Una discusión sobre “En la Patagonia” de Bruce                          ChatwinMateria: Seminario de Literatura Patagónica...
Índice                                                                    Págs.Introducción……………………..........................
IntroducciónDesde el principio de los tiempos el hombre ha sentido la necesidad deinmortalizar sus vivencias por medio de ...
de estudio. En virtud de esta conceptualización se puede distinguir un cuentode una novela, una poesía de un texto dramáti...
Primera parte: análisis particularEl texto “En la Patagonia” de Bruce Chatwin trata sobre el viaje de esteautor a la Patag...
mayoría de los casos), pero que, en conjunto, rearman la historia y        develan su sentido. En este apartado se analiza...
pueden derivarse historias o personajes secundarios…”4. De este modo,         pueden rescatarse los dos elementos principa...
autor escribe acerca de uno de sus viajes, de las personas que en él ha        encontrado o conocido, las emociones sentid...
en los que claramente se puede ver dicho proceso. Para poder           comprender mejor su posición, es importante poner l...
posteriormente al viaje, ya que, si se estuviera en presencia de un diariode viajes, las impresiones o la forma de relatar...
caso del capítulo seis, que es el que en este análisis interesa, existen            dos hechos históricos nombrados: uno e...
del lector. Si se tiene en cuenta que al principio de este escrito sedestacó que cada capítulo comprende significado en sí...
verificar una expresión clara y completa de la visión de Chatwin, el lector         se encontrará con oraciones o expresio...
árboles gigantescos. Al cabo de otra hora llegamos a un precipicio         escabroso…”16; “…Mientras viajaba hacia el sur,...
características propias del relato de viaje, también lo son de la novela.        Es una de las particularidades que la con...
personajes que conforman historias diferentes, los cambios de espacios,      el hecho histórico que aporta realismo al esc...
distintas áreas del conocimiento23. Destaca que hay tres aspectos queconforman al ser, estos son: el espacio, el tiempo y ...
más arriba pero esto resulta importantísimo para la teoría de Soja. Decir que eltexto ha sido escrito al finalizar el viaj...
que el lector se encuentra frente al espacio real (La Patagonia) y al concebidoque deriva de las apreciaciones que realiza...
habitan25, además del viaje en sí, que el lector sabe que fue real; por otro lado,el elemento ficcional que está dado por ...
ConclusiónA través de los diferentes puntos que hemos analizado podemosapreciar y realizar una valoración en general sobre...
podríamos analizar por qué las valoraciones negativas en boca de lospersonajes casi siempre son acerca de los habitantes d...
nos permiten observar, apreciar y aprehender la visión que este autortiene de la Patagonia.Estas conclusiones podemos extr...
Bibliografía consultadaApuntes de cátedra.CHATWIN, Bruce: En la Patagonia. España. Mucnikeditores S. A. 1992.MARÍN, Marta:...
VVAA: Enciclopedia escolar temática. Tomo 3. Lengua yLiteratura. Buenos Aires. Santillana. 2005.www.wikipedia.com         ...
AnexosSOJA, Edward: El tercer espacio. Ampliando el horizontede la imaginación geográfica. S/D.                           ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Monografía

664 visualizaciones

Publicado el

Monografía sobre "En la Patagonia" de Bruce Chatwin

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
664
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Monografía

  1. 1. Una discusión sobre “En la Patagonia” de Bruce ChatwinMateria: Seminario de Literatura PatagónicaTitular:Alumna: 1
  2. 2. Índice Págs.Introducción……………………........................................................3Primera parte: análisis particular…………………………………...5Segunda parte: análisis general…………………………………...12Tercera parte: la teoría del tercer espacio……………………….16Conclusión……………………………………………………………..21Bibliografía consultada……………………………………………...24Anexos………………………………………………………………….26 2
  3. 3. IntroducciónDesde el principio de los tiempos el hombre ha sentido la necesidad deinmortalizar sus vivencias por medio de la escritura (símbolos, jeroglíficos, etc.).Así, desde los primeros tiempos hasta hoy se han llegado a recolectar infinitascantidades de textos de diferentes autores, formas de escritura, etc. Alrespecto, Liliana Oberti dice: “…A lo largo de la historia, el hombre ha tratadode clasificar estas producciones textuales, darles un nombre que las distinga yseñalar aquellas particularidades que las hacen ser lo que son…” 1. Con eltiempo, nace la categoría de los géneros literarios que se ocuparán de clasificarlas producciones textuales que se agrupan y se definen dentro de este campo1 OBERTI, Liliana: Los géneros como instancias de lectura, en: OBERTI, Liliana: Géneros literarios.Composición, estilo y contextos. Buenos Aires. Longseller. 2002. (Pág. 9). 3
