SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 10
Descargar para leer sin conexión
Lógicamente pueden ser más las variantes del regla-
mento que se pueden producir con la implantación de la
«línea del antijuego», pero para no hacer extenso este
escrito y para tratar de resumir las que considero más repre-
sentativas, con las «normas» expuestas creo que servirían
como medidas complementarias a la de implantar la «línea
del antijuego».
Las conclusiones que podemos sacar de esta breve
muestra de nuevas «reglamentaciones» son altamente
positivas si atendemos al aspecto que más debe ser cuida-
do y que más se está perdiendo en el fútbol: el aspecto y
condición ofensiva de los equipos.
Nunca se debe pensar que el fútbol debe quedar tal
como está, ya que en la evolución está la mejora y aquello
que no evoluciona puede estancarse, máxime si aparecen
determinados «males» que atentan la integridad de un
deporte y en este caso de nuestro deporte.
Bibliografía
DELGADO N., M. A.: «Análisis de las faltas cometidas
en el fútbol y el tiempo de posesión del balón». En
Entrenador Español de Fútbol, n.º 4: 26-30.
DEPORTE 2000: «Especial Argentina», n.º 108-109 (VII-
VIII, 1980).
GAYOSO, Felipe: «Los tiros en Fútbol», Edit. A. Pila.
Madrid (1980).
GAYOSO, Felipe: «Breve estudio comparativo de la can-
tidad de los ensayos de los tiros ejecutados en la Eurocopa-
80 con respecto al Mundial-78». El Entrenador Español de
Fútbol, n.º 5: 63-70
TALAGA, Jerzy: «Consideraciones sobre el fútbol
actual». El Entrenador Español de Fútbol, n.º 2: 55-62
LA FLEXIBILIDAD
Todas las actividades físicas y en particular el atletismo,
la gimnasia y los deportes de equipo, donde se corre, salta
y lanza, necesitan de una gran movilidad articular. Los
deportistas en todas sus ramas, someten constantemente a
sus articulaciones y a su musculatura a acciones violentas
de máxima intensidad y recorrido, viéndose sometidos a
muchas más lesiones de las que quisieran, precisamente
por faltarles, en muchos casos, esa flexibilidad necesaria
que proporciona una mayor movilidad, mayor velocidad,
agilidad y en suma mayor destreza específica.
El entrenador o preparador que trabaja con deportistas
y jóvenes debe conocer, al menos los fundamentos anató-
micos y la mecánica del movimiento con el fin de aplicar sus
métodos de trabajo a aquellos puntos articulares y muscu-
lares que son solicitados en la actividad deportiva que prac-
tiquen.
Es necesario conocer la correcta ejecución de cada ejer-
cicio y la finalidad del mismo así como los grupos muscula-
res que actúan y su grado de extensibilidad para que la eje-
cución mecánica del movimiento resulte todo lo precisa que
requiera la especialidad deportiva practicada.
Tener un conocimiento previo de la flexibilidad del suje-
to a través de tests motores adecuados, de acuerdo con el
uso que va a hacer de sus palancas, es fundamental antes
de iniciar la preparación. Considerando que una mayor
movilidad, al principio de la actividad física puede producir
sólo un efecto secundario, pero luego, más adelante, a
medida que el sujeto va llegando a su madurez deportiva,
esta flexibilidad tendrá cada vez más importancia. Siendo
por el contrario muy difícil mejorarla cuando las estructuras
musculares, tendinosas, óseas y ligamentosas, hayan lle-
gado a su madurez.
El joven principiante, por naturaleza, suele ser extrema-
damente flexible, pese a existir una flexibilidad constitucio-
nal que varía de unos sujetos a otros, sin embargo, no se
trabaja suficientemente esta cualidad pensando que es algo
que ya está ahí y no hay que mejorarla y cuando se quiere
reaccionar ya es demasiado tarde, el sujeto ha entrado en
una rigidez extrema de difícil maleabilidad. Los continuos
golpes en las articulaciones del pie, tobillo y rodilla, van
engendrando una falta de movilidad y una atonía muscular
que predispone de manera continua a las articulaciones a
nuevas lesiones, esguinces, luxaciones mal curadas y no
recuperadas adecuadamente a través de ejercicios de flexi-
bilidad que van a llevar al deportista a una torpeza de movi-
miento extremadamente grave para el ejercicio de sus habi-
lidades motoras.
Algunos aspectos relacionados con las pro-
piedades físicas y biológicas del músculo
desde el punto de vista de la flexibilidad
El músculo a medida que se le va estirando cede, es
decir a medida que se le aplica una fuerza se va estirando,
es la propiedad llamada extensibilidad del músculo y cuan-
37
395
Primeras habilidades que habrá que
desarrollar en el joven jugador de fútbol:
flexibilidad (I parte)
Texto: Carlos Alvarez del Villar, Profesor de la Escuela Nacional de Entrenadores
do deja de actuar sobre él dicha fuerza, éste vuelve a su
posición o estado primitivo, siempre y cuando el alarga-
miento no haya sido excesivo. Esta es la llamada elastici-
dad. A esa capacidad de estiramiento del músculo también
se le llama elasticidad viscosa o amortiguadora.
Elasticidad muscular (1)
La elasticidad muscular es distinta del concepto general
que se tiene de elasticidad. Es una elasticidad amortiguada.
El músculo en reposo, cuando está caliente se acorta y
aumenta la tensión. En cambio cuando está frío se alarga y
tiene una menor tensión.
El músculo al estirarse, se alarga y alcanza un grado de
tensión hasta llegar a cierto punto en que se suaviza. Esto
sólo es posible gracias a la composición del sistema elásti-
co muscular.
La composición del sistema elástico muscular es la
siguiente:
– Elemento pasivo en serie.
– Elemento pasivo en paralelo.
– Elemento activo.
El elemento pasivo en serie es el tendón, situado en los
dos extremos del músculo.
El elemento pasivo en paralelo está formado por los
elementos elásticos del músculo que no son el tendón (epi-
misio, perimisios, aponeurosis), son de tejido conjuntivo.
El elemento activo es el más importante. Se halla en las
sarcomeras donde se encuentra la miosina (en las bandas
A). Es contráctil y tiene función amortiguadora.
Funcionamiento del sistema elástico muscular (2)
a) El componente pasivo ofrece una resistencia a la elon-
gación.
b) El componente activo ejerce una doble función.
Si de estiramiento en pasivo, primero permitirá que los
componentes pasivos sean estirados hasta cierto punto.
Luego intervendrá como amortiguador en forma de muelle
para evitar roturas.
En la contracción muscular, se producirá un acortamien-
to debido a este componente activo. Esto provocará un esti-
ramiento del tendón hasta cierto punto, en el que volverá a
intervenir el componente activo, amortiguando la tensión.
El componente activo actúa en forma de muelle, que se
estira para disminuir los excesos de tensión en determina-
dos momentos, en el elemento pasivo.
Las propiedades de extensibilidad y elasticidad son
debidas también al contenido de tejido elástico de la fascia
y del perimisio (3).
Desde el punto de vista funcional, la elasticidad del mús-
culo, en sus dos fases de contracción y relajación, va a
permitir una máxima movilidad de los movimientos articula-
res y que los movimientos sean compensados, acordes y no
violentos.
«Existe una relación estrictamente proporcional entre la
fuerza de distensión aplicada y el alargamiento que sufre el
músculo» (Pérez Casas). Según la ley de Weber, el peso
necesario para la elongación elástica de un músculo es
38
396
1. Elemento pasivo en serie (Tendón).
2. Elemento pasivo en paralelo (Epi. Apo).
3. Elemento activo en serie (Sarcomeras).
Dispositivo en forma de muelle del elemento activo.
Al estirarse disminuirá la tensión (Función amortiguadora)
Estiramiento del elemento pasivo.
(1) (2) ALVARO GRACIA, J. M. Apuntes de clase. INEF. Madrid.
(3) (4) PEREZ CASAS. Anatomía Funcional. Ed. Bailly-Bailliere,
1965
aproximadamente igual al cuadrado de la elongación intenta-
da. Pérez Casas considera que el módulo de elasticidad es
rebasado mucho antes de que se duplique la longitud de la
fibra muscular, hasta tal punto es esto importante que si un
músculo está sometido de manera continuada a una tensión
o distensión pasiva, puede ocurrir que el músculo no se
rompa porque el módulo de elasticidad no es rebasado de
forma violenta, pero lo que sí sucederá es que con el tiempo
aparecerán en el músculo profundos cambios estructurales,
consistentes en el crecimiento desordenado del tejido con-
juntivo que hay en todo músculo, dando lugar a lo que en el
lenguaje clínico se ha llamado fibrositis intersticial (4).
Algunos factores que influyen en el cambio
de la elasticidad
«La contracción fibrocítica de elementos fibrosos de un
músculo puede determinar un acortamiento de la fibra mus-
cular contráctil, impidiéndole extenderse a su longitud normal
durante la relajación y limitando, por consiguiente, su capaci-
dad de someterse a una nueva tensión». Si la aponeurosis se
comprime anormalmente (como sucede por la edad, el frío, la
mala postura o la inactividad o un esfuerzo excesivo, ello
constriñe las vías nerviosas causando neuralgia y otros dolo-
res (5).
«La aponeurosis muestra tendencia a contraerse durante
el descanso y esto se evidencia especialmente en la inactivi-
dad que sigue a un período de actividad» (6). De aquí la
necesidad de los atletas y deportistas de realizar unos ejer-
cicios previos de estiramiento antes de realizar su actividad
deportiva.
«El sistema nervioso central desempeña un papel impor-
tante en la coordinación de los músculos antagonistas, del
tono muscular y del proceso de atenuación diferencial, facto-
res todos que influyen en la elasticidad muscular».
El quimismo muscular. Es importante el contenido de
albúmina y la integridad de la resíntesis del ATP.
El carácter y ritmo de las contracciones. La elasticidad del
aparato muscular humano cambia en el transcurso del día.
Por la mañana, nada más despertar, es la más reducida,
luego aumenta y al final del día disminuye otra vez (7).
Algunos aspectos relacionados con las
articulaciones que interesan al estudio
de la flexibilidad (8)
Las articulaciones o diartrosis constituyen según Pérez
Casas (9) la parte esencial del aparato locomotor, pues
accionadas por los músculo permiten realizar los más delica-
dos y variados movimientos.
Las articulaciones se dividen en tres grandes grupos:
1. Diartrosis: Articulaciones con máxima amplitud de movi-
miento.
2. Anfiartrosis o sínfisis: Articulaciones pobres en movi-
miento.
3. Sinartrosis: Articulaciones sin ningún movimiento.
La Diartrosis se caracterizan por la presencia de dos o
más superficies esqueléticas que establecen nexos de
unión, pero existe una cavidad que permite al hueso desli-
zarse o moverse en todos los planos espaciales.
Las Anfiartrosis se caracterizan por la presencia de un
disco fibroso, cartilaginoso o menisco interarticular (sínfisis
pubiana) o bien por ligamentos interóseos (sínfisis sacroilia-
ca) fuertemente adheridas a las dos superficies articulares.
En las sínfisis no hay sinoviales, sus movimientos se redu-
cen a un balanceo debido a la elasticidad de los ligamentos
interóseos que se adhiere al hueso. Como ejemplo, citare-
mos las articulaciones de la columna vertebral, pelvis, tarso
y articulación tibio peronea inferior.
Sinartrosis son aquellas articulaciones características
de la cabeza. En estas articulaciones no hay sinoviales,
ligamentos ni movimiento.
Partes de que consta una diartrosis desde el
punto de vista morfológico
1. Parenquimático. Son las superficies articulares. Estas
se asientan sobre las epífisis y están revestidas de una
capa de cartílago (ialino, diartrodial o de incrustación)
elástico y maleable, sin vasos ni sensibilidad, que tiene
una gran resistencia y evita que el hueso se desgaste
actuando a modo de balones o cuerpos de tensión elás-
tica lo cual permite que soporte las presiones derivadas
de los movimientos articulares y la carga estática y el
tono muscular. Es frecuentemente en deportistas obser-
var trozos de cartílago desprendidos que mantienen su
vitalidad. Constituyen los llamados ratones articulares.
2. Ciertas formaciones específicas que tienen como
misión ampliar estas superficies articulares para alber-
gar a las otras. Estas son los anexos de las superficies
que son los meniscos o fibrocartílagos marginales. Los
meniscos son formaciones fibrocartilaginosas que se
sitúan entre las superficies articulares en que no existe
la armonía articular. Cuando un cartílago de este tipo se
lesiona no se regenera, únicamente crece un tejido con-
juntivo de inferior calidad sin las características de male-
abilidad y elasticidad. La articulación dañada por esta
circunstancia pierde movilidad.
3. Aquello que va a constituir el cierre del parenquimáti-
co o medios de unión de las superficies articulares que
