SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 5
Descargar para leer sin conexión
UN CUENTO AL DÍA
24
El vendedor
de lluviasPor Héctor Hidalgo.
Ilustración, Hernán Kirsten
La tienda se encontraba al fondo de
una calle serpenteante escondida y sin
salida ubicada en la zona vieja de la ciudad.
Era uno de esos lugares que sin bus-
carse se encuentran y cuando aparecen,
así, tan inesperadamente, se adueñan de
la situación como si siempre hubieran
estado entre nuestras preocupaciones.
En la vitrina había una gruesa pátina
de polvo color ladrillo molido que tam-
bién se pegaba en los frascos que exhibían
una curiosa mercancía, y para qué decir
al interior de la tienda; parecía que por allí
había pasado una tormenta de arena como
esas fabulosas del desierto del Sahara.
Antes de entrar me volví a fijar en la fras-
quería de la vitrina: ¿qué podría significar
esa extraña cantidad de frascos cubiertos
con polvo viejo?, ¿por qué tenían esas eti-
quetitas escritas a mano y en su interior,
brumas azules, verdes, amarillas, rojas?, ¿por
qué esas brumas se desplazaban como
si lo hicieran de acuerdo a la acción de
minúsculos vientos invisibles? Los frascos
estaban llenos y sellados, a excepción de
uno que se encontraba abierto y con su
tapa en el piso de la vitrina. Muy cerca del
frasco vacío había un letrero donde se
podía leer: “Vendo todo tipo de lluvias”.
+6años
25
El vendedor de lluvias
En el interior de la tienda vi a
un anciano sonriente, envuelto en
un largo abrigo oscuro y con una
bufanda enrollada hasta las orejas.
–¿Es verdad que vende lluvias? –
dije como saludo, incrédulo. Pero
también pensando en mi pueblo
que sufría una sequía de meses.
–Lo estaba esperando, como ya es
tarde, después de atenderlo a usted,
cerraré. ¿Cuánta lluvia necesita? Dígamelo
de una vez que para eso se requiere
hacer un trabajo muy especial.
El cielo estaba arrebolado, con los tintes
rojizos propios del atardecer y se apreciaba
prácticamente despejado, como hacía tanto
tiempo en todos estos lugares y también
en mi pueblo. “¿Esperando”? –pensé–. “¿De
dónde, si ni siquiera tenía la intención de
llegar a este callejón sin salida?” Pero como
creo en los momentos mágicos, en esos
instantes que surgen inesperadamente
y que generan territorios nuevos por
explorar, le respondí como si estuviera
diciendo la cosa más natural del mundo:
–Necesito suficiente lluvia como para
apagar la sed de mi pueblo, de los ani-
males, de las plantas, en fin, de la gente…
–Sí. Ya lo sé. Todos andan en
lo mismo. No se imagina cuánto
trabajo he tenido últimamente.
El anciano se desprendió del abrigo y
de la bufanda ¡y me pareció tan delgado
y con tantos años a cuestas! Enseguida se
restregó los dedos e hizo un gesto como si
hubiera pronunciado: “¡Manos a la obra!”
Yo abrí tamaños ojos cuando vi que tomó
una gran caja y abriendo la puerta interior
de la vitrina que daba a la calle, comenzó
a tomar algunos de los frascos que allí se
exhibían, mientras murmuraba entre dientes,
como esas personas que están acostum-
bradas a vivir en soledad y hablan solas:
–Hum, lluvia intensa, restablece-
dora, recuperadora, ¡revitalizadora!
Para ello tomaré este frasco que tiene
una buena porción de nimbus. A pro-
