Texto1El exceso de hidrógeno enFukushima amenaza con causar másexplosionesLos técnicos frenan la fuga de agua radiactiva a...
Los niveles de radiactividad en el mar, a 330 metros de la central, cayeron ayer a280 veces el límite legal, frente a más ...
quedaría tan bien parada. El mar es nuestro cubo de la basura, pero solo porqueaún no hemos encontrado la manera de lanzar...
No se ha conseguido todavía controlar los reactores de la central nuclear deFukushima, gravemente dañada durante el terrem...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Textos periodísticos

956 visualizaciones

Publicado el

Textos periodísticos sobre el desastre nuclear en Japón para practicar el comentario lingüístico.

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
956
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
130
Acciones
Compartido
0
Descargas
12
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Textos periodísticos

  1. 1. Texto1El exceso de hidrógeno enFukushima amenaza con causar másexplosionesLos técnicos frenan la fuga de agua radiactiva al mar procedentedel reactor 2JOSE REINOSO | Tokio (Enviado Especial) 07/04/2011Tras varios días ensayando diferentes métodos, los técnicos lograron detenerayer la fuga de agua altamente radiactiva al mar procedente del reactor número2 de la central nuclear de Fukushima, en la costa nororiental de Japón. Pero ellogro apenas supuso un respiro en la peor crisis atómica que vive el mundodesde Chernóbil (Ucrania, 1986). Tokyo Electric Power (Tepco), la compañíaeléctrica propietaria de la planta, advirtió de que el hidrógeno se estáacumulando en los reactores, lo que podría provocar nuevas explosiones,similares a las tres que ocurrieron en el complejo en los primeros días deldesastre y que liberaron grandes cantidades de radiactividad a la atmósfera. Elcomplejo atómico resultó seriamente dañado a causa del terremoto de magnitud9 en la escala de Richter y el tsunami ocurridos el pasado 11 de marzo.Los equipos de emergencia que trabajan desde hace casi un mes para controlarla planta se han enfrentado a nuevos desafíos casi a diario, y ahora temen que elhidrógeno producido en el proceso de fisión pueda reaccionar de forma violentasi entra en contacto con grandes cantidades de oxígeno. Para evitarlo, Tepcoplanea inyectar nitrógeno -un gas inerte, abundante en la naturaleza- en lavasija de contención del reactor, con objeto de desplazar al oxígeno. Pretendíainiciar la operación anoche, comenzando por el reactor número 1, de los seis quetiene la central, ya que es el que registra presiones y temperaturas más altas;para seguir quizás después con los números 2 y 3. "La inyección de nitrógenoestá siendo considerada como precaución", afirmó Hidehiko Nishiyama,portavoz de la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial.La detención de la fuga del agua con altos niveles de radiactividad es un granpaso porque limita la contaminación del océano; pero Yukio Edano, portavozdel Gobierno, advirtió que aún había que comprobar si hay otras filtraciones.
  2. 2. Los niveles de radiactividad en el mar, a 330 metros de la central, cayeron ayer a280 veces el límite legal, frente a más de 4.000 la semana pasada.Pero el problema principal -evitar el escape de radiación a la atmósfera y enfriarlos reactores y estabilizarlos- sigue sin ser resuelto. Este trabajo ha sido frenadopor la existencia de gran cantidad de agua contaminada en la central,procedente del regado de los reactores para evitar que se sobrecalienten. Unproceso que tendrá que continuar hasta que puedan ser puestos en marcha denuevo los sistemas de refrigeración, que quedaron destruidos por el tsunami.Ayer continuó la operación de vertido al mar de 11.500 toneladas de agua -elequivalente a entre cuatro y cinco piscinas olímpicas- con baja radiactividad,comenzada el lunes pasado, para liberar espacio en el que almacenar otramucho más contaminante. El vertido ha provocado la ira de los pescadores de lazona, que han pedido compensaciones por la contaminación del océano. ElGobierno dijo ayer que las habrá. La decisión fue adoptada un día después deimponer por primera vez un límite de radiación al pescado, que será el mismoque se aplica a las verduras, 2.000 becquerel por kilogramo para el yodoradiactivo. La radiación ha sido detectada en algunos peces, lo que ha obligado alas cooperativas de la prefectura de Ibaraki, justo al sur de Fukushima, asuspender las actividades de pesca.Casi un mes después del terremoto, los reactores de Fukushima están lejos deser estabilizados y la crisis se alarga, para inquietud de los japoneses, que no venla luz al final del túnel. Algunos analistas creen que Japón entrará en recesiónen los próximos meses, debido al desastre natural -que, según los últimos datos,causó 12.554 muertos y 15.077 desaparecidos- y la crisis nuclear.Texto 2VerterDAVID TRUEBA 06/04/2011El vertido de agua radiactiva al océano Pacífico en la catástrofe de la central deFukushima es un episodio más de la historia de la humanidad. Tenemos lasuerte de que los libros, las películas y las narraciones épicas las fabricamos loshumanos y no los peces. De ser al contrario nuestra superlativa grandeza no
