SlideShare una empresa de Scribd logo
Espiritualidad Cristiana
Inspirada en el Corazón de Jesús
La espiritualidad
del evangelio de Jesús
es una espiritualidad
afectada, determinada,
comprometida
con el sufrimientohumano.
¿Qué claves? ¿Quéactitudes ante el
sufrimiento?
I. Cuidar nuestra
contemplación.
Loespecíficodela
contemplación
cristiana es contemplar
la persona de Jesús,
contemplar su
evangelio, contemplar
sus acciones ysus
Evidentemente, el cristiano puede disfrutar con
provecho de la contemplación de la belleza natural o
de la belleza creada por el hombre y hacer de esta
contemplación un medio de encontrarse con el Ser
Supremo.
Esta contemplación es una contemplación buena,
enriquecedora, humanizadora para quien la hace,
compartida con personas de sensibilidad humana,
creyentes o no creyentes de una u otra fe.
Pero la contemplación
específicamente cristiana
de la que hablamos es la
contemplación de Jesús de Nazaret.
Pensemos porun momento:
¿De dóndele viene a ese Jesús de
Nazaret, que contemplamos, suamor
porlos pobres ylospequeños,su
sensibilidaden elmodode tratarles, la
fuerza delmensaje queles dirige,el
coraje con elque los defiende;
¿De dóndele viene a Jesús deNazaret
todoesto?
La fuente de la valoraciónde Jesús por lospequeños no es ni
unaideologíani laley. La fuente desde laque Jesús valora,
quiere y se compromete con los pequeños es su contemplación
del Padre
El modo de actuar de Jesús
no pretende ser otra cosa
que una continuidadhistórica
de lo que él contempla
en el Corazóndel Padre.
Recordemos aquelversículo
del evangelio de Juan:
“el Hijo no hace nada por su cuenta,
sino lo ve haceral Padre”,
lo que Hace el Padre,
hace igualmente el Hijo.
Nosotrosno podemos
contemplar al Padre,
contemplamosa Jesúsque es el
que en sus
hechos ypalabras nosmanifiesta
al Padre.
Y en esa contemplación podemos
ser transformados
e ir adquiriendo lasactitudes y
los sentimientosdeJesús,
sumodode ver la vida,sus
preferencias.
En tiempos de dificultad
ni las ideologías ni las leyes
nos sitúan ni nos hacen permanecer
junto al débil, al pobre,
al enfermo,al olvidado, junto al pecador.
Es la contemplación,
la convivenciacon Jesús
la que nosalimenta
y nos sostiene en nuestra solidaridad
y en nuestro compromiso.
La contemplación
atenta, amante,
sostenida de la
Persona de Jesús es el
fundamento y el sostén
de una espiritualidad
cristiana comprometida.
¿Quéelementos nos
aporta
la contemplación de
Jesús
para sacar
consecuencias concretas?
1. En su viaje al interior del
Corazón del Padre queeso
es la contemplación,un
viajar siempre inacabado al
Corazón del Otro; Jesús
descubre que enel centro
de ese corazón y enun lugar
preferente delmismo, están
siempre los más pequeñosy
frágiles desus hijos.
En la contemplación atentadel evangelio
percibimos que la dignidad de las personas como amadas
y ancladas en el corazón de Dios,
va más allá de cualquierconsideración legal,social o moral
y esto es loque Jesús manifiestacuando trata
como hijos del Padre con dignidad a leprosos
que son excluidos de la ciudad legaly socialmente;
a extranjeras que invaden los caminos prohibidos de Israel,
Esa dignidadque Jesús descubre en el Corazón
del Padre para cada persona es permanente e inviolable,
Porque elamor delPadreparasus hijosno tiene
ni fisuras ni tiempos ni está condicionadoa un