son:
3.1. El manguito cápsulo-ligamentoso (cápsula articular
y ligamentos) integrado por:
– El substrato sinovial, pegado a la subsinovial, se nutre
a expensas de la sinovia, no tiene vasos.
– El substrato subsinovial o capa reactiva, rica en vasos.
– El substrato fibroneural con nervios sensitivos, tejido
colágeno y elasticidad.
3.2. Las contracciones de la cápsula periarticular.
3.3. La adhesión.
39
397
(5) (6) MOREHOUSE L. Fisiología del ejercicio, pág. 73, 2.ª edic. El
Ateneo.
(7) HURTON. Importancia de la Flexibilidad, Noviembre, Entreto.
INEF. Madrid, número 4-73.
(8) Apuntes tomados en clase INEF. Doctor Aritua Solana. Madrid,
1968
(9) PEREZ CASAS. Anatomía funcional. Ed. Bailly Bailliere.
3.4. La presión atmosférica.
3.5. Carga o peso corporal.
El líquido interarticular o sinovia, es un líquido viscoso
de color ligeramente amarillento, sabor salado y reacción
alcalina alojado en la cavidad articular.
La sinovia tiene como función:
– Actuar como lubrificante.
– Participar en la nutrición del cartílago.
– Mantener el espacio articular libre de productos de
desecho (metabólicos).
– Constituye un mal medio de cultivo para los gérmenes.
– Realiza la limpieza articular.
La albúmina y la glucosa son las partes activas de la
sinovia.
Las alteraciones de la sinovia repercuten nocivamente
sobre la integridad anatómica de la articulación (cartílagos
articulares). Es el caso de las hidrartrosis (agua en la arti-
culación) impropiamente llamada derrame sinovial, que
inflaman la articulación y dificultan su movilidad.
4. El espacio limitado por los cartílagos articulares y el
manguito sinovial, es la cavidad articular que está delimita-
da por la unión del estrato sinovial y el cartílago articular. A
su nivel se efectúa el deslizamiento de un hueso sobre el
otro. En circunstancias normales esta cavidad es virtual, no
existe. En circunstancias patológicas pasa a ser real y con-
tiene líquido patológico, es el caso del derrame.
Clasificación de las diartrosis (10)
Según la morfología de las superficies articulares:
Artrodias. Formadas por superficies óseas pequeñas,
más o menos planas cuyo movimiento es el de desliza-
miento. Ejemplo: articulación acromio-clavicular.
Enartrosis. Articulación triaxial (con tres ejes de movi-
miento). Con movimiento completo de circunducción. Uno
de sus cuerpos es una esfera maciza (cabeza) y el otro tam-
bién esférico hueco (cavidad glenoidea o cotiloidea).
Ejemplo de este tipo de articulación es la articulación del
hombro (escápulo-humeral) y la de la cadera (coxo-femo-
ral).
Condileas. Articulación biaxial (dos ejes de movimien-
to). Las superficies articulares son segmentos en forma de
elipse. Poseen una eminencia ósea redondeada y la otra
cavidad llamada glena en el mismo sentido. Ejemplo de
este tipo de articulación es la articulación radio-carpiana.
Encaje recíproco, o silla de montar. Articulación biaxial.
Las superficies articulares son cóncavas y convexas en
sentido inverso. Ejemplo de este tipo de articulación es la
articulación externo-clavicular.
Trocoide. Articulación uniaxial. Los cuerpos o superfi-
cies articulares son cilíndricos, uno macizo y el otro hueco
(anillo osteo-fibroso). Ejemplo de este tipo de articulación es
la articulación radio-cubital superior.
Trocleas, o trocleartrosis. Articulación uniaxial. Tiene
características paralelas a la anterior, pero el cilindro en su
parte intermedia presenta una angostadura (como un diá-
bolo). Es decir, las superficies articulares son por un lado
una polea y por otro una cavidad de recepción. El eje de
movimiento es perpendicular al eje longitudinal del hueso.
Ejemplo: Parte inferior del húmero, en él se engancha al
cúbito. Articulación del codo, rodilla, garganta del pie.
Clases de movimientos de las diartrosis
Existen movimientos activos, aquellos desplazamientos
que se deben a la acción muscular gobernada por el siste-
ma nervioso, y pasivos, aquellos desplazamientos que se
consiguen sin intervención muscular alguna.
No existe correspondencia entre estos dos tipos de
movilidad porque las condiciones de las superficies articula-
res permiten la continuación del movimiento por maniobras
pasivas cuando ya los músculos han agotado sus faculta-
des contráctiles.
Las articulaciones artrodias tienen movimientos sólo de
deslizamiento y son muy limitados.
Las enartrosis tienen movimientos en sentido antero-
posterior, vertical y transversal. Alrededor de este último se
40
398
(10) ARITUASOLANO. Apuntes de clase INEF. Madrid, 1968.
Figura 7: Esquema general de la estructura de una diartrosis: 1,
cuerpos articulares; 2, cartílago de revestimiento o diartrodial; 3,
estrato fibroneural; 4, estrato subsinovial; 5, estrato sinovial refle -
jándose para llegar al límite del cartílago diartrodial de ambos cuer -
pos articulares; 6, franja sinovial (o rodete, según el tamaño); 7,
evaginaciones de la sinovial a través de las otras capas de man -
guito cáusulo ligamentoso; 8, cavidad articular. No han sido repre -
sentados en este dibujo los rodetes periarticulares ni los fibrocartí -
lagos intra-articulares.
Tomado de Pérez Casas. (Anatomía Funcional).
41
399
Figura 10: Distintos tipos de diartrosis: A, trocoide compuesta; B, condilea; C, enartrosis; D, troclear; De, en silla de montar
(encaje recíproco); F, articulación trocoide simple.
Tomado de Pérez Casas. (Anatomía Funcional).
hacen los movimientos de flexión y de extensión, que aquí
conviene llamar de anteversión (adelante) y retroversión
(atrás). Es decir este tipo de articulaciones tienen una movi-
lidad extrema.
Las condileas tienen movimiento en el eje transversal y
anteroposterior. En el primero realiza movimientos de fle-
xión y extensión y en el segundo movimientos de separa-
ción y aproximación. Estas articulaciones no realizan movi-
mientos de rotación como las anteriores. También permite la
realización de movimientos combinados: flexión-aproxima-
ción, flexión-separación, separación-aproximación, exten-
sión-separación.
Las de encaje recíproco tienen movimientos, al igual
que las condileas, en dos ejes, realizando los movimientos
de flexión y extensión, aproximación y separación. Puede
realizar también movimientos de circunducción. Al igual que
un sujeto a caballo sobre la silla de montar, puede deslizar-
se a la derecha, a la izquierda, atrás y hacia adelante.
Las trocoides con un solo eje de movimiento permiten
solo el movimiento de rotación o giratorio alrededor de su
propio eje longitudinal.
Resumiendo podríamos decir que las articulaciones
(diartrosis) realizan movimientos de:
Separación = Abducción. Aproximación =
Abducción. Todo movimiento que se realiza a expensas de
un eje anteroposterior.
Flexión o flexión ventral. Todo movimiento que se rea-
liza a expensas de su eje transversal.
Extensión o Extensión dorsal. La extensión consiste
en deshacer el camino de la flexión. Tienen el mismo valor
angular
Hiperextensión o recurvatun fisiológico. Cuando es
posible una extensión mínima sin que le preceda una fle-
xión.
Rotación interna (intrarrotación). Rotación externa
(extrarrotación). Movimientos realizados merced a un eje
vertical.
Elevación. Depresión. Todo movimiento realizado mer-
ced a un eje anteroposterior.
Valoración de los movimientos de las articulaciones
Los movimientos de las articulaciones se determinan a
partir de una posición denominada indiferente, neutra o
posición 0, que es aquella posición que tiene una articula-
ción con el cuerpo situado en posición anatómica (en pie
42
400
palmas al frente, pies en «dos menos diez» ligeramente
separados).
La valoración angular se mide con el goniómetro.
Se llama valor angular de la articulación a la diferen-
cia entre el ángulo que forman los huesos en posición 0 y el
ángulo que forman una vez terminado el movimiento. Un
sujeto de pie con piernas extendidas tendrá sus rodillas nor-
malmente en posición 0 (a no ser que tenga recurvatun). A
partir de ahí se medirá el recorrido de su articulación.
Se llama arco de movimiento de una articulación a la
excursión que realiza la misma en condiciones normales.
Se llama cadena cinética al conjunto de articulaciones
que realizan un trabajo en común.
Factores que limitan la movilidad articular
Pérez Casas (11) señala que la amplitud del movimien-
to articular puede verse limitada por los siguientes factores:
1. El propio aparato cápsulo-ligamentoso (cápsula arti-
cular y ligamentos).
2. La distensión de los músculos antagonistas (Por
ejemplo: En la flexión de codo la distensión del tríceps bra-
quial limita el movimiento). De aquí la importancia de la
elongación mediante ejercicios de los músculos.
3. El pinzamiento de las partes blandas (músculos parti-
cularmente); por ejemplo, el relieve del bíceps limitará el
movimiento de flexión del antebrazo sobre el brazo. Por
tanto un exceso de volumen muscular puede perjudicar el
recorrido articular.
4. El choque o encuentro de ciertos relieves óseos; por
ejemplo la limitación que sufre el húmero en su movimiento
de elevación lateral, elevar la pierna lateralmente, cuando al
llegar a los 90º choca con la bóveda acromio-olecraniana. El
bloqueo articular (encuentro de partes de ambas epifisis
óseas; ejemplo, hiperextensión fisiológica de la articulación
de la rodilla) también limita la movilidad. Hay también casos
morbosos como la rigidez y la anquilosis.
Otros factores que limitan la movilidad articular son:
La edad. Ya hemos visto que los niños suelen ser más
elásticos que los adultos.
43
401
(11) PEREZ CASAS. Obra citada.
El sexo. Las mujeres en general suelen ser también más
flexibles.
La temperatura del músculo. Un músculo previamente
calentado se contrae con más fuerza y se elonga con más
facilidad. De aquí la importancia del calentamiento.
El estado mental.
El medio ambiente, etc.
Concepto de flexibilidad
El término flexión quiere decir doblar una parte del cuer-
po o acercar las partes distales de los distintos segmentos
corporales, teniendo íntima relación con la posibilidad de
movimiento de las articulaciones y con la capacidad de
extensibilidad y elasticidad de la musculatura, todo lo cual
va a determinar la ejecución de los movimientos con la debi-
da agilidad y destreza. Podríamos definir, por tanto la flexi-
bilidad como aquella cualidad que con base en la movilidad
articular y extensibilidad y elasticidad muscular permite el
máximo recorrido de las articulaciones en posiciones diver-
sas, permitiendo al sujeto realizar acciones que requieren
gran agilidad y destreza. La flexibilidad está por tanto ligada
con la «souplese» cualidad muy compleja, que supone ele-
gancia, gran movilidad y facilidad de movimientos.
Rasch Burke (12) considera que a menudo se admite
que la flexibilidad es un factor general (inespecífico), pero
los estudios experimentales han revelado que se trata de un
factor altamente específico. Cada actividad requiere sus
características de flexibilidad hasta tal punto que la flexibili-
dad desarrollada en un tipo de ejercicio puede no ser capaz
de utilización en otro. La flexibilidad no requerida, puede ser
a veces perjudicial para la realización. Asimismo cree que
para la flexibilidad la tensión de adiestramiento puede ser
proporcionada moviendo una parte del cuerpo más allá del
punto en el cual los tejidos que rodean la articulación ofre-
cen resistencia. En terapéutica clínica, la máxima es:
«Llegar hasta el punto de dolor y justamente algo más allá».
«La flexibilidad está relacionada con el tipo corporal,
sexo, estructura ósea y articular y otros factores que esca-
pan al control del individuo» (Rasch Burke).
Flexibilidad y herencia
Muchas veces, fuera del mundo del deporte nos encon-
tramos con personas que sin haber realizado previamente
ejercicios de flexibilidad son capaces de adoptar posiciones
que les resultan imposibles a sujetos que han realizado acti-
vidad física más o menos completa. Aquellos son personas
que constitucionalmente poseen una flexibilidad, podríamos
decir fisiológica. En lo que respecta a la movilidad articular
esta flexibilidad fisiológica puede tener dos extremos: la lla-
mada laxitud y la rigidez. Evidentemente existen factores
constitucionales que predeterminan a la laxitud o a la rigidez
global.
La flexibilidad es una característica global y tanto los
muy flexibles como los rígidos tienden a serlo en todos los
niveles de su sistema motor, no obstante los deportistas en
general tienen características de movilidad típicas de los
deportes que practican. Caso de los gimnastas, los vallistas,
los halterófilos, etc., tienen especialmente desarrolladas la
movilidad de las articulaciones que constantemente inter-
vienen en su actividad y la elasticidad de los grupos mus-