pósito, ¿sabe qué significa nimbus?
–Ni idea –le dije un poco aver-
gonzado de mi ignorancia.
–No hay problema. Nimbus en latín
significa nube de precipitación.
–Se entiende, entonces, que le eche
un frasco concentrado de nimbus,
¿verdad? Pero no solo eso necesita.
En la vitrina había tantos frascos recu-
biertos con ese polvo amarillento y también
el que estaba vacío que antes me había
llamado la atención. Entonces, no resistí
en avisarle al anciano, con la intención de
UN CUENTO AL DÍA
26
advertirle que tal vez se le hubiera esca-
pado alguno de sus vapores. Pero él
con una sonrisa socarrona me dijo:
–Tranquilo, que allí duermo yo.
Después siguió seleccionando
frascos y mientras lo hacía iba remar-
cando sus actos como si estuviera dic-
tando la receta más sabrosa y exclusiva.
–También necesitará estratonimbus y
aire caliente para formar cumulonimbus,
con ello tendrá la tormenta más her-
mosa, con truenos y relámpagos por aña-
didura, y este frasco con mucho viento
norte, este otro con algo de sur y unos
cuantos más con vientos cordilleranos que
saben de historias de nieves, glaciares y
del juguetón granizo y, además, este otro,
con un poco del cálido viento puelche
que siempre avisa la llegada de la lluvia.
– ¿Y qué más?
Mi pregunta debió haberle sonado
tan estúpida, pero quise asegurarme; es
que estaba tan entusiasmado con todo
eso de los vientos y las nubes. El anciano
sonrió mientras echaba los frascos en la
caja y me pasaba la boleta de pago.
–¿Qué más? –repitió mi tonta pre-
gunta–, un paraguas, pues lo necesitará
muy pronto. Ah, se me olvidaba. Destape los
frascos en el cerro más alto de su pueblo
y después… a esperar los resultados.
Cuando en el cielo ya aparecían las pri-
meras estrellas, salí de la tienda cargando
una enorme caja. Tenía que apresurarme
para tomar el último bus que me llevaría
a mi pueblo. Mientras sentía en mi pecho
un arrobamiento como los que experi-
menté siendo niño, cuando apresuré el
sueño para despertar con la Navidad a la
mañana siguiente, o cuando me instalé en
el tren que me llevaría por primera vez a
ver el mar, o cuando llegó mi padre con
una canasta repleta con frutas, y, además,
todos esos otros “cuandos” que guardaba
en mi alma como el mejor de los tesoros.
De pronto, no sé por qué se me ocu-
rrió mirar hacía la tienda y juraría que un
vapor azulino se metía en el frasco vacío,
ese que estaba olvidado en un rincón de la
vitrina, muy cerca de donde se encontraba
el letrero que anunciaba la venta de lluvias…
Héctor Hidalgo
Todo partió con el descubrimiento de un libro: Alicia en el país
de las maravillas de Lewis Carroll, cuando era un niño nacido en
San Fernando, una ciudad rodeada de campos, cerros y pájaros
vagabundos. Allí nació todo. Deslumbrado por los libros soñé
con ser escritor y desde entonces, jamás he abandonado a mis
amigos de la fantasía y la creación.
Más tarde fui a la universidad: estudié literatura, pedagogía,
bibliotecología y edición, y todo estuvo involucrado con los libros
y la lectura. ¿Cómo no iba a ser escritor? Así sucedió y, además, me
transformé en un escritor para los niños, para cumplir los sagrados
sueños de infancia.
Uncuentoaldia vendedor1

