Taller de Nociones de Liderazgo
Mejor Atención al Ciudadanía y Proyecto de Mejor y Atención al Ciudadano de la Micro y Peq...
Taller de Nociones de Liderazgo
                                                         Mejor Atención al Ciudadanía y Pr...
Lectura 1:

                         Una Organización de Alto Desempeño

Si tuviéramos que imitar al equipo de futbol hola...
notan empresas que tienen los libros abiertos para compartir la información financiera. Estas experiencias
               ...
comprender por qué el pueblo los elige. Y, si los representantes son como son, es que hay gente que los considera
suyos. E...
universal nos pertenece y también les pertenece nuestra sabiduría milenaria del peruano. Por eso en
                      ...
Lectura 4:

Sentido Estratégico En Los Jóvenes Un Talento del Siglo XXI

Que diferente es el amanecer en Chiquián (sierra)...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Taller nociones de liderazgo macmype

579 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
579
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Taller nociones de liderazgo macmype

  1. 1. Taller de Nociones de Liderazgo Mejor Atención al Ciudadanía y Proyecto de Mejor y Atención al Ciudadano de la Micro y Pequeña Empresa (MACMYPE) DR. AGUSTIN ZÚÑIGA GAMARRA Lima, Julio de 2010
  2. 2. Taller de Nociones de Liderazgo Mejor Atención al Ciudadanía y Proyecto de Mejor y Atención al Ciudadano de la Micro y Pequeña Empresa (MACMYPE) Temas: 1. Definiciones de liderazgo 1.1. Líder y liderazgo 1.2. Gerencia y liderazgo 1.3. El líder positivo 1.4. Liderazgo y responsabilidad social 2. Características del líder positivo 2.1. La autoestima 2.2. La identidad 2.3. Los valores 2.4. El futuro del liderazgo 3. El sentido estratégico 3.1. La visión 3.2. La misión 3.3. El análisis 3.4. El camino 4. Herramientas del líder 4.1. Identificar problemas y soluciones 4.2. La comunicación (lectura, escritura y oratoria). Ejercicios: 1. El líder que conozco Identifique a un líder (local, nacional o internacional): ¿qué lo caracteriza?; ¿porqué lo considera tal?; ¿hay muchos líderes?; ¿para ser líder se nace o se hace? Taller de Nociones de Liderazgo | Lima, Julio de 2010 2. Reconociendo al líder Analizando sus características: ¿Cuál es mi autoestima?; ¿Qué es mi identidad?; ¿Qué valores tengo?; ¿Hay reglas que el líder debería seguir? 3. Alcanzando la meta Sobre su organización: ¿Cuál es su visión?; ¿Cuál es su misión?; ¿Cómo analizaría sus condiciones presentes?; ¿Cómo analizaría la influencia de su entorno?; ¿Cuáles son sus grupos de interés?; ¿Qué objetivos se propondría alcanzar?; ¿Cómo mediría su camino?; ¿Qué desearía, que puedo, que debo hacer? 4. Mis herramientas. Sobre algún problema de su localidad: ¿Cómo identificas el problema?, ¿sus consecuencias y causas?; ¿Cómo lo resolvería?; ¿Cómo manejo la información?; ¿Cómo lo aprovecho mejor: saber leer?; ¿Cómo me comunicaría mejor: saber escribir, saber hablar? Lima, julio de 2010 1
  3. 3. Lectura 1: Una Organización de Alto Desempeño Si tuviéramos que imitar al equipo de futbol holandés o alemán, diríamos cómo hacen para ganar tantos campeonatos. No solo en el deporte sino también en otros aspectos desearíamos construir organizaciones de alto desempeño, por tanto nos gustaría saber cómo es una organización de alto desempeño y qué se necesita para crearla. En las organizaciones de alto desempeño, la energía de todos se concentra en tres balances: el proveedor elegido, el empleador elegido y la inversión elegida. En este triple balance está la diferencia entre la mediocridad y la grandeza. Los líderes de estas organizaciones saben que su balance final depende de sus clientes, sus colaboradores y sus inversiones. “Las utilidades son el aplauso que se logra por cuidar a los clientes y crear un ambiente de motivación para los colaboradores”. El Proveedor Elegido Hoy nadie duda que quien reina es el cliente. Los ciudadanos se han dado cuenta de que sus