LA BIBLIA, PALABRA DE DIOS1. Maneras erróneas de aproximarse a la BibliaLa Escritura es revelación de la Palabra de Dios y...
Reduccionismo Una consecuencia del desconocimiento de la Biblia es la de limitarse a un reducido númerode textos conocidos...
La vida, con su carga de felicidad y de sinsentido a un tiempo, pone en cuestión nuestrasseguridades humanas y nos encara ...
consultar a menudo. También hay diccionarios y vocabularios bíblicos de bolsillo quepodemos conseguir.Contexto literario P...
Transformaciones Entre la situación inicial y la situación final suele haber ciertas diferencias provocadas porla acción d...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

INTRODUCCIÓN A LA BIBLIA. LA BIBLIA PALABRA DE DIOS

1.425 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.425
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
388
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

INTRODUCCIÓN A LA BIBLIA. LA BIBLIA PALABRA DE DIOS

  1. 1. LA BIBLIA, PALABRA DE DIOS1. Maneras erróneas de aproximarse a la BibliaLa Escritura es revelación de la Palabra de Dios y norma de nuestra fe cristiana; por ello, supapel en la tarea evangelizadora de la Iglesia es nuclear y, en concreto, su posición en laactividad catequética de cualquier grupo o comunidad es central. Pero no cualquier modo deusar la Escritura es correcto. Hay modos que por síu mismos desvirtúan el papel de Palabra deDios de la Biblia y, por ello, hay que evitarlos en nuestra actividad evangelizadora.FundamentalismoEl uso fundamentalista de la Biblia es aquel que rechaza todo acercamiento critico a laEscritura. Presupone que la Biblia es Palabra de Dios dirigida a todos, y, si Dios ha queridohablarnos, ya lo ha hecho de la manera más conveniente. Por lo tanto, lo que nosotrosdebemos hacer es simplemente leer la Biblia, tal cual, sin explicaciones ni comentariosactualizadores. La fe va más allá de la razón y por eso, es inútil querer comprender todo lo quela Biblia nos dice, hay que aceptarlo sin más, sin discusiones.Una tal lectura de la Escritura es errónea porque olvida que la Escritura es también palabra delos hombres, que se expresaron según los moldes culturales y literarios de su ,poca, tal comodice el Concilio Vaticano 11: “En la redacción de los libros sagrados, Dios eligió a hombres,que utilizó usando se sus propias facultades y medios, de forma que, obrando él en ellos y porellos, escribieron, como verdaderos autores, todo y sólo lo que él quería" (Dei Verbum 11).Los parámetros culturales y literarios del texto bíblico son distintos de los nuestros. Por ello,debemos hacer el esfuerzo de conocerlos, comprenderlos y, desde ellos, entender lo que laEscritura quiere comunicarnos. Hace falta, por tanto, un acercamiento crítico y actualizadordel mensaje bíblico.SolucionismoLlamamos solucionismo a aquel intento de encontrar en la Biblia solución directa a losproblemas que más nos preocupan como personas, como grupo o como sociedad. El aborto,las relaciones prematrimoniales, la eutanasia, la drogadicción, el ecologismo, el pacifismo, laobjeción de conciencia..., son temas candentes en nuestros grupos. El solucionismo busca deuna manera fácil e inmediata respuestas convincentes y, al no encontrarlas, se cae en el rpidodesinter,s por el mensaje bíblico.Porque la Biblia es un texto, fruto de la fe, de personas de otra ,poca y de otra cultura, nopodemos pretender que nuestras inquietudes aparezcan manifiestamente en ella. Pero la Bibliatiene una palabra que decirnos en nuestra situación y a nuestros problemas en cuanto que nostransmite el esfuerzo auténtico de unos creyentes del pasado por dar respuesta desde la fe a losproblemas candentes de su época. Los criterios de fondo que movieron su respuesta creyentesiguen siendo actuales e interpelantes. inquietudes.