comportamientomoral yesto esprecisamente
lo que más escandalizóde Jesús
a muchos desus conciudadanos.
2. Contemplemosahora enel
evangelio el modocomo Jesús
trataba a los quese acercan a El.
Eltrato de Jesús es untrato lleno
de delicadeza,de respeto, de
sensibilidad,untrato que
promueve eldiálogo
interpersonal…
Decía BendictoXVI:
“la íntimaparticipaciónpersonal
en las necesidades de los
sufrimientosdel otro, se convierte
así enun darme a mí mismo, para
que el donno humille alotro.
Para que el donno humilleal otro
no solamentedebodarle algomío
sinoa mí mismo, es decir, parte
del doncomo persona” (DCE 34)
Cristo ocupó el último lugar en el
mundo:
la cruz,y precisamente con esta
humildad radical,
nos ha redimido y nos ayuda
constantemente,
una ayuda que no humilla cuando
hay contacto personal.
3. Quien amacon caridada losdemás,
es ante todojustocon ellos, no basta decir
que lajusticia
noes extrañaa la caridad,que no es una vía
alternativa
o paralelaa lacaridad.
La justicia es inseparablede la caridad,
intrínsecaa ella;
la justicia es la primeravía de la caridad.
II. manteneractivo nuestro discernimiento.
La palabra discernimientotienevarios
significados y abarca diversas actividades
espirituales
Primero,el discernimientocomo examen,criba
frentea loque es auténtico de lo que no;
siguiendo aquellaindicación que hace elapóstol
san Juan:“queridos no se fíen decualquier
espíritu, antescomprueben que los espíritus
proceden de Dios, pues muchos falsos profetas
hanvenido al mundo”.
En segundo lugar, discernimientocomo toma de
decisiones en clave de evangelio.
Es lanecesidadde examinara
laluz del evangelio loscriterios
de valoraciónde las
actuaciones,las decisioneso
las políticasquese toman día a
día.
No podemos aceptar sin más
los criterios que desde
instancias económicas,sociales
o políticasse adoptan
•Modoevangélicodetomar
decisiones.. Porquesi nos quedamos
simplementeen culpar delas crisis a
losqueostentancualquiertipode
poder, sinmirarnos a nosotros
mismos,también,nos quedamosa
medias.
Tambiénnosotros nos tenemosque
cuestionar con honestidad.
¿Qué hemoshecho mal?
¿Hay algomásquedeberíamos,o
podríamoshacer?.
Discernires decidir desdeel
evangelio.
III. Agradecery compartirla esperanza
porque la esperanza es undon deDios,unido y en
interaccióncon losotrosdos grandesdones deDiosque
son lafe yel amor. Lafesostienela esperanza yla
esperanza proyecta la fesobre lasrealidadesdenuestra
vida concreta,sobre nuestroaquí ynuestro ahora.
La esperanzanos sostieneen eldíaa día delamor,de un
amorquese entregaen luzy en la oscuridad; en
agradecimientoy en incomprensión;y porque el amor,
especialmenteelamora los máspobres fortalecela
esperanza.
Elamor,la convivencia, la contemplación,lacercanía a los
máspobres,fortalecela esperanza,nuestra esperanza
No convieneconfundir esperanza
en un mero optimismohumano, la
esperanza auténtica se funda en la
promesa de Dios, yen la fe en un
Dios que cumplesiempre sus
promesas
La esperanza es un tiempo de debilidad y
fortaleza, porque nuestra esperanza se siente
débil y flaquea muchas veces… sin embargo
sale fortalecida y afirmada en su auténtico
fundamento que no es nuestro poder sino la
fuerza de Dios.
¿Nuestra esperanza
crece y se consolida?
Espiritualidad cristiana desde el Corazón de Jesús