organizaciones no van para ningún logro si no conservan la lealtad y el compromiso de sus clientes. Hoy la regla es, “si no se cuidan los clientes, otros lo harán”. Estudiosos nos dicen que hoy, para mantener los clientes, no basta con satisfacerlos; es necesario crear “clientes incondicionales”. Ellos se sienten felices con la manera como se les trata, y que quieren contarle a todo el mundo sobre el vendedor y se convierten en parte del equipo de ventas. Los clientes incondicionales son creados por las empresas cuyo servicio sobrepasa considerablemente al de la competencia e incluso excede las expectativas del cliente. Tales empresas tienen por rutina hacer lo inesperado y así disfrutan del crecimiento generado por clientes que espontáneamente entran a formar parte de su equipo de ventas. El Empleador Elegido Este es un desafío. Ante la gran demanda de trabajadores competentes, los empleadores deben hallar maneras de atraer y conservar a sus mejores colaboradores. Un buen sueldo no es la única respuesta. Hoy los trabajadores desean algo más. Buscan oportunidades donde sienten que sus contribuciones se valoran y recompensan, donde participen y se les conceda poder, donde puedan desarrollar sus habilidades, vean posibilidades de avance y crean que pueden influir sobre los resultados. Los gerentes dicen que los colaboradores son su recurso más importante. Algunos incluso dicen que los clientes son secundarios, pues, no se puede tratar mal a los colaboradores y esperar que éstos traten bien a los clientes. La experiencia dice que “los colaboradores que son tratados mal tienden a Taller de Nociones de Liderazgo | Lima, Julio de 2010 trasladar esa actitud a los clientes”. Los clientes quieren mejor servicio y lo quieren pronto. Ello significa que se debe crear un ambiente de motivación para los colaboradores y una estructura organizacional que sea lo suficientemente flexible como para permitirles dar lo mejor de sí. La Inversión Elegida Sea que la organización es pública, privada, gubernamental o sin fines de lucro, crecer o expandirse exige inversión. Para estar dispuestas a invertir, las personas deben creer en la viabilidad de la compañía y en su desempeño a lo largo del tiempo. Deben tener confianza en el liderazgo, en la calidad de los colaboradores y del producto, en las prácticas de gerencia y en la capacidad de retorno de la reorganización. Si las utilidades son los ingresos menos los costos, entonces mejorarla proviene de mayores ingresos o reducción de costos. Referente a los costos, hoy se sabe que gana el premio quien hace más con menos. Algunas organizaciones consideran que serían más eficaces si reducen su tamaño. Nadie dudaría en hacerlo en las grandes burocracias, donde todos deben tener un asistente y cada asistente requiere el suyo propio. Otras consideran que para ser más eficaces en el manejo de costos, los colaboradores deberían tornarse en socios empresariales. Tratan de decir que cuando las personas comprenden cómo sus organizaciones hacen dinero, están más preparadas a arremangarse y ayudar. Se 2
  4. 4. notan empresas que tienen los libros abiertos para compartir la información financiera. Estas experiencias muestran que: Si a los colaboradores se les mantiene bien informados y se les permite usar su inteligencia, es sorprendente cómo ayudan a manejar los costos. Respecto a los ingresos, si se disponen de colaboradores comprometidos y se les faculta debidamente para crear clientes incondicionales, el aumento de ingresos es incuestionable, pues el cliente incondicional se convierte en miembro del equipo de ventas o de relaciones públicas, lo que conlleva al incremento de ventas y la visibilidad de la organización haciéndola más atractiva a la inversión. Cuando se da esta concurrencia se es líder de una organización de alto desempeño. Resumen de Agustín Zúñiga Referencia: Blanchard, Ken; Liderazgo al Más Alto Nivel, Cómo crear y dirigir organizaciones de alto desempeño. Norma. 