ESTRUCTURA INTERNA DEL CUERPO HUMANO

MITOCONDRIAS. OBTENCIÓN CELULAR DE ENERGÍA
VISIÓN MICROSCÓPICA REAL DE UNA MITOCONDR...
PIEL

ESTRUCTURA MICROSCÓPICA DE LA PIEL

dermis

epidermis
Capa más externa de las tres que componen la piel. En ella se ...
MÚSCULOS

CRÁNEO Y CARA

Todos los músculos faciales están irrigados por la red
arterial de la carótida externa.

PLANO SU...
MÚSCULOS

MÚSCULOS FACIALES Y DE LA MASTICACIÓN

Todos los músculos faciales están irrigados por la red
arterial de la car...
MÚSCULOS

FARINGE
VISIÓN LATERAL

(porción posterior)
Consta de dos partes musculares unidas por un tendón. La
parte poste...
MÚSCULOS

MUSCULATURA ABDOMINAL.COMPARTIMENTOS APONEURÓTICOS
SECCIÓN A LA ALTURA DE LA 2ª VÉRTEBRA LUMBAR

Músculo ancho s...
ESQUELETO

CRÁNEO
VISIÓN LATERAL
tubérculo
cigomático anterior

conducto auditivo
externo

sutura
témporoparietal

Pequeña...
ESQUELETO

HUESOS DEL TARSO Y METATARSO
calcáneo
El más voluminoso de
los huesos del tarso. En
la cara posterior, que es
l...
APARATO DIGESTIVO

GLÁNDULAS SALIVALES
lengua
Apéndice aplanado que
se encuentra en el interior de la cavidad bucal
y que ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Estructuras del cuerpo humano

3.162 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
3 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.162
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
40
Comentarios
0
Recomendaciones
3
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Estructuras del cuerpo humano