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Hoja Azul en Blanco nº18 de Verbo Azul
Hoja Azul en Blanco nº18 de Verbo AzulHoja Azul en Blanco nº18 de Verbo Azul
Hoja Azul en Blanco nº18 de Verbo Azul
VerboAzul
 
56491798 antologia-cuento-italo-calvino-unam
56491798 antologia-cuento-italo-calvino-unam56491798 antologia-cuento-italo-calvino-unam
56491798 antologia-cuento-italo-calvino-unam
Virginia Navarro
 

La actualidad más candente (19)

Hoja Azul en Blanco nº18 de Verbo Azul
Hoja Azul en Blanco nº18 de Verbo AzulHoja Azul en Blanco nº18 de Verbo Azul
Hoja Azul en Blanco nº18 de Verbo Azul
 
Prog Ed18 Ingrid Odgers
Prog  Ed18  Ingrid OdgersProg  Ed18  Ingrid Odgers
Prog Ed18 Ingrid Odgers
 
CUADERNO DE CURIOSA PERSONA (1933) Lise Deharme (Completo) (Poemario)
CUADERNO DE CURIOSA PERSONA (1933) Lise Deharme (Completo) (Poemario)CUADERNO DE CURIOSA PERSONA (1933) Lise Deharme (Completo) (Poemario)
CUADERNO DE CURIOSA PERSONA (1933) Lise Deharme (Completo) (Poemario)
 
Cuentos+y+fabulas
Cuentos+y+fabulasCuentos+y+fabulas
Cuentos+y+fabulas
 
CATHERINE-PARIS (1927) Marta Bibescu (Princesa Bibesco)
CATHERINE-PARIS (1927) Marta Bibescu (Princesa Bibesco)CATHERINE-PARIS (1927) Marta Bibescu (Princesa Bibesco)
CATHERINE-PARIS (1927) Marta Bibescu (Princesa Bibesco)
 
Número 19 de la Hoja Azul en Blanco (Otoño-Invierno 2014)
Número 19 de la Hoja Azul en Blanco (Otoño-Invierno 2014)Número 19 de la Hoja Azul en Blanco (Otoño-Invierno 2014)
Número 19 de la Hoja Azul en Blanco (Otoño-Invierno 2014)
 
Número 20 de la Hoja Azul en Blanco (Otoño-Invierno 2015)
Número 20 de la Hoja Azul en Blanco (Otoño-Invierno 2015)Número 20 de la Hoja Azul en Blanco (Otoño-Invierno 2015)
Número 20 de la Hoja Azul en Blanco (Otoño-Invierno 2015)
 
56491798 antologia-cuento-italo-calvino-unam
56491798 antologia-cuento-italo-calvino-unam56491798 antologia-cuento-italo-calvino-unam
56491798 antologia-cuento-italo-calvino-unam
 
Cuento del castillo de cortegana.imprenta
Cuento del castillo de cortegana.imprentaCuento del castillo de cortegana.imprenta
Cuento del castillo de cortegana.imprenta
 
Sonetos
SonetosSonetos
Sonetos
 
SUGERENCIAS (1954) Lise Deharme (Incompleto) (Poemario)
SUGERENCIAS (1954) Lise Deharme (Incompleto) (Poemario)SUGERENCIAS (1954) Lise Deharme (Incompleto) (Poemario)
SUGERENCIAS (1954) Lise Deharme (Incompleto) (Poemario)
 
Hoja Azul en Blanco nº17 de Verbo Azul
Hoja Azul en Blanco nº17 de Verbo AzulHoja Azul en Blanco nº17 de Verbo Azul
Hoja Azul en Blanco nº17 de Verbo Azul
 
Mujeres Libres - Spanish writers women REALIZADO POR: INÉS CALVO
Mujeres Libres -  Spanish writers women             REALIZADO POR: INÉS CALVOMujeres Libres -  Spanish writers women             REALIZADO POR: INÉS CALVO
Mujeres Libres - Spanish writers women REALIZADO POR: INÉS CALVO
 
Unidad 1 Diario de los Santos
Unidad 1 Diario de los SantosUnidad 1 Diario de los Santos
Unidad 1 Diario de los Santos
 
Presentación del nº19 de la Hoja Azul en Blanco - Ana Garrido
Presentación del nº19 de la Hoja Azul en Blanco - Ana GarridoPresentación del nº19 de la Hoja Azul en Blanco - Ana Garrido
Presentación del nº19 de la Hoja Azul en Blanco - Ana Garrido
 
Amistad funesta - José Martí
Amistad funesta - José MartíAmistad funesta - José Martí
Amistad funesta - José Martí
 
Poesia concurso
Poesia concursoPoesia concurso
Poesia concurso
 
Palabras, blog
Palabras, blogPalabras, blog
Palabras, blog
 
Gealittera. nº2. octubre 2014
Gealittera. nº2. octubre 2014Gealittera. nº2. octubre 2014
Gealittera. nº2. octubre 2014
 