culares con ellas relacionadas. Estos deportistas han con-
seguido su hipermovilidad o laxitud, gracias a la repetición
durante años de un gesto deportivo determinado.
Las mujeres y los niños tienden por lo general a ser más
flexibles.
La edad también influye en la flexibilidad. Esta tiende a
disminuir la movilidad de las articulaciones, fenómeno que
es reversible parcialmente. Experimentos hechos en el
Instituto Gerontológico de Sofia (Bulgaria) llevaron a la con-
clusión de que es posible recuperar parte de la flexibilidad
perdida mediante ejercicios físicos adecuados, en articula-
ciones tan básicas como hombros, rodilla y cadera.
Podríamos concluir con Alberto E. Moro (ver revista
Stadium número 38/1973), que los rígidos o los laxos cons-
titucionalmente hablando tienen las siguientes caracterís-
ticas:
– La rigidez tiende a la exageración de las curvaturas fisio-
lógicas de la columna vertebral.
– La laxitud a la disminución de las mismas, lo cual incide
sobre la morfología corporal.
– En patología ortopédica los laxos presentan a menudo
escoliosis, simultáneamente con la atenuación, desapa-
rición o inversión de la curva dorsal fisiológica.
– Los rígidos, en cambio, suelen convertirse en cifóticos o
cifoescolióticos, predominando en este último caso el
componente cifótico.
– Los rígidos tienden a la flexión de rodillas en bipedesta-
ción (genu flexum), al pie cavo y a la «garra» de los
dedos del pie.
– Los laxos tienden a la hiperextensión de rodillas (genu
recurvatum), al pie valgo plano y a los dedos desplega-
dos, especialmente el halux o dedo gordo.
El citado autor y en el mismo artículo, recomienda para
determinar si un sujeto es de naturaleza laxa o rígida, apar-
te de los requisitos mencionados anteriormente, la observa-
ción del «signo de la mano» y el «signo del codo».
El primero consiste en tomar los cuatro últimos dedos de
la mano y llevarlos junto con toda la mano a la dorsiflexión
de la muñeca. El grado de hiperextensión de la muñeca y
los dedos nos dará una idea de la flexibilidad global del
sujeto. Existen casos en que los dedos llegan a tomar con-
tacto con el antebrazo (13).
En relación con el codo se procede de modo similar, lle-
vándolo a la hiperextensión, donde se verá en los laxos
sobrepasa los 180º colocándose en valgo.
Necesidad de importancia de la flexibilidad en
los deportes
Mediante los ejercicios de elongación muscular y de
movilidad articular cualquier deportista estará en mejores
44
402
(12) RASCH BURKE. Kinesiología y Anatomía aplicada. 3.ª edic.,
páginas 446-47
(13) MORO, A. E. Flexibilidad y postura. Revista Stadium, número
38-1973.
condiciones para realizar los movimientos deportivos con la
mayor eficacia y seguridad.
En la práctica deportiva sabemos que todos aquellos
sujetos que han realizado de manera habitual ejercicios de
extensibilidad muscular son capaces de realizar los movi-
mientos con la mayor amplitud posible con todas las ventajas
que ello lleva consigo en los movimientos deportivos.
Si queremos conseguir una buena flexibilidad en el
amplio sentido de la palabra tenemos que conseguir, a través
del ejercicio físico adecuado, una suficiente elongación de
ligamentos tendones y una gran elasticidad muscular. Es
necesario evitar las grandes masas musculares (topes blan-
dos que dificultan la movilidad) tan características en el juga-
dor de fútbol. Este realiza la mayoría de sus acciones some-
tiendo a su musculatura a grandes esfuerzos, cargas, golpes,
saltos, etc. Por otro lado al golpear el balón el movimiento
que realiza es siempre recortado, es decir no hay recorrido
completo de las palancas, el músculo de esta forma se va
poniendo cada vez más voluminoso, pero dado su acorta-
miento va perdiendo en velocidad. Los músculos antago-
nistas se ven sometidos a presiones y elongaciones violentas
en cada golpeo de aquí la necesidad de que los ejercicios de
flexibilidad deban formar parte imprescindible del plan de pre-
paración de cualquier jugador de fútbol al igual que de cual-
quier otro atleta. De esta manera se conseguirá un músculo
con desarrollo armónico, liso y alargado capaz de rápidas
contracciones y de una coordinación y precisión en sus movi-
mientos perfecta.
La flexibilidad es factor que influye en gran manera en la
velocidad, ya que cuanto mayor distancia existe entre el ori-
gen y la inserción del músculo el recorrido de los segmentos
será mayor y en consecuencia las palancas podrán desarro-
llar más velocidad, aparte de permitir que los músculos anta-
gonistas inicien su acción frenadora más tarde, lo cual permi-
tirá también una mayor coordinación y agilidad en los movi-
mientos específicos, ya que como es sabido no es posible
realizar un gasto técnico mecánicamente si el jugador no
posee un buen dominio de sus palancas y articulaciones.
J. Leboulch (14) considera que la movilidad normal de las
articulaciones es condición indispensable para lograr una
actitud que permita obtener un buen rendimiento funcional.
Por otra parte las deformaciones vertebrales debidas a acti-
tudes viciosas habituales no se mantienen sino cuando las
rigideces segmentarias se han consolidado. Al educador le
corresponde evitar tales rigideces por medio de los ejercicios
de relajación y de flexibilidad.
Por su parte, V. Hurton (15) señala que «si la flexibilidad
no se desarrolla especialmente, su defecto se manifestará
necesariamente al perfeccionar la especialidad deportiva en
sí».
Considera el mismo autor «que la flexibilidad se puede
clasificar como una importante cualidad de aparato motor con
gran significado a la hora de rendir en el deporte. Sin embar-
go, en la práctica y teoría atlética deportiva en general, no se
atribuye a la flexibilidad la importancia debida. Creo que una
musculatura elástica aumenta la capacidad mecánica del
músculo y permite aprovechar mejor la energía mecánica;
asimismo una musculatura elástica es más resistente a las
lesiones musculares
Otra faceta positiva de la flexibilidad, según el mencio-
nado autor es «la posibilidad y capacidad de ensayar y per-
feccionar con mayor rapidez las técnicas deportivas».
Por su parte Rasch Burke, obra citada, considera que
«la falta de flexibilidad normal perturba la extensión y cuali-
dad de la realización y puede ser responsable de trastornos
específicos». Asimismo considera que «la disminución de
flexibilidad que normalmente acompaña al envejecimiento
es producida por la falta de mantenimiento del movimiento
a través de su amplitud completa». (Anatomía y
Kinesiología aplicada, página 453), Rasch Burke cree tam-
bién «que el trabajo o ejercicio que obliga a la articulación a
una amplitud de movimiento limitada, tiende a reducir la fle-
xibilidad».
La recuperación de las anquilosis postraumáticas o pos-
toperatorias nos da otra prueba importante de la necesidad
de los ejercicios de flexibilidad. En este caso los ejercicios
de movilización que se practican son de tipo analítico,
pudiendo ser la movilización manual-pasiva, haciendo el
trabajo el kinesiterapeuta par más adelante pasar a manos
del entrenador o persona más experta en el ejercicio físico.
La insuficiencia de ejercicios, la posición sentada y pro-
longada de muchos empleados, gente que trabaja en cade-
na, los niños en el colegio, etc., origina a la larga una reduc-
ción de los movimientos. La actitud asténica de esos niños
que están sentados durante la mayor parte del horario esco-
lar sin apenas hacer ejercicio físico llega a convertir actitu-
des normales en deformaciones.
Inconvenientes de un exceso de flexibilidad
o de una flexibilidad mal trabajada
Al contrario de lo analizado, el tener una flexibilidad exa-
gerada en comparación con el tipo morfofisiológico del indi-
viduo puede ser también causa de perturbaciones orgáni-
cas. Individuos excesivamente laxos tienen cierta tendencia
a las luxaciones de las articulaciones, por ejemplo.
Hemos indicado anteriormente, según establecía Pérez
Casas que un músculo sometido a una tensión constante y
prolongada, llega un momento en que aparecerán en él
importantes cambios estructurales, dando lugar a la llama-
da fibrositis intersticial.
Sabemos también que como consecuencia de tirón vio-
lento muscular, el arrancamiento de fibras musculares en
comparación con los tejidos aponeuróticos u óseos puede
determinar modificaciones musculares irreversibles de
carácter patológico. La fibra muscular herida en su intimidad
no se regenera. Ciertas deformaciones óseas aparecen
también en los que practican de forma exagerada los ejer-
cicios de flexibilidad (bailarines, gimnastas, etc.).
El alargamiento muscular repetido con exceso puede
también aumentar la extensibilidad que persiste durante el
descanso. Si el músculo no conserva su posibilidad de con-
tracción en momentos de descanso (tono postural) no podrá
cumplir su función tónica de mantenimiento. Ciertos proble-
45
403
(14) LEBOLUCH, J. La educación por el movimiento, página
155. Paidos.
(15) HURTON, V. La flexibilidad y su lugar en la preparación
de atletas. Revista Tréner, 15, 6, 1971. Traducción Departamento
Documentación INEF. Madrid. 1972.
mas de columna, dolores de riñones, etc., son debido a esa
falta de tonicidad muscular provocada por una laxitud exce-
siva. De aquí la importancia de combinar los ejercicios de
fuerza con los de flexibilidad, sobre todo en personas exce-
sivamente flexibles por naturaleza y al contrario la flexibili-
dad con la fuerza en los excesivamente musculados.
«Los estiramientos pasivos y los balísticos (lanzamiento
violento) pueden originar un reflejo de estiramiento en el
cual serán distendidos muchos músculos. Es posible enton-
ces, que se produzca alguna pequeña lesión, ya que los
músculos distendidos se contraen simultáneamente.»
(Rasch Burke).
Hoy en día los entrenadores y preparadores buscan la
realización de un entrenamiento total, integral, por ello utili -
zan la ayuda del masajista. Esto, dicho así parece elemen -
tal, no obstante, el preparador debe tener el conocimiento,
al igual que el propio deportista, de las posibilidades, indi -
caciones y contraindicaciones que este medio terapéutico
tiene para el ser humano.
Definición
El masaje consiste en la aplicación de unas técnicas en
la superficie del organismo humano por medio de unas
manipulaciones confines terapéuticos o bien simplemente
con la idea de mejorar la anatomofisiología de una persona.
Si bien la masoterapia era conocida y practicada desde
antiguo y por muchos pueblos y civilizaciones que han acre-
ditado que poseían profundos conocimientos tanto de los
fines higiénicos y terapéuticos de sus maniobras como de la
técnica de las mismas, hasta hace poco representaba una
práctica –casi un rito– solamente empírico y carente de los
fundamentos científicos en que hoy se apoya.
Hoy, desprovistas las manipulaciones del marchamo de
secretos, a veces casi misteriosos, el masaje se ha conver-
tido en una disciplina de rango equivalente al que puede
suponer cualquier otro tratamiento por medios físicos como
es el agua, luz, calor, electricidad…
Si se prescribe con inteligencia y se practica de la
misma manera, el masaje posee efectos muy amplios sobre
todo nuestro organismo. Contribuye a mejorar la relajación
muscular, ayuda a eliminar substancias que coexisten en el
músculo tras el ejercicio y que es preferible se eliminen para
que éste pueda trabajar con libertad.
El masaje tiene efectos terapéuticos importantes y esto
se debe tener en cuenta igualmente. Pues es sabido la gran
cantidad de disparates que se realizan a causa de no cono-
cer los distintos problemas lesionales así como las técnicas
y efectos del masaje.
Clases de masajes
Podemos considerar el de tipo terapéutico, el de belleza
y el deportivo. Fundamentalmente en este trabajo me voy a
referir al tercero, pero me he dado cuenta que en muchos
casos en que es preciso continuar el tratamiento de lesio-
nes, el masaje tiene unas indicaciones bien concretas y su
aplicación no es tan amplia como vulgarmente se suele
creer. Por su cualidad de suponer que es una ayuda al ren-
dimiento deportivo, requiere también un exquisito ajuste a
las condiciones del sujeto y especialidad competitiva que
practique. Sin embargo, podemos afirmar (siempre que
quien lo aplique sea un experto) que constituye un método
de gran utilidad en casi todos los deportes.
Los conocimientos en Fisiología en materia de entrena-
miento, justifican y reclaman muchas veces la justa aplica-
ción del masaje en el deporte y en el caso que nos compe-
te en atletismo. Actualmente no hay nada de misterioso en
la acción del masajista.
46
404
El masaje en el deporte
Dr. González Iturri, Juan José (Médico Rehabilitador C. A. Osasuna)