2007. Lectura 2: La Cultura de la Discriminación: Hilaria Supo Triunfó Allí en la vereda, mientras camino hacia el hospital, estaba una mujer sentada con su pollera negra, ajada, con ribetes multicolores y sombrero zurcido, gastado y sucio. Con un brazo aseguraba a su bebe en sus faldas que lo amamantaba casi sin mirarlo y con el otro brazo extendido ofrecía a cada transeúnte las conocidas “frunas”, a algunos metros dos niñitos con ojotas, pantaloncito corto y faldita de lana gruesa, también ofrecían en venta los mismos dulces. Nos seguían por muchos metros a cualquier hombre o mujer que apareciese, “cómpreme uno, solo uno”. Esta imagen se ha convertido como natural, común en muchos lugares de la ciudad de Lima. A veces se nos ocurre comprarle alguno, mientras nos decimos al oído, “esta señora tan joven, y pidiendo limosna, porqué no se volverá a su tierra, allí estaría mejor; pobre niños, porqué los utilizan de ese modo”. Otros, menos comprensivos, murmurarían, “cholas de m…. porque no se van a su tierra, aquí ensucian”. Pocos le dirían, “señora, allá en la casa de la madre, hay maneras de cómo usted puede trabajar y ganar algo y mientras eso, sus niños podrían estudiar, venga la voy a llevar, no se asuste”. Allí, tenemos tres comportamientos, los que dejan pasar la situación casi indiferente, los que se preocupan y toman una acción positiva y finalmente los que los detestan. Todo eso me pareció verlo en primera plana durante los últimos días, relacionado con las publicaciones del diario Correo, su director el Sr. Javier Mariátegui fue uno de los protagonistas conjuntamente con la congresista –agraviada- la Sra. Taller de Nociones de Liderazgo | Lima, Julio de 2010 Hilaria Supa. Este diario me pareció representante de aquellos que detestan a las personas de faldellín, sombreros, de hablar motoso, casi indescifrables, este grupo los integran, mayoritariamente, aquellos del “habla culta”, usualmente los que se consideran de estirpe de la lima antigua, con apellidos frecuentemente relacionados con el poder, tanto – ejecutivo o legislativo- en el presente como en el pasado. En su crítica el diario, daba a entender de manera camuflada, que le preocupaba la, Calidad de la Representación (congresistas), y entre otras decía “cómo podríamos tener una representante de tan bajo nivel cultural”. Como en dúo y al mismo tono, la congresista Hildebrandt, usando su mejor pose DOCTA, decía que, “el diario solo ha destacado la ignorancia de la congresista”, y que “la constitución no prohíbe ser analfabeto para ser representante, basta ser mayor de 25 años”. Igualmente, el congresista aprista, Pastor, los apoyó, diciendo, “el director solo ha tenido la preocupación de tener una representación adecuada, que deberían estar gente que puedan aportar para hacer avanzar al país”. Eso me incomodó, tanto como, qué intenté, refutarlos, y desenmascararlos en su carácter discriminatorio al poblador andino, quechuhablante, pobre y analfabeto. Exponentes de la cultura de la discriminación al indígena. Cuando se habla de calidad de representación, el diario, olvida que el responsable de la elección no es la elegida sino el pueblo. Y si estamos en democracia hay que aceptar esa elección. Así lo racional y constructivo, debería ser 3
  5. 5. comprender por qué el pueblo los elige. Y, si los representantes son como son, es que hay gente que los considera suyos. En el caso de la congresista Supo, la situación es peculiar, porque, en el sur hay mucha gente – peruanos todos tanto como los miraflorinos y san isidrinos Mariátegui y Hildebrandt- que no saben hablar español, y menos escribirlo. Pero eso no quiere decir que no sepan exponer sus problemas o que no tengan propuestas. Negarles esa capacidad porque lo hacen en quechua y no en español, es demostrar discriminación irracional o racismo puro. Al fin de cuentas el Quechua fue el idioma de los que nos precedieron en estas tierras, además, para eso están los traductores. La calidad de representación, debería