SlideShare una empresa de Scribd logo
E      S       T      U       D       I     O       S     OTRAS INVESTIGACIONES

                  Construcción                                 ciedad. Tal concepción evidencia la puesta en
                                                               marcha de una educación que asume como pun-
      de la Personalidad Moral:                                to de partida, para la construcción de nuevas for-
                                                               mas de convivencia, la formación de personas
      una Intención Pedagógica                                 autónomas y dialogantes, respetuosas de sí mis-
                                                               mas, con un claro sentido de la imputabilidad de
                 Impostergable                                 sus acciones y dispuestas a asumir la participa-
                                                               ción social a través de la razón y el respeto a los
       en la Educación Básica.                                 derechos de los demás.
                                                                   Ahora bien, la posibilidad de que la educa-
                                                               ción básica así concebida pueda hacer tangibles
                                                               las transformaciones individuales y sociales a las
                                     Luz Angela Gutiérrez
                            Universidad de Los Andes-Táchira   que aspira, implica la satisfacción de una serie
                                                               de requerimientos que comprometen a las dife-
                                                               rentes instancias educativas. El punto de partida
                                                               obligatoriamente refiere hacia una revisión del
     Aunque la educación en valores no constituye              perfil del docente en sus dimensiones de perso-
     una preocupación reciente, una mirada al origen           na y de profesional de la educación. Enseñar
     de los más agudos problemas confrontados ac-              valores exige al docente, como quizás ninguna
     tualmente por el hombre permite comprender por            otra tarea del hacer educativo, además del domi-
     qué se define hoy como uno de los aspectos de             nio conceptual y pedagógico indispensables, un
     obligada referencia al momento de pensar la               alto grado de concientización sobre el significa-
     nueva educación para el siglo XXI. Ciertamen-             do y los alcances individuales y sociales implí-
     te, resulta significativo que uno de los mayores
     retos planteados a la educación en la sociedad
     de la información y la tecnología, provenga de
     la necesidad de trascender lo puramente infor-
     mativo y técnico para comprometerse con la for-
     mación de personas competentes en su forma de
     ser, vivir y convivir.
                                                               Este artículo proporciona a los docentes de edu-
         La educación en valores constituye actual-
     mente uno de los aspectos prioritarios dentro de          cación básica un marco de referencia para el de-
     las innovaciones curriculares que se adelantan            sarrollo del eje transversal valores. Presenta al-
     en diferentes países del mundo. Específicamente           gunas reflexiones sobre la importancia, las
     en Venezuela, el mayor grado de concreción de             implicaciones y los requerimientos de la educa-
     estos esfuerzos se observa a partir de la última          ción moral durante este nivel, haciendo especial
     reforma del currículo básico nacional, en la cual         referencia a la importancia de que durante este
     la enseñanza de los valores constituye uno de             periodo, los esfuerzos del docente se orienten
     los cinco ejes transversales en los que se susten-        hacia la edificación de las bases que sustentan
     ta. Este carácter transversal se aplica tanto a su        la personalidad moral. En atención a ello, se des-
     inserción en todas las áreas del currículo, como
                                                               criben sus principales dimensiones y se preci-
     a su integración a los tres tipos de contenidos:
                                                               san algunas estrategias metodológicas para pro-
     conceptuales, procedimentales y actitudinales.
                                                               mover el desarrollo de personalidades morales
     Por lo tanto, la educación en valores se configu-
     ra como un elemento integrador del currículo,             en el aula.
     claramente dirigido a impregnar todos los temas,
     contenidos y actividades escolares, con el pro-
                                                               Palabras clave: Modelos de Educación Moral,
     pósito de trascender la realidad del estudiante           Dimensiones de la personalidad moral, estrate-
     para permear la familia, las instituciones y la so-       gias de enseñanza.


92   A C C I O N   P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999   Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral
OTRAS INVESTIGACIONES                                          E      S       T      U       D       I     O       S
citos en esta tarea. Tal como lo expresa el docu-              tendencias mediante las cuales se ha abordado
mento de la Declaración de Mérida (1997), emi-                 la formación moral advierte cómo, en cierta for-
tido en el marco de la VII Conferencia Ibero-                  ma, tales modelos constituyen un reflejo de la con-
americana de Educación, una propuesta de edu-                  cepción del hombre y del papel de la educación
cación en valores éticos reclama ante todo, un                 propia de un contexto socio-cultural determinado.
conjunto de acciones que hagan posible un me-                  Buxarraíz, Martínez, Puig y Trilla (1990), propor-
jor reconocimiento profesional y social del pro-               cionan una descripción de los tres modelos predo-
fesorado, la elevación de su autoestima y un                   minantes, los cuales pueden sintetizarse así:
mayor grado de concientización sobre la res-
ponsabilidad moral inherente al desempeño de                   1. Modelo Absolutista: se fundamenta en la
su profesión. En consecuencia, la renovación del                  existencia de unos valores indiscutibles y ab-
perfil docente requiere de la conciencia, el com-                 solutos, emanados de una autoridad investida
promiso y el esfuerzo mancomunado, en primer                      de poder y por principio poseedora de la ver-
lugar, de los propios docentes como principales                   dad. Este tipo de valores regula los diferentes
autogestores de su desarrollo humano y profe-                     aspectos de la vida individual y social. Los
sional, y así también, del Estado, las institucio-                métodos utilizados son principalmente la
nes educativas, las universidades formadoras de                   inculcación, el adoctrinamiento o cualquier
formadores y los programas de capacitación y                      otro útil para que los alumnos se adhieran a
actualización docente.                                            los valores promulgados.
    Otro aspecto que se debe considerar con
detenimiento al momento de hablar de educa-                    2. Modelo Relativista: en contraposición al
ción en valores es el referente al modelo que                     modelo anterior, éste parte de la creencia de
debe seguirse. Una revisión de las principales                    que en un tema como el de los valores no
                                                                  existe una opción preferible a otra porque el
                                                                  valor es algo que obedece a criterios total-
                                                                  mente subjetivos. El hecho de que un valor
                                                                  sea bueno o malo depende de las circunstan-
                                                                  cias, condiciones o el momento particular.
                                                                  Pedagógicamente, este modelo limita el pa-
                                                                  pel de la educación moral por cuanto asume
   The purpose of this article is to provide basic
                                                                  que no existen opciones preferibles y que las
   education teachers with a reference frame for                  decisiones morales están en función de la
   the development of transversal axis values. Some               cultura y las circunstancias particulares en las
   considerations are presented regarding the                     que está inmerso el sujeto actuante. Esta pers-
   importance, implications and requirements of                   pectiva generalmente se impone cuando el
   moral education at this level. Teacher efforts to              modelo de valores absolutos entra en crisis.
   build the bases for a moral personality are
   emphasized. So, principal dimensions are                    3. Modelo Autónomo-Racionalista: bajo esta
   described and some methodological strategies are               perspectiva no se defienden determinados va-
   outlined to promote development of moral                       lores absolutos pero tampoco se asume una
                                                                  postura relativista. Este modelo afirma que en
   personality in the classroom.
                                                                  la vida existen ciertas opciones que son más
                                                                  convenientes que otras y que existen posibi-
                                                                  lidades basadas en la razón y en el diálogo
                                                                  que pueden servir de guía a las personas.
                                                                  Defiende la posibilidad de usar libre y
                                                                  autónomamente la razón para elaborar crite-
   Key words: Models of moral education,
   dimensions of moral personality, teaching                      rios que servirán de referente a las normas de
   strategies.                                                    conducta. Este modelo se orienta más que a

Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral   A C C I O N   P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999
                                                                                                                         93
E      S       T      U       D       I     O       S     OTRAS INVESTIGACIONES
         la inculcación de un tipo de valores específi-        de complementar o reforzar lo aprendido en el
         cos, a la promoción y el desarrollo de las di-        hogar, sino también, en algunos casos, de sub-
         mensiones morales de la personalidad.                 sanar la ausencia de formación, o incluso, de
                                                               corregir o reorientar las influencias negativas
         De los tres modelos descritos, el mayor con-          de la familia. Por ello, las características de nues-
     senso se concentra actualmente en torno al últi-          tras sociedades exigen hoy a los docentes una
     mo: la propuesta de una construcción racional y           responsabilidad mayor aún en cuanto a la for-
     autónoma de un sistema de valores. Esta opción,           mación moral. Una responsabilidad que no po-
     a diferencia del modelo absolutista, no se pro-           drán desconocer sin desvirtuar, a la vez, la esen-
     pone imponer determinados valores absolutos,              cia misma de su misión como educadores.
     lo cual, por principio niega el derecho a uno de              Como se ha señalado anteriormente, el mo-
     los valores más estimables que es precisamente            delo de formación moral racional-autónomo pro-
     el respeto a la pluralidad; pero tampoco cae en           pone trabajar, en primer término, sobre el desa-
     la anomia planteada por el modelo relativista.            rrollo de aquellas dimensiones de la personali-
     Bajo el modelo autónomo racionalista, que ob-             dad que constituyen las bases sobre las cuales se
     serva una gran coherencia con el enfoque                  sustenta posteriormente el comportamiento mo-
     constructivista del aprendizaje, se confiere al           ral. En consecuencia, desde la perspectiva peda-
     estudiante un papel activo frente a su propio pro-        gógica se plantea la necesidad de identificar los
     ceso de conocer la realidad. En consecuencia,             diferentes constructos psicológicos que consti-
     se promueve el diseño de un sistema de valores            tuyen las dimensiones de la personalidad moral,
     elaborado a partir de la toma de conciencia res-          sus características escenciales y los factores que
     pecto a la conveniencia de ciertas opciones fren-         inciden en su conformación y desarrollo.
     te a otras, y construido a través de espacios                 La estructuración de las dimensiones mora-
     abiertos para la reflexión, el análisis crítico, la       les de la personalidad, precisa de experiencias
     discusión y el intercambio de ideas sobre los             de aprendizaje deliberadamente orientadas a tal
     principios de valor que pueden servir posterior-          propósito y en las cuales se contemplen parale-
     mente como criterios para guiar el comporta-              lamente los componentes de carácter cognitivo,
     miento en situaciones concretas. Paralelamente,           afectivo y comportamental subyacentes. Hasta
     el modelo apunta al desarrollo de la capacidad            hace un tiempo, la mayoría de los programas de
     para traducir tales principios de valor en accio-         formación en valores se enfocaban casi exclusi-
     nes concretas, con el ánimo de alcanzar lo que            vamente hacia sus componentes cognitivos; sin
     Cortina (1997) define como el más apetecible              embargo, las experiencias demostraron, como
     de todos los valores humanos: la coherencia en-           afirma De Zubiría (1995) que el solo conoci-
     tre lo que se piensa y lo que se hace.                    miento acerca de los conceptos y teorías sobre
                                                               los cuales se fundamenta el razonamiento moral
                                                               no es suficiente para desarrollar pautas de com-
         Principal objetivo                                    portamiento coherentes con aquellos. Sin este
         de la formación en valores                            trabajo simultáneo, la enseñanza de los valores
         durante la escuela básica:                            se reduciría a un contenido de aprendizaje más
         edificar los cimientos                                entre los muchos que se adquieren en la escuela,
         de la personalidad moral                              pero no lograría integrarse como un componen-
                                                               te de la personalidad de cada estudiante. Esta
        La personalidad moral no se estructura espon-          tarea requiere desarrollar, cuando menos, las di-
     táneamente: es el producto de las diferentes ex-          mensiones que, sin ánimo de exhaustividad, a
     periencias de aprendizaje vivenciadas por el niño         continuación se señalan:
     en la familia, la escuela y el contexto social. Sin
     embargo, en la medida en la que el papel                     1.Autoconocimiento:
     formador de la familia se diluye cada día más, se            La personalidad moral empieza a cimentarse
     plantea a la escuela la responsabilidad ya no sólo        a partir del autoconocimiento, es decir la adqui-


94   A C C I O N   P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999   Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral
OTRAS INVESTIGACIONES                                          E      S       T      U       D       I     O       S

