SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 6
Descargar para leer sin conexión
LA CAPERUCITA ROJA POLÍTICAMENTE CORRECTA
- JAMES FINN GARNER-
• Erase una vez una persona de corta edad llamada Caperucita Roja que vivía con
su madre en la linde de un bosque. Un día, su madre le pidió que llevase una
cesta con fruta fresca y agua mineral a casa de su abuela, pero no porque lo
considerara una labor propia de mujeres, atención, sino porque ello representa
un acto generoso que contribuía a afianzar la sensación de comunidad.
Además, su abuela no estaba enferma; antes bien, gozaba de completa salud
física y mental y era perfectamente capaz de cuidar de sí misma como persona
adulta y madura que era.
• Así, Caperucita Roja cogió su cesta y emprendió el camino a través del bosque.
Muchas personas creían que el bosque era un lugar siniestro y peligroso, por lo
que jamás se aventuraban en él. Caperucita Roja, por el contrario, poseía la
suficiente confianza en su incipiente sexualidad como para evitar verse
intimidada por una imaginería tan obviamente freudiana. De camino a casa de
su abuela, Caperucita Roja se vio abordada por un lobo que le preguntó qué
llevaba en la cesta.
• —Un saludable tentempié para mi abuela quien, sin duda alguna, es
perfectamente capaz de cuidar de sí misma como persona adulta y madura que
es -respondió.
• —No sé si sabes, querida —dijo el lobo—, que es peligroso para una niña
pequeña recorrer sola estos bosques. Respondió Caperucita:
• —Encuentro esa observación sexista y en extremo insultante, pero haré caso
omiso de ella debido a tu tradicional condición de proscrito social y a la
perspectiva existencial (en tu caso propia y globalmente válida) que la angustia
que tal condición te produce te ha llevado a desarrollar. Y ahora, si me
perdonas, debo continuar mi camino.
• Caperucita Roja enfiló nuevamente el sendero. Pero el lobo, liberado
por su condición de segregado social de esa esclava dependencia del
pensamiento lineal tan propia de Occidente, conocía una ruta más
rápida para llegar a casa de la abuela. Tras irrumpir bruscamente en ella,
devoró a la anciana, adoptando con ello una línea de conducta
completamente válida para cualquier carnívoro. A continuación, inmune
a las rígidas nociones tradicionales de lo masculino y lo femenino, se
puso el camisón de la abuela y se acurrucó en el lecho. Caperucita Roja
entró en la cabaña y dijo
• —Abuela, te he traído algunas chucherías bajas en calorías y en sodio
en reconocimiento a tu papel de sabia y generosa matriarca.
• —Acércate más, criatura, para que pueda verte -dijo suavemente el
lobo desde el lecho.
• —¡Oh! -repuso Caperucita. Había olvidado que visualmente eres tan
limitada como un topo.
• —Pero, abuela, ¡qué ojos tan grandes tienes!
• —Han visto mucho y han perdonado mucho, querida.
• —Y, abuela, ¡qué nariz tan grande tienes! (relativamente hablando, claro
está, y, a su modo, indudablemente atractiva).
• —Y… ¡abuela, qué dientes tan grandes tienes!
• Respondió el lobo:
• —Soy feliz de ser quien soy y lo que soy…Y, saltando de la cama, aferró a
Caperucita Roja con sus garras, dispuesto a devorarla. Caperucita gritó; no como
resultado de la aparente tendencia del lobo hacia el travestismo, sino por la
deliberada invasión que había realizado de su espacio personal. Sus gritos
llegaron a oídos de un operario de la industria maderera (o técnicos en
combustibles vegetales, como él mismo prefería considerarse) que pasaba por
allí. Al entrar en la cabaña, advirtió el revuelo y trató de intervenir. Pero apenas
había alzado su hacha cuando tanto el lobo como Caperucita Roja se detuvieron
simultáneamente…
• —¿Puede saberse con exactitud qué cree usted que está haciendo? -inquirió
Caperucita. El operario maderero parpadeó e intentó responder, pero las palabras
no acudían a sus labios.
• —¡Se cree acaso que puede irrumpir aquí como un Neandertalense cualquiera y
delegar su capacidad de reflexión en el arma que lleva consigo! -prosiguió
Caperucita. ¡Sexista! ¡Racista! ¿Cómo se atreve a dar por hecho que las mujeres y
los lobos no son capaces de resolver sus propias diferencias sin la ayuda de un
hombre.Al oír el apasionado discurso de Caperucita, la abuela saltó de la panza
del lobo, arrebató el hacha al operario maderero y le cortó la cabeza. Concluida la
odisea, Caperucita, la abuela y el lobo creyeron experimentar cierta afinidad en
sus objetivos, decidieron instaurar una forma alternativa de comunidad basada en
la cooperación y el respeto mutuos y, juntos, vivieron felices en los bosques para
siempre.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Fábula la liebre y la tortuga
Fábula la liebre y la tortugaFábula la liebre y la tortuga
Fábula la liebre y la tortugacomechingones435
 