  1. 1. ESTRUCTURA INTERNA DEL CUERPO HUMANO MITOCONDRIAS. OBTENCIÓN CELULAR DE ENERGÍA VISIÓN MICROSCÓPICA REAL DE UNA MITOCONDRIA MITOCONDRIAS Corpúsculos citoplasmáticos de forma tubular que pueden ser consideradas las auténticas centrales energéticas de la célula, ya que en ellas se fabrica una sustancia de gran poder energético, el trifosfato de adenosina o ATP, sin el cual no podría desarrollarse ninguno de los procesos del organismo que consumen energía. Según las necesidades energéticas de la célula, ésta dispone de más o menos mitocondrias (de cientos a miles) y su tamaño será mayor o menor. La estructura de la mitocondria está limitada por una doble membrana, una externa, que la recubre por fuera, y otra interna, que presenta prolongaciones o crestas en su interior. Las mitocondrias juegan un importante papel en la respiración celular. Por ello las fibras musculares poseen una gran cantidad de mitocondrias. En el sarcoplasma de la fibra muscular se encuentran multitud de mitocondrias que proporcionan la energía necesaria en forma de trifosfato de adenosina (ATP), que se consume en el proceso de la contracción. REPRESENTACIÓN DE UNA MITOCONDRIA La cara interna de la membrana mitocondrial interna presenta unos dobleces o crestas que, a modo de tabiques, se introducen en el interior de la mitocondria. Aumenta el área funcional de dicha membrana. matriz membrana interna ESQUEMA DE LA GENERACIÓN DE ENERGÍA membrana interna espacio intermembranoso La membrana interna de las mitocondrias está formada por un 80% de proteínas y sólo un 20% de lípidos y es mucho menos permeable que la externa. Pequeño espacio que separa ambas membranas, interna y externa, en el que se acumulan las sustancias filtradas a través de la membrana externa, poco selectiva, en espera de ser absorbidas por la interna, mucho más selectiva. La membrana externa está compuesta a partes iguales de lípidos y de unas proteínas denominadas porinas. Esta estructura membranosa es muy permeable y deja pasar a su través a una gran cantidad de moléculas de pequeño tamaño. ATP membrana externa GLUCOSA La fuente primaria de energía proviene de la glucosa, de los ácidos grasos y de los aminocicidos, una vez se han desprendido del grupo amino y han sido convertidos en los correspondientes cetoácidos. Estas sustancias han sido aportadas a la célula por medio de la sangre y las han incorporado a nivel del sistema gastrointestinal o a partir de procesos de carácter nutricional; por medio de diversos sistemas enzimáticos, son degradadas hasta: - pirivato (en el caso de la alamina, la cisteina, la glicina, la glucosa, la hidroxiprolina, la serina, la treomina y el triptifano). - acetoacetato (en el caso de la fenilalamina, la leucina y la tirosina). - cetoglutasato (en el caso de la argimina, el ácido glutámico, la histidina y la prolina. - oxalacetato (en el caso del ácido aspártico). - succinato (en el caso de la isoleucina, la metiomina y la valina). ÁCIDOS GRASOS AMINOÁCIDOS matriz membrana externa protuberancias cresta membrana interna Las crestas de la membrana interna están repletas de unas protuberancias que contienen los sistemas enzimáticos oxidativos que, una vez liberados al interior de la matriz, permitirán que se desarrollen los procesos de síntesis de ATP. ÁCIDO ACETOACÉTICO El acetil-coA y el resto de derivados activados por el coenzima A son sometidos a una complicada serie de reacciones de oxidación que acaba con la formación de dióxido de carbono (CO2) y de cuatro equivalentes reducidos (3 de NADH + H+ y 1 de FADH2), y de un compuesto que contiene un enlace fosfato de alto nivel energético (GTP). 3 Los coenzimas reducidos (NADH + H+, de FADH2), en el ciclo de Krebs pasan a un sistema de transporte de electrones (la cadena respiratoria mitocondrial), a través del cual, y en presencia del oxígeno, la corriente de los electrones aportados por las mencionadas coenzimas genera la energia necesaria para fosforilizar al difosfato de adenosina (ADP) y formar el trifosfato de adenosina (ATP), proceso conocido como fosforilación oxidativa. Este último producto es la única sustancia capaz de suministrar la energia que necesitan todas las células para sus distintas actividades (la síntesis de diversas biomoléculas, en el hígado; la contracción en el músculo; el bombeo de sangre, por el corazón, etc.). 4 Una pequeña parte de la enerADP gía liberada en forma de ATP se usa para retroalimentar el proceso descrito anteriormente, que también es consumidor de energía. Cuando el ATP es utilizado como fuente de energía se convierte una vez más en ADP, que será utilizado de nuevo en el ciclo de Krebs. 5 ACETIL 2 espacio intermembranoso ÁCIDO PIRÚVICO 1 Estos productos, más los ácidos grasos, penetran en la mitocondria donde el ácido pirúsico (o piruvato) experimenta una descarbonixilación oxidativa (catalizada por la piruvato deshidrogenasa), dando lugar a la formación de acetil juntamente con el acetil-coA procedente de la ␤-oxidación de los ácidos grasos y de los cetoácidos derivados de los aminoácidos, mencionados más arriba, son incorporados al denominado ciclo de los ácidos tricarboxilicos o ciclo de Krebs. Espacio central de las mitocondrias, está ocupado por una sustancia acuosa que contiene en disolución gran cantidad de las enzimas oxidativas necesarias para llevar a cabo los procesos de generación de energía. Es un almacén intracelular de calcio iónico y contiene un código especial de ADN, necesario para la transcripción de ARN mensajero (ARNm), que lleva incorporado el código de fabricación de las proteínas y para la multiplicación de las propias mitocondrias. crestas CoA (ACETILCONENZIMA A) ATP OXÍGENO ENZIMAS OXIDATIVAS CO2 ADP (+ H2O ATP SINTETASA) ATP 49 ® Grupo Ars XXI de Comunicación, S.L. crestas membrana externa
  2. 2. PIEL ESTRUCTURA MICROSCÓPICA DE LA PIEL dermis epidermis Capa más externa de las tres que componen la piel. En ella se pueden distinguir cinco estratos, en los que las células epidérmicas, los queratinocitos, van evolucionando y endureciéndose progresivamente, pues las células muertas que se desprenden son reemplazadas inmediatamente por otras. Este proceso se denomina queratinización. estrato basal estrato espinoso Situado por encima del estrato basal, está compuesto por queratinocitos en contínua multiplicación. estrato granuloso estrato lúcido estrato córneo poros queratinocitos Está formado por células epidérmicas que inician su cornificación o endurecimiento. Sólo existe en zonas de la piel muy compacta (palmas y plantas) y está formado por queratinocitos muertos muy aplanados. Estrato superficial. En él las células epidérmicas queratinizadas se desprenden al exterior y son reemplazadas por otras. En las plantas de los pies y en las palmas de las manos tiene un mayor grosor. Pequeñas aperturas que forma la piel a modo de hoyo y que a veces coinciden con el extremo superior del canal excretor de una glándula sudorípara, a través del cual se vierte el sudor, o bien con el nacimiento de un pelo. A menudo se localizan junto a un folículo pilosebáceo. Células que forman la epidermis. Nacen en el estrato basal y sufren una permanente evolución que las lleva a convertirse en células muertas que se desprenden en el estrato córneo (corneocitos). epidermis También conocido como estrato germinativo, está situado en la parte más profunda de la epidermis. En él los queratinocitos se dividen de forma continuada. Capa intermedia de la piel situada por debajo de la epidermis. Está compuesta de tejido conjuntivo laxo y de tejido fibroso. En ella existen abundantes terminaciones nerviosas y numerosos vasos sanguíneos. En esta capa se sitúan las glándulas sudoríparas, las glándulas sebáceas y la raíz del pelo. En la dermis existen varios tipos de células: - Fibroblastos: Células en forma de huso que fabrican el colágeno y desempeñan una función estructural. - Histocitos: Parecidos a los fibroblastos, su función es eminentemente defensiva. - Mastocitos: Células redondeadas que se encuentran en las proximidades de los vasos sanguíneos y desempeñan un importante papel en las reacciones alérgicas cutáneas. papilas de la dermis hipodermis dermis Conjunto de formas mamilares que presentan un perfil de aspecto muy accidentado, que forma la parte superior de la dermis. arteriola vénula células de Langerhans corpúsculo táctil de Paccini Estos corpúsculos son terminaciones nerviosas situadas en lo más hondo de la dermis, que recogen las sensaciones táctiles más profundas. corpúsculo táctil de Meissner corpúsculo táctil de Ruffini corpúsculo táctil de Krause glándula sudorípara Estos corpúsculos son terminaciones nerviosas que se encuentran en la dermis y captan las sensaciones táctiles superficiales. Son muy abundantes en las yemas de los dedos. Terminaciones nerviosas de la dermis especializadas en la captación de la sensación de calor. Terminaciones nerviosas de la dermis que captan la sensación de frío. Estructura glandular en forma de túbulo apelotonado especializada en la secreción de sudor. Se encuentra en el seno de la dermis y vierte su secreción al exterior por un conducto que desemboca en la epidermis a través de los poros. 