         «La personalidad moral no se                          ellos, y los cuestionarios para concientización de
                                                               los rasgos personales, entre otras. Estas mismas
    estructura espontáneamente: es el
                                                               técnicas se pueden adaptar para trabajar en los
             producto de las diferentes                        grados superiores sobre el desarrollo de niveles
           experiencias de aprendizaje                         progresivos de autoconciencia.
 vivenciadas por el niño en la familia,
                                                                   2.Autoestima:
      la escuela y el contexto social».                            La promoción de la autoestima del educando
                                                               debe ser considerada por el docente como una
                                                               intención pedagógica permanente, dada la im-
sición progresiva de la conciencia de sí mismo,                portancia que se le atribuye como factor deter-
la cual a su vez, proporciona la base para la                  minante del éxito escolar, las relaciones sociales
construcción de la autoestima y el desarrollo de               y la salud mental.
la capacidad empática. Martínez Martín, (1995)                      Autoconocimiento y autoestima constituyen
se refiere al autoconocimiento como parte de la                el punto de partida para el desarrollo de la segu-
dimensión introyectiva de la inteligencia huma-                ridad y el autocontrol, la motivación al logro, el
na, la cual permite a la persona progresar en su               razonamiento moral, la construcción del pro-
autoconocimiento, formar su autoconcepto y                     yecto de vida, y algo muy importante: los senti-
adquirir así grados progresivos de conciencia.                 mientos de empatía hacia otros. El amor y la acep-
En esta dimensión se pueden establecer dos ni-                 tación de los demás tiene su origen en la propia
veles: el relativo a la conciencia y el relativo a la          estimación y aceptación. Una de las fuentes pro-
autoconciencia. Mediante el primero, la perso-                 veedoras de autoestima más importantes duran-
na se reconoce como autor y factor de sus ac-                  te la infancia es la aceptación y el afecto pro-
ciones y pensamientos; el segundo, la autocon-                 porcionado por aquellas personas que desempe-
ciencia que supone un mayor nivel de profundi-                 ñan papeles significativos en la vida del indivi-
dad, permite a la persona ser capaz de reflexio-               duo. El niño va incorporando a su autoconcepto
nar sobre sus propios pensamientos y sus pro-                  las palabras descriptivas de sí mismo que escu-
pias acciones. Es principalmente a partir de la                cha a los padres, profesores, amigos y en gene-
autoconciencia como el hombre puede acceder                    ral, a todas aquellas personas importantes en su
a procesos de liberación y autodeterminación                   vida. Es por medio de estas palabras como em-
personal al constituir ésta, la dimensión humana               pieza a reconocerse a sí mismo, a saber quién es
directamente relacionada con la imputabilidad y                y a descubrir el significado que tiene para otros.
la responsabilidad como características exclusi-                    Un docente capaz de establecer una relación
vas de nuestra especie. La autoconciencia cons-                cálida y afectiva con sus alumnos, de estimular-
tituye la dimensión mas profunda de la persona                 los para que superen sus errores en vez de con-
como sistema inteligente y sobre ella la educa-                denar al que se equivoca, de destacar sus cuali-
ción debe incidir mayormente.                                  dades y ayudarlos a nivelar sus deficiencias, de
    Durante la primera etapa de la educación bá-               reconocer permanentemente el mérito del esfuer-
sica, el trabajo del docente debe orientarse prin-             zo, no sólo estará promoviendo el desarrollo de
cipalmente hacia el desarrollo del autoconoci-                 su autoestima, sino que les estará proporcionan-
miento. Luego, a medida que se alcanzan mayo-                  do la fuerza y la energía que requieren para
res niveles de desarrollo cognoscitivo en los gra-             orientarse al logro y a la superación personal.
dos superiores, se irá enfocando progresivamente               Esto resulta aún más válido en momentos en los
sobre el desarrollo de la autoconciencia.                      que, frente a la crisis familiar y social caracterís-
    Algunas estrategias para fomentar el desarro-              ticas de nuestro tiempo, la escuela constituye uno
llo del autoconocimiento son las guías para                    de los pocos anclajes sanos y esperanzadores con
autodescripción del alumno, las entrevistas rea-               el que cuentan muchos niños. Al respecto, resul-
lizadas por el niño a sus familiares, maestros y               ta muy esclarecedora la cita que Savater (1997,
amigos sobre la forma en que es percibido por                  57) hace de una hermosa frase de Goethe, en la

Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral   A C C I O N   P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999
                                                                                                                         95
E       S        T       U        D        I      O           S   OTRAS INVESTIGACIONES
     que en pocas palabras, refleja el papel desempe-                  el esfuerzo personal entre otros; y a su vez, des-
     ñado por la afectividad como fuente de fortale-                   tacar el valor que estas cualidades tienen como
     za en el ser humano:                                              las herramientas más convenientes para afrontar
        Un concepto de origen reciente, que sostiene                   la realidad.
     una estrecha vinculación con la autoestima es el                     La estructuración del carácter moral se apoya
     de la “autoposesión” de sí mismo. Este concep-                    sobre el desarrollo del autocontrol. Es decir, la
     to ha sido utilizado por la Organización Mundial                  capacidad para dirigir autónoma y voluntaria-
     de la Salud para la definición de la salud física y               mente la propia conducta en función de aque-
     mental. Cortina (1995) precisa su importancia y                   llos objetivos que se quieren alcanzar. El
     sus relaciones:                                                   autocontrol se hace posible a través del surgi-
                                                                       miento progresivo de la capacidad para poster-
          El proyecto personal de autoposesión exige como con-         gar o refrenar la satisfacción de algún deseo o
         dición necesaria, aunque no suficiente, la autoestima
                                                                       impulso inmediato con el propósito de alcanzar
         del sujeto, la conciencia de que puede tener distintos
         proyectos capaces de ilusionar y de que cuenta con
                                                                       o preservar, a más largo plazo, un objetivo que
         cierta capacidad para realizarlos. Educación moral            se estima de mayor importancia. El autocontrol
         significaría en este sentido, ayudar a la persona a que       constituye muy probablemente, la herramienta
         se sienta en forma, deseosa de proyectar, encariñada          psicológica más importante que se puede pro-
         con sus proyectos de autorrealización, capaz de lle-          porcionar a un niño, por cuanto representa el
         varlos a cabo y consciente que para ello necesita con-
                                                                       factor crítico para el logro de metas en la vida;
         tar con otros igualmente estimables. …Porque entre el
                                                                       desde las más elementales hasta las más decisi-
         altruismo mal entendido que exige al individuo el aban-
         dono de sí mismo y un egoísmo exacerbado, que lleva           vas. Por ello, la capacidad de dominar el impul-
         a cabo el desprecio de los demás, se encuentra el qui-        so constituye la base del carácter moral y de la
         cio de una sana autoestima (pág 7).                           orientación al logro.
                                                                          Tal como lo expresan Buxarraíz, Martínez,
         La mejor fuente proveedora de autoestima                      Puig y Trilla (1990), desarrollando la capacidad
     en la escuela la constituye, como ya se explicó,                  de autorregulación o autocontrol en los niños,
     la actitud del docente. Sin embargo, complemen-                   se les proporcionan las bases sobre las que se
     tariamente, pueden utilizarse técnicas tales como                 sustenta la capacidad para adquirir voluntaria-
     los ejercicios en los cuales se induce progresiva-                mente aquellos hábitos de carácter moral desea-
     mente al niño hacia el logro de metas que en un                   dos y así mismo, la capacidad para hacer cohe-
     principio le parecían difíciles de alcanzar, las di-              rentes el juicio y la acción moral. En consecuen-
     námicas para el intercambio de cualidades posi-                   cia, el autocontrol constituye, sin duda, uno de
     tivas entre los mismos compañeros, los cuestio-                   los pilares esenciales de la personalidad moral.
     narios para clarificación de cualidades, las dis-                 Es por ello, quizás, por lo que Goleman (1996)
     tinciones especiales otorgadas a cada niño como                   lo define como “la aptitud magistral”.
     reconocimiento por alguna de sus cualidades                          Como técnicas específicas para promover la
     positivas más resaltantes, etc.                                   estructuración del carácter moral pueden men-
                                                                       cionarse todos aquellos ejercicios de grupo o
         3. Carácter Moral:                                            individuales orientados a que los alumnos tomen
         Esta dimensión se relaciona con la capacidad                  conciencia de la importancia y la conveniencia
     para integrar como parte de la propia naturaleza,                 de los principios y hábitos morales. Dentro de
     aquellos principios y hábitos que han demostra-                   este tipo de ejercicios, pueden citarse aquellos
     do ser, por excelencia, los medios más efectivos                  enfocados al desarrollo de la capacidad de
     para la superación personal y el logro de los ob-                 autorregulación, como es el caso de la autode-
     jetivos propuestos en la vida. Asumir el desarro-                 terminación de objetivos conductuales y la auto-
     llo del carácter moral como una atribución del                    observación conductual. La primera es una téc-
     docente significa recuperar la vigencia pedagó-                   nica mediante la cual se busca ajustar el com-
     gica de promover el autocontrol, la autodis-                      portamiento de los alumnos en función de cier-
     ciplina, la perseverancia, la fuerza de voluntad y                tos criterios u objetivos preestablecidos. En los


96   A C C I O N     P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999         Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral
OTRAS INVESTIGACIONES                                          E      S       T      U       D       I     O       S

      «Es principalmente a partir                              do parecen reclamar con urgencia una educa-
                                                               ción que reconozca y se ocupe de la afectividad
            de la autoconciencia
                                                               como una de las dimensiones más complejas de
como el hombre puede acceder                                   la naturaleza humana, tan educable como la
        a procesos de liberación                               cognitiva y de obligada referencia al momento
  y autodeterminación personal                                 de reconsiderar las relaciones del hombre consi-
                                                               go mismo y con los demás.
  al constituir ésta, la dimensión                                 La dicotomía entre pensamientos y sentimien-
           humana directamente                                 tos, establecida en algún momento de nuestra
 relacionada con la imputabilidad                              historia, parece haber sido la causa de que la es-
                                                               cuela haya dejado de lado esta importante di-
             y la responsabilidad                              mensión de nuestra vida psíquica, para centrar-
como características exclusivas                                se principalmente en los saberes académicos re-
            de nuestra especie».                               lacionados con las disciplinas clásicas. Posible-
                                                               mente, la exclusión de la afectividad como di-
                                                               mensión susceptible de ser educada explique por
                                                               qué actualmente la evolución de la emocionalidad
grados inferiores de la Educación Básica los cri-              en nuestra especie parece tan escasa al compa-
terios pueden ser acordados en el grupo, a tra-                rarla con los niveles de desarrollo del pensamien-
vés de las dinámicas orientadas por el profesor,               to científico y tecnológico. Podría hablarse de
para que los estudiantes valoren la importancia                un pensamiento lógico-racional altamente desa-
de hacer coherente el propio comportamiento con                rrollado, frente a una emocionalidad subdesarro-
aquellos principios guía que se estiman apropia-               llada o de carácter más primitivo.
dos. Durante la II y III etapas, los criterios son                 Sin embargo, actualmente, los aportes y re-
determinados por el mismo estudiante. Profesor                 flexiones provenientes de la neurociencia y de
y alumno monitorean periódicamente las dificul-                las nuevas concepciones sobre la inteligencia
tades encontradas y los logros alcanzados.                     están despertando en el ámbito educativo un in-
    La auto-observación conductual se propone                  terés cada día mayor por los aspectos relaciona-
que el alumno tome conciencia de su propio com-                dos con la enseñanza y el aprendizaje de habili-
portamiento, analizándolo como espectador. Se                  dades relacionadas con el manejo de la afectivi-
busca así desarrollar la habilidad para seleccio-              dad y las relaciones interpersonales. Se recono-
nar las conductas que conviene auto-observar,                  ce que las mismas constituyen herramientas re-
determinar la forma y el momento en el que se                  queridas por los estudiantes para poder afrontar
presentan y plantear estrategias tendientes a mo-              con éxito diferentes e importantes situaciones de
dificar aquellas que se consideren no adecuadas.               la vida.
                                                                   El concepto relativamente reciente de Inteli-
    4.Afecto moral:                                            gencia Emocional, popularizado por Goleman
    Las emociones configuran uno de los objeti-                (1996), ofrece posibilidades muy prometedoras,
vos centrales de la educación en valores. Cons-                por cuanto explica el estrecho vínculo existente
tituyen la fuente de energía que dinamiza el com-              entre la racionalidad y la emotividad como dos
portamiento moral actuando como uno de los                     dimensiones íntimamente interactuantes. La in-
principales detonantes de juicios, conductas y                 teligencia emocional constituye una metacapa-
decisiones. Sin embargo, a pesar de su papel pro-              cidad que determina lo positiva o negativamen-
tagónico en el comportamiento individual y co-                 te que las personas pueden utilizar sus otras ca-
lectivo, durante muchos años éstas han sido una                pacidades mentales. De allí la importancia de
de las dimensiones de la personalidad más des-                 fomentar el desarrollo del coeficiente emocional
cuidadas desde el punto de vista pedagógico.                   tanto como el intelectual, por cuanto las eviden-
    Los tristemente célebres sucesos de violencia              cias indican que el primero puede ser tanto o
escolar que últimamente han conmovido al mun-                  más importante para el éxito en la vida, que el

Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral   A C C I O N   P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999
                                                                                                                         97
E      S       T      U       D       I     O       S     OTRAS INVESTIGACIONES
     segundo.                                                     más. A una persona que no se respeta a sí
        Desde la perspectiva concreta de la forma-                misma le será difícil comprender el significa-
     ción moral, los esfuerzos de la escuela básica               do del respeto a los demás. En este sentido,
     deben orientarse particularmente hacia el desa-              puede afirmarse que la empatía surge de sí
     rrollo de aquellas emociones más íntimamente                 mismo y se proyecta en la calidad de relacio-
     relacionadas con el comportamiento moral. Es-                nes que se establecen con los otros, puesto
     tas pueden clasificarse de modo general en dos               que proporciona la base para el desarrollo de
     categorías:                                                  los afectos, la solidaridad y la compasión. Al
                                                                  respecto, Goleman (1996) explica que si no
     a) Emociones Prosociales: agrupan aquellas                   se tiene la capacidad para comprender los
        emociones relacionadas con el interés, la con-            sentimientos de los demás, si no se es capaz
        sideración y el sentido de responsabilidad por            de sentir la necesidad o la desesperación del
        el bienestar y los derechos de los demás. Este            otro, no es posible preocuparse por él. Por
        interés se manifiesta fundamentalmente a tra-             ello, con razón, se afirma que las raíces de la
        vés de emociones como la empatía y el afec-               moralidad se encuentran en la empatía.
        to. La empatía constituye el punto de partida             Atendiendo a las profundas repercusiones que
        de las emociones prosociales y de todas las               la carencia de aptitud empática genera indi-
        capacidades sociales. Puede definirse como                vidual y socialmente, se hace evidente que
        aquella dimensión de la personalidad que                  todos los esfuerzos que se lleven a cabo con
        implica la capacidad para identificarse, com-             miras a su promoción estarán orientados en
        prender y conmoverse ante los sentimientos                el mejor de los caminos. Berkowitz (1995),
        y emociones de los demás y para entender                  refiriéndose al papel de la escuela en la edu-
        los pensamientos, motivos y puntos de vista               cación de las emociones morales, explica que
        ajenos como diferentes a los propios, pero                el objetivo general debe apuntar hacia el de-
        igualmente válidos. En términos prácticos la              sarrollo de la sensibilidad moral del niño. Es
        empatía puede entenderse como la capacidad                decir, se trata de estimularlo para que se iden-
        para “tomar el lugar del otro” y entender cómo            tifique afectivamente con los actos de bon-
        se siente o cómo piensa en un momento dado.               dad hacia otros, despreciando el maltrato, la
        Se relaciona con las habilidades requeridas               violencia o la injusticia.
        para tener éxito en una gran variedad de acti-              Algunas de las técnicas que pueden emplear-
        vidades humanas, desde las relaciones fami-               se para desarrollar la capacidad empática en
        liares hasta diversas profesiones. Constituye             la educación básica son: los juegos de inter-
        uno de los ejes de soporte más importantes                cambio de roles en los cuales los niños repre-
        del comportamiento moral. La ausencia de ca-              sentan en forma alterna papeles antagónicos.
        pacidad empática es típica de los psicópatas,             En estos juegos se pide a los mismos partici-
        criminales y todo tipo de abusadores. Por ello,           pantes que elaboren los guiones, con el fin
        Goleman (1996), refiriéndose a las personas               de inducirlos a pensar respecto a cómo se sen-
        con dificultades para desarrollar la capacidad            tirían y actuarían si se encontraran en deter-
        empática, dice con razón: “La incapacidad                 minadas situaciones. Otras estrategias pueden
        para comprender lo que siente el otro, consti-            ser las visitas guiadas a comunidades o insti-
        tuye un déficit importante de la inteligencia             tuciones de carácter social, las actividades de
        emocional y un trágico fracaso en lo que sig-             asistencia a éstas, el análisis de situaciones
        nifica ser un ser humano” (pág 123).“La                   sociales reales, de noticias o de los mismos
        empatía se construye sobre la conciencia y la             sucesos que ocurren en el salón o en la es-
        estimación de sí mismo. Una persona que no                cuela, las lecturas comentadas sobre temas
        es consciente de sus propias limitaciones ni              pertinentes a los fines perseguidos, el análisis
        de sus propias potencialidades dificilmente               de biografías o los cine foro, entre otras.
        podrá comprender las limitaciones de otros o
        aceptar y valorar las cualidades en los de-            b) Emociones de Autocensura: reúnen aquellas


98   A C C I O N   P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999   Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral
OTRAS INVESTIGACIONES                                          E      S       T      U       D       I     O       S

      «Desarrollando la capacidad de                           vo, en relación con estas emociones, es ayudar a
                                                               los niños a interpretarlas adecuadamente. Esto
  autorregulación o autocontrol en los
                                                               significa enseñarles a reconocer el valor y la
 niños, se les proporcionan las bases                          utilidad práctica inherentes a este tipo de emo-
          sobre las que se sustenta la                         ciones.
               capacidad para adquirir
  voluntariamente aquellos hábitos de                              Competencias Dialógicas:
carácter moral deseados y así mismo,
la capacidad para hacer coherentes el                              Esta dimensión se refiere al desarrollo de la
                                                               capacidad para intercambiar opiniones y razo-
             juicio y la acción moral».                        nar sobre los puntos de vista de los demás. Cons-
                                                               tituye el recurso más apropiado para sustituir, en
                                                               las situaciones de conflicto, el uso de la fuerza y
   emociones que se relacionan con algún tipo                  la violencia por el de la palabra.
   de autocensura o autovaloración negativa                        Cortina (1995) se refiere a la actitud dialógica
   como respuesta a un pensamiento o una ac-                   como la mejor demostración de que una perso-
   ción indeseable. Entre las principales se in-               na toma en serio su propia autonomía y la de los
   cluyen la culpa, la vergüenza y el remordi-                 demás, de la importancia que le reconoce a los
   miento.                                                     derechos e intereses de todos y así mismo, de la
                                                               solidaridad de quien sabe que “es hombre y que
    Shaphiro (1997), refiriéndose a las emocio-                nada de lo humano puede resultarle ajeno” (p.
nes morales de autocensura, explica cómo éstas,                13). Así, desde la ética discursiva, una de las más
fueron convertidas por los defensores de la edu-               pertinentes actualmente, señala los requisitos que
cación permisiva en los “villanos” de los senti-               debe cumplir quien asume una actitud dialógica:
mientos, lo cual promovió en algunos la creen-
cia de que eran emociones negativas que debían                     Partir del principio de que el interlocutor es
ser eliminadas del repertorio infantil. Al respec-                 alguien a quien escuchar y no solamente al-
to, el autor se refiere a cómo desde el punto de                   guien a quién convencer.
vista evolutivo, cada emoción humana obedece
a un propósito y por lo tanto, eliminar algunas                    Estar igualmente dispuesto tanto a mantener
de ellas representaría suprimir un importante                      su posición inicial, en caso de que no le con-
componente de nuestro sistema emocional. El                        venzan los argumentos, como a modificarla
exceso de tolerancia frente a ciertos comporta-                    si estos resultan convincentes.
mientos o actitudes de los niños puede ser tan
perjudicial como lo contrario. En tal sentido, el                  Preocuparse por encontrar el punto de vista
autor advierte de los peligros derivados del mal                   correcto y por lo tanto, entenderse con su in-
uso de la “ética centrada en el niño” la cual en                   terlocutor. Entenderse significa descubrir todo
ciertos casos, ha servido para alentar el egoísmo                  lo que ya tienen en común, aún cuando no se
de algunos niños y adolescentes de hoy.                            logre un acuerdo total.
    Adecuadamente enfocadas, las emociones de                      Entender que la decisión correcta debe aten-
autocensura constituyen un componente vital de                     der no a los intereses individuales o grupales,
nuestros mecanismos de adaptación al medio y,                      sino a los universalizables, es decir a los de
por supuesto, de nuestro comportamiento mo-                        todos los afectados.
ral. Actúan como un sistema de alarma que se
activa para hacernos tomar consciencia de lo in-                  Buxarraíz, Martínez, Puig y Trilla (1990) de-
correcto de nuestras propias acciones, sentimien-              finen las habilidades para el diálogo como el
tos o pensamientos. El principal objetivo que se               conjunto de destrezas conversacionales,
debe perseguir desde el punto de vista educati-                actitudinales y de valores cívicos que, ante un

Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral   A C C I O N   P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999
                                                                                                                         99
E      S       T      U       D       I     O       S     OTRAS INVESTIGACIONES
      problema interpersonal o social, impulsa a todos          «La exclusión de la afectividad
      los implicados a comprometerse en un intercam-
                                                                como dimensión susceptible
      bio de razones que los acerque a la mutua com-
      prensión y a la búsqueda de acuerdos justos y             de ser educada explique
      racionalmente motivados. Estos autores se refie-          por qué actualmente la
      ren a los aspectos que deben trabajarse para el           evolución de la emocionalidad
      desarrollo de las competencias dialógicas en los
      niños durante la educación básica:                        en nuestra especie parece tan
                                                                escasa al compararla con los
      1. Dominio de los procedimientos formales del             niveles de desarrollo
         diálogo: claridad en la expresión de las pro-
         pias opiniones, respeto de los turnos para ha-
                                                                del pensamiento científico
         blar, pertinencia de lo expresado respecto al          y tecnológico».
         tema de discusión.

      2. Comprensión del contenido expresado por                   cluye aspectos tales como el significado de
         los diversos interlocutores: capacidad para               los términos que designan las nociones (en
         comprender las opiniones de los demás y es-               los grados elementales) y los conceptos (en
         tablecer comparaciones pertinentes entre los              los grados más avanzados) propios de la mo-
         diferentes puntos de vista.                               ral; el contenido y el significado de declara-
                                                                   ciones, leyes, documentos y otras informa-
         El docente promueve el desarrollo de las com-             ciones relacionadas con los principios mora-
      petencias dialógicas en los estudiantes al esti-             les universales y los derechos humanos; la
      mular el diálogo en diferentes situaciones y so-             comprensión del sentido y razón de ser de las
      bre diversos temas, organizar debates, juegos de             normas de convivencia que regulan la vida
      negociación, juegos de roles, etc.                           ciudadana, etc.

                                                                2. Competencias básicas para el razonamien-
          Razonamiento moral:                                      to moral: dentro de estas competencias figu-
                                                                   ran el autoconocimiento y la autoconciencia,
         La potencialidad para hacer elecciones y jui-             la capacidad empática (los juicios morales
      cios basados en la razón, constituye una capaci-             siempre implican víctimas en potencia) y las
      dad específica y exclusiva del ser humano. Por               competencias dialógicas. Todas estas compe-
      tanto, razonar sobre temas morales y elegir cier-            tencias han sido ya descritas anteriormente.
      tos valores o normas es así mismo una capaci-                Sin embargo, existe otra de especial relevan-
      dad exclusiva de nuestra especie. Sin embargo,               cia para el razonamiento moral, por cuanto
      dado que nacemos simplemente con la poten-                   constituye la condición sobre la cual se sus-
      cialidad para tales razonamientos, el desarrollo             tenta y se proyecta: la reflexión crítica. El
      de la competencia para razonar moralmente, re-               desarrollo del pensamiento crítico nos impo-
      quiere de experiencias de aprendizaje delibera-              ne la necesidad de buscar criterios que sirvan
      damente orientadas a tal propósito. Durante la               de referencia para elaborar juicios morales.
      educación básica, el objetivo principal será de-             Desde el punto de vista educativo, esto signi-
      sarrollar las bases sobre las cuales esta compe-             fica, tal como lo expresa Vasco (1989), la ne-
      tencia se va estructurando progresivamente. Di-              cesidad de superar la enseñanza de acciones
      chas bases están constituidas, en sus aspectos               particulares “buenas” o “malas” para centrarse
      esenciales, por los siguientes elementos:                    en el desarrollo de la capacidad para juzgar
      1. Conocimientos relacionados con la informa-                las acciones o situaciones a la luz de unos
         ción relevante para los procesos del pensa-               principios morales fundamentados en el con-
         miento moral: este tipo de conocimientos in-              cepto Kantiano de dignidad humana.


100   A C C I O N   P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999   Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral
OTRAS INVESTIGACIONES                                          E       S        T        U        D        I      O           S

«La educación moral representa una                             le corresponde particularmente a la escuela bá-
                                                               sica, es en esencia, la de promover en los
      de las áreas pedagógicas con
                                                               educandos el desarrollo de aquellas estructuras
  mayor capacidad potencial para la                            de personalidad sobre los cuales se podrá ir sus-
         promoción del progreso, el                            tentando progresivamente el desarrollo de autén-
 bienestar y la felicidad individual y                         ticas personalidades morales.
                                                                   Educar en valores constituye para el profe-
       social. Desde su perspectiva                            sional de la enseñanza, una de las tareas de ma-
        concreta, compromete a los                             yor complejidad pedagógica pero a su vez, una
       docentes con una formación                              de las de mayor significado. Un significado es-
                                                               trechamente relacionado con el reto de transfor-
  contextualizada dentro de los más                            mar y desarrollar la educación dentro de los cua-
            altos ideales humanos».                            tro pilares establecidos en el informe presentado
                                                               a la UNESCO por la Comisión Internacional para
                                                               la Educación del Siglo XXI: personas formadas
    Como técnicas específicas para desarrollar el              en niveles de excelencia para aprender a cono-
criterio moral pueden utilizarse la discusión de               cer, aprender a hacer, aprender a ser y apren-
dilemas morales (acordes al nivel de compren-                  der a vivir juntos.
sión del grupo), el análisis crítico de textos, si-
tuaciones, noticias o películas; el estudio de ca-
sos; los debates en grupo, las exposiciones co-
mentadas y cualquier otra estrategia que supon-
ga la reflexión y el razonamiento sobre situacio-
nes de conflicto moral, dentro de una atmósfera
apropiada para descubrir y analizar las posicio-               Berkowitz, M (1995). Educar a la persona moral en su tota-
nes éticamente más convenientes.                                   lidad. Revista Iberoamericana de Educación. 2 (8)
    Para finalizar, es necesario destacar que to-                  www.oei.org
                                                               Buxarraíz, M; Martínez M; Puig J; y Trilla J. (1990). La
dos los componentes de la personalidad moral                       Educación moral en primaria y secundaria. Madrid:
descritos están íntimamente relacionados e in-                     Edelvives.
                                                               Cortina, A (1995). La educación del hombre y el ciudadano.
cluso en muchos casos son concurrentes. No                         Revista Iberoamericana de Educación. Democracia y
obstante, se estima que la distinción realizada                    Educación 1 (/) www.oei.org
resulta útil para una mejor comprensión de las                 De Zubiría , M. (1995). Formación de valores y actitudes:
                                                                   un reto a las escuelas del futuro. Santafé de Bogotá:
diferentes dimensiones de la personalidad impli-                   Fundación Alberto Merani para el Desarrollo de la Inte-
cadas en el comportamiento moral.                                  ligencia.
                                                               Declaración de Mérida. (1997). VII Conferencia Iberoame-
    La educación moral representa una de las
                                                                   ricana de Educación.
áreas pedagógicas con mayor capacidad poten-                   Delors, J. (1996). La educación encierra un tesoro. Informe
cial para la promoción del progreso, el bienestar                  a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la
                                                                   Educación para el Siglo XXI. Barcelona: Santillana.
y la felicidad individual y social. Desde su pers-             Goleman, D. (1996) . La inteligencia emocional. Santafé de
pectiva concreta, compromete a los docentes con                    Bogotá: Javier Vergara.
una formación contextualizada dentro de los más                Martínez, M (1995). La educación moral: una necesidad de
                                                                   las sociedades plurales y democráticas. Revista Ibe-
altos ideales humanos. No obstante, a su vez,                      roamericana de Educación 1 (7). www.oei.org
plantea uno de los mayores desafíos educativos                 Palacios,J; Marchesi, A y Coll, C. (1990). Desarrollo Psico-
                                                                   lógico y Educación. Madrid : Alianza.
de nuestro tiempo por cuanto atañe a uno de los                Puig, J (1995) . Construcción dialógica de la personalidad
aspectos más profundos y complejos de la natu-                     moral. Revista Iberoamericana de Educación. Demo-
raleza humana. Por ello, los proyectos de edu-                     cracia y Educación 2 (8). www.oie.org.
                                                               Savater,F (1997). El valor de educar. Santafé de Bogotá:
cación en valores precisan partir de un enfoque                    Planeta.
pluridimensional en el cual se integren los di-                Shapiro, L. (1997). La inteligencia emocional en los niños.
                                                                   Buenos Aires: Javier Vergara.
versos factores implicados en la formación de                  Vasco, E. (1989). La formación de valores en la educación.
personas morales. La misión que en tal sentido                     Revista de la Universidad de La Salle. (17).


Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral   A C C I O N     P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999
                                                                                                                                  101

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Nuevo modelo-educativo-puce.f eb2012
Nuevo modelo-educativo-puce.f eb2012Nuevo modelo-educativo-puce.f eb2012
Nuevo modelo-educativo-puce.f eb2012
MARCO POLO SILVA SEGOVIA
 
Foro semana 3 módulo 5 metas de formación y evaluación
Foro semana 3 módulo 5   metas de formación y evaluaciónForo semana 3 módulo 5   metas de formación y evaluación
Foro semana 3 módulo 5 metas de formación y evaluación
PATBOSS
 
resumen de equipos
resumen de equiposresumen de equipos
resumen de equipos
Ruby Martinez
 
Ser docente
Ser docenteSer docente
Ser docente
Universia Perú
 
Propuesta transdisciplinaria2
Propuesta transdisciplinaria2Propuesta transdisciplinaria2
Propuesta transdisciplinaria2
mariasm73
 
Modelo Pedagógico
Modelo Pedagógico Modelo Pedagógico
Modelo Pedagógico
catikplaza
 
Relación pedagogía – didáctica – aprendizaje – educación
Relación pedagogía – didáctica – aprendizaje – educaciónRelación pedagogía – didáctica – aprendizaje – educación
Relación pedagogía – didáctica – aprendizaje – educación
DIANACAROLINAVARGASM1
 
Documentos para docentes año 2011
Documentos para docentes año 2011Documentos para docentes año 2011
Documentos para docentes año 2011
Centros Educativos
 
PEI
PEIPEI
Principio de adecuación al niño
Principio de adecuación al niñoPrincipio de adecuación al niño
Principio de adecuación al niño
johisrojas
 
Modelo pedagogico de la fcecep
Modelo pedagogico de la fcecepModelo pedagogico de la fcecep
Modelo pedagogico de la fcecep
Erika Hurtado
 

La actualidad más candente (11)

Nuevo modelo-educativo-puce.f eb2012
Nuevo modelo-educativo-puce.f eb2012Nuevo modelo-educativo-puce.f eb2012
Nuevo modelo-educativo-puce.f eb2012
 
Foro semana 3 módulo 5 metas de formación y evaluación
Foro semana 3 módulo 5   metas de formación y evaluaciónForo semana 3 módulo 5   metas de formación y evaluación
Foro semana 3 módulo 5 metas de formación y evaluación
 
resumen de equipos
resumen de equiposresumen de equipos
resumen de equipos
 
Ser docente
Ser docenteSer docente
Ser docente
 
Propuesta transdisciplinaria2
Propuesta transdisciplinaria2Propuesta transdisciplinaria2
Propuesta transdisciplinaria2
 
Modelo Pedagógico
Modelo Pedagógico Modelo Pedagógico
Modelo Pedagógico
 
Relación pedagogía – didáctica – aprendizaje – educación
Relación pedagogía – didáctica – aprendizaje – educaciónRelación pedagogía – didáctica – aprendizaje – educación
Relación pedagogía – didáctica – aprendizaje – educación
 
Documentos para docentes año 2011
Documentos para docentes año 2011Documentos para docentes año 2011
Documentos para docentes año 2011
 
PEI
PEIPEI
PEI
 
Principio de adecuación al niño
Principio de adecuación al niñoPrincipio de adecuación al niño
Principio de adecuación al niño
 
Modelo pedagogico de la fcecep
Modelo pedagogico de la fcecepModelo pedagogico de la fcecep
Modelo pedagogico de la fcecep
 

Destacado

Educación en Valores
Educación en ValoresEducación en Valores
Educación en Valores
Jorge Mendoza
 
Fisica vectorial vallejo zambrano
Fisica vectorial vallejo zambranoFisica vectorial vallejo zambrano
Fisica vectorial vallejo zambrano
Student
 
Livro os fundamentos da física - termologia, óptica e ondas
Livro os fundamentos da física - termologia, óptica e ondas Livro os fundamentos da física - termologia, óptica e ondas
Livro os fundamentos da física - termologia, óptica e ondas
Sharzwenny Silva
 
Os fundamentos da fisica vol. 1 - 9ª ed.- ramalho- mecanica
Os fundamentos da fisica   vol. 1 - 9ª ed.- ramalho- mecanicaOs fundamentos da fisica   vol. 1 - 9ª ed.- ramalho- mecanica
Os fundamentos da fisica vol. 1 - 9ª ed.- ramalho- mecanica
Arini Atalaia
 
150961829 fisica-vol-2-alonso-finn cap 14 al cap 24 excelente
150961829 fisica-vol-2-alonso-finn cap 14 al cap 24 excelente150961829 fisica-vol-2-alonso-finn cap 14 al cap 24 excelente
150961829 fisica-vol-2-alonso-finn cap 14 al cap 24 excelente
.. ..
 
Solucionario De Vallejo
Solucionario De VallejoSolucionario De Vallejo
Solucionario De Vallejo
joanhp1996
 
Física vol. 2 resnick y halliday - 5 ed
Física vol. 2   resnick y halliday - 5 edFísica vol. 2   resnick y halliday - 5 ed
Física vol. 2 resnick y halliday - 5 ed
Adrian Piña Rivas
 
Solucionario alonso finn-172960617-fisica-vol-2- excelente
Solucionario alonso finn-172960617-fisica-vol-2- excelenteSolucionario alonso finn-172960617-fisica-vol-2- excelente
Solucionario alonso finn-172960617-fisica-vol-2- excelente
.. ..
 
Fisica general hector perez montiel - copia
Fisica general   hector perez montiel - copiaFisica general   hector perez montiel - copia
Fisica general hector perez montiel - copiaJoel Martínez
 
Solucionario vallejo zambrano tomo i (1 7)
Solucionario vallejo zambrano tomo i (1 7)Solucionario vallejo zambrano tomo i (1 7)
Solucionario vallejo zambrano tomo i (1 7)
Stalin Macias
 
Fisica Vol I Alonso Finn Mecánica y Cinemática español pdf
Fisica Vol I Alonso Finn Mecánica y Cinemática español pdfFisica Vol I Alonso Finn Mecánica y Cinemática español pdf
Fisica Vol I Alonso Finn Mecánica y Cinemática español pdf
Jorge Sanchez
 
Fìsica-vectorial-2-vallejo-zambrano-pdf
Fìsica-vectorial-2-vallejo-zambrano-pdfFìsica-vectorial-2-vallejo-zambrano-pdf
Fìsica-vectorial-2-vallejo-zambrano-pdf
Luis Puetate
 
(Solucionario)fisica vectorial 1 vallejo zambrano 2011
(Solucionario)fisica vectorial 1 vallejo zambrano  2011(Solucionario)fisica vectorial 1 vallejo zambrano  2011
(Solucionario)fisica vectorial 1 vallejo zambrano 2011
Diego Tapia
 
EJERCICIOS RESUELTOS PROBLEMARIO DE VELOCIDAD Y ACELERACIÓN
EJERCICIOS RESUELTOS PROBLEMARIO DE VELOCIDAD Y ACELERACIÓNEJERCICIOS RESUELTOS PROBLEMARIO DE VELOCIDAD Y ACELERACIÓN
EJERCICIOS RESUELTOS PROBLEMARIO DE VELOCIDAD Y ACELERACIÓN
Yokain
 
libro de prob. fisica PROBLEMAS RESUELTOS DE FÍSICA I
  libro de prob. fisica PROBLEMAS RESUELTOS DE FÍSICA I  libro de prob. fisica PROBLEMAS RESUELTOS DE FÍSICA I
libro de prob. fisica PROBLEMAS RESUELTOS DE FÍSICA I
zion warek human
 

Destacado (15)

Educación en Valores
Educación en ValoresEducación en Valores
Educación en Valores
 
Fisica vectorial vallejo zambrano
Fisica vectorial vallejo zambranoFisica vectorial vallejo zambrano
Fisica vectorial vallejo zambrano
 
Livro os fundamentos da física - termologia, óptica e ondas
Livro os fundamentos da física - termologia, óptica e ondas Livro os fundamentos da física - termologia, óptica e ondas
Livro os fundamentos da física - termologia, óptica e ondas
 
Os fundamentos da fisica vol. 1 - 9ª ed.- ramalho- mecanica
Os fundamentos da fisica   vol. 1 - 9ª ed.- ramalho- mecanicaOs fundamentos da fisica   vol. 1 - 9ª ed.- ramalho- mecanica
Os fundamentos da fisica vol. 1 - 9ª ed.- ramalho- mecanica
 
150961829 fisica-vol-2-alonso-finn cap 14 al cap 24 excelente
150961829 fisica-vol-2-alonso-finn cap 14 al cap 24 excelente150961829 fisica-vol-2-alonso-finn cap 14 al cap 24 excelente
150961829 fisica-vol-2-alonso-finn cap 14 al cap 24 excelente
 
Solucionario De Vallejo
Solucionario De VallejoSolucionario De Vallejo
Solucionario De Vallejo
 
Física vol. 2 resnick y halliday - 5 ed
Física vol. 2   resnick y halliday - 5 edFísica vol. 2   resnick y halliday - 5 ed
Física vol. 2 resnick y halliday - 5 ed
 
Solucionario alonso finn-172960617-fisica-vol-2- excelente
Solucionario alonso finn-172960617-fisica-vol-2- excelenteSolucionario alonso finn-172960617-fisica-vol-2- excelente
Solucionario alonso finn-172960617-fisica-vol-2- excelente
 
Fisica general hector perez montiel - copia
Fisica general   hector perez montiel - copiaFisica general   hector perez montiel - copia
Fisica general hector perez montiel - copia
 
Solucionario vallejo zambrano tomo i (1 7)
Solucionario vallejo zambrano tomo i (1 7)Solucionario vallejo zambrano tomo i (1 7)
Solucionario vallejo zambrano tomo i (1 7)
 
Fisica Vol I Alonso Finn Mecánica y Cinemática español pdf
Fisica Vol I Alonso Finn Mecánica y Cinemática español pdfFisica Vol I Alonso Finn Mecánica y Cinemática español pdf
Fisica Vol I Alonso Finn Mecánica y Cinemática español pdf
 
Fìsica-vectorial-2-vallejo-zambrano-pdf
Fìsica-vectorial-2-vallejo-zambrano-pdfFìsica-vectorial-2-vallejo-zambrano-pdf
Fìsica-vectorial-2-vallejo-zambrano-pdf
 
(Solucionario)fisica vectorial 1 vallejo zambrano 2011
(Solucionario)fisica vectorial 1 vallejo zambrano  2011(Solucionario)fisica vectorial 1 vallejo zambrano  2011
(Solucionario)fisica vectorial 1 vallejo zambrano 2011
 
EJERCICIOS RESUELTOS PROBLEMARIO DE VELOCIDAD Y ACELERACIÓN
EJERCICIOS RESUELTOS PROBLEMARIO DE VELOCIDAD Y ACELERACIÓNEJERCICIOS RESUELTOS PROBLEMARIO DE VELOCIDAD Y ACELERACIÓN
EJERCICIOS RESUELTOS PROBLEMARIO DE VELOCIDAD Y ACELERACIÓN
 
libro de prob. fisica PROBLEMAS RESUELTOS DE FÍSICA I
  libro de prob. fisica PROBLEMAS RESUELTOS DE FÍSICA I  libro de prob. fisica PROBLEMAS RESUELTOS DE FÍSICA I
libro de prob. fisica PROBLEMAS RESUELTOS DE FÍSICA I
 

