Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Yo estoy con el enemigo

25 visualizaciones

Publicado el

Ver a policías dotados hasta los dientes de material antidisturbios golpeando con saña a estudiantes –entre ellos menores de edad– y viandantes en Valencia es intolerable. 23 Febrero 2012 Deia

Publicado en: Noticias y política
  • Inicia sesión para ver los comentarios

  • Sé el primero en recomendar esto

Yo estoy con el enemigo

  1. 1. 4 IRITZIA Jueves, 23 de febrero de 2012 Deia El ‘know how’ vasco de PSE y PP http://www.libertaddigital.com Los más listos de los partidos espa- ñoles están en el País Vasco: pocas veces estudiantes tan malos llegaron a tan altas cotas de poder político ins- titucional y dentro de sus partidos. Los suspensos de Patxi López, con indescriptible autocomplacencia por parte del lehendakari, son antológi- cos, y el currículum de Ares tampo- co parece brillante. Pero en el PP no andan sobrados: Iñaki Oyarzábal era de los que pencaban todas en BUP, según El Confidencial Digital, que cita a web “de la izquierda abertzale” para sacar a la luz un expediente vergon- zante para el nuevo “secretario de Libertades y Justicia del PP”. Ahí es nada. Necesaria pero revisable Al Gobierno español le ha faltado claridad a la hora de explicar la reforma laboral. Igual que ciertas medidas fiscales indicaron que eran temporales como mucho por dos años, la reforma laboral, siendo contundente pero necesaria, tam- bién tendría que ser revisable en el tiempo y según su desarrollo. Urge, efectivamente, vivir con menos para que se pueda repartir mejor. Y los ricos no van a ayudar. Nerea Ortiz Bilbao Vaivenes del Estado autonómico Con referencias de su singularidad, al menos desde el siglo XVII, auto- nomías como Euskadi comenzaron su andadura en 1936. Anuladas ile- gítimamente, el espíritu autono- mista-independentista persistió y se enfrentó al dictador, con el hito del asesinato de Carrero Blanco. Reconocidos los derechos usurpa- dos, en 1978 se asentaron las bases del estado autonómico. La autono- mía de Euskadi y Catalunya, deno- minaciones ingratas para muchos, presuponían un sentimiento tácito proindependentista que, aunque no se manifieste explícitamente, no gustaba ni gusta a los nacionalistas españoles, que veían implícita una aceptación del derecho de autode- terminación. De ahí que, para afianzar la uni- dad nacional, sin ejemplos sedicio- sos, los dos grandes partidos con- vienen en el desarrollo autonómico total y la monarquía, herencia legí- tima del caudillo, de amalgama que preservara intacta la una, grande y libre. Y el pueblo lo que le digan. Pasados 30 años, el estado auto- nómico está en crisis y el propio Gobierno quiere controlar el des- gobierno autonómico por caro, derrochón y... ¿fue acierto o error? El imperialista e insaciable pro- yecto tanto monta monta tanto, siglo XV, Aragón y Castilla, luego España, más Portugal, América, Europa, Filipinas, Cuba, África... hubo de volver hacia sus orígenes. Otros países también han cambia- do su faz política. Estos días otro Rei- noUnido,eldelaGranBretaña,años después de Trafalgar, está dando al Estado español un nuevo ejemplo. Esta vez de tolerancia democrática hablando abiertamente de indepen- dencia, algo que al Estado español le suena como mínimo a traición. Nada es inamovible, todo cuestión de tiempo. No pongamos, por tanto, puertas al campo y disfrutémoslo, sea la estación que sea, respetán- donos y trabajando para que sea en paz. José Mª Merino Muxika Zierbena Cartas al Director P O R I K E R M E R O D I O Ganó Coixet, ganó Garzón http://www.lavozlibre.com Novoyaesforzarmeenparecerecuá- nime: el que se ha construido Isabel Coixet me parece un personaje insu- frible, con una soberbia intelectual autoatribuida digna de la tonta del pueblo, y con unas formas que son más propias de una caricatura que de alguien realmente sensible. Aún así, la tía se atreve y se lanza a la pis- cina de la demagogia para dar