66 melanocitos folículo pilosebáceo Células que se encuentran entre Estructura tubular los queratinociterminada en forma Células situade saco, que se das en el estra- tos del estrato basal. Se encarhunde en la piel to espinoso, atravesando verticalentre los que- gan de sintetizar la melanina, susmente la epidermis ratinocitos. y la dermis y se Morfológica- tancia que, fagocitada por los ensancha en su mente se asequeratinocitos, base. En dicha base mejan a los es responsable tiene lugar el procemelanocitos y del color de la so de formación. En participan en piel y del pelo y el folículo pilosebálas tareas constituye un músculo defensivas. ceo vierten su secrepotente filtro ción las glándulas erector protector de sebáceas. del pelo los rayos solares. Músculo liso, de contracción invoglándula sebácea luntaria, que se pelo Glándula arracimada que vierte encuentra junto a en el interior del folículo pilocada folículo Órgano anexo a sebáceo una secreción mucopilosebáceo. la piel, que tiene forma grasienta, el sebo, que recubre Tiene como funcilíndrica. Nace en el y humedece el pelo y sale al ción provocar la interior del folículo piloexterior de la epidermis. erección del pelo sebáceo (raíz del pelo) Algunas glándulas sebáceas en situaciones de y sale luego al exterior vierten directamente su contenifrío, estrés, etc. (tallo del pelo). do en la epidermis sin pasar por el folículo pilosebáceo. ® Grupo Ars XXI de Comunicación, S.L. hipodermis Capa más profunda de la piel, situada por debajo de la dermis. Está formada por tejido conjuntivo laxo y es rica en tejido graso, que actúa como almohadillado de los órganos situados bajo ella (músculos, huesos, vísceras, etc.). A través de ella llega la circulación sanguínea a las estructuras cutáneas.
  3. 3. MÚSCULOS CRÁNEO Y CARA Todos los músculos faciales están irrigados por la red arterial de la carótida externa. PLANO SUPERFICIAL LATERAL músculo temporal músculo frontal fascia temporal aponeurosis epicraneana músculo auricular superior Músculo ancho con forma de abanico, situado por debajo de la fascia temporal, que se inserta en toda la fosa temporal y el arco cigomático y desde allí sus fibras descienden por medio de un tendón hasta converger en la apófisis coronoides del maxilar inferior, al cual hace subir y bajar al contraerse y relajarse, por lo que interviene en la masticación. Está inervado por ramas del nervio maxilar inferior, rama del trigémino. Músculo que se extiende bajo la piel de la frente, desde la aponeurosis epicraneana hacia delante, hasta llegar al borde superior de la órbita. Al contraerse, tensa la aponeurosis epicraneana, pero a la vez interviene en la mímica facial, ya que eleva las cejas y hace aparecer las arrugas horizontales de la frente. Está inervado por ramas del nervio facial. Lámina fibrosa que cubre la fosa temporal y envuelve al músculo del mismo nombre, al que está firmemente unida. Por su parte superior se fija en los huesos del cráneo y por su parte inferior lo hace en el arco cigomático. Membrana fibrosa que envuelve la zona superior del cráneo, que separa el cuero cabelludo de los huesos que constituyen la base ósea de aquél. Se encuentra firmemente unida a la piel por encima del hueso. De ella parten gran parte de los músculos cutáneos del cráneo. Músculo plano y casi atrófico, que se encuentra por encima del pabellón auricular. Va desde el borde lateral de la aponeurosis epicraneana hasta la zona superior de los cartílagos auriculares, a los que desplaza hacia arriba ligeramente cuando se contrae. Existen también músculos auriculares anteriores y posteriores. Está inervado por ramas del nervio facial. músculo superciliar Pequeño y delgado músculo facial situado por debajo del orbicular de los párpados y del frontal, en la zona interna de la cavidad orbitaria, desde donde se extiende hasta la piel que recubre la parte interna de las cejas. Su contracción permite el gesto de ceño fruncido. Está inervado por ramas del nervio facial. músculo occipital Músculo par, de forma plana, que parte de la aponeurosis epicraneana, extendiéndose hacia atrás hasta llegar a las zonas laterales del hueso occipital. Su contracción determina que la aponeurosis epicraneana que recubre el cráneo se tense. Recibe ramas nerviosas del nervio facial. músculo orbicular de los párpados Músculo facial de forma circular, que deja en su interior un orificio que es la abertura palpebral. Se extiende desde el ángulo interno del ojo hasta el externo, discurriendo en todo su trayecto ligado a la piel de los párpados. Su contracción permite el cierre del párpado con todas susvariantes (cierre forzado, entreabierto, guiño, etc). Está inervado por el nervio facial músculo cigomático mayor Músculo facial delgado y alargado, que va desde el pómulo del hueso malar hasta la piel de la comisura bucal. Al contraerse, eleva dicha zona, complementando la acción del músculo elevador del ángulo de la boca. Está inervado por el nervio facial. músculo elevador del ala de la nariz y labio superior Músculo facial que se inserta en la zona interna del hueso maxilar superior y desde allí parten dos fascículos: uno hacia la piel de las aletas nasales que rodean el orificio de la nariz, y otro hacia la piel del labio superior. Su contracción eleva la aleta de la nariz, dilata el orificio nasal y tira hacia arriba del labio superior. Recibe inervación, como el resto de músculos faciales, del nervio facial. Músculo del cuello que se encuentra por debajo del músculo cutáneo. Nace en el cráneo, en el hueco occipital de la cabeza y la apófisis mastoides del temporal, y desde allí desciende formando dos fascículos, uno hacia el manubrio del esternón y otro hacia la clavícula, por lo que pueden considerarse en él dos partes bien definidas. Aunque su función principal es flexionar y lateralizar el cuello y hacerlo rotar lateralmente, puede tener también una acción accesoria en la inspiración, ya que eleva el esternón y, con él las costillas, lo que ensancha la caja torácica. Está inervado por ramas del nervio espinal y del segundo nervio raquídeo. músculo cigomático menor Músculo facial de forma alargada, que se inserta por un lado en la zona del pómulo del hueso malar y por otro en la piel del labio superior, al que eleva y desvía lateralmente al contraerse. Recibe ramas nerviosas del nervio facial. músculo orbicular de los labios Músculo facial de forma elíptica, que va desde una comisura de la boca hasta la otra por medio de dos fascículos, uno superior y otro inferior, que recorren internamente ambos labios, dejando en medio la abertura bucal. En las comisuras el músculo se inserta sobre la piel de la zona y en los huesos maxilares correspondientes. Permite la apertura y el cierre de la boca y colabora con otros músculos en las acciones de soplido, succión, silbido, etc., así como en la masticación. Está inervado por el nervio facial. músculo depresor del labio inferior (o cuadrado del mentón) Se inserta por abajo en el borde inferior del hueso del mentón y desde allí sus fibras van a fijarse a la piel que recubre el labio inferior. Permite que el labio inferior pueda doblarse hacia abajo y hacia fuera. Está inervado por el nervio facial. músculo buccinador músculo risorio músculo masetero músculo trapecio Músculo facial de forma plana que se inserta en la piel que rodea a la comisura bucal y se extiende por la cara interna de las mejillas hasta el borde superior del maxilar inferior y el borde inferior del maxilar superior. Emite también algunos fascículos que acaban en el ligamento pterigomaxilar, que va desde el maxilar inferior a la apófisis pterigoides de la base del cráneo. Su principal acción es ensanchar transversalmente la comisura bucal, pero también colabora con otros músculos en el acto de soplar, silbar o masticar. Aunque es eminentemente un músculo de la expresión facial, también contribuye a la acción de la masticación, ya que empuja a los alimentos hacia la zona