Destacado

Presentación1
Presentación1Presentación1
Presentación1
paulinave
 
Grupo 5 mañanas carolina y núria
Grupo 5 mañanas carolina y núriaGrupo 5 mañanas carolina y núria
Grupo 5 mañanas carolina y núria
Núria Fabregat
 
SeHF 2014 | Unified Information Management: Archivierung
SeHF 2014 | Unified Information Management: ArchivierungSeHF 2014 | Unified Information Management: Archivierung
SeHF 2014 | Unified Information Management: Archivierung
Swiss eHealth Forum
 
Actividad 3.5 equipo 1
Actividad 3.5 equipo 1Actividad 3.5 equipo 1
Actividad 3.5 equipo 1
sjfineks838
 
Diapositivas temas 1_y_2_psicologia_del_desarrollo
Diapositivas temas 1_y_2_psicologia_del_desarrolloDiapositivas temas 1_y_2_psicologia_del_desarrollo
Diapositivas temas 1_y_2_psicologia_del_desarrollo
EttyUnsihuay
 

Destacado (20)

Presentación encuesta facil.com
Presentación encuesta facil.comPresentación encuesta facil.com
Presentación encuesta facil.com
 
ensayo compu
ensayo compu ensayo compu
ensayo compu
 
Juan Alonso [Franklin Delano Roosvelt]
Juan Alonso [Franklin Delano Roosvelt]Juan Alonso [Franklin Delano Roosvelt]
Juan Alonso [Franklin Delano Roosvelt]
 
Tipografia 1 d entrega
Tipografia 1 d entregaTipografia 1 d entrega
Tipografia 1 d entrega
 
Napola
NapolaNapola
Napola
 
Cádiz, ayer
Cádiz, ayerCádiz, ayer
Cádiz, ayer
 
Presentación1
Presentación1Presentación1
Presentación1
 
Conductismo
ConductismoConductismo
Conductismo
 
Joseluis moreno tutorial de las herramientas digitales 123
Joseluis moreno tutorial de las herramientas digitales 123Joseluis moreno tutorial de las herramientas digitales 123
Joseluis moreno tutorial de las herramientas digitales 123
 
Grupo 5 mañanas carolina y núria
Grupo 5 mañanas carolina y núriaGrupo 5 mañanas carolina y núria
Grupo 5 mañanas carolina y núria
 
Preguntas 1
Preguntas 1Preguntas 1
Preguntas 1
 
Tema 3 protección del ordenador
Tema 3 protección del ordenadorTema 3 protección del ordenador
Tema 3 protección del ordenador
 
Comunicar modems GSM usando CSD
Comunicar modems GSM usando CSDComunicar modems GSM usando CSD
Comunicar modems GSM usando CSD
 
Trabajo portafolio
Trabajo portafolioTrabajo portafolio
Trabajo portafolio
 
SeHF 2014 | Unified Information Management: Archivierung
SeHF 2014 | Unified Information Management: ArchivierungSeHF 2014 | Unified Information Management: Archivierung
SeHF 2014 | Unified Information Management: Archivierung
 
ANÁLISIS ECUADOR CRISIS FINANCIERA CONTROL DE LECTURA
ANÁLISIS ECUADOR CRISIS FINANCIERA CONTROL DE LECTURAANÁLISIS ECUADOR CRISIS FINANCIERA CONTROL DE LECTURA
ANÁLISIS ECUADOR CRISIS FINANCIERA CONTROL DE LECTURA
 
Actividad 3.5 equipo 1
Actividad 3.5 equipo 1Actividad 3.5 equipo 1
Actividad 3.5 equipo 1
 
Tema1 y tema2
Tema1 y tema2Tema1 y tema2
Tema1 y tema2
 
Power
PowerPower
Power
 
Diapositivas temas 1_y_2_psicologia_del_desarrollo
Diapositivas temas 1_y_2_psicologia_del_desarrolloDiapositivas temas 1_y_2_psicologia_del_desarrollo
Diapositivas temas 1_y_2_psicologia_del_desarrollo
 

