SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 6
DE LA PREGUNTA POR EL HOMBRE EN EL
ANTIGUO Y EL NUEVO TESTAMENTO
Jhoani Rave Rivera
Lic. En Ciencias Religiosas
Universidad de San Buenaventura Cali.
Especialista en Educación y Sagrada Escritura
Fundación Universitaria Católica “Lumen Gentium”
DE LA PREGUNTA POR EL HOMBRE EN EL ANTIGUO Y EL NUEVO
TESTAMENTO
Sin lugar a dudas la pregunta por el hombre, es un interrogante que
acompaña la existencia humana desde los albores del pensamiento racional
como superación del pensamiento mítico. A lo largo de la historia son
muchas las corrientes filosóficas y religiosas que han elaborado una
reflexión para dar respuestas a las preguntas inevitables que el hombre se
hace sobre su ser, el sentido de su existencia y trascendencia a la que está
llamado a realizarse.
En este breve ensayo haremos un recorrido sobre la concepción bíblica del
hombre tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento y la influencia de
la filosofía griega en su concepción antropológica. La palabra griega que
traduce hombre es άνθρωπος1
(antropos) y significa básicamente el ser
humano, en cuanto ser viviente, criatura que posee vida, en hebreo la
palabra 2
(Adam) traduce Hombre, humanidad.
Aunque las dos raíces, tanto griega como hebrea, tienen en principio un
significado similar, sin embargo en su concepción antropológica presentan
divergencias como lo veremos a continuación. Para el pensamiento griego en
sus diversas corrientes3
, el hombre se presenta como un ser compuesto de
cuerpo y alma. Las concepciones pre platónicas como las de Homero, los
Órficos y Píndaro4
, se hace una valoración privilegiada del alma con respecto
al cuerpo. El cuerpo y el alma son dos realidades unidas exteriormente
solamente durante la existencia humana. Se hace énfasis en la significación
negativa de la condición corpórea con la ya conocida expresión, que Platón
posteriormente acuñará en su dialogo del Fedón, de que el cuerpo es una
1
HORTZ, Balz. SCHNEIDER, Gerhard. Diccionario Exegético del Nuevo Testamento. Ed. Sígueme, Salamanca 1996. Pág. 300
2
Lexicón Hebreo –Arameo – Español pág. 8. Documento en pdf. Se desconoce el autor.
3
FIORENZA, Francis P. y METZ, Johann B. El hombre como unidad de cuerpo y alma, en VON BALTHASAR, Urs y otros.
Mysterium Salutis II. Ed Cristiandad, Madrid 1977pag. 487
4
Ibid
“cárcel para el alma”5
. Platón sistematizará esta antropología dualista tomada
de la tradición del filósofo y matemático Pitágoras de Samos, que hunde sus
raíces en las doctrinas religiosas del orfismo, con la preexistencia, la caída y
la transmigración del alma.
Para el pensamiento platónico, el cuerpo es el causante del error y del mal.
En la postura frente al cuerpo, este no aparece como instrumento o como
vehículo del alma6
, sino como impedimento o como prisión del alma. No solo
es necesario liberarse de la cárcel de las pasiones, sino incluso del
conocimiento sensitivo, ya que ambos nos impiden llegar a la verdad
auténtica. Solo cuando la inteligencia se separe del cuerpo, podrá llegar a la
contemplación de la verdad. Por lo tanto no se niega la condición corpórea,
sino que esa condición es interpretada negativamente.7
Esta antropología dualista, ha tenido una profunda y gran influencia en la
historia del pensamiento cristiano8
. El cristianismo ha tenido que luchar por
siglos por sustraerse al influjo negativo de estas teorías antropológicas. Por
otra parte, este dualismo no es extraño a la infravaloración del cuerpo, al
carácter pecaminoso atribuido a la sexualidad y a la huida del mundo que
han caracterizado bastantes siglos de la historia occidental.
En la biblia, encontramos la contraparte a las antropologías dualistas. En ella
descubrimos una concepción antropológica que acentúa la unidad del
hombre. Las traducciones de la Biblia del griego, el hebreo y el arameo a las
lenguas modernas, recurren a términos como cuerpo, alma, espíritu, que en
las lenguas occidentales tienen generalmente una connotación dualista, que
no tienen ni mucho menos en la terminología original9
.
5
GROLIER, Jackson. Los Clásicos: Platón Diálogos Socráticos (Apología, Critón, Eutifrón, Fedón, Fedro, Banquete, Menón). W.M.
Jackson New York, 1997. Cfr Fedón págs. 89-174
6
FIORENZA, Francis P. y METZ, Johann B. El hombre como unidad de cuerpo y alma, en VON BALTHASAR, Urs y otros.
Mysterium Salutis II. Ed Cristiandad, Madrid 1977pag. 488
7
Ibid. Pág. 489
8
Ibid.
9
GEVAERT, Joseph. El Problema del Hombre. Introducción a la Antropología Filosófica. Ed. Sígueme, Salamanca 1984. Pág., 42
La concepción semita del hombre permite percibirlo como un ser en relación
con Dios, en su cercanía o su lejanía hacia él.10
Es un hombre creado por
Dios y a quien él debe servirle y obedecerle pues su dependencia de Dios
es vital11
. Las diferentes escuelas teológicas del pentateuco permiten
vislumbrar una idea del hombre, para el pueblo judío. El hombre semita vive
y se interpreta así mismo como unidad, aun cuando esa unidad puede
presentar aspectos diversos según las relaciones en las que está inserto el
hombre. Los conceptos antropológicos semitas nos ilustran la unicidad del
mismo.12
Basar, traducido por Sarx (caro, carne, a veces cuerpo), la “carne” no
significa el cuerpo en oposición al ama espiritual; significa a todo el hombre,
corpóreo, espiritual, unidad psicofísica, bajo el aspecto de ser débil y frágil.
Por eso el termino carne puede indicar también el aspecto de parentela y
más genéricamente la relación social. “Nuestra carne” significa: nuestro
hermano; “toda carne” significa: todos los hombres; “el Verbo se hizo carne”
significa: el Verbo se hizo hombre (se ha convertido en hermano nuestro,
compartiendo plenamente nuestra condición existencial).13
Nefes, traducido por Psyché (ánima). El significado ha pasado de garganta,
cuello, a respiración, aliento vital o de vida. No se trata de la noción abstracta
de vida, sino del ser viviente. El nefes es identificado a veces con la sangre,
razón por la cual los hebreos no pueden comer sangre. El hombre es nefes,
ser viviente. A veces equivale Simplemente a un pronombre personal
reforzado (yo mismo) con insistencia o con orgullo.14
Ruah, traducido por pneuma (spiritus). Significa literalmente respiración o
viento. Indica generalmente no ya una sustancia en oposición a la materia,
sino aquello que en el hombre lo hace capaz de escuchar a Dios. Pneuma
10
VON RAD, Gerhard. Teología del Antiguo Testamento II, ed. Sígueme, salamanca 1990 pág. 448
11
LEON –DUFOUR,Xavier. Vocabulario de Teología Bíblica. Ed. Herder. Barcelona 1998, pág. 392
12
FIORENZA, Francis P. y METZ, Johann B. El hombre como unidad de cuerpo y alma, en VON BALTHASAR, Urs y otros.
Mysterium Salutis II. Ed Cristiandad, Madrid 1977pag. 491
13
GEVAERT, Joseph. El Problema del Hombre. Introducción a la Antropología Filosófica. Ed. Sígueme, Salamanca 1984. Pág. 73
14
MOURLON BEERNAERT, Pierre. El hombre en el lenguaje bíblico Corazón, lengua y manos en la biblia Cuadernillos Bíblicos 46.
editorial Verbo Divino Navarra 1984 pág. 7.
indica por lo tanto una relación especial del hombre con Dios. Por eso el
término se usa con frecuencia para indicar un carisma que capacita para
ejercer una tarea especial en orden a la salvación. Ruah no indica una
función espiritual inherente al hombre natural, sino la esfera del influjo de
Dios.15
Así pues la antropología semita en el Antiguo T estamento se
muestra sensible a una interpretación unitaria y no dualista del hombre.
El Nuevo Testamento sigue el derrotero del Antiguo en su concepción del
hombre como Criatura de Dios16
, especialmente el apóstol Pablo elabora una
doctrina en la cual Dios es el Creador y el hombre su criatura haciendo un
paralelo entre el primer Adán y Cristo como el segundo Adán. El primero es
terrestre, el segundo procede del cielo.17
En Cristo todos los hombres somos
nuevas creaturas.
En su concepción unitaria del hombre Pablo emplea los conceptos griegos,
pero no los asume en su dimensión dualista, sino dándole la dimensión de la
unidad indivisible del ser humano. Para Pablo el hombre no posee un cuerpo,
( el cuerpo y el alma son uno mismo. Es a través de él con el cual el
hombre entra en relación consigo mismo, y con los demás18
, el hombre nos
es dos seres (alma y cuerpo). Sino un mismo ser, existe como un ser vivo
que despliega su existencia humana en el cuerpo y a través del cuerpo.
La dimensión corpórea del hombre adquiere gran importancia en la teología
paulina por eso utiliza el concepto cuerpo de manera metafórica en su
dimensiones eclesiológicas y escatológicas.19
Tres significados
fundamentales tiene el cuerpo en su dimensión existencial: en primer lugar,
respecto a la persona concreta y su naturaleza, que tiene que vivir con su
propia existencia en el cuerpo y a través del cuerpo, el significado
fundamental del cuerpo es el de ser el campo expresivo del hombre, el lugar
primero donde el hombre tiene que realizar su existencia. En un segundo
15
GEVAERT, Joseph. El Problema del Hombre. Introducción a la Antropología Filosófica. Ed. Sígueme, Salamanca 1984. Pág. 73
16
ANILKA, J Teología del Nuevo Testamento. Ed. Troha, Madrid 1998. Pág. 42
17
Ibíd. pág. 43
18
Ibíd. Pág. 47
19
ANILKA, J Teología del Nuevo Testamento. Ed. Troha, Madrid 1998. Pág., 47.
momento, respecto a los demás hombres, hacia los que la persona esta
constitutivamente orientada, el cuerpo tiene como significado ser para los
demás y este desde un triple punto de vista: el cuerpo es fundamentalmente
presencia en el mundo, es el lugar de comunicación y encuentro con el otro
en su dimensión sexual y es el medio del reconocimiento del otro. En un
tercer momento respecto al mundo material y humano, el cuerpo es
instrumento de salvación y destinado a resucitar en la integralidad de la
persona.20
Para el apóstol Pablo el hombre es un ser dotado, no solo de cuerpo, sino
también de capacidades espirituales y emocionales21
.
20
Ibíd. pág. 51
21
Ibíd. Pág. 53