dentaria. Está inervado por ramas del nervio facial. Músculo facial de gran importancia, ya que su acción principal es producir la sonrisa, al desplazar hacia arriba y hacia fuera la comisura bucal. Se inserta en la parte interna de la piel de la zona parotídea y desde allí sus fibras convergen hacia la comisura de la boca. Está inervado por el nervio facial. Potente músculo que se inserta en la cara externa de la rama ascendente del hueso maxilar inferior y en el ángulo mandibular, y desde allí asciende hasta el borde inferior del arco cigomático, pudiéndose distinguir en él una parte superficial y otra profunda. Al contraerse y relajarse, hace que la mandíbula ascienda y descienda, por lo que es fundamental en el movimiento de la masticación. Recibe riego sanguíneo por medio de las arterias masetéricas, ramas de la arteria facial y de la maxilar interna. Está inervado por una rama del nervio maxilar inferior, rama del trigémino. Músculo muy ancho y en forma de triángulo, que cubre casi todos los demás músculos de la nuca y buena parte de los de la espalda. Su base interna se extiende desde la protuberancia externa del hueso occipital hasta la última vértebra dorsal, insertándose en las apófisis espinosas de las siete vértebras cervicales y de las doce dorsales. El vértice del triángulo se sitúa en el hombro insertándose sus fibras en el acromion y en la espina de la escápula y la clavícula. Su acción es llevar el hombro hacia dentro y hacia arriba, aunque también puede inclinar la cabeza lateralmente. Está inervado por ramas del nervio espinal y del plexo cervical profundo. 91 ® Grupo Ars XXI de Comunicación, S.L. músculo esternocleidomastoideo
  4. 4. MÚSCULOS MÚSCULOS FACIALES Y DE LA MASTICACIÓN Todos los músculos faciales están irrigados por la red arterial de la carótida externa. PLANO SUPERFICIAL LATERAL Delgado músculo facial que se extiende verticalmente por el dorso de la nariz, desde la piel de la zona interna ciliar hasta los cartílagos y huesos que forman el esqueleto nasal. Su contracción hace aparecer pliegues cutáneos horizontales en la zona frontal interciliar, es decir, entre las cejas. Está inervado por algunas ramas del facial. músculo cigomático menor Músculo facial de forma alargada, que se inserta por un lado en la zona del pómulo del hueso malar y por otro en la piel del labio superior, al que eleva y desvía lateralmente al contraerse. Recibe ramas nerviosas del nervio facial. músculo superciliar músculo orbicular de los ojos Pequeño y delgado músculo facial situado por debajo del orbicular de los párpados y del frontal, en la zona interna de la cavidad orbitaria, desde donde se extiende hasta la piel que recubre la parte interna de las cejas. Su contracción permite el gesto de ceño fruncido. Está inervado por ramas del nervio facial. Músculo facial que se extiende desde el ángulo interno del ojo hasta el externo, discurriendo en todo su trayecto ligado a la piel del párpado superior e inferior. Permite la apertura o el cierre del párpado con todas sus variantes (cierre forzado, guiño, etc). Está inervado por ramas del nervio facial. Músculo ancho con forma de abanico, situado por debajo de la fascia temporal, que se inserta en la fosa del hueso temporal y en el arco cigomático, y desde allí sus fibras descienden, por medio de un tendón, hasta converger en la apófisis coronoides del maxilar inferior, al que hace subir y bajar al contraerse y relajarse, por lo que interviene en la masticación. Está inervado por ramas del nervio maxilar inferior, rama del trigémino. Músculo facial que se inserta en la zona interna del hueso maxilar superior y desde allí parten dos fascículos: uno hacia la piel de las aletas nasales que rodean el orificio de la nariz, y otro hacia la piel del labio superior. Su contracción eleva la aleta de la nariz, dilata el orificio nasal y tira hacia arriba del labio superior. Recibe inervación, como el resto de músculos faciales, del nervio facial. arco cigomático Arco óseo que se inicia en el hueso malar y se extiende lateralmente hacia atrás, donde se une a la apófisis cigomática del hueso temporal formando un arco o asa. En él se insertan numerosos músculos masticadores. músculo elevador propio del labio superior Músculo facial que va desde la zona del hueso maxilar situada bajo la órbita hasta el labio superior. Sigue un trayecto paralelo al músculo elevador del ala de la nariz y del labio superior, pero sin extender sus fibras hasta aquélla. Al contraerse, eleva la parte central de dicho labio. Está inervado por el nervio facial. apófisis estiloides Fino saliente en forma de aguja, que surge del peñasco del hueso temporal, en el que se inserta un ramillete de músculos de esa zona. músculo masetero músculo elevador del ángulo de la boca (o canino) Se extiende desde el hueso malar hasta la piel de la comisura bucal, que eleva al contraerse. Este músculo es agonista del músculo cigomático mayor. Está inervado por el nervio facial. músculo orbicular de los labios 92 Lámina fibrosa que cubre la fosa temporal y envuelve el músculo del mismo nombre, al que está firmemente unida. Por su parte superior se fija en los huesos del cráneo y por su parte inferior lo hace en el arco cigomático. músculo temporal músculo elevador del ala de la nariz y labio superior Músculo facial de forma elíptica que va desde una comisura de la boca hasta la otra por medio de dos fascículos, uno superior y otro inferior, que recorren internamente ambos labios, dejando en medio la abertura bucal. En las comisuras el músculo se inserta sobre la piel de la zona y en los huesos maxilares correspondientes. Permite la apertura y cierre de la boca y colabora con otros músculos en las acciones de soplido, succión, silbido, etc, así como en la masticación. Está inervado por el nervio facial. fascia temporal músculo mentoniano (o borla del mentón) Pequeño músculo que se encuentra en la parte lateral del hueso que forma el mentón. Se inserta en la cara externa del mentón, por debajo de la línea de la encía, y termina en la piel de esta zona, de manera que su contracción eleva la barbilla. Está inervado por el nervio facial. músculo depresor del labio inferior (o cuadrado del mentón) músculo depresor del ángulo de la boca (o triangular de los labios) Llamado también triangular por su Se inserta por forma de triángulo debajo en el de base inferior, borde inferior del adherida al borde mentón y desde inferior del hueso allí sus fibras van a fijarse a la piel mandibular, y el vértice superior que se que recubre el sitúa en la piel de la labio inferior. comisura bucal. Su Permite que dicho labio infe- contracción hace que la comisura bucal se rior pueda desplace hacia abajo, doblarse hacia en el clásico gesto de abajo y hacia asco o tristeza. Está fuera. Está inerinervado por el vado por el nervio facial. nervio facial. músculo buccinador Músculo facial de forma plana que se inserta en la piel que rodea la comisura bucal y se extiende por la cara interna de las mejillas hasta el borde superior del maxilar inferior y el borde inferior del maxilar superior. Emite también algunos fascículos que acaban en el ligamento pterigomaxilar, que va desde el maxilar inferior hasta la apófisis pterigoides de la base del cráneo. Su principal acción es ensanchar transversalmente la comisura bucal, pero también colabora con otros músculos en el acto de soplar, silbar o masticar. Aunque es eminentemente un músculo de la expresión facial, también contribuye a la acción de la masticación, ya que empuja a los alimentos hacia la zona dentaria. Está inervado por ramas del nervio facial. conducto parotídeo (o de Stensen) Los múltiples conductillos que recogen la secreción salival dentro de la glándula parótida se reúnen en uno solo, que sale por la cara interna de ésta y se dirige hacia delante, bordeando al músculo masetero, para desembocar en la mucosa bucal a través de un pequeño orificio situado a la altura del segundo molar superior. En su zona media atraviesa el músculo buccinador. Potente músculo que se inserta en la cara externa de la rama ascendente del hueso maxilar inferior y en el ángulo mandibular, y desde allí asciende hasta el borde inferior del arco cigomático, pudiéndose distinguir en él una parte superficial y otra profunda. Al contraerse y relajarse, hace que la mandíbula ascienda y descienda, por lo que es fundamental en el movimiento de la masticación. Recibe riego sanguíneo por medio de las arterias masetéricas, ramas de la arteria maxilar interna. Está inervado por una rama del nervio maxilar inferior, rama del trigémino. músculo cigomático mayor Músculo facial delgado y alargado, que va desde el pómulo del hueso malar hasta la piel de la comisura bucal. Al contraerse, eleva dicha zona, complementando la acción del músculo elevador del ángulo de la boca. Está inervado por el nervio facial. ® Grupo Ars XXI de Comunicación, S.L. músculo piramidal de la nariz