medirse por su forma de trabajo, propuestas, y sobre todo en su calidad de persona. No olvidemos que las peores leyes, y los mayores robos al país, fueron perpetrados por aquellos de apellidos aristocráticos, que han frecuentado permanentemente el parlamento. Quiero finalizar diciendo que la Sra. Supo, fue más grande que la docta Hildebrandt. Al finalizar la sesión en el parlamento, con la humildad que da la conciencia limpia, y el esfuerzo desplegado, pidió 30 segundos para hablar, el presidente le concedió la palabra, ella, luego de dirigirse en quechua, dijo en español, “aquí tengo mi libro en quechua que ha sido traducido al inglés, es bilingüe y le voy a regalar a la Sra. Hildebrandt que también es bilingüe”, con ese acto, la Sra. Supo, fue doblemente superior a la doctora, de un lado hizo un acto político de superioridad, sin ningún grito, ni titulares, entendimos que le decía en su mente “entérese Sra, Hildebrantdt, vea lo que ha hecho, una mujer a la que llama y pregona como IGNORANTE e inculta, ha hecho esta obra, que dice mucho del Perú de la región que represento, aquí están escritas nuestra necesidades y propuestas, me gustaría que usted la conozca en Inglés”. Luego de ver esta escena, me sentí satisfecho de elegir a mujeres como Hilaria, porque de otro modo, nunca estarían presente grandes sectores, más bien mayoritarios, del Perú postergado y casi excluido. ¡!Bien Hilaria!!, le diste duro a la Hildebrandt, que más bien es un mito inflado por el fujimorismo. Ella como todos nosotros, somos a la vez cultos en lo que sabemos e ignorantes en otros, la grandeza es reconocer nuestras limitaciones y aprender de aquello que desconocemos. Agustín Zúñiga Gamarra Lectura 3 El Líder Positivo El jefe da órdenes, impone su autoridad y su poder, infunde temor. El líder inspira, guía, motiva, pide y obtiene participación, atrae y busca buena voluntad.. (Rodriguez). En momentos de transformación como vive el mundo necesitamos adaptación a los cambios, tanto Taller de Nociones de Liderazgo | Lima, Julio de 2010 en lo personal cuanto en lo institucional. Pero no todo cambio necesariamente conduce a una situación mejor, muchos líderes negativos han conducido a muchedumbres y a la humanidad misma al holocausto, a la muerte. Hoy necesitamos lideres positivos, aquellos que basados en su agudeza analítica, voluntad de servicio, elevada autoestima, sólida identidad cultural y firmeza de valores, enfrenta las dificultades, promueve esperanza, y hace mas de los que sus palabras expresan, para él los problemas son oportunidades por ello su personalidad propositiva y ejecutiva arrastra credibilidad y seguridad en el futuro Por sus capacidades, el líder percibe la crisis, la interpreta y propone actuar, imponiendo la calma, inteligencia y sapiencia para la solución de los problemas (Serra) Cuando recordamos a nuestros tíos, padres y vecinos que bajados de las frías punas y hermosos pajonales, irrumpieron en el quemante arenal de las afueras de la criolla y celosa Lima, para crear ciudades, trabajo y vida… nos conmueve y encumbra como cóndores libres a decir, que todos podemos ser lideres, basta el deseo ferviente de ser mejores, servir a los demás y actitud positiva hacia nosotros. Ese recuerdo vitaliza nuestra seguridad y afirmación personal y colectiva en nuestra identidad cultural, nos querernos con nuestras costumbres, canciones, deidades, potajes y lamentos. Sin embargo como amamos a la humanidad y a la naturaleza, reconocemos que el conocimiento 4