  4. 4. de estudio. En virtud de esta conceptualización se puede distinguir un cuentode una novela, una poesía de un texto dramático, etc.A partir de estos estudios se han generado apasionadas discusiones sobre sideterminados textos ingresan dentro de una categoría o dentro de otra, etc.Haciendo eco de estas discusiones, este trabajo tiene como objetivo abrir laspuertas del debate sobre la clasificación del texto “En la Patagonia” de BruceChatwin, el cual es presentado por el autor como relato o diario de su viaje. Porlo tanto, la tesis de este escrito se sustentará en la idea de que “En laPatagonia” responde a las características principales de la novela y, porconsiguiente, lo es. El mismo se realizará a partir de una aproximación al textoque contemple la visión que este autor presenta sobre la Patagonia. Para poderlograrlo se tomarán como punto de partida la noción de novela de LilianaOberti, elementos marcados por Marta Marín respecto de la misma, y algunosconceptos sobre relato de viajes extraídos de la web y el diario de viaje.Además se intentará realizar un acercamiento al texto partiendo de lasteorizaciones que sobre el espacio realiza Edward Soja para poder comprendermejor ésta postura. 4
  5. 5. Primera parte: análisis particularEl texto “En la Patagonia” de Bruce Chatwin trata sobre el viaje de esteautor a la Patagonia argentina y chilena en busca de una pieza similarde piel que su abuela tenía guardada y que aparentaba ser de unBrontosaurio. En su viaje conoce distintos lugares de la Patagonia en laque se encuentra con diferentes personajes que la han poblado(exiliados, navegantes, inmigrantes, etc.). En esta búsqueda, el autorrelata todo tipo de encuentros y de historias insólitas sobre cada uno delos personajes que conoce y sobre las memorias que ellos le cuentan; através de ellas hace conocer al lector su propia visión de la Patagoniaque se plasma en diferentes apartados y de diferentes formas.El texto se divide en noventa y siete capítulos que van relatando lasexperiencias del viaje; si bien cada uno trata sobre diversos lugares enalgunos casos y distintas personas, en conjunto enmarcan las ideas ylos pensamientos que Chatwin tiene sobre la Patagonia. Por esta razón,se puede decir que se trata de un texto sineqdoquial, es decir, de laparte por el todo y viceversa. Esto porque cada capítulo corresponde auna micronarración que trata sobre temas y personajes diferentes (en la 5
  6. 6. mayoría de los casos), pero que, en conjunto, rearman la historia y develan su sentido. En este apartado se analizará el capítulo número seis pues resulta más interesante para poder ver cómo se muestra la visión que sobre la Patagonia tiene Chatwin. En él se relata la llegada a Bahía Blanca y su posterior viaje hacia Río Negro en donde describe explícitamente lo que ve y también introduce la parte histórica. Teniendo en cuenta que lo que aquí interesa es la visión del autor, el análisis se centrará en los párrafos en los que claramente se puede ver dicho proceso. Para poder comprender mejor su posición, es importante tener en cuenta ciertos puntos que ayudarán a dar significado a la misma. El primero se basa en tomar en consideración que de acuerdo a ciertas acepciones sobre el género narrativo de la novela, se puede clasificar a este texto como tal. De esta manera se desarrollará dicho análisis en base a éste presupuesto que es el objetivo principal de esta monografía. Antes de llevar a cabo el mismo, se hace necesario explicitar los conceptos sostenidos en este escrito sobre qué es una novela y qué un relato de viajes2. Para el caso de la concepción de novela es útil la caracterización que de ella realiza Liliana Oberti que dice: “…Es la versión moderna de la epopeya, que formalmente ya no se escribe en verso. Rescata dos líneas de la épica: una, de la tradición oral, que trata de ser fiel a los hechos o a representar con una dosis de realismo3; la otra, de la tradición escrita asociada a lo fantástico, que constituye el carácter ficticio. […] Una de las características de la novela es su amplitud y su apertura. En su estructura se coordinan y yuxtaponen diferentes elementos, a los cuales se agregan o subordinan otros de menor jerarquía. En las novelas pueden coexistir diversas historias y personajes al mismo nivel de importancia, y de cada uno de ellos2 Estos conceptos podrían haberse trabajado en un apartado precedente al desarrollo del análisis sobreel texto de Chatwin pero se considera fructífera su inserción en éste, puesto que hace a la explicación delos puntos que se abordarán más adelante. Además, vale aclarar que sólo se trabajarán los puntos másinteresantes sobre las concepciones de novela y relato o diario de viaje puesto que no es el objetivo dedicho trabajo el realizar un seguimiento sobre la historia de estos dos géneros.3 Se respetan aquí las negritas del texto fuente. 6
  7. 7. pueden derivarse historias o personajes secundarios…”4. De este modo, pueden rescatarse los dos elementos principales de la noción de novela y que Oberti resalta en negritas: la dosis de realismo y la ficción. Sumado a estos dos elementos importantísimos en la configuración de una novela se pueden tomar algunos más que agrega Marta Marín y versan sobre lo siguiente: “…La novela tradicional, además ha expuesto siempre los problemas sociales y morales del hombre, en un intento de mostrar una representación e interpretación de la realidad, mientras que la novela moderna tiende más a la interpretación psicológica y al lirismo5…”6. Por otro lado, es importante tomar en consideración la concepción de relato de viaje y de diario de viaje. Es necesario advertir al lector que sobre este punto las discusiones son excesivamente variadas y se basan en dos formas diferentes de apreciar este tipo de texto. Una de ellas es que se tiene al relato de viajes como una forma de texto diferente del diario de viajes; la otra toma las dos formas como una unidad, es decir, el relato de viajes y el diario de viajes como el mismo género. De esta manera, vale aclarar al lector que este trabajo adopta la segunda postura pues resulta la más interesante y conveniente para el mismo7. Aclarado este punto, es oportuno seguir con el análisis aclarando otras cuestiones. Tomando en cuanta lo dicho más arriba, se hace posible pensar en el texto de Chatwin como una novela pero, para aclarar la discusión, se hace necesario traer a colación la concepción del relato de viajes. Para ello, es pertinente tomar en consideración la siguiente noción sobre el mismo: “…Es un género literario en el cual el4 OBERTI, Liliana: Géneros épico – narrativos. C) Novela, en: OBERTI, Liliana: Géneros literarios.Composición, estilo y contextos. Buenos Aires. Longseller. 