  2. 2. Reduccionismo Una consecuencia del desconocimiento de la Biblia es la de limitarse a un reducido númerode textos conocidos y usados en la catequesis o en nuestras celebraciones juveniles. Lavocación de Abrahán, el paso del Mar Rojo, un par de Salmos, algún texto de denunciasocial o religiosa de los profetas, la anunciación a María, la curación de algún paralitico, unpar o tres de parábolas -el sembrador, el buen samaritano, la sal y la luz del mundo-, el relatode Zaqueo, la expulsión de los mercaderes del Templo, la Eucaristía... y unos pocos másconstituyen nuestro repertorio bíblico usual. ¡Unas pocas páginas de las miles que contiene laEscritura!“Ejemplitos” Va ligado a lo anterior. Porque conocemos poco la Biblia y no sabemos descubrir en ella laprofunda experiencia de fe que nos transmite, la usamos como "apoyo" a nuestras catequesis.Las reuniones de nuestro Grupo de Fe las centramos en temas de mayor o menor actualidad, oen temas catequéticos: la relación de parejas, las drogas, el perdón, Dios Padre, el adviento,etc.Planteamos el tema, lo hablamos y reflexionamos y, como base a lo que queremos transmitir,aportamos citas bíblicas.Si la Biblia nos transmite el acontecimiento central de nuestra fe: la persona y la obra salvíficade Jesucristo, su contenido y su uso no pueden ser marginales. No se trata de sacar de la Bibliaargumentos y ejemplitos para nuestras catequesis, sino de leer con espíritu de fe y dereverencia la Escritura, para que su luz ilumine nuestra vida y las situaciones en las que nosencontramos.Superar este acercamiento erróneo a la Palabra de Dios, que se nos revela en la Escritura,exige de nosotros un cambio de mentalidad.2. Aproximación correcta a la Biblia La Escritura es reveladora de la Palabra de Dios en cuanto tiene una función intermediaria:sirve de canal de comunicación entre Dios y el hombre. Me ayuda a descubrir a Dios presenteen la vida de la Iglesia y de los hombres, en mi propia vida. La Escritura es Palabra porque esinstrumento de comunicación, de diálogo. Todo diálogo tiene, al menos, dos interlocutoresque se expresan y se escuchan mutuamente. La comunicación auténtica se realiza a dosbandas: de uno a otro interlocutor. La comunicación a una sola banda deja de ser diálogo y setransforma en puro monólogo. El monólogo anula a uno de los interlocutores. En el caso de laBiblia, se anula a Dios o se anula al hombre.Para que la Biblia nos diga algo debemos hacerla entrar en un proceso dialógico entre sumensaje y el nuestro. Hay un doble movimiento complementario de expresión y escucha entrenosotros y la Escritura:
  3. 3. La vida, con su carga de felicidad y de sinsentido a un tiempo, pone en cuestión nuestrasseguridades humanas y nos encara con el rostro trascendente de Dios. Los profetas, los sabiosde lsrael, el autor del libro de Job, por ejemplo, se enfrentaron con la terrible realidad de lainjusticia, del sufrimiento de los inocentes, con el sentido del trabajo, de la alegría, del pasodel tiempo, de la muerte; y para ellos constituyeron auténticas experiencias de Dios. Tambiénhoy en día, los problemas de siempre y los nuevos que constantemente surgen en nuestrodevenir humano pueden convertirse en experiencia de Dios, si son reflexionados y vividosdesde la fe, a la luz de la de los grandes creyentes que nos han antecedido en esta empresa. Lavida actual interroga así a la Palabra de Dios de siempre.Este diálogo entre Palabra y Vida requiere unas condiciones. Necesito, en primer lugar, saberqué me dice en realidad el texto bíblico, necesito penetrar en su significado auténtico. Ello nose hace si no es a través del estudio y del conocimiento de la cultura bíblica, de los génerosliterarios, de la historia de la interpretación de un determinado texto a lo largo de la historia dela vida de la Iglesia. Es la escucha crítica y eclesial de la Biblia. Necesito también saberconfrontar y actualizar el mensaje bíblico con la vida actual. Saber discernir los puntos decontacto y de diferencia entre el mundo bíblico y el mundo de hoy.Tener en mano la Biblia y el periódico, afirmaba el gran biblista suizo Karl Barth: he aquí laclave para una aproximación correcta de la Biblia en nuestro Grupo de Fe.3. Analizando Mn texto bíblico¿Cómo llegar a un conocimiento más profundo para poder luego aplicarlo a nuestra vida?Intentaremos presentar ahora un método sencillo pero práctico, que nos permita profundizarcon provecho en una narración bíblica.Situación históricaEs el primer paso para comprender cualquier texto escrito, también para los textos bíblicos.