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

La actualidad más candente (20)

Entrenamiento de la Flexibilidad
Entrenamiento de la FlexibilidadEntrenamiento de la Flexibilidad
Entrenamiento de la Flexibilidad
 
Flexibilidad
FlexibilidadFlexibilidad
Flexibilidad
 
Rehabilitación Funcional y de la Propiocepción
Rehabilitación Funcional y de la PropiocepciónRehabilitación Funcional y de la Propiocepción
Rehabilitación Funcional y de la Propiocepción
 
La propiocepción en el fútbol
La propiocepción en el fútbolLa propiocepción en el fútbol
La propiocepción en el fútbol
 
La Flexibilidad
La FlexibilidadLa Flexibilidad
La Flexibilidad
 
Amplitud de movimiento
Amplitud de movimientoAmplitud de movimiento
Amplitud de movimiento
 
Estiramiento muscular
Estiramiento muscularEstiramiento muscular
Estiramiento muscular
 
Fuerza muscular
Fuerza muscularFuerza muscular
Fuerza muscular
 
clase modelo biomecanico
clase modelo biomecanicoclase modelo biomecanico
clase modelo biomecanico
 
Ed.fisica la flexibilidad
Ed.fisica  la flexibilidadEd.fisica  la flexibilidad
Ed.fisica la flexibilidad
 
Taller del corredor
Taller del corredorTaller del corredor
Taller del corredor
 
Cfb (David, Arturo, Óscar y Nerea)
Cfb (David, Arturo, Óscar y Nerea)Cfb (David, Arturo, Óscar y Nerea)
Cfb (David, Arturo, Óscar y Nerea)
 
Flexibilidad
FlexibilidadFlexibilidad
Flexibilidad
 
Flexibilidad
FlexibilidadFlexibilidad
Flexibilidad
 
La fuerza y sus manifestaciones
La fuerza y sus manifestacionesLa fuerza y sus manifestaciones
La fuerza y sus manifestaciones
 
La flexibilidad
La flexibilidadLa flexibilidad
La flexibilidad
 
Cadenas musculares y articulares
Cadenas musculares y articularesCadenas musculares y articulares
Cadenas musculares y articulares
 
Entrenamiento de la fuerza
Entrenamiento de la fuerzaEntrenamiento de la fuerza
Entrenamiento de la fuerza
 
Flexibilidad Y Estiramientos
Flexibilidad Y EstiramientosFlexibilidad Y Estiramientos
Flexibilidad Y Estiramientos
 
Cadena abierta y cerrada
Cadena abierta y cerradaCadena abierta y cerrada
Cadena abierta y cerrada
 

Similar a Primeras habilidades que habrá que desarrollar en el joven jugador de fútbol: flexibilidad (I parte)

Estiramientos
EstiramientosEstiramientos
EstiramientosFisio2012
 
Condicion fisica
Condicion fisicaCondicion fisica
Condicion fisicaAndreaO3
 
Futbol: Entrenamiento de la Flexibilidad
Futbol: Entrenamiento de la Flexibilidad Futbol: Entrenamiento de la Flexibilidad
Futbol: Entrenamiento de la Flexibilidad Fuerza y Potencia
 
Fba bases anatomicas
Fba bases anatomicasFba bases anatomicas
Fba bases anatomicascbravov
 
Expo Flexibilidad
Expo FlexibilidadExpo Flexibilidad
Expo FlexibilidadDaniel Pipe
 
Ejercicios propioceptivos
Ejercicios propioceptivosEjercicios propioceptivos
Ejercicios propioceptivosEdgar Manani
 
Primeras habilidades que habrá que desarrollar en el joven jugador de fútbol:...
Primeras habilidades que habrá que desarrollar en el joven jugador de fútbol:...Primeras habilidades que habrá que desarrollar en el joven jugador de fútbol:...
Primeras habilidades que habrá que desarrollar en el joven jugador de fútbol:...Scent of Sport
 
HABITOS MOTORES Y CAPACIDADES.pptx
HABITOS MOTORES Y CAPACIDADES.pptxHABITOS MOTORES Y CAPACIDADES.pptx
HABITOS MOTORES Y CAPACIDADES.pptxraymundo46
 
Fundamentos fisiológicos como herramienta preventiva
Fundamentos fisiológicos como herramienta preventivaFundamentos fisiológicos como herramienta preventiva
Fundamentos fisiológicos como herramienta preventivaGISELA garcia
 
Fundamentos fisiológicos como herramienta preventiva
Fundamentos fisiológicos como herramienta preventivaFundamentos fisiológicos como herramienta preventiva
Fundamentos fisiológicos como herramienta preventivaGISELA garcia
 
Alteraciones del elemento MUSCULAR .pptx
Alteraciones del elemento MUSCULAR .pptxAlteraciones del elemento MUSCULAR .pptx
Alteraciones del elemento MUSCULAR .pptxJuan Castillo Hinojosa
 
La Flexibilidad (SEBASTIAN AGUILAR GAJARDO)
La Flexibilidad (SEBASTIAN AGUILAR GAJARDO)La Flexibilidad (SEBASTIAN AGUILAR GAJARDO)
La Flexibilidad (SEBASTIAN AGUILAR GAJARDO)SEBASTIAN AGUILAR
 
Propiocepción
PropiocepciónPropiocepción
PropiocepciónJess Vega
 

Similar a Primeras habilidades que habrá que desarrollar en el joven jugador de fútbol: flexibilidad (I parte) (20)

Futbol Tipos de fuerza
Futbol Tipos de fuerzaFutbol Tipos de fuerza
Futbol Tipos de fuerza
 
Estiramientos
EstiramientosEstiramientos
Estiramientos
 
Condicion fisica
Condicion fisicaCondicion fisica
Condicion fisica
 
Futbol: Entrenamiento de la Flexibilidad
Futbol: Entrenamiento de la Flexibilidad Futbol: Entrenamiento de la Flexibilidad
Futbol: Entrenamiento de la Flexibilidad
 
Fba bases anatomicas
Fba bases anatomicasFba bases anatomicas
Fba bases anatomicas
 
Expo Flexibilidad
Expo FlexibilidadExpo Flexibilidad
Expo Flexibilidad
 
Ejercicios propioceptivos
Ejercicios propioceptivosEjercicios propioceptivos
Ejercicios propioceptivos
 
Primeras habilidades que habrá que desarrollar en el joven jugador de fútbol:...
Primeras habilidades que habrá que desarrollar en el joven jugador de fútbol:...Primeras habilidades que habrá que desarrollar en el joven jugador de fútbol:...
Primeras habilidades que habrá que desarrollar en el joven jugador de fútbol:...
 
Trabajo flexibilidad futbol
Trabajo flexibilidad futbolTrabajo flexibilidad futbol
Trabajo flexibilidad futbol
 
HABITOS MOTORES Y CAPACIDADES.pptx
HABITOS MOTORES Y CAPACIDADES.pptxHABITOS MOTORES Y CAPACIDADES.pptx
HABITOS MOTORES Y CAPACIDADES.pptx
 
Teoría 4º eso 1ª evaluación
Teoría 4º eso 1ª evaluaciónTeoría 4º eso 1ª evaluación
Teoría 4º eso 1ª evaluación
 
Fundamentos fisiológicos como herramienta preventiva
Fundamentos fisiológicos como herramienta preventivaFundamentos fisiológicos como herramienta preventiva
Fundamentos fisiológicos como herramienta preventiva
 
Fundamentos fisiológicos como herramienta preventiva
Fundamentos fisiológicos como herramienta preventivaFundamentos fisiológicos como herramienta preventiva
Fundamentos fisiológicos como herramienta preventiva
 
Movilidad articular
Movilidad articularMovilidad articular
Movilidad articular
 
Modelo Biomecanico
Modelo BiomecanicoModelo Biomecanico
Modelo Biomecanico
 
Alteraciones del elemento MUSCULAR .pptx
Alteraciones del elemento MUSCULAR .pptxAlteraciones del elemento MUSCULAR .pptx
Alteraciones del elemento MUSCULAR .pptx
 
La Flexibilidad (SEBASTIAN AGUILAR GAJARDO)
La Flexibilidad (SEBASTIAN AGUILAR GAJARDO)La Flexibilidad (SEBASTIAN AGUILAR GAJARDO)
La Flexibilidad (SEBASTIAN AGUILAR GAJARDO)
 
Propiocepcion
PropiocepcionPropiocepcion
Propiocepcion
 
Fuerza mucular
Fuerza mucularFuerza mucular
Fuerza mucular
 
Propiocepción
PropiocepciónPropiocepción
Propiocepción
 

Más de Scent of Sport

TESIS DOCTORAL: "El proceso de formación de los jugadores españoles de fútbol...
TESIS DOCTORAL: "El proceso de formación de los jugadores españoles de fútbol...TESIS DOCTORAL: "El proceso de formación de los jugadores españoles de fútbol...
TESIS DOCTORAL: "El proceso de formación de los jugadores españoles de fútbol...Scent of Sport
 
LA PLANIFICACIÓN ACTUAL DEL ENTRENAMIENTO EN FÚTBOL: ANÁLISIS COMPARADO DEL E...
LA PLANIFICACIÓN ACTUAL DEL ENTRENAMIENTO EN FÚTBOL: ANÁLISIS COMPARADO DEL E...LA PLANIFICACIÓN ACTUAL DEL ENTRENAMIENTO EN FÚTBOL: ANÁLISIS COMPARADO DEL E...
LA PLANIFICACIÓN ACTUAL DEL ENTRENAMIENTO EN FÚTBOL: ANÁLISIS COMPARADO DEL E...Scent of Sport
 
Entrenamiento integrado. Principios dinámicos y aplicaciones
Entrenamiento integrado. Principios dinámicos y aplicacionesEntrenamiento integrado. Principios dinámicos y aplicaciones
Entrenamiento integrado. Principios dinámicos y aplicacionesScent of Sport
 
¿Modelos de entrenamiento o modelos de entrenador?
¿Modelos de entrenamiento o modelos de entrenador?¿Modelos de entrenamiento o modelos de entrenador?
¿Modelos de entrenamiento o modelos de entrenador?Scent of Sport
 
Guia de alimentación, nutrición e hidratación en el deporte
Guia de alimentación, nutrición e hidratación en el deporteGuia de alimentación, nutrición e hidratación en el deporte
Guia de alimentación, nutrición e hidratación en el deporteScent of Sport
 
PROPUESTA DE ANÁLISIS DE LA TÁCTICA INDIVIDUAL OFENSIVA EN EL FÚTBOL
PROPUESTA DE ANÁLISIS DE LA TÁCTICA INDIVIDUAL OFENSIVA EN EL FÚTBOLPROPUESTA DE ANÁLISIS DE LA TÁCTICA INDIVIDUAL OFENSIVA EN EL FÚTBOL
PROPUESTA DE ANÁLISIS DE LA TÁCTICA INDIVIDUAL OFENSIVA EN EL FÚTBOLScent of Sport
 
Conceptos ofensivos del sistema 1-4-2-3-1 y un ejemplo semanal de cómo desarr...
Conceptos ofensivos del sistema 1-4-2-3-1 y un ejemplo semanal de cómo desarr...Conceptos ofensivos del sistema 1-4-2-3-1 y un ejemplo semanal de cómo desarr...
Conceptos ofensivos del sistema 1-4-2-3-1 y un ejemplo semanal de cómo desarr...Scent of Sport
 
Diccionario especial de la preparación física aplicada al fútbol (parte 2)
Diccionario especial de la preparación física aplicada al fútbol (parte 2)Diccionario especial de la preparación física aplicada al fútbol (parte 2)
Diccionario especial de la preparación física aplicada al fútbol (parte 2)Scent of Sport
 
Manual de entrenamiento de fútbol
Manual de entrenamiento de fútbolManual de entrenamiento de fútbol
Manual de entrenamiento de fútbolScent of Sport
 
TRABAJO PSICOLÓGICO CON BALÓN: LAS SIMULACIONES DE LAS CONDICIONES DE LOS PAR...
TRABAJO PSICOLÓGICO CON BALÓN: LAS SIMULACIONES DE LAS CONDICIONES DE LOS PAR...TRABAJO PSICOLÓGICO CON BALÓN: LAS SIMULACIONES DE LAS CONDICIONES DE LOS PAR...
TRABAJO PSICOLÓGICO CON BALÓN: LAS SIMULACIONES DE LAS CONDICIONES DE LOS PAR...Scent of Sport
 
Nutrición para el fútbol (F-MARC) - Una guía práctica para comer y beber a fi...
Nutrición para el fútbol (F-MARC) - Una guía práctica para comer y beber a fi...Nutrición para el fútbol (F-MARC) - Una guía práctica para comer y beber a fi...
Nutrición para el fútbol (F-MARC) - Una guía práctica para comer y beber a fi...Scent of Sport
 