2002. (Págs. 45 – 46).5 Entendido, según la autora, como una visión subjetiva de la realidad a través de una descripciónpoética.6 MARÍN, Marta: N. Novela, en: MARÍN Marta: Conceptos claves. Gramática, Lingüística y Literatura.Buenos Aires. Aique. 2007. (Pág. 142).7 Es necesario aclarar que se toma ésta posición puesto que las opiniones y discusiones sobre éste sonvariadas y merecedoras de un trabajo mucho más extenso que el que en este escrito se precisa. Por lotanto, se considera que trabajar sobre estas discusiones se alejaría del enfoque que este tema enparticular necesita. Por lo pronto, el lector podrá apreciar en las posteriores citas que dicha discusión seve plasmada en ellas pero, para poder continuar con la interpretación de este trabajo se sugiere haceromisión de las mismas en los casos en que se hagan notar. 7
  8. 8. autor escribe acerca de uno de sus viajes, de las personas que en él ha encontrado o conocido, las emociones sentidas o aquello que ha visto o aprendido. Para ser considerado literatura, el relato debe tener una narrativa coherente y estructurada. No debe ser una simple colección de fechas, horas y sucesos, como podría ser un diario de viaje o una bitácora de navegación. Puede además contar aventuras, exploraciones, experiencias o conquistas que el narrador haya visto o protagonizado personalmente…”8. Para ampliar un poco más la concepción de este género es interesante también la siguiente descripción del mismo: “…Los diarios de viaje9 son textos que se escriben mientras se realiza una travesía. Día a día, se relatan anécdotas, experiencias, se describen las personas, los lugares, los objetos, las plantas y los animales que se encuentran […] En los diarios de viaje, la información se organiza cronológicamente. Cada fragmento se reconoce por el día exacto en que fue escrito; pero cuando el autor vuelve a retomar su diario, por lo general, relata lo ocurrido durante el lapso en que no escribió…”10. De esta manera, se presentan así las características más importantes que estas dos clasificaciones muestran. Por un lado, y como se ha aclarado anteriormente, está el realismo y la ficción para la novela, y por el otro, la estructura del relato de viajes en cuanto a los diferentes temas que se introducen en él y su organización. Teniendo en cuenta estos puntos entre cada uno se dará comienzo al análisis propiamente dicho. Tomando en consideración que lo que aquí interesa es la visión del autor, que será la que, plasmada en el texto, demostrará o desde la que se podrá realizar la apreciación sobre si se trata de una novela o un relato de viaje, el análisis se centrará, en este apartado, en los párrafos8 Extraído de: http://es.wikipedia.org/wiki/Relato_de_viaje (Es necesario recordar al lector que como noes el objetivo de este trabajo realizar un seguimiento de la historia de las conceptualizaciones sobre lanovela y el relato de viaje desde distintos autores y puntos de vista, por eso se utilizan estas nocionesprecisas. Además, resulta interesante también el hecho de poder introducir en trabajos de esta índoleelementos proporcionados por las nuevas tecnologías como en éste caso, de la web).9 Se respetan las negritas del texto fuente.10 VVAA: Narran los viajeros: el diario de viajes, en: VVAA: Enciclopedia escolar temática. Tomo 3. Lenguay Literatura. Buenos Aires. Santillana. 2005. (Págs. 100 - 101). 8
  9. 9. en los que claramente se puede ver dicho proceso. Para poder comprender mejor su posición, es importante poner la atención en ciertos puntos que ayudarán a dar sentido a la misma. El primero se relaciona con la tesis que aquí se defiende, es decir, que se trata de una novela. Recordará el lector que en la introducción de este trabajo se hace referencia a que Chatwin presenta su texto como un relato de viaje. El hecho de que se clasifique al mismo como una novela da cuenta de un hecho importantísimo y es que, no se trata de un diario de viaje en donde el autor proporciona fechas precisas sobre su aventura, etc.; es decir que el escrito no está organizado a manera de diario de viajes sino al contrario. Sobre éste también se puede interpretar otra de las cuestiones a tener en cuenta: al ser una novela, los datos que se presentan en ella no están escritos al azar, es decir, no se trata de un diario en el que el autor escribe día a día sobre sus experiencias y luego las publica de manera fiel en forma de libro. Por el contrario, el que sea clasificado como una novela deja en claro que se trata de una forma de estructuración y de organización especial del texto que no responde explícitamente al momento en que los hechos descriptos han ocurrido; es decir que se debe presuponer que el autor, una vez realizado y finalizado el viaje, ha seleccionado y ha organizado sus