SlideShare una empresa de Scribd logo
¿A qué sabe la luna?
Hacía mucho tiempo que los
animales deseaban averiguar a
qué sabía la luna.

¿Sería dulce o salada?
Tan sólo querían probar un
pedacito.

Por las noches miraban
ansiosos hacia el cielo.
Se estiraban e intentaban
cogerla, alargando el cuello, las
piernas y los brazos.

Pero todo fue en vano y ni el
animal más grande pudo
alcanzarla.
Un buen día, la pequeña
tortuga decidió subir a la
montaña más alta para poder
tocar la luna.

Desde allí arriba, la luna estaba
más cerca; pero la tortuga no
podía tocarla.

Entonces, llamó al elefante.
-Si te subes a mi espalda, tal
vez lleguemos a la luna.

-Ésta pensó que se trataba de
un juego y, a medida que el
elefante se acercaba, ella se
alejaba un poco.

-Como el elefante no pudo
tocar la luna, llamó a la jirafa.
-Si te subes a mi espalda, a lo
mejor la alcanzamos.


Pero al ver a la jirafa, la luna se
distanció un poco más. La jirafa
estiró y estiró el cuello cuanto
pudo, pero no sirvió de nada.

Y llamó a la cebra.
-Si te subes a mi espalda, es
probable que nos acerquemos
más a ella.

La luna empezaba a divertirse
con aquel juego, y se alejó otro
poquito.

-La cebra se esforzó mucho,
mucho, pero tampoco pudo
tocar la luna.

-Y llamó al león.
-Si te subes a mi espalda, quizá
podamos alcanzarla.

Pero cuando la luna vio al león,
volvió a subir algo más.

-Tampoco esta vez lograron
tocar la luna, y llamaron al
zorro.
- Verás cómo lo conseguimos si
te subes a mi espalda – dijo el
león.

Al avistar al zorro, la luna se
alejó de nuevo.

-Ahora sólo faltaba un poquito
de nada para tocar la luna, pero
ésta se desvanecía más y más.

-Y el zorro llamó al mono.
- Seguro que esta vez lo
logramos. ¡Anda, súbete a mi
espalda!

La luna vio al mono y
retrocedió. El mono ya podía
oler la luna, pero de tocarla,
¡ni hablar!

Y llamó al ratón.
-Súbete a mi espalda y
tocaremos la luna.

Ésta vio al ratón y pensó:
-Seguro que un animal tan
pequeño no podrá cogerme.

Y como empezaba a aburrirse
con aquel juego, la luna se
quedó justo donde estaba.

Entonces el ratón subió por
encima de la tortuga, del
elefante, de la jirafa, de la
cebra, del león, del zorro, del
mono y…
… de un mordisco, arrancó un
trozo pequeño de luna.

Lo saboreó complacido y…
… después fue dando un
pedacito al mono, al zorro, al
león, a la cebra, a la jirafa, al
elefante y a la tortuga.


Y la luna les supo exactamente
a aquello que más le gustaba a
cada uno.

Aquella noche, los animales
durmieron muy, muy juntos.
El pez, que lo había visto todo y
no entendía nada, dijo:


- ¡Vaya, vaya! Tanto esfuerzo
para llegar a esa luna que está
en el cielo. ¿Acaso no verán que
aquí, en el agua, hay otra más
cerca?
¿A qué sabe la luna?

Más contenido relacionado

Destacado

Campus Performace Report
Campus Performace ReportCampus Performace Report
Campus Performace Report
Sayed Ali
 
OVA
OVAOVA
Elretodelagua
ElretodelaguaElretodelagua
Elretodelagua
Arqui Gil
 
Activewear Exports Group Profile
Activewear Exports Group ProfileActivewear Exports Group Profile
Activewear Exports Group Profile
Kevin Bumesh Nandkishore
 
Imã¡genes+..
Imã¡genes+..Imã¡genes+..
Imã¡genes+..
Arqui Gil
 
MY RESUME
MY RESUMEMY RESUME
MY RESUME
Baqir Abbas
 

Destacado (6)

Campus Performace Report
Campus Performace ReportCampus Performace Report
Campus Performace Report
 
OVA
OVAOVA
OVA
 
Elretodelagua
ElretodelaguaElretodelagua
Elretodelagua
 
Activewear Exports Group Profile
Activewear Exports Group ProfileActivewear Exports Group Profile
Activewear Exports Group Profile
 
Imã¡genes+..
Imã¡genes+..Imã¡genes+..
Imã¡genes+..
 
MY RESUME
MY RESUMEMY RESUME
MY RESUME
 

Similar a ¿A qué sabe la luna?