Similar a Educación en Valores

Cuadro de análisis de la práctica educativa y sus dimensiones.
Cuadro de análisis de la práctica educativa y sus dimensiones.Cuadro de análisis de la práctica educativa y sus dimensiones.
Cuadro de análisis de la práctica educativa y sus dimensiones.
Mariell Zapata Rodríguez
 
La profesión docente
La profesión docenteLa profesión docente
La profesión docente
Leonela Molero
 
La profesión docente
La profesión docenteLa profesión docente
La profesión docente
Leonela Molero
 
Articulo cientifco. shirlet andrade, priscila goenaga, indira macken, actual.
Articulo cientifco. shirlet  andrade, priscila goenaga, indira macken, actual.Articulo cientifco. shirlet  andrade, priscila goenaga, indira macken, actual.
Articulo cientifco. shirlet andrade, priscila goenaga, indira macken, actual.
diliaines
 
El desafio de ser docente
El desafio de ser docenteEl desafio de ser docente
El desafio de ser docente
Lester Giovanni Cuc
 
Diapositvas power point por luis c
Diapositvas power point por luis cDiapositvas power point por luis c
Diapositvas power point por luis c
luisr81
 
Currículo por competencias y sus implicaciones en la formación docente
Currículo por competencias y sus implicaciones en la formación docenteCurrículo por competencias y sus implicaciones en la formación docente
Currículo por competencias y sus implicaciones en la formación docente
Salinas Méndez
 
Dimensiones del curriculo
Dimensiones del curriculoDimensiones del curriculo
Dimensiones del curriculo
GibranPrezHernndez
 
Triptico modelo social cognitivo
Triptico modelo social cognitivoTriptico modelo social cognitivo
Triptico modelo social cognitivo
Zuli Vivnes
 
Evaluacion y aulas invertidas
Evaluacion y aulas invertidasEvaluacion y aulas invertidas
Evaluacion y aulas invertidas
doloreslilibeth
 
Evaluacion y aulas invertidas
Evaluacion y aulas invertidasEvaluacion y aulas invertidas
Evaluacion y aulas invertidas
doloreslilibeth
 
Que es el enfoque por competencias
Que es el enfoque por competenciasQue es el enfoque por competencias
Que es el enfoque por competencias
jorgearturozamittizm
 
El acompañamiento a docentes noveles en clave política
El acompañamiento a docentes noveles en clave políticaEl acompañamiento a docentes noveles en clave política
El acompañamiento a docentes noveles en clave política
ProfessorPrincipiante
 
Mirna 3
Mirna 3Mirna 3
Mirna 3
Mail Bombing
 
PROPUESTA PEDAGÓGICA UCP
PROPUESTA PEDAGÓGICA UCPPROPUESTA PEDAGÓGICA UCP
PROPUESTA PEDAGÓGICA UCP
Producción Virtual CIE
 
Cuadro sinoptico teorias y dños curriculares
Cuadro sinoptico teorias y dños curricularesCuadro sinoptico teorias y dños curriculares
Cuadro sinoptico teorias y dños curriculares
FUNLAM
 
Cuadro sinoptico teorias y dños curriculares
Cuadro sinoptico teorias y dños curricularesCuadro sinoptico teorias y dños curriculares
Cuadro sinoptico teorias y dños curriculares
FUNLAM
 
Sobre el concepto de formación
Sobre el concepto de formaciónSobre el concepto de formación
TAREA 1.pdf
TAREA 1.pdfTAREA 1.pdf
Estrategias didácticas en docencia universitaria
Estrategias didácticas en docencia universitariaEstrategias didácticas en docencia universitaria
Estrategias didácticas en docencia universitaria
María Villamarín
 

Similar a Educación en Valores (20)

Cuadro de análisis de la práctica educativa y sus dimensiones.
Cuadro de análisis de la práctica educativa y sus dimensiones.Cuadro de análisis de la práctica educativa y sus dimensiones.
Cuadro de análisis de la práctica educativa y sus dimensiones.
 
La profesión docente
La profesión docenteLa profesión docente
La profesión docente
 
La profesión docente
La profesión docenteLa profesión docente
La profesión docente
 
Articulo cientifco. shirlet andrade, priscila goenaga, indira macken, actual.
Articulo cientifco. shirlet  andrade, priscila goenaga, indira macken, actual.Articulo cientifco. shirlet  andrade, priscila goenaga, indira macken, actual.
Articulo cientifco. shirlet andrade, priscila goenaga, indira macken, actual.
 
El desafio de ser docente
El desafio de ser docenteEl desafio de ser docente
El desafio de ser docente
 
Diapositvas power point por luis c
Diapositvas power point por luis cDiapositvas power point por luis c
Diapositvas power point por luis c
 
Currículo por competencias y sus implicaciones en la formación docente
Currículo por competencias y sus implicaciones en la formación docenteCurrículo por competencias y sus implicaciones en la formación docente
Currículo por competencias y sus implicaciones en la formación docente
 
Dimensiones del curriculo
Dimensiones del curriculoDimensiones del curriculo
Dimensiones del curriculo
 
Triptico modelo social cognitivo
Triptico modelo social cognitivoTriptico modelo social cognitivo
Triptico modelo social cognitivo
 
Evaluacion y aulas invertidas
Evaluacion y aulas invertidasEvaluacion y aulas invertidas
Evaluacion y aulas invertidas
 
Evaluacion y aulas invertidas
Evaluacion y aulas invertidasEvaluacion y aulas invertidas
Evaluacion y aulas invertidas
 
Que es el enfoque por competencias
Que es el enfoque por competenciasQue es el enfoque por competencias
Que es el enfoque por competencias
 
El acompañamiento a docentes noveles en clave política
El acompañamiento a docentes noveles en clave políticaEl acompañamiento a docentes noveles en clave política
El acompañamiento a docentes noveles en clave política
 
Mirna 3
Mirna 3Mirna 3
Mirna 3
 
PROPUESTA PEDAGÓGICA UCP
PROPUESTA PEDAGÓGICA UCPPROPUESTA PEDAGÓGICA UCP
PROPUESTA PEDAGÓGICA UCP
 
Cuadro sinoptico teorias y dños curriculares
Cuadro sinoptico teorias y dños curricularesCuadro sinoptico teorias y dños curriculares
Cuadro sinoptico teorias y dños curriculares
 
Cuadro sinoptico teorias y dños curriculares
Cuadro sinoptico teorias y dños curricularesCuadro sinoptico teorias y dños curriculares
Cuadro sinoptico teorias y dños curriculares
 
Sobre el concepto de formación
Sobre el concepto de formaciónSobre el concepto de formación
Sobre el concepto de formación
 
TAREA 1.pdf
TAREA 1.pdfTAREA 1.pdf
TAREA 1.pdf
 
Estrategias didácticas en docencia universitaria
Estrategias didácticas en docencia universitariaEstrategias didácticas en docencia universitaria
Estrategias didácticas en docencia universitaria
 

Más de Jorge Mendoza

Programa psic. educativa._lapso_ii-_2013
Programa psic. educativa._lapso_ii-_2013Programa psic. educativa._lapso_ii-_2013
Programa psic. educativa._lapso_ii-_2013
Jorge Mendoza
 
Cap II. Trabajo de Ascenso
Cap II. Trabajo de AscensoCap II. Trabajo de Ascenso
Cap II. Trabajo de Ascenso
Jorge Mendoza
 
Fundamentos investigacion documental
Fundamentos investigacion documentalFundamentos investigacion documental
Fundamentos investigacion documental
Jorge Mendoza
 
Programa de evaluación de los aprendizajes
Programa de evaluación de los aprendizajesPrograma de evaluación de los aprendizajes
Programa de evaluación de los aprendizajes
Jorge Mendoza
 
Educación en Valores
Educación en ValoresEducación en Valores
Educación en Valores
Jorge Mendoza
 
Educacion en valores
Educacion en valoresEducacion en valores
Educacion en valores
Jorge Mendoza
 
Ejemplo de estrategias didácticas, técnicas y métodos
Ejemplo de estrategias didácticas, técnicas y métodosEjemplo de estrategias didácticas, técnicas y métodos
Ejemplo de estrategias didácticas, técnicas y métodos
Jorge Mendoza
 
Estrategias (material Unidad I)
Estrategias (material Unidad I)Estrategias (material Unidad I)
Estrategias (material Unidad I)
Jorge Mendoza
 
Estrategias
EstrategiasEstrategias
Estrategias
Jorge Mendoza
 

Más de Jorge Mendoza (9)

Programa psic. educativa._lapso_ii-_2013
Programa psic. educativa._lapso_ii-_2013Programa psic. educativa._lapso_ii-_2013
Programa psic. educativa._lapso_ii-_2013
 
Cap II. Trabajo de Ascenso
Cap II. Trabajo de AscensoCap II. Trabajo de Ascenso
Cap II. Trabajo de Ascenso
 
Fundamentos investigacion documental
Fundamentos investigacion documentalFundamentos investigacion documental
Fundamentos investigacion documental
 
Programa de evaluación de los aprendizajes
Programa de evaluación de los aprendizajesPrograma de evaluación de los aprendizajes
Programa de evaluación de los aprendizajes
 
Educación en Valores
Educación en ValoresEducación en Valores
Educación en Valores
 
Educacion en valores
Educacion en valoresEducacion en valores
Educacion en valores
 
Ejemplo de estrategias didácticas, técnicas y métodos
Ejemplo de estrategias didácticas, técnicas y métodosEjemplo de estrategias didácticas, técnicas y métodos
Ejemplo de estrategias didácticas, técnicas y métodos
 
Estrategias (material Unidad I)
Estrategias (material Unidad I)Estrategias (material Unidad I)
Estrategias (material Unidad I)
 
Estrategias
EstrategiasEstrategias
Estrategias
 

Último

Presentación Centro de Estética Orgánico Verde.pdf
Presentación Centro de Estética Orgánico Verde.pdfPresentación Centro de Estética Orgánico Verde.pdf
Presentación Centro de Estética Orgánico Verde.pdf
LuanaJaime1
 
Qué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptxQué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptx
saradocente
 
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP AlfaresProgramación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Alfaresbilingual
 
proyectoszona21para el logro de real.pptx
proyectoszona21para el logro de real.pptxproyectoszona21para el logro de real.pptx
proyectoszona21para el logro de real.pptx
ChristianGmez48
 
p4s.co Ecosistema de Ecosistemas - Diagrama.pdf
p4s.co Ecosistema de Ecosistemas - Diagrama.pdfp4s.co Ecosistema de Ecosistemas - Diagrama.pdf
p4s.co Ecosistema de Ecosistemas - Diagrama.pdf
DavidCamiloMosquera
 
explorando los secretos de la fotosíntesis
explorando los secretos de la fotosíntesisexplorando los secretos de la fotosíntesis
explorando los secretos de la fotosíntesis
CristianRodrguez692429
 
ELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdf
ELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdfELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdf
ELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdf
DaliaAndrade1
 
Desarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptx
Desarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptxDesarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptx
Desarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptx
TatianaHerrera46
 
Prueba/test conoce tus heridas de la infancia
Prueba/test conoce tus heridas de la infanciaPrueba/test conoce tus heridas de la infancia
Prueba/test conoce tus heridas de la infancia
LudmilaOrtega3
 
Presentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdf
Presentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdfPresentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdf
Presentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdf
eleandroth
 
Cuadernillo De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...
Cuadernillo  De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...Cuadernillo  De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...
Cuadernillo De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...
JesusSanchez136180
 
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docxLecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Alejandrino Halire Ccahuana
 
Secuencia didáctica de la noticia para alumnos de primaria
Secuencia didáctica de la noticia para alumnos de primariaSecuencia didáctica de la noticia para alumnos de primaria
Secuencia didáctica de la noticia para alumnos de primaria
EricaCouly1
 
La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.
La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.
La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.
DobbieElfo
 
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACIONANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
carla466417
 
La vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primaria
La vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primariaLa vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primaria
La vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primaria
EricaCouly1
 
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZACORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
Sandra Mariela Ballón Aguedo
 
MANUAL PARA LA ADMINISTRACION DE SIST. DE AGUA POTABLE 2021.pdf
MANUAL PARA LA ADMINISTRACION DE SIST. DE AGUA POTABLE 2021.pdfMANUAL PARA LA ADMINISTRACION DE SIST. DE AGUA POTABLE 2021.pdf
MANUAL PARA LA ADMINISTRACION DE SIST. DE AGUA POTABLE 2021.pdf
IvanAguilarGalvan1
 
PLAN 365 Presentación Gobierno 2024 (1).pdf
PLAN 365 Presentación Gobierno 2024  (1).pdfPLAN 365 Presentación Gobierno 2024  (1).pdf
PLAN 365 Presentación Gobierno 2024 (1).pdf
ElizabethLpez634570
 
Hablemos de ESI para estudiantes Cuadernillo
Hablemos de ESI para estudiantes CuadernilloHablemos de ESI para estudiantes Cuadernillo
Hablemos de ESI para estudiantes Cuadernillo
Mónica Sánchez
 

Último (20)

Presentación Centro de Estética Orgánico Verde.pdf
Presentación Centro de Estética Orgánico Verde.pdfPresentación Centro de Estética Orgánico Verde.pdf
Presentación Centro de Estética Orgánico Verde.pdf
 
Qué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptxQué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptx
 
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP AlfaresProgramación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
 
proyectoszona21para el logro de real.pptx
proyectoszona21para el logro de real.pptxproyectoszona21para el logro de real.pptx
proyectoszona21para el logro de real.pptx
 
p4s.co Ecosistema de Ecosistemas - Diagrama.pdf
p4s.co Ecosistema de Ecosistemas - Diagrama.pdfp4s.co Ecosistema de Ecosistemas - Diagrama.pdf
p4s.co Ecosistema de Ecosistemas - Diagrama.pdf
 
explorando los secretos de la fotosíntesis
explorando los secretos de la fotosíntesisexplorando los secretos de la fotosíntesis
explorando los secretos de la fotosíntesis
 
ELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdf
ELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdfELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdf
ELEMENTOS DE LA COMPRENSION ORAL-ESCUCHA ACTIVA.pdf
 
Desarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptx
Desarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptxDesarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptx
Desarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptx
 
Prueba/test conoce tus heridas de la infancia
Prueba/test conoce tus heridas de la infanciaPrueba/test conoce tus heridas de la infancia
Prueba/test conoce tus heridas de la infancia
 
Presentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdf
Presentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdfPresentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdf
Presentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdf
 
Cuadernillo De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...
Cuadernillo  De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...Cuadernillo  De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...
Cuadernillo De Quimica 3 De Secundaria - Trimestre III - Alumno - Omar Chiqu...
 