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Filosofia de la mente
Filosofia de la menteFilosofia de la mente
Filosofia de la menterafael felix
 
inicios de la psicologia Edad Media
inicios de la psicologia Edad Mediainicios de la psicologia Edad Media
inicios de la psicologia Edad MediaCarlos Haros
 
A2 FILOSOFIA SPINOZA.pdf
A2 FILOSOFIA SPINOZA.pdfA2 FILOSOFIA SPINOZA.pdf
A2 FILOSOFIA SPINOZA.pdfMelanyEscobar7
 
Presentacion positivismo diapositivas jasmin
Presentacion positivismo diapositivas jasminPresentacion positivismo diapositivas jasmin
Presentacion positivismo diapositivas jasminYasmin Paez
 
Schopenhauer
SchopenhauerSchopenhauer
SchopenhauerOFM
 
Maurice Blondel y la filosofía de la acción
Maurice Blondel y la filosofía de la acciónMaurice Blondel y la filosofía de la acción
Maurice Blondel y la filosofía de la acciónGerardo Viau Mollinedo
 
Ludwig Feuerbach
Ludwig FeuerbachLudwig Feuerbach
Ludwig Feuerbachpablitorxn
 
Los usos sociales de la ciencia Pierre Bourdieu
Los usos sociales de la ciencia Pierre BourdieuLos usos sociales de la ciencia Pierre Bourdieu
Los usos sociales de la ciencia Pierre BourdieuGiannina Basso M.
 