experiencias de una manera especial para la recepción del público. Un apartado que sirve como ejemplo de ello se encuentra en el capítulo seis y se trata de la forma en que comienza: “…Bahía Blanca es la última ciudad importante antes de que empiece el desierto patagónico…” 11. En esta cita puede verse que, mediante el uso del adjetivo calificativo, el autor está realizando una apreciación, la misma reside en el hecho de que escriba que Bahía Blanca es la última ciudad importante ya que da cuenta de un conocimiento sobre la misma puesto que se la valora; esto permite presuponer que existe cierto conocimiento sobre el lugar y que a partir de ello, el autor se toma la libertad de realizar la apreciación. Así, se puede observar que se trata de un texto que está escrito11 CHATWIN, Bruce: En la Patagonia. España. Muchnik Editores S. A. 1992. (Pág. 25). 9
  10. 10. posteriormente al viaje, ya que, si se estuviera en presencia de un diariode viajes, las impresiones o la forma de relatar serían distintas; sinconocimiento de lo que acontecerá (en el sentido de lo que verá yexperimentará en los lugares por los que transitará más adelante) nopodría haber realizado tal valoración. Además, en la misma cita utilizará,más adelante, un sustantivo que ocupará el lugar del adjetivo y por lotanto actuará como tal, este es “desierto”. El autor hace uso de estesustantivo para calificar una vez más al lugar que observó. Nuevamentesu apreciación se vuelve explícita y puede decirse que funciona de lamisma manera que en el ejemplo anterior. Mediante éstos puede verseque el autor ya está en conocimiento del espacio al momento de laescritura y, por lo tanto, mediante distintos procedimientos de la lenguaexpone su valoración. De esta manera es posible darse cuenta de quese trata de un texto que ha sido elaborado al finalizar la travesía.Responde a una organización, manera de narrar y de utilización dellenguaje que se podría calificar de especial o particular puesto que nosólo se trata de exponer una visión propia sobre un objeto X, sinotambién de que el lector realice una recepción determinada del mismo.Otro punto a tener en cuenta y que se desglosa del hecho de calificar ode clasificar al texto como una novela es la propiedad ficcional. Ladefinición de novela, cualquiera sea el autor que la realice, encubre unelemento que es intrínseco a ella y que lo constituye, éste es elelemento ficcional. En la cita realizada con anterioridad estabaclaramente designado. Para interpretar mejor este asunto hay queobservar que en el texto de Chatwin existen diversos pasajes en los quese hace referencia a la parte histórica sobre la Patagonia. Existenvariados estudios y opiniones al respecto sobre diferentes autores queindican que no es posible saber con certeza si todos los hechosrelatados por el autor son ciertos. Con respecto a ello se puede decirque, en el caso de las expediciones de Ameghino por ejemplo, se tratade situaciones históricas que están documentadas, pero en lo querespecta a las personas y familias que este autor conoce en su aventurano se puede indicar con certeza que se trate de personajes reales. En el 10
  11. 11. caso del capítulo seis, que es el que en este análisis interesa, existen dos hechos históricos nombrados: uno es el viaje de Charles Darwin del cual se conservan escritos que aportan veracidad a estos datos; otro es el de Williams Henry Hudson, o Guillermo Enrique Hudson del cual también existen documentos de los cuales el lector puede verificar datos. Por lo tanto, el lector se encuentra frente a una cantidad de datos de los cuales deberá verificar su veracidad y en los cuales, muchas veces, no encontrará instrumentos para hacerlo; es decir que hay cierta cantidad de información que, al no ser verificables, aportan dudas y pueden ser pensados como elementos que hacen al elemento ficcional de la obra. Además de lo que hasta ahora se ha analizado, en el capítulo seis puede encontrarse un párrafo en el que el autor explícita una vez más su visión sobre la Patagonia, y es el siguiente: “…El desierto patagónico no es un desierto de arena y guijarros, sino un matorral bajo de arbustos espinosos, de hojas grises, que despiden un olor margo cuando los aplastan. A diferencia de los desiertos de Arabia no ha producido ningún desborde espiritual dramático, aunque sí ocupa un lugar en los anales de la experiencia humana…”12. En este párrafo se puede apreciar de manera manifiesta la perspectiva del autor; nuevamente describe a la Patagonia como un desierto y en este caso lo describe como un lugar oscuro y desolado. Además, como un lugar que no produce grandes impresiones o revoluciones espirituales en las personas que la visitaron aunque esté presente en varios escritos de grandes viajeros como Darwin o Hudson. De esta manera puede observarse que la visión no es positiva y que, por lo tanto, no se puede esperar que la misma se modifique en los siguientes capítulos. Dentro de éste, las alusiones o las expresiones más importantes que pueden encontrarse son las comentadas más arriba. Las descripciones que tratan sobre los araucanos por ejemplo, no muestran rasgos de subjetividad sino que se trata de descripciones totalmente objetivas que podrían pensarse que tienen una función meramente informativa para el mayor conocimiento12 Op. Cit. (Pág. 27). 11