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docxLecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
 
Secuencia didáctica de la noticia para alumnos de primaria
Secuencia didáctica de la noticia para alumnos de primariaSecuencia didáctica de la noticia para alumnos de primaria
Secuencia didáctica de la noticia para alumnos de primaria
 
La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.
La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.
La filosofía presocrática y los filosofos más relvantes del periodo.
 
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACIONANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
 
La vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primaria
La vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primariaLa vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primaria
La vida de Martin Miguel de Güemes para niños de primaria
 
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZACORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
 
MANUAL PARA LA ADMINISTRACION DE SIST. DE AGUA POTABLE 2021.pdf
MANUAL PARA LA ADMINISTRACION DE SIST. DE AGUA POTABLE 2021.pdfMANUAL PARA LA ADMINISTRACION DE SIST. DE AGUA POTABLE 2021.pdf
MANUAL PARA LA ADMINISTRACION DE SIST. DE AGUA POTABLE 2021.pdf
 
PLAN 365 Presentación Gobierno 2024 (1).pdf
PLAN 365 Presentación Gobierno 2024  (1).pdfPLAN 365 Presentación Gobierno 2024  (1).pdf
PLAN 365 Presentación Gobierno 2024 (1).pdf
 
Hablemos de ESI para estudiantes Cuadernillo
Hablemos de ESI para estudiantes CuadernilloHablemos de ESI para estudiantes Cuadernillo
Hablemos de ESI para estudiantes Cuadernillo
 