Corrientes Filosóficas
Corrientes Filosóficas Corrientes Filosóficas
Corrientes Filosóficas MiroMG
 
Arthur schopenhauer
Arthur schopenhauerArthur schopenhauer
Arthur schopenhauerturureta
 
LA ILUSTRACION
LA ILUSTRACIONLA ILUSTRACION
LA ILUSTRACIONNOUS MSM
 
Gottfried wilhelm leibniz
Gottfried wilhelm leibnizGottfried wilhelm leibniz
Gottfried wilhelm leibnizAnibal Lossada
 
San agustin de hipona
San agustin de hiponaSan agustin de hipona
San agustin de hiponaalexah1105
 

La actualidad más candente (20)

Filosofia de la mente
Filosofia de la menteFilosofia de la mente
Filosofia de la mente
 
inicios de la psicologia Edad Media
inicios de la psicologia Edad Mediainicios de la psicologia Edad Media
inicios de la psicologia Edad Media
 
A2 FILOSOFIA SPINOZA.pdf
A2 FILOSOFIA SPINOZA.pdfA2 FILOSOFIA SPINOZA.pdf
A2 FILOSOFIA SPINOZA.pdf
 
Presentacion positivismo diapositivas jasmin
Presentacion positivismo diapositivas jasminPresentacion positivismo diapositivas jasmin
Presentacion positivismo diapositivas jasmin
 
Schopenhauer
SchopenhauerSchopenhauer
Schopenhauer
 
Maurice Blondel y la filosofía de la acción
Maurice Blondel y la filosofía de la acciónMaurice Blondel y la filosofía de la acción
Maurice Blondel y la filosofía de la acción
 
El cerebro y el mito del yo - reseña
El cerebro y el mito del yo - reseñaEl cerebro y el mito del yo - reseña
El cerebro y el mito del yo - reseña
 
Ludwig Feuerbach
Ludwig FeuerbachLudwig Feuerbach
Ludwig Feuerbach
 
Historia De La Metafisica
Historia De La MetafisicaHistoria De La Metafisica
Historia De La Metafisica
 
Los usos sociales de la ciencia Pierre Bourdieu
Los usos sociales de la ciencia Pierre BourdieuLos usos sociales de la ciencia Pierre Bourdieu
Los usos sociales de la ciencia Pierre Bourdieu
 
Dualismo
DualismoDualismo
Dualismo
 
Epistemologia
EpistemologiaEpistemologia
Epistemologia
 
Corrientes Filosóficas
Corrientes Filosóficas Corrientes Filosóficas
Corrientes Filosóficas
 
Baruch Spinoza
Baruch SpinozaBaruch Spinoza
Baruch Spinoza
 
Arthur schopenhauer
Arthur schopenhauerArthur schopenhauer
Arthur schopenhauer
 
LA ILUSTRACION
LA ILUSTRACIONLA ILUSTRACION
LA ILUSTRACION
 
Gottfried wilhelm leibniz
Gottfried wilhelm leibnizGottfried wilhelm leibniz
Gottfried wilhelm leibniz
 
San agustin de hipona
San agustin de hiponaSan agustin de hipona
San agustin de hipona
 
El ser humano: desarrollo y plenitud
El ser humano: desarrollo y plenitudEl ser humano: desarrollo y plenitud
El ser humano: desarrollo y plenitud
 
Ockham
OckhamOckham
Ockham
 

Similar a De la pregunta por el hombre

AntropologíA Biblica
AntropologíA BiblicaAntropologíA Biblica
AntropologíA Biblicafercho390n
 
AntropologíA Biblica
AntropologíA BiblicaAntropologíA Biblica
AntropologíA Biblicaededi20077
 
AntropologíA Biblica
AntropologíA BiblicaAntropologíA Biblica
AntropologíA Biblicaededi20077
 
La dignidad de la persona humana y su dimensión moral (1ra lección).pptx
 La dignidad de la persona humana y su dimensión moral (1ra lección).pptx La dignidad de la persona humana y su dimensión moral (1ra lección).pptx
La dignidad de la persona humana y su dimensión moral (1ra lección).pptxRudyDeJess
 
Concepto paulino de_espiritu__alma_y_cuerpo
Concepto paulino de_espiritu__alma_y_cuerpoConcepto paulino de_espiritu__alma_y_cuerpo
Concepto paulino de_espiritu__alma_y_cuerpoAdriel Jopin
 
Persona y personalidad
Persona y personalidadPersona y personalidad
Persona y personalidadGERMAN RUCSON
 
albun de angie vanesa barandica
albun de angie vanesa barandicaalbun de angie vanesa barandica
albun de angie vanesa barandicaJulian David
 
6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_eso
6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_eso6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_eso
6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_esoBea Marfer
 
6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_eso
6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_eso6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_eso
6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_esoVari Wancha
 
Ebner, Ferdinand (1882-1931)
Ebner, Ferdinand (1882-1931)Ebner, Ferdinand (1882-1931)
Ebner, Ferdinand (1882-1931)JulioP9
 
Hacia un paradigma adventista en psicologia
Hacia un paradigma adventista en psicologiaHacia un paradigma adventista en psicologia
Hacia un paradigma adventista en psicologiamoemanzano
 
Traducción del articulo: Hacia un paradigma Adventista en Psicología
Traducción del articulo: Hacia un paradigma Adventista en PsicologíaTraducción del articulo: Hacia un paradigma Adventista en Psicología
Traducción del articulo: Hacia un paradigma Adventista en PsicologíaAide Ortega
 
Taoismo historia biografia filotaorg
Taoismo historia biografia filotaorgTaoismo historia biografia filotaorg
Taoismo historia biografia filotaorgFilantropia Tao Org
 
19 agosto
19 agosto19 agosto
19 agosto2974026
 

Similar a De la pregunta por el hombre (20)

AntropologíA Biblica
AntropologíA BiblicaAntropologíA Biblica
AntropologíA Biblica
 
AntropologíA Biblica
AntropologíA BiblicaAntropologíA Biblica
AntropologíA Biblica
 
AntropologíA Biblica
AntropologíA BiblicaAntropologíA Biblica
AntropologíA Biblica
 
La dignidad de la persona humana y su dimensión moral (1ra lección).pptx
 La dignidad de la persona humana y su dimensión moral (1ra lección).pptx La dignidad de la persona humana y su dimensión moral (1ra lección).pptx
La dignidad de la persona humana y su dimensión moral (1ra lección).pptx
 
Tema 2 religión sexto
Tema 2 religión sextoTema 2 religión sexto
Tema 2 religión sexto
 
