SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 43
Descargar para leer sin conexión
1
Derecho Laboral En el NacionalSocialismo
Biblioteca WeltanschauungNS
Libros Para Ser Libres
2
3
Presentamos un texto del Nacional Socialismo alemán sobre los principios básicos del
derecho Laboral. Es fundamental la actualidad de sus bases ideológicas, la noción clara
de servicio a la Comunidad del Trabajo, frente a la concepción de ‘elemento de la
producción’ que el Mercado capitalista asigna al trabajo.
El sentido de Honor en el Trabajo frente al mero interés materialista, el sentido de
Comunidad frente a Clases, la concepción Etica del Trabajo y no sólo mercantil, todo
ello son precisamente las bases que hoy en día son necesarias para un Socialismo
Revolucionario, frente al materialismo tanto del Mercado como del Marxismo.
Estamos orgullosos en luchar por estos valores, y por ellos nos persiguen y prohiben los
poderes de la Usura.
“Desde 1.933 ha habido un tremendo desarrollo en todos los aspectos del Derecho
Laboral. También ha sido reformada la organización del trabajo mediante el Decreto de
Organización del Trabajo (20-I-1934), en conexión con el cual se ha revisado el Decreto
de Magistraturas Laborales y aprobado un decreto de Creación de la Carta del Trabajo
(26-II-1935) que proporciona a las autoridades elementos para la distribución
planificada del trabajo. También se han establecido normas reguladoras de los contratos
laborales. El Decreto de Protección de Salarios del Trabajo Artesano (8-VI-1933) y la
Ley de Trabajo Artesano (23-III-1934) ocupan gran parte de su contenido en proteger al
obrero de bajadas de salarios, pero también permiten prohibir trabajos que comprometan
la vida, salud y moralidad. Se aprobaron también el Decreto de Jornada Laboral (26-
VII-1934) y el Decreto sobre Horas de Trabajo en Panaderías y Reposterías (29-VI-
1936). Se establece como norma general la jornada de ocho horas, debiendo reducir el
tiempo de trabajo en aras de defensa de la salud. En el campo de la protección
encontramos disposiciones sobre trabajo con aire comprimido (29-V-1935), un decreto
sobre alojamientos para trabajadores en edificios de empresa (13-XII-1934) que
establece alojamientos salubres y adecuados para los trabajadores (hombres y mujeres)
en minas de carbón, en faenas con apisonadoras y en la industria del vidrio (12-III-
1933). Además, la regulación del seguro por enfermedad, invalidez y accidente y la
totalidad de la seguridad social se ha reformado para asegurar su funcionamiento y
financiación.
Todas estas normas pueden encuadrarse dentro de la estructura de este campo legal,
pero ofrecer solo sus nombres nada nos dice acerca de la actitud totalmente nueva hacia
el mundo del Derecho Laboral. La legislación anterior se centraba en las asociaciones
de trabajadores, a las que, para lo relativo a conflictos, reconocía como corporaciones
legislativas, dándoles así un espacio dentro del Estado, estas asociaciones están ahora
totalmente al margen de las ideas encarnadas por la Ley de Organización Laboral. La
organización laboral ha supuesto un cambio fundamental. El Estado Nacionalsocialista
no ha pretendido llegar a compromisos con la organización capitalista de la industria y
el trabajo. En lugar de oposición entre Trabajo y Capital, empleado y empleador, la Ley
de Organización Laboral establece la Comunidad de Trabajos, la cual está al servicio de
todo el pueblo. "Para servir a los más altos intereses de la comunidad popular no hay
empleados y empresarios, sino representantes laborales del pueblo" (Hitler, en la
Muestra de Motores de 1935). El trabajo, en cualquiera de sus formas, es el
cumplimiento de un deber para la comunidad, significando el trabajo para cada Alemán
la ejecución de su objeto vital. Así, la disparatada idea de que el trabajo manual está en
4
un plano inferior es definitivamente rechazada. El obrero diestro en la monótona
máquina está cumpliendo una tarea mucho más esencial que el contable en la oficina de
la fábrica, por mucho que éste se llame a sí mismo "trabajador intelectual". El valor de
cada trabajo realizado dentro de la estructura de la Comunidad Popular depende de su
necesidad para la vida de la nación. El sentido del honor social reside en el
cumplimiento de este deber y en la consideración hacia el trabajador. El Honor es la
base de nuestra vida nacional y el más valioso patrimonio de nuestro pueblo. Esto, por
su propia naturaleza, lo incluye todo, penetrando cada esfera de la vida nacional y
siendo su principio básico. Comunidad y Honor están inseparablemente unidos, siendo
por tanto el fundamento de la Comunidad Laboral.
No se considera el trabajo como la simple capacidad física de realizar ciertas tareas,
sino como una actividad valiosa para toda la comunidad. El trabajo, en general, es
trabajo nacional y cada trabajador es sólo un miembro de la Comunidad Popular de
trabajadores, ayudando a cumplir la tarea encomendada al pueblo. Las leyes reguladoras
de la vida nacional también conciben el trabajo como un medio de selección y de
estímulo de las fuerzas espirituales y morales, convirtiéndose así en un elemento
amalgamante de la comunidad. Así, no podemos considerar el trabajo y sus
circunstancias y condiciones, aspectos como seguridad laboral, despidos, vacaciones,
horarios y salarios, simplemente como materia de acuerdos privados que la comunidad
debe aceptar a pesar de lo nocivos que puedan ser. Por el contrario, deben regularse por
ley, ya que conciernen a la totalidad de la comunidad.
El trabajo se desarrolla en cada fábrica o negocio, por tanto, en beneficio del pueblo y el
Estado, afectando su éxito o fracaso al destino de toda la nación, subordinándose la
posición del empresario, como director de su empresa, a esta tarea. Su trabajo en
colaboración con los trabajadores que emplea no se basa en el intercambio de servicios,
sino en el trabajo en común realizado para la nación. La posición del patrono como jefe
no significa, por tanto, que sea amo y señor y pueda hacer lo que le venga en gana, sino
que es responsable de lo que su empresa haga por la comunidad. El participar por igual
en el esfuerzo nacional liga al empresario y sus trabajadores, residiendo la esencia de
esta cooperación en el honor social, cuyo significado está en el cumplimiento del deber
y el respeto por cualquier tipo de trabajo. Contravenir este principio del honor es
infringir el orden de cosas encarnado por el Decreto de Organización del Trabajo.
La forma otorgada a la Comunidad Laboral precisa que ésta se autogobierne, a cuyo
efecto se crea el Consejo de Crédito Mutuo, formado por el patrono y miembros
elegidos por los trabajadores. Su tarea es, sobro todo, asesorar en la elaboración de las
regulaciones laborales, comprobar que se adoptan medidas adecuadas para la protección
contra accidentes y fortalecer la confianza mutua.
El desarrollo de este trabajo está en manos de los Representantes Laborales designados
en cada distrito, aunque no hacen uso de medios coercitivos oficiales para formar las
Comunidades Laborales. Una Comunidad no puede crearse a la fuerza. El
Representante Laboral debe, usando su influencia personal, la educación y el
asesoramiento en lo general y en lo particular, asegurar que la coacción del Estado es,
en general, innecesaria. La actividad del Representante Laboral ha puesto de manifiesto
que, aunque en caso necesario ha utilizado las prerrogativas recibidas de la Ley, ha
soslayado cualquier interferencia seria que entorpezca sus tareas.
Estos representantes son apoyados en su trabajo por el Frente Alemán del Trabajo, que
es la comunidad de todos los trabajadores alemanes, una corporación de autogobierno
social. Como tal, asume las antiguas instituciones sociales de los trabajadores y la
amplía y perfecciona mediante una poderosa organización. Ésta ayuda a sus miembros
mejorando sus condiciones de vida y asistiéndoles en caso de desgracias imprevistas.
5
Puesto que la organización incluye a patronos y empleados puede desarrollar una
notable influencia en las condiciones laborales en cada empresa y en la formación de
Comunidades Laborales de acuerdo con los principios establecidos por los
Representantes Laborales. Si éstos encuentran oposición deliberada y maliciosa a sus
directivas pueden apelar a los Tribunales de Honor Social. El artículo 36 del Decreto de
Organización Laboral recoge una lista exhaustiva de acciones punibles como delitos
contra el honor social. Con la creación de estos tribunales el estado se ha embarcado en
algo totalmente nuevo, confiándoles la elaboración, a través de sus decisiones, de una
ley de trabajo nacional. Las faltas enumeradas en el Decreto son: provecho malicioso
del trabajo, ofensas contra el honor personal, puesta en peligro deliberada de la paz
industrial, infracción de las normas generales emanadas del Representante Laboral, y
violación de secreto comercial por los miembros de los Consejos Laborales. Se asume
que todas estas acciones proceden de una disposición asocial. La aplicación y efectos de
estas normas penales se muestran mejor mediante algunos ejemplos prácticos.
Los Tribunales de Honor han dictado sentencias por provecho malicioso por las
siguientes acciones: pago incorrecto del trabajo violando acuerdos sobre salarios,
retención de haberes, impago de horas extras, trabajo excesivo, alojamiento y comida
inadecuados, denegación de vacaciones e infracción de normas para evitar accidentes.
También se ha dado el caso de un empresario que no permitía a sus trabajadores trabajar
tranquilamente, sino que continuamente los molestaba y los urgía con lenguaje
injurioso. Un empresario fue condenado por ofensas contra el honor por negarse al
ingreso del hijo enfermo de un trabajador en un hospital de una ciudad vecina de
acuerdo con la prescripción médica, alegando desear reservar sus caballos. Su acción no
era un insulto al honor según los parámetros del Código Penal, sino una ofensa contra el
honor de cada miembro de la comunidad obrera. En relación con la alteración de la paz
industrial se han considerado las siguientes infracciones: provocación de disputas
laborales, manifestaciones contra el patrono por cauces incorrectos maliciosamente,
socavar la confianza en la cooperación entre los trabajadores para alterar el correcto
funcionamiento de la empresa. En 1934 se ejercitaron 64 acciones y en 1935 204, de las
que 164 estaban substanciadas al acabar el año.
Las penas que los Tribunales Sociales de Honor pueden imponer son: multa, reprensión
y amonestación. También pueden dictar la separación de un trabajador de su puesto de
trabajo o privar a un empresario de su jefatura en la empresa. Para fijar la pena no sólo
se tiene en cuenta la acción aislada, sino la actitud asocial del infractor. De los 164
casos substanciados, 8 acabaron en absolución, 25 en multas menores de 100 marcos,
45 en multas entre 100 y 499 marcos, 4 entre 500 y 999 marcos y 4 en multas de más de
1.000 marcos. Además se dictaron 21 reprensiones y 19 amonestaciones. Hubo una
sentencia de apartamiento de puesto de trabajo y 9 privando al empresario de sus
funciones directivas en la empresa.
Si una infracción, además de atentar contra el honor social, lo hace directamente contra
la comunidad, el Representante Laboral podrá apelar a los tribunales ordinarios, que
pueden imponer multa o prisión.
En estrecha relación con la organización del trabajo nacional estructurada por el Decreto
de Trabajo Nacional encontramos la distribución planificada del trabajo a través de la
totalidad del país, EL CAMPESINO Y LA TIERRA.
No hay esfera legal que haya sufrido cambios tan sustanciales como la relativa a la
agricultura, a la que antes se dedicaba sólo una reducida parte del Código Civil. Aquí
los cambios han sido más amplios y profundos que los realizados por el Decreto de
Organización Laboral, y se han enfocado a la reorganización y defensa de la clase
campesina como una fuente clave de la potencia nacional, para lo cual se ha creado el
6
Patrimonio Agrícola del Reich. Con igual finalidad se ha reducido generalizadamente el
endeudamiento agrícola y se han protegido contra el embargo las explotaciones
agrícolas; además se ha puesto en marcha un sistema comercial que asegura a la
agricultura un mercado para sus productos a un precio razonable, lo que, a su vez, es
una garantía de que el pueblo alemán será capaz de vivir de lo que produce su propio
suelo. Las regulaciones organizativas y económicas son amplísimas, asumiendo en
muchos casos las funciones antes ejercidas por instituciones privadas para fijar precios.
Pero este aspecto material también se subordina al empeño nacional de mantener y
desarrollar un campesinado próspero, lo que es de primera importancia para el futuro de
la nación. El campesino ligado al suelo que él cultiva es la fuente inagotable del vigor
nacional.
La Ley de Herencia de Fincas Agrícolas es la piedra angular de toda la legislación sobre
agricultura y el fundamento de todas las medidas legales en este campo legal. Arranca
de la idea de que la familia del agricultor está ligada a la tierra a través de su trabajo. La
ley, que mira a la explotación agrícola como una célula viva del organismo popular, no
sólo legisla sobre el suelo, sino sobre todos los que viven de él y crecen en él,
concibiendo los campos, fincas rústicas y ganaderías como unidades naturales en cuyo
centro está el propio campesino, considerando esta unión como permanente. Así, la
explotación agrícola permanece en manos de los descendientes o familiares como
patrimonio de campesinos alemanes libres. Por esto la Ley imposibilita alterar a
voluntad la línea hereditaria, siendo, en general, heredero de la finca el hijo mayor. Las
mujeres heredan sólo cuando no hay varón con la necesaria capacidad para hacerse
cargo de la finca. La situación económica de la propiedad agrícola está asegurada por
prohibiciones de hipotecas y ventas. La propiedad se considera heredable cuando es
capaz de mantener una familia y no excede de 300 acres, siendo esta medida garantía de
que en el futuro se extiendan el mayor número posible de pequeñas y medianas fincas
por todo el país. Tribunales independientes llamados Tribunales de Herencia Agrícola
aseguran el cumplimiento de estas medidas.
La agricultura alemana, además, se ha reorganizado mediante un sistema de
colonización planificada, lo que sirve, sobre todo, para incrementar la densidad de
población en las zonas menos pobladas de Alemania, fortaleciendo esto el apego del
pueblo al suelo cultivado por él y asegurando que este suelo producirá suficiente
alimento para las zonas improductivas necesitadas o las propiedades fragmentadas y de
cultivo no intensivo y constituir nuevas fincas agrícolas y poblaciones en ellas. Cada
finca ha de tener suficiente terreno vinculado a ella para proporcionar medios de vida a
una familia con varios hijos. Se incentiva la variedad en el tamaño de las fincas,
evitando estrictamente la uniformidad. La unidad más estable es aquella que puede ser
regentada por el propietario y su familia y ésta es, por tanto, especialmente favorecida.
Pero también se han dictado normas para obreros agrícolas, puesto que éstos son
necesarios para fincas grandes. También han de establecerse normas de acuerdo con las
condiciones de trabajo locales y las instituciones de uso común (por ejemplo,
cooperativas lecheras).
Pero para colocar la propiedad agrícola en una saludable situación económica ha sido
necesario regular el endeudamiento. El Decreto de 1-VI-1933 permite reducir la deuda a
un nivel de seguridad y asegurar su pago con la producción sin hacer peligrar los
medios de vida del agricultor. Hay dos modos de hacer esto: de una lado, se pueden
reducir las deudas, concediendo el acreedor voluntariamente un aplazamiento, lo que
permite trazar un plan para saldar la deuda; de otro, si es precisa la reducción y el
acreedor no concede el aplazamiento, hay un procedimiento de arreglo obligatorio. La
regulación del endeudamiento intenta liberar a los propietarios de granjas, bosques y
7
cultivos que necesiten alivio de sus deudas de forma que, tras los gastos de
mantenimiento de sus familias, puedan afrontar sus deudas conforme al plan de
liquidación con el producto de sus tierras. El plan para la abolición de la deuda se
suplementa con la protección de la agricultura frente al embargo, de forma que se
previene la confiscación de la propiedad o el embargo de los útiles necesarios para el
funcionamiento de la explotación.
La organización del Patrimonio Agrícola del Reich se basa en la idea de autogobierno
de gremio. El Decreto básico fue promulgado el 13-IX-1933 y un gran número de
normas complementarias aseguran su correcta aplicación. Su finalidad es unir a todos
los ciudadanos alemanes pertenecientes a una misma actividad profesional, incluyendo
agricultores, miembros de asociaciones agrícolas, mayoristas y minoristas de productos
agrícolas, propietarios agrícolas y profesionales de artículos de uso agrícola. El
Patrimonio Agrícola del Reich ha asumido la tarea de instruir a sus miembros en el total
sentido de su responsabilidad hacia el pueblo y de convertirlos en fundamento básico
para el crecimiento y mantenimiento de la nación, concibiendo, aquí también, el honor
social como elemento básico de la comunidad. También se ocupa de sus miembros
desde un punto de vista social y cultural. Desde el Decreto de 8-XII-1933 el Patrimonio
Agrícola del Reich es dirigido por el Jefe Agrícola del Reich, quien tiene un equipo
administrativo a su servicio y es asesorado en toda cuestión de importancia por el
Consejo Agrícola del Reich. El Patrimonio Agrícola del Reich se divide en
Asociaciones Regionales, Asociaciones de Distrito y Asociaciones Locales, de forma
que, a pesar de la organización central, se atiende en cada caso a las condiciones locales.
A través de estas instituciones se desarrolla la autoadministración, en la que cada uno de
sus miembros trabaja de forma honorífica.
Como parte de esta organización profesional, el Patrimonio Agrícola del Reich tiene
encomendado el esquema de mercado, cuyo objetivo es garantizar la producción de
mercancías vitales y proteger al agricultor de la incertidumbre acerca de sí podrá vender
su producción. El esquema de mercado proporciona un mercado permanente y, al
tiempo, asegura el funcionamiento eficaz y económico de las fincas agrícolas, regulando
conforme a su naturaleza y tamaño la utilización de productos agrícolas. Estas medidas
no se aplican exactamente como en una economía planificada, donde órdenes y
prohibiciones dicen al individuo qué tiene y qué no tiene que hacer. Por el contrario, se
hace asumir a cada individuo cuál es el objetivo y se educa a las nuevas generaciones en
el aprecio a sus deberes, con lo que la iniciativa privada no es excluida de ningún
modo”.
PARA UN NACIONALSOCIALISMO LEGAL, ETICO Y SERIO
(Mitos y manías que debemos controlar)
Dice el sabio proverbio que normalmente vemos la paja en el ojo ajeno y no la viga del
propio. En todo caso tratándose del sistema capitalista que nos desgobierna, el
proverbio que deberíamos aplicarnos es que vemos la viga en el ojo ajeno pero no
vemos la paja en nuestro ojo. Si, quizás solo sean manías y errores menores en
comparación con la usura, estafa, degradación, genocidio y brutalidad de la democracia
progresista, pero aun así, solo servimos a la Verdad, y ésta exige que nos limpiemos
también de nuestros errores.
Pero es que además estos errores se han convertido en ‘vigas’ por la propaganda
enemigo, que ha transformado estas manías y mitos que hemos a veces cometido en
8
causa de ilegalización y opinión generalizada sobre el NS, de forma que la estupidez de
algunos ‘nacis’ han fomentado y hecho creibles las acusaciones de los enemigos.
Todos estos temas los hemos tratado ya ampliamente en muchos textos de Bajo La
Tiranía, y seguro que algunos verán repetidos los argumentos y conclusiones, pero
puedo asegurar que no es en vano que los repetimos, esta vez de forma resumida. No es
en balde primero porque no han dejado de existir en muchos esos errores y segundo
porque quizás es bueno verlos juntos, resumidos pero en conjunto.
1- La manía del Judaísmo
El enemigo acusa muchas veces a los ‘nacis’ de un odio irracional, una xenofobia
incurable, contra el judío, y en verdad eso existe, desgraciadamente hay una parte de
razón en esa acusación. Y hablo de un sentimiento ‘irracional’, o sea, no de una
posición política o razonada contra la repugnante actividad del sionismo o de lobbys de
poder para-sionistas, o de prevención ante Israel o el apoyo que el sionismo e Israel
reciben de comunidades judías o grupos económicos controlados por judíos, no, eso es
la parte lógica y raciona, una defensa contra el ataque sionista a nuestros valores y raza.
Pero no es eso ni lo ilegal, ni la base maniática y neurótica que tienen muchos ‘nacis’.
Hay una especie de creencia de que por el mero hecho de ser ‘judío’ ya se es
irremediablemente, matemáticamente, sin más necesidad de análisis, un enemigo o un
ser depravado, sionista... esa manía está basada en tres grandes errores:
a)- El uso de la palabra ‘judío’ en vez de sionista en la literatura NS clásica. La palabra
sionista no existía como de uso normal hasta la postguerra. Antes se hablaba de ‘judíos’
para referirse tanto a su globalidad como a los que eran enemigos o combatían nuestros
valores arios. Cientos de textos de grandes genios han denunciado ‘al judío’, pero la
mayoría de ellos no querían denunciar al pobre judío inocente, de una vida honorable y
sin agresividad alguna a los demás pueblos, que lo hay, al judío honrado que ayuda al
prójimo goim o no.
La extensión de la palabra y la falta de concreción ha llevado a una generalización
absurda completamente, e injusta. Y para colmo ilegal.
b)- La creencia de que la raza implica una forma de ser de manera irremediable y
unidireccional. Barbaridad que es evidente en su falsedad, y para ello basta aplicarla a
nuestra raza. Los arios... tan magníficos, hemos dado personajes repugnantes y de la
peor calaña. De la misma forma el pueblo judío ha dado junto a una gran cantidad de
usureros y miserables, también mucha gente honorable y decente. La base es que la raza
no determina más que una ‘tendencia’, una ‘facilidad’ en las características, no una
forma de vida concreta. Han sido muchos los que han aclarado en el caso judío que su
peor condición es la educación en el medio talmudista, la sinagoga, la influencia
cultural que reciben de unos mandos político-religiosos que llamamos ahora sionistas,
pero no en todos los casos ni siempre esa influencia triunfa o existe.
c)- La falta de trato y convivencia de los camaradas con judíos correctos y decentes... en
realidad de su falta de contacto total con judíos de ningún tipo. Solo leemos
normalmente las noticias que en nuestros ambientes corren sobre tan judío que ha
hecho... ha dicho, ha...., pero no tenemos la visión de los judíos normales que no han
hecho ni dicho, sino que viven muchas veces sin más deseo que una vida normal y
correcta.
En conclusión, sin despreciar ni minimizar el terrible enemigo sionista, hay que sacarse
de encima las manías xenofóbicas y el odio generalizado, entendiendo lo que
combatimos, que no es en absoluto una raza sino aquellos que combaten nuestros
valores, solo a ellos, y nunca se puede generalizar una actitud a un colectivo racial,
donde siempre hay de todo... con más o menos proporción, pero de todo.
9
2- Raza y sus consecuencias:
Ligado al punto anterior, está la excesiva pretensión de que la raza lo es todo, que es
como la otra cara de la mentira oficial de que las razas no existen. Y ni son todo ni son
nada.
Seguramente la insistente estupidez del sistema y su prensa en despreciar la raza hace
que muchos de los NS asuman una excesiva ‘fe’ en la raza como ‘determinante’ total.
La Raza es una variedad de la naturaleza que comporta una serie grande de diferencias
físicas y psicológicas, que dan riqueza a la variedad humana, pero ser de una raza no es
tener un camino marcado. La genética nos marca un margen de posibilidades, de salud,
de capacidades, de comportamiento... pero a medida que tratamos de cualidades más
elevadas, hay una mayor participación del factor educación y entorno. La genética
puede determinar mucho si seres corredores de altura o tendremos una inteligencia
despierta, pero sobre el uso que daremos luego a esa inteligencia ya hay una gran
participación social y educativa que se une a al racial o genética. La genética si que
determina predisposiciones psicológicas importantes pero para colmo dentro de una raza
las distribuciones y posibilidades son enormes, y hay de todo.
Para colmo los que ,como los NS, defendemos la variedad y la riqueza étnica, que
después suframos la estupidez de la xenofobia es aun una contradicción mayor. Nuestra
ideología debe inclinarnos claramente a amar todas las razas, desear su variedad y
respetarla, siendo nuestro enemigo la destrucción racial, el genocidio que el sistema
efectúa contra la variedad.
El que una raza estadísticamente tenga más o menos cualidades de uno u otro tipo, es
algo que se puede estudiar y tener en cuenta, pero no despreciar nada, pues todo forma
parte de la gran naturaleza, y para colmo en cada raza hay individuos de todo tipo de
cualidades, en más o menos grado pero de todo tipo.
La xenofobia es otra de las grande manías ocultas y no declaradas a veces de muchos
NS. Debemos acabar con ella.
3- Comunidad y sentido positivo frente a socialismo económico
El Mito extendido por el sistema de que somos la ultraderecha, aunque sabiendo que es
mentira, ha provocado una reacción muy curiosa en muchos camaradas: la creencia de
que el socialismo es materialismo económico, y su polarización antiderechista hacia
posiciones mentales ‘marxistas’. Para mostrar que no se es derechista se han asimilado
fraseología, mitos, textos y posturas marxistas. Un ejemplo es el apoyo a mitos del
sistema como el de Che Guevara o a confundir socialismo y economía colectivista.
Creo que el problema de base, explicado muchas veces, es que la palabra socialista no
es la más adecuada para comprender nuestra posición ‘socialista’. La palabra es
COMUNIDAD, no tenemos obsesiones de economías dirigidas o comunistizadas, sino
que nuestro socialismo es comunitario, anteponer los intereses de la comunidad a los
privados... a los de los capitalistas, pero también a los de los obreros corruptos o sin
razón. No damos la razón por la clase económica sino por la Justicia. No prohibimos la
propiedad sino su uso injusto, desproporcionado y opresivo. No odiamos al dinero
honradamente ganado sino el poder del dinero sobre la comunidad.
El amor a la comunidad es nuestra base, y no es un tema solo, ni principalmente,
económico, sino global. Amamos la comunidad popular en su entorno, su ecología, su
tradición, su paz y seguridad, ... y su libertad ante la opresión del dinero y los intereses
financieros.
En general: Muchos NS no sienten actualmente el enorme impulso de lo POSITIVO
frente a la CRITICA. Se han olvidado de todo lo positivo que hemos de hacer y por lo
10
que luchamos, y se centran en lo muchos negativo del Sistema. Han olvidado la
COMUNIDAD y se centran en DESTRUIR. Critican todo pero no aman lo bello y lo
sano que aun queda.
Hay más un socialismo de clase que una clase comunitaria de socialismo. Creemos que
hay que destruir la finanza, pero no comprendemos que es para construir una comunidad
sana, no solo para destruir una estructura miserable. Hay que difundir tanto lo que
eliminaremos como lo que construiremos.
4- Arte y cultura frente a activismo ‘político’
Si en algo hemos pecado en BLT es en insistir en la formación humana, cultural y
artística del militante, o con más finura: con la necesidad de ver nuestra Revolución
como algo superior a lo ‘político’, con una dimensión global.
Y sin embargo la realidad es que la mayoría siguen más preocupados por saber si era
judío el que organizó la red de pornografía recién descubierta, por poner un ejemplo,
que en saber algo de Shakespeare o de Wagner en serio. Y si conocen cuadros de
soldados alemanes NS, no se interesan por los cuadros de paisajes y pacíficos
campesinos que formaban la mayor parte del arte NS.
Para colmo la música ruido ha infectado el gusto de muchos camaradas, con solo
añadirla alguna letra ‘patriótica’.
Y sigue pareciendo ‘burgués’ asistir a un concierto o exposición, mientras no lo es ir al
football con una banda de descerebrados a gritar consignas político-deportivas.
El Mito extendido es la ‘cultura’, la realidad es la política más vulgar.
En gran parte este error está basado en el desconocimiento de las fases revolucionarias.
Es evidente que en una fase avanzada de lucha revolucionaria, cuando hay un apoyo
importante popular ganado, cuando la sociedad se tambalea y las posibilidades de
cambio están encima de la mesa, la Política debe asumir su vital importancia y dirigir la
lucha. Pero en las fases no ya pre-revolucionarias, sino de implantación de las Ideas y
de la organización que debe mostrar las ideas, es todo lo contrario.
El ‘activismo’ no es solo político sino global, y no tiene sentido fuera del entorno en el
que es necesario, útil, posible y razonable. Y ahora nuestro activismo debe orientarse a
generar confianza en una alternativa real y posible, mostrar la decadencia y corrupción
del sistema, y ello no es ‘política’ solo, es una visión del mundo global opuesta
radicalmente a la actual.
4- Violencia y radicalidad, realismo político y miedo.
La dicotomía "violentos" vs. "no violentos" no es el nudo gordiano de la cuestión y
constituye un refugio a la verdadera cuestión: cuando es aceptable la violencia y en que
medida.
Los debates hoy en día sobre el uso de la violencia entre los ‘fascistas’ no tienen
sentido, son absurdos, pues lo que debatirse es que se gana hoy con la violencia. Y la
respuesta es nada, excepto problemas y persecución.
La justificación de la violencia no es problema. El sistema democrático ha usado, usa y
usará la violencia siempre que le haga falta, con las excusas inventadas o falsificadas
que necesite, no hay pues problema alguno moral en el uso de la violencia contra el
capitalismo y la hipocresía demoliberal.
En palabras del intelectual iberoamericano José Carlos Mariátegui "La revolución no se
hace, desgraciadamente, con ayunos. Los revolucionarios de todas las latitudes tienen
que elegir entre sufrir la violencia o usarla. Si no se quiere que el espíritu y la
inteligencia estén a órdenes de la fuerza hay que resolverse a poner la fuerza a órdenes
de la inteligencia y del espíritu".
11
El problema pues no es perder tiempo en demostrar que moralmente se podía usar la
violencia contra un sistema corrupto, dominado por el dinero, capaz de todo tipo de
violencia y de agresiones prohibitivas contra el NS. No, ese no es el tema.
Lo que es un Mito y una estupidez entre los NS es creerse que ahora, hoy y aquí, el uso
de la violencia es algo positivo o factible, y que ayuda en algo a nuestra lucha.
Solo un neurótico puede creerse que con la capacidad de violencia que tienen los ‘anti
sistema’ se puede lograr algo contra el poder financiero que domina a los estados
actuales. Por tanto la violencia agresiva es un error, un problema y un desastre para la
lucha NS actual.
Otra cosa es el terrorismo, que es un medio que jamás ha aceptado el
Nacionalsocialismo, ni siquiera en los años 30, y que es un medio ilegítimo de violencia
al ser masiva y no dirigida contra los culpables del problema, o sea injusta.
Y por último hay la violencia gratuita, esa que practican las bandas urbanas, algunas con
esvástica otras con símbolos ácratas o marxistas y todas de una forma idiota, que no se
basa en una táctica o ideas, sino simplemente en la brutalidad e inepcia de sus
practicantes, que igual se pelearían por una cerveza o cualquier otro motivo banal.
La violencia defensiva es perfectamente aceptable pero debe usarse con sumo cuidado
para no ser ‘provocativa’, de forma que en la situación actual (insisto en eso, pues todo
puede cambiar con el tiempo, eso esperamos) lo mejor es evitar todo entorno de
violencia que solo puede acarrear represión, al estar mal preparados (incluso, y
especialmente, los que se creen preparados para ella) y solo acarrear problemas a una
lucha pública. Aun así es inevitable defenderse y hay que hacerlo, pues sino se cae en
un error peor: el miedo y la incapacidad de actuar por puro miedo.
Hoy en día muchos camaradas tienen excesivo miedo, no ya de luchas o violencias, sino
de su propia sombra, de dar un nombre, de asistir, en fin miedo de todo... eso es ya
cobardía, no táctica.
5- Democracias y nuestra ‘dictadura’