Similar a Uncuentoaldia vendedor1

la_casa_inundada_hernandez cuentos para lso niños
la_casa_inundada_hernandez cuentos para lso niñosla_casa_inundada_hernandez cuentos para lso niños
la_casa_inundada_hernandez cuentos para lso niños
Susanmuozluyo
 
BéCquer Un Tesoro
BéCquer   Un TesoroBéCquer   Un Tesoro
BéCquer Un Tesoro
Palau Lax
 
Mandarinas de papel cap.1
Mandarinas de papel cap.1Mandarinas de papel cap.1
Mandarinas de papel cap.1
Manuel Julián
 
Dos grandes
Dos grandesDos grandes
Dos grandes
enquica
 
Dos grandes picasso y machado
Dos grandes picasso y machadoDos grandes picasso y machado
Dos grandes picasso y machado
Marta Larrea
 
Dos grandes picasso y machado
Dos grandes picasso y machadoDos grandes picasso y machado
Dos grandes picasso y machado
Marta Larrea
 

Similar a Uncuentoaldia vendedor1 (20)

Cuentos
CuentosCuentos
Cuentos
 
la_casa_inundada_hernandez cuentos para lso niños
la_casa_inundada_hernandez cuentos para lso niñosla_casa_inundada_hernandez cuentos para lso niños
la_casa_inundada_hernandez cuentos para lso niños
 
Dos grandes
Dos grandesDos grandes
Dos grandes
 
Dos grandes
Dos grandesDos grandes
Dos grandes
 
Dos grandes
Dos grandesDos grandes
Dos grandes
 
Hans Christian Andersen - La Reina de las Nieves.pdf
Hans Christian Andersen - La Reina de las Nieves.pdfHans Christian Andersen - La Reina de las Nieves.pdf
Hans Christian Andersen - La Reina de las Nieves.pdf
 
Queridas Palabras 2008
Queridas Palabras 2008Queridas Palabras 2008
Queridas Palabras 2008
 
Boletin29
Boletin29Boletin29
Boletin29
 
BéCquer Un Tesoro
BéCquer   Un TesoroBéCquer   Un Tesoro
BéCquer Un Tesoro
 
Mandarinas de papel cap.1
Mandarinas de papel cap.1Mandarinas de papel cap.1
Mandarinas de papel cap.1
 
PICASSO - MACHADO
PICASSO - MACHADOPICASSO - MACHADO
PICASSO - MACHADO
 
Pablo Ruiz Picasso & Antonio Machado
Pablo Ruiz Picasso & Antonio MachadoPablo Ruiz Picasso & Antonio Machado
Pablo Ruiz Picasso & Antonio Machado
 
Dos grandes
Dos grandesDos grandes
Dos grandes
 
Dos grandes
Dos grandesDos grandes
Dos grandes
 
Picasso y Machado
Picasso y MachadoPicasso y Machado
Picasso y Machado
 
Dos grandes
Dos grandesDos grandes
Dos grandes
 
A través del espejo
A través del espejoA través del espejo
A través del espejo
 
ANDANDO POR EL PASILLO DE MI CASA (1974) María del Carmen Ituarte (Poemario)
ANDANDO POR EL PASILLO DE MI CASA (1974) María del Carmen Ituarte (Poemario)ANDANDO POR EL PASILLO DE MI CASA (1974) María del Carmen Ituarte (Poemario)
ANDANDO POR EL PASILLO DE MI CASA (1974) María del Carmen Ituarte (Poemario)
 
Dos grandes picasso y machado
Dos grandes picasso y machadoDos grandes picasso y machado
Dos grandes picasso y machado
 
Dos grandes picasso y machado
Dos grandes picasso y machadoDos grandes picasso y machado
Dos grandes picasso y machado
 

Último

Ediciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D Ccesa007.pdf
Ediciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D  Ccesa007.pdfEdiciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D  Ccesa007.pdf
Ediciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
Filo Descartes para selectividad de andalucía
Filo Descartes para selectividad de andalucíaFilo Descartes para selectividad de andalucía
Filo Descartes para selectividad de andalucía
JoaquinMaisanaba
 