La isla del tesoro
La isla del tesoroLa isla del tesoro
La isla del tesoromaycharlie
 
Tipos de narradores
Tipos de narradoresTipos de narradores
Tipos de narradoresPaola-14
 
Partes del cuento
Partes del cuentoPartes del cuento
Partes del cuentoPepe
 
Cuento la cigarra y la hormiga
Cuento la cigarra y la hormigaCuento la cigarra y la hormiga
Cuento la cigarra y la hormigaGraciela Alderete
 
Cuento infantil la gallina y sus pollitos
Cuento infantil la gallina y sus pollitosCuento infantil la gallina y sus pollitos
Cuento infantil la gallina y sus pollitosMAIKELINYP
 
Técnicas narrativas
Técnicas narrativasTécnicas narrativas
Técnicas narrativastarabuco
 
Cuento completo el fantasma de canterville
Cuento completo el fantasma de cantervilleCuento completo el fantasma de canterville
Cuento completo el fantasma de cantervilleyepa0501
 
La leyenda del sapo kuartam
La leyenda del sapo kuartamLa leyenda del sapo kuartam
La leyenda del sapo kuartambrendariveraluna
 
Los perros hambrientos
Los perros hambrientosLos perros hambrientos
Los perros hambrientosJoshe Shisho
 
El viejo y el mar
El viejo y el marEl viejo y el mar
El viejo y el marferinnej
 

La actualidad más candente (20)

Fábula la liebre y la tortuga
Fábula la liebre y la tortugaFábula la liebre y la tortuga
Fábula la liebre y la tortuga
 
La isla del tesoro
La isla del tesoroLa isla del tesoro
La isla del tesoro
 
El fantasma de Canterville
El fantasma de CantervilleEl fantasma de Canterville
El fantasma de Canterville
 
Tipos de narradores
Tipos de narradoresTipos de narradores
Tipos de narradores
 
Partes del cuento
Partes del cuentoPartes del cuento
Partes del cuento
 
Cuento la cigarra y la hormiga
Cuento la cigarra y la hormigaCuento la cigarra y la hormiga
Cuento la cigarra y la hormiga
 
Bambi
Bambi Bambi
Bambi
 
Cuento infantil la gallina y sus pollitos
Cuento infantil la gallina y sus pollitosCuento infantil la gallina y sus pollitos
Cuento infantil la gallina y sus pollitos
 
Técnicas narrativas
Técnicas narrativasTécnicas narrativas
Técnicas narrativas
 
Presentacion fabula
Presentacion fabulaPresentacion fabula
Presentacion fabula
 
Agatha christie diez negritos
Agatha christie   diez negritosAgatha christie   diez negritos
Agatha christie diez negritos
 
Cuento completo el fantasma de canterville
Cuento completo el fantasma de cantervilleCuento completo el fantasma de canterville
Cuento completo el fantasma de canterville
 
Cuento colombiano
Cuento colombianoCuento colombiano
Cuento colombiano
 
La leyenda del sapo kuartam
La leyenda del sapo kuartamLa leyenda del sapo kuartam
La leyenda del sapo kuartam
 