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

La actitud religiosa
La actitud religiosaLa actitud religiosa
La actitud religiosa
Yucin C.M.
 
2 taller de espiritualidad epap's introduccion[1][1]
2 taller de espiritualidad epap's introduccion[1][1]2 taller de espiritualidad epap's introduccion[1][1]
2 taller de espiritualidad epap's introduccion[1][1]
FiliDziu
 
Ignacianidad y espiritualidad de lo cotidiano- José Leonardo Rincón SJ
Ignacianidad y espiritualidad de lo cotidiano- José Leonardo Rincón SJIgnacianidad y espiritualidad de lo cotidiano- José Leonardo Rincón SJ
Ignacianidad y espiritualidad de lo cotidiano- José Leonardo Rincón SJ
centrodedesarrolloeducativo
 
La religion
La religionLa religion
La religion
michelldaniela
 
Como Nos Cambia La Vida
Como Nos Cambia La VidaComo Nos Cambia La Vida
Como Nos Cambia La Vida
Carlos Aedo
 
40 Virtudes morales, virtudes teologales
40 Virtudes morales, virtudes teologales40 Virtudes morales, virtudes teologales
40 Virtudes morales, virtudes teologales
Catequista Primera Comunion
 
Caridad en la verdad
Caridad en la verdadCaridad en la verdad
Caridad en la verdad
Cáritas De Yucatán Ac
 
El magis ignaciano
El magis ignacianoEl magis ignaciano
El magis ignaciano
Jassinette
 
Al camino espiritual
Al camino espiritualAl camino espiritual
Al camino espiritual
Upaep Online
 
Fe, espiritualidad y religion
Fe, espiritualidad y religionFe, espiritualidad y religion
Fe, espiritualidad y religion
gbecerril5
 
Virtudes Teologales En La Familia Fe Y Cultura
Virtudes Teologales En La Familia   Fe Y CulturaVirtudes Teologales En La Familia   Fe Y Cultura
Virtudes Teologales En La Familia Fe Y Cultura
Santo Toribio de Mogrovejo
 
Escrito 99 sobre la parábola del carpintero insensato
Escrito 99 sobre la parábola del carpintero insensatoEscrito 99 sobre la parábola del carpintero insensato
Escrito 99 sobre la parábola del carpintero insensato
Estudiantes Urantia
 
Bajo la influencia de jesús
Bajo la influencia de jesúsBajo la influencia de jesús
Bajo la influencia de jesús
Adrián Herrera
 
7 criterios teologicos para una correcta organización de pastoral de la salud
7 criterios teologicos para una correcta organización de pastoral de la salud7 criterios teologicos para una correcta organización de pastoral de la salud
7 criterios teologicos para una correcta organización de pastoral de la salud
Pastoral Salud
 
Al antropología bíblica
Al antropología bíblicaAl antropología bíblica
Al antropología bíblica
Upaep Online
 
Espiritualidad
EspiritualidadEspiritualidad
Espiritualidad
John27042013
 
Espiritualidad Lasallista
Espiritualidad LasallistaEspiritualidad Lasallista
Espiritualidad Lasallista
Manuel Duron
 
Moral Cristiana
Moral CristianaMoral Cristiana
Moral Cristiana
Rocío Chocos Humeno
 
Beato Enrique Seuze y Místicos Renanos
Beato Enrique Seuze y Místicos RenanosBeato Enrique Seuze y Místicos Renanos
Beato Enrique Seuze y Místicos Renanos
dominicosweb
 
Fe, liturgia y razon
Fe, liturgia y razonFe, liturgia y razon
Fe, liturgia y razon
gbecerril5
 

La actualidad más candente (20)

La actitud religiosa
La actitud religiosaLa actitud religiosa
La actitud religiosa
 
2 taller de espiritualidad epap's introduccion[1][1]
2 taller de espiritualidad epap's introduccion[1][1]2 taller de espiritualidad epap's introduccion[1][1]
2 taller de espiritualidad epap's introduccion[1][1]
 
Ignacianidad y espiritualidad de lo cotidiano- José Leonardo Rincón SJ
Ignacianidad y espiritualidad de lo cotidiano- José Leonardo Rincón SJIgnacianidad y espiritualidad de lo cotidiano- José Leonardo Rincón SJ
Ignacianidad y espiritualidad de lo cotidiano- José Leonardo Rincón SJ
 
La religion
La religionLa religion
La religion
 
Como Nos Cambia La Vida
Como Nos Cambia La VidaComo Nos Cambia La Vida
Como Nos Cambia La Vida
 
40 Virtudes morales, virtudes teologales
40 Virtudes morales, virtudes teologales40 Virtudes morales, virtudes teologales
40 Virtudes morales, virtudes teologales
 
Caridad en la verdad
Caridad en la verdadCaridad en la verdad
Caridad en la verdad
 
El magis ignaciano
El magis ignacianoEl magis ignaciano
El magis ignaciano
 
Al camino espiritual
Al camino espiritualAl camino espiritual
Al camino espiritual
 
Fe, espiritualidad y religion
Fe, espiritualidad y religionFe, espiritualidad y religion
Fe, espiritualidad y religion
 
Virtudes Teologales En La Familia Fe Y Cultura
Virtudes Teologales En La Familia   Fe Y CulturaVirtudes Teologales En La Familia   Fe Y Cultura
Virtudes Teologales En La Familia Fe Y Cultura
 
Escrito 99 sobre la parábola del carpintero insensato
Escrito 99 sobre la parábola del carpintero insensatoEscrito 99 sobre la parábola del carpintero insensato
Escrito 99 sobre la parábola del carpintero insensato
 
