Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
“2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres” 
 
Senado de la Nación
Secretaria Parlamentaria
Dirección...
“2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres” 
 
FUNDAMENTOS
Señor Presidente:
La Ley de Educación Naci...
“2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres” 
 
corporativos “en la nube”, las supercomputadoras de cá...
“2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres” 
 
las tecnologías de la información y la comunicación (T...
“2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres” 
 
de la información y la comunicación, como por ejemplo ...
“2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres” 
 
en informática basada en las TIC se deben a tres aspec...
“2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres” 
 
de conceptos, y una existencia independiente de tecnol...
“2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres” 
 
• Modelización y formalización: permiten representar e...
“2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres” 
 
es un conjunto de habilidades mentales que convierten ...
“2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres” 
 
el cáncer, porque permite entender las mutaciones gené...
“2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres” 
 
computación”, y actualmente se encuentra en el proceso...
“2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres” 
 
• En paralelo con esta reforma curricular, también se ...
“2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres” 
 
• Los alumnos de la escuela primaria pueden explorar e...
“2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres” 
 
• A partir de los 14 años aproximadamente los estudian...
“2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres” 
 
más que un retorno al comienzo de la educación informá...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Incorporación de Ciencias de la Computación en las escuelas - Proyecto de Ley - S514/15

513 visualizaciones

Publicado el

Proyecto de Ley presentado en el Senado de la Nación por los Senadores Adolfo Rodriguez Saa y Liliana T. Negre de Alonso el 11-03-2015, aprobado el 13-07-2016 pasando a la Cámara de Diputados.

Fuente: http://www.senado.gob.ar/parlamentario/parlamentaria/verExp/parla/S-514.15-PL
Proyecto De Ley - RODRIGUEZ SAA Y NEGRE DE ALONSO: PROYECTO DE LEY MODIFICANDO EL ART. 88 DE LA LEY 26.206 - EDUCACION NACIONAL -,RESPECTO DEL ACCESO A LA CIENCIAS DE LA COMPUTACION Y DE LAS TECNOLOGIAS DE LA INFORMACION Y LA COMUNICACIÓN.

Publicado en: Educación
  • Inicia sesión para ver los comentarios

  • Sé el primero en recomendar esto

Incorporación de Ciencias de la Computación en las escuelas - Proyecto de Ley - S514/15