No nos gusta la democracia ni siquiera si fuera verdadera, pura y no dominada por el
dinero, cosa por demás imposible.
Si, aunque lograsen tener una democracia no dominada por el dinero y los grupos de
poder ocultos tras la prensa y los medios de masas, utopía nunca lograda, pese a ello el
sistema de voto igualitario a unos partidos es una barbaridad en su concepción. Cada
cual puede votar aquello que conoce y a quien conoce, lo que le afecta y de lo que
entiende, no a partidos lejanos que ni entiende ni conoce, y sobre los que no tiene
control alguno de sus intenciones reales y sus intereses y compromisos posteriores a la
votación.
Pero sin duda el peor problema de la democracia es que no mandan los que son elegidos
sino los que conceden a los partidos los medios necesarios para ser elegidos. O sea la
plutocracia como base real de toda democracia de masas.
Ahora bien, si esta base es clara en el Nacionalsocialismo, el Mito y la Manía es que la
alternativa a la democracia es una gobierno de mando único y supremo, no elegido,
donde el que no concuerde se encontrará con la GESTAPO y el que critique irá a
prisión.
Que esta idea la propague el enemigo me parece lógico, pero que esté en la mente de los
camaradas es ya una deformación que debe ser combatida.
La base del problema es la manía de imitar las formas del NSDAP en 1933 en vez de su
fondo y su base. El NSDAP en 1933 estaba rodeado de enemigos mortales, Stalin entre
ellos, un comunismo feroz y brutal, masas anarquistas y un capitalismo despiadado en
12
muchos paises de occidente. Años de propaganda marxista entre el pueblo, tras una
República de Weimar de masones y sionistas. En ese entorno de implementación de una
Revolución el NS fue exquisitamente poco represivo, si lo comparamos con la
implementación del comunismo o la democracia en el mundo. Pero evidentemente no
fue tampoco ‘liberal’ en su posición. Lo que hemos de entender es que el NS no
prohibió incluso en esas circunstancias la salida del país, ni obligó a la creencia en el
NS o su aceptación externa, bastaba la no oposición externa. Pues bien, en un sistema
NS estable, donde ya se haya superado la eliminación del poder financiero y la
mentalización del capitalismo, el NS propone una libertad amplia de opinión y crítica,
basada en el principio fundamental: todo lo que sea cierto puede decirse aunque no
guste al gobierno. La dictadura y la prohibición de denunciar temas ciertos es contrario
al NS.
Pero en estos momentos actuales, en nuestros grupos NS, lo más grave es lograr que los
camaradas comprendan que es posible disentir, que no hay que creerse infalible ni
pelearse por temas que son opinables y debatibles. He visto demasiadas veces peleas
entre grupos o camaradas por temas que no forman parte de la base doctrinal
imprescindible y que son perfectamente opinables en diferentes puntos de vista, todos
aceptables en el NS. Y sin embrago a veces hay una cierta tendencia a la ‘monolínea’,
como si eso fuera ortodoxia... y no lo es. La ortodoxia NS es ser firmes en unos pocos
principios fundamentales de Valores y Estilo, y dejar amplia libertad de opinión en los
detalles, en las filosofías y las consideraciones que respeten esos valores y estilo
esenciales.
6- España, Nación, Pueblo, Estado, Europa
No se trata aquí de establecer un debate amplio, que se hará en otro BLT, sobre estos
temas, sino en reflejar precisamente las bases en las que no puede haber discusión y
denunciar las manías e histerias que sobre este tema se notan en el ambiente NS y NR.
La única base absoluta del NS es el Valor Pueblo. El NS respeta a los Pueblos, a la
gente, a las etnias, y cree que la base de toda Comunidad es la gente, el Pueblo
coherente y unido.
Por tanto, y Hitler ya lo dijo, la base de una nación es el Pueblo étnicamente y
humanamente visto. No es pues aceptable la dominación de un pueblo por otro, el
colonialismo, el genocidio de pueblos, la imposición del concepto Estado como valor
supremo al de Pueblo, etc...
Una vez respetado este Valor esencia, lo demás es opinable y forma parte de las
estrategias políticas. Hay el realismo político, o sea como llegar a esa realidad popular
sin liarse una guerra mundial, ni atentar a las realidades ya creadas de forma imposible
de manejar. Hay el respeto a hechos ya establecidos que deben manejarse con prudencia
y cariño, no con imposiciones, quizás correctas en lo ideológico, pero hecatómbicas en
lo político. Hay muchas consideraciones geopolíticas que exigen una fuerza suficiente
para combatir centros enemigos y por tanto la inviabilidad de una división en
minipueblos totalmente autónomos, hay la necesidad de evitar ante todo odios y
enfrentamientos entre pueblos.... en fin, hay muchos temas que deben tratarse en cada
caso con realidad y teniendo en cuenta el objetivo final de respeto a los Pueblos. Todo
eso es debatible, y no debe ser objeto de divisiones y odios, mientras quede claro el
Valor esencial como objetivo último, una mundo de Pueblos diversos, respetuosos con
su variedad, anti imperialistas y anti colonialistas, unidos en los Valores esenciales
éticos y respetuosos con sus etnias y variedades.
13
Pero en vez de esto las manías de un nacionalismo chauvinista, una tendencia a
despreciar a otras naciones, a recordar historias pasadas de enfrentamientos debidos a
sistemas nacionalistas, capitalistas y egoístas, en fin, las más absurdas manías de odios
o de opresiones entre pueblos por una parte y de falta de visión realista por otra, hacen
que este tema sea a veces una auténtica barbaridad en los grupos NS. En España es un
ejemplo ver a NS que odian a los vascos o catalanes porque piden su lengua y su
identidad, odian a Inglaterra por las guerras capitalistas de antaño, en fin, que olvidan
toda la base racial y comunitaria del NS por un chauvinismo o centralismo facha que
nada tiene de NS.
7- Religión, espiritualidad, Iglesias....
Si el nacionalismo fascista, centralista e imperialista, es la base de la mitad de las peleas
entre camaradas o grupos, las Iglesias y religiones es la otra mitad.... y el problema es el
mismo, el olvido de los Valores esenciales y el fijarse en los detalles discutibles como si
fueran la base de todo.
El Valor esencial es el apoyo del NS a toda espiritualidad que eleve y dignifique al
Hombre. El NS no es una religión ni una antireligión, pero apoya cualquier religiosidad
que no vaya contra los valores esenciales éticos de nuestra raza.
Las Iglesias están llenas de defectos pero también lo están los grupos NR y NS, ¡a
menudo con muchos más defectos que las Iglesias!.
El NS no obedece a las Iglesias pero no las combate en su esencia sino solo en cuando
aquellas se entrometen en temas políticos que no corresponden a su papel esencial:
propagar la religiosidad y la buena voluntad entre los hombres.
El paganismo es una opción espiritual bien difundida entre muchos camaradas, y que
debe ser totalmente respetada, como debe serlo el camarada que es cristiano. Y sin
embargo ni muchos camaradas cristianos respetan al que es pagano ni muchos paganos
respetan al cristiano.... cosa de locos. En vez de fijarse si ambos defienden los valores
esenciales del NS y en ese caso dejar que cada cual los fundamente con la religión o
creencia que desee, se empeñan en pelearse por los detalles teológicos o particularistas
que son libres de opinar.
Si la Iglesia católica tiene una clara política contraria a nuestros planteamientos
políticos debe ser combatida como organización política, no como Iglesia. O sea,
debemos analizar si una Iglesia defiende en esencia valores negativos o no. La política
concreta que defienda es un tema del momento, que debe ser combatida como una
degradación de esa Iglesia, pero lo importante es conocer si su esencia es positiva o no.
Hitler declaró claramente como positiva la esencia del cristianismo, su papel de amor al
prójimo y de fomento de las virtudes humanas. Por supuesto tuvo que combatir
posiciones políticas de la Iglesia. Esta es nuestra posición esencial.
Y pasa lo mismo con el paganismo. Apoyamos su esencia, hay una gran raiz pagana del
hinduismo arianista, hay un paganismo de origen celta, hay muchas formas positivas de
paganismo, pero podemos disentir de muchos temas externos o concretos de grupos
paganos, que a veces rayan la neurosis o simplemente son extravagantes.
La esencia es lo importante, el apoyo del NS a la espiritualidad de cada pueblo, según su
tradición y particularidades, una religiosidad integrada en las características de cada
pueblo, en su forma de vida y su entorno cultural, su mitología y su forma de ser. Por
eso nos oponemos a importar religiones muy respetables de otros pueblos o razas pero
externas a las raices culturales y vivenciales de nuestro pueblo.
8- Revisionismo: su importancia es la Mentira global, no el hecho en si
Hay dos grandes temas en el Revisionismo:
14
- La defensa de la Verdad histórica, sea cual sea.
- La denuncia de la Mentira sistemática del sistema demo-progresista en todos los
asuntos, incluido el que consideran más ‘sagrado’ y protegido por la represión.
La primera manía que recorre el mundo NS es confundir la defensa de la verdad de la
inexistencia de un plan de exterminio de judíos por parte del NS con la incapacidad para
asumir errores en el tratamiento de las deportaciones y brutalidades cometidas con los
judíos durante la II Guerra Mundial. El revisionismo ha probado sobradamente que no
hubo un plan de exterminio sistemático, ni cámaras de gas, etc... pero no niega la
brutalidad de la deportación, las consecuencias terribles que tuvo para muchos
inocentes, diversas matanzas cometidas, etc...
En general creo que en nuestros medios actuales hay una falta general de sensibilidad
sobre los horrores de la guerra y la deportación. De tanto demostrar mentiras difundidas
por la propaganda sionista hemos olvidado las muchas verdades de tragedias, matanzas,
crímenes, brutalidades y faltas de trato humano que se cometieron, si, por todas partes,
pero por ello también por parte de los alemanes y sus aliados. He indicado muchas
veces que si los sionistas fueran gente honrada, ¡que no lo son!, sería posible un
documento de reconocimiento de todo ello y lamentar juntos los males causados a
inocentes por todos los bandos.
En cambio el gran éxito, el punto esencial actualmente del revisionismo, por el que es
importante su lucha, es demostrar hasta que punto el sistema no solo miente sino que
persigue, reprime y actua increíblemente sobre los que solo pretenden dar una opinión
seria y documentada de un tema histórico.
La represión increíble y brutal, absolutamente demencial, contra el revisionismo nos
muestra la falta libertad democrática y el poder sionista en el mundo actual. Hasta que
punto está dominado el mundo por el poder sionista y hasta que punto es hipócrita la
libertad de expresión cuando se opone al poder real del Sistema.
9- Disciplina y dirección en los grupos NS y NR.
Es curioso, en los grupos NS y NR actuales hay muy poca disciplina pero muchísimas
manías sobre la disciplina y la jerarquía, obediencia, unidireccionalidad, expulsiones y
mando.....
La disciplina es seguir en una organización, seguir su línea táctica, aunque no se esté de
acuerdo con ella, pero si con sus principios básicos. No es indisciplina debatir o disentir
sino incumplir y dividir.
Creo que hay una ‘manía del sargento’ en muchos grupitos, se quieren dirigir como si
fueran un pelotón militar, pero en realidad lo único que hacen es dividirse y pelearse
continuamente.
Los que disienten solo piensan en marcharse del grupo y formar otro aun más pequeño y
de menos valía. Los dirigentes creen que el que se equivoca lo hace a propósito y el que
disiente es un traidor o un enemigo.
La pequeñez de los grupos hace ridículas sus peleas internas, los que se van ‘porque no
se hace nada’ suelen hacer aun menos una vez fuera del grupo que antes dentro del
grupo que ‘no hacía nada’. Los dirigentes confunden dirigir con expulsar, ordenar y
juzgar severamente cualquier fallo... con excepción de los suyos propios.
Dirigir un grupo NS actualmente (insisto, hoy, en otras circunstancias sería distinto)
exige paciencia, aprecio por los camaradas, comprensión infinita por los problemas a los
que se enfrenta una persona por ser NS en este mundo actual, sentido de la realidad y
ser inflexible solo cuando hay mala fe, falta de ética personal, no cuando hay errores o
fallos humanos.
15
10- El Estilo: ¿una mentira en boca de miserables?
La existencia de un Estilo y un comportamiento ético es una constante en casi todos los
grupos o camaradas NS y NR... y la verdad es que tras tanta palabrería no faltan estafas,
corruptos, negocios sucios, faltas de pago, engaños matrimoniales y bastantes bajezas ...
La realidad es que una de las manías es distinguir entre los negocios privados y la vida
política, de forma que hablan de ética y de estilo y luego son mafiosos o llevan una vida
degradada, estafan a camaradas, van tras el dinero, etc...
La vida personal debe ser un reflejo de ese mismo NS que predicamos o sino todo es
una miseria y una falsedad, tan falsa como la del Sistema que predica democracia y
progresismo y vive en el capitalismo y el vicio.
La experiencia nos muestra muchos casos de dirigentes llamados NS, incluso
respetados, que son unos mafiosos y cuyo comportamiento personal es denigrante
cuando se trata de negocios y dinero.
El estilo no es un uniforme ni palabras, sino la vida personal. Un Nacionalsocialista no
tiene una dicotomía entre su vida y su ‘política’, y cuando uno es miserable en su vida
profesional no puede pretender ser útil en lo político.
Pero lo peor es el error de muchos camaradas de ‘aceptar’ como bueno al ‘camarada’
solo por serlo, no por su conducta y persona sino por solo manifestar unas ideas.
En fin, si logramos evitar estas manías, esos errores, lograremos caminar por una senda
distinta a la del Sistema, sino solo seremos una parte mas degradada de la humanidad,
sean cuales sean las ideas que se defiendan por la boca.
WAGNER Y LA OPINION CONTEMPORANEA
Hubo un tiempo ,ya muy lejano, en el que Wagner era considerado como una especie de
malhechor musical digno del desprecio y de la execración de toda persona que se
preciase de tener buen gusto. En esos días felices los aficionados de la ópera silvaban el
Tannhausser, los aficionados denunciaban con indignación en Wagner la ausencia de
melodía y el abuso de las disonancias, la falta de ritmo, la incoherencia en la
composición. Las críticas le acusaban de ser un charlatán muy hábil en confundir al
público, en organizar sensacionales cencerradas donde acudían sólo los bobos y los
snobs. Después, durante los últimos 20 años del siglo XIX, llegó la apoteosis. Wagner
apareció no sólo como el más grandes de los músicos vivos, como un genial creador,
sino como el renovador de todo el Arte, aun más, como el precursor de toda una nueva
cultura, lease una Religión, y sus devotos acudían en masa hacia la Colina sagrada de
Bayreuth para recibir la nueva Revelación. Hoy en día el periodo heroico del
wagnerianismo hace ya tiempo que se agotó: una serie de síntomas claros anuncian una
reacción decidida contra el maestro de Bayreuth. No se trata de que el anti-
wagnerianismo inocentemente doctrinario de otras épocas haya encontrado nuevos
adeptos. El antiwagnerianismo de antes ha desaparecido casi totalmente, apenas se
encuentran aquí y allí algún espécimen aislado en estado fósil. Tampoco se debe a que
hayamos vuelto a los prejuicios nacionalistas que se dirigían contra Wagner al acabar la
guerra de 1870-71 y que provocaron la famosa manifestación contra Lohengrin.
Trataron en vano de hacerlos revivir al acabar la Gran Guerra (La I Guerra Mundial), y
fueron precisamente los combatientes llegados de las trincheras los que manifestaron su
firme resolución de no tolerar que se les impidiese volver a escuchar, si así les parecía,
el Tristan o Parsifal. Tampoco se puede pretender asegurar que el gran público se haya
olvidado de Wagner: sigue siendo aun su favorito. Wagner es seguramente el músico
16
que, hasta el momento, se dirige más directamente a su sensibilidad y hace brotar la más
espontánea emoción. Y entre los mismos músicos, no creo que la admiración por
Wagner haya realmente decrecido ni que se pretenda seriamente el negarle ser, al lado
de Beethoven y de Bach, uno de los grandes héroes de la música alemana y del arte de
todos los tiempos. Es incontestable ,sin embargo, que los jóvenes se han alejado de
Wagner, sobretodo en nuestro país, pero también en Alemania. Son las causas
profundas de esta reacción las que yo quisiera analizar en este texto.
Fue Nietzsche, creo, el primero en haber claramente discernido sobre los límites del
genio de Wagner y los defectos de su arte. Es bien sabido como ,tras haber sido el
discípulo más entusiasta, el amigo más devoto, el apologista más elocuente de Wagner,
tomó conciencia ,precisamente en el momento del triunfo decisivo de la causa
wagneriana, en las famosas representaciones del 'Anillo de los Nibelungos' en Bayreuth
1876, de las profundas divergencias que le separaban de su maestro, como tras una
lucha dolorosa consigo mismo, rompió definitivamente con él, y como, al fin, en 1888
se convirtió en su crítico mas despiadado, su más genial despreciador y denunció con
una pasión trepidante, con un furioso frenesí, el romanticismo adulterado de su maestro
de antaño y el peligro que representaba para la salud artística y moral de Europa. El
célebre panfleto don de Nietzsche condensó finalmente sus ataques ,'El Caso Wagner',
es suficientemente conocido, creo yo, como para que sea superfluo volver a exponer al
lector las ideas esenciales. Me limitaré a constatar que si despoja el pensamiento de
Nietzsche del tono paradoxal y agresivo que se desprede de su pluma, se le ve reducido
a algunos juicios muy simples, que se han convertido actualmente en los lugares
comunes de toda crítica. ¿Que pretende en suma Nietzsche?. Que Wagner está unido a
la tradición romántica. Que, por su comprensión superior del efecto teatral, por sus
aspiraciones religiosas, sus simpatías por un ascetismo místico y vagamente católico,
por su pesimismo resignado, su desconfianza de la pura razón, de la voluntad consciente
y la acción reflexiba, Wagner es el representante máximo y más genial del neo-
romanticismo moderno.
Pero este neo-romanticismo tiene, en gran medida, su base principal en la 'decadencia',
en la degeneración psicológica de la Raza. Dejad aumentar la influencia de Wagner,
dejad ir la evolución de la civilización europea en ese mismo sentido y iremos
inevitablemente en un nihilismo pesimista que tiene por conclusión lógica el nihilismo
práctico, el debilitamiento y la muerte de la civilización europea. Al ideal romántico es
hora de de oponerle el ideal Clásico, a la religión del sufrimiento humano, el culto de la
vida y la voluntad de poder, a Richard Wagner, Bach y Beethoven -o incluso Bizet y
Peter Gast- Sofocles, Racine y Goethe. Esto es lo que pedía Nietzsche cuando declaraba
que era prciso 'mediterranizar la música'.
Estas ideas causaron pronto efecto. No se ha llegado, cierto, a proclamar con el autor de
'El Caso Wagner' que Wagner fuera un 'neurótico', una enfermedad de la que era preciso
curarle lo antes posible. Pero si se ha osado a formular reservas sobre el arte y la
personalidad de Wagner. Se ha dejado de alabar a Wagner como una especie de
Superhombre, como la encarnación misma del Arte integral, y el Drama Musical como
la obra suprema hacia donde iría dirigida toda la evolución del arte europeo. Incluso
wagnerianos fervientes se permiten de constatar un 'contraste' entre Wagner y los
grandes genios clásicos. Así Max Graf, por ejemplo, nos describe al maestro de
Bayreuth como de una naturaleza extremada y inarmónica, dividida entre aspiraciones
contrarias, combatiendo en sucesivas oscilaciones entre un instinto de poder que le
empuja con una violencia elemental a la búsqueda de la felicidad terrestre, a la
conquista de la grandeza mundana, y un instinto religioso que le lanza irresistiblemente
a éxtasis místicos en los que deseaba con un ardor no menos devorador el
17
aniquilamiento, la renuncia, el nirvana, la noche y la muerte. En su alma, el amor
arrebatado a la vida, se alterna con la negación frenética de la voluntad de vivir, y de
todas estas disonancias brotaba un deseo apasionado de felicidad, de paz y harmonía.
Estas terribles crisis habrían producido obras de arte repletas de vida y de vibrantes
emociones. Pero no se debería olvidar que este arte no tiene su fuente ,como en el caso
de los grandes héroes de la cultura alemana, en la plenitud de una personalidad
desbordante de vida, sino en las disonancias grandiosas de una naturaleza dolorosa y
desgarrada. Y esto es, seguramente, una inferioridad.
Los historiadores ,en este tema, coinciden con los críticos de arte. Muy significativo es
el juicio de Lamprecht sobre Wagner y sobre la cultura 'impresionista' de la cual
Wagner es, según él, el representante típico. El célebre historiador estima que la última
fase de la evolución contemporánea no es otra que una especie de 'reinicio' del periodo
primitivo. Entonces, como ahora, parece que el hombre haya vivido básicamente gracias
a la sensibilidad nerviosa, sin haber entonces ,a diferencia del hombre moderno, sido
consciente de su estado nervioso. M. Lamprecht anota numerosos síntomas que harían
este hecho verosímil. Son ,primeramente, las curiosas analogías que se han señalado
entre el arte ornamental primitivo y el estilo moderno, que tienen uno y otro como
característica una predilección por la ornamentación floral estilizada. En poesía así
mismo se constata puntos de contacto entre el periodo primitivo y el nuestro. Se ve
florecer en uno y otro periodo el recital épico dramatizado, el cuento mágico, la poesía
lírica expresando el estado del alma. En moral, está en ambos sitios el culto al héroe, la
coexistencia de tendencias comunistas con un feroz egoismo aristocrático de la 'fiera
rubia'. Asi mismo la divinización de las fuerzas naturales, tal como se observa en el
periodo primitivo, nos recuerda el panteismo tan expandido en los tiempos actuales. En
fin, la noción de la obra de arte integral, tal como la concibe Wagner, no se encuentra
más que en la época primitiva, donde la vieja poesía coral de los Germanos parece haber
realizado perfectamente esta síntesis de la mímica, de la poesía y de la música, de la que
la evolución posterior ha hecho surgir, en el transcurso de los siglos, por una serie de
diferenciaciones sucesivas, las diversas formas especializadas de las artes particulares.
Pero M. Lamprecht no duda en constatar que este retorno a la época primitiva puede ser
un peligro: "La cultura exclusiva de la excitación sensible, indica, es el inicio del fin"; y
añade que nuestra época nos recuerda aveces de forma inquietante los tiempos de la
Roma imperial o la época que precedió en la India ala llegada de Buda. No es, sin
embargo, a un pesimismo descorazonador a donde nos conduce todo esto. Como la
mayor parte de los críticos que han intentado de marcar el camino de la cultura alemana
del siglo XICX, no admite que su decadencia sea inevitable. Según él, lo mismo que el
Germano en el periodo final de la etapa primitiva pudo elevarse de las esferas inferiores
de la vida psíquica, del dominio de la impresión sensible/nerviosa, hacia las capas
superiores, hacia la actividad sentimental y racional, así el Alemán moderno podrá, tras
el viaje de exploración que acaba de realizar a las regiones de la sensación pura, volver
a elevarse de nuevo desde la cultura 'de la vía nerviosa' a una era de clasicismo
filosófico y de racionalismo científico. Solo está claro que Wagner no es el profeta de
los tiempos nuevos. Wagner ha sintetizado, en su drama total, en un conjunto poderoso
todas las creaciones de las épocas fecundas en las que nacieron las religiones, las
cosmologías y los Mitos. Su obra resume la obra de siglos primitivos, sugiere con una
intensidad prodigiosa las energías que han creado la cultura alemana y europea. No es
una anticipación del futuro, no es una visión profética de las fuerzas latentes que
duermen aun inconscientes en el corazón de la Nación y determinan la labor de las
futuras generaciones, sino que con la magia poderosa de sus acentos su obra es el canto
de arpa que acompaña el crepúsculo de los viejos dioses, la agonía de una cultura que
18
toca a su fin. El ideal hacia el que quieren orientarse Lamprecht y los que piensan como
él, no es el del romanticismo wagneriano, ni siquiera el del romanticismo
nietzschesiano, sino el ideal de Goethe, el ideal de la armonía, la medida, la maestría y
la aceptación viril de las realidades de la vida.
Asi el problema wagneriano aparece como un aspecto típico del problema de la cultura
moderna. Wagner ,cuya obra refleja con tan incomparable grandeza la vida emocional
compleja de nuestra época de la sensibilidad, Wagner, por su genio tan profundamente
religioso, su hostilidad contra el intelectualismo, su desden por la 'pequeña razón', por
su pesimismo místico, por su amor hacia todo lo que es inmenso, desmesurado,
primitivo, elemental y también por su comprensión maravillosa del efecto teatral y de la
puesta en escena, se afirma como el representante más genial de este neo-romanticismo
tan expandido en Alemania como en Francia, y cuyas manifestaciones se han
multiplicado en todos los dominios de la vida espiritual, en la filosofía del arte, en las
ciencias históricas o en el las ciencias sociales. ¿Este neo- romanticismo es
perfectamente sincero y sano en todas sus tendencias?. Nadie lo podría afirmar, en todo
caso una reacción muy viva se ha manifestado desde hace tiempo contra sus tendencias
y esta reacción ha tenido su repercusión en la gloria de Wagner. Su arte no es ya para
nuestros contemporáneos 'el arte del futuro' sino el arte de un pasado reciente y del cual
muchos creen que ya es hora de superarlo.
En nuestro país, en Francia muy particularmente, su influencia se ha reducido mucho
entre los principales músicos. Hace 40 años Wagner dominaba la vida artística francesa;
apasionaba a los amantes del arte, era el maestro en el que se miraban todos los
músicos. El wagnerianismo ejercía un verdadero dominio; se veía por todas partes
surgir innumerables copias del Tristan, de la Tetralogía o de Parsifal; se preguntaban si
esta influencia exclusiva no amenazaba con ahogar la originalidad de los artistas. Hoy
en día todo ha cambiado. Nuestro horizonte se ha ampliado considerablemente: hemos
llevado nuestra curiosidad a todas las regiones del mundo musical, nos hemos
apasionado con el misticismo de Franck, del impresionismo y del naturalismo de los
artistas rusos, de la limpieza sobria y elegante de nuestros antiguos maestros franceses;
hemos degustado el folklore musical de Occidente, de Oriente e incluso del Extremo
Oriente. Y hemos finalmente vuelto a ser nosotros mismos. Ni el impresionismo de
Debussy ni el expresionismo contemporáneo debe nada a Wagner. Nos hemos
autopersuadido de que la influencia wagneriana ha sido en el fondo bastante superficial,
sabemos que en entre nuestros artistas auténticamente geniales su influencia no causó
problemas a su originalidad creadora. Nos hemos convencido de que incluso en las
obras donde la imitación de ciertos procedimientos wagnerianos salta a la vista, como
'Fervaal' o 'Saint- Christophe', no eran en su esencia wagnerianos en absoluto. Ya
durante los años que precedieron a la I Guerra Mundial, Wagner había dejado de estar
'de moda'. Debussy lo consideraba 'infectado' de intelectualismo, pensaba que la música
debía renunciar a las pretensiones literarias y filosóficas que la hacían pesada y se
declaraba abiertamente en guerra con la retórica musical, con las construcciones de Leit
Motif, con el ejercicio escolástico de los desarrollos temáticos. Alberic Magnard sabía
perfectamente que estaba 'fuera de su tiempo' y que se exponía a ser considerado un
reaccionario cuando, en el prefacio de su 'Bérénice' proclamaba con fuerza su deuda con
el maestro de Bayreuth y se declaraba su discípulo. Hoy en día es evidente que nuestros
'expresionistas' de vanguardia que se basan en Strawinsky, en Arnold Schoenberg o Erik
Satie, no tienen casi nada en común con Wagner. Estos intelectualistas, apasionados de
la técnica y desdeñosos con los sentimientos, siempre a la búsqueda de sonidos inéditos,
no tienen nada que hacer con el maestro de Bayreuth. Para ellos Wagner les es
profundamente extraño debido a su gusto por lo monumental, por su retórica patética,
19
por sus expresiones líricas, por su sentido de la arquitectura amplia y su romanticismo.
Entre los jóvenes adeptos a la música más avanzada se habla con la más irrespetuosa
ironía del 'ronron' wagneriano o del 'gnangnan' de Cesar Franck. Los dioses de van. La
hora del 'Ocaso de los Dioses' ha sonado para el Wagner de la música moderna.
Me cuido mucho de escandalizarme. Es lógico que tras haber sido durante muchos años
el maestro absoluto, Wagner pertenece actualmente al pasado, donde conserva en todo
caso un lugar eminente en la historia de la música europea. Comprendo pues que los
jóvenes se aparten de Wagner. Yo me limito a desear ,sin embargo, que en un punto
traten de conseguir de Wagner un secreto que éste les ha ocultado:
El arte wagneriano es esencialmente un arte colectivo y social. Wagner ha querido
hablar a las masas, entusiasmar al pueblo. Y lo logró. Su obra ,que ha seducido a las
élites, se ha impuesto también entre el gran público, ha mostrado un poder de difusión
absolutamente extraordinario. Sus dramas musicales pueden rivalizar, en este tema, con
las óperas de éxito como Fausto, Mignon o Rigoletto. Y creo que no es algo indiferente
que esto sea así. El valor artístico de una obra no está, sin duda, en proporción a su
poder de expansión, pero es deseable que una obra de arte pueda conquistar un círculo
de admiradores lo más extenso posible. Pues es absolutamente cierto que hay en
nuestros días un divorcio absoluto entre el arte de las masas y el arte de los artistas. El
público artístico que se interesa en las experiencias de nuestra 'tendencias actuales' es
demasiado restringido para llenar permanentemente las salas de los Teatros. Y como por
otra parte el gran público no quiere saber nada de las experiencias de los innovadores,
resulta que las piezas de un cierto interés, que representan un esfuerzo artístico
considerable, que han sido acogidas positivamente por la crítica y el público elitista,
desaparecen de la cartelera tras unas pocas representaciones. Muy raras son las obras
que alcanzan un público extenso. Incluso 'Pellas' no es popular, y no ha franqueado
hasta hace muy poco las 100 representaciones. 'Arianne' y 'Barbe-Bleue' que es también
,sin duda, una obra de alta calidad, tiene muchos problemas para mantenerse de tiempo
en tiempo en cartelera por algunas pocas representaciones. Lo mismo puede decirse de
la deliciosa obra maestra de Ravel, 'Heure espagnole'. Y que decir de 'Bérénice' de
Magnard, de 'Pays' de Ropartz, de 'Scémo' de Bachelet, etc...!
¿Este divorcio entre el teatro artístico y el teatro popular se debe únicamente a la
necedad incurable de nuestro público operístico?. No puedo menos que preguntarme si
no hay también una parte de culpa de los artistas. ¿No tendrán éstos una tendencia a
complacerse en un refinamiento, en el ensayo técnico, en un modernismo agudo o en un
arcaicismo desconcertante?. ¿No son a menudo ingeniosos, elegantes, aveces exquisitos,
pero diminutos?. ¿No han complicado a placer su lenguaje, refinando en exceso sus
combinaciones armónicas y su colorido instrumental?. ¿No se arriesgan ,siguiendo esta
vía, a crear obras cerradas, muy nobles posiblemente, como los sonetos de Mallarmé,
pero que están condenadas por su naturaleza misma a no tener difusión alguna?.
Artistas geniales sin duda alguna han logrado entender el secreto de escribir a la vez
para los delicados y para las masas.
Sería imprudente por parte de nuestros músicos el confinarse en un excesivo desdén
hacia la gente normal. La grave pregunta que les agobia actualmente es saber si su obra
posee suficiente vigor elemental, suficiente humanidad verdadera, para conquistar
finalmente también al gran público - o si están destinados a quedar, como el arte de
tantos de nuestros líricos de ayer y hoy, sólo como un arte de virtuosos, de especialistas
refinados, cuya actividad no sale de un círculo restringido. Me pregunto si, a este
respecto, nuestros jóvenes músicos no tendrían necesidad aún de algunos consejos de un
Wagner. El arte de Bayreuth es en efecto auténticamente monumental, hecho para
20