El socio
El socioEl socio
El socio
 
Reseña literaria
Reseña literariaReseña literaria
Reseña literaria
 
La liebre y la tortuga
La liebre y la tortugaLa liebre y la tortuga
La liebre y la tortuga
 
Fábula el engaño del zorro
Fábula  el engaño del zorroFábula  el engaño del zorro
Fábula el engaño del zorro
 
Los perros hambrientos
Los perros hambrientosLos perros hambrientos
Los perros hambrientos
 
El viejo y el mar
El viejo y el marEl viejo y el mar
El viejo y el mar
 

Destacado (13)

Caperucita contada por primerito power
Caperucita contada por primerito powerCaperucita contada por primerito power
Caperucita contada por primerito power
 
Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Caperucita roja
 
Cuento caperucita roja
Cuento caperucita rojaCuento caperucita roja
Cuento caperucita roja
 
Cuento caperucita roja
Cuento caperucita rojaCuento caperucita roja
Cuento caperucita roja
 
Ricitos de oro
Ricitos de oroRicitos de oro
Ricitos de oro
 
CUENTO PINOCHO
CUENTO PINOCHOCUENTO PINOCHO
CUENTO PINOCHO
 
Cuento pinocho adaptado
Cuento pinocho adaptadoCuento pinocho adaptado
Cuento pinocho adaptado
 
Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Caperucita roja
 
Caperucita roja diapositivas
Caperucita roja diapositivasCaperucita roja diapositivas
Caperucita roja diapositivas
 
Cuento Pinocho
Cuento PinochoCuento Pinocho
Cuento Pinocho
 
Los cuentos.presentación.
Los cuentos.presentación.Los cuentos.presentación.
Los cuentos.presentación.
 
Cuento Ricitos De Oro
Cuento Ricitos De OroCuento Ricitos De Oro
Cuento Ricitos De Oro
 
Patito feo
Patito feoPatito feo
Patito feo
 

Similar a Caperucita roja

Mt r cuentos políticamente correctos 2º b 2008
Mt r cuentos políticamente correctos 2º b 2008Mt r cuentos políticamente correctos 2º b 2008
Mt r cuentos políticamente correctos 2º b 2008sergio romero
 
Versiones de caperucita roja
Versiones de caperucita rojaVersiones de caperucita roja
Versiones de caperucita rojaanalasllamas
 
La caperucita
La caperucita La caperucita
La caperucita HIKOO
 
Movimeinto y cuerpo
Movimeinto y cuerpoMovimeinto y cuerpo
Movimeinto y cuerpoNormal 3
 
Caperucita roja en helicóptero
Caperucita roja en helicópteroCaperucita roja en helicóptero
Caperucita roja en helicópteroproduccionesmcs
 
Módulo 2.0 De especializacion de tecnologia
Módulo 2.0 De especializacion de tecnologiaMódulo 2.0 De especializacion de tecnologia
Módulo 2.0 De especializacion de tecnologiaBalmoreEscobar
 
La bella durmiente (preguntas)
La bella durmiente (preguntas)La bella durmiente (preguntas)
La bella durmiente (preguntas)lauramartin286
 
libro_caperucita.pdf
libro_caperucita.pdflibro_caperucita.pdf
libro_caperucita.pdfLaanCano
 
Cuentos, fabulas e historias paloma soto
Cuentos, fabulas e historias paloma sotoCuentos, fabulas e historias paloma soto
Cuentos, fabulas e historias paloma sotopichonbubulubueno123
 
Cuentacuentos de Caperucita Roja
Cuentacuentos de Caperucita RojaCuentacuentos de Caperucita Roja
Cuentacuentos de Caperucita Rojapatry00
 
Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Caperucita rojachocho1933
 

Similar a Caperucita roja (20)

Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Caperucita roja
 
Mt r cuentos políticamente correctos 2º b 2008
Mt r cuentos políticamente correctos 2º b 2008Mt r cuentos políticamente correctos 2º b 2008
Mt r cuentos políticamente correctos 2º b 2008
 