80 fichas de entrenamiento para benjamines
80 fichas de entrenamiento para benjamines80 fichas de entrenamiento para benjamines
80 fichas de entrenamiento para benjaminesScent of Sport
 
Diccionario especial de la preparación física aplicada al fútbol
Diccionario especial de la preparación física aplicada al fútbolDiccionario especial de la preparación física aplicada al fútbol
Diccionario especial de la preparación física aplicada al fútbolScent of Sport
 
El proceso de entrenamiento en el fútbol. Metodología de trabajo en un equipo...
El proceso de entrenamiento en el fútbol. Metodología de trabajo en un equipo...El proceso de entrenamiento en el fútbol. Metodología de trabajo en un equipo...
El proceso de entrenamiento en el fútbol. Metodología de trabajo en un equipo...Scent of Sport
 
Guia de Alimentación del jugador de Fútbol por Dr. González Ruano
Guia de Alimentación del jugador de Fútbol por Dr. González RuanoGuia de Alimentación del jugador de Fútbol por Dr. González Ruano
Guia de Alimentación del jugador de Fútbol por Dr. González RuanoScent of Sport
 
El proceso de análisis en el fútbol moderno - RFEF por Adrián Espárraga Jaime
El proceso de análisis en el fútbol moderno - RFEF por Adrián Espárraga JaimeEl proceso de análisis en el fútbol moderno - RFEF por Adrián Espárraga Jaime
El proceso de análisis en el fútbol moderno - RFEF por Adrián Espárraga JaimeScent of Sport
 
Planificación a largo plazo en los deportes colectivos - APUNTES PACO SEIRUL·...
Planificación a largo plazo en los deportes colectivos - APUNTES PACO SEIRUL·...Planificación a largo plazo en los deportes colectivos - APUNTES PACO SEIRUL·...
Planificación a largo plazo en los deportes colectivos - APUNTES PACO SEIRUL·...Scent of Sport
 
FUNDAMENTOS DE PLANIFICACIÓN EN LOS DEPORTES COLECTIVOS
FUNDAMENTOS DE PLANIFICACIÓN EN LOS DEPORTES COLECTIVOSFUNDAMENTOS DE PLANIFICACIÓN EN LOS DEPORTES COLECTIVOS
FUNDAMENTOS DE PLANIFICACIÓN EN LOS DEPORTES COLECTIVOSScent of Sport
 
Ciencia y Metodología del Entrenamiento del Remate en el Fútbol
Ciencia y Metodología del Entrenamiento del Remate en el FútbolCiencia y Metodología del Entrenamiento del Remate en el Fútbol
Ciencia y Metodología del Entrenamiento del Remate en el FútbolScent of Sport
 
Planificación de una temporada de Fútbol Juvenil Div.Honor
Planificación de una temporada de Fútbol Juvenil Div.HonorPlanificación de una temporada de Fútbol Juvenil Div.Honor
Planificación de una temporada de Fútbol Juvenil Div.HonorScent of Sport
 

Más de Scent of Sport (20)

TESIS DOCTORAL: "El proceso de formación de los jugadores españoles de fútbol...
TESIS DOCTORAL: "El proceso de formación de los jugadores españoles de fútbol...TESIS DOCTORAL: "El proceso de formación de los jugadores españoles de fútbol...
TESIS DOCTORAL: "El proceso de formación de los jugadores españoles de fútbol...
 
LA PLANIFICACIÓN ACTUAL DEL ENTRENAMIENTO EN FÚTBOL: ANÁLISIS COMPARADO DEL E...
LA PLANIFICACIÓN ACTUAL DEL ENTRENAMIENTO EN FÚTBOL: ANÁLISIS COMPARADO DEL E...LA PLANIFICACIÓN ACTUAL DEL ENTRENAMIENTO EN FÚTBOL: ANÁLISIS COMPARADO DEL E...
LA PLANIFICACIÓN ACTUAL DEL ENTRENAMIENTO EN FÚTBOL: ANÁLISIS COMPARADO DEL E...
 
Entrenamiento integrado. Principios dinámicos y aplicaciones
Entrenamiento integrado. Principios dinámicos y aplicacionesEntrenamiento integrado. Principios dinámicos y aplicaciones
Entrenamiento integrado. Principios dinámicos y aplicaciones
 
¿Modelos de entrenamiento o modelos de entrenador?
¿Modelos de entrenamiento o modelos de entrenador?¿Modelos de entrenamiento o modelos de entrenador?
¿Modelos de entrenamiento o modelos de entrenador?
 
Guia de alimentación, nutrición e hidratación en el deporte
Guia de alimentación, nutrición e hidratación en el deporteGuia de alimentación, nutrición e hidratación en el deporte
Guia de alimentación, nutrición e hidratación en el deporte
 
PROPUESTA DE ANÁLISIS DE LA TÁCTICA INDIVIDUAL OFENSIVA EN EL FÚTBOL
PROPUESTA DE ANÁLISIS DE LA TÁCTICA INDIVIDUAL OFENSIVA EN EL FÚTBOLPROPUESTA DE ANÁLISIS DE LA TÁCTICA INDIVIDUAL OFENSIVA EN EL FÚTBOL
PROPUESTA DE ANÁLISIS DE LA TÁCTICA INDIVIDUAL OFENSIVA EN EL FÚTBOL
 
Conceptos ofensivos del sistema 1-4-2-3-1 y un ejemplo semanal de cómo desarr...
Conceptos ofensivos del sistema 1-4-2-3-1 y un ejemplo semanal de cómo desarr...Conceptos ofensivos del sistema 1-4-2-3-1 y un ejemplo semanal de cómo desarr...
Conceptos ofensivos del sistema 1-4-2-3-1 y un ejemplo semanal de cómo desarr...
 
Diccionario especial de la preparación física aplicada al fútbol (parte 2)
Diccionario especial de la preparación física aplicada al fútbol (parte 2)Diccionario especial de la preparación física aplicada al fútbol (parte 2)
Diccionario especial de la preparación física aplicada al fútbol (parte 2)
 
Manual de entrenamiento de fútbol
Manual de entrenamiento de fútbolManual de entrenamiento de fútbol
Manual de entrenamiento de fútbol
 
TRABAJO PSICOLÓGICO CON BALÓN: LAS SIMULACIONES DE LAS CONDICIONES DE LOS PAR...
TRABAJO PSICOLÓGICO CON BALÓN: LAS SIMULACIONES DE LAS CONDICIONES DE LOS PAR...TRABAJO PSICOLÓGICO CON BALÓN: LAS SIMULACIONES DE LAS CONDICIONES DE LOS PAR...
TRABAJO PSICOLÓGICO CON BALÓN: LAS SIMULACIONES DE LAS CONDICIONES DE LOS PAR...
 
Nutrición para el fútbol (F-MARC) - Una guía práctica para comer y beber a fi...
Nutrición para el fútbol (F-MARC) - Una guía práctica para comer y beber a fi...Nutrición para el fútbol (F-MARC) - Una guía práctica para comer y beber a fi...
Nutrición para el fútbol (F-MARC) - Una guía práctica para comer y beber a fi...
 
80 fichas de entrenamiento para benjamines
80 fichas de entrenamiento para benjamines80 fichas de entrenamiento para benjamines
80 fichas de entrenamiento para benjamines
 
Diccionario especial de la preparación física aplicada al fútbol
Diccionario especial de la preparación física aplicada al fútbolDiccionario especial de la preparación física aplicada al fútbol
Diccionario especial de la preparación física aplicada al fútbol
 
El proceso de entrenamiento en el fútbol. Metodología de trabajo en un equipo...
El proceso de entrenamiento en el fútbol. Metodología de trabajo en un equipo...El proceso de entrenamiento en el fútbol. Metodología de trabajo en un equipo...
El proceso de entrenamiento en el fútbol. Metodología de trabajo en un equipo...
 
Guia de Alimentación del jugador de Fútbol por Dr. González Ruano
Guia de Alimentación del jugador de Fútbol por Dr. González RuanoGuia de Alimentación del jugador de Fútbol por Dr. González Ruano
Guia de Alimentación del jugador de Fútbol por Dr. González Ruano
 
El proceso de análisis en el fútbol moderno - RFEF por Adrián Espárraga Jaime
El proceso de análisis en el fútbol moderno - RFEF por Adrián Espárraga JaimeEl proceso de análisis en el fútbol moderno - RFEF por Adrián Espárraga Jaime
El proceso de análisis en el fútbol moderno - RFEF por Adrián Espárraga Jaime
 
Planificación a largo plazo en los deportes colectivos - APUNTES PACO SEIRUL·...
Planificación a largo plazo en los deportes colectivos - APUNTES PACO SEIRUL·...Planificación a largo plazo en los deportes colectivos - APUNTES PACO SEIRUL·...
Planificación a largo plazo en los deportes colectivos - APUNTES PACO SEIRUL·...
 
FUNDAMENTOS DE PLANIFICACIÓN EN LOS DEPORTES COLECTIVOS
FUNDAMENTOS DE PLANIFICACIÓN EN LOS DEPORTES COLECTIVOSFUNDAMENTOS DE PLANIFICACIÓN EN LOS DEPORTES COLECTIVOS
FUNDAMENTOS DE PLANIFICACIÓN EN LOS DEPORTES COLECTIVOS
 
Ciencia y Metodología del Entrenamiento del Remate en el Fútbol
Ciencia y Metodología del Entrenamiento del Remate en el FútbolCiencia y Metodología del Entrenamiento del Remate en el Fútbol
Ciencia y Metodología del Entrenamiento del Remate en el Fútbol
 
Planificación de una temporada de Fútbol Juvenil Div.Honor
Planificación de una temporada de Fútbol Juvenil Div.HonorPlanificación de una temporada de Fútbol Juvenil Div.Honor
Planificación de una temporada de Fútbol Juvenil Div.Honor
 

Último

Posiciones y roles en baloncesto (presentación).pptx
Posiciones y roles en baloncesto (presentación).pptxPosiciones y roles en baloncesto (presentación).pptx
Posiciones y roles en baloncesto (presentación).pptxGabyBarrera16
 
Reunion 16 Hipodromo La Rinconada 280424.pdf
Reunion 16 Hipodromo La Rinconada 280424.pdfReunion 16 Hipodromo La Rinconada 280424.pdf
Reunion 16 Hipodromo La Rinconada 280424.pdfWinston1968
 
REGLAS DEL FUTBOL NIVEL 1 - Nicolas Ramirez
REGLAS DEL FUTBOL NIVEL 1 - Nicolas RamirezREGLAS DEL FUTBOL NIVEL 1 - Nicolas Ramirez
REGLAS DEL FUTBOL NIVEL 1 - Nicolas Ramirezramireznicolas1
 
PPT JEDPA 2024 ETAPA IE DE SAN JUAN DE LURIGANCHO
PPT JEDPA 2024 ETAPA IE DE SAN JUAN DE LURIGANCHOPPT JEDPA 2024 ETAPA IE DE SAN JUAN DE LURIGANCHO
PPT JEDPA 2024 ETAPA IE DE SAN JUAN DE LURIGANCHOJEANASTETEARAGON
 
Historia, reglas, medidas de la cancha sobre el baloncesto
Historia, reglas, medidas de la cancha sobre el baloncestoHistoria, reglas, medidas de la cancha sobre el baloncesto
Historia, reglas, medidas de la cancha sobre el baloncestoDomyRubiselAquinoAvi
 
Agenda Deportiva DirecTv - 19 al 26 de abril.pdf
Agenda Deportiva DirecTv - 19 al 26 de abril.pdfAgenda Deportiva DirecTv - 19 al 26 de abril.pdf
Agenda Deportiva DirecTv - 19 al 26 de abril.pdfeluniversocom
 
Reunion 15 Hipodromo La Rinconada 210424.pdf
Reunion 15 Hipodromo La Rinconada 210424.pdfReunion 15 Hipodromo La Rinconada 210424.pdf
Reunion 15 Hipodromo La Rinconada 210424.pdfWinston1968
 

Último (7)

Posiciones y roles en baloncesto (presentación).pptx
Posiciones y roles en baloncesto (presentación).pptxPosiciones y roles en baloncesto (presentación).pptx
Posiciones y roles en baloncesto (presentación).pptx
 
Reunion 16 Hipodromo La Rinconada 280424.pdf
Reunion 16 Hipodromo La Rinconada 280424.pdfReunion 16 Hipodromo La Rinconada 280424.pdf
Reunion 16 Hipodromo La Rinconada 280424.pdf
 