  5. 5. MÚSCULOS FARINGE VISIÓN LATERAL (porción posterior) Consta de dos partes musculares unidas por un tendón. La parte posterior se extiende desde la apófisis mastoides de la base del cráneo hasta el hueso hioides. De esta zona nace la parte anterior, que llega hasta el mentón. La acción de la parte posterior del músculo digástrico es inclinar lateralmente la cabeza y la de la parte anterior es descender la mandíbula, pero, si se contraen las dos partes a la vez, elevan el hueso hioides. Está inervado por ramas del nervio facial. Recibe riego sanguíneo de las arterias occipital, auricular y submentoniana. (En esta figura aparece seccionado). apófisis estiloides del hueso temporal Eminencia ósea en forma de aguja, que desciende desde la parte inferior del peñasco, en la que se insertan un grupo de músculos y ligamentos que reciben el nombre genérico de ramillete de Riolano (integrado por los músculos estilohioideo, estilofaríngeo y estiloglosos y los ligamentos estilomaxilar y estilohioideo). músculo elevador del velo del paladar (o periestafilino interno) músculo tensor del velo del paladar (o periestafilino externo) Músculo que se inserta en la base del cráneo, en la superficie inferior del peñasco, por detrás de la trompa de Eustaquio, a la cual se fija, y se extiende hacia delante hasta la parte posterior del velo del paladar. Su acción es elevar el velo del paladar, ampliando el istmo de las fauces, a la vez que dilata la trompa de Eustaquio y permite la ventilación del oído medio. Está inervado por el nervio vago Músculo que va desde la apófisis pterigoides de la base del cráneo y la zona anterior de la trompa de Eustaquio hasta la parte inferior del velo del paladar. Al contraerse, tensa y ensancha el velo del paladar y abre también la trompa de Eustaquio, por lo que colabora a la ventilación del oído medio. Recibe ramas nerviosas del nervio maxilar inferior, procedente del trigémino. Músculo facial de forma plana, que se inserta en la piel que rodea a la comisura bucal y se extiende por la cara interna de las mejillas hasta el borde superior del maxilar inferior y el borde inferior del maxilar superior. En su trayecto a la mucosa bucal está atravesado por el conducto parotídeo o de Stensen. Emite también algunos fascículos que acaban en el ligamento pterigomaxilar, que va desde el maxilar inferior hasta la apófisis pterigoides de la base del cráneo. Su principal acción es ensanchar transversalmente la comisura bucal, pero también colabora con otros músculos en el acto de soplar, silbar o masticar. Aunque es eminentemente un músculo de la expresión facial, también contribuye a la acción de la masticación, ya que empuja a los alimentos hacia la zona dentaria. A él llega la arteria bucal, rama de la maxilar interna. Está inervado por ramas del nervio facial. (En esta figura aparece seccionado). Ligamento que une la apófisis estiloides con el hueso hioides. músculo estilogloso Músculo acintado que, desde la apófisis estiloides situada en la base del cráneo, recorre lateralmente la lengua para acabar en la mucosa de la punta lingual. Al contraerse, hace que la lengua se eleve y ensanche. Es el único músculo que recibe ramas nerviosas del nervio hipogloso. La irrigación sanguínea la realiza la arteria lingual. músculo estilofaríngeo músculo milohioideo Músculo de forma triangular, cuyo vértice superior se inserta en la apófisis estiloides de la base del cráneo y, en su parte inferior, más ancha, se extiende hasta la faringe, la epiglotis y la laringe. Su acción es elevar estas estructuras. Como el resto de los músculos faríngeos, colabora a la deglución, al desplazar la faringe hacia arriba. Está inervado por ramas del nervio glosofaríngeo, e irrigado por ramas de la arteria facial. Músculo que se extiende desde la cara interna del maxilar inferior hasta el hueso hioides del que es elevador. Sobre él pasa el conducto submaxilar o de Wharton. No es propiamente un músculo lingual, ya que no interviene en la movilidad de la lengua, aunque forma el suelo de la boca sobre el que se asientan sus estructuras. Está inervado por ramas del nervio trigémino y recibe a las arterias submentoniana y milohioidea, ramas de la facial. músculo digástrico (porción anterior) Consta de dos partes musculares unidas por un tendón. La parte anterior se extiende desde el hueso hioides hasta la cara posterior del mentón y su acción es descender la mandíbula. Está irrigado por una rama de la arteria facial e inervado por una rama del trigémino. músculo constrictor medio de la faringe Músculo que, desde las ramas laterales del hueso hioides, se extiende hasta la cara lateral de la faringe. Su contracción estrecha y eleva la faringe. Recibe terminaciones nerviosas del nervio glosofaríngeo y del plexo faríngeo y ramas arteriales de la faríngea inferior. músculo hiogloso Músculo que se inserta en la apófisis pterigoides y en la rama ascendente del maxilar inferior, y desde allí se extiende hacia abajo y hacia dentro para acabar en la cara posterior de la faringe. De él parte una prolongación hacia la parte lateral de la lengua, que recibe el nombre de músculo glosofaríngeo. El constrictor superior de la faringe estrecha y acorta este órgano, por lo que desempeña un importante papel en la deglución. Está inervado por el nervio glosofaríngeo y por ramas del nervio faríngeo. Su irrigación viene de una rama de la arteria facial. músculo buccinador ligamento estilohioideo Músculo plano situado en la zona lateral de la lengua. Se inserta en el hueso hioides y desde allí sus fibras ascienden para acabar en la zona cercana a la punta de la lengua. Contribuye con el longitudinal inferior y el geniogloso a la retracción y el descenso de la lengua. Su inervación corre a cargo del nervio hipogloso y su irrigación a cargo de la arteria lingual. músculo constrictor superior de la faringe ® Grupo Ars XXI de Comunicación, S.L. músculo digástrico hueso hiodes músculo constrictor inferior de la faringe Músculo que va desde los cartílagos laríngeos tiroides y cricoides hasta la pared posteroinferior de la faringe. Su acción es contraer la zona inferior de la faringe. Su inervación corre a cargo del plexo faríngeo. Está irrigado por las arterias faríngea inferior y tiroidea superior. tráquea Conducto formado por una serie de anillos cartilaginosos superpuestos, que son continuación de la laringe, recorre la parte central del cuello y acaba bifurcándose en dos bronquios, uno derecho y otro izquierdo. Permite el paso del aire hacia los pulmones en la inspiración y desde ellos en la espiración. esófago cartílago tiroides Estructura tubular que forma parte del tubo digestivo, que conduce los alimentos desde la boca y la faringe hasta el estómago y se inicia en la parte inferior del cuello. Primero de los cartílagos que forman la parte interior de la laringe. Consta de dos láminas cuadrangulares que se unen formando un ángulo anterior, que hace prominencia y forma la nuez o bocado de Adán, que puede palparse en la cara anterior del cuello. Hueso delgado en forma de U, situado en la región anterior del cuello, bajo el maxilar inferior, por encima del cartílago tiroides. Sirve de base de inserción a un gran número de músculos de la lengua, de la faringe y del suelo de la boca. membrana tirohioidea Membrana ligamentosa que une el borde superior del cartílago tiroides con el hueso hioides. Está reforzada en su zona anterior y lateral, formando los ligamentos tirohioideos medio y lateral. 101
