VISIÓN ACTUAL DE NUESTRA EDUCACIÓN                                                       PEDRO ORTIZ CABANILLASTodos estos...
convencido, de que basta con repetir a la masa de alumnos los textos quealguien pone en sus manos, si es que la pone, y se...
quienes lo único que puede vender es su fuerza de trabajo, es decir, suvida misma.Los maestros son, efectivamente, ubicado...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Vision actual de la educacion Pedro Ortiz.

3.439 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.439
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
40
Acciones
Compartido
0
Descargas
22
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Vision actual de la educacion Pedro Ortiz.

  1. 1. VISIÓN ACTUAL DE NUESTRA EDUCACIÓN PEDRO ORTIZ CABANILLASTodos estos modelos de conducta se muestran e imponen a niños yjóvenes, previamente acostumbrado al plagio de los exámenes, alincumplimiento de las tareas, a la impuntualidad, a las bajas calificaciones,al irrespeto por las normas y reglamentos, a la imperfecciones quefomenta el propio subdesarrollo y, sobre todo, a la anomia prevalecienteen el mundo dominado por el liberalismo y la enseñanza del axioma segúnel cual quien tiene dinero, todo lo puede. Para el sistema social actual,todo es posible hacer, todo está permitido y solo uno es responsable desus actos; de cada quien depende su educación, su salud y, por lo tanto, sudestino y vida. La sociedad no existe, excepto como conglomerado deindividuos libres, que mientras más se estimen a sí mismo, mas egoístasserán y poco o nada les importara la vida de los demás. El yo, el ego, elself, aunque se cuida menos que la piel, es lo que se venera, sin saber enqué consiste, ni que se supone que sea venera. La vida se comparte soloen las grandes fiestas, en los grandes espectáculos, todos supuestamentemás excitantes mientras más estridentes sean los ritmos y los gritos,menos líneas o puntos luminosos perturben la oscuridad y mientras másdrogas se consuman. La vida no tiene pasado ni futuro: es solo presente, yeste depende del dinero, sin importar como se obtenga. Y para que loshombres sean más y mas libres, el Estado tiene que reducirse a su mínimaexpresión. Pero, eso sí, con el poder necesario para enlazar o denigrar aquien corresponda, según la demanda de quienes buscan un voto, uncargo, una prebenda, e impidiendo que trabajen quienes no tienen lascompetencias que el mismo Estado no se las dio. Por consiguiente, el maestro tiene que saber de qué cata dura es lasociedad donde tiene que educar. No puede dedicarse a enseñarse comosi todo estuviera en orden, con la vaga idea que el mundo, elsubdesarrollo y las personas sin objetivos son amorales por su propianaturaleza; presuponiendo que todo está bien y que solo ella, o el, podríaestar al borde de infringir un código de moral que, por añadidura, apenasconoce; de tal modo que la maestra debe estar convencida, o al maestro
  2. 2. convencido, de que basta con repetir a la masa de alumnos los textos quealguien pone en sus manos, si es que la pone, y seguirlas instrucciones deun manual sinópticamente aprendido.En el debate teórico no puede faltar el tema de los objetivos de laeducación y de cómo se deberían cumplir tales objetivos de la educación yde cómo se deberían cumplir tales objetivos o lograr las competencias. Undebate que se reduce a tratar de imponer alguna idea del autor másconocido a través de los medios que el mismo poder económicotrasnacional se encarga de distribuir. De este modo, quien decide eldestino de los pobres, que se supone nunca podrán superar por si mismosu propia pobreza, es algún representante de la teoría que defiende yjustifica las cosas tal como están. De aquí nuestro problema fundamental no es tanto el contenido de locual curso, ni el método del cómo enseñarlo: el problema que nos parecemás esencial es que se nos ha impuesto una teoría zoológica acerca de lanaturaleza del sujeto de la educación, que es incompartible con eldesarrollo moral de las personas y la superación de la inmoralidad social.En el mundo desarrollado no tiene la menor importancia que los niños quevan a la escuela sean animales - superiores, complejos, acabados, o no -,como dicen las ciencias naturales: basta tener dinero, por ser rico dapoder y eso es suficiente para hacer un ciudadano competente para cubrirlas necesidades del mercado. Además, tratar como animales al resto delmundo facilita mantener la tranquilidad de la conciencia, de manera que silos pobres se mueren de hambre, no saben ni dejan trabajar, sonincapaces de crear producir sus propios medios de vida, es problema deellos mismos, de su incompetencia genética, de su incompetenciamuscular de su incompetencia cerebral. El hombre desarrollado solo sevalora a sí mismo y niega que llego a ese grado de desarrollo por ladominación que siempre ejerció sobre los subdesarrollados. Por eso, encualquier parte del mundo, a quien tiene poder le encanta bendecir sudestino, su talento, su competencia para inventar, vender y dominar. El esinocente de los cargos de la explotación de los esclavos, de laservidumbre, del obrero, del desempleado. Su concepto de sociedadformada por individuos libres lo vuelve inocente de las necesidades de
  3. 3. quienes lo único que puede vender es su fuerza de trabajo, es decir, suvida misma.Los maestros son, efectivamente, ubicado en ese ´´sector´´ de la poblaciónque lo único que puede vender a los nuevos propietarios de las empresasde la educación, donde se ubica el mismo Estado, es su capacidadpersonal, no tan formada porque así conviene bienestar de todos. Si laprofesora o el profesor no ha aprendido, aunque fuera porque no teníacon que comprar su material de estudio, ya no es problema de la empresa.Y así como en la industria se puede despedir al trabajador mal formado enla misma empresa, así también “el sector educación”, como empresa,tiene la competencia de decidir quién ingresa a ella, cuánto debe ganar ycuando tiene que salir por incompetente: por sus mecanismos de defensaha reprimido la culpa, tanto por no pagar impuestos, como por defendersus ganancias.Los maestros pueden asociarse como quieran, solo que dentro de loscriterios que la misma empresa estima apropiados a su nivel decompetencias. Pero si la suma de competencias superara a las delproletariado, real o virtual, la respuesta del empresario consiste , por unlado, en adjetivarlo como incompetente, con elegancia o en la lenguavulgar que mejor se entiende; y, por el otro, en convencer al usuario, a losalumnos y a sus padres de cuán incompetentes son quienes le enseñan,que son los empleados formados por la propia empresa.Los maestros tienen que saber, entonces, que la formación de susalumnos se da dentro de una estructura social que no es ciertamentesolidaria, libre o justa. Ellos deben saber que su trabajo se realiza, mejordicho, se vende, en un mercado donde faltan solidaridad, libertad yjusticia. De modo que para encubrir esta realidad inmoral se aplican muybien las ideas de las Ciencias Naturales – La Biología, la Ecología - , queexplican la supuesta naturaleza animal del hombre y se extrapolan a laeducación de los niños y de los hombres en general. Prof Juber Huaripata Juber_h@yahoo.com 993236459

×