aire al juez Garzón, y gana un Goya, como si no costara. Y eso que, según La Voz Libre, su documental ha sido visto, úni- camente,por 1.259 personas.Ante todo,rentabilidad...y una manita alPSOE. Internet está lleno de ‘iluminados’ http://www.idealista.com Pedro Hernández, abogado, ha aler- tado en el blog de idealista.com sobre la presencia de un e-mail con unas recomendaciones para actuar ante un desahucio que, por lo que parece, son más bien ideas de bom- bero. Las instrucciones son des- montadas, una a una y con argu- mentos, por el letrado, y les invito a que lean el post si están en situación de urgencia con la hipoteca. Pero sobre todo reflexionen: internet está lleno de recomendaciones baratas que poco o nada tienen que ver con el sentido común, y mucho con la idio- tez. Así que hagan una lectura crítica de todo lo que se encuentren. Irnos a donde nos quieran http://elconfidencialdigital.com Yo estoy con Guardiola: la final de la Copa del Rey debería de celebrarse en un estadio al que pueda acudir el máximo número de aficionados pero, sobre todo, en una ciudad en la que nos quieran. Y si hay que viajar a París, se viaja. Y si no quiere venir el rey, que no venga. Pero en El Con- fidencial Digital siembran la duda: algunos dirigentes del Real Madrid sí quieren la final de Copa en el Ber- nabéu y habrían expresado “personalmente su malestar a Florentino (...) Las quejas han llegado también a los despachos de Esperanza Aguirre y Ana Botella. Ambas han enviado al despacho de Florentino Pérez a repre- sentantes (...) para tratar de convencer al presidente madridista”. El nacionalismo vasco ya es internacional http://www.facebook.com/andoniortuzar En la página oficial en Facebook de información sobre Andoni Ortuzar han colgado tres pantallazos en los que se recogen la repercusión inter- nacional de su reivindicación pro Escocia. El presidente del BBB de EAJ/PNV reclamó el sábado, duran- te la celebración de los carnavales en Sabin Etxea, la asimilación de Euskadi al territorio escocés, porque en España, a diferencia del Reino Uni- do, las reclamaciones de independencia han sido siempre desoídas. De un modo divertido, los jeltzales han conseguido colocar un mensaje muy serio: las ansias de independencia de una parte muy importante de los vascos. algunos agentes recibieron policontusiones –o sea golpes en lenguaje normal– y morde- duras no hace sino confirmar la despro- porción, sobre todo, cuando se hace el esfuerzo de no publicar los partes médicos de los manifestantes. Porque el quid de la cuestión está allí. En la desproporción manifiesta. Ir antidistur- bios completamente pertrechados contra jóvenes –repito que muchos de ellos meno- res– con mochilas en las espaldas llenas de libros, apuntes, escuadras y lápices, e ir a porrazo limpio es desproporcionado aquí y en Uagadugú. Los Principios Básicos de Naciones Unidas sobre el Empleo de la Fuer- L O siento. Estoy con el enemigo. Ver a policías dotados hasta los dientes de material antidisturbios gol- peando con saña a estudiantes –entre ellos menores de edad– y viandantes en Valencia es intolerable. Ojalá merezca la atención del Comité de los Derechos del Niño y del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Y es tan intolerable que han recurrido a la técnica del pulpo que suelta tinta para esconderse detrás de la opacidad y la confusión. Han utilizado incluso dos líneas de confu- sión: se convoca a la opinión pública y siem- pre biempensante para decir que los pre- suntos agresores eran “radicales” y “anti- sistema”. Pues que conste: yo soy radical. Radical es el que va a la raíz de las cosas. Yo me opongo radicalmente a la pena de muer- te, a la tortura, a los atentados contra el derecho a la vida y contra los demás dere- chos humanos. Pero se mezcla a radicales con extremistas y se descalifica a todos de un solo golpe. Ser antisistema tampoco es necesaria- mente malo. Dependerá de a qué sistema nos referimos. ¿O no? Hay motivos