REGLAS DEL FUTBOL NIVEL 1 - Nicolas Ramirez
REGLAS DEL FUTBOL NIVEL 1 - Nicolas RamirezREGLAS DEL FUTBOL NIVEL 1 - Nicolas Ramirez
REGLAS DEL FUTBOL NIVEL 1 - Nicolas Ramirez
 
PPT JEDPA 2024 ETAPA IE DE SAN JUAN DE LURIGANCHO
PPT JEDPA 2024 ETAPA IE DE SAN JUAN DE LURIGANCHOPPT JEDPA 2024 ETAPA IE DE SAN JUAN DE LURIGANCHO
PPT JEDPA 2024 ETAPA IE DE SAN JUAN DE LURIGANCHO
 
Historia, reglas, medidas de la cancha sobre el baloncesto
Historia, reglas, medidas de la cancha sobre el baloncestoHistoria, reglas, medidas de la cancha sobre el baloncesto
Historia, reglas, medidas de la cancha sobre el baloncesto
 
Agenda Deportiva DirecTv - 19 al 26 de abril.pdf
Agenda Deportiva DirecTv - 19 al 26 de abril.pdfAgenda Deportiva DirecTv - 19 al 26 de abril.pdf
Agenda Deportiva DirecTv - 19 al 26 de abril.pdf
 
Reunion 15 Hipodromo La Rinconada 210424.pdf
Reunion 15 Hipodromo La Rinconada 210424.pdfReunion 15 Hipodromo La Rinconada 210424.pdf
Reunion 15 Hipodromo La Rinconada 210424.pdf
 

Primeras habilidades que habrá que desarrollar en el joven jugador de fútbol: flexibilidad (I parte)