imponerse no sólo a un círculo de personas delicadas o una pequeña capilla de
iniciados, sino a una colectividad extensa.
Si a nuestros impresionistas o expresionistas actuales les pudiera Wagner comunicar
algo de su fuerza, de su masividad, no tendríamos ,creo, nada que perder. Su ejemplo no
hace mucho nos ayudó a sacudirnos de la torpeza musical en la que estabamos
hundidos, a reencontrar el sentido del gran arte, él nos ha enseñado un lenguaje capaz de
encantar a los artistas. La regeneración de la música francesa es un hecho realizado,
pero queda por desear que nuestros músicos aprendan a entusiasmar a la masa de la
misma forma que han seducido a la élite. A este respecto Wagner queda aun para ellos
como un modelo inalcanzado y cuya lección puede hoy en día ser saludable.
Henri Lichtenberguer
AMAR LA NATURALEZA
Por J. M.
Cuando en Cedade empezamos con nuestro mensaje ecológico, quedaron sorprendidos
propios y extraños. Eso de defender la naturaleza y los animales era cosa de viejecitas
sentimentales que albergaban en sus domicilios a tres perros y cinco gatos, todos ellos
recogidos en lamentable estado de su vagabundear por las calles. Nosotros no
hablábamos de ecología porque la palabra todavía no se había puesto de moda y además
nunca la habríamos elegido, suena demasiado científica y lo que nos movía a nosotros
era algo anímico, mucho más cercano al sentimiento que a la reflexión. En aquella
época únicamente el partido nacionalsocialista Nordiska Risk Partit de Noruega incluía
la protección a los animales en su programa. Con el paso del tiempo el ecologismo ha
ido ganando adeptos y todo ello ha contribuido a mejorar el conocimiento que se tiene
del mundo natural y a valorar los pocos territorios salvajes que todavía quedan en el
mundo, sin embargo era difícil que un mundo cada vez más materialista no intentara
instrumentar el ecologismo hacia facetas comerciales y así surgieron los “deportes de
aventura", "el turismo de aventura”, el campo inagotable de los documentales de la
naturaleza hechos casi siempre por personas que no la aman y que consecuentemente no
saben ver su parte más hermosa y también toda una serie de argumentos utilitarios para
defender el mundo natural, y aunque Europa había cercenado sus bosques hasta
reducirlos cada vez más, aunque en España se explicaba aquello de que en el pasado un
mono podía ir de árbol en árbol de un lado al otro del país (ya será menos!), lo cierto es
que los mismos que talaron sin piedad sus bosques intentan impedir que los brasileños,
por ejemplo, hagan lo propio. Ahora se argumenta que se trata del pulmón del mundo,
pero nadie está dispuesto a pagar por ese pulmón, todos se limitan a intentar que el
Gobierno Brasileño renuncie a unas ganancias a las que los europeos nunca han
renunciado. Pero eso es desviarse del tema.
El ecologismo ha significado un avance hacia la comprensión de la naturaleza, pero el
resultado práctico, real, el paso que lleva de la comprensión al amor por ella, todavía no
se ha dado o sólo circunstancialmente ha tenido lugar. Hay mucha gente que vive de la
ecología o del inmenso campo relacionado con los espacios vírgenes Hoy en España,
hay carreras universitarias o especialidades académicas tales como ciencias del medio
ambiente, ciencias marinas, estudios de impacto y auditorías ambientales, conservación
de la naturaleza y gestión de recursos naturales, técnicos en medio ambiente, asesores
en gestión ambiental, expertos en contaminación marina, conservadores de parques
nacionales... Pero... ¿aman esas personas a la naturaleza?
21
Lo cierto es que el camino acaba de empezar. La defensa de la naturaleza es más un
tópico que un hecho. Como sea que se ha promocionado desde tan diversos ángulos,
hay mucha gente jóvenes especialmente que se interesan por el tema, pero de una
manera demasiado fría y especulativa. Dentro de la Iglesia Católica, por ejemplo, nunca,
ni una sola vez en toda mi vida, he oído que se pidiera por los animales o por la
naturaleza. Cada domingo se reza por políticos, religiosos, trabajadores, enfermos,
viejos, hombres, niños, mujeres, negros, amarillos, parientes, amigos, forasteros... Cada
misa incluye una serie de peticiones por todo tipo de personas, pero nunca, ni una vez,
se ha pedido por los animales, como en la hermosa oración que incluimos, al final. Y
tampoco en el ámbito nacionalsocialista ni en los otros evidentemente , las cosas son
mejores. Desde 1945 hasta hoy se han editado miles de libros en todo el mundo
analizando los aspectos más anecdóticos del nacionalsocialismo, han aparecido libros
que analizaban una determinada compañía de una determinada división, otros que
estudiaban las hebillas de los uniformes del III Reich, y otros, más trascendentes, que se
ocupaban del revisionismo, de la economía, del derecho, el arte... pero el tema de
naturaleza y la protección de los animales no ha merecido estudios profundos y eso en
una época como la actual en la que estos temas están de moda. La lucha sorda iniciada
por Cedade sigue sin resolverse. Los alcaldes de nuestras ciudades, los responsables de
los gobiernos regionales, los ministros del gobierno, todos se manifestarán
reiteradamente partidarios de proteger la naturaleza o incluso firmarán tratados para
evitar la pesca de ballenas o focas, pero en el terreno nacional nada dirán o si dicen
algo será para apoyar las corridas de toros. Tampoco hablarán de palomas, cotorras
(que ahora son un problema en Barcelona), gorriones, golondrinas, gatos, perros... La
labor de todos los organismos oficiales frente a los problemas reales de los animales
consiste en matar. Los ayuntamientos matan perros y gatos abandonados, matan
masivamente palomas o cotorras, multan a los ciudadanos que dan de comer a los
pájaros, se prohibe a los perros que entren en los parques o se les obliga a ir atados. No
se hace nunca ninguna ley realmente a favor de la naturaleza, en el mejor de los casos se
hacen leyes limitando el maltrato a animales o medios naturales, es decir, no se organiza
ni siquiera el complejo mundo natural de las grandes ciudades, destinando espacios a
animales domésticos, alimentando a los animales no dañinos que viven entre nosotros.
Lo más que se hace es restringir determinadas crueldades que hasta determinada fecha
eran válidas, pero sin que las penas impuestas puedan efectivamente inducir a no
cometerías. Nada se dice sobre el gran problema de la industria alimentaria, ese diario
baño de sangre, como decía Wagner, que se repite incesantemente día tras día mes tras
mes, año tras año. Espectáculo lúgubre, siniestro, de sangre y cadáveres, con ese hedor
característico de la muerte que se percibe en los mataderos, con el sufrimiento de los
animales que ven aproximarse su sangriento fin, que tiemblan, que sufren ante la muerte
fría o inexorable que les espera por parte del buen padre de familia que esgrimiendo un
cuchillo cercena los cuellos de los animales mientras le explica a su compañero que su
hija va a hacer la primera comunión el domingo, o que su equipo preferido hizo un buen
partido.
Todas las leyes que de alguna manera protegen la naturaleza y los animales, o tienen un
fin utilitario o soslayan los temas que puedan afectar al mundo económico del país. El
más el ideal de los gobiernos actuales lo más que hará es diseñar un artefacto nue¬vo
que cause la muerte de los animales en menor tiempo, pero nunca hará una ley que
encarezca sensiblemente los alimentos a cambio de una humanidad en el trato. Los
siniestros mataderos seguirán siendo salas de muerte ante la que se agolpan y
apelotonan las inocentes víctimas que serán sacrificadas sin miramientos, cogiéndolas
de un pata o de una oreja. La mínima humanización de la industria alimentaría
22
supondría triplicar el costo de los alimentos, pues, desde el principio del proceso, al no
poder tener hacinados a los animales en estrechos habitáculos, el tener que alimentados
decorosamente, el tener que transportarlos de manera holgada y el sacrificarlos de
manera que no perciban su camino al sacrifico, supondría la voluntad de la población de
pagar más, mucho más, por lo mismo. No para obtener una carne de más calidad, no
para conseguir un alimento más nutritivo, sino para humanizar la crueldad del "diario
baño de sangre”.
Evidentemente el vegetarianismo que Cedade propugnó, el que asumieron varios de sus
dirigentes teniendo como ejemplo al Inmortal Maestro Richard Wagner y al Führer
Adolf Hitler, era la auténtica solución al problema. Pero aún ahora los auténticos
amantes de los animales y de la naturaleza son presentados como una secta. Un partido
político en el cual la mayoría de miembros fuesen vegetarianos aparecería como tal, de
la misma manera que cuando se organiza una manifestación contra las corridas de toros,
siempre se apuntan a ella cuadro chiflados vociferantes a veces los miembros de esa
secta oriental que van disfrazados de bombona de butano tocando sus platillos para
ahuyentar a las personas cabales que piensan que se trata de un grupo de excéntricos y
eso pese a que las corridas de toros son el espectáculo más vergonzoso, salvaje,
denigrante y cruel que existe en el mundo, pues por más que se diga que en países del
tercer mundo se cometen bárbaras crueldades, aunque se diga que en Inglaterra la caza
del zorro es algo también monstruoso, la verdad es que el único espectáculo bárbaro e
inhumano que uno puede ver por la televisión a todas horas, son las corridas. Puedes
poner la televisión para ver una película o un concierto e inesperadamente aparece en
escena un toro chorreando sangre por la boca, o un jinete clavando su pica en el toro en
una alarde de salvajismo inútil y bárbaro. Véase el espectáculo con frialdad y se
comprobará la deplorable criminalidad de la corrida y especialmente del picador.
Vemos una persona sobre un caballo clavando su pica, apretando contra el toro y el
toro contra el caballo. Y a eso se reduce el espectáculo, a hacer daño, a herir, producir
dolor, a verter sangre, para el disfrute de unos cuantos miles de personas insensibles,
inhumanas que no sólo no se conmueven con el dolor de un animal y con su muerte
después de una cruel tortura, sino que se complacen en ello y discuten si la banderilla se
la clavaron al animal donde y como debían, o si la espada entró por el lugar exacto y
salió por el costado del animal, demostrando la poca pericia del santo cielo, vaya
nombre! "matador”.
La insensibilidad de los toreros queda patente por un único caso conocido de
arrepentimiento. Antonio Giráldez Ponce (*), nacido en Sevilla, fue llevado al toreo de
manera casi involuntaria. Pero cuando fue a torear a Dos Hermanas, se dio cuenta del
error "Allí, según refirió, se dio cuenta de que los becerretes embestían por jugar, y,
cuando sentían el daño atroz de las banderillas, diriase que lloraban como niños. Su
compañero de lidia recibió ¡dos avisos! y el toro murió, por fin, al onceavo pinchazo. Al
ver el sufrimiento de la bestia y antes de que volviese a sonar el clarín, se negó a torear.
Le impusieron una multa y ya no volvió a vestir el traje de luces. Posteriormente, y
según parece de manera totalmente injusta, fue enviado a la cárcel por una reyerta
callejera. En una entrevista publicada en el semanario "Crónica`, decía: "Huyo de los
hombres, porque son todos muy falsos; luego de dar de comer a mis palomas y a mis
perros, mi placer mayor consiste en estar en compañía de mis gatitos. A veces me meto
en el cuarto de limpieza, donde ellos se refugian, y permanezco por espacio de unas
horas, teniéndolos en brazos, viendo como corretean, como la madre juega con sus hijos
y los hijos con la madre. Tal vez le parecerá ridículo todo esto; pero, en verdad le digo
que, cuando estoy con mis pequeños felinos, soy tan feliz que ni siquiera me acuerdo de
que me hallo en presidio. Los hombres no me causaron más que disgustos; me obligaron
23
a reñir, me encarcelaron... Pero eso me aparto de ellos y busco la compañía de estos
tiernos seres en los que no hay falacia, y sí nobleza y lealtad".
Esta historia demuestra que a cualquier edad y en cualquier circunstancia es posible
cambiar, es posible ver la cosas de otra manera. Hay muchas personas que se obstinan
en "no dar el brazo a torcer”, aunque en muchas ocasiones obraban mal por no haber
reparado nunca en ello. También en la caza tenemos muchos ejemplos, como el del
escritor Ivan Turghenlev que su primera incursión en el mundo de la caza le descubrió
su auténtica manera de ser. Nunca más quiso ser cazador. La vida es para mí más
hermosa que la muerte y puesto que no puedo dar la vida no la quito. Todos somos
educados en el diario baño de sangre, en la exaltación de la caza y la pesca o de las
corridas de toros, pero todos podemos en un momento u otro recapacitar y al menos si
seguimos firmes en nuestras actitudes sanguinarias, que esa por haberlo meditado antes
y no por simple desidia y costumbre, aunque advirtiendo previamente que el cazador,
insensible al dolor y a la muerte, suele ser con frecuencia protagonista de actos
violentos, utilizando con frecuencia su arma de caza tan fácilmente legalizable. Tal
como me ha hecho ver recientemente un buen amigo, cada vez que un “loco" se lía a
tiros con todo el mundo, eso sirve como argumento contra la legalización de las armas
de fuego, pero casi invariablemente el protagonista no es otro que algún cazador
habituado por su afición a causar la muerte con absoluta indiferencia.
Hace años una buena amiga y camarada, con la que coincidía tanto en lo político como
en lo religioso, me planteó sus dudas sobre la actitud que ambos teníamos ante la
naturaleza. Una agrupación religiosa católica de carácter derechista le había insistido en
que la naturaleza ha sido puesta por Dios para servir al hombre y que consecuentemente
podía servirse de ella. Le escribí hace cinco años las líneas que siguen, que prefiero
transcribir textuales que redactarlas de nuevo para incluirías en el artículo, pues fueron
escritas inmerso en el más profundo sentimiento del mundo natural:
“ ...No es lógico que sientas compasión por un conejo o una gallina y luches contra ese
sentimiento para elaborar una complicada teoría que justifique a los que no sienten
como tu. Seré claro y radical: es falso que la naturaleza haya sido puesta por Dios para
servir al hombre. No sólo es falso según toda mi íntima convicción, sino que además
sería monstruoso. Volveríamos a las polémicas en Cedade entre Nietzsche y Wagner. El
fuerte debe servir al débil o servirse de él. La naturaleza no está para servirnos sino para
que la sirvamos. Hemos sido creados a imagen de Dios y los animales son como
nosotros para Dios y según los tratemos seremos tratados. Dios nos da su amor y
nosotros lo tenemos que dar a los seres que se hallan por debajo nuestro, a aquellos que
han tenido menos suerte en la creación. El hombre debe distribuir amor entre la
naturaleza y sus habitantes, y no sólo entre los pocos que nos rodean. También con los
negros, o incluso con los judíos y así con todos los seres vivos... A través de nuestro
deber con la naturaleza nosotros podemos sentirnos creados a la imagen y semejanza de
Dios. Hacer el bien no es tan sencillo, pues a veces podemos beneficiar a unos
perjudicando a otros. Precisamente en la labor de protección del hombre a la naturaleza
es donde podemos encontrar explicación a esas “injusticias divinas”, de buenas personas
con mala salud, de golfos empedernidos gozando de felicidad y prosperidad. Proteger y
custodiar la naturaleza nos hace ver los grandes problemas de equidad, los grandes
sufrimientos que no pode¬mos aliviar, nuestra pequeñez insignificante. Dar nuestro
amor una persona puede tener una contrapartida en ese mismo amor o en
agradecimiento, en amistad o incluso en simples favores, pero amar a la naturaleza y a
los animales, es amor puro, es amor sin contrapartida, es el amor en su más sublime
expresión, pero esto nada tiene que ver con los “Verdes” o esos neocologistas de tras al
cuarto que nos imaginamos sin ninguna ética, fumando porros o viviendo hacinados.
24
Esa auténtica prostitución de la idea pura de la naturaleza, no puede hacemos perder la
perspectiva auténtica de nuestra misión con ella. Olvidémonos de toda esa gente que no
para de hablar de la naturaleza, y hablarnos directamente con ella, procuremos respetar
cada animal, cada planta, cada árbol, y veremos lo difícil que ello resulta, el daño que
nos vemos obligados a hacer pese a querer evitarlo. Todo ello nos da la idea de nuestra
misión, de nuestra responsabilidad, para con todo lo que nos rodea, para con las
personas a las que muchas veces hacemos daños sin darnos cuenta, porque pensamos
demasiado, a veces exclusivamente, en nosotros. Y esto naturalmente nada tiene que ver
con un sentido panteísta. ¡No saquemos las cosas de su sitio! La naturaleza no es Dios.
sino su más bella y grande obra. ¿Quién nos lo puede explicar de manera clara? Pues...
“Parsifal”: ¡Qué hermoso me parece hoy todo el valle! He encontrado flores
maravillosas que se elevan hasta mi cabeza; nunca había visto yo flores y tallos tan
hermosos y tiernos; nunca ha exhalado todo lo que me rodea perfume tan suave; nunca
me habló la naturaleza un mensaje tan íntimamente amoroso.
Gurnemaz: ¡Son los encantos del Viernes Santo!
Parsifal: ¡Oh día de suprema congoja! ¿No debiera en este día entristecerse y llorar,
todo lo que florece, todo lo que respira, todo lo que vive y todo lo que renace?
Gurnemanz: ¡Ya ves que no es así! Las lágrimas del arrepentimiento del pecador, se han
convertido hoy en sagrado rocío que riega el prado y el valle. Todas las criaturas se
regocijan de haber encontrado el benéfico vestigio del Salvador y le consagran su
plegaria No pudiéndole ver a él mismo en la cruz contemplan al hombre redimido; ese
se encuentra libre de angustia y de los horrores del pecado, puro y salvado, gracias al
sacrificio amoroso de Dios: los mismas plantas y flores del valle participan de este
beneficio, porque hoy el hombre no las aplasta a su paso, las respeta piadosamente,
deslizándose con suavidad sobre ellas , de igual modo que Dios, con su celeste
paciencia, se apiadó de él y por él padeció.
He ahí la más bella oración que, acompañada de la más sublime música es capaz de
hacemos entender en unos momentos, a través del sentimiento, lo que quizás nunca
alcanzaríamos a través de la reflexión. El sentido no puede ser más bello, ni más cierto.
Dios se apiadó de nosotros y murió en la cruz, nosotros hemos de apiadarnos de las
flores, de los animales, de la naturaleza. Léete de nuevo (la oración de nuestro amigo
tirolés la publicamos al final del presente articulo). No puede ser que no te conmuevas
hasta lo más hondo. Esta oración la escribió el autor para personas como tú. Es un
mensaje de su corazón al tuyo, y no puedo comprender que no recorra tu cuerpo un
escalofrío al leer la devoción de un hombre que ha sabido transmitir amor hacia la
naturaleza de una manera que, sorprendentemente nadie utiliza, a través de la oración".
Lo malo es que no podemos sistematizar de manera racional lo que debe hacerse para
amar a la naturaleza. Lo único que podemos hacer es puntualizar los aspectos negativos,
podemos reglamentar lo que no debe hacerse (corridas, “diario baño de sangre”, caza,
pesca, fiestas sangrientas...), pero es mucho más difícil reglamentar lo positivo, pues
ello supondría tanto como intentar legislar el sentimiento y esto no sólo está fuera de
nuestro alcance, sino del alcance de cualquier legislación, pues aunque el mal pueda
prohibirse, sin contar con los sentimientos de los delincuentes que no son capaces de
considerar que aquello es malo, mucho más difícil es concretar lo que significa hacer el
bien, ¿como podemos describir los sentimientos? Cada cual "sentirá” profundamente de
una manera diferente y tal como decía, creo que era Kant, a aquella persona que se le
debe explicar lo que es la moral, ya no hace falta explicárselo. Incluso hay quien dice
inclino por creer que los que tal dicen, no tienen sentimientos o tienen otro tipo de
sentimientos. He tenido la experiencia de una persona que al ver un pájaro herido lo ha
matado sin ningún remordimiento y con total frialdad pero exclusivamente para evitarle
25
sufrimientos. Yo no habría sido capaz de matarlo, aunque pensara que era lo mejor para
él. ¿Quién ama más a la naturaleza? Normalmente el estudio del mundo natural nos
sugiere muchas preguntas y muy pocas respuestas.
Otro ejemplo muy representativo para saber actuar en la vida es la anécdota referida por
un buen amigo que en una ocasión se hallaba en un vagón de tren donde se permitía
fumar y entraron unos jóvenes fumando porros. Una persona de edad les increpó por
ello y se entabló una violenta discusión. Mi amigo, que en aquella época se hallaba en
un cuerpo de policía, pensó en actuar para evitar que la cosa fue a más, pero al intentar
levantarse se dio cuenta de que la ley estaba con los drogadictos. En el vagón se podía
fumar y fumar droga no está prohibido, fuego si él decidía actuar tenía que hacerlo
contra el anciano y prefirió abstenerse, creándole graves problemas de conciencia pues
si bien él estaba de parte de la persona mayor que había protestado, como agente de la
ley tenía que proteger a los drogadictos.
Con este ejemplo queda manifiesta la diferencia entre legalidad y moralidad. Todos los
presentes en el vagón estaban de parte de la persona mayor, pero la ley estaba de parte
de los otros. Se puede obligar a cumplir la ley, pero lo difícil es lograr que se sienta, que
nos sintamos identificados con ella. He ahí el gran problema. Y eso es lo que nos ocurre
cuando debemos dar consejos de como vivir de acuerdo con la naturaleza. Creo
sinceramente que no hay normas, cada cual debe asumir sus sentimientos y actuar en
consecuencia. Nosotros no podemos vivir como animales porque no somos animales,
tampoco podemos pretender que los animales que nos rodean vivan como personas,
porque tampoco lo son. Ni podemos reglamentar la naturaleza como si fuera un jardín
versallesco ni siquiera deberían existir los jardines versallescos . No podemos vivir al
margen de la naturaleza, pero tampoco podemos interferir en ella constantemente.
Debemos buscar un equilibrio. No podemos caer en el error muy común hoy día de
"dejar que la naturaleza siga su curso”. Una joven me comentaba hace poco que en su
casa tienen perros, gatos, gallinas, pájaros, caballos, y que dejan libertad a la naturaleza,
los perros matan a los gatos, los gatos se comen a los pájaros, los caballos cocean a los
perros... pero las gallinas están protegidas de perros, gatos y caballos y allí sólo entran
cuchillo en mano los dueños. Es un error dejar que la naturaleza siga su curso y
esforzarse en aceptar las crueldades sin remediarlas. En Alemania se celebran unas
fiestas de caza con caballos, jinetes tocando vibrantes sonidos con trompas de caza,
multitud de perros que acuden a las diversas llamadas. Toda la ceremonia de la cacería y
al final los hambrientos perros, después de correr como locos toda la mañana,
encuentran un “premio de supermercado" como decían concretamente los
organizadores. Se mantenía la belleza plástica, pero se rehuiría la sangre.
Creo que no hay que esforzarse en encontrar LA manera de convivir con la naturaleza.
Hay que dejarse llevar por nuestros sentimientos e intentar mitigar en la medida e
nuestras posibilidades el dolor de animales y plantas.
El famoso escalador Reinhold Messner escribía: "Sólo lograremos defender la Antártida
si comprendemos toda su belleza. El valor real de este continente todavía virgen para la
humanidad no puede ser estimado en dólares. Sólo puede valorarse por la calidad que su
indómita naturaleza ofrece, que, por su propia forma de ser, es pacifica, infinita y
hermosa: mi profesión consiste en conocer profundamente esta naturaleza salvaje.
Desde hace tres décadas, éste es mi objetivo, una meta que persigo con entusiasmo, sí,
incluso obsesivamente. Todo aquel que me escuche sabrá lo mucho que respeto la
naturaleza salvaje, sabrá también de mis preocupaciones por las últimas reservas de la
Tierra. Nada de descubrimientos, ni de récords, ni de triunfos. No soy un conquistador,
no soy ningún geógrafo. Sólo soy una persona que se adapta perfectamente a la
naturaleza...”.
26
Todo este razonamiento nos puede parecer muy acertado y sugestivo, pero es difícil
creer que una persona que se empeñó en ser el primero en hacerse los 14 ochomiles de
la tierra no quisiera saber nada de récords. Messner efectivamente ha vivido y viajado
por los lugares más inhóspitos de la tierra, pero en la mayoría de esos lugares no hay
naturaleza, no hay árboles, plantas, animales... solo hay roca y hielo. En esos lugares
sólo se puede sobrevivir con provisiones de "supermercado". Eso no tiene nada o muy
poco que ver con la naturaleza. De lo que Messner no se ha dado cuenta es de que
cuando vive más íntimamente unido a la naturaleza es cuando no está de "aventura”, por
esos mundos, sino cuando vive en su castillo en ruinas del Tirol, con su agricultura
biológica, rodeado de campesinos que también forman parte de la naturaleza , en
medio de bosques y montañas, con animales y plantas, con flores y bosques de hayas y
abetos, con nieve y hielo durante el invierno y con un desbordante mundo de colorido y
mil fragancias en la primavera.
Las gestas de Messner son en parte las de cualquier deportista de elite, que sufre
esfuerzos físicos que la mayoría no podían soportar, pero la aventura está muy
disminuida por la técnica cuando con un aparatito del tamaño de un puño puedes saber
tu posición exacta en cualquier lugar del planeta el descubrimiento ya no es posible.
¿Qué habría sido Messner en el siglo XX? Messner vive de sus aventuras, y nos parece
muy bien, pero nada más. Si no las realizase no podría hacer la siguiente y esas hazañas
quedarían reservadas, como en el pasado, a gente adinerada. Lo que hace Messner y
tantos otros, unos con más ética que otros -, es lo que debe hacer, pero no es un
aventurero ni siquiera como Bonetti que era un auténtico solitario, que deambulaba por
todo el planeta, pero de manera más humana, bajando el Yukón en barca, viviendo
solitario en la Isla de Juan Fernández donde Robinson Crusoe , atravesando andando el
Valle de la Muerte, viviendo entre gorilas, osos o cocodrilos... siempre pulcramente
vestido, correctamente afeitado, y aunque esa imagen que de él teníamos en los años
sesenta-setenta puede no ser la exacta, sirve para ofrecer un ejemplo de lo que es
propiamente un aventurero, una persona que hace coses que casi todos podríamos hacer,
aunque haciendo naturalmente grandes esfuerzos y sacrificios, pero es muy diferente del
caso Messner y otros como él, que realizan esfuerzos físicos de gran entidad y que no
son asequibles a la mayoría. El escalador "hippie” americano Gary Hemming que se
suicidó en Wyoming, posiblemente bajo los efectos de la droga , en los primeros años
de su vida no hablaba de sus hazañas, hacía "primeras” que disimulaba no dejando
rastros en la pared y callando su aventura. Lamentablemente luego se apuntó a la
popularidad como todo el mundo, pero quizás hay todavía montañeros que, por no
hablar de sus ascensiones, siguen haciendo sus escaladas o travesías para ellos solos e
ignoramos su existencia precisamente porque quieren que la ignoremos. En todo caso
yo admiro profundamente a Messner, por asumir esos grandes riesgos, por sus
portentosas cualidades físicas, por sus firmes convicciones y su no arredrarse ante nada.
Me parece muy bien que existan hombres así, pero quiero puntualizar que su ejemplo no
es el más adecuado para referir la convivencia del hombre con la naturaleza. En
definitiva las grandes hazañas de Messner han sido cuantitativamente una parte
relativamente pequeña de su vida, el resto lo ha pasado como todos los mortales,
viviendo con su familia o dando conferencias por todo el orbe. También escribe
Messner en su libro sobre la Antártida de donde está sacada también la cita precedente:
“Por lo que respecta al turismo en la Antártida, yo abogo en favor de que, primero, sea
limitado y, segundo, sólo pueda efectuarse a pie. Nadie debería tomar por asalto" y
someter la Antártida con una máquina cualquiera. La máquina es el principio de la ruina
de todo paisaje".
27
Este párrafo, que también parece impecable a primera vista, impone una reflexión seria
y profunda. ¿Es la máquina lo malo o es el motor Una bicicleta es una máquina, como
lo es también un molino de viento, y ambos producen ruido, pero es un ruido tolerable,
incluso a veces sugestivo. El problema aparece con el motor de explosión, el motor que
requiere combustibles inflamables y pestilentes, sucios, grasientos... otra cosa es el aire,
el agua, el sol... como fuentes de energía. Y aquí no me refiero a las energías desde un
punto de vista económico, para evitar que se agoten las reservas de la tierra de carbón o
petróleo, o para evitar la polución y la contaminación. No estoy hablando de cuestiones
prácticas sino simplemente de ética y estética. Cuando Messner dice muy juiciosamente
que sólo debería permitirse el turismo a pie por la Antártida, no menciona el hecho de
que antes de empezar a caminar hay que llegar y entonces no hay más remedio que
recurrir a la máquina y especialmente al motor y ello supone contar con miles de
personas empleadas en altos hornos con esa vida infrahumana de calor sofocante y
riesgos múltiples, y contar también con personas en las salas de máquinas de los
buques, ensordecedores lugares no precisamente envidiables. ¿Nos es lícito entonces
disfrutar a costa de otros que padecen y encima criticarlos como hacen algunos de estos
aventureros por no saber vivir de manera natural? La solución es sencilla. O no ir a esos
parajes inaccesibles e inhóspitos o llegar a ellos por medio de barcos de vela o a otros
lugares de la tierra por otros medios naturales, aunque el problema no acaba ahí. Para
atravesar la Antártida hay que recurrir a los más modernos adelantos en cuanto a medios
de orientación y para combatir el frío, pero lamentablemente también hay que llevar
cantidades de petróleo para calentarse y cocinar. ¿No sería más "ecológico" proveerse
de madera, aunque ello supusiera ralentizar el viaje, complicarnos o aumentar el número
de participantes pero poder hacer así una hoguera en vez de utilizar hornillos portátiles?
El problema es de difícil solución, incluso en el supuesto dé que uno fuese jefe de un
gobierno con poderes ilimitados. El problema no es tanto lo que podría hacerse como lo
que debería hacerse, y aunque ni poseo los conocimientos sobre el tema ni me he
documentado exhaustivamente al respecto, por lo menos puedo decir que toda mi vida
he pensado sobre él. Creo que dos de las grandes plagas en nuestra época en
contraposición al mundo natural, son en lo pequeño la obsesión por los envases que
cada vez crece más y más, y en lo grande el motor, con su polución física y lo que es
más importante, su polución psíquica y anímica, traducida en ruidos y malos olores.
Creo sinceramente que toda actividad de defensa de la naturaleza ha de pasar
prioritariamente por la reducción del uso del motor o por la evolución hacia otro tipo de
motores que no huelan mal y sean silenciosos, como por ejemplo los eléctricos o quizás
volver al principio del vapor por ejemplo a través de la energía solar o el gas natural,
aunque aquí ya intervienen otros factores ambientales. En todo caso al hablar de
motores eléctricos y silenciosos, no lo hago desde el punto de vista utilitario de evitar
así la polución. Este es para mí el aspecto menos importante del tema Lo fundamental es
recuperar el sosiego y la tranquilidad, la paz, la calma, el silencio. La gran
contraposición entre el ambiente natural y el urbano, es fundamentalmente el ruido. El
silencio ha sido considerado por nuestra sociedad industrializada como un elemento
negativo y de ahí el invento del hilo musical, de la música ambiental, de los televisores
encendidos que nadie mira, de las radios abandonadas en un rincón de la casa
parloteando sin cesar y a todo ello hemos de añadir los ciclomotores, con sus siniestros
tubos de escape trucados o los inconscientes automovilistas parados con el motor en
marcha mientras esperan a alguien o mientras acaban de despedirse.. La insensibilidad
al ruido, la no valoración del silencio, es uno de los grandes males de nuestro siglo y ese
debería ser el objetivo de un gobierno consciente de su labor, devolver la sociedad al
silencio, para lo cual la reducción del uso del motor, o su evolución hacia otros tipos
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo
Anonimo   derecho laboral en el nacional socialismo