Antropologia cristiana
Antropologia cristianaAntropologia cristiana
Antropologia cristiana
 
Antropologia cristiana
Antropologia cristianaAntropologia cristiana
Antropologia cristiana
 
Concepto paulino de_espiritu__alma_y_cuerpo
Concepto paulino de_espiritu__alma_y_cuerpoConcepto paulino de_espiritu__alma_y_cuerpo
Concepto paulino de_espiritu__alma_y_cuerpo
 
Persona y personalidad
Persona y personalidadPersona y personalidad
Persona y personalidad
 
albun de angie vanesa barandica
albun de angie vanesa barandicaalbun de angie vanesa barandica
albun de angie vanesa barandica
 
Antropogia
AntropogiaAntropogia
Antropogia
 
6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_eso
6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_eso6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_eso
6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_eso
 
6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_eso
6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_eso6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_eso
6358 0-22-solucionario fichas-religion_1_eso
 
Ebner, Ferdinand (1882-1931)
Ebner, Ferdinand (1882-1931)Ebner, Ferdinand (1882-1931)
Ebner, Ferdinand (1882-1931)
 
07 historia de la gracia
07 historia de la gracia07 historia de la gracia
07 historia de la gracia
 
Hacia un paradigma adventista en psicologia
Hacia un paradigma adventista en psicologiaHacia un paradigma adventista en psicologia
Hacia un paradigma adventista en psicologia
 
Alma
AlmaAlma
Alma
 
Traducción del articulo: Hacia un paradigma Adventista en Psicología
Traducción del articulo: Hacia un paradigma Adventista en PsicologíaTraducción del articulo: Hacia un paradigma Adventista en Psicología
Traducción del articulo: Hacia un paradigma Adventista en Psicología
 
Taoismo historia biografia filotaorg
Taoismo historia biografia filotaorgTaoismo historia biografia filotaorg
Taoismo historia biografia filotaorg
 
19 agosto
19 agosto19 agosto
19 agosto
 

Más de Jhoani Rave Rivera

INDICE ORACIONES ESPIRITISTAS DIVERSAS OCASIONES.pdf
INDICE ORACIONES ESPIRITISTAS DIVERSAS OCASIONES.pdfINDICE ORACIONES ESPIRITISTAS DIVERSAS OCASIONES.pdf
INDICE ORACIONES ESPIRITISTAS DIVERSAS OCASIONES.pdfJhoani Rave Rivera
 
Constitución y Canones de la Iglesia Episcopal
Constitución y Canones de la Iglesia EpiscopalConstitución y Canones de la Iglesia Episcopal
Constitución y Canones de la Iglesia EpiscopalJhoani Rave Rivera
 
Mapa Mental Talento Emprendedor m 30 2020
Mapa Mental Talento Emprendedor m 30 2020Mapa Mental Talento Emprendedor m 30 2020
Mapa Mental Talento Emprendedor m 30 2020Jhoani Rave Rivera
 
Circular de Rectoría 25 de marzo de 2020
Circular de Rectoría  25 de marzo de 2020Circular de Rectoría  25 de marzo de 2020
Circular de Rectoría 25 de marzo de 2020Jhoani Rave Rivera
 
RESOLUCIÓN 1739 AJUSTE AL CALENDARIO ESCOLAR 2020
RESOLUCIÓN 1739 AJUSTE AL CALENDARIO ESCOLAR 2020RESOLUCIÓN 1739 AJUSTE AL CALENDARIO ESCOLAR 2020
RESOLUCIÓN 1739 AJUSTE AL CALENDARIO ESCOLAR 2020Jhoani Rave Rivera
 
CIRCULAR DE RECTORÍA 0620200316_09404396
CIRCULAR DE RECTORÍA 0620200316_09404396CIRCULAR DE RECTORÍA 0620200316_09404396
CIRCULAR DE RECTORÍA 0620200316_09404396Jhoani Rave Rivera
 
Informe del estado de la libertad religiosa en Colombia 2018
Informe del estado de la libertad religiosa en Colombia 2018Informe del estado de la libertad religiosa en Colombia 2018
Informe del estado de la libertad religiosa en Colombia 2018Jhoani Rave Rivera
 
Consolidado 9-1 Primer Periodo
Consolidado 9-1 Primer PeriodoConsolidado 9-1 Primer Periodo
Consolidado 9-1 Primer PeriodoJhoani Rave Rivera
 
Guía la Vida como Fundamento de la Bondad Moral
Guía la Vida como Fundamento de la Bondad MoralGuía la Vida como Fundamento de la Bondad Moral
Guía la Vida como Fundamento de la Bondad MoralJhoani Rave Rivera
 
Informe del estado de la libertad religiosa en colombia 2017
Informe del estado de la libertad religiosa en colombia 2017Informe del estado de la libertad religiosa en colombia 2017
Informe del estado de la libertad religiosa en colombia 2017Jhoani Rave Rivera
 
Misal para el Viaje Apostólico del Santo padre a Colombia [6 11 de septiembre...
Misal para el Viaje Apostólico del Santo padre a Colombia [6 11 de septiembre...Misal para el Viaje Apostólico del Santo padre a Colombia [6 11 de septiembre...
Misal para el Viaje Apostólico del Santo padre a Colombia [6 11 de septiembre...Jhoani Rave Rivera
 
Plan de Área de Educación Física
Plan de Área de Educación Física Plan de Área de Educación Física
Plan de Área de Educación Física Jhoani Rave Rivera
 
Plan de Área de Humanidades Idioma Extranjero –Inglés-
Plan de Área de Humanidades Idioma Extranjero –Inglés-Plan de Área de Humanidades Idioma Extranjero –Inglés-
Plan de Área de Humanidades Idioma Extranjero –Inglés-Jhoani Rave Rivera
 
Plan de Área de Educación Artística y Cultural
Plan de Área de Educación Artística y CulturalPlan de Área de Educación Artística y Cultural
Plan de Área de Educación Artística y CulturalJhoani Rave Rivera
 
Plan de Área de Tecnología e Informática
Plan de Área de  Tecnología e InformáticaPlan de Área de  Tecnología e Informática
Plan de Área de Tecnología e InformáticaJhoani Rave Rivera
 