  1. 1. “2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”    Senado de la Nación Secretaria Parlamentaria Dirección General de Publicaciones (S-0514/15) PROYECTO DE LEY El Senado y Cámara de Diputados,… ARTÍCULO 1º .- Modifíquese el artículo 88 de la ley 26.206, el cual quedará redactado de la siguiente manera: “Artículo 88.- El acceso y dominio de los conocimientos, competencias y habilidades vinculados a las ciencias de la computación y de las tecnologías de la información y la comunicación formarán parte de los contenidos curriculares obligatorios para la inclusión en la sociedad del conocimiento.” ARTÍCULO 2º.- Todas las escuelas primarias y secundarias del sistema educativo nacional en sus distintas modalidades, incluirán en forma obligatoria una propuesta curricular para la enseñanza de las ciencias de la computación y de las tecnologías de la información y la comunicación. ARTÍCULO 3º.- El Ministerio de Educación de la Nación, en acuerdo con el Consejo Federal de Educación, llevará a cabo una revisión de la estructura curricular con el objeto de actualizarla en función de lo establecido por los artículos precedentes y definir criterios organizativos y pedagógicos comunes y núcleos de aprendizaje prioritarios a nivel nacional. ARTÍCULO 4º.- El Instituto Nacional de Formación Docente, en acuerdo con el Consejo Federal de Educación y de conformidad con lo establecido en el artículo 139 de la ley 26.206, establecerá las políticas de formación docente necesarias para la implementación de la presente ley. ARTÍCULO 5º.- Invítase a las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires a formular su adhesión a la presente ley. ARTÍCULO 6º.- Comuníquese al Poder Ejecutivo. Adolfo Rodriguez Saa.- Liliana T. Negre de Alonso.-
  2. 2. “2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”    FUNDAMENTOS Señor Presidente: La Ley de Educación Nacional Nº 26.206 regula el ejercicio del derecho de enseñar y aprender consagrado por el artículo 14 de la Constitución Nacional y los tratados internacionales incorporados a ella, conforme con las atribuciones conferidas al Honorable Congreso de la Nación en el artículo 75, incisos 17, 18 y 19. La referida ley establece, en su artículo 7º, que “el Estado garantiza el acceso de todos/as los/as ciudadanos/as a la información y al conocimiento como instrumentos centrales de la participación en un proceso de desarrollo con crecimiento económico y justicia social”. Teniendo en cuenta que en el mundo contemporáneo las nuevas tecnologías de la información y la comunicación son centrales para ese proceso de desarrollo con crecimiento económico y justicia social, la ley 26.206 determina específicamente en su artículo 88 que “el acceso y dominio de las tecnologías de la información y la comunicación formarán parte de los contenidos curriculares indispensables para la inclusión en la sociedad del conocimiento”. Para comprender cabalmente el significado de este artículo es preciso definir qué se entiende por “tecnologías de la información y la comunicación” (popularmente conocidas como TIC), pues existen variadas y numerosas definiciones, que de hecho van mutando a medida que avanzan los estudios en el área y se desarrollan nuevas tecnologías. Sin ir más lejos, a raíz de estos cambios constantes ya han sido acuñados los términos “Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTIC)”, y “Nuevas Tecnologías de la Información y la Conectividad (NTICX)”. Basándonos en una de sus acepciones originales, podemos definir a las TIC como un conjunto muy vasto y en constante crecimiento de “tecnologías que permiten la adquisición, producción, almacenamiento, tratamiento, comunicación, registro y presentación de las informaciones, en forma de voz, imágenes y datos contenidos en señales de naturaleza acústica, óptica o electromagnética.”1 Entre estas tecnologías, las más representativas son las computadoras personales y la Internet, a las cuales fueron sumándose nuevos desarrollos como los teléfonos inteligentes, los libros electrónicos, las consolas de videojuegos, los centros de procesamiento de datos                                                              1 FUNDESCO: Formación de Técnicos e Investigadores en Tecnologías de la Información (Madrid: FUNDESCO, 1986).
  3. 3. “2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”    corporativos “en la nube”, las supercomputadoras de cálculos científicos, la fotografía digital, la edición musical digital, la navegación guiada por GPS, los motores de búsqueda, el comercio electrónico, las redes sociales, así como también tecnologías aplicadas a otras ciencias como las imágenes médicas digitales, las cirugías asistidas por computadora, etc. Con respecto al vínculo entre las TIC y el desarrollo en la sociedad del conocimiento al que hace referencia el artículo 88 de la ley 26.206, existe un gran concenso en cuanto a que -tal como afirma el especialista Manuel Castells- “el conocimiento y la información son las claves de la productividad, la conectividad es la clave de la competencia global. El conocimiento y la información pueden aplicarse a todas las actividades, tanto en producción como en entrega de bienes y prestación de servicios. Hoy en día, el desarrollo consiste sobre todo en la capacidad de procesar eficazmente la