¿Cuándo se escribió? ¿A qué acontecimiento hace referencia? Los textos bíblicos nacen de la reflexión que el pueblo, desde su fe, hace de los hechos que letoca vivir. Necesitamos saber a qué hecho hace referencia un determinado texto paracomprender la reflexión creyente que el pueblo hizo sobre él y que plasmó por escrito en eltexto que estamos leyendo. También es importante la geografía. ¿Dónde sucede? ¨En quéparte de Palestina se halla tal localidad? ¿Cómo es el terreno (montañas, ríos, valles)? ¿Qué secultiva allí? ¿Es un desierto o es tierra fértil? Para todo ello nos resulta de utilidad lasindicaciones de nuestras biblias a pie de página. A veces, los textos nos hablan de sacrificios, de profetas, de sabios, de reyes, de institucioneso costumbre de la ,poca. Las biblias suelen incluir un vocabulario en apéndice que se puede
  4. 4. consultar a menudo. También hay diccionarios y vocabularios bíblicos de bolsillo quepodemos conseguir.Contexto literario Por desgracia, estamos demasiado mal acostumbrados. Escuchamos en misa o en otrascelebraciones lecturas breves del Antiguo o del Nuevo Testamento, y, en la mayoría de loscasos, es el único acercamiento a la Escritura que tenemos. Con ello nos hacemos una ideafragmentaria del contenido de los distintos libros de la Escritura. No somos conscientes de unagran realidad:los libros de la Biblia se compusieron para ser leídos de forma seguida. Todos ellos tienen unmomento introductorio, en el que se nos presentan las situaciones y los personajes, tienen unatrama narrativa, con un dramatismo interno que conduce hacia un final más o menos esperado.Una lectura seguida y global es estrictamente necesaria para comprender el sentido del textoque estamos profundizando en su contexto. Para comprender bien un capítulo de una novela,debemos situarlo en el conjunto de la obra. Lo mismo con los textos bíblicos.¿Cuál es la estructura del libro al que pertenece nuestro fragmento? ¿Qué se narrainmediatamente antes? ¿Y después? Personajes Una vez determinados la situación histórica-cultural-geográfica de la que habla el texto, yvisto su contexto literario, pasamos a leer atentamente, palabra por palabra, nuestrofragmento. Para ello puede ayudarnos el usar lápices de colores para subrayar. No tengamosmiedo a estropear nuestra biblia personal subrayándola o anotando nuestras impresiones,nuestras dudas, nuestros comentarios al margen. Una biblia no trabajada por el lápiz es unabiblia no leída o, a lo sumo, leída muy rápidamente...; lo que no sirve para nada. Las bibliasno son para guardar, sino para estropear, ¡usándolas! Empecemos subrayando en colores distintos los personajes que van interviniendo. Hagamosa continuación una lista: ¿Qué personajes intervienen de manera directa o indirecta en laacción? ¿Quiénes permanecen en el trasfondo? ¿Qué hace cada uno de los personajes?Hagamos una lista completa y ordenada de acciones y actitudes de cada personaje. ¿Cómo serelacionan entre ellos? ¿Quién domina a quién? ¿Quién dirige la escena y la acción? Vayamossiempre anotando nuestra investigación.Trama narrativaBásicamente son tres las etapas narrativas de cualquier relato: 1) Situación inicial ypresentación de los personajes. 2) Surge un problema y se desencadena la acción que tenderá asolucionarlo. 3) Llega la solución al problema, es la situación final que puede ser semejante odiferente de la inicial; incluso puede dar pie a un nuevo problema, o solucionarlo sólo amedias, con lo que la situación final queda abierta a una nueva acción.Vale la pena detenerse a analizar: ¿En qué consiste el problema? ¿Qué soluciones se buscan?¿Qué elemento aporta la solución definitiva? ¿En qué momento de la narración se llega alclímax de expectación? ¿El final es abierto o cerrado? En caso de que sea abierto: ¿quéposibilidades de acción final podrían caber? ¿por cuáles optamos?
