SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 3
Descargar para leer sin conexión
Juicio al Número Cero
                                      José Acevedo Jiménez




-   Su señoría, se acusa al cero de quebrantar las leyes que atentan con la buena práctica de
    las matemáticas. De confundir y causar problemas a los matemáticos y sobre todo al gran
    público profano. Hasta el día de hoy, los estudiosos de la materia no logran ponerse de
    acuerdo en si deben considerar a tal guarismo como un número perteneciente al conjunto
    de los naturales, las divisiones entre él simplemente están prohibidas, y como si no fuera
    suficiente, existe un debate sobre si debe ser considerado un número par. – Parte
    acusatoria.


-   Excelentísimo magistrado, el cero no es más que una víctima de la infinita ignorancia de
    los mortales. Un incomprendido que sólo aspira a ser una cosa, quien realmente es, un
    número especial entre los especiales. Y eso su señoría es precisamente lo que queremos
    probar y para ello presentaremos una serie de pruebas que despejará toda duda que se
    pueda tener sobre los cargos que recaen sobre la parte que defendemos, el sifr. – Parte
    defensora.


-   Pero que pruebas pueden tener, o es que acaso las matemáticas se equivocan. Está claro
    que las cuentas pueden existir sin el cero ó sifr, como lo llama la parte defensora.
    Permítame recordarle que muchas culturas en la antigüedad lograron alcanzar un alto
    nivel de desarrollo matemático sin tener que prescindir del número cero, así que no veo lo
    especial que puede resultar. – Parte acusatoria.


-   Reconozco que por mucho tiempo los matemáticos realizaron sus cálculos sin tener que
    recurrir al sifr. En la antigüedad, sólo dos culturas, mayas e hindúes, pudieron recocer las
    ventajas que ofrece usar el śŭnya como un numeral. Sin él, sería imposible que tuviéramos
nuestro útil sistema numérico, el afamado decimal. El sifr, su magistrado, no ha hecho otra
    más que facilitarnos la existencia, si bien dividir entre él está prohibido, imagínese tener
    que efectuar la división en un sistema numérico no posicional donde no existe un símbolo
    que represente nuestro defendido, como el sistema romano. Por poner un ejemplo… –
    Parte defensora.


-   Todos le han escuchado, la parte defensora admite que está prohibido efectuar la división
    por cero, también ha aceptado que es posible efectuar cálculos sin el cero. Ante tal
    situación, su señoría sugiero que el cero sea excluido del conjunto de los números reales,
    para siempre. – Parte acusadora.


-   Petición denegada. Considero de suma trascendencia el argumento expuesto por la parte
    defensora; que puede continuar con la defensa. – Juez.


-   Muchas gracias su señoría. Siguiendo con la idea, alguien podría decirme: ¿Cuántos es
            ?...


-   ¡Es una broma, su señoría, todos saben la respuesta a esa pregunta!


-   Se le recuerda a la parte acusatoria que es la parte defensora quien tiene el turno para
    hablar. Así que sin más interrupciones permitiremos que la defensa siga con su alegato. -
    Juez.


-   Muchas gracias, nuevamente su señoría. Como bien señala la parte acusatoria, cualquiera
    podría dar respuesta a la pregunta, eso si consideramos que los números están en el
    sistema decimal. Pero qué tal si hacemos la cosa más interesante y en vez del sistema
    decimal usamos el sistema de numeración romano, entonces tendríamos:                            ,
    hasta una operación sencilla, como la mostrada, puede ser un verdadero dolor de cabeza.
    Si bien es cierto que los antiguos romanos hacían sus cálculos sin el sifr, no menos cierto
    es que su sistema quedó en desuso; reemplazado por un sistema numérico que nos ha
    facilitado la vida a todos y que sería imposible de concebir sin el śŭnya. – Parte defensora.
-   ¡Muy bonito el ejemplo! pero poco convincente. Su señoría permítame ilustrar a la
    defensa. Uno de los primeros en divulgar el śŭnya ó cero en occidente fue Leonardo
    Fibonacci en el siglo XIII. En consecuencia, Arquímedes, matemático griego, que nació
    alrededor del 212 a. C. no hizo uso del sistema numérico decimal, en otras palabras no
    conoció el sifr, y pese a no conocerlo, fue uno de los grandes matemáticos de todos los
    tiempos junto a Pitágoras, Euclides y otros tantos magnos nombres de las ciencias exactas
    de occidente, de eras anteriores a la cristiana, que nunca conocieron el mencionado
    sistema numérico y que por lo tanto no hicieron uso del cero. En la antigüedad, grandes
    avances obtuvieron los matemáticos sin el cero, el cual sólo ha servido para confundir a
    los profanos que aun no distinguen lo que es. ¿Es natural o par? poco importa lo que es,
    pues su señoría, no me queda duda alguna, el śŭnya debe ser borrado de la lista de los
    números.