información basada en el conocimiento y aplicarla a la producción y a la mejora de la calidad de vida. El paradigma de la información exige dos factores de producción clave: infraestructura de comunicaciones y procesamiento de la información, y recursos humanos capaces de usarla. Internet es la expresión más directa y fundamental tanto de la infraestructura como de los recursos humanos. La nueva economía es, esencialmente, una economía basada en la mente. ”2 Desde el punto de vista más amplio de la competitividad de los países en la economía global, Castells sostiene que “la revolución de las tecnologías de la información lo cambia todo. En los actuales parámetros de división internacional del trabajo, los países y las regiones pobres están amenazados con una irrelevancia estructural, asociada a su obsolescencia tecnológica. Por una parte, si se utiliza correctamente, la revolución de las tecnologías de la información podría estimular un modelo de desarrollo de la información, que permitiría a los países en vías de desarrollo saltar más allá de la fase industrial en su proceso de desarrollo. Esta estrategia de leapfrog (salto tecnológico) es difícil, compleja y todavía poco clara en su perfil actual. Pero ofrece la mejor expectativa para superar la desigualdad global estructural.”3 Por otro lado, en referencia al rol de la educación en esta “revolución de las tecnologías y de la comunicación” a la que se refiere Castells, la UNESCO sostiene que “los formuladores de políticas educativas han adoptado una postura común en el sentido de que un mejor acceso a                                                              2 CASTELLS, Manuel: Tecnologías de la Información y la Comunicación y Desarrollo Global (Huelva: Universidad de Huelva, 2002), p. 99. 3 Ibid., p. 99.
  4. 4. “2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”    las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la educación brinda a las personas una mejor oportunidad de competir en la economía global, promoviendo el desarrollo de una fuerza de trabajo calificada y facilitando la movilidad social. Asimismo, uno de los argumentos esgrimidos por los expertos es que una sólida política sobre uso de TIC en educación tiene un efecto multiplicador a lo largo de todo el sistema educativo, ya que pone énfasis en el aprendizaje y brinda a los estudiantes nuevas competencias; cubre a estudiantes que tienen escasas posibilidades –o ninguna– de acceso a la educación (particularmente a los que residen en zonas rurales o remotas); facilita y mejora la formación docente; y, minimiza los costos asociados con la provisión de enseñanza. En el análisis final, todo esto se traduce en un mejor nivel general de logro educativo y resultados de aprendizaje”4 . Este mejoramiento en los resultados de aprendizaje y mayor nivel general de logro educativo se deben a que las tecnologías de información ofrecen numerosas bondades para ser aplicadas a la enseñanza, entre ellas, la “posibilidad de crear entornos multimedia de comunicación, utilizar entornos de comunicación sincrónicos y asincrónicos y poder, de esta forma, superar las limitaciones espacio- temporales que la comunicación presencial introduce, des localizar la información de los contextos cercanos, facilitar que los alumnos se conviertan en constructores de información, construir entornos no lineales sino hiper textuales de información donde el estudiante en función de sus intereses construya su recorrido, propiciar la interactividad entre los usuarios del sistema, actualizar de forma inmediata la información, o favorecer la creación de entornos colaborativos para el aprendizaje”5 . En línea con este convencimiento, y de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 88 de la Ley Nacional de Educación, actualmente se imparten en el currículo de las escuelas argentinas contenidos de herramientas y habilidades vinculados a las TIC, así como también modalidades de enseñanza asistida por TIC que incluyen tanto las antiguas formas (radio y televisión) como las formas más nuevas (computadora e Internet). Asimismo, tanto a nivel nacional como provincial existen programas orientados a facilitar el acceso igualitario a las tecnologías                                                              4 UNESCO: Uso de TIC en Educación en América Latina y el Caribe. Análisis regional de la integración de las TIC en la educación y de la aptitud digital (e-readiness) (Québec: Instituto de estadísticas de la UNESCO, 2013), p. 5. 5 CABERO-ALMENARA, JULIO: “La Aplicación de las TIC: Esnobismo o Necesidad Educativa?”, en Red digital: Revista de Tecnologías de la Información y Comunicación Educativas, Nº 1, 2000, p. 1.