  12. 12. del lector. Si se tiene en cuenta que al principio de este escrito sedestacó que cada capítulo comprende significado en sí mismo y que, ala vez, juntos rearman una visión completa sobre el punto de vista delautor, se hace necesario realizar algunas observaciones de este capítulodentro de la obra en general. Teniendo en cuenta esto, se procederá arealizar un breve acercamiento a la obra en general en el siguienteapartado; a continuación de ello se comenzará un análisis más profundoque tome en cuenta la teoría del tercer espacio de Edward Soja. Segunda parte: análisis generalA partir del análisis del capítulo seis que se ha realizado en el apartadoanterior, como ya se ha adelantado, se hace necesario realizar unacercamiento a la obra en general. Para ello se analizarán algunas citasque servirán como ejemplo de la visión del autor y que permitiránesclarecer un poco más la tesis sostenida en este escrito.Poniendo atención entonces a la obra completa, se puede vislumbrar unhecho crucial para una posible interpretación del texto. El capítulo seisha sido elegido porque es en el cual se presenta de manera más clara lavisión del autor sobre la Patagonia, y sirve como apertura de lo quevendrá después. Si se intentan buscar apartados en los cuales se pueda 12
  13. 13. verificar una expresión clara y completa de la visión de Chatwin, el lector se encontrará con oraciones o expresiones sueltas. A lo largo del texto Bruce Chatwin describe de la manera más objetiva posible su paso por los distintos lugares de la Patagonia. En pocas ocasiones es posible encontrar expresiones que den cuenta visiblemente de su posición o su pensamiento más que en frases sueltas que, tomadas en conjunto, podrían generar un acercamiento a la misma. Sin embargo, puede decirse que el texto no escapa a las valoraciones personales y, por lo tanto, la subjetividad está presente en él. Algunos ejemplos pueden ser: “…Pasé por tres ciudades aburridas: San Julián, Santa Cruz y Río Gallegos…”13, en el capítulo 46; “…La Tierra del Fuego es, por tanto, la tierra de Satanás, donde las llamas titilan como luciérnagas en una noche estival…”14; etc. Se trata de manifestaciones dispersas que se encuentran dentro de la narración y que pasan desapercibidas para el lector que no se encuentre tan atento. Con esto puede decirse que es difícil encontrar la subjetividad del autor y esto responde tal vez al objetivo de la escritura que podría pensarse como “narrar la aventura vivida”, aunque vale decir que el hecho de que sea difícil encontrarla no lo hace imposible. Por otra parte, es importante destacar también que se puede descubrir cierta subjetividad o rasgos de ella en los objetos que son descriptos. La mayoría de las veces, y como ya se ha apuntado anteriormente, las descripciones que se realizan son bastante oscuras exceptuando algunas que podrían calificarse de positivas. Algunos ejemplos pueden hallarse en las representaciones de las casas de los estancieros que conoce en su camino, o a las descripciones de la vegetación y la fauna: “…En la dehesa había Herefords, y entre ellos se paseaban las bandurrias, unos pájaros con grandes patas de color rosado intenso, que emitían un graznido melancólico…”15; “…Durante una hora subimos por un valle empinado, donde el sendero zigzagueaba sobre un montículo de rocas rojas para luego zambullirse entre los13 Op. Cit. (Pág. 109).14 Op. Cit. (Pág. 133).15 Op. Cit. (Pág. 45). 13
  14. 14. árboles gigantescos. Al cabo de otra hora llegamos a un precipicio escabroso…”16; “…Mientras viajaba hacia el sur, rumbo a Comodoro Rivadavia, atravesé un desierto de piedras negras y arribé a Sarmiento…”17; etc. Puede verse así, que los espacios, la flora, la fauna, etc. son descriptos de una manera especial y fijan la atención en detalles que muestran cierta oscuridad. La mayoría son espacios oscuros, lúgubres, vacíos, carentes de alegría o simplemente espacios que no dicen nada y que dan una impresión melancólica y triste al lector. Estos procedimientos de estilo también aportan una idea sobre lo que el autor ve en la Patagonia, no son tan explícitos pero, sin lugar a dudas, aportan una imagen negativa con la que el lector puede analizar y crearse su propia imagen de la Patagonia (que puede estar o no equivocada de lo que realmente es). Como último punto importante cabe señalar que las valoraciones explícitas y totalmente negativas surgen en boca de los personajes que Chatwin conoce y de algunos documentos que introduce en su narración como herramienta que contribuye a la verosimilitud de su relato. Algunos ejemplos: “…A ella Río Pico no le recordaba a Rusia. En Argentina no había nada: ovejas y vacas y seres humanos semejantes a ovejas y vacas…”18; “…-¿Es inglés?- me preguntó. – Antes había muchos ingleses aquí. Propietarios, administradores, capataces. Gente civilizada…”19; “…El artista y vaquero Will Rogers escribió: “Querían jinetes norteamericanos para que se desempeñaran como capataces de los nativos. Éstos eran demasiado lentos”…”20; etc. Se trata de expresiones que, en general, ahondan en las apreciaciones sobre el habitante argentino nativo y no ya sobre la Patagonia en sí, pero ayudan a la comprensión de las ideas del autor. Demarcan aquellos elementos que se enumeraban en las citas siete y ocho del presente trabajo; es decir, las personas, el paisaje, etc. En este sentido es necesario aclarar que, si bien he aquí un ejemplo de las16 Op. Cit. (Pág. 74).17 Op. Cit. (Pág. 85).18 Op. Cit. (Pág. 76).19 Op. Cit. (Pág. 137).20 Op. Cit. (Pág. 61). 14