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Derecho laboral. EXCELENTE!
Derecho laboral. EXCELENTE!Derecho laboral. EXCELENTE!
Derecho laboral. EXCELENTE!labarbieri9
 
Fuentes del derecho laboral y contratos de trabajo
Fuentes del derecho laboral y contratos de trabajoFuentes del derecho laboral y contratos de trabajo
Fuentes del derecho laboral y contratos de trabajoAngelita Rodriguez
 
Introduccion al dº colectivo del trabajo
Introduccion al dº colectivo del trabajoIntroduccion al dº colectivo del trabajo
Introduccion al dº colectivo del trabajoGustavo A.
 
Derecho laboral individual
Derecho laboral individualDerecho laboral individual
Derecho laboral individualLeito Azaña
 
Características y principios del derecho del trabajo
Características y principios del derecho del trabajoCaracterísticas y principios del derecho del trabajo
Características y principios del derecho del trabajopinkyvicious
 
De que se trata el Derecho Laboral Colectivo?
De que se trata el Derecho Laboral Colectivo?De que se trata el Derecho Laboral Colectivo?
De que se trata el Derecho Laboral Colectivo?margidata
 
Ensayo derecho laboral.
Ensayo derecho laboral.Ensayo derecho laboral.
Ensayo derecho laboral.Norbis Antuare
 
Derecho laboral resumen
Derecho laboral    resumenDerecho laboral    resumen
Derecho laboral resumenVIR AR
 
Derecho laboral - Venezuela
Derecho laboral - VenezuelaDerecho laboral - Venezuela
Derecho laboral - VenezuelaHugo Araujo
 
Derecho colectivo del trabajo
Derecho colectivo del trabajoDerecho colectivo del trabajo
Derecho colectivo del trabajoVane Martinez
 
1. RESUMEN DE DERECHO DEL TRABAJO.pdf
1. RESUMEN DE DERECHO DEL TRABAJO.pdf1. RESUMEN DE DERECHO DEL TRABAJO.pdf
1. RESUMEN DE DERECHO DEL TRABAJO.pdfOscarReynosa
 
Fuentes y principios del derecho laboral
Fuentes y principios del derecho laboralFuentes y principios del derecho laboral
Fuentes y principios del derecho laboralDarwin Crisanto Vidal
 
Clase 1 2 introduccion al derecho colectivo del trabajo
Clase 1 2 introduccion al derecho colectivo del trabajoClase 1 2 introduccion al derecho colectivo del trabajo
Clase 1 2 introduccion al derecho colectivo del trabajoCarlos Manuel Cardó Soria
 

La actualidad más candente (20)

Derecho laboral. EXCELENTE!
Derecho laboral. EXCELENTE!Derecho laboral. EXCELENTE!
Derecho laboral. EXCELENTE!
 
El Derecho del Trabajo - Fuentes y Principios
El Derecho del Trabajo - Fuentes y PrincipiosEl Derecho del Trabajo - Fuentes y Principios
El Derecho del Trabajo - Fuentes y Principios
 
Fuentes del derecho laboral y contratos de trabajo
Fuentes del derecho laboral y contratos de trabajoFuentes del derecho laboral y contratos de trabajo
Fuentes del derecho laboral y contratos de trabajo
 
derecho laboral. individual
derecho laboral. individualderecho laboral. individual
derecho laboral. individual
 
Introduccion al dº colectivo del trabajo
Introduccion al dº colectivo del trabajoIntroduccion al dº colectivo del trabajo
Introduccion al dº colectivo del trabajo
 
Laboral II curso 2013
Laboral II curso 2013Laboral II curso 2013
Laboral II curso 2013
 
Derecho laboral individual
Derecho laboral individualDerecho laboral individual
Derecho laboral individual
 
Derecho colectivo
Derecho colectivoDerecho colectivo
Derecho colectivo
 
Características y principios del derecho del trabajo
Características y principios del derecho del trabajoCaracterísticas y principios del derecho del trabajo
Características y principios del derecho del trabajo
 
Derecho del Trabajo - Apuntes -
Derecho del Trabajo - Apuntes -Derecho del Trabajo - Apuntes -
Derecho del Trabajo - Apuntes -
 
De que se trata el Derecho Laboral Colectivo?
De que se trata el Derecho Laboral Colectivo?De que se trata el Derecho Laboral Colectivo?
De que se trata el Derecho Laboral Colectivo?
 
Ensayo derecho laboral.
Ensayo derecho laboral.Ensayo derecho laboral.
Ensayo derecho laboral.
 
Derecho laboral resumen
Derecho laboral    resumenDerecho laboral    resumen
Derecho laboral resumen
 
Derecho laboral - Venezuela
Derecho laboral - VenezuelaDerecho laboral - Venezuela
Derecho laboral - Venezuela
 
Derecho colectivo del trabajo
Derecho colectivo del trabajoDerecho colectivo del trabajo
Derecho colectivo del trabajo
 
Fol T1 3
Fol T1 3Fol T1 3
Fol T1 3
 
2. segunda unidad colectivo(3)
2. segunda unidad colectivo(3)2. segunda unidad colectivo(3)
2. segunda unidad colectivo(3)
 
1. RESUMEN DE DERECHO DEL TRABAJO.pdf
1. RESUMEN DE DERECHO DEL TRABAJO.pdf1. RESUMEN DE DERECHO DEL TRABAJO.pdf
1. RESUMEN DE DERECHO DEL TRABAJO.pdf
 
Fuentes y principios del derecho laboral
Fuentes y principios del derecho laboralFuentes y principios del derecho laboral
Fuentes y principios del derecho laboral
 
Clase 1 2 introduccion al derecho colectivo del trabajo
Clase 1 2 introduccion al derecho colectivo del trabajoClase 1 2 introduccion al derecho colectivo del trabajo
Clase 1 2 introduccion al derecho colectivo del trabajo
 

Similar a Anonimo derecho laboral en el nacional socialismo

Similar a Anonimo derecho laboral en el nacional socialismo (20)

Tema 1
Tema 1Tema 1
Tema 1
 
El trabajo
El trabajoEl trabajo
El trabajo
 
Derecho laboral.
Derecho laboral.Derecho laboral.
Derecho laboral.
 
Derecho del trabajo y prescripcion laboral
Derecho del trabajo y prescripcion laboral  Derecho del trabajo y prescripcion laboral
Derecho del trabajo y prescripcion laboral
 
Trabajo 3. revista
Trabajo 3. revistaTrabajo 3. revista
Trabajo 3. revista
 
Emili legislacion
Emili legislacionEmili legislacion
Emili legislacion
 
3. LEGIS-LABORAL.pptx
3. LEGIS-LABORAL.pptx3. LEGIS-LABORAL.pptx
3. LEGIS-LABORAL.pptx
 
Derecho laboral colombiano
Derecho laboral colombianoDerecho laboral colombiano
Derecho laboral colombiano
 
Leyes y normas
Leyes y normasLeyes y normas
Leyes y normas
 
Tema1 -9 derecho laboral
Tema1  -9 derecho laboralTema1  -9 derecho laboral
Tema1 -9 derecho laboral
 
Principios del derecho del trabajo
Principios del derecho del trabajoPrincipios del derecho del trabajo
Principios del derecho del trabajo
 
legislacion laboraln1.pdf
legislacion laboraln1.pdflegislacion laboraln1.pdf
legislacion laboraln1.pdf
 
Revista digital
Revista digitalRevista digital
Revista digital
 
Derecho labroal ecuador
Derecho labroal ecuadorDerecho labroal ecuador
Derecho labroal ecuador
 
Derecho labroal ecuador. 3
Derecho labroal ecuador. 3Derecho labroal ecuador. 3
Derecho labroal ecuador. 3
 
Temas de 2da. unidad
Temas de 2da. unidad Temas de 2da. unidad
Temas de 2da. unidad
 
Derecho laboral
Derecho laboralDerecho laboral
Derecho laboral
 
Escuela Sindical(Gsp)
Escuela Sindical(Gsp)Escuela Sindical(Gsp)
Escuela Sindical(Gsp)
 
GENERALIDADES DEL CODIGO DE TRABAJO.-
GENERALIDADES DEL CODIGO DE TRABAJO.-GENERALIDADES DEL CODIGO DE TRABAJO.-
GENERALIDADES DEL CODIGO DE TRABAJO.-
 
Derecho labroal ecuador
Derecho labroal ecuadorDerecho labroal ecuador
Derecho labroal ecuador
 

Más de IGNACIO CASTILLO IAO

Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos a mi que me importa
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   a mi que me importaMovimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   a mi que me importa
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos a mi que me importaIGNACIO CASTILLO IAO
 
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos ojo con las deca...
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   ojo con las deca...Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   ojo con las deca...
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos ojo con las deca...IGNACIO CASTILLO IAO
 
Wilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyo
Wilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyoWilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyo
Wilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyoIGNACIO CASTILLO IAO
 
The essentials of esoteric hitlerism
The essentials of esoteric hitlerismThe essentials of esoteric hitlerism
The essentials of esoteric hitlerismIGNACIO CASTILLO IAO
 
Streicher, julius el hongo venenoso
Streicher, julius   el hongo venenosoStreicher, julius   el hongo venenoso
Streicher, julius el hongo venenosoIGNACIO CASTILLO IAO
 
Wagner, richard el anillo del nibelungo
Wagner, richard   el anillo del nibelungoWagner, richard   el anillo del nibelungo
Wagner, richard el anillo del nibelungoIGNACIO CASTILLO IAO
 
Wagner, richard el judaismo en la musica
Wagner, richard   el judaismo en la musicaWagner, richard   el judaismo en la musica
Wagner, richard el judaismo en la musicaIGNACIO CASTILLO IAO
 

Más de IGNACIO CASTILLO IAO (20)

Miguel serrano elella
Miguel serrano   elellaMiguel serrano   elella
Miguel serrano elella
 
Teroso ancestrales
Teroso ancestralesTeroso ancestrales
Teroso ancestrales
 
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos a mi que me importa
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   a mi que me importaMovimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   a mi que me importa
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos a mi que me importa
 
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos ojo con las deca...
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   ojo con las deca...Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   ojo con las deca...
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos ojo con las deca...
 