Bajo la influencia de jesús
Bajo la influencia de jesúsBajo la influencia de jesús
Bajo la influencia de jesús
 
7 criterios teologicos para una correcta organización de pastoral de la salud
7 criterios teologicos para una correcta organización de pastoral de la salud7 criterios teologicos para una correcta organización de pastoral de la salud
7 criterios teologicos para una correcta organización de pastoral de la salud
 
Al antropología bíblica
Al antropología bíblicaAl antropología bíblica
Al antropología bíblica
 
Espiritualidad
EspiritualidadEspiritualidad
Espiritualidad
 
Espiritualidad Lasallista
Espiritualidad LasallistaEspiritualidad Lasallista
Espiritualidad Lasallista
 
Moral Cristiana
Moral CristianaMoral Cristiana
Moral Cristiana
 
Beato Enrique Seuze y Místicos Renanos
Beato Enrique Seuze y Místicos RenanosBeato Enrique Seuze y Místicos Renanos
Beato Enrique Seuze y Místicos Renanos
 
Fe, liturgia y razon
Fe, liturgia y razonFe, liturgia y razon
Fe, liturgia y razon
 

Similar a Espiritualidad cristiana desde el Corazón de Jesús

Fuentes de la espiritualidad del amor.pptx
Fuentes de la espiritualidad del amor.pptxFuentes de la espiritualidad del amor.pptx
Fuentes de la espiritualidad del amor.pptx
Antonio lopez
 
Curso espiritualidad litúrgica reconquista 2010
Curso espiritualidad litúrgica reconquista 2010Curso espiritualidad litúrgica reconquista 2010
Curso espiritualidad litúrgica reconquista 2010
Gustavo Braidot
 
Cómo se alcanza la madurez en la fe 1.pptx
Cómo se alcanza la madurez en la fe 1.pptxCómo se alcanza la madurez en la fe 1.pptx
Cómo se alcanza la madurez en la fe 1.pptx
Isao9
 
LA FORMACIÓN DE LA CONCIENCIA MORAL.docx
LA FORMACIÓN DE LA CONCIENCIA MORAL.docxLA FORMACIÓN DE LA CONCIENCIA MORAL.docx
LA FORMACIÓN DE LA CONCIENCIA MORAL.docx
MiriamYhovanaTejadaA1
 
Laformacindelaconcienciaceibos2012b
Laformacindelaconcienciaceibos2012bLaformacindelaconcienciaceibos2012b
Laformacindelaconcienciaceibos2012b
historiadelaiglesia
 
Interioridad
InterioridadInterioridad
Interioridad
hfivalores
 
24. la conciencia
24. la conciencia24. la conciencia
24. la conciencia
David Galarza Fernández
 
Vocacion de jesus pagola
Vocacion de jesus pagolaVocacion de jesus pagola
Vocacion de jesus pagola
Carlos Casanueva
 
Trabajo grupal
Trabajo grupalTrabajo grupal
Trabajo grupal
1sarivera
 
Acompañamiento espiritual al enfermo
Acompañamiento espiritual al enfermoAcompañamiento espiritual al enfermo
Acompañamiento espiritual al enfermo
Norka C. Risso Espinoza
 
Tema 9
Tema 9Tema 9
14 formacion permanente noviembre 2014
14 formacion permanente noviembre  201414 formacion permanente noviembre  2014
14 formacion permanente noviembre 2014
José Gracia Cervera
 
La formación de la conciencia ceibos 2011
La formación de la conciencia ceibos 2011La formación de la conciencia ceibos 2011
La formación de la conciencia ceibos 2011
historiadelaiglesia
 
Conciencia moral
Conciencia moralConciencia moral
Conciencia moral
tulioandres
 
Pmnf tema 2
Pmnf tema 2Pmnf tema 2
Pmnf tema 2
Andres Elizalde
 
1 el hombre frente a cristo
1 el hombre frente a cristo1 el hombre frente a cristo
1 el hombre frente a cristo
James Orobio Ballesteros
 
Teologia moral ! la conciencia !
Teologia moral ! la conciencia !Teologia moral ! la conciencia !
Teologia moral ! la conciencia !
Gladysmorayma Creamer Berrios
 