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdfEstrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
Escucha tu Cerebro en Nuevos Escenarios PE3 Ccesa007.pdf
Escucha tu Cerebro en Nuevos Escenarios  PE3  Ccesa007.pdfEscucha tu Cerebro en Nuevos Escenarios  PE3  Ccesa007.pdf
Escucha tu Cerebro en Nuevos Escenarios PE3 Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
Las Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA Ccesa007.pdf
Las Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA  Ccesa007.pdfLas Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA  Ccesa007.pdf
Las Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
Apunte clase teorica propiedades de la Madera.pdf
Apunte clase teorica propiedades de la Madera.pdfApunte clase teorica propiedades de la Madera.pdf
Apunte clase teorica propiedades de la Madera.pdf
Gonella
 

Último (20)

REGLAMENTO FINAL DE EVALUACIÓN 2024 pdf.pdf
REGLAMENTO  FINAL DE EVALUACIÓN 2024 pdf.pdfREGLAMENTO  FINAL DE EVALUACIÓN 2024 pdf.pdf
REGLAMENTO FINAL DE EVALUACIÓN 2024 pdf.pdf
 
Power Point : Motivados por la esperanza
Power Point : Motivados por la esperanzaPower Point : Motivados por la esperanza
Power Point : Motivados por la esperanza
 
Los caminos del saber matematicas 7°.pdf
Los caminos del saber matematicas 7°.pdfLos caminos del saber matematicas 7°.pdf
Los caminos del saber matematicas 7°.pdf
 
Ediciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D Ccesa007.pdf
Ediciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D  Ccesa007.pdfEdiciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D  Ccesa007.pdf
Ediciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D Ccesa007.pdf
 
Filo Descartes para selectividad de andalucía
Filo Descartes para selectividad de andalucíaFilo Descartes para selectividad de andalucía
Filo Descartes para selectividad de andalucía
 
SESION DE APRENDIZAJE PARA3ER GRADO -EL SISTEMA DIGESTIVO
SESION DE APRENDIZAJE PARA3ER GRADO -EL SISTEMA DIGESTIVOSESION DE APRENDIZAJE PARA3ER GRADO -EL SISTEMA DIGESTIVO
SESION DE APRENDIZAJE PARA3ER GRADO -EL SISTEMA DIGESTIVO
 
EFEMERIDES DEL MES DE MAYO PERIODICO MURAL.pdf
EFEMERIDES DEL MES DE MAYO PERIODICO MURAL.pdfEFEMERIDES DEL MES DE MAYO PERIODICO MURAL.pdf
EFEMERIDES DEL MES DE MAYO PERIODICO MURAL.pdf
 
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdfEstrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdf
 
ACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
Escucha tu Cerebro en Nuevos Escenarios PE3 Ccesa007.pdf
Escucha tu Cerebro en Nuevos Escenarios  PE3  Ccesa007.pdfEscucha tu Cerebro en Nuevos Escenarios  PE3  Ccesa007.pdf
Escucha tu Cerebro en Nuevos Escenarios PE3 Ccesa007.pdf
 
Motivados por la esperanza. Esperanza en Jesús
Motivados por la esperanza. Esperanza en JesúsMotivados por la esperanza. Esperanza en Jesús
Motivados por la esperanza. Esperanza en Jesús
 
Libros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdf
Libros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdfLibros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdf
Libros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdf
 
Las Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA Ccesa007.pdf
Las Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA  Ccesa007.pdfLas Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA  Ccesa007.pdf
Las Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA Ccesa007.pdf
 
Diapositivas unidad de trabajo 7 sobre Coloración temporal y semipermanente
Diapositivas unidad de trabajo 7 sobre Coloración temporal y semipermanenteDiapositivas unidad de trabajo 7 sobre Coloración temporal y semipermanente
Diapositivas unidad de trabajo 7 sobre Coloración temporal y semipermanente
 
Apunte clase teorica propiedades de la Madera.pdf
Apunte clase teorica propiedades de la Madera.pdfApunte clase teorica propiedades de la Madera.pdf
Apunte clase teorica propiedades de la Madera.pdf
 