Mjolnir la mezcla de razas
Mjolnir   la mezcla de razasMjolnir   la mezcla de razas
Mjolnir la mezcla de razas
 
julius-evola-la-raza-del-espiritu
julius-evola-la-raza-del-espiritujulius-evola-la-raza-del-espiritu
julius-evola-la-raza-del-espiritu
 
Practicas runicas
Practicas runicasPracticas runicas
Practicas runicas
 
Stocker, bram dracula
Stocker, bram   draculaStocker, bram   dracula
Stocker, bram dracula
 
arkhana-nemoris-pdf
arkhana-nemoris-pdfarkhana-nemoris-pdf
arkhana-nemoris-pdf
 
Imperialismo y teologia pdf
Imperialismo y teologia pdfImperialismo y teologia pdf
Imperialismo y teologia pdf
 
Borreg odermund
Borreg odermundBorreg odermund
Borreg odermund
 
Wilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyo
Wilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyoWilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyo
Wilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyo
 
The essentials of esoteric hitlerism
The essentials of esoteric hitlerismThe essentials of esoteric hitlerism
The essentials of esoteric hitlerism
 
Tantric astral ss templi unam
Tantric astral ss   templi unamTantric astral ss   templi unam
Tantric astral ss templi unam
 
gurdjieff-diario-de-un-dicipulo
 gurdjieff-diario-de-un-dicipulo gurdjieff-diario-de-un-dicipulo
gurdjieff-diario-de-un-dicipulo
 
Streicher, julius el hongo venenoso
Streicher, julius   el hongo venenosoStreicher, julius   el hongo venenoso
Streicher, julius el hongo venenoso
 
Tzu, sun el arte de la guerra
Tzu, sun   el arte de la guerraTzu, sun   el arte de la guerra
Tzu, sun el arte de la guerra
 
Wagner, richard el anillo del nibelungo
Wagner, richard   el anillo del nibelungoWagner, richard   el anillo del nibelungo
Wagner, richard el anillo del nibelungo
 
Wagner, richard el judaismo en la musica
Wagner, richard   el judaismo en la musicaWagner, richard   el judaismo en la musica
Wagner, richard el judaismo en la musica
 
Wagner, richard tannhauser
Wagner, richard   tannhauserWagner, richard   tannhauser
Wagner, richard tannhauser
 

Último

GUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIA
GUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIAGUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIA
GUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIAELIASPELAEZSARMIENTO1
 
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADOCUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADOEveliaHernandez8
 
Estas son las escuelas y colegios que tendrán modalidad no presencial este lu...
Estas son las escuelas y colegios que tendrán modalidad no presencial este lu...Estas son las escuelas y colegios que tendrán modalidad no presencial este lu...
Estas son las escuelas y colegios que tendrán modalidad no presencial este lu...fcastellanos3
 
Tarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdf
Tarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdfTarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdf
Tarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdfManuel Molina
 
Técnicas de grabado y estampación : procesos y materiales
Técnicas de grabado y estampación : procesos y materialesTécnicas de grabado y estampación : procesos y materiales
Técnicas de grabado y estampación : procesos y materialesRaquel Martín Contreras
 
Contextualización y aproximación al objeto de estudio de investigación cualit...
Contextualización y aproximación al objeto de estudio de investigación cualit...Contextualización y aproximación al objeto de estudio de investigación cualit...
Contextualización y aproximación al objeto de estudio de investigación cualit...Angélica Soledad Vega Ramírez
 
SIMULACROS Y SIMULACIONES DE SISMO 2024.docx
SIMULACROS Y SIMULACIONES DE SISMO 2024.docxSIMULACROS Y SIMULACIONES DE SISMO 2024.docx
SIMULACROS Y SIMULACIONES DE SISMO 2024.docxLudy Ventocilla Napanga
 
Mapa Mental de estrategias de articulación de las areas curriculares.pdf
Mapa Mental de estrategias de articulación de las areas curriculares.pdfMapa Mental de estrategias de articulación de las areas curriculares.pdf
Mapa Mental de estrategias de articulación de las areas curriculares.pdfvictorbeltuce
 
PLAN DE TUTORIA- PARA NIVEL PRIMARIA CUARTO GRADO
PLAN DE TUTORIA- PARA NIVEL PRIMARIA CUARTO GRADOPLAN DE TUTORIA- PARA NIVEL PRIMARIA CUARTO GRADO
PLAN DE TUTORIA- PARA NIVEL PRIMARIA CUARTO GRADOMARIBEL DIAZ
 
Concurso José María Arguedas nacional.pptx
Concurso José María Arguedas nacional.pptxConcurso José María Arguedas nacional.pptx
Concurso José María Arguedas nacional.pptxkeithgiancarloroquef
 
Tema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdf
Tema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdfTema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdf
Tema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdfDaniel Ángel Corral de la Mata, Ph.D.
 
Fichas de MatemáticA QUINTO DE SECUNDARIA).pdf
Fichas de MatemáticA QUINTO DE SECUNDARIA).pdfFichas de MatemáticA QUINTO DE SECUNDARIA).pdf
Fichas de MatemáticA QUINTO DE SECUNDARIA).pdfssuser50d1252
 
Fisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdf
Fisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdfFisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdf
Fisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdfcoloncopias5
 
IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO YESSENIA 933623393 NUEV...
IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO  YESSENIA 933623393 NUEV...IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO  YESSENIA 933623393 NUEV...
IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO YESSENIA 933623393 NUEV...YobanaZevallosSantil1
 
sesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdf
sesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdfsesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdf
sesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdfpatriciavsquezbecerr
 

Último (20)

recursos naturales america cuarto basico
recursos naturales america cuarto basicorecursos naturales america cuarto basico
recursos naturales america cuarto basico
 
GUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIA
GUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIAGUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIA
GUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIA
 
DIA INTERNACIONAL DAS FLORESTAS .
DIA INTERNACIONAL DAS FLORESTAS         .DIA INTERNACIONAL DAS FLORESTAS         .
DIA INTERNACIONAL DAS FLORESTAS .
 
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADOCUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
 
Estas son las escuelas y colegios que tendrán modalidad no presencial este lu...
Estas son las escuelas y colegios que tendrán modalidad no presencial este lu...Estas son las escuelas y colegios que tendrán modalidad no presencial este lu...
Estas son las escuelas y colegios que tendrán modalidad no presencial este lu...
 
Tarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdf
Tarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdfTarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdf
Tarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdf
 
Técnicas de grabado y estampación : procesos y materiales
Técnicas de grabado y estampación : procesos y materialesTécnicas de grabado y estampación : procesos y materiales
Técnicas de grabado y estampación : procesos y materiales
 
Contextualización y aproximación al objeto de estudio de investigación cualit...
Contextualización y aproximación al objeto de estudio de investigación cualit...Contextualización y aproximación al objeto de estudio de investigación cualit...
Contextualización y aproximación al objeto de estudio de investigación cualit...
 
SIMULACROS Y SIMULACIONES DE SISMO 2024.docx
SIMULACROS Y SIMULACIONES DE SISMO 2024.docxSIMULACROS Y SIMULACIONES DE SISMO 2024.docx
SIMULACROS Y SIMULACIONES DE SISMO 2024.docx
 
TL/CNL – 2.ª FASE .
TL/CNL – 2.ª FASE                       .TL/CNL – 2.ª FASE                       .
TL/CNL – 2.ª FASE .
 
Mapa Mental de estrategias de articulación de las areas curriculares.pdf
Mapa Mental de estrategias de articulación de las areas curriculares.pdfMapa Mental de estrategias de articulación de las areas curriculares.pdf
Mapa Mental de estrategias de articulación de las areas curriculares.pdf
 
PLAN DE TUTORIA- PARA NIVEL PRIMARIA CUARTO GRADO
PLAN DE TUTORIA- PARA NIVEL PRIMARIA CUARTO GRADOPLAN DE TUTORIA- PARA NIVEL PRIMARIA CUARTO GRADO
PLAN DE TUTORIA- PARA NIVEL PRIMARIA CUARTO GRADO
 
La luz brilla en la oscuridad. Necesitamos luz
La luz brilla en la oscuridad. Necesitamos luzLa luz brilla en la oscuridad. Necesitamos luz
La luz brilla en la oscuridad. Necesitamos luz
 
Sesión La luz brilla en la oscuridad.pdf
Sesión  La luz brilla en la oscuridad.pdfSesión  La luz brilla en la oscuridad.pdf
Sesión La luz brilla en la oscuridad.pdf
 
Concurso José María Arguedas nacional.pptx
Concurso José María Arguedas nacional.pptxConcurso José María Arguedas nacional.pptx
Concurso José María Arguedas nacional.pptx
 
Tema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdf
Tema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdfTema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdf
Tema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdf
 
Fichas de MatemáticA QUINTO DE SECUNDARIA).pdf
Fichas de MatemáticA QUINTO DE SECUNDARIA).pdfFichas de MatemáticA QUINTO DE SECUNDARIA).pdf
Fichas de MatemáticA QUINTO DE SECUNDARIA).pdf
 
Fisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdf
Fisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdfFisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdf
Fisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdf
 
IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO YESSENIA 933623393 NUEV...
IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO  YESSENIA 933623393 NUEV...IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO  YESSENIA 933623393 NUEV...
IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO YESSENIA 933623393 NUEV...
 
sesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdf
sesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdfsesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdf
sesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdf
 