Plan de Área de Ciencias Sociales, Historia, Geografía, Constitución Política...
Plan de Área de Ciencias Sociales, Historia, Geografía, Constitución Política...Plan de Área de Ciencias Sociales, Historia, Geografía, Constitución Política...
Plan de Área de Ciencias Sociales, Historia, Geografía, Constitución Política...Jhoani Rave Rivera
 
Plan de Area de Ciencias Naturales y Educación Ambiental
Plan de Area de Ciencias Naturales y Educación AmbientalPlan de Area de Ciencias Naturales y Educación Ambiental
Plan de Area de Ciencias Naturales y Educación AmbientalJhoani Rave Rivera
 
Plan de Área de Humanidades y Lengua Castellana
Plan de Área de Humanidades y Lengua CastellanaPlan de Área de Humanidades y Lengua Castellana
Plan de Área de Humanidades y Lengua CastellanaJhoani Rave Rivera
 
Plan de estudios educacion preescolar
Plan de estudios educacion preescolarPlan de estudios educacion preescolar
Plan de estudios educacion preescolarJhoani Rave Rivera
 

Más de Jhoani Rave Rivera (20)

INDICE ORACIONES ESPIRITISTAS DIVERSAS OCASIONES.pdf
INDICE ORACIONES ESPIRITISTAS DIVERSAS OCASIONES.pdfINDICE ORACIONES ESPIRITISTAS DIVERSAS OCASIONES.pdf
INDICE ORACIONES ESPIRITISTAS DIVERSAS OCASIONES.pdf
 
Constitución y Canones de la Iglesia Episcopal
Constitución y Canones de la Iglesia EpiscopalConstitución y Canones de la Iglesia Episcopal
Constitución y Canones de la Iglesia Episcopal
 
Mapa Mental Talento Emprendedor m 30 2020
Mapa Mental Talento Emprendedor m 30 2020Mapa Mental Talento Emprendedor m 30 2020
Mapa Mental Talento Emprendedor m 30 2020
 
Circular de Rectoría 25 de marzo de 2020
Circular de Rectoría  25 de marzo de 2020Circular de Rectoría  25 de marzo de 2020
Circular de Rectoría 25 de marzo de 2020
 
RESOLUCIÓN 1739 AJUSTE AL CALENDARIO ESCOLAR 2020
RESOLUCIÓN 1739 AJUSTE AL CALENDARIO ESCOLAR 2020RESOLUCIÓN 1739 AJUSTE AL CALENDARIO ESCOLAR 2020
RESOLUCIÓN 1739 AJUSTE AL CALENDARIO ESCOLAR 2020
 
CIRCULAR DE RECTORÍA 0620200316_09404396
CIRCULAR DE RECTORÍA 0620200316_09404396CIRCULAR DE RECTORÍA 0620200316_09404396
CIRCULAR DE RECTORÍA 0620200316_09404396
 
Informe del estado de la libertad religiosa en Colombia 2018
Informe del estado de la libertad religiosa en Colombia 2018Informe del estado de la libertad religiosa en Colombia 2018
Informe del estado de la libertad religiosa en Colombia 2018
 
Consolidado 9-1 Primer Periodo
Consolidado 9-1 Primer PeriodoConsolidado 9-1 Primer Periodo
Consolidado 9-1 Primer Periodo
 
Guía la Vida como Fundamento de la Bondad Moral
Guía la Vida como Fundamento de la Bondad MoralGuía la Vida como Fundamento de la Bondad Moral
Guía la Vida como Fundamento de la Bondad Moral
 
Informe del estado de la libertad religiosa en colombia 2017
Informe del estado de la libertad religiosa en colombia 2017Informe del estado de la libertad religiosa en colombia 2017
Informe del estado de la libertad religiosa en colombia 2017
 
Misal para el Viaje Apostólico del Santo padre a Colombia [6 11 de septiembre...
Misal para el Viaje Apostólico del Santo padre a Colombia [6 11 de septiembre...Misal para el Viaje Apostólico del Santo padre a Colombia [6 11 de septiembre...
Misal para el Viaje Apostólico del Santo padre a Colombia [6 11 de septiembre...
 
Plan de Área de Educación Física
Plan de Área de Educación Física Plan de Área de Educación Física
Plan de Área de Educación Física
 
Plan de Área de Humanidades Idioma Extranjero –Inglés-
Plan de Área de Humanidades Idioma Extranjero –Inglés-Plan de Área de Humanidades Idioma Extranjero –Inglés-
Plan de Área de Humanidades Idioma Extranjero –Inglés-
 
Plan de Área de Educación Artística y Cultural
Plan de Área de Educación Artística y CulturalPlan de Área de Educación Artística y Cultural
Plan de Área de Educación Artística y Cultural
 
Plan de Área de Tecnología e Informática
Plan de Área de  Tecnología e InformáticaPlan de Área de  Tecnología e Informática
Plan de Área de Tecnología e Informática
 
Plan de Área de Ciencias Sociales, Historia, Geografía, Constitución Política...
Plan de Área de Ciencias Sociales, Historia, Geografía, Constitución Política...Plan de Área de Ciencias Sociales, Historia, Geografía, Constitución Política...
Plan de Área de Ciencias Sociales, Historia, Geografía, Constitución Política...
 
Plan de Area de Ciencias Naturales y Educación Ambiental
Plan de Area de Ciencias Naturales y Educación AmbientalPlan de Area de Ciencias Naturales y Educación Ambiental
Plan de Area de Ciencias Naturales y Educación Ambiental
 
Plan de Área de Matemáticas
Plan de Área de MatemáticasPlan de Área de Matemáticas
Plan de Área de Matemáticas
 
Plan de Área de Humanidades y Lengua Castellana
Plan de Área de Humanidades y Lengua CastellanaPlan de Área de Humanidades y Lengua Castellana
Plan de Área de Humanidades y Lengua Castellana
 
Plan de estudios educacion preescolar
Plan de estudios educacion preescolarPlan de estudios educacion preescolar
Plan de estudios educacion preescolar
 

Último

Fichas de Matemática DE SEGUNDO DE SECUNDARIA.pdf
Fichas de Matemática DE SEGUNDO DE SECUNDARIA.pdfFichas de Matemática DE SEGUNDO DE SECUNDARIA.pdf
Fichas de Matemática DE SEGUNDO DE SECUNDARIA.pdfssuser50d1252
 