Educación en Valores

  • 1. E S T U D I O S OTRAS INVESTIGACIONES Construcción ciedad. Tal concepción evidencia la puesta en marcha de una educación que asume como pun- de la Personalidad Moral: to de partida, para la construcción de nuevas for- mas de convivencia, la formación de personas una Intención Pedagógica autónomas y dialogantes, respetuosas de sí mis- mas, con un claro sentido de la imputabilidad de Impostergable sus acciones y dispuestas a asumir la participa- ción social a través de la razón y el respeto a los en la Educación Básica. derechos de los demás. Ahora bien, la posibilidad de que la educa- ción básica así concebida pueda hacer tangibles las transformaciones individuales y sociales a las Luz Angela Gutiérrez Universidad de Los Andes-Táchira que aspira, implica la satisfacción de una serie de requerimientos que comprometen a las dife- rentes instancias educativas. El punto de partida obligatoriamente refiere hacia una revisión del Aunque la educación en valores no constituye perfil del docente en sus dimensiones de perso- una preocupación reciente, una mirada al origen na y de profesional de la educación. Enseñar de los más agudos problemas confrontados ac- valores exige al docente, como quizás ninguna tualmente por el hombre permite comprender por otra tarea del hacer educativo, además del domi- qué se define hoy como uno de los aspectos de nio conceptual y pedagógico indispensables, un obligada referencia al momento de pensar la alto grado de concientización sobre el significa- nueva educación para el siglo XXI. Ciertamen- do y los alcances individuales y sociales implí- te, resulta significativo que uno de los mayores retos planteados a la educación en la sociedad de la información y la tecnología, provenga de la necesidad de trascender lo puramente infor- mativo y técnico para comprometerse con la for- mación de personas competentes en su forma de ser, vivir y convivir. Este artículo proporciona a los docentes de edu- La educación en valores constituye actual- mente uno de los aspectos prioritarios dentro de cación básica un marco de referencia para el de- las innovaciones curriculares que se adelantan sarrollo del eje transversal valores. Presenta al- en diferentes países del mundo. Específicamente gunas reflexiones sobre la importancia, las en Venezuela, el mayor grado de concreción de implicaciones y los requerimientos de la educa- estos esfuerzos se observa a partir de la última ción moral durante este nivel, haciendo especial reforma del currículo básico nacional, en la cual referencia a la importancia de que durante este la enseñanza de los valores constituye uno de periodo, los esfuerzos del docente se orienten los cinco ejes transversales en los que se susten- hacia la edificación de las bases que sustentan ta. Este carácter transversal se aplica tanto a su la personalidad moral. En atención a ello, se des- inserción en todas las áreas del currículo, como criben sus principales dimensiones y se preci- a su integración a los tres tipos de contenidos: san algunas estrategias metodológicas para pro- conceptuales, procedimentales y actitudinales. mover el desarrollo de personalidades morales Por lo tanto, la educación en valores se configu- ra como un elemento integrador del currículo, en el aula. claramente dirigido a impregnar todos los temas, contenidos y actividades escolares, con el pro- Palabras clave: Modelos de Educación Moral, pósito de trascender la realidad del estudiante Dimensiones de la personalidad moral, estrate- para permear la familia, las instituciones y la so- gias de enseñanza. 92 A C C I O N P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999 Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral
  • 2. OTRAS INVESTIGACIONES E S T U D I O S citos en esta tarea. Tal como lo expresa el docu- tendencias mediante las cuales se ha abordado mento de la Declaración de Mérida (1997), emi- la formación moral advierte cómo, en cierta for- tido en el marco de la VII Conferencia Ibero- ma, tales modelos constituyen un reflejo de la con- americana de Educación, una propuesta de edu- cepción del hombre y del papel de la educación cación en valores éticos reclama ante todo, un propia de un contexto socio-cultural determinado. conjunto de acciones que hagan posible un me- Buxarraíz, Martínez, Puig y Trilla (1990), propor- jor reconocimiento profesional y social del pro- cionan una descripción de los tres modelos predo- fesorado, la elevación de su autoestima y un minantes, los cuales pueden sintetizarse así: mayor grado de concientización sobre la res- ponsabilidad moral inherente al desempeño de 1. Modelo Absolutista: se fundamenta en la su profesión. En consecuencia, la renovación del existencia de unos valores indiscutibles y ab- perfil docente requiere de la conciencia, el com- solutos, emanados de una autoridad investida promiso y el esfuerzo mancomunado, en primer de poder y por principio poseedora de la ver- lugar, de los propios docentes como principales dad. Este tipo de valores regula los diferentes autogestores de su desarrollo humano y profe- aspectos de la vida individual y social. Los sional, y así también, del Estado, las institucio- métodos utilizados son principalmente la nes educativas, las universidades formadoras de inculcación, el adoctrinamiento o cualquier formadores y los programas de capacitación y otro útil para que los alumnos se adhieran a actualización docente. los valores promulgados. Otro aspecto que se debe considerar con detenimiento al momento de hablar de educa- 2. Modelo Relativista: en contraposición al ción en valores es el referente al modelo que modelo anterior, éste parte de la creencia de debe seguirse. Una revisión de las principales que en un tema como el de los valores no existe una opción preferible a otra porque el valor es algo que obedece a criterios total- mente subjetivos. El hecho de que un valor sea bueno o malo depende de las circunstan- cias, condiciones o el momento particular. Pedagógicamente, este modelo limita el pa- pel de la educación moral por cuanto asume The purpose of this article is to provide basic que no existen opciones preferibles y que las education teachers with a reference frame for decisiones morales están en función de la the development of transversal axis values. Some cultura y las circunstancias particulares en las considerations are presented regarding the que está inmerso el sujeto actuante. Esta pers- importance, implications and requirements of pectiva generalmente se impone cuando el moral education at this level. Teacher efforts to modelo de valores absolutos entra en crisis. build the bases for a moral personality are emphasized. So, principal dimensions are 3. Modelo Autónomo-Racionalista: bajo esta described and some methodological strategies are perspectiva no se defienden determinados va- outlined to promote development of moral lores absolutos pero tampoco se asume una postura relativista. Este modelo afirma que en personality in the classroom. la vida existen ciertas opciones que son más convenientes que otras y que existen posibi- lidades basadas en la razón y en el diálogo que pueden servir de guía a las personas. Defiende la posibilidad de usar libre y autónomamente la razón para elaborar crite- Key words: Models of moral education, dimensions of moral personality, teaching rios que servirán de referente a las normas de strategies. conducta. Este modelo se orienta más que a Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral A C C I O N P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999 93
  • 3. E S T U D I O S OTRAS INVESTIGACIONES la inculcación de un tipo de valores específi- de complementar o reforzar lo aprendido en el cos, a la promoción y el desarrollo de las di- hogar, sino también, en algunos casos, de sub- mensiones morales de la personalidad. sanar la ausencia de formación, o incluso, de corregir o reorientar las influencias negativas De los tres modelos descritos, el mayor con- de la familia. Por ello, las características de nues- senso se concentra actualmente en torno al últi- tras sociedades exigen hoy a los docentes una mo: la propuesta de una construcción racional y responsabilidad mayor aún en cuanto a la for- autónoma de un sistema de valores. Esta opción, mación moral. Una responsabilidad que no po- a diferencia del modelo absolutista, no se pro- drán desconocer sin desvirtuar, a la vez, la esen- pone imponer determinados valores absolutos, cia misma de su misión como educadores. lo cual, por principio niega el derecho a uno de Como se ha señalado anteriormente, el mo- los valores más estimables que es precisamente delo de formación moral racional-autónomo pro- el respeto a la pluralidad; pero tampoco cae en pone trabajar, en primer término, sobre el desa- la anomia planteada por el modelo relativista. rrollo de aquellas dimensiones de la personali- Bajo el modelo autónomo racionalista, que ob- dad que constituyen las bases sobre las cuales se serva una gran coherencia con el enfoque sustenta posteriormente el comportamiento mo- constructivista del aprendizaje, se confiere al ral. En consecuencia, desde la perspectiva peda- estudiante un papel activo frente a su propio pro- gógica se plantea la necesidad de identificar los ceso de conocer la realidad. En consecuencia, diferentes constructos psicológicos que consti- se promueve el diseño de un sistema de valores tuyen las dimensiones de la personalidad moral, elaborado a partir de la toma de conciencia res- sus características escenciales y los factores que pecto a la conveniencia de ciertas opciones fren- inciden en su conformación y desarrollo. te a otras, y construido a través de espacios La estructuración de las dimensiones mora- abiertos para la reflexión, el análisis crítico, la les de la personalidad, precisa de experiencias discusión y el intercambio de ideas sobre los de aprendizaje deliberadamente orientadas a tal principios de valor que pueden servir posterior- propósito y en las cuales se contemplen parale- mente como criterios para guiar el comporta- lamente los componentes de carácter cognitivo, miento en situaciones concretas. Paralelamente, afectivo y comportamental subyacentes. Hasta el modelo apunta al desarrollo de la capacidad hace un tiempo, la mayoría de los programas de para traducir tales principios de valor en accio- formación en valores se enfocaban casi exclusi- nes concretas, con el ánimo de alcanzar lo que vamente hacia sus componentes cognitivos; sin Cortina (1997) define como el más apetecible embargo, las experiencias demostraron, como de todos los valores humanos: la coherencia en- afirma De Zubiría (1995) que el solo conoci- tre lo que se piensa y lo que se hace. miento acerca de los conceptos y teorías sobre los cuales se fundamenta el razonamiento moral no es suficiente para desarrollar pautas de com- Principal objetivo portamiento coherentes con aquellos. Sin este de la formación en valores trabajo simultáneo, la enseñanza de los valores durante la escuela básica: se reduciría a un contenido de aprendizaje más edificar los cimientos entre los muchos que se adquieren en la escuela, de la personalidad moral pero no lograría integrarse como un componen- te de la personalidad de cada estudiante. Esta La personalidad moral no se estructura espon- tarea requiere desarrollar, cuando menos, las di- táneamente: es el producto de las diferentes ex- mensiones que, sin ánimo de exhaustividad, a periencias de aprendizaje vivenciadas por el niño continuación se señalan: en la familia, la escuela y el contexto social. Sin embargo, en la medida en la que el papel 1.Autoconocimiento: formador de la familia se diluye cada día más, se La personalidad moral empieza a cimentarse plantea a la escuela la responsabilidad ya no sólo a partir del autoconocimiento, es decir la adqui- 94 A C C I O N P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999 Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral
  • 4. OTRAS INVESTIGACIONES E S T U D I O S «La personalidad moral no se ellos, y los cuestionarios para concientización de los rasgos personales, entre otras. Estas mismas estructura espontáneamente: es el técnicas se pueden adaptar para trabajar en los producto de las diferentes grados superiores sobre el desarrollo de niveles experiencias de aprendizaje progresivos de autoconciencia. vivenciadas por el niño en la familia, 2.Autoestima: la escuela y el contexto social». La promoción de la autoestima del educando debe ser considerada por el docente como una intención pedagógica permanente, dada la im- sición progresiva de la conciencia de sí mismo, portancia que se le atribuye como factor deter- la cual a su vez, proporciona la base para la minante del éxito escolar, las relaciones sociales construcción de la autoestima y el desarrollo de y la salud mental. la capacidad empática. Martínez Martín, (1995) Autoconocimiento y autoestima constituyen se refiere al autoconocimiento como parte de la el punto de partida para el desarrollo de la segu- dimensión introyectiva de la inteligencia huma- ridad y el autocontrol, la motivación al logro, el na, la cual permite a la persona progresar en su razonamiento moral, la construcción del pro- autoconocimiento, formar su autoconcepto y yecto de vida, y algo muy importante: los senti- adquirir así grados progresivos de conciencia. mientos de empatía hacia otros. El amor y la acep- En esta dimensión se pueden establecer dos ni- tación de los demás tiene su origen en la propia veles: el relativo a la conciencia y el relativo a la estimación y aceptación. Una de las fuentes pro- autoconciencia. Mediante el primero, la perso- veedoras de autoestima más importantes duran- na se reconoce como autor y factor de sus ac- te la infancia es la aceptación y el afecto pro- ciones y pensamientos; el segundo, la autocon- porcionado por aquellas personas que desempe- ciencia que supone un mayor nivel de profundi- ñan papeles significativos en la vida del indivi- dad, permite a la persona ser capaz de reflexio- duo. El niño va incorporando a su autoconcepto nar sobre sus propios pensamientos y sus pro- las palabras descriptivas de sí mismo que escu- pias acciones. Es principalmente a partir de la cha a los padres, profesores, amigos y en gene- autoconciencia como el hombre puede acceder ral, a todas aquellas personas importantes en su a procesos de liberación y autodeterminación vida. Es por medio de estas palabras como em- personal al constituir ésta, la dimensión humana pieza a reconocerse a sí mismo, a saber quién es directamente relacionada con la imputabilidad y y a descubrir el significado que tiene para otros. la responsabilidad como características exclusi- Un docente capaz de establecer una relación vas de nuestra especie. La autoconciencia cons- cálida y afectiva con sus alumnos, de estimular- tituye la dimensión mas profunda de la persona los para que superen sus errores en vez de con- como sistema inteligente y sobre ella la educa- denar al que se equivoca, de destacar sus cuali- ción debe incidir mayormente. dades y ayudarlos a nivelar sus deficiencias, de Durante la primera etapa de la educación bá- reconocer permanentemente el mérito del esfuer- sica, el trabajo del docente debe orientarse prin- zo, no sólo estará promoviendo el desarrollo de cipalmente hacia el desarrollo del autoconoci- su autoestima, sino que les estará proporcionan- miento. Luego, a medida que se alcanzan mayo- do la fuerza y la energía que requieren para res niveles de desarrollo cognoscitivo en los gra- orientarse al logro y a la superación personal. dos superiores, se irá enfocando progresivamente Esto resulta aún más válido en momentos en los sobre el desarrollo de la autoconciencia. que, frente a la crisis familiar y social caracterís- Algunas estrategias para fomentar el desarro- ticas de nuestro tiempo, la escuela constituye uno llo del autoconocimiento son las guías para de los pocos anclajes sanos y esperanzadores con autodescripción del alumno, las entrevistas rea- el que cuentan muchos niños. Al respecto, resul- lizadas por el niño a sus familiares, maestros y ta muy esclarecedora la cita que Savater (1997, amigos sobre la forma en que es percibido por 57) hace de una hermosa frase de Goethe, en la Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral A C C I O N P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999 95
  • 5. E S T U D I O S OTRAS INVESTIGACIONES que en pocas palabras, refleja el papel desempe- el esfuerzo personal entre otros; y a su vez, des- ñado por la afectividad como fuente de fortale- tacar el valor que estas cualidades tienen como za en el ser humano: las herramientas más convenientes para afrontar Un concepto de origen reciente, que sostiene la realidad. una estrecha vinculación con la autoestima es el La estructuración del carácter moral se apoya de la “autoposesión” de sí mismo. Este concep- sobre el desarrollo del autocontrol. Es decir, la to ha sido utilizado por la Organización Mundial capacidad para dirigir autónoma y voluntaria- de la Salud para la definición de la salud física y mente la propia conducta en función de aque- mental. Cortina (1995) precisa su importancia y llos objetivos que se quieren alcanzar. El sus relaciones: autocontrol se hace posible a través del surgi- miento progresivo de la capacidad para poster- El proyecto personal de autoposesión exige como con- gar o refrenar la satisfacción de algún deseo o dición necesaria, aunque no suficiente, la autoestima impulso inmediato con el propósito de alcanzar del sujeto, la conciencia de que puede tener distintos proyectos capaces de ilusionar y de que cuenta con o preservar, a más largo plazo, un objetivo que cierta capacidad para realizarlos. Educación moral se estima de mayor importancia. El autocontrol significaría en este sentido, ayudar a la persona a que constituye muy probablemente, la herramienta se sienta en forma, deseosa de proyectar, encariñada psicológica más importante que se puede pro- con sus proyectos de autorrealización, capaz de lle- porcionar a un niño, por cuanto representa el varlos a cabo y consciente que para ello necesita con- factor crítico para el logro de metas en la vida; tar con otros igualmente estimables. …Porque entre el desde las más elementales hasta las más decisi- altruismo mal entendido que exige al individuo el aban- dono de sí mismo y un egoísmo exacerbado, que lleva vas. Por ello, la capacidad de dominar el impul- a cabo el desprecio de los demás, se encuentra el qui- so constituye la base del carácter moral y de la cio de una sana autoestima (pág 7). orientación al logro. Tal como lo expresan Buxarraíz, Martínez, La mejor fuente proveedora de autoestima Puig y Trilla (1990), desarrollando la capacidad en la escuela la constituye, como ya se explicó, de autorregulación o autocontrol en los niños, la actitud del docente. Sin embargo, complemen- se les proporcionan las bases sobre las que se tariamente, pueden utilizarse técnicas tales como sustenta la capacidad para adquirir voluntaria- los ejercicios en los cuales se induce progresiva- mente aquellos hábitos de carácter moral desea- mente al niño hacia el logro de metas que en un dos y así mismo, la capacidad para hacer cohe- principio le parecían difíciles de alcanzar, las di- rentes el juicio y la acción moral. En consecuen- námicas para el intercambio de cualidades posi- cia, el autocontrol constituye, sin duda, uno de tivas entre los mismos compañeros, los cuestio- los pilares esenciales de la personalidad moral. narios para clarificación de cualidades, las dis- Es por ello, quizás, por lo que Goleman (1996) tinciones especiales otorgadas a cada niño como lo define como “la aptitud magistral”. reconocimiento por alguna de sus cualidades Como técnicas específicas para promover la positivas más resaltantes, etc. estructuración del carácter moral pueden men- cionarse todos aquellos ejercicios de grupo o 3. Carácter Moral: individuales orientados a que los alumnos tomen Esta dimensión se relaciona con la capacidad conciencia de la importancia y la conveniencia para integrar como parte de la propia naturaleza, de los principios y hábitos morales. Dentro de aquellos principios y hábitos que han demostra- este tipo de ejercicios, pueden citarse aquellos do ser, por excelencia, los medios más efectivos enfocados al desarrollo de la capacidad de para la superación personal y el logro de los ob- autorregulación, como es el caso de la autode- jetivos propuestos en la vida. Asumir el desarro- terminación de objetivos conductuales y la auto- llo del carácter moral como una atribución del observación conductual. La primera es una téc- docente significa recuperar la vigencia pedagó- nica mediante la cual se busca ajustar el com- gica de promover el autocontrol, la autodis- portamiento de los alumnos en función de cier- ciplina, la perseverancia, la fuerza de voluntad y tos criterios u objetivos preestablecidos. En los 96 A C C I O N P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999 Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral
  • 6. OTRAS INVESTIGACIONES E S T U D I O S «Es principalmente a partir do parecen reclamar con urgencia una educa- ción que reconozca y se ocupe de la afectividad de la autoconciencia como una de las dimensiones más complejas de como el hombre puede acceder la naturaleza humana, tan educable como la a procesos de liberación cognitiva y de obligada referencia al momento y autodeterminación personal de reconsiderar las relaciones del hombre consi- go mismo y con los demás. al constituir ésta, la dimensión La dicotomía entre pensamientos y sentimien- humana directamente tos, establecida en algún momento de nuestra relacionada con la imputabilidad historia, parece haber sido la causa de que la es- cuela haya dejado de lado esta importante di- y la responsabilidad mensión de nuestra vida psíquica, para centrar- como características exclusivas se principalmente en los saberes académicos re- de nuestra especie». lacionados con las disciplinas clásicas. Posible- mente, la exclusión de la afectividad como di- mensión susceptible de ser educada explique por qué actualmente la evolución de la emocionalidad grados inferiores de la Educación Básica los cri- en nuestra especie parece tan escasa al compa- terios pueden ser acordados en el grupo, a tra- rarla con los niveles de desarrollo del pensamien- vés de las dinámicas orientadas por el profesor, to científico y tecnológico. Podría hablarse de para que los estudiantes valoren la importancia un pensamiento lógico-racional altamente desa- de hacer coherente el propio comportamiento con rrollado, frente a una emocionalidad subdesarro- aquellos principios guía que se estiman apropia- llada o de carácter más primitivo. dos. Durante la II y III etapas, los criterios son Sin embargo, actualmente, los aportes y re- determinados por el mismo estudiante. Profesor flexiones provenientes de la neurociencia y de y alumno monitorean periódicamente las dificul- las nuevas concepciones sobre la inteligencia tades encontradas y los logros alcanzados. están despertando en el ámbito educativo un in- La auto-observación conductual se propone terés cada día mayor por los aspectos relaciona- que el alumno tome conciencia de su propio com- dos con la enseñanza y el aprendizaje de habili- portamiento, analizándolo como espectador. Se dades relacionadas con el manejo de la afectivi- busca así desarrollar la habilidad para seleccio- dad y las relaciones interpersonales. Se recono- nar las conductas que conviene auto-observar, ce que las mismas constituyen herramientas re- determinar la forma y el momento en el que se queridas por los estudiantes para poder afrontar presentan y plantear estrategias tendientes a mo- con éxito diferentes e importantes situaciones de dificar aquellas que se consideren no adecuadas. la vida. El concepto relativamente reciente de Inteli- 4.Afecto moral: gencia Emocional, popularizado por Goleman Las emociones configuran uno de los objeti- (1996), ofrece posibilidades muy prometedoras, vos centrales de la educación en valores. Cons- por cuanto explica el estrecho vínculo existente tituyen la fuente de energía que dinamiza el com- entre la racionalidad y la emotividad como dos portamiento moral actuando como uno de los dimensiones íntimamente interactuantes. La in- principales detonantes de juicios, conductas y teligencia emocional constituye una metacapa- decisiones. Sin embargo, a pesar de su papel pro- cidad que determina lo positiva o negativamen- tagónico en el comportamiento individual y co- te que las personas pueden utilizar sus otras ca- lectivo, durante muchos años éstas han sido una pacidades mentales. De allí la importancia de de las dimensiones de la personalidad más des- fomentar el desarrollo del coeficiente emocional cuidadas desde el punto de vista pedagógico. tanto como el intelectual, por cuanto las eviden- Los tristemente célebres sucesos de violencia cias indican que el primero puede ser tanto o escolar que últimamente han conmovido al mun- más importante para el éxito en la vida, que el Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral A C C I O N P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999 97
  • 7. E S T U D I O S OTRAS INVESTIGACIONES segundo. más. A una persona que no se respeta a sí Desde la perspectiva concreta de la forma- misma le será difícil comprender el significa- ción moral, los esfuerzos de la escuela básica do del respeto a los demás. En este sentido, deben orientarse particularmente hacia el desa- puede afirmarse que la empatía surge de sí rrollo de aquellas emociones más íntimamente mismo y se proyecta en la calidad de relacio- relacionadas con el comportamiento moral. Es- nes que se establecen con los otros, puesto tas pueden clasificarse de modo general en dos que proporciona la base para el desarrollo de categorías: los afectos, la solidaridad y la compasión. Al respecto, Goleman (1996) explica que si no a) Emociones Prosociales: agrupan aquellas se tiene la capacidad para comprender los emociones relacionadas con el interés, la con- sentimientos de los demás, si no se es capaz sideración y el sentido de responsabilidad por de sentir la necesidad o la desesperación del el bienestar y los derechos de los demás. Este otro, no es posible preocuparse por él. Por interés se manifiesta fundamentalmente a tra- ello, con razón, se afirma que las raíces de la vés de emociones como la empatía y el afec- moralidad se encuentran en la empatía. to. La empatía constituye el punto de partida Atendiendo a las profundas repercusiones que de las emociones prosociales y de todas las la carencia de aptitud empática genera indi- capacidades sociales. Puede definirse como vidual y socialmente, se hace evidente que aquella dimensión de la personalidad que todos los esfuerzos que se lleven a cabo con implica la capacidad para identificarse, com- miras a su promoción estarán orientados en prender y conmoverse ante los sentimientos el mejor de los caminos. Berkowitz (1995), y emociones de los demás y para entender refiriéndose al papel de la escuela en la edu- los pensamientos, motivos y puntos de vista cación de las emociones morales, explica que ajenos como diferentes a los propios, pero el objetivo general debe apuntar hacia el de- igualmente válidos. En términos prácticos la sarrollo de la sensibilidad moral del niño. Es empatía puede entenderse como la capacidad decir, se trata de estimularlo para que se iden- para “tomar el lugar del otro” y entender cómo tifique afectivamente con los actos de bon- se siente o cómo piensa en un momento dado. dad hacia otros, despreciando el maltrato, la Se relaciona con las habilidades requeridas violencia o la injusticia. para tener éxito en una gran variedad de acti- Algunas de las técnicas que pueden emplear- vidades humanas, desde las relaciones fami- se para desarrollar la capacidad empática en liares hasta diversas profesiones. Constituye la educación básica son: los juegos de inter- uno de los ejes de soporte más importantes cambio de roles en los cuales los niños repre- del comportamiento moral. La ausencia de ca- sentan en forma alterna papeles antagónicos. pacidad empática es típica de los psicópatas, En estos juegos se pide a los mismos partici- criminales y todo tipo de abusadores. Por ello, pantes que elaboren los guiones, con el fin Goleman (1996), refiriéndose a las personas de inducirlos a pensar respecto a cómo se sen- con dificultades para desarrollar la capacidad tirían y actuarían si se encontraran en deter- empática, dice con razón: “La incapacidad minadas situaciones. Otras estrategias pueden para comprender lo que siente el otro, consti- ser las visitas guiadas a comunidades o insti- tuye un déficit importante de la inteligencia tuciones de carácter social, las actividades de emocional y un trágico fracaso en lo que sig- asistencia a éstas, el análisis de situaciones nifica ser un ser humano” (pág 123).“La sociales reales, de noticias o de los mismos empatía se construye sobre la conciencia y la sucesos que ocurren en el salón o en la es- estimación de sí mismo. Una persona que no cuela, las lecturas comentadas sobre temas es consciente de sus propias limitaciones ni pertinentes a los fines perseguidos, el análisis de sus propias potencialidades dificilmente de biografías o los cine foro, entre otras. podrá comprender las limitaciones de otros o aceptar y valorar las cualidades en los de- b) Emociones de Autocensura: reúnen aquellas 98 A C C I O N P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999 Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral
  • 8. OTRAS INVESTIGACIONES E S T U D I O S «Desarrollando la capacidad de vo, en relación con estas emociones, es ayudar a los niños a interpretarlas adecuadamente. Esto autorregulación o autocontrol en los significa enseñarles a reconocer el valor y la niños, se les proporcionan las bases utilidad práctica inherentes a este tipo de emo- sobre las que se sustenta la ciones. capacidad para adquirir voluntariamente aquellos hábitos de Competencias Dialógicas: carácter moral deseados y así mismo, la capacidad para hacer coherentes el Esta dimensión se refiere al desarrollo de la capacidad para intercambiar opiniones y razo- juicio y la acción moral». nar sobre los puntos de vista de los demás. Cons- tituye el recurso más apropiado para sustituir, en las situaciones de conflicto, el uso de la fuerza y emociones que se relacionan con algún tipo la violencia por el de la palabra. de autocensura o autovaloración negativa Cortina (1995) se refiere a la actitud dialógica como respuesta a un pensamiento o una ac- como la mejor demostración de que una perso- ción indeseable. Entre las principales se in- na toma en serio su propia autonomía y la de los cluyen la culpa, la vergüenza y el remordi- demás, de la importancia que le reconoce a los miento. derechos e intereses de todos y así mismo, de la solidaridad de quien sabe que “es hombre y que Shaphiro (1997), refiriéndose a las emocio- nada de lo humano puede resultarle ajeno” (p. nes morales de autocensura, explica cómo éstas, 13). Así, desde la ética discursiva, una de las más fueron convertidas por los defensores de la edu- pertinentes actualmente, señala los requisitos que cación permisiva en los “villanos” de los senti- debe cumplir quien asume una actitud dialógica: mientos, lo cual promovió en algunos la creen- cia de que eran emociones negativas que debían Partir del principio de que el interlocutor es ser eliminadas del repertorio infantil. Al respec- alguien a quien escuchar y no solamente al- to, el autor se refiere a cómo desde el punto de guien a quién convencer. vista evolutivo, cada emoción humana obedece a un propósito y por lo tanto, eliminar algunas Estar igualmente dispuesto tanto a mantener de ellas representaría suprimir un importante su posición inicial, en caso de que no le con- componente de nuestro sistema emocional. El venzan los argumentos, como a modificarla exceso de tolerancia frente a ciertos comporta- si estos resultan convincentes. mientos o actitudes de los niños puede ser tan perjudicial como lo contrario. En tal sentido, el Preocuparse por encontrar el punto de vista autor advierte de los peligros derivados del mal correcto y por lo tanto, entenderse con su in- uso de la “ética centrada en el niño” la cual en terlocutor. Entenderse significa descubrir todo ciertos casos, ha servido para alentar el egoísmo lo que ya tienen en común, aún cuando no se de algunos niños y adolescentes de hoy. logre un acuerdo total. Adecuadamente enfocadas, las emociones de Entender que la decisión correcta debe aten- autocensura constituyen un componente vital de der no a los intereses individuales o grupales, nuestros mecanismos de adaptación al medio y, sino a los universalizables, es decir a los de por supuesto, de nuestro comportamiento mo- todos los afectados. ral. Actúan como un sistema de alarma que se activa para hacernos tomar consciencia de lo in- Buxarraíz, Martínez, Puig y Trilla (1990) de- correcto de nuestras propias acciones, sentimien- finen las habilidades para el diálogo como el tos o pensamientos. El principal objetivo que se conjunto de destrezas conversacionales, debe perseguir desde el punto de vista educati- actitudinales y de valores cívicos que, ante un Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral A C C I O N P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999 99
  • 9. E S T U D I O S OTRAS INVESTIGACIONES problema interpersonal o social, impulsa a todos «La exclusión de la afectividad los implicados a comprometerse en un intercam- como dimensión susceptible bio de razones que los acerque a la mutua com- prensión y a la búsqueda de acuerdos justos y de ser educada explique racionalmente motivados. Estos autores se refie- por qué actualmente la ren a los aspectos que deben trabajarse para el evolución de la emocionalidad desarrollo de las competencias dialógicas en los niños durante la educación básica: en nuestra especie parece tan escasa al compararla con los 1. Dominio de los procedimientos formales del niveles de desarrollo diálogo: claridad en la expresión de las pro- pias opiniones, respeto de los turnos para ha- del pensamiento científico blar, pertinencia de lo expresado respecto al y tecnológico». tema de discusión. 2. Comprensión del contenido expresado por cluye aspectos tales como el significado de los diversos interlocutores: capacidad para los términos que designan las nociones (en comprender las opiniones de los demás y es- los grados elementales) y los conceptos (en tablecer comparaciones pertinentes entre los los grados más avanzados) propios de la mo- diferentes puntos de vista. ral; el contenido y el significado de declara- ciones, leyes, documentos y otras informa- El docente promueve el desarrollo de las com- ciones relacionadas con los principios mora- petencias dialógicas en los estudiantes al esti- les universales y los derechos humanos; la mular el diálogo en diferentes situaciones y so- comprensión del sentido y razón de ser de las bre diversos temas, organizar debates, juegos de normas de convivencia que regulan la vida negociación, juegos de roles, etc. ciudadana, etc. 2. Competencias básicas para el razonamien- Razonamiento moral: to moral: dentro de estas competencias figu- ran el autoconocimiento y la autoconciencia, La potencialidad para hacer elecciones y jui- la capacidad empática (los juicios morales cios basados en la razón, constituye una capaci- siempre implican víctimas en potencia) y las dad específica y exclusiva del ser humano. Por competencias dialógicas. Todas estas compe- tanto, razonar sobre temas morales y elegir cier- tencias han sido ya descritas anteriormente. tos valores o normas es así mismo una capaci- Sin embargo, existe otra de especial relevan- dad exclusiva de nuestra especie. Sin embargo, cia para el razonamiento moral, por cuanto dado que nacemos simplemente con la poten- constituye la condición sobre la cual se sus- cialidad para tales razonamientos, el desarrollo tenta y se proyecta: la reflexión crítica. El de la competencia para razonar moralmente, re- desarrollo del pensamiento crítico nos impo- quiere de experiencias de aprendizaje delibera- ne la necesidad de buscar criterios que sirvan damente orientadas a tal propósito. Durante la de referencia para elaborar juicios morales. educación básica, el objetivo principal será de- Desde el punto de vista educativo, esto signi- sarrollar las bases sobre las cuales esta compe- fica, tal como lo expresa Vasco (1989), la ne- tencia se va estructurando progresivamente. Di- cesidad de superar la enseñanza de acciones chas bases están constituidas, en sus aspectos particulares “buenas” o “malas” para centrarse esenciales, por los siguientes elementos: en el desarrollo de la capacidad para juzgar 1. Conocimientos relacionados con la informa- las acciones o situaciones a la luz de unos ción relevante para los procesos del pensa- principios morales fundamentados en el con- miento moral: este tipo de conocimientos in- cepto Kantiano de dignidad humana. 100 A C C I O N P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999 Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral
  • 10. OTRAS INVESTIGACIONES E S T U D I O S «La educación moral representa una le corresponde particularmente a la escuela bá- sica, es en esencia, la de promover en los de las áreas pedagógicas con educandos el desarrollo de aquellas estructuras mayor capacidad potencial para la de personalidad sobre los cuales se podrá ir sus- promoción del progreso, el tentando progresivamente el desarrollo de autén- bienestar y la felicidad individual y ticas personalidades morales. Educar en valores constituye para el profe- social. Desde su perspectiva sional de la enseñanza, una de las tareas de ma- concreta, compromete a los yor complejidad pedagógica pero a su vez, una docentes con una formación de las de mayor significado. Un significado es- trechamente relacionado con el reto de transfor- contextualizada dentro de los más mar y desarrollar la educación dentro de los cua- altos ideales humanos». tro pilares establecidos en el informe presentado a la UNESCO por la Comisión Internacional para la Educación del Siglo XXI: personas formadas Como técnicas específicas para desarrollar el en niveles de excelencia para aprender a cono- criterio moral pueden utilizarse la discusión de cer, aprender a hacer, aprender a ser y apren- dilemas morales (acordes al nivel de compren- der a vivir juntos. sión del grupo), el análisis crítico de textos, si- tuaciones, noticias o películas; el estudio de ca- sos; los debates en grupo, las exposiciones co- mentadas y cualquier otra estrategia que supon- ga la reflexión y el razonamiento sobre situacio- nes de conflicto moral, dentro de una atmósfera apropiada para descubrir y analizar las posicio- Berkowitz, M (1995). Educar a la persona moral en su tota- nes éticamente más convenientes. lidad. Revista Iberoamericana de Educación. 2 (8) Para finalizar, es necesario destacar que to- www.oei.org Buxarraíz, M; Martínez M; Puig J; y Trilla J. (1990). La dos los componentes de la personalidad moral Educación moral en primaria y secundaria. Madrid: descritos están íntimamente relacionados e in- Edelvives. Cortina, A (1995). La educación del hombre y el ciudadano. cluso en muchos casos son concurrentes. No Revista Iberoamericana de Educación. Democracia y obstante, se estima que la distinción realizada Educación 1 (/) www.oei.org resulta útil para una mejor comprensión de las De Zubiría , M. (1995). Formación de valores y actitudes: un reto a las escuelas del futuro. Santafé de Bogotá: diferentes dimensiones de la personalidad impli- Fundación Alberto Merani para el Desarrollo de la Inte- cadas en el comportamiento moral. ligencia. Declaración de Mérida. (1997). VII Conferencia Iberoame- La educación moral representa una de las ricana de Educación. áreas pedagógicas con mayor capacidad poten- Delors, J. (1996). La educación encierra un tesoro. Informe cial para la promoción del progreso, el bienestar a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo XXI. Barcelona: Santillana. y la felicidad individual y social. Desde su pers- Goleman, D. (1996) . La inteligencia emocional. Santafé de pectiva concreta, compromete a los docentes con Bogotá: Javier Vergara. una formación contextualizada dentro de los más Martínez, M (1995). La educación moral: una necesidad de las sociedades plurales y democráticas. Revista Ibe- altos ideales humanos. No obstante, a su vez, roamericana de Educación 1 (7). www.oei.org plantea uno de los mayores desafíos educativos Palacios,J; Marchesi, A y Coll, C. (1990). Desarrollo Psico- lógico y Educación. Madrid : Alianza. de nuestro tiempo por cuanto atañe a uno de los Puig, J (1995) . Construcción dialógica de la personalidad aspectos más profundos y complejos de la natu- moral. Revista Iberoamericana de Educación. Demo- raleza humana. Por ello, los proyectos de edu- cracia y Educación 2 (8). www.oie.org. Savater,F (1997). El valor de educar. Santafé de Bogotá: cación en valores precisan partir de un enfoque Planeta. pluridimensional en el cual se integren los di- Shapiro, L. (1997). La inteligencia emocional en los niños. Buenos Aires: Javier Vergara. versos factores implicados en la formación de Vasco, E. (1989). La formación de valores en la educación. personas morales. La misión que en tal sentido Revista de la Universidad de La Salle. (17). Luz Angela Gutiérrez / Construcción de la Personalidad Moral A C C I O N P E D A G Ó G I C A, Vol. 8, No. 2 / 1999 101