para objetar a un sistema que recorta en educa- ción, en sanidad y en cultura pero no recor- ta precisamente en seguridad y en gastos militares, que se llevan en general menos recortes que el resto, cuando no aumentos. Querer cambiar este sistema no es malo, en absoluto. Otra línea de confusión La otra línea de confusión consiste en des- viar la atención. Resulta que lo que hemos visto en las imágenes no era brutalidad poli- cial; según el ministro de Justicia, fueron los agentes a los que se agredió violenta- mente. En la hipótesis –solo hipótesis– de que fuera así, no parece que lo que hemos visto fuera una reacción correcta y propor- cionada a la agresión. Hacer público que Tribuna Abierta Yo estoy con el enemigo Bog@ndoporlared P O R A N D R É S K R A K E N B E R G E R ( * )
  2. 2. Deia Osteguna, 2012ko otsailaren 23a IRITZIA 5Deia Osteguna, 2012ko otsailaren 23 IRITZIA 5 E N veinticuatro horas la piel de toro firmaba eventos representativos del concepto surrealista que los espa- ñoles tienen de la justicia. Un colec- tivo internacional sancionó a un héroe espa- ñol del deporte provocando una tempestad de indignados adultos desconocedores de la ins- trucción del caso pero heridos en las entre- telas de sus entrañas ¿Razón o no? Poco importa. Una cadena privada de televisión francesa, en su programación de crítica satírica de todo lo que se mueve, aprovechando el aconteci- miento antes citado, expresó en clave sardó- nica su sospecha de carencia de objetividad en casos de control sanitario de las perfor- mances deportivas de algunos españoles cano- nizados por los medios de comunicación. El primer resultado fue el desgarro de vestidu- ras de españoles y una nota de protesta del Gobierno del Estado español que dejándose llevar por la marea de pasión, olvida que en otros países, muchos, la sociedad política no se atribuye el derecho de intervenir en los contenidos de los programas de televisión. Los reflejos de intervencionismo siguen vivos. Un Tribunal, el Supremo (perdonen lo poco), condena a un juez que utilizó medios prohi- bidos en la instrucción que concluyó con la acusación de sospechosos cercanos del poder. Es fácil imaginar la indignación y la agita- ción de los defensores de viudas y huérfanos. Este tipo de casos, ya conocidos por pobla- ciones de Euskal Herria “víctimas de los haceres del juez sancionado”, pasaban desa- percibidos por ciudadanos hoy ofuscados por la condena frente a un Tribunal, de métodos ilícitos que antes aprobaban afirmando para- dójicamente formar parte de un Estado de derecho. Cuando el juez citado instruía basán- dose en procesos de intención, sin la sombra de una prueba acusatoria, la península asis- tía sin rechistar al asalto jurídico. Todavía hace unas horas se nos informaba sobre otra razón de la acusación del juez, como lo era el proceso no permitido de los crí- menes del franquismo. Hoy la condenación es debida a las irregularidades cometidas en la instrucción de un juicio a chorizos distin- guidos. ¿Y el caso contra los crímenes fran- quistas que Garzón, inhabilitado para once años no podrá instruir? Ladino Tribunal Supremo, que liquida varios pájaros de un tiro. Parece ser que, en realidad, la magistratu- ra ha querido sancionar a su compañero por su prepotente actitud como juez espectacu- lar, en el sentido propio del término. Para muchos españoles, los criterios de la justicia, aunque escritos, tienen fechas de temporali- dad e incluso de caducidad oficiosa. La justi- cia sería maleable por lo tanto. O se inventan leyes de oportunidad o bien se construye una jurisprudencia partidista rápidamente varia- ble obedeciendo a impulsos del sistema polí- tico, según la necesidad del momento. La aplicación abracadabrante del derecho en la justicia española conduce a un caso que genera alianzas objetivas insólitas. Los que ayer ensalzaban a Garzón por la aplicación sui generis de las leyes en un pretendido Esta- do de derecho, hoy lo condenan según