Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×

Mensaje Navidad 2013 Mons Carlos Garfias

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 8 Anuncio

Más Contenido Relacionado

Presentaciones para usted (20)

Similares a Mensaje Navidad 2013 Mons Carlos Garfias (20)

Anuncio

Más de Caritas Mexicana IAP (20)

Más reciente (20)

Anuncio

Mensaje Navidad 2013 Mons Carlos Garfias

  1. 1. Arquidiócesis de Acapulco Mensaje de Navidad «Al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que se hallaban bajo la ley, y para que recibiéramos la filiación adoptiva. La prueba de que son hijos es que Dios ha enviado a nuestros corazones el espíritu de su Hijo que clama: ¡Abbá, Padre! » (Gal 4, 4-6) ». Diciembre, 2013.
  2. 2. Mensaje de Navidad Diciembre 2013 «Al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que se hallaban bajo la ley, y para que recibiéramos la filiación adoptiva. La prueba de que son hijos es que Dios ha enviado a nuestros corazones el espíritu de su Hijo que clama: ¡Abbá, Padre! » (Gal 4, 4-6). A TODA LA COMUNIDAD DE LA ARQUIDIÓCESIS DE ACAPULCO Y A LOS HOMBRES Y MUJERES DE BUENA VOLUNTAD. Les saludo a todos con mucho cariño, deseando que la alegría y el amor de Dios reinen en sus corazones. Queridos hermanos y hermanas, este pasaje de San Pablo a los Gálatas 4,4-6, es un auténtico Mensaje de 2
  3. 3. Navidad. No se sitúa en el claroscuro de la noche navideña, sino que descubre, sobriamente el significado teológico pastoral de este acontecimiento. El texto nos dice que en la plenitud de los tiempos llego Jesús a nuestro mundo. La plenitud de los tiempos marca el punto final de la larga espera del Mesías y el inicio y la irrupción de la época de salvación establecida por Dios. Con el nacimiento de Jesús interviene Dios en el tiempo y en la historia convirtiendo lo que hasta entonces estaba marcado por el pecado, la opresión y el temor, la angustia y el temblor, en acontecimiento de salvación. Nacido de Mujer, es decir, nacido como ser humano, envuelto en pañales, reducido a la condición de un pequeñito, expuesto a todas las angustias y necesidades de la existencia humana, nacido para la plenitud humana. El envío del Hijo se ha convertido para nosotros en feliz y alegre experiencia de salvación. A través de Jesús, el Hijo de Dios, hemos llegado a ser hijos de Dios: “la prueba de que somos hijos es que Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama: “Abbá, Padre”. Para rescatar a los que se hallaban bajo la ley;se trata de liberar de todo poder, opresión y dominio de la violencia, del pecado y en definitiva, de la muerte, para que recibiéramos la filiación divina. Estar bajo la ley es como ser un esclavo, y un esclavo es aquel ser humano que no hace lo que quiere en libertad sino lo que le ordena su amo y le dice la ley, y sin embargo Jesús cumplió con la ley, no porque fuera esclavo, sino por amor a Dios y por amor a nosotros los hombres. Porque, amando a Dios y al prójimo se cumple con toda la ley y las enseñanzas de los profetas. 3
  4. 4. Entonces, ser hijo de Dios es ser libre, y ser libre significa, ser tú mismo, pensar y decidir en conciencia por sí mismo. En este año, hemos vivido momentos difíciles en la Provincia Eclesiástica de Acapulco a causa de los desastres naturalesque nos dejó la abundante lluvia en los meses pasados y hemos experimentado la tristeza y el dolor, pero también los gestos fraternos de solidaridad de muchas personas que han abierto su mano amiga para compartir lo que Dios les ha dado. El mensaje de Navidad de San Pablo viene a llenar nuestra vida de alegría y de esperanza para que no sucumbamos a la tristeza que las dificultades de la vida generan en nosotros, las carencias materiales y angustias diversas que nos inquietan. De frente a una sociedad que parece cada vez más violenta en todas sus expresiones a causa del crimen organizado, exhorto a todos los hombres y mujeres de buena voluntad de la Provincia Eclesiástica de Acapulco a poner todo el empeño en la construcción de la pazy a evitar cualquier acto de violencia y confrontación. Quiero invitar a todos a la sensatez, a la ponderación, a la resolución de los conflictos mediante la aplicación de la ley y con el valor de utilizar el diálogo y el entendimiento para resolver las diferencias, incluyendo el sentido común, la compasión y que en todo reine el amor. La Navidad, viene a recordarnos que la clave y el secreto para superar toda adversidad y contratiempo es el amor, mientras que la indiferencia ante las necesidades de los demás, 4