  5. 5. “2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”    de la información y la comunicación, como por ejemplo el programa “Todos los Chicos en la Red”, implementado desde 2008 por la provincia de San Luis, que impulsa el modelo 1 a 1 (un alumno, una computadora) en todas las escuelas primarias de la provincia, respaldado por la existencia de mentores como acompañantes especializados para facilitar el uso de las computadoras, el acceso al aula virtual y a los contenidos digitales desarrollados específicamente para el programa6 . A nivel nacional, el programa “Conectar Igualdad” promueve desde el año 2010 un modelo para el nivel de educación secundario, distribuyendo netbooks a todos los alumnos y docentes de las escuelas secundarias, de educación especial y de los institutos de formación docente de gestión estatal7 . Sin embargo, el acceso a las TIC, la enseñanza asistida por TIC de diversos contenidos curriculares y el desarrollo de habilidades vinculadas a las mismas no resultan suficientes si lo que se busca es crear una oportunidad para que nuestro país se destaque como actor y no como un espectador pasivo del avance tecnológico que -según los principales diagnósticos- se perfila como motor de la futura economía global. La razón es que el actual plan obligatorio de estudios primarios y secundarios orientado a impartir conocimientos de informática está basado exclusivamente en las TIC y se concentra principalmente en la aplicación útil de sistemas computacionales para resolver problemas reales vinculados al mundo del trabajo o el esparcimiento. En término de habilidades, estos contenidos nos enseñan, entre otras cosas, a configurar una computadora personal, utilizar las características básicas de un sistema operativo, utilizar un procesador de texto y crear un documento, utilizar un paquete específico para crear ilustraciones, conectar un ordenador a una red, usar Internet para encontrar información y recursos, utilizar una computadora para comunicarse con otras personas, etc. Este diseño curricular actual se debe a que en su momento se buscaba preparar al alumno para su inserción en un mundo laboral que requería “habilidades de oficina”. Sin embargo, este modelo tiene serias debilidades de cara al universo laboral futuro. Tal como afirma un grupo de investigadores de diferentes universidades del Reino Unido en un reporte del año 20148 , las debilidades de una educación                                                              6 Más información en: http://www.portaleducativo.ulp.edu.ar/ 7 Más información en: http://www.conectarigualdad.gob.ar/ 8 CURZON, PAUL Y OTROS: Developing Computational Thinking in the Classroom: a Framework (Reino Unido: CAS, junio de 2014), p. 1.
  6. 6. “2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”    en informática basada en las TIC se deben a tres aspectos ineludibles de la realidad: en primer lugar, la economía de un país depende de la innovación tecnológica y no sólo del uso eficaz de la tecnología; en segundo lugar, el ritmo de la tecnología y el cambio organizacional es tan rápido que las competencias en TIC aprendidas por los alumnos se transforman en obsoletas para el momento en que los alumnos dejan la escuela; en tercer lugar, la tecnología invade todos los aspectos de nuestra vida y las “habilidades de oficina” que típicamente se enseñan en las escuelas son sólo una pequeña parte del uso de tecnología de hoy en día. El presente proyecto de ley busca precisamente adaptar la propuesta curricular de las escuelas primarias y secundarias argentinas, en sus diversas modalidades, para afrontar esta serie de hechos ineludibles. Para ello se propone impartir contenidos propios de las ciencias de la computación de manera obligatoria, de acuerdo al grado de dificultad que corresponda a cada nivel. La razón es que, si bien muchas escuelas primarias y secundarias del país imparten contenidos TIC (con dispares resultados), sólo muy pocas incluyen las ciencias de la computación en el currículo, y en su inmensa mayoría lo hacen de forma optativa. Con el objeto de resaltar la diferencia entre los contenidos TIC y las ciencias de la computación, podemos afirmar que incorporar contenidos TIC es el equivalente de aprender a leer, mientras que estudiar ciencias de la computación es como aprender a escribir mediante la participación en el proceso creativo de la comprensión, el diseño y la construcción de nuevos sistemas. En este sentido - volviendo a la analogía de la lectoescritura-, lo ideal sería que todos pudiéramos aprender a “leer” y “escribir”, aunque sólo unos pocos se conviertan en “autores profesionales” 9 . Las ciencias de la computación estudian las computadoras y los procesos algorítmicos, incluyendo sus principios, la programación, el diseño de hardware y software, sus aplicaciones y su impacto en la sociedad10 . Se trata de una ciencia establecida, como lo son la física y las matemáticas, con un conjunto propio de conocimientos, técnicas y métodos rigurosos, una manera de pensar y trabajar, un grupo estable                                                              9 COMPUTING AT SCHOOL WORKING GROUP: Computing at School: the State of the Nation (Londres: Computing Research Committee Reino Unido, noviembre de 2009), p. 2. 10 ACM K–12 TASK FORCE CURRICULUM COMMITTEE: A Model Curriculum for K–12 Computer Science, (Nueva York: CSTA, Octubre de 2003), p. 21.