-   A pesar de su erudición, pues me costa que ha leído algunos libros, el acusador sólo
    muestra ignorancia al decir que tan importante guarismo debe ser tachado de la lista de
    los números. Su importancia capital, nos la confirma Euler en su afamada fórmula que
    sólo la divinidad le pudo conferir:                 . Es cierto que su inscripción en el
    conjunto de los naturales ha causado encarnados debates entre los matemáticos, pero es
    algo de importancia menor, pues a la larga es sólo cuestión de definición. En cuanto a su
    paridad, cumple con muchas de las propiedades de los números pares, que se definen
    como aquellos que divididos entre dos su módulo es igual a cero.                  , entonces
    por definición el śŭnya debe ser par. Pero, nuevamente es una cuestión de definición, pues
    a diferencia del resto que tienen siempre un número finito de divisores, y entre ellos
    siempre el dos común. El sifr tiene infinitos divisores, el dos incluido. Y pese a estar tan
    emparentado con los pares, mantiene ciertas diferencias que lo distinguen y lo hacen
    único y especial. Todo par elevado a un número par sigue siendo par, cosa que no ocurre
    con el śŭnya, por lo que también es digno de pertenecer a un conjunto del cual es el único
    elemento, y poder decir que entre los enteros existen: los pares, impares y el cero. Y así su
    señoría termina nuestra defensa, ciego el que no vea y sordo el que no escuche, pues ante
    tales argumentos está claro que el sifr simplemente es un número especial.

Más contenido relacionado

Similar a El número cero (6)

Capi
CapiCapi
Capi
 
Ciencias Matemàticas
Ciencias MatemàticasCiencias Matemàticas
Ciencias Matemàticas
 
Los numeros primos enrique gracian
Los numeros primos   enrique gracianLos numeros primos   enrique gracian
Los numeros primos enrique gracian
 
Números complejos
Números complejos Números complejos
Números complejos
 
Lectura_1_Apologia_de_Socrates_Editorial.pdf
Lectura_1_Apologia_de_Socrates_Editorial.pdfLectura_1_Apologia_de_Socrates_Editorial.pdf
Lectura_1_Apologia_de_Socrates_Editorial.pdf
 
Historias matematicas
Historias matematicasHistorias matematicas
Historias matematicas
 

Más de Durero (20)

Abeja obrera
Abeja obreraAbeja obrera
Abeja obrera
 
Logaritmo de un producto
Logaritmo de un productoLogaritmo de un producto
Logaritmo de un producto
 
Logaritmo de un cociente
Logaritmo de un cocienteLogaritmo de un cociente
Logaritmo de un cociente
 
Mujer extraordinaria
Mujer extraordinariaMujer extraordinaria
Mujer extraordinaria
 
Pueblo encantado
Pueblo encantadoPueblo encantado
Pueblo encantado
 
Carta a gauche
Carta a gaucheCarta a gauche
Carta a gauche
 
Es primavera
Es primaveraEs primavera
Es primavera
 
Ser eterno
Ser eternoSer eterno
Ser eterno
 
Identity of cubic triples
Identity of cubic triplesIdentity of cubic triples
Identity of cubic triples
 
Feliz cumpleanos
Feliz cumpleanosFeliz cumpleanos
Feliz cumpleanos
 
Palabras hurtadas
Palabras hurtadasPalabras hurtadas
Palabras hurtadas
 
Bartolome jimenez
Bartolome jimenezBartolome jimenez
Bartolome jimenez
 
Maria idalina
Maria idalinaMaria idalina
Maria idalina
 
Enunciados de acevedo
Enunciados de acevedoEnunciados de acevedo
Enunciados de acevedo
 