Ponencia: Maria y la vida espiritual por el Mons Julio Parrilla
Ponencia: Maria y la vida espiritual por el Mons Julio ParrillaPonencia: Maria y la vida espiritual por el Mons Julio Parrilla
Ponencia: Maria y la vida espiritual por el Mons Julio Parrilla
Universidad Técnica Particular de Loja
 
Identidad espiritualidad educador
Identidad espiritualidad educadorIdentidad espiritualidad educador
Identidad espiritualidad educador
vicariacinco
 
Tema 2 la novedad del cristianismo
Tema 2  la novedad del cristianismoTema 2  la novedad del cristianismo
Tema 2 la novedad del cristianismo
convertidor
 

Similar a Espiritualidad cristiana desde el Corazón de Jesús (20)

Fuentes de la espiritualidad del amor.pptx
Fuentes de la espiritualidad del amor.pptxFuentes de la espiritualidad del amor.pptx
Fuentes de la espiritualidad del amor.pptx
 
Curso espiritualidad litúrgica reconquista 2010
Curso espiritualidad litúrgica reconquista 2010Curso espiritualidad litúrgica reconquista 2010
Curso espiritualidad litúrgica reconquista 2010
 
Cómo se alcanza la madurez en la fe 1.pptx
Cómo se alcanza la madurez en la fe 1.pptxCómo se alcanza la madurez en la fe 1.pptx
Cómo se alcanza la madurez en la fe 1.pptx
 
LA FORMACIÓN DE LA CONCIENCIA MORAL.docx
LA FORMACIÓN DE LA CONCIENCIA MORAL.docxLA FORMACIÓN DE LA CONCIENCIA MORAL.docx
LA FORMACIÓN DE LA CONCIENCIA MORAL.docx
 
Laformacindelaconcienciaceibos2012b
Laformacindelaconcienciaceibos2012bLaformacindelaconcienciaceibos2012b
Laformacindelaconcienciaceibos2012b
 
Interioridad
InterioridadInterioridad
Interioridad
 
24. la conciencia
24. la conciencia24. la conciencia
24. la conciencia
 
Vocacion de jesus pagola
Vocacion de jesus pagolaVocacion de jesus pagola
Vocacion de jesus pagola
 
Trabajo grupal
Trabajo grupalTrabajo grupal
Trabajo grupal
 
Acompañamiento espiritual al enfermo
Acompañamiento espiritual al enfermoAcompañamiento espiritual al enfermo
Acompañamiento espiritual al enfermo
 
Tema 9
Tema 9Tema 9
Tema 9
 
14 formacion permanente noviembre 2014
14 formacion permanente noviembre  201414 formacion permanente noviembre  2014
14 formacion permanente noviembre 2014
 
La formación de la conciencia ceibos 2011
La formación de la conciencia ceibos 2011La formación de la conciencia ceibos 2011
La formación de la conciencia ceibos 2011
 
Conciencia moral
Conciencia moralConciencia moral
Conciencia moral
 
Pmnf tema 2
Pmnf tema 2Pmnf tema 2
Pmnf tema 2
 
1 el hombre frente a cristo
1 el hombre frente a cristo1 el hombre frente a cristo
1 el hombre frente a cristo
 
Teologia moral ! la conciencia !
Teologia moral ! la conciencia !Teologia moral ! la conciencia !
Teologia moral ! la conciencia !
 
Ponencia: Maria y la vida espiritual por el Mons Julio Parrilla
Ponencia: Maria y la vida espiritual por el Mons Julio ParrillaPonencia: Maria y la vida espiritual por el Mons Julio Parrilla
Ponencia: Maria y la vida espiritual por el Mons Julio Parrilla
 
Identidad espiritualidad educador
Identidad espiritualidad educadorIdentidad espiritualidad educador
Identidad espiritualidad educador
 
Tema 2 la novedad del cristianismo
Tema 2  la novedad del cristianismoTema 2  la novedad del cristianismo
Tema 2 la novedad del cristianismo
 

Más de Encontrar a Dios en todas las cosas

Apostolado seglar los laicos
Apostolado seglar los laicosApostolado seglar los laicos
Apostolado seglar los laicos
Encontrar a Dios en todas las cosas
 
Pedro legaria. el más
Pedro legaria. el másPedro legaria. el más
Pedro legaria. el más
Encontrar a Dios en todas las cosas
 
Evc
EvcEvc
Discernimiento y reglas
Discernimiento y reglasDiscernimiento y reglas
Discernimiento y reglas
Encontrar a Dios en todas las cosas
 