  6. 6. universal nos pertenece y también les pertenece nuestra sabiduría milenaria del peruano. Por eso en momentos donde el conocimiento y la información deciden mucho del éxito de una organización, el líder positivo busca reforzar sus habilidades y capacidades mediante el estudio, colaboración y fortalecimiento de organizaciones de mayor envergadura. Como líder positivo reconocemos, que en nuestra colectividad, y en la mayoría de peruanos, nuestro punto más sensible es la falta de autoestima, no nos hemos detenido a hacer un momento de encuentro íntimo con nosotros mismos. Tenemos que hacerlo para conocer y enfrentar nuestras debilidades y flaquezas, y mejorar nuestra autoestima, construyendo confianza en nosotros mismos, respeto y afirmación en nuestra identidad. La autoestima no viene determinada por el éxito social, el aspecto físico, la popularidad o cualquier otro valor que no se halle directamente bajo el control de nuestra voluntad. Al contrario, depende de nuestra racionalidad, honestidad e integridad, operaciones de la mente de las cuales somos responsables (Pinilla). Para elevar nuestra autoestima: Vivamos conscientemente. Aprendamos a aceptarnos. Liberémonos de nuestras “culpas”. Reconciliémonos con el niño y joven que fuimos una vez. Vivamos responsablemente. Vivamos de manera auténtica. Apoyemos la autoconfianza y el autorespeto de los que están a nuestro alrededor, porque al elevar la autoestima de los demás elevamos la nuestra. El líder positivo en un país pluricultural y pluriétnico como el Perú, tiene fuertemente vinculado a su autoestima el concepto de identidad tanto como persona cuanto como perteneciente a un colectivo social. Se reconoce integrante de un entorno específico: familia, comunidad, provincia, región o país. Esta identidad la construimos desde el seno familiar, que se convierte en el elemento cohesionador con nuestro grupo social. Nos da un sentido de pertenencia, identificación entre los integrantes del colectivo con relación a otras comunidades de personas, dentro o fuera del país, por quienes guardamos respeto y amistad. La identidad es el sustento de un pueblo, de una región, de una nación. Es importante que los líderes tengan clara su identidad y se sientan orgullosos de ella y apoyen a sus colectivos a reforzar sus identidades culturales (Pinilla). A la elevada autoestima y sólida identidad el líder positivo ostenta firmeza de valores sin las cuales la obra humana que pretende construir se desmoronaría fácilmente. Este cimiento lo conforman los principios y las reglas que regulan el comportamiento individual y grupal que permite una vida armónica y productiva, nos facilita el camino al destino aspirado. Los valores individuales se hacen realidad en el colectivo, mediante los valores sociales. Los valores tienen que ver con nuestra Taller de Nociones de Liderazgo | Lima, Julio de 2010 filosofía de ser y de hacer. Los lideres positivos debemos fomentar los valores de Vocación de servicio, la solidaridad y reciprocidad. Tolerancia y capacidad de diálogo, saber escuchar y deseo de entender al otro. Carácter para la toma de decisiones y solución de conflictos. Disciplina y responsabilidad. Pero la exigencia mayor de un líder es predicar con el ejemplo. Ser un ejemplo de valores, si queremos exigir valores; un ejemplo de autoestima e identidad, si queremos exigir lo mismo de nuestro colectivo; un ejemplo de servicio anónimo y generoso, entrega desinteresada, crecimiento permanente, humildad diaria, valor y coraje, convicción en nuestros ideales. (Pinilla) Deberíamos contribuir con los miles de líderes naturales del país, a adquirir herramientas y fortalecer sus capacidades y habilidades de liderazgo personal y organizacional que mucha falta nos hacen en los momentos actuales donde, la pobreza, inseguridad, falta de trabajo y escasa educación golpean con más fuerza a los sectores excluidos de la presencia del estado. Agustín Zúñiga Gamarra 5