  7. 7. “2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”    de conceptos, y una existencia independiente de tecnologías específicas11 . Algunos elementos típicamente abarcados por las ciencias de la computación son12 : • Programas: le dicen a una computadora exactamente qué hacer. Cada programa está escrito en algún lenguaje de programación, y cada lenguaje tiene diferentes fortalezas. Los “buenos” lenguajes encarnan muchos mecanismos de abstracción que permiten que un código se escriba una vez pero pueda ser utilizado varias veces. Esta abstracción es la clave para controlar la enorme complejidad de los programas reales (por ejemplo, un navegador web), que consiste en decenas de capas de tales abstracciones. • Algoritmos: son procedimientos re-utilizables (a menudo una secuencia de pasos) para resolver un problema o lograr que se ejecute algo. • Estructuras de almacenamiento de datos: formas de organizar los datos de manera que un programa pueda operar rápidamente con ellos. • Arquitectura de computadoras: es el término utilizado para describir la estructura a gran escala de los sistemas informáticos. • Comunicación en redes: casi todos los sistemas informáticos consisten en una colección de sub-equipos, cada uno ejecutando uno o más programas y comunicándose con los otros mediante el envío de mensajes o la modificación de memoria compartida. Internet es un ejemplo a gran escala de una red.13 Además de facilitar el acceso a estos conocimientos, la enseñanza de las ciencias de la computación permite desarrollar habilidades y competencias intelectuales altamente analíticas que se ganan para toda la vida y son aplicables a cualquier campo de estudio, como por ejemplo14 :                                                              11 THE ROYAL SOCIETY: Shut down or restart? The way forward for computing in UK schools (Londres: The Royal Society, 2012), p. 19. 12 Ibidem. 13 FUNDACIÓN SADOSKY: CC-2016. Una propuesta para refundar la enseñanza de la computación en las escuelas Argentinas (Buenos Aires: Fundación Sadosky, 2013), p. 2. 14 Ibidem, p. 18. THE ROYAL SOCIETY: op. cit., p. 20.
  8. 8. “2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”    • Modelización y formalización: permiten representar elementos ideales o reales en términos de otros elementos conceptuales. • Descomposición en sub-problemas: permite desarrollar la habilidad de poder representar un problema complejo como la composición de problemas más pequeños y fácilmente tratables, al punto de no requerir demasiado esfuerzo su resolución. • Generalización y abstracción de casos particulares: permite reconocer diferencias y similitudes entre un grupo dado de elementos con el fin de destacar y construir una representación que reúna las características que son comunes a éstos. • Proceso de diseño, implementación y prueba: permite desarrollar las competencias necesarias para lograr comprender un problema, distinguir los elementos y propiedades fundamentales que lo componen, construir un modelo abstracto que lo represente, implementar de alguna forma concreta ese modelo para resolver determinados problemas, y finalmente llevar a cabo pruebas para verificar de diversas maneras que dicha implementación se corresponde con el modelo inicial y resuelve de forma correcta y conveniente los problemas planteados. Como puede deducirse de lo anterior, un plan de estudios con contenidos propios de la ciencia de la computación es un plan de estudios enriquecido. Las ciencias de la computación son una disciplina académica que puede permitir a los alumnos convertirse en estudiantes independientes, evaluadores y, potencialmente, diseñadores de nuevas tecnologías. En el estudio de las ciencias de la computación, los alumnos adquieren no sólo conocimiento, sino también una manera única de pensar y resolver problemas: lo que se conoce como “pensamiento computacional”. El pensamiento computacional permite que los alumnos comprendan el mundo digital de una manera más profunda: al igual que la física les permite comprender mejor el mundo físico y la biología del mundo biológico15 . El concepto de pensamiento computacional fue acuñado por Jeannette M. Wing, directora del Departamento de Ciencias de la Computación en la Universidad Carnegie Mellon, en Pittsburgh, Estados Unidos. Esta reconocida científica de la computación sostuvo que “pensar computacionalmente” es una habilidad fundamental para todos, no sólo para científicos de la computación, y destacó la importancia de aplicarla a otras disciplinas, puesto que el pensamiento computacional                                                                                                                                                                                       15 CURZON, PAUL Y OTROS: op. cit., p. 1.
  9. 9. “2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”    es un conjunto de habilidades mentales que convierten problemas del mundo real que son complejos y parcialmente definidos en elementos que un ordenador puede abordar sin más ayuda de un ser humano. Pero además de permitirnos acceder a la ciencia que está detrás de las TIC e incorporar las habilidades y competencias intelectuales propias del pensamiento computacional, un currículo con contenidos propios de las ciencias de la computación permitiría incentivar a los estudiantes a desarrollar una carrera profesional en el área. En la actualidad existe una falta de interés muy importante en carreras vinculadas a la computación, a pesar de que se trata de carreras con buena salida laboral. En este sentido, no sólo en la Argentina sino en todo el mundo, los especialistas sostienen que el contacto con la disciplina en edades tempranas podría contribuir a despertar el interés por realizar estudios superiores en la materia. En Argentina existe un