Orar es...
Orar es...Orar es...
Cuando Callan Las Palabras
Cuando Callan Las PalabrasCuando Callan Las Palabras
Cuando Callan Las Palabras
Encontrar a Dios en todas las cosas
 
Emaús
EmaúsEmaús
Helder Camara
Helder CamaraHelder Camara
Poemas Hélder Cámara
Poemas  Hélder  CámaraPoemas  Hélder  Cámara
Poemas Hélder Cámara
Encontrar a Dios en todas las cosas
 
Tocar Al Verbo De La Vida
Tocar Al Verbo De La VidaTocar Al Verbo De La Vida
Tocar Al Verbo De La Vida
Encontrar a Dios en todas las cosas
 
Así Te Necesito
Así Te NecesitoAsí Te Necesito
Principio Y Fundamento
Principio Y FundamentoPrincipio Y Fundamento
Principio Y Fundamento
Encontrar a Dios en todas las cosas
 
Las Adiciones..
Las Adiciones..Las Adiciones..
SeñOr, Gracias
SeñOr, GraciasSeñOr, Gracias
Cuando El Silencio Habla La Vida Se Transforma
Cuando El Silencio Habla La Vida Se TransformaCuando El Silencio Habla La Vida Se Transforma
Cuando El Silencio Habla La Vida Se Transforma
Encontrar a Dios en todas las cosas
 
A V A N Z A R
A V A N Z A RA V A N Z A R
Amor Incondicional De Dios
Amor Incondicional De DiosAmor Incondicional De Dios
Amor Incondicional De Dios
Encontrar a Dios en todas las cosas
 
S E R V I C I O D E L A A U T O R I D A D O B E D I E N C I A
S E R V I C I O  D E  L A  A U T O R I D A D  O B E D I E N C I AS E R V I C I O  D E  L A  A U T O R I D A D  O B E D I E N C I A
S E R V I C I O D E L A A U T O R I D A D O B E D I E N C I A
Encontrar a Dios en todas las cosas
 
Pastores Según Mi Corazón
Pastores Según Mi CorazónPastores Según Mi Corazón
Pastores Según Mi Corazón
Encontrar a Dios en todas las cosas
 

Más de Encontrar a Dios en todas las cosas (20)

Apostolado seglar los laicos
Apostolado seglar los laicosApostolado seglar los laicos
Apostolado seglar los laicos
 
Pedro legaria. el más
Pedro legaria. el másPedro legaria. el más
Pedro legaria. el más
 
Evc
EvcEvc
Evc
 
Discernimiento y reglas
Discernimiento y reglasDiscernimiento y reglas
Discernimiento y reglas
 
Orar es...
Orar es...Orar es...
Orar es...
 
Cuando Callan Las Palabras
Cuando Callan Las PalabrasCuando Callan Las Palabras
Cuando Callan Las Palabras
 
Tomad Señor y Recibid
Tomad Señor y RecibidTomad Señor y Recibid
Tomad Señor y Recibid
 
Emaús
EmaúsEmaús
Emaús
 
Helder Camara
Helder CamaraHelder Camara
Helder Camara
 
Poemas Hélder Cámara
Poemas  Hélder  CámaraPoemas  Hélder  Cámara
Poemas Hélder Cámara
 
Tocar Al Verbo De La Vida
Tocar Al Verbo De La VidaTocar Al Verbo De La Vida
Tocar Al Verbo De La Vida
 
Así Te Necesito
Así Te NecesitoAsí Te Necesito
Así Te Necesito
 
Principio Y Fundamento
Principio Y FundamentoPrincipio Y Fundamento
Principio Y Fundamento
 
Las Adiciones..
Las Adiciones..Las Adiciones..
Las Adiciones..
 