TUTORIA II - CIRCULO DORADO UNIVERSIDAD CESAR VALLEJO
TUTORIA II - CIRCULO DORADO UNIVERSIDAD CESAR VALLEJOTUTORIA II - CIRCULO DORADO UNIVERSIDAD CESAR VALLEJO
TUTORIA II - CIRCULO DORADO UNIVERSIDAD CESAR VALLEJOweislaco
 
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADOCUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADOEveliaHernandez8
 
Estrategias de enseñanza - aprendizaje. Seminario de Tecnologia..pptx.pdf
Estrategias de enseñanza - aprendizaje. Seminario de Tecnologia..pptx.pdfEstrategias de enseñanza - aprendizaje. Seminario de Tecnologia..pptx.pdf
Estrategias de enseñanza - aprendizaje. Seminario de Tecnologia..pptx.pdfAlfredoRamirez953210
 
FICHA PL PACO YUNQUE.docx PRIMARIA CUARTO GRADO
FICHA  PL PACO YUNQUE.docx PRIMARIA CUARTO GRADOFICHA  PL PACO YUNQUE.docx PRIMARIA CUARTO GRADO
FICHA PL PACO YUNQUE.docx PRIMARIA CUARTO GRADOMARIBEL DIAZ
 
Fisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdf
Fisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdfFisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdf
Fisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdfcoloncopias5
 
Tarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdf
Tarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdfTarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdf
Tarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdfManuel Molina
 
Tema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdf
Tema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdfTema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdf
Tema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdfDaniel Ángel Corral de la Mata, Ph.D.
 
PROGRAMACION ANUAL DE MATEMATICA 2024.docx
PROGRAMACION ANUAL DE MATEMATICA 2024.docxPROGRAMACION ANUAL DE MATEMATICA 2024.docx
PROGRAMACION ANUAL DE MATEMATICA 2024.docxEribertoPerezRamirez
 
Fichas de Matemática TERCERO DE SECUNDARIA.pdf
Fichas de Matemática TERCERO DE SECUNDARIA.pdfFichas de Matemática TERCERO DE SECUNDARIA.pdf
Fichas de Matemática TERCERO DE SECUNDARIA.pdfssuser50d1252
 
IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO YESSENIA 933623393 NUEV...
IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO  YESSENIA 933623393 NUEV...IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO  YESSENIA 933623393 NUEV...
IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO YESSENIA 933623393 NUEV...YobanaZevallosSantil1
 
DETALLES EN EL DISEÑO DE INTERIOR
DETALLES EN EL DISEÑO DE INTERIORDETALLES EN EL DISEÑO DE INTERIOR
DETALLES EN EL DISEÑO DE INTERIORGonella
 
Presentacion minimalista aesthetic simple beige_20240415_224856_0000.pdf
Presentacion minimalista aesthetic simple beige_20240415_224856_0000.pdfPresentacion minimalista aesthetic simple beige_20240415_224856_0000.pdf
Presentacion minimalista aesthetic simple beige_20240415_224856_0000.pdfSarayLuciaSnchezFigu
 
GUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIA
GUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIAGUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIA
GUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIAELIASPELAEZSARMIENTO1
 
Secuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docx
Secuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docxSecuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docx
Secuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docxNataliaGonzalez619348
 
sesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdf
sesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdfsesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdf
sesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdfpatriciavsquezbecerr
 
Manejo del Dengue, generalidades, actualización marzo 2024 minsa
Manejo del Dengue, generalidades, actualización marzo 2024 minsaManejo del Dengue, generalidades, actualización marzo 2024 minsa
Manejo del Dengue, generalidades, actualización marzo 2024 minsaLuis Minaya
 

Último (20)

Fichas de Matemática DE SEGUNDO DE SECUNDARIA.pdf
Fichas de Matemática DE SEGUNDO DE SECUNDARIA.pdfFichas de Matemática DE SEGUNDO DE SECUNDARIA.pdf
Fichas de Matemática DE SEGUNDO DE SECUNDARIA.pdf
 
TL/CNL – 2.ª FASE .
TL/CNL – 2.ª FASE                       .TL/CNL – 2.ª FASE                       .
TL/CNL – 2.ª FASE .
 
TUTORIA II - CIRCULO DORADO UNIVERSIDAD CESAR VALLEJO
TUTORIA II - CIRCULO DORADO UNIVERSIDAD CESAR VALLEJOTUTORIA II - CIRCULO DORADO UNIVERSIDAD CESAR VALLEJO
TUTORIA II - CIRCULO DORADO UNIVERSIDAD CESAR VALLEJO
 
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADOCUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
 
Estrategias de enseñanza - aprendizaje. Seminario de Tecnologia..pptx.pdf
Estrategias de enseñanza - aprendizaje. Seminario de Tecnologia..pptx.pdfEstrategias de enseñanza - aprendizaje. Seminario de Tecnologia..pptx.pdf
Estrategias de enseñanza - aprendizaje. Seminario de Tecnologia..pptx.pdf
 
FICHA PL PACO YUNQUE.docx PRIMARIA CUARTO GRADO
FICHA  PL PACO YUNQUE.docx PRIMARIA CUARTO GRADOFICHA  PL PACO YUNQUE.docx PRIMARIA CUARTO GRADO
FICHA PL PACO YUNQUE.docx PRIMARIA CUARTO GRADO
 
Fisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdf
Fisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdfFisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdf
Fisiologia.Articular. 3 Kapandji.6a.Ed.pdf
 
Aedes aegypti + Intro to Coquies EE.pptx
Aedes aegypti + Intro to Coquies EE.pptxAedes aegypti + Intro to Coquies EE.pptx
Aedes aegypti + Intro to Coquies EE.pptx
 
Tarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdf
Tarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdfTarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdf
Tarea 5_ Foro _Selección de herramientas digitales_Manuel.pdf
 
Tema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdf
Tema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdfTema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdf
Tema 8.- Gestion de la imagen a traves de la comunicacion de crisis.pdf
 
PROGRAMACION ANUAL DE MATEMATICA 2024.docx
PROGRAMACION ANUAL DE MATEMATICA 2024.docxPROGRAMACION ANUAL DE MATEMATICA 2024.docx
PROGRAMACION ANUAL DE MATEMATICA 2024.docx
 
Fichas de Matemática TERCERO DE SECUNDARIA.pdf
Fichas de Matemática TERCERO DE SECUNDARIA.pdfFichas de Matemática TERCERO DE SECUNDARIA.pdf
Fichas de Matemática TERCERO DE SECUNDARIA.pdf
 
IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO YESSENIA 933623393 NUEV...
IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO  YESSENIA 933623393 NUEV...IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO  YESSENIA 933623393 NUEV...
IV SES LUN 15 TUTO CUIDO MI MENTE CUIDANDO MI CUERPO YESSENIA 933623393 NUEV...
 