  3. 3. quedaría tan bien parada. El mar es nuestro cubo de la basura, pero solo porqueaún no hemos encontrado la manera de lanzar a la galaxia nuestros desechos.Como vimos con el vertido de BP, la alarma social también se rige por la nuevaley de tiempos. Todo pasa tan deprisa, que hasta la indignación nos fatiga alcuarto día. Quizá el desecho radiactivo es una de nuestras apuestas másdecididas por la permanencia, al menos la permanencia de nuestra huella sobreel planeta. Puesta en duda la eternidad, lo más longevo que conocemos es labasura radiactiva. No será raro que un entregado romántico le esté susurrandoen la oreja a su amor, en este mismo instante, te querré hasta que Chernóbilvuelva a ser habitable. Cualquier otra promesa es rácana.Funcionamos de una manera digna de estudio. Es tal la sumisión al dinero, quelos bienes económicos cobran prioridad sobre cualquier otro asunto. Se ha vistoen la crisis, las soluciones vienen de lo intocable. Todo lo demás se puedesacrificar. La dependencia energética se suma a una serie de hipotecas queinhabilitan la reacción. El confort es nuestro sueño principal. Por él sacrificamoscualquier otro valor. Huyan de discursos inflamados, nadie quiere límites nirenuncias a lo que de verdad importa. Concedemos, por coherencia, el manejode nuestra vida a esas empresas que deciden lo que es un mal menor. Comoantes te pegaban por tu bien, ahora ellas también toman las decisiones pornuestro bien. Han sustituido a las tiranías militares, a las ocupacionesimperialistas, como una nueva religión. Son los Alejandro Magno de nuestraépoca. Fíjense en que los políticos, en cuanto pasan al retiro, se convierten todosen ecologistas y reformistas concienciados. Lo que habrán visto durante su vidaactiva. Que Berlusconi privatice el Coliseo alumbra su pillería, pero tambiénestán privatizados los océanos, el aire, la estratosfera, con mucho menos ruido.Texto 3Secuelas del cataclismoFukushima no acabará con la tecnología nuclear, pero elevará lasinversiones en seguridad04/04/2011
  4. 4. No se ha conseguido todavía controlar los reactores de la central nuclear deFukushima, gravemente dañada durante el terremoto y tsunami del 11 demarzo. Y siguen emitiendo material radiactivo fuera de los recintos decontención, con una intensidad considerable en las cercanías de la central ymenor en localizaciones más alejadas, aunque preocupantes por su afectación aalimentos y agua potable, además de haber contaminado las aguas marinaspróximas debido al agua utilizada durante todos estos días para refrigerarnúcleos y piscinas de almacenamiento de combustible usado. Los cadáveres dedos operarios, desaparecidos durante los primeros días de la catástrofe,aparecieron el sábado para subrayar la gravedad del accidente.Pero las consecuencias de estos hechos no se limitan a Japón; sus efectos seestán haciendo notar en todo el mundo, en particular en los países con industrianuclear. No parece que estos efectos vayan a acabar con una tecnología que estácontribuyendo de forma significativa al suministro de energía no generada apartir de combustibles fósiles. Si se prescindiese de la energía nuclear, lasrenovables, aún con un fuerte apoyo público, no podrían reducir nuestradependencia de los combustibles fósiles y al tiempo sustituir a la energía nuclearen un horizonte temporal próximo. Pero se iniciará un periodo de reflexiónsobre las condiciones de seguridad y la localización de este tipo de plantas, juntocon la conveniencia de desconectar los reactores que no cumplan condicionesexigentes de seguridad y su sustitución por otros más seguros.Habrá un antes y un después de Fuku-shima. A ese cambio responde lapropuesta del presidente francés, Nicolas Sarkozy, para una conferenciamundial de responsables de instalaciones nucleares para revisar las normas deseguridad en el sentido de hacerlas más rigurosas, y por tanto más costosas, yuniversales. La propuesta y su visita a Japón no son solo gestos de solidaridadcon el pueblo japonés; responden también al interés de Francia en un sector enel que es líder, tanto por el papel que juega en su propio suministro eléctricocomo por su potente industria nuclear.El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) debería tener unapresencia activa en la fijación de estándares técnicos que pudieran (y debieran,a riesgo de sufrir sanciones) ser adoptados por todos los países que apuestenpor esta tecnología

×