Anonimo derecho laboral en el nacional socialismo

  • 1. 1 Derecho Laboral En el NacionalSocialismo Biblioteca WeltanschauungNS Libros Para Ser Libres
  • 2. 2
  • 3. 3 Presentamos un texto del Nacional Socialismo alemán sobre los principios básicos del derecho Laboral. Es fundamental la actualidad de sus bases ideológicas, la noción clara de servicio a la Comunidad del Trabajo, frente a la concepción de ‘elemento de la producción’ que el Mercado capitalista asigna al trabajo. El sentido de Honor en el Trabajo frente al mero interés materialista, el sentido de Comunidad frente a Clases, la concepción Etica del Trabajo y no sólo mercantil, todo ello son precisamente las bases que hoy en día son necesarias para un Socialismo Revolucionario, frente al materialismo tanto del Mercado como del Marxismo. Estamos orgullosos en luchar por estos valores, y por ellos nos persiguen y prohiben los poderes de la Usura. “Desde 1.933 ha habido un tremendo desarrollo en todos los aspectos del Derecho Laboral. También ha sido reformada la organización del trabajo mediante el Decreto de Organización del Trabajo (20-I-1934), en conexión con el cual se ha revisado el Decreto de Magistraturas Laborales y aprobado un decreto de Creación de la Carta del Trabajo (26-II-1935) que proporciona a las autoridades elementos para la distribución planificada del trabajo. También se han establecido normas reguladoras de los contratos laborales. El Decreto de Protección de Salarios del Trabajo Artesano (8-VI-1933) y la Ley de Trabajo Artesano (23-III-1934) ocupan gran parte de su contenido en proteger al obrero de bajadas de salarios, pero también permiten prohibir trabajos que comprometan la vida, salud y moralidad. Se aprobaron también el Decreto de Jornada Laboral (26- VII-1934) y el Decreto sobre Horas de Trabajo en Panaderías y Reposterías (29-VI- 1936). Se establece como norma general la jornada de ocho horas, debiendo reducir el tiempo de trabajo en aras de defensa de la salud. En el campo de la protección encontramos disposiciones sobre trabajo con aire comprimido (29-V-1935), un decreto sobre alojamientos para trabajadores en edificios de empresa (13-XII-1934) que establece alojamientos salubres y adecuados para los trabajadores (hombres y mujeres) en minas de carbón, en faenas con apisonadoras y en la industria del vidrio (12-III- 1933). Además, la regulación del seguro por enfermedad, invalidez y accidente y la totalidad de la seguridad social se ha reformado para asegurar su funcionamiento y financiación. Todas estas normas pueden encuadrarse dentro de la estructura de este campo legal, pero ofrecer solo sus nombres nada nos dice acerca de la actitud totalmente nueva hacia el mundo del Derecho Laboral. La legislación anterior se centraba en las asociaciones de trabajadores, a las que, para lo relativo a conflictos, reconocía como corporaciones legislativas, dándoles así un espacio dentro del Estado, estas asociaciones están ahora totalmente al margen de las ideas encarnadas por la Ley de Organización Laboral. La organización laboral ha supuesto un cambio fundamental. El Estado Nacionalsocialista no ha pretendido llegar a compromisos con la organización capitalista de la industria y el trabajo. En lugar de oposición entre Trabajo y Capital, empleado y empleador, la Ley de Organización Laboral establece la Comunidad de Trabajos, la cual está al servicio de todo el pueblo. "Para servir a los más altos intereses de la comunidad popular no hay empleados y empresarios, sino representantes laborales del pueblo" (Hitler, en la Muestra de Motores de 1935). El trabajo, en cualquiera de sus formas, es el cumplimiento de un deber para la comunidad, significando el trabajo para cada Alemán la ejecución de su objeto vital. Así, la disparatada idea de que el trabajo manual está en
  • 4. 4 un plano inferior es definitivamente rechazada. El obrero diestro en la monótona máquina está cumpliendo una tarea mucho más esencial que el contable en la oficina de la fábrica, por mucho que éste se llame a sí mismo "trabajador intelectual". El valor de cada trabajo realizado dentro de la estructura de la Comunidad Popular depende de su necesidad para la vida de la nación. El sentido del honor social reside en el cumplimiento de este deber y en la consideración hacia el trabajador. El Honor es la base de nuestra vida nacional y el más valioso patrimonio de nuestro pueblo. Esto, por su propia naturaleza, lo incluye todo, penetrando cada esfera de la vida nacional y siendo su principio básico. Comunidad y Honor están inseparablemente unidos, siendo por tanto el fundamento de la Comunidad Laboral. No se considera el trabajo como la simple capacidad física de realizar ciertas tareas, sino como una actividad valiosa para toda la comunidad. El trabajo, en general, es trabajo nacional y cada trabajador es sólo un miembro de la Comunidad Popular de trabajadores, ayudando a cumplir la tarea encomendada al pueblo. Las leyes reguladoras de la vida nacional también conciben el trabajo como un medio de selección y de estímulo de las fuerzas espirituales y morales, convirtiéndose así en un elemento amalgamante de la comunidad. Así, no podemos considerar el trabajo y sus circunstancias y condiciones, aspectos como seguridad laboral, despidos, vacaciones, horarios y salarios, simplemente como materia de acuerdos privados que la comunidad debe aceptar a pesar de lo nocivos que puedan ser. Por el contrario, deben regularse por ley, ya que conciernen a la totalidad de la comunidad. El trabajo se desarrolla en cada fábrica o negocio, por tanto, en beneficio del pueblo y el Estado, afectando su éxito o fracaso al destino de toda la nación, subordinándose la posición del empresario, como director de su empresa, a esta tarea. Su trabajo en colaboración con los trabajadores que emplea no se basa en el intercambio de servicios, sino en el trabajo en común realizado para la nación. La posición del patrono como jefe no significa, por tanto, que sea amo y señor y pueda hacer lo que le venga en gana, sino que es responsable de lo que su empresa haga por la comunidad. El participar por igual en el esfuerzo nacional liga al empresario y sus trabajadores, residiendo la esencia de esta cooperación en el honor social, cuyo significado está en el cumplimiento del deber y el respeto por cualquier tipo de trabajo. Contravenir este principio del honor es infringir el orden de cosas encarnado por el Decreto de Organización del Trabajo. La forma otorgada a la Comunidad Laboral precisa que ésta se autogobierne, a cuyo efecto se crea el Consejo de Crédito Mutuo, formado por el patrono y miembros elegidos por los trabajadores. Su tarea es, sobro todo, asesorar en la elaboración de las regulaciones laborales, comprobar que se adoptan medidas adecuadas para la protección contra accidentes y fortalecer la confianza mutua. El desarrollo de este trabajo está en manos de los Representantes Laborales designados en cada distrito, aunque no hacen uso de medios coercitivos oficiales para formar las Comunidades Laborales. Una Comunidad no puede crearse a la fuerza. El Representante Laboral debe, usando su influencia personal, la educación y el asesoramiento en lo general y en lo particular, asegurar que la coacción del Estado es, en general, innecesaria. La actividad del Representante Laboral ha puesto de manifiesto que, aunque en caso necesario ha utilizado las prerrogativas recibidas de la Ley, ha soslayado cualquier interferencia seria que entorpezca sus tareas. Estos representantes son apoyados en su trabajo por el Frente Alemán del Trabajo, que es la comunidad de todos los trabajadores alemanes, una corporación de autogobierno social. Como tal, asume las antiguas instituciones sociales de los trabajadores y la amplía y perfecciona mediante una poderosa organización. Ésta ayuda a sus miembros mejorando sus condiciones de vida y asistiéndoles en caso de desgracias imprevistas.
  • 5. 5 Puesto que la organización incluye a patronos y empleados puede desarrollar una notable influencia en las condiciones laborales en cada empresa y en la formación de Comunidades Laborales de acuerdo con los principios establecidos por los Representantes Laborales. Si éstos encuentran oposición deliberada y maliciosa a sus directivas pueden apelar a los Tribunales de Honor Social. El artículo 36 del Decreto de Organización Laboral recoge una lista exhaustiva de acciones punibles como delitos contra el honor social. Con la creación de estos tribunales el estado se ha embarcado en algo totalmente nuevo, confiándoles la elaboración, a través de sus decisiones, de una ley de trabajo nacional. Las faltas enumeradas en el Decreto son: provecho malicioso del trabajo, ofensas contra el honor personal, puesta en peligro deliberada de la paz industrial, infracción de las normas generales emanadas del Representante Laboral, y violación de secreto comercial por los miembros de los Consejos Laborales. Se asume que todas estas acciones proceden de una disposición asocial. La aplicación y efectos de estas normas penales se muestran mejor mediante algunos ejemplos prácticos. Los Tribunales de Honor han dictado sentencias por provecho malicioso por las siguientes acciones: pago incorrecto del trabajo violando acuerdos sobre salarios, retención de haberes, impago de horas extras, trabajo excesivo, alojamiento y comida inadecuados, denegación de vacaciones e infracción de normas para evitar accidentes. También se ha dado el caso de un empresario que no permitía a sus trabajadores trabajar tranquilamente, sino que continuamente los molestaba y los urgía con lenguaje injurioso. Un empresario fue condenado por ofensas contra el honor por negarse al ingreso del hijo enfermo de un trabajador en un hospital de una ciudad vecina de acuerdo con la prescripción médica, alegando desear reservar sus caballos. Su acción no era un insulto al honor según los parámetros del Código Penal, sino una ofensa contra el honor de cada miembro de la comunidad obrera. En relación con la alteración de la paz industrial se han considerado las siguientes infracciones: provocación de disputas laborales, manifestaciones contra el patrono por cauces incorrectos maliciosamente, socavar la confianza en la cooperación entre los trabajadores para alterar el correcto funcionamiento de la empresa. En 1934 se ejercitaron 64 acciones y en 1935 204, de las que 164 estaban substanciadas al acabar el año. Las penas que los Tribunales Sociales de Honor pueden imponer son: multa, reprensión y amonestación. También pueden dictar la separación de un trabajador de su puesto de trabajo o privar a un empresario de su jefatura en la empresa. Para fijar la pena no sólo se tiene en cuenta la acción aislada, sino la actitud asocial del infractor. De los 164 casos substanciados, 8 acabaron en absolución, 25 en multas menores de 100 marcos, 45 en multas entre 100 y 499 marcos, 4 entre 500 y 999 marcos y 4 en multas de más de 1.000 marcos. Además se dictaron 21 reprensiones y 19 amonestaciones. Hubo una sentencia de apartamiento de puesto de trabajo y 9 privando al empresario de sus funciones directivas en la empresa. Si una infracción, además de atentar contra el honor social, lo hace directamente contra la comunidad, el Representante Laboral podrá apelar a los tribunales ordinarios, que pueden imponer multa o prisión. En estrecha relación con la organización del trabajo nacional estructurada por el Decreto de Trabajo Nacional encontramos la distribución planificada del trabajo a través de la totalidad del país, EL CAMPESINO Y LA TIERRA. No hay esfera legal que haya sufrido cambios tan sustanciales como la relativa a la agricultura, a la que antes se dedicaba sólo una reducida parte del Código Civil. Aquí los cambios han sido más amplios y profundos que los realizados por el Decreto de Organización Laboral, y se han enfocado a la reorganización y defensa de la clase campesina como una fuente clave de la potencia nacional, para lo cual se ha creado el
  • 6. 6 Patrimonio Agrícola del Reich. Con igual finalidad se ha reducido generalizadamente el endeudamiento agrícola y se han protegido contra el embargo las explotaciones agrícolas; además se ha puesto en marcha un sistema comercial que asegura a la agricultura un mercado para sus productos a un precio razonable, lo que, a su vez, es una garantía de que el pueblo alemán será capaz de vivir de lo que produce su propio suelo. Las regulaciones organizativas y económicas son amplísimas, asumiendo en muchos casos las funciones antes ejercidas por instituciones privadas para fijar precios. Pero este aspecto material también se subordina al empeño nacional de mantener y desarrollar un campesinado próspero, lo que es de primera importancia para el futuro de la nación. El campesino ligado al suelo que él cultiva es la fuente inagotable del vigor nacional. La Ley de Herencia de Fincas Agrícolas es la piedra angular de toda la legislación sobre agricultura y el fundamento de todas las medidas legales en este campo legal. Arranca de la idea de que la familia del agricultor está ligada a la tierra a través de su trabajo. La ley, que mira a la explotación agrícola como una célula viva del organismo popular, no sólo legisla sobre el suelo, sino sobre todos los que viven de él y crecen en él, concibiendo los campos, fincas rústicas y ganaderías como unidades naturales en cuyo centro está el propio campesino, considerando esta unión como permanente. Así, la explotación agrícola permanece en manos de los descendientes o familiares como patrimonio de campesinos alemanes libres. Por esto la Ley imposibilita alterar a voluntad la línea hereditaria, siendo, en general, heredero de la finca el hijo mayor. Las mujeres heredan sólo cuando no hay varón con la necesaria capacidad para hacerse cargo de la finca. La situación económica de la propiedad agrícola está asegurada por prohibiciones de hipotecas y ventas. La propiedad se considera heredable cuando es capaz de mantener una familia y no excede de 300 acres, siendo esta medida garantía de que en el futuro se extiendan el mayor número posible de pequeñas y medianas fincas por todo el país. Tribunales independientes llamados Tribunales de Herencia Agrícola aseguran el cumplimiento de estas medidas. La agricultura alemana, además, se ha reorganizado mediante un sistema de colonización planificada, lo que sirve, sobre todo, para incrementar la densidad de población en las zonas menos pobladas de Alemania, fortaleciendo esto el apego del pueblo al suelo cultivado por él y asegurando que este suelo producirá suficiente alimento para las zonas improductivas necesitadas o las propiedades fragmentadas y de cultivo no intensivo y constituir nuevas fincas agrícolas y poblaciones en ellas. Cada finca ha de tener suficiente terreno vinculado a ella para proporcionar medios de vida a una familia con varios hijos. Se incentiva la variedad en el tamaño de las fincas, evitando estrictamente la uniformidad. La unidad más estable es aquella que puede ser regentada por el propietario y su familia y ésta es, por tanto, especialmente favorecida. Pero también se han dictado normas para obreros agrícolas, puesto que éstos son necesarios para fincas grandes. También han de establecerse normas de acuerdo con las condiciones de trabajo locales y las instituciones de uso común (por ejemplo, cooperativas lecheras). Pero para colocar la propiedad agrícola en una saludable situación económica ha sido necesario regular el endeudamiento. El Decreto de 1-VI-1933 permite reducir la deuda a un nivel de seguridad y asegurar su pago con la producción sin hacer peligrar los medios de vida del agricultor. Hay dos modos de hacer esto: de una lado, se pueden reducir las deudas, concediendo el acreedor voluntariamente un aplazamiento, lo que permite trazar un plan para saldar la deuda; de otro, si es precisa la reducción y el acreedor no concede el aplazamiento, hay un procedimiento de arreglo obligatorio. La regulación del endeudamiento intenta liberar a los propietarios de granjas, bosques y
  • 7. 7 cultivos que necesiten alivio de sus deudas de forma que, tras los gastos de mantenimiento de sus familias, puedan afrontar sus deudas conforme al plan de liquidación con el producto de sus tierras. El plan para la abolición de la deuda se suplementa con la protección de la agricultura frente al embargo, de forma que se previene la confiscación de la propiedad o el embargo de los útiles necesarios para el funcionamiento de la explotación. La organización del Patrimonio Agrícola del Reich se basa en la idea de autogobierno de gremio. El Decreto básico fue promulgado el 13-IX-1933 y un gran número de normas complementarias aseguran su correcta aplicación. Su finalidad es unir a todos los ciudadanos alemanes pertenecientes a una misma actividad profesional, incluyendo agricultores, miembros de asociaciones agrícolas, mayoristas y minoristas de productos agrícolas, propietarios agrícolas y profesionales de artículos de uso agrícola. El Patrimonio Agrícola del Reich ha asumido la tarea de instruir a sus miembros en el total sentido de su responsabilidad hacia el pueblo y de convertirlos en fundamento básico para el crecimiento y mantenimiento de la nación, concibiendo, aquí también, el honor social como elemento básico de la comunidad. También se ocupa de sus miembros desde un punto de vista social y cultural. Desde el Decreto de 8-XII-1933 el Patrimonio Agrícola del Reich es dirigido por el Jefe Agrícola del Reich, quien tiene un equipo administrativo a su servicio y es asesorado en toda cuestión de importancia por el Consejo Agrícola del Reich. El Patrimonio Agrícola del Reich se divide en Asociaciones Regionales, Asociaciones de Distrito y Asociaciones Locales, de forma que, a pesar de la organización central, se atiende en cada caso a las condiciones locales. A través de estas instituciones se desarrolla la autoadministración, en la que cada uno de sus miembros trabaja de forma honorífica. Como parte de esta organización profesional, el Patrimonio Agrícola del Reich tiene encomendado el esquema de mercado, cuyo objetivo es garantizar la producción de mercancías vitales y proteger al agricultor de la incertidumbre acerca de sí podrá vender su producción. El esquema de mercado proporciona un mercado permanente y, al tiempo, asegura el funcionamiento eficaz y económico de las fincas agrícolas, regulando conforme a su naturaleza y tamaño la utilización de productos agrícolas. Estas medidas no se aplican exactamente como en una economía planificada, donde órdenes y prohibiciones dicen al individuo qué tiene y qué no tiene que hacer. Por el contrario, se hace asumir a cada individuo cuál es el objetivo y se educa a las nuevas generaciones en el aprecio a sus deberes, con lo que la iniciativa privada no es excluida de ningún modo”. PARA UN NACIONALSOCIALISMO LEGAL, ETICO Y SERIO (Mitos y manías que debemos controlar) Dice el sabio proverbio que normalmente vemos la paja en el ojo ajeno y no la viga del propio. En todo caso tratándose del sistema capitalista que nos desgobierna, el proverbio que deberíamos aplicarnos es que vemos la viga en el ojo ajeno pero no vemos la paja en nuestro ojo. Si, quizás solo sean manías y errores menores en comparación con la usura, estafa, degradación, genocidio y brutalidad de la democracia progresista, pero aun así, solo servimos a la Verdad, y ésta exige que nos limpiemos también de nuestros errores. Pero es que además estos errores se han convertido en ‘vigas’ por la propaganda enemigo, que ha transformado estas manías y mitos que hemos a veces cometido en
  • 8. 8 causa de ilegalización y opinión generalizada sobre el NS, de forma que la estupidez de algunos ‘nacis’ han fomentado y hecho creibles las acusaciones de los enemigos. Todos estos temas los hemos tratado ya ampliamente en muchos textos de Bajo La Tiranía, y seguro que algunos verán repetidos los argumentos y conclusiones, pero puedo asegurar que no es en vano que los repetimos, esta vez de forma resumida. No es en balde primero porque no han dejado de existir en muchos esos errores y segundo porque quizás es bueno verlos juntos, resumidos pero en conjunto. 1- La manía del Judaísmo El enemigo acusa muchas veces a los ‘nacis’ de un odio irracional, una xenofobia incurable, contra el judío, y en verdad eso existe, desgraciadamente hay una parte de razón en esa acusación. Y hablo de un sentimiento ‘irracional’, o sea, no de una posición política o razonada contra la repugnante actividad del sionismo o de lobbys de poder para-sionistas, o de prevención ante Israel o el apoyo que el sionismo e Israel reciben de comunidades judías o grupos económicos controlados por judíos, no, eso es la parte lógica y raciona, una defensa contra el ataque sionista a nuestros valores y raza. Pero no es eso ni lo ilegal, ni la base maniática y neurótica que tienen muchos ‘nacis’. Hay una especie de creencia de que por el mero hecho de ser ‘judío’ ya se es irremediablemente, matemáticamente, sin más necesidad de análisis, un enemigo o un ser depravado, sionista... esa manía está basada en tres grandes errores: a)- El uso de la palabra ‘judío’ en vez de sionista en la literatura NS clásica. La palabra sionista no existía como de uso normal hasta la postguerra. Antes se hablaba de ‘judíos’ para referirse tanto a su globalidad como a los que eran enemigos o combatían nuestros valores arios. Cientos de textos de grandes genios han denunciado ‘al judío’, pero la mayoría de ellos no querían denunciar al pobre judío inocente, de una vida honorable y sin agresividad alguna a los demás pueblos, que lo hay, al judío honrado que ayuda al prójimo goim o no. La extensión de la palabra y la falta de concreción ha llevado a una generalización absurda completamente, e injusta. Y para colmo ilegal. b)- La creencia de que la raza implica una forma de ser de manera irremediable y unidireccional. Barbaridad que es evidente en su falsedad, y para ello basta aplicarla a nuestra raza. Los arios... tan magníficos, hemos dado personajes repugnantes y de la peor calaña. De la misma forma el pueblo judío ha dado junto a una gran cantidad de usureros y miserables, también mucha gente honorable y decente. La base es que la raza no determina más que una ‘tendencia’, una ‘facilidad’ en las características, no una forma de vida concreta. Han sido muchos los que han aclarado en el caso judío que su peor condición es la educación en el medio talmudista, la sinagoga, la influencia cultural que reciben de unos mandos político-religiosos que llamamos ahora sionistas, pero no en todos los casos ni siempre esa influencia triunfa o existe. c)- La falta de trato y convivencia de los camaradas con judíos correctos y decentes... en realidad de su falta de contacto total con judíos de ningún tipo. Solo leemos normalmente las noticias que en nuestros ambientes corren sobre tan judío que ha hecho... ha dicho, ha...., pero no tenemos la visión de los judíos normales que no han hecho ni dicho, sino que viven muchas veces sin más deseo que una vida normal y correcta. En conclusión, sin despreciar ni minimizar el terrible enemigo sionista, hay que sacarse de encima las manías xenofóbicas y el odio generalizado, entendiendo lo que combatimos, que no es en absoluto una raza sino aquellos que combaten nuestros valores, solo a ellos, y nunca se puede generalizar una actitud a un colectivo racial, donde siempre hay de todo... con más o menos proporción, pero de todo.
  • 9. 9 2- Raza y sus consecuencias: Ligado al punto anterior, está la excesiva pretensión de que la raza lo es todo, que es como la otra cara de la mentira oficial de que las razas no existen. Y ni son todo ni son nada. Seguramente la insistente estupidez del sistema y su prensa en despreciar la raza hace que muchos de los NS asuman una excesiva ‘fe’ en la raza como ‘determinante’ total. La Raza es una variedad de la naturaleza que comporta una serie grande de diferencias físicas y psicológicas, que dan riqueza a la variedad humana, pero ser de una raza no es tener un camino marcado. La genética nos marca un margen de posibilidades, de salud, de capacidades, de comportamiento... pero a medida que tratamos de cualidades más elevadas, hay una mayor participación del factor educación y entorno. La genética puede determinar mucho si seres corredores de altura o tendremos una inteligencia despierta, pero sobre el uso que daremos luego a esa inteligencia ya hay una gran participación social y educativa que se une a al racial o genética. La genética si que determina predisposiciones psicológicas importantes pero para colmo dentro de una raza las distribuciones y posibilidades son enormes, y hay de todo. Para colmo los que ,como los NS, defendemos la variedad y la riqueza étnica, que después suframos la estupidez de la xenofobia es aun una contradicción mayor. Nuestra ideología debe inclinarnos claramente a amar todas las razas, desear su variedad y respetarla, siendo nuestro enemigo la destrucción racial, el genocidio que el sistema efectúa contra la variedad. El que una raza estadísticamente tenga más o menos cualidades de uno u otro tipo, es algo que se puede estudiar y tener en cuenta, pero no despreciar nada, pues todo forma parte de la gran naturaleza, y para colmo en cada raza hay individuos de todo tipo de cualidades, en más o menos grado pero de todo tipo. La xenofobia es otra de las grande manías ocultas y no declaradas a veces de muchos NS. Debemos acabar con ella. 3- Comunidad y sentido positivo frente a socialismo económico El Mito extendido por el sistema de que somos la ultraderecha, aunque sabiendo que es mentira, ha provocado una reacción muy curiosa en muchos camaradas: la creencia de que el socialismo es materialismo económico, y su polarización antiderechista hacia posiciones mentales ‘marxistas’. Para mostrar que no se es derechista se han asimilado fraseología, mitos, textos y posturas marxistas. Un ejemplo es el apoyo a mitos del sistema como el de Che Guevara o a confundir socialismo y economía colectivista. Creo que el problema de base, explicado muchas veces, es que la palabra socialista no es la más adecuada para comprender nuestra posición ‘socialista’. La palabra es COMUNIDAD, no tenemos obsesiones de economías dirigidas o comunistizadas, sino que nuestro socialismo es comunitario, anteponer los intereses de la comunidad a los privados... a los de los capitalistas, pero también a los de los obreros corruptos o sin razón. No damos la razón por la clase económica sino por la Justicia. No prohibimos la propiedad sino su uso injusto, desproporcionado y opresivo. No odiamos al dinero honradamente ganado sino el poder del dinero sobre la comunidad. El amor a la comunidad es nuestra base, y no es un tema solo, ni principalmente, económico, sino global. Amamos la comunidad popular en su entorno, su ecología, su tradición, su paz y seguridad, ... y su libertad ante la opresión del dinero y los intereses financieros. En general: Muchos NS no sienten actualmente el enorme impulso de lo POSITIVO frente a la CRITICA. Se han olvidado de todo lo positivo que hemos de hacer y por lo
  • 10. 10 que luchamos, y se centran en lo muchos negativo del Sistema. Han olvidado la COMUNIDAD y se centran en DESTRUIR. Critican todo pero no aman lo bello y lo sano que aun queda. Hay más un socialismo de clase que una clase comunitaria de socialismo. Creemos que hay que destruir la finanza, pero no comprendemos que es para construir una comunidad sana, no solo para destruir una estructura miserable. Hay que difundir tanto lo que eliminaremos como lo que construiremos. 4- Arte y cultura frente a activismo ‘político’ Si en algo hemos pecado en BLT es en insistir en la formación humana, cultural y artística del militante, o con más finura: con la necesidad de ver nuestra Revolución como algo superior a lo ‘político’, con una dimensión global. Y sin embargo la realidad es que la mayoría siguen más preocupados por saber si era judío el que organizó la red de pornografía recién descubierta, por poner un ejemplo, que en saber algo de Shakespeare o de Wagner en serio. Y si conocen cuadros de soldados alemanes NS, no se interesan por los cuadros de paisajes y pacíficos campesinos que formaban la mayor parte del arte NS. Para colmo la música ruido ha infectado el gusto de muchos camaradas, con solo añadirla alguna letra ‘patriótica’. Y sigue pareciendo ‘burgués’ asistir a un concierto o exposición, mientras no lo es ir al football con una banda de descerebrados a gritar consignas político-deportivas. El Mito extendido es la ‘cultura’, la realidad es la política más vulgar. En gran parte este error está basado en el desconocimiento de las fases revolucionarias. Es evidente que en una fase avanzada de lucha revolucionaria, cuando hay un apoyo importante popular ganado, cuando la sociedad se tambalea y las posibilidades de cambio están encima de la mesa, la Política debe asumir su vital importancia y dirigir la lucha. Pero en las fases no ya pre-revolucionarias, sino de implantación de las Ideas y de la organización que debe mostrar las ideas, es todo lo contrario. El ‘activismo’ no es solo político sino global, y no tiene sentido fuera del entorno en el que es necesario, útil, posible y razonable. Y ahora nuestro activismo debe orientarse a generar confianza en una alternativa real y posible, mostrar la decadencia y corrupción del sistema, y ello no es ‘política’ solo, es una visión del mundo global opuesta radicalmente a la actual. 4- Violencia y radicalidad, realismo político y miedo. La dicotomía "violentos" vs. "no violentos" no es el nudo gordiano de la cuestión y constituye un refugio a la verdadera cuestión: cuando es aceptable la violencia y en que medida. Los debates hoy en día sobre el uso de la violencia entre los ‘fascistas’ no tienen sentido, son absurdos, pues lo que debatirse es que se gana hoy con la violencia. Y la respuesta es nada, excepto problemas y persecución. La justificación de la violencia no es problema. El sistema democrático ha usado, usa y usará la violencia siempre que le haga falta, con las excusas inventadas o falsificadas que necesite, no hay pues problema alguno moral en el uso de la violencia contra el capitalismo y la hipocresía demoliberal. En palabras del intelectual iberoamericano José Carlos Mariátegui "La revolución no se hace, desgraciadamente, con ayunos. Los revolucionarios de todas las latitudes tienen que elegir entre sufrir la violencia o usarla. Si no se quiere que el espíritu y la inteligencia estén a órdenes de la fuerza hay que resolverse a poner la fuerza a órdenes de la inteligencia y del espíritu".
  • 11. 11 El problema pues no es perder tiempo en demostrar que moralmente se podía usar la violencia contra un sistema corrupto, dominado por el dinero, capaz de todo tipo de violencia y de agresiones prohibitivas contra el NS. No, ese no es el tema. Lo que es un Mito y una estupidez entre los NS es creerse que ahora, hoy y aquí, el uso de la violencia es algo positivo o factible, y que ayuda en algo a nuestra lucha. Solo un neurótico puede creerse que con la capacidad de violencia que tienen los ‘anti sistema’ se puede lograr algo contra el poder financiero que domina a los estados actuales. Por tanto la violencia agresiva es un error, un problema y un desastre para la lucha NS actual. Otra cosa es el terrorismo, que es un medio que jamás ha aceptado el Nacionalsocialismo, ni siquiera en los años 30, y que es un medio ilegítimo de violencia al ser masiva y no dirigida contra los culpables del problema, o sea injusta. Y por último hay la violencia gratuita, esa que practican las bandas urbanas, algunas con esvástica otras con símbolos ácratas o marxistas y todas de una forma idiota, que no se basa en una táctica o ideas, sino simplemente en la brutalidad e inepcia de sus practicantes, que igual se pelearían por una cerveza o cualquier otro motivo banal. La violencia defensiva es perfectamente aceptable pero debe usarse con sumo cuidado para no ser ‘provocativa’, de forma que en la situación actual (insisto en eso, pues todo puede cambiar con el tiempo, eso esperamos) lo mejor es evitar todo entorno de violencia que solo puede acarrear represión, al estar mal preparados (incluso, y especialmente, los que se creen preparados para ella) y solo acarrear problemas a una lucha pública. Aun así es inevitable defenderse y hay que hacerlo, pues sino se cae en un error peor: el miedo y la incapacidad de actuar por puro miedo. Hoy en día muchos camaradas tienen excesivo miedo, no ya de luchas o violencias, sino de su propia sombra, de dar un nombre, de asistir, en fin miedo de todo... eso es ya cobardía, no táctica. 5- Democracias y nuestra ‘dictadura’ No nos gusta la democracia ni siquiera si fuera verdadera, pura y no dominada por el dinero, cosa por demás imposible. Si, aunque lograsen tener una democracia no dominada por el dinero y los grupos de poder ocultos tras la prensa y los medios de masas, utopía nunca lograda, pese a ello el sistema de voto igualitario a unos partidos es una barbaridad en su concepción. Cada cual puede votar aquello que conoce y a quien conoce, lo que le afecta y de lo que entiende, no a partidos lejanos que ni entiende ni conoce, y sobre los que no tiene control alguno de sus intenciones reales y sus intereses y compromisos posteriores a la votación. Pero sin duda el peor problema de la democracia es que no mandan los que son elegidos sino los que conceden a los partidos los medios necesarios para ser elegidos. O sea la plutocracia como base real de toda democracia de masas. Ahora bien, si esta base es clara en el Nacionalsocialismo, el Mito y la Manía es que la alternativa a la democracia es una gobierno de mando único y supremo, no elegido, donde el que no concuerde se encontrará con la GESTAPO y el que critique irá a prisión. Que esta idea la propague el enemigo me parece lógico, pero que esté en la mente de los camaradas es ya una deformación que debe ser combatida. La base del problema es la manía de imitar las formas del NSDAP en 1933 en vez de su fondo y su base. El NSDAP en 1933 estaba rodeado de enemigos mortales, Stalin entre ellos, un comunismo feroz y brutal, masas anarquistas y un capitalismo despiadado en