  15. 15. características propias del relato de viaje, también lo son de la novela. Es una de las particularidades que la conforman el hecho de presentar al lector amplitud y apertura como se indica en la cita número tres de este trabajo. Además puede agregarse la siguiente descripción sobre el concepto de novela que refuerza este punto: “… (en la novela) Abundan las descripciones21 y los diálogos, que permiten que el lector pueda imaginar los distintos lugares que aparecen y “ver” cómo actúan los personajes…”22. De esta manera podrá apreciar el lector que hasta el momento, ni la búsqueda de la subjetividad del autor dentro del texto, ni las descripciones y manera de estructurarlo indican que no puede ser clasificado como una novela. Sin embargo todo texto es perfectible y el objetivo de este escrito es abrir la discusión, por lo tanto, es aceptable que el lector no esté de acuerdo con los mismos. A partir de los ejemplos anteriores pueden ser apreciados los distintos modos en que se presenta la visión de Chatwin sobre la Patagonia. El hecho de que pueda ser clasificado como una novela y que, por lo tanto, supone que se trata de un relato que podría tener hechos ficcionales, permite que se pueda pensar que las apreciaciones que realizan los distintos personajes corresponden a valoraciones realizadas por el autor. Por supuesto, esta interpretación quedará como una opción para el lector que vea que esto es posible. La misma se basa en la idea de que, como no se sabe con certeza si estos personajes existieron o no y, si lo que el autor dice que dijeron es cierto o no, es posible que esté puesto en el texto como una manera original de representar el propio punto de vista. De esta forma el lector puede dar cuenta de los distintos puntos que permiten pensar al texto de Chatwin como una novela y no ya como un relato o diario de viaje. A través de los diferentes ejemplos se han expuesto las diversas características que cumplen con los rasgos propios del género novela como las amplias descripciones, los distintos21 Las negritas están puestas en el texto desde el que se extrajo la cita al igual que las comillas.22 VVAA: Historias de novela, en: VVAA: Enciclopedia temática. Tomo 3. Lengua y Literatura. BuenosAires. Santillana. 2005. (Pág. 66). 15
  16. 16. personajes que conforman historias diferentes, los cambios de espacios, el hecho histórico que aporta realismo al escrito y además, la duda que dejan algunos que hacen a la ficcionalidad del relato, etc. Con el objetivo de poder ampliar más ésta mirada hacia “En la Patagonia” de Bruce Chatwin, es valiosa la teoría de los espacios de Soja. Por lo tanto, en el siguiente apartado se realizará un breve desarrollo de la misma intentando interpretarla a través del texto estudiado para poder realizar a continuación, la respectiva conclusión del trabajo. Tercera parte: la teoría del tercer espacioTeniendo en cuenta que el presente trabajo está abocado al análisis del texto“En la Patagonia” de Bruce Chatwin, se realizará a continuación un breverepaso por la teoría de los espacios de Edward Soja para proceder al análisisdel primero en base a dicha teoría.En su artículo “El tercer espacio. Ampliando el horizonte de la imaginacióngeográfica” Edward Soja propone una nueva forma de pensar los espacios en 16
  17. 17. distintas áreas del conocimiento23. Destaca que hay tres aspectos queconforman al ser, estos son: el espacio, el tiempo y la sociedad a los que losdenomina espacialidad, sociabilidad e historicidad. De esta manera lo queplantea este autor es que los hechos sean estudiados desde una trialécticaentre estos tres aspectos, lo que conformará una visión completa del serhumano. A partir de ello éste propone el estudio del espacio desde una nuevaperspectiva. Ésta estará conformada por un primer espacio que es el espaciomaterial o percibido (que equivale al espacio real); el espacio mental oconcebido que abarca la subjetividad, es decir, las representaciones eimaginación del sujeto, y por último, el tercer espacio. Dicho espacio es el queconforma a los dos primeros y es denominado por Soja como el espacio vivido.Es importante aclarar que el tercer espacio visto desde la óptica de la literaturaviene a ser aquél en donde confluye el espacio real y el espacio imaginado delautor; es decir, se trata de la conjunción entre el espacio material o percibido yel espacio concebido en lo que respecta a lo que el autor o narrador presenta.Desde esta perspectiva puede decirse que en un texto literario se puedeencontrar una visión de alguien (el autor) que mira desde cierto lugar. Así,dentro del texto se hace posible reconocer el tercer espacio puesto que ellector se halla frente a lo material y a lo concebido en el instante de la lectura.Esto permite repensar el análisis y decir que, en realidad, el lector está frente alespacio vivido por el autor puesto que espacio percibido más espacioconcebido confluyen en la creación misma. De esta manera, a partir de lateoría del espacio vivido se puede hacer la siguiente relación con el texto deChatwin: si se toman en cuenta los puntos tratados con anterioridad en estetrabajo se puede apreciar que el lector está en presencia del espacio vivido porBruce Chatwin. En “En la Patagonia” se cuentan los sucesos vividos por elautor Bruce Chatwin en un tiempo específico y en un lugar determinado. Através del análisis de la primera y segunda parte de este trabajo se puede verque, como ya se ha dicho, el texto fue escrito una vez finalizado el viaje. No esnecesario volver a ejemplificar este punto puesto que el lector lo podrá verificar23 Teniendo en cuenta que el presente trabajo se basa en el análisis de la obra de Bruce Chatwin, no seprofundizará en la teoría de Soja para no escapar al tema principal del mismo. El lector podrá remitirse aeste artículo en el anexo de éste escrito. 17