  6. 6. MÚSCULOS MUSCULATURA ABDOMINAL.COMPARTIMENTOS APONEURÓTICOS SECCIÓN A LA ALTURA DE LA 2ª VÉRTEBRA LUMBAR Músculo ancho situado en la zona superficial de la pared lateral del abdomen. Desde su inserción en las últimas costillas, en la cresta ilíaca, en el hueso coxal y en el pubis, se extiende oblicuamente en forma de un abanico formado por varios fascículos musculares que terminan en una membrana tendinosa que se fusiona con la vaina del músculo recto del abdomen. En su trayecto los fascículos musculares de este músculo se entrecruzan con los del serrato anterior. Su contracción hace descender las costillas, flexiona el tórax sobre la pelvis e inclina lateralmente el tórax, a la vez que comprime las vísceras dentro de la cavidad abdominal. Está inervado por ramas de los últimos nervios intercostales e irrigado por las arterias intercostales y lumbares. músculo recto del abdomen músculo oblicuo interno (o menor) del abdomen Está situado por debajo del oblicuo externo. Se inserta en la espina ilíaca anterosuperior en el ligamento inguinal y en la aponeurosis del músculo dorsal ancho. Desde allí sus fibras se extienden como un abanico hacia delante, terminando por arriba en los cartílagos de las últimas costillas, por abajo en el pubis, y en la zona media acaba en una ancha membrana que se fusiona con la vaina del músculo recto del abdomen. Su acción es bajar las costillas, flexionar el tórax o inclinarlo lateralmente y comprimir las vísceras abdominales, lo que eleva el diafragma, en una acción que interviene en la espiración. Está inervado por los últimos nervios intercostales. Por debajo de este músculo y siguiendo un trayecto similar, se encuentra el músculo transverso del abdomen. Músculo plano situado en la cara anterior del abdomen, a un lado de la línea media. Se inserta en los cartílagos costales de la quinta, sexta y séptima costilla y en el apéndice xifoides del esternón. Desde allí sus fibras descienden verticalmente y se fijan en el borde superior del pubis. Su masa muscular está dividida por varias zonas fibrosas. Al contraerse, flexiona el tórax hacia delante o eleva la pelvis, a la vez que comprime las vísceras abdominales, jugando un importante papel en la defecación y el parto. Precisamente esa acción de compresión abdominal le hace intervenir en la espiración, ya que empuja el diafragma hacia arriba y hace disminuir el volumen de la caja torácica. Recibe inervación de los últimos nervios intercostales. Está irrigado por las arterias epigástrica y mamaria anterior. panículo adiposo subcutáneo línea alba segunda vértebra Membrana tendinosa que lumbar recorre verticalmente la zona Tejido graso que se deposita por debajo de la piel, entre ésta y las vainas de los músculos de esta zona. media de la pared anterior del abdomen, desde la apófisis xifoides del esternón hasta el pubis, separando la musculatura de uno y otro lado. Está formada por la fusión de las aponeurosis que recubren los músculos superficiales del abdomen. En su zona media presenta los restos de un orificio que corresponde al conducto umbilical fetal, o el ombligo. ligamento vertebral común (o longitudinal) anterior Larga cinta de tejido fibroso que recorre longitudinalmente la columna vertebral de arriba abajo por su cara anterior, firmemente unida a la cara anterior de los cuerpos de las vértebras y a los discos intervertebrales, siendo su misión mantener unidas estas estructuras. Existe un ligamento longitudinal posterior que se extiende por la cara posterior de los cuerpos vertebrales y los discos, en el interior del canal raquídeo. En la zona lumbar se adhiere lateralmente a la fascia lumboilíaca. músculo dorsal ancho Músculo muy ancho y delgado que se extiende por la zona superficial inferior de la espalda. Se inserta en su parte interna mediante una potente membrana o fascia dorsolumbar, en las apófisis espinosas de las vértebras lumbares y últimas dorsales. Por su parte inferior lo hace en el sacro y en la cresta ilíaca, y por su parte superior en las tres o cuatro últimas costillas. Desde estas inserciones sus fibras siguen un trayecto ascendente en dirección a la axila y se fijan por medio de un tendón en la corredera bicipital del húmero, siendo esta parte la que se visualiza desde la cara anterior del cuerpo. Su contracción, estando el brazo levantado, hace descender el húmero, a la vez que lo rota internamente, y también puede actuar como elevador de las costillas o de todo el cuerpo (acción de trepar). Está inervado por el nervio braquiodorsal, rama del quinto nerviocervical. Recibe irrigación de la arteria escapular inferior y de las lumbares. músculo transverso del abdomen Músculo situado en sentido horizontal en la cara interna de la pared del abdomen, que se extiende de atrás a delante desde las apófisis tranversas de las vértebras lumbares y la cresta ilíaca hasta acabar fusionándose, por delante, con la vaina aponeurótica del músculo recto del abdomen y recubriendo otros músculos de esta cara. Por encima de él se encuentran los músculos oblicuo interno y externo del abdomen. Su función es comprimir las vísceras abdominales, por lo que interviene en la defecación, el parto, el vómito, etc., y, al comprimir el diafragma, tiene una acción espiratoria. Está inervado por ramas de los últimos nervios intercostales y del plexo lumbar. Está irrigado por ramas de la arteria mamaria interna y de la arteria epigástrica. fascia transversal Membrana que recubre internamente la musculatura de las paredes anteriores, laterales y posteriores del abdomen. En la zona posterolateral pasa por dentro de la vaina del músculo transverso, de la fascia lumboilíaca y del ligamento longitudinal anterior, separando las vísceras intraabdominales de los músculos de la pared posterior del abdomen. músculo serrato posteroinferior músculo psoas ilíaco Músculo que consta de dos partes: psoas mayor, que nace en la última costilla y las vértebras lumbares, e ilíaco, que lo hace en el hueso ilíaco y en el sacro. Luego las dos partes se unen, llegan al muslo y se insertan en el trocánter menor en del fémur. Su acción es doblar el muslo sobre la pelvis, inclinarla hacia delante y fijarla a la columna en la posición erguida. Está inervado por los nervios lumbares. fascia toracolumbar Gruesa membrana tendinosa que envuelve a la musculatura de la zona dorsal profunda. Por su borde externo se une a las vainas aponeuróticas de los músculos transverso del abdomen, dorsal ancho y serrato posteroinferior. ligamento supraespinoso fascia lumboilíaca músculo elevador (o supercostal) de las costillas Largo cordón fibro- Membrana tendinosa que recuso que recorre de Los músculos elevabre las caras arriba abajo la cara dores de las costillas internas de los posterior de la son pequeños haces columna vertebral, músculos psoas musculares que se mayor e ilíaco, uniéndose al vértiextienden desde las ce de cada apófisis desde su origen apófisis transversas espinosa. Detrás de superior hasta su vertebrales hasta el inserción femo- borde superior de las este ligamento, ral. Su borde uniendo el borde dos costillas situadas interno se adhie- inmediatamente por inferior de una re a los cuerpos apófisis espinosa debajo (fascículo con el superior de de las vértebras corto y largo). Su lumbares y se la colocada por acción es elevar las fusiona con el debajo, se encuencostillas, ensanchanligamento longitra el ligamento do la caja torácica tudinal anterior interespinoso. (inspiración). Están en esta zona. inervados por los nervios costales. músculo cuadrado lumbar Músculo aplanado situado en la zona lateral de la columna lumbar. Se extiende desde el borde inferior de la última costilla hasta la cresta ilíaca, emitiendo fascículos que se fijan a las apófisis transversas de las vértebras lumbares. Su acción es inclinar lateralmente la columna lumbar, descender las costillas y, en la posición en decúbito, bascular lateralmente la pelvis. Está inervado por el último nervio intercostal y vascularizado por las arterias lumbares. Músculo de forma cuadrilétera situado por debajo del dorsal ancho. Se inserta en las apófisis espinosas de las últimas vértebras dorsales y primeras lumbares por medio de una membrana que se fusiona con la aponeurosis lumbar del músculo dorsal ancho. Desde allí sus fibras ascienden en forma de cuatro fascículos escalonados que se fijan en el borde inferior de las cuatro últimas costillas. Es un músculo inspirador que hace descender las últimas costillas y ensancha el tórax. Está inervado por los nervios intercostales. Recibe ramas de las arterias intercostales. 119 ® Grupo Ars XXI de Comunicación, S.L. músculo oblícuo externo (o mayor) del abdomen