Veintidos septimos
Veintidos septimosVeintidos septimos
Veintidos septimos
 
Utf
UtfUtf
Utf
 
Logaritmo de a
Logaritmo de aLogaritmo de a
Logaritmo de a
 
Triples
TriplesTriples
Triples
 
Fuerza universal
Fuerza universalFuerza universal
Fuerza universal
 
Gravity and apple
Gravity and appleGravity and apple
Gravity and apple
 

Último

ANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdf
ANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdfANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdf
ANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdf
lvela1316
 
Pasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdf
Pasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdfPasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdf
Pasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdf
NELLYKATTY
 

Último (20)

CONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocx
CONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocxCONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocx
CONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocx
 
Luz desde el santuario. Escuela Sabática
Luz desde el santuario. Escuela SabáticaLuz desde el santuario. Escuela Sabática
Luz desde el santuario. Escuela Sabática
 
ANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdf
ANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdfANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdf
ANTOLOGIA COMPLETA ANITA LA ABEJITA PARA LA LECTOESCRITURA EN PRIMER GRADO.pdf
 
Época colonial: vestimenta, costumbres y juegos de la época
Época colonial: vestimenta, costumbres y juegos de la épocaÉpoca colonial: vestimenta, costumbres y juegos de la época
Época colonial: vestimenta, costumbres y juegos de la época
 
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
 
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanzaLecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
 
Power Point : Motivados por la esperanza
Power Point : Motivados por la esperanzaPower Point : Motivados por la esperanza
Power Point : Motivados por la esperanza
 
Sesión de clase: Luz desde el santuario.pdf
Sesión de clase: Luz desde el santuario.pdfSesión de clase: Luz desde el santuario.pdf
Sesión de clase: Luz desde el santuario.pdf
 
LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL PARA NIÑOS.pdf
LA PRIMERA GUERRA  MUNDIAL PARA NIÑOS.pdfLA PRIMERA GUERRA  MUNDIAL PARA NIÑOS.pdf
LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL PARA NIÑOS.pdf
 
el poder del estado en el siglo XXI.pptx
el poder del estado en el siglo XXI.pptxel poder del estado en el siglo XXI.pptx
el poder del estado en el siglo XXI.pptx
 
Power Point: Luz desde el santuario.pptx
Power Point: Luz desde el santuario.pptxPower Point: Luz desde el santuario.pptx
Power Point: Luz desde el santuario.pptx
 
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
 
a propósito del estado su relevancia y definiciones
a propósito del estado su relevancia y definicionesa propósito del estado su relevancia y definiciones
a propósito del estado su relevancia y definiciones
 
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdfRESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
 
La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...
La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...
La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...
 
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
 
Análisis de los factores internos en una Organización
Análisis de los factores internos en una OrganizaciónAnálisis de los factores internos en una Organización
Análisis de los factores internos en una Organización
 
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
 
Pasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdf
Pasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdfPasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdf
Pasos para enviar una tarea en SIANET - sólo estudiantes.pdf
 
ACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 

El número cero

  • 1. Juicio al Número Cero José Acevedo Jiménez - Su señoría, se acusa al cero de quebrantar las leyes que atentan con la buena práctica de las matemáticas. De confundir y causar problemas a los matemáticos y sobre todo al gran público profano. Hasta el día de hoy, los estudiosos de la materia no logran ponerse de acuerdo en si deben considerar a tal guarismo como un número perteneciente al conjunto de los naturales, las divisiones entre él simplemente están prohibidas, y como si no fuera suficiente, existe un debate sobre si debe ser considerado un número par. – Parte acusatoria. - Excelentísimo magistrado, el cero no es más que una víctima de la infinita ignorancia de los mortales. Un incomprendido que sólo aspira a ser una cosa, quien realmente es, un número especial entre los especiales. Y eso su señoría es precisamente lo que queremos probar y para ello presentaremos una serie de pruebas que despejará toda duda que se pueda tener sobre los cargos que recaen sobre la parte que defendemos, el sifr. – Parte defensora. - Pero que pruebas pueden tener, o es que acaso las matemáticas se equivocan. Está claro que las cuentas pueden existir sin el cero ó sifr, como lo llama la parte defensora. Permítame recordarle que muchas culturas en la antigüedad lograron alcanzar un alto nivel de desarrollo matemático sin tener que prescindir del número cero, así que no veo lo especial que puede resultar. – Parte acusatoria. - Reconozco que por mucho tiempo los matemáticos realizaron sus cálculos sin tener que recurrir al sifr. En la antigüedad, sólo dos culturas, mayas e hindúes, pudieron recocer las ventajas que ofrece usar el śŭnya como un numeral. Sin él, sería imposible que tuviéramos
  • 2. nuestro útil sistema numérico, el afamado decimal. El sifr, su magistrado, no ha hecho otra más que facilitarnos la existencia, si bien dividir entre él está prohibido, imagínese tener que efectuar la división en un sistema numérico no posicional donde no existe un símbolo que represente nuestro defendido, como el sistema romano. Por poner un ejemplo… – Parte defensora. - Todos le han escuchado, la parte defensora admite que está prohibido efectuar la división por cero, también ha aceptado que es posible efectuar cálculos sin el cero. Ante tal situación, su señoría sugiero que el cero sea excluido del conjunto de los números reales, para siempre. – Parte acusadora. - Petición denegada. Considero de suma trascendencia el argumento expuesto por la parte defensora; que puede continuar con la defensa. – Juez. - Muchas gracias su señoría. Siguiendo con la idea, alguien podría decirme: ¿Cuántos es ?... - ¡Es una broma, su señoría, todos saben la respuesta a esa pregunta! - Se le recuerda a la parte acusatoria que es la parte defensora quien tiene el turno para hablar. Así que sin más interrupciones permitiremos que la defensa siga con su alegato. - Juez. - Muchas gracias, nuevamente su señoría. Como bien señala la parte acusatoria, cualquiera podría dar respuesta a la pregunta, eso si consideramos que los números están en el sistema decimal. Pero qué tal si hacemos la cosa más interesante y en vez del sistema decimal usamos el sistema de numeración romano, entonces tendríamos: , hasta una operación sencilla, como la mostrada, puede ser un verdadero dolor de cabeza. Si bien es cierto que los antiguos romanos hacían sus cálculos sin el sifr, no menos cierto es que su sistema quedó en desuso; reemplazado por un sistema numérico que nos ha facilitado la vida a todos y que sería imposible de concebir sin el śŭnya. – Parte defensora.
  • 3. - ¡Muy bonito el ejemplo! pero poco convincente. Su señoría permítame ilustrar a la defensa. Uno de los primeros en divulgar el śŭnya ó cero en occidente fue Leonardo Fibonacci en el siglo XIII. En consecuencia, Arquímedes, matemático griego, que nació alrededor del 212 a. C. no hizo uso del sistema numérico decimal, en otras palabras no conoció el sifr, y pese a no conocerlo, fue uno de los grandes matemáticos de todos los tiempos junto a Pitágoras, Euclides y otros tantos magnos nombres de las ciencias exactas de occidente, de eras anteriores a la cristiana, que nunca conocieron el mencionado sistema numérico y que por lo tanto no hicieron uso del cero. En la antigüedad, grandes avances obtuvieron los matemáticos sin el cero, el cual sólo ha servido para confundir a los profanos que aun no distinguen lo que es. ¿Es natural o par? poco importa lo que es, pues su señoría, no me queda duda alguna, el śŭnya debe ser borrado de la lista de los números. - A pesar de su erudición, pues me costa que ha leído algunos libros, el acusador sólo muestra ignorancia al decir que tan importante guarismo debe ser tachado de la lista de los números. Su importancia capital, nos la confirma Euler en su afamada fórmula que sólo la divinidad le pudo conferir: . Es cierto que su inscripción en el conjunto de los naturales ha causado encarnados debates entre los matemáticos, pero es algo de importancia menor, pues a la larga es sólo cuestión de definición. En cuanto a su paridad, cumple con muchas de las propiedades de los números pares, que se definen como aquellos que divididos entre dos su módulo es igual a cero. , entonces por definición el śŭnya debe ser par. Pero, nuevamente es una cuestión de definición, pues a diferencia del resto que tienen siempre un número finito de divisores, y entre ellos siempre el dos común. El sifr tiene infinitos divisores, el dos incluido. Y pese a estar tan emparentado con los pares, mantiene ciertas diferencias que lo distinguen y lo hacen único y especial. Todo par elevado a un número par sigue siendo par, cosa que no ocurre con el śŭnya, por lo que también es digno de pertenecer a un conjunto del cual es el único elemento, y poder decir que entre los enteros existen: los pares, impares y el cero. Y así su señoría termina nuestra defensa, ciego el que no vea y sordo el que no escuche, pues ante tales argumentos está claro que el sifr simplemente es un número especial.