Cuentos
CuentosCuentos
Cuentos
 
Versiones de caperucita roja
Versiones de caperucita rojaVersiones de caperucita roja
Versiones de caperucita roja
 
Caperucitaroja
CaperucitarojaCaperucitaroja
Caperucitaroja
 
La caperucita
La caperucita La caperucita
La caperucita
 
Caperucitaroja
CaperucitarojaCaperucitaroja
Caperucitaroja
 
Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Caperucita roja
 
Movimeinto y cuerpo
Movimeinto y cuerpoMovimeinto y cuerpo
Movimeinto y cuerpo
 
Caperucita roja en helicóptero
Caperucita roja en helicópteroCaperucita roja en helicóptero
Caperucita roja en helicóptero
 
Diagnostico
DiagnosticoDiagnostico
Diagnostico
 
Módulo 2.0 De especializacion de tecnologia
Módulo 2.0 De especializacion de tecnologiaMódulo 2.0 De especializacion de tecnologia
Módulo 2.0 De especializacion de tecnologia
 
Taller 3: Lectura Caperucitas
Taller 3: Lectura Caperucitas Taller 3: Lectura Caperucitas
Taller 3: Lectura Caperucitas
 
La bella durmiente (preguntas)
La bella durmiente (preguntas)La bella durmiente (preguntas)
La bella durmiente (preguntas)
 
Leer, una gran diversion
Leer, una gran diversionLeer, una gran diversion
Leer, una gran diversion
 
libro_caperucita.pdf
libro_caperucita.pdflibro_caperucita.pdf
libro_caperucita.pdf
 
Cuentos, fabulas e historias paloma soto
Cuentos, fabulas e historias paloma sotoCuentos, fabulas e historias paloma soto
Cuentos, fabulas e historias paloma soto
 
Ova blanca jérez
Ova blanca jérezOva blanca jérez
Ova blanca jérez
 
Cuentacuentos de Caperucita Roja
Cuentacuentos de Caperucita RojaCuentacuentos de Caperucita Roja
Cuentacuentos de Caperucita Roja
 
Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Caperucita roja
 

Más de Felipe Caamaño Rojas (19)

Textos no literarios
Textos no literariosTextos no literarios
Textos no literarios
 
Análisis lírico
Análisis líricoAnálisis lírico
Análisis lírico
 
Contexto de Recepción
Contexto de RecepciónContexto de Recepción
Contexto de Recepción
 
El limerick
El limerickEl limerick
El limerick
 
El ensayo
El ensayoEl ensayo
El ensayo
 
Toma de notas
Toma de notasToma de notas
Toma de notas
 
Género dramático
Género dramáticoGénero dramático
Género dramático
 
Introducción al género lírico
Introducción al género líricoIntroducción al género lírico
Introducción al género lírico
 
Textos no literarios
Textos no literariosTextos no literarios
Textos no literarios
 
El otro yo, Mario Benedetti
El otro yo, Mario BenedettiEl otro yo, Mario Benedetti
El otro yo, Mario Benedetti
 
Hecho y opinión
Hecho y opiniónHecho y opinión
Hecho y opinión
 
Género narrativo
Género narrativoGénero narrativo
Género narrativo
 
Trabajo de comparación de expresión artística
Trabajo de comparación de expresión artísticaTrabajo de comparación de expresión artística
Trabajo de comparación de expresión artística
 
Comprension lectora 8
Comprension lectora 8Comprension lectora 8
Comprension lectora 8
 
Comprension lectora 7
Comprension lectora 7Comprension lectora 7
Comprension lectora 7
 
Comprension lectora 1 medio
Comprension lectora 1 medioComprension lectora 1 medio
Comprension lectora 1 medio
 
Comentario deer and rabbit
Comentario deer and rabbitComentario deer and rabbit
Comentario deer and rabbit
 
Lucero
Lucero Lucero
Lucero
 
¿Cómo escribir textos expositivos?
¿Cómo escribir textos expositivos?¿Cómo escribir textos expositivos?
¿Cómo escribir textos expositivos?
 