importante déficit de profesionales en el área y una industria informática en pleno desarrollo, por lo que la demanda de profesionales es cada vez más importante16 . A esto se suma que las ciencias de la computación están estrechamente vinculadas a otras ciencias, por lo que la demanda de especialistas en otras áreas también es cada día más relevante. Tal como afirma la Computer Science Teacher’s Association (CSTA) de Estados Unidos, hoy en día es típico para los graduados en ciencias de la computación trabajar en otras disciplinas científicas. Para resolver los grandes problemas científicos del siglo XXI, como por ejemplo combatir nuevas enfermedades o el cambio climático, son necesarios profesionales con diversas destrezas, habilidades y perspectivas17 . De hecho, los avances en la ciencia siempre han estado vinculados con los avances en la tecnología y viceversa. Por ejemplo, la secuenciación del genoma humano en el año 2001 fue un logro histórico de la biología molecular, pero no habría sido posible sin los científicos de la computación. Después de que fragmentos cortos de ADN del genoma fueron secuenciados en laboratorios de biología, se utilizaron computadoras para encontrar la manera de unir los fragmentos. Este conocimiento está allanando el camino a mejores métodos computacionales de detección y cura de enfermedades como                                                              16  GONZÁLEZ PÉREZ, LEO: “El país necesita el triple de expertos en informática”, Clarín, Martes 06 de Abril 2010. URL: http://edant.clarin.com/diario/2010/04/06/um/m-02174773.htm 17 ACM K–12 Task Force Curriculum Committee: op. cit., p. 11-12.
  10. 10. “2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”    el cáncer, porque permite entender las mutaciones genéticas implicadas18 . La creación de programas de computación que modelan y simulan comportamientos permite a los científicos generar resultados y probar teorías de una manera que sería imposible en el mundo físico. Los avances en la predicción del tiempo, por ejemplo, se deben en gran medida a un mejor modelado y simulación por computadora. Los métodos computacionales han transformado también campos como la estadística y las matemáticas19 . De la misma manera que las ciencias de la computación se vinculan a otras disciplinas y a casi todos los aspectos de la vida, pueden estar vinculadas de manera explícita a la totalidad de intereses de los estudiantes20 . En definitiva, los argumentos económicos y educativos mencionados anteriormente nos llevan a concluir que las ciencias de la computación son una disciplina lo suficientemente importante como para ser incorporada al plan de estudios de las escuelas primarias y secundarias de todo el país. Creemos que todos los niños deben poder dominar las TIC y a la vez tener acceso a la ciencia que está detrás de las TIC, de la misma manera que deben aprender a leer y escribir. Muchos países han reformado o están reformando el currículo de sus escuelas para incorporar las ciencias de la computación, inspirados por el mismo convencimiento21 : • Israel imparte contenidos propios de la ciencia de la computación desde la década del 90, y hoy en día posee un programa de ciencias de computación que es considerado como el más riguroso del mundo. • Nueva Zelanda: en 2011 incorporó una rama dentro de la disciplina “tecnologías digitales” titulada “programación y ciencias de la                                                              18 Ibídem. 19 Ibídem. 20 Ibidem. 21 THE ROYAL SOCIETY: op. cit., p. 38-39. PEYTON JONES, SIMON Y OTROS: Computing at School. International Comparisons (Reino Unido: CAS, 2011).
  11. 11. “2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”    computación”, y actualmente se encuentra en el proceso de capacitación de profesores. • Alemania: en 2008 adoptó nuevos estándares educativos para el nivel secundario que distinguen claramente los contenidos TIC de las ciencias de la computación, y que comienza de forma temprana en la escuela secundaria. • India: ofrece contenidos de ciencias de la computación en escuelas secundarias. Para todos los niveles presentan distintos temas como redes, programación, arquitectura de computadoras, etc., además de manejo de software de oficina. • Corea del Sur: actualmente incluye algunos aspectos de ciencias de la computación, como programación, algoritmos y otros conceptos fundamentales. • Grecia: las ciencias de la computación son parte del plan de estudios desde 1993 para los alumnos de más de 15 años (educación media), mientras que fueron incorporadas como piloto en 2010-11 en las escuelas primarias. • Estados Unidos: junto a más de 80 universidades estadounidenses, la Computer Science Teachers Association (CAS) ha desarrollado una alianza de empleadores, sociedades profesionales, etc. que busca incorporar las ciencias de la computación al plan de estudios de las escuelas. Parte de su trabajo es desarrollar propuestas curriculares concretas para cada nivel educativo. • Reino Unido: un nuevo plan de estudios de computación se publicó en septiembre de 2013 y comenzó a implementarse en septiembre de 2014. Fue elaborado por profesores y otros expertos del sector, y liderado por la British Computer Society y la Royal Academy of Engineering, con el aporte de Microsoft, Google y otras empresas líderes en la industria de los juegos de computadora. • Con el nuevo currículo, los niños aprenden a programar y codificar, con algoritmos, secuencias, selección y repetición desde los cinco a los once años de edad. Desde los 11, aprenden a utilizar al menos dos lenguajes de programación para resolver problemas computacionales; aprenden a diseñar, usar y evaluar abstracciones computacionales que modelan el estado y el comportamiento de los problemas del mundo real y los sistemas físicos; y se les enseña además cómo se almacenan y ejecutan instrucciones en un sistema informático.