  • 1. Lógicamente pueden ser más las variantes del regla- mento que se pueden producir con la implantación de la «línea del antijuego», pero para no hacer extenso este escrito y para tratar de resumir las que considero más repre- sentativas, con las «normas» expuestas creo que servirían como medidas complementarias a la de implantar la «línea del antijuego». Las conclusiones que podemos sacar de esta breve muestra de nuevas «reglamentaciones» son altamente positivas si atendemos al aspecto que más debe ser cuida- do y que más se está perdiendo en el fútbol: el aspecto y condición ofensiva de los equipos. Nunca se debe pensar que el fútbol debe quedar tal como está, ya que en la evolución está la mejora y aquello que no evoluciona puede estancarse, máxime si aparecen determinados «males» que atentan la integridad de un deporte y en este caso de nuestro deporte. Bibliografía DELGADO N., M. A.: «Análisis de las faltas cometidas en el fútbol y el tiempo de posesión del balón». En Entrenador Español de Fútbol, n.º 4: 26-30. DEPORTE 2000: «Especial Argentina», n.º 108-109 (VII- VIII, 1980). GAYOSO, Felipe: «Los tiros en Fútbol», Edit. A. Pila. Madrid (1980). GAYOSO, Felipe: «Breve estudio comparativo de la can- tidad de los ensayos de los tiros ejecutados en la Eurocopa- 80 con respecto al Mundial-78». El Entrenador Español de Fútbol, n.º 5: 63-70 TALAGA, Jerzy: «Consideraciones sobre el fútbol actual». El Entrenador Español de Fútbol, n.º 2: 55-62 LA FLEXIBILIDAD Todas las actividades físicas y en particular el atletismo, la gimnasia y los deportes de equipo, donde se corre, salta y lanza, necesitan de una gran movilidad articular. Los deportistas en todas sus ramas, someten constantemente a sus articulaciones y a su musculatura a acciones violentas de máxima intensidad y recorrido, viéndose sometidos a muchas más lesiones de las que quisieran, precisamente por faltarles, en muchos casos, esa flexibilidad necesaria que proporciona una mayor movilidad, mayor velocidad, agilidad y en suma mayor destreza específica. El entrenador o preparador que trabaja con deportistas y jóvenes debe conocer, al menos los fundamentos anató- micos y la mecánica del movimiento con el fin de aplicar sus métodos de trabajo a aquellos puntos articulares y muscu- lares que son solicitados en la actividad deportiva que prac- tiquen. Es necesario conocer la correcta ejecución de cada ejer- cicio y la finalidad del mismo así como los grupos muscula- res que actúan y su grado de extensibilidad para que la eje- cución mecánica del movimiento resulte todo lo precisa que requiera la especialidad deportiva practicada. Tener un conocimiento previo de la flexibilidad del suje- to a través de tests motores adecuados, de acuerdo con el uso que va a hacer de sus palancas, es fundamental antes de iniciar la preparación. Considerando que una mayor movilidad, al principio de la actividad física puede producir sólo un efecto secundario, pero luego, más adelante, a medida que el sujeto va llegando a su madurez deportiva, esta flexibilidad tendrá cada vez más importancia. Siendo por el contrario muy difícil mejorarla cuando las estructuras musculares, tendinosas, óseas y ligamentosas, hayan lle- gado a su madurez. El joven principiante, por naturaleza, suele ser extrema- damente flexible, pese a existir una flexibilidad constitucio- nal que varía de unos sujetos a otros, sin embargo, no se trabaja suficientemente esta cualidad pensando que es algo que ya está ahí y no hay que mejorarla y cuando se quiere reaccionar ya es demasiado tarde, el sujeto ha entrado en una rigidez extrema de difícil maleabilidad. Los continuos golpes en las articulaciones del pie, tobillo y rodilla, van engendrando una falta de movilidad y una atonía muscular que predispone de manera continua a las articulaciones a nuevas lesiones, esguinces, luxaciones mal curadas y no recuperadas adecuadamente a través de ejercicios de flexi- bilidad que van a llevar al deportista a una torpeza de movi- miento extremadamente grave para el ejercicio de sus habi- lidades motoras. Algunos aspectos relacionados con las pro- piedades físicas y biológicas del músculo desde el punto de vista de la flexibilidad El músculo a medida que se le va estirando cede, es decir a medida que se le aplica una fuerza se va estirando, es la propiedad llamada extensibilidad del músculo y cuan- 37 395 Primeras habilidades que habrá que desarrollar en el joven jugador de fútbol: flexibilidad (I parte) Texto: Carlos Alvarez del Villar, Profesor de la Escuela Nacional de Entrenadores
  • 2. do deja de actuar sobre él dicha fuerza, éste vuelve a su posición o estado primitivo, siempre y cuando el alarga- miento no haya sido excesivo. Esta es la llamada elastici- dad. A esa capacidad de estiramiento del músculo también se le llama elasticidad viscosa o amortiguadora. Elasticidad muscular (1) La elasticidad muscular es distinta del concepto general que se tiene de elasticidad. Es una elasticidad amortiguada. El músculo en reposo, cuando está caliente se acorta y aumenta la tensión. En cambio cuando está frío se alarga y tiene una menor tensión. El músculo al estirarse, se alarga y alcanza un grado de tensión hasta llegar a cierto punto en que se suaviza. Esto sólo es posible gracias a la composición del sistema elásti- co muscular. La composición del sistema elástico muscular es la siguiente: – Elemento pasivo en serie. – Elemento pasivo en paralelo. – Elemento activo. El elemento pasivo en serie es el tendón, situado en los dos extremos del músculo. El elemento pasivo en paralelo está formado por los elementos elásticos del músculo que no son el tendón (epi- misio, perimisios, aponeurosis), son de tejido conjuntivo. El elemento activo es el más importante. Se halla en las sarcomeras donde se encuentra la miosina (en las bandas A). Es contráctil y tiene función amortiguadora. Funcionamiento del sistema elástico muscular (2) a) El componente pasivo ofrece una resistencia a la elon- gación. b) El componente activo ejerce una doble función. Si de estiramiento en pasivo, primero permitirá que los componentes pasivos sean estirados hasta cierto punto. Luego intervendrá como amortiguador en forma de muelle para evitar roturas. En la contracción muscular, se producirá un acortamien- to debido a este componente activo. Esto provocará un esti- ramiento del tendón hasta cierto punto, en el que volverá a intervenir el componente activo, amortiguando la tensión. El componente activo actúa en forma de muelle, que se estira para disminuir los excesos de tensión en determina- dos momentos, en el elemento pasivo. Las propiedades de extensibilidad y elasticidad son debidas también al contenido de tejido elástico de la fascia y del perimisio (3). Desde el punto de vista funcional, la elasticidad del mús- culo, en sus dos fases de contracción y relajación, va a permitir una máxima movilidad de los movimientos articula- res y que los movimientos sean compensados, acordes y no violentos. «Existe una relación estrictamente proporcional entre la fuerza de distensión aplicada y el alargamiento que sufre el músculo» (Pérez Casas). Según la ley de Weber, el peso necesario para la elongación elástica de un músculo es 38 396 1. Elemento pasivo en serie (Tendón). 2. Elemento pasivo en paralelo (Epi. Apo). 3. Elemento activo en serie (Sarcomeras). Dispositivo en forma de muelle del elemento activo. Al estirarse disminuirá la tensión (Función amortiguadora) Estiramiento del elemento pasivo. (1) (2) ALVARO GRACIA, J. M. Apuntes de clase. INEF. Madrid. (3) (4) PEREZ CASAS. Anatomía Funcional. Ed. Bailly-Bailliere, 1965
  • 3. aproximadamente igual al cuadrado de la elongación intenta- da. Pérez Casas considera que el módulo de elasticidad es rebasado mucho antes de que se duplique la longitud de la fibra muscular, hasta tal punto es esto importante que si un músculo está sometido de manera continuada a una tensión o distensión pasiva, puede ocurrir que el músculo no se rompa porque el módulo de elasticidad no es rebasado de forma violenta, pero lo que sí sucederá es que con el tiempo aparecerán en el músculo profundos cambios estructurales, consistentes en el crecimiento desordenado del tejido con- juntivo que hay en todo músculo, dando lugar a lo que en el lenguaje clínico se ha llamado fibrositis intersticial (4). Algunos factores que influyen en el cambio de la elasticidad «La contracción fibrocítica de elementos fibrosos de un músculo puede determinar un acortamiento de la fibra mus- cular contráctil, impidiéndole extenderse a su longitud normal durante la relajación y limitando, por consiguiente, su capaci- dad de someterse a una nueva tensión». Si la aponeurosis se comprime anormalmente (como sucede por la edad, el frío, la mala postura o la inactividad o un esfuerzo excesivo, ello constriñe las vías nerviosas causando neuralgia y otros dolo- res (5). «La aponeurosis muestra tendencia a contraerse durante el descanso y esto se evidencia especialmente en la inactivi- dad que sigue a un período de actividad» (6). De aquí la necesidad de los atletas y deportistas de realizar unos ejer- cicios previos de estiramiento antes de realizar su actividad deportiva. «El sistema nervioso central desempeña un papel impor- tante en la coordinación de los músculos antagonistas, del tono muscular y del proceso de atenuación diferencial, facto- res todos que influyen en la elasticidad muscular». El quimismo muscular. Es importante el contenido de albúmina y la integridad de la resíntesis del ATP. El carácter y ritmo de las contracciones. La elasticidad del aparato muscular humano cambia en el transcurso del día. Por la mañana, nada más despertar, es la más reducida, luego aumenta y al final del día disminuye otra vez (7). Algunos aspectos relacionados con las articulaciones que interesan al estudio de la flexibilidad (8) Las articulaciones o diartrosis constituyen según Pérez Casas (9) la parte esencial del aparato locomotor, pues accionadas por los músculo permiten realizar los más delica- dos y variados movimientos. Las articulaciones se dividen en tres grandes grupos: 1. Diartrosis: Articulaciones con máxima amplitud de movi- miento. 2. Anfiartrosis o sínfisis: Articulaciones pobres en movi- miento. 3. Sinartrosis: Articulaciones sin ningún movimiento. La Diartrosis se caracterizan por la presencia de dos o más superficies esqueléticas que establecen nexos de unión, pero existe una cavidad que permite al hueso desli- zarse o moverse en todos los planos espaciales. Las Anfiartrosis se caracterizan por la presencia de un disco fibroso, cartilaginoso o menisco interarticular (sínfisis pubiana) o bien por ligamentos interóseos (sínfisis sacroilia- ca) fuertemente adheridas a las dos superficies articulares. En las sínfisis no hay sinoviales, sus movimientos se redu- cen a un balanceo debido a la elasticidad de los ligamentos interóseos que se adhiere al hueso. Como ejemplo, citare- mos las articulaciones de la columna vertebral, pelvis, tarso y articulación tibio peronea inferior. Sinartrosis son aquellas articulaciones características de la cabeza. En estas articulaciones no hay sinoviales, ligamentos ni movimiento. Partes de que consta una diartrosis desde el punto de vista morfológico 1. Parenquimático. Son las superficies articulares. Estas se asientan sobre las epífisis y están revestidas de una capa de cartílago (ialino, diartrodial o de incrustación) elástico y maleable, sin vasos ni sensibilidad, que tiene una gran resistencia y evita que el hueso se desgaste actuando a modo de balones o cuerpos de tensión elás- tica lo cual permite que soporte las presiones derivadas de los movimientos articulares y la carga estática y el tono muscular. Es frecuentemente en deportistas obser- var trozos de cartílago desprendidos que mantienen su vitalidad. Constituyen los llamados ratones articulares. 2. Ciertas formaciones específicas que tienen como misión ampliar estas superficies articulares para alber- gar a las otras. Estas son los anexos de las superficies que son los meniscos o fibrocartílagos marginales. Los meniscos son formaciones fibrocartilaginosas que se sitúan entre las superficies articulares en que no existe la armonía articular. Cuando un cartílago de este tipo se lesiona no se regenera, únicamente crece un tejido con- juntivo de inferior calidad sin las características de male- abilidad y elasticidad. La articulación dañada por esta circunstancia pierde movilidad. 3. Aquello que va a constituir el cierre del parenquimáti- co o medios de unión de las superficies articulares que son: 3.1. El manguito cápsulo-ligamentoso (cápsula articular y ligamentos) integrado por: – El substrato sinovial, pegado a la subsinovial, se nutre a expensas de la sinovia, no tiene vasos. – El substrato subsinovial o capa reactiva, rica en vasos. – El substrato fibroneural con nervios sensitivos, tejido colágeno y elasticidad. 3.2. Las contracciones de la cápsula periarticular. 3.3. La adhesión. 39 397 (5) (6) MOREHOUSE L. Fisiología del ejercicio, pág. 73, 2.ª edic. El Ateneo. (7) HURTON. Importancia de la Flexibilidad, Noviembre, Entreto. INEF. Madrid, número 4-73. (8) Apuntes tomados en clase INEF. Doctor Aritua Solana. Madrid, 1968 (9) PEREZ CASAS. Anatomía funcional. Ed. Bailly Bailliere.
  • 4. 3.4. La presión atmosférica. 3.5. Carga o peso corporal. El líquido interarticular o sinovia, es un líquido viscoso de color ligeramente amarillento, sabor salado y reacción alcalina alojado en la cavidad articular. La sinovia tiene como función: – Actuar como lubrificante. – Participar en la nutrición del cartílago. – Mantener el espacio articular libre de productos de desecho (metabólicos). – Constituye un mal medio de cultivo para los gérmenes. – Realiza la limpieza articular. La albúmina y la glucosa son las partes activas de la sinovia. Las alteraciones de la sinovia repercuten nocivamente sobre la integridad anatómica de la articulación (cartílagos articulares). Es el caso de las hidrartrosis (agua en la arti- culación) impropiamente llamada derrame sinovial, que inflaman la articulación y dificultan su movilidad. 4. El espacio limitado por los cartílagos articulares y el manguito sinovial, es la cavidad articular que está delimita- da por la unión del estrato sinovial y el cartílago articular. A su nivel se efectúa el deslizamiento de un hueso sobre el otro. En circunstancias normales esta cavidad es virtual, no existe. En circunstancias patológicas pasa a ser real y con- tiene líquido patológico, es el caso del derrame. Clasificación de las diartrosis (10) Según la morfología de las superficies articulares: Artrodias. Formadas por superficies óseas pequeñas, más o menos planas cuyo movimiento es el de desliza- miento. Ejemplo: articulación acromio-clavicular. Enartrosis. Articulación triaxial (con tres ejes de movi- miento). Con movimiento completo de circunducción. Uno de sus cuerpos es una esfera maciza (cabeza) y el otro tam- bién esférico hueco (cavidad glenoidea o cotiloidea). Ejemplo de este tipo de articulación es la articulación del hombro (escápulo-humeral) y la de la cadera (coxo-femo- ral). Condileas. Articulación biaxial (dos ejes de movimien- to). Las superficies articulares son segmentos en forma de elipse. Poseen una eminencia ósea redondeada y la otra cavidad llamada glena en el mismo sentido. Ejemplo de este tipo de articulación es la articulación radio-carpiana. Encaje recíproco, o silla de montar. Articulación biaxial. Las superficies articulares son cóncavas y convexas en sentido inverso. Ejemplo de este tipo de articulación es la articulación externo-clavicular. Trocoide. Articulación uniaxial. Los cuerpos o superfi- cies articulares son cilíndricos, uno macizo y el otro hueco (anillo osteo-fibroso). Ejemplo de este tipo de articulación es la articulación radio-cubital superior. Trocleas, o trocleartrosis. Articulación uniaxial. Tiene características paralelas a la anterior, pero el cilindro en su parte intermedia presenta una angostadura (como un diá- bolo). Es decir, las superficies articulares son por un lado una polea y por otro una cavidad de recepción. El eje de movimiento es perpendicular al eje longitudinal del hueso. Ejemplo: Parte inferior del húmero, en él se engancha al cúbito. Articulación del codo, rodilla, garganta del pie. Clases de movimientos de las diartrosis Existen movimientos activos, aquellos desplazamientos que se deben a la acción muscular gobernada por el siste- ma nervioso, y pasivos, aquellos desplazamientos que se consiguen sin intervención muscular alguna. No existe correspondencia entre estos dos tipos de movilidad porque las condiciones de las superficies articula- res permiten la continuación del movimiento por maniobras pasivas cuando ya los músculos han agotado sus faculta- des contráctiles. Las articulaciones artrodias tienen movimientos sólo de deslizamiento y son muy limitados. Las enartrosis tienen movimientos en sentido antero- posterior, vertical y transversal. Alrededor de este último se 40 398 (10) ARITUASOLANO. Apuntes de clase INEF. Madrid, 1968. Figura 7: Esquema general de la estructura de una diartrosis: 1, cuerpos articulares; 2, cartílago de revestimiento o diartrodial; 3, estrato fibroneural; 4, estrato subsinovial; 5, estrato sinovial refle - jándose para llegar al límite del cartílago diartrodial de ambos cuer - pos articulares; 6, franja sinovial (o rodete, según el tamaño); 7, evaginaciones de la sinovial a través de las otras capas de man - guito cáusulo ligamentoso; 8, cavidad articular. No han sido repre - sentados en este dibujo los rodetes periarticulares ni los fibrocartí - lagos intra-articulares. Tomado de Pérez Casas. (Anatomía Funcional).
  • 5. 41 399 Figura 10: Distintos tipos de diartrosis: A, trocoide compuesta; B, condilea; C, enartrosis; D, troclear; De, en silla de montar (encaje recíproco); F, articulación trocoide simple. Tomado de Pérez Casas. (Anatomía Funcional).