¿A que sabe la luna?
¿A que sabe la luna? ¿A que sabe la luna?
¿A que sabe la luna?
Anita Aboitiz
 
¿A que sabe la luna?
¿A que sabe la luna? ¿A que sabe la luna?
¿A que sabe la luna?
Anita Aboitiz
 
A que sabe la luna
A que sabe la luna A que sabe la luna
A que sabe la luna
Anita Aboitiz
 
¿A que sabe la luna?
¿A que sabe la luna? ¿A que sabe la luna?
¿A que sabe la luna?
Anita Aboitiz
 
A qué sabe la luna
A qué sabe la lunaA qué sabe la luna
A qué sabe la luna
Sil Mar
 
Aquesabe
AquesabeAquesabe
Aquesabe
evamsbv
 
A QUE SABE LA LUNA?
A QUE SABE LA LUNA?A QUE SABE LA LUNA?
A QUE SABE LA LUNA?
Marcela Canales
 
diapositiva comunicación..pptx
diapositiva comunicación..pptxdiapositiva comunicación..pptx
diapositiva comunicación..pptx
rosmerycastro4
 
CUENTO A QUE SABE LA LUNA
CUENTO A QUE SABE LA LUNACUENTO A QUE SABE LA LUNA
CUENTO A QUE SABE LA LUNA
Carlos Campaña Montenegro
 
A que sabe
A que sabeA que sabe
A que sabe
Rosario Larra{in
 
a que sabe la luna
a que sabe la lunaa que sabe la luna
a que sabe la luna
Ornella Giuliana
 
A qué sabe la luna juegos cooperativos
A qué sabe la luna juegos cooperativosA qué sabe la luna juegos cooperativos
A qué sabe la luna juegos cooperativos
Fernanda Suárez Méndez
 
Desafios primer ciclo
Desafios primer cicloDesafios primer ciclo
Desafios primer ciclo
raquelexmariorta
 
como desarrollar la comprensión de lectura -mec-
 como desarrollar  la  comprensión de lectura -mec-  como desarrollar  la  comprensión de lectura -mec-
como desarrollar la comprensión de lectura -mec-
Celia Antonia Luna Chaverra
 
Cuentos infantiles
Cuentos infantilesCuentos infantiles
Cuentos infantiles
alejitamua
 
Viaje a la luna. cuento motor
Viaje a la luna. cuento motorViaje a la luna. cuento motor
Viaje a la luna. cuento motor
AlmuGabarre
 
Los amantes de la luna llena
Los amantes de la luna llenaLos amantes de la luna llena
Los amantes de la luna llena
Norman Rivera
 
Fábulas
FábulasFábulas
Solidaridad
SolidaridadSolidaridad
Solidaridad
Claudia Fress
 
Solidaridad
SolidaridadSolidaridad
Solidaridad
Claudia Fress
 

Similar a ¿A qué sabe la luna? (20)

¿A que sabe la luna?
¿A que sabe la luna? ¿A que sabe la luna?
¿A que sabe la luna?
 
¿A que sabe la luna?
¿A que sabe la luna? ¿A que sabe la luna?
¿A que sabe la luna?
 
A que sabe la luna
A que sabe la luna A que sabe la luna
A que sabe la luna
 
¿A que sabe la luna?
¿A que sabe la luna? ¿A que sabe la luna?
¿A que sabe la luna?
 
A qué sabe la luna
A qué sabe la lunaA qué sabe la luna
A qué sabe la luna
 
Aquesabe
AquesabeAquesabe
Aquesabe
 
A QUE SABE LA LUNA?
A QUE SABE LA LUNA?A QUE SABE LA LUNA?
A QUE SABE LA LUNA?
 
diapositiva comunicación..pptx
diapositiva comunicación..pptxdiapositiva comunicación..pptx
diapositiva comunicación..pptx
 
CUENTO A QUE SABE LA LUNA
CUENTO A QUE SABE LA LUNACUENTO A QUE SABE LA LUNA
CUENTO A QUE SABE LA LUNA
 
A que sabe
A que sabeA que sabe
A que sabe
 
a que sabe la luna
a que sabe la lunaa que sabe la luna
a que sabe la luna
 
A qué sabe la luna juegos cooperativos
A qué sabe la luna juegos cooperativosA qué sabe la luna juegos cooperativos
A qué sabe la luna juegos cooperativos
 
Desafios primer ciclo
Desafios primer cicloDesafios primer ciclo
Desafios primer ciclo
 
como desarrollar la comprensión de lectura -mec-
 como desarrollar  la  comprensión de lectura -mec-  como desarrollar  la  comprensión de lectura -mec-
como desarrollar la comprensión de lectura -mec-
 
Cuentos infantiles
Cuentos infantilesCuentos infantiles
Cuentos infantiles
 
Viaje a la luna. cuento motor
Viaje a la luna. cuento motorViaje a la luna. cuento motor
Viaje a la luna. cuento motor
 
Los amantes de la luna llena
Los amantes de la luna llenaLos amantes de la luna llena
Los amantes de la luna llena
 