Último

4 ÑOS EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 1 (1).docx
4 ÑOS EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 1 (1).docx4 ÑOS EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 1 (1).docx
4 ÑOS EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 1 (1).docxElicendaEspinozaFlor
 
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...Carol Andrea Eraso Guerrero
 
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...JAVIER SOLIS NOYOLA
 
Filosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroFilosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroJosé Luis Palma
 
Programa sintetico fase 2 - Preescolar.pdf
Programa sintetico fase 2 - Preescolar.pdfPrograma sintetico fase 2 - Preescolar.pdf
Programa sintetico fase 2 - Preescolar.pdfHannyDenissePinedaOr
 
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADOCUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADOEveliaHernandez8
 
4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...
4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...
4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...MagalyDacostaPea
 
Salvando mi mundo , mi comunidad , y mi entorno
Salvando mi mundo , mi comunidad  , y mi entornoSalvando mi mundo , mi comunidad  , y mi entorno
Salvando mi mundo , mi comunidad , y mi entornoday561sol
 
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XV
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XVtema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XV
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XVChema R.
 
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptx
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptxLa-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptx
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptxMAURICIO329243
 
historieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías productohistorieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías productommartinezmarquez30
 
HISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICA
HISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICAHISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICA
HISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICAJesus Gonzalez Losada
 
Descripción del Proceso de corte y soldadura
Descripción del Proceso de corte y soldaduraDescripción del Proceso de corte y soldadura
Descripción del Proceso de corte y soldaduraJose Sanchez
 
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxTALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxMartaChaparro1
 
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptxfotofamilia008
 
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...Martin M Flynn
 
Biografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro DelgadoBiografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro DelgadoJosé Luis Palma
 

Último (20)

4 ÑOS EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 1 (1).docx
4 ÑOS EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 1 (1).docx4 ÑOS EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 1 (1).docx
4 ÑOS EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 1 (1).docx
 
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...
 
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...
 
Filosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroFilosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general Alfaro
 
Programa sintetico fase 2 - Preescolar.pdf
Programa sintetico fase 2 - Preescolar.pdfPrograma sintetico fase 2 - Preescolar.pdf
Programa sintetico fase 2 - Preescolar.pdf
 
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADOCUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
 
4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...
4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...
4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...
 
Salvando mi mundo , mi comunidad , y mi entorno
Salvando mi mundo , mi comunidad  , y mi entornoSalvando mi mundo , mi comunidad  , y mi entorno
Salvando mi mundo , mi comunidad , y mi entorno
 
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XV
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XVtema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XV
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XV
 
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptx
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptxLa-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptx
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptx
 
historieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías productohistorieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías producto
 
HISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICA
HISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICAHISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICA
HISPANIDAD - La cultura común de la HISPANOAMERICA
 
Sesión ¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión
Sesión  ¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestiónSesión  ¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión
Sesión ¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión
 
Descripción del Proceso de corte y soldadura
Descripción del Proceso de corte y soldaduraDescripción del Proceso de corte y soldadura
Descripción del Proceso de corte y soldadura
 
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxTALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
 
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
 
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
 
Biografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro DelgadoBiografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro Delgado
 
Mimos _
Mimos                                       _Mimos                                       _
Mimos _
 
Unidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIU
Unidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIUUnidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIU
Unidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIU
 