  18. 18. más arriba pero esto resulta importantísimo para la teoría de Soja. Decir que eltexto ha sido escrito al finalizar el viaje encierra un hecho que ayuda ainterpretar de mejor manera los puntos de contacto entre la teoría de Soja y eltexto de Chatwin. Es evidente que el lector está en presencia del espacio vividode Soja al momento de la lectura del texto de Chatwin pues se está enpresencia de una escritura que encierra los dos primeros espacios. Por un ladose encuentra el espacio percibido que en el texto “En la Patagonia” es laPatagonia misma y todos los personajes a los que el texto refiere, de los queanteriormente se han citado ejemplos; éste es justamente el que hace que ellector se encuentre en presencia del espacio concebido y el vivido. En lo querespecta al espacio concebido, como recordará el lector, es aquel que envuelvela subjetividad del sujeto o autor, por lo tanto, se trata de la historia en sí, esdecir, del viaje y de cómo está contado ese viaje en el texto de Chatwin. Ahorabien, si el lector recuerda que la tesis de este trabajo se centra en la idea deque el escrito de Chatwin es una novela, entonces podrá vislumbrar claramenteeste espacio. A manera de aclaración de este punto se puede decir losiguiente: como ya se ha especificado y debidamente fundamentado, la novelaencierra una manera especial de contar los hechos y de organizarlos en suestructura misma. Este hecho es el que permite realizar la apreciación de queel lector de Chatwin se encuentra frente al espacio percibido y, por lo tanto, alespacio vivido. Si el lector está de acuerdo con dicha tesis entonces es posibledecir que la novela está organizada y estructurada de una manera especial.Esta organización especial es la que devela que se está en presencia de losubjetivo, es decir, del espacio percibido del cual se desprende, junto con elpercibido, el vivido. El autor presenta los hechos tal cual sucedieron pero loscuenta de una manera determinada y de la forma en la que él mismo lo vivió,es decir, desde su perspectiva24. La misma nos remite entonces al espacioconcebido ya que si se tuviera la oportunidad de escuchar la historia desde otravoz u otro protagonista de la misma, se podría verificar que no serían iguales. Apartir de ello se puede decir que se está en presencia del espacio vivido puesto24 Estos sucesos han sido debidamente ejemplificados en la primera y segunda parte de este trabajo, porlo tanto, se considera redundante volver a realizar esta acción aunque se llama la atención al lectorsobre los mismos. 18
  19. 19. que el lector se encuentra frente al espacio real (La Patagonia) y al concebidoque deriva de las apreciaciones que realiza Chatwin dentro de la novela y de laforma en la que está organizada la misma. Es necesario remarcar que el hechode que el autor haya terminado el viaje y posteriormente haya escrito la novela,también es prueba de que el lector está en presencia del espacio vivido. Estopuede ser pensado así porque hay que tener en cuenta que el proceso deescritura trae consigo la creación, la reflexión y el pensamiento por parte delsujeto, es decir, un aprehender el objeto (en este caso sería conformar unavisión propia del espacio patagónico); si se toman en consideración estospasos, entonces se puede decir que el sujeto, en este caso el autor Chatwin,crea a partir del espacio percibido y el real. Al realizar su narración desde estaperspectiva es posible decir que el autor adopta una postura específica, unenfoque o forma de ver las cosas que tienen incidencia sobre el espacio real y,por lo tanto, se llega a la creación del punto de vista propio y, por consiguiente,a la puesta en escena (o escritura y conformación del texto en sí). Dichacreación, es decir, dicha historia está narrada de tal manera que, como ya seha visto en este trabajo, responde a la escritura o al formato de la novela. Estepunto resulta muy importante puesto que la estructura de la novela, así como lade cualquier otro género narrativo, se realiza de una manera particular, que eslo que el autor ha efectuado en este caso. Así, el producto terminado, es decir,la obra en sí, es una conjunción entre el espacio concebido y el percibido, porlo tanto, configuran el espacio vivido. Se trata de una manera particular de vera la Patagonia que tiene que ver con lo que el autor vio y sintió en el devenirdel viaje y toda esta transformación de la realidad que responde a laperspectiva del autor, se ve plasmada en la estructura de la novela. Valerecordar al lector que anteriormente se ha dicho que la novela tiene comocaracterística, entre otras cosas, el realismo y la ficción. Pensando en la tesissostenida en este trabajo y la teoría de Soja puede decirse entonces que en“En la Patagonia” de Bruce Chatwin son evidentes dos elementosimportantísimos del género novela, a saber: por un lado se encuentra elelemento real que puede decirse que es la Patagonia como lugar geográficoexistente y algunas de las descripciones de lugares y personas que en ella 19
