, sino que fre- darme, fisca lizador de mis actos, a) EL PECADO cuentemente nos invita a lanzar ha- que me quita hasta el aliento vital. Muchas veces alabamos a Dios cia El gritos de reconocimiento y de Me decía una jovencita, con y no nos responde como quisié- alegría, a exultar, es decir, a mos- una enfermedad incurable: "no ramos. El Señor no nos puede re- trar gran alegría. El pueblo de Israel puedo alabar a Dios, lo encuentro forzar con su gracia en una situa- lanza gritos delante de Jericó (Josué injusto y cruel". Yo le pregunté: ción de pecado, el pecado corta el 6, 20). En muchas ocasiones los "¿Alguna vez le has preguntado al camino de la gracia y de la res- profetas y los salmistas nos invitan Señor la causa de tu enferme- puesta de Dios; en el Sal. 66, 18 se ,1 lanzar gritos; Sal. 47, 2: "Pueblos dad?". "No", me respondió. Yo le dice: "Si yo hubiera visto in iqui- todos, batid palmas, aclamad a Dios dad, el Señor no me habría escu- dije: " ¿qué tal si ahora aprovechas con gritos de alegría". chado". este retiro para preguntarle al Se- En el libro del Apocalipsis des - El profeta Isaías en el capítulo ñor por qué este, mal?”. No podía cubrimos varias formas de adora- introducirla en el camino de la 59, 1-2 nos da una respuesta más ción. Apoc. 4, 8: " Los 4 vivientes alabanza hasta que no viera su clara de lo que decimos: "Mirad, repiten sin descanso día y noche: responsabilidad en la elec ción de no es demasiado corta la mano de Santo, Santo muerte que había hecho. Cuando Yahveh para salvar, n i es duro su Señor, Dios Todopoderoso el Señor le mostró cómo se había oído para oír, sino que vuestras Aquel que era, que es y que va a originado su enfermedad y, cómo faltas os separaron a vosotros de venir". Y le dan gloria, honor y ac- ella libremente y ciegamente había vuestro Dios y vuestros pecados le ción de gracias. elegido la muerte, co menzó a ver hicieron esconder su rostro de Los 24 ancianos se prosternan y la lu z y fue el mo mento adecuado vosotros". adoran "al" que vive por los siglos para hacerle una catequesis de la de los siglos, y arrojan sus aromas alabanza. delante del trono, diciendo: "Eres b) EL TEMOR Fu imos creados para alabar digno, Señor y Dios nuestro, de Tenemos temo r de nosotros a Dios, maravilloso y privile- recibir la glo ria, el honor y el poder, mismos, de la opinión de los otros, giado destino del hombre, que porque tú has creado el universo; temor de Dios, temor de manifes- parece que fuera tan simp le y tan por tu voluntad, no existía y fue tar nuestros sentimientos, de ser sencillo y que, sin embargo, re- creado". rechazados, ridicu lizados. El te- quiere una disciplina, que nos Los seres vivientes expresan mor para liza la activ idad humana y conduce al amor y a la transfor- toda adoración a plena voz, por su controla la voluntad. Es por eso mación cuando descubrimos que lado los 24 ancianos la man ifiestan que Jesús que conoce nuestros Dios hace llover gratuitamente sus lanzando sus coronas y pros- miedos siempre dice: "no teman". gracias sobre aquellos que se ternándose. No podemos caer en "el espíritu de abren a su voluntad y que entran En el cap ítulo 5 del Apocalipsis esclavos para recaer en el temor"; en este movimiento de gratuidad y 11-14, San Juan ve una mu ltitud de recibimos un espíritu de hijos que alaban a Dios por el puro ángeles que se agregan a los 4 v i- adoptivos que nos conduce a la gusto de alabarlo, co mo lo alaban vientes y a los ancianos. San Juan libertad. las flores, las aves, los mares y trata de precisar el nú mero : miría- 1 Jn. 4, 18 nos ofrece un antí- todas las creaturas, sin esperar das de miríadas y millares de mi- doto excelente contra el temor: recompensa, sin querer manipular, llares y decían con fuerte voz: "No hay temo r en el amor, sino que porque el Padre es infinitamente "Digno es el cordero degollado de el amor perfecto expulsa el temor, generoso y le agrada que vivamos recibir el poder, la riqueza, la s a- porque el temor mira el castigo; con la d ignidad de hijos de Dios y biduría, la fuerza, el honor, la gloria quien teme no ha llegado a la ple- con la realeza de los hermanos del y la ala banza. nitud del amor". Rey. y toda criatura, del cielo, de la tierra y del mar, y todo lo que hay c) EL EGOCENTRISMO en ellos, oí que respondían:”al que Le damos gran importancia a nuestra persona. El tener una alta opinión de sí mis mo lleva al fari-