  • 12. 12 muchos paises de occidente. Años de propaganda marxista entre el pueblo, tras una República de Weimar de masones y sionistas. En ese entorno de implementación de una Revolución el NS fue exquisitamente poco represivo, si lo comparamos con la implementación del comunismo o la democracia en el mundo. Pero evidentemente no fue tampoco ‘liberal’ en su posición. Lo que hemos de entender es que el NS no prohibió incluso en esas circunstancias la salida del país, ni obligó a la creencia en el NS o su aceptación externa, bastaba la no oposición externa. Pues bien, en un sistema NS estable, donde ya se haya superado la eliminación del poder financiero y la mentalización del capitalismo, el NS propone una libertad amplia de opinión y crítica, basada en el principio fundamental: todo lo que sea cierto puede decirse aunque no guste al gobierno. La dictadura y la prohibición de denunciar temas ciertos es contrario al NS. Pero en estos momentos actuales, en nuestros grupos NS, lo más grave es lograr que los camaradas comprendan que es posible disentir, que no hay que creerse infalible ni pelearse por temas que son opinables y debatibles. He visto demasiadas veces peleas entre grupos o camaradas por temas que no forman parte de la base doctrinal imprescindible y que son perfectamente opinables en diferentes puntos de vista, todos aceptables en el NS. Y sin embrago a veces hay una cierta tendencia a la ‘monolínea’, como si eso fuera ortodoxia... y no lo es. La ortodoxia NS es ser firmes en unos pocos principios fundamentales de Valores y Estilo, y dejar amplia libertad de opinión en los detalles, en las filosofías y las consideraciones que respeten esos valores y estilo esenciales. 6- España, Nación, Pueblo, Estado, Europa No se trata aquí de establecer un debate amplio, que se hará en otro BLT, sobre estos temas, sino en reflejar precisamente las bases en las que no puede haber discusión y denunciar las manías e histerias que sobre este tema se notan en el ambiente NS y NR. La única base absoluta del NS es el Valor Pueblo. El NS respeta a los Pueblos, a la gente, a las etnias, y cree que la base de toda Comunidad es la gente, el Pueblo coherente y unido. Por tanto, y Hitler ya lo dijo, la base de una nación es el Pueblo étnicamente y humanamente visto. No es pues aceptable la dominación de un pueblo por otro, el colonialismo, el genocidio de pueblos, la imposición del concepto Estado como valor supremo al de Pueblo, etc... Una vez respetado este Valor esencia, lo demás es opinable y forma parte de las estrategias políticas. Hay el realismo político, o sea como llegar a esa realidad popular sin liarse una guerra mundial, ni atentar a las realidades ya creadas de forma imposible de manejar. Hay el respeto a hechos ya establecidos que deben manejarse con prudencia y cariño, no con imposiciones, quizás correctas en lo ideológico, pero hecatómbicas en lo político. Hay muchas consideraciones geopolíticas que exigen una fuerza suficiente para combatir centros enemigos y por tanto la inviabilidad de una división en minipueblos totalmente autónomos, hay la necesidad de evitar ante todo odios y enfrentamientos entre pueblos.... en fin, hay muchos temas que deben tratarse en cada caso con realidad y teniendo en cuenta el objetivo final de respeto a los Pueblos. Todo eso es debatible, y no debe ser objeto de divisiones y odios, mientras quede claro el Valor esencial como objetivo último, una mundo de Pueblos diversos, respetuosos con su variedad, anti imperialistas y anti colonialistas, unidos en los Valores esenciales éticos y respetuosos con sus etnias y variedades.
  • 13. 13 Pero en vez de esto las manías de un nacionalismo chauvinista, una tendencia a despreciar a otras naciones, a recordar historias pasadas de enfrentamientos debidos a sistemas nacionalistas, capitalistas y egoístas, en fin, las más absurdas manías de odios o de opresiones entre pueblos por una parte y de falta de visión realista por otra, hacen que este tema sea a veces una auténtica barbaridad en los grupos NS. En España es un ejemplo ver a NS que odian a los vascos o catalanes porque piden su lengua y su identidad, odian a Inglaterra por las guerras capitalistas de antaño, en fin, que olvidan toda la base racial y comunitaria del NS por un chauvinismo o centralismo facha que nada tiene de NS. 7- Religión, espiritualidad, Iglesias.... Si el nacionalismo fascista, centralista e imperialista, es la base de la mitad de las peleas entre camaradas o grupos, las Iglesias y religiones es la otra mitad.... y el problema es el mismo, el olvido de los Valores esenciales y el fijarse en los detalles discutibles como si fueran la base de todo. El Valor esencial es el apoyo del NS a toda espiritualidad que eleve y dignifique al Hombre. El NS no es una religión ni una antireligión, pero apoya cualquier religiosidad que no vaya contra los valores esenciales éticos de nuestra raza. Las Iglesias están llenas de defectos pero también lo están los grupos NR y NS, ¡a menudo con muchos más defectos que las Iglesias!. El NS no obedece a las Iglesias pero no las combate en su esencia sino solo en cuando aquellas se entrometen en temas políticos que no corresponden a su papel esencial: propagar la religiosidad y la buena voluntad entre los hombres. El paganismo es una opción espiritual bien difundida entre muchos camaradas, y que debe ser totalmente respetada, como debe serlo el camarada que es cristiano. Y sin embargo ni muchos camaradas cristianos respetan al que es pagano ni muchos paganos respetan al cristiano.... cosa de locos. En vez de fijarse si ambos defienden los valores esenciales del NS y en ese caso dejar que cada cual los fundamente con la religión o creencia que desee, se empeñan en pelearse por los detalles teológicos o particularistas que son libres de opinar. Si la Iglesia católica tiene una clara política contraria a nuestros planteamientos políticos debe ser combatida como organización política, no como Iglesia. O sea, debemos analizar si una Iglesia defiende en esencia valores negativos o no. La política concreta que defienda es un tema del momento, que debe ser combatida como una degradación de esa Iglesia, pero lo importante es conocer si su esencia es positiva o no. Hitler declaró claramente como positiva la esencia del cristianismo, su papel de amor al prójimo y de fomento de las virtudes humanas. Por supuesto tuvo que combatir posiciones políticas de la Iglesia. Esta es nuestra posición esencial. Y pasa lo mismo con el paganismo. Apoyamos su esencia, hay una gran raiz pagana del hinduismo arianista, hay un paganismo de origen celta, hay muchas formas positivas de paganismo, pero podemos disentir de muchos temas externos o concretos de grupos paganos, que a veces rayan la neurosis o simplemente son extravagantes. La esencia es lo importante, el apoyo del NS a la espiritualidad de cada pueblo, según su tradición y particularidades, una religiosidad integrada en las características de cada pueblo, en su forma de vida y su entorno cultural, su mitología y su forma de ser. Por eso nos oponemos a importar religiones muy respetables de otros pueblos o razas pero externas a las raices culturales y vivenciales de nuestro pueblo. 8- Revisionismo: su importancia es la Mentira global, no el hecho en si Hay dos grandes temas en el Revisionismo:
  • 14. 14 - La defensa de la Verdad histórica, sea cual sea. - La denuncia de la Mentira sistemática del sistema demo-progresista en todos los asuntos, incluido el que consideran más ‘sagrado’ y protegido por la represión. La primera manía que recorre el mundo NS es confundir la defensa de la verdad de la inexistencia de un plan de exterminio de judíos por parte del NS con la incapacidad para asumir errores en el tratamiento de las deportaciones y brutalidades cometidas con los judíos durante la II Guerra Mundial. El revisionismo ha probado sobradamente que no hubo un plan de exterminio sistemático, ni cámaras de gas, etc... pero no niega la brutalidad de la deportación, las consecuencias terribles que tuvo para muchos inocentes, diversas matanzas cometidas, etc... En general creo que en nuestros medios actuales hay una falta general de sensibilidad sobre los horrores de la guerra y la deportación. De tanto demostrar mentiras difundidas por la propaganda sionista hemos olvidado las muchas verdades de tragedias, matanzas, crímenes, brutalidades y faltas de trato humano que se cometieron, si, por todas partes, pero por ello también por parte de los alemanes y sus aliados. He indicado muchas veces que si los sionistas fueran gente honrada, ¡que no lo son!, sería posible un documento de reconocimiento de todo ello y lamentar juntos los males causados a inocentes por todos los bandos. En cambio el gran éxito, el punto esencial actualmente del revisionismo, por el que es importante su lucha, es demostrar hasta que punto el sistema no solo miente sino que persigue, reprime y actua increíblemente sobre los que solo pretenden dar una opinión seria y documentada de un tema histórico. La represión increíble y brutal, absolutamente demencial, contra el revisionismo nos muestra la falta libertad democrática y el poder sionista en el mundo actual. Hasta que punto está dominado el mundo por el poder sionista y hasta que punto es hipócrita la libertad de expresión cuando se opone al poder real del Sistema. 9- Disciplina y dirección en los grupos NS y NR. Es curioso, en los grupos NS y NR actuales hay muy poca disciplina pero muchísimas manías sobre la disciplina y la jerarquía, obediencia, unidireccionalidad, expulsiones y mando..... La disciplina es seguir en una organización, seguir su línea táctica, aunque no se esté de acuerdo con ella, pero si con sus principios básicos. No es indisciplina debatir o disentir sino incumplir y dividir. Creo que hay una ‘manía del sargento’ en muchos grupitos, se quieren dirigir como si fueran un pelotón militar, pero en realidad lo único que hacen es dividirse y pelearse continuamente. Los que disienten solo piensan en marcharse del grupo y formar otro aun más pequeño y de menos valía. Los dirigentes creen que el que se equivoca lo hace a propósito y el que disiente es un traidor o un enemigo. La pequeñez de los grupos hace ridículas sus peleas internas, los que se van ‘porque no se hace nada’ suelen hacer aun menos una vez fuera del grupo que antes dentro del grupo que ‘no hacía nada’. Los dirigentes confunden dirigir con expulsar, ordenar y juzgar severamente cualquier fallo... con excepción de los suyos propios. Dirigir un grupo NS actualmente (insisto, hoy, en otras circunstancias sería distinto) exige paciencia, aprecio por los camaradas, comprensión infinita por los problemas a los que se enfrenta una persona por ser NS en este mundo actual, sentido de la realidad y ser inflexible solo cuando hay mala fe, falta de ética personal, no cuando hay errores o fallos humanos.
  • 15. 15 10- El Estilo: ¿una mentira en boca de miserables? La existencia de un Estilo y un comportamiento ético es una constante en casi todos los grupos o camaradas NS y NR... y la verdad es que tras tanta palabrería no faltan estafas, corruptos, negocios sucios, faltas de pago, engaños matrimoniales y bastantes bajezas ... La realidad es que una de las manías es distinguir entre los negocios privados y la vida política, de forma que hablan de ética y de estilo y luego son mafiosos o llevan una vida degradada, estafan a camaradas, van tras el dinero, etc... La vida personal debe ser un reflejo de ese mismo NS que predicamos o sino todo es una miseria y una falsedad, tan falsa como la del Sistema que predica democracia y progresismo y vive en el capitalismo y el vicio. La experiencia nos muestra muchos casos de dirigentes llamados NS, incluso respetados, que son unos mafiosos y cuyo comportamiento personal es denigrante cuando se trata de negocios y dinero. El estilo no es un uniforme ni palabras, sino la vida personal. Un Nacionalsocialista no tiene una dicotomía entre su vida y su ‘política’, y cuando uno es miserable en su vida profesional no puede pretender ser útil en lo político. Pero lo peor es el error de muchos camaradas de ‘aceptar’ como bueno al ‘camarada’ solo por serlo, no por su conducta y persona sino por solo manifestar unas ideas. En fin, si logramos evitar estas manías, esos errores, lograremos caminar por una senda distinta a la del Sistema, sino solo seremos una parte mas degradada de la humanidad, sean cuales sean las ideas que se defiendan por la boca. WAGNER Y LA OPINION CONTEMPORANEA Hubo un tiempo ,ya muy lejano, en el que Wagner era considerado como una especie de malhechor musical digno del desprecio y de la execración de toda persona que se preciase de tener buen gusto. En esos días felices los aficionados de la ópera silvaban el Tannhausser, los aficionados denunciaban con indignación en Wagner la ausencia de melodía y el abuso de las disonancias, la falta de ritmo, la incoherencia en la composición. Las críticas le acusaban de ser un charlatán muy hábil en confundir al público, en organizar sensacionales cencerradas donde acudían sólo los bobos y los snobs. Después, durante los últimos 20 años del siglo XIX, llegó la apoteosis. Wagner apareció no sólo como el más grandes de los músicos vivos, como un genial creador, sino como el renovador de todo el Arte, aun más, como el precursor de toda una nueva cultura, lease una Religión, y sus devotos acudían en masa hacia la Colina sagrada de Bayreuth para recibir la nueva Revelación. Hoy en día el periodo heroico del wagnerianismo hace ya tiempo que se agotó: una serie de síntomas claros anuncian una reacción decidida contra el maestro de Bayreuth. No se trata de que el anti- wagnerianismo inocentemente doctrinario de otras épocas haya encontrado nuevos adeptos. El antiwagnerianismo de antes ha desaparecido casi totalmente, apenas se encuentran aquí y allí algún espécimen aislado en estado fósil. Tampoco se debe a que hayamos vuelto a los prejuicios nacionalistas que se dirigían contra Wagner al acabar la guerra de 1870-71 y que provocaron la famosa manifestación contra Lohengrin. Trataron en vano de hacerlos revivir al acabar la Gran Guerra (La I Guerra Mundial), y fueron precisamente los combatientes llegados de las trincheras los que manifestaron su firme resolución de no tolerar que se les impidiese volver a escuchar, si así les parecía, el Tristan o Parsifal. Tampoco se puede pretender asegurar que el gran público se haya olvidado de Wagner: sigue siendo aun su favorito. Wagner es seguramente el músico
  • 16. 16 que, hasta el momento, se dirige más directamente a su sensibilidad y hace brotar la más espontánea emoción. Y entre los mismos músicos, no creo que la admiración por Wagner haya realmente decrecido ni que se pretenda seriamente el negarle ser, al lado de Beethoven y de Bach, uno de los grandes héroes de la música alemana y del arte de todos los tiempos. Es incontestable ,sin embargo, que los jóvenes se han alejado de Wagner, sobretodo en nuestro país, pero también en Alemania. Son las causas profundas de esta reacción las que yo quisiera analizar en este texto. Fue Nietzsche, creo, el primero en haber claramente discernido sobre los límites del genio de Wagner y los defectos de su arte. Es bien sabido como ,tras haber sido el discípulo más entusiasta, el amigo más devoto, el apologista más elocuente de Wagner, tomó conciencia ,precisamente en el momento del triunfo decisivo de la causa wagneriana, en las famosas representaciones del 'Anillo de los Nibelungos' en Bayreuth 1876, de las profundas divergencias que le separaban de su maestro, como tras una lucha dolorosa consigo mismo, rompió definitivamente con él, y como, al fin, en 1888 se convirtió en su crítico mas despiadado, su más genial despreciador y denunció con una pasión trepidante, con un furioso frenesí, el romanticismo adulterado de su maestro de antaño y el peligro que representaba para la salud artística y moral de Europa. El célebre panfleto don de Nietzsche condensó finalmente sus ataques ,'El Caso Wagner', es suficientemente conocido, creo yo, como para que sea superfluo volver a exponer al lector las ideas esenciales. Me limitaré a constatar que si despoja el pensamiento de Nietzsche del tono paradoxal y agresivo que se desprede de su pluma, se le ve reducido a algunos juicios muy simples, que se han convertido actualmente en los lugares comunes de toda crítica. ¿Que pretende en suma Nietzsche?. Que Wagner está unido a la tradición romántica. Que, por su comprensión superior del efecto teatral, por sus aspiraciones religiosas, sus simpatías por un ascetismo místico y vagamente católico, por su pesimismo resignado, su desconfianza de la pura razón, de la voluntad consciente y la acción reflexiba, Wagner es el representante máximo y más genial del neo- romanticismo moderno. Pero este neo-romanticismo tiene, en gran medida, su base principal en la 'decadencia', en la degeneración psicológica de la Raza. Dejad aumentar la influencia de Wagner, dejad ir la evolución de la civilización europea en ese mismo sentido y iremos inevitablemente en un nihilismo pesimista que tiene por conclusión lógica el nihilismo práctico, el debilitamiento y la muerte de la civilización europea. Al ideal romántico es hora de de oponerle el ideal Clásico, a la religión del sufrimiento humano, el culto de la vida y la voluntad de poder, a Richard Wagner, Bach y Beethoven -o incluso Bizet y Peter Gast- Sofocles, Racine y Goethe. Esto es lo que pedía Nietzsche cuando declaraba que era prciso 'mediterranizar la música'. Estas ideas causaron pronto efecto. No se ha llegado, cierto, a proclamar con el autor de 'El Caso Wagner' que Wagner fuera un 'neurótico', una enfermedad de la que era preciso curarle lo antes posible. Pero si se ha osado a formular reservas sobre el arte y la personalidad de Wagner. Se ha dejado de alabar a Wagner como una especie de Superhombre, como la encarnación misma del Arte integral, y el Drama Musical como la obra suprema hacia donde iría dirigida toda la evolución del arte europeo. Incluso wagnerianos fervientes se permiten de constatar un 'contraste' entre Wagner y los grandes genios clásicos. Así Max Graf, por ejemplo, nos describe al maestro de Bayreuth como de una naturaleza extremada y inarmónica, dividida entre aspiraciones contrarias, combatiendo en sucesivas oscilaciones entre un instinto de poder que le empuja con una violencia elemental a la búsqueda de la felicidad terrestre, a la conquista de la grandeza mundana, y un instinto religioso que le lanza irresistiblemente a éxtasis místicos en los que deseaba con un ardor no menos devorador el
  • 17. 17 aniquilamiento, la renuncia, el nirvana, la noche y la muerte. En su alma, el amor arrebatado a la vida, se alterna con la negación frenética de la voluntad de vivir, y de todas estas disonancias brotaba un deseo apasionado de felicidad, de paz y harmonía. Estas terribles crisis habrían producido obras de arte repletas de vida y de vibrantes emociones. Pero no se debería olvidar que este arte no tiene su fuente ,como en el caso de los grandes héroes de la cultura alemana, en la plenitud de una personalidad desbordante de vida, sino en las disonancias grandiosas de una naturaleza dolorosa y desgarrada. Y esto es, seguramente, una inferioridad. Los historiadores ,en este tema, coinciden con los críticos de arte. Muy significativo es el juicio de Lamprecht sobre Wagner y sobre la cultura 'impresionista' de la cual Wagner es, según él, el representante típico. El célebre historiador estima que la última fase de la evolución contemporánea no es otra que una especie de 'reinicio' del periodo primitivo. Entonces, como ahora, parece que el hombre haya vivido básicamente gracias a la sensibilidad nerviosa, sin haber entonces ,a diferencia del hombre moderno, sido consciente de su estado nervioso. M. Lamprecht anota numerosos síntomas que harían este hecho verosímil. Son ,primeramente, las curiosas analogías que se han señalado entre el arte ornamental primitivo y el estilo moderno, que tienen uno y otro como característica una predilección por la ornamentación floral estilizada. En poesía así mismo se constata puntos de contacto entre el periodo primitivo y el nuestro. Se ve florecer en uno y otro periodo el recital épico dramatizado, el cuento mágico, la poesía lírica expresando el estado del alma. En moral, está en ambos sitios el culto al héroe, la coexistencia de tendencias comunistas con un feroz egoismo aristocrático de la 'fiera rubia'. Asi mismo la divinización de las fuerzas naturales, tal como se observa en el periodo primitivo, nos recuerda el panteismo tan expandido en los tiempos actuales. En fin, la noción de la obra de arte integral, tal como la concibe Wagner, no se encuentra más que en la época primitiva, donde la vieja poesía coral de los Germanos parece haber realizado perfectamente esta síntesis de la mímica, de la poesía y de la música, de la que la evolución posterior ha hecho surgir, en el transcurso de los siglos, por una serie de diferenciaciones sucesivas, las diversas formas especializadas de las artes particulares. Pero M. Lamprecht no duda en constatar que este retorno a la época primitiva puede ser un peligro: "La cultura exclusiva de la excitación sensible, indica, es el inicio del fin"; y añade que nuestra época nos recuerda aveces de forma inquietante los tiempos de la Roma imperial o la época que precedió en la India ala llegada de Buda. No es, sin embargo, a un pesimismo descorazonador a donde nos conduce todo esto. Como la mayor parte de los críticos que han intentado de marcar el camino de la cultura alemana del siglo XICX, no admite que su decadencia sea inevitable. Según él, lo mismo que el Germano en el periodo final de la etapa primitiva pudo elevarse de las esferas inferiores de la vida psíquica, del dominio de la impresión sensible/nerviosa, hacia las capas superiores, hacia la actividad sentimental y racional, así el Alemán moderno podrá, tras el viaje de exploración que acaba de realizar a las regiones de la sensación pura, volver a elevarse de nuevo desde la cultura 'de la vía nerviosa' a una era de clasicismo filosófico y de racionalismo científico. Solo está claro que Wagner no es el profeta de los tiempos nuevos. Wagner ha sintetizado, en su drama total, en un conjunto poderoso todas las creaciones de las épocas fecundas en las que nacieron las religiones, las cosmologías y los Mitos. Su obra resume la obra de siglos primitivos, sugiere con una intensidad prodigiosa las energías que han creado la cultura alemana y europea. No es una anticipación del futuro, no es una visión profética de las fuerzas latentes que duermen aun inconscientes en el corazón de la Nación y determinan la labor de las futuras generaciones, sino que con la magia poderosa de sus acentos su obra es el canto de arpa que acompaña el crepúsculo de los viejos dioses, la agonía de una cultura que
  • 18. 18 toca a su fin. El ideal hacia el que quieren orientarse Lamprecht y los que piensan como él, no es el del romanticismo wagneriano, ni siquiera el del romanticismo nietzschesiano, sino el ideal de Goethe, el ideal de la armonía, la medida, la maestría y la aceptación viril de las realidades de la vida. Asi el problema wagneriano aparece como un aspecto típico del problema de la cultura moderna. Wagner ,cuya obra refleja con tan incomparable grandeza la vida emocional compleja de nuestra época de la sensibilidad, Wagner, por su genio tan profundamente religioso, su hostilidad contra el intelectualismo, su desden por la 'pequeña razón', por su pesimismo místico, por su amor hacia todo lo que es inmenso, desmesurado, primitivo, elemental y también por su comprensión maravillosa del efecto teatral y de la puesta en escena, se afirma como el representante más genial de este neo-romanticismo tan expandido en Alemania como en Francia, y cuyas manifestaciones se han multiplicado en todos los dominios de la vida espiritual, en la filosofía del arte, en las ciencias históricas o en el las ciencias sociales. ¿Este neo- romanticismo es perfectamente sincero y sano en todas sus tendencias?. Nadie lo podría afirmar, en todo caso una reacción muy viva se ha manifestado desde hace tiempo contra sus tendencias y esta reacción ha tenido su repercusión en la gloria de Wagner. Su arte no es ya para nuestros contemporáneos 'el arte del futuro' sino el arte de un pasado reciente y del cual muchos creen que ya es hora de superarlo. En nuestro país, en Francia muy particularmente, su influencia se ha reducido mucho entre los principales músicos. Hace 40 años Wagner dominaba la vida artística francesa; apasionaba a los amantes del arte, era el maestro en el que se miraban todos los músicos. El wagnerianismo ejercía un verdadero dominio; se veía por todas partes surgir innumerables copias del Tristan, de la Tetralogía o de Parsifal; se preguntaban si esta influencia exclusiva no amenazaba con ahogar la originalidad de los artistas. Hoy en día todo ha cambiado. Nuestro horizonte se ha ampliado considerablemente: hemos llevado nuestra curiosidad a todas las regiones del mundo musical, nos hemos apasionado con el misticismo de Franck, del impresionismo y del naturalismo de los artistas rusos, de la limpieza sobria y elegante de nuestros antiguos maestros franceses; hemos degustado el folklore musical de Occidente, de Oriente e incluso del Extremo Oriente. Y hemos finalmente vuelto a ser nosotros mismos. Ni el impresionismo de Debussy ni el expresionismo contemporáneo debe nada a Wagner. Nos hemos autopersuadido de que la influencia wagneriana ha sido en el fondo bastante superficial, sabemos que en entre nuestros artistas auténticamente geniales su influencia no causó problemas a su originalidad creadora. Nos hemos convencido de que incluso en las obras donde la imitación de ciertos procedimientos wagnerianos salta a la vista, como 'Fervaal' o 'Saint- Christophe', no eran en su esencia wagnerianos en absoluto. Ya durante los años que precedieron a la I Guerra Mundial, Wagner había dejado de estar 'de moda'. Debussy lo consideraba 'infectado' de intelectualismo, pensaba que la música debía renunciar a las pretensiones literarias y filosóficas que la hacían pesada y se declaraba abiertamente en guerra con la retórica musical, con las construcciones de Leit Motif, con el ejercicio escolástico de los desarrollos temáticos. Alberic Magnard sabía perfectamente que estaba 'fuera de su tiempo' y que se exponía a ser considerado un reaccionario cuando, en el prefacio de su 'Bérénice' proclamaba con fuerza su deuda con el maestro de Bayreuth y se declaraba su discípulo. Hoy en día es evidente que nuestros 'expresionistas' de vanguardia que se basan en Strawinsky, en Arnold Schoenberg o Erik Satie, no tienen casi nada en común con Wagner. Estos intelectualistas, apasionados de la técnica y desdeñosos con los sentimientos, siempre a la búsqueda de sonidos inéditos, no tienen nada que hacer con el maestro de Bayreuth. Para ellos Wagner les es profundamente extraño debido a su gusto por lo monumental, por su retórica patética,
  • 19. 19 por sus expresiones líricas, por su sentido de la arquitectura amplia y su romanticismo. Entre los jóvenes adeptos a la música más avanzada se habla con la más irrespetuosa ironía del 'ronron' wagneriano o del 'gnangnan' de Cesar Franck. Los dioses de van. La hora del 'Ocaso de los Dioses' ha sonado para el Wagner de la música moderna. Me cuido mucho de escandalizarme. Es lógico que tras haber sido durante muchos años el maestro absoluto, Wagner pertenece actualmente al pasado, donde conserva en todo caso un lugar eminente en la historia de la música europea. Comprendo pues que los jóvenes se aparten de Wagner. Yo me limito a desear ,sin embargo, que en un punto traten de conseguir de Wagner un secreto que éste les ha ocultado: El arte wagneriano es esencialmente un arte colectivo y social. Wagner ha querido hablar a las masas, entusiasmar al pueblo. Y lo logró. Su obra ,que ha seducido a las élites, se ha impuesto también entre el gran público, ha mostrado un poder de difusión absolutamente extraordinario. Sus dramas musicales pueden rivalizar, en este tema, con las óperas de éxito como Fausto, Mignon o Rigoletto. Y creo que no es algo indiferente que esto sea así. El valor artístico de una obra no está, sin duda, en proporción a su poder de expansión, pero es deseable que una obra de arte pueda conquistar un círculo de admiradores lo más extenso posible. Pues es absolutamente cierto que hay en nuestros días un divorcio absoluto entre el arte de las masas y el arte de los artistas. El público artístico que se interesa en las experiencias de nuestra 'tendencias actuales' es demasiado restringido para llenar permanentemente las salas de los Teatros. Y como por otra parte el gran público no quiere saber nada de las experiencias de los innovadores, resulta que las piezas de un cierto interés, que representan un esfuerzo artístico considerable, que han sido acogidas positivamente por la crítica y el público elitista, desaparecen de la cartelera tras unas pocas representaciones. Muy raras son las obras que alcanzan un público extenso. Incluso 'Pellas' no es popular, y no ha franqueado hasta hace muy poco las 100 representaciones. 'Arianne' y 'Barbe-Bleue' que es también ,sin duda, una obra de alta calidad, tiene muchos problemas para mantenerse de tiempo en tiempo en cartelera por algunas pocas representaciones. Lo mismo puede decirse de la deliciosa obra maestra de Ravel, 'Heure espagnole'. Y que decir de 'Bérénice' de Magnard, de 'Pays' de Ropartz, de 'Scémo' de Bachelet, etc...! ¿Este divorcio entre el teatro artístico y el teatro popular se debe únicamente a la necedad incurable de nuestro público operístico?. No puedo menos que preguntarme si no hay también una parte de culpa de los artistas. ¿No tendrán éstos una tendencia a complacerse en un refinamiento, en el ensayo técnico, en un modernismo agudo o en un arcaicismo desconcertante?. ¿No son a menudo ingeniosos, elegantes, aveces exquisitos, pero diminutos?. ¿No han complicado a placer su lenguaje, refinando en exceso sus combinaciones armónicas y su colorido instrumental?. ¿No se arriesgan ,siguiendo esta vía, a crear obras cerradas, muy nobles posiblemente, como los sonetos de Mallarmé, pero que están condenadas por su naturaleza misma a no tener difusión alguna?. Artistas geniales sin duda alguna han logrado entender el secreto de escribir a la vez para los delicados y para las masas. Sería imprudente por parte de nuestros músicos el confinarse en un excesivo desdén hacia la gente normal. La grave pregunta que les agobia actualmente es saber si su obra posee suficiente vigor elemental, suficiente humanidad verdadera, para conquistar finalmente también al gran público - o si están destinados a quedar, como el arte de tantos de nuestros líricos de ayer y hoy, sólo como un arte de virtuosos, de especialistas refinados, cuya actividad no sale de un círculo restringido. Me pregunto si, a este respecto, nuestros jóvenes músicos no tendrían necesidad aún de algunos consejos de un Wagner. El arte de Bayreuth es en efecto auténticamente monumental, hecho para