Santa Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de Navarra
Santa Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de NavarraSanta Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de Navarra
Santa Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de Navarra
 
TEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilización
TEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilizaciónTEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilización
TEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilización
 
GOBIERNO DE MANUEL ODRIA EL OCHENIO.pptx
GOBIERNO DE MANUEL ODRIA   EL OCHENIO.pptxGOBIERNO DE MANUEL ODRIA   EL OCHENIO.pptx
GOBIERNO DE MANUEL ODRIA EL OCHENIO.pptx
 
DISEÑO DE ESTRATEGIAS EN MOMENTOS DE INCERTIDUMBRE.pdf
DISEÑO DE ESTRATEGIAS EN MOMENTOS DE INCERTIDUMBRE.pdfDISEÑO DE ESTRATEGIAS EN MOMENTOS DE INCERTIDUMBRE.pdf
DISEÑO DE ESTRATEGIAS EN MOMENTOS DE INCERTIDUMBRE.pdf
 
PLAN ANUAL DE TUTORIA PARA SEGUNDO AÑO DE SECUNDARIA
PLAN ANUAL DE TUTORIA PARA  SEGUNDO AÑO DE SECUNDARIAPLAN ANUAL DE TUTORIA PARA  SEGUNDO AÑO DE SECUNDARIA
PLAN ANUAL DE TUTORIA PARA SEGUNDO AÑO DE SECUNDARIA
 