  • 6. hacen los movimientos de flexión y de extensión, que aquí conviene llamar de anteversión (adelante) y retroversión (atrás). Es decir este tipo de articulaciones tienen una movi- lidad extrema. Las condileas tienen movimiento en el eje transversal y anteroposterior. En el primero realiza movimientos de fle- xión y extensión y en el segundo movimientos de separa- ción y aproximación. Estas articulaciones no realizan movi- mientos de rotación como las anteriores. También permite la realización de movimientos combinados: flexión-aproxima- ción, flexión-separación, separación-aproximación, exten- sión-separación. Las de encaje recíproco tienen movimientos, al igual que las condileas, en dos ejes, realizando los movimientos de flexión y extensión, aproximación y separación. Puede realizar también movimientos de circunducción. Al igual que un sujeto a caballo sobre la silla de montar, puede deslizar- se a la derecha, a la izquierda, atrás y hacia adelante. Las trocoides con un solo eje de movimiento permiten solo el movimiento de rotación o giratorio alrededor de su propio eje longitudinal. Resumiendo podríamos decir que las articulaciones (diartrosis) realizan movimientos de: Separación = Abducción. Aproximación = Abducción. Todo movimiento que se realiza a expensas de un eje anteroposterior. Flexión o flexión ventral. Todo movimiento que se rea- liza a expensas de su eje transversal. Extensión o Extensión dorsal. La extensión consiste en deshacer el camino de la flexión. Tienen el mismo valor angular Hiperextensión o recurvatun fisiológico. Cuando es posible una extensión mínima sin que le preceda una fle- xión. Rotación interna (intrarrotación). Rotación externa (extrarrotación). Movimientos realizados merced a un eje vertical. Elevación. Depresión. Todo movimiento realizado mer- ced a un eje anteroposterior. Valoración de los movimientos de las articulaciones Los movimientos de las articulaciones se determinan a partir de una posición denominada indiferente, neutra o posición 0, que es aquella posición que tiene una articula- ción con el cuerpo situado en posición anatómica (en pie 42 400
  • 7. palmas al frente, pies en «dos menos diez» ligeramente separados). La valoración angular se mide con el goniómetro. Se llama valor angular de la articulación a la diferen- cia entre el ángulo que forman los huesos en posición 0 y el ángulo que forman una vez terminado el movimiento. Un sujeto de pie con piernas extendidas tendrá sus rodillas nor- malmente en posición 0 (a no ser que tenga recurvatun). A partir de ahí se medirá el recorrido de su articulación. Se llama arco de movimiento de una articulación a la excursión que realiza la misma en condiciones normales. Se llama cadena cinética al conjunto de articulaciones que realizan un trabajo en común. Factores que limitan la movilidad articular Pérez Casas (11) señala que la amplitud del movimien- to articular puede verse limitada por los siguientes factores: 1. El propio aparato cápsulo-ligamentoso (cápsula arti- cular y ligamentos). 2. La distensión de los músculos antagonistas (Por ejemplo: En la flexión de codo la distensión del tríceps bra- quial limita el movimiento). De aquí la importancia de la elongación mediante ejercicios de los músculos. 3. El pinzamiento de las partes blandas (músculos parti- cularmente); por ejemplo, el relieve del bíceps limitará el movimiento de flexión del antebrazo sobre el brazo. Por tanto un exceso de volumen muscular puede perjudicar el recorrido articular. 4. El choque o encuentro de ciertos relieves óseos; por ejemplo la limitación que sufre el húmero en su movimiento de elevación lateral, elevar la pierna lateralmente, cuando al llegar a los 90º choca con la bóveda acromio-olecraniana. El bloqueo articular (encuentro de partes de ambas epifisis óseas; ejemplo, hiperextensión fisiológica de la articulación de la rodilla) también limita la movilidad. Hay también casos morbosos como la rigidez y la anquilosis. Otros factores que limitan la movilidad articular son: La edad. Ya hemos visto que los niños suelen ser más elásticos que los adultos. 43 401 (11) PEREZ CASAS. Obra citada.
  • 8. El sexo. Las mujeres en general suelen ser también más flexibles. La temperatura del músculo. Un músculo previamente calentado se contrae con más fuerza y se elonga con más facilidad. De aquí la importancia del calentamiento. El estado mental. El medio ambiente, etc. Concepto de flexibilidad El término flexión quiere decir doblar una parte del cuer- po o acercar las partes distales de los distintos segmentos corporales, teniendo íntima relación con la posibilidad de movimiento de las articulaciones y con la capacidad de extensibilidad y elasticidad de la musculatura, todo lo cual va a determinar la ejecución de los movimientos con la debi- da agilidad y destreza. Podríamos definir, por tanto la flexi- bilidad como aquella cualidad que con base en la movilidad articular y extensibilidad y elasticidad muscular permite el máximo recorrido de las articulaciones en posiciones diver- sas, permitiendo al sujeto realizar acciones que requieren gran agilidad y destreza. La flexibilidad está por tanto ligada con la «souplese» cualidad muy compleja, que supone ele- gancia, gran movilidad y facilidad de movimientos. Rasch Burke (12) considera que a menudo se admite que la flexibilidad es un factor general (inespecífico), pero los estudios experimentales han revelado que se trata de un factor altamente específico. Cada actividad requiere sus características de flexibilidad hasta tal punto que la flexibili- dad desarrollada en un tipo de ejercicio puede no ser capaz de utilización en otro. La flexibilidad no requerida, puede ser a veces perjudicial para la realización. Asimismo cree que para la flexibilidad la tensión de adiestramiento puede ser proporcionada moviendo una parte del cuerpo más allá del punto en el cual los tejidos que rodean la articulación ofre- cen resistencia. En terapéutica clínica, la máxima es: «Llegar hasta el punto de dolor y justamente algo más allá». «La flexibilidad está relacionada con el tipo corporal, sexo, estructura ósea y articular y otros factores que esca- pan al control del individuo» (Rasch Burke). Flexibilidad y herencia Muchas veces, fuera del mundo del deporte nos encon- tramos con personas que sin haber realizado previamente ejercicios de flexibilidad son capaces de adoptar posiciones que les resultan imposibles a sujetos que han realizado acti- vidad física más o menos completa. Aquellos son personas que constitucionalmente poseen una flexibilidad, podríamos decir fisiológica. En lo que respecta a la movilidad articular esta flexibilidad fisiológica puede tener dos extremos: la lla- mada laxitud y la rigidez. Evidentemente existen factores constitucionales que predeterminan a la laxitud o a la rigidez global. La flexibilidad es una característica global y tanto los muy flexibles como los rígidos tienden a serlo en todos los niveles de su sistema motor, no obstante los deportistas en general tienen características de movilidad típicas de los deportes que practican. Caso de los gimnastas, los vallistas, los halterófilos, etc., tienen especialmente desarrolladas la movilidad de las articulaciones que constantemente inter- vienen en su actividad y la elasticidad de los grupos mus- culares con ellas relacionadas. Estos deportistas han con- seguido su hipermovilidad o laxitud, gracias a la repetición durante años de un gesto deportivo determinado. Las mujeres y los niños tienden por lo general a ser más flexibles. La edad también influye en la flexibilidad. Esta tiende a disminuir la movilidad de las articulaciones, fenómeno que es reversible parcialmente. Experimentos hechos en el Instituto Gerontológico de Sofia (Bulgaria) llevaron a la con- clusión de que es posible recuperar parte de la flexibilidad perdida mediante ejercicios físicos adecuados, en articula- ciones tan básicas como hombros, rodilla y cadera. Podríamos concluir con Alberto E. Moro (ver revista Stadium número 38/1973), que los rígidos o los laxos cons- titucionalmente hablando tienen las siguientes caracterís- ticas: – La rigidez tiende a la exageración de las curvaturas fisio- lógicas de la columna vertebral. – La laxitud a la disminución de las mismas, lo cual incide sobre la morfología corporal. – En patología ortopédica los laxos presentan a menudo escoliosis, simultáneamente con la atenuación, desapa- rición o inversión de la curva dorsal fisiológica. – Los rígidos, en cambio, suelen convertirse en cifóticos o cifoescolióticos, predominando en este último caso el componente cifótico. – Los rígidos tienden a la flexión de rodillas en bipedesta- ción (genu flexum), al pie cavo y a la «garra» de los dedos del pie. – Los laxos tienden a la hiperextensión de rodillas (genu recurvatum), al pie valgo plano y a los dedos desplega- dos, especialmente el halux o dedo gordo. El citado autor y en el mismo artículo, recomienda para determinar si un sujeto es de naturaleza laxa o rígida, apar- te de los requisitos mencionados anteriormente, la observa- ción del «signo de la mano» y el «signo del codo». El primero consiste en tomar los cuatro últimos dedos de la mano y llevarlos junto con toda la mano a la dorsiflexión de la muñeca. El grado de hiperextensión de la muñeca y los dedos nos dará una idea de la flexibilidad global del sujeto. Existen casos en que los dedos llegan a tomar con- tacto con el antebrazo (13). En relación con el codo se procede de modo similar, lle- vándolo a la hiperextensión, donde se verá en los laxos sobrepasa los 180º colocándose en valgo. Necesidad de importancia de la flexibilidad en los deportes Mediante los ejercicios de elongación muscular y de movilidad articular cualquier deportista estará en mejores 44 402 (12) RASCH BURKE. Kinesiología y Anatomía aplicada. 3.ª edic., páginas 446-47 (13) MORO, A. E. Flexibilidad y postura. Revista Stadium, número 38-1973.
  • 9. condiciones para realizar los movimientos deportivos con la mayor eficacia y seguridad. En la práctica deportiva sabemos que todos aquellos sujetos que han realizado de manera habitual ejercicios de extensibilidad muscular son capaces de realizar los movi- mientos con la mayor amplitud posible con todas las ventajas que ello lleva consigo en los movimientos deportivos. Si queremos conseguir una buena flexibilidad en el amplio sentido de la palabra tenemos que conseguir, a través del ejercicio físico adecuado, una suficiente elongación de ligamentos tendones y una gran elasticidad muscular. Es necesario evitar las grandes masas musculares (topes blan- dos que dificultan la movilidad) tan características en el juga- dor de fútbol. Este realiza la mayoría de sus acciones some- tiendo a su musculatura a grandes esfuerzos, cargas, golpes, saltos, etc. Por otro lado al golpear el balón el movimiento que realiza es siempre recortado, es decir no hay recorrido completo de las palancas, el músculo de esta forma se va poniendo cada vez más voluminoso, pero dado su acorta- miento va perdiendo en velocidad. Los músculos antago- nistas se ven sometidos a presiones y elongaciones violentas en cada golpeo de aquí la necesidad de que los ejercicios de flexibilidad deban formar parte imprescindible del plan de pre- paración de cualquier jugador de fútbol al igual que de cual- quier otro atleta. De esta manera se conseguirá un músculo con desarrollo armónico, liso y alargado capaz de rápidas contracciones y de una coordinación y precisión en sus movi- mientos perfecta. La flexibilidad es factor que influye en gran manera en la velocidad, ya que cuanto mayor distancia existe entre el ori- gen y la inserción del músculo el recorrido de los segmentos será mayor y en consecuencia las palancas podrán desarro- llar más velocidad, aparte de permitir que los músculos anta- gonistas inicien su acción frenadora más tarde, lo cual permi- tirá también una mayor coordinación y agilidad en los movi- mientos específicos, ya que como es sabido no es posible realizar un gasto técnico mecánicamente si el jugador no posee un buen dominio de sus palancas y articulaciones. J. Leboulch (14) considera que la movilidad normal de las articulaciones es condición indispensable para lograr una actitud que permita obtener un buen rendimiento funcional. Por otra parte las deformaciones vertebrales debidas a acti- tudes viciosas habituales no se mantienen sino cuando las rigideces segmentarias se han consolidado. Al educador le corresponde evitar tales rigideces por medio de los ejercicios de relajación y de flexibilidad. Por su parte, V. Hurton (15) señala que «si la flexibilidad no se desarrolla especialmente, su defecto se manifestará necesariamente al perfeccionar la especialidad deportiva en sí». Considera el mismo autor «que la flexibilidad se puede clasificar como una importante cualidad de aparato motor con gran significado a la hora de rendir en el deporte. Sin embar- go, en la práctica y teoría atlética deportiva en general, no se atribuye a la flexibilidad la importancia debida. Creo que una musculatura elástica aumenta la capacidad mecánica del músculo y permite aprovechar mejor la energía mecánica; asimismo una musculatura elástica es más resistente a las lesiones musculares Otra faceta positiva de la flexibilidad, según el mencio- nado autor es «la posibilidad y capacidad de ensayar y per- feccionar con mayor rapidez las técnicas deportivas». Por su parte Rasch Burke, obra citada, considera que «la falta de flexibilidad normal perturba la extensión y cuali- dad de la realización y puede ser responsable de trastornos específicos». Asimismo considera que «la disminución de flexibilidad que normalmente acompaña al envejecimiento es producida por la falta de mantenimiento del movimiento a través de su amplitud completa». (Anatomía y Kinesiología aplicada, página 453), Rasch Burke cree tam- bién «que el trabajo o ejercicio que obliga a la articulación a una amplitud de movimiento limitada, tiende a reducir la fle- xibilidad». La recuperación de las anquilosis postraumáticas o pos- toperatorias nos da otra prueba importante de la necesidad de los ejercicios de flexibilidad. En este caso los ejercicios de movilización que se practican son de tipo analítico, pudiendo ser la movilización manual-pasiva, haciendo el trabajo el kinesiterapeuta par más adelante pasar a manos del entrenador o persona más experta en el ejercicio físico. La insuficiencia de ejercicios, la posición sentada y pro- longada de muchos empleados, gente que trabaja en cade- na, los niños en el colegio, etc., origina a la larga una reduc- ción de los movimientos. La actitud asténica de esos niños que están sentados durante la mayor parte del horario esco- lar sin apenas hacer ejercicio físico llega a convertir actitu- des normales en deformaciones. Inconvenientes de un exceso de flexibilidad o de una flexibilidad mal trabajada Al contrario de lo analizado, el tener una flexibilidad exa- gerada en comparación con el tipo morfofisiológico del indi- viduo puede ser también causa de perturbaciones orgáni- cas. Individuos excesivamente laxos tienen cierta tendencia a las luxaciones de las articulaciones, por ejemplo. Hemos indicado anteriormente, según establecía Pérez Casas que un músculo sometido a una tensión constante y prolongada, llega un momento en que aparecerán en él importantes cambios estructurales, dando lugar a la llama- da fibrositis intersticial. Sabemos también que como consecuencia de tirón vio- lento muscular, el arrancamiento de fibras musculares en comparación con los tejidos aponeuróticos u óseos puede determinar modificaciones musculares irreversibles de carácter patológico. La fibra muscular herida en su intimidad no se regenera. Ciertas deformaciones óseas aparecen también en los que practican de forma exagerada los ejer- cicios de flexibilidad (bailarines, gimnastas, etc.). El alargamiento muscular repetido con exceso puede también aumentar la extensibilidad que persiste durante el descanso. Si el músculo no conserva su posibilidad de con- tracción en momentos de descanso (tono postural) no podrá cumplir su función tónica de mantenimiento. Ciertos proble- 45 403 (14) LEBOLUCH, J. La educación por el movimiento, página 155. Paidos. (15) HURTON, V. La flexibilidad y su lugar en la preparación de atletas. Revista Tréner, 15, 6, 1971. Traducción Departamento Documentación INEF. Madrid. 1972.
  • 10. mas de columna, dolores de riñones, etc., son debido a esa falta de tonicidad muscular provocada por una laxitud exce- siva. De aquí la importancia de combinar los ejercicios de fuerza con los de flexibilidad, sobre todo en personas exce- sivamente flexibles por naturaleza y al contrario la flexibili- dad con la fuerza en los excesivamente musculados. «Los estiramientos pasivos y los balísticos (lanzamiento violento) pueden originar un reflejo de estiramiento en el cual serán distendidos muchos músculos. Es posible enton- ces, que se produzca alguna pequeña lesión, ya que los músculos distendidos se contraen simultáneamente.» (Rasch Burke). Hoy en día los entrenadores y preparadores buscan la realización de un entrenamiento total, integral, por ello utili - zan la ayuda del masajista. Esto, dicho así parece elemen - tal, no obstante, el preparador debe tener el conocimiento, al igual que el propio deportista, de las posibilidades, indi - caciones y contraindicaciones que este medio terapéutico tiene para el ser humano. Definición El masaje consiste en la aplicación de unas técnicas en la superficie del organismo humano por medio de unas manipulaciones confines terapéuticos o bien simplemente con la idea de mejorar la anatomofisiología de una persona. Si bien la masoterapia era conocida y practicada desde antiguo y por muchos pueblos y civilizaciones que han acre- ditado que poseían profundos conocimientos tanto de los fines higiénicos y terapéuticos de sus maniobras como de la técnica de las mismas, hasta hace poco representaba una práctica –casi un rito– solamente empírico y carente de los fundamentos científicos en que hoy se apoya. Hoy, desprovistas las manipulaciones del marchamo de secretos, a veces casi misteriosos, el masaje se ha conver- tido en una disciplina de rango equivalente al que puede suponer cualquier otro tratamiento por medios físicos como es el agua, luz, calor, electricidad… Si se prescribe con inteligencia y se practica de la misma manera, el masaje posee efectos muy amplios sobre todo nuestro organismo. Contribuye a mejorar la relajación muscular, ayuda a eliminar substancias que coexisten en el músculo tras el ejercicio y que es preferible se eliminen para que éste pueda trabajar con libertad. El masaje tiene efectos terapéuticos importantes y esto se debe tener en cuenta igualmente. Pues es sabido la gran cantidad de disparates que se realizan a causa de no cono- cer los distintos problemas lesionales así como las técnicas y efectos del masaje. Clases de masajes Podemos considerar el de tipo terapéutico, el de belleza y el deportivo. Fundamentalmente en este trabajo me voy a referir al tercero, pero me he dado cuenta que en muchos casos en que es preciso continuar el tratamiento de lesio- nes, el masaje tiene unas indicaciones bien concretas y su aplicación no es tan amplia como vulgarmente se suele creer. Por su cualidad de suponer que es una ayuda al ren- dimiento deportivo, requiere también un exquisito ajuste a las condiciones del sujeto y especialidad competitiva que practique. Sin embargo, podemos afirmar (siempre que quien lo aplique sea un experto) que constituye un método de gran utilidad en casi todos los deportes. Los conocimientos en Fisiología en materia de entrena- miento, justifican y reclaman muchas veces la justa aplica- ción del masaje en el deporte y en el caso que nos compe- te en atletismo. Actualmente no hay nada de misterioso en la acción del masajista. 46 404 El masaje en el deporte Dr. González Iturri, Juan José (Médico Rehabilitador C. A. Osasuna)