  12. 12. “2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”    • En paralelo con esta reforma curricular, también se incorporó a las ciencias de la computación como disciplina junto con la biología, la física y la química en el Ebacc, un importante y reconocido indicador de desempeño de los alumnos en educación secundaria. A nivel nacional, nuestro país está dando los primeros pasos para “acercar a los jóvenes al aprendizaje de las ciencias de la computación y concientizar a la sociedad en general sobre la importancia de conocer estos conceptos” a través de Program.Ar, una iniciativa de la Fundación Sadosky, en conjunto con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva; Educ.AR, el Ministerio de Educación; el programa Conectar Igualdad, y el Ministerio de Trabajo22 . Un ejemplo a nivel local es la provincia de San Luis, que ha incorporado las ciencias de la computación como materia optativa en el nivel secundario. El Ciclo Básico Secundario Orientado tiene dos orientaciones que imparten contenidos propios de las ciencias de la computación: el bachiller en informática (donde se estudian materias como estructura y funcionamiento de los sistemas; lógica; redes; algoritmos, lenguaje y técnicas de procesamiento; desarrollo de aplicaciones; y robótica y control automático de computación) y la Escuela Técnica en Informática Profesional y Personal (donde se dictan materias como instalación básica de software e introducción a programación). Tal como se puede observar, la complejidad de la temática podría dar la impresión de que las ciencias de la computación son un tema para ser impartido en escuelas secundarias o en la educación superior exclusivamente. Sin embargo, existen numerosas experiencias que demuestran que las ciencias de la computación pueden -y deberían- ser impartidas desde edades tempranas23 : • En los primeros años de al educación formal los niños pueden beneficiarse de la experiencia directa de la programación de ideas, aunque utilizando interfaces sencillas de control para programar juguetes, tales como la “Bee Bot”, un pequeño robot-abeja. • Muchas escuelas primarias en Estados Unidos y alrededor del mundo utilizan herramientas de programación visual tales como “Scratch” o ”Kodu” para crear animaciones complejas, simulaciones interactivas y juegos.                                                              22 Más información disponible en: www.program.ar. 23 THE ROYAL SOCIETY: op. cit., p. 46.
  13. 13. “2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”    • Los alumnos de la escuela primaria pueden explorar el concepto de cifrado a través de la codificación y decodificación de mensajes secretos. • La idea de diagramas de flujo se puede introducir en el contexto de historias interactivas de aventura, donde los puntos de toma de decisión conducen a diferentes capítulos. • Mientras los alumnos de primaria aprenden a utilizar el correo electrónico, pueden aprender también acerca de cómo funciona el e- mail, de la misma manera que paralelamente a la creación de páginas web, los alumnos pueden aprender a comprender la relación entre la Internet y la Web o el lenguaje HTML que está detrás de la página. • La educación en ciencias de la computación no necesariamente involucra las computadoras. Un buen ejemplo es el libro Computer Science Unplugged (Ciencias de la Computación “desenchufadas”). Específicamente dirigido a niños en edad de enseñanza primaria, y extensamente probado en las aulas, abarca temas tales como los números binarios, la representación de imágenes, la compresión de texto, algoritmos de búsqueda, entre otros temas básicos de las ciencias de la computación. • Finalmente, cabe mencionar el proyecto Digital School house, un ejemplo internacionalmente reconocido de los logros que pueden obtenerse en las escuelas primarias. Digital School house es un proyecto del Reino Unido para enseñar contenidos TIC y ciencias de la computación en escuelas primarias y para el público en general.24 En lo que se refiere a la educación secundaria, los especialistas señalan25 : • Los alumnos de 11 a 14 años pueden ser invitados a trabajar en un entorno creativo más sofisticado que en la primaria. Aunque a esta edad el método de enseñanza debe ser bastante gráfico y apto para niños más pequeños (por ejemplo a través del uso del programa “Scratch”), y empleado para la creación de modelos y juegos, se pueden comenzar a destacar los conceptos centrales de las ciencias de la computación, como variables, repeticiones, órdenes condicionales y subrutinas. Esto podría ayudar a los alumnos a tomar una decisión bien informada acerca de optar por las orientaciones en informática que ofrecen las escuelas secundarias.                                                              24 Más información en: http://www.digitalschoolhouse.org.uk/. 25 THE ROYAL SOCIETY: op. cit., p. 46.