SeñOr, Gracias
SeñOr, GraciasSeñOr, Gracias
SeñOr, Gracias
 
Cuando El Silencio Habla La Vida Se Transforma
Cuando El Silencio Habla La Vida Se TransformaCuando El Silencio Habla La Vida Se Transforma
Cuando El Silencio Habla La Vida Se Transforma
 
A V A N Z A R
A V A N Z A RA V A N Z A R
A V A N Z A R
 
Amor Incondicional De Dios
Amor Incondicional De DiosAmor Incondicional De Dios
Amor Incondicional De Dios
 
S E R V I C I O D E L A A U T O R I D A D O B E D I E N C I A
S E R V I C I O  D E  L A  A U T O R I D A D  O B E D I E N C I AS E R V I C I O  D E  L A  A U T O R I D A D  O B E D I E N C I A
S E R V I C I O D E L A A U T O R I D A D O B E D I E N C I A
 
Pastores Según Mi Corazón
Pastores Según Mi CorazónPastores Según Mi Corazón
Pastores Según Mi Corazón
 

Último

Dos existencias marietta pag ultratumba.pdf
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdfDos existencias marietta pag ultratumba.pdf
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdf
herrerocdmx
 
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdfmanantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
Wilberth Thomas Castro
 
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
Opus Dei
 
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptxComprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
agungwahyudianto1
 
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis CletHomilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentescristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
JOSE GARCIA PERALTA
 
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdfMisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
MateoCarvajalBedoya1
 
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdfCaminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Jordi Pascual Palatsi
 
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseciónNOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
ChristianOrozaZyball
 
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdfLA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
AlexanderTirado5
 
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptx
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptxConvertir Adversidad en Oportunidad.pptx
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptx
jenune
 

Último (11)

Dos existencias marietta pag ultratumba.pdf
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdfDos existencias marietta pag ultratumba.pdf
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdf
 
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdfmanantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
 
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
 
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptxComprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
 
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis CletHomilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
 
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentescristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
 
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdfMisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
 
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdfCaminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
 
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseciónNOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
 
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdfLA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
 
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptx
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptxConvertir Adversidad en Oportunidad.pptx
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptx
 