  • 20. 20 imponerse no sólo a un círculo de personas delicadas o una pequeña capilla de iniciados, sino a una colectividad extensa. Si a nuestros impresionistas o expresionistas actuales les pudiera Wagner comunicar algo de su fuerza, de su masividad, no tendríamos ,creo, nada que perder. Su ejemplo no hace mucho nos ayudó a sacudirnos de la torpeza musical en la que estabamos hundidos, a reencontrar el sentido del gran arte, él nos ha enseñado un lenguaje capaz de encantar a los artistas. La regeneración de la música francesa es un hecho realizado, pero queda por desear que nuestros músicos aprendan a entusiasmar a la masa de la misma forma que han seducido a la élite. A este respecto Wagner queda aun para ellos como un modelo inalcanzado y cuya lección puede hoy en día ser saludable. Henri Lichtenberguer AMAR LA NATURALEZA Por J. M. Cuando en Cedade empezamos con nuestro mensaje ecológico, quedaron sorprendidos propios y extraños. Eso de defender la naturaleza y los animales era cosa de viejecitas sentimentales que albergaban en sus domicilios a tres perros y cinco gatos, todos ellos recogidos en lamentable estado de su vagabundear por las calles. Nosotros no hablábamos de ecología porque la palabra todavía no se había puesto de moda y además nunca la habríamos elegido, suena demasiado científica y lo que nos movía a nosotros era algo anímico, mucho más cercano al sentimiento que a la reflexión. En aquella época únicamente el partido nacionalsocialista Nordiska Risk Partit de Noruega incluía la protección a los animales en su programa. Con el paso del tiempo el ecologismo ha ido ganando adeptos y todo ello ha contribuido a mejorar el conocimiento que se tiene del mundo natural y a valorar los pocos territorios salvajes que todavía quedan en el mundo, sin embargo era difícil que un mundo cada vez más materialista no intentara instrumentar el ecologismo hacia facetas comerciales y así surgieron los “deportes de aventura", "el turismo de aventura”, el campo inagotable de los documentales de la naturaleza hechos casi siempre por personas que no la aman y que consecuentemente no saben ver su parte más hermosa y también toda una serie de argumentos utilitarios para defender el mundo natural, y aunque Europa había cercenado sus bosques hasta reducirlos cada vez más, aunque en España se explicaba aquello de que en el pasado un mono podía ir de árbol en árbol de un lado al otro del país (ya será menos!), lo cierto es que los mismos que talaron sin piedad sus bosques intentan impedir que los brasileños, por ejemplo, hagan lo propio. Ahora se argumenta que se trata del pulmón del mundo, pero nadie está dispuesto a pagar por ese pulmón, todos se limitan a intentar que el Gobierno Brasileño renuncie a unas ganancias a las que los europeos nunca han renunciado. Pero eso es desviarse del tema. El ecologismo ha significado un avance hacia la comprensión de la naturaleza, pero el resultado práctico, real, el paso que lleva de la comprensión al amor por ella, todavía no se ha dado o sólo circunstancialmente ha tenido lugar. Hay mucha gente que vive de la ecología o del inmenso campo relacionado con los espacios vírgenes Hoy en España, hay carreras universitarias o especialidades académicas tales como ciencias del medio ambiente, ciencias marinas, estudios de impacto y auditorías ambientales, conservación de la naturaleza y gestión de recursos naturales, técnicos en medio ambiente, asesores en gestión ambiental, expertos en contaminación marina, conservadores de parques nacionales... Pero... ¿aman esas personas a la naturaleza?
  • 21. 21 Lo cierto es que el camino acaba de empezar. La defensa de la naturaleza es más un tópico que un hecho. Como sea que se ha promocionado desde tan diversos ángulos, hay mucha gente jóvenes especialmente que se interesan por el tema, pero de una manera demasiado fría y especulativa. Dentro de la Iglesia Católica, por ejemplo, nunca, ni una sola vez en toda mi vida, he oído que se pidiera por los animales o por la naturaleza. Cada domingo se reza por políticos, religiosos, trabajadores, enfermos, viejos, hombres, niños, mujeres, negros, amarillos, parientes, amigos, forasteros... Cada misa incluye una serie de peticiones por todo tipo de personas, pero nunca, ni una vez, se ha pedido por los animales, como en la hermosa oración que incluimos, al final. Y tampoco en el ámbito nacionalsocialista ni en los otros evidentemente , las cosas son mejores. Desde 1945 hasta hoy se han editado miles de libros en todo el mundo analizando los aspectos más anecdóticos del nacionalsocialismo, han aparecido libros que analizaban una determinada compañía de una determinada división, otros que estudiaban las hebillas de los uniformes del III Reich, y otros, más trascendentes, que se ocupaban del revisionismo, de la economía, del derecho, el arte... pero el tema de naturaleza y la protección de los animales no ha merecido estudios profundos y eso en una época como la actual en la que estos temas están de moda. La lucha sorda iniciada por Cedade sigue sin resolverse. Los alcaldes de nuestras ciudades, los responsables de los gobiernos regionales, los ministros del gobierno, todos se manifestarán reiteradamente partidarios de proteger la naturaleza o incluso firmarán tratados para evitar la pesca de ballenas o focas, pero en el terreno nacional nada dirán o si dicen algo será para apoyar las corridas de toros. Tampoco hablarán de palomas, cotorras (que ahora son un problema en Barcelona), gorriones, golondrinas, gatos, perros... La labor de todos los organismos oficiales frente a los problemas reales de los animales consiste en matar. Los ayuntamientos matan perros y gatos abandonados, matan masivamente palomas o cotorras, multan a los ciudadanos que dan de comer a los pájaros, se prohibe a los perros que entren en los parques o se les obliga a ir atados. No se hace nunca ninguna ley realmente a favor de la naturaleza, en el mejor de los casos se hacen leyes limitando el maltrato a animales o medios naturales, es decir, no se organiza ni siquiera el complejo mundo natural de las grandes ciudades, destinando espacios a animales domésticos, alimentando a los animales no dañinos que viven entre nosotros. Lo más que se hace es restringir determinadas crueldades que hasta determinada fecha eran válidas, pero sin que las penas impuestas puedan efectivamente inducir a no cometerías. Nada se dice sobre el gran problema de la industria alimentaria, ese diario baño de sangre, como decía Wagner, que se repite incesantemente día tras día mes tras mes, año tras año. Espectáculo lúgubre, siniestro, de sangre y cadáveres, con ese hedor característico de la muerte que se percibe en los mataderos, con el sufrimiento de los animales que ven aproximarse su sangriento fin, que tiemblan, que sufren ante la muerte fría o inexorable que les espera por parte del buen padre de familia que esgrimiendo un cuchillo cercena los cuellos de los animales mientras le explica a su compañero que su hija va a hacer la primera comunión el domingo, o que su equipo preferido hizo un buen partido. Todas las leyes que de alguna manera protegen la naturaleza y los animales, o tienen un fin utilitario o soslayan los temas que puedan afectar al mundo económico del país. El más el ideal de los gobiernos actuales lo más que hará es diseñar un artefacto nue¬vo que cause la muerte de los animales en menor tiempo, pero nunca hará una ley que encarezca sensiblemente los alimentos a cambio de una humanidad en el trato. Los siniestros mataderos seguirán siendo salas de muerte ante la que se agolpan y apelotonan las inocentes víctimas que serán sacrificadas sin miramientos, cogiéndolas de un pata o de una oreja. La mínima humanización de la industria alimentaría
  • 22. 22 supondría triplicar el costo de los alimentos, pues, desde el principio del proceso, al no poder tener hacinados a los animales en estrechos habitáculos, el tener que alimentados decorosamente, el tener que transportarlos de manera holgada y el sacrificarlos de manera que no perciban su camino al sacrifico, supondría la voluntad de la población de pagar más, mucho más, por lo mismo. No para obtener una carne de más calidad, no para conseguir un alimento más nutritivo, sino para humanizar la crueldad del "diario baño de sangre”. Evidentemente el vegetarianismo que Cedade propugnó, el que asumieron varios de sus dirigentes teniendo como ejemplo al Inmortal Maestro Richard Wagner y al Führer Adolf Hitler, era la auténtica solución al problema. Pero aún ahora los auténticos amantes de los animales y de la naturaleza son presentados como una secta. Un partido político en el cual la mayoría de miembros fuesen vegetarianos aparecería como tal, de la misma manera que cuando se organiza una manifestación contra las corridas de toros, siempre se apuntan a ella cuadro chiflados vociferantes a veces los miembros de esa secta oriental que van disfrazados de bombona de butano tocando sus platillos para ahuyentar a las personas cabales que piensan que se trata de un grupo de excéntricos y eso pese a que las corridas de toros son el espectáculo más vergonzoso, salvaje, denigrante y cruel que existe en el mundo, pues por más que se diga que en países del tercer mundo se cometen bárbaras crueldades, aunque se diga que en Inglaterra la caza del zorro es algo también monstruoso, la verdad es que el único espectáculo bárbaro e inhumano que uno puede ver por la televisión a todas horas, son las corridas. Puedes poner la televisión para ver una película o un concierto e inesperadamente aparece en escena un toro chorreando sangre por la boca, o un jinete clavando su pica en el toro en una alarde de salvajismo inútil y bárbaro. Véase el espectáculo con frialdad y se comprobará la deplorable criminalidad de la corrida y especialmente del picador. Vemos una persona sobre un caballo clavando su pica, apretando contra el toro y el toro contra el caballo. Y a eso se reduce el espectáculo, a hacer daño, a herir, producir dolor, a verter sangre, para el disfrute de unos cuantos miles de personas insensibles, inhumanas que no sólo no se conmueven con el dolor de un animal y con su muerte después de una cruel tortura, sino que se complacen en ello y discuten si la banderilla se la clavaron al animal donde y como debían, o si la espada entró por el lugar exacto y salió por el costado del animal, demostrando la poca pericia del santo cielo, vaya nombre! "matador”. La insensibilidad de los toreros queda patente por un único caso conocido de arrepentimiento. Antonio Giráldez Ponce (*), nacido en Sevilla, fue llevado al toreo de manera casi involuntaria. Pero cuando fue a torear a Dos Hermanas, se dio cuenta del error "Allí, según refirió, se dio cuenta de que los becerretes embestían por jugar, y, cuando sentían el daño atroz de las banderillas, diriase que lloraban como niños. Su compañero de lidia recibió ¡dos avisos! y el toro murió, por fin, al onceavo pinchazo. Al ver el sufrimiento de la bestia y antes de que volviese a sonar el clarín, se negó a torear. Le impusieron una multa y ya no volvió a vestir el traje de luces. Posteriormente, y según parece de manera totalmente injusta, fue enviado a la cárcel por una reyerta callejera. En una entrevista publicada en el semanario "Crónica`, decía: "Huyo de los hombres, porque son todos muy falsos; luego de dar de comer a mis palomas y a mis perros, mi placer mayor consiste en estar en compañía de mis gatitos. A veces me meto en el cuarto de limpieza, donde ellos se refugian, y permanezco por espacio de unas horas, teniéndolos en brazos, viendo como corretean, como la madre juega con sus hijos y los hijos con la madre. Tal vez le parecerá ridículo todo esto; pero, en verdad le digo que, cuando estoy con mis pequeños felinos, soy tan feliz que ni siquiera me acuerdo de que me hallo en presidio. Los hombres no me causaron más que disgustos; me obligaron
  • 23. 23 a reñir, me encarcelaron... Pero eso me aparto de ellos y busco la compañía de estos tiernos seres en los que no hay falacia, y sí nobleza y lealtad". Esta historia demuestra que a cualquier edad y en cualquier circunstancia es posible cambiar, es posible ver la cosas de otra manera. Hay muchas personas que se obstinan en "no dar el brazo a torcer”, aunque en muchas ocasiones obraban mal por no haber reparado nunca en ello. También en la caza tenemos muchos ejemplos, como el del escritor Ivan Turghenlev que su primera incursión en el mundo de la caza le descubrió su auténtica manera de ser. Nunca más quiso ser cazador. La vida es para mí más hermosa que la muerte y puesto que no puedo dar la vida no la quito. Todos somos educados en el diario baño de sangre, en la exaltación de la caza y la pesca o de las corridas de toros, pero todos podemos en un momento u otro recapacitar y al menos si seguimos firmes en nuestras actitudes sanguinarias, que esa por haberlo meditado antes y no por simple desidia y costumbre, aunque advirtiendo previamente que el cazador, insensible al dolor y a la muerte, suele ser con frecuencia protagonista de actos violentos, utilizando con frecuencia su arma de caza tan fácilmente legalizable. Tal como me ha hecho ver recientemente un buen amigo, cada vez que un “loco" se lía a tiros con todo el mundo, eso sirve como argumento contra la legalización de las armas de fuego, pero casi invariablemente el protagonista no es otro que algún cazador habituado por su afición a causar la muerte con absoluta indiferencia. Hace años una buena amiga y camarada, con la que coincidía tanto en lo político como en lo religioso, me planteó sus dudas sobre la actitud que ambos teníamos ante la naturaleza. Una agrupación religiosa católica de carácter derechista le había insistido en que la naturaleza ha sido puesta por Dios para servir al hombre y que consecuentemente podía servirse de ella. Le escribí hace cinco años las líneas que siguen, que prefiero transcribir textuales que redactarlas de nuevo para incluirías en el artículo, pues fueron escritas inmerso en el más profundo sentimiento del mundo natural: “ ...No es lógico que sientas compasión por un conejo o una gallina y luches contra ese sentimiento para elaborar una complicada teoría que justifique a los que no sienten como tu. Seré claro y radical: es falso que la naturaleza haya sido puesta por Dios para servir al hombre. No sólo es falso según toda mi íntima convicción, sino que además sería monstruoso. Volveríamos a las polémicas en Cedade entre Nietzsche y Wagner. El fuerte debe servir al débil o servirse de él. La naturaleza no está para servirnos sino para que la sirvamos. Hemos sido creados a imagen de Dios y los animales son como nosotros para Dios y según los tratemos seremos tratados. Dios nos da su amor y nosotros lo tenemos que dar a los seres que se hallan por debajo nuestro, a aquellos que han tenido menos suerte en la creación. El hombre debe distribuir amor entre la naturaleza y sus habitantes, y no sólo entre los pocos que nos rodean. También con los negros, o incluso con los judíos y así con todos los seres vivos... A través de nuestro deber con la naturaleza nosotros podemos sentirnos creados a la imagen y semejanza de Dios. Hacer el bien no es tan sencillo, pues a veces podemos beneficiar a unos perjudicando a otros. Precisamente en la labor de protección del hombre a la naturaleza es donde podemos encontrar explicación a esas “injusticias divinas”, de buenas personas con mala salud, de golfos empedernidos gozando de felicidad y prosperidad. Proteger y custodiar la naturaleza nos hace ver los grandes problemas de equidad, los grandes sufrimientos que no pode¬mos aliviar, nuestra pequeñez insignificante. Dar nuestro amor una persona puede tener una contrapartida en ese mismo amor o en agradecimiento, en amistad o incluso en simples favores, pero amar a la naturaleza y a los animales, es amor puro, es amor sin contrapartida, es el amor en su más sublime expresión, pero esto nada tiene que ver con los “Verdes” o esos neocologistas de tras al cuarto que nos imaginamos sin ninguna ética, fumando porros o viviendo hacinados.
  • 24. 24 Esa auténtica prostitución de la idea pura de la naturaleza, no puede hacemos perder la perspectiva auténtica de nuestra misión con ella. Olvidémonos de toda esa gente que no para de hablar de la naturaleza, y hablarnos directamente con ella, procuremos respetar cada animal, cada planta, cada árbol, y veremos lo difícil que ello resulta, el daño que nos vemos obligados a hacer pese a querer evitarlo. Todo ello nos da la idea de nuestra misión, de nuestra responsabilidad, para con todo lo que nos rodea, para con las personas a las que muchas veces hacemos daños sin darnos cuenta, porque pensamos demasiado, a veces exclusivamente, en nosotros. Y esto naturalmente nada tiene que ver con un sentido panteísta. ¡No saquemos las cosas de su sitio! La naturaleza no es Dios. sino su más bella y grande obra. ¿Quién nos lo puede explicar de manera clara? Pues... “Parsifal”: ¡Qué hermoso me parece hoy todo el valle! He encontrado flores maravillosas que se elevan hasta mi cabeza; nunca había visto yo flores y tallos tan hermosos y tiernos; nunca ha exhalado todo lo que me rodea perfume tan suave; nunca me habló la naturaleza un mensaje tan íntimamente amoroso. Gurnemaz: ¡Son los encantos del Viernes Santo! Parsifal: ¡Oh día de suprema congoja! ¿No debiera en este día entristecerse y llorar, todo lo que florece, todo lo que respira, todo lo que vive y todo lo que renace? Gurnemanz: ¡Ya ves que no es así! Las lágrimas del arrepentimiento del pecador, se han convertido hoy en sagrado rocío que riega el prado y el valle. Todas las criaturas se regocijan de haber encontrado el benéfico vestigio del Salvador y le consagran su plegaria No pudiéndole ver a él mismo en la cruz contemplan al hombre redimido; ese se encuentra libre de angustia y de los horrores del pecado, puro y salvado, gracias al sacrificio amoroso de Dios: los mismas plantas y flores del valle participan de este beneficio, porque hoy el hombre no las aplasta a su paso, las respeta piadosamente, deslizándose con suavidad sobre ellas , de igual modo que Dios, con su celeste paciencia, se apiadó de él y por él padeció. He ahí la más bella oración que, acompañada de la más sublime música es capaz de hacemos entender en unos momentos, a través del sentimiento, lo que quizás nunca alcanzaríamos a través de la reflexión. El sentido no puede ser más bello, ni más cierto. Dios se apiadó de nosotros y murió en la cruz, nosotros hemos de apiadarnos de las flores, de los animales, de la naturaleza. Léete de nuevo (la oración de nuestro amigo tirolés la publicamos al final del presente articulo). No puede ser que no te conmuevas hasta lo más hondo. Esta oración la escribió el autor para personas como tú. Es un mensaje de su corazón al tuyo, y no puedo comprender que no recorra tu cuerpo un escalofrío al leer la devoción de un hombre que ha sabido transmitir amor hacia la naturaleza de una manera que, sorprendentemente nadie utiliza, a través de la oración". Lo malo es que no podemos sistematizar de manera racional lo que debe hacerse para amar a la naturaleza. Lo único que podemos hacer es puntualizar los aspectos negativos, podemos reglamentar lo que no debe hacerse (corridas, “diario baño de sangre”, caza, pesca, fiestas sangrientas...), pero es mucho más difícil reglamentar lo positivo, pues ello supondría tanto como intentar legislar el sentimiento y esto no sólo está fuera de nuestro alcance, sino del alcance de cualquier legislación, pues aunque el mal pueda prohibirse, sin contar con los sentimientos de los delincuentes que no son capaces de considerar que aquello es malo, mucho más difícil es concretar lo que significa hacer el bien, ¿como podemos describir los sentimientos? Cada cual "sentirá” profundamente de una manera diferente y tal como decía, creo que era Kant, a aquella persona que se le debe explicar lo que es la moral, ya no hace falta explicárselo. Incluso hay quien dice inclino por creer que los que tal dicen, no tienen sentimientos o tienen otro tipo de sentimientos. He tenido la experiencia de una persona que al ver un pájaro herido lo ha matado sin ningún remordimiento y con total frialdad pero exclusivamente para evitarle
  • 25. 25 sufrimientos. Yo no habría sido capaz de matarlo, aunque pensara que era lo mejor para él. ¿Quién ama más a la naturaleza? Normalmente el estudio del mundo natural nos sugiere muchas preguntas y muy pocas respuestas. Otro ejemplo muy representativo para saber actuar en la vida es la anécdota referida por un buen amigo que en una ocasión se hallaba en un vagón de tren donde se permitía fumar y entraron unos jóvenes fumando porros. Una persona de edad les increpó por ello y se entabló una violenta discusión. Mi amigo, que en aquella época se hallaba en un cuerpo de policía, pensó en actuar para evitar que la cosa fue a más, pero al intentar levantarse se dio cuenta de que la ley estaba con los drogadictos. En el vagón se podía fumar y fumar droga no está prohibido, fuego si él decidía actuar tenía que hacerlo contra el anciano y prefirió abstenerse, creándole graves problemas de conciencia pues si bien él estaba de parte de la persona mayor que había protestado, como agente de la ley tenía que proteger a los drogadictos. Con este ejemplo queda manifiesta la diferencia entre legalidad y moralidad. Todos los presentes en el vagón estaban de parte de la persona mayor, pero la ley estaba de parte de los otros. Se puede obligar a cumplir la ley, pero lo difícil es lograr que se sienta, que nos sintamos identificados con ella. He ahí el gran problema. Y eso es lo que nos ocurre cuando debemos dar consejos de como vivir de acuerdo con la naturaleza. Creo sinceramente que no hay normas, cada cual debe asumir sus sentimientos y actuar en consecuencia. Nosotros no podemos vivir como animales porque no somos animales, tampoco podemos pretender que los animales que nos rodean vivan como personas, porque tampoco lo son. Ni podemos reglamentar la naturaleza como si fuera un jardín versallesco ni siquiera deberían existir los jardines versallescos . No podemos vivir al margen de la naturaleza, pero tampoco podemos interferir en ella constantemente. Debemos buscar un equilibrio. No podemos caer en el error muy común hoy día de "dejar que la naturaleza siga su curso”. Una joven me comentaba hace poco que en su casa tienen perros, gatos, gallinas, pájaros, caballos, y que dejan libertad a la naturaleza, los perros matan a los gatos, los gatos se comen a los pájaros, los caballos cocean a los perros... pero las gallinas están protegidas de perros, gatos y caballos y allí sólo entran cuchillo en mano los dueños. Es un error dejar que la naturaleza siga su curso y esforzarse en aceptar las crueldades sin remediarlas. En Alemania se celebran unas fiestas de caza con caballos, jinetes tocando vibrantes sonidos con trompas de caza, multitud de perros que acuden a las diversas llamadas. Toda la ceremonia de la cacería y al final los hambrientos perros, después de correr como locos toda la mañana, encuentran un “premio de supermercado" como decían concretamente los organizadores. Se mantenía la belleza plástica, pero se rehuiría la sangre. Creo que no hay que esforzarse en encontrar LA manera de convivir con la naturaleza. Hay que dejarse llevar por nuestros sentimientos e intentar mitigar en la medida e nuestras posibilidades el dolor de animales y plantas. El famoso escalador Reinhold Messner escribía: "Sólo lograremos defender la Antártida si comprendemos toda su belleza. El valor real de este continente todavía virgen para la humanidad no puede ser estimado en dólares. Sólo puede valorarse por la calidad que su indómita naturaleza ofrece, que, por su propia forma de ser, es pacifica, infinita y hermosa: mi profesión consiste en conocer profundamente esta naturaleza salvaje. Desde hace tres décadas, éste es mi objetivo, una meta que persigo con entusiasmo, sí, incluso obsesivamente. Todo aquel que me escuche sabrá lo mucho que respeto la naturaleza salvaje, sabrá también de mis preocupaciones por las últimas reservas de la Tierra. Nada de descubrimientos, ni de récords, ni de triunfos. No soy un conquistador, no soy ningún geógrafo. Sólo soy una persona que se adapta perfectamente a la naturaleza...”.
  • 26. 26 Todo este razonamiento nos puede parecer muy acertado y sugestivo, pero es difícil creer que una persona que se empeñó en ser el primero en hacerse los 14 ochomiles de la tierra no quisiera saber nada de récords. Messner efectivamente ha vivido y viajado por los lugares más inhóspitos de la tierra, pero en la mayoría de esos lugares no hay naturaleza, no hay árboles, plantas, animales... solo hay roca y hielo. En esos lugares sólo se puede sobrevivir con provisiones de "supermercado". Eso no tiene nada o muy poco que ver con la naturaleza. De lo que Messner no se ha dado cuenta es de que cuando vive más íntimamente unido a la naturaleza es cuando no está de "aventura”, por esos mundos, sino cuando vive en su castillo en ruinas del Tirol, con su agricultura biológica, rodeado de campesinos que también forman parte de la naturaleza , en medio de bosques y montañas, con animales y plantas, con flores y bosques de hayas y abetos, con nieve y hielo durante el invierno y con un desbordante mundo de colorido y mil fragancias en la primavera. Las gestas de Messner son en parte las de cualquier deportista de elite, que sufre esfuerzos físicos que la mayoría no podían soportar, pero la aventura está muy disminuida por la técnica cuando con un aparatito del tamaño de un puño puedes saber tu posición exacta en cualquier lugar del planeta el descubrimiento ya no es posible. ¿Qué habría sido Messner en el siglo XX? Messner vive de sus aventuras, y nos parece muy bien, pero nada más. Si no las realizase no podría hacer la siguiente y esas hazañas quedarían reservadas, como en el pasado, a gente adinerada. Lo que hace Messner y tantos otros, unos con más ética que otros -, es lo que debe hacer, pero no es un aventurero ni siquiera como Bonetti que era un auténtico solitario, que deambulaba por todo el planeta, pero de manera más humana, bajando el Yukón en barca, viviendo solitario en la Isla de Juan Fernández donde Robinson Crusoe , atravesando andando el Valle de la Muerte, viviendo entre gorilas, osos o cocodrilos... siempre pulcramente vestido, correctamente afeitado, y aunque esa imagen que de él teníamos en los años sesenta-setenta puede no ser la exacta, sirve para ofrecer un ejemplo de lo que es propiamente un aventurero, una persona que hace coses que casi todos podríamos hacer, aunque haciendo naturalmente grandes esfuerzos y sacrificios, pero es muy diferente del caso Messner y otros como él, que realizan esfuerzos físicos de gran entidad y que no son asequibles a la mayoría. El escalador "hippie” americano Gary Hemming que se suicidó en Wyoming, posiblemente bajo los efectos de la droga , en los primeros años de su vida no hablaba de sus hazañas, hacía "primeras” que disimulaba no dejando rastros en la pared y callando su aventura. Lamentablemente luego se apuntó a la popularidad como todo el mundo, pero quizás hay todavía montañeros que, por no hablar de sus ascensiones, siguen haciendo sus escaladas o travesías para ellos solos e ignoramos su existencia precisamente porque quieren que la ignoremos. En todo caso yo admiro profundamente a Messner, por asumir esos grandes riesgos, por sus portentosas cualidades físicas, por sus firmes convicciones y su no arredrarse ante nada. Me parece muy bien que existan hombres así, pero quiero puntualizar que su ejemplo no es el más adecuado para referir la convivencia del hombre con la naturaleza. En definitiva las grandes hazañas de Messner han sido cuantitativamente una parte relativamente pequeña de su vida, el resto lo ha pasado como todos los mortales, viviendo con su familia o dando conferencias por todo el orbe. También escribe Messner en su libro sobre la Antártida de donde está sacada también la cita precedente: “Por lo que respecta al turismo en la Antártida, yo abogo en favor de que, primero, sea limitado y, segundo, sólo pueda efectuarse a pie. Nadie debería tomar por asalto" y someter la Antártida con una máquina cualquiera. La máquina es el principio de la ruina de todo paisaje".
  • 27. 27 Este párrafo, que también parece impecable a primera vista, impone una reflexión seria y profunda. ¿Es la máquina lo malo o es el motor Una bicicleta es una máquina, como lo es también un molino de viento, y ambos producen ruido, pero es un ruido tolerable, incluso a veces sugestivo. El problema aparece con el motor de explosión, el motor que requiere combustibles inflamables y pestilentes, sucios, grasientos... otra cosa es el aire, el agua, el sol... como fuentes de energía. Y aquí no me refiero a las energías desde un punto de vista económico, para evitar que se agoten las reservas de la tierra de carbón o petróleo, o para evitar la polución y la contaminación. No estoy hablando de cuestiones prácticas sino simplemente de ética y estética. Cuando Messner dice muy juiciosamente que sólo debería permitirse el turismo a pie por la Antártida, no menciona el hecho de que antes de empezar a caminar hay que llegar y entonces no hay más remedio que recurrir a la máquina y especialmente al motor y ello supone contar con miles de personas empleadas en altos hornos con esa vida infrahumana de calor sofocante y riesgos múltiples, y contar también con personas en las salas de máquinas de los buques, ensordecedores lugares no precisamente envidiables. ¿Nos es lícito entonces disfrutar a costa de otros que padecen y encima criticarlos como hacen algunos de estos aventureros por no saber vivir de manera natural? La solución es sencilla. O no ir a esos parajes inaccesibles e inhóspitos o llegar a ellos por medio de barcos de vela o a otros lugares de la tierra por otros medios naturales, aunque el problema no acaba ahí. Para atravesar la Antártida hay que recurrir a los más modernos adelantos en cuanto a medios de orientación y para combatir el frío, pero lamentablemente también hay que llevar cantidades de petróleo para calentarse y cocinar. ¿No sería más "ecológico" proveerse de madera, aunque ello supusiera ralentizar el viaje, complicarnos o aumentar el número de participantes pero poder hacer así una hoguera en vez de utilizar hornillos portátiles? El problema es de difícil solución, incluso en el supuesto dé que uno fuese jefe de un gobierno con poderes ilimitados. El problema no es tanto lo que podría hacerse como lo que debería hacerse, y aunque ni poseo los conocimientos sobre el tema ni me he documentado exhaustivamente al respecto, por lo menos puedo decir que toda mi vida he pensado sobre él. Creo que dos de las grandes plagas en nuestra época en contraposición al mundo natural, son en lo pequeño la obsesión por los envases que cada vez crece más y más, y en lo grande el motor, con su polución física y lo que es más importante, su polución psíquica y anímica, traducida en ruidos y malos olores. Creo sinceramente que toda actividad de defensa de la naturaleza ha de pasar prioritariamente por la reducción del uso del motor o por la evolución hacia otro tipo de motores que no huelan mal y sean silenciosos, como por ejemplo los eléctricos o quizás volver al principio del vapor por ejemplo a través de la energía solar o el gas natural, aunque aquí ya intervienen otros factores ambientales. En todo caso al hablar de motores eléctricos y silenciosos, no lo hago desde el punto de vista utilitario de evitar así la polución. Este es para mí el aspecto menos importante del tema Lo fundamental es recuperar el sosiego y la tranquilidad, la paz, la calma, el silencio. La gran contraposición entre el ambiente natural y el urbano, es fundamentalmente el ruido. El silencio ha sido considerado por nuestra sociedad industrializada como un elemento negativo y de ahí el invento del hilo musical, de la música ambiental, de los televisores encendidos que nadie mira, de las radios abandonadas en un rincón de la casa parloteando sin cesar y a todo ello hemos de añadir los ciclomotores, con sus siniestros tubos de escape trucados o los inconscientes automovilistas parados con el motor en marcha mientras esperan a alguien o mientras acaban de despedirse.. La insensibilidad al ruido, la no valoración del silencio, es uno de los grandes males de nuestro siglo y ese debería ser el objetivo de un gobierno consciente de su labor, devolver la sociedad al silencio, para lo cual la reducción del uso del motor, o su evolución hacia otros tipos