  14. 14. “2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”    • A partir de los 14 años aproximadamente los estudiantes ya pueden incorporar conceptos de resolución de problemas y abstracción, así como también programar formalmente a través de un lenguaje apropiado, como por ejemplo Python. Volviendo al caso de nuestro país, y en la medida que los contenidos educativos vinculados a las TIC no son sólo compatibles, sino también complementarios de los contenidos propios de las ciencias de la computación, creemos que es fundamental que los alumnos adquieran habilidades para manipular de forma idónea las TIC, pero que también adquieran los conocimientos, competencias y habilidades asociados a las ciencias de la computación. Un plan de estudios que integre los contenidos TIC y las ciencias de la computación podría, por ejemplo, contemplar los siguientes ejes, con el orden y la complejidad que corresponda en cada nivel: 1. Conceptos: organización de computadoras, sistemas de información, redes, representación digital de la información, organización de la información, elaboración de modelos y abstracción, pensamiento algorítmico y programación, universalidad, limitaciones de tecnología de la información, y el impacto social de tecnologías de la información. 2. Capacidades: lograr razonamientos sostenidos, gestionar complejidad, probar soluciones, administrar sistemas y software defectuosos, organizar y navegar estructuras de información y evaluar información, colaborar, comunicar a otros públicos, esperar lo inesperado, anticipar el cambio de tecnologías, y pensar de manera abstracta sobre las TIC. 3. Habilidades: configurar una computadora personal, utilizar las características básicas de un sistema operativo, utilizar un procesador de texto y crear un documento, utilizar un paquete para gráficos o arte para crear ilustraciones, diapositivas e imágenes, conectar un ordenador a una red, usar Internet para encontrar información y recursos, utilizar una computadora para comunicarse con otras personas, utilizar una hoja de cálculo para modelar procesos simples o cuadros financieros, utilizar un sistema de base de datos para establecer y acceder a información, y usar material instructivo para aprender acerca de nuevas aplicaciones o características. Donde los dos primeros están estrechamente vinculados a las ciencias de la computación, mientras que el tercero está directamente vinculado a lo que actualmente se imparte como contenidos TIC. Cabe destacar en este punto que la incorporación de las ciencias de la computación al currículo de las escuelas primarias y secundarias no es
  15. 15. “2015 ‐ Año del Bicentenario del Congreso de los Pueblos Libres”    más que un retorno al comienzo de la educación informática en nuestro país: Seymour Papert (un discípulo del célebre Jean Piaget) creó el lenguaje de programación Logo a fines de los años 60, el cual llegó a usarse en varias escuelas argentinas en la década del 80. También en ese período, entre las décadas de 1960 y 1980, Argentina se perfilaba como un país pionero en las ciencias de la computación, a través de figuras como Manuel Sadosky, el fundador de la primera carrera universitaria en computación de América Latina, que otorgaba el título de computador científico en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. Lamentablemente ese impulso inicial fue interrumpido por el advenimiento de la última dictadura militar, que trajo aparejado el exilio de Sadosky. Pero el factor más influyente, no sólo a nivel nacional sino también internacional, fue la posterior aparición de las computadoras personales como herramientas de uso masivo. Desde entonces, la enseñanza de la computación en las escuelas se orientó hacia el uso de las TIC, con un enfoque más práctico que el original, lo cual repercutió no sólo en la calidad de la educación impartida sino también en el interés de los estudiantes en transformarse en profesionales de las ciencias de la computación y, consecuentemente, en el desarrollo limitado de la disciplina en el país. Pero a pesar de este desarrollo limitado, Argentina cuenta con una tradición en ciencias de la computación, recursos humanos formados suficientes para iniciar el camino de formación de profesores, investigadores en el área, y una comunidad de ciencias de la computación. El espíritu de este proyecto de ley es precisamente comenzar a aprovechar esos recursos y oportunidades para retomar el impulso inicial que tuvieron las ciencias de la computación en Argentina, a través de la incorporación obligatoria de esa disciplina al plan de estudios de todas las escuelas argentinas. Se propone modificar la Ley Nacional de Educación Nº 26.206, para colocar a las ciencias de la computación en pie de igualdad con las tecnologías de la información y la comunicación en su rol de pilares fundamentales para la participación de los alumnos en un proceso de desarrollo con crecimiento económico y justicia social de cara al futuro. Es en ese convencimiento que solicitamos a nuestros pares, nos acompañen en este proyecto de ley. Adolfo Rodriguez Saa.- Liliana T. Negre de Alonso.-

×