  7. 7. ESQUELETO CRÁNEO VISIÓN LATERAL tubérculo cigomático anterior conducto auditivo externo sutura témporoparietal Pequeña eminencia ósea situada en la base de la apófisis cigomática temporal, que limita la cavidad glenoidea, donde se coloca el cóndilo mandibular. Conducto óseo que se abre en la cara externa del hueso temporal y está formado, por su parte superior, por la concha o escama, y, por la inferior, por la membrana timpánica. Comunica al exterior con la cavidad del oído medio, en el seno del peñasco. Articulación fija que une la concha del hueso temporal con el hueso parietal. hueso frontal Hueso plano que forma la base ósea de la región frontal, en la zona más anterior del cráneo. sutura frontoesfenoidal Línea de unión del frontal con el ala mayor del hueso esfenoides. sutura frontoparietal (o coronaria) hueso parietal Los huesos parietales son dos huesos planos Articulación que une el y simétricos, de forma cuadrilátera, situados en borde posterior del la zona lateral del cráhueso frontal con los neo, que se unen entre bordes anteriores de los huesos parietales. sí por su borde superior mediante una unión o Es una articulación sutura interparietal o inmóvil como todas las sagital, con el hueso de los huesos craneafrontal por delante, con nos, del tipo de el occipital por detrás y la sinartrosis. con el temporal por debajo. La parte externa o cóncava es prominiente y redondeada. concha (o escama) del temporal Parte del hueso temporal situada en su zona superior. Consta de una porción vertical, que es plana y forma parte de la pared lateral del cráneo, y una horizontal, de la que nace la apófisis cigomática. hueso temporal Complejo hueso que forma parte de la bóveda craneal y de la base del cráneo. Está formado por tres partes: la escama o concha, el peñasco y el llamado hueso timpánico. Contiene en su interior el aparato auditivo. Se articula con los huesos occipital -por detrás-, parietal -por encima-, y esfenoides -por delante-. sutura parietooccipital (o lamboidea) Linea de articulación que une los huesos parietales por su borde posterior con el hueso occipital. hueso occipital Hueso único complejo que forma la parte posteroinferior de la cavidad craneal. Posee una superficie cóncava interna, en la que se alojan los lóbulos occipitales del cerebro y el cerebelo y en él se abre el agujero occipital, punto de unión del cráneo con la columna vertebral, por el que sale del cráneo la médula espinal. En los alrededores de dicho agujero se encuentran las apófisis yugular y basilar, puntos de inserción de algunos músculos prevertebrales. hueso esfenoides Uno de los huesos que forman la base del cráneo. En su parte anterior emite unas prolongaciones denominadas alas del esfenoides, que forman parte por su cara interna de la cavidad orbitaria y por su cara externa de la fosa temporal. huesos propios de la nariz agujero mastoideo Dos huesos planos, articulados entre sí por su borde interno, que forman el soporte óseo de la base de la nariz. Orificio que se abre en las proximidades del borde posterior del peñasco. Es un orificio inconstante por el que pasa una vena tributaria del seno venoso lateral. maxilar superior Dos huesos simétricos que delimitan entre ambos la cavidad de las fosas nasales y se unen entre sí por su parte inferior, formando la bóveda palatina o cielo de la boca. peñasco Parte del hueso temporal que está situada en la base del cráneo y en su interior contiene múltiples cavidades y conductos que configuran el aparato auditivo. espina nasal Prolongación anterior en pico de los maxilares superiores, situada en la zona superior de la unión intermaxilar. ranura digástrica Depresión o ranura situada en la parte posterior de la apófisis mastoides, en la que se inserta el vientre posterior del músculo digástrico. hueso malar (o cigomático) Hueso situado en la parte externa de la cara, que constituye el soporte óseo de la región conocida como pómulo. apófisis mastoides arco cigomático Arco óseo que se inicia en el hueso malar y se extiende lateralmente hacia atrás, donde se une a la apófisis cigomática del hueso temporal. ® Grupo Ars XXI de Comunicación, S.L. Prominencia inferior del temporal, en cuyo interior se encuentran unas cavidades llamadas celdas mastoideas, muy importante en el desarrollo de la función auditiva. En ella se insertan un gran número de los músculos del cuello. tubérculo cigomático posterior Eminencia ósea colocada en la base del temporal. Limita por detrás la cavidad glenoidea. apófisis coronoides cavidad glenoidea del temporal Eminencia ósea situada en la parte anterior del borde superior de la rama mandibular, donde se inserta el músculo temporal, que permite la movilidad de la mandíbula. Profunda depresión situada en la base de la concha del temporal y limitada por los tubérculos cigomáticos anterior y posterior. En ella se articula el cóndilo mandibular, formando entre ambos la articulación témporomaxilalar. cóndilo del maxilar inferior Los agujeros mentonianos son dos orificios, situados en la cara anterior del cuerpo mandibular. cuerpo del maxilar inferior Parte central y horizontal de la mandíbula. En su borde superior se insertan los dientes de la arcada inferior. En su zona central presenta una prominencia que se corresponde con el mentón. apófisis rama del maxilar cigomática del temporal inferior Robusto hueso en forma maxilar inferior (o mandíbula) agujero mentoniano escotadura sigmoidea Amplia escotadura que va desde la apófisis coronoides hasta el cóndilo mandibular. Por ella pasan los vasos y nervios masetéricos. fosa temporal Depresión ósea de U, situado en la parte Prolongación Prolongación situada en la inferior de la cara, que cara lateral del vertical que hacia delante constituye el esqueleto se extiende del hueso del cráneo, formada de la mandíbula. Consta hacia arriba temporal que, por las alas de una parte central o unida a la mayores del desde las mentón, del que parten apófisis cigo- hueso esfenoides zonas a uno y otro lado dos mática del y la concha del laterales porciones o ramas horihueso malar, temporal. En ella del cuerpo zontales y, de éstas, sen- mandibular. conforma el tiene una amplia das ramas verticales, arco cigoinserción el músque se articulan con el mático. culo temporal. hueso temporal. Eminencia ósea de la rama mandibular, destinada a articularse con la cavidad glenoidea del temporal formando la articulación temporomaxilar. apófisis estiloides del temporal Eminencia ósea en forma de aguja, que desciende desde la parte inferior del peñasco, en la que se insertan un grupo de músculos y ligamentos que reciben en nombre genérico de ramillete de Riolano (músculos estilohioideo, estilofaríngeo y estiloglosos y los ligamentos estilomaxilar y estilohioideo). cuello del cóndilo Zona de unión entre la rama mandibular y el cóndilo del mismo hueso. 179
  8. 8. ESQUELETO HUESOS DEL TARSO Y METATARSO calcáneo El más voluminoso de los huesos del tarso. En la cara posterior, que es la que forma la eminencia posterior del pie o talón, se inserta el tendón de Aquiles. En su superficie existen unas rugosidades que dan inserción a músculos del pie y canales que permiten el paso de tendones musculares. Presenta dos carillas articulares para unirse al astrágalo en su parte superior y una carilla anterior para unirse al cuboides. tuberosidad del calcáneo Eminencia posterior del hueso calcáneo, que forma el talón del pie. En ella se inserta el talón de Aquiles. De ella parte la aponeurosis plantar que cubre la musculatura de la planta del pie. canal calcáneo interno Canal labrado en la cara interna del calcáneo por el que pasan a la planta del pie tendones, vasos y nervios. polea astragalina astrágalo Superficie articular en forma de tróclea que articula el astrágalo con la extremidad inferior de la tibia. De todos los huesos del tarso, es el que se encuentra en una posición más elevada, inmediatamente por debajo de la cara inferior de la tibia. En la zona externa tiene una cara articular para unirse con el extremo inferior del peroné y en su parte anterior hay una prominencia o cabeza del astrágalo, que se articula con el escafoides. cabeza del astrágalo Prominencia de este hueso, situada en su cara anterior y unida al resto del hueso por un estrechamiento o cuello. Está recubierta de una carilla articular destinada a unirse con el escafoides. ranura calcánea Canal que transcurre entre las dos carillas situadas en la parte superior del calcáneo destinadas a articularse con el astrágalo, donde se insertan ligamentos de la articulación calcáneoastragalina. escafoides (o navicular) Hueso aplanado que se encuentra en el borde interno de la hilera anterior de huesos del tarso, articulándose por detrás con la cabeza del astrágalo, por delante con los tres cuneiformes y por la parte externa con el hueso cuboides. En el lado más interno presenta una eminencia o tubérculo del escafoides, destinado a inserción muscular. cuboides Hueso situado por delante del calcáneo con el que articula por su parte posterior, uniéndose por delante con los metatarsianos cuarto y quinto, y por dentro con el escafoides y la tercera cuña. En su cara inferior presenta un canal -canal del cuboides- por el que pasa un tendón muscular. tarso Conjunto de siete huesos cortos (calcáreo, astrágalo, cuboides, escafoides y tres huesos cuneiformes), dispuestos en dos filas, la primera de las cuales forma parte de la articulación del tobillo y constituye el esqueleto del talón del pie, y la segunda va a servir de unión entre las estructuras anteriores y los huesos metatarsianos. Considerado en su conjunto, tiene forma de bóveda de concavidad inferior, que es fundamental para la dinámica del pie. tubérculo del escafoides Eminencia situada en el lado interno del escafoides, destinada a inserción muscular. 