el res- peto estricto de lo establecido oficialmente en el mismo Estado de derecho ¿Por qué la con- ducta de irregularidad en la instrucción como juez instructor ha sido sancionada hoy y voluntariamente ignorada ayer? En Las Metamorfosis, Ovidio nos relató el mito de la caída de un joven apuesto, Narci- so, que se vio sorprendido por su reflejo en el agua de un riachuelo, se enamoró de él mis- mo y se dejó morir de languidez. No siguió los consejos de su entorno y en particular los de su madre, la ninfa Liriope, que le impedía conocer su propia imagen. En la interpreta- ción freudiana, Narciso es su propia palabra, que no cesa de repetir y que se articula de manera a atormentarse, a escenificarse, a gozar de ella misma. Los juicios por él instruidos, en relación con Euskal Herria, lo caracterizan como narci- sista en particular, con la repetición de la palabra entramado que utilizó para escenifi- cares y construir su único discurso. Observándose y admirándose en el espejo del agua acabó contribuyendo a su propia zozobra. *Analista Los textos dirigidos a esta sección no pueden exceder las 15 líneas y deben ir firmados. Debe adjuntarse fotocopia del DNI del remitente y número de teléfono. DEIA se reserva el derecho de publicarlos, así como el de resumirlos y extractarlos. No se devolverán originales ni se mantendrá correspondencia. >> DIRECCIÓN: Cartas al Director. Capuchinos de Basurto 6, 5º C. Bilbao. >> CORREO ELECTRÓNICO: cartas@deia.com La suerte se oculta Qué poco se reconoce el factor de la suerte cuando se tiene la fortuna de tenerla a favor. Y esto lo digo porque con motivo de la desastrosa crisis en la que nos han metido determinados bancos y políticos mediocres hen- chidos de un poder casi infinito y corrupto, salen a colación infinidad de situaciones lamentables, tristes y muy duras de economía doméstica. En ocasiones, cuando es noticia que alguien ha perdido el piso y el banco que antes le embaucaba para que pidiera más dinero del que nece- sitaba, se lo quita por haberse que- dado en el paro, con el agravante de tener que seguir cargando con la deuda, siempre surge la duda de si esa víctima del sistema financiero es una persona mal gastadora o des- pilfarradora. Sin embargo, lo que se descubre en la casi totalidad de las veces es que es una persona que empezó de cero, sin ninguna ayuda Zirrikituetatik begira J O S U T O R R E Otsailak 23-F H OGEITAMAR (gehi bat) urte igaro dira jadanik eta data hau egutegian ikusterakoan, arratsal- de eta gau hartako irudia garden bueltatzen zait gogora. Eta hurren- go eguna, eta ondorioak. Ez gera, zorionez, pentsamendu horiekin bizi baina ahantzi esaten dena ez dugu ahantzi. Estu eta larri jarri zutelako Espainia osoa Tejero eta bere lagunak. Inoiz San Tejero egu- na ere jarri diot gaurkoari baina, ia beti datorkit galdera berbera: Bibotedun guardia zibil haren bizkarrean, nor zegoen? Nork babesten zuen arrisku zuzena bere gain jasan behar zuen ero hura? Badira izenak, Milans, Armada, Torres Rojas, Pardo Zancada eta abar luze bat hark baino graduazio handiagoa zutenak armadan eta gero hala beharrez argitara azaldu zirenak, neurri baten, beraien inboluzioan sinesten zutelako, bes- tela lehen kolpetik erori ba zen plir la ley no caben presunciones. Pagamos impuestos para que sean los defensores de primera línea de los derechos humanos. No pagamos impuestos para tener que indig- narnos con actuaciones como las de Valen- cia. La labor de las fuerzas de seguridad no es fácil, nadie dijo que lo fuera. Su labor pue- de ser muy ingrata y se hace aún más difí- cil si no siguen escrupulosamente los prin- cipios internacionales porque entonces el resultado es que generan desconfianza en la sociedad a la que pretenden servir. Por convicción, creo que deberían ser los defen- sores de primera línea de los derechos humanos pero imágenes como las que hemos visto dan la impresión de todo lo con- trario. Y la culpa no es de los medios de comunicación que difunden