DETALLES EN EL DISEÑO DE INTERIOR
DETALLES EN EL DISEÑO DE INTERIORDETALLES EN EL DISEÑO DE INTERIOR
DETALLES EN EL DISEÑO DE INTERIOR
 
DIA INTERNACIONAL DAS FLORESTAS .
DIA INTERNACIONAL DAS FLORESTAS         .DIA INTERNACIONAL DAS FLORESTAS         .
DIA INTERNACIONAL DAS FLORESTAS .
 
Presentacion minimalista aesthetic simple beige_20240415_224856_0000.pdf
Presentacion minimalista aesthetic simple beige_20240415_224856_0000.pdfPresentacion minimalista aesthetic simple beige_20240415_224856_0000.pdf
Presentacion minimalista aesthetic simple beige_20240415_224856_0000.pdf
 
GUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIA
GUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIAGUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIA
GUIA DE TEXTOS EDUCATIVOS SANTILLANA PARA SECUNDARIA
 
Secuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docx
Secuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docxSecuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docx
Secuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docx
 
sesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdf
sesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdfsesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdf
sesión de aprendizaje 4 E1 Exposición oral.pdf
 
Manejo del Dengue, generalidades, actualización marzo 2024 minsa
Manejo del Dengue, generalidades, actualización marzo 2024 minsaManejo del Dengue, generalidades, actualización marzo 2024 minsa
Manejo del Dengue, generalidades, actualización marzo 2024 minsa
 