Caperucita roja

  • 1. LA CAPERUCITA ROJA POLÍTICAMENTE CORRECTA - JAMES FINN GARNER-
  • 2. • Erase una vez una persona de corta edad llamada Caperucita Roja que vivía con su madre en la linde de un bosque. Un día, su madre le pidió que llevase una cesta con fruta fresca y agua mineral a casa de su abuela, pero no porque lo considerara una labor propia de mujeres, atención, sino porque ello representa un acto generoso que contribuía a afianzar la sensación de comunidad. Además, su abuela no estaba enferma; antes bien, gozaba de completa salud física y mental y era perfectamente capaz de cuidar de sí misma como persona adulta y madura que era. • Así, Caperucita Roja cogió su cesta y emprendió el camino a través del bosque. Muchas personas creían que el bosque era un lugar siniestro y peligroso, por lo que jamás se aventuraban en él. Caperucita Roja, por el contrario, poseía la suficiente confianza en su incipiente sexualidad como para evitar verse intimidada por una imaginería tan obviamente freudiana. De camino a casa de su abuela, Caperucita Roja se vio abordada por un lobo que le preguntó qué llevaba en la cesta. • —Un saludable tentempié para mi abuela quien, sin duda alguna, es perfectamente capaz de cuidar de sí misma como persona adulta y madura que es -respondió. • —No sé si sabes, querida —dijo el lobo—, que es peligroso para una niña pequeña recorrer sola estos bosques. Respondió Caperucita: • —Encuentro esa observación sexista y en extremo insultante, pero haré caso omiso de ella debido a tu tradicional condición de proscrito social y a la perspectiva existencial (en tu caso propia y globalmente válida) que la angustia que tal condición te produce te ha llevado a desarrollar. Y ahora, si me perdonas, debo continuar mi camino.
  • 3.
  • 4. • Caperucita Roja enfiló nuevamente el sendero. Pero el lobo, liberado por su condición de segregado social de esa esclava dependencia del pensamiento lineal tan propia de Occidente, conocía una ruta más rápida para llegar a casa de la abuela. Tras irrumpir bruscamente en ella, devoró a la anciana, adoptando con ello una línea de conducta completamente válida para cualquier carnívoro. A continuación, inmune a las rígidas nociones tradicionales de lo masculino y lo femenino, se puso el camisón de la abuela y se acurrucó en el lecho. Caperucita Roja entró en la cabaña y dijo • —Abuela, te he traído algunas chucherías bajas en calorías y en sodio en reconocimiento a tu papel de sabia y generosa matriarca. • —Acércate más, criatura, para que pueda verte -dijo suavemente el lobo desde el lecho. • —¡Oh! -repuso Caperucita. Había olvidado que visualmente eres tan limitada como un topo. • —Pero, abuela, ¡qué ojos tan grandes tienes! • —Han visto mucho y han perdonado mucho, querida. • —Y, abuela, ¡qué nariz tan grande tienes! (relativamente hablando, claro está, y, a su modo, indudablemente atractiva). • —Y… ¡abuela, qué dientes tan grandes tienes! • Respondió el lobo:
  • 5.
  • 6. • —Soy feliz de ser quien soy y lo que soy…Y, saltando de la cama, aferró a Caperucita Roja con sus garras, dispuesto a devorarla. Caperucita gritó; no como resultado de la aparente tendencia del lobo hacia el travestismo, sino por la deliberada invasión que había realizado de su espacio personal. Sus gritos llegaron a oídos de un operario de la industria maderera (o técnicos en combustibles vegetales, como él mismo prefería considerarse) que pasaba por allí. Al entrar en la cabaña, advirtió el revuelo y trató de intervenir. Pero apenas había alzado su hacha cuando tanto el lobo como Caperucita Roja se detuvieron simultáneamente… • —¿Puede saberse con exactitud qué cree usted que está haciendo? -inquirió Caperucita. El operario maderero parpadeó e intentó responder, pero las palabras no acudían a sus labios. • —¡Se cree acaso que puede irrumpir aquí como un Neandertalense cualquiera y delegar su capacidad de reflexión en el arma que lleva consigo! -prosiguió Caperucita. ¡Sexista! ¡Racista! ¿Cómo se atreve a dar por hecho que las mujeres y los lobos no son capaces de resolver sus propias diferencias sin la ayuda de un hombre.Al oír el apasionado discurso de Caperucita, la abuela saltó de la panza del lobo, arrebató el hacha al operario maderero y le cortó la cabeza. Concluida la odisea, Caperucita, la abuela y el lobo creyeron experimentar cierta afinidad en sus objetivos, decidieron instaurar una forma alternativa de comunidad basada en la cooperación y el respeto mutuos y, juntos, vivieron felices en los bosques para siempre.