las imágenes. Los que no respetan la proporcionalidad en el uso de la fuerza –policías, mandos o res- ponsables políticos– se dificultan a sí mis- mos la tarea y la hacen más ingrata porque fomentan la desconfianza de la sociedad. No son buenos profesionales. Y, para colmo, se nos pide que no demos imagen de país de “violencia callejera” y se nos pide recuperar “la paz social”. Pero ¿quién puso la violencia en la calle en este caso? El mundo al revés. Cuando el jefe de Policía de Valencia decía que no podía reve- lar “al enemigo” cuáles eran sus fuerzas, no dejo de preguntarme a quién consideraba enemigo. Porque si el enemigo es quien cuestiona este tipo de actuaciones, yo estoy con el enemigo. Prefiero a jóvenes en la calle, cuestionan- do pacíficamente este tipo de cosas, que a corderitos pasivos en su casa, viendo Gran Hermano. Lo dicho. Estoy con el enemigo. * Activista de Derechos Humanos familiar o de la fortuna, que hace que se haya encontrado en inferio- ridad de condiciones a la hora de afrontar este gran problema econó- mico, respecto a los muchos que han tenido la suerte de cara. Echemos mano de la empatía y que no nos desenfoquen a los ver- daderos culpables de estas trágicas historias. Manu Ballesteros Rodríguez Bilbao El mundo al revés: he visto que quienes utilizaban, en vano, técnicas de persuasión, negociación y mediación eran los estudiantes - Prefiero a jóvenes en la calle, cuestionando pacíficamente este tipo de cosas, que a corderitos pasivos en su casa, viendo ‘Gran Hermano’ Colaboración P O R A N T X O N L A F O N T M E N D I Z A B A L ( * ) Garzón Tejero sakrifikatu eta kito eginen zutenek. Eta gehiago. Nik ez dut kasualita- teetan sinesten eta gainera Alema- niatik dator notizia (Aspaldian bes- te motako denak ere bai) Herenegun BilbonizangenuenEspainiakoErre- geak zerikusi zuzena edo, gutxienik, erabateko babesa eman ziela kolpis- tei lehen une edo orduetan. Aipatu zen garai hartan ere, baina orain- goan, itxuraz, datu zehatzez horni- turik bidali dute albistea. Lehen sinesgarria ba zen, orain areago. Gogoan dut hilabete lehenago Sua- rez-ekjasanezinekogobernukodimi- sioa eman zuela, otsailaren 2. edo 3.ean Errege hori Herri Batasunako diputatuen kristorenak eta bi entzun arazita bidali zutela Gernikatik. Beraz, Tejerotik gorakoek ere koko- teraino, estu zeuden. Eta, denarekin, hor dirau on eta gaitz guztien gainetik, ongi baino hobeto ezagutu behar zituen fami- liarenlapurretaguztietatiklandaedo salbu, Francok bere ordezko bezala tronuan jarri zuen gizona, Espainia guztien erregea. Gutxienik kuriosoa iruditzen zait Borboitar hau demo- kraziaren jaun eta zaindari nagusia bezala aipatzea behin eta berriz, Nork aukeratu du ba demokratiko- ki? Berdin dio. Berari eta, gazteleraz ongi erabiltzen den bezala, hari kor- tea egiten diotenei. Men egin ezezik ipurdia garbitzen diotenei. Gure agintariei, batez ere diru agintariei. Zoazte pikutara! Biba Errepublika! za y las Armas de Fuego recuerdan que la fuerza debe ser proporcional y legítima y que debe reducirse al mínimo requerido por la situación. En este caso, las imágenes señalan claramente que los mínimos bri- llaron por su ausencia. El artículo 20 de estos mismos principios apela a buscar una solución pacífica de conflictos, y a usar téc- nicas de persuasión, negociación y media- ción. El mundo al revés. He visto en televi- sión que quienes utilizaban –en vano– téc- nicas de persuasión, negociación y media- ción eran los estudiantes que se manifesta- ban, así como otros manifestantes y algu- nos viandantes. Presunción de legitimidad El ministro de Justicia también se ha apun- tado a la innovación y nos regala un nuevo principio fundamental, al abogar por la “presunción de actuación legítima siempre a las fuerzas de seguridad”. Lo siento. Yo creo que la presunción de inocencia en todo caso irá a favor de la parte más débil, es decir, la de los manifestantes detenidos. Con los funcionarios encargados de hacer cum-

×