5º metatarsiano El más corto y delgado de todos los huesos metatarsianos. Se une en su parte posterior con el cuboides y con el 4º metatarsiano. Por la parte anterior se articula con la primera falange del quinto dedo del pie. 1ª cuña 4º metatarsiano Se articula por el extremo posterior con el hueso cuboides, la tercera cuña y con el 3º y 5º metatarsianos. Por su parte anterior se une con la base de la primera falange del cuarto dedo del pie. 1º metatarsiano 3ª cuña Se encuentra en el centro de la fila anterior del tarso, uniéndose con la segunda cuña, con el tercero y cuarto metatarsiano, con el cuboides y con el escafoides, que son los huesos que la rodean. 3º metatarsiano 2º metatarsiano 2ª cuña Se articula en su extremo posterior con la tercera cuña, y con el 2º y 4º metatarsianos. Por su extremo anterior se une a la base de la primera falange del tercer dedo del pie. El más largo de los huesos del metatarso. Se articula por detrás con la primera, segunda y tercera cuñas, y con el 1º y 3º metatarsianos. Por su extremo anterior se une con la base de la primera falange del 2º dedo del pie. Hueso de la fila anterior del tarso que se encuentra entre la primera y tercera cuña, articulándose por detrás con el escafoides y por delante con el segundo metatarsiano. El más grueso y corto de los huesos del metatarso. Ocupa el borde interno del pie y se articula por su extremo posterior con la 1ª cuña y el 2º metatarsiano. Por su extremo anterior se une con la base de la primera falange del primer dedo del pie. metatarso Conjunto de cinco huesos largos, que forman parte de la bóveda plantar, que se unen en su parte posterior con los huesos del tarso y se prolongan por la inferior en cada uno de los dedos del pie, hasta las falanges. Constan de un cuerpo central, de sección triangular y ligera incurvación con concavidad inferior, y dos extremos más gruesos. ® Grupo Ars XXI de Comunicación, S.L. Hueso en forma de cuña situado en el borde interno de la hilera anterior del tarso. Se articula por su cara externa con la segunda cuña, por su cara posterior con el escafoides y por su cara anterior con el primer metatarsiano. 223
  9. 9. APARATO DIGESTIVO GLÁNDULAS SALIVALES lengua Apéndice aplanado que se encuentra en el interior de la cavidad bucal y que presenta un extremo delantero libre y uno posterior que va a fijarse a la zona anterior de la faringe. Está compuesta de múltiples músculos, que la dotan de una gran cantidad de movimientos útiles para la deglución y la fonación. GLÁNDULAS SALIVALES conducto submaxilar (o de Wharton) Las glándulas salivales son formaciones de aspecto arracimado que se encuentran en el interior de las paredes que rodean la boca, donde vierten por medio de pequeños conductos el producto de su secreción, la saliva, cuyos componentes intervienen en la digestión de los alimentos. Existen múltiples glándulas accesorias, que son de pequeño tamaño y se encuentran en la lengua y en la mucosa bucal, y tres glándulas principales: parótida, submaxilar y sublingual. Conducto que sale de la glándula submaxilar por su cara interna, pasa entre los músculos hiogloso y milohioideo, y desemboca en la mucosa bucal, cerca del frenillo lingual. arco cigomático Arco óseo que se inicia en el hueso malar y se extiende lateralmente hacia atrás, donde se une a la apófisis cigomática del hueso temporal, formando un arco o asa. En él se insertan numerosos músculos masticadores. frenillo lingual Cordón fibroso que surge como un repliegue de la mucosa que cubre la cara inferior de la lengua y la une al suelo de la boca. conducto parotídeo (o de Stensen) Los múltiples conductillos que recogen la secreción salival dentro de la glándula parótida se reúnen en uno solo, que sale por la cara interna de ésta y se dirige hacia delante, bordeando al músculo masetero, para desembocar en la mucosa bucal a través de un pequeño orificio situado a la altura del segundo molar superior. En su zona media atraviesa el músculo buccinador. maxilar inferior (o mandíbula) Hueso de la cara que rodea por delante y por los lados a la cavidad bucal. Consta de unas ramas horizontales y otras verticales. (En esta figura aparece seccionada una de las ramas horizontales para que puedan visualizarse las estructuras que se encuentran tras ella). glándula sublingual Las glándulas sublingüales son pequeñas formaciones glandulares situadas bajo el suelo de la boca, que vierten la saliva a la cavidad bucal a través de los conductos de Bartholin. músculo milohioideo Músculo que se extiende desde la cara interna del maxilar inferior hasta el hueso hioides, del que es elevador. Sobre él pasa el conducto submaxilar o de Wharton. No es propiamente un músculo lingual, ya que no interviene en la movilidad de la lengua, aunque forma el suelo de la boca sobre el que se asientan sus estructuras. Está inervado por ramas del nervio trigémino y recibe las arterias submentoniana y milohioidea, ramas de la facial. (En esta figura aparece seccionada la parte que se inserta en el maxilar inferior). 336 glándula submaxilar hueso hiodes Hueso delgado en forma de U, Las glándulas subsituado en la maxilares son dos región anterior formaciones que se del cuello, por encuentran adosadas a la parte interna de encima del cartílas dos ramas hori- lago tiroides, bajo zontales de la man- el maxilar inferior, sirve de base de díbula, por debajo inserción a un del suelo de la boca, gran número de comunicándose con músculos de la ella a través de unos lengua, de la delgados conductos faringe y del denominados suelo de la boca. conductos de Wharton. Su función es segregar la saliva, líquido lubricante y digestivo que interviene en la masticación y digestión de los alimentos. músculo buccinador músculo masetero Músculo facial de forma plana, que se inserta en la piel que rodea a la comisura bucal y se extiende por la cara interna de las mejillas hasta el borde superior del maxilar inferior y el borde inferior del maxilar superior. Está atravesado por el conducto de Stensen en su trayecto hacia la mucosa bucal. Su principal acción es ensanchar transversalmente la comisura bucal, pero también colabora con otros músculos en el acto de soplar, silbar o masticar. Aunque es eminentemente un músculo de la expresión facial, también contribuye a la acción de la masticación, ya que empuja a los alimentos hacia la zona dentaria. (En esta figura aparece seccionado para que pueda apreciarse el trayecto de conducto de Stensen). Potente músculo que se inserta en la cara externa de la rama ascendente del hueso maxilar inferior y en el ángulo mandibular, y desde allí asciende hasta el borde inferior del arco cigomático, pudiéndose distinguir en él una parte superficial y otra profunda. Al contraerse y relajarse, hace que la mandíbula ascienda y descienda, por lo que es fundamental en el movimiento de la masticación. Por encima de su cara externa y por delante de su borde anterior pasa el conducto de Stensen. Las glándulas parótidas son dos formaciones de aspecto lobulado, situadas por fuera de la cavidad bucal, y de las ramas verticales de la mandíbula, entre la piel y los músculos maseteros. Segregan la saliva, que es fundamental para la digestión de los alimentos, y la vierten a la boca a través de un largo conducto denominado conducto de Stensen, que desemboca en la parte interna de ambas mejillas. Está atravesado por el nervio facial y recibe también inervación de la rama auriculotemporal y algunas ramas del tronco simpático y del plexo cervical. músculo esternocleidomastoideo Músculo del cuello que se encuentra por debajo del músculo cutáneo. Nace en el cráneo, en el hueso occipital de la cabeza y la apófisis mastoides del temporal, y desde allí desciende formando dos fascículos, uno hacia el manubrio del esternón y otro hacia la clavícula. Su acción es flexionar y lateralizar el cuello y hacerlo rotar lateralmente. ® Grupo Ars XXI de Comunicación, S.L. glándula parótida

×