  20. 20. habitan25, además del viaje en sí, que el lector sabe que fue real; por otro lado,el elemento ficcional que está dado por la manera en la que se narran loshechos (la subjetividad presentada en algunos pasajes) y las dudas quegeneran ciertos acontecimientos contados por el autor. Por lo tanto, se haceevidente de esta manera que es posible pensar en este texto en los términosde la teoría de Edward Soja. Se puede decir que existe una estrecha relaciónentre los espacios y la estructura de la novela.A partir de todos los datos recolectados hasta este momento, se dará lugar alas conclusiones obtenidas en el siguiente apartado.25 Recordará el lector que en otro apartado de este trabajo se ha hecho hincapié en la falta de certezade algunos datos que el autor plasma en su obra y que configuraban el carácter ficcional de la misma. 20
  21. 21. ConclusiónA través de los diferentes puntos que hemos analizado podemosapreciar y realizar una valoración en general sobre la obra de BruceChatwin. En conclusión, podemos decir que se trata de un relato quedeja muchas incertidumbres pero que también es rico en materia deanálisis de muchas cuestiones. En el caso de las primeras podemosdecir que se deben a que existen hechos (como el conocimiento deciertas personas y lugares) de los que el lector no puede estar seguro desi son ciertos o no, si existieron realmente o no. Esto presenta unaamplia gama de preguntas sobre distintos puntos que tienen que ver conla clasificación de este texto en el sentido de si es o no una novela, dequé tipo de novela se trata, etc. A colación de estas incertidumbres sedespliega un abanico de posibilidades de análisis infinito puesto que 21
  22. 22. podríamos analizar por qué las valoraciones negativas en boca de lospersonajes casi siempre son acerca de los habitantes de la región y node la Patagonia en sí; por qué se utiliza en determinados fragmentos lapalabra indígena para referirse a los nativos y por qué el trato sobre elloses pormenorizado; cuál es el objetivo del autor para averiguar lostrayectos recorridos por Butch Cassidy, etc.; en fin, son interminables lasposibilidades de análisis que podrían hacerse sobre el texto y esto sedebe a su riqueza en materia de construcción. Este análisispormenorizado tuvo como objetivo el descubrir, por un lado, cuál es lavisión representada en éste texto sobre la Patagonia. A partir de lospuntos en los que hemos hecho hincapié podemos decir que se trata deuna visión negativa. El imaginario que se representa se basa en la ideade una Patagonia desértica que no tiene pasado (o si lo tiene es unpasado triste y turbio, de muerte de las comunidades de los nativos);tiene un presente aborrecible, según los habitantes de los distintoslugares, y no tiene futuro puesto que sus habitantes desean huir de ella.Se trata de una Patagonia que no tiene nada que ofrecer y que no tienehistoria, y si la tiene la hicieron los inmigrantes. Por otro lado, hemospodido apreciar que es posible pensar este texto como una novela y apartir de esta premisa realizar un análisis con la teoría del tercer espaciode Edward Soja. Por lo tanto, hemos podido descubrir elementos quenos hacen pensar en la construcción de este texto a partir de una ideaya formada, una idea concebida generada desde el espacio real opercibido y el espacio concebido. La teoría de Soja nos permitefundamentar, a partir de otros elementos, que este texto estáconfigurado y responde a las características de la novela. En otraspalabras, el lector podrá interpretar que una teoría viable (en este casoque el escrito de Chatwin es una novela) nos da la posibilidad deanalizar desde otras categorías. También, que ambas partes de esteanálisis (la primera – particular – más la segunda – general – y la teoríade Soja) nos permiten llegar a las mismas conclusiones. El texto deBruce Chatwin es una novela y como tal responde a un carácter real yun carácter ficcional; ambos configuran el espacio vivido y, por lo tanto, 22
  23. 23. nos permiten observar, apreciar y aprehender la visión que este autortiene de la Patagonia.Estas conclusiones podemos extraer de los elementos que hemosanalizado; cabe aclarar que dicho análisis sólo ha sido una aproximaciónal texto y que, por supuesto, no está exento de ser perfeccionado.Además, es necesario decir que el lector debe entender que cadapersona tiene una visión y que es su trabajo descubrir quién y desdedónde se mira, a partir de allí, deberá respetar las opiniones con las quese encuentre para poder construir con ello. Por ello podemos explicitarque la visión que encontramos en este texto puede gustarnos o no, perorespetamos la diferencia; lo importante es ser serios en nuestro trabajo ysaber distinguir quién y desde dónde se mira para poder crear espaciosde discusión. El imaginario patagónico está construido desde distintasvoces y es deber de los distintos lectores poder modificarlo en base a ladiscusión seria y respetuosa que genere espacios de construccióncreativos en donde podamos revalorizar este espacio argentino. 23
  24. 24. Bibliografía consultadaApuntes de cátedra.CHATWIN, Bruce: En la Patagonia. España. Mucnikeditores S. A. 1992.MARÍN, Marta: Conceptos claves. Gramática, Lingüística yLiteratura. Buenos Aires. Aique. 2007.OBERTI, Liliana: Géneros literarios. Composición, estilo ycontextos. Buenos Aires. Longseller. 2002.SOJA, Edward: El tercer espacio. Ampliando el horizontede la imaginación geográfica. S/D. 24
  25. 25. VVAA: Enciclopedia escolar temática. Tomo 3. Lengua yLiteratura. Buenos Aires. Santillana. 2005.www.wikipedia.com 25
  26. 26. AnexosSOJA, Edward: El tercer espacio. Ampliando el horizontede la imaginación geográfica. S/D. 26

×