Uncuentoaldia vendedor1

  • 1.
  • 2. UN CUENTO AL DÍA 24 El vendedor de lluviasPor Héctor Hidalgo. Ilustración, Hernán Kirsten La tienda se encontraba al fondo de una calle serpenteante escondida y sin salida ubicada en la zona vieja de la ciudad. Era uno de esos lugares que sin bus- carse se encuentran y cuando aparecen, así, tan inesperadamente, se adueñan de la situación como si siempre hubieran estado entre nuestras preocupaciones. En la vitrina había una gruesa pátina de polvo color ladrillo molido que tam- bién se pegaba en los frascos que exhibían una curiosa mercancía, y para qué decir al interior de la tienda; parecía que por allí había pasado una tormenta de arena como esas fabulosas del desierto del Sahara. Antes de entrar me volví a fijar en la fras- quería de la vitrina: ¿qué podría significar esa extraña cantidad de frascos cubiertos con polvo viejo?, ¿por qué tenían esas eti- quetitas escritas a mano y en su interior, brumas azules, verdes, amarillas, rojas?, ¿por qué esas brumas se desplazaban como si lo hicieran de acuerdo a la acción de minúsculos vientos invisibles? Los frascos estaban llenos y sellados, a excepción de uno que se encontraba abierto y con su tapa en el piso de la vitrina. Muy cerca del frasco vacío había un letrero donde se podía leer: “Vendo todo tipo de lluvias”. +6años
  • 3. 25 El vendedor de lluvias En el interior de la tienda vi a un anciano sonriente, envuelto en un largo abrigo oscuro y con una bufanda enrollada hasta las orejas. –¿Es verdad que vende lluvias? – dije como saludo, incrédulo. Pero también pensando en mi pueblo que sufría una sequía de meses. –Lo estaba esperando, como ya es tarde, después de atenderlo a usted, cerraré. ¿Cuánta lluvia necesita? Dígamelo de una vez que para eso se requiere hacer un trabajo muy especial. El cielo estaba arrebolado, con los tintes rojizos propios del atardecer y se apreciaba prácticamente despejado, como hacía tanto tiempo en todos estos lugares y también en mi pueblo. “¿Esperando”? –pensé–. “¿De dónde, si ni siquiera tenía la intención de llegar a este callejón sin salida?” Pero como creo en los momentos mágicos, en esos instantes que surgen inesperadamente y que generan territorios nuevos por explorar, le respondí como si estuviera diciendo la cosa más natural del mundo: –Necesito suficiente lluvia como para apagar la sed de mi pueblo, de los ani- males, de las plantas, en fin, de la gente… –Sí. Ya lo sé. Todos andan en lo mismo. No se imagina cuánto trabajo he tenido últimamente. El anciano se desprendió del abrigo y de la bufanda ¡y me pareció tan delgado y con tantos años a cuestas! Enseguida se restregó los dedos e hizo un gesto como si hubiera pronunciado: “¡Manos a la obra!” Yo abrí tamaños ojos cuando vi que tomó una gran caja y abriendo la puerta interior de la vitrina que daba a la calle, comenzó a tomar algunos de los frascos que allí se exhibían, mientras murmuraba entre dientes, como esas personas que están acostum- bradas a vivir en soledad y hablan solas: –Hum, lluvia intensa, restablece- dora, recuperadora, ¡revitalizadora! Para ello tomaré este frasco que tiene una buena porción de nimbus. A pro- pósito, ¿sabe qué significa nimbus? –Ni idea –le dije un poco aver- gonzado de mi ignorancia. –No hay problema. Nimbus en latín significa nube de precipitación. –Se entiende, entonces, que le eche un frasco concentrado de nimbus, ¿verdad? Pero no solo eso necesita. En la vitrina había tantos frascos recu- biertos con ese polvo amarillento y también el que estaba vacío que antes me había llamado la atención. Entonces, no resistí en avisarle al anciano, con la intención de
  • 4. UN CUENTO AL DÍA 26 advertirle que tal vez se le hubiera esca- pado alguno de sus vapores. Pero él con una sonrisa socarrona me dijo: –Tranquilo, que allí duermo yo. Después siguió seleccionando frascos y mientras lo hacía iba remar- cando sus actos como si estuviera dic- tando la receta más sabrosa y exclusiva. –También necesitará estratonimbus y aire caliente para formar cumulonimbus, con ello tendrá la tormenta más her- mosa, con truenos y relámpagos por aña- didura, y este frasco con mucho viento norte, este otro con algo de sur y unos cuantos más con vientos cordilleranos que saben de historias de nieves, glaciares y del juguetón granizo y, además, este otro, con un poco del cálido viento puelche que siempre avisa la llegada de la lluvia. – ¿Y qué más? Mi pregunta debió haberle sonado tan estúpida, pero quise asegurarme; es que estaba tan entusiasmado con todo eso de los vientos y las nubes. El anciano sonrió mientras echaba los frascos en la caja y me pasaba la boleta de pago. –¿Qué más? –repitió mi tonta pre- gunta–, un paraguas, pues lo necesitará muy pronto. Ah, se me olvidaba. Destape los frascos en el cerro más alto de su pueblo y después… a esperar los resultados. Cuando en el cielo ya aparecían las pri- meras estrellas, salí de la tienda cargando una enorme caja. Tenía que apresurarme para tomar el último bus que me llevaría a mi pueblo. Mientras sentía en mi pecho un arrobamiento como los que experi- menté siendo niño, cuando apresuré el sueño para despertar con la Navidad a la mañana siguiente, o cuando me instalé en el tren que me llevaría por primera vez a ver el mar, o cuando llegó mi padre con una canasta repleta con frutas, y, además, todos esos otros “cuandos” que guardaba en mi alma como el mejor de los tesoros. De pronto, no sé por qué se me ocu- rrió mirar hacía la tienda y juraría que un vapor azulino se metía en el frasco vacío, ese que estaba olvidado en un rincón de la vitrina, muy cerca de donde se encontraba el letrero que anunciaba la venta de lluvias… Héctor Hidalgo Todo partió con el descubrimiento de un libro: Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll, cuando era un niño nacido en San Fernando, una ciudad rodeada de campos, cerros y pájaros vagabundos. Allí nació todo. Deslumbrado por los libros soñé con ser escritor y desde entonces, jamás he abandonado a mis amigos de la fantasía y la creación. Más tarde fui a la universidad: estudié literatura, pedagogía, bibliotecología y edición, y todo estuvo involucrado con los libros y la lectura. ¿Cómo no iba a ser escritor? Así sucedió y, además, me transformé en un escritor para los niños, para cumplir los sagrados sueños de infancia.