Espiritualidad cristiana desde el Corazón de Jesús

  • 2. La espiritualidad del evangelio de Jesús es una espiritualidad afectada, determinada, comprometida con el sufrimientohumano.
  • 3. ¿Qué claves? ¿Quéactitudes ante el sufrimiento? I. Cuidar nuestra contemplación. Loespecíficodela contemplación cristiana es contemplar la persona de Jesús, contemplar su evangelio, contemplar sus acciones ysus
  • 4. Evidentemente, el cristiano puede disfrutar con provecho de la contemplación de la belleza natural o de la belleza creada por el hombre y hacer de esta contemplación un medio de encontrarse con el Ser Supremo. Esta contemplación es una contemplación buena, enriquecedora, humanizadora para quien la hace, compartida con personas de sensibilidad humana, creyentes o no creyentes de una u otra fe.
  • 5. Pero la contemplación específicamente cristiana de la que hablamos es la contemplación de Jesús de Nazaret.
  • 6. Pensemos porun momento: ¿De dóndele viene a ese Jesús de Nazaret, que contemplamos, suamor porlos pobres ylospequeños,su sensibilidaden elmodode tratarles, la fuerza delmensaje queles dirige,el coraje con elque los defiende; ¿De dóndele viene a Jesús deNazaret todoesto?
  • 7. La fuente de la valoraciónde Jesús por lospequeños no es ni unaideologíani laley. La fuente desde laque Jesús valora, quiere y se compromete con los pequeños es su contemplación del Padre
  • 8. El modo de actuar de Jesús no pretende ser otra cosa que una continuidadhistórica de lo que él contempla en el Corazóndel Padre. Recordemos aquelversículo del evangelio de Juan: “el Hijo no hace nada por su cuenta, sino lo ve haceral Padre”, lo que Hace el Padre, hace igualmente el Hijo.
  • 9. Nosotrosno podemos contemplar al Padre, contemplamosa Jesúsque es el que en sus hechos ypalabras nosmanifiesta al Padre. Y en esa contemplación podemos ser transformados e ir adquiriendo lasactitudes y los sentimientosdeJesús, sumodode ver la vida,sus preferencias.
  • 10. En tiempos de dificultad ni las ideologías ni las leyes nos sitúan ni nos hacen permanecer junto al débil, al pobre, al enfermo,al olvidado, junto al pecador. Es la contemplación, la convivenciacon Jesús la que nosalimenta y nos sostiene en nuestra solidaridad y en nuestro compromiso.
  • 11. La contemplación atenta, amante, sostenida de la Persona de Jesús es el fundamento y el sostén de una espiritualidad cristiana comprometida.
  • 12. ¿Quéelementos nos aporta la contemplación de Jesús para sacar consecuencias concretas?
  • 13. 1. En su viaje al interior del Corazón del Padre queeso es la contemplación,un viajar siempre inacabado al Corazón del Otro; Jesús descubre que enel centro de ese corazón y enun lugar preferente delmismo, están siempre los más pequeñosy frágiles desus hijos.
  • 14. En la contemplación atentadel evangelio percibimos que la dignidad de las personas como amadas y ancladas en el corazón de Dios, va más allá de cualquierconsideración legal,social o moral y esto es loque Jesús manifiestacuando trata como hijos del Padre con dignidad a leprosos que son excluidos de la ciudad legaly socialmente; a extranjeras que invaden los caminos prohibidos de Israel, Esa dignidadque Jesús descubre en el Corazón del Padre para cada persona es permanente e inviolable,
  • 15. Porque elamor delPadreparasus hijosno tiene ni fisuras ni tiempos ni está condicionadoa un comportamientomoral yesto esprecisamente lo que más escandalizóde Jesús a muchos desus conciudadanos.
  • 16. 2. Contemplemosahora enel evangelio el modocomo Jesús trataba a los quese acercan a El. Eltrato de Jesús es untrato lleno de delicadeza,de respeto, de sensibilidad,untrato que promueve eldiálogo interpersonal…
  • 17. Decía BendictoXVI: “la íntimaparticipaciónpersonal en las necesidades de los sufrimientosdel otro, se convierte así enun darme a mí mismo, para que el donno humille alotro. Para que el donno humilleal otro no solamentedebodarle algomío sinoa mí mismo, es decir, parte del doncomo persona” (DCE 34)
  • 18. Cristo ocupó el último lugar en el mundo: la cruz,y precisamente con esta humildad radical, nos ha redimido y nos ayuda constantemente, una ayuda que no humilla cuando hay contacto personal.
  • 19. 3. Quien amacon caridada losdemás, es ante todojustocon ellos, no basta decir que lajusticia noes extrañaa la caridad,que no es una vía alternativa o paralelaa lacaridad. La justicia es inseparablede la caridad, intrínsecaa ella; la justicia es la primeravía de la caridad.
  • 20. II. manteneractivo nuestro discernimiento. La palabra discernimientotienevarios significados y abarca diversas actividades espirituales Primero,el discernimientocomo examen,criba frentea loque es auténtico de lo que no; siguiendo aquellaindicación que hace elapóstol san Juan:“queridos no se fíen decualquier espíritu, antescomprueben que los espíritus proceden de Dios, pues muchos falsos profetas hanvenido al mundo”. En segundo lugar, discernimientocomo toma de decisiones en clave de evangelio.
  • 21. Es lanecesidadde examinara laluz del evangelio loscriterios de valoraciónde las actuaciones,las decisioneso las políticasquese toman día a día. No podemos aceptar sin más los criterios que desde instancias económicas,sociales o políticasse adoptan
  • 22. •Modoevangélicodetomar decisiones.. Porquesi nos quedamos simplementeen culpar delas crisis a losqueostentancualquiertipode poder, sinmirarnos a nosotros mismos,también,nos quedamosa medias. Tambiénnosotros nos tenemosque cuestionar con honestidad. ¿Qué hemoshecho mal? ¿Hay algomásquedeberíamos,o podríamoshacer?. Discernires decidir desdeel evangelio.
  • 23. III. Agradecery compartirla esperanza porque la esperanza es undon deDios,unido y en interaccióncon losotrosdos grandesdones deDiosque son lafe yel amor. Lafesostienela esperanza yla esperanza proyecta la fesobre lasrealidadesdenuestra vida concreta,sobre nuestroaquí ynuestro ahora. La esperanzanos sostieneen eldíaa día delamor,de un amorquese entregaen luzy en la oscuridad; en agradecimientoy en incomprensión;y porque el amor, especialmenteelamora los máspobres fortalecela esperanza. Elamor,la convivencia, la contemplación,lacercanía a los máspobres,fortalecela esperanza,nuestra esperanza
  • 24. No convieneconfundir esperanza en un mero optimismohumano, la esperanza auténtica se funda en la promesa de Dios, yen la fe en un Dios que cumplesiempre sus promesas
  • 25. La esperanza es un tiempo de debilidad y fortaleza, porque nuestra esperanza se siente débil y flaquea muchas veces… sin embargo sale fortalecida y afirmada en su auténtico fundamento que no es nuestro poder sino la fuerza de Dios.