  7. 7. Lectura 4: Sentido Estratégico En Los Jóvenes Un Talento del Siglo XXI Que diferente es el amanecer en Chiquián (sierra) o Pucallpa (selva) comparado con Lima, allá el sol ya está a las 7 de la mañana, aquí tenemos niebla, humedad, oscuridad y frío. El día sábado mis clases comienzan a las 8 de la mañana, de modo que aun cuando el clima invite a quedarse unos minutos más en la cama, de un salto impido que el pensamiento de “una pestañadita más” se imponga y alisto mi salida. En el aula los primeros 20 minutos los dedico a comentar con los alumnos temas diversos que les promuevan autoestima y principalmente motivación. Lo primero permite aceptarnos racionalmente, cómo somos, a dónde y cómo vivimos, con debilidades, claro que sí, quien no los tiene, pero fundamentalmente, reconociendo que tenemos habilidades, méritos y fortalezas. Y lo segundo (la motivación) para disponer de una fuerza interna, inmensa, permanente, que se realimenta día a día por tener claridad de nuestros objetivos. Ante esa claridad y certeza, las falencias presentes que impiden alcanzarlos, son simplemente cuestiones de coyuntura, piedrecillas en el camino. Nuestra visión de construir el futuro que deseamos es mayor que cualquier contingencia. Nuestros jóvenes necesitan incorporar en sus costumbres y hábitos, la cultura de la estrategia y la prospectiva. Es decir, en primer lugar comenzar por definir, por establecer el objetivo, el futuro que debemos construir y luego en segundo lugar diseñar el camino y los pasos para alcanzarlo. En caso contrario. ¿Tiene sentido seguir algún camino si no se sabe a dónde ir? , ¿Tiene sentido qué enseñar en la universidad y cómo hacerlo si no sabemos cuál es su papel en el Perú?, ¿Tiene sentido hablar del papel de la universidad si no sabemos cuál es el objetivo del Perú? Evidentemente no tiene sentido, como no lo tiene, si pretendemos salir de nuestro hogar y tomar alguna movilidad sin antes definir a donde queremos ir. Porque si no supiéramos a donde ir, con anticipación, sería indiferente tomar la línea 17 o la línea 70. No importaría tomar el que se va al norte, al centro o al sur. Eso mismo sucede con el joven universitario, con la universidad y con el país. Si no sabemos qué Perú deseamos construir en un determinado tiempo en el futuro, no podemos exigirle a la universidad qué ejerza algún papel. Y como consecuencia, los jóvenes que se forman en ella, no se están formando para un determinado fin, u objetivo o visión de país. Simplemente seguimos el fluir del tiempo y continúan las mismas carreras de hace 50 o 100 años, con contenidos, metodologías y herramientas obsoletas, distantes, inconexos con las demandas de los tiempos que se avecinan. Los resultados hablan por si mismos. Por ejemplo, ¿cuántos abogados necesita la provincia de Bolognesi o cuántos ingenieros metalurgistas, o médicos o biólogos o físicos o docentes o sociólogos o literatos?, ¿Cuántas aulas de los colegios de secundaria o primaria disponen de acceso a internet permanentemente?, ¿Cuántos Taller de Nociones de Liderazgo | Lima, Julio de 2010 disponen de pizarras inteligentes?, ¿Cuántos docentes de primaria, secundaria o universidad tienen dominio del inglés?, ¿A qué revistas están suscritas los colegios?, ¿Cuántos colegios disponen de buenos laboratorios para hacer prácticas y no aceptar las enseñanzas eminentemente teóricas? Ciertamente no tenemos respuestas precisas, y si las tuviéramos ellas nos darían un diagnóstico deprimente. La gran mayoría del país camina a ciegas, nos hemos acostumbrado a seguir la corriente, a vivir del presente, nuestras cifras e indicadores se basan estrictamente en el pasado. No nos acostumbramos a mirar el futuro, a reconocer señales, indicios, tendencias o escenarios, a pesar que la realidad nos dice que lo único que puede ser presente es el futuro, pues el presente en el instante que lo notamos ya es pasado. Es por ello, incorporemos a nuestra vida diaria la cultura del pensamiento estratégico y prospectivo. Acostumbrémonos a conversar, a dialogar sobre qué país, qué región, qué provincia, qué ciudad, qué universidad queremos construir. Promovamos espacios, para compartir ideas, construir acuerdos y consensos, solo así encontraremos la visión de un país compartido, en base al cual, se encuentre sentido y orientación a la universidad sino también a las diversas instituciones y fundamentalmente al habitante peruano que ejercería mejor su ciudadanía. Agustín Zúñiga Gamarra 6

×