De la pregunta por el hombre

  • 1. DE LA PREGUNTA POR EL HOMBRE EN EL ANTIGUO Y EL NUEVO TESTAMENTO Jhoani Rave Rivera Lic. En Ciencias Religiosas Universidad de San Buenaventura Cali. Especialista en Educación y Sagrada Escritura Fundación Universitaria Católica “Lumen Gentium”
  • 2. DE LA PREGUNTA POR EL HOMBRE EN EL ANTIGUO Y EL NUEVO TESTAMENTO Sin lugar a dudas la pregunta por el hombre, es un interrogante que acompaña la existencia humana desde los albores del pensamiento racional como superación del pensamiento mítico. A lo largo de la historia son muchas las corrientes filosóficas y religiosas que han elaborado una reflexión para dar respuestas a las preguntas inevitables que el hombre se hace sobre su ser, el sentido de su existencia y trascendencia a la que está llamado a realizarse. En este breve ensayo haremos un recorrido sobre la concepción bíblica del hombre tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento y la influencia de la filosofía griega en su concepción antropológica. La palabra griega que traduce hombre es άνθρωπος1 (antropos) y significa básicamente el ser humano, en cuanto ser viviente, criatura que posee vida, en hebreo la palabra 2 (Adam) traduce Hombre, humanidad. Aunque las dos raíces, tanto griega como hebrea, tienen en principio un significado similar, sin embargo en su concepción antropológica presentan divergencias como lo veremos a continuación. Para el pensamiento griego en sus diversas corrientes3 , el hombre se presenta como un ser compuesto de cuerpo y alma. Las concepciones pre platónicas como las de Homero, los Órficos y Píndaro4 , se hace una valoración privilegiada del alma con respecto al cuerpo. El cuerpo y el alma son dos realidades unidas exteriormente solamente durante la existencia humana. Se hace énfasis en la significación negativa de la condición corpórea con la ya conocida expresión, que Platón posteriormente acuñará en su dialogo del Fedón, de que el cuerpo es una 1 HORTZ, Balz. SCHNEIDER, Gerhard. Diccionario Exegético del Nuevo Testamento. Ed. Sígueme, Salamanca 1996. Pág. 300 2 Lexicón Hebreo –Arameo – Español pág. 8. Documento en pdf. Se desconoce el autor. 3 FIORENZA, Francis P. y METZ, Johann B. El hombre como unidad de cuerpo y alma, en VON BALTHASAR, Urs y otros. Mysterium Salutis II. Ed Cristiandad, Madrid 1977pag. 487 4 Ibid
  • 3. “cárcel para el alma”5 . Platón sistematizará esta antropología dualista tomada de la tradición del filósofo y matemático Pitágoras de Samos, que hunde sus raíces en las doctrinas religiosas del orfismo, con la preexistencia, la caída y la transmigración del alma. Para el pensamiento platónico, el cuerpo es el causante del error y del mal. En la postura frente al cuerpo, este no aparece como instrumento o como vehículo del alma6 , sino como impedimento o como prisión del alma. No solo es necesario liberarse de la cárcel de las pasiones, sino incluso del conocimiento sensitivo, ya que ambos nos impiden llegar a la verdad auténtica. Solo cuando la inteligencia se separe del cuerpo, podrá llegar a la contemplación de la verdad. Por lo tanto no se niega la condición corpórea, sino que esa condición es interpretada negativamente.7 Esta antropología dualista, ha tenido una profunda y gran influencia en la historia del pensamiento cristiano8 . El cristianismo ha tenido que luchar por siglos por sustraerse al influjo negativo de estas teorías antropológicas. Por otra parte, este dualismo no es extraño a la infravaloración del cuerpo, al carácter pecaminoso atribuido a la sexualidad y a la huida del mundo que han caracterizado bastantes siglos de la historia occidental. En la biblia, encontramos la contraparte a las antropologías dualistas. En ella descubrimos una concepción antropológica que acentúa la unidad del hombre. Las traducciones de la Biblia del griego, el hebreo y el arameo a las lenguas modernas, recurren a términos como cuerpo, alma, espíritu, que en las lenguas occidentales tienen generalmente una connotación dualista, que no tienen ni mucho menos en la terminología original9 . 5 GROLIER, Jackson. Los Clásicos: Platón Diálogos Socráticos (Apología, Critón, Eutifrón, Fedón, Fedro, Banquete, Menón). W.M. Jackson New York, 1997. Cfr Fedón págs. 89-174 6 FIORENZA, Francis P. y METZ, Johann B. El hombre como unidad de cuerpo y alma, en VON BALTHASAR, Urs y otros. Mysterium Salutis II. Ed Cristiandad, Madrid 1977pag. 488 7 Ibid. Pág. 489 8 Ibid. 9 GEVAERT, Joseph. El Problema del Hombre. Introducción a la Antropología Filosófica. Ed. Sígueme, Salamanca 1984. Pág., 42
  • 4. La concepción semita del hombre permite percibirlo como un ser en relación con Dios, en su cercanía o su lejanía hacia él.10 Es un hombre creado por Dios y a quien él debe servirle y obedecerle pues su dependencia de Dios es vital11 . Las diferentes escuelas teológicas del pentateuco permiten vislumbrar una idea del hombre, para el pueblo judío. El hombre semita vive y se interpreta así mismo como unidad, aun cuando esa unidad puede presentar aspectos diversos según las relaciones en las que está inserto el hombre. Los conceptos antropológicos semitas nos ilustran la unicidad del mismo.12 Basar, traducido por Sarx (caro, carne, a veces cuerpo), la “carne” no significa el cuerpo en oposición al ama espiritual; significa a todo el hombre, corpóreo, espiritual, unidad psicofísica, bajo el aspecto de ser débil y frágil. Por eso el termino carne puede indicar también el aspecto de parentela y más genéricamente la relación social. “Nuestra carne” significa: nuestro hermano; “toda carne” significa: todos los hombres; “el Verbo se hizo carne” significa: el Verbo se hizo hombre (se ha convertido en hermano nuestro, compartiendo plenamente nuestra condición existencial).13 Nefes, traducido por Psyché (ánima). El significado ha pasado de garganta, cuello, a respiración, aliento vital o de vida. No se trata de la noción abstracta de vida, sino del ser viviente. El nefes es identificado a veces con la sangre, razón por la cual los hebreos no pueden comer sangre. El hombre es nefes, ser viviente. A veces equivale Simplemente a un pronombre personal reforzado (yo mismo) con insistencia o con orgullo.14 Ruah, traducido por pneuma (spiritus). Significa literalmente respiración o viento. Indica generalmente no ya una sustancia en oposición a la materia, sino aquello que en el hombre lo hace capaz de escuchar a Dios. Pneuma 10 VON RAD, Gerhard. Teología del Antiguo Testamento II, ed. Sígueme, salamanca 1990 pág. 448 11 LEON –DUFOUR,Xavier. Vocabulario de Teología Bíblica. Ed. Herder. Barcelona 1998, pág. 392 12 FIORENZA, Francis P. y METZ, Johann B. El hombre como unidad de cuerpo y alma, en VON BALTHASAR, Urs y otros. Mysterium Salutis II. Ed Cristiandad, Madrid 1977pag. 491 13 GEVAERT, Joseph. El Problema del Hombre. Introducción a la Antropología Filosófica. Ed. Sígueme, Salamanca 1984. Pág. 73 14 MOURLON BEERNAERT, Pierre. El hombre en el lenguaje bíblico Corazón, lengua y manos en la biblia Cuadernillos Bíblicos 46. editorial Verbo Divino Navarra 1984 pág. 7.
  • 5. indica por lo tanto una relación especial del hombre con Dios. Por eso el término se usa con frecuencia para indicar un carisma que capacita para ejercer una tarea especial en orden a la salvación. Ruah no indica una función espiritual inherente al hombre natural, sino la esfera del influjo de Dios.15 Así pues la antropología semita en el Antiguo T estamento se muestra sensible a una interpretación unitaria y no dualista del hombre. El Nuevo Testamento sigue el derrotero del Antiguo en su concepción del hombre como Criatura de Dios16 , especialmente el apóstol Pablo elabora una doctrina en la cual Dios es el Creador y el hombre su criatura haciendo un paralelo entre el primer Adán y Cristo como el segundo Adán. El primero es terrestre, el segundo procede del cielo.17 En Cristo todos los hombres somos nuevas creaturas. En su concepción unitaria del hombre Pablo emplea los conceptos griegos, pero no los asume en su dimensión dualista, sino dándole la dimensión de la unidad indivisible del ser humano. Para Pablo el hombre no posee un cuerpo, ( el cuerpo y el alma son uno mismo. Es a través de él con el cual el hombre entra en relación consigo mismo, y con los demás18 , el hombre nos es dos seres (alma y cuerpo). Sino un mismo ser, existe como un ser vivo que despliega su existencia humana en el cuerpo y a través del cuerpo. La dimensión corpórea del hombre adquiere gran importancia en la teología paulina por eso utiliza el concepto cuerpo de manera metafórica en su dimensiones eclesiológicas y escatológicas.19 Tres significados fundamentales tiene el cuerpo en su dimensión existencial: en primer lugar, respecto a la persona concreta y su naturaleza, que tiene que vivir con su propia existencia en el cuerpo y a través del cuerpo, el significado fundamental del cuerpo es el de ser el campo expresivo del hombre, el lugar primero donde el hombre tiene que realizar su existencia. En un segundo 15 GEVAERT, Joseph. El Problema del Hombre. Introducción a la Antropología Filosófica. Ed. Sígueme, Salamanca 1984. Pág. 73 16 ANILKA, J Teología del Nuevo Testamento. Ed. Troha, Madrid 1998. Pág. 42 17 Ibíd. pág. 43 18 Ibíd. Pág. 47 19 ANILKA, J Teología del Nuevo Testamento. Ed. Troha, Madrid 1998. Pág., 47.
  • 6. momento, respecto a los demás hombres, hacia los que la persona esta constitutivamente orientada, el cuerpo tiene como significado ser para los demás y este desde un triple punto de vista: el cuerpo es fundamentalmente presencia en el mundo, es el lugar de comunicación y encuentro con el otro en su dimensión sexual y es el medio del reconocimiento del otro. En un tercer momento respecto al mundo material y humano, el cuerpo es instrumento de salvación y destinado a resucitar en la integralidad de la persona.20 Para el apóstol Pablo el hombre es un ser dotado, no solo de cuerpo, sino también de capacidades espirituales y emocionales21 . 20 Ibíd. pág. 51 21 Ibíd. Pág. 53