  5. 5. Transformaciones Entre la situación inicial y la situación final suele haber ciertas diferencias provocadas porla acción de los personajes. Hagamos una lista de las características de la situación inicial quehan ido cambiando a lo largo de la narración. ¿Han cambiado por dentro también lospersonajes? ¿Cómo? ¿Qué elementos han ido provocando las transformaciones?Las transformaciones pueden ser positivas o negativas. Personas que pasan de una situación depeligro a otra de salvación, o de una situación incrédula a otra creyente. Pero también que sevan encerrando en su egoísmo o que no aceptan la intervención de Dios en sus vidas. Ver quétransformaciones positivas y negativas van apareciendo y qué las provoca.Síntesis Hemos visto los elementos externos -situación, contexto- e internos -personajes, trama,transformaciones- del texto. Si hemos ido subrayando y anotando nuestra biblia, si hemos idoanotando en un papel los resultados de nuestra investigación, seguramente nos daremos cuentade que hemos hecho un buen análisis del texto. ¡Fantástico!Sin embargo, no todo acaba aquí. El análisis nos sirve de trampolín para lo más importante:la síntesis. ¿Qué dice el texto? Es la pregunta fundamental. A partir de todos los datos quehemos anotado, intentemos dar respuesta. Esta debe recoger los principales elementos que hanido apareciendo; con todo debe ser breve y, por supuesto, sintética.Actualización Hemos incluido ya la primera etapa de nuestra reflexión. Hemos analizado el texto y hemosencontrado su mensaje, su contenido. Pero no podemos detenernos aquí. Siendo la Biblia untexto vivo que interpela nuestra vida, esta primera etapa debe ir acompañada de una segunda,como una moneda contiene dos caras inseparables. La segunda etapa es la actualización deltexto.¿Qué nos dice el texto? ¿Cómo interpela mi vida, nuestras vidas, la de nuestro Grupo de Fe,la de nuestra Iglesia? ¿Qué actitudes nos obliga a revisar y a cambiar? ¿Cómo se refleja misituación personal en el texto? ¿Con qué personaje nos identificamos más? ¿Cuáles sonnuestras transformaciones personales?Este es el momento privilegiado en el que la Palabra entra en diálogo comunicativo connuestra Vida. La Palabra interpela nuestra situación y ésta interroga a la Palabra que acabamosde escuchar.Oración La lectura de la Escritura en un clima de diálogo con Dios que comunica su Palabra y quequiere escuchar nuestra vida, exige que haya auténtico y explícito diálogo hombre-Dios: exigeoración. La oración inicial, antes de disponernos a leer el texto, nos abre a la actitud deescucha, nos predispone a acoger con fe la Palabra de Dios. Después de la lectura atenta deltexto y de la reflexión actualizadora del mismo, surge espontánea la oración en la que damosgracias a Dios por el don de su Palabra y le pedimos que nos ayude a superar con fe yconstancia la distancia que descubrimos entre su mensaje interpelador y nuestra situaciónexistencial. El clima de oración envuelve, acompaña y prolonga la lectura personal y grupal dela Escritura en el seno de la Iglesia.

×