Fábulas
FábulasFábulas
Fábulas
 
Solidaridad
SolidaridadSolidaridad
Solidaridad
 
Solidaridad
SolidaridadSolidaridad
Solidaridad
 

Más de eacujim

Qué sabemos acerca del libro
Qué sabemos acerca del libroQué sabemos acerca del libro
Qué sabemos acerca del libro
eacujim
 
Qué sabemos acerca del libro
Qué sabemos acerca del libroQué sabemos acerca del libro
Qué sabemos acerca del libro
eacujim
 
El vendedor de sombreros
El vendedor de sombrerosEl vendedor de sombreros
El vendedor de sombreros
eacujim
 
PACO Y EL MEDIOAMBIENTE
PACO Y EL MEDIOAMBIENTEPACO Y EL MEDIOAMBIENTE
PACO Y EL MEDIOAMBIENTE
eacujim
 
Como plantar una semilla
Como plantar una semillaComo plantar una semilla
Como plantar una semilla
eacujim
 
Concierto homenaje
Concierto homenajeConcierto homenaje
Concierto homenaje
eacujim
 
Como plantar una semilla
Como plantar una semillaComo plantar una semilla
Como plantar una semilla
eacujim
 
Mensaje de suso
Mensaje de susoMensaje de suso
Mensaje de suso
eacujim
 
La correspondencia
La correspondenciaLa correspondencia
La correspondencia
eacujim
 
Importanc..
Importanc..Importanc..
Importanc..
eacujim
 
ELENA PEÑA Y LOS ELEFANTES
ELENA PEÑA Y LOS ELEFANTESELENA PEÑA Y LOS ELEFANTES
ELENA PEÑA Y LOS ELEFANTES
eacujim
 
JAVI Y EL MUNDO DE LOS ELEFANTES
JAVI Y EL MUNDO DE LOS ELEFANTESJAVI Y EL MUNDO DE LOS ELEFANTES
JAVI Y EL MUNDO DE LOS ELEFANTES
eacujim
 
LUCÍA NOS HABLA DE LOS ELEFANTES
LUCÍA NOS HABLA DE LOS ELEFANTESLUCÍA NOS HABLA DE LOS ELEFANTES
LUCÍA NOS HABLA DE LOS ELEFANTES
eacujim
 
¿QUÉ SABEMOS ACERCA DE LOS ELEFANTES?
¿QUÉ SABEMOS ACERCA DE LOS ELEFANTES?¿QUÉ SABEMOS ACERCA DE LOS ELEFANTES?
¿QUÉ SABEMOS ACERCA DE LOS ELEFANTES?
eacujim
 
¿QUÉ SABEMOS DE LOS ELEFANTES?
¿QUÉ SABEMOS DE LOS ELEFANTES?¿QUÉ SABEMOS DE LOS ELEFANTES?
¿QUÉ SABEMOS DE LOS ELEFANTES?
eacujim
 
La vendimia
La vendimiaLa vendimia
La vendimia
eacujim
 
Pastel de oruga
Pastel de orugaPastel de oruga
Pastel de oruga
eacujim
 
Tarta de oruga
Tarta de orugaTarta de oruga
Tarta de oruga
eacujim
 
LA REINA DE LOS COLORES
LA REINA DE LOS COLORESLA REINA DE LOS COLORES
LA REINA DE LOS COLORES
eacujim
 
NADARÍN
NADARÍNNADARÍN
NADARÍN
eacujim
 

Más de eacujim (20)

Qué sabemos acerca del libro
Qué sabemos acerca del libroQué sabemos acerca del libro
Qué sabemos acerca del libro
 
Qué sabemos acerca del libro
Qué sabemos acerca del libroQué sabemos acerca del libro
Qué sabemos acerca del libro
 
El vendedor de sombreros
El vendedor de sombrerosEl vendedor de sombreros
El vendedor de sombreros
 
PACO Y EL MEDIOAMBIENTE
PACO Y EL MEDIOAMBIENTEPACO Y EL MEDIOAMBIENTE
PACO Y EL MEDIOAMBIENTE
 
Como plantar una semilla
Como plantar una semillaComo plantar una semilla
Como plantar una semilla
 
Concierto homenaje
Concierto homenajeConcierto homenaje
Concierto homenaje
 
Como plantar una semilla
Como plantar una semillaComo plantar una semilla
Como plantar una semilla
 
Mensaje de suso
Mensaje de susoMensaje de suso
Mensaje de suso
 
La correspondencia
La correspondenciaLa correspondencia
La correspondencia
 
Importanc..
Importanc..Importanc..
Importanc..
 