  5. 5. el desamor y el odio sólo pueden causan dificultades mayores, perpetuando el malestar social. Como Iglesia de Acapulco queremos seguir orientando nuestra acción pastoral a la construcción de la paz y a favor de la familia y de la vida. El nacimiento de Jesús en Belén nos trae el mensaje de paz que sólo podrá fructificar en nosotros sí sabemos recibirlo en nuestro interior y dar cabida en nuestra vida al prójimo que necesita de nosotros y llama con su sola presencia a la puerta de nuestro corazón. Jesús, el Hijo de Dios quiso nacer en el seno de una familia, revelando así tanto la naturaleza del amor humano, como el valor trascendente de la unión matrimonial entre un hombre y una mujer como fundamento de la familia y quiso tener ante la ley padre y madre, para que así se manifestara el plan de Dios sobre el género humano. La Iglesia quiere mostrar que el matrimonio, como comunidad de vida y amor verdadero entre un hombre y una mujer, es el origen de la familia y mira al bien de la sociedad, y como institución sagrada sigue siendo válida a pesar de todos los ataques que quieren acabar con esta Institución. Es la familia el lugar privilegiado donde se gesta la vida humana naciente y la dignidad de la procreación. Por esto como Iglesia Católica queremos exponer por todos los medios los criterios morales, el respeto, la defensa y la promoción de la dignidad de la persona humana, desde el momento de su concepción hasta su muerte natural, creada a imagen y semejanza de Dios, y que tiene un valor trascendente en sí misma. 5
  6. 6. Cada niño que nace viene a embellecer la tierra y es fruto de la unión amorosa de un hombre y una mujer que han formado una familia y es en el hogar donde se arrulla y se cuida al recién nacido. La familia como transmisora de la fe, es escuela de valores cristianos, es un medio de humanización, generadora de paz y donde aprendemos cuando somos chicos a decir, gracias y por favor; en ella aprendemos a persignarnos y a decir la oración al ángel de la guarda. En la familia formamos nuestro carácter y personalidad, aprendemos la dignidad del esfuerzo, la constancia, a luchar contra las adversidades, la fuerza de la voluntad, y a ser disciplinados. Es en la familia donde aprendemos a ser hombres y mujeres de fe en Dios y a confiar en las personas, y a tener esperanza en el futuro; es el lugar privilegiado donde aprendemos a perdonar y a pedir perdón, a sentir la comprensión y el apoyo en los momentos de necesidad. Aprendemos a diferenciar desde pequeñitos lo que está bien y lo que está mal, lo correcto y lo incorrecto. Aprendemos a decir la verdad, y a proceder con honestidad en la vida. Al reflexionar sobre el misterio de la Navidad, tengo muy presentes en mis pensamientos y oraciones a los que murieron y a las familias que han perdido su casa a causa de los desastres naturales por las abundantes lluvias.Quisiera llevar a todos un mensaje de paz, de solidaridad y de esperanza, de una forma particular para los que más sufren, los enfermos y los ancianitos, a cuantos se sienten solos, tristes o abandonados o están sin empleo para llevar lo necesario a sus hogares. 6
  7. 7. Que en esta Navidad experimenten la alegría de la cercanía de Dios que nos ama, nos perdona y nos salva. Deseando para todos las bendiciones del Niñito Dios, les abrazo con afecto y les deseo una ¡Feliz Navidad! EN CRISTO, NUESTRA PAZ. _____________________________ + CARLOS GARFIAS MERLOS ARZOBISPO DE ACAPULCO Dado en las oficinas del Arzobispado de Acapulco a los 12 días del mes de Diciembre del año 2012. Solemnidad de Ntra. Sra. de Guadalupe. 7
  8. 8. ¡Feliz Navidad y un año nuevo 2014, Lleno de bendiciones del Cielo! 8

×