ELENA PEÑA Y LOS ELEFANTES
ELENA PEÑA Y LOS ELEFANTESELENA PEÑA Y LOS ELEFANTES
ELENA PEÑA Y LOS ELEFANTES
 
JAVI Y EL MUNDO DE LOS ELEFANTES
JAVI Y EL MUNDO DE LOS ELEFANTESJAVI Y EL MUNDO DE LOS ELEFANTES
JAVI Y EL MUNDO DE LOS ELEFANTES
 
LUCÍA NOS HABLA DE LOS ELEFANTES
LUCÍA NOS HABLA DE LOS ELEFANTESLUCÍA NOS HABLA DE LOS ELEFANTES
LUCÍA NOS HABLA DE LOS ELEFANTES
 
¿QUÉ SABEMOS ACERCA DE LOS ELEFANTES?
¿QUÉ SABEMOS ACERCA DE LOS ELEFANTES?¿QUÉ SABEMOS ACERCA DE LOS ELEFANTES?
¿QUÉ SABEMOS ACERCA DE LOS ELEFANTES?
 
¿QUÉ SABEMOS DE LOS ELEFANTES?
¿QUÉ SABEMOS DE LOS ELEFANTES?¿QUÉ SABEMOS DE LOS ELEFANTES?
¿QUÉ SABEMOS DE LOS ELEFANTES?
 
La vendimia
La vendimiaLa vendimia
La vendimia
 
Pastel de oruga
Pastel de orugaPastel de oruga
Pastel de oruga
 
Tarta de oruga
Tarta de orugaTarta de oruga
Tarta de oruga
 
LA REINA DE LOS COLORES
LA REINA DE LOS COLORESLA REINA DE LOS COLORES
LA REINA DE LOS COLORES
 
NADARÍN
NADARÍNNADARÍN
NADARÍN
 

¿A qué sabe la luna?

  • 2. Hacía mucho tiempo que los animales deseaban averiguar a qué sabía la luna. ¿Sería dulce o salada? Tan sólo querían probar un pedacito. Por las noches miraban ansiosos hacia el cielo. Se estiraban e intentaban cogerla, alargando el cuello, las piernas y los brazos. Pero todo fue en vano y ni el animal más grande pudo alcanzarla.
  • 3. Un buen día, la pequeña tortuga decidió subir a la montaña más alta para poder tocar la luna. Desde allí arriba, la luna estaba más cerca; pero la tortuga no podía tocarla. Entonces, llamó al elefante.
  • 4. -Si te subes a mi espalda, tal vez lleguemos a la luna. -Ésta pensó que se trataba de un juego y, a medida que el elefante se acercaba, ella se alejaba un poco. -Como el elefante no pudo tocar la luna, llamó a la jirafa.
  • 5. -Si te subes a mi espalda, a lo mejor la alcanzamos. Pero al ver a la jirafa, la luna se distanció un poco más. La jirafa estiró y estiró el cuello cuanto pudo, pero no sirvió de nada. Y llamó a la cebra.
  • 6. -Si te subes a mi espalda, es probable que nos acerquemos más a ella. La luna empezaba a divertirse con aquel juego, y se alejó otro poquito. -La cebra se esforzó mucho, mucho, pero tampoco pudo tocar la luna. -Y llamó al león.
  • 7. -Si te subes a mi espalda, quizá podamos alcanzarla. Pero cuando la luna vio al león, volvió a subir algo más. -Tampoco esta vez lograron tocar la luna, y llamaron al zorro.
  • 8. - Verás cómo lo conseguimos si te subes a mi espalda – dijo el león. Al avistar al zorro, la luna se alejó de nuevo. -Ahora sólo faltaba un poquito de nada para tocar la luna, pero ésta se desvanecía más y más. -Y el zorro llamó al mono.
  • 9. - Seguro que esta vez lo logramos. ¡Anda, súbete a mi espalda! La luna vio al mono y retrocedió. El mono ya podía oler la luna, pero de tocarla, ¡ni hablar! Y llamó al ratón.
  • 10. -Súbete a mi espalda y tocaremos la luna. Ésta vio al ratón y pensó: -Seguro que un animal tan pequeño no podrá cogerme. Y como empezaba a aburrirse con aquel juego, la luna se quedó justo donde estaba. Entonces el ratón subió por encima de la tortuga, del elefante, de la jirafa, de la cebra, del león, del zorro, del mono y…
  • 11. … de un mordisco, arrancó un trozo pequeño de luna. Lo saboreó complacido y…
  • 12. … después fue dando un pedacito al mono, al zorro, al león, a la cebra, a la jirafa, al elefante y a la tortuga. Y la luna les supo exactamente a aquello que más le gustaba a cada uno. Aquella noche, los animales durmieron muy, muy juntos.
  • 13. El pez, que lo había visto todo y no entendía nada, dijo: - ¡Vaya, vaya! Tanto esfuerzo para llegar a esa luna que está en el cielo. ¿Acaso no verán que aquí, en el agua, hay otra más cerca?